Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046902 mensajes en 47810 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 81 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 79 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 23:29 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 23:26 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 23:24 por Lluvia Abril

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 20:16 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 20:10 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 19:47 por Maria Lua

» EL JARRÓN
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 19:21 por ingrid zetterberg

» Jardines de la Plaza de Tetuán (Barcelona)
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 19:15 por ingrid zetterberg

» Iglesia de San Francisco de Sales (Barcelona)
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 19:13 por ingrid zetterberg

» Salón
Ben Clark (1984-  EmptyAyer a las 19:11 por ingrid zetterberg

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Ben Clark (1984-  Empty

2 participantes

    Ben Clark (1984-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 16 Mar 2022, 12:22

    .


    Ben Clark nació en Ibiza (España) en 1984, hijo de padres británicos. Ha recibido diversos premios literarios entre los que destacan el Premio Hiperión 2006 ex aequo con David Leo García, el VII Premio Nacional de Poesía Joven Féliz Grande, el IV Premio de Poesía Joven RNE por un libro escrito con el poeta salmantino Andrés Catalán, el Premio Ojo Crítico de Poesía de RNE 2014 y el XXX Prmio internacional de Poesía Fundación Loewe 2017 por su libro La policía celeste. Ha sido becario de creación literaria en la Fundación Antonio Gala (2004-2005); en The Hawthornden Castle  International Retreat for Writers, (Escocia); en The Château de Lavigny International Writers’ Residence (Suiza) y en la Fundación Valparaíso. Entre 2002 y 2012 mantuvo una columna semanal en catalán en el Diario de Ibiza y ha colaborado con entrevistas y artículos para otros medios como El Mundo, La Vanguardia o El País. Ha traducido a los poetas Anne Sexton, Stephen Dunn y Edward Thomas, y al narrador estadounidense George Saunders. Su obra aparece en diversos recuentos y antologías de la poesía reciente. Es tutor de poesía de la Fundación Antonio Gala.

    ( Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Ben_Clark )


    ***


    Algunos poemas de ¿Y por qué no lo hacemos en el suelo, 2020, de Ben Clark:


    ENVÍDIAME, YO PUEDO AMARTE AÚN

    Cuando ya no es posible cuando ya
    y ya no y es que todo es demasiado
    yo puedo amarte aún.

    Cuando tú y cuando entonces y después
    y me dijiste y puede que si hubiéramos
    yo puedo amarte aún.

    Cuando ella y cuando él y las llamadas
    y las veces que no te respondía,
    cuando acaso y en este mismo instante;
    no después sino ahora y no hace falta
    decírtelo de nuevo pero sí:
    yo te amo por encima de nosotros.


    WHY DON'T WE DO IT ON THE FLOOR?

    ¿Y por qué no lo hacemos en el suelo?
    En el suelo manchado de gin-tonic,
    en el suelo sin bordes y sin límites,
    en el suelo de piedra
    de nuestra identidad, de esta hora anónima.

    Nadie nos estará mirando, juntos
    podremos ser dos sillas, dos objetos
    que se aman sin remedio sobre el suelo:

    sobre una superficie dura y pobre
    como nosotros solos, suelo fiel,
    sobre el suelo que olvida y no nos culpa.

    No podremos caer más bajo, no:
    a partir de aquí todo será cómodo;
    a partir de hoy ya sólo hay que ascender.


    OJALÁ

    Ojalá te pudiera pronunciar,
    decirte cómo eres, de una forma
    que te explicara bien ya que tu nombre
    ayuda en algo, sí, pero no basta.

    Ojalá te pudiera imaginar,
    pensarte cómo eres, de una forma
    que a mí me fuera fiel ya que el recuerdo
    ayuda en algo, sí, pero no basta.

    Ojalá te pudiera ser por dentro,
    comprender cada cédula, vivirte
    de una forma que solo fuera forma
    pero eso sí, sintiendo que es posible
    aún un poco más, que así no basta.


    SI ME HE ACERCADO A TI

    Si me he acercado a ti es porque estás buena.
    Si dijera otra cosa, mentiría.
    Y quiero conocerte, de verdad,
    y que tú me conozcas, con el tiempo.
    Que hagamos nuestros sitios que ahora mismo
    no nos importan nada. Quiero echarte
    de menos, que me llames y me digas
    que me extrañas muchísimo, que falto.
    Quiero memorizar tu piel, decirte
    que tienes un lunar nuevo en el hombro,
    quiero decirte «Cielo» y que te enfades
    porque odias ese nombre. Quiero verte
    cada día que pueda y discutir
    por cosas que ahora mismo dan igual.

    Quiero saber que estamos distanciándonos.
    Notar cómo los días nos devoran,
    irremediablemente.
    Quiero que me preguntes qué nos pasa
    y no tener palabras que decirte.
    Cuando tú ya no estés tan buena y yo
    ya no le dé importancia a ese detalle,
    porque yo no seré tampoco joven
    y mis preocupaciones serán otras:
    pensar cómo es posible que hoy de nuevo
    nos estemos mirando como aquel
    día en que me acerqué a ti y te dije
    algo — ya no me acuerdo—, que quería
    conocerte, supongo, y los dos éramos
    lo mismo que ahora somos. ¿Qué me dices?


