Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 968708 mensajes en 44986 argumentos.

Tenemos 1514 miembros registrados

El último usuario registrado es Francisco Manuel

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 36 usuarios en línea: 3 Registrados, 2 Ocultos y 31 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonio Urdiales, javier eguílaz, Lluvia Abril


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb Nov 02, 2019 9:25 pm

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Octubre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty

3 participantes

Siegfried Sassoon (1886-1967)

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 38479
Fecha de inscripción : 25/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty Siegfried Sassoon (1886-1967)

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb Jul 09, 2022 4:21 am

.


Siegfried Sassoon (Matfield, Reino Unido, 8 de septiembre de 1886 – Heytesbury, Reino Unido, 1 de septiembre de 1967) fue un escritor y poeta británico. Sus poemas antibelicistas, escritos tras su experiencia como oficial del Ejército británico en la Primera Guerra Mundial, se hicieron muy famosos, aunque el mayor reconocimiento literario lo obtuvo por su obra en prosa, especialmente por los tres volúmenes de su autobiografía novelada, conocida como la Trilogía de Sherston.

Por sus méritos militares, fue nombrado comendador de la Orden del Imperio Británico y recibió también la Cruz Militar.

Biografía:

Siegfried Loraine Sassoon nació en el hospital de Weirleigh en Matfield, Kent. Su padre, Alfred Ezra Sassoon Masri (1861-1895), pertenecía a una acaudalada familia de comerciantes judíos, pero fue desheredado al casarse con una mujer católica, Teresa, hermana de Hamo Thornycroft y perteneciente a la familia de escultores Thornycroft, creadores de algunas de las estatuas más famosas de la ciudad de Londres.

Siegfried fue el segundo de los tres hijos del matrimonio. Su nombre, Siegfried, fue elegido por su madre, Teresa, que sentía gran afición por la música de Wagner. Su segundo nombre, Loraine, fue tomado del apellido de un sacerdote amigo de la madre.

Cuando Sassoon tenía cuatro años, sus padres se separaron. Su padre visitaba semanalmente a los hijos en la casa familiar, mientras su madre se encerraba en la sala, todavía profundamente molesta por la separación.

En 1894, Alfred Sassoon murió de tuberculosis. Esto afectó muchísimo al joven Siegfried.

Sassoon estudió en la Escuela Preparatoria New Beacon de Kent y en el Marlborough College de Wiltshire. Comenzó estudios universitarios de Derecho y de Historia en el Clare College de Cambridge (del que fue nombrado miembro honorario en 1953), pero nunca llegó a terminarlos y abandonó la universidad sin ningún título. Los siguientes años se dedicó a la caza, a jugar al críquet y escribir poesía. Publicó algunos libros que no tuvieron gran éxito. Sus ingresos eran suficientes para vivir sin trabajar, pero sin holgura. Con el pseudónimo de Saul Kain publicó en 1913 una parodia de The Everlasting Mercy de John Masefield, que tituló El asesino de Narciso y que supuso su primer éxito literario.

Motivado por el patriotismo, Sassoon se alistó en el Ejército cuando vio que Europa caminaba hacia la Primera Guerra Mundial. El 4 de agosto de 1914, cuando el Reino Unido declaró la guerra a Alemania, estaba de servicio en el regimiento Yeomanry Sussex. Debido a un accidente de equitación, no pudo viajar al continente y pasó su convalecencia, durante la primavera de 1915, en Inglaterra. La muerte de su hermano menor, Hamo, en la batalla de Galípoli le afectó mucho.

El 29 de mayo de 1915, fue destinado como 2º teniente al 3.° Batallón de los Reales Fusileros Galeses, y en noviembre fue enviado al 1.° Batallón en Francia. Allí conoció a Robert Graves y se hicieron amigos. Unidos por su vocación poética, a menudo leían y discutían sus trabajos. Aunque el encuentro no tuvo influencia perceptible en la poesía de Graves, sus opiniones sobre lo que puede llamarse "realismo crudo" afectaron profundamente las concepciones de Sassoon sobre la poesía. Al ver la realidad de la guerra, Siegfried pronto se horrorizó, y el tono de su escritura cambió por completo: mientras que sus primeros poemas presentaban un Romanticismo y una dulzura diletante, en su propósito de transmitir las horribles verdades de las trincheras a una audiencia hasta entonces arrullada por la propaganda patriótica, su poesía de guerra asumió una música cada vez más discordante. Detalles tales como los cuerpos en descomposición, los miembros destrozados, la suciedad, la cobardía y el suicidio son las marcas registradas de su trabajo en este momento, y esta filosofía de "no descalifique la verdad" tuvo un efecto significativo sobre el movimiento hacia la poesía modernista.

