Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1049486 mensajes en 47892 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 102 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 96 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, clara_fuente, Ma.Beatriz Vicentelo Cayo, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 13:52 por cecilia gargantini

» José María Álvarez (1942-2024)
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 13:50 por cecilia gargantini

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 13:44 por cecilia gargantini

» 2016-12-15 POEMAS VISUALES 1
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 13:42 por cecilia gargantini

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 10:03 por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 09:56 por Maria Lua

» POESÍA SOCIAL XIX
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 04:57 por Pascual Lopez Sanchez

» Pere Gimferrer ( Pedro Gimferrer ) (1945)
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 04:34 por Pedro Casas Serra

» Félix de Azúa (1944-
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 04:25 por Pedro Casas Serra

» 2016-12-23 NO PARA LOS FELICES VA MI CANTO...
Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 EmptyHoy a las 03:18 por Pedro Casas Serra

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty

+9
Adriana Pardo (Luia)
Tori Escalante
Emerio Henríquez
Juan Martín
Maria Lua
claudieta cabanyal
Alejandro Costa
Ignacio Bellido
Liliana Aiello
13 participantes

    Pedro Salinas (1891-1951)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 71380
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Maria Lua Lun 26 Abr 2010, 08:38

    Te busqué por la duda...

    Te busqué por la duda:
    no te encontraba nunca.
    Me fui a tu encuentro
    por el dolor.
    Tú no venías por allí.

    Me metí en lo más hondo
    por ver si, al fin, estabas.
    Por la angustia,
    desgarradora, hiriéndome .
    Tú no surgías nunca de la herida.

    Y nadie me hizo señas
    -un jardín o tus labios,
    con árboles, con besos-;
    nadie me dijo
    -por eso te perdí-
    que tú ibas por las últimas
    terrazas de la risa,
    del gozo, de lo cierto.

    Que a ti te encontraba
    en las cimas del beso
    si duda y sin mañana.
    En el vértice puro
    de la alegría alta,
    multiplicando júbilos
    por júbilos, por risas,
    por placeres.
    Apuntando en el aire
    las cifras fabulosas,
    sin peso de tu dicha.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 71380
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Maria Lua Lun 26 Abr 2010, 08:38

    Tú no las puedes ver...

    Tú no las puedes ver;
    yo, sí.
    Claras, redondas, tibias.
    Despacio
    se van a su destino;
    despacio, por marcharse
    más tarde de tu carne.
    Se van a nada; son
    eso no más, su curso.
    y una huella, a lo largo,
    que se borra en seguida.
    ¿Astros?

    no las puedes besar.
    Las beso yo por ti.
    Saben; tienen sabor
    a los zumos del mundo.
    ¡Qué gusto negro y denso
    a tierra, a sol, a mar!
    Se quedan un momento
    en el beso, indecisas
    entre tu carne fría
    y mis labios; por fin
    las arranco. Y no sé
    si es que eran para mí.
    Porque yo no sé nada.
    ¿Son estrellas, son signos,
    son condenas o auroras?
    Ni en mirar ni en besar
    aprendí lo que eran.
    Lo que quieren se queda
    allá atrás, todo incógnito.
    y su nombre también.
    (Si las llamara lágrimas,
    nadie me entendería.)


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 71380
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Maria Lua Lun 26 Abr 2010, 08:39

    Tú no puedes quererme...

    Tú no puedes quererme:
    estás alta, ¡qué arriba!
    Y para consolarme
    me envías sombras, copias
    retratos, simulacros,
    todos tan parecidos
    como si fueses tú.
    Entre figuraciones
    vivo, de ti, sin ti.

    Me quieren,
    me acompañan. Nos vamos
    por los claustros del agua,
    por los hielos flotantes,
    por las pampas, o a cines
    minúsculos y hondos.
    Siempre hablando de ti.
    Me dicen:
    "No somos ella, pero
    ¡si tú vieras qué iguales!"
    Tus espectros, que brazos
    largos, que labios duros
    tienen: si, como tú.

