Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1050165 mensajes en 47915 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 84 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 81 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Liliana Aiello, RafaelaDeroy


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:58 por Maria Lua

» POETAS LATINOAMERICANOS
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:52 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:47 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:13 por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:02 por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( Brasil: 30/07/1906 -05/05/1994)
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 18:00 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 17:56 por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 17:54 por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 17:41 por Maria Lua

» 2017-03-25 PERFIL
Ana Rossetti (1950- EmptyHoy a las 14:45 por cecilia gargantini

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Ana Rossetti (1950- Empty

2 participantes

    Ana Rossetti (1950-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ana Rossetti (1950- Empty Ana Rossetti (1950-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 10 Mayo 2023, 15:13

    .


    Ana Rossetti (San Fernando, Cádiz 15 de mayo de 1950), es una escritora española de teatro, poesía y género narrativo.

    Biografía

    Ana Rossetti ha creado una obra rica en registros y géneros. Su obra es una mezcla de erotismo, esteticismo y culturalismo. Aunque es muy conocida por su obra poética, también ha escrito textos teatrales, un libreto para ópera (en torno a la figura de Oscar Wilde, estrenada en la Sala Olimpia de Madrid en 1993 y con música de Manuel Balboa), novela, libros para niños y relatos. Esta poetisa gaditana, que revolucionó el panorama literario en la España de los años 80, se encuentra por derecho propio entre los mejores poetas españoles de la poesía española contemporánea.

    En 1976 tuvo a su única hija, la actriz Ruth Gabriel junto con Ismael Sánchez Abellán.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Rossetti )


    *


    Algunos poemas de Ana Rossetti:


    De Los devaneos de Erato (1980):


    PARÍS

    Dime, en dónde, en qué avenida tus pies,
    por dónde el rastro, en qué sendero.
    Tus piernas, esas cintas que el vello deshilacha
    y en la ojiva, el pubis, manojo de tu vientre,
    la dovela.
    Crece en tu torno el gladiolo,
    llave anal, violador perenne,
    y tres diosas
    quieren morder contigo la manzana.
    La negra mariposa se entretuvo en tu pecho,
    en la brizna más rosa ya tiernamente liba.
    Y tu rostro, en lo alto,
    ignora todo el fruto
    que tu mano contiene.



    EL JARDÍN DE TUS DELICIAS

    Flores, pedazos de tu cuerpo;
    me reclamo su savia.
    Aprieto entre mis labios
    la lacerante verga del gladiolo.
    Cosería limones a tu torso,
    sus durísimas puntas en mis dedos
    como altos pezones de muchacha.
    Ya conoce mi lengua las más suaves estrías de tu oreja
    y es una caracola.
    Ella sabe a tu leche adolescente,
    y huele a tus muslos.
    En mis muslos contengo los pétalos mojados
    de las flores. Son flores pedazos de tu cuerpo.



    A LA PUERTA DEL CABARET

    "Hubiera sido venturosísima
    amándole toda la vida".

    Maríana Alcoforado

    Así te mostraron de repente:
    el poderoso pecho, como el de un dios, desnudo,
    mientras el oro entero, convocado en tu rostro, te nimbaba.
    Me fui de aquel lugar,
    tu imagen mis visiones presidiendo.
    Día tras día te atribuí todo lo hermoso que encontré.
    Mas nada igualó a tu luz primitiva
    ni pudo superar al equívoco gesto,
    tan femenina boca,
    bello desdén del curvo labio. No, nada pudo.
    Y ninguna invención que trajeron los días
    mejoró a aquel fugaz momento.



    A QUIEN, NO OBSTANTE, TAN DELICIOSOS
    PLACERES DEBO

    "Cuando una se siente bien,
    puede prescindir de lo mejor.
    Eso me parece sabio".

