Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1050162 mensajes en 47915 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 54 usuarios en línea: 4 Registrados, 1 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Amalia Lateano, clara_fuente, Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar Dic 05, 2023 4:39 pm

Temas similares

Últimos temas

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:58 pm por Maria Lua

» POETAS LATINOAMERICANOS
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:52 pm por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:47 pm por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:13 pm por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:02 pm por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( Brasil: 30/07/1906 -05/05/1994)
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 6:00 pm por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 5:56 pm por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 5:54 pm por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 5:41 pm por Maria Lua

» 2017-03-25 PERFIL
Poetas irlandesas contemporáneas EmptyHoy a las 2:45 pm por cecilia gargantini

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Poetas irlandesas contemporáneas Empty

    Poetas irlandesas contemporáneas

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas irlandesas contemporáneas Empty Poetas irlandesas contemporáneas

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Dic 20, 2023 8:33 am

    .


    Poetas irlandesas contemporáneas.
    (de la antología No soy tu musa. Antología de poetas irlandesas contemporáneas, traducción de Carlota Caulfiels, con la colaboración de Angela McE3an, Torremozas, 2008. )


    EAVAN BOLAND (1944-2020) (https://ca.wikipedia.org/wiki/Eavan_Boland ):


    DUBLÍN, 1959

    El café tenía
    sillas de plástico y mostradores para almorzar.
    Su puertas abrían hacia la calle O'Connell.

    Doblé las rodillas
    bajo la mesa. Los amarillos amargos
    se deslizaron dentro de la botella de vinagre.

    Cuéntame un cuento sobre Irlanda
    pedía cuando era niña
    a cualquiera que me oyese: sobre lo que
    el mundo moderno había dejado atrás.
    Pero no olvidado.

    Recuerdo
    que pagamos nuestro café con un billete de una libra.
    Y salimos. Y una bicicleta pasó,
    su timbre sonando muy alto. Y un auto se desvió para adelantársele.



    MIRANDO PELÍCULAS VIEJAS CUANDO ERAN NUEVAS



    Crecí en gris y blanco.
    En mediotonos y claroscuros,
    Sentada al lado de un teléfono de baquelita,
    miraba besos granulosos y nevados en la pequeña pantalla.
    Así era Nueva Yor.
    Yo tenía trece años. Afuera de mi ventana la
    ciudad sin jardines ni flores, con sus sirenas
    y sus centavos peculiares, era nuevo para mí. Y yo estaba cansada de estar
    en cualquier parte menos en casa. Por eso me acomodé
    para hacerme adulta lo más pronto posible.
    Y la luna creciente,
    y el cuello de la camisa de aquel hombre
    mientras él besaba a la muchacha bajo la luna, y su cara
    mientras ella miraba a otra parte y el océano comenzando
    a arder y brillar en la distancia:
    ellos eran como yo: lo que les faltaba
    estaba fuera de ellos. Era una ausencia dentro de la cual
    sólo podían ser
    menos que ellos mismos: cualquiera podía ver
    que su destrucción no era por el amor, no era por el destino, era sólo
    una película en blanco y negro. Pero el momento se acercó. Llegó. Vino
    y se fue. Y algún día sabré que lo que ahora miro es
    una apasionada economía
    a la que llamamos pasado. Aunque tal vez
    su otro nombre sea memoria. Y en otro lugar
    el futuro ya está cultivando consecuencias. Son azules
    y amarillas. Son bermejas o de vívido verde.
    Recógenos, dirán. Llévanos adentro.
    Vuélvenos una ciudad,
    una situación. Mira lo rápido
    que te cansas de nosotros. ¿Cuándo suspirarás
    por estos tonos y esta frescura? No sé nada
    de eso mientras me reclino. Mientras tanto, la pantalla parpadea.



    FELICIDAD

    Un verano en Connemara, 1940.
    Mi padre aprende irlandés.
    Mi madre
    pinta la cosecha.

    Sostiene ocre y naranja quemado
    contra la tela.

    Él dice
    samradh por verano y atais por felicidad.

    El Atlántico
    arroja sal a la oscuridad. Ella recoge sus colores.

    Es la hora de regresar a casa
    a la ciudad donde aún no he nacido.

    Ellos no pueden vermi tristeza mientras el tren
    se mueve hacia el este entre campos, sombras, fincas
    hacia mi vida.

    Ellos no escuchan las ruedas
    decir -pero yo sí-

    nunca jamás, nunca jamás.







