Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 991770 mensajes en 45742 argumentos.

Tenemos 1531 miembros registrados

El último usuario registrado es Fabiola

Últimos temas

» ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 3:27 am por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA ÁRABE
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 1:11 am por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:49 am por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( 30/07/1906... 05/05/1994)
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:44 am por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES (7 de noviembre de 1901, Río de Janeiro/9 de noviembre de 1964, Río de Janeiro/Brasil
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:34 am por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:29 am por Maria Lua

» MANUEL BANDEIRA (1886-1968)
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:23 am por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyHoy a las 12:16 am por Maria Lua

» POESIA RECITADA O CANTADA
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyAyer a las 11:06 pm por Maria Lua

» HILDA HIST
Enrique Badosa (1927-2021) EmptyAyer a las 10:54 pm por Pascual Lopez Sanchez

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 63 usuarios en línea: 7 Registrados, 0 Ocultos y 56 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, javier eguílaz, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb Nov 02, 2019 9:25 pm

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Marzo 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Enrique Badosa (1927-2021) Empty

2 participantes

    Enrique Badosa (1927-2021)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Mar 30, 2022 4:38 am

    .


    Enrique Badosa (Barcelona, 21 de marzo de 1927-311 de mayo de 2021) Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona y graduado en periodismo. Está considerado como uno de los más brillantes poetas y traductores de poesía, en lengua castellana, de la llamada Generación del 50. Como escritor destacan sus ensayos sobre crítica literaria. También son muy notables sus traducciones en verso del catalán, del latín -Epodos y Odas de Horacio-, del francés y de otros idiomas.

    Recibió el Premio Francisco de Quevedo en 1986, el Premio Ciudad de Barcelona en 1990, el Premio Fastenrath en 1992 y el Premio José Luis Giménez-Frontín en 2010. Son notables sus traducciones del catalán al castellano aparecidas en su antología bilingüe La lírica medieval catalana (1966) y en sendas antologías también bilingües de Salvador Espriu y de J. V. Foix.2

    Durante más de veinte años ha sido director literario del departamento de Lengua Española de Plaza & Janés, en cuya editorial mantuvo, entre otras, las colecciones Selecciones de Lengua Española -castellano, catalán, gallego-, y Selecciones de Poesía universal. Su poesía destaca como medio de conocimiento y se manifiesta también como satírico-epigramática y de viajes. En 2006 recibió la Creu de Sant Jordi que concede la Generalidad de Cataluña.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poema del libro Marco Aurelio, 14 (DVD Ediciones, 1998), de Enrique Badosa:


    AÚN LA LUZ COLMANDO TANTAS FLORES...

    Aún la luz colmando tantas flores,
    y qué alta mar de azules en el aire,
    este profundo aroma de la vida,
    cómo palpita tan feraz la tierra,
    el pan tierno y el agua, el vino intenso,
    esta sed deseada por saciar,
    el fervor de las manos, noche amante,
    la buena soledad, la complacencia
    de reposar mis ojos en tus ojos,
    la protectora sombra de la brisa,
    el solemne decir del sol, aún
    tantas palabras bellas por amar,
    y el desamor del nombre inevitable.


    CUANDO EL AZUL DE LAS PALABRAS...

    Cuando el azul de las palabras,
    el quehacer de las sonrisas,
    la complacencia de la noche,
    la misma sed, el mismo pan,
    cuando las fuentes más vivaces,
    la luz en flor sobre las manos,
    hierbas de olor, puertas abiertas,
    la buena nueva de tu nombre,
    cuando era toda la alegría,
    cuando tus ojos y tu voz.


    CADA VEZ MÁS PROFUNDA LA NIEBLA EN
    LOS ESPEJOS

    Cada vez más profunda la niebla en los espejos,
    cada vez más silencio en el silencio, pasos
    cada vez más hundidos hacia ningún lugar,
    el frío más adentro, las puertas más cerradas,
    pero esta gente pálida callada junto a mí,
    sus ojos que susurran palabras sin olvido
    y las que nunca dije y duelen y me abisman.
    Y la mano de alguno, al que conozco apenas,
    en el papel ardiendo, casi ceniza, polvo,
    con mi letra de niño escribe soledad.


    LAS MANOS CLARAS DE AGUA FRESCA...

    Las manos claras de agua fresca,
    tocas las flores, y qué aroma,
    rozas mis párpados, qué luz,
    abres los libros compartidos,
    y qué fulgor en las palabras,
    das nombre al gozo con mi nombre
    y con la voz de tu alegría,
    cómo acaricias el desnudo
    con que acaricio tu desnudo,
    y en los rumores del silencio
    de cada noche deleitada,
    juntas tus manos transparentes
    y las adentras en las mías,
    qué buen amor el de tus manos.


    TÚ QUE VINISTE EN NOMBRE DE LAS
    FLORES...

    Tú que viniste en nombre de las flores,
    de las hierbas de olor y de la brisa,
    del agua fresca, del azul del aire
    y de la claridad del ruiseñor:
    llegaste a ser quien eras, poderosa
    de la sencilla paz de tu alegría,
    lo dijo tu palabra tan sonriente,
    tu buen decir de amor y pensamiento.
    Te alejaste con pasos matinales
    rumorosos de aromas de rocío,
    y entre mis brazos todavía gozo
    la palpitante forma de tu ausencia.


    CUÁNTA PENUMBRA EN TANTA LUZ...

