Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1033640 mensajes en 47347 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 72 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 70 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 19:58 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 19:30 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 19:26 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 19:19 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 19:16 por Maria Lua

» El fado
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 18:04 por Maria Lua

» 2011-07-30 HOY, AL DESPERTAR
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 15:24 por Pedro Casas Serra

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. René Magritte. Los amantes (1928)
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 15:23 por Pedro Casas Serra

» Poesía ultraista española (1919-1925)
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 14:48 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
Yehuda Amijai (1924-2000) EmptyHoy a las 14:12 por Pascual Lopez Sanchez

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Yehuda Amijai (1924-2000) Empty

3 participantes

    Yehuda Amijai (1924-2000)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Sep 2023, 03:14

    .


    Yehuda Amijai (Würzburg, 3 de mayo de 1924 – Jerusalén 22 de septiembre de 2000) escritor israelí considerado uno de los mejores poetas contemporáneos en hebreo. Su obra trata temas cotidianos, ironías y amores dolorosos, a veces por la religión, la tierra o la ciudad de Jerusalén. Su contribución se extiende más allá de sus propios logros literarios a una influencia que ayudó a crear una poesía israelí moderna.

    Síntesis de Vida

    Nacido en Alemania, Amijai y su familia emigraron a Eretz Yisrael en 1935, viviendo brevemente en Petaj Tikva antes de establecerse en Jerusalén. En la Segunda Guerra Mundial luchó con la brigada judía del ejército británico. Durante la Guerra de Independencia luchó en el Néguev, en el frente sur. Después de la Guerra asistió a la Universidad Hebrea y fue profesor de preparatoria. Su primer libro Ahora y otros días fue publicado en 1955 y despertó interés tanto en lectores como críticos. Temas juzgados hasta ahora como prosaicos: tanques, aviones, combustible, contratos administrativos, figuran en su trabajo y se convierten en una realidad poética notable por el deseo de confrontar y reflejar los problemas vigentes y retratar con nueva dureza e ironía el ambiente social contemporáneo. A esta pasión por el uso de nuevos temas y metáforas está el de la expresión y el uso innovador del idioma hebreo en varios estratos en el que se combinan y desdibujan los hilos del hebreo clásico con el moderno. Influenciado por el ingenio y la ironía de la poesía inglesa, Amijai usó las vertientes de la tradición local dándole nuevo sentido al lenguaje coloquial y a los modismos de la jerga en su idioma. Un comentario que lo alude al entregársele el Premio de Israel en 1982 es "el cambio revolucionario del idioma poético" que el poeta había emprendido a través de su obra. La poesía de Amijai es lúdica y concentra un rango amplio de emociones, su distintivo es la risa, la burla y cierta tristeza subyacente:

       "Detrás de mi marchan, como en los entierros/el niño que era hace muchos años/y el hombre joven que fui en su primer amor/y el soldado que era en los viejos días/y el hombre canoso que fui hace una hora./Y también otros que fui, extranjeros también,/y de los cuales me he olvidado./ Incluso una mujer./Y todos sus labios están moviéndose/y todos sus ojos recuerdan el pasado/y todos destellan y pronuncian/palabras de consuelo y de lamento/pues volverán a sus asuntos y a sus citas/como en los entierros./Y uno dijo: El objetivo principal /de la industria en nuestro tiempo, es crear/los materiales más fuertes que son también los más ligeros/Eso dijo, y lloró y se fue por su camino,/como en los entierros".

    El canon de Amijai es impresionante por el volumen del trabajo que abarca y muchos libros individuales de poesía aparecen en sucesión rápida; así lo demuestran "Poemas reunidos" de 1963 y "Selección de trabajos" de 1981 y en su "Shirei Yerushalayim" (Poemas de Jerusalén) de 1987, edición bilingüe, acompañada de fotografías de la ciudad. Además de numerosos volúmenes de poesía Amijai ha escrito relatos cortos, libretos para radio y literatura infantil. Su trabajo se ha traducido a numerosos idiomas. Su valor para el mundo anglosajón fue descubierto por Ted Hughes en 1965.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Yehuda Amijai:


    De Ahora y en otros días (1955):


    LLUVIA EN EL CAMPO DE BATALLA

    En recuerdo de Dicky

    La lluvia cae sobre el rostro de mis compañeros;
    sobre el rostro de mis compañeros vivos que
    se cubren la cabeza con una manta-
    y sobre el rostro de mis compañeros muertos que
    ya no se cubren.