    EILÉAN NÍ CHUILLEANÁIN (1942-) (https://en.wikipedia.org/wiki/Eil%C3%A9an_N%C3%AD_Chuillean%C3%A1in ):


    EL CAMINO DEL AGUA

    Mandé a la niña al pozo.
    Subió por el camino principal hasta llegar a Tell's Cross,
    Dobló a la izquierda sobre la tabanquera y por el sendero de la colina.
    Me quedé en la puerta para verla bajar,
    Sus ojos fijos en el nivel del agua
    Protegida en sus palmas, vacilantes
    Como nudos en la madera.

    Descendió con cuidado:
    Los chicos en bicicletas la vitoreaban mientras la pasaban
    Y sus dedos temblaban y casi la derrama y la pierde.
    Se tomó su tiempo en las últimas cincuenta yardas
    Trayéndola hasta el umbral y allí la bebí.

    Les dije a las otras hermanas, cada una de ustedes
    Tendrá que hacer lo mismo cuando les llegue su turno.
    Ésta ha cumplido con su tarea,
    Puede irse a casa con su paga;
    Apenas lograría llegar tan lejos
    Hasta el pozo del fin del mundo.



    UN HOMBRE OBSERVA A UNA MUJER

    El sonido de todo plegándose al sueño,
    Una sensación de no estar en ninguna parte,
    Lo hace caminar (el tráfico a lo lejos, y viento
    En los altos árboles) a una verja trasera, a un patio oscuro.
    El camino que pasa por los basureros, la puerta de la cocina,
    Se vuelve un camino de grava cerca de las ventanas
    Iluminadas levemente sobre la cerca de alheña.
    Él se detiene y observa. Necesita ver esto:

    Una mujer trabaja en el refectorio tarde en la noche,
    Ella cose una cortina, las líneas de su cara
    Caen con expresión de fatiga, severidad, edad.
    El pelo saliéndosele de la horquilla en su cabeza.
    Las manos están levantadas para ensartar la aguja,
    La lengua se mueve detrás de sus labios,
    Él no puede ver ni sus pies ni sus zapatos, están envueltos
    En la tela. Él siente alivio.

    Puede seguir su camino, mientras la noche acalla
    Los largos y apresurados sonidos en pura tranquilidad,
    De vuelta en la escena, los amplios cafés-
    Y música de trombón sobre mesas pulidas.
    Mirará las caras de la gente detrás del bar, muchachas cansadas,
    Sus músculos tensos bajo oleadas musicales
    Y el peso de sus bandejas en equilibrio, tragos, hielo y cambio.



    EL SECRETO

    En lugar de quemar el libro y obtener su valor
    Lo escondieron y se quedaron en silencio, incluso en la casa.
    Para que la historia de aquel año perdido
    Fuera para cada una su propio engaño.
    Mientras la memoria se borraba ellas tenían que vivir.
    Nadie compraría su sangre, pero ellas vendieron
    Su pelo, la leche de sus pechos,
    Sus firmas en las hilachas de papel,
    El pastoreo sólo hasta las ventanas del salón
    Y por fin la fina hierba fresca
    Que había empezado a crecer bajo el primer arco
    Del puente al lado de la fábrica de papel quemada.




    NUALA NÍ DHOMHNAILL (1952-) (https://en.wikipedia.org/wiki/Nuala_N%C3%AD_Dhomhnaill )


    EL VIAJE

    I. La ciudad de Dios

    Quienquiera que haya escrito en las escrituras, o cualquier cosa
    o de cualquier tipo, que no es como si de pronto hallásemos
    todo lo que existe demasiado claro - a la izquierda, nubes oscuras
    y ruidos de truenos y toques de trompetas y voces de multitudes
    que hacen a aquellos que los escuchan arrodillarse
    para rezar que los emisarios de paz
    sean enviados -quienquiera que haya hecho esa revelación
    estaba hablando pura mierda: en dos o tres generaciones
    hemos sufrido dos
    guerras mundiales, sequías, hambrunas, casi seis millones de judíos
    en un holocausto, y esto sin hablar de las crueldades
    infligidas al pueblo de Cambodia...
    y sin embargo, ni siquiera nos hemos acercado,
    al Monte Zión, ni siquiera a la ciudad de Dios, esa bendita Jerusalén.