    Por fingir que me quieres,
    me abrazan y me besan.
    Sus voces tiernas dicen
    que tú abrazas, que tú
    besas así. Yo vivo
    de sombras, entre sombras
    de carne tibia, bella,
    con tus ojos, tu cuerpo,
    tus besos, si, con todo
    lo tuyo menos tú.
    Con criaturas falsas,
    divinas, interpuestas
    para que ese gran beso
    que no podemos darnos
    me lo den, se lo dé.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 71380
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Maria Lua Lun 26 Abr 2010, 08:40

    Tú vives siempre en tus actos...


    Tú vives siempre en tus actos.
    Con la punta de tus dedos
    pulsas el mundo, le arrancas
    auroras, triunfos, colores,
    alegrías: es tu música.
    La vida es lo que tú tocas.

    De tus ojos, sólo de ellos,
    sale la luz que te guía
    los pasos. Andas
    por lo que ves. Nada más.

    Y si una duda te hace
    señas a diez mil kilómetros,
    lo dejas todo, te arrojas
    sobre proas, sobre alas,
    estás ya allí; con los besos,
    con los dientes la desgarras:
    ya no es duda.
    Tú nunca puedes dudar.

    Porque has vuelto los misterios
    del revés. Y tus enigmas,
    lo que nunca entenderás,
    son esas cosas tan claras:
    la arena donde te tiendes,
    la marcha de tu reloj
    y el tierno cuerpo rosado
    que te encuentras en tu espejo
    cada día al despertar,
    y es el tuyo. Los prodigios
    que están descifrados ya.

    Y nunca te equivocaste,
    más que una vez, una noche
    que te encaprichó una sombra
    -la única que te ha gustado-.
    Una sombra parecía.
    Y la quisiste abrazar.
    Y era yo.









    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Beatrice
    Beatrice


    Cantidad de envíos : 1108
    Fecha de inscripción : 18/04/2009
    Localización : México

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty PEDRO SALINAS

    Mensaje por Beatrice Jue 05 Ago 2010, 16:52

    Yo me enamore de los sentires que emanaron como una fuente de agua cristalina...
    Beatrice.


    POETA PEDRO SALINAS

    (Madrid, 1891 - Boston, 1951) Poeta español, miembro de la Generación del 27, en la que destacó como poeta del amor. Profundo intelectual y humanista, Salinas estudió las carreras de derecho y de filosofía y letras. Fue lector de español en la Universidad de París entre 1914 y 1917, año en que se doctoró en letras.

    En la década de 1920 comenzó una asidua colaboración con la Revista de Occidente y fue catedrático de lengua y literatura españolas en las universidades de Sevilla y Murcia. Trabajó como lector de español en Cambridge. Junto a Guillermo de Torre dirigió la revista Índice literario (1932-1936). En este último año emigró a Estados Unidos, donde se desempeñó como profesor en distintas universidades, y allí vivió hasta su muerte, salvo algunos períodos en que dictó clases en la Universidad de San Juan de Puerto Rico.

    Poeta subjetivo, heredero de la tradición amorosa de Garcilaso de la Vega y de Gustavo Adolfo Bécquer, el gran tema de su poesía fue el amor, a través del cual matizó y recreó la realidad y los objetos. En su producción se pueden distinguir tres etapas. La primera, de poesía pura, influida por Juan Ramón Jiménez, abarca desde los inicios hasta 1931 (Presagios, 1924; Seguro azar, 1929 y Fábula y signo, 1931).

    La segunda alcanza hasta 1939 y fue la de la poesía genuinamente amorosa, fruto de su apasionada relación con la profesora norteamericana Katherine Whitmore. En ella celebra el amor que da sentido al mundo; la amada es una criatura concreta, en un espacio cotidiano, con la que el poeta mantiene un coloquio continuo. El amor de su lírica no es atormentado y sufrido; es una fuerza prodigiosa que da sentido a la vida (La voz a ti debida, 1933; Razón de amor, 1936 y Largo lamento, 1939).

