Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 985831 mensajes en 45547 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 76 usuarios en línea: 9 Registrados, 0 Ocultos y 67 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

cecilia gargantini, clara_fuente, Guadalupe Cisneros Villa, javier eguílaz, Jessel, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 2 Nov - 10:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Febrero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty

2 participantes

    RAQUEL LANSEROS (1973-

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Evangelina Valdez Vie 11 Mar - 0:42

    EN OCASION DE TODOS LOS FINALES

    Yo nunca resistí las despedidas
    con su mezcla de muerte y precipicio
    con el aroma amargo de la finitud
    empalagando el ánimo
    con esa luz de hielo matutino
    que penetra debajo de los párpados.

    Yo nunca resistí las despedidas
    pero no sé por qué.
    Me lo pregunto porque no ha supuesto
    una sorpresa súbita casi ninguna de ellas.
    He solido saber
    con esa exactitud de los relojes
    el lugar, el momento
    la documentación y el escenario
    en que sobrevinieron.

    No hay engaño. El jueves diecinueve
    era un jueves sin ti. Estaba escrito
    mucho antes que las lágrimas
    anunciasen el fin
    y todo fin es único.

    Las despedidas son como el otoño
    inevitables pérdidas
    vienen puntuales con aviso previo.
    Nadie puede acusar de su tristeza
    a la pequeña hoja tiritando dormida
    en medio del camino.

    De repente esa hoja me recuerda
    los hoteles pintados de naranja.
    Son dos cosas que llegan de otra época
    igual que llega la bruma de noviembre.
    Traen una carga de nostalgia limpia
    sin traición ni sorpresa.
    Y sin embargo el alma
    no logra acostumbrarse en una vida.

    Yo nunca resistí las despedidas
    porque en cada una de ellas se marchita la voz
    de todas las personas que yo he sido
    y ya no puedo ser.

    ----------------------------------


    BENDITA ALEGRÍA

    Te confunden con otras, alegría:
    ingenuidad, simpleza,
    candidez,
    inocencia.
    Te subestiman con diminutivos
    sucedáneo de la felicidad
    eterna hermana pobre de la euforia.

    Parecen no acordarse de la helada rutina,
    cuando las insistencias se vacían de sangre
    y el espanto aprisiona como un despeñadero.

    No recojas el guante, te lo ruego,
    olvida el desafío que lanza la ignorancia.
    No nos dejes perdidos en medio de qué océano,
    sin tu luz, alegría,
    la de las manos anchas
    la que convierte el alma en lugar habitable.

    Desatiende el rumor de las trincheras,
    la retórica vana de los oportunistas.
    Tú eres el destilado de libertad más único,
    el orgasmo espontáneo del espíritu.

    Bienhallada alegría
    la pura de sabor
    la complaciente
    tú que vives y reinas en el tuétano limpio
    ahora y en el albor de toda hora
    quédate con nosotros.

    ----------------------------------------

    HIMNO A LA CLARIDAD

    A cambio de mi vida nada acepto.
    ¿Qué se puede ofrecer que valga más
    que el calor de la llama, que la espiga
    convocada a ser grano, que la noche
    que dentro ya contiene el joven día?

    Escucho mis pisadas sobre el suelo.
    A lo lejos, alguien también las oye.
    Tañido lastimero de campanas
    en su oído. Eco de brasas tiernas
    en el mío, que todavía es temprano
    y en el cuerpo palpita el pulso errante.

    Me pongo por testigo en esta hora,
    cuando la lluvia lava más que riega
    y los libros liberan más que nutren.

    ¿A qué esperáis? Encended los caminos,
    que empapen bien los ojos. Recorredlos
    mientras haya una lumbre en los pulmones,
    mientras un niño aguarde su ocasión
    de convertirse en hombre, mientras verbos
    de orígenes distantes desemboquen
    en una voz unida, mientras reinen
    las noches que nos prenden, abrazad
    el destello arcilloso de la tierra
    que es nuestro hogar común,
    el verdadero.

    A cambio de mi vida nada acepto,
    aunque sepa -y bien que eso me duele-
    que no siempre es el justo el encumbrado.
    La luz es un oficio fugitivo,
    impenitente en su aversión al óxido.

