Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1040021 mensajes en 47579 argumentos.

Tenemos 1569 miembros registrados

El último usuario registrado es Mara

¿Quién está en línea?

En total hay 71 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 69 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Maria Lua, Pedro Casas Serra


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 5 Dic - 20:39

Últimos temas

» Parque de la Ciudadela (Barcelona)
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 13:50 por Pedro Casas Serra

» Parque de la Ciudadela (Barcelona)
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 12:16 por Pedro Casas Serra

» Parque de la Ciudadela (Barcelona)
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 12:07 por Pedro Casas Serra

» POESÍA SOCIAL XIX
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 11:59 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-06-22 GÉISER
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 8:13 por Pedro Casas Serra

» 2013-06-22 QUERER
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 8:08 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 7:13 por Pedro Casas Serra

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 6:25 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 5:41 por Pascual Lopez Sanchez

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 EmptyHoy a las 5:15 por Pascual Lopez Sanchez

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty

+18
enrique garcia
cecilia gargantini
Lluvia Abril
Mauricio Rey
Catalina de Alvarado
Pedro Casas Serra
Carmen Parra
margara medina
José Antonio
Andrea Diaz
clara_fuente
ernesto würth
Gala Grosso
helena
Alejandra Arqués Arranz
Juan Martín
Ignacio Bellido
Liliana Aiello
22 participantes

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68819
    Fecha de inscripción : 13/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Maria Lua Jue 8 Abr - 22:13

    MIS LIBROS

    Libros, callados libros de las estanterías,
    vivos en su silencio, ardientes en su calma;
    libros, los que consuelan, terciopelos del alma,
    y que siendo tan tristes nos hacen la alegría!

    Mis manos en el día de afanes se rindieron;
    pero al llegar la noche los buscaron, amantes
    en el hueco del muro donde como semblantes
    me miran confortándome aquellos que vivieron.

    ¡Biblia, mi noble Biblia, panorama estupendo,
    en donde se quedaron mis ojos largamente,
    tienes sobre los Salmos las lavas más ardientes
    y en su río de fuego mi corazòn enciendo!

    Sustentaste a mis gentes con tu robusto vino
    y los erguiste recios en medio de los hombres,
    y a mí me yergue de ímpetu sólo el decir tu nombre;
    porque yo de ti vengo he quebrado al Destino.

    Después de ti, tan sólo me traspasó los huesos
    con su ancho alarido, el sumo Florentino.
    A su voz todavía como un junco me inclino;
    por su rojez de infierno fantástica atravieso.

    Y para refrescar en musgos con rocío
    la boca, requemada en las llamas dantescas,
    busqué las Florecillas de Asís, las siempre frescas
    ¡y en esas felpas dulces se quedó el pecho mío!

    Yo vi a Francisco, a Aquel fino como las rosas,
    pasar por su campiña más leve que un aliento,
    besando el lirio abierto y el pecho purulento,
    por besar al Señor que duerme entre las cosas.

    ¡Poema de Mistral, olor a surco abierto
    que huele en las mañanas, yo te aspiré embriagada!
    Vi a Mireya exprimir la fruta ensangrentada
    del amor y correr por el atroz desierto.

    Te recuerdo también, deshecha de dulzuras,
    versos de Amado Nervo, con pecho de paloma,
    que me hiciste más suave la línea de la loma,
    cuando yo te leía en mis mañanas puras.

    Nobles libros antiguos, de hojas amarillentas,
    sois labios no rendidos de endulzar a los tristes,
    sois la vieja amargura que nuevo manto viste:
    ¡desde Job hasta Kempis la misma voz doliente!

    Los que cual Cristo hicieron la Vía-Dolorosa,
    apretaron el verso contra su roja herida,
    y es lienzo de Verònica la estrofa dolorida;
    ¡todo libro es purpúreo como sangrienta rosa!

    ¡Os amo, os amo, bocas de los poetas idos,
    que deshechas en polvo me seguís consolando,
    y que al llegar la noche estáis conmigo hablando,
    junto a la dulce lámpara, con dulzor de gemidos!

    De la página abierta aparto la mirada,
    ¡oh muertos!, y mi ensueño va tejiéndoos semblantes:
    las pupilas febriles, los labios anhelantes
    que lentos se deshacen en la tierra apretada.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    helena
    helena


    Cantidad de envíos : 6882
    Fecha de inscripción : 12/05/2009

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por helena Vie 9 Abr - 1:26

    Magnífica escritora. Hermosos los poemas que has dejado, Gala, y asimismo los de María Lua.
    Gracias a las dos

    Un beso
    Helena
    Andrea Diaz
    Andrea Diaz


    Cantidad de envíos : 2176
    Fecha de inscripción : 10/01/2010
    Edad : 51
    Localización : donde me encuentren...(Argentina)

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Andrea Diaz Jue 29 Abr - 22:11

    siempre es un placer leer a Mistral, gala gracias...
    José Antonio
    José Antonio


    Cantidad de envíos : 123
    Fecha de inscripción : 09/04/2010
    Edad : 86
    Localización : Huesca

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por José Antonio Miér 5 Mayo - 9:12

    Me han encantado los versos de Gabriela Mistral.
    Gracias por compartirlos, José Antonio
    avatar
    margara medina


    Cantidad de envíos : 744
    Fecha de inscripción : 10/02/2010
    Edad : 70

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty GABRIELA MISTRAL

    Mensaje por margara medina Miér 25 Ago - 22:46

    En costa lejana
    y en mar de Pasión,
    dijimos adioses
    sin decir adiós.
    Y no fue verdad
    la alucinación.
    Ni tú la creíste
    ni la creo yo,
    «y es cierto y no es cierto»
    como en la canción.
    Que yendo hacia el Sur
    diciendo iba yo:
    «Vamos hacia el mar
    que devora al Sol».
    Y yendo hacia el Norte
    decía tu voz:
    «Vamos a ver juntos
    donde se hace el Sol».
    Ni por juego digas
    o exageración
    que nos separaron
    tierra y mar, que son
    ella, sueño y el
    alucinación.
    No te digas solo
    ni pida tu voz
    albergue para uno
    al albergador.
    Echarás la sombra
    que siempre se echó,
    morderás la duna
    con paso de dos...
    Para que ninguno,
    ni hombre ni dios,
    del Sur y del Norte,
    del uno y del dos!
    nos llame partidos
    como luna y sol;
    para que ni roca
    ni viento errador,
    ni río con vado
    ni árbol sombreador,
    aprendan y digan
    mentira o error
    del Sur y del Norte,
    del uno y del dos!