    Cuánta penumbra en tanta luz,
    la oscuridad ha penetrado
    y cierra puertas y ventanas,
    ya todo noche y tiempo muerto,
    pero de pronto transparece
    en los espejos de la ausencia
    el cielo claro de tus ojos,
    y así acaricio cosas tuyas
    que con ternura acariciaste,
    es esta carta, es este libro...
    y poco a poco y suavemente
    mis manos son acariciadas.


    LA ROPA SOLO NOS DESNUDA...

    La ropa solo nos desnuda,
    el agua solo nos reseca,
    nos deja oscuros el sol alto,
    y nos desnutre todo el pan,
    el tiempo araña nuestros ojos,
    cenizas dicen nuestros libros,
    arde la tinta en los papeles
    y nuestra mano solo escribe
    la letra muerta del silencio.
    Golpearemos las paredes
    de un laberinto sin entrada
    y la tiniebla incandescente
    que preferimos a la aurora.
    Solos y muchos, desamor,
    los pies hundidos en la piedra,
    nos sometemos al abismo.


    LA OSCURIDAD GOLPEA LOS POSTIGOS...

    La oscuridad golpea los postigos,
    silencio de agua muerta empaña los espejos,
    el reloj solo marca la soledad en punto.
    Este cuarto es estar para estar solo,
    esta alcoba de amor para estar solo,
    qué lento este pasillo, polvo, niebla,
    este susurro de tu paso, lágrimas.


    Y CÓMO AQUÍ LOS MUEBLES DE MIS DÍAS
    DE INFANCIA...

    Y cómo aquí los muebles de mis días de infancia,
    severos, paternales, jacarandá, caoba,
    dignos, buena familia, nácar en taracea,
    consola venerable, solemne relicario
    de ropajes antiguos, qué manos los bordaban,
    el sereno escritorio del padre, cortaplumas,
    el arcón de tesoros, carnets de baile, guantes,
    juguetes viejos, flores en las que solo el tiempo
    se marchitó, medallas de qué guerra, rosarios,
    cartas tal vez de amor, misivas de qué ausencia,
    el armario de luna, ceremonial, augusto,
    ....y en su espejo me miran tantos rostros,
    ....y alguien me llama con mi voz de niño.


    PERO TÚ ME ABRES TODAS LAS VENTANAS...

    Pero tú me abres todas las ventanas
    al aire claro de seguir viviendo,
    prendes la luz del sol en lo que tocas
    en esta casa oscura de tu sol,
    me llamas a esperar en tu alegría
    y a la esperanza de tu voz conmigo.
    Sea mi voz para tenerte cerca
    con tu nombre en mi nombre para siempre.
    El azul palpitante de tus ojos
    me da los buenos días de inocencia,
    y más allá del viento me sonríes.
    Sea la soledad una esperanza.


    LA SOLO ESCRITA EN LETRA CLARA...

    La solo escrita en letra clara,
    la que requiere voz amante,
    la compartida en ojos limpios,
    la de los libros meditados,
    la de vivir a manos llenas,
    la de acatar bronces del tiempo,
    la de esperar en la esperanza,
    la de la muerte de la muerte,
    la que entre el grito y el silencio
    se alza profunda en libertad.
    En estos días acosados
    de desamor y de tristeza,
    de sinrazón y manos sucias,
    que con voz osca y letra oscura
    nunca vivamos de mal modo
    la tentación de la palabra.


    PON EN ESTE PAPEL TU VOZ, TU NOMBRE...

    Pon en este papel tu voz, tu nombre,
    los de amor y amistad que te acompañan,
    también el de tu calle, el de tu casa,
    en donde vives solo y bien amado.
    Escribe muy preciso, pero pronto,
    por si te alejas y quizás olvides
    las palabras que sabes de ti mismo
    y las que has de saber para el silencio último.
    Sea la tinta la del vivir libre,
    de libertad también sea el papel.
    Si te olvidas de ti y si te olvidan todos,
    que puedan conocerte en lo que amaste.


    LEJOS, SIN ROSTRO CONOCIDO...

    Lejos, sin rostro conocido,
    prosigo a tientas por la luz
    de tierra oscura que te oculta.
    Enceguecido de no verte,
    tropiezo en muros aristados,
    pero esta sangre no es mi sangre.
    Desamparado de tus ojos,
    qué manos pesan en los míos.
    Me llega el frío que te aleja.
    Adiós, amor. Te pienso. Amo.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar Ene 03, 2023 11:04 pm

    .


    Otros poemas de Enrique Badosa:


    De Más allá del viento, 1956:


    LA DURMIENTE

    Deja que vele desde mí tu sueño.
    Un olor de madera prohibida
    te defiende los labios.
    Deja que desde mí vele tus sueño,
    y ya que duermes y en tu frente escucho
    cómo llega tu amor hacia mi amor,
    seguiré junto a ti para esperarte
    con silencio en la voz de mi llamada.
    Deja que vele desde mí tu sueño.

    El aire cubre desnudez y arcilla
    de tu contorno blanco.
    ¿Sólo te tengo yo en la playa absorta
    donde el cielo y el mar, el tiempo mismo,
    quieren abrirse en lecho a tu reposo?

    Acunada en el aire, se te lleva
    el luciente sopor del mediodía,
    y el viento te recoge
    para tenerte con la luz más alta.
    Mecida por el  mar,  ya te acaricia
    en el  mullido azul de su silencio,
    hasta que el agua pertinaz te logre.
    Tendida en lo más íntimo de la arena caliente,
    eres la carne joven de la roca
    que el mar y el  viento romperán un día.
    ¡Tú,
    has de permanecer, permanecerte!

