Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705021 mensajes en 36711 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 30 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Justino Caballero, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Poemas de Amor

Comparte
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Miér 24 Nov 2010, 18:36

Pedro, Pascual, Stella
Me encantaron los poemas de
José Agustín Goytisolo
( no lo conocía),
de Vicente Aleixandre,
de José Asunción Silva
y de Alfonsina...
Alfonsina es una de mis poetas
preferidas...
Gracias y besos, amigos
Maria Lua


Dejo otro poema de Alfonsina




El divino amor


Te ando buscando, amor que nunca llegas,
te ando buscando, amor que te mezquinas,
me aguzo por saber si me adivinas,
me doblo por saber si te me entregas.

Las tempestades mías, andariegas,
se han aquietado sobre un haz de espinas;
sangran mis carnes gotas purpurinas
porque a salvarme, ¡oh niño!, te me niegas.

Mira que estoy de pie sobre los leños,
que a veces bastan unos pocos sueños
para encender la llama que me pierde.

Sálvame, amor, y con tus manos puras
trueca este fuego en límpidas dulzuras
y haz de mis leños una rama verde.




_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24341
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 25 Nov 2010, 02:25

José Asunción Silva; Alfonsina Storni; Vicente Aleixandre...yo creo que estamos disfrutando. Y todo ello gracias a Pedro.
Y siguiendo con V. Aleixandre ( ya retomaremos a Camoes y también La Divina Comedia...) veamos algunos poemas más.

"Tu ardiente morenía, espada vengadora,
sed que voló hacia la remota montaña,
donde allí se castiga entre el relámpago morado
como ese metal que adora la sangre, siempre seco.

Quién sabe si algún día tu dulce y ya fluyente cuerpo
abandonado a su querer
descenderá de ese pináculo de cristal imbesable,
donde como un árbol sin ramas, moreno como esparto,
siente en lugar de pájaros cruzar fulgores lívidos.

Déjame como nube pasar arriba lento,
pasar húmedamente casi caliente al soplo de un estío,
llevado por la brisa que envían unas hojas,
unas altas espigas, unos cuerpos mecidos.

Tu ardiente morenía calcinada,
tu sequedad de roca o ya carbón,
tus ojos que no giran porque no tienen lágrimas,
tu corazón constante como una nuez vencida.

Déjame que pasando moje casi tu frente,
pájaro soy o ala rumorosa que brilla,
soy esa pluma extensa que con calor de axila
cobijaría una frente convocándola a un llanto.

Un beso o una mejilla o el brillo de unos ojos,
unos dientes templados que se abren como eldía,
un azul bajo el párpado tras la tormenta dura,
unos fulgores lívidos que escapan como el fósforo.

Vive, vive, despierta, ama, corazón, ser,
despierta como tierra a la lluvia naciente,
como lo verde nuevo que crece entre la carne.

Cuerpo feliz moreno, que naces, voy, me voy,
soy esa nube ingrávida que detienen las hojas,
soy la brisa que escapa en busca de la aurora,
de lo rojo y lo azul, de lo verde y lo blanco,
voy llamado a la vida, escapo con el viento,
has nacido y te veo amar como ese río,
como el agua feliz que desciende cantando"

(En realidad este es el primer poema de la parte 6ª del libro "La Destrucción o el amor" de Vicente Aleixandre. Y el poema "Hija de la mar", el segundo poema de esa misma sección. Quizás deberíamos haber usado el mismo orden, teniendo en cuenta, sobre todo, que nos gustaría poner algún poema más de esa sección, exponente claro de la poesía de amor y exponente claro de la mejor poesía de Vicente Aleixandre. Según el crítico Alejandro Duque , "La Destrucción o el amor" es la obra cumbre de la etapa "irracionalista" de Vicente, en la cual hay varios aspectos a destacar : 1) Identificación del hombre con lo universal; 2) Yuxtaposición de amor y muerte como una suerte de identificación de contrarios ( Sobre el irracionalismo como corriente filosófica hay suficiente información en la red. Digamos , además que existen ciertas tesis irracionalistas dentro del pensamiento romántico, y que cuando Vicente Aleixandre escribe "La destrucción o el amor", se dice que venía o llegaba de leer a los poetas románticos. -Alejandro Duque Amusco, Antología comentada de la Generación del 27, Espasa, Colección Austral,1998-)

-----000O000-----

Y puesto que del amor se trata sigamos con Vicente Aleixandre :

"Duerme muchacha
Lágrimas de plomo
ese jardín que dulcemente oculta
el tigre y el luzbel
y el rojo no domado
Duerme mientras manos de seda
mientras paño o aroma
mientras caídas luces que resbalan
tiernamente comprueban la vastedad del seno
el buen amor que sube y baja a sangre.

Amor.
Como esa maravilla
como ese blanco ser que entre flores bajas
enreda su mirada o su tristeza
el paisaje secunda el respirar con pausa
el verde duele el ocre es amarillo
el agua que cantando se aproxima
en silencio se marcha hacia lo obscuro

Amor
como la ida
como el vacío tenue que no besa" ( "Ida" de "Espadas como labios", V. Aleixandre)
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 26 Nov 2010, 08:11

"Déjame como nube pasar arriba lento,
pasar húmedamente casi caliente al soplo de un estío,
llevado por la brisa que envían unas hojas,
unas altas espigas, unos cuerpos mecidos."


Bello en su deslizar Vicente Aleixandre, Pascual!

"Te ando buscando, amor que nunca llegas,
te ando buscando, amor que te mezquinas,
me aguzo por saber si me adivinas,
me doblo por saber si te me entregas."


Búsqueda desesperada de Alfonsina Storni, Stella!

Un abrazo.
Pedro




Ángel González

Poeta, catedrático y ensayista español nacido en Oviedo en 1922.
Su poesía, llena de contrastes, discurre entre lo efímero y lo eterno, características que llevan al lector a divagar y soñar en los temas del amor y de la vida.
Fue maestro nacional, licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo y periodista por la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. Enseñó Literatura Española Contemporánea en la Universidad de Alburquerque, USA, habiendo sido profesor visitante en las de Nuevo México, Utah, Maryland y Texas.
Miembro de la Real Academia Española, fue galardonado, entre otros, con el Premio Antonio Machado en 1962, el Premio Príncipe de Asturias en 1985, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1996 y el Primer Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada en el año 2004.
De su obra se destacan los títulos: "Áspero mundo" 1955 , "Sin esperanza, con convencimiento"1961, "Grado elemental" en 1961, "Tratado de urbanismo" 1967, "Breves acotaciones para unabiografía" 1971, "Prosemas o menos" 1983, "Deixis de un fantasma" 1992 y su último libro,"Otoño y otras luces" 2001.
Falleció en Madrid el 12 de enero de 2008.

(Sacado de: http://amediavoz.com/gonzalez.htm)





(ALGA QUISIERA SER, ALGA ENREDADA)


Alga quisiera ser, alga enredada,
en lo más suave de tu pantorrilla.
Soplo de brisa contra tu mejilla.
Arena leve bajo tu pisada.

Agua quisiera ser, agua salada
cuando corres desnuda hacia la orilla.
Sol recortando en sombra tu sencilla
silueta virgen de recién bañada.

Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento…

Caracola que acercas a tu oído,
para poder reunir, tímidamente,
con el rumor del mar, mi sentimiento.


Ángel González
, Áspero mundo, 1955.


.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24341
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 27 Nov 2010, 02:51

Me alegro, Pedro, que hayas traido aquí a Ángel González. Es uno de los poetas preferidos de mi íntimo amigo Diego. A mi también me ha impactado gratamente su poesía.
Esto que has organizado sigue hacia adelante : Abrazos.
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 28 Nov 2010, 16:45

Pues vamos siguiendo, Pascual.

Un abrazo.
Pedro



Adam Zagajewski (1945- ) - poeta, novelista y ensayista polaco. Nació en Lwów (actualmente Ucrania) el 21 de junio de 1945. Estudio en Gliwice y Cracovia y se graduó en la Universidad Jagiellonica. Zagajewski fue conocido como un poeta de la Generación del 68 y es uno de los más famosos poetas contemporáneos.

Tuvo que exiliarse en 1982 perseguido por el régimen comunista, primero a París y luego a Estados Unidos. En 2002 volvió a su patria.

No es justo hablar de Zagajewski sólo como ese poeta político contrario al régimen comunista y por ello ideológicamente atractivo en un territorio democrático. Aunque participara en movimientos por las libertades en su país, él mismo dejó claro en el exilio que su personalidad era más bien la de un disidente de los disidentes, que había descubierto que “la poesía está en otra parte, más allá de las inmediatas luchas partidistas, e incluso más allá de la rebelión –aun la más justificada- contra la tiranía”. Ahora bien, la posición decidida por la libertad y la búsqueda de la belleza que el poeta polaco ha mantenido en vida tiene un testimonio fiel en sus textos y poemas, de gran hondura humana y fina sensibilidad estética.