    Aun así, yo me aferro a esta urdimbre,
    a esta pila de huesos que me suman,
    a este rayo en proceso, presentido
    en su persecución de lo inefable.
    La profecía acampa frente al cielo
    con los párpados tersos y se afana
    en avanzar en base a lo avanzado.

    Que nada nos detenga. La llamada
    del infinito debe obedecerse.
    Soberana inquietud que nos animas,
    enséñanos a merecer el néctar
    de estos días que nos tocan. Muéstranos
    un modo de luchar contra el vacío
    de este dulce interludio. Que la fe
    en la alegría posible no abandone
    ni la razón despierta ni el recuerdo.

    Sé que tengo sentido porque vivo,
    y sé que no hay dolor ni menoscabo
    que puedan inmolar esta fortuna
    de ser en el presente, de existir,
    de sentirme el orfebre del instante.

    Yo soy mi propio riesgo. Doy por cierta
    la sed de infinitud que me espolea.
    Ante el placer de respirar me postro.

    No hay verdad más profunda que la vida.

    -----------------------------------------


    AL CALOR DE UN ANGEL

    Tengo los mismos años que vivió García Lorca
    dos más que Maiakovski
    cuatro encima de Bécquer
    trece menos que Rilke.
    Un año más que Whitman cantándose a sí mismo.

    Sigo aquí. Mi papel
    de testigo me sigue complaciendo.

    Podría entonar antífonas solemnes.
    Decir: cosecha,
    sangre,
    fuerza,
    cosmos,
    patria.

    Me habían dicho que un día sería grande.
    Pero de estas cenizas nadie me había hablado.
    No morir. ¿Cómo se hace?
    ¿Con honra? ¿Con ejemplo?
    ¿Con la imaginación?
    ¿Con la memoria?

    Quiero estar a tu lado entre los cisnes.
    Nunca cerrar los ojos. Recordarte.
    Que me abrace tu nombre.

    Que tu sal en mi pecho
    no haya cárcel ni enfermedad ni reyes
    capaces de robármela.

    ------------------------------

    CONTIGO

    Porque no vive el alma entre las cosas
    sino en la acción audaz de descifrarlas,
    yo amo la luz hermana que alienta mis sentidos.

    Mil veces he deseado averiguar quién soy.

    Después de tantos nombres,
    de tanta travesía hacia mi propia brújula,
    podría abrazar la arena durante varios siglos.
    Ver pasar el silencio y seguir abrazándola.

    No está en mí la verdad, cada segundo
    es un fugaz intento de atrapar lo inasible.
    La verdad no está en nadie, y aún más lejos
    yace de un rey que de cualquier mendigo.
    Si alguien está pensando en perseguirla
    no debe olvidar esto:
    el fuego ha sido siempre presagio de declive
    como la intensidad antesala de olvido.

    Cuando mis ojos vuelvan al origen,
    pido un último don.
    Nada más os reclamo.
    Poned en mi sepulcro las palabras.
    Las que dije mil veces
    y las que habría deseado decir al menos una.

    Guardad en mi costado las palabras.
    Las que usé para amar,
    las que aprendí a lo largo del camino,
    las primeras que oí de labios de mi madre.

    Envolvedme entre ellas sin reparo,
    no temáis por su peso.
    Pero cuidad con mimo la palabra contigo.
    Tratadla con respeto.
    Colocadla
    sobre mi corazón.
    La verdad no está en nadie, pero acaso
    las palabras pudieran engendrarla.

    Quizá entonces aquel a quien dije contigo
    y para quien contigo fue toda su costumbre,
    se acostará a mi lado con ternura,
    juntos en el vacío más sagrado,
    cuando la eternidad toma nuestra medida,
    cuando la eternidad se pronuncia contigo.

    ---------------------------------------
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty Re: RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Evangelina Valdez Vie 11 Mar - 0:46

    RAQUEL LANSEROS:

    es una poeta y traductora nacida en 1973 en Jerez de la Frontera (Andalucía, España).

    Ha recibido numerosos galardones por su obra poética, destacando el Premio Unicaja (2008),1 el Premio Antonio Machado en Baeza (2009), el Premio de Poesía del Tren (2011) o el Premio Jaén (2013), además de un accésit en el Premio Adonáis2 (2005).