    ANDRÉA DE NERCIAT

    Y esa tan transparente neblina que su lengua
    extendió sobre mí... labor concupiscente,
    minuciosa e inútil, pues el bello prosélito
    ¿me atreveré a decirlo? es que es tan impotente
    como adorable es. Por ello, aún intacto
    conservo el corazón de mi valiosa orquídea
    (falsas futuras nupcias blancas) y, así, entre tanto,
    mi precioso tormento, recibo tus bombones
    y mis ingles remojo detrás de cada cita
    con abluciones vanas. Pero, tonto muchacho,
    no te avergüences si, de pronto, no se abulta tu pretina,
    ni tu enarbolado furor puede,
    impasible, horadarme la membrana
    y arrancar de mi carne el clásico aspaviento.
    Y no te desesperes si no soy despojada
    aún de aquello que, sobrepasando el tiempo
    que la edad aconseja y Cupido consiente,
    fiel guardo en el ardiente túnel. Ya custodiada
    mi pelvis por amor tan incauto cerrada
    permanece, mi escudo, sabrosa precaución!
    Hundamos nuestras bocas en la fresca reseda
    de nuestros célibes y ocultos sitios
    y tú, tonto muchacho, si encuentras resistencia
    en donde tu ternura esperaba verterse,
    torpemente no insistas empeñado en robarme
    unas gotitas rojas y un agudo gritito,
    pues no soportarías placer tan cruento.



    A UN TRAJE DE PANA VERDE QUE
    POR AHÍ ANDA PERTURBANDO
    A LOS MUCHACHOS

    Deslumbrados los ojos, adornados de ti,
    despertados de súbito, ¡oh visión turbadora!
    sujeta la mirada cual broche a tu vestido,
    la cabeza imantada al giro de tus pies,
    adivino el temblor con que, torpes, mis manos
    tus ropajes, rasgándolos de ti, separarían
    de los hermosos miembros entrevistos apenas.
    Mis ojos, a un banquete tan inesperado acudirían.
    Nutriéndose de ti se inundarían de oro.
    Mas la tela, al cubrirte, es igual a la cáscara
    del fruto que no debo probar.
    Y así tal semejanza te convierte
    en un irresistible deseo.



    ANATOMÍA DEL BESO

    La seda lujuriosa,
    del vivo tegumento receptáculo.
    Prolifera placenta.
    Del embrión del beso, brillante funda rosa.

    Oh labios abultados,
    pulpa irresistible, pretexto del mordisco.
    La boca se asemeja a una fruta que ofrece
    sus dulces y apretados gajos rojos.

    Estos dientes blanquísimos,
    pórticos del velado santuario
    donde la fría y mulsa exudación de la saliva
    deseos clandestinos baña y une.

    Tu suave paladar,
    bóveda tan admirable, techado de los besos
    con saña meditados en el escalofrío
    constante de la fiebre más mortal.

    Almohadillada lengua,
    lamedora serpiente, escurridiza lanza.
    De la entreabierta boca, ese dúctil pistilo
    que en su candente magma fluye y fluye.



    A UN JOVEN CON ABANICO

    Y qué encantadora es tu inexperiencia.
    Tu mano torpe, fiel perseguidora
    de una quemante gracia que adivinas
    en el vaivén penoso del alegre antebrazo.
    Alguien cose en tu sangre lentejuelas
    para que atravieses
    los redondos umbrales del placer
    y ensayas a la vez desdén y seducción.
    En ese larvado gesto que aventuras
    se dibuja tu madre, reclinada
    en la gris balaustrada del recuerdo.
    Y tus ojos, atentos al paciente
    e inolvidable ejemplo, se entrecierran.
    Y mientras, adorable
    y peligrosamente, te desvías.




    De Dioscuros (1982):


    INCITACIÓN

    Escapémonos, huyamos a los cómplices
    días de la niñez. Perdámonos inermes
    por los intensos vértigos de la piel insabida.
    Confundidos, al no encontrar los nombres
    para tanto esplendor, inventaremos fórmulas
    de un idioma secreto: como antes.
    Extraviémonos por la gran pesadilla
    de la noche. En los negros pasillos
    del horror insistamos hasta que el fiel desmayo
    —dobladas las rodillas— nos socorra.
    Ven. Miremos por toda bocallave
    que enciende algo prohibido,
    gravemente matemos mariposas vidriadas,
    pisoteemos seda, desgarremos la gasa
    que nubla las magnolias,
    y la desobediencia sea privilegio nuestro.



