Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 825043 mensajes en 40619 argumentos.

Tenemos 1390 miembros registrados

El último usuario registrado es Luis Rodríguez

Últimos temas

» Giovanni Bocaccio: El Decamerón
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 14:42 por Pedro Casas Serra

» EMILIO PRADOS
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 14:15 por Pascual Lopez Sanchez

» HERMANN HESSE
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 14:03 por Maria Lua

» Mahmud Darwish
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 14:01 por Maria Lua

» Florbela Espanca
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 14:00 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 13:58 por Maria Lua

» Khalil Gibran
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 13:56 por Maria Lua

» Rabindranath Tagore
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 13:51 por Maria Lua

» OMAR KHAYYAM
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 13:50 por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES
VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 EmptyHoy a las 13:48 por Maria Lua

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 57 usuarios en línea: 7 Registrados, 2 Ocultos y 48 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

cecilia gargantini, Chambonnet Gallardo, clara_fuente, Liliana Aiello, Luis Muñiz M., Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Abril 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 23 Nov 2019, 03:39

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Troquel

No beberé en las linfas de la castalia fuente,
ni cruzaré los bosques floridos del Parnaso
ni tras las nueve hermanas dirigiré mi paso:
pero, al cantar mis himnos, levantaré la frente.

Mi culto no es el culto de la pasada gente,
ni me es bastante el vuelo solemne del Pegaso:
los trópicos avivan la flama en que me abraso;
y en mis oídos suenan la voz de un Continente.

Yo beberé en las aguas de caudalosos ríos;
yo cruzare otros bosques lozanos y bravíos;
yo buscaré a otra Musa que asombre al Universo.

Yo de una rima fácil haré mi carabela;
me sentaré en la popa; desataré la vela;
y zarparé a las Indias, como un Colón del verso.







Los volcanes

Cada volcán levanta su figura,
cual si de pronto, ante la faz del cielo,
suspendiesen el ángulo de un vuelo
dos dedos invisibles de la altura.

La cresta es blanca y como blanca pura:
la entraña hierve en inflamado anhelo;
y sobre el horno aquel contrasta el hielo,
cual sobre una pasión un alma dura.

Los volcanes son túmulos de piedra,
pero a sus pies los valles que florecen
fingen alfombras de irisada yedra;

y por eso, entre campos de colores,
al destacarse en el azul, parecen
cestas volcadas derramando flores.




_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 01:34

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Rubia

Robó el oro su lustre a tu cabello
y a tu boca el coral su sangre pura;
ostenta el mármol como tú su albura
y el cisne arquea como tú su cuello.

En tu sonrisa se estremece el sello
de un beso del amor a la hermosura,
y en tu mirada trémula fulgura
la lucha de una sombra y un destello...

Lohengrín te ha soñado como un rubio
querub, envuelto entre flotantes tules,
sobre su cisne blanco, en el Danubio;

y ha visto que halagando sus antojos,
no son tus ojos como el cielo azules,
sino el cielo es azul como tus ojos.







El elogio del quetzal

Es un pájaro mudo, pero hermoso; una alhaja
que ha salido volando de un arcón reluciente.
En el hueco de un tronco, fino estuche trabaja,
donde finge un penacho de monárquica frente.

Nunca en vil cautiverio sus prestigios rebaja;
y antes goza el orgullo de morir libremente:
si se quiebran las plumas en su estuche se encaja
y principia a morirse de la pena que siente...

Tal orgullo es su orgullo que es un símbolo alado,
por su gesto de raza, por su instinto de gloria:
él jamás vivió en rejas, ni jamás se ha manchado.

Con nobleza de artista y altivez de guerrero,
¡merecía la suerte de haber sido en la Historia
un blasón con la frase de Francisco primero!





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 01:35

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.





Ciudad dormida

Cartagena de Indias: tú que, a solas,
entre el rigor de las murallas fieras,
crees que te acarician las banderas
de pretéritas huestes españolas;

tú, que ciñes radiantes aureolas,
desenvuelves, soñando en las riberas,
la perezosa voz de tus palmeras
y el escándalo eterno de tus olas...

¿Para qué es despertar, bella durmiente?
Los piratas tus sueños mortifican,
mas tú, siempre serena, te destacas;

y los párpados cierras blandamente,
mientras que tus palmeras te abanican
y tus olas te mecen como hamacas...







En la brecha

Si vivir es luchar -cuando la pluma
vibre en la mano del poeta ardiente,
debe el poeta levantar la frente
y sacudir el miedo que lo abruma.

Si escribir es luchar -la gloria suma
es azotar al déspota insolente,
que estallando la ola prepotente
cubre su sien con delicada espuma...

Revierte el verso al roce de la chispa;
y zumbe de la gloria entre las palmas
con el tenaz zumbido de la avispa...

¡Qué por la ley eterna de las cosas
y por la ley eterna de las almas,
los versos sin espinas no son rosas!







_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 01:37

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Las aves

¡Cuántas aves que anidan sin recelo
en un árbol, que luego es cruz o nave,
tienden por fuerza misteriosa y grave,
como el árbol también, al mar o al cielo!

El ave es ambición que huye del suelo
y es alerta estentóreo o trino suave,
que el canto más glorioso es el del ave
y la línea más pura es la del vuelo.

¡No importa -ya que el sol rasga las brumas-
que el mar persiga al bien y el buitre altivo
a la paloma, hecho un Satán con plumas,

que, mientras alas tengan y garganta,
serán las aves el emblema vivo
de todo lo que vuela y lo que canta!







Los conquistadores

Ese, Pizarro: el de la frente erguida.
Ese, Cortés: el del caballo undoso.
Pasa Alvarado en su corcel nervioso;
Valdivia lleva el suyo de la brida.

¿Y ése? ¿Y aquél? En púrpura encendida
envueltos van bregando sin reposo,
a manera del grupo luminoso
de los conquistadores de la vida.

Cuajado en oro el puño del cuchillo,
la coraza, cubierta de fulgores;
pleno de sol, el reluciente casco:

pasando van, con el temblor de un brillo,
cual si fuesen bordados en colores
sobre grandes tapices de Damasco...





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 01:39

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Símbolo

Pasan por mis estrofas los virreyes egregios
y las líricas damas de otros tiempo de amor;
pero, en verdad, si entonces canto los florilegios
y las fiestas galanas, canto un canto mayor,

cuando me dan las selvas vírgenes sus arpegios
y su orgullo los incas y Pizarro su ardor,
y así soy, en las pompas de mis cánticos regios,
algo precolombino y algo conquistador.

Soy épico dos veces, y estoy enamorado
del Sol que hay en mi fina coraza de soldado
y del león rampante que ilustra mi broquel:

tal el verso en que canto del virrey la fortuna
es un Sol que en las tardes le da un beso a la Luna
o un león que en los labios tiene un poco de miel.