    Las obras de esta etapa se nutren de una lírica en segunda persona, vocativa, dirigida a la imagen de la amada, envuelta en las circunstancias externas de la vida actual: relojes, teléfonos, playas, calles, publicidad, automóviles y calendarios aparecen en tal poesía cambiados y transfigurados. La mujer es vista en una perspectiva de proximidad, como una amiga que se convierte en amada al contemplarse reflejada en el "espejo ardiente" que el amor le ofrece. Tal actividad poética, en la que se utilizan elementos métricos muy tenues y leves (metros cortos, con asonancias de una gran flexibilidad, que subrayan el ritmo interno de las metáforas, las ideas y la fluida elocución), halla su mejor representación en La voz a ti debida, obra que ha influido profundamente en la poesía española

    La tercera etapa va de 1939 hasta su muerte. La poesía de estos años reflejó sus inquietudes filosóficas, y una preocupación por la función del poeta y del arte, ya que su espíritu humanista se rebeló ante el mundo moderno; pero no fue la suya una poesía meramente intelectualista, sino que se apoyó también en lo sensual, en una visión cósmica pero fuertemente emotiva. Tres libros componen la producción de este período: El contemplado (1946), Todo más claro y otros poemas (1949) y Confianza 1942-1944, 1955, recopilación de poemas sueltos publicada póstumamente.

    Salinas escribió también numerosos ensayos críticos, entre los que destacan Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947), La poesía de Rubén Darío (1947), El defensor (1948) y Ensayos de literatura hispánica (1958), relatos (El desnudo impecable y otras narraciones, 1951) y varias obras de teatro, la mayor parte todavía inéditas. En 2002 aparecieron finalmente las Cartas a Katherine Whitmore, un resumen de la copiosa correspondencia que intercambió con su amada, sobre todo entre 1932 y 1939.



    RAZÓN DE AMOR

    Versos 1104 a 1121

    Pedro Salinas



    ¡Cómo me dejas que te piense!

    Pensar en ti no lo hago solo, yo.

    Pensar en ti es tenerte,

    como el desnudo cuerpo ante los besos,

    toda ante mí, entregada.

    Siento cómo te das a mi memoria,

    cómo te rindes al pensar ardiente,

    tu gran consentimiento en la distancia.

    Y más que consentir, más que entregarte,

    me ayudas, vienes hasta mí, me enseñas

    recuerdos en escorzo, me haces señas

    con las delicias, vivas, del pasado,

    invitándome.

    Me dices desde allá

    que hagamos lo que quiero

    —unirnos— al pensarte.

    Y entramos por el beso que me abres,

    y pensamos en ti, los dos, yo solo



    LA MEMORIA DE LAS MANOS

    Hoy son las manos la memoria.
    El alma no se acuerda, está dolida
    de tanto recordar. Pero en las manos
    queda el recuerdo de lo que han tenido.

    Recuerdo de una piedra
    que hubo junto a un arroyo
    y que cogimos distraídamente
    sin darnos cuenta de nuestra ventura.
    Pero su peso áspero,
    sentir nos hace que por fin cogimos
    el fruto más hermoso de los tiempos.
    A tiempo sabe
    el peso de una piedra entre las manos.
    En una piedra está
    la paciencia del mundo, madurada despacio.
    Incalculable suma
    de días y de noches, sol y agua
    la que costó esta forma torpe y dura
    que acariciar no sabe y acompaña
    tan sólo con su peso, oscuramente.
    Se estuvo siempre quieta,
    sin buscar, encerrada,
    en una voluntad densa y constante
    de no volar como la mariposa,
    de no ser bella, como el lirio,
    para salvar de envidias su pureza.
    ¡Cuántos esbeltos lirios, cuántas gráciles
    libélulas se han muerto, allí, a su lado
    por correr tanto hacia la primavera!
    Ella supo esperar sin pedir nada
    más que la eternidad de su ser puro.
    Por renunciar al pétalo, y al vuelo,
    está viva y me enseña
    que un amor debe estarse quizá quieto, muy quieto,
    soltar las falsas alas de la prisa,
    y derrotar así su propia muerte.