    PARA PODER VERTE

    Ver es un accidente. Si la luz
    no viera
    ……….su camino
    ………………….interrumpido
    por cuerpos antipáticos,
    no veríamos nada.

    Por lo tanto, amor mío,
    cuando intentamos vernos,
    no vemos más que obstáculos.

    Así que cuando quiero verte cierro
    los ojos y me duermo
    para soñarte libre; sin que nada
    ni siquiera tu cuerpo me separe de ti,
    para verte sin luz, sin condiciones,
    sabiendo que tu imagen es real.

    No se encuentra ante mí por accidente.


    RELEO AL APRENDIZ

    Releo los poemas de ese amor.
    Me fijo en sus errores, en las rimas
    excesivas, en todos
    los versos que me sobran.
    ………………………….(Hay que ver
    lo mal que yo escribía cuando estaba
    loco de amor por ti.)
    …………………….Me felicito:
    hoy conozco la técnica,
    hoy imparto talleres de mecánica
    poética y publico
    en las editoriales más famosas.

    Pero he de confesar que algunos días
    regreso a aquellos versos de aprendiz
    sin el escudo hipócrita del ego.

    Y envidio a ese poeta.
    Envidio su talento desbocado
    y, lo peor de todo, siento envidia
    del amor sin mesura que intentaba
    convertir en poema.


    DR. EN MEDICINA Y CIRUGÍA

    La vida siempre apuesta por la vida.
    En caso de hemorragia nuestro cuerpo
    irá sacrificando sus órganos vitales,
    para así alimentar nuestro cerebro
    unos segundos más.

    Cuando todo parece estar muriendo
    hay algo indefinido que jamás
    se deja convencer, instinto ciego
    suicida que jamás se rinde y vive
    solo para decir ahora, ahora,
    un segundo de vida es más intenso
    que mil años de muerte
    y si hay una verdad inamovible
    es el verso “hoy es siempre todavía”.


    SI LLEGA EL FIN DEL MUNDO

    ……………...………….(21-12-12)

    Si llega el Fin del mundo y tú te has ido
    al gym porque hoy es viernes
    y has dicho que no importa; que a ti nada
    te va a impedir correr siete kilómetros
    antes de que reviente el Universo.

    Si llega el Fin del mundo y me sorprende
    aquí, en el escritorio,
    pensando en ti corriendo hacia el final
    de los Tiempos,
    quiero dejar escrito aquí y ahora
    que me parece bien; que no concibo
    un final más espléndido y más puro:

    los atascos de un viernes por la tarde,
    los compromisos rotos de otro sábado;
    todas las cosas breves
    empujadas de pronto hacia una huida
    y mientras tanto tú
    corriendo y preguntándote si iré
    a buscarte después,

    y mientras tanto yo
    pensando en recogerte a la salida,
    duchada y expectante, para irnos a cenar
    como si no importara,
    a ese bar de las tapas al que vamos
    los viernes, cuando sales del gimnasio.


    CON

    Con el amor precoz de los veranos
    que guardo bajo llave en las escápulas,
    con una honestidad imperturbable
    y extraterrestre, siempre,
    con todos los tesoros que no tengo
    y con el canto dulce de la orilla,
    con el pulso constante de las rocas
    y con lo que no rima y con las cosas
    que suenan demasiado y los silencios
    que a veces sobrecogen,
    y con una esperanza maternal
    y con la piel y el pelo y con los ojos
    de todos los pintores que han vivido.
    Con la pura verdad y las mentiras,
    con todo lo que quise ser un día
    y con esto que soy hoy, te he querido.


    ESCUCHANDO A CROWDED HOUSE

    Teníamos que haber sido más cautos:
    quizá hubiera bastado con besarse
    con algo más de entrega o qué sé yo.
    Las cosas no son siempre como dicen
    los recién divorciados ni son nunca
    tan buenas como afirma el presidente.

    Todo esto es esperable pero sí:
    teníamos que haber cuidado más
    los pequeños detalles al besarnos;
    las manos o los labios, no lo sé,
    no tengo una respuesta para todo.

    Solo digo que hubiéramos podido
    aprovechar entonces lo que ahora
    resulta a todas luces irrisorio.
    Teníamos que haber sido más cautos:
    quizá hubiera bastado con besarse
    con algo más de entrega o qué se yo.
    Debimos procurar enamorarnos.