    Licenciada en Filología Inglesa y Máster en Comunicación Social, su obra ha sido parcialmente traducida al inglés, francés, italiano, holandés, hindi, turco, hebreo, griego, ruso, armenio, serbocroata y portugués. Asimismo, ha sido incluida en numerosas antologías y publicaciones literarias tanto en España como en otros países como Italia, México, Bélgica, Francia, Nicaragua, Macedonia, Colombia, El Salvador, Turquía, Chile, Perú, India, Ecuador, Bolivia, Estados Unidos, Armenia y Argentina.

    Es colaboradora habitual de medios literarios, revistas y páginas web dedicadas a la cultura.3

    Lanseros forma parte del colectivo artístico fundado por Fernando Marías Amondo, llamado Hijos de Mary Shelley. Es además, traductora oficial al español del proyecto Pop Science, auspiciado por el CERN, l'Accademia Mondiale della Poesia y la Universidad de Ginebra.


    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39548
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty Re: RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Mar - 9:44

    Gracias por tu nueva aportación, Evangelina. Yo no conocía a Raquel Lasneros y me ha parecido muy interesante. Habré de ir leyendola. Por poner un ejemplo, estos versos

    "De repente esa hoja me recuerda
    los hoteles pintados de naranja.
    Son dos cosas que llegan de otra época
    igual que llega la bruma de noviembre.
    Traen una carga de nostalgia limpia
    sin traición ni sorpresa.
    Y sin embargo el alma
    no logra acostumbrarse en una vida."

    van del presente al pasado, de lo general a lo particular, de lo profundo a lo superficial, y se leen y entienden sin esfuerzo sin por ello dejar de ser profundos y bellos.

    Un abrazo.
    Pedro

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty Re: RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Evangelina Valdez Vie 11 Mar - 16:49

    Pues vaya conociéndola, es su compatriota o paisana, nadie sabe si algún día te la encuentras por esos caminos de Dios.
    Besos y abrazos.

    Más de ella:

    INVOCACIÓN

    Que no crezca jamás en mis entrañas
    esa calma aparente llamada escepticismo.

    Huya yo del resabio,
    del cinismo,
    de la imparcialidad de hombros encogidos.

    Crea yo siempre en la vida
    crea yo siempre
    en las mil infinitas posibilidades.

    Engáñenme los cantos de sirenas,
    tenga mi alma siempre un pellizco de ingenua.

    Que nunca se parezca mi epidermis
    a la piel de un paquidermo inconmovible,
    helado.

    Llore yo todavía
    por sueños imposibles
    por amores prohibidos
    por fantasías de niña hechas añicos.

    Huya yo del realismo encorsetado.

    Consérvense en mis labios las canciones,
    muchas y muy ruidosas y con muchos acordes.

    Por si vinieran tiempos de silencio.

    ----------------------

    LA MUJER HERIDA

    Solamente si alguna vez amaste
    con uñas y con dientes
    sin red
    sin salvavidas
    aciertes a entender el vértigo insondable
    que se extiende a los pies del desengaño.

    Ella creyó encontrar la fuente del principio
    cuando lo conoció, en medio de la tierra,
    sin más escudo que su piel de hombre
    bruñida por el sol igual que el oro viejo.

    Lo amó sin precipicios ni preguntas
    tiernamente, en silencio
    con esa gratitud voluptuosa
    que provoca la lluvia en primavera.

    Todo era tan sencillo.

    Los versos inflamados de poetas infinitos
    parecían seguirla a todas partes
    como si el corazón se hubiera convertido
    en un fiel animal domesticado.

    Porque no existe nada que perdure
    una noche aprendió, como tantos lo hicieran
    antes y después de ella,
    que el amor es un río con cataratas propias
    y remansos ajenos
    que siempre desemboca en el océano.

    Míralo de este modo: la vida te ha enseñado
    siguiendo su costumbre de incansable maestra
    cómo el alma dibuja
    serenas cicatrices sobre viejas heridas.