Entre su obra destaca Pragnienie (1999); Ziemia ognista (1994); Jechać do Lwowa (1985); Sklepy mięsne (1975); y Komunikat (1972).

Ha sido traducido a diversos idiomas. Sus libros de poesía traducida al inglés son Mysticism for Beginners, Tremor y Canvas. En esta misma lengua, en prosa son: Another Beauty (2000) y de la colección en prosa, Two Cities (1995) y Solitude and Solidarity (1990). En la actualidad, gran parte de su obra está siendo traducida al castellano y al catalán por la editorial El Acantilado.

Tiene en su haber, entre otros "Berliner" y el "Kurt Tucholsky Prize". Desde 1988, ha sido profesor visitante en la Creative Writing Program de la Universidad de Houston, (Estados Unidos). Es coeditor de la revista literaria Zeszyty literackie que se publica en París. En la actualidad vive entre París y Houston.

Edición en español
Zagajewski, Adam (2007). Antenas. El Acantilado. ISBN 978-84-96834-00-2.
Zagajewski, Adam (2006). Dos ciudades. El Acantilado. ISBN 978-84-96489-64-6.
Zagajewski, Adam (2005). Poemas escogidos. Editorial Pre-Textos. ISBN 978-84-8191-681-2.
Zagajewski, Adam (2005). En defensa del fervor. El Acantilado. ISBN 978-84-96489-15-8.
Zagajewski, Adam (2004). Tierra de fuego. El Acantilado. ISBN 978-84-96136-73-1.
Zagajewski, Adam (2003). En la belleza ajena. Editorial Pre-Textos. ISBN 978-84-8191-568-6.

(Sacado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Adam_Zagajewski)




MARIPOSAS


Es una tarde de diciembre, pronto llegará el fin
.......... de siglo,
............................... tranquilo y oscuro.
Sin prisa leo poemas de amigos, observo los lomos
.......... de los libros
....................................... en los estantes, las fotografías.
¿Dónde está C.? ¿Dónde desaparecieron el pugnaz
.......... K. y el risueño T.?
.................................................. ¿Dónde se metieron B. y N.?
Unos ya no viven desde hace miles de años, otros,
.......... debutantes, apenas
....................................................... desde hace algunos meses.
¿Están juntos? ¿En el desierto donde se levanta el
.......... amanecer carmesí?
................................................... No sabemos donde viven ahora.
¿Cerca de un río de montaña, sobre el que
.......... se divierten las mariposas?
................................... En un pueblo con fragancia a reseda?
Die Toten reiten schnell, repetía de buen grado S.,
................................... quien tampoco está.
Van sobre pequeños caballos, en el silencio de la
.......... estepa, bajo una redonda
................................................................... nube amarilla.
Tal vez roban carbón en una pequeña estación de
.......... Asia y funden la nieve
............................................................. en una cazuela tiznada,
como aquellos a los que transportaron en vagones de
.......... mercancías.
....................... (¿Hay también allí campos de concentración
................................................................................ y alambre de púas?)
¿Juegan a las damas? ¿Escuchan música? ¿Ven a
.......... Cristo?
.......................... Dictan poemas a los poetas que viven.
Pintan bisontes en las paredes de una cueva,
.......... empiezan a alzar
............................................... la catedral de Beauvais.
¿Entendieron ya la esencia del mal que nosotros no
.......... sabemos percibir
............................................ y perdonaron a sus perseguidores?
Se hunden en un glaciar alpino, mullido por los
.......... calores de agosto.
................................................ ¿Lloran? ¿Se arrepienten?
¿Pasan horas al teléfono? ¿Callan? ¿Están aquí,
.......... entre nosotros?
........................... ¿En ningún sitio?
Leo poemas, escucho el enorme murmullo
........................... de la noche y de la sangre.


Adam Zagajewski. Antenas, 2005.

(traducción de Xavier Farré)



.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Lun 29 Nov 2010, 13:28



Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento… ( A.G.)


Gracias, Pedro por los poemas
de Adam Zagajewskiy de
Ángel Gonzáles, me encantó
leerlos y conocerlos
un poco...
Besos, amigo
Maria Lua



_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Lun 29 Nov 2010, 13:35

Os dejo un bello poema de Gabriela Mistral...
Besos
Maria Lua



GABRIELA MISTRAL

Poeta chilena nacida en Vicuña pequeña localidad del centro norte de Chile en 1889., Aunque su nombre real
fue Lucila Godoy Alcayaga, adoptó su pseudónimo inspirada en la obra de Gabriel D'Annunzio y Fréderic Mistral.
Su labor literaria comenzó a reconocerse en 1914 al resultar ganadora de unos Juegos Florales.
En 1922 fue publicada su primera obra y desde entonces viajó por numerosos países de América y Europa.
Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1945 como un justo reconocimiento no sólo de su producción poética,
sino de la labor literaria y social de una mujer que había dedicado su vida a la difusión de la cultura y a la lucha
por la justicia social y los derechos humanos.
Falleció en Nueva York en el año de 1957.




VERGÜENZA




Si tú me miras, yo me vuelvo hermosa
como la hierba a que bajó el rocío,
y desconocerán mi faz gloriosa
las altas cañas cuando baje al río.

Tengo vergüenza de mi boca triste,
de mi voz rota y mis rodillas rudas;
ahora que me miraste y que viniste,
me encontré pobre y me palpé desnuda.

Ninguna piedra en el camino hallaste
más desnuda de luz en la alborada
que esta mujer a la que levantaste,
porque oíste su canto, la mirada.

Yo callaré para que no conozcan
mi dicha los que pasan por el llano,
en el fulgor que da a mi frente tosca
en la tremolación que hay en mi mano...

Es noche y baja a la hierba el rocío;
mírame largo y habla con ternura,
¡que ya mañana al descender al río
lo que besaste llevará hermosura!.


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 30 Nov 2010, 15:03

Muy bello el poema de Gabriela Mistral, Maria.

Dejo uno de Carmen Conde.

Un abrazo.
Pedro


Carmen Conde

Poeta, novelista y ensayista española nacida en Cartagena en 1907. Su infancia transcurrió en Melilla y posteriormente estudió Magisterio y se tituló como Licenciada en Filosofía y Letras. Con el nombre de Florentina del Mar firmó varios libros de prosa y de literatura infantil. Fue la primera mujer española en acceder a un puesto en la Real Academia Española. Entre los premios obtenidos, se destacan el premio de Novela Elisenda de Moncada en 1953, el Premio Internacional de Poesía Simón Bolívar en 1957, el premio Doncelen 1960 y el Premio Nacional de Literatura 1967. Su obra poética se resume en la antología titulada «Obra poética» que abarca obras de los años 1929-1966 y las publicaciones «Brocal» , «Poemas a María», «Corrosión», «La noche oscura del cuerpo», «En la tierra de nadie» , «Los poemas del mar Menor», «A este lado de la eternidad», «Cancionero de la enamorada» y «El tiempo es un río lentísimo de fuego».
Falleció en Madrid en 1996.




PARA VESTIRTE DE HOJAS...


Para vestirte de hojas seré enredadera.
Subiré por tus piernas, recorreré tus hombros
y al llegar a tu cuello
te rozará mi dulzura para que no presientas
que cercarte el respiro y la sangre
será lo que intente mi amor.

Con tanto vivir como llevo
ahora me empuja esta sed
de hacerme tu enredadera.
De colmarte en verdor que no se apague.
Y cuando despiertes
cerca de mi pecho ante mis ojos,
columna ya serás entre las hojas
que asombrado cubrirá el sol.


Carmen Conde

.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24341
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 01 Dic 2010, 01:50

Gracias, Pedro, por traer aquí a Carmen Conde ( y a ti, María, por recordar a Gabriela Mistral). Ya sabes Pedro : Cartagena tiene su propia personalidad dentro de la Región de Murcia, hasta el punto de alguna que otra diatriba política. Independientemente de ello Carmen ha sido referente de la poesía en nuestra región. Otra mujer, también del campo de Cartagena, es todavía hoy exponente de la mejor poesía que por aquí se hace. Esta otra ( afortunadamente todavía vive) es DIONISIA GARCÍA.
Pero yo no he venido a hablar esta mañana de ellas sino a exponer algunos sonetos de PETRARCA. Hay suficiente información bibliográfica en la red sobre él. Decir, por tanto, tan sólo que una vez desaparecido la crítica ha querido establecer, tal es su importancia, la diferencia entre el lirismo petrarquista y el lirismo antipetrarquista. Allá los estudiosos. A nosotros lo que yo creo que nos conviene es leer unos sonetos de su obra fundamental : "RERUM VULGARIUM FRAGMENTA".