    LA HORA DEL PASEO

    Un hombre que ha salido con su perro,
    un hombre que ha salido muy temprano,
    que pasa por delante de la mar
    sintiéndose distinto a la mañana
    anterior, repitiendo, sin embargo,
    cada paso de ayer, como una máquina.
    Se ignora si es la bestia quien lo lleva,
    o si en cambio conduce el ser humano;
    o si se necesitan mutuamente
    como se necesitan con urgencia
    los amantes los sábados.
    Amanece despacio y alguien grita
    sin que nadie pregunte ni responda.
    Y es que solo hay un hombre paseando,
    no arrastra tras de sí ningún dolor,
    no representa nada, no es un símbolo
    de ningún tipo, no es una metáfora
    del dolor y la angustia de vivir,
    hay poemas mejores para aquello.
    Aquí solo hay un hombre que ha sacado
    a su perro a la calle unos minutos,
    que pretende volver en cuanto pueda
    a la cama a seguir imaginando
    que el perro se le muere, que de pronto
    se le destina a un sitio donde nadie
    entienda una palabra en castellano.
    Un sitio sin correas. Eso piensa
    el hombre que pasea con su perro,
    el hombre que ha salido tan temprano
    porque le aterroriza que otros hombres
    puedan interrogarle con preguntas
    sobre la raza y sobre las costumbres
    del animal que tiene amordazado,
    mientras sale a la calle con su perro,
    aburrido del mundo, junto al mar,
    y piensa que ha vivido muchos años
    y que ha sido feliz muy pocas veces,
    y que ha tenido varios perros buenos
    pero solo un amor, y ese fue malo.


    MIS COMPLEJOS

    Intento comprender mi cuerpo pálido.
    Delante del espejo lo interrogo
    buscando su función,
    un detalle, aunque sea, que confirme
    que podría servirte en el amor.

    Qué misteriosos son los cuerpos jóvenes,
    tan llenos de defectos, tan perfectos
    muchos años después, en la memoria.

    Me miro y me interrogo y me contesto:
    si mi cuerpo es hermoso para ti
    no serirán de nada mis complejos.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 24 Mayo 2022, 04:56, editado 3 veces

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 20 Mar 2022, 15:55

    .


    Algunos poemas del libro Cabotaje, 2008, de Ben Clark:


    SILUETA AZUL

    No alejarme de ti, tenerte cerca,
    ésta es mi religión, no mi costumbre.

    Saber que estás tan solo a un paso breve,
    que alcanzarte es posible entre esta noche
    de ofuscado velamen.
    .........................Es posible,
    tan sólo necesito esa certeza.

    Y aunque fuera mentira, y aunque fuera
    esta seguridad un espejismo,
    tendría el mar la misma esquizofrenia
    y yo, con tu visión,
    ..........................el mismo rumbo.


    CAMPANA EN TIERRA

    Tocan una campana allá en la sombra.
    Grita "aquí está el peligro.
    ..................................Marineros,
    tentad al mar abierto, id más lejos;
    vuestros sueños aquí naufragarían".

    La navaja oxidada va cortando
    la carne azul y trémula del agua.
    Y en la popa se pudren sin remedio
    estela y pensamiento entre las ondas.

    Con cada golpe acusa la distancia
    como si la campana fueras tú
    y este vibrar del aire tus palabras.
    "Acércate" me dices, "ven más cerca,
    nuestros sueños aquí naufragarían".


    HORIZONTE ABIERTO

    Mar, estoy viendo ahora que una línea
    puede turbar el alma de los hombres.

    Navego un bosque muerto y susurrante,
    ya escucho su oquedad, su voz de astillas.

    Bastaría virar ligeramente,
    tomar un rumbo nuevo,
    .....................................mar adentro.
    Quedarían borrados tus ojos, tu perfil,
    tu imagen y también la semejanza
    que encuentro en ella cuando la contemplo.

    ¡Cuántas cosas ha roto este horizonte
    que esconde todo un mundo entre los dientes!

    Mar, estoy viendo ahora que una línea
    puede turbar el alma de los hombres.
    Contesta, di, ¿por qué sembrar la duda,
    por qué empujar a aquel que ama
    al abismo
    ............de lo desconocido?
    .....................................No respondes.


    NAVIDASIA*

    ¿Qué puede decir un hombre ante el mar?
    No puede decir nada. Solamente
    recordar la primera vez que vio
    al mar atragantarse con la tierra.

    Sólo esto puede hacer un hombre solo
    cuando está frente a frente con el mar
    y adentrándose despacio en el agua
    sentirse ínsula, príncipe de todos
    los que no resistieron los embates.
    O quizás, solamente
    príncipe de la nada,
    mientras nada en el agua
    muy consciente
    de que sobrevivir no significa
    más que estar condenado a ser testigo.

    * El 26 de diciembre de 2004 se produjo un terremoto a cuatro mil metros de profundidad en el Océano Índico, a unos 260 kilómetros al oeste de la costa de Aceh (Indonesia), que llegaría a los nueve grados de la escala Richter. Este seísmo produciría una cadena de tsunamis que borrarían literalmente del mapa islas, playas y poblaciones, que quedaron sumergidas en una densa capa de lodo, agua y cerca de 300.000 cadáveres.