    De Poemas 1948-1962 (1963):


    JERUSALÉN

    En una azotea de la Ciudad Vieja,
    hay ropa iluminada con la última luz del día:
    sábana blanca de una enemiga,
    toalla de un enemigo
    para secar con ella el sudor de su frente.

    Y en el cielo de la Ciudad Vieja
    una cometa.
    Y al final del hilo
    un niño,
    que no vi
    a causa de la muralla.

    Hemos izado muchas banderas.
    han izado muchas banderas.
    Para que pensemos que están contentos.
    Para que piensen que estamos contentos.



    DEMASIADOS

    Demasiados olivos en el valle,
    demasiadas piedras en la ladera.
    Demasiados muertos, muy poca
    tierra para cubrirlos a todos.
    Y tengo que volver a los paisajes dibujados
    en los billetes
    y a la cara de mi padre que está en las monedas.

    Demasiados días de difuntos, muy poco
    recuerdo. Mis amigos olvidaron lo que aprendieron en su juventud.
    Y en un lugar oculto está acostada mi chica,
    y yo siempre fuera, pasto de los vientos hambrientos.
    Demasiado cansancio, muy pocos ojos
    para contenerlo. Demasiados relojes,
    muy poco tiempo. Demasiadas juramentos
    sobre la Biblia. Demasiadas carreteras, muy pocos
    caminos por los que camina de verdad el hombre hacia su destino.
    Demasiadas esperanzas
    que huyeron de sus dueños.
    Demasiados soñadores, Muy pocos sueños
    cuya interpretación habría cambiado la historia del mundo
    como los sueños del Faraón.

    Mi vida se cierra detrás de mí. Y yo fuera, perro
    del viento cruel y ciego que siempre
    me apremia. Estoy domesticado: me levanto y me siento
    y espero para guiarlo a través de las calles
    de mi vida, que pudo ser mi vida verdadera.



    MI AMIGO HA MUERTO

    Mi amigo ha muerto
    junto a una ventana abierta
    al atardecer
    mientras un papel volaba fuera.

    Era de noche
    y oímos distintas combinaciones:
    flauta y tambor,
    árbol y hombre,
    perro y hombre callado,
    camino y otro camino.
    La tierra hablaba
    el lenguaje amargo
    de los que sufrieron.

    Mi amigo ha muerto
    a los treinta
    o treinta y un años,
    de amor.

    Mirad las líneas de su boca
    que se han soltado de su cara
    como una brida soltada de un caballo.
    Mirad el alargamiento de sus manos,
    la oscuridad debajo de sus ojos
    y su pelo acabado.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Sep 2023, 13:05

    .


    De Ahora en el ruido, poemas 1963-1968 (1969):


    JERUSALÉN 1967

    V

    En Yon Kippur, el año 1967, me puse
    un traje de fiesta oscuro y fui a la Ciudad Vieja de Jerusalén.
    Permanecí mucho tiempo ante la arcada de la tienda de un árabe,
    no lejos de la puerta de Damasco, una tienda
    de botones, cremalleras, bobinas de hilos
    de todos los colores, corchetes y hebillas.
    Luz preciosa y muchos colores, como un arca sagrada que quedó abierta.

    Le dije sin palabras que también mi padre
    tenía una tienda de hilos y botones.
    Le expliqué sin palabras las decenas de años,
    las causas y sucesos, que yo ahora estoy aquí,
    que la tienda de mi padre fue quemada allí y que aquí fue enterrado.

    Cuando terminé era la hora de la oración de clausura.
    También él bajó el postigo y echó la llave
    yo volví con todos los orantes a casa.

    XX

    Algunos poetas van por la tarde a la Ciudad Vieja
    y salen cargados de imágenes,
    metáforas, pequeños proverbios ingeniosos
    y comparaciones crepusculares entre arcadas y cornisas,
    frutas tardías
    y grabados sofisticados de corazón.

    Levanté las manos hacia la frente
    para secarme el sudor
    y alcancé a Else Lasker-Schüller,
    por casualidad. Ligera y pequeña fue en su vida,
    mucho más en su muerte. Pero ¡qué poesía!



    ANIVERSARIO DE MI PADRE

    Cuando haya luna llena,
    será el aniversario de mi padre. Siempre es así.

