Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047110 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 75 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 73 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 05:48 por Pascual Lopez Sanchez

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 05:42 por Pascual Lopez Sanchez

» César Antonio Molina (1952-
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 04:06 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 03:18 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: MARIQUITA
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 03:14 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: PLÁTANO
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 03:12 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 02:36 por Pedro Casas Serra

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 02:24 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 02:20 por Lluvia Abril

» EL JARRÓN
Gunnar Ekelöf (1907-1968) EmptyHoy a las 01:47 por ingrid zetterberg

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty

4 participantes

    Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 12 Sep 2023, 11:46

    .


    Gunnar Ekelöf  (Estocolmo, 15 de septiembre de 1907-Sigtuna, 16 de marzo de 1968) fue un poeta y escritor sueco.

    Biografía

    Estudió en la Escuela de Estudios Orientales de Londres y en la Universidad de Upsala. Colaboró en importantes revistas literarias y fue miembro de la Academia Sueca desde el año 1958 hasta su muerte. Tradujo a importantes poetas franceses y recibió, por su contribución literaria de alto nivel, la distinción de la crítica de todos los medios especializados de Suecia por ser uno de los escritores más destacados de su generación. La universidad de Upsala le confirió, en 1958, el título de doctor honoris causa.

    Las fuentes de inspiración más notorias en la obra de Ekelöf provienen de Arthur Rimbaud, Edith Södergran y T.S. Eliot, y se refieren principalmente a temas de soledad, amor, muerte y sueños.

    (Sacdo de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Gunnar Ekelöf:


    De Dedicatoria (1934):


    DEDICATORIA

    Con amor a un cuerpo, a un alma, a un amor.
    Con cariño a este y esa, eso y aquello, a una bondad caótica.
    Con indiferencia hacia nadie.
    Con irónica envidia a una eternidad irónica, a la cosa en sí y a una materia indestructible.
    Con odio a la aplastante estupidez general, al estado y las leyes, la familia y la iglesia, la mentira y el miedo.
    Para profanar la falsa virginidad, para destrozar las hermosas fachadas, para obligar a la pureza a ver su suciedad y a la sensatez a darse cuenta de su locura, para blanquear las sepulturas, para aniquilar las escrituras.
    Sobre montones de hojas de acanto en putrefacción, las almas caerán en poder de la verdad y los cuerpos arderán en el fuego del amor cuando llegue esa hora.
    Cuando llegue esa hora cobraremos fuerzas para vivir los unos la vida de los otros y tendremos derecho a vivir la propia.



    CINCO ELEGÍAS

    5

    Berlín 1933

    Os saludo querido cuerpo y querida alma:
    Todo que ganar nada que recordar
    Cansado está mi ojo, arde la llama de la araña
    Lentamente con su rojo flamear en la armonía de la calma.
    Las venas se enredan en torno a la mirada
    Donde están escondidas todas las mentiras del cuerpo
    Y las pálidas y engañosas ilusiones del alma.
    La hora del odio ha llegado. En las horas decisivas de las noches
    La sangre late con mayor fuerza en los conductos de la soledad
    Y el cuello del pensamiento que lo une a la vida
    Es aplastado lentamente bajo el cristal de la eternidad.
    Ha llegado la hora de los asesinos. En el bosque del odio crecen
    Empuñaduras de armas para todos los que carecen de destino,
    Lanzas para todos los que quieren ensartar al mundo.
    La hora del desprecio ha llegado. En el simulacro de corazón fluye
    Aceite para todos los rayos, veneno para todas
    Las voluntades petrificadas.
    La hora de las gargantas ha llegado. Suenan ásperamente
    En el bosque de la vocinglería
    Las guadañas carbonizadas en las venas que se derrumban,
    Combustión a las mentiras de todos los cuerpos
    Y las burlas de las almas:
    Quiero ser duro y cobarde como acero y oro,
    Con mentiras matar la mentira
    Y derrotar a esas palabras que alborotan
    En la penuria de palabras de la riqueza de palabras y desaparecer,
    En las palabras de la infinitud conjurar el mundo.
    Así mi voluntad se hará como vosotros habéis querido
    En venas que se derumban en ojos que se ocultan.

    Os saludo querido cuerpo y querida alma:
    Todo que ganar nada que recordar:
    En torno   al recogimiento de la lámpara y a la llama de los sueños
    Se cierra implacable el ónice del silencio,
    Desciende el mármol del frío, el pórfido de la melancolía.
    Ahora duerme el universo, todo duerme,
    Ahora duermen las piedras, en sus venas
    La sangre se ha coagulado y en sus corazones
    Se han dormido lagartos muertos, todo duerme,
    Ahora duermen todos los cuerpos, todo duerme
    Y el infierno está sobre la tierra el frío del abismo,
    La nunca presentida deformación empero
    Confirmación
    .....................miro a mi alrededor
    ..................................................todo duerme:
    Facciones retorcidas cuerpos retorcidos.
    Posiciones feas bocas relajadas
    A mi alrededor petrificados como piedras
    Los volcanes duermen. Un Kanthaka
    Me está esperando.




    De Canción de transbordador (1941):


    SIÉNTATE Y ESCRIBE

    1

    Sobre la vida, sobre los vivos.
    Sobre la muerte, sobre los muertos.
    Sobre el amor y el odio.
    Sobre el este y el oeste,
    los dos que jamás se encontrarán
    y jamas se separarán,
    apenas intuirán su mutua proximidad,
    apenas percibirán y seguirán sus mutuos movimientos,
    como debe hacer el hombre
    en odio y en amor.

