Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034542 mensajes en 47386 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 63 usuarios en línea: 1 Registrado, 1 Ocultos y 61 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» 2011-10-15 ESTABA LUIS EN SU PISO...
Fernando Valverde (1980- EmptyHoy a las 05:29 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
Fernando Valverde (1980- EmptyHoy a las 05:10 por Pedro Casas Serra

» POESÍA SOCIAL XIX
Fernando Valverde (1980- EmptyHoy a las 04:09 por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Fernando Valverde (1980- EmptyHoy a las 03:27 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
Fernando Valverde (1980- EmptyHoy a las 00:09 por Lluvia Abril

» 2011-10-09 PÍA Y PÍA QUE PÍA…
Fernando Valverde (1980- EmptyAyer a las 15:46 por Pedro Casas Serra

»  2011-10-06 MANOS BLANCAS, SEDOSAS…
Fernando Valverde (1980- EmptyAyer a las 15:45 por Pedro Casas Serra

» 2011-08-07 AQUÍ HABÍA UN LAGO
Fernando Valverde (1980- EmptyAyer a las 15:44 por Pedro Casas Serra

» MARIO QUINTANA ( 30/07/1906... 05/05/1994)
Fernando Valverde (1980- EmptyAyer a las 11:23 por Maria Lua

» 2011-06-04 PUES QUE LA VIDA ES CAMINO…
Fernando Valverde (1980- EmptyAyer a las 06:13 por Pedro Casas Serra

Marzo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Fernando Valverde (1980- Empty

3 participantes

    Fernando Valverde (1980-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44212
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Fernando Valverde (1980- Empty Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 09 Jun 2023, 06:33

    .


    Fernando Valverde Fernando Valverde nació en Granada (España) en 1980. Cerca de 200 críticos de más de 100 universidades (Harvard, Oxford, Columbia o Princeton, entre ellas) lo eligieron el poeta más relevante en lengua española nacido después de 1970.

    Con su libro Los ojos del pelícano (Visor), obtuvo el prestigioso Premio Emilio Alarcos del Principado de Asturias. Entre los galardones que ha recibido destacan el premio Federico García Lorca para universitarios españoles o sendos reconocimientos en el Fray Luis de León y el Juan Ramón Jiménez. Los ojos del pelícano ha sido publicado en Argentina (El Suri Porfiado), Colombia (Ícono), México (Conaculta) y Estados Unidos (University Press North Georgia).

    Es uno de los autores del libro Poesía ante la incertidumbre (Visor, 2011), que ha superado la decena de ediciones en diferentes países. Sus poemas han sido publicados en países como México, Italia, Colombia, Argentina, El Salvador, Nicaragua, Perú, Costa Rica o Chile. Ha sido traducido a numerosos idiomas.

    La insistencia del daño (Visor), ha sido elegido Book of the Year por el Latinoamerican Writers Institute de la University of New York y publicado en Estados Unidos por . En 2014 fue nominado a un Premio Grammy por el disco Jugar con fuego con el cantaor Juan Pinilla. En la actualidad, trabaja como profesor de poesía en la Universidad de Virginia en los Estados Unidos.

    Doctor en Filología Hispánica y en Educación y Licenciado en Filología Románica y en Antropología Social y Cultural, durante diez años ha trabajado como periodista del diario El País. Fue co-fundador y co-director del Festival Internacional de Poesía de Granada. En 2012 obtuvo el Premio del Tren ‘Antonio Machado’ por un poema titulado Celia, escrito a una recién nacida y con centenares de impresiones y reproducciones en todo el mundo. “Un poema condenado a la inmortalidad”, escribió Raúl Zurita.

    Su poesía completa fue publicada en 2017 por Visor.

    En 2020 recibió la Orden de José Martí en reconocimiento a la excelencia docente como hispanista en los Estados Unidos. En 2022 apareció en America, traducido por Carolyn Forché, publicado por Copper Canyon Press en edición bilingüe. Ese mismo año, apareció su nuevo libro en España titulado Desgracia.

    La editorial Planeta ha publicado La muerte de Adonais, un libro de no-ficción en el que narra la historia de los últimos días de Percy B. Shelley, John Keats y lord Byron.

    (Sacado de https://www.fernandovalverde.com/es/home/ )


    *


    Algunos poemas de Fernando Valverde:


    De Viento favorable (Primeros poemas, 1997-2002):


    PREMONICIÓN

    Te irás, como se van todas las cosas
    del mundo y de los hombres,
    como el bullicio arrepentido
    de una ciudad dormida,
    como se marchan los turistas,
    con su temblor distante y distraído.