    Carmen Parra
    Carmen Parra


    Cantidad de envíos : 14592
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Carmen Parra Jue 26 Ago - 0:42

    Precioso de verdad Margara, gracias por acercarnos estos versos y esta poeta
    Un abrazo
    Stella
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44760
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 28 Ago - 19:25

    Muy hermoso el poema de Gabriela Mistral, Margara. Más, p.f.

    Un abrazo.
    Pedro
    Carmen Parra
    Carmen Parra


    Cantidad de envíos : 14592
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Carmen Parra Dom 6 Feb - 13:13

    Vuelvo a leer estos versos de Gabriela Mistral, gracias poeta por compartirlos
    Un abrazo
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68819
    Fecha de inscripción : 13/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Maria Lua Miér 22 Ene - 14:37

    Subo a Libres, hoy, 22/01/2014


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68819
    Fecha de inscripción : 13/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Maria Lua Miér 22 Ene - 14:44

    Gracias, Pedro, José Antonio, Márgara,
    Andrea, Carmen...
    Besos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Catalina de Alvarado
    Catalina de Alvarado


    Cantidad de envíos : 8573
    Fecha de inscripción : 11/01/2013

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Catalina de Alvarado Miér 22 Ene - 22:57

    QUERIDA MARIA LUA

    MUCHAS GRACIAS POR MOSTRARNOS TAN BELLOS POEMAS DE GABRIELA MISTRAL, UNA POETA MUY FAMOSA Y QUE ESCRIBÍA TAN BIEN, TE ENVÍO UN BESO.
    CATY
    Mauricio Rey
    Mauricio Rey


    Cantidad de envíos : 6182
    Fecha de inscripción : 20/01/2010
    Edad : 42
    Localización : Santiago del Estero

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Mauricio Rey Jue 23 Ene - 1:31

    Un gusto leer los poemas de Gabriela Mistral.
    Un fuerte abrazo María Lua.
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 23 Ene - 9:31

    Muchas gracias María,amiga mía,por traer aquí la poesía de Gabriela Mistral.Me gusta y algo he leído de su obra.
    Seguiré leyendo y aportando lo que pueda.




    Besos
    de Gabriela Mistral


    Hay besos que pronuncian por sí solos
    la sentencia de amor condenatoria,
    hay besos que se dan con la mirada
    hay besos que se dan con la memoria.
    Hay besos silenciosos, besos nobles
    hay besos enigmáticos, sinceros
    hay besos que se dan sólo las almas
    hay besos por prohibidos, verdaderos.
    Hay besos que calcinan y que hieren,
    hay besos que arrebatan los sentidos,
    hay besos misteriosos que han dejado
    mil sueños errantes y perdidos.
    Hay besos problemáticos que encierran
    una clave que nadie ha descifrado,
    hay besos que engendran la tragedia
    cuantas rosas en broche han deshojado.
    Hay besos perfumados, besos tibios
    que palpitan en íntimos anhelos,
    hay besos que en los labios dejan huellas
    como un campo de sol entre dos hielos.
    Hay besos que parecen azucenas
    por sublimes, ingenuos y por puros,
    hay besos traicioneros y cobardes,
    hay besos maldecidos y perjuros.
    Judas besa a Jesús y deja impresa
    en su rostro de Dios, la felonía,
    mientras la Magdalena con sus besos
    fortifica piadosa su agonía.
    Desde entonces en los besos palpita
    el amor, la traición y los dolores,
    en las bodas humanas se parecen
    a la brisa que juega con las flores.
    Hay besos que producen desvaríos
    de amorosa pasión ardiente y loca,
    tú los conoces bien son besos míos
    inventados por mí, para tu boca.
    Besos de llama que en rastro impreso
    llevan los surcos de un amor vedado,
    besos de tempestad, salvajes besos
    que solo nuestros labios han probado.
    ¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
    cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
    y en los espasmos de emoción terrible,
    llenaron sé de lágrimas tus ojos.
    ¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
    te vi celoso imaginando agravios,
    te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
    y qué viste después…? Sangre en mis labios.
    Yo te enseñe a besar: los besos fríos
    son de impasible corazón de roca,
    yo te enseñé a besar con besos míos
    inventados por mí, para tu boca.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Jue 23 Ene - 15:24

    ¡Una GRANDE entre los GRANDE!
    Gracias María por traerlo y a todos los que han pasticipado.
    Besos.

    Ahora les dejo unos poemas infantiles de Gabriela:

    "PROMESA A LAS ESTRELLAS"

    Ojitos de las estrellas
    abiertos en un oscuro
    terciopelo: de lo alto,
    ¿me veis puro?

    Ojitos de las estrellas,
    prendidos en el sereno
    cielo, decid: desde arriba,
    ¿me veis bueno?

    Ojitos de las estrellas,
    de pestañitas inquietas,
    ¿por qué sois azules, rojos
    y violetas?

    Ojitos de la pupila
    curiosa y trasnochadora,
    ¿por qué os borra con sus rosas
    la aurora?

    Ojitos, salpicaduras
    de lágrimas o rocío,
    cuando tembláis allá arriba,
    ¿es de frío?

    Ojitos de las estrellas,
    fijo en una y otra os juro
    que me habéis de mirar siempre,
    siempre puro.

    -------------

    "EL ÁNGEL GUARDIÁN"

    Es verdad, no es un cuento;
    hay un Ángel Guardián
    que te toma y te lleva como el viento
    y con los niños va por donde van.

    Tiene cabellos suaves
    que van en la venteada,
    ojos dulces y graves
    que te sosiegan con una mirada
    y matan miedos dando claridad.
    (No es un cuento, es verdad.)

    Él tiene cuerpo, manos y pies de alas
    y las seis alas vuelan o resbalan,
    las seis te llevan de su aire batido
    y lo mismo te llevan de dormido.