"XII"

"Si mi vida, del áspero tormento
y de afanes pudiera defenderse,
tanto que viera a causa de los años
palidecer, señora, vuestros ojos,

y volverse de plata el aúreo pelo,
y no usar verdes telas ni guirnaldas,
y perder el color de aquella cara
que me llena de miedo a lamentarme,

me dará al fin Amor tanta osadía
que yo os descubriré de mis martirios
cuales fueron los años y las horas;

y si adverso es el tiempo a los deseos,
que a mi dolor al menos no le falte
algún socorro de suspiros tardos"

"LXI"

"Bendito sea el día, el mes, y el año,
y la estación, la hora y el instante,
y el país, y el lugar donde fui preso
de los dos bellos ojos que me ataron;

y bendito el afán dulce primero
que al ser unido con Amor obtuve,
y el arco, y las saetas que me hirieron,
y las llagas que van hasta mi pecho.

Benditas cuantas voces esparciera
al pronunciar el nombre de mi dueño,
y el llanto, y los suspiros y el deseo;

y sean benditos los escritos todos
con que fama le doy, y el pensar mío,
que pertenece a ella, y no a otra alguna"
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 01 Dic 2010, 16:09

Dos bellos sonetos de Petrarca, Pascual. Gracias por traerlos.

Dejo un poema de Augusto Ferrán, poeta que fue gran amigo de Gustavo Adolfo Bécquer.

Un abrazo.
Pedro



Augusto Ferrán

(Madrid, 1836- id., 1880) Escritor español. Fue amigo de Gustavo Adolfo Bécquer. Emigró a Chile entre 1872 y 1877. De regreso en Madrid, fue recluido en el manicomio de Carabanchel, donde falleció. De su corta producción, destacan los poemarios La soledad (1861) y La pereza (1871).

(sacado de http://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/ferran_augusto.htm)


¡QUÉ A GUSTO SERÍA...!


Qué a gusto sería
sombra de tu cuerpo!
!Todas las horas del día de cerca
te iría siguiendo!

Y mientras la noche
reinara en silencio,
toda la noche tu sombra estaría
pegada a tu cuerpo.

Y cuando la muerte
llegara a vencerlo,
sólo una sombra por siempre serían
tu sombra y tu cuerpo.


Augusto Ferrán

.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24341
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 02 Dic 2010, 01:45

De Auguusto ferrán había oido hablar, pero no había leido nada. Esta es una de las grandezas de este espacio : Que se toca una tecla y se nos abre una caja de melodías increibles.

Creo que hablé ya de S.T.Coleridge, como la voz más representativa del primer romanticismo inglés. En este epacio no voy a acudir a las notas biográficas, que se pueden encontrar facilmente en la red. Diré tan sólo que su voz es siempre un encuentro con ls disquisiciones filosóficas y morales de finales del s. XVIII (Contraportada del libro "Balada del viejo marinero y otros poemas. Colección Visor de Poesía). La Balada que menciono es una pieza excepcional que yo la recomendaría a todo el mundo - yo desconocía a este autor hasta que Nick y mi hija me regalaron dicho libro-. Hoy lo traigo a colación, como no podía ser de otro modo, por el siguiente poema :

"AMOR"

"Todos los pensamientos, pasiones, deleites,
todo lo que mueve este mortal cuerpo,
todos no son más que embajadores del amor
y alimentan su sagrado fuego.

A menudo en mis sueños despiertos
a vivir vuelvo otra vez aquella feliz hora,
cuando a medio camino de la montaña estaba,
junto a la torre en ruinas.

La luz de la luna, invadiendo el paisaje,
mezclábase con las luces de la noche,
y allí estaba ella, esperanza mía, júbilo mío,
¡mi muy querida Genevieve!.

Recostada estaba contra el hombre armado,
la estatua del armado caballero;
quieta allí estaba y escuchaba mi ¡ay!,
entra la luz que se demoraba.

Pocas tristezas tenía que fueran suyas,
¡esperanza mía! ¡Júbilo mío! ¡Genevieve mía!
Mejor me ama, siempre que entono
las canciones que la hacen afligirse.

Tocaba un suave y lastimero aire,
cantaba una vieja y conmovedora historia :
vieja canción rústica, que bien le iba
a aquella ruina desierta y remota.

Ella escuchaba con sonrojo revoloteante,
con ojos bajos y modesto talante,
pues bien sabía que yo elegir no podía
sino contemplarle el rostro.

Le conté de caballero que tenía
sobre el escudo una ardiente aantorcha;
y que durante diez largos años arrulló
a la Dama de la Tierra.

Le conté cómo él desfallecía : y , ah,
el profundo, el bajo timbre suplicante
con que yo cantaba el amor de otro,
traducía el mío propio.

Ella escuchaba con sonrojo revoloteante,
con ojos bajos y modesto talante,
y me perdonaba que le mirase
con demasidao afecto el rostro.

Pero cuando le conté el cruel desprecio
que enloqueció al osado y hermoso cballero,
y que cruzó los bosques montañosos,
y no descnsaba ni de día ni de noche;

que a veces del cubil salvaje,
y a veces de la sombra perversa,
y a veces apareciendo de súbito
en verde y soleado claro.

Allí llegaba y al rostro mirábale
un ángel hermoso y resplandeciente;
y que él sabía que un demonio era,
¡este infeliz caballero!.

Y que no sabiendo lo que hacía,
cayó sobre una banda de asesinos,
y salvó de un ultraje peor que la muerte
a la Dama de la Tierra.

Y cómo ella lloraba y asía sus rodillas;
y cómo en vano le cuidaba...
Y has esforzóse por expiar
el desprecio que enloqueció a su mente.

Y que lo cuidó en una cueva;
y cómo desapareció su locura,
cuando sobre las amarillas hojas del bosque
estaba ya moribundo.

Sus palabras moribundas...Pero cuando llegué
a la frase más tierna de toda la canción,
mi voz que vacilaba y el arpa que calló
con piedad le turbaron el alma.

Todos los impulsos del alma y los sentidos
conmovieron a mi cándida Genevieve;
la música y el relato lastimero,
la rica y embalsamada noche;

y esperanzas y temores que encienden la esperanza,
una multitud indistinguible,
y suaves deseos largo tiempo sometidos,
sometidos y adorados largo tiempo.

Ella lloró por pìedad y deleite,
sonrojóse por amor y virginal vergüenza;
y como el murmullo de un sueño,
la oí susurrar mi nombre.

Suspiró su pecho...Se apartó un poco,
consciente de mi mirada aparóse;
luego de pronto, con ojos asustadizos
corrió hasta mí llorando.

Medio me ciñó con sus brazos,
me estrechó con suave abrazo,
y echando hacia atrás la cabeza alzó los ojos
y me contempló el rostro.

Era en parte amor y en parte miedo,
y en parte era una modesta astucia,
para que más bien sintiera, que viese,
el amor que le llenaba el pecho.

Calmé sus temores y ella se calmó,
y le hablé de amor con orgullo virginal;
y así conquisté a mi Genevieve,
resplandeciente y hermosa novia mía" (S.T. Coleridge. "Balada del viejo marinero y otros poemas". Versión de J. María Martín Triana. Colección Visor de Poesía, 6ª Edición. Madrid 2007)


avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 02 Dic 2010, 14:24

¡Es precioso este poema de S.T.Coleridge, Pascual! ¡Qué hermosa historia y qué bien escrita!

A Jorge Manrique lo conoce todo el mundo por sus "Coplas a la muerte de su padre" pero es autor de otras muchas composiciones; dejo de él una Canción de amor.

Un abrazo.
Pedro




Jorge Manrique(1440-1479)

Se ignora mucho de su vida, pero existen datos importantes sobre ella. Fue oriundo de Paredes de Nava; hijo del conde de Paredes, don Rodrigo Manrique, y de doña Mencía de Figueroa.

A pesar que su vida fue corta, la vivió intensamente. Fue señor de Belmontejo, miembro de la Orden de Santiago. Intervino en varias batallas, siempre un leal paladín de la reina Isabel. Luchó con valentía y fiereza. En una de esas batallas, en Uclés, ante el castillo de Garcí Muñoz, fue herido mortalmente, y en ese mismo sitio le dieron sepultura.

