Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034150 mensajes en 47368 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 65 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 62 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Paloma G Castellanos


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyHoy a las 02:10 por Pascual Lopez Sanchez

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyHoy a las 02:03 por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyHoy a las 02:01 por Lluvia Abril

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyHoy a las 01:41 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyHoy a las 01:38 por Lluvia Abril

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. René Magritte. Los amantes (1928)
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyAyer a las 23:30 por Edith Elvira Colqui Rojas

» CLARICE LISPECTOR II
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyAyer a las 21:20 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyAyer a las 21:03 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (!3/ 06/1888- 30/11/1935) )
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyAyer a las 21:01 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
Aníbal Núñez (1944-1987) EmptyAyer a las 20:58 por Maria Lua

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Aníbal Núñez (1944-1987) Empty

2 participantes

    Aníbal Núñez (1944-1987)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 22 Abr 2023, 16:12

    .


    Aníbal Núñez (Salamanca, 1 de noviembre de 1944-ibíd., 13 de marzo de 1987) fue un poeta, pintor y grabador español.

    Biografía

    Hijo del fotógrafo José Núñez Larraz y de Ángela San Francisco, nació y se formó en Salamanca, su ciudad natal. Estudió Filología moderna en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Salamanca; posteriormente fue alumno de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy y de la Escuela de Artes y Oficios. Escribió numerosos libros de poesía y dejó una obra pictórica no menos abundante.

    Hombre sumamente culto, sabía expresarse en dos lenguajes artísticos —uno plástico, otro poético— con gran soltura y conocimiento y supo reconocer en la traducción el mejor ejercicio para desarrollar la capacidad técnica del poeta. Tradujo, entre otros, a Propercio, Catulo y Rimbaud.

    A pesar de la unidad y la innegable originalidad de su obra, el reconocimiento en vida fue muy parcial e intermitente: incluso habiendo publicado su segundo libro (Fábulas domésticas) por expreso deseo de Manuel Vázquez Montalbán en Ocnos (entonces una de las colecciones nacionales más prestigiosas), la crítica ignoró su trabajo. Aníbal Núñez tuvo problemas para publicar el resto de sus libros, y aquellos que cruzaban el umbral de lo inédito sufrían con frecuencia numerosas cortapisas y restricciones. Esta situación hizo que la mayoría de los libros que llegó a publicar hubieran sido escritos por el poeta muchos años antes. Hoy día, la crítica tiene grandes dificultades para encasillar su obra —cada vez más reconocida— en alguna de las tendencias de la poesía española contemporánea.

    Obra

    Se puede decir, de manera general pero limitada, que la obra poética de Aníbal Núñez se articula sobre unos principios sustanciales; nos referimos a aquellos puntos en que la crítica incide y parece estar de acuerdo: la disociación entre realidad y sentido, la concepción de su creación como una obra abierta, y la disolución de la historia en el lenguaje poético.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    ***

    Algunos poemas de Aníbal Núñez:


    De Poemas de Juventud (1961-1973):


    SONETO GRISÁCEO

    Te vistieron de gris con uniforme
    te dieron una chapa y una porra
    y saliste a la calle tan conforme
    con permiso oficial de armar camorra

    dispuesto a demostrar todo lo enorme
    que es tu amor a la patria que en la gorra
    viene representada aquiliforme
    aunque en el fondo no es más que una zorra,

    dejaste el azadón que hoy enmohecido
    dormita en el corral que abandonaste
    -se puede uno ganar bien el cocido
    sin trabajar-: aquel maldito traste
    áspero sucio feo retorcido
    no es como la pistola: ¡qué contraste!

    (1969)



    EPÍLOGO

    Amiga: contra todo pronóstico de calma
    a pesar del dorado vaticinio
    del nido más alto de las nubes
    no hará para mi brazo
    más remedio que el uso de palanca
    una más al servicio de la lenta
    soterrada labor de cuartear la tapia

    No quedará amputado en el oficio
    de clavarse en tu talle abandonado
    apuntalar el sueño o de fingirse
    una viga cualquiera en la techumbre
    de cualquier primavera cuando hay tanta
    convexa lucha que someter al puño
    tanta y cuánta materia de combate
    dispuesta a ser abrazo:
    que no hay vuelta de hoja
    para entregar las manos
    alzarlas de antemano para que tú te acerques
    y me esposes con toda una madeja
    de lana confortable en la butaca

    (1970)



    CARTA A LOS DE MI QUINTA (I.P.S.)

    valor
    se les supone


    queridos compañeros, gaudeamus;
    perdonar, ante todo,
    mi posición al margen
    mi extravío en formación
    mi torpe tropezón en el presentenarmas
    pues a vueltas me ando con mi parte
    en la rapiña paternal: un hueso
    que da muestras de vida, que aún exige
    articularse libre: cosa dura
    de roer en los tiempos que seguimos
    viviendo... iba diciendo, gaudeamus,
    vuestro valor supuesto es fiel reflejo
    de los machos soldados que allá en flandes
    no percibían el ruido de la sangre
    e, imperturbables, a las treinta y una
    se jugaban la hacienda mercenaria
    y dejaban constancia de su hombría,
    de su paso entre vino
    de bruces o gatillos
    o de aquellos de américa
    imponiendo
    su voluntad de plomo bendecido

    vosotros, herederos
    de los gloriosos tercios defensores
    del águila de presa -hoy taxidérmica-
    henchidos braceáis
    por la ocasión vecina
    de darle gusto al dedo
    aunque sea ante un muñeco,
    un blanco inerte: en todo
    caso fácil remedo
    de quienquiera del margen
    de cualquier descarriado que se empeñe
    en no darle patadas
    marciales patadones
    a la pobre pelota, a la sufrida
    e impotente pelota
    que no entendéis por patria.

    (1968)



    DE REGRESO DE SUIZA Y DE LA DULCE...

    De regreso de suiza y de la dulce
    francia como las golondrinas
    migratorias -se excluyen desde luego
    los de exilio forzoso y los forzados
    del mundo laboral- españolitos
    de regalo y noticia con perfecta frecuencia
    a la casa natal al pelargón nutricio
    por navidades traen a los abuelos
    cosas del extranjero mientras dejan
    caer -el conciliábulo
    de amigos y cercanos se prepara a la escucha-
    la noticia exclusiva información
    exacta y europea de lo que está pasando
    en la españa de franco / proponen /
    soluciones posibles de largo
    plazo y embelesando
    con su pico de oro a la tertulia
    se envanecen extienden el plumaje
    áureo de importación
    y acaban confesando -ya nadie les escucha:
    todos rumian turrón enjugan su ardor patrio-
    su adhesión al dinero
    su amor al fin y al cabo
    a la libra y al franco -del dólar y la OTAN
    es peligroso hablar: lo entenderían
    como algo de derechas, al revés-

    (todos reunidos arreglando españa
    nadie en la brecha es prematuro dicen
    llevan diciendo treinta años).

    (1968)



    FRAGMENTOS DE UN DISCURSO

    ..."es injusto negar
    sistemáticamente
    todo valor humano
    a nuestra juventud
    contemos pues con ella
    oigamos sus palabras
    démosles la razón
    -cuando la tengan, claro-
    su santa rebeldía
    irrumpe con un ritmo
    diferente imponiendo
    una moda más viva
    y con más fantasía
    y hasta un poco -digamos-
    atrevida..."

    siguió luego aludiendo
    tan brillante discurso
    a la triste excepción que suponían
    esas nefandas minorías guiadas
    por la cizaña de pekín
    perturbadoras de la santa calma
    corrupta por libelos
    y consignas sectarias
    concluyó resaltando
    con sentidas palabras
    la muy ejemplar conducta
    dentro de su camisa
    de fuerza línea joven (fue aclamado)
    de la gran mayoría
    de nuestra juventud no descarriada.

    (1968)



    PALABRAS SUBRAYADAS CON PULSO...

    En cualquier lugar que nos sorprenda la
    muerte, bienvenida sea, siempre que ese
    nuestro grito de guerra haya llegado hasta un
    oído receptivo y otra mano se tienda para
    empuñar nuestras armas.
    (Che Guevara)

    ...................................................palabras
    subrayadas con pulso, cuidadoso
    con una línea firme incluso al paso
    por el vocablo muerte en primera persona
    del plural
    ...............(reafirmada
    nuestra actitud comprometida, otra
    vez más
    solucionada está la papeleta)

    aunque difícilmente
    encontrar combatientes a la escucha
    armamento al alcance
    que ofrecer a una mano no probable
    en el radio de acción de la mesilla
    de noche:
    ................donde los limitamos
    a subrayar las balas que os derrumban.

