Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 700809 mensajes en 36551 argumentos.

Tenemos 1282 miembros registrados.

El último usuario registrado es myriam.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 28 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 24 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, Chambonnet Gallardo, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Julio 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25032
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 18 Ene 2015, 14:40

.


Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro



Antes de empezar la lectura de este poema debo hacer algunas advertencias.

Mi Adán no es el Adán bíblico, aquel mono de barro al cual infunden vida soplándole la nariz: es el Adán científico. Es el primero de los seres que comprende la Naturaleza, el primero en el cual se despierta la inteligencia y florece la admiración.

A ese primer inteligente y comprensor le doy el nombre bíblico de Adán.

Mi Adán,l entonces, viene a ser aquel estupendo personaje a quien el gran Mechnikov ha llamado “el hijo genial de una pareja de antropoides”.

En este poema he tratado de verter todo el panteísmo de mi alma, ciñéndome a las verdades científicas, sin por esto hacer claudicar jamás los derechos de la Poesía.

Muchas veces he pensado en escribir una Estética del Futuro, del tiempo no muy lejano en que el Arte esté hermanado, unificado con la Ciencia. Para ello tengo ya entre mis papeles bastantes anotaciones y documentos.

Tanto me he ceñido a la Ciencia que en el canto “Adán ante el mar” puede fácilmente advertirse el origen marino de la vida, que es un fenómeno acuático, según ha demostrado hace pocos años M. Quinton y según creen todos los grandes sabios de Europa.

Solo en la parte final de este poema, en “Caín y Abel”, he dado importancia al símbolo legendario.


Hecha esta advertencia, quiero hablar algo sobre el verso libre.

Una vez concebida la idea de mi poema, la primera pregunta que me hice fue sobre el metro en que debía desarrollarlo. Sin vacilar pensé en el verso libre, porque si hay un tema que exija esa nueva forma, ese tema es el mío, por su misma primitividad de vida libre. Por otra parte, yo hubiera deseado hacer muy grande, muy fuerte la creación del poema, y ese mismo deseo de grandeza me pedía mayor libertad, absoluta amplitud.

Los retóricos españoles confunden el verso libre con el verso blanco. El primero es una mezcla de ritmos armoniosa en su conjunto y de versos perfectamente rimados en consonante o asonante (o en ambas rimas), y el segundo es siempre de igual número de sílabas y sin rima.

El poeta antiguo atendía al ritmo de cada verso en particular; el versolibrismo atiende a la armonía total de la estrofa. Es una orquestación más amplia, sin compás machacante de organillo.

A las protestas de los retóricos adocenados diremos que cada uno de los metros clásicos oficiales y patentados significó, también, en un tiempo, la conquista de una nueva frontera, de una libertad.

Y a los que no pe3rcien la armonía del verso libre les diremos que reeduquen bien su oído, su pésimo oído, puesto que soportan con gusto largas tiradas de versos iguales que a veces durante media hora están apaleando el oído a cada cierto número de sílabas.

También les diremos que recuerden que cuando Boscán llevó a España el endecasílabo italiano fue rudamente atacado y que nadie percibía entonces el ritmo del verso que pocos años después sería el favorito de la alta poesía clásica castellana.

Todo evoluciona; confiemos también nosotros en la evolución de los malos oídos, confiemos en que algún día percibirán todos el maravilloso ritmo interior.

La idea es la que debe crear el ritmo y no el ritmo a la idea, como en casi todos los poetas antiguos.

Y no es que yo desprecie a los poetas antiguos; muy al contrario, tengo por muchos gran admiración; pero es innegable que la mayoría eran poetas de vestuario, sin nada interno.

Hay algunos versolibristas que lo hacen muy mal y lo desacreditan, pero ir contra el buen verso libre me parece igual a ir contra la música wagneriana porque rompió con las absurdas trabas de la desesperante música italiana antigua.

Yo por mi parte puedo decir que no comprendo cómo pudiera hacerse obra grande y de verdadera belleza en octosílabos, pongo por caso.

Todos los metros oficiales me dan idea de cosa falsa, literaria, retórica pura. No les encuentro espontaneidad,; me dan sabor a ropa hecha, a maquinaria bien aceitada, a convencionalismo.

Realmente no me figuro un gran poema en heptasílabos o en octavas reales.

Creo que la poesía es una cosa tan grande, tan por encima de esas pequeñeces y de todos los tratados, que el hecho solo de quererla amarrar con leyes a las patas de un código me parece el más grosero de los insultos.

La poesía castellana está enferma de retoricismo; agonizante de aliteramiento, de ser parque inglés y no selva majestuosa, pletórica de fuerza y ajena a podaduras, ajena a mano de horticultor.