    ------------------------

    A LAS ÓRDENES DEL VIENTO

    Me habría gustado ser discípula de Ícaro.

    Hubiera sido hermoso festejar
    las bodas de Calixto y Melibea.

    Me habría gustado ser
    un hitita ante la reina Nefertari
    el joven Werther en Río de Janeiro
    la deslumbrante dama sevillana
    por la que Don José rechazó a Carmen.

    Yo quisiera haber sido el huerto del poeta
    con su verde árbol y su pozo blanco
    el inspector fiscal
    con el que conversara Maiakovski.

    Me habría gustado amarte. Te lo juro.
    Sólo que muchas veces la voluntad no basta

    -----------------------------

    A PROPÓSITO DE EROS

    De todas las terrenas servidumbres
    que aprisionan mi afán en esta cárcel
    me confieso deudora de la carne
    y de todos sus íntimos vaivenes
    que me hacen más feliz
    y menos libre.

    A veces, sin embargo,
    la esclavitud se muestra soberana
    y me siento señora del destino.

    Porque sé amar, porque probé la fruta
    y no maldije nunca su sabor agridulce,
    porque puedo ofrecer mi corazón intacto
    si el camino se digna requerirlo,
    porque resisto en pie, con humilde firmeza,
    el rigor de este fuego que enloquece.

    En este fragor mudo en el que todos somos
    rufianes, vagabundos, desposeídos y presos
    no existen vencedores ni vencidos
    y mañana no arrienda la ganancia de ayer.

    Que no entre en la batalla quien sucumba
    ante el rencor pequeño de las humillaciones.

    Sabed, son necesarias descomunales dosis
    de grandeza de espíritu y coraje
    en las lides calladas de la pasión humana.

    La recompensa, en cambio, es sustanciosa.

    Ser súbdito tan sólo de la naturaleza,
    no temer a la muerte ni al olvido,
    no aceptarle a la vida una limosna,
    no conformarse con menos que todo.

    ----------------------------------------

    CANCIÓN DE LA TRINCHERA

    Señor Amor, dueño del cielo y de la tierra
    tú que puedes batirnos a tu antojo
    sobre el eje inicial de nuestro impulso.

    Tú que te enseñoreas sobre todo lo vivo
    entretejiendo un atlas de destinos cruzados.

    Tú que puedes auparte a tu albedrío
    y clavar tu aguijón sobre cualquier entraña.

    ¿Por qué vuelves a mí? ¿Qué vil capricho?

    ¿Por qué me arrojas de nuevo tu jauría?

    He aquí, amo mío, lo poco que me queda:
    mi sosiego de vidrio
    la enmienda frágil de una paz absorta
    mi mosaico de heridas mal curadas
    demasiado recientes para ser cicatrices.

    Imploro tu piedad desde mi grieta,
    donde se han detenido la memoria y el ánimo.

    Piénsalo bien: te costaría muy poco
    concederme una bula de misericordia.

    Deja a los que me quieren, esta pasión debiera
    maldecirme tan sólo a mí, es lo justo.

    Ya he visto antes cómo mi avidez arde
    en tu hipnótica pira de dios omnipotente.

    Descuida, soy sumisa
    tu adiestramiento previo ha prosperado:
    quien lo ha perdido todo varias veces
    reconoce el honor de una derrota.

    ---------------------------------------------------

    DOÑA JUANA
    -A todas las mujeres libres-


    El amor toma formas caprichosas.
    Algunas veces, el amor es la lluvia
    fina e imperceptible
    que acompaña las tardes oscuras de noviembre.
    El amor como un viaje a lo desconocido,
    a lo más inquietante de nuestra propia esencia,
    es un viaje de ida.
    Eso Juana lo sabe.

    También conoce el riesgo porque ha visto
    el abismo insondable que se extiende
    justo donde comienza el desamor.
    No le importa reptar a trozos el camino
    a cambio de sentir como muy pocos
    la libertad auténtica.

    Por eso,
    Juana hace llorar y también llora
    lágrimas plateadas que sueñan con delfines.

    Es capaz de apostar todo su reino
    por un segundo de ojos infinitos
    por una fusión lenta de su alma
    en medio de las almas.

