Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046185 mensajes en 47780 argumentos.

Tenemos 1577 miembros registrados

El último usuario registrado es Juan201004

¿Quién está en línea?

En total hay 68 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 67 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MARIO QUINTANA ( Brasil: 30/07/1906 -05/05/1994)
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 19:26 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 19:17 por Maria Lua

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Salvador Dalí. Muchacha en la ventana (1925)
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 17:11 por Amalia Lateano

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Edward Hopper. Sol de mañana (1952)
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:49 por cecilia gargantini

» NO A LA GUERRA 3
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:37 por Pascual Lopez Sanchez

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CAN
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:32 por cecilia gargantini

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:29 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:28 por cecilia gargantini

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:26 por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Judith Wright (1915-2000) EmptyHoy a las 14:05 por cecilia gargantini

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Judith Wright (1915-2000) Empty

3 participantes

    Judith Wright (1915-2000)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45361
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Judith Wright (1915-2000) Empty Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Ago 2023, 07:56

    .


    Judith Wright (31 de mayo de 1915 - 25 de junio de 2000) fue una poeta australiana, ecologista y activista por los derechos territoriales de los aborígenes. Recibió el Premio Christopher Brennan.

    Biografía

    Judith Wright nació en Armidale, Nueva Gales del Sur. La hija mayor de Phillip Wraight y su primera esposa, Ethel, pasó la mayor parte de sus años formativos en Brisbane y Sydney. Wright era de ascendencia de Cornualles. Después de la temprana muerte de su madre, ella vivió con su tía y luego ingresó en la New England Girls’ School después del nuevo matrimonio de su padre en 1929. Después de graduarse, Wright estudió filosofía, inglés, psicología e historia en la Universidad de Sydney. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, ella regresó a la casa de su padre (rancho)  para ayudar durante la escasez de mano de obra causada por la guerra.
    El primer libro de poesía de Wright, The Moving Image, se publicó en 1946 mientras trabajaba en la Universidad de Queensland como oficial de investigación. Luego, también había trabajado con Clem Christesen en la revista literaria Meanjin, cuya primera edición se publicó a fines de 1947. En 1950 se mudó a Mount Tamborine, Queensland, con el novelista y filósofo abstracto Jack McKinney. Su hija Meredith nació en el mismo año. Se casaron en 1962, pero Jack viviría solo hasta 1966.
    En 1966, publicó The Nature of Love, su primera colección de cuentos, a través de Sun Press, Melbourne. Ambientadas principalmente en Queensland, incluyen 'The Ant-lion', 'The Vineyard Woman', 'Eighty Acres', 'The Dugong', 'The Weeping Fig' y 'The Nature of Love', todas publicadas por primera vez en The Bulletin. Wright fue nominada para el Premio Nobel de Literatura de 1967.
    Con David Fleay, Kathleen Mc Arthur y Brian Clouston, Wright fue miembro fundador y, de 1964 a 1976, presidente de la Sociedad de Preservación de la Vida Silvestre de Queensland. En 1991, fue la segunda australiana en recibir la Medalla de Oro de la Reina de la Poesía, en 1991.
    Participó en la Unión de Poetas.
    Durante las últimas tres décadas de su vida, Wright vivió cerca de la ciudad de Braidwood, en Nueva Gales del Sur. Se mudó al área de Braidwood para estar más cerca de HC “Nugget” Coombs, su amante de 25 años, que residía en Canberra.
    Wright comenzó a perder la audición cuando tenía veintitantos años y se quedó completamente sorda en 1992.