    Canto lo único que concilia,
    lo único práctico para todos igual:
    ¡Qué pocas veces tiene el hombre poder
    para renunciar bal poder!
    Renunciar al yo y a su voz, renunciar -
    lo único que da poder.

    2

    Me levanto de mis cenizas
    - una reflexiva vida emocional
    a punto de ser devorado por el informe oleaje
    vuelvo a flotar.
    Sólo como testigo existe el hombre:
    ¡Siéntate y escríbelo!
    No hay más fuerza que la fuerza interior
    y nos viene del exterior,
    de ese algo misterioso que se mueve en las alturas,
    se vislumbra por entre nubes vagamente fosforescentes,
    se precipita sobre ti con su fuerza galvánica
    de manera que sientes que estás luchando
    ¡Entonces es la fuerza la que lucha, no tú!
    ¿Con qué lucha la fuerza?
    No hay más debilidad que la debilidad interior
    y nos viene del exterior,
    de ese algo misterioso que se mueve en las profundidades,
    cambiando de figura, oscuramente ondulante,
    amenazador, magnético.
    ¡Tú sientes como luchan poderosos brazos!
    ¡Entonces es la fuerza la que lucha, no tú!
    ¿Con qué lucha la fuerza?
    ¡En verdad, tú no eres más que un campo de batalla!
    Un caminante a quien el sol y la tormenta intentan quitarle al mismo tiempo la capa,
    ¡al mismo tiempo! No sucesivamente.
    Gélido a la sombra, ardiente al sol:
    El abril del alma.

    3

    Dices "yo" y se "trata de mí",
    pero se trata de una apuesta:
    En realidad tú no eres nadie.
    ¡Cuán sin-yo, desnuda e informe es la realidad!
    Fue por miedo ante ella por lo que empezaste a vestirte,
    comenzaste a portarte bien y a llamarte "yo",
    a agarrarte a un clavo ardiendo.
    En realidad tú no eres nadie.
    Orden jurídico, dignidad humana, libre albedrío
    ¡Todo eso son imágenes pintadas con horror en los salones vacíos de la realidad,
    horror a admitir algo más allá de lo justo y lo injusto, más allá de tesis y antítesis!
    En realidad tú no eres nadie.
    Tú mismo al margen del bien y del mal,campo de batalla del bien y del mal
    la lucha de la fiera de arriba contra la de abajo-
    la verdad que intuyes a veces como abismo junto al camino,
    sin atreverte a saber, sin querer saber,
    ¡tú que sientes vértigo ante el menor agujero!
    En realidad tú no eres nadie.
    Un lugar, unas ropas, un nombre-
    todo lo demás es sólo tu deseo,
    tu yo es un deseo, tu irredimibilidad otro, tu redimibilidad otro:
    ¡Todo lo has cogido por adelantado!

    Redención, ¡no hay redención! Sueñas redención para ti
    y balbuceas ¡Resucitado! y ¡Sagrado! -porque ese es tu deseo.
    Y la condición humana sigue inalterable
    pero tú has dado un paso más en el edificio de tu deseo:
    Un deseo más de los miles y miles imaginables
    se te ha hecho posible, necesario, cierto y finalmente un hecho,
    como tú mismo que desde el principio eras sólo deseo,
    como el nombre mágico que te pusieron tus padres
    para protegerte de las tinieblas y de la falta de identidad,
    para distinguirte justo a ti de mil parecidos y casi iguales
    Y sin embargo en el fondo eres tan anónimo como la noche y las tinieblas:
    En realidad tú no eres nadie.

    4

    La belleza que he buscado hasta ahora en la vibración del trampolín.
    La cordura en la que he creído hasta ahora era la cobardía del saltador.
    Pero el que espera conciliación, es un irreconciliable.
    El que quiere salvación, está ya condenado.
    ¿Abjuración¿ No, la más profunda fe,
    la que sólo se llega a alcanzar cuando no se cree en nada,
    la que sólo se puede poseer cuando uno sabe:
    Yo no miento, no hay mentira en mí
    y la verdad está lejos de mí (yo estoy lejos de mí).
    Yo me abandono
    como la última rata el barco que se hunde,
    un barco naufragado en llamas del que las profundidades
    reciben su parte cuando las alturas han recibido la suya,
    (te pesan en una balanza y te encuentran a la vez ligero y pesado),
    un náufrago a la deriva sobre la oscura figura cambiante,
    atraído e iluminado por la estrella de un combate misterioso,
    la que no-vista es más poderosa que el sol y la luna,
    la que es al mismo tiempo sencilla y doble, oscura y luminosa,
    ¡al mismo tiempo! No sucesivamente.

    Vida es el encuentro de contrarios,
    la vida no es ninguno de los contrincantes.
    La vida no es día ni noche
    sino amanecer y atardecer.
    La vida no es un mal ni un bien,
    es la harina que queda entre las piedras del molino.
    La vida no es el combate entre el dragón y el caballero,
    es la doncella.
    Y que nadie me venga con cuentos sobre el hambre y la maldad del dragón,
    y que nadie me venga con cuentos sobre la magnanimidad del caballero,
    ¡aunque las leyendas mienten tan deliciosamente!
    Y que nadie me venga con cuentos sobre el consuelo y la esperanza de la doncella,
    porque el combate dura eternamente
    y aquel que tiene que entregar su vida
    no es el dragón
    ni el caballero
    sino siempre la doncella.