    El día de su muerte nunca caerá
    en verano o en primavera.

    Pongo piedras pequeñas sobre la tumba:
    señal de que he estado aquí,
    tarjeta de visita del vivo en la gran
    piedra de mi padre. Padre
    causa y efecto,
    tu despertador rompe mi cuerpo.

    Las dos velas de shabat de mi madre
    van juntas por la calle suavemente
    arrastradas por un barco
    que no vi.

    De un gimnasio sin el eco
    de fuertes gritos,
    jadeos y sudor extranjero
    con olor a goma y a muslos de chicas.

    Padre, ahora ya me gusta lavarme y peinarme,
    pero por lo demás no he cambiado.

    Los pocos datos que hay sobre ti en la lápida,
    son menos que un pasaporte.

    No hay policía a la que pueda
    explicar que soy un asesino.

    Cuando vuelvo a casa me tumbo de espaldas
    con los brazos extendidos, como crucificado.

    Eso me tranquiliza,
    padre.




    De Y no para recordar (1971):


    EL QUE SE APARTA

    El que se aparta de lo que amaba,
    hará saltar su última palabra
    como una piedra plana sobre el agua:
    saltará tres o cuatro
    veces. Después se hundirá.



    REGALOS DE AMOR

    Te los di para
    el lóbulo de tus orejas, para tus dedos,
    hice brillar el tiempo en tu muñeca,
    te colgué muchos brillantes
    para que fueses mi columpio en el aire
    sonando suavemente sobre mí,
    para calmar mi sueño.

    Te recosté entre manzanas, como está escrito,
    para que rodásemos en un diván de manzana rojo.

    Cubrí tu piel con una tela rosa, fina
    y diáfana como cachorros de lagarto que tienen
    ojos de diamante negro en las noches de verano.

    Me hiciste posible vivir algunos meses
    sin necesitar religión
    ni percepción del mundo.

    Me diste un abrecartas de plata:
    cartas como esas no se abren así.
    Se rasgan, se rasgan, se rasgan.




    De Detrás de todo esto se oculta una gran felicidad (1974):


    ACOMPÁÑAME

    Acompáñame al aeropuerto.
    No vuelo, no me alejo, no me voy,
    Pero acompáñame a un avión blanco
    entre la niebla de los olivos,

    dime palabras que transformen las estaciones
    en el breve instante de una despedida,

    cuando las manos van a
    los ojos que lloran como a
    un abrevadero para beber y beber.



    TENGO MUERTOS

    Tengo muertos enterrados en el aire
    tengo una madre sin hijo aunque yo estoy con vida.

    Soy como un lugar
    que entabla guerra con el tiempo.

    Una vez, el color verde se alegró
    junto a tu rostro en la ventana.

    Sólo en mis sueños soy un amante fuerte.




    De El tiempo (1977):


    19

    ¿Cómo comenzó una bandera? Supongamos que había algo entero
    como un vestido de mujer a la que se añora. Después se rasgó
    en dos y fue suficiente para dos campamentos enemigos.

    O como una hamaca rota en un jardín abandonado
    de mi infancia, jirones de una tela de rayas ondeando en el aire,
    también eso es una bandera diciéndote que te levantes y la sigas
    o que llores a su lado, que la traiciones o la olvides.

    No sé: en mis guerras no iba el abanderado
    ante el campamento ennegrecido por nubes de polvo y humo.
    También he visto cosas que empezaron como una primavera
    y terminaron con una retirada apresurada en la pálida arena.
    Estoy lejos de todo eso ahora, como alguien que
    en medio del puente olvida los extremos
    y se inclina sobre la barandilla
    mirando las aguas que fluyen abajo
    y que también son una bandera.





    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Sep 2023, 13:32

    .


    De Gran tranquilidad, preguntas y respuestas (1980):


    ENCUENTRO CON MI PADRE

    Mi padre vino a mí n una de las treguas
    entre dos guerras o entre dos amores
    como hacia un actor que descansa detrás del escenario en penumbra
    así vino a mí: nos sentamos en el café "Atara"
    en el monte Carmelo. Me preguntó por mi pequeña habitación,
    y si me arreglaba con el pobre sueldo de profesor.

    ¡Padre, padre, antes que a mí engendraste
    a las cerezas que amabas, negras de tanta rojez!
    Hermanas, hermanas, cerezas dulces de aquel mundo.

