Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1038916 mensajes en 47540 argumentos.

Tenemos 1567 miembros registrados

El último usuario registrado es ECCR

¿Quién está en línea?

En total hay 34 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar Dic 05, 2023 8:39 pm

Últimos temas

» MARGARITA MICHELENA (1917 - 1998) MÉXICO
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 6:44 am por Pascual Lopez Sanchez

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 6:08 am por Lluvia Abril

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 6:04 am por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 6:00 am por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 5:50 am por Lluvia Abril

» NO A LA GUERRA 3
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 4:47 am por Pascual Lopez Sanchez

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyHoy a las 1:36 am por Maria Lua

» Niña con perro
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyAyer a las 9:00 pm por Pedro Casas Serra

» Daira y yo en el Paseo de Gracia
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyAyer a las 8:57 pm por Pedro Casas Serra

» 2013-03-21 MNEMOSINE Y ZEUS HABLAN DE ERATO
"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 EmptyAyer a las 8:48 pm por Pedro Casas Serra

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


"Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 Empty

2 participantes

    "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44674
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 Empty "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue Jul 14, 2022 6:28 pm

    .


    Millenials. Nueve poetas
    , Alba poesía, 2022.



    01. Unai Velasco (Barcelona, 1986):


    SEÑOR, SU CAPA

    Me llamo Bruce Banner y antes de trabajar para la S.H.I.E.L.D.
    pedí una beca en París que no me concedieron nunca.
    Lloré y leí a Stevenson casi a partes iguales.

    Me llamo Frank Castle y una vez
    sufrí un eguince de muñeca y amé los parques y los manteles a rayas
    rojas sobre fondo blanco.

    Me llamo Remy LeBeau y nunca conoceré mi apellido real
    pero sé que compartí amor y delito en los porches de Nueva Orleans.
    Ganaba todas las pertidas de póquer.

    Me llamo Warren K. Worthinton III y dijeron que tenía
    todo un futuro a mi favor y una bonita mata de pelo rubio y un padre
    que era un verdadero hijo de puta.

    Me llamo Robert Drake aunque una antigua novia me dijo
    Bobby y fuimos a dedo hasta Florida.

    Me llamo Hank P. McCoy y un día casi mato de un susto
    a mi madre. Solía tomar semanalmente café y pastas con la madre
    de mi madre.

    Me llamo Jean Grey y amé a Scott Summers pero antes cogí aquel taxi
    e incluso antes de todo eso escribía en mi cuaderno íntimo de tapas
    de sándalo.

    Me llamo Scott Summers y pegué un estirón y estrenaba zapatillas
    todas las navidades, y mi mirada era sencilla.
    Correspondí al amor de Jean Grey.

    Me llamo Erik Magnus Lensher y leía Celan y a Canetti y a Freud y a Hanna
    Arend.
    Pero tuve miedo y no leía a Primo Levi.

    Me llamo Unai Velasco Quintela y nací en el 86
    pero leí una Biblia del 65.
    Mi abuela dijo Carmelo, enséñame a leer la cartilla al borde de un portal, y yo
    le prestaría después un libro de Miguel Hernández.

    Y esto no es, sin embargo
    ninguna educación sentimental.
    Aunque bien podría serlo.




    02. Ángela Segovia (Ávila, 1987):


    - ¿SABES?, AYER SOÑÉ algo rarísimo..., dice el Forastero. Un hombre.

    se robaba un melocotón de una cesta. Solo que el melocotón no era naranja, era rojo. Cuando se lo iba a comer, agazapado en un rincón donde le daba el sol, cerró los ojos y abrió la boca y entonces notó como un aleteo en las manos. El melocotón se había convertido en una paloma. Después aparecían unos gatos. Los gatos daban vueltas alrededor de un arbolito hasta que uno de ellos lograba cazar una paloma, todos se abalanzaban sobre ella para comérsela, pero de pronto la paloma desaparecía en el interior de una humareda, y de la humareda surgía un melocotón, solo que el melocotón no era naranja, era rojo, rojo fuerte como un corazón.