Los períodos de servicio de Sassoon en el Frente Occidental se caracterizaron por acciones excepcionalmente valientes, incluyendo la captura de una trinchera alemana en la Línea Hindenburg. Él salía a menudo en la noche a redadas y patrullas de bombardeo y demostró una eficacia despiadada como comandante de compañía. El hundimiento en el horror y la miseria que los soldados se vieron obligados a soportar, paradójicamente le produjo a Sassoon un valor maníaco. Debido a sus hazañas casi suicidas, sus hombres le apodaron "Jack el Loco". El 27 de julio de 1916 fue condecorado con la Military Cross; la cita reza:

"Por su destacada gallardía durante una incursión en las trincheras del enemigo. Permaneció durante 1 hora y ½ bajo el fuego de fusiles y bombas recogiendo y trayendo a nuestros heridos. Debido a su valentía y determinación, todos los muertos y heridos fueron recuperados".

Fue también recomendado (infructuosamente) para la Victoria Cross por la captura de la trinchera alemana.

A pesar de su condecoración y su reputación, al final de un permiso por convalecencia, Sassoon se negó a volver al servicio. Deprimido por la muerte de su amigo, David Cuthbert Thomas (llamado "Dick Tiltwood" en la trilogía Sherston), y animado por amigos pacifistas, como Bertrand Russell y Lady Ottoline Morrell, decidió en 1917 hacer una protesta contra la prolongación de la guerra. Con este fin, envió una carta a su comandante en jefe titulada Declaración de un Soldado, que fue transmitida a la prensa y leída en el Parlamento por un diputado que simpatizaba con su causa. La declaración hablaba en contra de la futilidad de la guerra para él y sus compañeros: "Estoy haciendo esta declaración como un acto de desafío intencional a la autoridad militar", o mejor, como una condena de los motivos del gobierno para justificar la guerra ("Creo que la guerra en la que una vez entré como una guerra de defensa y de liberación, se ha convertido en una guerra de agresión y de conquista"​).

En lugar de enviar a Sassoon a la corte marcial, el Subsecretario de Estado para la Guerra, Ian MacPherson decidió que no era apto para el servicio y lo mandó al Hospital de guerra Craiglockhart, cerca de Edimburgo, donde fue oficialmente tratado por neurastenia.​ Antes de rehusar volver al servicio, había arrojado el listón de su Cruz Militar al río Mersey.

La novela "Regeneration" de Pat Barker, es un relato de ficción de este período de la vida de Sassoon, y fue llevada al cine en la película del mismo título, "Regeneration" de (1997), protagonizada por James Wilby como Sassoon, y Jonathan Pryce como W. HR Rivers, el psiquiatra responsable del tratamiento de Sassoon, quien fue una especie de padre sustituto para el joven atormentado. Su repentina muerte en 1922 fue otro gran golpe para Sassoon.

En el Hospital de guerra Craiglockhart, Sassoon conoció a Wilfred Owen, otro poeta quien finalmente le excedería en fama. Gracias a Sassoon, Owen perseveró en su ambición de escribir mejor poesía. Una copia manuscrita del "Himno a la juventud condenada", que contiene correcciones manuscritas de Sassoon, sobrevive como testimonio de la magnitud de su influencia y se encuentra en exhibición en el Imperial War Museum de Londres. A todos los efectos, Sassoon se convirtió en "el Keats, el Cristo y el Elías" de Owen. Los documentos que se conservan demuestran claramente la profundidad del afecto de Owen y su admiración por Sassoon. Los dos hombres regresaron al servicio activo en Francia, pero Owen fue muerto en 1918. Sassoon, a pesar de todo, fue ascendido a teniente, y tras haber pasado algún tiempo fuera de peligro en Palestina, regresó al frente y casi de inmediato fue herido de nuevo por fuego amigo, esta vez en la cabeza; pasó el resto de la guerra en Gran Bretaña. Por entonces había sido promovido al grado de capitán, y aunque renunció a su cargo por razones de salud el 12 de marzo de 1919, se le permitió mantener el rango.6​ Después de la guerra, Sassoon desempeñó un gran papel al dar a conocer el trabajo de Owen a un público más amplio. La amistad entre los dos poetas es el tema de la obra de teatro de Stephen MacDonald, "Not About Heroes".