    (1968)



    POR EJEMPLO

    Manazas constructoras de escoriales
    de casernarios paredones donde
    ...................................................Hansel
    y Gretel
    morirían
    .............de amargura
    Bestias partas
    incapaces de sedas:
    .................................no sabéis
    diferenciar un clavicordio
    de una locomotora disfrazada
    A la fiesta galante del trabajo cantado
    nadie os invitará: podéis quedaros
    jugando en los cuarteles a ver quién es más
    macho
    y darle (es cosa vuestra) gusto al dedo
    acariciando el clítoris
    del máuser siempre presto a calentarse.

    (1972)



    MALETA DE MADERA
    (UN EMIGRANTE)

    Desde la propia mano al horizonte
    una diadema pobre de su tierra:
    celada propiedad -era la hacienda
    de mi padre y la mía y la del hijo-
    patrimonial corola de una flor
    que por más que se quiera sigue abrojo.
    Y querer no es poder contra la mala hierba,
    y querer es sudor sembrado alto,
    sembrado a fiebre alta,
    recolectado -sidiosquiere- amargo
    de tanto sol a sol
    auscultando la espiga,
    conviviendo el latir de la raíz,
    arropando el calor de la besana
    (el trigo crec como un niño enfermo)
    -¡Si no hubiese pedrisco!-
    Y la noche velada
    por si el frutal se ahoga con la escarcha:
    hacer guardia en el vértigo
    consolidar mazorcas y esperanzas.
    Pero un mal día no puede
    el hombre
    más
    cuesta arriba del hambre, no:
    reniega,
    da un portazo a su sangre y al terruño.
    Y en silencio,
    hace, sencillamente el equipaje
    mientras aprieta el llanto entre los dientes:
    la camisa
    que ella guardó, reciente, entre membrillos
    -cuídate, no te olvides de escribir a menudo-
    (¿Lugar de nacimiento? Pulsaciones,
    el tramital repaso a rayos X)
    Ya la parcela atrás (pólizas, visto bueno)
    ya atrás queda la tierra,
    la cortina
    el pedazo natal
    acariciado a azada
    desgajado de esperas;
    y queda la tormenta que no ha de malograr
    espigas que no hay.

    En el andén nocturno
    a "Vivieron felices y comieron..."
    el hombre
    alcanza
    la imagen de su sombra
    -tercera clase- y ya
    el tren silba. Ya sale.

    (1966)



    GOZABA SÍ DE JUVENTUD ORFEO...

    Gozaba sí de juventud Orfeo
    de toda la energía para nada
    de los cinco sentidos, buena vista
    para un mismo horizonte de ladrillo
    el tacto encallecido de tañer mi, la, si
    el oído agrietado por las motos nocturnas
    el gusto por las uñas enviciado
    y el olfato
    .................el olfato
    afortunadamente adormecido.

    Cantaba sí cantaba
    recostado en la cama del insomnio
    cantaba sobremesas y nocturnos
    en la lengua de nadie; en inglés de groenlandia

    Cantaba y los vecinos
    le miraban suspensos
    le escuchaban tabiques
    toda la vecindad con un enjambre
    de moscas en la oreja

    Pero todos decían tan joven una pena
    y la incipiente calva
    le confería
    un lejano atributo de clérigo sin credo

    La izquierda estupefacta se cansó de esperarle
    la derecha anhelaba de él un hijo pródigo
    un treinta de febrero con ellos volverá.

    (1973)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 24 Abr 2023, 06:35

    .


    De 29 poemas (1967):


    TE DIJERA DE VERAS ALEGRÍA
    mira esa nube en forma de cupido
    vamos a contar mentiras
    flechando tralará
    la rosa de los vientos
    ...................................si no fuera
    al alcance
    de la mano este oscuro
    vivir contra corriente
    a dos pasos de la espiga desahuciada
    el mañana perdido
    en la última estación
    tanto no que callar
    y cierto el muro
    buscando la salida de poderte decir
    rescatadas palabras:
    CIELO
    AZUL
    ya no sea
    cegar una ventana ya cegada.



    TODO EMPEZÓ EN UN DÍA COMO OTROS
    quizás de lluvia le pusieron
    toda una vida por delante
    toda una larga hilera
    de velas que ir soplando
    creió -frágil retoño
    de un honorable árbol genealógico-
    al abrigo de tantos malos vientos:
    fue por entonces cuando
    a lomos de un caballo de cartón
    el índice anillado
    de oro y de virtud le señalara
    el camino del bien la tortuosa
    senda del mal
    la llama inalterable
    de su apellido en todas las vitrinas
    (alguien le regaló
    una estampa rosada donde
    un ángel custodio
    velaba la alocada carrera de un infante
    por un puente arruinado en el abismo)



    CANCIÓN

    amigo si la guerra
    despiértame la sangre:
    pondremos cebo de papel de plata
    al barco submarino
    amigo si la guerra
    camúflale las gafas a ese tanque
    que no sepa el camino
    ayúdame a sembrar amigo el aire
    de polen clandestino
    para que el bombardeo acobardado
    confunda su objetivo:
    amigo si la guerra
    que no cuente contigo no conmigo.




    De Fábulas domésticas (1972):


    PRÓLOGO A LAS FÁBULAS DOMÉSTICAS

    Hay cosas que saltan a la vista,
    cabronadas urdida-s-utilmente,
    multiforme injusticias con modelos
    de todos los tamaños y con precios
    asequibles a todos los bolsillos,
    …cosas que saltan a la vista
    como el aceite hirviendo.
    Y gafas protectoras, al alcance de todo
    bicho viviente, en
    nuestra sección menaje del hogar.



    FUMANDO ESPERO
    AL HOMBRE QUE YO QUIERO

    Tu represión de niña emancipada
    te hace empuñar
    con asco amortiguado la boquilla
    del rubio que apresuras
    en consumir para quemar el tiempo
    de la espera
    -la pantera se aburre en el acecho
    a cuestas con su espléndido pelaje-
    para llenar las tardes de volutas
    como tejía Penélope
    la ausencia de su hombre
    el mal presagio
    SINTIENDO ESE PLACER
    DEL HUMO EMBRIAGADOR
    QUE ACABA POR PRENDER LA LLAMA ARDIENTE
    DEL AMOR
    para acabar volviendo
    con una arruga más en el anzuelo
    a tu tiniebla íntima
    -te agarras a la almohada-
    superpoblada de hojas amarillas
    (nadie viene a quemarlas a incendiar
    el cuarto de los trastes abrumado
    de irremediables juanas
    de arco a edulcorar
    tus ganas
    de salirte de madre
    de que salten las lunas del asediante armario)

    y no divisas moscas -como último recurso-
    dispuestas a quedar presas de patas
    en la miel cenagosa de tu rimmel.



    FÁBULA DEL PERRO POLICÍA

    con pistolas, con rifles, con decretos.
    ÁNGEL GONZÁLEZ

    sabueso desdentado
    no del todo: conservan
    tu masticar de cada día las prótesis
    caninas oficiales
    la paga extraordinaria y el honor
    de ser reconocido
    como un guardián celoso
    del orden prepotente en tu doble
    cometido de cancerbero -orlado
    por semanal incienso
    y una intachable hoja de servicios-
    y eficaz husmeador de pasos ilegales
    de improntas digitales descarriadas...
    ve a avisar a tu amo
    llévale la panoplia de decretos
    al borde de la cama
    ve a lamerle el asiento dignatario
    corre a dorar sus distintivos vuelve
    al lugar destinado para que
    te lleves a la boca
    los restos del festín pero no olvides
    -ejercita tu rabo entre las piernas-
    las instrucciones (ya amarillas)
    para el empleo del timbre
    de alarma fiel mastís que viene el lobo.