    Ya se desnuda el Sol en tu cinntura,
    cuando acudo a la límpida tibieza
    de tus caderas, pasto a los rebaños
    de mi deseo, siempre convidados
    por la sabrosa hierba en que te extiendes...

    ¡Abrígate en la sombra de mi empuje!
    Conmigo volverás a las raíces
    que en más fecunda tierra fuctifique.
    ¡Y si despiertas cuando yo me inclino
    amoroso de amor sobre tu espera,
    busca mis labios como el agua clara
    que me acerco a beber entre tus labios,
    pues el viento es propicio a nuestro gozo,
    el mar levanta buenas profecías
    y el resplandor del trigo nos protege!




    De Tiempo de esperar, tiempo de esperanza, 1959:


    NOS QUEDA POCO TIEMPO...

    Nos queda poco tiempo
    para encontrar la palabra
    que nos ha de acompañar
    para siempre.
    Porque sobre las piedras cotidianas
    de nuestro caminar,
    ha de posarse un viento presuroso
    que nos queme los pies, a cualquier hora.
    Sin embargo, es posible que la lluvia
    nos fertilice la tierra
    y nos apacigüe el mar,
    nos haga unir las manos fuertemente.
    Pero todo puede siempre
    no ser. No ser, quizás. A cualquier hora.
    Nos queda poco  tiempo.



    TAL VEZ UN VIENTO GRIS,
    O UN AIRE DE ESPERANZA...

    Tal vez un viento gris, o un aire de esperanza,
    podría desvelarnos, sutil y poco a poco,
    las palabras que qudan en el tiempo.
    Alguien las dijo un día de amor, de vida y muerte.
    Alguien podrá escucharlas en sigilo,
    misiva destinada a los recuerdos;
    en ella escrita está
    la voz en que perduran
    unos hombres vencidos.
    Pero el agua, en la tarde y ahora que sufrimos,
    puede dejar acaso, en las arenas,
    tu mensaje de siempre:
    algas de tiempo muerto, velamen de aire viejo...,
    y traída de un mar ensimismado,
    ánfora naufragada
    que al toque de la brisa se quebrará.
    Callemos.



    DECLINARÁN EN TI TODAS
    LAS BRUMAS...

    Declinarán en ti todas las brumas. Nada.
    Si te confío el aire, te cortará su espada.
    Si pienso en tu amargura, podría entristecerte.
    Tuvimos la esperanza, y no quiero perderte.
    Reposarán en mí todas las horas. Peso.
    Si paro los relojes, jamás volveré ileso
    del vendaval de arena que siento derrumbada.
    Si afilo las agujas, tendré dura jornada.
    Y así te iré perdiendo, perdiendo lentamente,
    y mi risa y mis manos, mis labios y mi frente...
    żCómo te libraría del angosto camino?
    Las luces de la tarde echarán agua al vino.
    Tus cabellos son brisa perdida en tus anhelos.
    Mis espaldas son fuertes, pero el amor distante.
    Con la brisa trigueńa que tú trenzas en velos,
    protégeme la carne del viento lacerante.



    LLEVO ESPERANDO AQUÍ TANTA
    ESPERANZA...

    Llevo esperando aquí tanta esperanza.
    Todo el que pasa por mi lado olvida
    que soy un limosnero de palabras,
    que tengo corazón para quien pide,
    mas nadie necesita de mi dádiva.

    Serenidad, campo de lluvias nuevas,
    tierra fiel a simiente de abundancia,
    alcor que me detiene el pensamiento
    en su blanda ladera reposada.
    Todo lo que es la paz, en estas horas
    se me viene a los labios y me acalla.

    Mañana andará el día en otras luces
    y en acontecer de otra alborada.
    Campo de lluvia quieta nunca y siempre,
    retiene en el umbral mi caminata.

    ¿Ansia, dolor, testigo de qué pasos?
    Me siento ser quien busca en las palabras
    que todos van diciendo, fe de vida
    y de muerte y del hoy que, mientras, pasa.
    Ignoro si he de hallar la voz precisa
    para ofrecerla a alguno que no hablara.

    Y entre la placidez que me detiene
    en este tiempo de una tarde en calma,
    no lejos de la uerta que me espera,
    ¿quién vivirá memoria de mi estancia
    por los caminos que la tierra dice?
    ¿Quién guardará del viento tantas páginas
    abiertas a este Sol que las reseca,
    cuando ya nadie pida mi llegada?

    Al gesto del amigo me encomiendo
    y al nombre del amor que aquí me ampara.
    Si proseguimos conversando siempre,
    más acá de mi absorta madrugada
    mi voz se cumplirá. En esta tarde,
    llevo esperando, pues, tanta esperanza.




    De Baladas para la paz, 1963:


    BALADA PARA LA PAZ DE LOS NIÑOS

    He venido a decir lo que acontece,
    lo que amenaza un campo de amapolas
    en donde hay una espiga que florece
    y da la luz del trigo a las corolas.
    Proclamo mi advertencia meditada,
    y acuso a cuantos quieren engañaros
    con la palabra vieja y sojuzgada,
    y que en vuestras miradas ya presiento.
    Es hora de saber, y puedo hablaros
    como quien viene a referir un cuento.