    5

    La angustia y la huida de la doncella son la espada y las garras.
    Su huida y su angustia templan la espada y hacen crecer las afiladas garras.
    Muere a cada instante, por eso vive.
    Huye a cada instante, por eso se queda.
    Acumula fuerza y contrafuerza, por eso se tambalea.
    Se tambalea, por eso se mantiene en equilibrio.
    La corona, el manto y las manos entrelazadas pertenecen al combate, no a ella,
    pero el combate le pertenece a ella.
    Ella le da vida al combate:
    es su señuelo.

    ¡Oh calma profunda, envuelta en la tempestad!
    Pareces una muñeca, arrojada por niños,
    que se adapta sin voluntad al absurdo!
    Ante el que descubre el misterio del combate te presentas.
    Ante el que descubre tu misterio desapareces,
    porque él desaparece en ti:
    Una puerta que se abre, un camino que huye serpenteando.
    En el camino una figura solitaria que se va alejando.
    La misma figura que se aleja caminando y desaparece,
    una y otra vez la misma
    que desaparece y vuelve a desaparecer:
    Espejismo y partenogénesis.



    NO AÑORANZA DE LA MUERTE

    No añoranza de la muerte
    sino aprender a utilizar la muerte:
    Si no existiese la muerte
    no viviría nadie.

    No culto a la vida
    sino aprender a utilizar la vida:
    El que vive de verdad
    es como si estuviese muerto.



    CREO EN EL HOMBRE SOLO

    Creo en el hombre solo,
    en aquel que camina solitario,
    que no acude como un prro al ventear a un hombre,
    que no huye como un lobo al ventear a un hombre:
    Al mismo tiempo hombre y antihombre.

    ¿Cómo alcanzar la confraternidad?
    Huye del camino superior y exterior:
    Lo que es rebaño en los otros lo es también en ti.
    Marcha por el camino inferior e interior:
    Lo que es fondo en ti lo es también en los otros.
    Difícil es acostumbrarse a uno mismo.
    Difícil desacostumbrarse de uno mismo.

    El que lo haga jamás se verá desamparado.
    El que lo haga continuará siempre siendo solitario.
    Lo impráctico es lo único práctico
    a la larga.



    ENQUÊTE

    ¿Cuál cre usted que es su misión en la vida?
    Soy una persona completamente inútil.
    ¿Cuáles son sus ideas políticas?
    El orden establecido está bien. La oposición
    al orden establecido está bien. También podría pensarse
    en una tercera alternativa-pero, ¿cuál?
    ¿Sus convicciones religiosas, si las tiene?
    Las mismas que mis ideas musicales:
    Que sólo lo verdaderamente inmusical puede ser musical
    ¿Qué busca usted en la gente? Mis relaciones
    son desgraciadamente de muy poco o ninguna constancia.
    ¿Qué busca en los libros? ¿Profundidad filosófica?
    ¿Anchura o altura? ¿Épica? ¿Lírica?
    Busco la perfecta forma de la esfera.
    ¿Qué es lo más bello que conoce?
    Pájaros en cementerios, mariposas en campos de batalla,
    algo intermedio. No sé.
    ¿Su hobby favorito? No tengo hobbys.
    ¿Su pecadillo predilecto? Masturbarme.
    Y para terminar (tan brevemente como pueda):
    ¿Por qué escribe?
    Porque no tengo otra cosa que hacer. Vade retro.
    ¿También hace juegos de palabras?
    ¡Sí! - también hago juegos de palabras.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 13 Sep 2023, 05:50

    .


    De Non serviam (1945)


    NOTA A DEDICATORIA

    En atención a las exigencias estéticas
    (que también son las de la funcionalidad)
    los arquitectos han hecho las nubes cuadradas.
    Sobre los bosques desolados se extienden los suburbios.
    Muy por encima de las colinas, se alinean las nubes cúbicas
    reflejándose profundamente en el confiado lago forestal,
    inmensas filas de ventanas vacías
    subrayadas por el bello neón rojo de la puesta de sol.
    Allí juegan en montones de cúmulos piadosamente respetados, niños higiénicos
    (jamás rozados por manos humanas)
    mientras revolotean en torno a ellos con sombrillas giratorias
    niñeras municipales severamente remuneradas.
    Cada día se hace noche y asexuados trabajadores vitamínicos
    llegan a sus casas en rebaños por quintas, según convenios colectivos
    a su vida privada, a Svea, la reina de las hormonas,
    vigilada minuciosamente por porteros que inspiran confianza.

    Y se hace noche y silencio. Únicamente el helicóptero de la basura
    susurra parsimonioso de puerta en puerta
    conducido por un futuro marginado, un anarquista y poeta
    condenado perpetuo a retirar toda la pornografía de la fantasía.
    A distancia parece un gigantesco esfíngido
    zumbando ante el racimo matinal de madreselva rosácea
    por encima, oh muy por encima de los maravillosos bosques de robustos deportistas
    donde ya no vagabundeará nunca más vagabundo alguno.



    COMO DEDICATORIA

    Con un poco de refrescante indiferencia
    Con agradecida ironía a este y aquel, a esto y aquello, a l'adolescent que je fus
    A una bondad no organizada
    A la tontería pública, legalizada, suequísima, sistematizada, socialburocrática, plagiada, monopolizada, eclesiástica, espiritualmente en estado de emergencia, etc - passons!
    Para dejando eso de lado, para partiendo de algo asocial buscar el camino hacia algo diferente, por encima y más allá del egoísmo.
    Únicamente cuando cada uno pueda vivir su vida sin culpa tendrán todos la posibilidad de vivir la de los demás.