Escribió varias canciones que aparecen en diversos cancioneros. Su gloria como poeta proviene de sus famosas "Coplas a la muerte de su padre", un poema que consta de cuarenta y tres coplas en “pie quebrado”, de las cuales una tercera parte está dedicada a su padre y el resto, la mayoría, a la muerte en su sentido universal, lo cual hace de este poema una obra universalmente reconocida. Parece ser que Lope de Vega dijo que este poema “merecía estar escrito con letras de oro”.

(sacado de: http://www.los-poetas.com/g/jorge1.htm)




CANCIÓN


Con dolorido cuidado,
desgrado, pena y dolor,
parto yo, triste amador,
de amores desamparado,
de amores, que no de amor.

Y el coraçón, enemigo
de lo que mi vida quiere,
ni halla vida ni muere,
ni queda ni va comigo;

sin ventura, desdichado,
sin consuelo, sin favor,
parto yo, triste amador,
de amores desamparado,
de amores, que no de amor.


Jorge Manrique



.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24341
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 02 Dic 2010, 16:08

Bueno, Pedro, mi querido amigo. Me están esperando, por este orden, Paul Eluard; Kavafis y Pablo Neruda. Son tres espinas que tengo ahí. Y estoy seguro que hasta que no hable de ellos no podré descansar tranquilo. Tú llevas este espacio de maravilla. Y posiblemente no tengamos ninguna razón para darle fin. Yo me introduciré, leeré y sólo ocasionalmente expondré un poema de amor. Pero tú eres la mano conductora; lo estás haciendo muy, muy bien. Y todavía esperamos mucho de ti. Adelante, pues. Mi abrazo. Y un millón de s.c. por tu trabajo
avatar
Carmen Parra

Cantidad de envíos : 14622
Fecha de inscripción : 17/04/2009

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Carmen Parra el Vie 03 Dic 2010, 17:19

Preciosos versos de Jorge Manrique, leer sobre el amor estímula y eleva los sueños, gracias Pedro por esta hermosa labor que realizas
Un abrazo
Stella
avatar
Carmen Parra

Cantidad de envíos : 14622
Fecha de inscripción : 17/04/2009

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Carmen Parra el Vie 03 Dic 2010, 17:20

Creo Pascual, que ien puedes intercalar el trabajo, en este que seguimos de Pedro, tus spot y comentarios como en cualquier foro son absolutamente necesarios
te esperamos siempre, un abrazo
Stella
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Sáb 04 Dic 2010, 10:49

Gracias amigo Pedro y Pascual...
Me gustaron los poemas y comentarios
sobre Carmen Conde, Augusto Ferrán
y Jorge Manrique...
Besos
Maria Lua



Dejo un poema de la poeta brasileña
Cecilia Meireles, con traducción de
nuestro compañero Juan Martín





Cecília Meireles

07/11/1901 – 09/11/1964



Poetisa, profesora y periodista. En la década del 30, rompió con todos los tabúes de la sociedad con su defensa de una política menos moralista y una educación moderna. Como periodista, fue defensora de la idea universal de democracia en medio de un período de autoritarismo nacional.

Su poesía lírica y de gran interioridad, de simplicidad en la forma pero de imágenes y símbolos complejos, es de gran relevancia para la literatura brasileña del siglo XX.


Cecilia Meireles nació en Rio de Janeiro, hija de un empleado del Banco do Brasil y de una profesora municipal. La muerte estuvo presente desde el comienzo en su familia, con el nacimiento de tres hijos que no sobrevivieron y que Cecilia no llegó a conocer. Más tarde, su padre fallecería tres meses antes de su nacimiento y su madre a los tres años. Criada por su abuela, Cecilia desarrollo una profunda consciencia y sensibilidad desde niña, habituada a la soledad y rodeada de libros. Comenzó a escribir a los 9 años y se incorporó a la docencia como profesora pública a los 16.

Dos años más tarde iniciaba su carrera literaria con la publicación de la colección de sonetos simbolistas Espectros en 1919. La obra poética de Cecilia en la década del 20, revela poca afinidad con las tendencias nacionalistas de moda en libros como Nunca más… Poema de los Poemas (1923). Crianza, mi amor (1924) y Baladas para el rey (1925) En 1922 se casa con el pintor portugués, Fernando Correia Dias, con quien tiene tres hijas. Su marido se suicida en 1935. Cecilia vuelve a casarse en 1940.

Entre 1925 y 1939, se dedica a la carrera docente y publica varios libros infantiles. En 1930 escribe para “Diário de Notícias” una página diaria sobre los problemas en la educación. También funda en Rio de Janeiro la primera biblioteca para niños de Brasil. Enseña literatura brasileña en Portugal hasta que reaparece en el escenario poético luego de 14 años de silencio con Viaje (1939), un libro considerado de gran madurez e individualidad. Ese mismo año recibe el Premio de la Academia Brasileña de Letras. A partir de allí nunca más deja de publicar. Varios de sus libros están inspirados en sus viajes, en los que ahonda en la comprensión de la humanidad a partir de su contacto con las personas y sus costumbres.

También escribió sobre temas pedagógicos y folklóricos y prosa lírica como Giroflê giroflá (1956), Escoja su sueño (1964) e Inéditos (crônicas - 1968).

Entre los libros de poesía que publica después de 1939 se encuentran: Música Vaga (1942), Mar Absoluta (1945), Retrato Natural (1949), Romancero de la inconfidencia (1953), Metal Rosicler (1960), Poemas Escritos en la India (1962), Solombra (1963) y O esto o aquello (temática infantil, 1964).


En la década del 40 escribe sobre folklore para el diario “A Manhã”. En la década del 50, vuelve al “Diário de Notícias”, para escribir en el “Suplemento Literário”, dónde ya habían colaborado Mário de Andrade y Sérgio Buarque de Holanda. Termina su carrera periodística en la década de 60, en “Folha”.

Cecilia Meireles viajó extensamente dando conferencias en América Latina, EE UU y Portugal y recibió varios premios y honores en varios países. Luego de su muerte debido al cáncer, continuó recibiendo honores y premios póstumos por su obra poética y educativa.




Fuente:
http://mujeresparapensar.wordpress.com/2007/10/15/cecilia-meireles/




Canção a caminho do Céu


Foram montanhas? foram mares?
foram os números...? - não sei.
Por muitas coisas singulares,
não te encontrei

E te esperava, e te chamava,
e entre os caminhos me perdi.
Foi nuvem negra? maré brava?
E era por ti!

As mãos que trago, as mãos são estas.
Elas sozinhas te dirão
se vem de mortes ou de festas
meu coração.

Tal como sou, não te convido
a ires para onde eu for.

Tudo que tenho é haver sofrido
pelo meu sonho, alto e perdido,
- e o encantamento arrependido
do meu amor.



Canción a camino del Cielo


¿Fueron montañas?, ¿fueron mares?,
¿fueron los números...? No sé.
Por muchas cosas singulares
no te encontré.

Y te esperaba, y te llamaba,
y entre los caminos me perdí.
¿Fue nube negra?, ¿marea brava?
¡Y era por ti!

Las manos que traigo, las manos son éstas.
Y ellas solas te dirán
si viene de muertes o de fiestas
mi corazón.

Tal como soy no te convido
a que camines junto a mí.

Todo lo que tengo es haber sufrido
por mi sueño, alto y perdido,
y el encantamiento arrepentido
de mi amor.



Cecília Meireles: "Canção a caminho do Céu"
En la voz de Amália Rodrigues: “As mãos que trago”
Música de Alain Oulman
Trad.: Juan Martín


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 05 Dic 2010, 12:59

Pascual: Aquí se te espera siempre que tengas un momento libre.
Stella: Gracias por tu interés.
Maria: Bonito poema el de Cecilia Meireles.

Invito a todos a que inserten en este tema un poema de amor de uno de sus grandes poetas preferidos. Así tendremos la oportunidad de conocerlos.

Un abrazo.
Pedro



Gil Vicente

(Lisboa, h. 1465-Évora, Portugal, h. 1536) Dramaturgo, músico y actor portugués. El teatro portugués y castellano tiene uno de sus pilares fundacionales en la obra de Gil Vicente, quien ocupa un lugar destacado en la gestación y consolidación de estas dos tradiciones dramáticas. Conocido por el sobrenombre del Plauto portugués, cultivó su lengua materna y el castellano con el mismo gracejo y frescura. De las 44 obras que han llegado hasta nosotros, 15 están escritas en el primer idioma, 11 en el segundo y 18 en una mezcla de ambos, que él mismo denominaba «algarabía luso-hispana».