La Naturaleza es muy sabia y muy irónica; vio que había en el mundo muchos hombres que no se conformaban con su vaciedad cerebral y que estaban ansiosos de tener talento, y entonces, en un momento de diabólica justicia, les dijo: “Ahí tenéis eso, hijos míos, y engañada a los que podáis”, y les dio facilidad de palabra y les hizo retóricos.

¡Y cómo han engañado a la humanidad! ¡Oh, si pudiéramos hacer la lista de los engañadores!

Escuchad estas palabras de Emerson:

“El poeta es el único sabio verdadero; solo él nos habla de cosas nuevas, pues solo él estuvo presente a las manifestaciones íntimas de las cosas que describe. Es un contemplador de ideas; anuncia las cosas que existen de toda necesidad, como las cosas eventuales. Pues aquí no hablo de los hombres que tienen talento poético, o que tienen cierta destreza para ordenar las rimas, sino del verdadero poeta. Últimamente tome parte en una conversación sobre el autor de ciertas poesías líricas contemporáneas; hombre de espíritu sutil, cuya cabeza parece ser una caja de música llena de ritmos y de sonidos encantadores y delicados; nunca alabaremos bastante su dominio del lenguaje. Pero cuando se hubo de decir si no solo era un lírico, sino también un poeta, nos vimos obligados a confesar que no era un hombre eterno, que ese hombre solo viviría algunos días. No traspasa el límite ordinario de nuestro horizonte. No se trata de una montaña gigantesca cuyos pies sean cubiertos de una flora tropical, y que todos los climas del globo rodeen sucesivamente con su vegetación, no; su genio es el jardín o el parque de una casa moderna adornado de fuentes y de estatuas y lleno de gente bien educada. Bajo la armonía de esta música variada, discernimos el tono dominante de la vida convencional. Nuestros poetas son hombres de talento que cantan; no son los hijos de la música. Para ellos, el pensamiento es cosa secundaria; lo fino, la cinceladura de los versos, es lo principal.

“Pues el poma no lo hacen los ritmos, sino el pensamiento creador del ritmo; un pensamiento tan apasionado, tan vivo, que, como el espíritu de una planta o de un animal, tiene una arquitectura propia, adorna la Naturaleza con una cosa nueva-. En el orden del tiempo, el pensamiento y su forma son iguales. El poeta tiene un pensamiento nuevo; tiene una experiencia nueva para desenvolver; nos dirá los caminos que ha recorrido y enriquecerá a los hombres con sus descubrimientos. Pues cada nuevo período requiere una nueva confesión, otro modo de expresión, y el mundo parece que espera siempre su poeta”.

Hace algunos años Emerson me enseñó otras bellezas que no llevaba en mi alma.

En tiempos de una gran confusión espiritual, cuando sentía arden mi cerebro haciendo la transmutación de todos sus valores; en medio de una enorme angustia filosófica, de un gran dolor metafísico, Emerson me dio horas inolvidables de reposo y serenidad.

Los que han sufrido esa trágica inquietud comprenderán mi amor a Emerson.

¡Ah! Si este hombre admirable hubiera sido más científico.

A Emerson debo el haber despertado a otro mundo de belleza, por eso mi espíritu lo ama tanto. Por todo el bien que me ha hecho es que, cuando pienso en él, mis ojos se humedecen de ternura y a él va todo el agradecimiento de mi corazón.

Vicente Huidobro.


…........


EL CAOS (primer poema de Adán, 1916)  

Silencio. Noche de las noches. Ausencia
De todo vigor, noche honda y oscura. Inercia
Preñada de futuras fuerzas,
Anhelos y deseos incompletos,
Creaciones en embrión frustradas,
Truncos intentos,
Ansias comprimidas y guardadas.
Revolución de gérmenes,
Anuncios de simientes.

Nebulosa sin mundos,
Instante sin presente,
Anhelante mirada hacia el futuro,
Ansias expectantes en espera.

Fuerza en donde no hay fuerza,
Tiempo donde aún el tiempo no comienza,
Silencio que va a ser resonancia,
Instante que será, y sin ser hoy tiene mañana,
Momento que va a empezar,
Onda que aún no es campanada
Porque falta la fuerza que hace el aire vibrar.

Éter que va a ser luz cuando tiemble y ondule,
Neblina que camina a condensarse,
Que será sólida cuando a sí misma se fecunde,
Cuando en revoluciones logre compenetrarse.

Caos, vientre que no es,
Hinchado de preñeces que serán.
! Comience el despuntar de mundo invisibles
Que los soles y los astros formarán!

Surjan y vibren las grandes energías
Que duermen sin dormir en su neblina.

VICENTE HUIDOBRO


LEER MÁS POEMAS DE VICENTE HUIDOBRO EN: https://www.airesdelibertad.com/t34783-vicente-huidobro


.