    Ocurrió durante la oración de la tarde.
    Mi padre sabía que yo ya no rezaba
    y dijo, ven a jugar al ajedrez,
    como te enseñé de niño.

    Ocurrió en octubre de 1947,
    antes de los días decisivos y de los primeros disparos.
    Y no sabíamos entonces que yo sería llamado "Generación de 1948"
    y jugué al ajedrez con mi padre, 1948 - mate.



    DESDE ENTONCES

    Caí en la batalla de Ashdod
    en la guerra de la Independencia.
    Mi madre decía entonces, tiene veinticuatro años,
    y ahora dice, tiene cincuenta y cuatro años,
    y enciende una lamparilla
    como una vela de cumpleaños
    en una tarta para soplar y apagar.

    Y desde entonces mi padre ha muerto de tanto dolor y pena
    y desde entonces mis hermanas se han casado
    y han puesto mi nombre a sus hijos,
    y desde entonces mi casa es mi tumba, y mi tumba - mi casa.
    Porque caí en la pálida arena
    de Ashdod.

    Y desde entonces los cipreses y los árboles frutales
    entre Negbá y Yad Mordekay
    caminan en una lenta procesión de duelo,
    y desde entonces todos mis hijos y todos mis padres
    han quedado huérfanos y desconsolados
    y desde entonces todos mis hijos y todos mis padres
    caminan juntos con manos entrelazadas
    en manifestación contra la muerte.
    Porque caí en la guerra
    en la blanda arena de Ashdod.

    Me cargué a mi amigo a la espalda.
    Y desde entonces siempre siento su cuerpo muerto,
    como un pesado firmamento sobre mí,
    y desde entonces el siente mi espalda curvada debajo de él,
    como un fragmento convexo de la bola del mundo.
    Porque caí en la terrible arena de Ashdod, y no sólo él.

    Y desde entonces compenso mi muerte
    con amores y un banquete sombrío,
    y desde entonces soy yo que en paz descanse,
    y desde entonces no quiero que el Señor resucite mi sangre.
    Y desde entonces no quiero que mi madre llore por mí
    con su hermosa y exacta cara,
    y desde entonces lucho contra el dolor,
    y desde entonces camino contra mis recuerdos
    como un hombre contra el viento,
    y desde entonces lloro a mis recuerdos
    como un hombre a sus muertos,
    y desde entonces apago mis recuerdos
    como un hombre el fuego,
    y desde entonces estoy tranquilo.
    Porque caí en Ashdod
    en la guerra de la Independencia.

    "Los sentimientos se han agitado", se decía entonces, "Las esperanzas
    han crecido", eso se decía y ya no se dice,
    "Las artes han florecido", decían los libros de historia,
    "La ciencia ha prosperado", eso se decía,
    "El viento de la tarde les ha enfriado la frente
    ardiente", se decía entonces,
    "El viento de la mañana les ha alborotado el cabello",
    eso se decía.
    Y desde entonces los vientos hacen otras cosas,
    y desde entonces las palabras dicen otras cosas,
    (no os fijéis en que estoy vivo),
    porque caí en la blanda y pálida arena
    de Ashdod en la guerra de la Independencia.



    NO SÉ SI LA HISTORIA VUELVE

    No sé si la historia vuelve
    pero sé que tú - no.

    Recuerdo que la ciudad estaba dividida
    no sólo entre judíos y árabes,
    sino también entre tú y yo,
    cuando estábamos juntos en ella.

    Hicimos un útero con los peligros,
    construimos una casa con la guerra que mata,
    como la gente del norte lejano
    construye una casa protectora y cálida
    con el hielo que mata.

    La ciudad se volvió a unir,
    pero ya no estábamos juntos en ella.

    Ahora ya sé
    que la historia no vuelve,
    como siempre supe que tú - no.



    TRANQUILIDAD DE ALMA, TRANQUILIDAD Y ALMA

    "Tranquilidad de alma", decían mis padres, "el hombre debe
    llegar a la tranquilidad del alma".
    Como árabes ricos que pasaban el invierno en Jericó
    y el verano en Ramallah olvidando el desierto en medio.
    También ellos olvidan lo de en medio. O como quienes
    trasladan a un niño dormido, sin que se despierte,
    a su cama. O como el hombre que pone una bomba
    y se aleja hasta no oír ni siquiera el eco de su acción.