    NON SERVIAM

    Soy un extranjero en este país
    pero ¡este país no es un extranjero dentro de mí!
    ¡No me siento en casa en este país
    pero este país se encuentra como en casa dentro de mí!

    ¡De una sangre que no se puede aguar
    tengo un vaso lleno en mis venas!
    Y el judío, el lapón, el artista que hay en mí siempre
    buscarán su consanguinidad: investigar en los escritos
    dar un rodeo en torno al fetiche lapón en el yermo desolado
    con una veneración sin palabras por algo ya olvidado
    cantar canciones laponas contra el viento: ¡Salvaje! ¡Negro! –
    luchar y protestar contra las piedras: ¡Judío! ¡Negro! –
    al margen de la ley y bajo la ley:
    prisionero en la suya, la de los blancos, y sin embargo
    – ¡bendita sea mi ley! – ¡en la mía!

    ¡Así me he convertido en un extranjero en este país
    pero este país se ha instalado cómodamente dentro de mí!
    ¡No puedo vivir en este país
    pero este país vive como un veneno dentro de mí!

    Una vez, la Suecia salvaje
    la de los instantes cortos, suaves, pobres
    ¡sí, fue mi patria! ¡Lo llenaba todo!
    Aquí, en la estrecha y confortable Suecia
    la de los largos y bien cebados instantes
    donde todo está cerrado para evitar corrientes de aire… tengo frío.



    CAMARADA

    La misión de algunos es vivir
    para que el mundo pueda seguir su marcha,
    la misión de otros es morir por ello.
    Así caíste tú, camarada,
    te alcanzó una bala explosiva italiana,
    caíste en las profundidades de la tierra,
    te convertiste en una piedra más en el corazón del mundo.
    Yo sigo viviendo,
    por lo menos un cierto tiempo.
    Desearía simplemente poder vivir tal como tú moriste,
    poder juntar carbón en brasas.



    DESTINO

    Veo tu rostro ante mí, camarada,
    recortado contra una humosa puesta de sol berlinesa.
    Fue en 1933, año de marchas. Deambulábamos por las calles,
    no hablábamos mucho pero creíamos que cada día iba a ser el último.
    Veo tu rostro, la mirada vacía, la sonrisa vacía.
    detrás de ellas escondías tus problemas personales,
    el fracaso de tu vida, quizá peor que el mío...
    ¡Qué sabía yo! No éramos amigos,
    sólo camaradas.
    Y te fuiste a Rusia, te encendiste como una estrella
    allí discutías, pronunciabas fogosos discursos, resplandecías
    - no te reconocíamos -
    hasta que estallaste y te metieron en un hospital...
    Te volví a ver en Suecia ya recuperado, eras el mismo de siempre,
    algo corroía tu rostro desde dentro, apenas se notaba...
    Y yo era un prisionero de mis propias preocupaciones.
    Y nosotros éramos sólo camaradas, no amigos.
    Volviste a desaparecer. Te olvidamos
    hasta que nos llegó la noticia de tu muerte en Guadalajara.



    JARAMA

    Chopin: Op. 28 No. 17:68-90

    Douilles éclatantes des obus 75
    Carillonnez pieusement

    Apollinaire

    Para S.T. caído en Jarama

    Como en la infinita grisura de los trópicos
    tundras laponas infinitas tundras laponas
    El tambor
    los putrefactos colosos de la jungla yacen de espaldas
    El tambor
    y los remos suben y bajan -más allá de las espaldas de los remeros
    alzan el vuelo unos pájaros, telones, pájaros verdes de lluvia
    El tambor
    Un restallante chapoteo -
    cuatro caimanes, y un sinfín de sangujuelas, el tormento cotidiano sinfín
    El tambor
    El tambor - como el tambor que nadie puede oír
    sin sentirlo profundamente en el pecho
    hueco, ineludbcle, en el diafragma
    como una metamorfosis del silencio
    como una metamorfosis al silencio

    Aquí estamos tumbados de espaldas bajo la alondra
    de espaldas bajo un cielo de invierno primaveral
    El cañón
    Retumba en el espacio mortal del cerebro
    palpita en los bordones flojos de las caracolas
    El cañón
    Resplandece negrura sobre el iris
    El cañón
    de pétalos que caen suavemente para descansar
    sobre los ojos que miran fijamente
    sobre dientes al aire, como si quisiesen morder
    sobre oídos que escuchan -
    pero nadie oye allí dentro

    Se oscurece el cielo con células que se apagan
    relampaguea el cielo de bordones que se rompen
    Se oscurece el cielo:
    El cañón
    El bando justo - y las articulaciones se enderezan
    El bando inicuo - y las articulaciones se enderezan
    El bando justo:
    El cañón
    El cañón - el cañón de grueso calibre en la lejanía
    el mazazo de nuestro corazón después de haberse parado
    El mazazo de nuestro corazón:
    Al ataque, a la bonanza
    a la victoria, a la derrota,
    A la victoria.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 13 Sep 2023, 07:07

    .


    De En otoño (1951):


    UNA REALIDAD
    (SOÑADA)

    No creo en una vida después de esta
    Yo creo en esta vida
    Y ahora, cuando la savia ha dejado de subir y he llegado
    al final del verano, mi estación, recuerdo
    lo angustioso que me parecía el chillido de los grillos,
    hoy ya no pienso así.