    PARÁBOLA DEL PUÑETAZO

    Encajó un derechazo,
    un largo derechazo
    directo a la cabeza,
    y se dispuso a devolver el golpe
    emprendiendo, en legítima defensa,
    el contraataque, pero
    no sin haber contado antes
    con el consentimiento de la mayoría
    representada en asamblea:
    rellenó los impresos necesarios,
    respetando los márgenes precisos,
    guardó cola, esperando
    pacientemente un quorum suficiente…
    y, así, tras un proceso racional,
    tras un estudio desapasionado,
    la cámara reunida le dio su beneplácito
    y le estampó su sello amoratado
    en la otra mejilla.
    .................................Concedido el permiso
    democráticamente, el agredido
    lanzó tímidamente un puñetazo
    al hueco que dejara al ausentarse
    tranquilamente el agresor.
    ................................................(aplausos).



    SOBRE LA OSCURA FAZ
    DE LA MADERA

    un muchacho con tiza
    marca la puerta de su casa
    cierra el último anillo
    de la diana
    da unos pasos atrás... años más tarde
    repica el aldabón gana la tibia
    ternura del hogar
    rebasando el umbral y no repara
    en el borroso blanco picoteado
    por los dardos de entonces:
    CUANDO ÉRAMOS PEQUEÑOS
    blandiendo mala leche ERAN LOS BUENOS
    QUE SALVABAN EL FUERTE A ÚLTIMA HORA
    CERCADOS POR LOS MALOS sentiría
    más aliento en la silla
    menos frágil la sopa y cuesta arriba
    el regreso al trabajo

    pero hoy no distingue la diana
    (lostiemposhancambiado)
    ni aún menos la cabeza del patrón
    en su preciso centro
    saltando de un disparo



    AQUÍ OS QUISIERA VER
    ASTUTO GATO

    aquí os quisiera ver astuto gato
    con botas pulgarcito
    el valiente de nada
    os iban a servir todas la tretas
    argucias y artimañas contra batman
    y superman son pocas siete leguas
    para alas supersónicas los ogros
    tenían poco cerebro y mucho estómago
    para poder hacer la digestión
    de los tiernos infantes no tenían
    sin embargo radares que les diesen
    la pista de la carne ni i.b.emes
    para contar en un segundo
    cuántas migas dejaste en el camino

    mal os ibais a ver frente a james bond
    sus secuaces y cía:
    expertos en karate
    adiestrados en lucha submarina
    apagan en silencio un corazón
    a cien yardas tomándose un daiquiri

    (conocen vuestros trucos tienen
    previstos todos vuestros movimientos)
    mal os ibais a ver aunque hay rumores
    de que en un país remoto del oriente
    ocurre exactamente lo contrario.



    REFLEXIONES MORALES ANTE UNA FOTO
    DE UNA NIÑA VESTIDA DE PRIMERA COMUNIÓN

    (empaquetada en una tarta nupcial de tules y organdises
    con gesto de cabreo forzando una sonrisa a jesusito de
    mi vida sufriste la prueba de los focos del fotógrafo)


    la cofia era de perlas
    cultivadas los guantes
    de gasa la sonrisa
    del carmín de tu tía
    el libro guarnecido
    de nácar con el lomo
    dorado y reluciente
    igual que la custodia del santísimo
    el rosario de plata
    labrada zapatitos
    de charol el vestido
    de vuelo almidonado el almidón
    se extrae de la patata

    el labrador que labra la patata
    vela su crecimiento subterráneo
    acaba malvendiéndola
    para usos industriales o privados
    el labrador que guarda sus ahorros
    para decir
    "la cofia era de perlas..."
    de su hija de seis años.



    OTRO FINAL PARA EL CUENTO
    DE LA LECHERA

    Cogidita del brazo
    en nubes de algodón ha de llevarte
    al altar del merengue ya repican
    las llaves del coupé saltas sin miedo
    cogidita del gancho varonil
    tan segura te sientes
    en tu papel de mujercita
    sin miedo a tropezar: te lleva él, mira
    por el futuro de los dos
    por el prestigio de la casa…
    (tú buscarás el sitio solamente
    para colgar el título
    el tono del papel de la salita)
    y tan contenta vas tarareando
    saboreando casi entre los dientes
    marcha nupcial de mendelssohn brillante
    como un teclado haciéndote ilusiones:
    miles y miles de viajes cuello
    de chinchilla esquí acuático
    sobre la tersa superficie
    de los cheques en blanco…
    el espectro del cántaro en pedazos
    te tiene sin cuidado ―pobrecita
    la lechera: adiós leche
    adiós vaca terneros granja…― sabes
    que hay muchos hombres en el mundo
    para una chica como tú: bonita.



    SUEÑA -LAS MANOS AL VOLANTE-

    Sueña -las manos al volante-
    con la princesa el caballero
    sueña librarla de las garras
    del dragón sabatino tan aburrido en casa

    cruza raudo entre nubes de monóxido
    de carbono el abismo
    del paso de peatones salva ileso
    arremetiendo audaz contra los ojos rojos
    de los semáforos malignos

    cruza soñando mil peligros
    resplandeciente de cromados
    y cuentan que hechizado
    por unas malas hierbas ingeridas
    que por doquier allí crecían
    el caballero enloqueció creyendo
    que su caballo deportivo era
    la princesa rosada y que las riendas
    es decir el volante eran las manos
    de su adorada, la calzada el lecho
    del amor del amor... y cada curva
    una caricia, acelerando
    a fondo contra un árbol expandiendo
    en seminal abrazo a la mujer fragmentos
    de chatarra, castillos en el aire
    -cantaron tristes las sirenas-
    como hoy podemos ver
    en los diarios de la corte.



    AVISO A GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER
    (en el centenario de su muerte)

    Por los tenebrosos rincones de mi cerebro,
    acurrucados y desnudos, duermen los
    extravagantes hijos de mi fantasía.

    G. A. B.

    Ya por los tenebrosos
    rincones
    de tu cerebro andan
    midiendo aquilatando
    las posibles ganancias
    acurrucados los
    expertos no desnudos
    programadores de palabras...
    no duermen ni reposan
    los nunca extravagantes
    hijos y sucesores
    de la potente empresa
    editorial salidos
    no de mi fantasía
    sino más bien digamos de despachos
    en cuyo centro se deivisa
    el dictáfono a modo
    de dictador de modas y allá el arpa
    tu arpa bécquer gustavo adolfo el arpa
    esperando una mano (no de nieve)
    que bien sepa arrancarla del cuaderno
    de tus eternas colegialas para
    promocionarla en atractiva
    presentación a gran escala
    limpia de polvo y luminosa
    ahora que hace cien años ya cien años
    del último bacilo de koch que te llevara




    De Naturaleza no recuperable (1972-1974):


    ARTE POPULAR

    "Viva mi amo Manuel Sánchez
    en compañía muchos años
    de su querida esposa carolina
    garcía vecinos en la villa
    de paradinas de san juan
    jurisdicción de peñaranda mayo
    del año del señor 1861"
    .........................................reza
    el cuerno cebador de pólvora que ángel
    briones natural
    y vecino también del referido
    pueblo gravara a punta de navaja
    en el escaño en la cocina cando
    no había labor en la heredad y fuego
    en el hogar ardía de sarmientos:
    las granadas el cárabo
    el sol brillante los claveles
    y la serena de la mar quedaron
    gravados mismamente
    para que luego Manuel Sánchez
    natural asimismo y no vecino
    del pueblo nada quiere
    saber vendiera el cuerno
    de su tatarabuelo y el sobrado
    por dos consumiciones con derecho
    ni a escándalo en la sala
    de fiestas desertor
    del arado y con piso
    con tresillo y portero
    calefacción central el campo
    es muy sacrificado y estas cosas
    hay quien las colecciona.



    ...MIRABA EL HUERTO COMO SI FUERA SUYO...

    ...miraba el huerto como si fuera suyo, no por dineros,
    sino por antigua posesión de linaje y de pensamientos

    al huerto que plantrara
    ese aquel bisabuelo que ya dejaba escrito lo presente
    -roturando rompiendo
    alumbrando las aguas venideras-
    y nada vio
    ..................las cañas del estanque
    las grosellas el guindo
    que aguantó dos ciclones
    el parral que abrazaba la atalaya
    el paseo de frutales las frambuesas de seda
    los bancos de pizarra
    los aperos colgados la azada de juguete
    el nogal y su fronda
    el roce del columpio en la corteza
    ..........................................................nada
    sólo una muchedumbre de baja remolacha
    el terruño allanado y dicen que la misma
    agua que ya no vale la pena ni beber.