Poco es lo que se sabe de su vida, empezando por las fechas y lugares de nacimiento y muerte, de los que no hay certeza absoluta. Sí se sabe, en cambio, que estuvo ligado a la corte portuguesa durante los reinados de Juan II, Manuel I el Afortunado y Juan III, para cuyas celebraciones más importantes escribió algunas de sus piezas teatrales.

Tradicionalmente, y a partir de la edición que se realizó en 1562 del conjunto de sus obras, éstas se dividen en cuatro grandes grupos: autos de devoción, comedias, tragicomedias y farsas. Auto da Vistaçam, Auto de la Sibila Casandra y la trilogía de Las barcas (integrada por Auto da barca do Inferno, Auto da barca do Purgatório y Auto da barca da Glória), del primer grupo; Comedia del viudo y Floresta de engaños, del segundo; Dom Duardos y Amadís de Gaula, ambas basadas en temas extraídos de novelas de caballerías, del tercero; y Farsa de las gitanas, Farsa dos almocreves y Farça dos fisicos, del cuarto, son sus títulos más representativos, algunos de los cuales revelan una vena cómica, inventiva y espíritu crítico genuinos, que le acercan a la obra de su coetáneo Juan del Encina. Como éste, Gil Vicente, además de autor dramático, fue músico, faceta en la que se le debe la composición de las tonadillas que acompañan sus piezas teatrales y diversas obras de música religiosa



CANTIGA


Muy graciosa es la doncella,
¡cómo es bella y hermosa!

Digas tú, el marinero
que en las naves vivías,
si la nave o la vela o la estrella
es tan bella.

Digas tú, el caballero
que las armas vestías,
si el caballo o las armas o la guerra
es tan bella.

Digas tú, el pastorcico
que el ganadico guardas,
si el ganado o los valles o la sierra
es tan bella.


Gil Vicente




.


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 06 Dic 2010, 14:27




Carlos Sahagún


Poeta español nacido en Onil, Alicante en 1938.
Cursó estudios de Filosofía y Letras en Madrid, luego vivió en Segovia y finalmente se estableció en Barcelona.
Fue lector de Español en la Universidad de Exeter, England y catedrático de Literatura en el Instituto de Segovia.
Ha obtenido los premios Adonais 1957, Boscán 1960, Juan Ramón Jiménez 1974, Provincia de León 1978 y Nacional de Literatura 1980.
Su obra poética está resumida en cuatro publicaciones: «Profecías del agua», «Como si hubiera muerto un niño», «Estar contigo» y «Primer y último oficio».

(sacado de http://amediavoz.com/sahagun.htm#DESEO EN LA MADRUGADA)



Deseo de la madrugada


Ahora la madrugada trae un ramo
de rosas blancas. Pero no las quiero.
Yo no he venido aquí para estas rosas
sino para el aroma de tu cuerpo.

Despierto estoy. Tu cuerpo inolvidable
se precipitará hacia mi recuerdo.
Tú misma estás junto a la aurora triste
y te levantas firme sobre el tiempo.

Vienes a mí con 1a orfandad del día
abrazadoramente hasta mi lecho.
Igual que el despertar de un largo olvido
o como la llegada del invierno.

Y yo, ciego y mortal, hacia tu carne,
hacia las soledades de tu pecho
pongo mi corazón y escucho. Tierra,
tierra de nadie el corazón se ha vuelto.

Lo que fue una noticia de relámpagos,
una mano entregada desde un sueño.
Ahora no estás y un alba de jardines
abre sus flores para mi deseo.

Te amé tal vez por las doradas hojas
que iba en tu corazón reconociendo.
Pero hoy ya no. Que toquen los clarines.
Es la resurrección de nuestros cuerpos.

Nos alzaremos con la madrugada.
Desnuda estás y blanca. Es el momento,
el tiempo del abrazo. Y te vas. Queda
la noche gris sobre mi pensamiento.

No encontraré otro cuerpo de más vida
ni dentro de lo vivo, más sereno.
Es la serenidad del alba. Vamos.
Al monte más distante subiremos.

Pero nos llaman a olvidar, hoy hace
sombra en todas las calles y en mi pecho.
Como una torre de cristal vacía
se me derrumbarán todos los sueños.


Carlos Sahagún



.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Miér 08 Dic 2010, 13:44

Bello poema de S.T.Coleridge,
Pascual! Gracias por compartirlo...
Besos, amigo
Maria Lua



_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Miér 08 Dic 2010, 13:50

Gracias, amigo Pedro
por el hermoso poema
de Carlos Sahagún...
Y gracias por adivinar
más uno de mis escritores
preferidos...
Gil Vicente me encanta:
su teatro es genial y
actual...
Esos AUTOS que citas son
fantásticos, vale la pena
conocerlos...
Besos, amigo
Maria Lua


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 08 Dic 2010, 14:21

Me alegro de acertar con tus gustos, Maria. Un abrazo.
Pedro




Delmira Agustini

Nació en Montevideo, el 24 de octubre de 1886. Desde temprana edad mostró aptitudes intelectuales poco comunes. Estudió música, pintura, francés, y escribió sus primeros poemas a los 10 años.

“La Nena”, como era llamada en el ámbito familiar, fue la más destacada poetisa del modernismo. Formó parte de la generación de 1900, junto con prestigiosos poetas, como Leopoldo Lugones y Rubén Darío. Este último en “Pórtico”, la proclama como “la única, desde la Santa, en expresarse como mujer”, comparándola con Santa Teresa.

Bregó por conseguir la igualdad entre los sexos. Expresó sus sentimientos en poesías eróticas, sensuales y feministas, que estuvieron alejadas de la vulgaridad y muy cercanas a la perfección.

Influyó en su obra, su estrepitosa vida sentimental junto a Enrique Reyes, pareja con la cual, tras su divorcio, vivió un drama pasional, que culminó con el asesinato de la poetisa y el suicidio de su amante, y causante de su muerte, el 6 de julio de 1914.

Podemos destacar entre sus creaciones, “El libro blanco” de 1907, típica obra modernista, donde comienza a plasmar su intensa experiencia amorosa, que agudiza en “Cantos de la mañana” de 1910, y en “En los cálices vacíos” de 1913.

El resto de sus obras se publicaron luego de su muerte. “El rosario de Eros” y “Los astros del abismo”, ambas de 1924. En 1969, se conoció “Correspondencia íntima”.

Una vida breve, intensa y dramática…una obra sublime que trascendió su existencia.

(sacado de http://www.poemas-del-alma.com/blog/biografias/biografia-de-delmira-agustini)




Mis amores


... Hoy han vuelto.
Por todos los senderos de la noche han venido
a llorar en mi lecho.
¡Fueron tantos, son tantos!
Yo no sé cuáles viven, yo no sé cuál ha muerto.
Me lloraré yo misma para llorarlos todos.
La noche bebe el llanto como un pañuelo negro.
... Hay cabezas doradas a sol, como maduras…
Hay cabezas tocadas de sombra y de misterio,
cabezas coronadas de una espina invisible,
cabezas que son rosa, la rosa del ensueño,
cabezas que se doblan en cojines de abismo,
cabezas que quisieran descansar en el cielo,
algunas que no alcanzan a oler a primavera,
y muchas que trascienden a las flores de invierno.
Todas esas cabezas me duelen como llagas…
me duelen como muertos…
¡Ah…! y los ojos…los ojos me duelen más: ¡son dobles..!
Indefinidos, verdes, grises, azules, negros,
abrasan si fulguran,
son caricias, dolor, constelación, infierno.
Sobre toda su luz, sobre todas sus llamas,
se iluminó mi alma y se templó mi cuerpo.
Ellos me dieron sed de todas esas bocas…
de todas esas bocas que florecen mi lecho:
vasos rojos o pálidos de miel o de amargura
con lises de armonía o rosas de silencio,
de todos esos vasos donde bebí la vida,
de todas esos vasos donde la muerte bebo…
El jardín de sus bocas, venenoso, embriagante,
en donde respiraban “sus almas” y “sus cuerpos”.
Humedecido en lágrimas
han rodeado mi lecho…
... Y las manos, las manos colmadas de destinos,
secretas y alhajadas de anillos de misterio…
Hay manos que nacieron con guantes de caricia,
manos que están colmadas de la flor del deseo,
manos en que se siente un puñal nunca visto,
manos en que se ve un intangible cetro;
pálidas o morenas, voluptuosas o fuertes,
en todas, todas ellas, puede engarzar un sueño.

