Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034200 mensajes en 47370 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 100 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 98 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el 05.12.23 16:39

Últimos temas

» 2011-10-01 COCÓ, MI AMIGO Y YO
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 18:39 por cecilia gargantini

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 17:18 por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( 30/07/1906... 05/05/1994)
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:53 por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:44 por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES (7 de noviembre de 1901, Río de Janeiro/9 de noviembre de 1964, Río de Janeiro/Brasil
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:38 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:35 por Maria Lua

» William Shakespeare (1564-1616)
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:32 por Maria Lua

»  DOSTOYEVSKI
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 16:26 por Maria Lua

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
María Antonia Ortega (1954- EmptyHoy a las 14:51 por Pascual Lopez Sanchez

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


María Antonia Ortega (1954- Empty

2 participantes

    María Antonia Ortega (1954-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44176
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    María Antonia Ortega (1954- Empty María Antonia Ortega (1954-

    Mensaje por Pedro Casas Serra 26.04.23 11:57

    .


    María Antonia Ortega  (Madrid, 1954) es una poeta y abogada española. Su trayectoria literaria comenzó en 1988 con la publicación de su primera obra. Su faceta creativa proviene de su infancia, en la que dirigió en grupo de teatro en uno de los colegios en los que cursó estudios.

    Trayectoria

    Es sobrina nieta del filósofo José Ortega y Gasset y sobrina de la intelectual Soledad Ortega Spottorno. Licenciada en Derecho en 1976 por la Universidad Complutense de Madrid, ejerce la abogacía especializada en Derecho Civil y Penal, actividad que compatibiliza con la poesía, la crítica literaria y los estudios académicos. Ha participado en numerosos encuentros y congresos literarios a nivel nacional e internacional.​

    Ha formado parte del consejo de redacción de la Revista Rey Lagarto y ha sido colaboradora en otras publicaciones como en Los Cuadernos del Norte del Diario “Córdoba” como crítica literaria.​ En 2017 participó en el evento cultural Testigo Poético dentro del Festival Ellas Crean, que reivindica el papel femenino en la cultura.​

    Estaría dentro de la poesía postmoderna comprometida. Su idea del compromiso es individual y privada. Es una de las poetas representativas de la Poesía de la Diferencia que surge como contraposición a la Poesía de la Experiencia, dominante en la década de los 90.​

    Su obra ha sido incluida en diferentes antologías: Hoy, Siete Poetas, Revista Poesía n.º 26, Elogiode la Diferencia, Ellas Tienen La Palabra, Milenio, Poesía Ultimísima, De lo Imposible a lo Verdadero, Di Yo, Di Tiempo, La Voz y La Escritura, Poetas en Blanco y Negro, Contemporáneos, Poesía Española Contemporánea: Crítica y Poesía, Las Moradas del Verbo, Poetas españoles de la democracia, Trato Preferente, Voces esenciales de la poesía actual en español, y en New Poetry from Spain.​ Una parte de ella ha sido traducida por Linda María Barós al rumano. Sus poemas también han sido traducidos al italiano y forman parte de la antología Poeti Spagnoli Contemporanei.

    La poeta y profesora Marta López Luaces analizó su obra en la publicación La poesía y sus máscaras.​ También fue parte del estudio realizado por la doctora y profesora de la Universidad de Liverpool Diana Cullell, dentro de la publicación: La poesía de la experiencia española de finales del siglo XX al XXI (Devenir, 2011).

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Antonia_Ortega )


    *


    Algunos poemas de María Antonia Ortega:


    De Poemas (1982):


    VAHO

    Estoy haciendo camino con mi sueño;
    yo misma
    aliento
    el humo azul de la chimenea, en el tejado,
    y en la tarde de Invierno
    vaho que empaña el cristal
    ..............................................de la ventana, donde
    mis dedos silabean palabras, al azar, y
    dibujo un corazón que no conozco.
    Miré en mi espejo, el único cristal que quedó
    entre las manos frías del agua
    engastada de Invierno, y
    vi
    mi rostro entero.




    De Épica de la soledad (1988):


    LACRYMOSA

    Prefería  antes la ambigüedad de la luna que la claridad del sol. Ahora entre la poderosa antigüedad a la que pertenezco y la hora nueva que me pertenece habreé de repartir mis fidelidades y lloro en mi lacrymosa siempre por saber que para crear un mundo hay que destruir otro

    Recordare, o el espejismo del pasado



    QUIÉN PUDIERA VOLVER A SER ALTO...

    Quién pudiera volver a ser alto, quien pudiera volver a ser alto, pues por Fidelio deben caer los grilletes,
    pero no la clásica forma ni las grandes dimensiones, ni la cara esfinge dolorosa, ni el reclinatorio  donde una niña reza. Dios Mío, aunque tú no existieras yo sí te seguiría amando.