    INSCRIPCIÓN EN EL BOSQUE
    DE PALILLOS DE DIENTES

    No están precisamente
    maniatados los tercos
    eunucos taladores:
    injertados en sus
    orugas amarillas
    han tachado del mapa
    la palabra arboleda
    han anegado de
    árida tinta yemas
    cotiledones fibras
    vasos cortezas haces
    enveses fotosíntesis
    parénquimas y tallos de todos todos
    los árboles los falos
    erectos y frondosos
    que
    .......abatidos
    provocan en las bocas envidiosas
    un fétido deshielo satisfecho
    Nuestra contraofensiva plantadora
    nuestra batalla seminal no puede
    comenzar:
    ..................escribimos
    la consigna en un chopo ribereño
    que merendó la draga

    Ya no nos queda sino
    tratar de echar raíces y en el invernadero
    sólo una maldición:
    ................................"quecaigasobreellos
    unanevadafuneraldepolen"
    ya por el jardinero desahuciada.



    EL RUISEÑOR ESCOGE LOS LUGARES...

    El ruiseñor escoge los lugares
    para su canto: trina
    en los umbrosos olmos
    engalana de música los fresnos
    gime encelado en los espinos
    .................................................ni engalana ni trina
    en la ciudad ni gime:
    sólo su silueta reconoce
    de lejos............................coronada
    de aire letal de fétida aureola
    donde cantamos nuestras penas
    sin ni siquiera elegir dónde.



    IR AL CAMPO BEBERNOS TODOS EL CAMPO...

    Ir al campo bebernos todo el campo
    subirnos a las ramas
    ¡qué maravilla andarse por las ramas!
    confundirnos las bocas con cerezas
    oler a jara el cuerpo
    merendar la cascada y chocolate
    trenzarte una corona de juncos del arroyo
    contar las veces que la piedra roza
    con el agua aprender
    botánica sin flexo
    zoología sin matrícula

    Pero el señor rector y sus bedeles
    nos tienen encerrados a la sombra
    del Árbol de la Ciencia
    y lo siguen regando
    con tinta de tampón
    ............¡Maldito frutal éste
    que no da más que peros!



    SI TÚ SUPIERAS OLMO...

    Si tú supieras olmo
    no crecería tu copa cada año
    un palmo no abrirías
    las ramas olmo que mi mano alcanza
    casi desde el alféizar
    .................................no, seguro,
    ibas a despertar a tus gorriones

    Pero no sabes y cobijas cohes
    que hay una línea recta en un estante
    olmo superviviente
    una línea de tinta y una cinta
    un hacha servicial y unas tijeras
    sin estrenar y un día memorable.



    ODA AL ADOBE

    -Ah de la urbe interminable
    ah del odioso laberinto
    donde la casa es
    una-unidad-de-otra
    unidad-que-es-la-calle
    ¿cuál es mi hogar su tacto y su camino?

    Un adobe caído (no contestan)
    al lado de la charca se hace orilla
    en menos que la luna se hace llena

    Oda al adobe y al verdín
    que pierden la batalla contra ese
    polvo sin nombre
    que enlutece las útiles aristas
    de piedra falsa
    ........................Oda
    al adobe al verdín y a la buhardilla
    donde entraba la aurora quedamente.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 24 Abr 2023, 09:25

    .


    De Estampas de ultramar (1974):


    PARADISEAE PAPUA

    La hembra no tiene nada de notable
    sus plumas pasan
    del blanco al beige por gradaciones suaves

    Ni por todo el oro del mundo
    me tomaría la molestia
    de examinar al macho y cuándo llega
    a toda su belleza. Prefiero a este respecto
    fiarme del testimonio de los nativos fieles

    Estas aves
    a pesar de haber visto alguna de ellas
    en cautividad
    inspiran el deseo de perseguirlas
    en sus bosques natales

    Pero para cazarlas, sorprenderlas,
    es del todo preciso ir vestido de gris.



    BUENA ARMONÍA
    CON LOS CANÍBALES

    Híceles desde luego algún obsequio
    con objeto
    de disponer su ánimo: esperaba
    que posasen delante de mi cámara
    y que me condujeran al lugar
    a todo trance -me faltaban
    ciertas aves aún del paraíso-
    .................................................Acabaron
    por consentir.
    Mi gabinete fotográfico
    estaba al aire libre. De unas cuerdas
    pendían unos harapos de cortezas curtidas

    Cambié unos abalorios de colores por unas
    magníficas hileras de dientes blancos
    Acabé seduciéndolos con un espejo roto

    A pesar de su aspecto terrible
    se atrevieron, sonrientes, a pedirme
    algunas cuentas de regalo.



    MONUMENTO A WILLIS Y BURKE

    El 28 de junio, agonizante, Wills
    confía a Burke el reloj y dos palabras
    de despedida para su padre

    .............................................
    Tras dos días
    de marcha Burke cae aniquilado,
    pide a su compañero que deje su cadáver
    sin sepultura bajo el sol
    del desierto en que había
    trazado los caminos de su siglo

    ....................................................
    El día 30
    hude el rostro en la arena, mira la Cruz del Sur
    y sus ojos se apagan

    ...................................
    King vagó por los bosques
    llorando enloquecido a sus dos jefes...

    Guiado por él, Howit
    halló los esqueletos que cuidadosamente
    los nativos habían recubierto
    con ramajes
    ....................Al lado
    de Burke, a su derecha
    estaba su revólver.



    LA CAZA DEL TIGRE NO ES MUY COMÚN
    EN COCHINCHINA

    No son hoy tan frecuentes como antes
    los estragos del tigre; ante el estrépito
    de nuestras carabinas se retira asustado;
    y d'ailleurs el gran número de bueyes
    salvajes que en la jungla hay ofrece
    abundante alimento a los felinos
    Aunque también les sirven alguna vez de presa
    los fieles perros de los cazadores...
    y algunos amnamitas que se aventuran trop

    Por eso predomina en la colonia
    la opinión -más o menos exacta- de que cuando
    se va de cacería es conveniente
    la compañía de un indígena:
    pues si aparece el tigre
    preferirá al nativo como cebo.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 24 Abr 2023, 14:24

    .


    De Definición de savia (1974):


    SITUACIÓN DEL POETA

    La mano sujetando
    con delicado gesto, levemente,
    la poma fue escogida
    por las puertas de alcurnia -doble hoja,
    herrajes estrellados...- para uso
    de llamador

    ....................Muy pocos
    se atrevían a alzar aldabas tales
    de bronce y bocamanga de blndas asimismo
    de bronce -demasiado
    finos los dedos para ser impune
    la llamada-

    ....................Cualquiera, sin embargo,
    podía empuñar aquellas más pequeñas,
    en hierro, de más tosco
    gesto, que señalaban una estirpe
    de baja fundición en las rebabas
    del molde... y esperar un diosleampare

    de quien daría su mano
    derecha con tal de
    que el hierro fuera bronce de la noche
    a la mañana:

    ......................
    el odio
    al enemigo nunca fue otra cosa
    que envidia

    .....................Los poetas,
    convocados por unos y por otros,
    no pueden escoger entre metales
    (tan nobles en su puesto de materia
    inerte): sólo pueden
    reafirmar su desprecio a los dos bandos,
    morir entre dos fuegos.



    SALICIO VIVE EN EL TERCERO IZQUIERDA

    Ni siquiera hay lugar para que sea
    dulce el lamento, musical el llanto:
    aire claro, alta cumbre, verde valle
    alivian, glorifican, oxigenan
    las lágrimas: las hacen respirables,
    navegable a la luz la soledad...

    Pero, decidme, aquí, que mi ventana
    -y es suerte que no encuentre otro bostezo
    en la pared de enfrente, abajo un patio
    donde soñar la muerte
    nueve con ocho metros por segundo-
    da a un jardín profanado por la prisa,
    a una boca de riego violentada,
    a un árbol flagelado por los sábados,
    a un puré de residuos,
    al reino que alquilaron los pastores
    que vendieron al lobo los rebaños...
    aquí, ¿qué abrazo cabe
    con qué que me consuele
    del difunto dolor –no hay dolor vivo:
    hiere el hedor– de tu distancia?
    ...................................................Sólo
    cabe un camino, un ápice de gloria:
    llamar al ascensor, bajo el amparo
    de la noche, ocultar unas tijeras
    hasta la portería y, mientras pulsas
    el botón de regreso, ante la luna,
    ceñir con hiedra artificial la frente.