    Una mujer me dijo una vez: yo vivo con tranquilidad
    fuera de la historia. Yo le dije: también Rajab dijo eso,
    "Yo vivo en la muralla", y mira cómo
    entró en la historia y no salió de ella.

    Tranquilidad de alma, tranquilidad y alma. Quiero
    estar una sola vez en la habitación que
    veo toda la tarde desde mi trabajo.
    La cortina está siempre cerrada y a veces hay luz dentro.

    Ya he vivido lo suficiente como para desear
    sólo eso, y no el reino de los cielos.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39848
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por cecilia gargantini Mar 19 Sep 2023, 15:33

    Me encantó lo que dice este autor...

    "Detrás de mi marchan, como en los entierros/el niño que era hace muchos años/y el hombre joven que fui en su primer amor/y el soldado que era en los viejos días/y el hombre canoso que fui hace una hora./Y también otros que fui, extranjeros también,/y de los cuales me he olvidado./ Incluso una mujer./Y todos sus labios están moviéndose/y todos sus ojos recuerdan el pasado/y todos destellan y pronuncian/palabras de consuelo y de lamento/pues volverán a sus asuntos y a sus citas/como en los entierros./Y uno dijo: El objetivo principal /de la industria en nuestro tiempo, es crear/los materiales más fuertes que son también los más ligeros/Eso dijo, y lloró y se fue por su camino,/como en los entierros".

    Todos los poemas son muy bellos y profundos. Destaco "No sé si la historia vuelve".

    Graciassssssssssss Pedro, una vez más
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Sep 2023, 04:02

    Gracias a ti por tu interés y participación, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Sep 2023, 04:23

    .


    De Una hora de gracia (1982):


    MÁRCALOS

    Márcalos. Recuerda la ropa
    que llevaba quien tú amas
    para que el día de la destrucción puedas decir: se le vio por última vez
    vestido así, abrigo marrón, sombrero blanco.
    Márcalos. Porque no tienen rostro,
    su alma está oculta y su llanto es igual a su risa
    y su silencio y su grito llegan a la misma altura
    y el calor de su cuerpo oscila entre 36 y 41 grados
    y no tienen vida fuera de este estrecho espacio,
    y no tienen estatuas, ni cuadros, ni recuerdos
    y tienen vasos de papel los días de fiesta
    y platos de papel de usar y tirar.

    Márcalos. Porque el mundo
    está lleno de gente desgajada de su sueño
    y no hay quien cosa los jirones,
    porque no viven como animales salvajes,
    cada uno está en su aislada guarida y mueren
    juntos en los campos de batalla
    y en los hospitales.
    Y a todos los tragará la tierra
    a buenos y a malos juntos, como a la facción de Coré,
    todos en rebelión contra la muerte
    con las bocas abiertas hasta el último momento
    y bendición y maldición serán un solo
    clamor. Marca, márcalos.



    CUATRO POEMAS SOBRE LA GUERRA Y LA PAZ

    I

    En un pequeño jardín, no lejos de mi casa
    hay una placa de mármol con nombres de soldados muertos
    escritos uno encima de otro en orden y con letras
    claras, como nombres de inquilinos en la puerta
    de una casa grande y vacía.

    II

    Pienso en el hombre pelirrojo
    que cayó aquí, y en su mujer afónica.

    Pienso en la mujer afónica
    del hombre que cayó hace años.

    Pienso en la mujer afónica
    que ahora es una mujer callada.

    El verdadero aborto artificial es
    el de los caídos en la guerra:
    contra él
    nadie protesta.

    III

    Una vez explotó una bomba
    junto a una carnicería:
    la carne degollada
    fue degollada otra vez,
    pero ya no había dolor,
    no había casi sangre.

    IV

    Soy racista de la paz:
    gente de ojos azules asesina,
    gente de ojos negros mata,
    gente de pelo rizado destruye,
    gente de pelo liso dinamita,
    gente de piel morena desgarra mi carne,
    gente de piel rosada derrama mi sangre.

    Sólo los carentes de color
    sólo los transparentes son buenos
    porque me dejan dormir por la noche sin temor
    y ver a través de ellos
    el cielo.



    NANA

    Dale al niño una nana. Cántale para que duerma:
    papá se ha ido a trabajar, papá se ha ido a la guerra,
    pero duérmete.
    El lobo aúlla, el enemigo está en la puerta, pero duérmete,
    la casa se tambalea, el mundo se quema,
    pero duérmete, duérmete.