    Algunas veces vislumbro, sin embargo, esa ciudad celestial,
    algo evanescente, allí, en el horizonte mismo,
    como una isla que nunca nadie ha
    vitado: algunas veces se me aparece en medio del desierto;
    en la cima de una chimenea de arenisca o una columna
    en cualquier lugar de Dakota del Sur o Nevada o Wyoming.

    2. Travesía nocturna

    Algunos de mis ancestros ya habían izado velas
    y escapado al mismo lugar:
    dejaron cartas lacradas
    en la pensión: trato de leerlas: están borrosas;

    la casera me dice que me apure, que ya es hora
    de que leve ancla y acelere.
    "Mira", me dice, "sólo mira lo alta
    y llena que está la luna: pronto cambiará la marea".

    Muévete, cochero, aligera
    la marcha. Olvídate de que los muchachos son muchachos y de toda esa habladuría:
    ponte el tricornio y la librea.

    y hazles probar a los caballos el sabor del látigo.
    ¿Puedes ver, allá abajo, donde los cuatro caminos se encuentran?
    El izquierdo va a la Ciudad Jardín. El derecho nos lleva al transbordador.

    5. La isla

    Cuando de la nada apareció la isla
    como esa mitad de arco iris
    que algunas veces puede verse al suroeste de Slea Head
    los habitantes del lugar se quedaron anonadados.

    El mundo y su mujer y su madre
    se amontonaron en sus vehículos
    y, mientras un hombre decía que quería cagarse
    en medio del camino,
    sólo para que lo mencionaran en la radio,
    llegó gente de todas partes y artes
    para ver lo que pasaba.

    Estaban en fila, parachoque contra parachoque,
    por más de dos millas
    en los dos carriles del camino de la costa.
    Algunos tuvieron que dar marcha atrás en la orilla de la carretera
    debido a la viva fuerza del tráfico en sentido contrario.

    Otros se quedaron atascados
    en Coumeenole Strand
    cuando trataron de dar la vuelta en la arena.
    Mandaron a buscar un tractor
    para sacarlos de allí
    y todo se volvió un gran desbarajuste.

    Al fin del día
    toda una flotilla de guardias había sido enviada
    para restablecer la ley y el orden.
    En medio de toda esta confusión cerraron el camino
    pero no antes
    de que los heladeros y los vendedores de fish-and-chips 
    ganaran mucho dinero.




    EL TEMA DEL IDIOMA

    Pongo mi esperanza en el agua
    en esta pequeña barca
    del idioma, igual que se pondría
    una criatura

    en un cesto tejido
    con hojas de iris,
    su parte inferior resistente
    gracias al betún y a la resina,

    y luego la puse toda abajo entre
    juncos
    y espadañas al borde
    del río

    sólo para aguantarse aquí y acullá
    sin saber dónde iba a terminar:
    quizás, en el regazo
    de la hija de algún Faraón.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas irlandesas contemporáneas Empty Re: Poetas irlandesas contemporáneas

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Dic 20, 2023 1:33 pm

    .


    RITA ANN HIGGINS (1955-) (https://en.wikipedia.org/wiki/Rita_Ann_Higgins )


    LA MUJER DE TOMMY

    No siempre fue tan amrgada,
    la conocí cuando cantaba n pubs.

    Entonces era más joven y libre,
    llevaba una vida feliz.

    Trabajaba en Woolworths,
    se conservaba bien. Sombra azul en los ojos.

    Se casó para proteger al niño.
    Le enviaron muchos sobres. Ese día.

    Todo comenzó bien para ella.
    La familia la apoyó entonces

    Tommy se ve fuerte, tiene muchos amigos,
    le gusta la Guinness, el sexo y estar desempleado.

    Ella dejó de ponerse sombra el primer año,
    Sara ya tiene cinco meses, le salen los dientes con dificultad.

    Ella ya no cantaba en los pubs,
    no era tan amistosa como antes.

    Los otros tres hijos no se hicieron esperar,
    ella recordaba cuando se ponía sombra azul en los párpados.

    El carbonero odiaba llegar hasta su puerta,
    Él no entendía su rabia.

    Tommy se ve fuerte, tiene muchos amigos,
    le gusta la Guinness, el sexo y estar desempleado.



    ODA A LOS EDIFICIOS MULTIFAMILIARES RAHOON

    Oh Rahoon, ¿quién te hizo
    engañar a tantas adolescentes
    siempre soñando con
    una vida mejor,

    hasta con una terraza
    con crujiente ropa blanca
    en la tendedera y compras
    a plazos?