    TRÍPTICO DEL TORMES

    I (AB URBE CONDITA)

    Te plantaban, higuera, cada vez que -las nubes
    se quedaban suspensas
    frente a la nueva acrópolis, y el agua
    miraba para arriba -se fundaba
    una nueva ciudad: definitivo
    lugar para el descanso de los viejos
    hartos de trashumancias y de heridas,
    taller para la savia de los jóvenes
    ansiosos de un hogar para unas trenzas

    Ahora ya no te plantan; te devoran
    con tu patio y tu pozo, con la casa
    que heredaba palomas de aquel aire
    antiguo. Tu madera - la Discordia
    mala fama a tu sombra dio- no sirve
    para incinerar monstruos, malamente
    acaba en la escombrera entremezclada
    con tejas y cimientos

    .....................................
    Sobre el puente
    y dando techo al toro, y en sinople,
    campeas en el escudo -en papeleras,
    autobuses y bancos- de mi ciudad: "un árbol"
    dicen de ti, una encina
    agreste. Te olvidaron,
    la maldición subió desde tu sombra
    hasta tu estampa. Era
    tu condición urbana, al mismo tiempo
    que fuiste condición para ciudad que ahora
    te tala y te suplanta y se suplanta
    y se oculta a sí misma bajo muros
    de vergüenza.

    ........................Resistes y te encuentro
    a la orilla del Tormes tras un tapial caído
    prometiendo -es agosto- una sazón tan póstuma
    como esa barca rota que hace agua
    podrida
    ...............Y, palma a hoja,
    estoma a poro, sello en un saludo
    áspero y firme, pese a todo firme,
    un inútil acuerdo con la ciudad perdida.



    SI ORDENAS A LAS HOJAS DE LOS ÁLAMOS...

    Si ordenas a las hojas de los álamos
    que se callen, aquieten su susurro,
    no van a hacerte caso como hace
    el perro que se traga los ladridos
    si ve fulgir la lengua de su amo

    Seguirá su rumor de pandereta
    no como desafío o como burla
    de tu dedo en los labios
    .......................................No hace daño
    a nadie aquel murmullo que ni alaba
    ni difama

    ..................
    La música del viento
    y la enramada no pretende aplausos
    ni ser tenida como música:
    en sí misma termina y no se acaba
    -no es que sea sordo el aire- si gritamos
    ¡Silencio!: no comprende
    que el silencio sea un grito, entre otras cosas.



    LA BELLEZA NO ESTÁ, ES DECIR, NO SÓLO...

    La belleza no está, es decir, no sólo
    está en las alas de la mariposa
    (carta de la ilusión inalcanzable);
    habita, sobre todo,
    en la delicadeza de los dedos
    que cuidadosamente la dan suelta
    sin que mota celeste de polvillo
    quede en las yemas huérfana de vuelo

    Alas de gasa, dedos que superan
    su liviandad... Aún cabe más belleza:
    manos que no pretenden que un anillo
    se pose sobre ellas, y capaces
    de no querer ser nada más que manos.



    BODEGÓN

    Cae amorosamente
    sobre el tapete el fleco
    -sin servidumbre- de la servilleta
    de la cesta del pan
    -sin esperar a cambio nada-:
    ya está armado el amor

    Todo lo ves amando,
    entregado sin más: la cucharilla
    recostada en el borde
    del tarro del azúcar, el azúcar
    mojado unido al vaso y a su sombra,
    los mimbres de la cesta entrelazadas
    tan amorosamente que la mimbre
    no sabe de su uso de flagelo

    Hasta la cafetera
    con hollín solidario -no servil- a sus pies,
    ama a su hollín y hasta parece
    abolir su diseño
    de áridas aristas: todo lo ves amando,
    cuando has llegado a ver
    el bodegón humilde: el fleco,
    el pan, la cucharilla,
    la cafetera, el vaso, las estrellas...
    bien armados de amor -y tú con ellos-,
    bien provistos de ira y de esperanza
    contra el hombre erigido en rey de todo,
    diseñador de Vanidad: su reino.



    INUTILIDAD DEL POETA DIDÁCTICO

    La rosaleda del chalé mantiene
    relaciones cordiales con la baja
    maleza del camino

    ................................Esto bastaba
    para hacer una fábula, un cuento edificante
    sobre la abolición de las barreras
    sociales por amor. Añadiríamos
    que una abeja dorada es la correveidile
    y que sin que lo sepa el jardinero
    ha brotado un rosal al otro lado

    La sola exposición de estos detalles
    de por sí moraliza: de su mera
    contemplación surgió la moraleja,
    la urgencia de escribirla
    y un precoz sentimiento de sonrojo
    intentando variar sin conseguirlo
    el vuelo de la musa moralista

    Esperemos...
    que el lastre de verdad que la corona
    la haga precipitarse y vuele libre
    cuando haya perdido la cabeza
    ...sentados.



    De Casa sin terminar (1974):


    OCTAVO CONSEJO DE HESÍODO

    Cuando hagas casa no la dejes
    sin terminar no sea
    que sobre ella se pose
    la siniestra corneja
    ...............................y en tu nuevo
    prefabricado y preferido
    hogar (epitalamios
    te cantarán tus núbiles hermanas
    ignorantes del cierzo que tú en vano
    tratas de sepultar bajo el cosmético)
    habrá gato encerrado un invisible
    maullido tutelar sin cuerpo; el cuerpo
    hiede entre los cascotes de la casa
    inacabada, fiel, ahora su tumba.




    De Figura en un paisaje (1974):


    IRRESISTIBLES GANAS
    DE ESCRIBIR UN POEMA SOCIAL

    La calidad de piel de la doméstica
    y su idílico y triste - "en même temps"- relato
    de la aldea de los niños que se duermen
    en el pupitre tras llevar las vacas
    con las primeras luces a que pasten,
    y, sobre todo, la inicial frescura
    de la piel es capaz de en el poeta
    resucitar veneros -admirables
    por su tenacidad en no agotarse-
    de inspiración, si lírica lo justo
    para aliño del canto hecho de todos,
    para aderezo de ese pueblo sano
    como una manzana, de ese pueblo
    que quiere para dueño de sus ansias,
    para vecino efímero en su lecho.



    COBIJO DEL POETA,
    FRAGILÍSIMA AVE

    Faltándole una péndola al plumaje,
    la que se abreva en su dulce escribanía,
    deriva por los aires el poeta.

    Sóbrale una milésima de polvo
    de un pedazo de música que habiten
    recuerdos, una arista de una estrella
    de nieve por almohada, una techumbre
    donde se hagan las tejas pesebre de palomas,
    para perder la vista en ver más alto.

    No habita en la ciudad, sí en los pasillos
    que en las calles el sol deja y la lluvia
    para que entre la luz y entren las tiernas
    consignas montaraces, los mensajes
    del haz y del envés que le preguntan
    a ver qué puede hacerse a estas alturas
    con tanto mutilado paraíso.




    De Taller del hechicero (1974-1975):


    TABLILLA

    Amo de la escritura cuneiforme
    -independientemente del sentido
    del mensaje- la música
    que en la arcilla las cañas -siempre fueron
    musicales las cañas- han escrito
    independientemente del escrito
    si él no tuvo que ver con las riberas.



    SÍNTOMAS DE VEJEZ

    Ya el poeta no hace como antes
    boceto de sus lágrimas
    ni refunde su canto hasta el poema

    Ahora directamente como el liquen
    sobre la piedra inerme
    dispone las palabras a sabiendas
    de que el tiempo ha dispuesto el cañamazo
    de lo que va a escribir para el olvido.



    TALLER DEL HECHICERO

    Es muy posible que desilusione
    el no encontrar marmitas, humareda
    ni artejos de vampiro ni cultivos de órbitas
    amén de aquella hierba que crece en las cornisas
    de los montes sagrados—
    ..........................................Ni siquiera
    la inexpugnable luz de turmalina

    Se ríe cavernoso el hechicero
    —el único ingrediente que siempre encontraréis—
    al ver el desencanto.
    ....................................Y enmudece
    cuando otro personaje que nadie se esperaba
    os cuenta su secreto que consiste
    en la necesidad del narrador
    de un elemento extraño mientras piensa
    en un final feliz para vosotros
    los héroes asombrados del único relato.



    SUDOR DE PAISAJISTA

    Por hacer un doblez en el pañuelo
    -no por hacerlo mal- se ha roto el campo
    y sobre el caballete la esperanza
    de recobrar lo bello del paisaje.