(Para leer más: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


*


Algunos poema de Siegfried Sassoon, en traducción de Ignacio Oliden:



ANTES DE LA BATALLA

Música de árboles rumorosos
silenciada por la brisa de alas anchas
en que brilla el agua agitada;
y la luz de la mañana cayendo
con finas notas de pájaro sonando.
Arroyos sigilosos, ténganme a salvo en la oscuridad.

No necesito orar
para que se vaya el miedo;
desprecio el gruñido y el ruido de la lucha
que me llama desde el frío silencio de pantanos,
y lirios amarillos en ramos de luz.
Río de estrellas y sombras, guíame a través de la noche.

25 de Junio, 1916.



EL REFUGIO

¿Por qué yaces con tus piernas torpemente acurrucadas,
y un brazo sobre tu frío rostro exhausto?
Me hiere el corazón verte
hondamente ensombrecido al vacilante oro de la vela;
y te preguntas por qué te sacudo del hombro;
atontado, balbuceas y expiras y te das vuelta…
Eres demasiado joven para dormirte para siempre;
y cuando duermes me recuerdas a los muertos.



REPRESION DE EXPERIENCIAS DE GUERRA

Ahora enciende las velas; una; dos; hay una polilla;
qué pordioseras tontas que son al confundirse
y quemar sus alas con gloria, llama líquida—
no, no, eso no,—está mal pensar en la guerra,
cuando los pensamientos que callaste todo el día vuelven a asustarte;
y se ha probado que los soldados no enloquecen
a menos que pierdan el control sobre sus feos pensamientos
que los conducen a hablar entre los árboles.

Ahora enciende tu pipa; mira, qué mano firme.
Respira hondo; deja de pensar; cuenta hasta quince,
y estás tan correcto como lluvia…
…………………………………………¿Por qué no lloverá? …
Ojalá haya una tormenta esta noche,
con baldazos de agua para drenar la oscuridad,
y hacer que las rosas cuelguen sus cabezas empapadas.

Libros; qué compañía alegre que son,
parados tan callados y pacientes en sus estantes,
vestidos en leve marrón, y negro, y blanco, y verde,
y todo tipo de color. ¿Cuál leerás?
Vamos; lee algo; son tan sabios.
Te digo que toda la sabiduría del mundo
te espera en esos estantes; y aun así
te sientas y masticas tus uñas, y dejas salir tu pipa,
y escuchas el silencio: en el techo
hay una polilla grande, mareada que choca y tambalea;
y en el aire sin aliento afuera de la casa
el jardín espera algo que se demora.
Debe haber turbas de fantasmas entre los árboles—
no gente asesinada en batalla,—están en Francia,—
sino formas horribles en mortajas—ancianos que murieron
lentas muertes naturales,—ancianos con almas feas,
que desgastaron sus cuerpos con pecados asquerosos.

*          *          *

Estás callado y tranquilo, matando el tiempo en casa;
¡Nunca pensarías que hubo una maldita guerra! …
Ah, sí, lo harías… puedes escuchar las armas.
¡Escucha! Toc, toc, toc,—bastante suave… nunca cesan—
esas armas susurrantes—Ay, Dios, quiero salir
y gritarles que paren—me estoy volviendo loco;
me endurezco, ojos abiertos, loco por las armas.


SIEGFRIED SASSOON, The War Poems of Siegfried Sassoon, 1920

(Traducción de Ignacio Oliden)



*



Otros poemas de guerra de Siegfried Sassoon:



PRELUDIO: LAS TROPAS

Tenue, gradual, se diluye la penumbra sin forma
se estremece en la llovizna del alba que revela
hombres desconsolados con empapadas botas
tornan al cielo rostros apagados y hundidos,
demacrados, desesperados. Ellos, que tras vencer
la rancia angustia de la noche, deben renovar
su desolación en la tregua del amanecer
matando las horas pálidas que buscan la paz a tientas.