    CABOTEANDO

    He soñado otra vida diferente.
    Mi único propósito, viajarte.
    De tu boca a tu pecho,
    de tu pecho a tu vientre
    y de tu vientre al mundo.

    A recorrer sus calles con sombría
    tez y pequeñas nubes sobre el hombro.
    A pudrirme en un centro comercial
    y desde allí, sin duda, al bar de siempre.

    Un buque monocasco
    roído, desgastado e inseguro.

    Por cien puertos infectos me arrastro cada día.
    Me queda sin embargo lo soñado
    y lejos una cala resguardada;
    un puerto natural de aguas turquesas
    me espera, sé que espera.
    Y después de este puerto los dos cabos,
    y mucho más allá,
    al sur,
    la cueva.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 21 Mar 2022, 12:56

    .


    Una entrevista a Ben Clark: https://www.granadahoy.com/ocio/Ben-Clark-mala-poesia-verdad-obviedad-entrevista_0_1419758605.html


    Algunos poemas de La Fiera, 2014, de Ben Clark:


    QUIZÁ

    Si lo pudiéramos ver todo, quizá todo pareciera bueno.

    EDWARD THOMAS

    Cuando no había labores y la gente caminaba
    de norte a sur huyendo de un dios niño
    salvaje, cuando con pocas
    palabras era fácil hacer fuego,
    debió existir por fuerza un hombre bruto,
    el primero de todos los que habrían
    de poblar los pasillos con nuevas mansedumbres.
    Debía parecerse en algo a mí,
    quizá,
    mirando hacia la luz del horizonte
    y caminando solo.
    Yo no sé si él llegó a intuir entonces
    el increíble número no nato
    de cuerpos y kilómetros que aún
    faltaban todavía.
    Y si hubiera contemplado el vasto horror incumplido,
    todo el dolor que podría evitarse
    si abrazara aquel niño dios del norte,
    si quieto fuera fósil, roca, nada.
    Si tuviera delante guerras y noches ciegas
    y llantos y niñas serias vestidas con uniforme;
    un ejército de miércoles sin fin marchando hacia atrás,
    huendiéndose en su pecho
    susurrando los nombres de los muertos
    que nunca nacerían si él muriera.
    Si este abuelo imposible pudiera verlo todo
    y en un instante lúcido
    pudiera vislumbrarte aquí sentada,
    fruto extraño de la sucia deriva de los milenios,
    quizá le pareciera todo bueno.


    LA TORMENTA

    Ven a mí como vino hoy la tormenta
    desde muy lejos,
    transportando con furia las inquietudes de los pobres
    y las hojas y los pájaros
    abandonados y sobre
    todo el agua de las pozas azules
    y sus renacuajos muertos.

    Como vino hoy el desahucio
    de los cielos, desterrando
    a los ángeles, a todos los débiles
    y a los caracoles con
    un arenoso bramido
    de ira contaminada con más ira.
    Viento que no le teme más que al viento.

    Desconocido impuso
    ven a mí, te necesito a mi lado
    en esta hora de grava
    y golpes sordos, ven, para que pueda
    viajar embrutecido así, y lento,
    a donde esperan de mí muy pocas cosas
    y donde yo no espero tu llegada.


    ¿CÓMO SE DICE ESTO QUE NO PERDURA?

    ROBERTO BOLAÑO:
    ¿Cómo se dice esto que no perdura?
    CRISTIÁN WARNKEN:
    ¿Lo efímero?
    (Entrevista, 1999)

    Esto que abrasa
    y languidece
    un momento después de haber colgado,
    cómo se dice el rato que vivimos
    antes de la noticia de la muerte,
    todo lo que ocurrió entre los silencios.
    ¿Cómo llamamos
    al espacio que queda en el cilindro
    del bolígrafo sin tinta?
    ¿Cómo se llama el hijo que no tengo,
    el libro que me hubiera liberado
    de aquel funesto amor?
    -¿Cómo se dice cuando uno ama así?
    ¿Cómo se dice esto que nos falta,
    ahora mismo,
    mañana, esto que falta y siempre falta
    un día antes, en otro sitio, en otra
    habitación?
    Esto que perseguimos toda una vida en vano,
    esta pequeña estafa que nos mueve
    y seduce y obliga a continuar,
    ciegos, locos y solos.


    EL EMBAJADOR

    Verás, éramos pocos en el pueblo
    y la isla muy pequeña.
    ..............................Casi nadie
    se imaginaba un mundo ilimitado.

    Verás, quiero decirte que fuimos pocos,
    pero sabían todos que con uno
    sería suficiente.
    Y estoy aquí.
    ..................Estoy sentado aquí.
    A tu lado.
    Y cargo con el peso de los míos,
    llevo al hombro -y contento- su esperanza.

    Verás, éramos pocos y el mar ancho;
    la tierra escasa y tantos los incrédulos,
    los que no lo intentaron, los que sólo
    pudieron conocerte entre susurros,
    rumores, sueños vagos y leyendas.