    Te irás sin que lo sepa, te irás tan sola
    que borrarás del tiempo la palabra tarde
    y dejarás podridas las paredes,
    un manual de niebla y de nostalgia.

    No quedarán los bosques ni las plazas,
    las fuentes y la luz del mediodía,
    tampoco los garajes de febrero,
    los sueños que se pierden
    sin el temor de nadie.

    Te irás y no dirán que ya te has ido.

    Y nunca te habrás ido para siempre,
    y siempre estarás lejos, demasiado.



    MADRUGADA

    Soñé con un lugar sin noches ni hospitales,
    con una habitación repleta de ventanas.

    Soné con un lugar sin tedio ni promesas,
    un lugar donde nadie se fuera para siempre,
    donde nadie quisiera morir a mediodía.




    De Razones para huir de una ciudad con frío (2004):


    VOCACIÓN Y ARGUMENTO

    Yo quisiera contarte
    el vacío gastado de estas cuatro paredes,
    la lluvia que ha caído desde que el tiempo sabe
    mirarme con desprecio como un bufón que ríe
    con la cara pintada y unas lágrimas sucias.

    Yo quisiera decirte
    que aquí todo resulta parecido al invierno,
    que diciembre es más dócil que cualquier escondite,
    que un viento seco queda detrás de las mentiras,
    de los miedos tramposos y los presentimientos.

    Yo quisiera encontrarte
    aquí para olvidar que el mundo es mundo,
    para abrazarnos fuerte
    y ver la infinitud de cada compromiso,
    reconocer los márgenes de las palabras justas,
    olvidar los inviernos y el vacío gastado
    de estas cuatro paredes.

    Yo te dije que siempre
    los poemas resultan ser ficción contenida.

    Sobrevivamos pues
    más allá de los versos y la literatura,
    por encima de trenes y paisajes,
    por detrás de las voces que suceden
    pidiendo explicaciones a cada expectativa.

    Si es cierto que supone una renuncia
    la sensación que oprime el pecho hasta dejarlo
    justo, desvalido, emocionado a veces,
    hablemos del calor de las habitaciones,
    de las sábanas sucias y la pasión perdida,
    de todas las traiciones que esconden los armarios,
    del tedio y de las cartas
    que escriben los soldados cuando se están muriendo
    de miedo en las trincheras,
    como un enamorado que sostiene
    la vida en un abrazo arrepentido.

    Tal vez entonces sea posible ese milagro
    en el que creen los libros de versos que leemos.

    No es tan sólo cuestión de perspectiva.

    Quedémonos mirando la verdad
    de los versos que cuentan historias inventadas.
    Recuérdame en paredes que permanecen justas
    y que miran nerviosas cómo pesan los días.

    Yo te traje a mis noches sin saber que buscabas
    una luz que durase mucho más que un segundo.

    Aun así permanece,
    que ceder a los límites de las eternidades
    es más cuestión de fe que de palabras.

    Acerquémonos pues a nuestra soledad



    LA APARIENCIA

    Una ciudad enferma es un invierno frío,
    un invierno tan frío como el dolor sin viento,
    un rincón es un verso,
    un huracán un águila,
    agosto una mentira.

    Las cosas nunca son lo que parecen.

    Lorca es la luna quieta.
    sobre el estanque rojo,.
    Neruda un animal.
    que se retuerce y llora.

    Tampoco los poetas.

    Borges cogió del tiempo su descaro,.
    Vallejo jamás leyó a Cernuda,.
    Cernuda nunca quiso una mirada.
    que pudiera salvarle,.
    Miguel Hernández tuvo.
    en su mano un fusil,.
    y Alberti que fue un pájaro.
    azul como las olas…

    Los poemas que duelen son de todos,
    la razón de los días está en ti,
    el tiempo no comprende la existencia,
    y la ciudad aún duerme,
    todos duermen…

    La noche es un lugar para el olvido.

    La niebla nunca suele acomodarse,
    los barcos que se hunden son ciudades
    en el fondo del mar,
    la música es el eco de un lugar muy profundo,
    las palabras son cofres que contienen
    una parte de ti que pretende ser pájaro.

    Y hay un lugar que tiembla,
    los lugares que tiemblan son paisajes,
    paisajes parecidos a septiembre,
    cartas que son espera,
    direcciones de viento que procuran
    recibir un adiós cuando es octubre
    y nada se parece al equilibrio
    de aquello que has amado.