    UNO

    Una vela separa del candelabro Imperio
    y la enciende, y la mesa recorre.
    Sobre el adamascado del mantel
    el brillo desigual de la cubertería
    y de las tenues guirnaldas del Limoges.
    Por entre los calados respaldos
    Louis se acerca a los vientres tersísimos
    de las copas y los hace sonar.
    Introduce los dedos en el estuche blanco
    de una cala y ensimismado hurga
    y acaricia los bordes de la alargada flor.
    La otra mano, agitada, sobre la servilleta
    que su mitra distingue ante el sitial del padre
    derrama, incontenible, ardiente esperma
    Anna mira un momento y enrojece.
    Sube a su cuarto desasosegada.



    SEIS

    En su acecho íncubo de mi sombra,
    se atalaya en mis huellas,
    se asienta en mis vestigios.
    No hay lugar sin ser por él sitiado
    donde yo me cobije.
    Ni poseo secreto que mi hermano no asalte.
    Saquea mis tesoros, pinta raras heridas
    a mis pobres muñecas, y mis faltas divulga.
    °Oh, así es él, sí, eso hace!
    y cuando me columpio
    mientras la vaporosa y tenue lencería
    descubre sus cenefas
    y mis pies acometen el verdor del naranjo,
    sÈ muy bien que detrás de la agobiada pérgola
    el brillante crisol de su atenta pupila
    se endurece.



    OCHO

    A los pies de la cama, oí el ruido
    y a mi grito aterrado se encendieron las luces
    y el alforzado traje de abombado organdí
    que desde ayer pendía de la lámpara
    y el viso de rayón, y la enagua crujiente
    de batista, y el ingrávido velo
    ya no estaban. El sedoso papel
    que cien recordatorios contenía
    apareció rasgado por la alfombra.
    Hasta la verde alberca, atropellando lirios,
    asido el roto tul al arco del rosal,
    corrías con mis ropas ataviado.
    Entre harapos de algas te sacaron inerte,
    los pómulos tan blancos que muerto te creyera.
    Y sonreí triunfante, midiendo por tu envidia
    mi ventaja.




    De Indicios vehementes (1985):


    "...QUE PUEDO MORIR UNA MUERTE
    DE LUJOS"

    John Keats

    A Ocaña

    Era esta vez el fuego.
    Esta vez cresta azul, creciente e inflamada,
    dilatado ropaje erizado de picas,
    suave lengua.
    Todo es pronto arrugado papel.
    Arrugado papel, cuerpo.
    Vestido, antes resplandeciente,
    yesca ahora.
    Antes fiesta, grito de horror
    apenas un instante.
    Y la estallante palma, que en la tela prendió
    su broche de luciérnagas,
    ahora, pavo real que plegara su cola,
    su abanico.


    LA BUHARDILLA DE THOMAS

    A Thomas Chatterton
    (1752-1770)


    Y tan pronto amanece,
    cada vez más intensa, la roja cabellera
    mana sobre su rostro.

    (Encantadora curva
    la del cuello que emerge del entreabierto escote).

    La arrugada blancura de la amplia camisa
    muestra el brazo que pende hasta el entarimado
    donde, pálidamente,
    se fruncen, rotos, todos los poemas.

    (La usada tela, tan lisa como el hombro
    que descubre, dulce resbala).

    Excepto los papeles por el suelo esparcidos
    está la habitación en riguroso orden:
    incluso se acostó sin deshacer la cama.

    (Parece muy cansado, tan minuciosamente,
    con tanta saña y con tanta pena
    desgarró cada línea de escritura...)

    Ya desde el tragaluz desciende el ámbar.
    Se afilan y se encrespan los contornos
    y el color justo adquieren.

    Y al fin sabe que, salvo la boca
    tan horrorosamente contraída,
    que salvo el tinte azul de sus mejillas ralas,
    el muchacho es hermoso.

    .......................................(No cumpliré más años
    .......................................de ahora en adelante)




    De Sturm und Drang:


    CHICO WRANGLER

    Dulce corazón mío de súbito asaltado.
    Todo por adorar más de lo permisible.
    Todo porque un cigarro se asienta en una boca
    y en sus jugosas sedas se humedece.
    Porque una camiseta incitante señala,
    de su pecho, el escudo durísimo,
    y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale.
    Todo porque unas piernas, unas perfectas piernas,
    dentro del más ceñido pantalón, frente a mí se separan.
    Se separan.