    No te importa si sus 
    hijos gatean en su
    curvada espalda
    y alteran su pensamiento.

    Pones valium en un
    cojín de terciopelo
    en forma de una
    jugosa manzana roja.

    Rahoo, ¿por qué eres
    tan cruel con los maridos
    jóvenes, y los haces adictos a
    los cupones de mantequilla

    con que los sobornas? Si te derrumbas
    tardarías tres días
    ¿o la tierra te tragaría
    entero, castigo por tus pecados?



    LA INHUMANIDAD DE LA MUJER CONTRA LA MUJER

    (Galway Labour Exchange)

    Y en esta jaula, señoras y señores,
    tenemos los poderes reales.

    Poder: polvo,
    poder: crayón de labios,
    poder: lápiz,
    poder: papel,
    poder: cigarrillo en la mano izquierda,
    con ceja derecha a medio depilar arqueada en el centro,
    poder: Cíclope,
    poder: tetas grandes,
    poder: ojos perforadores,
    poder: uñas de bruja limadas,
    poder: soy dueña de este edificio,
    poder: soy tu dueña,
    poder: miedo del cura,
    poder: miedo de los "Black'n'Tans".

    Poder: tu padre bebía demasiado,
    poder: tu hermana tuvo un hijo a los quince años,
    poder: ¿dónde estuviste anoche?,
    poder: los altos de tu casa están sucios,
    poder: el estado de tu tendedero,
    poder: el estado de tu alma,
    poder: mantén la puerta cerrada,
    poder: mantén los ojos cerrados,
    poder: no fumar,
    poder: dinero para los bebés negros,
    poder: haz cola sólo allí,
    poder: respira sólo cuando te lo diga.

    Poder: no desprecies a los empleados,
    poder: tintineo de llaves,
    poder: tu hermano recibe subsidio de desempleo, pero tr5abaja,
    poder: tienes un hijo retrasado,
    poder: recibes subsidio de desempleo, pero trabajas,
    poder: miras por encima de tu hombro,
    poder: miras por encima del hombro de tu hermano,
    poder: conozco el apellido de soltera de tu madre,
    poder: mira al suelo,
    poder: conozco el nombre de soltero de tu padre,
    poder: espía en el cielo,
    poder: espía en el baño,
    poder: tírate un pedo frente al obispo.

    Poder: pide perdón por el color del pelo de tu madre,
    poder: pide perdón por el nombre de soltero de tu padre,
    poder: pide perdón por haber nacido.




    PAULA MEEHAN (1955-) (https://en.wikipedia.org/wiki/Paula_Meehan )


    MAPA INFANTIL DE DUBLÍN

    Quería enseñarte la bandera Starry Plough de Connolly,
    la bandera bajo la que he vivido desde que nací o desde
    que escudriñé cielos nocturnos y aprendí la naturaleza del trabajo.
    "Eso no ha estado en el show por años", el portero nos dijo.
    Están haciendo cambios en el Museo Nacional,
    cientos de martillos y taladros y polvo, volviéndolo
    un centro de interpretación al estilo contemporáneo común.

    El museo de Historia Natural: poema encontrado
    de oropéndola, martín pescador, gavilán, chotacabras,
    pero la gaviota me atrajo más -guía infantil
    a la libertad y el éxtasis del vuelo. Cacofonista
    común, nada romántico sobre ese pendenciero
    de alféizares de ventanas, invasor de la un p.m. en el patio de la escuela,
    seguidores de estelas de barcos. Pero obsérvalo en un océano claro

    nada lee el viento tan bien. En la euforia
    de un repentino amor, camino de las calles de la parte norte
    que me vieron nacer; no queda ni un ladrillo
    de la casa de vecindad en la que crecí. Barrios
    completos reconstruidos, las grúas erectas sobre proyectos de Eurocrat
    abajo en los muelles. No tengo nada
    que enseñarte allí, ni una huella de una niña

    con escarpines por los tobillos, ropa usada, de mal humor
    en un escalón de granito cuando ella no puede conseguir el dinero para ir al cine,
    o tomar el autobús para la playa. ¿La película que tiene lugar en su cabeza?
    África -es esclava rehén de un príncipe Bereber o, en cota de malla,
    es heroína de una guerra sin esperanza
    precipitando a sus hombres a la muerte, pero muerte honorable.