    Verás, se sospechaba que existías,
    y ahora, yo no sé cómo, te encontramos.


    CUBIERTO

    Ordenando sin asco las cucharas
    de un restaurante caro recordé
    las olas y a mi madre.

    Había varios tipos de cucharas
    -postre, con leche y solo- no era raro
    que apareciera un huérfano;
    un pobre desterrado de quien sabe
    qué franquicia, qué bar, qué casa sola.

    Estas piezas bastardas acababan
    todas juntas
    en un tupperware blanco
    sin tapa -y eran muchas, y distintas-.

    Ordenando y puliendo las cucharas,
    en los últimos días del verano,
    pensé en mi madre blanca con los ojos
    recorriendo las olas,
    .....................en busca del pequeño
    que no sabe que está tumbado
    .........................................dentro
    del barco inflable azul.

    Pensé en el mar.
    En sus corrientes raras, en los sitios
    que visitó mi madre en su cabeza.
    Los cajones oscuros de la mente.

    Pero me incorporé y gritó y la cosa
    quedó en algo que padre no sabría.

    Un objeto pequeño
    que, empujado por quién sabe qué miedos,
    reapareció de pronto,
    en los últimos días del verano.


    LA HIJA QUE NO HA NACIDO

    Sobre ella sin nacer, y su nombre se extiende
    como un joven helecho dentro de la mente.

    R.S. THOMAS

    Camino hoy asustado sobre sus huesos líquidos
    aunque sé que no siente mis palabras
    aunque sé que no se mancha con el barro de mis botas
    ni sufre si tropiezo y caigo al suelo.
    La hija que no ha nacido toma té
    conmigo en nuestra casa
    y hablamos de sus cosas de hija que no ha nacido:
    .........del infinito holocausto de las tardes
    .........de perfecto silencio en mi despacho;
    .........del desierto sin mácula
    .........que recorre la nevera;
    .........del olor a sudor de los billetes
    .........que guardo en el bolsillo pensando en un Bordeaux.

    Son las cosas que a la hija le preocupan

    y que me cuenta triste desde sus ojos de humo.
    Yo no le digo nada y por la noche,
    cuando por fin se duerme entre mis brazos,
    agotada de no ser,
    acuesto con cuidado
    a la hija que no ha nacido
    en su cama de sábanas blanquísimas
    e imprimo un ebeso invisible
    sobre su frente azul.
    .........Tal vez mañana
    .........si llego y todavía sigue aquí,
    .........me decida a despertarla.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 21 Mar 2022, 14:51

    .


    Algunos poemas de Los últimos perros de Shackleton, 2016, de Ben Clark:


    YOU ONLY LOVE ONCE
    (escuchando a Loussier en la cocina)

    Cuida que estén visibles los rincones
    -dijo una vez mi madre-;
    no existe otro secreto para un aspecto limpio.

    Desdeña el fuego lento,
    compra un buen suavizante pero vasos baratos.

    No intentes comprender cuando estés triste.
    Olvida, cuando puedas olvidar,
    y no llames jamás más de dos veces
    sin que nadie descuelgue al otro lado.


    MAYDAY

    Me hablaron una vez de un tipo fuerte.
    Ojos fieros y manos de astracán
    o de tortuga vieja.

    Este hombre vislumbraba un placer torpe
    en los documentales de accidentes
    de aviación civil.

    ¿Qué se puede decir de un hombre solo
    que pasa los domingos por la tarde
    viendo cómo se caen los aviones?

    Qué se puede decir de un hombre solo
    que envidia a los pilotos condenados,
    que sueñan con estar en la cabina

    en el momento exacto en que parece
    que la nave responde,
    que hay algo parecido a una esperanza,
    fracciones de segundo antes del fuego.


    PENSAMIENTOS DE AÑORANZA EN LAVENTIE

    y lo que es y será y fue

    SAN JUAN DE LA CRUZ

    Me he preguntado a veces si la guerra
    ha parido más muertos o más libros.

    Y en el caso improbable de ser más
    los libros que los cuerpos -supongamos-,
    ¿qué significarían estas obras?

    Pongamos por ejemplo este poema:
    "Home Thoughts in Laventie".
    Lo escribió el inglés E.W. Tennant
    (conocido por todos como Bim)
    poco antes de morir en la Gran Guerra.

    (En el poema
    Bim descubre asombrado
    un pedazo de tierra entre unas ruinas
    donde la hierba crece, donde hay flores.
    Ël y el puñado de almas infelices
    que todavía aguantan se detienen,
    respiran,
    observan cómo escalan los jazmines
    hacia el cielo sangrante de la tarde,
    y olvidan un instante su terror
    entre el breve amarillo de narcisos
    y el dulce baile ambiguo de laureles.
    Llega la primavera y ya se acerca
    el momento ideal para morir.)