    J'AI DE MES ANCÊTRES...

    Tengo de mis ancestros los vacceos
    las ganas diluidas de un caballo sin nombre
    -nada de compromisos- y horizontes abiertos
    para tender galopes
    ..................................Como ellos
    conozco los lugares donde se ve el ocaso
    mejor. Como yo, ellos,
    sucumbo ante la ley y la costumbre
    venidas de metrópolis lejanas
    y soy lo suficientemente débil
    para no refugiarme en la intemperie

    aunque sé -y ellos no-
    escribir y leer. A buenas horas...



    PEBETERO

    Que me traigan el humo dijo Ciro
    y le trajeron todas sus victorias.




    De Alzado de la ruina (1974-1981):


    A D. M. V. Y M. HISTORIADOR DE LA CIUDAD,
    SUICIDA TRAS HABERLE SIDO REFUTADO
    UN DATO

    Se cuenta que la cena
    se enfrió. Declinaban los oros del otoño.
    D.V. y M., hombre de regulares
    costumbres, estudioso, cordial, infatigable,
    salió al atardecer y no volvió:
    de madrugada
    un pescador descubrió su cadáver
    varado sobre un banco de arena,
    cubierta la cabeza luego ilustre
    (el aterciopelado de su chistera hacía
    juegos de luces), en el río.

    Esta es la historia (la hora exacta
    –y si hubo últimas palabras tras las de despedida
    a la sirvienta– nunca se sabrá)
    de la muerte de un hombre prócer pero sencillo,
    soltero, de familia burguesa: según la versión culta
    o más documentada.
    La versión popular es más concreta,
    no entra tanto en detalles:
    atribuye
    la desaparición de una figura
    lejana para ellos a suicidio también (no se mencionan
    indicios de enemigos personales);
    pero otras son las circunstancias:
    el caballero del sombrero de copa
    se arrojó a la corriente desde el puente de piedra
    (que a la ciudad a la que muerto hizo
    la historia representa en el escudo).

    El mismo río, dos versiones.
    Acaso la primera –señalando
    como un lugar del hecho
    un remanso apartado de aguas limpias, río arriba–
    adolezca de ser inconsciente reflejo
    de sus detentadores.
    ....................................Posible la coartada
    tanto como la otra, olvidadiza
    de que bajo los ojos del puente se vertían
    todas las inmundicias de toda la ciudad.

    Recordemos, no obstante, lo trágico del caso,
    la profesionalidad y la intachable
    conducta del difunto,
    vivo en la historia que dejó inconclusa:
    entre dos aguas y dos luces
    en lugar no acordado.



    TESO DE SAN CRISTÓBAL

    En lo que fuera atrio y ahora atraviesa un can,
    motivo inexcusable en una ruina sórdida,
    el mediodía dibuja entre fulgentes
    desperdicios y malvas las muecas del bestiario,
    las fauces de las grietas:
    alrededor de esta imagen única,
    cima de una colina sobre un río atrapado,
    recientes moradores te ignoran, absorbida
    toda su fantasía por espacios más fáciles,
    siendo tú —santuario de los que sufren cerco—
    para ellos un escollo, un peligroso signo
    de lo que no se entiende porque no se repite.



    CASA LYS

    Colgante llamarada oblicua hacia poniente,
    a qué tanto derroche de joya que claudica
    como si más belleza, belleza más terrible
    buscase en la caída lo que fue demasiado
    para la sordidez de habitación y sueños
    de los profanadores, de los que te entregaron
    al abandono, hierro en flor, tibio cadáver, templo
    donde liba el reptil y la palmera,
    como irónico emblema de la supervivencia,
    no cede ante el embate de las humillaciones.

    Ruina pródiga, plantos o alabanzas
    a ti son vapor leve que se condensa en vidrio,
    lacre en los corazones en que se extingue y crece
    la pavorosa imagen —revelada
    por soles, lunas, por eclipses—
    de la desolación, huerto de luz
    esmerilada, sede de la tristeza, esfinge
    que se apostó para morir pues dulce
    es el ocaso: ya las antefijas,
    ovas, lacinias, azulejos, plintos,
    los pormenores de tu antiguo lujo,
    aunque volaron —la rapiña, el viento—
    frutos, genios alados de fundición, asidos
    a una copa de llamas, tú los creas, los agregas
    a tu espectro de herrumbre,
    decoras su estupor: espuma, escamas
    de tu oleaje de belleza,
    revuelo de inventados pájaros y ornamentos,
    arpía, trampa, dueña de simulacros
    no visibles jamás sobre el magnolio;
    oculta en las exedras que escaló la glicina
    la gruta de rocalla, los truncos balaustres
    remiten a los ojos incendiados
    al desasistimiento que, en los límites
    de la ciudad caduca, altos muros leprosos
    representan, talud de piedra enferma
    que el salitre de plata llena de seda, altos
    jarrones donde habitan sucesores del agave,
    caracoles que riega el agua de las gárgolas,
    lluvia que alguien transmuta tras el portón de hierro
    en agua que desciende aún en el blanco agosto
    por el musgo que cubre las pisadas
    que, en el rubor, un día, de las celebraciones
    portaron parasoles, miradas, candelabros,
    cintas de llaves, rosas blancas y rosas rojas:
    por las escalinatas que se reencuentran donde
    se verían bogando esquifes en el río.

    Imán, jaula del sueño, cruce de arquitecturas
    y de historias: escenas, inventarios
    caen desde ti mientras se perlan de oro
    las cristaleras rotas, estrelladas
    sugerencias, estampas, jirones que requiere
    tu imposible retrato vagoroso en los años
    como oriflama que congrega, dulce,
    a los que exalta el desmoronamiento
    acaso más que tu esplendor, difícil
    de reconstituir, casi imposible
    de imaginar sino como un pedazo
    luminoso y cortante, de las vidrieras sépalo
    añil, estela incierta de búcaros que aroma
    el fin de los pasillos cuando bambúes y nácar
    serían materia de sorpresa, eran,
    bajo el peso solemne de la torre de azufre
    de la que viene —águila— a beber la paloma
    capitular al cinc de las cornisas:
    algún detalle gótico que exime al agotado
    surtidor y a la ruina de la taxonomía.

    Un ángel de ceniza se mezcló en tus cimientos,
    hurtó su hálito negro tras las irisaciones
    de aceros y plumajes, qué error en el hisopo
    se desleyó: envenenan raíces y volutas
    el pozo: de un regalo a la ciudad prohijada
    hicieron un fantasma volante, rara cifra
    translúcida y remota detrás del aligustre
    que hace silvestre la elegante traza
    y la dificultad de los niveles
    juego de las espadas de los lirios.

    Lectura para nubes lo que ocurrió en el patio:
    intento del estuco por abrazar la hiedra,
    globos de acetileno alumbraron el cónclave:
    el que taló, calzó la impar palanca,
    despierte y diga: «…quiso el aire
    arrebatar los planos», vence el teodolito
    a la fontana: el vuelo de la corneja curva
    signa el febril palacio de las suposiciones,
    planea en la descripción, se oyeron pasos.



    SOBRE EL ANTIGUO TEMA
    DE DEJAR LA CIUDAD

    Sobre un amor que impone
    fidelidad fatal al que por él se pierde:
    amor que ahora desvelan las palabras,
    el diálogo desnuda bajo la luna plena
    y el fragor del solsticio.

    Cayó la tarde y, a su fin, el ágape,
    las pócimas, los filtros,
    el necesario azar de impares tazas
    y de la lejanía a colación: los barcos,
    mares y valles comparados,
    relatos ilustrando escuetos métodos
    de cómodo vadear remotos ríos: regreso
    a un hogar sin condena,
    infancias reinventadas —nadie diga
    que por un lujo léxico— más bellas,
    más decididas y más libres,
    esta noche en que hacemos proyectos de viaje.

    Y como aquí preside la impotencia en especie difusa
    —iluminada estatua por los últimos rayos
    como oscilante lámpara que mece la tibieza
    de julio— desistimos (ah, el placer de vencerse)
    y nos hacemos desistir:
    no sólo de viajes a la desesperada,
    también del cabotaje por las riberas íntimas
    que la memoria a cada cual aporta:
    se llega, en el fingido delirio que atempera
    la nitidez del cielo,
    hasta aducir como imposible
    —con voz que no disuena del ruido de las tazas:
    familiar y brillante— salir de la ciudad
    que, así, se erige
    en planeta ella misma, en orbe aislado,
    incapaz ciertamente de ser imaginada
    a orillas de otros nombres, sustraída a recintos
    de parecidas leyes.