    Hace más dulce la pulpa madura
    que entre tus labios golosos estrujas;
    rompe a la nuez su taimada envoltura
    y es quien te libra de gnomos y brujas.

    Es quien te ayuda a que cortes las rosas,
    que están sentadas en trampas de espinas,
    el que te pasa las aguas mañosas
    y el que te sube las cuestas más pinas.

    Y aunque camine contigo apareado,
    como la guinda y la guinda bermeja,
    cuando su seña te pone el pecado
    recoge tu alma y el cuerpo te deja.

    Es verdad, no es un cuento:
    hay un Ángel Guardián
    que te toma y te lleva como el viento
    y con los niños va por donde van

    --------------

    "MIENTRAS BAJA LA NIEVE"

    Ha bajado la nieve, divina criatura,
    el valle a conocer.
    Ha bajado la nieve, mejor que las estrellas.
    ¡Mirémosla caer!

    Viene calla-callando, cae y cae a las puertas
    y llama sin llamar.
    Así llega la Virgen, y así llegan los sueños.
    ¡Mirémosla llegar!

    Ella deshace el nido grande que está en los cielos
    y ella lo hace volar.
    Plumas caen al valle, plumas a la llanada,
    plumas al olivar.

    Tal vez rompió, cayendo y cayendo, el mensaje
    de Dios Nuestro Señor.
    Tal vez era su manto, tal vez era su imagen,
    tal vez no más su amor.


    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40185
    Fecha de inscripción : 26/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 23 Ene - 22:33

    Gracias Maria, Lluvia y Evangelina por permitirnos "seguir creciendo"
    Besitossssssssssss para todas
    enrique garcia
    enrique garcia
    España
    España


    Cantidad de envíos : 17968
    Fecha de inscripción : 14/04/2009

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por enrique garcia Vie 24 Ene - 8:44

    Un gran trabajo el tuyo Lunita
    gracias por tantas cosas
    besos de cariño
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 24 Ene - 8:57

    Dejo un inédito de Gabriela



    “Casandra”

    A las puertas estoy de mis señores
    blanca de polvo y roja de jornadas,
    yo, Casandra de Ilión a la que amaron
    en su patria los cerros y los ríos,
    la higuera oscura y el sauce pálido,
    el cordero del mes y el cabritillo,
    el huérfano y también lo inanimado.

    También la hora y el día me amaron,
    menos el día yerto del exilio.
    Al primer carro de los vencedores
    subí temblando de amor y destino
    en brazos del que amé contra mí misma
    y contra Ilión, la que hizo mis sentidos,
    y cuando ya mis pies no la tocaron
    mi Patria enderezada dio un vagido
    como de madre o hembra despojada:
    voz de ciervo o leoncillo
    ternerillo o viento herido.
    Miré el tendal oscuro de mi raza
    y tales rostros no me vi en los bárbaros.

    Todo me amaba dentro de mi casta
    y sobre el rostro de Ilión todo fue mío:
    dátil de oro y semblantes de oro,
    las islas avisadas, los riachuelos.
    Pero yo, para ser hembra eterna
    no amé el amor y he amado al enemigo.
    El vencedor cuyo rostro da frío
    en su carro me trajo y en su pecho,
    y he cruzado arenales y bajíos,
    y las aldeas arremolinadas
    al eco de mi nombre ya maldito,
    y yo no las he visto ni escuchado
    de traer en mi bien los ojos fijos
    y he de venir recitando mi muerte
    como un refrán desde niña sabido.

    Escucho tras de las puertas de bronce
    los pasos de la hembra que se acerca
    y que me odia antes de haberme visto.
    Tampoco en la Tebas le valen puertas
    de bronce a la mujer apercibida
    para no oír la hora que camina
    sin sesgo hacia Casandra y Clitemnestra.

    Yo soy aquella a quien dejara Apolo
    en pago de su amor los ojos lúcidos
    para ver en el día y en la noche
    y ver lo mismo arribar su ventura
    que su condenación. Así Él lo quiso.
    Todo lo supe y vine a mi destino
    sabiendo día y hora de mi muerte.
    Vine siguiendo a mi enemigo y dueño,
    rehén y amante, suya extranjera,
    sabiendo de su muerte y de mi muerte
    y de la eternidad de ambos hechos.
    A las puertas estoy oyendo el paso
    de la hembra que me odia antes de verme
    escuchando los pasos presurosos
    de la que ya apuró su vaso rojo
    y viene en busca del segundo sorbo.

    ¡Voy, voy ! Ya sé mi rumbo por la sangre
    de Agamenón que en su coral me llama.

    Tampoco la mujer apercibida
    que está golpeando a las puertas extranjeras
    dejó de oír la hora que venía y venía
    recta hacia ella y Clitemnestra.

    Todo lo supe y vine a mi destino
    recta hacia el sitio de mi acabamiento.

    Sin llanto navegué por mar de llanto.
    Yo vine, aunque bien sabía
    y bajé de mi carro de cautiva
    si rehúsa, entendiendo y consintiendo.

    No vale ¡ guay ! el bronce de la puerta
    para que yo no vea a la que viene
    por camino de mirtos a buscarme
    ebria de odio y recta de destino.

    La mujer sanguinosa me destestaba
    pero es la sangre de él la que me ciñe
    y el hilo del coral quien lleva
    consigo a aquella que es rehén y amada
    y las puertas se cierran sobre aquella
    que de veinte años lo tuvo sin amarlo
    y a quien yo amé y seguí por mar, islas, penínsulas
    y aspirando en el viento del ábrego
    la bocanada de la patria suya.

    Vi Atenas antes de tocar su polvo
    y veo la chacala de ojos bizcos,
    le veo la señal apresurada
    y el botín de mi cuerpo en sangre tinto.

    Ya abre las puertas para recibirnos
    según recibe el cántaro reseco
    el chorro de su sidra o de su vino,
    con tu cuerpo gastado cual las rutas
    deseada fui como la azul cascada
    que ataranta los ojos del sediento.

    Ya estamos ya, los dos, ricos de púrpura
    y de pasión, ganados y perdidos,
    todo entendiendo y todo agradeciendo
    al Hado que sabe y me salva.