    La poesía existe porque Tennant
    quiso dejar constancia
    de un instante apartado sin escarnio.

    Sí, también del amor nacen los libros;
    entre ruinas humanas; entre el óxido
    de todas mis mentiras y temores
    tú me ofreciste un día de belleza.

    Y yo no puedo más que repetir
    lo que el joven soldado hizo después:
    busco un sitio apartado
    y escribo esto que lees;
    sencillo testamento de mi dicha.


    LA HORA DEL PASEO II

    Tengo un perro que entiende la palabra
    paseo; cuando escucha esos sonidos
    la enfermedad, el hambre o el cansancio
    nada importan. Feliz ladra expectante
    mientras admiro el hecho de que a mí,
    su dueño, me suceda justamente
    lo contrario:
    pronuncio la palabra y me entristezco
    pensando de antemano en las palmeras,
    en los parques con bancos, en el banco
    con graffiti naranja inconfundible.
    Mientras pienso estas cosas
    mi perro, indiferente, mueve el rabo
    y bajamos al mundo.
    .............................Al paseo.
    La palabra que adora el animal.
    El sonido feliz que el perro entiende,
    la palabra naranja que no entiendo
    y que el roce de nuevos cuerpos jóvenes
    no ha conseguido -como tampoco
    supo hacerlo el servicio de limpieza
    municipal- borrar.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 22 Mar 2022, 15:14

    .


    Algunos poemas de La policía celeste, 2018, de Ben Clark:


    CUANDO LLEGUE EL POEMA

    Cuando llegue el poema que te quiero
    escribir, cuando acuda vivo y joven
    a los ojos primero y a las manos
    después, sencillamente,
    predicando que nada hubo más fácil
    que esperarlo, a pesar
    de haberlo hecho en un cuarto sin ventanas
    durante muchos años, desde siempre.
    Cuando llegue y te lea ese poema,
    y el poema envejezca y muera solo
    como un santo incorrupto y no sepamos
    dónde habita: si en ti, si en mí, si vaga
    entre los dos igual que una promesa
    que no puede cumplirse, cuando llegue
    y exija ser, no sé si voy a estar
    preparado. Pensarlo me atormenta
    tanto como temer que no vendrá,
    o que ya vino y no logré acogerlo;
    ahora no podré decirte nunca
    lo que sólo el poema, aquel poema
    que podría llegar como llegaste
    tú, de pronto, llenando de palabras
    el espacio vacío, lograría
    decirte como quiero yo decirte
    y que te digo así, mientras espero,
    con la urgencia y torpeza con que escriben
    todos sus versos los enamorados.


    MI CUERPO

    En mañanas sin olas he codiciado paz
    en cuerpos nuevos, cuerpos olvidados
    por quienes los lamieron una vez,
    mapas con carreteras dibujadas
    por las que hace ya tiempo
    que no conduce nadie.
    Bailan todos detrás de mi deseo
    con ritmos ahuecados
    por frustración y amor. Y es que este cuerpo
    que te ofrezco
    es algo
    que he ido coleccionando desde niño,
    y algún uso podrá tener aún
    si el día es apacible
    y la noche templada.
    Todo esto arrastro, todo esto te traigo
    después de rebuscar en este cuerpo;
    como el perro que ofrece un hueso antiguo,
    como el niño quemado por el sol
    que recorre la orilla y le regala
    un tesoro a un extraño.


    EL MEJOR DE LOS MUNDOS POSIBLES

    Querido abuelo Norman que no lees
    esta carta que escribo hoy, en el último
    día del mes de abril del año dos mil doce.

    Porque he llegado a un punto de la vida
    en el que las personas que te quieren
    empiezan a esperar ciertos indultos,
    y presente y futuro confabulan
    contra los planes tibios del pasado,
    hoy quisiera pedirle consejo a tu poema.

    Preguntarte esta noche por la noche
    en la que recibiste el telegrama;
    la madrugada larga cuando perdiste el pelo
    y amaneciste solo y devorado
    por el amor y calvo para siempre.

    Tu hermano Leslie había muerto solo
    en un cielo de hierro y fogonazos
    muy cerca de Berlín.
    ¿Qué siente un hombre
    que pierde todo el pelo? ¿Existe un límite
    pactado con los dioses del dolor?

    Dime
    ........si el sol traía algún mensaje
    sobre la enfermedad
    y la jubilación anticipada,
    sobre los años puros
    de babas o el olor a mierda, el cheque
    a modo de disculpa y la tristeza.
    Puede que te ofreciera una mención
    a los amigos fieles que,
    uno a uno,
    dejaron de acudir a visitarte
    mientras tu nieto anónimo
    observaba sin miedo el peluquín
    y tú balbuceabas Leslie, Leslie
    y no se te entendía una palabra.