Las punas

Silencio y soledad... Nada se mueve...
Apenas, a lo lejos, en hilera,
las vicuñas con rápida carrera
pasan, a modo de una sombra leve.

¿Quién a medir esa extensión se atreve?
Sólo la desplegada cordillera,
que s encorva después, a la manera
de un colosal paréntesis de nieve.

Vano será que busque la mirada
alegría de vívidos colores,
en la tristeza de la puna helada:

sin mariposas, pájaros, ni flores,
es una inmensidad deshabitada,
como si fuese un alma sin amores...





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45813
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 24 Nov 2019, 02:34

El comentario no varía mucho al que he realizado en Poesía Social... solamente que aquí, en Sonetos, deberás marcarme la pauta.

¿Cuándo calculo yo que esto será posible?... No sé. Imagino, no obstante, que todavía faltan 8 - 10 días

Besos


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ


LOS DEMÁS TAMBIÉN EXISTEN.
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 03:26

No te preocupes, tomate el tiempo que haga falta. A mi ritmo, pero seguimos caminando.
Te digo lo mismo que en poesía social. Muchas gracias por tu compañía y besos.


_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 04:22

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Los ríos

Lloran las cumbres lágrimas de hielo,
que corren por las trágicas pendientes,
y van formando en su camino fuentes,
enamoradas del azul del cielo.

Entre las grietas del musgoso suelo,
aprisionan sus linfas los torrentes,
a manera de alhajas refulgentes
entre estuches de verde terciopelo.

Súbito ensanchan sus ruidosas quejas;
y, dibujando monacales tocas,
envuelven su cristal en densas brumas.

Y el río nace, cual tropel de ovejas
que va dejando en las filudas rocas
enredado el vellón de su espumas...







Los lagos

Copia el lago en sus vidrios palpitantes
cuanto se asoma en su contorno vago,
como si fuera el voluptuoso halago
de una coquetería de gigantes.

Llega un río cual sarta de diamantes;
y, por virtud de milagroso mago,
en el fondo del bosque, deja un lago
como un collar de chispas relumbrantes.

Al ver el lago, entonces, se dijera
que la larga serpiente que antes era
se ha ensortijado entre la selva hosca;

porque así son, en la montaña andina,
el río una serpiente que camina
y el lago una serpiente que se enrosca...







_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 24 Nov 2019, 04:24

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




El Estrecho de Magallanes

El capitán osado navega en la insegura
noche del mar. Su barco, de crujidora quilla,
que ve, de pronto, abierta la trágica cuchilla
de un monte en dos partido, por ella se aventura.

Las velas se desgarran y hay vientos de locura;
allá, hacia un lado, a veces, una fogata brilla;
y enronquecidos lobos, desde una y otra orilla,
hacen sonar sus gritos sobre la noche oscura.

Las olas ladran..., ladran... en los abruptos flancos;
y envueltas en espumas, parecen perros blancos
contra los lobos negros en las riberas solas...

Y el barco sigue..., sigue...y al proseguir de frente,
como iban separándose ante Moisés las olas,
se van también abriendo las tierras, lentamente.







Caupolicán

Ya todos los caiques probaron el madero.
-¿Quién falta?- Y la respuesta fue un arrogante: ¡Yo!
-¡Yo!- dijo; y, en la forma de una visión de Homero,
del fondo de los bosques Caupolicán surgió.

Echóse el tronco encima, con ademán ligero,
y estremecerse pudo pero doblarse no.
Bajo sus pies, tres días crujir hizo el sendero,
y estuvo andando... andando... y andando se durmió.

Andando, así, dormido, vio en sueños al verdugo:
él, muerto sobre un tronco; su raza, con el yugo,
inútil todo esfuerzo y el mundo siempre igual.

Por eso, el tercer día de andar por valle y sierra,
el tronco alzó en los aires y lo clavó en la tierra,
¡cómo si el tronco fuese su mismo pedestal!







_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 25 Nov 2019, 01:05

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




El añil

Brinda al pintor el índigo cambiantes
con que luce en las sedas y en las flores;
prodigando el azul con los vigores
de ocasos regios como más brillantes.

Ya es el añil zafiro entre diamantes,
ya lazo para atar cartas de amores,
ya vestido de tul que entre fulgores
giran en una danza de bacantes...

Es en el lago como un brillo apenas:
corre bajo la piel de terciopelo
y se trasluce en perfiladas venas...

Pero nunca es más noble en sus antojos
que cuando, en un pincel, recoge el cielo,
¡y en dos lo parte para hacer dos ojos!







Los cocuyos


Parpadeos de luces vacilantes
bordan la selva cuando muere el día,
a manera de extraña pedrería
que relumbra y se apaga por instantes.

En desatados círculos errantes,
brotan cocuyos en la selva umbría,
cual si alguien, con la fiebre de la orgía,
arrojara puñados de diamantes.

De día ocultos en la verde alfombra,
sólo en las horas de nocturna calma
divagan a través de la espesura;

y a fuerza de brillar entre la sombra,
acrisolan su brillo, como el alma
que a fuerza de sufrir se hace más pura...




_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 25 Nov 2019, 01:07

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




La visión del cóndor

Una vez bajo el cóndor de su altura
a pugnar con el boa, que, hecho un lazo,
dormía astutamente en el regazo
compasivo de trágica espesura.

El cóndor picoteó la escama dura;
y la sierpe, al sentir el picotazo,
fingió en el césped el nervioso trazo
con que la tempestad firma en la anchura.

El cóndor cogió el boa; y en un vuelo
sacudiólo con ímpetu bravío,
y lo dejó caer desde su cielo.

Inclinó la mirada al bosque umbrío;
y pudo ver que, en el lejano suelo,
en vez del boa, serpenteaba un río...







La frase de Cortés

El Rey del Sol, el hombre que vio a sus pies la Esfera,
enderezando al punto su testa coronada,
preguntó: -¿Quién detiene mi carroza?- Una espada
es menos penetrante que una pupila fiera.

Vergonzante que un día su harapos zurciera
con un rayo de gloria, resistió la mirada;
y arrojó a las alturas una frase vaciada
en los épicos moldes de la clásica era.

Tal el Rey: -¿Quién detiene mi carroza? Aquel hombre
se acercó respetuosos, y, en lugar de su nombre,
-¡Quién te ha dado más tierras que tu padre!- le dijo.

Carlos V abrió entonces su carroza al instante;
y rogándole luego que pasara adelante,
lo sentó a su derecha, como Dios a su Hijo.






_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 26 Nov 2019, 01:23

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




La quena

No la flauta del dios, alegre avena
del bosque griego, en que trinar solía;
es flauta cual paloma en agonía
la que en las noches de los Andes suena.

¡Cuán profundo lamento el de la quena!
La quena en medio de la puna fría
desenvuelve su larga melodía
más penetrante cuanto más serena.