    Yo quiero que unas manos hacendosas                                                                        
    os digan la verdad que tantos niegan,                                  
    las palabras sencillas de las cosas                                                                                
    y de los pensamientos que sosiegan.                          
    Que os enseñen a ver la certidumbre                                                                            
    y que habrá que vivir a todo o nada,  
    y que debéis tener recia costumbre                                                                              
    de aceptar el amor y el sufrimiento.                                                                                
    Y que os lo enseñen con la voz alzada                                                                          
    de aquel que viene a referir un cuento.

    Porque os veo la paz amenazada,
    porque no reconocen las sonrisas,
    porque os rompen la vida comenzada
    y os quisieran las mentes bien sumisas.
    Porque ordenaron detener los ojos
    en las letras del libro falseado
    para que os entreguéis, puestos de hinojos
    a la palabra inútil del lamento.
    Pero sabed que un libro se ha salvado:
    el del que viene a referir un cuento.

    Busco para vosotros tierra sana    
    donde aprender los días y las flores,        
    y coger la amapola más ufana              
    para un pan de alimento y de colores,      
    Hablo de lo que pasa. Soy testigo              
    de que el temor alcanza vuestras manos,
    de que os ponen un nombre de castigo    
    y os quieren someter el pensamiento.
    Pronto me iré. Serán pasos lejanos        
    los de quien vino a referir un cuento.

    Pero aquí os dejaré dicha y escrita
    para la decisión de algún momento,
    por si la libertad lo necesita,            
    la voz que vino a referir un cuento.



    BALADA PARA LA PAZ DE LOS SOLDADOS

    Quemaron vuestros nombres, escribieron
    vuestra muerte en las páginas borradas,
    tuvisteis que callar y os condujeron
    a levantar banderas derribadas.
    En el pecho la sangre os condecora
    y en la frente hay un grito de la tierra.
    La tristeza persiste. Nadie llora,
    porque morir es orden ya cumplida.
    La vida en malos tiempos os encierra,
    pero tenéis la paz bien merecida.

    Alzáis la oscuridad y los temores                      
    en los campos de luces germinales,                          
    y conducís los vientos segadores                                
    contra la soledad de los trigales.                          
    Se rompen los espejos con la ausencia                                        
    de tanta juventud que ha caminado                              
    por la niebla, la sed y la inclemencia.                                                
    Hay miedo en la mirada, detenida                            
    en los tiempos de muerte que han llegado.                                                    
    Pero tenéis la paz bien merecida.

    Os negaron el tiempo de cantar,
    el de amar y esperar, el de vivir,
    el tiempo de sembrar y edificar...,
    y os queda sólo el tiempo de morir.
    No podéis ofrecer la generosa
    esperanza del pan nunca ganado,
    ni os descansa la mano de la esposa.
    La llave de la casa está perdida,
    y los nombres de amor se han olvidado,          
    pero tenéis la paz bien merecida.

    Si vuestra juventud no prevalece,                        
    si la vida derrumba sus estancias,                            
    y si el día sin nombre permanece                            
    y ya la muerte impone las distancias,                      
    hallaréis otro tiempo preferido                                                    
    a este tiempo de azar y mala suerte.                                      
    Por nuestra libertad habéis sufrido,                                            
    y siempre que se encuentra sometida,                        
    sabemos la verdad de vuestra muerte                                        
    y que ganáis la paz bien merecida.

    Jamás estaréis solos. Sostenemos
    un silencio de sangre consumida.            
    Rogamos por vosotros y aprendemos                                            
    lo que cuesta la paz bien merecida.



    BALADA PARA LA PAZ DE LOS POETAS

    El tiempo contará lo que dijeron
    nuestros libros oscuros que se olvidan.
    Quienes busquen la paz, quienes la pidan,
    verán si las palabras se cumplieron.
    Pues debemos decir lo que sucede,
    lo que al abrir los ojos contemplamos,
    lo que al cerrarlos vemos. Hoy hablamos
    por quién quisiera hablar, por quien no puede.
    Alguien escuchará lo que pedimos
    con las tintas severas que gastamos.
    Escrito quedará lo que supimos,
    para la paz nosotros meditamos.

    Aquí está la verdad que conocemos
    en las horas perdidas y acosadas,
    en el dolor de tantas madrugadas
    y también al dudar... La devolvemos
    a la Plaza Mayor de las ciudades
    en donde pregonamos providencias,
    en donde rechazamos las sentencias
    y en donde pretendemos heredades.
    Pero en la soledad siempre nos vimos
    y el espejo del viento desciframos.
    Ha de quedar escrito lo que hicimos,
    para la paz nosotros meditamos.

    Aquí tenéis palabras encontradas
    en horas de hablar claro y lo bastante,
    cuando creció la luz y era importante
    vivir en alta voz. Están guardadas
    en libros que la gente ya no quiere,
    y afirman los designios que tuvieron
    los hombres que miraron y supieron
    encontrar una vida que no muere.
    Y nosotros las vemos, las decimos
    en el silencio. Luego nos callamos.
    Escrito quedará lo que escribimos,
    para la paz nosotros meditamos.

    He aquí la palabra que persiste,
    y también la del tiempo caducado,
    la que da nombre a todo lo pensado,
    y la que hallamos siempre en la más triste
    calle de soledad. Y aquí queremos
    repetir la verdad y aconsejarla,
    hablar de su belleza y enseñarla
    en las mejores horas que tenemos.
    A conjurar la noche nos vinimos,
    vida de plenitud necesitamos.
    Ha de quedar escrito lo que fuimos,
    para la paz nosotros meditamos.