    Ya me tumban tus sanguinarios siervos
    y ya me levantan en faisán cazado
    pero el alto faisán de tu deseo
    después de su rapiña y de su hartazgo
    te dejará en las manos de sus siervos
    y volarás conmigo los espacios
    ricos de éter y de constelaciones.

    Antes del alba habré recuperado
    yo al Agamenón, al rey de hombres
    en él voy de vuelo, ya voy de vuelo.



    Poema extraído del diario “El Mercurio”, Santiago, Chile, N 62.927, pp. E1, E2 y E3, Domingo 22 de julio, 2007.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 24 Ene - 9:35

    Dame la mano


    Dame la mano y danzaremos;
    dame la mano y me amarás.
    Como una sola flor seremos,
    como una flor, y nada más...

    El mismo verso cantaremos,
    al mismo paso bailarás.
    Como una espiga ondularemos,
    como una espiga, y nada más.

    Te llamas Rosa y yo Esperanza;
    pero tu nombre olvidarás,
    porque seremos una danza
    en la colina y nada más...

    [b]Amo amor



    Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
    late vivo en el sol y se prende al pinar.
    No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
    ¡le tendrás que escuchar!

    Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
    ruegos tímidos, imperativos de mar.
    No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
    ¡lo tendrás que hospedar!

    Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
    Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
    No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
    ¡lo tendrás que hospedar!

    Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
    argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
    Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
    ¡le tendrás que creer!

    Te echa venda de lino; tú la venda toleras.
    Te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
    Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
    ¡que eso para en morir!


    El amor que calla

    Si yo te odiara, mi odio te daría
    en las palabras, rotundo y seguro;
    pero te amo y mi amor no se confía
    a este hablar de los hombres, tan oscuro.

    Tú lo quisieras vuelto en alarido,
    y viene de tan hondo que ha deshecho
    su quemante raudal, desfallecido,
    antes de la garganta, antes del pecho.

    Estoy lo mismo que estanque colmado
    y te parezco un surtidor inerte.
    ¡Todo por mi callar atribulado
    que es más atroz que el entrar en la muerte!
    [/b]


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68819
    Fecha de inscripción : 13/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Maria Lua Dom 26 Ene - 10:57

    Gracias, Catalina, Mauricio, Lluvia,
    Evangelina, Enrique, Cecilia!
    Gracias por los poemas...
    Gracias, Mauricio, por divulgar
    este post!
    Besos para todos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Mauricio Rey
    Mauricio Rey


    Cantidad de envíos : 6182
    Fecha de inscripción : 20/01/2010
    Edad : 42
    Localización : Santiago del Estero

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Mauricio Rey Dom 26 Ene - 16:53

    ¡Gracias Lua por publicar aquí los poemas de Gabriela!
    Saludos y muy buen domingo.
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Dom 26 Ene - 18:52

    "CARTAS DE GABRIELA A ALFREDO VIDELA PINEDA"
    (1905-1906)

    Mi Alfredo:

    ----- Le escribí a Samo hace dos días. Pida allá esa carta.

    ----- Comprendo lo angustioso de nuestra situación;
    como usted; he sufrido con entrevista como la que hemos tenido hoy.

    ------ El 2 de abril, voy a Serena. No sé si me venga el mismo día. Si es así, le ruego acepte de verme y conversar en cualquier parte pública; la que Ud. designe. Escríbame cuanto antes con la dirección ya sabida. Me dice donde nos podemos ver ese día: de 2 1/2 a 3 1/2 puedo pasar por Ud. en cualquier lugar. Esto es si me vengoesel mismo día. Si me quedo, de 8 a 8 1/2 de la noche, nos podríamos ver en la plaza, costado norte.

    ------ Escríbame como le he dicho, diciéndome dónde podemos conversar ese día; yo debo encontrar su carta en poder de mi amiga Artemia, para poder saber y determinar.

    ------- Si por temor de ser visto no accede a una entrevista así, no hay ninguna otra esperanza.

    ------- Yo me arriesgo a mucho. Mi determinación es harto peligrosa. hago cuanto puedo.

    ------- Iré con la niña Aguilar. Los cariños de que debí colmarlo a su vuelta, aquí se los envío. La suerte es muy cruel para nosotros.

    -------- No me olvide ni haga propósitos pérfidos en contra de esta pobre.
    -------- Un infinito de agradecimiento y de amor tengo para Ud. ahora que vino a verme tan luego.

    -------- Siempre suya.

    -------------------------------- Lucila

    ---------------- La Compañía., 21 de marzo

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Lun 27 Ene - 16:35

    "AMOR AMOR"

    Anda libre en el surco, bate el ala en el viento,
    late vivo en el sol y se prende al pinar.
    No te vale olvidarlo como al mal pensamiento:
    ¡le tendrás que escuchar!

    Habla lengua de bronce y habla lengua de ave,
    ruegos tímidos, imperativos de mar.
    No te vale ponerle gesto audaz, ceño grave:
    ¡lo tendrás que hospedar!

    Gasta trazas de dueño; no le ablandan excusas.
    Rasga vasos de flor, hiende el hondo glaciar.
    No te vale decirle que albergarlo rehúsas:
    ¡lo tendrás que hospedar!

    Tiene argucias sutiles en la réplica fina,
    argumentos de sabio, pero en voz de mujer.
    Ciencia humana te salva, menos ciencia divina:
    ¡le tendrás que creer!

    Te echa venda de lino; tú la venda toleras.
    Te ofrece el brazo cálido, no le sabes huir.
    Echa a andar, tú le sigues hechizada aunque vieras
    ¡que eso para en morir!





    --------------

    "LA TIERRA"

    Niño indio, si estás cansado,
    tú te acuestas sobre la Tierra,
    y lo mismo si estás alegre,
    hijo mío, juega con ella…

    Se oyen cosas maravillosas
    al tambor indio de la Tierra:
    se oye el fuego que sube y baja
    buscando el cielo, y no sosiega.
    Rueda y rueda, se oyen los ríos
    en cascadas que no se cuentan.
    Se oye mugir los animales;
    se oye el hacha comer la selva.
    Se oyen sonar telares indios.
    Se oyen trillas, se oyen fiestas.