Estos, que se aferran a la vida con brazos tercos,
aún pueden sonreír entre tormentas de muerte y hallar hueco
en los crueles enredos zarpados de su defensa.
Marchan desde el amparo y la alegría de los pájaros
en arbustos verdes hacia la tierra donde todo
es ruina y nada florece excepto el cielo
que se apresura sobre ellos, donde sufren
tristes, humeantes horizontes planos, bosques malolientes
y trincheras hundidas que volean muerte por muerte.

Oh mis valientes compañeros pardos, cuando vuestras almas
vuelen en silencio y los muertos sin ojos
se avergüencen de la bestia de la lucha en la cresta
la muerte quedará llorando en ese campo de batalla
pues se acabó vuestro invicto esfuerzo.
Y pasarán a través de algún Valhalla de luna
batallones y batallones, lacerados en el infierno,
la armada que fue juventud y que no vuelve;
las legiones que han sufrido y ahora son polvo.

(Traducción de Eva Gallud Jurado)



EL GENERAL

“’Buenos días, buenos días", dijo el General
Cuando nos encontramos con él una semana atrás camino del frente.
Ahora la mayoría de los soldados a quienes sonrió están muertos,
Y maldecimos su mando por ser un cerdo incompetente.
"Es como una vieja tarjeta de felicitaciones", le gruñó Harry a Jack

Cuando ascendían hacia Arrás con el rifle y la mochila.

. . . .

Pero él acabó con ambos con su plan de ataque”

(Traducción de Nicolás González Varela)



DESPUÉS

¿Ya lo has olvidado? ...
Los acontecimientos del mundo se han prolongado desde esos días amordazados,
como el tráfico controlado en el cruce de caminos de la ciudad:
y la brecha obsesionada en tu mente se ha llenado de pensamientos que fluyen
como nubes en el cielo. cielo de la vida; y usted es un hombre que se siente aliviado de irse,
tomando su parte pacífica del Tiempo, con alegría de sobra.
Pero el pasado es el mismo, y la guerra es un juego sangriento...
¿Ya lo has olvidado?...
Mira hacia abajo y jura por los muertos de la guerra que nunca olvidarás.

¿Recuerdas los meses oscuros en los que ocupaste el sector en Mametz ...
Las noches que miraste, conectaste, cavaste y apilaste sacos de arena en parapetos?
¿Te acuerdas de las ratas y el hedor
De cadáveres pudriéndose frente a la trinchera de primera línea...?
Y amanece, blanco sucio y frío con una lluvia desesperada?
¿Alguna vez se detiene y pregunta: '¿Va a pasar todo de nuevo?'

¿Recuerdas esa hora de dinamismo antes del ataque...
y la ira, la compasión ciega que te asaltó y sacudió entonces
cuando observaste los rostros condenados y demacrados de tus hombres?
¿Te acuerdas de las camillas que se tambaleaban hacia atrás,
con ojos moribundos y cabezas inclinadas, esas
Máscaras cenicientas de los muchachos que alguna vez fueron entusiastas, amables y homosexuales?

¿Ya lo has olvidado? ...
Mira hacia arriba y jura por el verde de la primavera que nunca olvidarás.



ANTES DEL DÍA

Ven a esta hora para liberar mi espíritu.
Cuando la tierra ya no es mía, la noche se apaga.
Y extendiendo estos brazos, no puedo ser el
Señor de la salida del sol alada y la débil Arcadia:
cuando los muchachos de campo se van con clac y gritan.
Desde los huertos asustan a los pájaros. En una repentina derrota,
ven, antes de que mi corazón se enfríe y se llene de dudas,
en los tranquilos amaneceres del verano que me despiertan.

Cuando la primera alondra se levanta para mirar el día
y la mañana brilla en los sueños, ven, entonces,
fuera de los valles sin canción, sobre grises
grandes y brumosas tierras para traerme en mi camino:
Porque soy un hombre solitario, habitante entre los hombres
Hambrientos por lo que mi El corazón nunca dirá.