    INVITACIÓN AL VIAJE

    Te desconozco tanto y tanto me conmueves,
    príncipe expatriado de todas mis palabras,
    que el temor y el anhelo, simultáneos, persiguen
    tu intacto paraíso.
    Y escondes la cabeza entre altivas solapas
    y celoso custodias, del fino brazo azul,
    bocallaves de un reino resplandeciente y ártico.
    Deshabitado sueño con su carga de nieve,
    su lunarado estigma, por ti fluye.
    Y es preciso arrojarse, el más sólido muro
    derribado, hasta la seducción final
    del precipicio.


    ANA ROSSETTI, Indicios evidentes (Poesía 1979-1984), Hiperión, 1998

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40718
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Ana Rossetti (1950- Empty Re: Ana Rossetti (1950-

    Mensaje por cecilia gargantini Miér 10 Mayo 2023, 15:21

    Interesante autora...es maestra en el manejo del erotismo, sin caer en golpes bajos o imágenes vulgares.
    Me gustó mucho.
    Gracias Pedro!!!!!!!! Besosssssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ana Rossetti (1950- Empty Re: Ana Rossetti (1950-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 11 Mayo 2023, 02:53

    Agradezco mucho tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45707
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ana Rossetti (1950- Empty Re: Ana Rossetti (1950-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 08 Mar 2024, 13:48

    .



    Cuatro poemas más de Ana Rossetti:


    LOS OJOS DE LA NOCHE

    Terminado el rosario a nuestros dormitorios
    subiremos donde el ángel maligno,
    que quiere atormentarnos, nos espera.
    La espalda en la pared, cuidando que las ropas
    no escondan nuestros ojos mucho tiempo,
    la fragante franela nos ha vestido al fin.
    Y sabemos, tras el vuelo fruncido
    del tibio cubrecama, quién se oculta.
    Al mínimo ruido en el contiguo cuarto
    irrumpiremos, entre las tenues sábanas
    de cruda muselina, anhelantes,
    buscándonos.
    ........................Y nos sorprenderán
    e irremisiblemente seremos castigados,
    devueltos al horror de las alcobas.
    Pero, abrázame ahora. Febriles confortémonos
    que el miedo vendrá, en breve, dispuesto a aniquilarnos.



    CALVIN LEIN, UNDERDRAWERS

    Fuera yo como nevada arena
    alrededor de un lirio,
    hoja de acanto, de tu vientre horma,
    o fl or de algodonero que en su nube ocultara
    el más severo mármol travertino.
    Suave estuche de tela, moldura de caricias,
    fuera yo, y en tu joven turgencia
    me tensara.
    Fuera yo tu cintura,
    fuera el abismo oculto de tus ingles,
    redondos capiteles para tus muslos fuera,
    fuera yo, Calvin Klein.



    STRANGERS IN THE NIGHT

    Cuando en la noche surge tu ventana,
    el oro, taladrando los visillos,
    introduce en mi alcoba tu presencia.
    Me levanto e intento sorprenderte,
    asistir al momento en que tu torso cruce
    los cristales y la tibia camisa
    sea a la silla lanzada.
    Mi pupila se engarza en el encaje
    y mis pies ya no atienden, de las losas, el frío.



    CUARTO

    Apoyar la frente enfebrecida en
    la nublada celosía del confesionario. 
    Enumerar los inasibles recorridos de 
    la serpiente.  Buscar un nombre para 
    hacer cada crimen discernible. Dibujar 
    las noches; las llagas de las paredes
    encaladas en la oscuridad, brillando; 
    los colibríes enzarzados, enredando 
    sus lenguas de pistilo bajo los rígidos 
    almidones de mis tocas. Apoyar la frente,
    abandonarse. Sentir cómo el anillo 
    que atenaza mi corazón, se me resbala 
    por el pecho como un crisantemo 
    decapitado.




    ANA ROSSETTI, Ellas tienen la palabra. Dos décadas de poesía española. Edición de Noni Benegas & Jesús Munárriz. Hiperión, 2006.


    Contenido patrocinado


    Ana Rossetti (1950- Empty Re: Ana Rossetti (1950-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 18 Jul 2024, 21:37