    Donde el indio lo está llamando,
    el tambor indio le contesta,
    y tañe cerca y tañe lejos,
    como el que huye y que regresa…

    Todo lo toma, todo lo carga
    el lomo santo de la Tierra:
    lo que camina, lo que duerme,
    lo que retoza y lo que pena;
    y lleva vivos y muertos
    el tambor indio de la Tierra.

    Cuando muera, no llores, hijo:
    pecho a pecho ponte con ella
    y si sujetas los alientos
    como que todo o nada fueras,
    tú escucharás subir su brazo
    que me tenía y que me entrega
    a la madre que estaba rota
    tú la verás volver entera.

    ---------------

    "GOTAS DE HIEL"

    No me cantes: siempre queda
    a tu lengua apegado
    un canto: el que debió ser entregado.

    No beses: siempre queda,
    por maldición extraña,
    el beso al que no alcanzan las entrañas.

    Reza, reza que es dulce: pero sabe
    que no acierta a decir tu lengua avara
    el sólo Padre Nuestro que salvara.

    Y no llames la muerte por clemente,
    pues en las carnes de blancura inmensa,
    un jirón vivo quedará que siente
    la piedra que te ahoga
    y el gusano voraz que te destrenza.


    Última edición por Evangelina Valdez el Miér 29 Ene - 13:53, editado 1 vez
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Lun 27 Ene - 16:51

    "DOÑA PRIMAVERA"

    Doña Primavera
    viste que es primor,
    de blanco, tal como
    limonero en flor.

    Lleva por sandalias
    una anchas hojas
    y por caravanas
    unas fucsias rojas.

    ¡Salid a encontrarla
    por esos caminos!
    ¡Va loca de soles
    y loca de trinos!

    Doña Primavera,
    de aliento fecundo,
    se ríe de todas
    las penas del mundo…

    No cree al que le hable
    de las vidas ruines.
    ¿Cómo va a entenderlas
    entre los jazmines?

    ¿Cómo va a entenderlas
    junto a las fuentes
    de espejos dorados
    y cantos ardientes?

    De la tierra enferma
    en las hondas grietas,
    enciende rosales
    de rojas piruetas.

    Pone sus encajes,
    prende sus verduras,
    en la piedra triste
    de las sepulturas…

    Doña Primavera
    de manos gloriosas,
    haz que por la vida
    derramemos rosas:

    Rosas de alegría,
    rosas de perdón,
    rosas de cariño
    y de abnegación.

    -------------

    "TODAS ÍBAMOS A SER REINAS"

    Todas íbamos a ser reinas,
    de cuatro reinos sobre el mar:

    Rosalía con Efigenia y
    Lucila con Soledad.

    En el valle de Elqui, ceñido
    de cien montañas o de más,
    que como ofrendas o tributos
    arden en rojo y azafrán.

    Lo decíamos embriagadas,
    y lo tuvimos por verdad,
    que seríamos todas reinas
    y llegaríamos al mar.

    Con las trenzas de los siete años,
    y batas claras de percal,
    persiguiendo tordos huidos
    en la sombra del higueral.

    De los cuatro reinos,
    decíamos, indudables como el Corán,
    que por grandes y por cabales
    alcanzarían hasta el mar.

    Cuatro esposos desposarían,
    por el tiempo de desposar,
    y eran reyes y cantadores
    como David, rey de Judá.

    ---------------

    "BALADA"

    El pasó con otra;

    yo le vi pasar.

    Siempre dulce el viento

    y el camino en paz.

    ¡Y estos ojos míseros

    le vieron pasar!

    El va amando a otra

    por la tierra en flor.

    Ha abierto el espino:

    pasa una canción.

    ¡Y él va amando a otra

    por la tierra en flor!

    El besó a la otra

    a orillas del mar;

    resbaló en las olas

    la luna de azahar.

    ¡Y no untó mi sangre

    la extensión del mar!

    El irá con otra

    por la eternidad.

    Habrá cielos dulces.

    (Dios quiere callar.)

    ¡Y el irá con otra

    por la eternidad!

    ------------

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Lun 27 Ene - 17:03

    "CANCIÓN AMARGA"

    ¡Ay! ¡Juguemos, hijo mío,
    a la reina con el rey!

    Este verde campo es tuyo.
    ¿De quién más podría ser?
    Las oleadas de la alfalfa
    para ti se han de mecer.

    Este valle es todo tuyo.
    ¿De quién más podría ser?
    Para que los disfrutemos
    los pomares se hacen miel.

    (¡Ay! ¡No es cierto que tiritas
    como el Niño de Belén
    y que el seno de tu madre
    se secó de padecer!)

    El cordero está espesando
    el vellón que he de tejer.
    Y son tuyas las majadas,
    ¿De quién más podrían ser?

    Y la leche del establo
    que en la ubre ha de correr,
    y el manojo de las mieses
    ¿de quién más podrían ser?

    (¡Ay! ¡No es cierto que tiritas
    como el Niño de Belén
    y que el seno de tu madre
    se secó de padecer!)

    ¡Sí! ¡Juguemos, hijo mío,
    a la reina con el rey!

    -------------

    BALADA DE MI NOMBRE

    El nombre mío que he perdido,
    ¿dónde vive, dónde prospera?
    Nombre de infancia, gota de leche,
    rama de mirto tan ligera.

    De no llevarme iba dichoso
    o de llevar mi adolescencia
    y con él ya no camino
    por campos y por praderas.

    Llanto mío no conoce
    y no la quemó mi salmuera;
    cabellos blancos no me ha visto,
    ni mi boca con acidia,
    y no me habla si me encuentra.

    Pero me cuentan que camina
    por las quiebras de mi montaña
    tarde a la tarde silencioso
    y sin mi cuerpo y vuelto mi alma.

    ---------------

    AGUA

    Hay países que yo recuerdo
    como recuerdo mis infancias.
    Son países de mar o río,
    de pastales, de vegas y aguas.
    Aldea mía sobre el Ródano,
    rendida en río y en cigarras;
    Antilla en palmas verdi-negras
    que a medio mar está y me llama;
    ¡roca lígure de Portofino,
    mar italiana, mar italiana!