    Dulce refugio contra la tormenta,
    en el cuerpo de un hombre ama a todos los hombres,
    la piel dorada y fuerte se diluye en un manto
    confortable que abriga los recuerdos.

    Al final del camino, está segura
    de que ha ganado siempre
    las cosas que ha perdido.
    Cada versión distinta de sí misma
    que otras manos le han ido regalando
    es una muestra de todas las vidas
    que a Juana le han cabido en una vida.

    ------------------------------------

    ENTONCES ME BESASTE

    Por celebrar el cuerpo, tan hecho de presente
    por estirar sus márgenes y unirlos
    al círculo infinito de la savia
    nos buscamos a tientas los contornos
    para fundir la piel deshabitada
    con el rumor sagrado de la vida.

    Tú me miras colmado de cuanto forja el goce,
    volcándome la sangre hacia el origen
    y las ganas tomadas hasta el fondo.

    No existe conjunción más verdadera
    ni mayor claridad en la sustancia
    de que estamos creados.

    Esta fusión bendita hecha de entrañas,
    la arteria permanente de la estirpe.

    Sólo quien ha besado sabe que es inmortal.

    ------------------------------

    IN NOMINE LIBERTATIS

    Si es verdad que el rencor
    desgasta y envejece lentamente
    con su rumor callado de piedra de molino
    apuesto por ser joven ahora y siempre.

    Mi casa está vacía
    de chivos expiatorios y culpables.
    Acumulo tan sólo
    el valor necesario para seguir viviendo
    bajo la protección de la alegría.

    No me he inclinado nunca por el ánimo fácil
    de tomar y obligar. Incluso lo pequeño
    se me ha antojado siempre un mecanismo frágil
    con más de una respuesta.

    En mi alcoba no reinan
    prohibiciones ni leyes. Mi palabra
    es un patio sin llave
    donde es bien recibido quien aprecie
    la sombra de una higuera y un vaso de buen vino.

    No frecuento los presos ni los jueces.
    Sentencias y dictámenes les dejo
    a aquellos que no dudan. Yo sólo estoy segura
    que amo la libertad y sus orillas.

    Cuando falte, buscadme entre las alas
    de un pájaro que escapa del invierno.
    Con las manos vacías se hace mejor camino.
    No me pesan los créditos. En este mundo nuestro
    toda deuda es de juego.
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty Re: RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Evangelina Valdez Mar 1 Nov - 17:00

    2059

    He imaginado siempre el día de mi muerte.
    Incluso en la niñez, cuando no existe.

    Soñaba un fin heroico de planetas en línea.
    Cambiar por Rick mi puesto, quedarme en Casablanca
    sumergirme en un lago junto a mi amante enfermo
    caer como miliciana en una guerra
    cuyo idioma no hablo.
    Siempre quise una muerte a la altura de la vida.

    Dos mil cincuenta y nueve.
    Las flores nacen con la mitad de pétalos
    ejércitos de zombis ocupan las aceras.
    Los viejos somos muchos
    somos tantos
    que nuestro peso arquea la palabra futuro.
    Cuentan que olemos mal, que somos egoístas
    que abrazamos
    con la presión exacta de un grillete.

    Estoy sola en el cuarto.
    Tengo ojos sepultados y movimientos lentos
    como una tarde fría de domingo.
    Dientes muy blancos adornan a estos hombres.
    No sonríen ni amenazan: son estatuas.
    Aprisionan mis húmeros quebradizos de anciana.
    No va a doler, tranquila.
    Igual que un animal acorralado
    muerdo el aire, me opongo, forcejeo,
    grito mil veces el nombre de mi madre.
    Mi resistencia choca contra un silencio higiénico.
    Hay excesiva luz y una jeringa llena.

    Tenéis suerte, -mi extenuación aúlla-,
    si estuviera mi madre
    jamás permitiría que me hicierais esto.

    ---------------------

    Compatriota de los bosques

    ¿Cómo estarás ahora sin que nadie te abrigue?
    Tú que tanto temías al invierno,
    a las mesas sin carne
    y a la guardia civil.

    He pensado mil veces escribirte.
    A veces no encontraba la palabra nostalgia,
    otras, me equivocaba al deletrear las señas.