    La muerte es un instante que ya es nuestro,
    el frío una razón para sentir
    el calor de los otros.

    Nada aquí se parece a su contrario,
    este dolor tan simple es un desierto.



    MADRUGADA III

    Ven y dime al oído
    que te has vestido hoy
    pensando en desvestirte frente a mí.



    MADRUGADA V

    Imagina.

    Otra noche sin ti sería un desastre.

    Dime tú lo que hacer en estos casos.



    BALADA PARA EL FRÍO

    El frío que suceda por las habitaciones,
    el que pasa de largo sin saber los que cuesta
    protegerse del frío,
    también el parecido a una tarde de brisa
    junto al mar o en la grieta
    que a veces permanece después de los veranos.

    El frío que supone un golpe seco,
    que es la dificultad para llenar de aire
    el pecho y la esperanza.

    Y también el temor a que no se arrepienta
    de haber llamado hoy para quedar mañana,
    ese frío que sabe recorrer los rincones
    en torno a los momentos que prefieren
    una inmortalidad al abandono.

    Un frío  extraño queda después de los poemas,
    un frío extraño vuelve por las fotografías,
    un frío amarillento que resume
    la ausencia en un baúl.

    De cristal o de nieve,
    de escarcha o desamparo,
    el frío sobrevive y permanece.

    De fuente, de misterio,
    de mar o de principio,
    de lunas con bocados o lamentos,
    en fin, sin más pronóstico,
    de exacta soledad.

    Pero de nada sirve
    el frío más difícil del invierno
    si en un rincón del frío tú me miras.



    CINCO ELEGÍAS PARA UN SIGLO

    II

    Rara vez amenaza en Sarajevo,
    las noches son tan largas como el frío,
    tan largo es el dolor como las noches.

    Es un día muy nuevo
    de mil novcientos noventa y tres,
    Izer Sarajlic piensa en los tranvías,
    en Roma y en París,
    en Miica que duerme después de unas treinta horas
    lloviendo las granadas.

    Entonces siente lástima y recuerda
    que un día fue posible levantarse temprano
    y coger margaritas con la mujer que ama.




    De Los ojos del pelícano (2010):


    SUEÑO

    Hoy has vuelto a mirarme
    con esos ojos tuyos de mi infancia
    que me han amado tanto.

    No podía tocarte.

    Son complejos los sueños.

    Lloraba la certeza de que todo acababa.

    Conocía el final
    y los ojos que estaban frente a mí
    no temblaban de miedo al ver mi llanto.

    Me miraban tranquilos,
    no se desconcertaban,
    clavaban su ternura en mi fragilidad
    y en su honda distancia
    no querían sellar la despedida.

    Me persiguen tus ojos,
    no sé si están en mí
    o si quieren decirme que el sueño ha terminado.



    EL LAGO

    Esta nieve que pisas va a convertirse en barro
    y en el lago veré mi rostro sin el tuyo.

    He transitado el borde de la orilla,
    he querido cruzarlo sin mojarme los pies
    y he tropezado tanto que me duelen las manos.

    Debajo de la hierba esperan piedras
    que reciben mi piel como una encrucijada.

    Pero no se la apropian,
    los cuerpos son tan bellos cuando el tiempo los toca
    que no nos pertenecen,
    son un bosque prohibido.

    Quedará para siempre la marca de un reflejo
    porque no van los brazos a olvidarlo todo
    aunque se hagan más grandes nuestras dudas.

    Las canciones que olvidas son huellas en la nieve
    y en la piel de los lagos se deshace el futuro.



    EL BOSQUE

    Alguien entra en el bosque mientras grito.
    No puedo detenerlo.
    Sólo existe mi voz
    tan rota y tan cobarde
    que cada noche vuelve a repetirse
    sin que logre hacer nada.

    Hay tanta incertidumbre allí en el bosque,
    es tanta su espesura,
    que es mejor estar quieto,
    aunque la misma angustia suceda cada noche,
    aunque el bosque sea yo y alguien huya de mí.



    LAS AVISPAS

    Siempre he tenido miedo a las avispas.

    Aquellos años rotos,
    en una hermosa casa con jardín,
    los veranos tejían una trampa
    en los charcos, los troncos y las grietas.
    Y eran sus picaduras como negras espinas
    clavadas en las piernas y en los brazos.

    Eran avispas frágiles,
    las avispas de Europa no muerden en los ojos
    ni provocan espasmos.