    Me han traído a país sin río,
    tierras-Agar, tierras sin agua;
    Saras blancas y Saras rojas,
    donde pecaron otras razas,
    de pecado rojo de atridas
    que cuentan gredas tajeadas;
    que no nacieron como un niño
    con unas carnazones grasas,
    cuando las oigo, sin un silbo,
    cuando las cruzo, sin mirada.

    Quiero volver a tierras niñas;
    llévenme a un blando país de aguas.
    En grandes pastos envejezca
    y haga al río fábula y fábula.
    Tenga una fuente por mi madre
    y en la siesta salga a buscarla,
    y en jarras baje de una peña
    un agua dulce, aguda y áspera.

    Me venza y pare los alientos
    el agua acérrima y helada.
    ¡Rompa mi vaso y al beberla
    me vuelva niñas las entrañas!

    -------------------

    NOCTURNO

    Padre Nuestro que estás en los cielos,
    ¡Por qué te has olvidado de mí!
    Te acordaste del fruto en Febrero,
    al llagarse su pulpa rubí.
    ¡Llevo abierto también mi costado,
    y no quieres mirar hacia mí¡

    Te acordaste del negro racimo,
    y lo diste al lagar carmesí;
    y aventaste las hojas del álamo,
    con tu aliento, en el aire sutil.
    ¡Y en el ancho lagar de la muerte
    aún no quieres mi pecho oprimir!

    Caminando vi abrir las violetas;
    el falerno del viento bebí,
    y he bajado, amarillos, los párpados,
    por no ver más Enero ni Abril.

    Y he apretado la boca, anegada
    de la boca que no he de exprimir.
    ¡Has llagado la nube de Otoño
    y no quieres volverte hacia mí!

    Me vendió el que besó mi mejilla;
    me negó por la túnica ruin.
    Yo en mis versos el rostro con sangre,
    como Tú, sobre el paño, le di.
    Y en mi noche del Huerto, me han sido
    Juan cobarde y el Angel hostil.

    Ha venido el cansancio infinito
    a clavarse en mis ojos, al fin:
    el cansancio del día que muere
    y el alba que debe venir;
    ¡el cansancio del cielo de estaño
    y el cansancio del cielo de añil!

    Ahora suelto la mártir sandalia
    y las trenzas pidiendo dormir.
    Y perdida en la noche, levanto
    el clamor aprendido de ti:
    ¡Padre Nuestro que estás en los cielos,
    por qué te has olvidado de mí!

    -------------------

    EL AIRE

    a José M. Quiroga Pla.

    En el llano y la llanada
    de salvia y menta salvaje,
    encuentro como esperándome
    el Aire.

    Gira redondo, en un niño
    desnudo y voltijeante,
    y me toma y arrebata
    por su madre.

    Mis costados coge enteros,
    por cosa de su donaire,
    y mis ropas entregadas
    por casales...

    Silba en áspid de las ramas
    o empina los matorrales;
    o me para los alientos
    como un Ángel.

    Pasa y repasa en helechos
    y pechugas inefables,
    que son gaviotas y aletas
    de Aire.

    Lo tomo en una brazada;
    cazo y pesco, palpitante,
    ciega de plumas y anguilas
    del Aire...

    A lo que hiero no hiero,
    o lo tomo sin lograrlo,
    aventándome y cazándome
    burlas de Aire...

    Cuando camino de vuelta,
    por encinas y pinares,
    todavía me persigue
    el Aire.

    Entro en mi casa de piedra
    con los cabellos jadeantes,
    ebrios, ajenos y duros
    del Aire.

    En la almohada, revueltos,
    no saben apaciguarse,
    y es cosa, para dormirme,
    de atarles...

    Hasta que él allá se cansa
    como un albatros gigante,
    o una vela que rasgaron
    parte a parte.

    Al amanecer, me duermo
    --cuando mis cabellos caen--
    como la madre del hijo,
    rota del Aire...

    Gabriela Mistral: Antología. Empresa Editora Zig-Zag. Santiago (Chile), 1947. Pp. 109-111.



    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Lun 27 Ene - 17:07

    DAME LA MANO (*)

    Autora; Gabriela Mistral

    A Tasso de Silveira

    Dame la mano y danzaremos;
    dame la mano y me amarás.
    Como una sola flor seremos,
    como una flor, y nada más...
    El mismo verso cantaremos,
    al mismo paso bailarás.
    Como una espiga ondularemos,
    como una espiga, y nada más.
    Te llamas Rosa y yo Esperanza;
    pero tu nombre olvidarás,
    porque seremos una danza
    en la colina y nada más...

    (*) Mi compañero el poeta Tasso de Silveira me salvó una estrofa perdida de esta Ronda, la única que tal vez importaba cuidar, y que había sido suprimida por editor o tipógrafo... (Nota de la autora)

    ----------------

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87274
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 29 Ene - 5:23

    Reconozco que en Gabriela Mistral soy un ignorante. Pero admiro la belleza.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40185
    Fecha de inscripción : 26/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por cecilia gargantini Miér 29 Ene - 12:00

    Gracias, amigas, por seguir dándonos tanta belleza!!!!!!!!!!!!!!
    Besitossssssssss miles para cada una
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Miér 29 Ene - 14:10

    Pues sigue admirando mi querido Pascual, nunca es tarde para disfrutar de ella.
    Besos.

    Gracias a ti Cecilia por seguir las huellas y dejar las tuyas.
    Besotes.

    Sigamos con la poeta:

    "ME TUVISTE"

    Duérmete, mi niño,
    duérmete sonriendo,
    que es la ronda de astros
    quien te va meciendo

    Gozaste la luz
    y fuiste feliz.
    Todo bien tuviste
    al tenerme a mí.

    Duérmete, mi niño,
    duérmete sonriendo,
    que es la Tierra amante
    quien te va meciendo.

    Miraste la ardiente
    rosa carmesí.
    Estrechaste el mundo:
    me estrechaste a mí.

    Duérmete, mi niño,
    duérmete sonriendo,
    que es Dios en la sombra
    quien te va meciendo.

    --------

    "LA TIERRA Y LA MUJER"

    Mientras tiene luz el mundo
    y despierto está mi niño,
    por encima de su cara
    todo es un hacerse guiños.