    Poeta y crítico

    Wright fue la autora de colecciones de poesía, incluyendo The Moving Image, Woman to Man, The Gateway, The Two Fires, Birds, The Other Half, Magpies, Shadow y Hunting Snake. Su trabajo se destaca por un gran enfoque en el entorno australiano, que comenzó a ganar prominencia en el arte australiano en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Ella trata la relación entre los colonos, los indígenas australianos y el monte, entre otros temas. La estética de Wright se centra en la relación entre la humanidad y el medio ambiente, que ella ve como el catalizador de la creación poética. Sus imágenes se inspiran característicamente en la flora y la fauna australianas, pero contienen un sustrato mítico que indaga en el proceso poético, las limitaciones del lenguaje y la correspondencia entre la existencia interior y la realidad objetiva.
    Los poemas de Wright se han traducido a varios idiomas, incluidos el italiano, el japonés y el ruso.  Junto con Brendan Kennelly, es la poeta más destacada en The Green Book of Poetry, una gran antología de ecopoesía de Ivo Mosley (Frontier Publishing 1993), que fue publicada por Harper San Francisco en 1996 como Earth Poems: Poems from Around. el mundo para honrar la tierra

    Aves

    En 2003, la Biblioteca Nacional de Australia publicó una edición ampliada de la colección de Wright titulada Birds. La mayoría de estos poemas fueron escritos en la década de 1950 cuando vivía en Tamborine Mountain en el sureste de Queensland. Meredith McKinney, la hija de Wright, escribe que fueron escritos en "un momento precioso y muy caro de calidez y generosidad para contrarrestar por fin lo que sentía, en contraste, la fría escasez y dificultad de sus primeros años". McKinney continúa diciendo que "muchos de estos poemas tienen un nuevo tono y ritmo relajado, casi conversacional, una facilidad a menudo humorística y una intimidad de voz que seguramente refleja las nuevas intimidades y alegrías de su vida". A pesar de la alegría reflejada en los poemas, sin embargo, también reconocen "las experiencias de crueldad, dolor y muerte que son inseparables de la vida de las aves como de los humanos... y [convierten] una mirada afligida en clarividente". sobre el daño terrible que hemos hecho y seguimos haciendo a nuestro mundo, incluso como lo amamos".

    Ambientalismo y activismo social

    Wright era bien conocida por su campaña en apoyo de la conservación de la Gran Barrera de Coral y la Isla Fraser. Con algunos de sus amigos, ayudó a fundar uno de los primeros movimientos de conservación de la naturaleza. También fue una apasionada defensora del movimiento por los derechos territoriales de los aborígenes. Tom Shapcott, revisando With Love and Fury, su colección póstuma de cartas seleccionadas publicada en 2007, comenta que su carta sobre este tema al primer ministro australiano John Howard fue "casi brutal en su desprecio". Poco antes de su muerte, asistió a una marcha en Canberra para la reconciliación entre los australianos no indígenas y los aborígenes.

    Premios

    1976 – Premio Christopher Brennan
       • 1991 – Medalla de oro de la reina de poesía
       • 1994 - Premio de Poesía de la Comisión de Derechos Humanos e igualdad de Oportunidades por Poemas recopilados
    En 2009, como parte de las celebraciones del Q150 , Judith Wright fue anunciada como uno de los iconos del Q150 de Queensland por su papel como "artista influyente".

    Muerte y legado

    Wright murió en Canberra el 25 de junio de 2000, a los 85 años.
    En junio de 2006, la Comisión Electoral Australiana (AEC) anunció que el nuevo electorado federal en Queensland, que se crearía en las elecciones de 2007, se llamaría Wright en honor a sus logros como "poeta y en las áreas de las artes, conservación y asuntos indígenas en Queensland y Australia". Sin embargo, en septiembre de 2006, la AEC anunció que nombraría el asiento en honor a John Flynn, el fundador del Royal Flying Doctor Service, debido a las numerosas objeciones de las personas que temían que el nombre de Wright pudiera estar relacionado con el deshonrado exdiputado del ALP de Queensland, Keith Wright. Bajo la redistribución de 2009 de Queenslan, un nuevo asiento en el sureste de Queensland se creó y se nombró en honor a Wright; se disputó por primera vez en 2010 .
    El Centro de Artes Judith Wright en Fortitude Valley , Brisbane, lleva su nombre.
    El 2 de enero de 2008, se anunció que un futuro suburbio en el distrito de Molonglo Valley, Canberra, se llamaría "Wright". También hay una calle en el suburbio de Franklin en Canberra que lleva su nombre. Otro de los suburbios de Molonglo Valley recibió su nombre del amante de Wright, "Nugget" Coombs.
    El Premio Judith Wright fue otorgado como parte del Premio de Poesía ACT por el Gobierno de ACT entre 2005 y 2011, por un libro de poemas publicado por un poeta australiano.
    El Premio de Poesía Judith Wright para Poetas Nuevos y Emergentes (valorado en 20.000 dólares australianos ), fue establecido en 2007 por la revista Overland.
    El premio Judith Wright se otorga como parte de los premios literarios del primer ministro de Queensland desde 2004.
    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    Algunos poemas de Judith Wright:


    VIAJE EN TREN

    Vítrea de frío sueño, cegada por la luna,
    fuera de la martilleante oscuridad del tren
    contemplé, bajo la fría sábana lunar,
    tu pecho delicado y seco, país de mis entrañas.

    Y los pequeños árboles en su incolora loma
    como la poesía se agitaron, elocuentes y nítidos
    y obstinados bajo el seco vuelo del aire,
    bajo el cruce del curso del viento y de la estrella.

    Aferraos a vuestra fuerza, árboles mirtáceos,
    que vuestra raíz violenta rompa la roca virgen,
    tomad de la aérea oscuridad su aliento de rocío
    hasta que cobre vida en vosotros lo inerte.

    Sed sobre la ciega roca una piel sensitiva,
    bajo la yerma altura, una danza elegante…

    Me desperté, y vi que ardían los árboles oscuros convertidos
    en flores más hermosas que la luna blanca.



    AÑO DE SEQUÍA

    En aquella sequía el aire en ascuas
    quemó hasta las raíces de madera y maleza.
    Sucumbían los ásperos arbustos de lima
    y fue arena aquel año el arroyo de Mooni.
    Extraño era escuchar aullidos de los dingos.

    Oí el aullido de los dingos
    en el boscaje seco de las Treinta Millas.
    Vi al ave lavandera alimentarse
    posada sobre un cráneo abrasador.
    Vi comose agostaba la anguila que en un bhucle
    apuraba la sangre final de un mundo extinto.

    El susurro escuché del hueso en el cobijo
    donde reposo muerto el gran caballo pardo.
    Haz que el rocín de nuevo se levante,
    los cascos apoyados sobre la arena amarga,
    que se yerga en la entrada de este erial
    -morirá quien se adentre-
    y alto se oía y extraño el aullar de los dingos.



    AVES

    El ser del ave es perfecto en el ave,
    halcón dañino y duro como un filo mortal,
    redondo tordo como una gota de agua o una madre,
    loro de verde fruto, sensato en su revuelo de chillidos,
    todos se ciñen a su ser de ave.

    La conducta del ave siempre es correcta para el ave,
    cruel halcón que divide con su hambre el firmamento,
    tordo que en el rocío comienza su canción,
    loro que aferra y riñe y cubre su ojo extraño,
    actos propios de aves y que a las aves sirven.

    Mas yo vivo hostigada y herida por mi gente.
    La sangre que me late es la que me legaron
    y mi pecho es la casa donde ellos se disputan el poder,
    todos con el deseo de salvarme,
    de transformar mi ser en el de otros.

    Si pudiera cambiar su campo de batalla por el bosque de un pájaro,
    podría así fundir presente, pasado y futuro,
    y encontrar las palabras que se esconden tras todas esas lenguas.
    Entonces fundiría mis pasiones en una sola piedra transparente,
    y sencilla a mis ojos sería, como el pájaro lo es para elpájaro.



    TODO CONSPIRA

    Todo conspira para que no te tenga,
    también mi amor,
    que te enmascara y te desnombra
    hasta que sólo como mujer y hombre vivamos.
    Todos levantan sus armas contra el rebelde:
    y saben lo que hacen,
    pues al mundo sensato y estable que conocen
    lo socavan los ojos de los amantes.

    Todo conspira para interponerse entre nosotros,
    también tú y yo,
    que aún nos controlamos, nos desunimos,
    y hacia la muerte nos precipitamos.
    Hasta que esos fieros fantasmas no sucumban
    no seremos uno.
    Hasta entonces, ellos afilan nuestra doble hojalata
    y usan como piedra el mundo que gira.