    Ya ha caído la oscuridad
    y la estrecha franja rojiza del camino del campo
    desaparece entre los bosques, sale de los bosques:
    En cada recodo del camino un misterio
    de la propia vida de la luz y de los colores
    Es agradable caminar
    Una cerca vieja bordea el camino, me acompaña
    Es el instante en que más piensan las piedras
    Es el instante en que este gran ser
    respira y exhala su fragancia. ¡Qué colores en el crepúsculo!
    ¡Los barbechos lila, las piedras en azul cambiante y reflexivo
    y el bosque tan rico en matices
    como si fuese su propio susurro!
    Una hoja amarilla es todavía un tesoro
    A un lado del camino trigales
    y al otro pinares
    y el grano entre amarillo y rojo y las gavillas marrón dorado
    y el camino de arena roja, yo amo esos caminos sencillos
    hechos para caminantes y toscos carruajes tirados por mansos caballos.
    Esos caminos me parecen tan buenos como cualquier filosofía de la vida
    Y cada paisaje, cada cambio en el paisaje, contiene
    todos los paisajes posibles
    y esta vida contiene todas las vidas posibles:
    la de los grillos, la de las luciérnagas, la de los tejones
    - todas las vidas imaginables
    Y es esta vida la que debe continuar, la que va subiendo
    cada vez más alta, a otras esferas.
    Ahora está viviendo allí esta vida
    que es también la vida de las nubes vespertinas, y de las estrellas, y la de los mundos habitados,
    y la vida de los invisibles y la de los muertos
    ya que no hay otra vida:
    Todos la viven y la vivirán
    y todos dan de su vida a todos y prestan su luz a todos
    y todos ocultan su luz a todos y viven a costa de todos
    y eso no es ni bueno ni malo
    Simplemente es

    Hay una sensación de felicidad que llega raras veces, pero que, sin embargo, llega
    Hay también este testimonio de nuestra percepción
    y esto del existir.
    Fugaz es todo conocimiento
    pero fugaz no significa inútil.
    Así termina mi bucólico canto.



    UN SUEÑO
    (REAL)

    Sobre el hombre que ansiaba vida
    que fue dando el rodeo más largo
    y que encontró un cadáver:

    ¡Oh cadáver que estás dentro de mí!
    Contemplo mis manos:
    Una mano de muerto en una mano de vivo.
    Siento el  sabor en mi boca
    el sabor a cadáver.

    Esta noche he soñado  sueños
    atrozmente complicados
    Soñé que me despellejaban la espalda por 25 coronas
    con las que pagar mi viaje.
    Soñé que despedazaban al Rey
    y que cuando sólo le quedaban un brazo y la cabeza
    le preguntaron: ¿Estás todavía consciente?
    Contestó: Sí.
    Sus grandes ojos azules clavaban su mirada clara y dura.
    Entonces el verdugo apuntó tres veces a la garganta
    y le dio un tajo transversal justo encima de los ojos.
    ¡Qué dolor en aquel instante!
    Y rodó el cráneo.
    Se oyó un ruido de huesos
    sobre las losas blancas y negras del pavimento
    Sobre todo ello flotaba un olor a cadáver,
    no a carne fresca, no a podredumbre,
    ni siquiera olor a iglesia
    sino de una indescriptible insipidez...
    Después comenzaron a despellejarme
    a petición mía, por 25 coronas.
    Yo había pedido 35 -
    No sentí dolor.
    Ese tipo de sueño proviene del estómago
    s dice. La insípida percepción
    la sensación de repugnancia, condenación
    de dolor y sin embargo de apenas dolor
    de ya no poder sentir nada
    de no poder despertar de un sueño:
    una especie de hábito.
    - - - -
    ¿Tú viste a uno que ansiaba vida?
    -Sí, lo vi:
    Como los restos en la bandeja, como la basura de la calle
    así será consumido
    y su espíritu no será llamado ni suyo ni espíritu
    porque no lo permitirán los guardianes de la muralla.
    - - - -
    Allí tendido en mi lecho
    con mi padre y mi madre sosteniéndome la cabeza
    y mi esposa inclinándose sobre mí,
    allí vi a a aquel a quien ama mi alma.




    De Strountes (1955):


    TRIONFO DELLA MORTE

    Tres caballeros se apearon de sus caballos
    subieron a tres doncellas en sus monturas
    Tres caballeros montaron en sus caballos
    con halcones sobre sus guanteletes
    ¿Quién siega? ¿Quién hace las gavillas?
    En un valle solitario, cubierto de bosques
    se toparon con seis ataúdes abiertos
    tres cadáveres de mujer, tres de hombre amortajados
    en un valle solitario, cubierto de bosques
    al que los habían llevado sus halcones
    Pero desde unos arbustos mira fijamente
    la lechuza con ojos amarillos.