    Aquí no hay recompensa. Referimos
    la ley de la esperanza que buscamos.
    Escrito quedará lo que vivimos,
    para la paz nosotros meditamos.




    De Arte poética, 1968:


    ¡VAYAMOS AL REPOSO...!

    ...¡Vayamos al reposo
    de la fuente umbría
    de ramas verdes!
    ¡Aprisa!

      Para tus manos de espliego,
    mis manos. Para tu sed,
    la sed que llevo en la boca
    y que te doy a beber.

      Para elogiar tu cintura,
    mi caricia venturada.
    Para tu caricia,
    toda una noche sin alba.

      Para tu palabra,amor,
    mi voz.
    Y para tu pensamiento,
    mi pensar de amor, amor.

      ¡Vayamos al amor,
    amor!



    AIRE DE RUISEÑOR Y MARIPOSA...

    Aire de ruiseñor y mariposa,
    por tus cabellos.
    Bajo nuestras espaldas,
    el prado tierno.

    No hay nadie, si no es el aire
    y el amor que nos tenemos…

    Tu anhelo ya reclinado
    junto a mi anhelo,
    el aire, el ruiseñor, la mariposa
    en ti poseo.

    Bajo tu espalda,
    el prado tierno.



    SABIOS DOCTRINOS DE LA GAYA CIENCIA

    Homenaje a Antonio Machado

    ..Y repitieron: «lirio», «caracola»,
    «bulto», «esqueleto», «espada», «arquitectura»,
    además de otras cosas no sabidas.
    Y después insistieron en decir:
    «Dios»..., en el silabario indiferente
    de sus endecasílabos litúrgicos.
    Y también prodigaron mucho el Nombre
    en tanta oscuridad de versos blancos.
    Hoy repiten: «trabajo», «libertad»,
    «hombre», «justicia», «pan», y «tiempos nuevos»...
    ¡Y, como ayer, ignoran cuánto dicen!
    Abundarán, mañana, en lo que sea
    para estar a la moda, que es lo bueno:
    largas tablas –sumar, restar...– difícil
    cantinela del niño de la escuela
    que hasta los listos pueden repetir.
    Ya que tan sólo eso es lo que importa
    para ser muy moderno y ascender
    a poeta leído y reclutado
    en la leva extremosa
    de las antologías infalibles
    que pagan la soldada de la inmortalidad.
    Pero quienes han dicho las palabras
    en que sentir el corazón del lirio...,
    pero quienes conocen verazmente
    la sílaba del Nombre proclamado...,
    y aquellos que padecen la carencia
    de trabajo, de pan, de libertad...,
    y los que han de aceptar con ojos claros
    las cosas que mañana pasarán...,
    les imponen silencio y les condenan
    a quemar los cuadernos escolares
    donde, con mala letra vanidosa,
    copian caligrafías que no sienten
    y ensucian con gazapos la verdad.



    Y SÓLO CON LA FUERZA DE MI BRAZO...

    Y sólo con la fuerza de mi brazo
    levantaré las buenas claridades,
    extenderé la paz,
    y escrita quedará ya para siempre
    la palabra que otorga libertad.
    ¡Convencido de amor
    dadme un punto de apoyo en la esperanza!




    De En román paladino, 1970:


    TAMBIÉN QUIERO HACER VERSOS...

    También quiero hacer versos
    .....................en román paladino
    con el que apenas nadie
    .....................habla con su vecino,
    puesto que en estos tiempos
    .....................ya más muertos que vivos,
    pronto,pronto, muy pronto
    .....................hablaremos en signos.
    No sé para qué cosa
    .....................servirá lo que escribo,
    pues sólo han de escucharme
    .....................-si acaso lo consigo-
    los que de cuanto diga
    .....................están ya convencidos.
    Pero no desespero
    .....................y salvo mi optimismo:
    creo que importa que alguien
    .....................relate lo que ha visto,
    aunque tan sólo sea
    .....................para dejarlo dicho
    en los papeles viejos
    .....................de los tiempos perdidos.
    Ahora fructifica
    .....................el analfabetismo
    de unas ciertas escuelas
    .....................con maestros de oficio
    de oscuridad.Empero,
    .....................que quede bien escrito:
    "No todos somos necios
    .....................los que aquí subsistimos."
    Si bien escrito queda
    .....................algo de lo que vivo
    a vuestro lado siempre
    .....................-vosotros,hombres limpios-,
    dejad que solicite
    .....................un vaso de buen vino,
    y se lo ofreceremos
    .....................a quien nunca ha bebido.



    ASPIRACIONES DEL ESPAÑOL MEDIO

    Antes de los cuarenta, ya posee
    la vocación muy clara:
    tener -¡no más¡- dos hijos -niño y niña-,
    una mujer gordita y hacendosa,
    y en la cama sumisa y complaciente;
    tener televisión, "seiscientos", vacaciones
    y gritos para el fútbol tan patriótico,
    local y nacional; no leer nunca,
    a no ser lo ya visto en el estadio;
    no pensar, disponer de buena mesa,
    echar algo de tripa prestigiosa
    que demuestra que somos gente de orden,
    y en el fondo del alma desear
    alzarse en dictador o en rey de España.
    Suele ser muy común: de talla media,
    calva incipiente, traje mal planchado,
    y gesticula y habla con exceso
    de todo lo que afirma en la virilidad.
    No es un dechado, no, de gente fina.
    Sin embargo, miradle con respeto:
    no es más ni menos digno que nosotros,
    los selectos que estamos por encima
    de la vulgaridad de cada día;
    no es más ni menos digno que nosotros,
    la plebe que asimismo le envidiamos.
    ¡Igual que tú y que yo, él es tú, él es yo!