Desgranando las perlas de su lloro,
a veces hunde el musical lamento
en el hueco de un cántaro sonoro;

y entonces finge, en la nocturna calma,
soplo del alma convertido en viento,
soplo del viento convertido en alma...







La noche de los Andes

Hay en las soledades de la puna,
cuando la noche aumenta ese reposo,
un misterio solemne y religioso
como el amor de un alma sin fortuna.

Cada cumbre de nieve es como una
virgen, que, de la mano del esposo,
aparece en el templo luminoso
envuelta en fría castidad de Luna.

¡Oh, cuadro aquel de místicos reflejos!
Los mismos Andes a los cielos crecen
como torres de ingente campanario;

los rayos se hacen cruces, a los lejos;
y hasta los astros, al brotar, parecen
las desgranadas cuentas de un rosario...





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 26 Nov 2019, 01:25

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Ciudad vieja

(Antigua Guatemala)


Hay en la paz de la ciudades yertas
ficción de campamentos desolados,
en donde, mientras duermen los soldados,
se oyen sonar tristísimos alertas...

Vetustas casas, rechinantes puertas;
colgaduras de musgo en los tejados;
escombros contra escombros recostados;
y, dormidas al Sol, plazas desiertas.

Histórica ciudad: nada amortigua
la pompa colonial que la engalana,
ni su hispano blasón mancha de lodo.

Tiene el encanto de la edad antigua;
y la mayor felicidad humana:
¡la de vivir indiferente a todo!







La musa fuerte

Pláceme el mismo tiempo los frutos y las flores,
el concentrado jugo, la perfumada esencia;
y en mi canción, por eso, de múltiple cadencia,
están todas las gracia y todos los vigores.

Me han dado los virreyes sus líricos primores
y los conquistadores su augusta refulgencia;
y así hay de verso a verso la heroica diferencia
que hubo de los virreyes a los conquistadores.

Confieso que, aunque yo amo las pompas coloniales,
a las más finas cuerdas prefiero los metales:
tal doy con mis clarines imperativas dianas;

y, entonces, sacrifico mis bellas baratijas,
como los viejos nobles que echaban sus sortijas
al bronce destinado para fundir campanas...









_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 27 Nov 2019, 01:12

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Cuadro final

Juan Santos Atahualpa lanzó el grito
de rebelión... Crujieron las cabañas.
Su voz, repercutiendo en lo infinito,
era la libertad de las montañas.

Tal fue el derrumbamiento portentoso
de una sobre otra raza... Hecho un coloso,
él, Apú-Inca, que en el campo abierto,
se rubricó de heroicas cicatrices,

supo en la lucha desplomarse muerto
como un árbol hachado en las raíces.
Y cumplió su deseo y murió ufano;

que en las montañas a su empuje estrechas,
él, antes de morir, tuvo en su mano
todas las tribus como un haz de flechas.







La última vez

Se yergue la figura del Cid embalsamado,
de espaldas contra el muro del templo silencioso;
no hay nada en el silencio que turbe su reposo,
no hay nada en tal reposo que mengüe al gran soldado.

Dijérase que el tiempo se duerme fatigado
Hasta el mandoble mismo parece ya mohoso;
y sobre la armadura del ínclito coloso
las fúnebres arañas sus telas han colgado.

Impávido judío, con planta retadora,
entrando en aquel templo, profana aquella hora:
llega hasta el héroe, y prueba tocar su faz sagrada.

Y, cual si recobrase la vida de repente,
fue entonces cuando el héroe definitivamente
sacó por la vez última un palmo de su espada.







_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 27 Nov 2019, 01:15

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Soneto gráfico


Dime, si has visitado la Real Armería,
¿qué sentiste ante aquellas antiguas armaduras?
Mi verso evocativo perfila las figuras
heroicas que se pierden en esa lejanía...

Poeta que a ti llego desde un remoto día,
¿cómo podré halagarte con mis palabras duras,
si estoy enamorado de aquellas aventuras
y sólo siento aquella vetusta poesía?

¿Quieres oír mi canto? Visita el gran museo
de las armas; y, entonces, colmarás tu deseo,
posando en esas viejas panoplias tus miradas.

Tal, ya que a tu capricho mi inspiración someto,
como una de esas viejas panoplias, mi soneto
desdobla el abanico de sus catorce espadas.







El soneto roto

Parto yo este soneto para decir la pena
que me trae tu muerte de cacique sonoro,
cuya maza de roble, cuya flecha de oro
una voz despertaron que en mi lira resuena.

Parto yo este soneto como ante sacra pira
una nerviosa rama, que, en la doliente escena,
se arquea hasta que cruje rompiéndose de ira.
Y así es como el soneto por el dolor partido

hace pensar que, en este momento que me inspira
pongo bajo la tuya mi septicorde lira,
para que los dos tengan un único sonido.

Nuestras dos liras juntan sus cánticos diversos
y hacen que, al confundirse, pasen como un rugido
por las catorce cuerdas de estos catorce versos.





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 27 Nov 2019, 01:17

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




El poeta galante


I
Añoro yo aquel tiempo del miriñaque inflado,
de los bucles en torno de la ovalada frente,
de los largos zarcillos de plata reluciente
y del impertinente que hoy ha resucitado.

En un daguerrotipo, que un fiel enamorado
guarda, he visto una dama de aquel tiempo; y mi mente
se ha sentido confusa, porque en nuestro presente
ya no hay aquella gracia que hubo en nuestro pasado.

¡Oh tiempo aquel de gentes que, al mirarlas de lejos,
aparecen rodeadas de una luz misteriosa,
cual si las reflejasen desconchados espejos!

Tibio rincón de encanto donde el amor chispea,
mientras que en el ambiente perfumado de rosa,
flota el rumor de un ósculo entre una melopea...





II

En la reja nerviosa gime una serenata,
bajo un celestinaje de picaresca Luna;
y tras la celosía, se presiente que hay una
mujer que es toda hecha de suspiro y de plata.

El galán embozado sus querellas desata
en el claro silencio de la calle moruna;
y, como un ala de ave que roza una laguna,
va diciendo en su canto la pena que lo mata.

Cesa la melodía; cruje la celosía;
y la miel de un coloquio se disuelve en la hora,
hasta que el gallo dice la anunciación del día.

Se alarga un beso bajo la luna macilenta,
las penumbras sonríen y la reja se enflora...
y esto es aquí y en mayo y en el año cuarenta.





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 28 Nov 2019, 00:42

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




III

Episodios galantes: citas breves y oscuras;
femeninos perfiles en cerradas calesas;
silbidos que se cruzan en la sombras espesas;
y brazos donjuanescos que aprisionan cinturas.