Con tristeza de almas
se doblegan los cuerpos,
sin velos, santamente
vestidos de deseo.
Imanes de mis brazos, panales de mi entraña
como invisible abismo se inclinan en mi lecho…
¡Ah, entre todas las manos, yo he buscado tus manos!
Tu boca entre las bocas, tu cuerpo entre los cuerpos,
de todas las cabezas yo quiero tu cabeza,
de todos esos ojos, ¡tus ojos sólo quiero!
Tú eres el más triste, por ser el más querido,
tú has llegado el primero por venir de más lejos…
¡Ah, la cabeza oscura que no he tocado nunca
y las pupilas claras que miré tanto tiempo!
Las ojeras que ahondamos la tarde y yo inconscientes,
la palidez extraña que doblé sin saberlo,

ven a mí: mente a mente;
ven a mí: cuerpo a cuerpo.
Tú me dirás que has hecho de mi primer suspiro…
Tú me dirás que has hecho del sueño de aquel beso…
Me dirás si lloraste cuando te dejé solo…

¡Y me dirás si has muerto…!
Si has muerto,
mi pena enlutará la alcoba lentamente,
y estrecharé tu sombra hasta apagar mi cuerpo.
Y en el silencio ahondado de tinieblas,
y en la tiniebla ahondada de silencio,
nos velará llorando, llorando hasta morirse
nuestro hijo: el recuerdo.


Delmira Agustini



.


Última edición por Pedro Casas Serra el Sáb 10 Ago 2013, 12:50, editado 14 veces
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 09 Dic 2010, 13:55




Jaime Gil de Biedma


Poeta catalán en lengua castellana (Barcelona 1929-1990). Su lírica, de temática civil y amorosa, se caracteriza por un tono personal inconfundible y, pese a su brevedad, ha ejercido una influencia decisiva. Traductor de Eliot y de Isherwood, prosista ("Diario de un artista seriamente enfermo", 1974, y su edición ampliada, póstuma, "Retrato del artista en 1956", 1991), crítico ("Cántico: el mundo y la poesía de Jorge Guillén", 1960), publicó una antología general de su obra poética en 1975: "Las personas del verbo", completada en 1982.



PANDÉMICA Y CELESTE


Quan magnus numerus Libyssae arenae
......................................
aut quam sidera multa, cum tacet nox,
furtiuos hominum uident amores.
CATULO, VII



Imagínate ahora que tú y yo
muy tarde ya en la noche
hablemos de hombre a hombre, finalmente.
Imagínatelo,
en una de esas noches memorables
de rara comunión, con la botella
medio vacía, los ceniceros sucios,
y después de agotado el tema de la vida.
Que te voy a enseñar un corazón,
un corazón infiel,
desnudo de cintura para abajo,
Hipócrita lector - mon semblable,- mon frère!

Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo
quien me tira del cuerpo hacia otros cuerpos
a ser posible jóvenes:
Yo persigo también el dulce amor,
el tierno amor para dormir al lado
y que alegre mi cama al despertarse,
cercano como un pájaro.
¡Si yo no puedo desnudarme nunca,
si jamás he podido entrar en unos brazos
sin sentir -aunque sea nada más que un momento- igual
deslumbramiento que a los veinte años!.

Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
- con cuatrocientos cuerpos diferentes -
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.

Y por eso me alegro de haberme revolcado
sobre la arena gruesa, los dos medio vestidos,
mientras buscaba ese tendón del hombro.
Me conmueve el recuerdo de tantas ocasiones...
Aquella carretera de montaña
y los bien empleados abrazos furtivos
y el instante indefenso, de pie, tras el frenazo,
pegados a la tapia, cegados por las luces.
O aquel atardecer cerca del río
desnudos y riéndonos, de hiedra coronados.
O aquel portal en Roma en vía del Babuino.
Y recuerdos de caras y ciudades
apenas conocidas, de cuerpos entrevistos,
de escaleras sin luz, de camarotes,
de bares, de pasajes desiertos, de prostíbulos,
y de infinitas casas de baños,
de fosos de un castillo.
Recuerdos de vosotras, sobre todo,
o noches en hoteles de una noche,
definitivas noches en pensiones sórdidas,
en cuartos recién fríos,
noches que devolvéis a vuestros huéspedes
un olvidado sabor a sí mismos!
La historia en cuerpo y alma, como una
imagen rota,
de la langueur goutée a ce mal d'être deux.
Sin despreciar
- alegres como fiesta entre semana -
las experiencias de promiscuidad.

Aunque sepa que nada me valdrían
trabajos de amor disperso
si no existiese el verdadero amor.
Mi amor,
.......... íntegra imagen de mi vida,
sol de las noches mismas que le robo.

Su juventud, la mía,
- música de mi fondo -
sonríe aún en la imprecisa gracia
de cada cuerpo joven,
en cada encuentro anónimo,
iluminándolo. Dándole un alma.
Y no hay muslos hermosos
que no me hagan pensar en sus hermosos muslos
cuando nos conocimos, antes de ir a la cama.

Ni pasión de una noche de dormida
que pueda compararla
con la pasión que da el conocimiento,
los años de experiencia
de nuestro amor.
.................. Porque en amor también
es importante el tiempo,
y dulce, de algún modo,
verificar con mano melancólica
su perceptible paso por un cuerpo
- mientras que basta un gesto familiar
en los labios,
o la ligera palpitación de un miembro,
para hacerme sentir la maravilla
de aquella gracia antigua, fugaz como un reflejo.

Sobre su piel borrosa,
Cuando pasen más años y al final estemos,
quiero aplastar los labios invocando
la imagen de su cuerpo
y de todos los cuerpos que una vez amé
aunque fuese un instante, deshechos por el tiempo.
Para pedir la fuerza de poder vivir
sin belleza, sin fuerza y sin deseo,
mientras seguimos juntos
hasta morir en paz. Los dos,
como dicen que mueren los que han amado mucho.

Jaime Gil de Biedma (De “Moralidades”)



.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Jue 09 Dic 2010, 16:27

Hay manos que nacieron con guantes de caricia,
manos que están colmadas de la flor del deseo,
manos en que se siente un puñal nunca visto,
manos en que se ve un intangible cetro;
pálidas o morenas, voluptuosas o fuertes,
en todas, todas ellas, puede engarzar un sueño.

Bello poema de Delmira Agustini...



Sobre su piel borrosa,
Cuando pasen más años y al final estemos,
quiero aplastar los labios invocando
la imagen de su cuerpo
y de todos los cuerpos que una vez amé
aunque fuese un instante, deshechos por el tiempo.
Para pedir la fuerza de poder vivir
sin belleza, sin fuerza y sin deseo,
mientras seguimos juntos
hasta morir en paz. Los dos,
como dicen que mueren los que han amado mucho.


Bello poema de Jaime Gil de Biedma

Gracias, Pedro...
Un beso
Maria Lua




Y... dejo un poema de Pablo
Neruda de su libro Los versos
del Capitán
...
( maravillosa obra)
Es uno de los más bellos poemas
de amor que conozco...




LA CARTA EN EL CAMINO



Pablo Neruda




ADIÓS, pero conmigo
serás, irás adentro
de una gota de sangre que circule en mis venas
o fuera, beso que me abrasa el rostro
o cinturón de fuego en mi cintura.
Dulce mía, recibe
el gran amor que salió de mi vida
y que en ti no encontraba territorio
como el explorador perdido
en las islas del pan y de la miel.
Yo te encontré después
de la tormenta,
la lluvia lavó el aire
y en el agua
tus dulces pies brillaron como peces.

Adorada, me voy a mis combates.

Arañaré la tierra para hacerte una cueva
y allí tu Capitán
te esperará con flores en el lecho.
No pienses más, mi dulce,
en el tormento
que pasó entre nosotros
como un rayo de fósforo
dejándonos tal vez su quemadura.
La paz llegó también porque regreso.
a luchar a mi tierra,
y como tengo el corazón completo
con la parte de sangre que me diste
para siempre,
y como
llevo
las manos llenas de tu ser desnudo,
mírame,
mírame,
mírame por el mar, que voy radiante,
mírame por la noche que navego,
y mar y noche son los ojos tuyos.
No he salido de ti cuando me alejo.
Ahora voy a contarte:
mi tierra será tuya,
yo voy a conquistarla,
no sólo para dártela,
sino que para todos,
para todo mi pueblo.
Saldrá el ladrón de su torre algún día.
Y el invasor será expulsado.
Todos los frutos de la vida
crecerán en mis manos
acostumbrados antes a la pólvora.
Y sabré acariciar las nuevas flores
porque tú me enseñaste la ternura.
Dulce mía, adorada,
vendrás conmigo a luchar cuerpo a cuerpo
porque en mi corazón viven tus besos
como banderas rojas,
y si caigo, no sólo
me cubrirá la tierra
sino este gran amor que me trajiste
y que vivió circulando en mi sangre.
Vendrás conmigo,
en esa hora te espero,
en esa hora y en todas las horas,
en todas las horas te espero.
Y cuando venga la tristeza que odio
a golpear a tu puerta,
dile que yo te espero
y cuando la soledad quiera que cambies
la sortija en que está mi nombre escrito,
dile a la soledad que hable conmigo,
que yo debí marcharme
porque soy un soldado,
y que allí donde estoy,
bajo la lluvia o bajo
el fuego,
amor mío, te espero,
te espero en el desierto más duro
y junto al limonero florecido:
en todas partes donde esté la vida,
donde la primavera está naciendo,
amor mío, te espero.
Cuando te digan "Ese hombre
no te quiere", recuerda
que mis pies están solos en esa noche, y buscan
los dulces y pequeños pies que adoro.
Amor, cuando te digan
que te olvidé, y aun cuando
sea yo quien lo dice,
cuando yo te lo diga,
no me creas,
quién y cómo podrían
cortarte de mi pecho
y quién recibiría
mi sangre
cuando hacia ti me fuera desangrando?
Pero tampoco puedo
olvidar a mi pueblo.
Voy a luchar en cada calle,
detrás de cada piedra.
Tu amor también me ayuda:
es una flor cerrada
que cada vez me llena con su aroma
y que se abre de pronto
dentro de mí como una gran estrella.