    Una tarde,
    aquel niño montaba en bicicleta
    junto a una hilera exacta
    de pinos que impedían
    que el jardín se mezclase con la tierra.

    Guardo un trozo de niebla en la memoria
    y un instante después
    el manillar se cruza y de los pinos
    son decenas las flechas
    que salen a mi encuentro.

    Han pasado los años
    y aquel lugar aún guarda
    avispas de colores que parecían mirlos.

    Porque siguen allí,
    no pueden alcanzarme sus agujas,
    pero hay veces que escucho sus zumbidos
    y una sucia nostalgia me recuerda
    el sabor del veneno.



    VERANO EN SARAJEVO

    Sobre el puente de Princip
    un tumulto de ancianos vigila la ciudad.

    No parece que pase ningún río.

    28 de junio,
    una placa recuerda los disparos
    que siguieron después
    hasta llenar de huérfanos las plazas.

    Sin hermanos mayores,
    la vida en Sarajevo se parece a un tranvía.

    No ha cubierto la hierba las llagas de sus parques,
    sólo los gatos saben dónde ir,
    han tomado las calles
    y hay cartones de leche delante de las puertas.

    Se estrelló la miseria en las paredes,
    no han podido los árboles ocultar la evidencia.

    Junto al estadio olímpíco
    deambulaban fantasmas entre las margaritas.
    No existe periferia en Sarajevo,
    los teléfonos brillan con sigilo
    del humo blanco de las chimeneas
    y sus cinco montañas
    advierten de la lluvia sobre las rejas rojas.

    Ha bajado el infierno a esta ciudad,
    se ha llenado de rostros
    convertidos en piel de los mercados,
    en vigas de madera que sostuvieron túneles
    y en un amor tan simple como el pulso.

    No parece que pase ningún río,
    aunque los puentes crucen hacia el norte
    y el verano parezca
    un lugar donde pueden descansar los pulmones,
    un horizonte nuevo que viaja en los tranvías.



    NOCHE EN PALESTINA

    Aún suenan los disparos en el puente del Norte.

    Los Altos del Golán parecen congelados
    y una niebla de sombras empieza a evaporarlos.

    Resulta peligroso este paisaje
    pero cabe la paz entre tanta amenaza.
    Me he sentado a mirar
    cómo sangra el Mar Muerto aparentando calma,
    cómo flotan el barro y los turistas
    después de que los siglos lo devoraran todo.

    La noche es una tregua de pasos fronterizos.

    Aquel golpe de luz en la espesura
    se llama Jericó. Más al oeste
    hay casas que se acuestan sobre un muro
    y sienten la traición debajo del estómago.

    En sus viejos tejados
    las cúpulas doradas son leones dormidos.

    Es de noche y resulta
    un empeño suicida cruzar la otra orilla.
    Son muchas las razones.

    Aún escuece la piel,
    el salitre se emplea para hacer explosivos,
    basta la intervención de un alquimista.

    Además,
    las mujeres del norte tienen los labios rotos,
    han mordido el dolor sin miedo a las heridas.

    La noche es mal momento para abrazar el mar.

    Mientras la luna clava su rostro sobre el agua
    las piedras que se ahogan intentan agarrarlo.
    No es difícil morir en medio de un desastre
    tan raro como hermoso.

    Las montañas son pliegues del futuro.

    Hay pequeñas luciérnagas que alumbran el desierto,
    se escuchan los fusiles en el puente de Allenby
    y un nuevo ahogado abraza la noche en el Mar Muerto.



    UN LOBO

    Dentro de este poema pasa un lobo
    que deja sus pisadas en la nieve.

    Sigiloso y hambriento,
    recorre una ciudad
    que miró confiada hacia el futuro.

    Hoy han bajado todas las persianas.

    Es tarde,
    trato de no hacer ruido
    y que avancen los versos como pasan los días
    para que el lobo escoja
    un camino que lleve a otro lugar,
    una presa más débil.

    Pero en este poema espera un lobo
    que ha venido a buscarme.
    Aunque intente estar quieto y no hacer ruido
    salta por las palabras un recuerdo
    que me arranca un aullido y me devora.




    De La insistencia del daño (2014):


    CELIA

    Nacida hoy

    No conoces la lluvia ni los árboles,
    pero ya eres un bosque.

    Hoy que comienza el mundo para ti,
    que se pueblan tus ojos con el mar,
    que todos te reciben como en una estación
    donde se espera siempre,
    que es principio y asombro,
    mapas que no aseguran un lugar donde ir.