Abadías que amparan un hervor de locuras,
monasterios que tienen encantadas princesas;
breviarios en que cartas de amor laten opresas,
rosarios que en los dedos cuentan cien aventuras.

Es un tiempo que pasa todo él de soslayo:
la mujer sospechosa sufre siempre un desmayo
y el galán bajo el lecho disimula una cita.

Se diría que Venus a rezar ha aprendido;
y, beatíficamente, moja el ramo florido
de sus dedos rosados en el agua bendita...





IV

Y bien: todo ese tiempo de vidas amorosas
se estremece en la lira del poeta risueño,
que aparece en diez lustros como el único dueño
de cuanto sabe a mieles y cuanto huele a rosas.

El poeta sonríe cuando habla de esas cosas;
y a través de su canto, como a través de un sueño,
Jesucristo sonríe también desde su leño...
y todas las sonrisas se vuelven mariposas.

Noble, irónico, fino, disimula el manto
de su verso, el poeta, todo el vicio: su canto
torna el mal de las gentes en artístico bien;

y, resaltando sobre la liviandad oscura,
de esa edad que él cantaba, sólo, al fin, su figura
quedará por los siglos de los siglos. Amén.





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 28 Nov 2019, 00:45

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia




Inmaculada

Tengo una Virgen modelada en cera,
ante la que arde extática mi vida,
cual si fuese una lámpara encendida
que en honor de un amor se consumiera.

Por un rayo lunar de primavera
vino a mí, como el bálsamo a la herida,
esta gótica Virgen desprendida
tal vez de una litúrgica vidriera.

Yo haré que siempre inmaculada brille
la Virgen de la frente taciturna
y los ojos metálicos y tersos;

que, para que ni el aire la mancille,
la tengo -sin tocar- en una urna
hecha con los cristales de mis versos...







Tarde antillana


La tarde se pasea como convaleciente
por el verdor espeso de los cañaverales...
Desflécase una lluvia de menudos cristales;
y el paisaje retiembla como a través de un lente.

Las chimeneas rojas de la fábrica ingente
dan la impresión de un barco que espera las señales
para zarpar, y cuyas campanas funerales
de vez en cuando vuélcanse acompasadamente.

Tal cual palmera impone contra el cielo su estampa
de abanicos, que luce calado el varillaje.
Las nubes fugan... Chillan los insectos... Escampa.

Y un acordeón rústico alarga un danzón vago,
que se disuelve sobre la angustia del paisaje
como un jirón de niebla sobre la paz de un lago.






_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 28 Nov 2019, 00:47

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia



(cont.)
Renunciamiento. Anchura para nuestras miradas
y oración para el duelo de nuestros corazones.
Es la hora propicia de las meditaciones,
de los poetas tristes y de las bienamadas...

En los cañaverales se oyen chocar espadas;
en las nubes se miran galopar escuadrones;
y las rubias palmeras fingen crin de leones
que sacuden al aire sus cabezas colgadas...

¡Oh visión opresora de la muerte del día
sobre el campo! ¡Oh tristeza que difunde lo verde
dilatándose bajo esta parada agonía!...

La añoranza imperiosa... La esperanza tardía...
La emoción que se agranda... La extensión que se pierde...
Y un murmullo que empieza: -Dios te salve, María...







... ¡Llena eres de gracia, madre Naturaleza!
Tú pones en mis ojos este Edén no perdido;
tú pones las más hondas palabras en mi oído:
tú pones el más alto laurel en mi cabeza.

Y desde que en ti acaba todo lo que en mí empieza,
te hago saber ahora lo que de ti he aprendido:
sólo por ti mi verso tiene este buen sentido
de la melancolía bajo la fortaleza...

Naturaleza madre: todo mi amor es tuyo...
En los cañaverales soy un vivaz cocuyo,
que horada la espesura con un furor cruel.

Y en las palmeras sueño con la triunfal entrada
en el corazón mismo de la mujer amada
de besos tropicales más dulces que la miel...






_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 28 Nov 2019, 00:49

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia


(cont.)

El acordeón rústico envuelve en un son lento
y monótono el alma del paisaje sensual:
es un danzón que ondula como una cinta el viento
o como el rizo de una fontana de cristal...

La tarde se deshoja, con el recogimiento
de una monja que sueña lejos del bien y el mal,
y la eglógica música aletarga el momento
y circunscribe toda la vida tropical.

Acordeón, que tienes vaivenes de resaca:
algo hay en ti que rima con la nerviosa hamaca,
en donde la pereza se mece en blando son...

Así, bajo el penacho de familiar palmera,
mientras se va muriendo la tarde, el alma entera
del trópico, parece que rima una canción.







El bohío

¡Qué impresión de alegría da esta casa, a manera
de canoa que duerme junto a un brazo de mar!...
Leve techo de pajas y armazón de madera,
que recortan sus líneas entre un verde palmar.

Aunque el agua la acosa, se levanta ligera
sobre estacas que préstanle expresión singular
de mujer, en la blanda y arenosa ribera,
aprendiendo, en las puntas de sus pies, a bailar...

Goza de una pureza de cristal en su ambiente.
Coquetea en las linfas. Se enguirnalda la frente.
el rumor de las fondas le regala un collar...

Y hasta aumenta esta dicha de sencillo donaire
tal cual garza, que, a veces, zigzaguea en el aire,
como copo de espuma que rompiese a volar...







_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 30 Nov 2019, 02:18

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




El madrigal de las rosas

Vi yo que sobre el pecho tenías una rosa;
e imaginé que tú eras un ramo que surgía
de un cáliz de alabastro, y en él se convertía
cada uno de tus ojos en una mariposa.

Rayos de sol tejieron tus cabellos undosa,
y, así, bajo tu cutis se transparenta el día;
por eso es que la rosa ceñirte parecía
en torno de una estatua de nieve ruborosa.

Estatua que apareces nimbada por un astro,
con cara hecha de rosas y cuerpo de alabastro,
en un jardín de plata, bajo un temblor de Luna:

al ver la rosa encima del busto de carrara,
pensé yo que del ramo de rosas de tu cara
se había desprendido sobre tu pecho una...







Pétalos sueltos

Guardados en un libro -que narra los tormentos
locos de ese tiránico absurdo del amor-
están, como señales, de mudos pensamientos,
los pétalos del leve cadáver de una flor.

¿Qué dulces remembranzas o qué afanes cruentos
se ocultarán en estos pétalos sin olor?
Románticos delirios o desfallecimientos,
que no hallaron manera de expresarse mejor...

¡Oh la melancolía con que una sabia mano
dejó estas hojas sueltas, que hablan de un sueño vano,
de un corazón enfermo, de una ansia de morir...!

Pétalos, expresivos de una emoción intensa,
son la sílabas de una palabra que se piensa,
sin tener el consuelo de poderla decir...