    EL HOMBRE PERDIDO

    Para llegar a la charca debes atravesar la selva
    por el confuso verano de tinieblas
    iluminado con antiguos helechos,
    tejido con veneno y espina.
    Debes tomar el sendero que él siguió -el sendero de manos
    y pies ensangrentados, sangre sobre las piedras como flores,
    bajo las flores encapuchadas
    que, como sangre, caen sobre las piedras-.
    Para llegar a la charca debes ir por el valle negro
    entre la profusión de columnas hechas de silencio,
    bajo nubes de hojas
    colgantes y pájaros mudos.
    Para ir por el camino que él tomó hacia la voz del agua,
    donde el sacerdote árbol de espinas espera con sus látigos y fiebres,
    bajo las flores encapuchadas
    que de los árboles caen como sangre,
    has de olvidar la canción de la danza del pájaro de oro
    sobre luz arrojada, debes tan sólo recordar
    cómo el apremio de la oscuridad
    abate tu flaqueza.
    Para ir por el camino que él tomó, debes encontrar bajo tus pies
    la última charca sin rostro, y caer. Y al caer
    hallar, entre respiración y muerte,
    el sol por el que vives.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45361
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Ago 2023, 07:58

    .


    PAISAJES

    Contemplar los paisajes que amó alguien que acaba de morir
    es entrar en lo oscuro para salir de nuevo.
    Cada brillante hoja que vive de la luz
    se desprende y desea el lecho de la tierra:
    hombres, árboles, hierba a diario cayendo
    componen ese velo de belleza para ella. Unos pocos
    cones de tierra sobre roca, de hierba sobre tierra, de hombres
    sobre hierba no pueden ocultar su afloramiento. La piedra,
    la piedra nuestra madre, muda, insensible, confina
    a nuestros ciegos hermanos, al futuro, y al aciago pasado
    que nunca nació. Y ahora allí han descendido al que acaba de morir.
    Ahora lloramos por alguien que no puede mirar los paisajes
    que amó, y al fin conoce.



    ALABANZA A LA TIERRA

    El escritor en el cuarto encendido,
    ni es un solitario ni está solo:
    mas dejemos que cese su escritura y se torne
    a mirar cómo gira el enorme universo
    lejos en la penumbra sus lánguidas luces.
    Entonces toda la obra que el tiempo ha realizado
    aún deja el corazón sin compañía.

    De modo que agavilla a los muertos dorados
    hasta que cosechemos lo que nos pertenece.
    Mientras sea nuestro el mundo y nutra nuestra vida
    a qué temer la eternidad.
    Escaso tiempo resta para amar
    entre la calma ola y la violenta;
    nosotros que flotamos como olas sobre el mar,
    demos gracias a todos los vivos y los muertos.



    EL LAGO

    La mirada sincera del lago todo el día
    retiene lo que pasa y olvida lo pasado,
    leal a la hoja y a la nube, sin saber de hoja o nube,
    su ojo liso despliega por una causa ignota.
    La luz del sol contiene y, al fin, toda la noche,
    de una estrella a otra estrella gotea hilos de luz.

    Ojo de la tierra, tu ser me da sentido.
    No ves árbol ni nube. Es eso lo que tomo
    de tus aguas en esta red que lanzo,
    la red que teje el tiempo con palabras,
    esas leves agujas. Secos lagos y ojos,
    la tejedora debe proseguir.

    ¿Qué amante lanzadera se elevó en el principio?
    ¿Quién escogió las imágenes que caen en la red?
    Sol, luna y nube, las hojas y los árboles,
    y entre ellos inclinado, el rostro terrible de lo humano:
    mi rostro. Miré, y allí viron mis ojos otros ojos,
    de amante a amante. Profundo miré, y vi.



    TORMENTA SECA

    Verdes se yerguen las montañas desiertas,
    en roca viva o cubiertas de ieja foresta
    donde húmedas y oscuras se enmarañan espinas y viñas
    entre peñas y troncos. Espirales de helechos
    y bucles de agua sobre hojas y rocas
    ornan el largo cuerpo de la serpiente, se esconden del daño
    polilla, pájarro y lagarto. Desde esas viejas torres
    irrumpe en la noche la nube de esta tormenta seca.