    - ¿Y latía?

    - ¿Qué cosa?

    - Pues el melocotón, qué va a ser.

    - No no, latir no latía, solo era rojo, dice el Forastero.

    - ¿Sabes qué significa tu sueño? Algo me dice que has empezado a creer en el amor.

    ......................el corazón de mi amor
    ......................es por un lado una almendra
    ......................y por el otro un limón
    ......................si no lo sujetas
    ......................se da vuelta vuelta vuelta




    03. David Leo García (Málaga, 1988):


    DÍGAME UN COLOR. El verde. Otro. El verde.
    Una parte de la casa. El aire.
    Una pregunta. La pregunta. Un escritor.
    El misterio. ¿Qué asocia con un pájaro?

    El misterio. ¿Y con un pájaro?
    La infancia. ¿Y con el césped?
    La infancia. Dígame un color.
    No lo sé. Un país. Casi todos.

    Una enfermedad. Todas salvo la mía.
    A qué ha venido aquí. Las... ya sabe.,
    las... qué le voy a decir, ya sabe,
    lo de siempre.

    Un instrumento de cuerda. El pentagrama.
    Una parte del cuerpo. Los pulmones.
    Una parte de la casa. El deterioro.
    ¿Un motivo para vivir? Alguno, el deseo.

    ¿Una enfermedad? La enfermedad.
    ¿Una cita célebre? "Claro que sí".
    ¿Un motivo? Para morir. ¿Un motivo
    para morir? Ninguno,
    tal vez. El deseo.




    04 Berta García Faet (Valencia, 1988):


    POEMA SOBRE MIRAR EL CIELO DE
    NOCHE Y PENSAR MUCHAS COSAS

    yo que opino que la hipermetropía es una manera legítima de existir y que intento ser buena persona y que estudio mucho ética y metaética y yo que lloro mucho con david hume y con los galgos maltratados y con los viejos maltratados y con la contaminación de las heces de las gallinas y sus obscenas celdas del tamaño de un folio A-4 y sus viscosas fiebres del tamaño de un subcontinente y yo que creo en los tirabuzones de los páramos y yo que ignoro todo y me pregunto qué hacer sin lenin y sin cielo qué hacer con el mundo y su cabello cardado y reseco y cómo tocar sus huesos arcáicos y su praxis y el humo de su belleza impenetrable y yo que siempre siento la presencia de un muro fratricida del sabor umami de la leche cuando quiero verter una palabra amable y desaliñada en la gorra entreabierta del mendigo o del músico y yo que sé bastante del amor y que lucho activamente aunque con sueño o con sueños excesivos a favor de la pandemia global de perdón y de esperanza que arrase el planeta tierra tal y como lo desconocemos de una vez por todas y yo que sueño excesivamente sueños de carácter excesivamente erótico y a veces perverso y abrupto y que nunca le perdonaré a mi especie auschwitz rosa parks el estado-nación el dinero el niño muerto y yo que olvido mucho y que propongo encender una vela con todos vosotros juntos para recordar todos nuestros olvidos y yo que hurgo en la ranura del logos y no encuentro nada y yo que tengo un progenitor A y un progenitor B y un hermano y una hermana y yo que aún así ignoro todo de la muerte y me pregunto qué cantar cuando anochece y qué cantar que no insulte al famélico o al traslúcido o a la mujer bajo las piedras del odio y yo que tirito con virginal desasosiego en el instante crítico de tener que elegir un campo cromático favorito o un animal favorito o un juicio moral verdadero tan solo un juicio moral verdadero yo me río un poco con envidia un poco con amargura sí lo admito me río un poco con amargura un poco con envidia un poco con resentimiento de la seguridad ontológica del hombre medieval, sus ojos tranquilos, enternecedores




    05. Vicente Monroy (Toledo, 1989):


    BELIEBER

    Ahora estás leyendo este poema, pero no siempre ha sido así. Antes estabas leyendo el título, y antes la portada del libro. Antes mirabas Twitter, y antes encendías el ordenador. Antes, en algún lugar del mundo, un perro ladraba a un cielo lleno de estrellas.