_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 30 Nov 2019, 02:19

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Flor de una hora

Diálogo de una hora... Somero que he vivido
con una linda joven, cuyo candor no empeño
y a la que -desde lejos ya para siempre- pido
perdón por esa hora... ¡Si hubiese sido un año!

Hora de una doncella que en mi alma ha florecido,
para hacer ya de toda mi vida un desengaño:
no hay - pues ni ha de ser mía, ni he de darla al olvido-
mujer que en menor tiempo me hiciese mayor daño...

No la podré en mi vida ya olvidar -¡es tan ella!-
ni escuchar -¡ y es tan dulce - ni mirar -¡y es tan bella!
El placer más pequeño cuesta mucho dolor;

pero, aunque sufra tanto, yo no sé todavía
si en un soneto cabe toda la poesía
con que en sólo una hora cupo todo su amor...







Oblación

No me ames como a un hombre que penetra en tu vida,
ámame como a un libro grato a tu corazón,
que ardientemente sabe cauterizar tu herida
o que como un consuelo te ofrece una canción.

Un libro... (Sólo un alma que de letras vestida
surge a tus ojo como fantástica visión...)
Tendrás en él tu acaso página preferida
que te hablará de muchas cosas que ya no son...

Ámame como a un libro de sabio o de poeta,
en el que hallen refugio tu combustión secreta
y tu temor por cuanto pueda venir después...

Ámame como a un libro de ensueños y de arcanos,
que, en un arranque brusco, se escapa de tus manos,
para dejar sus hojas deshechas a tus pies...




_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 30 Nov 2019, 02:21

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.





La gloria del proceso

Don Miguel de Cervantes me prestará su pluma,
para escribir mi nombre debajo del proceso.
Quien me enseñó su idioma, me enseñará a estar preso:
también quiso abrumarlo la pena que hoy me abruma.

Insinuará él razones de sutileza suma
y aguzará ironías contra el destino avieso;
así, sobre las olas de mi iracundo acceso,
se mecerá su risa como una flor de espuma.

Maestro de los siglos, me ayudará a ser fuerte:
el día que los hombres quieran pesar mi suerte,
vendrá a mí esa figura caballerosa y alta;

y cuando el fiel severo del tribunal se exceda,
me tenderá Cervantes la mano que le queda
o arrojará a un platillo la mano que le falta.







Canto al río Magdalena

Nunca supe que vieja caravana
resbaló por tus márgenes frondosas,
bebió en tus aguas y peinó con rosas
tu retorcida cabellera cana.

Hay en el culto de tu pompa indiana
sombras de héroes, espíritus de diosas,
y ecos de una sbatallas fragorosas
que parecen venir del Ramayana.

En tu caudal de trágicas arrugas,
hacen temblar sus mallas los caimanes
y brillar su coraza las tortugas,

y en tu escudo ovalado y reluciente,
alrededor de un choque de titanes,
pone su monograma una serpiente.





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 30 Nov 2019, 02:29

SIGLO XIX

Santos Chocano, José
Perú. 1875 - 1910
Tuvo una vida y una muerte marcada por la violencia.




Ahora es dolor

Hablaba de la muerte y la sentía
como un temblor de vida demorada,
como una soledad arrebujada
en el fondo de cada compañía.

La imaginaba en todo lo que hacía
retroceder la luz o la mirada,
buscando en la palabra silenciada
el eco de la voz que disolvía.

Hoy que tengo una muerte que me vive
sé que toda la suerte que se escribe
por la ruta del canto se desvía.

Sólo el hondo silencio que no expreso
lleva el caudal de mi dolor y el peso,
porque es dolor cuanto era poesía.










_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Dic 2019, 00:22

SIGLO XIX


Sanz, Jerónimo
Cuba. Siglo XIX





Belleza fría


Eres hermosa, Laura, eres modelo
de las madonas del pintor de Urbino
con tu cuello nevado, alabastrino
y con tus ojos del color del cielo.

De un nuevo Praxiteles el anhelo
colmaría tu rostro peregrino,
y tu conjunto sin igual, divino,
por suyo lo reclama el patrio suelo.

Pero admiro tu cándida belleza
como admiro una estatua, una pintura,
inanimada, fría, sin ternura.

Y perdona te diga en mi tristeza,
que tu hermosura pertenece solo
al tropical Edén, tu pecho al polo.




_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Dic 2019, 00:28

SIGLO XIX


Sanz y Ruiz de la Peña, Nicomedes
España. Siglos XIX - XX
Poeta.



Nicomedes Sanz y Ruiz de la Peña nació en Valladolid el 7 de febrero de 1905. Titán de la poesía, sus contribuciones a la cultura de nuestra tierra fueron verdaderamente importantes. Intentaremos resumir aquí su trayectoria biográfica y poética, examinando algunos aspectos de su obra.
Comenzó este poeta a escribir y publicar versos desde los 14 años. Versos de adolescente que le iban enseñando el oficio lírico, a la par que le procuraban las primeras satisfacciones creativas. Aquellas primeras composiciones han escapado al cuidado amoroso con que su autor ha ordenado meticulosamente todo cuanto ha escrito después, con indicación de fecha y circunstancias; tal y como hicieron los grandes inspiradores de su obra, como el infante don Juan Manuel o don Miguel de Unamuno... Al final, aquellos versos primerizos han quedado desperdigados por los periódicos que los difundieron.
Su buen amigo Genaro Vicario le sugirió la idea de comenzar a recopilar todas las poesías que iba publicando en gacetas y revistas. Ante su insistencia, Nicomedes Sanz reunió sus versos escritos entre 1925 y 1930, formando un volumen con 341 composiciones numeradas (aunque en realidad sobrepasan las 400, ya que algunas se engloban bajo un mismo título). Así surgió el libro Poesías Olvidadas. Cinco cuadernos de ayer (1925-1930), que tendría una edición numerada de sólo seis ejemplares, siendo totalmente desconocida por el gran público. En el prólogo que escribe el autor, declara la existencia de otros 545 poemas que, por motivos que no vienen al caso, no han llegado hasta nosotros...
Estas Poesías Olvidadas fueron publicadas en 40 periódicos y revistas de diverso carácter, pertenecientes a toda la geografía española: Heraldo de Castilla (Medina del Campo), El Adelantado de Segovia, El Día de Palencia, La Semana Gráfica (Valencia), Noticiario Extremeño (Badajoz), Vida Gallega (Vigo), Vida Marroquí (Melilla)... Por sí sólo, Nicomedes Sanz hizo que la ciudad de Valladolid estuviera presente en los ámbitos literarios más dispersos. Sus composiciones líricas de esta primera época versan sobre asuntos amorosos (tratados con su acento personal y elevado romanticismo) y temas castellanos de raíces históricas o legendarias... Y como una derivación de su amor a Castilla, a sus orígenes, al paisaje meseteño de Valladolid, terminarán siendo el manantial de donde fluirá toda la imaginería poética de Nicomedes Sanz. Un manantial que, andando el tiempo, se convertirá en la corriente serena y caudalosa de un río apacible que discurre entre las tierras de Castilla.
Pero Nicomedes Sanz también habló de sí mismo a través de su poesía. Se autorretrató, al estilo de Antonio Machado, trazando las líneas de una personalidad que se iría acentuando cada vez más:

"Trovador de una época de espadas y laúdes
paseo mi locura por entre el snobismo
petulante que impera; creo mi romanticismo
más amable que estas actuales inquietudes.