    La peste no había llegado todavía a este valle
    ¿Quién siega? ¿Quién hace las gavillas?
    En aquel valle la peste era omnipresente
    Estaba en la muerte del Unicornio
    Estaba en la contemplación de hermosos cadáveres
    Estaba en la violación de la doncella
    bajo la embrujadora mirada amarilla de la lechuza.
    Damas y caballeros siguieron su  cabalgar
    con sus entrañas gélidas, con sus miembros entumecidos
    y lo que se hicieron los unos a los otros
    eso no lo voy a contar
    Cada uno es el que mejor sabe lo que hace

    Pero allí, en aquella ciudad, había
    tres mendigos a quienes todos conocían
    tres mendigas a quienes todos conocían
    ¿Quién siega? ¿Quién hace las gavillas?
    En seis ataúdes esperaban envueltos
    como en un sudario de terror y esperanza
    protegidos apenas en su espera
    como en un sudario de terror y esperanza
    Ellos no vieron el viaje de las damas y caballeros
    No vieron el vuelo de los halcones
    ni el valle cubierto de bosques
    Sólo vieron las nubes en el cielo claro



    QUIÉN DA DE COMER A LAS AVES

    ¿Quién da de comer a las aves, holgazán,
    bajo el cielo azul?
    Bueno. Por un lado les da de comer la despreocupación
    y por otro el instinto.
    ¿Y a los lirios?
    Los alimenta su destino.
    ¿Quién da de comer pues al holgazán?
    Tiene que ser, sin duda, un dios
    Estira la espalda y los brazos, holgazán
    Intenta, tumbado, mantener una postura digna
    A ti te da de comer nada menos que Dios
    ¡Eres, en verdad, un elegido!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 13 Sep 2023, 11:49

    .


    De Opus incertum (1959):


    POÉTICA

    Es el silencio lo que debes escuchar
    el silencio escondido tras apóstrofes, alusiones
    el silencio en la retórica
    o en la llamada perfección formal
    Esto es la búsqueda de un sin sentido
    en lo que tiene sentido
    y viceversa
    Y todo lo que con tanto arte intento escribir
    es por contraste algo sin arte
    y todo el relleno está vacío
    Lo que he escrito
    está escrito entre líneas



    LO IMPOSIBLE

    ¿Qué te crees? ¿Qué sirves para algo? ¡Jamás!
    Entonces, ¿cómo voy a vivir?
    Tú no vas a vivir.
    Entonces, ¿cómo voy a existir?
    Tú no vas a existir.
    ¡No entiendo nada!
    ¿Por qué me preguntas a mí? Todos vamos a morir.
    ¿Y qué? A mí eso no me sirve de consuelo.
    No, claro, no mucho.
    ¿Crees que debo mandar todo esto al cuerno?
    Sí, eso creo.
    ¡Hombre!
    Pero no te enfades. Es una manera de hablar.
    Sí, quizá sea así, pero es duro.
    Sí, es duro.



    ESTA PRODIGIOSA VIDA

    Esta prodigiosa vida,
    esta vida barroca:
    Una célula masculina alcanza por azar a una femenina
    y entre un gran número de pretendientes
    soy concebido.

    No es extraño que dude
    que yo soy yo

    Luego esta sociedad
    donde todos gritan unos contra otros
    como en una perrera
    completamente convencidos
    de que ellos son ellos

    Guerras, víctimas humanas -

    No creo haber llegado más allá
    de la concepción:
    la "maculada" concepción

    Yo, u espermatozoo, ando sin rumbo moviendo mi colita
    en busca del óvulo del mundo
    pero ¿dónde está?

    Girar en torno al sol
    de manera que se funda la cera de las alas
    en torno a la luna
    de manera que el frío te convierta en una corneja estremecida
    Para que luego seas inmolado en una mina de azufre
    saltes al Etna
    luches con el Minotauro
    o pelees con jefes de gobierno:
    En verdad: ¡un hallazgo para un filósofo!

    Vosotros pálidos espiroquetos
    que decís ¡Sí! y ¿ah sí? al
    ¡no!
    del hombre apasionado




    De Una noche en Otocac (1961):


    EL ARTE DE LO IMPOSIBLE

    Yo profeso
    el arte de lo imposible,
    yo soy por tanto un creyente
    pero de una religión que llaman herejía.

    Lo sé:
    Aquí solo se preocupan de lo posible
    Dejadme ser un despreocupado
    por lo que es posible o imposible.

    Así lleva Juan Bautista la cabeza en los iconos
    no sólo sobre sus hombros indemnes
    sino también y al mismo tiempo en una bandeja delante de él
    El inmolado se presenta como oferente
    Así profeso yo
    el arte de lo imposible
    por amor a la vida y por autoaniquilación
    al mismo tiempo.



    VERDUGO

    Verdugo
    ¿qué vas a hacer con mis brazos?
    Corta el uno
    corta el otro
    Mis ojos te miran
    Me has violado
    No lo recuerdo
    sólo pensé que fue extraño
    Ahora vas a cortarme los pies
    primero uno
    y luego el otro
    Y tú me miras a los ojos
    ves que mis ojos viven
    ves vivir los ojos
    Corta un poco más arriba en el musmo-
    tú ves que mis ojos siguen viviendo

    Dime, verdugo
    ¿te proporciona esto algún placer?



    LO QUE CREA

    Es el sufrimiento lo que crea
    Es el sufrimiento lo creador
    aunque lo creado suene a alegre música

    Así cantaban a cada nuevo bombazo
    en sus jaulas colgadas de las fachadas
    los canarios de la ciudad
    la incitación del mal.



    SOBRE RELIGIÓN

    La religión es el verdadero arte
    pero sólo el arte es la verdadera religión
    y el obispo y el académico no son siquiera
    malos críticos
    y la iglesia no es siquiera una caja de jubilaciones
    un reaseguro
    Y los que participan en la ceremonia de imposición de manos
    con rostros rimbombantes
    todos, oficiantes y receptores,
    están al margen de la sucesión profética
    No son otra cosa que monos mirándose al espejo:
    La imagen está en sus propios ojos
    pero el espejo está libre de imagen
    y limpio como el agua
    Así de inalcanzable y sin esencia es la vida interior
    y la revelación del mundo interior
    El arte es profunda inseguridad
    La religión profunda incertidumbre


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Amalia Lateano Miér 13 Sep 2023, 12:07

    Maestro Pedro:
    Lo he leído y hay unos versos que se han recostado en mi memoria.