    Hoy que el mundo comienza,
    tristeza inadvertida,
    eres el tiempo limpio,
    el olor a madera y el silencio,
    las preguntas sin sombras
    y el amor sin orgullo del que ha perdido todo.

    Es esa mi certeza,
    las olas, el océano,
    tu risa que es un pájaro.

    Has traído el murmullo de un recuerdo,
    los pies pequeños, como pequeño
    es el rastro de nieve que has dejado
    en las horas de enero.

    Cómo será la vida cuando crezca en tus manos
    con la fragilidad de las buenas noticias,
    como un pez que se escurre para volver al río.

    Una tarde cualquiera,
    con la misma sorpresa que un amor,
    vas a sentir la brisa que ha tocado los árboles
    con su cansancio antiguo.

    Hay veces que es rugosa y escuece como un fósforo
    cuando enciende un recuerdo…

    Tus manos brillan,
    no hay sombras ni puñales,
    puedo ver los cometas
    arañando la noche
    como un barco que zarpa y se adentra en la niebla.

    La vida es una casa donde habita un extraño,
    un jardín del pasado al que no volverás,
    una orilla que buscas con miedo a los fantasmas.

    Pero también la vida
    es una luz detrás de una ventana
    cuando la oscuridad
    ocupa cada hueco y cada continente.

    Esta noche es oscura,
    el tren busca unos brazos
    que están al otro lado de las horas.

    Mientras, pienso en el modo de decirte
    que los sueños son parte de nosotros
    como un embarcadero es un viaje.

    Porque ya eres un bosque,
    y hay delfines, y lagos, y montañas,
    y amores imposibles
    que se llamarán Celia.

    Alguien dice tu nombre en el futuro
    y se llena de gente una casa vacía,
    todos se sientan a la mesa.

    Ya lo habrás olvidado,
    fue la felicidad quien sembró este dolor,
    fue la felicidad igual que una tormenta
    sobre un vaso vacío.

    Cuando lleguen el miedo y la desesperanza,
    y todas las cerezas hayan caído al barro,
    y las gaviotas griten
    el olvido imposible de una mujer herida
    que siente que avanzar es quedarse más sola…

    Si todo esto sucede
    recuerda la manera en que la lluvia
    se convierte en un árbol
    y el modo en que las olas
    son el final del agua y el principio del mar.

    No conoces el mar, ni el barro, ni los árboles,
    pero ya eres un bosque por el que pasa un río.



    POSTAL DE INVIERNO

    Está sola en el mundo y es febrero,
    le duelen los pulgares,
    se toca la nariz para bmedir el frío.

    Puede ver su reflejo sobre el lago,
    los peces melancólicos son ya lunes de octubre
    que dibujan sus pasos sobre el hielo.

    Allí están los poemas,
    en el fondo del lago,
    justo un paso detrás de la palabra nunca.



    (SAN SALVADOR)

    Hoy sé que la esperanza
    es el miedo
    con los ojos vendados.


    FERNANDO VALVERDE
    ( https://www.airesdelibertad.com/t47254-fernando-valverde-1980#1013612 )


    Última edición por Pedro Casas Serra el Dom 11 Jun 2023, 14:34, editado 1 vez

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39897
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Fernando Valverde (1980- Empty Re: Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por cecilia gargantini Dom 11 Jun 2023, 14:25

    Muy merecida, según mi humilde criterio, la distinción que le dieron esos 200 críticos.
    Gracias por traerlo, amigo.
    Besossssssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44212
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Fernando Valverde (1980- Empty Re: Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 11 Jun 2023, 14:35

    Gracias a ti por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3399
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Fernando Valverde (1980- Empty Re: Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por Amalia Lateano Dom 11 Jun 2023, 18:39

    Preciosos Poemas mi querido Pedro.

    Un gusto leer a este escritor.

    Besos con cariño.

    Estos versos son sublimes!!!
    "MADRUGADA

    Soñé con un lugar sin noches ni hospitales,
    con una habitación repleta de ventanas.

    Soné con un lugar sin tedio ni promesas,
    un lugar donde nadie se fuera para siempre,
    donde nadie quisiera morir a mediodía.




    De Razones para huir de una ciudad con frío (2004)"
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44212
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Fernando Valverde (1980- Empty Re: Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 12 Jun 2023, 02:41

    Celebro que te haya gustado, Amalia. Gracias por tus palabras.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    Fernando Valverde (1980- Empty Re: Fernando Valverde (1980-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun 04 Mar 2024, 08:55