Exteriormente, todos, quizá me conocéis.
Soy algo descuidado si miráis al vestido.
Doy todo cuanto tengo, no hago nada fingido
y mi mayor orgullo es ser tal cual me veis.

Creo en el humano amor con firmeza absoluta
y soy un exquisito degustador de la fruta
con que invitaba Eva a nuestro padre Adán.

He nacido en Castilla y, a fuer de castellano,
me inclino reverente ante el credo cristiano...
Sin admitir gazmoñas creencias de sacristán".

Ya se dejan ver en estos versos primerizos la variedad métrica que tan bien sabrá manejar nuestro poeta. Octosílabos, endecasílabos, alejandrinos y variadas combinaciones de arte mayor y menor, versos ahormados en estrofas breves o largas, pero con tendencia a ser romanceadas, fáciles y sonoras. Aunque cultiva con destreza la variedad poemática, se decanta por los romances y sonetos, sin que falten de vez en cuando los poemas heroicos o las canciones de gaya ciencia.
El primer libro de poemas que publicó Nicomedes Sanz se tituló Ruta en imagen. Al estilo de los versificadores del Mester de Clerecía, el autor abre su poemario con una entrada de invocación religiosa, en la cual expresa su vocación artística y suplica la perseverancia en ella como don divino que le ayude frente a la trivialidad de la vida cotidiana. Esta composición introductoria da buena cuenta de una verdadera pasión por el quehacer poético:

"Yo quisiera, Señor, en cada nuevo día
saludar con un verso a la luz de la aurora.
Con un verso sonoro, canto de Epifanía,
que enhebrase el recuerdo azul de cada hora.

Dame, Señor, el verso cotidiano, mi amigo
de todas las tristezas, de todos los dolores.
Ese verso increado que siempre va conmigo,
hecho perfume, luz y pétalos de flores.

Dame ese verso puro como la linfa clara
de la fuente, que corre con fúlgida algazara
derramándose pródiga con inquieto rumor...

Otros su pan te piden con unción fervorosa.
Yo tan sólo te pido idealizar la prosa
que me impone la vida, con un verso, Señor".

Este libro fue acogido con gran elogio por parte de la crítica, y sus dos ediciones simultáneas no tardaron en agotarse. En El Norte de Castilla del 4 de septiembre de 1935 se leía la siguiente opinión, suscrita por Agustina Lobo Izquierdo (“Lina Tagore”):

“He aquí un libro de bien definida entonación plástica, de técnica depurada, pleno de logradas y bellísimas imágenes, libro digno de que una sabia disección crítica pusiera al descubierto la luminosa nervadura de sus poemas y la proteiforme inspiración de su autor”.

A este Ruta en imagen siguió la publicación de Romancero Carnal (1935-1936). Según parece, esta obra aparece también en dos impresiones simultáneas que se diferencian en la calidad de los materiales de edición, costumbre que el autor seguirá en subsiguientes publicaciones.
Poco después aparecerá Romances de guerra y amor (1936-1937), de notable éxito entre la crítica y el público. Al parecer, este libro editado en plena contienda se sumó a aquella literatura de guerra que pretendía mantener vivas la esperanza y la pasión en medio de la lucha. No cabe duda de que los romances de Nicomedes Sanz, en esta ocasión, eran más apasionantes y con más influencia de la poesía épica medieval. Especial mención merece el brillante poema que lleva por título La muerte del Algabeño, en honor al célebre torero que murió combatiendo a los republicanos en la serranía de Málaga. Romance vibrante y de buena factura, digno de ser recordado como un excelente ejemplo aquella poesía de guerra...

"¡Llorad mocitas gitanas,
la muerte del Algabeño!
Fina estampa de señor
con buen empaque flamenco
y un aire de valentía,
que se le va, sin quererlo,
por dondequiera que pone
la planta, a los cuatro vientos[...]".

Por lo demás, Nicomedes Sanz publicará otro libro de romances en aquel año de 1937. Nos referimos a su Romancero de la Reconquista, en el que canta con acento épico en poemas como El Cid en Cardeña; Cada paso que dan, crece Castilla y El Cid conquista Valencia. Se revive la epopeya bélica en el Romance del dieciocho de julio, Romance de la conquista del Alto del León, Romance del arriero de Toro y Romance de la muerte del capitán Méndez Vigo. Por si fuera poco, el excelente Romance de loa a Castilla da sentido y significación a las ideas de su autor, que establecer paralelismos entre la antigua Castilla de la Reconquista y los héroes del bando nacional; Castilla es, así, el escenario donde se combate otra vez por una causa heroica:

“En Castilla y por Castilla
alza la Unidad su cetro
y baten alas de cumbre
las águilas del Imperio,
en los más altos remansos
entre las nubes y el cielo.
Paso a paso, y firme siempre,
vas a tu destino eterno,
Castilla, motor de España,
antorcha del orbe entero,
por tu ruta de infinito,
milenios y más milenios,
alzando en tu hidalguía,
ya vencedora del tiempo […]
¡ En España y por Castilla
España vuelve al Imperio !
¡ Mío Cid vela por ella
desde los altos luceros !”

Su siguiente obra, Cántico de buen amor, abre una nueva etapa en su trayectoria poética, que tendrá la exaltación de la vitalidad y el amor como asunto recurrente. Y hemos de resaltar otro rasgo característico de esta etapa: el ahondamiento en la castellanidad. Nicomedes Sanz huye del presente literario para tomar como ejemplo el momento más glorioso de nuestra literatura, es decir, el Siglo de Oro. Nuestro poeta pasará a convertirse en un autor arcaizante, en un investigador de la lengua castellana y de las formas métricas de tan inolvidable época. Sus poemas pueden ser llanos y suaves (en la línea de Lope de Vega) o de trazas barrocas (muy retorcidos conceptualmente). Veamos una muestra de la primera tendencia:

“La tarde y la mariposa
juegan a robar calor.
¿Cuál de las dos? La mejor
se ciñe más a la rosa.

Más gentil, más presurosa,
más apta para el rubor,
va conquistando a la flor,
entre dulce y sinuosa.

Rosa y mariposa y tarde
en abierto torbellino
se centran en tibio alarde.

Tú, miras con embeleso
y alientas su desatino
con la inocencia de un beso.”