    Guiños le hace la alameda
    con sus dedos amarillos,
    y tras ella vienen nubes
    con piruetas de cabritos. ..

    La cigarra al mediodía,
    con el frote le hace guiño,
    y la maña de la brisa
    guiña con su pañalito.

    Al venir la noche hará
    guiño socarrón el grillo,
    y en saliendo las estrellas
    me le harán sus santos guiños.

    Yo le digo a la otra Madre,
    a la llena de caminos:
    "Haz que duerma tu pequeño
    para que se duerma el mío".

    Y la muy consentidora,
    la rayada de caminos,
    me contesta: "Duerme al tuyo
    para que se duerma el mío".

    ----------------

    "COSAS"
    (A MAX DAIRCAUX)


    Amo las cosas que nunca tuve
    Con las otras que ya no tengo:

    Yo toco un agua silenciosa,
    Parada en pastos friolentos,
    Que sin un viento tiritaba
    En el huerto que era mi huerto.

    La miro como la miraba;
    Me da un extraño pensamiento,
    Y juego, lenta, con esa agua
    Como con pez o con misterio.

    Pienso en umbral donde dejé
    Pasos alegres que ya no llevo,
    Y en el umbral veo una llaga
    Llena de musgo y de silencio.

    Yo busco un verso que he perdido,
    Que a los siete años me dijeron.
    Fue una mujer haciendo el pan
    Y yo su santa boca veo.

    Viene un aroma roto en ráfagas;
    Soy muy dichosa si lo siento;
    De tan delgado no es aroma,
    Siendo el olor de los almendros.

    Me vuelve niños los sentidos;
    Le busco un nombre y no lo acierto,
    Y huelo el aire y los lugares
    Buscando almendros que no encuentro.

    Un río suena siempre cerca.
    Ha cuarenta años que lo siento.
    Es canturía de mi sangre
    O bien un ritmo que me dieron.

    O el río Elqui de mi infancia
    Que me repecho y me vadeo.
    Nunca lo pierdo; pecho a pecho,
    Como dos niños nos tenemos.

    Cuando sueño la Cordillera,
    Camino por desfiladeros,
    Y voy oyéndoles, sin tregua
    Un silbo casi juramento.

    Veo al remate del Pacífico
    Amoratado mi archipiélago,
    Y de una isla me ha quedado
    Un olor acre de alción muerto...

    Un dorso, un dorso grave y dulce,
    Remata el sueño que yo sueño.
    Es al final de mi camino
    Y me descanso cuando llego.

    Es tronco muerto o es mi padre,
    El vago dorso ceniciento.
    Yo no pregunto, no lo turbo.
    Me tiendo junto, callo y duermo.

    Amo a una piedra de Oaxaca
    O Guatemala, a que me acerco,
    Roja y fija como mi cara
    Y cuya grieta da un aliento.

    Al dormirme queda desnuda;
    No sé por qué yo la volteo.
    Y tal vez nunca la he tenido
    Y es mi sepulcro lo que veo...

    ----------------

    "CREO EN MI CORAZÓN"


    Creo en mi corazón, ramo de aromas
    Que mi Señor como una fronda agita,
    Perfumando de amor toda la vida
    Y haciéndola bendita.

    Creo en mi corazón, el que no pide
    Nada porque es capaz del sumo ensueño
    Y abraza en el ensueño lo creado:
    ¡Inmenso dueño!

    Creo en mi corazón, que cuando canta
    Hunde en el Dios profundo el franco herido,
    Para subir de la piscina viva
    Recién nacido.

    Creo en mi corazón, el que tremola
    Porque lo hizo el que turbó los mares,
    Y en el que da la vida orquestaciones
    Como de pleamares.

    Creo en mi corazón, el que yo exprimo
    Para teñir el lienzo de la vida
    De rojez o palor y que le ha hecho
    Veste encendida.

    Creo en mi corazón, el que en la siembra
    Por el surco sin fin fue acrecentando.
    Creo en mi corazón, siempre vertido,
    Pero nunca vaciado.

    Creo en mi corazón, en que el gusano
    No ha de morder, pues mellará a la muerte;
    Creo en mi corazón, el reclinado
    En el pecho de Dios terrible y fuerte.


    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Miér 29 Ene - 14:15




    "DESVELADA"

    Como soy reina y fui mendiga, ahora
    Vivo en puro temblor de que me dejes,
    Y te pregunto, pálida, a cada hora:
    "¿Estás conmigo aún? ¡Ay, no te alejes!"

    Quisiera hacer las marchas sonriendo
    Y confiando ahora que has venido;
    Pero hasta en el dormir estoy temiendo
    Y pregunto entre sueños: "¿No te has ido?"

    --------------

    "DIOS LO QUIERE"

    La tierra se hace madrastra
    Si tu alma vende a mi alma.
    Llevan un escalofrío
    De tribulación las aguas.
    El mundo fue más hermoso
    Desde que me hiciste aliada,
    Cuando junto de un espino
    Nos quedamos sin palabras
    ¡Y el amor como el espino
    Nos traspasó de fragancia!

    Pero te va a brotar víboras
    La tierra si vendes mi alma;
    Baldías del hijo, rompo
    Mis rodillas desoladas.
    Se apaga Cristo en mi pecho
    ¡Y la puerta de mi casa
    Quiebra la mano al mendigo
    Y avienta a la atribulada!

    II

    Beso que tu boca entregue
    A mis oídos alcanza,
    Porque las grutas profundas
    Me devuelven tus palabras.
    El polvo de los senderos
    Guarda el olor de tus plantas
    Y oteándolas como un ciervo,
    Te sigo por las montañas...
    A la que tú ames, las nubes
    La pintan sobre mi casa.
    Ve cual ladrón a besarla
    De la tierra en las entrañas;
    Que, cuando el rostro le alces,
    Hallas mi cara con lágrimas.

    III

    Dios no quiere que tú tengas
    Sol si conmigo no marchas;
    Dios no quiere que tú bebas
    Si yo no tiemblo en tu agua;
    No consiente que te duermas
    Sino en mi trenza ahuecada.