Última edición por Pedro Casas Serra el Sáb 01 Ago 2015, 12:43, editado 1 vez


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23878
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 19 Mayo 2015, 22:35

Pedro, permíteme : ¡S.C.!

Un abrazo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Lucero García

Cantidad de envíos : 2692
Fecha de inscripción : 19/04/2009

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Lucero García el Miér 20 Mayo 2015, 04:20

Pedro:

Que alegría leerte.

Recibe un abrazo
Lucero
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25032
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 20 Mayo 2015, 07:08

Gracias, Pascual y Lucero, por vuestro interés. Yo me he limitado a copiar un texto de Vicente Huidobro que creía merecía conocerse y valorarse. Huidobro es un poeta magistral que sorprende y maravilla desde la primera vez que se lee. Su poesía es única e irrepetible.

Hay que tener en cuenta que este prefacio es del año 1916 y cuando Huidobro habla del verso libre habla del verso libre según su opinión y en su época (por tanto hace un siglo). En este sentido, Huidobro aceptaba y practicaba el verso libre con rima (asonante o consonante) aunque sin seguir un esquema de rima sino aleatoria, característica que más tarde otros poetas le negaron. El verso libre cuenta ya con un siglo y medio de vida durante el cual ha ido evolucionando y, por su propio búsqueda de ser cada poema único e irrepetible, podría decirse que debería haber tantas fórmulas de verso libre como poetas que lo han practicado. Como el verso clásico, en los últimos tiempos, ha experimentado un renacimiento, hoy se cultivan tanto el verso libre como el clásico, a veces por un mismo autor.

Un abrazo.
Pedro



_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25275
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 63
Localización : buenos aires

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por cecilia gargantini el Miér 20 Mayo 2015, 08:25

Hermoso que nos traigas a Huidobro, querido Pedro!!!!!!!!!!!!!!
Cómo no iba a entusiasmarse con Emerson, que irradia belleza y luz, con imágenes sencillas y profundas. Dice por ejemplo:
"vivo el el día cálido, como los cereales y melones"

Besitosssssssssssss y gracias por estos inmensos autores
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25032
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 20 Mayo 2015, 14:13

Pues el que también era seguidor de las teorías de Emerson, según creo, era Walt Whitman. Gracias por tu interés, Cecilia.

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
ernesto würth

Cantidad de envíos : 12856
Fecha de inscripción : 01/07/2009
Edad : 89
Localización : SANTIAGO DE CHILE

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por ernesto würth el Miér 27 Mayo 2015, 10:18

GRACIAS PEDRO,

para mi vicente huidobro es el mejor poeta chileno.
que hermoso planteamiento de la libre poesia.
la libertad del ritmo. la retórica ordenando la mente poetica.
que agrado tu pensamiento al involucrarse con huidobro.
abrazos amigo y maestro
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25032
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 27 Mayo 2015, 13:29

Es difícil, en Chile, elegir entre tanto bueno, pero desde luego Huidobro es extraordinario, genial. Gracias por tu interés, Ernesto.

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
Angel Salas
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 13231
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 63
Localización : Santiago - Chile

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Angel Salas el Dom 31 Mayo 2015, 00:09

Pedro, siempre me ha gustado esta cita de Vivente Hidobro.."Si tú murieras, las estrellas a pesar de su lámpara encendida perderían el camino, ¿Qué sería del universo?."

Vicente Huidobro materializó a través de la palabra artística el movimiento vanguardista en la poesía chilena contemporánea e hispanoamericana; pensó conceptos abstractos en el marco de la crítica de su producción teórica, los temas de la cultura y de la condición humana. Ocuparse del arte y de la poesía en el mundo de la transitoriedad moderna sugiere un esfuerzo incisivo que instiga el ánimo, en la actitud capaz de provocar el entendimiento, el ajuste de cuentas producido por el impacto entre la realidad práctica y la creación poética, pero también de generar desconcierto, angustia e incertidumbre.

Un Abrazo
Angel
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25032
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 31 Mayo 2015, 12:59

Una frase que realmente pone en primer plano a la individualidad humana, Ángel, al hombre en cuanto creador del universo. Huidobro es autor de una obra única y original, que me impactó muchísimo el día que la conocí y que me sigue impactando en la actualidad, por su genialidad, su originalidad y su fuerza, verbal, imaginativa, lírica. Las vanguardias en poesía suponen un momento irrepetible con su ambición de encontrar nuevos caminos a la poesía, y Huidobro fue probablemente el primer poeta vanguardista en lengua española (el primer poeta vanguardista en lengua catalana y en general en la península ibérica fue Joan Salvat-Passeit). Gracias por tu participación.

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo

Contenido patrocinado

Re: Prefacio a su libro “Adán” (1916), por Vicente Huidobro

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 24 Jul 2017, 13:39