    Ahora empieza a formarse en tu cabeza el tono del poema, que siempre tarda algunos versos en llegar. Pero no siempre ha sido así. Antes te despertabas en una cama, y antes pensabas en conceptos como el silencio y la venganza. Antes nadabas en una piscina, y antes ascendías en la escala social.

    Antes de eso desayunabas todas las mañanas, porque has crecido fuerte y eso se nota. Antes saltabas en un castillo hinchable en las ferias de un pueblo de la costa. Eras un niño y no pensabas en la poesía, y antes de eso no sabías escribir, y antes tampoco hablar, y entonces todas las cosas eran distintas unas de otras porque no podías comprarlas con palabras. Antes te sentías bien, eso siempre ha sido así.

    Ahora estás aquí y te sientes bien y entendes el poema, pero no siempre ha sido así. Antes tuviste que nacer en este planeta azul, y antes de nacer estabas en un sitio oscuro, y antes en otro sitio más oscuro que llamamos la muerte. Antes eras otra persona u otro animal u otra cosa, quién sabe, quizás pasada, quizás furura. Un perro o una estrella. Un niño cantante dando un concierto en un estadio repleto, con un firmamento de flashes en los ojos.

    Ahora eres tú leyendo esto y te sientes bien, eso se nota. Pasas sobre los versos los mismos ojos que antes miraban en el cielo luces altas, azules, que te hacían pensar en descargas eléctricas y en esa soledad de ser un perro perdido. Pero no siempre ha sido así. Antes de encontrarnos todos aquí, en el poema, el niño cantante, el lector, la multitud, las estrellas, el perro, las luciérnagas y todos los demás hacíamos otras cosas, estábamos en otros sitios. Eso es lo que nos hace tan especiales a ti y a mí, lector, tan imposibles. Y sin embargo se dio, quién sabe cómo, antes o después, que uno de nosotros escribió este poema, y lo hizo casi sin pensar porque todos sabemos lo mal que salen los poemas si se piensan demasiado antes de escribirse.




    06. Luna Miguel (Alcalá de Henares, 1990):


    LUNA LE PIDE A LUNA UN POEMA FELIZ

    me pides un poema feliz
    qué quieres que diga
    que creo en el amor
    que lo que más me emociona
    es comer pizza los domingos
    que adoro retener
    el esperma entre mis muslos
    hasta que cae líquido
    al frío suelo de mi sueño

    me pides un poema feliz
    y eso es algo casi imposible
    porque cuando soy feliz no sé decirlo
    o porque cuando soy feliz deseo la euforia
    o porque cuando soy feliz estoy haciendo cosas tan importantes
    como llorar

    leo un libro en que la protagonista mata a su gato
    escucho una canción en la que dos amantes se separan
    miro una pantalla en la que el corazón de mi hijo se detiene

    qué quieres que escriba yo entonces
    a quién quieres que salve yo ahora
    me pides un poema feliz
    y esto es todo lo que puedo deirte:




    07 Alba Flores Robla (Madrid, 1992)


    PIENSO EN TUS MANOS
    que parecen manos de hombre.
    Las manos anchas.
    Como bosques
    las manos.
    Tus manos como árboles
    llenos de ramas.
    Tus dedos como ramas
    llenas de nudos
    y de hojas.
    Tus uñas como hojas heridas.
    La piel áspera
    como corteza.
    Las yemas agrietadas
    como troncos,
    como madera para el fuego.
    Las manos
    como hoguera.
    Como calor
    tus manos.
    Como aire tibio
    que te protege del frío.
    Como mano que mece la cuna
    aparta el pelo
    acaricia la cara.
    Las manos anchas
    como bosques.
    Las manos
    que se agitan al pronunciar tu nombre.
    Las manos que se agitan
    como árboles.
    Tus manos diestras
    húmedas por la tormenta
    partidas por los rayos.
    Tus manos caídas
    y rotas.
    Tus manos
    vencidas
    por mis manos.