Amor mío, es de noche.

El agua negra, el mundo
dormido, me rodean.
Vendrá luego la aurora
y yo mientras tanto te escribo
para decirte: "Te amo".
Para decirte "Te amo", cuida,
limpia, levanta,
defiende
nuestro amor, alma mía.
Yo te lo dejo como si dejara
un puñado de tierra con semillas.
De nuestro amor nacerán vidas.
En nuestro amor beberán agua.
Tal vez llegará un día
en que un hombre
y una mujer, iguales
a nosotros,
tocarán este amor, y aún tendrá fuerza
para quemar las manos que lo toquen.
Quiénes fuimos? Qué importa?
Tocarán este fuego
y el fuego, dulce mía, dirá tu simple nombre
y el mío, el nombre
que tú sola supiste porque tú sola
sobre la tierra sabes
quién soy, y porque nadie me conoció como una,
como una sola de tus manos,
porque nadie
supo cómo, ni cuándo
mi corazón estuvo ardiendo:
tan sólo
tus grandes ojos pardos lo supieron,
tu ancha boca,
tu piel, tus pechos,
tu vientre, tus entrañas
y el alma tuya que yo desperté
para que se quedara
cantando hasta el fin de la vida.

Amor, te espero.

Adiós, amor, te espero.

Amor, amor, te espero.

Y así esta carta se termina
sin ninguna tristeza:
están firmes mis pies sobre la tierra,
mi mano escribe esta carta en el camino,
y en medio de la vida estaré
siempre
junto al amigo, frente al enemigo,
con tu nombre en la boca
y un beso que jamás
se apartó de la tuya.




_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 10 Dic 2010, 15:55

No pienses más, mi dulce,
en el tormento
que pasó entre nosotros
como un rayo de fósforo
dejándonos tal vez su quemadura.



Preciosos versos, Maria, los de Pablo Neruda.

Un abrazo.
Pedro



Leopoldo Lugones

Poeta argentino nacido en la Villa del Río Seco, Córdoba, en 1874 en el seno de un hogar de recia estirpe.
A raíz de un revés de fortuna de su familia, se trasladó muy joven a Buenos Aires donde inició una clamorosa
carrera como intelectual bajo el pseudónimo de "Gil Paz". Ardorosamente discutido o ensalzado desde entonces, su actividad la ejerció también en el periodismo, ocupando varios cargos en su país y en el exterior, que lo llevaron a radicarse en Paris en 1924.
En 1938 con enorme y trágica sorpresa de quienes lo querían y admiraban, se quitó la vida en Buenos Aires.

(sacado de http://amediavoz.com/lugones.htm)



ALMA VENTUROSA


Al promediar la tarde de aquel día,
cuando iba mi habitual adiós a darte,
fue una vaga congoja de dejarte
lo que me hizo saber que te quería.

Tu alma, sin comprenderlo, ya sabía...
Con tu rubor me iluminó el hablarte,
y al separarnos te pusiste aparte
del grupo, amedrentada todavía.

Fue silencio y temblor nuestra sorpresa;
mas ya la plenitud de la promesa
nos infundía un júbilo tan blando,

que nuestros labios suspiraron quedos...
Y tu alma estremecíase en tus dedos
como si se estuviera deshojando.


Leopoldo Lugones



.
avatar
Carmen Parra

Cantidad de envíos : 14622
Fecha de inscripción : 17/04/2009

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Carmen Parra el Sáb 11 Dic 2010, 19:59

Precioso soneto de Leopoldo Lugones, gracias Pedro por dejar esta belleza
Un abrazo
Stella
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 12 Dic 2010, 15:39

Celebro que te haya gustado, Stella.

Un abrazo.
Pedro



Gaspar Gil Polo (Valencia [España], 1530 - Barcelona [España], 1584) fue un escritor del que se tienen escasas referencias sobre su vida: su fama como poeta radica en que Miguel de Cervantes le dedica una octava real en el "Canto de Caliope" de La Galatea y Juan de Timoneda lo cita en el "Sarao de amor", de 1561. Su principal obra es "Diana enamorada", de 1564, continuación de la obra "Diana" de Jorge de Montemayor. Cerda y Rico ha apuntado que puede tratarse del catedratico del mismo nombre inscrito en la Universidad de Valencia entre 1565 y 1574; se basa en los elogios que vierte, en el "Canto del Turia" de la "Diana enamorada" a ingenios valencianos, contemporáneos algunos de ellos, catedraticos de la Universidad valenciana. También se le ha atribuido el cargo de notario (1571-1573) y el de primer coadjutor. Su prosa y poesía son extremadamente cultas, aunque abundan en valencianismos. Fue inventor de la que el llama rima provenzal, su poesía se distingue por el dominio de la forma y el manejo de las estrofas.



NO ES CIEGO AMOR...


No es ciego Amor, mas yo lo soy, que guío
mi voluntad camino del tormento;
no es niño Amor, mas yo que en un momento
espero y tengo miedo, lloro y río.

Nombrar llamas de amor es desvarío,
su fuego es el ardiente y vivo intento,
sus alas son mi altivo pensamiento,
y la esperanza vana en que me fío.

No tiene amor cadenas ni saetas
para aprender y herir libres y sanos,
que en él no hay más poder del que le damos.

Porque es Amor mentira de poetas,
sueño de locos, ídolo de vanos:
¡Mirad qué negro Dios el que adoramos!


Gaspar Gil Polo



.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Mar 14 Dic 2010, 06:13

Bellos sonetos de Leopoldo
Lugones y de Gaspar Gil Polo...
Gracias, Pedro
Un beso, amigo
Maria Lua




Dejo tres poemas de Mario Quintana,
con traducción de Pedro Casas Serra...




MARIO QUINTANA

Nace: 30 de julio de 1906
Lugar: Alegrete, Rio Grande do Sul, Brasil

Muere: 5 de mayo de 1994
Lugar: Porto Alegre, Rio Grande do Sul, Brasil
efemérides 5 de mayo


Biografía:

Poeta, traductor y periodista brasileño cuya obra transita entre la cotidianidad intimista, el estoicismo y el deslumbramiento surrealista. Mario Quintana nació en el seno de una familia de clase media, siendo el cuarto hijo de padres farmacéuticos de descendencia francesa. En 1913, con siete años, los padres le enseñan a leer y hablar francés en forma rudimentaria y un año después entra en la escuela primaria. En 1919, Mario Quintana ingresa en el Colegio Militar de Porto Alegre (Rio Grande do Sul), y comienza a escribir sus primeros textos, que publica en revistas estudiantiles. Abandona el colegio militar en 1924 por problemas de salud y trabaja un tiempo en una libraría, para luego trasladarse a Alegrete y trabajar en la farmacia familiar. En 1926 muere la madre y un año después el padre, al tiempo que la revista "Para Todos" de Río de Janeiro publica uno de sus poemas. En 1929, Mario Quintana comenzó a trabajar para el periódico "O Estado", escribiendo en una sección de literatura extranjera y un año después varios diarios y revistas publican sus poemas. El Ayuntamiento de la capital de Rio Grande do Sul (Porto Alegre), le concede en 1967 el título de "Ciudadano de Honor" y un año después distinguido en Alegrete. Durante la década de 1970, Mario Quintana es objeto de homenajes excepcionales, recibiendo por parte del gobierno la "medalha do Negrinho do Pastoreio", la mayor distinción del estado. En 1980 recibe de la Academia Brasileña de las Letras el "Premio Machado de Asís", por el conjunto de su obra. En 1981, Mario Quintana recibió el Premio Jabuti de Literatura a la personalidad literaria del año y un año después el título Doctor Honoris Causa, otorgado por la Universidad Federal de Rio Grande do Sul. De la vasta obra de Mario Quintana se destaca su faceta de creador de aforismos, que no respondían totalmente a lo que debería ser un proverbio, una máxima o aforismo, sino que eran una mezcla de sentencias irónicas, pensamientos y greguerías, a los que llamó "quintanares".
Resulta anecdótico que viviera siempre solitario en hoteles.


obras destacadas
A Rua dos Cataventos (1940)
Zapato Florido (1948)
O Aprendiz de Feiticeiro (1950)
Espejo Mágico (1951)
Apontamentos de História Sobrenatural (1976






Bilhete



Se tu me amas, ama-me baixinho
Não o grites de cima dos telhados
Deixa em paz os passarinhos
Deixa em paz a mim!
Se me queres,
enfim,
tem de ser bem devagarinho, Amada,
que a vida é breve, e o amor mais breve ainda...