    Dícese en un escrito, meditado
    ante otro ardor, que para sus asiduos
    acaba convirtiéndose
    una ciudad no en una costumbre sino en una
    virtud. En este caso,
    camino de agotarse los temas, duro el poso
    ¿cómo virtud hacer de esta impotencia
    vuelta a nombrar, cómo elevar a emblema
    la imagen circular de cuatro esquinas?

    Porque ahora no vamos a creer
    en letras en declive de otros náufragos
    que sin duda buscaron a su mensaje playas
    empavesadas de connotaciones…
    No, aquí nada es disperso: aquí callamos
    todos alrededor de un mármol nada mítico
    pensando en los viajes que no haremos,
    mostrando gestos desapasionados;
    aunque, ocultos por la conversación,
    se oirían los corazones si un silencio se hiciera,
    si un ángel de glaciales vestiduras pasara.

    Señalado momento para que uno cualquiera
    de los sedentes al olvido invoque
    y rumie o haga algo que equivalga a decir:
    «Que la palabra deje de mencionarse, el mito
    no pida entrar en este breve islote»,
    o, mejor, se levante y sin excusas
    se dé una vuelta por el ágora
    yendo a poner imaginariamente
    en un templo cercano los símbolos que de otro
    cayeran.

    Pero, como alguien lo dijo, somos
    tan sólo tristes empleados
    de la conciencia
    : nadie se levante
    y aquel que lo iba a hacer en un silencio mire
    a la acuosa mirada de un interlocutor
    esperando anuencia para volver a entrar en el coloquio.

    Asentimiento acaso insuficiente
    por no creído pedir por el que lo otorgara…
    Aunque el periplo es largo,
    lejanas las regiones nombradas, convocadas,
    y habrá necesidad de hacer vivaques,
    ocasiones de canje y de fondeo
    y aprovisionamiento: tantas que
    haya un punto en que miras hoy dispares
    resplandecerán juntas; tribulación menor
    hoy nos halla reunidos: procedencias
    confusas en la red que teje el tema,
    una de cuyas partes son los ecos
    de lo natal y de la soterrada
    genealogía de cada uno,
    que cada uno representa
    en la ciudad en la que sin remedio
    caemos atrapados por su mera mención
    siendo tan necesarios para que se mantenga
    al nombrarla terrible, trivial, tal es ahora;
    y tan inoportuno pronunciarse
    en mitad de tan viva
    conversación sobre visiones
    personales: ¿Qué queda —se pregunta
    uno de los presentes—
    de esas palomas irisadas
    que ayer se encaramaban sobre los balaustres
    que doraba el poniente?
    Mas su belleza fue de ayer y tanta
    —acaba concluyendo para sí—
    que no se presta a ser símbolo válido
    ni tema alternativo, dada la cabalgada
    común y, desde luego,
    la incomunicabilidad de un fenómeno óptico,
    aunque cuando decae el entusiasmo de la charla
    hay de nuevo lugar para la anécdota.

    De tal manera ya el tibio discurso,
    irrumpido por brillos, desviado
    por la visión de islas feraces
    y hospitalarias naves,
    deja paso al relato de delirios privados
    —con sus bellas imágenes— de que desconfiamos
    por unanimidad que, así, remite
    al motivo que, casi hecho cenizas,
    reclama una humareda final y constructiva.

    Aún hay asentimiento en otros iris
    cuando ya un servidor barre cristales
    y risas esparcidas, risas como
    de ver que la figura de uno en el espejo
    piensa de otra manera, mientras vuelve el vacante
    espacio de la duda y muecas fingen
    una supuesta solidaridad:
    (Estamos bajo el cielo convencional de estío,
    haciendo planes de viaje, aquello de senderos,
    atavíos y costumbres,
    siendo, como se dice, tan distintos.)

    Deseosos de volver, desesperadamente
    agarrados a su halda, a la rutina
    con sus tácitas convocatorias
    —en la nona columna—, a la tertulia:
    mañana, sin los dioses en contra, aún el calor,
    la luna casi entera
    serán los que convoquen, los que animen
    secretamente al viaje, al gesto
    que, a escondidas y casi como quien
    una causa traiciona, hay que tramar
    para poder salir de estas murallas cálidas.



    RUINAS DEL FUERTE
    DE LA CONCEPCIÓN

    Milord mandó volar, para inutilizarlo
    en su discreta retirada, el fuerte:
    sobreviven, dejando
    asolada constancia de su magnificencia,
    muros y rampas, bóvedas y aljibes;
    y una disposición delicadísima
    de fosos y de patios,
    mientras campea el conejo silvestre por ocultos
    pasadizos y alguien
    cultiva champiñón en el cuerpo de guardia.

    Los pendones —dijiste— erosionados
    bajo el reloj vacío: la batalla
    del matorral respeta la inesperada orden
    cumplida: nadie tema
    cruentas contiendas si la traza impuso
    a este fuerte la forma de una estrella sin par.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 25 Abr 2023, 04:33

    .


    De Cuarzo (1974-1979):


    ARTE POÉTICA

    Comenzar: las palabras deslícense. No hay nada
    que decir. El sol dora utensilios y fauces.
    No es culpable el escriba ni le exalta
    gesta o devastación, ni la fortuna
    derramó sobre él miel o ceguera.

    Escribe al otro lado del exiguo gorjeo,
    a mano. Busca en torno (fruta, lápices) tema
    para seguir. Y sigue –sabe bien que no puede-
    haciendo simulacro de afición y coherencia:
    la escritura parece (paralela, enlazada)
    algo. Un final perdido lo reclama
    a medias. Fulge el broche de oro en su cerebro,
    desplaza al sol extinto,
    toma forma –el escriba cierra los ojos- de
    (un moscardón contra el cristal) esquila.

    Un rebaño invisible y su tañido escoge
    entre símbolos varios del silencio; e invoca:
    «Mi palabra no manche intervalos de ramas
    Y de plumas: no suene.» Terminar el poema.



    BÚCARO

    Guarda el encanto de las aguas.
    LUIS CERNUDA

    Alada propiedad la de esta arcilla
    donde navegan aguas circulares:
    brillo de sus esmaltes enfrentado
    a la decoración de los confines

    del cuarto ausente. (No riegan el patio
    las manos que otras abrasaron y agua
    distinta buscan: la caliza vena
    ladera arriba tras el horizonte).

    Su uso ni siquiera fue puesto en entredicho:
    nunca se habló de la belleza; eran
    bellos los dueños y los tiempos.

    ....................................................Queda
    la forma, la del barro sin flores que expandir;
    la del agua sumida en la tensión del poso,
    evaporada al fin hacia las nuevas nubes
    a ver si allí...

    ........................Pero la lluvia cede
    toda de golpe: ¡afanes tan lejanos
    se suman en las nubes! Hasta el temblor de un río
    que va dando a los pueblos nombres, luces
    a las orillas, acogida a lo ajeno.

    Si el agua y el destino en un deseo coinciden
    y la tristeza vuelve hecha rocío a la estancia,
    nadie habrá que recoja los signos que destila
    en la quietud el búcaro.



    MECÁNICA DEL VUELO

    ¿Perfeccionar lo inútil entretanto
    el paisaje y el ave nada hacen
    para tener un sitio en el edén? Pudiera
    ser. La belleza no pide tributo.

    ¿Entonces? Dar ejemplo tampoco: la coherencia
    no era flor: pero ¿dónde? Acompañado
    por otras soledades, obedezca
    el ave que no es, rece el paisaje
    que no es paisaje (habla). Perfeccione
    lo inútil a lo inútil. No haya edén.



    RÍO

    Para ser río al río le sobra el nombre: pierde
    la historia -que de emblema lo utiliza- su cauce.
    No pesca ni se baña en él el pensamiento.
    Concepto es la corriente y, si canto, invocado
    para el uso: "que corra, que reluzca".
    Igual sucede a nubes y a bandadas; análoga
    suerte le corresponde a los atardeceres.