    También recuerdan ellas, mis manos,
    haber tenido una cabeza amada entre sus palmas.
    Nada más misterioso en este mundo.
    Los dedos reconocen los cabellos
    lentamente, uno a uno, como hojas
    de calendario: son recuerdos
    de otros tantos, también innumerables
    días felices
    dóciles al amor que los revive.
    Pero al palpar la forma inexorable
    que detrás de la carne nos resiste
    las palmas ya se quedan ciegas.
    No son caricias, no, lo que repiten
    pasando y repasando sobre el hueso:
    son preguntas sin fin, son infinitas
    angustias hechas tactos ardorosos.
    Y nada les contesta: una sospecha
    de que todo se escapa y se nos huye
    cuando entre nuestras manos lo oprimimos
    nos sube del calor de aquella frente.
    La cabeza se entrega. ¿Es la entrega absoluta?
    El peso en nuestras manos lo insinúa,
    los dedos se lo creen,
    y quieren convencerse: palpan, palpan.
    Pero una voz oscura tras la frente,
    ?¿nuestra frente o la suya??
    nos dice que el misterio más lejano,
    porque está allí tan cerca, no se toca
    con la carne mortal con que buscamos
    allí, en la punta de los dedos,
    la presencia invisible.
    Teniendo una cabeza así cogida
    nada se sabe, nada,
    sino que está el futuro decidiendo
    o nuestra vida o nuestra muerte
    tras esas pobres manos engañadas
    por la hermosura de lo que sostienen.
    Entre unas manos ciegas
    que no pueden saber. Cuya fe única
    está en ser buenas, en hacer caricias
    sin casarse, por ver si así se ganan
    cuando ya la cabeza amada vuelva
    a vivir otra vez sobre sus hombros,
    y parezca que nada les queda entre las palmas,
    el triunfo de no estar nunca vacías.


    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 71380
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Maria Lua Dom 08 Ago 2010, 10:19

    Gracias, querida Beatrice,
    por los poemas de Pedro
    Salinas...
    Un beso
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Beatrice
    Beatrice


    Cantidad de envíos : 1108
    Fecha de inscripción : 18/04/2009
    Localización : México

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Beatrice Jue 12 Ago 2010, 14:56

    Gracias a ti por tu presencia poeta MaryLu
    un abrazo
    Beatrice
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88702
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 13 Ago 2010, 01:43

    Beatrice, gracias : "La razón de amor..." la enseñaría en la escuela
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45652
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 13 Ago 2010, 13:46

    Gracias por traer a Salinas y la belleza de sus versos, Beatrice.

    Un fuerte abrazo.
    Pedro
    Beatrice
    Beatrice


    Cantidad de envíos : 1108
    Fecha de inscripción : 18/04/2009
    Localización : México

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Beatrice Dom 15 Ago 2010, 13:17

    Gracias a ustedes Poetas Pascual y Pedro...
    por todo lo que me han enseñado en este precioso lugar de los poetas ancestrales y de este nuestro tiempo...
    beso y abrazo
    Beatrice
    Carmen Parra
    Carmen Parra


    Cantidad de envíos : 14592
    Fecha de inscripción : 17/04/2009

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Carmen Parra Lun 23 Ago 2010, 05:01

    Gracias amiga mia por acercarnos estos versos de Pedro Salinas
    Un abrazo
    Stella
    Beatrice
    Beatrice


    Cantidad de envíos : 1108
    Fecha de inscripción : 18/04/2009
    Localización : México

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Beatrice Lun 30 Ago 2010, 15:06

    Gracias a ti mi querida Stella..un gusto compartir otro rinconcito de este hermoso foro.
    besos
    Beatrice
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88702
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 14 Abr 2023, 03:45

    No me fio de la rosa
    de papel,
    ¡tantas veces que la hice
    yo con mis manos!
    Ni me fio de la otra
    rosa verdadera,
    hija del sol y sazón,
    la prometida del viento.
    De ti, que nunca te hice,
    de ti, que nuca te hicieron,
    de ti me fio, redondo
    seguro azar.

    (Poema: FE MÍA de SEGURO AZAR).


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!

    Contenido patrocinado


    Pedro Salinas (1891-1951) - Página 3 Empty Re: Pedro Salinas (1891-1951)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb 13 Jul 2024, 14:16