Porque vamos
Porque estamos yendo de nuestros lugares vencidos
Para ser agobiados por un objetivo aplastante,
Y el terror se esconde en todas nuestras caras de risa
Que no tenían voluntad de morir, no hay sed de fama,
Escucha nuestra última palabra. En el infierno buscamos el cielo;
La agonía de las heridas nos limpiará;
Y los fracasos de nuestro perezoso serán perdonados
cuando el silencio contenga las canciones que podrían haber sido,
y lo que servimos permanece, soberbio, inquebrantable,
nuestro junio de la flor que brilla por encima de la
Guerra Desastrosa; por quienes hemos abandonado
caminos que eran ricos y alegres y llenos de amor.
Así somos los héroes; ya que podríamos no elegir
vivir donde el honor nos dio vida para perder.

¿Importa?
¿Importa? ¿Perder las piernas?
Porque la gente siempre será amable,
y no es necesario que demuestres que te importa
cuando los demás vienen después de la caza
para engullir sus magdalenas y huevos.
¿Importa? ¿Perder la vista?
Hay un trabajo espléndido para los ciegos;
Y la gente siempre será amable,
mientras te sientas en la terraza recordando
y volteando tu rostro hacia la luz.
¿Importan, esos sueños en el hoyo?
Puedes beber, olvidar y alegrarte,
y la gente no dirá que estás loco;
Porque saben que has luchado por tu país,
y nadie se preocupará un poco.



HÉROE

"Jack cayó como él hubiera deseado", dijo la madre,
y dobló la carta que había leído.
'El Coronel escribe muy bien'. Algo se rompió
en la voz cansada que tembló en un ahogo.
Ella medio miró hacia arriba. 'Las madres estamos muy orgullosas
de nuestros soldados muertos'. Entonces su rostro estaba inclinado.

En silencio salió el oficial hermano.
Le había dicho al pobre anciano algunas mentiras galantes
que ella, sin duda, alimentaría todos sus días.
Mientras que él tosió y murmuró, sus débiles ojos
brillaban con un suave triunfo, rebosante de alegría,
porque había sido tan valiente, su glorioso muchacho.

Pensó cómo 'Jack', resfriado, inútil porcino,

Subí en Wicked Corner; cómo había intentado
que lo enviaran a casa, y cómo, por fin, murió,
estallado. Y a nadie parecía importarle
Excepto a esa mujer solitaria con el pelo blanco.



CÓMO MORIR

Las nubes oscuras se están convirtiendo en rojo
mientras descienden los cráteres de la mañana arde.
El soldado moribundo mueve su cabeza
para mirar la gloria que regresa;
Levanta sus dedos hacia los cielos
donde el brillo santo se quema en llamas;
El resplandor se reflejaba en sus ojos,
y en sus labios un nombre susurrado.

Uno pensaría, para escuchar a algunas personas hablar,
que los muchachos van al oeste con sollozos y maldiciones,
y rostros sombríos como la tiza, que
anhelan coronas, tumbas y oídos.
Pero se les ha enseñado la manera de hacerlo
como los soldados cristianos; no con prisas
y gemidos estremecedores; pero pasando por ello
Con el debido respeto por el buen gusto.



EN EL ROSADO

Entonces Davies escribió: 'Esto me deja en el rosa. '
Luego garabateó su nombre:' Tu amoroso amor Willie '
Con cruces para un abrazo. Había tomado un trago
de ron y té; y, aunque el granero estaba frío,
por una vez su sangre se calentó; había pagado para gastar, el
invierno pasaba; Pronto el año se arreglaría.

No pudo dormir esa noche. Rígido en la oscuridad,
gimió y pensó en los domingos en la granja,
cuando salía tan alegre como una alondra con
su mejor traje para vagar del brazo
con Gwen de ojos marrones, y susurrar en su oído
El simple, cosas tontas que le gustaba escuchar.

Y luego pensó: mañana por la noche nos acercamos
a las trincheras y mis botas están podridas.
Cinco millas de barro pesado y barro congelado,
y todo menos la desdicha olvidada.
Esta noche está de rosa; pero pronto morirá.
Y todavía la guerra continúa; el no sabe por qué.