    El poema es "Creo en el hombre solitario"

    "Difícil acostumbrarse a uno mismo.

    Difícil desacostumbrarse a uno mismo.

    No obstante, el que lo haga jamás se sentirá defraudado.

    El que lo haga siempre permanecerá solidario.

    Lo que no es práctico es lo único práctico a la larga."


    Es de una intimidad que deja ese halo de verdad!!

    Besos

    Amalia
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 13 Sep 2023, 12:32

    .


    De Diván del príncipe de Emgión (1965):


    DIVÁN

    2

    Oí en sueños:
    -Habιb, ¿quieres esta cebolla
    o solamente una rodaja?
    De pronto me envolvió una gran incertidumbre
    ¡La cuestión que me planteaba este enigma
    era la cuestión de mi vida!
    ¿Prefería yo la parte al todo
    o el todo a la parte?
    No, yo quería las dos cosas
    tanto la parte del todo como el todo
    y que esta elección no implicase contradicción alguna.

    3

    Te hablo a ti
    Hablo de ti
    desde el fondo de mí mismo
    Sé que no contestas
    ¡Cómo ibas a poder hacerlo
    siendo tantos los que te imploran!
    Todo lo que pido.
    es poder quedarme aquí expectante
    y que me ofrezcas una señal
    desde dentro de mí,
    una señal de ti!

    7

    Tú me consuelas
    Tú consoladora
    ¿Cómo? Porque yo amo
    tu más íntimo ser. En mi alma
    has dejado huellas
    de piececillos, de deditos
    como en la húmeda arena
    de una playa-

    Sin embargo tú no eres-
    ¡Qué plenitud del Ser!
    Yo soy- Qué bajeza
    de algo todavía no quemado
    Oh déjame calentar estas manos
    junto a ti, como junto a un brasero.

    13

    Oh tú
    que estás invisiblemente presente
    Siento tus brazos alrededor de mí
    Me dejaste besar
    uno de tus pechos
    el que está sobre el corazón
    Luego te fuiste
    después de haberme besado los ojos.



    LEYENDAS Y MIROLOYIS

    11

    Mi corazón está inquieto dentro de mí
    Su desazón llega hasta mis manos
    hasta mi miembro que se yergue
    hasta mis sienes que baten violentamente
    Oh Diosa mía
    Madre mía
    que también eres mi Hija
    Besa mis ojos ciegos
    Bésalos con un sueño
    como acostumbras
    Pon tu mano sobre mi corazón
    ingrávida como la caricia de un ala
    para calmarlo
    Que palpite únicamente
    temblando ante tu grandeza
    Que palpite el corazón
    de pie, con las manos levantadas
    por ti.

    18

    Guíame princesa, llévame de la mano
    Anda, vámonos ya
    cruzando el Creciente Fértil
    a nuestro país

    Nadie nos puede hacer daño
    y a nadie haremos daño

    El haber sido cegado aguza la vista
    hasta la luz.

    23

    Para Nizam


    Poder alegrarme aun estando ciego
    con lo que otros me cuentan que han visto
    Esto es lo que he ganado
    Sentir esta mano en la mía
    callosa de recoger hierbas comestibles
    pero todavía muy joven
    quizá demasiado
    ¡Qué tristeza! ,
    A veces cuando ella se ausenta
    -sé bien porqué-
    y yo me quedo aquí sentado en una piedra esperándola
    toco con los dedos
    las hojas y hierbecillas de mi alrededor
    y siento sus diferentes aromas:
    Me devuelven algo de lo que yo solía ver. Sí
    en una época montaba yo un semental
    de raza Shammar
    cuya genealogía se remontaba a tiempos del Profeta
    y no me interesaban las chicas

    Todavía puedo oír
    el gran cencerro de bronce de la cabra guía
    y los cencerros de los camellos
    desde el grande del primero
    hasta el pequeño del octavo que cierra la marcha-
    Oigo los pasos de los hombres
    que transitan por aquí
    Recuerdo y sé
    Por eso no soy ciego
    Solamente he sido cegado
    Yo he visto
    y siento
    la mano de la joven
    al coger la mía,
    unas veces firme, entonces sé que ella sabe,
    otras menos firme,
    entonces sé que está preocupada.

    24

    Esto lo sabéis, debéis saberlo:
    Una hija puede ser padre de su marido
    padre de su padre
    Un hombre puede ser madre de su hija
    aunque sea
    adúltero o ciego

    Pero si tienes una buena hija
    cuídala bien
    Si la dejas marcharse
    por muy alto que sea el precio
    pronto envejecerás
    y allí te quedaras con tus miserables monedas
    Solo

    No la vendas
    Entrégala
    al hombre que tú amas
    y al que ella no aborrece

    28

    Dame agua
    aunque sea gota a gota
    de tus dedos
    Yo la mamaré de ellos uno tras otro
    como el cabritillo mama de la esposa del pastor
    ¡Tú la de los múltiples pechos!
    Oh dame agua
    Iré besando las gotas
    dedo tras dedo
    sin olvidar ninguno
    También besaré los dedos de tus pies
    con los que vadeando has llegado hasta mí
    cruzando el agua fría, los restos del barro
    de las últimas lluvias
    Ahora la ciudad está envuelta en polvo
    nube tras nube de polvo y de polvillo de paja
    se arremolinan con el viento Meltemi
    y penetran hasta aquí dentro
    Dame agua de tus dedos
    Sí, también de los de los pies.