    ROMANCE DEL INTELECTUAL DE PARTIDO

    España, no, no muy culta,
    y muy poco intelectual,
    ¿qué intelectual de la izquierda
    te intelectualizará?
    ¿Qué intelectual de derechas
    te quiere catequizar?
    Los dos son muy peligrosos
    en su intelectualizar,
    pues ambos poseen -dicen...-
    absoluta la verdad,
    y ambos usan y ambos niegan
    la palabra "libertad".
    No ejercen el rigor crítico
    ni se permiten dudar
    de la consigna aceptada
    con toda severidad;
    glosan siempre lo mandado
    por el partido, no más,
    y si conviene negarse,
    lo harán con tranquilidad.
    Se dicen intelectuales,
    y la verdad nunca dan.
    Muchacho de buenas luces,
    no renuncies a pensar:
    sé de derechas o izquierdas
    según libre voluntad,
    pero la diestra o sinietra
    no seas "intelectual".
    Con cabeza y corazón,
    procura veracidad,
    ejerce tu inteligencia,
    no te dejes engañar
    por aquel que sólo dice
    de la verdad, la mitad.
    Necesitamos sapiencias
    y cultura general,
    pero no nos hacen falta
    culturas sin terminar
    de quienes piensan a medias
    y acaban por no pensar.
    No te ofusques, pues, muchacho,
    y mira por donde vas:
    cultiva la inteligencia,
    no "la intelectualidad"




    De Historias en Venecia, 1971:


    CADA MAÑANA VUELVE A SU TRABAJO...

    Cada mañana vuelve a su trabajo
    de tinta, de papel y libertad,
    obrero de palabras cotidianas
    para quien quiera más que tener pan.
    A plena luz y que lo vean todos,
    desenmascara tintas de tiniebla;
    y en el silencio del papel en blanco,
    traza una voz que pide la verdad.
    Al regresar a casa, muchas veces
    gentes de pro le dicen que muy bien,
    le muestran sus tarjetas de inocencia,
    y le queman la tinta y el papel.



    EN UNA OSCURIDAD A CAL Y CANTO...

    En una oscuridad a cal y canto
    mantiene bien ocultos sus monstruos personales,
    les impide un designio de agresión.
    Pero a veces no tiene más remedio
    que aceptarlos muy cerca de la luz,
    y ha de reconocerlos como suyos.
    Le acorralan en todos los espejos
    de la meditación,
    le dejan sin excusa y sin secreto
    de soledad,
    le adelantan relojes obstinados
    en acusar.



    VIO COMO LOS PERFECTOS APLICABAN...

    VIO cómo los perfectos aplicaban
    toda su ley y toda su razón:
    vio, pues, cómo ordenaban pesadiimhres,
    vio cómo resecaban agua fresca,
    y cómo levantaban mano armada
    contra el amor.
    Vio cómo matizaban las listas funerarias,
    cómo afilaban bala y paredón,
    y cómo sospechaban de los muertos,
    y cómo ajusticiaban las cosechas,
    y cómo se clavaban a sí mismos
    en el turno de espera del terror.



    ¡PERO GRACIAS POR TANTO LIBRO ABIERTO...!

    ¡Pero gracias por tanto libro abierto,
    por los niños que juegan en la calle,
    por el agua y la sed, por el pan tierno,
    por las noches tan claras de buen amor,
    por la vida puntual que se levanta,
    por las hojas que brotan en el viento,
    por la palabra pronta en mi trabajo,
    por lo limpio, lo azul y lo sencillo,
    por la hierba olorosa, por lo nuevo,
    por el tiempo de amar y de esperar,
    y por la gente amiga y desvelada
    con la que yo comparto mi silencio.



    ES HORA YA DE HABLAR, EN ESTA PUERTA...

    Es hora ya de hablar. En esta puerta
    el día terminó. Ven y reposa
    junto a la luz de nuestras noches blancas,
    la luz de estar a solas.
    Ya todo es del amor, y velaremos
    en las palabras tenues,
    pues de nuevo sucede que la noche
    deja de ser oscura en nuestras horas.
    Agua fresca en tu voz, yo que la bebo,
    tú cercana, tan cierta,
    dormir y despertarnos poco a poco
    en palabras de amor madrugadoras.
    La luz de cuanto hablamos, fue dejando
    un horizonte azul en la pared...
    ¡El día una vez más, y ven conmigo
    a dar un nombre nuevo a cada cosa!



    DIGO TU NOMBRE ABIERTO PARA EL MÍO...

    Digo tu nombre abierto para el mío,
    me ciño con tu nombre, penetro por tu nombre,
    me reposo en tu nombre, lo repito
    en mi vocabulario de quererte,
    y repetir tu nombre,
    modelarlo con voz de amorosa costumbre,
    es recoger palabras de sonrisa,
    es recibir palabras de colores,
    es aceptar palabras de flor nueva,
    de complacencia,
    y prosigo en tu nombre
    en donde todo es bueno y es de amor,
    en donde abro ventanas de buen tiempo
    y de noches desnudas para vivir en ti.
    Tu nombre es de piel tibia y pensamiento claro.
    Yo persisto en tu nombre. Soy tu nombre.