    Sedientos están los meses de primavera. La cosecha, sembrada,
    y la semilla aguarda. Mas nada ocurre esta noche
    salvo el embate del rayo. Hay sonido,
    pero es el trueno en círculos, efímero,
    y no lluvia creciente. Tanto tiempo desde que lloviera
    y ahora reseca está la hierba, presta a arder,
    y los granjeros temen el rayo. El corazón
    de la nube se abre desgarrado pero no anuncia lluvia.

    ¡Calmad vuestro desasosiego! Errática oscuridad salvaje,
    vagas honduras apremiantes de la tormenta, deteneos y calmaos,
    y arrojad vuestra plenitud sobre nuestro deseo
    hasta que el tiempo nos libere, hasta que durmamos.
    Y despertemos
    bajo un fresco cielo y una tierra empapada, desnuda
    para beber su luz en paz.
    ………………………….Mas seca es esta tormenta,
    y nos agosta su pasión; y trae desastre,
    engendrada de oscuros bosques hacia un cielo aún más oscuro.



    EVA Y SUS HIJAS

    No fui yo quien empezó todo esto.
    Viviendo en frías cuevas,
    tantas veces famélicos, forzados a ganarnos nuestro pan trabajando,
    oyendo quejarse a los niños,
    yo no era, sin embargo, infeliz.
    Allá donde Adán iba, lo acompañaba más o menos satisfecha.
    Me adapté al castigo: era mi vida.

    Pero Adán, ¡ya lo conocéis…!
    Siguió dándole vueltas a la ofensa,
    a la trampa que Ellos nos tendieron, a la reprimenda.
    Había descubierto un error en sí mismo
    y tenía que ponerle remedio.

    Afuera del Edén, la tierra era imperfecta,
    cambiaban las estaciones, el juego era acuciante,
    tenía que trabajar para mantenernos y no le gustaba.
    Incluso se quejó de mi destreza para la cocina
    (era difícil competir con el celo).

    Así que se puso manos a la obra.
    Debía convertir la tierra en un nuevo Edén
    con calefacción central, animales domésticos,
    cosechadoras mecánicas, motores de explosión,
    ascensores, refrigeradores,
    y modernos medios de comunicación
    y múltiples oportunidades de negocio
    y estudios universitarios para Caín y Abel
    y los demás de la familia.
    Ya veis qué vulnerado estaba su orgullo.

    Sobre la marcha tuvo que aclararlo todo,
    porque creía que el mecanismo
    era la clave del secreto -tenía siempre una mente mecánica.
    Penetró en el corazón de la máquina
    exclamando ¡con que es así como funciona!
    Y ahora que ya sé cómo funciona, por qué, debo ser yo
    quien la ha inventado.
    Por lo que respecta a Dios y al Otro, no pueden demostrarse
    y lo que no puede demostrarse
    no existe.
    Ya veis, ha sido siempre un envidiosos.

    Sí, alcanzó el centro
    donde nada en absoluto puede demostrarse.
    Y él, claramente, no existe: pero se niega
    a aceptar la conclusión.
    Ya veis, ha sido siempre un egotista.

    Se estaba más caliente en la cueva;
    no había entonces lluvia radioactiva.
    Sugeriría que, por el bien de vuestros hijos,
    es el momento de que toméis las riendas.

    Pero sois mis hijas, heredasteis mis propios defectos:
    sois sumisas, siguiendo a Adán
    incluso más allá de la existencia.
    Los defectos tienen su propia lógica
    y esta siempre funciona.
    Lo comprobé con Caín y Abel.

    Quizá toda esta fábula
    desde el principio
    busque demostrar esto: quizás sea todo su secreto.
    Quizás nada existe salvo nuestros defectos.
    Al menos estos pueden demostrarse.

    Pero de nada sirve
    sugerírselo a Adán.
    Se ha transformado a sí mismo en Dios,
    que no tiene defectos, y no existe.



    SOLA ESTA VEZ

    Sigue aquí la montaña a la que juntos
    mi amor y yo subíamos aquel día
    en que detrás de nuestros ojos vimos
    el mundo inmarcesible.