    LA HABITACIÓN

    Si observas bien el centro de esta página
    verás la casa donde mis hermanos
    y yo nacimos. Tiene
    un pino centenario en el jardín
    y detrás un taller de ceramista.
    Dos humildes milagros que he buscado
    sin éxito en los pisos con terraza
    y en la infancia distópica que sueño
    después de cada orgasmo.
    Acércate a la casa, nuestras perras
    no muerden y las puertas no tienen cerradura.
    Puede que oigas la voz de nuestra madre.
    Escúchala y sabrás todas las cosas
    que no dice este libro.
    Muy cerca de la voz está el estanque
    de los peces y el cuarto más pequeño.
    No creo que me encuentres leyendo poesía.
    Estaré con mis fósiles
    o dibujando bestias luminosas
    del fondo del océano.
    Pasa, no puedo verte. Soy un niño
    en medio de un poema, nada más.
    Seguiré dibujando, aunque te acerques.
    Esta es la habitación de quien escribe,
    puedes mirarlo todo.
    Fíjate bien en todos los detalles.


    ESPERANDO AL HALLEY EN 2061

    Padre, te recomiendo a Stanley Kunitz.
    La recomendación es importante.
    A él le recomendaron escribir poesía.
    Pero no fue su padre.
    Fue un profesor, y Kunitz le hizo caso:
    durante casi ochenta años compuso
    poemas para hablar con su difunto padre,
    un hombre que, en un parque, cuando Stanley no había
    nacido bebió ácido carbónico
    porque estaba arruinado, y por razones
    que su hijo buscaría en sus poemas
    a lo largo de casi ochenta años,
    más o menos el mismo
    tiempo que tarda el Halley en regresar
    a los ojos absortos de la Tierra.
    Stanley Kunitz vio el Halley las dos veces
    que el cosmos le permite a un hombre verlo.
    La primera era un niño, como yo
    cuando lo vimos juntos, padre, mientras
    en otro continente el gran poeta
    lo hacía por segunda vez, la última.

    Después de aquello, Kunitz escribió
    un hermoso poema llamado «Halley’s comet»,
    allí hablaba de Miss Murphy
    que en primero les dijo a sus alumnos
    que el Halley bien podría chocar contra la Tierra.
    Cuenta que aquella noche estuvo triste
    pero a la vez un poquito expectante,
    cuenta que se escapó por la ventana
    cuando todos dormían, y viendo el Halley dijo:

    —Búscame, padre, estoy sobre el tejado
    del edificio rojo que queda en un extremo
    de Green Street. Es allí
    donde vivimos, ¿sabes?, en el piso
    de arriba. Soy el niño con el pijama blanco
    que busca en este cielo tan colmado de estrellas,
    esperándote a ti y al fin del mundo.

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40532
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por cecilia gargantini Mar 06 Jun 2023, 16:06

    un segundo de vida es más intenso
    que mil años de muerte
    y si hay una verdad inamovible
    es el verso “hoy es siempre todavía”.
    -----------------------------------------------

    Esto que perseguimos toda una vida en vano,
    esta pequeña estafa que nos mueve
    y seduce y obliga a continuar,
    ciegos, locos y solos.

    ------------------------------------------------------

    Señalé esos versos, pero en todo lo leído me pareció un autor muy intenso, muy existencialista en algunos conceptos...en fin, sus versos no dejan indiferente.
    Besosssssssssss Pedro y graciasssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 04 Jul 2023, 03:01

    Agradezco mucho tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45436
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 11 Feb 2024, 14:34

    .


    Otros poemas de Ben Clar, de la obra Mantener la cadena del frío, escrita en coautoría con Andrés Catalán, Pre-Textos, 2012.


    DÍAS DE JUNIO 1944

    Cigarrillos, cuchillas de afeitar, caramelos y libros.
    ROBERT CAPA en una carta a su familia.

    No precisaré de grandes lujos
    tras el ruido y las balas y la arena.
    En el descanso
    de este piso de Londres
    no quiero ni banquetes ni licores
    provenientes de casa, ni copiosas
    remesas de viandas que me calmen
    el estómago. Sólo cosas
    para matar el tiempo poco a poco
    -después de tanta muerte
    apresurada- y algo
    para engañar el hambre,
    para endulzar la culpa de haber sobrevivido.



    PODRÍA SUCEDERLE

    Un corazón es para gastarlo.
    STEPHEN DUNN

    Podría sucederle a todo el mundo.
    Comer una ensalada equivocando
    la dosis de confianza en la otra dosis
    (insecticida, desinfectante o al contrario
    la del agua corriente que se los lleva), que
    te traicione un diminuto hueso
    de pollo al masticar, el jamón, su gelatina
    difícil de arrancar de una garganta
    que se cierra, el inocente pez,
    su inofensiva espina, la seta mal seleccionada,
    la mayonesa que te sirve Saturnino un día
    tranquilo de verano, la lata deformada
    de judías, un pez globo cortado
    defectuosamente, un poco 
    de vidrio (tanta urgencia) de ese plato
    que se rompió y guardaste, el repentino
    descubrimiento de una alergia nueva,
    o al fin la lenta,
    sencilla acumulación de los metales
    del atún, los aditivos, el E-250,
    el aire reciclado, las continuas
    dosis de muerte que algún día
    nos pararán el corazón.