TODOS CANTARON

Todos de repente estallaron cantando;
Y me llené de tanta alegría
Como pájaros prisioneros deben encontrar en libertad,
Alas salvajemente a través del blanco
Huertos y campos de color verde oscuro; on - on - y fuera de vista.

La voz de todos se levantó repentinamente;
Y la belleza vino como el sol poniente:
Mi corazón se sacudió con lágrimas; y horror
Se alejó ... O, pero todos
Era un pájaro; y la canción era sin palabras; El canto nunca se hará.



HISTORIA ANTIGUA

Adán, un viejo buitre marrón en la lluvia,  
Tembló bajo sus olivos azotados por el viento;  
Acurrucándose la barbilla afilada en las rodillas marcadas y ásperas,  
Gimió y murmuró a su cerebro oscurecido;  
'Era el más grandioso de todos, ¡era Caín!  
'Un león en las colinas, que nadie podría cansarse;  
'Rápido como un ciervo; un semental de la llanura,
'Hambriento y feroz con hechos de enorme deseo'.

Con tristeza pensó en Abel, suave y justo ...
Un amante con el desastre en la cara.
Y flor escarlata retorcida en pelo brillante.  
'Miedo a luchar; ¿Fue el asesinato más deshonroso? ...
'Dios siempre odió a Caín' ... Él inclinó su cabeza—
El demacrado hombre salvaje cuyos adorables hijos estaban muertos.



GRANDEZA DE FANTASMAS

Cuando oí una pequeña charla sobre grandes hombres.
Me subo a la cama enciende mis dos velas; entonces
Considera lo que se dijo; y poner a un lado
Lo que comentó Such-a-one y alguien más respondió.

Han hablado a la ligera de mis amigos inmortales,
(Lámparas para mi tristeza, manos que me guían donde tropiezo,)
Citando, para fines de conversación poco profundos,
Lo que Shelley chilló, lo que Blake una vez silbó salvajemente ...

¿Cómo pueden usar esos nombres y no ser humildes?
Me he sentado en silencio; enojados con lo que pronunciaron.
Los muertos les legaron vida; los muertos han dicho
Lo que estos solo pueden memorizar y murmurar.



A SU CUERPO MUERTO

Cuando rugió la penumbra se apoderó de ti y lloraste,
A tientas por manos amigas, y aferrado, y muerto,
Al igual que las carreras de humo, rápido de tu cabeza colgando
Fantasmas de pensamiento y memoria adelgazaron y huyeron.

Sin embargo, a pesar de mis sueños que atestan la escalera oscura
No me puede traer ningún informe de cómo le va,
Salgo seguro de las guerras, te acelero en tu camino
Hasta campos solitarios y relucientes para encontrar un nuevo día.
Levantamiento lento, sin santos, confiado y amable.
Querido, Dios de cara roja Dios que iluminó tu mente.

SIEGFRIED SASSOON

(Fuente: Contraataque y otros poemas, 1918)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36019
Fecha de inscripción : 26/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty Re: Siegfried Sassoon (1886-1967)

Mensaje por cecilia gargantini Miér Jul 27, 2022 7:26 am

Últimamente, sólo me queda decirte GRACIAS ( así, con mayúscula).
A veces aparecen autores a los que he estudiado o por lo menos leído, pero vos me estás presentando a algunos nuevos para mí, y lo agradezco.
Besosssssssssssss
Amalia Lateano
Amalia Lateano


Cantidad de envíos : 537
Fecha de inscripción : 30/04/2022

Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty Re: Siegfried Sassoon (1886-1967)

Mensaje por Amalia Lateano Miér Jul 27, 2022 1:41 pm

Un gusto visitar su espacio poético y disfrutar
de autores queno había analizado en profundidad.

Muchas gracias por enriquecernos con la virtud
de su talentosa generosidad y cultura.

Saludos cordiales
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 38479
Fecha de inscripción : 25/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty Re: Siegfried Sassoon (1886-1967)

Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Jul 27, 2022 6:14 pm

Gracias, Cecilia, Amalia, por vuestro interés.

Un abrazo.
Pedro


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Contenido patrocinado


Siegfried Sassoon (1886-1967) Empty Re: Siegfried Sassoon (1886-1967)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Dom Oct 02, 2022 6:29 pm