    Rojas y blancas florecían las fucsias,
    arbusto de la menta ofrecido a la abeja,
    las estrellas en círculos rodeándonos
    y el alba desde el mar vino desnuda.

    Su santa, diaria luz
    manó, la bendecimos, nos bendijo.
    Nada más simple o nada más extraño:
    era nuestra quietud la tierra misma.

    Contra la roca firme y escarpada,
    me hieren las espinas de las matas
    al ascender de nuevo con esfuerzo,
    sola esta vez, yo sola.

    A ese mundo después le prendo fuego.
    Por su brote escondido se despliega
    más ancho, inabarcable ante mi vista,
    lleno de mí, nutrido con mi sangre.

    El sol que se alza ante mi cuerpo emerge,
    dorado y joven, desde mis adentros;
    mi mano cobijada está en tu mano,
    pan de silencio hay sobre mi lengua.



    AUSTRALIA 1970

    Muere, país salvaje, como el águila audaz,
    con garras y embestida peligrosa
    hasta el último aliento. Muere
    mientras maldices con tu ojo airado a tu captor.

    Muere igual que la serpiente tigre
    que en su dolor sisea puro odio mientras
    envenena de miedo los sueños de su asesino
    como la mancha incontenible del suicidio.

    Sufre, país salvaje, como el palo de fierro
    que detiene la pala de las excavadoras.
    Veo tu tierra viva sumirse con el árbol
    en desnuda miseria.

    Muere como la hormiga guerrera
    necia y leal a tu millón de años,
    aunque con nuestra angustia te infectemos,
    no cese tu tesón ni tu ceguera.

    Pues conquistamos y somos letales
    más que escorpión o sierpe
    y perecemos de nuestro propio tósigo
    aun cuando seamos causa de tu muerte.

    Celebro el torbellino, la sequía inaudita,
    el arroyo agostado, el furioso animal
    que aguarda retador,
    pues no destruye aquello que matamos.



    DOS TIEMPOS DEL SUEÑO

    Para Kath Walker, ahora Oodgeroo Noonuccal


    Hermana mía, Kathy, de corazón herido.
    Cómo darte las gracias
    por el gozo y la pena de tus mitos de sueño
    escritos en niaouli.

    Una más eras de los niños oscuros
    a quienes no dejaban jugar con nosotros,
    nómadas ribereños del color indebido
    (hacerte blanca no podía).

    Por eso tarde vine a conocerte.
    Tarde llegué a saber,
    no me dijeron que la tierra que amaba
    la arrebataron de tus manos.

    Toda la noche sentada en mi cocina,
    en tu voz una canción y una llanto,
    tus ojos llenos de niños moribundos,
    las mujeres exánime llevadas a la fuerza,

    las miradas sombrías de los que las vendieron
    por el alcohol que hará olvidar la venta,
    los duros rostros blancos, racionales,
    con ojos que se olvidan del pasado.

    Destello de cuchillo tienen tus ojos negros
    que anhelan siempre más negrura,
    tu cara entre latina y koori
    de guerrera y cantante,

    sobre tu pecho los brazos cruzados
    que tu pena contienen,
    me guiaste una parte del camino
    y saliste a mi encuentro:

    sobre el desierto rojo
    de tu tierra perdida viniste
    al lugar donde estoy con mis ancestros,
    su culpa y su arrogancia.

    Cantas con voz de ron
    de un viejo pueblo historias,
    olvidado el lugar, sepulto el sueño…
    También nosotros dejamos de soñar.

    Nosotros, los ladrones, nos dimos al saqueo
    y vendimos a plazos esta tierra:
    la usurpado una vez es de nuevo usurpado,
    casi sin darnos cuenta.

    Si hermanas somos es en esto:
    dolor por un país perdido,
    el lugar que soñamos hace tanto
    ahora arruinado y sucio.

    Regresamos al tiempo remoto,
    cuando los claros cerros recorrían arrancando
    hojas azules con olor a eucalipto,
    y escuchaba el llamado del chorlo

    en una tierra que pensé siempre mía.
    La añoro como añoras
    la rota longitud de playas insulares,
    las marismas resecas de niaouli.