    IV

    Si te vas, hasta en los musgos
    Del camino rompes mi alma;
    Te muerden la sed y el hambre
    En todo monte o llamada
    Y en cualquier país las tardes
    Con sangre serán mis llagas.
    Y destilo de tu lengua
    Aunque a otra mujer llamaras,
    Y me clavo como un dejo
    De salmuera en tu garganta;
    Y odies, o cantes, o ansíes,
    ¡Por mí solamente clamas!

    V

    Si te vas y mueres lejos,
    Tendrás la mano ahuecada
    Diez años bajo la tierra
    Para recibir mis lágrimas,
    Sintiendo cómo te tiemblan
    Las carnes atribuladas,
    ¡Hasta que te espolvoreen
    Mis huesos sobre la cara!

    -----------------

    "DOS ÁNGELES"

    No tengo sólo un ángel
    Con ala estremecida:
    Me mecen como al mar
    Mecen las dos orillas
    El ángel que da el gozo
    Y el que da la agonía,
    El de alas tremolantes
    Y el de las alas fijas.

    Yo sé, cuando amanece,
    Cuál va a regirme el día,
    Si el de color de llama
    O el color de ceniza,
    Y me les doy como alga
    A la ola, contrita.

    Sólo una vez volaron
    Con las alas unidas:
    El día del amor,
    El de la Epifanía.

    ¡Se juntaron en una
    Sus alas enemigas
    Y anudaron el nudo
    De la muerte y la vida!




    Última edición por Evangelina Valdez el Jue 30 Ene - 23:05, editado 2 veces
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7496
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 67

    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Evangelina Valdez Miér 29 Ene - 14:20


    "EL ENCUENTRO"

    Le he encontrado en el sendero.
    No turbó su ensueño el agua
    Ni se abrieron más las rosas.
    Abrió el asombro mi alma.
    ¡Y una pobre mujer tiene
    Su cara llena de lágrimas!

    Llevaba un canto ligero
    En la boca descuidada,
    Y al mirarme se le ha vuelto
    Grave el canto que entonaba.
    Miré la senda, la hallé
    Extraña y como soñada.
    ¡Y en el alba de diamante
    Tuve mi cara con lágrimas!

    Siguió su marcha cantando
    Y se llevó mis miradas...

    Detrás de él no fueron más
    Azules y altas las salvias.
    ¡No importa! Quedó en el aire
    Estremecida mi alma.
    ¡Y aunque ninguno me ha herido
    Tengo la cara con lágrimas!

    Esta noche no ha velado
    Como yo junto a la lámpara;
    Como él ignora, no punza
    Su pecho de nardo mi ansia;
    Pero tal vez por su sueño
    Pase un olor de retamas,
    ¡Porque una pobre mujer
    Tiene su cara con lágrimas!

    Iba sola y no temía;
    Con hambre y sed no lloraba;
    Desde que lo vi cruzar,
    Mi Dios me vistió de llagas.

    Mi madre en su lecho reza
    Por mí su oración confiada.
    ¡Pero yo tal vez por siempre
    Tendré mi cara con lágrimas!

    ----------------

    "EL PAVO REAL"

    Que sopló el viento y se llevó las nubes
    Y que en las nubes iba un pavo real,
    Que el pavo real era para mi mano
    Y que la mano se me va a secar,
    Y que la mano la di esta mañana
    Al rey que vino para desposar.

    ¡Ay que el cielo, ay que el viento, y la nube
    Que se van con el pavo real!

    ---------------

    "ESCÓNDEME"

    Escóndeme, que el mundo no me adivine.
    Escóndeme como el tronco su resina, y
    Que yo te perfume en la sombra, como
    La gota de goma, y que te suavice con
    Ella, y los demás no sepan de dónde
    Viene tu dulzura...
    Soy fea sin ti, como las cosas desarraigadas
    De su sitio; como las raíces abandonadas
    Sobre el suelo.

    ¿Por qué no soy pequeña como la almendra
    En el hueso cerrado?

    ¡Bébeme! Hazme una gota de tu sangre, y
    Subiré a tu mejilla, y estaré en ella
    Como la pinta vivísima en la hoja de la
    Vid. Vuélveme tu suspiro, y subiré
    Y bajaré de tu pecho, me enredaré
    En tu corazón, saldré al aire para volver
    A entrar. Y estaré en este juego
    Toda la vida.

    ----------------

    "HALLAZGO"

    Me encontré este niño
    Cuando al campo iba:
    Dormido lo he hallado
    En las espigas.

    O tal vez ha sido
    Cruzando la viña:
    Buscando los pámpanos
    Topé su mejilla.

    Y por eso temo,
    Al quedar dormida,
    Se evapore como
    La helada en las viñas.

    ------------------

    "HELECHOS"

    Donde la humedad se guarda
    Asistidora y mansueta
    Y el resuello del calor
    No alcanza a la Madre Gea,
    Suben, suben silenciosos
    Como unas palabras lentas,
    En silencio suben, suben
    Estos duendes manos quietas.

    Y cuando tienen la alzada
    De la garza o el flamenco,
    Ya descansan y se quedan
    Latiendo de su misterio.
    ¡No pasar por ellos, digo,
    Dejarlo, que están durmiendo!
    Porque sólo yo, fantasma,
    Ni los doblo ni los hiero.

    Oiganlos dormidos, dormir
    Sin moverles un cabello.
    Ellos no viven ni mueren,
    Sólo escuchan el silencio,
    Y con el silencio hacen
    Cosa que no conocemos:
    Sueño de niños o danzas
    De unos enanos traviesos.
    Queden así entredormidos
    Custodiando su secreto
    Y tal vez mi propio sueño.

    Duerman los helechos altos
    Callados como un secreto,
    Sigan latiendo dormidos
    Así, callando y latiendo.

    ¡Qué dulce su frente fría
    Y su aspiración del cielo!
    En el aire van y van
    Y restan, restan, quedados,
    Y se parecen al monje
    Que entrega en su rezo el alma.
    Duerman los helechos altos
    Que yo guardaré su sueño.



    Contenido patrocinado


    GABRIELA MISTRAL (1889-1957) - Página 2 Empty Re: GABRIELA MISTRAL (1889-1957)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 23 Abr - 14:02