    29

    Ojos dorados tenías, esposa mía,
    cuando levantaron el velo de tu cabeza
    Eran negros, los ojos más negros
    pero cuando levantaron el velo de tu cabeza
    en su negrura había oro
    Jamás olvidaré
    la chispa que lanzaron al reconocerme
    aunque ahora no puedo ver
    Tienes ojos negros, mi amor
    los ojos mas negros, los más hermosos
    con una chispa de fuego
    que todavía puedo ver.




    De La leyenda de Fatumeh (1966):


    NAZM

    (Collar de perlas)

    2

    Como si el mar
    lanzase los brazos tras de mí
    en torno a mí
    en mi habitación, por la noche
    -como si el mar se me enroscase
    con sus brazos sonoros
    El mar me acaricia
    El mar me abraza.

    4

    Me topé con un vendedor de cordones de zapatos
    en una callejuela del zoco
    Quería venderme unos cordones
    a mí que no tengo zapatos
    cordones rojos, negros, de algodón, de seda
    No veía que iba descalza
    Este hombre tenía que estar ciego o loco
    o quizá fuese ese cuerdo
    Nos saludamos
    con el signo que significa «Ya sabes»
    Y ambos nos echamos a reír.

    7

    No, las almas no se hablan
    unas a otras
    de manera diferente que los pájaros
    Y los pájaros no se hablan
    de manera diferente que las almas
    Mientras nuestro oído necesita
    una multitud de palabras
    de sonidos laboriosamente ensamblados
    para que lo dicho llegue a su destino
    les bastan a ellos unos pocos
    les basta con variar su intensidad
    variar su acento

    10

    Tus ojos son brasas
    de vino tinto
    ¿Cómo podré apagarlos?
    Únicamente bebiéndolos como de una copa
    con besos
    uno tras otro-
    Entonces tú los vuelves a llenar
    del vino amarillo
    que más me gusta.

    27

    Sufrir es difícil
    Sufrir sin amar es difícil
    Amar sin sufrir no es posible
    Amar es difícil.




    De Guía del averno (1967):


    AGUA TIERRA

    1

    Solo en la Noche silenciosa
    ¡la única a la que llamo mía!
    Solo en las tinieblas fundido con el dolor
    viendo como el Día distraía de la Verdad
    la Verdad del Día: una lluvia de alfilerazos
    contra la piel, el oído y los otros sentidos
    Solo en la Noche luchando con la Verdad-
    En las tinieblas se acercan sus agujas
    sus aguzadas puntas de luz. ¡Y que esto sea
    juego limpio! -Una lluvia de pinchazos
    me dio el Día, ¿Se puede arrancar la vida
    a alguien con el tormento? Preferible entonces es la Noche
    cuya punzada es una sola, decisiva
    en la luz de tu ojo, la niña de los ojos de tu alma
    en el ser o no ser de tu corazón-
    Tú vez cómo se acerca la punta y la apartas
    Se vuelve a acercar, la paras
    Y las tinieblas acogen tus ataques
    los ocultan en su oscuro pecho donde quizá otro corazón
    palpita herido -tu imagen especular
    en un mundo especular.



    LA NOVICIA DE SPÁLATO

    2

    ¿Has visto florecer el desierto?
    Dime: ¿Has visto el desierto en flor?
    Dime, para que yo sepa
    cómo luce un desierto en flor
    -Yo he visto florecer el desierto
    Era el rostro del ciego
    cuando tocó con la mano algo
    que su boca recordaba.

    1

    ¡Buen viaje, suerte en la vida
    y más allá de la vida, joven pura!
    ¡Te he liberado de mí
    al no besar tu puro rostro
    al no rozar tu boca con mis oscuros labios!
    También existen apóstatas así
    que no son apóstatas del amor
    Yo no te he clavado mi puñal
    ni te he hablado de las Tres Rosas
    que el mundo todavía podía haberte dado
    ¡Algún día nos encontraremos lejos de aquí
    y siempre te reconoceré
    porque tú fuiste yo!
    Y tú me preguntarás:
    ¿Desde qué lejana distancia me viste
    cuando nos encontramos aquella vez en la vida?


    GUNNAR EKELÖF, Non serviam. Antología poética, traducción de Francisco J. Uriz, Libros del Innombrable, 2006.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 13 Sep 2023, 12:33

    Usó mucho argumentar mediante los contrarios en sus versos, Amalia. Gracias por tu interés.

    Un abrazo.
    Pedro


    Última edición por Pedro Casas Serra el Jue 14 Sep 2023, 01:34, editado 1 vez


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40546
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por cecilia gargantini Miér 13 Sep 2023, 16:39

    Me gustó este autor y creo que las influencias de Rimbaud y de Elliot están presentes, tal como reza la biografía.
    "Berlín 1933" y "Lo imposible" me interpelaron especialmente.
    Gracias Pedro por presentarlo.
    Besossssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 14 Sep 2023, 01:34

    Muchas gracias por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 06 Dic 2023, 02:29

    ADIOS, PEDRO. ESPERO QUE NOS ENCONTREMOS EN EL CAMINO... AUNQUE EL TRECHO YA NO SEA MUY LARGO


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 06 Dic 2023, 07:12

    Un abrazo, Pascual.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Gunnar Ekelöf (1907-1968) Empty Re: Gunnar Ekelöf (1907-1968)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 07:34