Y ahora, una muestra de su segunda línea:

“Desaforando grímpolas y excesos
tundes y cardas abundosos pinos.
Desenervas ventanas y caminos
en lid primaveral... Abres accesos

a las buenas venturas y sucesos,
a los más desusados desatinos,
lebrando savia joven en molinos
de tornaluz y adviento mal posesos.

En culmen y tortura danza el agua
por céspedes retóricos agudos;
estela que se cierne, brilla y fragua

colores asombrados, y delira
en tímpanos constantes y desnudos
por todos los regueros de la ira”.

Gustaba este poeta de utilizar palabras infrecuentes y arcaísmos, o incluso la jerga campesina:

“De puro albado, el campo encenta rojos
terrores de tierra, acucinando”.

Habilidad versificatoria, rimas contundentes y sonoras, estética barroca... Tales fueron los distintivos de Nicomedes Sanz y Ruiz de la Peña, figura esencial de la poesía vallisoletana. Nadie fue capaz de hacerle sombra, y tampoco tuvo rival en cuanto al número de versos escritos, que se cuentan por cientos de miles.
Su indiscutible talento le hizo merecedor de no pocos elogios, siendo honrado con el ingreso en las más prestigiosas instituciones: Reales Academias de Historia, Ciencias Históricas y Bellas Artes de Toledo; Academia de la Lengua de Honduras; Instituto de Coimbra; Real Academia de Ciencias y Artes de San Telmo (Málaga); Real Academia de Ciencias y Artes de San Quirce (Segovia); y el Instituto Internacional de las Artes y las Letras de Sedan (Francia). También formó parte de la Asociación de Escritores Regionalistas Castellanos, constituida en Madrid a la altura de mayo de 1936.


A todo ello hay que sumar su indispensable labor en la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, en la que ingresó en 1946, llegando a desempeñar su presidencia. En el seno de esta honorable Academia, Nicomedes Sanz puso en marcha las célebres “Mañanas de la Biblioteca”, que se celebraron desde el primer domingo de mayo de 1955 hasta fechas bien recientes, y de manera ininterrumpida. Esta magnífica iniciativa cultural tuvo lugar en la Casa de Cervantes, verdadero emblema de la cultura vallisoletana. Y en tan destacado lugar se dieron cita versos y rimas, antigüedad y nobleza, juventud y maestría; inolvidables recitales de poesía coordinadas por Nicomedes Sanz. Intervinieron en las “Mañanas de la Biblioteca” los más destacados representantes de las letras vallisoletanas: Fernando González, Carmen Alonso Cortés, José María Luelmo, Francisco Javier Martín Abril, César de Medina Bocos, Fernando Allué y Morer, Arcadio Pardo, Ángel de Pablos, Luis López Anglada, José Luis Martín Descalzo, Félix Antonio González, Lopez Mateo, Raimundo de Blas o Genaro Vicario; entre otros. La base de las “Mañanas” siempre fue la difusión de la poesía pinciana contemporánea, tanto de poetas consagrados como de principiantes o desconocidos. Tampoco faltaron los homenajes a personalidades literarias, como el celebrado en honor de Narciso Alonso Cortés, cuya presencia se hacía notar en todos los ámbitos culturales de la ciudad:

“Nos falta esta Mañana
del maestro bien amado la presencia
cuando ya se engalana
del verso la cadencia
y nace tembloroso por su ausencia”.

De este modo, podemos decir que la Casa de Cervantes fue un Parnaso vallisoletano, el lugar desde donde se difundió la poesía en sus más variadas tendencias. Una hermosa e inolvidable labor cultural sabiamente auspiciada por nuestro Nicomedes Sanz.
Bibliófilo, poeta, periodista, académico, historiador... Nicomedes Sanz supuso un antes y un después en la cultura castellana. Falleció en1989 en la misma ciudad que le viese nacer, pero su recuerdo perdurará por siempre. Hombre lúcido, preocupado por recuperar la esencia del idioma castellano:

“Amaneciendo palabras
que pacen en la solera
del idioma de Castilla
sin que nadie las requiera
para devolverlas su rango,
su dignidad y su esencia”.

Poeta observador de la realidad; que arremetió en sus versos contra quienes engañan, empobrecen y saquean a las gentes de Castilla. Indignado por la situación que padecen los labradores castellanos:

“Tus sobriedades son de hambre,
nunca has dormido repleto.
Tu crasa resignación
es mortal aburrimiento.
Tu ascetismo, castellano,
es un insólito cuento.
Déjame luchar contigo,
castellano, que mis versos
azufren tus tempestades,
retando a diestro y siniestro.
Castellano de Castilla
home de sudor y barro...
Necrosado castellano,
requetejodido hermano...
Cultiva la mala leche,
castellano de Castilla...
Te han dicho que Dios. Y Dios
se esfuma, no te atiende...”

Concluimos aquí nuestro recorrido por la biografía y el quehacer poético de Nicomedes Sanz, poeta vallisoletano, cantor de Castilla y los castellanos. El río Eresma, Segovia, Cuéllar, Burgos, Valladolid, Santovenia de Pisuerga, Berrueces... Son algunos de los lugares a los que este versificador aludió en sus romances y sonetos.








_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Dic 2019, 00:30

SIGLO XIX


Sanz y Ruiz de la Peña, Nicomedes
España. Siglos XIX - XX
Poeta.




Un soneto

Un soneto me pides, amor mío,
y a tu gentil mandato me someto...
Lo grande del amor y lo concreto
del arte de rimar han desafío.

¿Qué va a salir de él? Todo lo fío
a ese que de ti nace bien secreto,
que es aura, y es temblor, y es amuleto,
donde las Musas libarán rocío...

¡Catorce consonantes! Como espadas
van quebrando las rimas que deshojo,
con lentas y cortantes cuchilladas...

Si la empresa termino, ¿qué recojo?
¡Por un soneto un beso! ¡Están logradas
las dos razones en un mismo antojo!



_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 01 Dic 2019, 00:34

SIGLO XIX



Sabas Aloma, Mariblanca
Cuba. Siglos XIX - XX
Poeta.

Mariblanca Sabas Alomá (1901 - 1983). Periodista y escritora cubana que defendió los derechos de las mujeres desde las letras y la acción política. Fue la primera mujer ministra —sin cartera— del país.


Biografía
Nació en Santiago de Cuba el 10 de febrero de 1901, en una familia que había participado en la lucha por la independencia nacional. Comenzó su labor periodística en 1918 en su ciudad natal, al enviar trabajos para El Cubano Libre y el Diario de Cuba -a este último entre 1919 y 1923. Colaboró de 1918 a 1923 en la revista cultural Orto, fundada en Manzanillo, ciudad cercana a la de su residencia. El 8 de marzo de 1919 ganó dos medallas de oro en los Juegos Florales de Santiago de Cuba.