    Duele el dolor, decías, pero si uno es valiente
    las pequeñas espinas son pequeñas.
    Tenías razón. La vida
    con sus prohibido-el-paso y sus pasen-y-vean
    es hermosa como una novia al alba.
    Esta mañana he visto las nubes erizarse
    al cruzar -encendidas- el prado de las mulas.

    Pienso en tus ojos largos, en todo lo que vieron.
    Mujeres que ya eran ancianas hace un siglo.
    Un gramófono. El viento
    desde el puerto de Ceuta.
    La Habana previa al Che. Y los reales de plata.

    Pienso en tus días de lumbre. Necesito que sepas
    que no olvido la alcoba de tu silencio abierto.
    En ella yo reposo.

    En ella vivo.

    --------------------

    Resistencia al cálculo

    Un silencio fecundo de rugidos
    acompaña la tarde litoral y nubosa.
    Es una playa ilesa del Pacífico.

    Manzanillos de agua, heliconias gigantes
    meciéndose en la brisa embriagada de nubes.
    De repente, el milagro:
    dos papagayos rojos
    rebasan el umbral de lo posible.

    Justo en ese momento
    yo soy un marinero de la Santa María
    mirando Guanahani desde el mástil.
    Yo soy Keats descubriendo
    el Homero de Chapman.
    Gagarin comprendiendo
    la soledad helada del espacio.
    Tenochtitlán, Numancia,
    Troya llorando a Héctor,
    un órdago de Dios,
    Edmund Dantès al viento.

    Soy el roce de dos ramas resecas
    que encendieron un fuego primitivo.

    Es fácil de entender si sales de tu nombre.

    En la Tierra el misterio.
    Yo he venido
    a ser ola a la vez que miro el mar.

    -------------

    Cayo Hueso - Dublín

    De espaldas se dijera un hombre hercúleo
    manos inabarcables que a fuerza de apretar
    se iban deshilachando, pero seguían vacías.

    Cuando emigra el futuro, el hambre permanece.

    Cansado de zurcir la realidad mugrienta
    un día decidió postularse ante un sueño
    en una isla lejana, nuestra y nosotros de ella
    tan imbricada y húmeda de historia compartida
    toda ascendencia fértil,
    cimiento de esperanza.

    En Holguín mi bisabuelo Zacarías Lanseros
    pasaba al raso noches de paz junto al bohío
    empuñando los astros con ese coraje
    de quienes nada tienen y son dueños de todo.

    Después vino el brillante regocijo en La Habana
    la fiesta del vigor, la guayabera nueva
    esta fotografía en sepia desde donde
    me miras con mis ojos a través de los años.

    Las palabras son vínculos y son pesados diques.

    Hilvanabas los días debajo de un jagüey
    al lado de un anciano a quien nunca entendiste
    padre del capataz americano
    al mando del mañana: la línea ferroviaria
    pionera entre Miami y Cayo Hueso.

    Regresaban exhaustos girando el cigüeñal
    aquellos hombres de tez anochecida:
    Come on, Zacariah, come on!
    Cuánto habrías deseado poder hablar con ellos.

    Ochenta años después, sobre la hierba
    de otro país repleto de emigrantes
    una chica morena descubre a Seamus Heaney.
    Cada tarde a las seis su patrona la busca:
    Come on, Rachel, come on!

    Bienaventurados los que depositan
    su diáfana semilla dentro de la tierra
    porque de ellos será el reino de los tiempos.

    He venido a decirte que vengué tu memoria
    comprendiendo el destino en varias lenguas.
    Igual que, de rodillas, postrada ante tu alma
    escribo este poema que conjure el olvido.

    ¿Qué importa que naciese cuando tú ya habías muerto?
    La mirada de dios convierte en uno
    pasado y porvenir. Hay algo ignoto
    que me permite oír llorar a aquellas vías
    cuando me quedo a solas. El afán de mi sangre
    sigue volviendo a casa cada noche por las viejas traviesas.

    Con una única vida nunca es suficiente.

    ---------------


    Contenido patrocinado


    RAQUEL LANSEROS (1973-  Empty Re: RAQUEL LANSEROS (1973-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 7 Feb - 19:37