    DÍPTICO

    Sólo con el silencio esas aves se posan
    y delicadamente puntean la nevada.
    Si no, dulces, desisten,
    buscan otro reposo, trazan inesperados
    diseños en el aire. Desesperan.
    Acaban ciegas en los ventisqueros.
    Mueren heladas tras haber escrito
    un mensaje que borra el viento de las cumbres.

    Sólo el blanco en las nubes no ser azar parece.
    ¿Qué gris es gris, qué curva
    se recorta en lo azul como un confín de mármol?
    Sólo el blanco.
    O ni siquiera,
    como aquella
    carabela que iba surcando hacia el oeste
    un celaje de otoño y se deshizo en lluvia.



    SEPULTURA DE ÍCARO

    Todos los gestos cercenados, piedras
    graves del ceño, consideraciones
    sobre la legitimidad de alzar el vuelo
    han tomado la forma que tuvieran las alas.

    Y así aquel que cifraba en su delicadeza
    la afición a volar y el don de hacerlo
    encadenado yace bajo polvo de azogue
    en la tierra que poco a poco le suplanta.



    HIMNO DEL DESOLADO

    Llegados a este punto hemos tomado
    -se suman otras voces-
    la decisión de naufragar.



    DESDÉN DE ARQUITECTURA

    Huraño, el eremita su cubículo deja
    y se lanza a la calle. Critica así sus límites;
    deja a la soledad que vaya trasmutando
    lo impuro de su cueva.
    Se vierte, va esparciendo con desmesura trozos
    de su propia sustancia en tertulias tangentes,
    en cenáculos otros, en círculos opacos. Desperdicia.

    A lo más su mirada le lleva a cobijarse,
    muy al modo transitorio, en vestigios de lluvia
    (conmemora sus bodas con la intemperie). Execra
    a toda arquitectura: ya aborrece
    lo medido que alberga
    lo desmedido, abjura
    de la decoración (o la cobarde
    imposición de ritmo al aire),
    ..............................................ignora
    de su propia fachada la traza; no el verdín
    ni el desgaste: sí el rango, sea cual fuere.




    De Trino en estanque (1982):


    SIEMPRE QUE SE REFIERE ALGUIEN AL TIEMPO...

    Siempre que se refiere alguien al tiempo
    detenido es que cerca corre agua.
    Bajo los tejos, bajo los castaños
    nada ocurre; no es junio
    quien trae cerezas a estas soledades.

    Doble disposición escalonada,
    por la vaguada y la ladera abajo,
    recuerda -cuando faltan de las paredes otros
    signos que interpretar- lo necesario:
    vanos cegados para que resistan.

    Suma de lo incompleto alo truncado,
    no es sitio para estar: impide toda
    adoración la ausencia de un centro; sólo erige
    el aire entre las frondas un variado motivo
    para los trinos, para los suspiros.




    De Clave de los tres reinos (1974-1985):


    LA PALABRA CANSADA

    Dolor de la palabra:
    tener que hacerse verbo para hacerse
    carne, flor, mármol:
    es del aire y las aves
    la llevan en sus alas
    y en su sangre
    y en su sangre los hombres.

    Una dulce palabra
    para el mal de palabra: clavo que
    a otro saca. Vivida toda una
    ola del mar para poder mojarse
    los labios secos con el agua amarga

    Dulce que era el rocío, la vihuela
    dulce junto al remanso. ¿Dónde, dónde
    se fueron los garridos amadores,
    la lentitud del río bajo el puente de oro?

    Algún eco llevó hasta las guaridas
    de la sombra una voz y allí, cercada,
    se unió a otras voces muertas y un hechizo
    las derramó en el valle envenenado.



    LA BATALLA

    El herido, en la hierba, después de la batalla
    que no previo jamás, va a incorporarse.
    La sangre que ha perdido le retiene
    junto al perfume de la tierra.
    Vencido está y no es un derrotado
    y dulcemente se incorpora, dulce­-
    mente vacila, busca amparo
    en el suelo, en lo tibio.
    Mira hacia el cielo luego, el sol le llama: quiere
    vivir, morir, dejarse
    llevar por el aroma que adormece y excita.
    Sí, merece la pena
    levantarse: se alza
    con más fuerza que usara en la refriega:
    sus heridas se encienden.

    Ebrio de decisión vuelve a abatirse
    y despierta —¿la noche le ha olvidado?—
    dentro de una mañana
    en que aturdido sigue, deslumbrado
    por la luz victoriosa que no acierta a entender.



    ENCLAVE

    Por este valle oblicuo que ni el nuevo
    camino no atraviesa
    ni el viejo junto al agua
    de los juncos almendros
    ruina de la caseta
    viña que
    abandonasteis id
    a buscar mi razón
    de estar aquí siguiendo.




    De Primavera soluble (1978-1985):


    ORACIÓN

    Ve desde tu balcón a ese muchacho
    que por las tardes baja a las islas del río
    a buscar los caballos que pastan en la alta hierba.

    Míralo bien si quieres
    saber de mi temor: en su quebrada
    voz me he reconocido
    como el muro pudiera saber de su dureza
    por el chasquido de la porcelana.

    Estoy cansado, tú, incansable:
    quiero verme en la orilla si no es posible como
    quien habla de centellas con flexible sonrisa,
    contemplador del agua, las bestias y los hombres...
    sin este corazón que vuelve turbio al menos
    cauce que va a beber

    o cae en una urna de diamante durísimo
    si quiere conocer como la tarde es tierna.



    MAPA ANIMADO CON EJEMPLOS
    DE LO QUE HUBIERA SIDO

    Si pura fuera la contemplación
    la calle sin memoria, los quehaceres
    sin referencia y ábaco
    sería mirar, hacer, ser hecho, respirar luz y aire.

    Ocuparían el corazón
    los cúmulos, la jara.
    La confusión, las venas.

    Y qué gestos de árbol iba a tener la voz, la artesanía
    qué fulgor de tormenta
    el éxtasis de estar o de caerse qué tersura
    el ser metal o pisar cieno.
    Andar hubiera sido perfil de la colina
    bajo la lluvia el sol:
    El sol multiplicado por dos trazos de agua
    los ojos los planetas habitando en el mundo…



    A QUÉ ORILLAS SE FUERON TUS MEJILLAS: MIS MANOS...

    A qué orillas se fueron tus mejillas: mis manos
    confundidas con plumas, con crónicas flotantes
    objetos y embalajes, venenos y reflejos
    cubrieron lo más frágil de tu cara innombrable.
    A qué oscura barrera contra la leve savia.
    A qué uso sometido a qué grasa de leyes.
    Qué esfuerzo de lo sórdido te trae a mi memoria
    faz de luz, gelatina que me alimenta el vértigo.




    De Cristal de Lorena (1987):


    LOS ELEGIDOS PARA MORADORES...

    Los elegidos para moradores
    de los campos abiertos
    donde la tierra es
    mantel del holocausto
    expuestos siempre estamos
    a ser marcados por el rayo
    a recibir estigmas de lo oscuro
    por el reflejo de la propia fe:
    que no es materia de visión aquello
    que construye el deseo
    como un pesado espejo que nos cierra el camino.

    Herrumbre o polvo viejo
    habrán de interponerse
    entre la adoración y el oferente
    (de lo contrario víctimas seremos
    y no sus portadores).

    Un vuelo de piedad
    dispón ante la ofrenda,
    oculta la pasión
    tras la mampara tibia,
    bajo el palio traslúcido,
    mientras los ojos sean
    aún crisálidas tiernas,
    carne incierta que no ha de alimentarse
    sino de oblicuos rayos
    de claridad y sombra.


    ANÍBAL NÚÑEZ, La luz en las palabras. Antología poética, Catedra, 2009


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 86323
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 04 Ene 2024, 14:32

    RÍO

    Para ser río al río le sobra el nombre: pierde
    la historia -que de emblema lo utiliza- su cauce.
    No pesca ni se baña en él el pensamiento.
    Concepto es la corriente y, si canto, invocado
    para el uso: "que corra, que reluzca".
    Igual sucede a nubes y a bandadas; análoga
    suerte le corresponde a los atardeceres.



    Auténtica esencia de corriente.


    Me encantó.  


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    NO EXISTEN BANDERAS ANTE EL LLANTO DE UN NIÑO. CARLOS PONCE


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 05 Ene 2024, 14:13

    Muchas gracias por tu interés, Pascual.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Aníbal Núñez (1944-1987) Empty Re: Aníbal Núñez (1944-1987)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 28 Feb 2024, 03:39