    De La viña de oro (1989):


    EL CISNE
    Muerte y transfiguración

    Quizá sea
    cuando abiertas las alas
    de la gaviota
    un arco apuntado
    en el cielo,
    casi un acento circunflejo
    sean.
    Así sea el águila majestuosa
    cuando la nieve
    se sacuda de las alas,
    al final del Invierno aquel
    tras la montaña.
    Sea como sea
    ese día
    cuando llegue como un esposo,
    si te encuentra
    en vela de luenga cera,
    con que te levantarías
    en esa mañana
    como un salmo gradual,
    apoyándote sobre el pie
    de qué columna
    te levantarías en esa mañana,
    si al resucitar alguna vez, inmune aquel fuego oculto
    y alazán,
    te dieran a escoger
    entre un cuerpo
    glorioso, gozoso o doloroso,
    y la ceniza en la frente
    del Incendio Original.
    Las plumas oceladas
    del pavo real
    se abrirían
    como el abanico
    de las olas,
    y la vida de entonces
    como una herida incurable
    para siempre.
    Y al inclinarse otra vez
    para alimentar tu pena,
    podrías verla convertirse
    en blanco cisne.




    De Descenso al cielo (1991):


    LA NOCHE OSCURA DEL CUERPO

    Tan grande es el espanto que los miembros de mi cuerpo y todos sus músculos se me antojan una tripulación asustada a bordo de una nave a la que zarandea la tormenta. Otras veces creo oír en él el crujido de alguna madera, una puerta que golpea el viento, o los pasos sigilosos de algún vigilante furtivo, tal vez los de algún ladrón.
    Mi cuerpo me da miedo algunos días, como si fuese una casa abandonada con los cristales de las ventanas rotos y muchas veces saqueada, como si fuese una casa construida al borde del precipicio, como si fuese una casa que nunca hubiera servido de hogar, como si ya se hubiesen muerto todos. Mi cuerpo ya es demasiado grande para mí.



    LA BELLEZA

    Y así como la materia, cuando se ha acumulado, llega a veces a desprenderse como la montaña; y cuando su nivel crece, el agua rebosa, y fuera ya de su cauce empapa la tierra o se convierte en humedad, 'oh espíritu del agua que se eleva hasta la llegada de las próximas lluvias!, así el espíritu no puede continuar siéndolo durante mucho tiempo sin llegar a sublimarse en un cuerpo.
    Y así nace la Belleza, hace así su acto de presencia, cuando aumenta la visibilidad del espíritu, y se gozan los sentidos repatriados.
    Huella  tangible del espíritu es la belleza  que pesa tanto como el cuerpo de un dios, como esa señal que los labios de los peregrinos dejan en la piedra de los templos, ¡oh materia del espíritu, oh su cuerpo sensible, oh Belleza!
    Alma mía, alma mía, busca un cuerpo en que pueda yo ser real, como el árbol, o la montaña encumbrada o la música cadenciosa, un cuerpo encendido, un cuerpo que amanse como el canto de los pájaros. Dame un cuerpo desnudo, verdaderamente desnudo, y que no  tenga otro pudor que la Belleza, y aparta de mí todo cuerpo que en tu fuente no se bañe, o que en ella se hunda como un barco de barro.




    De El espía de Dios (1994):


    DIOS NO HABITA EN LOS ALTO...

    Dios no habita en lo alto, sino en lo profundo, y su revelación dura lo que un libro que se escribe en una noche.
    Y en su familia, familia de Dios, por lo menos hay siempre un loco y un poeta.
    Aquél que con él se ve en secreto, quienquiera que pueda reconocer al Invisible, a los demás infunde miedo, a los demás hombres.
    Pues tiene ojos de puta que se sienta en la barra del bar sola, y más hambre que una buscona.
    Pues hace los mismos gestos que un mudo hablando con otro mudo.
    Y está acosado por sus acreedores como ciervo que saltando de un tejado a otro es perseguido hasta un alero por una rehala de podencos sueltos entre cúpulas, chimeneas y letreros luminosos porque sobre esta ciudad no solamente hay constelaciones, sino también extrañas cacerías.
    Así es el que ve a Dios. Porque el que Dios mira es aquel que verdaderamente se ha quedado solo.



    MIENTRAS AGUARDO EN LA PUERTA EL AMANECER...