Nota



Si tú me amas, ámame bajito
No lo grites desde los tejados
Deja en paz a los transeuntes
¡Déjame en paz!
Si me quieres,
en fin,
ha de ser bien despacito, Amada,
que la vida es breve, y el amor aún más...






O amor eterno


Dante se enganou: Paolo e Francesca
Continuariam bem juntinhos no Inferno, com pecado e tudo
Juntinhos e felizes!
Mas quem sabe se não seria este mesmo o castigo divino?
Um amor que jamais pudesse terminar...



El amor eterno



Dante se equivocó: Paolo y Francesca
Continuarían bien juntitos en el Infierno, con pecado y todo
¡Juntitos y felices!
Pero ¿quien sabe si no sería ese el castigo divino?
Un amor que no pudiese acabar nunca...





A oferenda


Eu queria trazer-te uns versos muito lindos...
Trago-te estas mãos vazias
Que vão tomando a forma do teu seio.



La ofrenda



Yo quería traerte unos versos muy lindos...
Te traigo estas manos vacías
Que van tomando la forma de tus senos.





_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 15 Dic 2010, 08:08

Preciosos los poemas de Mario Quintana, Maria, llenos de frescura.

Un abrazo.
Pedro



Sor Juana Inés de la Cruz

(Juana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México, 1651 - Ciudad de México, id., 1695) Escritora mexicana. Fue la mayor figura de las letras hispanoamericanas del siglo XVII. Niña prodigio, aprendió a leer y escribir a los tres años, y a los ocho escribió su primera loa. Admirada por su talento y precocidad, a los catorce fue dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo. Apadrinada por los marqueses de Mancera, brilló en la corte virreinal de Nueva España por su erudición y habilidad versificadora.

Pese a la fama de que gozaba, en 1667 ingresó en un convento de las carmelitas descalzas de México y permaneció en él cuatro meses, al cabo de los cuales lo abandonó por problemas de salud. Dos años más tarde entró en un convento de la Orden de San Jerónimo, esta vez definitivamente. Dada su escasa vocación religiosa, parece que sor Juana Inés de la Cruz prefirió el convento al matrimonio para seguir gozando de sus aficiones intelectuales: «Vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros», escribió.

(sacado de http://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juana_ines.htm)



DIME VENCEDOR RAPAZ


Dime vencedor Rapaz,
vencido de mi constancia,
¿Qué ha sacado tu arrogancia
de alterar mi firme paz?
Que aunque de vencer capaz
es la punta de tu arpón,
¿qué importa el tiro violento,
si a pesar del vencimiento
queda viva la razón?

Tienes grande señorío;
pero tu jurisdicción
domina la inclinación,
mas no pasa el albedrío.
Y así librarme confío
de tu loco atrevimiento,
pues aunque rendida siento
y presa la libertad,
se rinde la voluntad
pero no el consentimiento.

En dos partes dividida
tengo el alma en confusión:
una, esclava a la pasión,
y otra, a la razón medida.
Guerra civil, encendida,
aflige el pecho importuna:
quiere vencer cada una,
y entre fortunas tan varias,
morirán ambas contrarias
pero vencerá ninguna.

Cuando fuera, Amor, te vía,
no merecí de ti palma;
y hoy, que estás dentro del alma,
es resistir valentía.
Córrase, pues, tu porfía,
de los triunfos que te gano:
pues cuando ocupas, tirano,
el alma, sin resistillo,
tienes vencido el Castillo
e invencible el Castellano.

Invicta razón alienta
armas contra tu vil saña,
y el pecho es corta campaña
a batalla tan sangrienta.
Y así, Amor, en vano intenta
tu esfuerzo loco ofenderme:
pues podré decir, al verme
expirar sin entregarme,
que conseguiste matarme
mas no pudiste vencerme.


Sor Juana Inés de la Cruz





.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39820
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Maria Lua el Miér 15 Dic 2010, 13:26



Gracias, Pedro, por el bello poema de
Sor Juana Inés de la Cruz...
Besos,amigo
Maria Lua






ROSALÍA DE CASTRO
(1837 – 1885)

Nació en Santiago de Compostela. Fue bautizada con los nombres de María Rosalía Rita. hija de padres desconocidos. Muy poco se sabe de su educación. Se sabe que en la escuela mostró talento de versificadora. También le gustaba el dibujo, la música y la declamación.

Rosalía de Castro contrajo matrimonio con Manuel Martínez Murguía, erudito cronista de Galicia. Al año siguiente Rosalía da luz a su primera hija, Alejandra, a la que han de seguir seis hijos más. Su domicilio cambió varias veces, entre Madrid y Simancas. Rosalía nunca disfrutó de buena salud. Luchó siempre contra enfermedades, y a menudo con la penuria, vivió dedicada a su hogar, a sus hijos y a su marido, nunca aspiró a la fama. Su marido fue quien la convenció para que publicara sus obras. Murió de cáncer a los cuarenta y ocho años en su casa de Padrón, la cual hoy es un museo. Todos sus hijos murieron antes que ella, sin poder dejar herederos.

Compuso sus primeros versos a la edad de 12 años. A los 17 años ya era conocida en el "Liceo de San Agustín". por su primer libro; La Flor. y Follas Novas: es el título de su último libro que contiene su manera de ver la vida, en el muestra su esencia vital. Rosalía muestra una visión sombría de la existencia humana. En los Cantares, Rosalía asume la voz del pueblo gallego. Su obra maestra en castellano es En las Orillas del Sar, versos de tono íntimo, de extraña penetración, cargados de nocturna belleza. Merece ser considerada, al lado de Gustavo Adolfo Bécquer, como la precursora de la Modernidad e iniciadora de una nueva métrica castellana.






Tú para mí, yo para ti, bien mío...

I
Tú para mí, yo para ti, bien mío
-murmurábais los dos-
«Es el amor la esencia de la vida,
no hay vida sin amor» .

¡Qué tiempo aquel de alegres armonías!...
¡Qué albos rayos de sol!...
¡Qué tibias noches de susurros llenas,
qué horas de bendición!

¡qué aroma, qué perfumes, qué belleza
en cuanto Dios crió,
y cómo entre sonrisas murmurábais:
«¡No hay vida sin amor!»

II

Después, cual lampo fugitivo y leve,
como soplo veloz,
pasó el amor..., la esencia de la vida...;
mas... aún vivís los dos.

«Tú de otro, y de otra yo» , dijísteis luego.
¡Oh mundo engañador!
Ya no hubo noches de serena calma,
brilló enturbiado el sol!...

¿Y aún, vieja encina, resististe? ¿Aún late,
mujer, tu corazón?
No es tiempo ya de delirar, no torna
lo que por siempre huyó.

No sueñes, ¡ay!, pues que llegó el invierno
frío y desolador.
Huella la nieve, valerosa, y cante
enérgica tu voz.
¡Amor, llam inmortal, rey de la tierra,
ya para siempre, adiós!




_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25325
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 19 Dic 2010, 15:52

Versos hondamente dramáticos los de este poema de Rosalía, Maria.

Un abrazo.
Pedro



Este soneto de Miguel Hernández: "Mis ojos, sin tus ojos…" no aparecerá en El silbo vulnerado. De Imagen de tu huella (1934): Primera versión de El silbo vulnerado



Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas, varios
intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios,
criando cardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores presagio de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.


Miguel Hernández



.

Contenido patrocinado

Recomendado Re: Poemas de Amor

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 20 Sep 2017, 22:25