Historia de su vida
En ese año, después morir sus padres, se trasladó a La Habana, donde concluyó la enseñanza secundaria. Colaboró en la organización del Primer Congreso Nacional de Mujeres, celebrado en la capital, e intervino en sus sesiones. Participó en la creación de la Universidad Popular José Martí, fundada por Julio Antonio Mella. Fue miembro del Movimiento de Veteranos y Patriotas, liderado por Rubén Martínez Villena, e integró la Liga Antimperialista y la Liga Anticlerical.
Ejerció el periodismo cultural y político desde El Sol (1924-1925), El Heraldo (1925-1926) -en el cual introdujo la sección «Contestando al lector»- y la revista Carteles (1928-1933). Su escritura se caracterizó por un estilo directo, certero y ameno, aderezado con tonos poéticos tanto en su producción periodística como en la literaria. Desde muy joven puso su pluma al servicio de las luchas por la reivindicación de los derechos de la mujer; sobre todo por el derecho al sufragio. Su nombre estuvo entre los primeros en publicar reflexiones feministas en la prensa cubana.
Mariblanca Sabas fue muy popular entre los años 20 y 40 del siglo XX. Integró el Club Femenino de Cuba, una de las organizaciones más prestigiosas de su clase. Sus libros y artículos alcanzaron gran éxito en ese período, sobre todo entre las mujeres sustentadoras de posiciones de vanguardia. Llegó a ser conocida como “La campeona del feminismo”. Descolló como polemista y alcanzó celebridad por sus debates. En 1925 fue nuevamente delegada al Congreso Nacional de Mujeres.
Figuró en 1927 entre los fundadores del Grupo Minorista, organización cultural y progresista. Mariblanca Sabas y María Villar Buceta fueron las únicas mujeres que firmaron el Manifiesto del mencionado grupo, emitido en 1927.
Fue una precursora del feminismo moderno, en especial por su libro Feminismo, publicado en 1930, en el cual sostenía la tesis de que el principal enemigo de la mujer era ella misma, puesto que reproducía la dominación masculina y transmitía la exclusión de su sexo de la vida pública. Abogaba por gestar la emancipación femenina desde las escuelas, los institutos y los centros de trabajo.

Participó en diversos congresos en el extranjero. Entrevistó y tuvo lazos de amistad con Gabriela Mistral, Indira Gandhi y Eleonor Rossevelt, entre otras personalidades mundiales. Cultivó el ensayo y la poesía. Algunos de sus poemas vanguardistas fueron recogidos en la antología La poesía en Cuba en 1936, que apareció en 1937, con prólogo y apéndice de Juan Ramón Jiménez. Recibió cursos de arte y literatura en México; de apreciación artística -con Federico de Onís- en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y de literatura española, con Pedro Salinas, en la Universidad de Río Piedras, en Puerto Rico.
En 1938 fundó en su hogar, en la calle habanera de Neptuno, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UEAC), antecedente de la actual Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Fungió como tesorera de la recién creada organización.

En 1940 participó como delegada a la Asamblea Constituyente. En 1944 recibió el certificado de aptitud periodística de la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling e ingresó en el Colegio Nacional de Periodistas. En 1950 obtuvo la Gran Cruz de la Orden Carlos Manuel de Céspedes.
Desde 1948, Mariblanca Sabas fue ministra —sin cartera— en los gabinetes de gobierno de Ramón Grau San Martín y de Carlos Prío Socarrás. Por vez primera en la historia nacional, una mujer ostentó una responsabilidad tan alta, que ocupó hasta el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952. Durante el gobierno de facto de Fulgencio Batista expresó su simpatía hacia el movimiento revolucionario, por lo cual fue detenida en varias ocasiones y algunos medios de comunicación le cerraron sus puertas. En 1958 se acogió a la jubilación. Abrazó el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 y participó activamente en la transformación social y política de su pueblo: estuvo entre los fundadores de las Milicias Nacionales Revolucionarias, los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas; fue vicecoordinadora, en 1961, del Frente Revolucionario de Periodismo de La Habana, y asistió como delegada en 1962 a la creación de la UNEAC.
En 1966 recibió el premio periodístico otorgado por la Central de Trabajadores de Cuba al mejor trabajo sobre la zafra azucarera.

Trabajó como redactora en las principales publicaciones de su tiempo: Bohemia (1927-1930 y 1938-1942), El País, Excelsior (1938-1940), Avance (1940-1946) y El Mundo (1961-1968). Además, colaboró en medios nacionales como Prensa Libre, Pueblo, Atuei, Antenas, Grafos, Castalia, Fragua, El Heraldo, Social, Información, Diario de la Marina, Ellas, El Camagüeyano, Selecta, Mujeres y Romances. Fue comentarista radial en la emisora CMQ y dirigió programas de televisión sobre temas sociales. También escribió para El Universal, de México; Prensa Continental, de España; V.O.K.S., de la Unión Soviética, y O Journal do Brazil. Viajó a Perú, Brasil, Argentina, Chile y Uruguay.
Muerte
Falleció en La Habana el 18 de julio de 1983.


_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 02 Dic 2019, 00:48

SIGLO XIX



Sabas Aloma, Mariblanca
Cuba. Siglos XIX - XX
Poeta.





Cuando todo repose


A media noche cuando cese el ruido
de la ciudad; cuando en la azul esfera
se esfumen y se pierdan la postrera
palpitación y el último sonido.

Cuando en la sombra lóbrega escondido
el astro de la noche tiemble y muera,
y silenciosa torne la agorera
ave a la dulce placidez del nido.

Cuando todo repose en el arcano...
¡Yo juntaré mi mano con tu mano,
miraré en tusa pupilas lo infinito,

y al besarte en los labios y en la frente
turbando ese silencio, de repente
nuestro amor inmortal dará su grito...!



_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34829
Fecha de inscripción : 17/04/2011

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 02 Dic 2019, 00:56

SIGLO XIX

Sarret, Cecilio V.
Cuba. Siglos XIX - XX
Poeta.




Pinceladas

Sobre las copas del pinar sonoro,
donde ponen los pájaros su nido,
el crepúsculo enfermo se ha tendido
como una inmensa telaraña de oro.

Allá, por el confín de la espesura,
un lago misterioso se dilata
como un espejo de bruñida plata
encuadrado en un marco de verdura.

Ese sol que tranquilo se derrama
sobre el verde y hermoso panorama
en medio del verdor se ha desmayado.

Es que una nube lo ocultó al instante
como si fuera un párpado gigante
que cayera en un ojo ensangrentado.





_________________
“No le tengo miedo a la muerte;
Simplemente no quiero estar allí cuando suceda.”

Woody Allen

Contenido patrocinado

VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO - Página 3 Empty Re: VI: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 04 Abr 2020, 16:12