    El sueño originario de un Edén
    en un país de pájaros y árboles
    hizo de mí tu hermana en la sombra, niña,
    oscura niña con quien jugar no pude.

    Pero crecimos a un mundo transformado:
    ante unas copas en la noche
    podemos transmitirnos nuestras penas,
    mas la tuya y la mía son distintas.

    Hay un cuchillo entre nosotras. Mi arrogante
    estirpe aún adopta crueles rostros,
    ninguna de las dos podríamos vencerlos
    aunque seamos partícipes de esta bondad secreta.

    Soy descendiente de los conquistadores,
    tú de los perseguidos.
    Expoliadas por el ron y una ley extranjera,
    la economía y el progreso,

    estamos tú y yo, y la tierra que amábamos,
    habitadas por árboles y tribus,
    condenada por comerciantes y mercados,
    comprada por extraños sin rostro.

    Y a ti y a mí nos venden y nos compran,
    también nuestras historias y canciones,
    aunque apenas cotizan en un mercado en crisis
    (los editores suelen desengañar a los petas).

    Tiempo que compartimos, no muy largo,
    contando historias tristes de mujeres
    (a un precio diferente las blancas o las negras),
    tanto y tan poco representó para nosotras.

    Mi hermana en sombra, yo te canto
    desde el lugar de mi estirpe arrogante
    hasta donde tú estás con tus muertos koori,
    “no confíes en nadie -ni siquiera en los poetas”.

    Entre nosotras, un cuchillo. Pongo
    la empuñadura de tu lado,
    arma hecha con los huesos de tu tierra.
    Tuya es, en justicia.

    Mas morimos las dos al morir
    nuestro tiempo del sueño. No sé qué darte a cambio
    de tus cuentos alegres, de tu triste mirada,
    sino este cuchillo, hermana, y un poema.


    JUDITH WRIGHT, Poemas escogidos, traducción de José Luis Fernández Castillo, Pre-textos, 2020.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40485
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por cecilia gargantini Mar 08 Ago 2023, 15:16

    Se advierte totalmente lo que decís en la biografía...

    Para llegar a la charca debes ir por el valle negro
    entre la profusión de columnas hechas de silencio,
    bajo nubes de hojas
    colgantes y pájaros mudos.
    Para ir por el camino que él tomó hacia la voz del agua,
    donde el sacerdote árbol de espinas espera con sus látigos y fiebres,
    bajo las flores encapuchadas
    que de los árboles caen como sangre,
    has de olvidar la canción de la danza del pájaro de oro
    sobre luz arrojada, debes tan sólo recordar
    cómo el apremio de la oscuridad
    abate tu flaqueza.


    Me uno a esa lucha en defensa del medio ambiente.
    Besosssssssss y graciassssssss

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45361
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 08 Ago 2023, 15:27

    Gracias por tu interés, Cecilia, Judith Wright fue pionera en esta materia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3819
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Amalia Lateano Mar 08 Ago 2023, 19:57

    TODO CONSPIRA

    Todo conspira para que no te tenga,
    también mi amor,
    que te enmascara y te desnombra
    hasta que sólo como mujer y hombre vivamos.
    Todos levantan sus armas contra el rebelde:
    y saben lo que hacen,
    pues al mundo sensato y estable que conocen
    lo socavan los ojos de los amantes.

    Todo conspira para interponerse entre nosotros,
    también tú y yo,
    que aún nos controlamos, nos desunimos,
    y hacia la muerte nos precipitamos.
    Hasta que esos fieros fantasmas no sucumban
    no seremos uno.
    Hasta entonces, ellos afilan nuestra doble hojalata
    y usan como piedra el mundo que gira.

    Qué profundidad en estos versos!!
    Cuando no se da, no se da!!!

    Besos agradecidos



    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45361
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 09 Ago 2023, 04:27

    ¡Y que difícil que es ser felices! (Con lo fácil que parece.) Muchas gracias por tus palabras, Amalia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Judith Wright (1915-2000) Empty Re: Judith Wright (1915-2000)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 13 Jun 2024, 20:03