    No le hables de los ángeles del cielo,
    no le hables de la mariposa
    ni de los pájaros de oro.
    Canta las cosas terribles con voz dulce,
    también plaga y espada y hambre
    tienen ritmo calmante.

    Quítale al niño la nana,
    a pesar de todo se dormirá, a pesar de todo crecerá.

    Quítale a la nana el niño
    y la canción seguirá sola por el mundo
    y al final le alcanzará
    y le dormirá para siempre.




    De Hombre eres y al hombre volverás (1985):


    COMO EN LOS ENTIERROS

    Detrás de todo lo que he hecho
    caminan, como en los entierros, el niño que fui hace años,
    el joven con su primer amor que fui, el soldado que fui
    en aquellos días y el hombre de pelo cano que fui hace una hora.
    Y otros, también extranjeros, que fui y olvidé
    y uno de ellos quizá mujer.

    Y todos juntos con labios que se mueven y recuerdan
    y todos juntos con ojos húmedos y brillantes
    y todos diciendo palabras de lamento y consuelo
    y todos volverán a sus asuntos y a su tiempo,
    como en los entierros.

    Y alguien le dijo a su amigo: "La principal tarea
    de la industria de nuestro tiempo es crear materiales
    muy resistentes que sean a la vez ligeros".
    Eso dijo y lloró y se fue por su camino,
    como en los entierros.



    HOMBRE ERES Y AL HOMBRE VOLVERÁS

    La muerte en la guerra comienza
    al descender las escaleras
    un hombre,
    joven.

    La muerte en la guerra comienza
    al cerrarse una puerta en silencio,
    la muerte en la guerra comienza
    al abrirse una ventana para ver.

    Por eso no lloréis por el caminante,
    llorad por el que desciende las escaleras de su casa,
    llorad por el que mete la llave
    en su último  bolsillo.
    Llorad por la fotografía que recuerda en nuestro lugar,
    llorad por el papel que recuerda,
    llorad por las lágrimas que no recuerdan.

    Y esta primavera
    quién se levantará y le dirá al polvo:
    hombre eres y al hombre volverás.




    De También el puño fue una vez una mano abierta y dedos (1989):


    JULEYQAT - EL TERCER POEMA SOBRE DICKY

    En esas colinas incluso las perforadoras de petróleo
    son ya recuerdo. Aquí cayó Dicky,
    era cuatro años mayor que yo y fue para mí como un padre
    en momentos de pena y angustia. Ahora lo recuerdo
    como un hijo joven, porque soy cuarenta años mayor que él,
    un padre viejo y desolado.

    Y vosotros, que recordáis sólo caras,
    no olvidéis las manos tendidas
    ni los pies que corren ligeros
    ni las palabras

    Acordaos de que también la salida a las terribles batallas
    pasa siempre a través de jardines y ventanas
    y niños que juegan y perros que ladran.

    Acordaos y recordadle a la fruta que ella hizo inclinarse
    a las hojas y a la rama,
    recordadíes a las duras zarzas
    que fueron blandas y verdes en primavera.
    y no olvidéis que también el puño
    fue una vez una mano abierta y dedos.



    QUÉ HE APRENDIDO DE LAS GUERRAS

    Qué he aprendido de las guerras:
    a caminar levantando pies y manos
    como bombas de agua en un pozo vacío.

    A caminar y a estar solo entre la multitud,
    a atrincherarme en almohadas, en colchas y en el cuerpo de la mujer amada,
    y a gritar "mamá", sin que me oiga
    y a gritar "Dios", sin creer en él
    e incluso si hubiera creído en él
    no le hubiera hablado de la guerra
    como no se le habla a un niño del horror de los mayores.

    Qué más he aprendido. He aprendido a guardar un camino de retirada;
    en el extranjero duermo en un hotel
    cercano al aeropuerto o a la estación de tren.
    Y en las salas de fiesta,
    a mirar siempre la puertecilla
    donde pone "Salida" con letras rojas,

    también la batalla comienza
    como tambores a ritmo de baile y termina con
    "retirada al alba". El amor prohibido
    y la batalla, los dos, a veces, terminan así.

    Pero sobre todo, he aprendido el arte del camuflaje,
    no destacar, que no me reconozcan,
    que no distingan entre mí y mi amor,
    que crean que soy un matorral o una oveja,
    que soy un árbol, la sombra de un árbol
    que soy una duda, la sombra de una duda,
    que soy un tabique vivo, una piedra muerta,
    una casa, la esquina de una casa.