    TATIN

    Hoy discuten, sentados en la misma
    mesa donde cenamos
    el día en que el amor se hizo reproche.
    Querría que las cosas se arreglaran
    para ellos, que se dieran los dos cuenta
    de que el pan que ha traído el camarero
    está recién horneado,
    que el mero está cubierto de una salsa
    de otoño lisboeta, que en las copas
    están resucitando los bomberos
    muertos en Nueva York. Ah, si supieran
    lo bien que aquí preparan el tatin;
    le ponen una bola de vainilla,
    y se va deshaciendo.
    Llenándote la boca y el olvido.
    Y ya sé que es distinto y que no somos
    nosotros los que están allí sentados,
    sentados y en silencio.
    Pero es la misma mesa. Algo estúpido,
    si lo piensas, incluso puede ser
    que las hayan movido y que no sea
    el mueble kilométrico que un día
    compartimos un rato. Puede ser
    que esa pareja vuelva sin decirse
    nada al apartamento, y es posible
    que en un momento dado alguno piense
    "¿Pero acaso estoy loco?". Y que se besen.
    Puede que esto suceda como he dicho.
    Puede que esto suceda y que ninguno
    decida regresar aquí jamás.



    EL SECRETO DE LA SOPA

    Si el invierno era invierno como dicen
    que debería ser -y no se quejan-
    nos preparabas sopa.

    ..................................La receta
    era antigua -decías- un secreto guardado
    por todas las mujeres
    que alguna vez amaron en los meses de frío.



    NEVERA VACÍA

    El ahorro es un lujo.
    F. SCOTT FTZGERALD

    Nuestra nevera nunca estuvo llena.
    Se congelaba, hacía ruidos raros
    como diciendo, "mira, no me usáis,
    vendedme a alguien del barrio, no será muy difícil"
    -todo esto, claro está, en un lenguaje
    propio de las neveras;
    un idioma sintético, volátil,
    una lengua compleja, cargada de freón-.
    Con todo éramos pobres para poder tener
    la nevera vacía,
    debíamos llenarla de algún modo.
    Fue mi mujer quien dio la idea de los libros.



    GEOGRAFÍA DE LA MERIENDA
    (Quien lo probó lo sabe)

    Nacer es casi igual en todos lados.
    Amar, no tanto. Pero al fin
    y al cabo las variables son finitas.

    Morir, se muere igual en todo el mundo.

    (Lo que lleva a la muerte, en cambio, puede
    tener distintos grados de ironía.)

    Pero es en la comida, en el acto
    necesario y sencillo de comer

    donde los puertos marcan sus fronteras
    -serpientes y salchichas, hamburguesas e insectos-.

    Nuestro asco nos escoge y nos subyuga.
    No se pueden amar todos los platos.
    No se pueden probar todos los platos.

    Es el mismo castigo que sufre el buen lector.



    CODEX ROMANOFF
    (con Leonardo Da Vinci)

    Ningún invitado ha de sentarse sobre la mesa,
    ni de espaldas a la mesa, ni sobre el regazo
    de cualquier otro invitado.
    No ha de limpiar su armadura en la mesa.
    No ha de tomar la comida de la mesa y guardarla
    en su bolso para luego.
    No ha de morder una fruta de la fuente y después
    devolver la fruta mordida a esa misma fuente.
    No ha de escupir al frente.
    Ni tampoco de lado.
    No ha de golpear ni pellizcar a su vecino
    ni comerse su comida.
    o ha de poner los ojos en blanco ni poner caras horrendas.
    No ha de dejar sueltas sus aves en la mesa.
    Ni tampoco serpientes ni escarabajos.
    No ha de cantar, ni hacer discursos,
    ni vociferar improperios ni tampoco
    proponer acertijos obscenos si está junto a una dama.
    No ha de conspirar en la mesa
    (a menos que lo haga con su señor).
    No ha de hacer insinuaciones impúdicas a los pajes 
    de su señor ni juguetear con sus cuerpos.
    Tampoco ha de prender fuego a su compañero mientras
    permanezca en la mesa.
    Y si ha de vomitar, entonces debe
    abandonar la mesa.




    LA TRANSUSTANCIACIÓN ES FÁCIL

    El último dietista lo proclama:
    ................comed -pero sólo de esto-,
    ................bebed -pero nada de aquello-.
    Vuestros serán los reinos de la salud, vuestros
    los cuerpos bellos. Escrito está
    en estas cien mil copias de mi libro.


    ANDRÉS CATALÁN & BEN CLARK, Mantener la cadena del frío, Pre-Textos, 2012.


    Contenido patrocinado


    Ben Clark (1984-  Empty Re: Ben Clark (1984-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 21 Jun 2024, 01:23