    ESTAR EN TI, PROPICIA, DESEADA...

    Estar en ti, propicia, deseada,
    agua para la sed después, agua...
    silabear amor, mano tranquila
    y fuerte en otra mano siempre en mí,
    sonreír, merecernos, ojos claros
    porque a la soledad nadie la llama,
    tus manos en mi gozo, mis labios en tu sed,
    todo bueno y sencillo de una vez,
    tu cabello en penumbra de almohada,
    sábanas frescas del deseo, cálidas,
    tu espalda sobre el grito de mis dedos,
    boca de amar y hablar, ojos conmigo
    para la compañía y la palabra,
    noche sin nadie más,
    el tiempo roto en todos los relojes,
    y en mi caricia toda mi alabanza



    "TODAY'S DEAL"

    La consigna del Este: que vistamos
    todos el mismo traje nacional,
    el de la patria única y dichosa
    en que se agrupará la Humanidad.
    La del Oeste manda que adoptemos
    idéntica actitud de "way of life",
    pues la técnica todo lo resuelve
    y asegura los "meals at eny time".
    En esta plaza pública del mundo
    -lugar de frío, hambre y mal pasar-,
    ¿no podremos morir como nos plazca,
    ni llevar el harapo en libertad?



    INSTANCIA A V. I.

    Con debido respeto y sumisión,
    un hombre de la calle aquí os expone
    que en la vida las cosas andan mal,
    y que la gente pasa disconforme.
    Por lo tanto os suplica que os dignéis
    conceder el remedio y los favores
    con los que suprimir esta injusticia
    que alguien ha proclamado en todo el orbe.
    Gracia que nunca espera conseguir
    del recto proceder y del renombre
    de Vuestra Iniquidad, a quien Dios guarde
    en las frías tinieblas exteriores.



    PRESO POLÍTICO

    Era muy hábilmente interrogado
    varias veces al día, la verdad:
    porque amaba las fuentes de agua fresca
    que viven en el bosque matinal,
    y el vuelo de los pájaros del alba
    que incandescentes van de libertad.
    A todos los nocturnos y resecos,
    este amor los llevaba a sospechar.
    Un día, antes de tiempo y sin la venia,
    se les murió de muerte natural,
    sólo porque morir está de moda,
    y el que interroga sabe interrogar.



    PROHIBIDO PROHIBIR

    Se ha escrito con pintura irrefutable
    en muros justamente vocingleros,
    y quedará marcado para siempre
    en el papel de todos los cuadernos,
    en las hojas de todos los periódicos
    y en los libros abiertos, bien abiertos.
    Transparece en las puertas de las casas,
    en la luz, en el agua y en el viento,
    en la tierra, en el pan y en el trabajo,
    y en los códigos viejos y en los nuevos.
    Perfecciona el lenguaje de los hombres,
    ya lo lleva la tinta en sus adentros.



    PERSONA NO GRATA

    Todo aquel que no lleva los emblemas
    de la docilidad de última hora,
    aquel que no se asusta de estar solo
    ni de ponerle nombre a toda cosa,
    aquel que siempre sabe lo que dice,
    aquel a quien lo limpio no le estorba,
    aquel que se libera de los muertos
    y le importa tan sólo lo que importa,
    aquel que abre su libro para todos,
    porque la libertad no le incomoda,
    aquel que sabe bien cómo se llama
    y no quiere dejar de ser persona.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Miér Ene 04, 2023 7:23 pm, editado 1 vez


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37287
    Fecha de inscripción : 26/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por cecilia gargantini Miér Ene 04, 2023 11:09 am

    Muy justificados premios!!!!!!!!!!!!!!!! Excelente poeta!!!!!!!!!!!!
    Gracias Pedro, una vez más...
    Que tu 2023 sea HERMOSO
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Ene 04, 2023 7:20 pm

    Gracias, Cecilia, lo mismo te deseo.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Ene 04, 2023 8:25 pm

    .


    De Dad este escrito a las llamas, 1976:


    PASODOBLE A TIROS

    A Julio Manegat, español sin pistola, y autor del título,
    al cuál siempre tendrá derecho.


    En las Plazas de España,
    ..............................¡Dios nos proteja!,
    ¿otra vez baile público,
    ..............................otra vez fiesta?
    Pasaron muchos años
    ..............................sin tal verbena,    
    y hay quienes ya reclaman
    ..............................la zapatiesta,
    hay quien sigue añorando
    ..............................música vieja:
    el «Pasodoble a tiros».
    ..............................¡Venga, parejas,
    que bailaremos todos
    ..............................con la más fea!    
    Los músicos afinan
    ..............................las escopetas,
    y comienza el sarao
    ..............................de la inclemencia,
    el lucido jolgorio
    ..............................de bayonetas,
    letra de barricada,
    ..............................furia y condena,
    música pegadiza
    ..............................de la reyerta.
    Bum, bum, bum amenizan
    ..............................las grandes piezas,
    tachín, tachín responden
    ..............................las metralletas,          
    ole y ole gritamos
    ..............................muriendo a ciegas.
    Qué bien interpretamos
    ..............................danzas plebeyas,
    qué bien engalanamos
    ..............................la plaza entera
    con flores de metralla
    ..............................y herida fresca,
    y con los farolillos
    ..............................de Historia muerta.
    ¡Prosiga el pasodoble!
    ..............................¡Viva mi tierra
    y quien nos ha parido
    ..............................para esta juerga!
    ¡Qué bonita la sangre
    ..............................cuando es ajena!