    Si hubiera sido profeta habría empañado el brillo de la visión,
    habría ensombrecido mi fe con papel negro
    y habría tapado el carro celeste con redes.

    Y cuando llegue el momento me vestiré con mi último camuflaje:
    blanco de nubes, mucho azul de cielo
    y estrellas sin fin.



    PERO NOSOTROS

    A lo lejos empezó una guerra. Pero nosotros
    estábamos en casa. El futuro estaba cerca,
    empezaba justo al lado de la ventana.

    El futuro era amarillo, del color de las flores de acacia
    y violeta, del color de la buganvilla, y su voz era
    nuestra voz.

    Nos amamos en el huerto sobre la tierra arenosa
    el huerto nos daba su fuerza y nosotros le dábamos nuestra fuerza.
    Al otro lado de la línea de cipreses pasaba el tren
    pero nosotros sólo lo oíamos, no lo veíamos.
    Y todo lo que nos decíamos
    empezaba con las palabras, "Pero nosotros".

    Y cuando al acabar la guerra nos separamos,
    separamos también esas palabras: "pero"
    se quedó en su sitio, y "nosotros" se fue a otro lugar.



    SOY UN PROFETA POBRE

    Soy un profeta pobre. Como un niño pobre que sólo tiene
    dos colores. Yo pinto mi vida con guerra
    y amor, con ruido y silencio.

    Los grandes profetas tiraron la mitad de sus profecías
    como cigarros humeantes a medio fumar.
    Yo las recojo y hago con ellas profecías pobres.

    En depósitos llenos de agua el agua está callada,
    y en tuberías vacías gime y jadea la no-agua.

    Las palabras absorben “sangre, sudor y lágrimas”
    y son arrojadas a la basura. Palabras de usar y tirar
    como pañuelos de papel. Hombres de usar y tirar
    esa es su eternidad.

    Las palabras deberían haber estado vacías
    y ser estrictas y severas, como la línea divisoria de las aguas.
    Desesperación y esperanza, alegría y tristeza, tranquilidad y furia
    tendrían que haber fluido hacia los dos lados
    de un nuevo ciclo.

    Soy un profeta pobre. Vivo en la esperanza de los demás,
    como en un rayo de luz no destinado a iluminarme,
    mi sombra es como mi apariencia, como mi imagen,
    pero en mi cuerpo escondo una ilustre y bonita figura,
    voy entre el vidente y su visión.

    Soy un profeta pobre que al mediodía vuelve a su casa
    a comer y descansar y por la tarde a dormir.
    Tengo vacaciones y años sabáticos
    y seguro de vida y pensión para la vejez.

    Comencé mi vida tan abajo.
    Cuando asciendo con embriaguez de alma,
    cuando llego a lo alto de mis visiones,
    me encuentro con gente cotidiana
    que tiene hijos y trabajo, y preocupaciones familiares
    e inquietudes caseras. Esas son mis visiones. Soy un profeta pobre.


    YEHUDA AMIJAI, Un idioma, un paisaje. Antología poética 1948-1989, traducción de Raquel García Lozano, Hiperión,1997.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 86259
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 29 Dic 2023, 02:49

    JERUSALÉN

    En una azotea de la Ciudad Vieja,
    hay ropa iluminada con la última luz del día:
    sábana blanca de una enemiga,
    toalla de un enemigo
    para secar con ella el sudor de su frente.

    Y en el cielo de la Ciudad Vieja
    una cometa.
    Y al final del hilo
    un niño,
    que no vi
    a causa de la muralla.

    Hemos izado muchas banderas.
    han izado muchas banderas.
    Para que pensemos que están contentos.
    Para que piensen que estamos contentos.




    SI NO SE MANTIENE EN PRIMERA PÁGINA UN TIEMPO ¿CÓMO NOS VAMOS A ENTERAR QUE EXISTE?


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    NO EXISTEN BANDERAS ANTE EL LLANTO DE UN NIÑO. CARLOS PONCE


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44112
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 29 Dic 2023, 06:18

    Muchas gracias por tu interés, Pascual.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Yehuda Amijai (1924-2000) Empty Re: Yehuda Amijai (1924-2000)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 22 Feb 2024, 20:59