    Mientras aguardo en la puerta el amanecer, y espero que el nuevo día termine de subir por aquella cuesta como la Bicicleta del Panadero, con el sol entre los radios y en el manillar, mientras velo y todos están dormidos, y busco la palabra exacta que haga del poema un arte exacto, que convierta a la palabra en número insustituible.
    Y el nuevo día vuelve a sorprenderme como un bello desconocido al que cada vez viese con una mujer distinta.
    Una campana repica con el badajo de una cuchara de oro.
    Pero tu silencio, que pesa como un planeta deshabitado, sobre uno de los platillos de la Balanza, y en mi corazón un deseo de perfección más bello que la perfección misma.
    Doma mi lengua como a una de tus yeguas blancas. Sean mis ojos hornacinas de tus imágenes.
    Gloria a Dios en lo profundo.




    De La pobreza dorada (1923-1993)


    EN LA CASA DEL PADRE

    En la casa del padre, en la casa del padre hay muchas moradas.
    Yo vivo en el segundo patio interior, entregada al sueño, la meditación, y la lectura de los libros sagrados, sentada en el suelo.
    Suena el timbre. Me llama mi padre a su despacho de la zona suntuaria, y así me alecciona: "Hija mía muy amada, no renuncies a tu romanticismo. Si en esta vida compensa depender de algo, es de un sueño, el resto es destrucción. Y si no, mírame a mí: después de conocer el mundo entero, estoy como al principio, pienso en uno que no conozco.
    No te muevas, puesto que alejarse es ya regresar, y el punto de partida es siempre el lugar de llegada, pues todo viaje se completa con el retorno, pero escucha atentamente los relatos de los vagabundos que vengan a visitarte.
    Vuelve a tu habitación, hija mía muy amada. Que en la casa del padre hay muchas moradas, muchas moradas.



    EL LENGUAJE ES EL SUELO MÁS HERMOSO...

    El lenguaje es el sueño más hermosos del hombre, pero también el más inalcanzable. Hablar es soñar.
    Pues la palabra pájaro, ¿acaso no vuela más alto que el pájaro? Y la palabra manzana, ¿no brilla más que el fruto?
    Y las rosas amarillas no florecen al mismo tiempo en mis labios que en mi jardín.
    Recuerda un sueño a otro sueño.Y así mi madre, por los senderos dorados de aquel otoño, iba proclamando la gloria de la carne; que la doncellez no es del cuerpo, sino del alma, como la soledad. Y ya me esperaba, no tal que una madre prepara una cuna, sino del mismo modo en que una muchacha sueña con la Primavera para bailar con los primeros rayos de sol en el jardín. Y así el recuerdo que yo más venero es el de vuestra juventud, pues de ella soy hija.
    El espacio unido al tiempo: mi edad y la vuestra como la música, las estatuas de piedra y los veranos de la infancia.
    Como el cauce del río con el agua que suena, cada año que pase será una sábana limpia en una cama que nadie usa.



    NO ES MENOR LA BELLEZA EN LA MADUREZ

    No es menor la belleza en la madurez, ni inferior a la de la juventud; va haciéndose más oculta y callada, pues no nace de un día para otro, sino madura silenciosa como los frutos entre las ramas de aquel árbol frondoso, en un jardín solitario.
    Se cubre con su manto, y en el interior del que la posee madura una dulce granada.
    Ah, los encantos de la madurez no son más pequeños, sino que se ven menos. Son grandes e invisibles como Dios. Así son: monedas que caídas en el fondo del estanque resplandecen. ¿De cuánto son, qué valen? No importa ahora. Es belleza precisamente por ser incalculable.
    Entonces es cuando el tiempo y la edad -¡qué hermosos son los que llegan a tener dentro de sí millones de años, la edad de todos sus antepasados, la edad del hombre!- no se puede medir sino adivinar.
    La Belleza en la madurez es la de quien no se precipita, sino discurre entre los suyos como un río sereno y caudaloso. Y cada día que ha vivido conserva todavía su olor, como los pétalos entre las páginas de aquel libro. Este poema lo escribí tomando como base un tronco cortado.


    MARÍA ANTONIA ORTEGA, Si, Antología poética, o La existencia larvada, Huerga & Fierro, 1998

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39877
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    María Antonia Ortega (1954- Empty Re: María Antonia Ortega (1954-

    Mensaje por cecilia gargantini 27.04.23 14:54

    Muy buenas imágenes, con abordajes interesantes y novedosos.
    Me gustó mucho, amigo Pedro!!!!!!!!!!!!
    Graciassssssss y besossssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44176
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    María Antonia Ortega (1954- Empty Re: María Antonia Ortega (1954-

    Mensaje por Pedro Casas Serra 28.04.23 2:59

    Celebro que te haya gustado, Cecilia. Gracias por tus palabras.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    María Antonia Ortega (1954- Empty Re: María Antonia Ortega (1954-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: 28.02.24 19:04