    08. Xaime Martínez (Uviéu, 1993)


    LA CITA DE FATAL DESTÍNEZ
    NO SALIÓ COMO ESPERABA

    Amor, esto no es
    .......................un poema-postal.

    Lo puedo confirmar desde ahora mismo:
    no he estado en Marrakech, ni en Venecia
    ni en la cárcel.

    No es tampoco un metapoema;
    no pienso en aquel cerdo
    capado por los medios del lenguaje.

    Si acaso, esto es tan solo un monolito.
    O algo más humilde, una piedra rugosa

    (por cierto, amor, ¿quién eres?

    que tal vez flota dentro de una masa
    de agua extrañamente densa.

    ......................Como mi vida.

    Oh, shit.




    09. Óscar García Sierra (León, 1994):


    DA IGUAL

    que no parezca un poema
    mientras se sienta como uno.
    Da igual
    que ya no echen películas de tornados en la tele,
    que el rastro ya no sea los viernes
    y que lleve meses sin besarte la frente.
    Da igual
    que siga siendo tan feo como la primera vez que dormimos juntos,
    que no esté tan triste como se piensan tus padres
    ni tan feliz como se piensan los míos.
    Da igual
    que lleves meses sin desayunar fruta,
    que la camisa que te quedaba pequeña vuelva a quedarte grande,
    y que se te esté despegando la suela de tus Reebok blancas.
    Da igual
    que mis padres ya no se quieran,
    que no tengamos ganas de trabajar,
    y que ya no tengamos edad para estudiar.
    Da igual
    que unos policías nos hayan pegado,
    que tus profesores no contesten a tus correos
    y que desde el edificio más alto de la ciudad no se vea el mar.
    Da igual
    que mis padres se vuelvan a querer.
    Da igual
    que ya no pueda dormir sin pastillas,
    que mi hermana ya no pueda dormir sin pastillas
    y que mis amigos ya no puedan dormir sin pastillas.
    Da igual
    que haya cerrado la farmacia de debajo de casa.
    Da igual
    que aquello no fuese un poema.
    Da igual
    que este año no hayamos plantado patatas,
    que una tormenta destrozase los tomates,
    y que una de las conejas se ahogase con una reja.
    Da igual
    que me arrepienta de haber escrito aquel libro,
    y de no haber insultado a aquel policía.
    Da igual.
    Nunca es tarde
    para empezar a escribir bien.

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40137
    Fecha de inscripción : 26/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 Empty Re: "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022

    Mensaje por cecilia gargantini Jue Jul 14, 2022 8:44 pm

    Ay Pedro, muchas gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    A mí me encanta leer a los poetas y escritores jóvenes.
    Será que siempre trabajé con adolescentes y jóvenes y siempre siento que aprendo tanto de ellos.
    La facultad me dio por supuesto a los grandes autores, lo cual agradezco; pero con los jóvenes siempre sentí que recibía espontaneidad, aire fresco y muchas muchas veces me abrieron las puertas a la reflexión, lo que permite ser más abierto y no encasillarte.
    Lo mío, por supuesto, es una apreciación muy personal y es lo que por lo menos a mí me sirvió siempre, para abrirme la cabeza.
    Gracias otra vez, querido amigo, y besosssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44674
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 Empty Re: "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie Jul 15, 2022 8:16 am

    Comparto tu sentir, Cecilia. Gracias por tu interés.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022 Empty Re: "Millenials. Nueve poetas", Alba poesía, 2022

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Abr 14, 2024 7:27 am