    Mejor te llevo el sábado a la calle Cumberland,
    encontraremos algo extranjero y exótico,
    entre los desechos del camino.
    Y cuando el mercado se acabe, regresaremos sin apuro a casa,
    tomaremos por las calles que nos gustan.
    No me preguntarás anada. No te diré mentiras.

    Métete dentro de las sábanas
    en la última luz de esta tarde de abril. Confiaremos
    en los mapas de nuestros cuerpos. Nos han llevado
    a encontrarnos sanos y salvos con cicatrices de batallas e hilachas
    en los pliegues, y nos guiarán a muchas maravillas.
    Ven, juguemos en las callejuelas y a la orilla del mar
    hasta que nos caigamos del borde del mundo conocido,

    y nos ahoguemos.



    EL EJÉRCITO PERMANENTE

    Ahora que soy la portadora de la lanza de mi madre,
    que llevo el anillo de oro de mi hermana en una oreja,
    camino hacia el futuro, orgullosa
    de estar en el rango de la casta de los guerreros,
    vengo a jugar mi papel en la defensa
    de mi gente, he saltado de mi lecho de sabiduría
    para conversar con los poetas quienes
    incluso ahora están congregados en las calles,
    ojos en llamas, cansados de conversaciones sobre métrica,
    hambrientos de canto, reclamando canciones tribales.

    Primero de mayo, 1990



    NO SOY TU MUSA

    No soy tu musa, no soy esa criatura
    en el cuadro, con el bello cuerpo,
    Venus en la medioconcha. ¿No
    ves que soy una mujer común y corriente
    atada a los ciclos de la luna, ensangrentada
    seis días de veintiocho? Claro que

    me gustaría dejarte con tu ceguera amorosa,
    apreciar la facilidad de tu arte, de la manera
    en que me hace completa y resplandeciente,
    y alisa las arrugas de mi habitual desasosiego,
    nunca menciona cómo me tambaleo al empezar cada día,
    destrozada, sin un céntimo, lista a quejarme

    de mi gente. Te hubieras salido con la tuya
    una vez. A los veinte años a veces intercambiaba
    favores sexuales por inmortalidad. Estoy bromeando.
    Otro anzuelo tragado, de cabo
    a rabo. Mírate-
    ensimismado, embobado. Ni un gesto verdadero

    en la tela, ni siquiera un seno caído,
    ni una arruga o marcas en la piel.
    Pero si te hace feliz quién soy yo
    para ir a la carga en traje de combate para obligarte a
    poner a prueba tu muñeca pintada contra la áspera luz
    en la que vivo, contra un brutal cielo despiadado.



    EL FANTASMA DE MI MADRE ME CONSUELA

    après Van Morrison

    Hija, no tengas miedo,
    cuando alcen sus palos, sus piedras,
    cuando te abucheen detrás de sus alientos-


    Mujer caída, adúltera, destructora de los juramentos maritales
    hechos ante un cura bendito a un hombre honorable.

    Hija, para ti, no hay acusación,
    para ti no hay ni pizca de culpabilidad,
    porque tú estás hecha a mi medida.
    Puedes eliminar la crucifixión de tu voz.
    Voy a acariciarte la frente hasta que te duermas,
    hasta que entres al mundo de los sueños
    donde podemos caminar juntas en jardines mojados por la lluvia
    o volar por viejos caminos de estrellas
    o sentarnos tranquilamente cerca de una corriente de agua fresca.

    Y cuando te despiertes descansada
    estarás lista para sus palos, sus piedras,
    sus insultos que no pueden hacerte daño.
    Equilibra tu alma gitana, dentro
    del cuerpo que te fue dado, hija mía,
    por tu propio placer y como arma para la lucha vital
    contra el peso de los problemas de este mundo.
    Consuélate al saber que no estás sola.
    Como tú hay muchas otras en la tierra,
    y te contarán entre los guerreros
    cuando se escriba el gran libro.

    Porque soy tu madre voy a protegerte
    como te prometí cuando eras niña.
    Caminarás libremente en el planeta,
    mi hija amada. No temas
    a los rayos de un dios católico, o a ningún otro,
    porque he puesto mi cuerpo y mi alma entre tú y cualquier daño.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas irlandesas contemporáneas Empty Re: Poetas irlandesas contemporáneas

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue Dic 21, 2023 4:45 am

    .


    Medbh McGuckian (1950) (https://en.wikipedia.org/wiki/Medbh_McGuckian )


    LAPSUS LINGUAE

    La estudiada pobreza de un techo corredizo,
    Las vasijas de las lecherías refrescadas por los manzanos,
    El manzano con un blanco blanquísimo...

