Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:
https://www.airesdelibertad.com/profile.forum?mode=viewprofile&u=1458Efrain Yunga

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 749825 mensajes en 38137 argumentos.

Tenemos 1324 miembros registrados.

El último usuario registrado es Efrain Yunga

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 46 usuarios en línea: 8 Registrados, 3 Ocultos y 35 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Catalina de Alvarado, Chambonnet Gallardo, Engel, F. Enrique, Javier Bustamante, javier eguílaz, José Antonio Carmona, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Octubre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Ayuda para sostener el Foro


El Mantenimiento, la url del Foro, la seguridad y el espacio de almacenamiento tienen un costo anual que hasta hoy fue absorbido por la administración, ronda los E 50 euros anuales, se ha complicado hacerlo solo por esa razón se solicita ayuda, la minima indispensable de quien pueda, gracias.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

“Antología comentada de la poesía lírica española” por Miguel Díez R. y Paz Díez Taboada (Ediciones Cátedra, Madrid 2005)

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27794
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 70
Localización : Barcelona

“Antología comentada de la poesía lírica española” por Miguel Díez R. y Paz Díez Taboada (Ediciones Cátedra, Madrid 2005)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 07 Ene 2018, 14:01

.

“Antología comentada de la poesía lírica española” por Miguel Díez R. y Paz Díez Taboada
(Ediciones Cátedra, Madrid 2005)

Quien tenga la posibilidad de tener en sus manos esta antología, no la desaproveche, vale la pena. Yo la saqué de la biblioteca pero si hay alguna edición posterior en las librerías, no dejaré de adquirirla. Para mí esta antología es todo un hallazgo porque reúne varios méritos: 1. Una selección de poemas líricos muy lograda (desechando los muy largos y recogiendo solo, eso sí, los de autores españoles y en lengua castellana), en que los poemas se publican por autores en orden cronológico (omitiendo cualquier reseña biográfica, obtenible hoy fácilmente en internet). 2. Un comentario que sigue a cada poema y que contribuye a que disfrutes aún más de el. 3. Una tercera parte sobre “intertextualidad”, es decir donde se recogen antecedentes y consecuencias del poema, en cuanto a tema, estilo… que se extiende a poemas en otras lenguas peninsulares, a poemas de autores hispanoamericanos y a poemas extranjeros (con su original y su traducción al castellano). Esta tercera parte es la que, para mí, hace más valiosa y original a esta antología, pues te ayuda a comprender que toda la poesía es una unidad -que no se produce en el vacío sino globalmente, desde la antigüedad hasta el presente-, como un viejo árbol que aún echara brotes.

Os dejo un ejemplo.

Un abrazo.
Pedro




EL VIAJE DEFINITIVO

……… Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.
……Todas las tardes, el cielo será azul y plácido
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.
……Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado,
mi espíritu errará nostálgico… .
……Y yo me iré, y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
y se quedarán los árboles cantando.

Juan Ramón Jiménez (Poemas agrestes, 1910-1911)

Es ésta una de las más bellas y conocidas composiciones de Juan Ramón Jiménez y pertenece a la etapa modernista de su poesía, aunque, como puede observarse, nada hay en el poema de brillante o fastuoso a la manera del primer Rubén, sino que más bien predomina el tono intimista y emotivo, orientado a la confesión sentimental. En este momento, el poeta expresa, mediante un certero juego de contrastes, el sentimiento nostálgico de saber que un día desaparecerá y dejará de gozar las cosas bellas y naturales que constituyen su completa y sencilla felicidad, sabiendo que ellas seguirán, siempre iguales, pero sin él. Se contrapone, pues, lo efímero de su existencia y la supuesta eternidad de la naturaleza: “lo sucesivo de la naturaleza renovada en contraste con la desaparición del hombre efímero”(Bernardo Gicovate, La poesía de Juan Ramón Jiménez. Obra en marcha, Barcelona, Ariel, 1973). La misma rima asonante en todos los versos contribuye al sentimiento de obsesión y pesadumbre; y el uso de los epítetos -verde árbol, pozo blanco, cielo azul y plácido, huerto florido y encalado- y las repeticiones intensifican y resaltan la serena belleza de lo que permanece sin cambios, pero que el poeta ya no gozará porque su propia muerte se lo habrá arrebatado.

1. Es notable la relación con otro poema del propio Juan Ramón, anterior y de tono marcadamente becqueriano: “Yo no volveré, y la noche / triste, serena y callada, / dormirá el mundo a los rayos / de su luna solitaria. // Mi cuerpo no estará allí / y por la abierta ventana / entrará una brisa fresca / preguntando por mi alma. // No sé si habrá quien me aguarde / en mi doble ausencia larga, / o quien bese mi recuerdo, / entre caricias y lágrimas. // Pero habrá estrellas y flores / y suspiros y esperanzas, / y amor en las avenidas, / a la sombra de las ramas. // Y sonará ese pïano / como en esta noche plácida, / y no tendrá quien lo escuche / pensativo en la ventana.” (Arias tristes, 1902-1903).

2. Del mismo tema trata el poema “Melancolía de desaparecer” de Agustín de Foxá (1906-1959): “Y pensar que después que yo me muera, / aún surgirán mañanas luminosas, / que bajo un cielo azul, la primavera, / indiferente a mi mansión postrera, / encarnará en la seda de las rosas. // Y pensar que, desnuda, azul, lasciva, / sobre mis huesos danzará la vida, / y que habrá nuevos cielos de escarlata, / bañados por la luz del sol poniente / y noches llenas de esa luz de plata, / que inundaban mi vieja serenata, / cuando aún cantaba Dios, bajo mi frente. // Y pensar, que no puedo, en mi egoísmo, / llevarme al sol ni al cielo en mi mortaja; / que he de marchar, ¡yo solo!, hacia el abismo, / y que la luna brillará lo mismo / y ya no la veré desde mi caja.” (El almendro y la espada, 1940).

3. E, inspirándose en “El viaje definitivo”, también José María Valverde (1926-1996) escribió esta su “Elegía para mi muerte”: “Se quedarán mis cosas sin mí desconcertadas. / Seguirá mi tristeza paseando / por rincones de sombra. / En mi amada ventana del sillón y la mesa / seguirán los ocasos cayendo como siempre, / y el chopo del jardín, crecido ante mis ojos, / morirá y volverá como cuando yo estaba… / En penumbra mis versos hablarán en voz baja. Se secarán mis libros poco a poco, / oliendo a fruta vieja. / Diminutas reliquias de mi vida / -una flor en un libro, un verso en alguien- / seguirán, como piedras disparadas, / conservando mi fuerza en esta mundo / cuando yo me haya ido. / - Y os quedaréis vosotras, muchachas, pero un día / os marcharéis también, / y en el mar de la muerte se hallarán nuestras olas. / Morirán vuestros labios, vuestra piel, vuestra carne. / Pero siempre habréis sido. / Ser una sola vez, ¿no es ya bastante? / Mientras dure el espacio guardará vuestros huesos, / mientras quede una brisa llevará vuestro aroma. / - Pues habéis sido un día, seréis siempre.” (Hombre de Dios, 1945).


.


    Fecha y hora actual: Lun 15 Oct 2018, 18:02