    Pero olvido nombres, los recuerdo equivocadamente,
    Cuando se tropiezan con otro nombre,
    Una ciudad en Francia que tiene el nombre de pila de una mujer.

    Guardo mi infancia como la historia de una nación,
    Mis cuentos de hadas favoritos son las conchas
    Arrendadas por el cangrejo hermitaño.

    Veo la muerte de mi abuela como un bloque de hielo,
    La delgadez de mi madre devuelta a ella,
    Mi propia llave encajada en su puerta-

    Aventuras que puedas imaginar por este botón desabrochado,
    Una pluma extraviada, una palabra mal leída,
    Mi peo soltándose en medio de una conversación.



    MI MADRE

    El olor de mi madre es dulce o agrio y húmedo
    Como la piel suave y roja de una manzana.
    Se sienta entre sus cajas, encajes y recuerdos,
    Y se da cuenta de la más pequeña de todas las brisas
    Como si ella fuera un árbol de la montaña
    Creciendo sin cesar, sin problemas.

    Su cabeza de cisne se estremece como la luz de una bombilla:
    ¿Alimenta, en perfecta paz, un sueño ligero,
    O está sofocada como un reloj cuya alarma
    Es inaguantable, cuya cara
    Sin expresión nunca se equivoca?
    Nadie sabe lo que sucede dentro de un reloj.



    FERGUS Y SU LENGUAJE DE SUEÑOS

    1

    Tu lenguaje ha pasado la noche
    En su saco oscuro como la forma de tu pie
    En su cueva. No el rudimento
    De un sonido perdido a medias,
    La sombra excomulgada de un nombre,
    Ha ajado las hojas de tu boca.

    2

    Dicen que el latín duerme en el habla rusa,
    Es decir, un río insertado en otro río
    Vuelto un alfabeto desperdigado
    Saltarín, reluciente, salpicado
    Sobresaliendo de la voz,
    Hasta que lo que empezó como un ladrido de perro
    Termina con bronce, aquello que comenzó
    Con miel termina con hielo;
    Como si un aeroplano en pleno vuelo
    Lanzara un segundo avión,
    El cielo está apuñalado por sus salidas
    Y el equivocado sentido de cada uno.

    3

    La conversación es tan necesaria
    Entre esos conocidos árboles del recinto
    Como los espacios entre farolas;
    Y si yo soy una hilandera
    De palabras de doble significado, cuyo
    Cuando ha crecido en un ahora,
    Ningún texto puede devolver la miel
    En su paso de luz desde un envase de cristal.
    Sólo una reserva de semillas, un péndulo,
    Expulsando la diaspórica nieve.




    SARA BERKELEY (1967) (https://en.wikipedia.org/wiki/Sara_Berkeley )


    LA FLOR DE JUDAS

    Cuando el sol tiñe de púrpura el final del día
    Él, muy obediente, alumbra la habitación
    Esta es mi oportunidad
    Para acariciarle el pelo
    Y tocar los bordes del suave y redondo cuello de su camisa
    Pero esta noche él ni se mueve
    Para separar la inquietud de sus extremidades
    Del comienzo de la temida sensación interior;
    Su clara piel marcada con facilidad
    Gracias a la torpeza de mis manos,
    Y en vez de pedirle otra oportunidad
    Lo que le digo es que ya es hora de dejar de jugar,
    Sus ojos recorren oblicuamente las paredes familiares
    Y queman el aire en forma difusa, delicada.

    Mi hijo ya sabe
    Que el cordón está cortado y anudado
    Las aguas del parto
    Hace tiempo secas.
    Él trata, en un juego infantil, de respirar poco
    Limitar los movimientos de su pecho
    Y sin mirar, yo sé que éste va a moverse otra vez
    Aguantar la respiración hasta el final y entonces
    Subir y bajar en un constante fluir de vida-
    Este es un vuelo sofocante, impotente, paralizador
    Y él alumbra la hora undécima,
    Mi hijo, mi flor de Judas.


    No soy tu musa. Antología de poletas irlandesas contemporáneas, traducción de Carlota Caulfield con la colaboración de Angela MEwan, Torremozas, 2008.


    Contenido patrocinado


    Poetas irlandesas contemporáneas Empty Re: Poetas irlandesas contemporáneas

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Jul 18, 2024 7:41 pm