    VI-I-LXXI




    PASMAROTA DE UN CIERTO NEORRICACHO

    ¡Oh señor de empresa!
    ¿Callarás un rato?
    ¡Sólo hablas de dólares,
    sólo hablas de bancos,
    de que si esta joya
    lo que te ha costado,
    de la metafísica
    de los escandallos
    y el tanto por ciento
    muy reflexionado!
    ¡Si lo tienes todo,
    oh neorricacho,
    te falta el prudente
    vicio del descanso!
    Si no te fatigas
    de ganar los cuartos,
    sigue en tus labores
    de ir acumulando
    dinero insolente,
    aunque muy honrado!
    ¡Levántate pronto,
    madrugar es santo!
    ¡Nosotros queremos,
    sin ningún reparo,
    seguir siendo pobres,
    pobres, pero vagos!
    Y si tú nos pasmas
    con oro y trabajo,
    aquí yo te dejo
    pasmarotizado!



    ¡SI SE SUPIERA...

    ...que hay tanta sed sin agua para todos,
    tierras ni para flor ni para trigo,
    manos alzando sangre pedigüeña,
    y veinticuatro hora de mal sueldo!
    Si se supiera que hay grandes estancias
    inútiles de mármol y buen gusto,
    y tanto mal olor acumulado
    en unos pocos palmos de miseria!
    ¡Si se supiera que hay nobles proyectos
    para el mejor vivir de algunos pocos,
    que hay magnos festivales de lujuria
    tan sólo para socios del gran mundo,
    mientras los más se castran las caricias!
    ¡Si se supiera cuanto no se sabe!
    ¡Si se supiera cuanto no se escribe!
    ¿Si se supiera cuanto ya sabemos!
    ¡Si se supiera! ¡Ay, si se supiera!



    HOMBRE-OBJETO

    Piel, de playa morena todo el año,
    musculoso veloz descapotable,
    intelectual del “rayllie” y del motor,
    teórico de Marx whisky en la mano,
    exquisitez de siglos de justicia,
    voz de nadie, peinado bullanguero,
    indumentaria exacta de “play boy”,
    nunca decepcionado de sí mismo,
    viril de quita y pon según parece,
    galán de buena casta y buena marca,
    producto muy selecto, no muy raro,
    que se puede tirar después de usar.



    LETANÍA EN GRIS

    A Joaquín Marco

    Gris-soledad, gris-tedio, gris de gris,
    gris soñoliento, perfección del gris,
    gris de lo que sucede por aquí,
    gris público, gris íntimo, gris gris,
    gris victorioso, gris triunfal, regris,
    gris-bellota, gris-asno, gris feliz,
    gris callado, gris-miedo de vivir,
    gris famoso, gris prócer, gris más gris,
    gris derramado, desazón dl gris,
    gris del intelectual hablando en gris,
    gris-vaguedad, gris-polvo, gris ni gris,
    gris.asco, gris-de muchos, gris por gris,
    gris de mí mismo en gris cuando estoy gris,
    gris-moda, gris sumiso, flor de gris,
    gris-sexo sin amor, gris pornogrís,
    gris-bien pagado semental del gris,
    gris fútbol, gris periódicos al gris,
    gris cómodo, gris-lujo, gris-país,
    gris fofo, gris viscoso, gris con gris,
    gris carpetovetónico y senil,
    gris de consumo, gris de harapo gris,
    gris de todos los días en lo gris,
    gris de ya tantos años en el gris,
    gris de vivir desnudo en pleno gris,
    gris conservado en alcohol de gris,
    y gris de mala muerte y a morir.



    REPASO DE HISTORIA

    ¿Qué es eso de dar vivas a la muerte?
    ¿Qué es eso de que vivan las cadenas?
    ¿Qué es eso de manía de pensar?
    ¿Por qué defenestrar la inteligencia?

    ¿Qué es eso de nosotros los más ho mbres,
    cuando tan sólo es hombre aquel que piensa,
    aquel que vive libre cada día,                        
    y no quiere la vida nunca muerta?

    ¿Qué es eso, pues, que tanto se ha gritado
    con voz de sumisiones patrioteras?                
    ¿Qué es eso de más machos que ninguno,            
    y dejar infecunda nuestra tierra?



    ESPAÑOL BÁSICO

    A Félix Grande


    Fútbol, pelota, gol, copa, recopa,
    partido, promoción, campeonato,
    equipo, portería, córner, falta,
    quiniela, liga, entrenador, y árbitro...
    Bastan sólo estos términos precisos,
    junto con otros pocos de igual rango,
    para hablar de política, de ciencia,
    de civismo y de paz con los hispánicos.
    Otras palabras hay, pero no constan
    más que en algún rincón del diccionario



    COPIA DE UN PICASO

    ¡Luz de quinqué para creerlo!
    Lo miran ojos que se rompen,
    luz de quinqué, de buenas gentes,
    manos de no, que no es posible,
    pechos en punta de navaja,
    luz de quemados para verlo,
    ver esa muerte tan profunda,
    entrando está mujer en llamas,
    luz de quinqué, de hablar apenas,
    viene quien grita el sucedido,
    luz de quinqué por entre ruinas,
    mujer que llega de la calle,
    de las hogueras de la calle,
    de los abismos de la calle,
    luz de quinqué, jergón de frío,
    luz de indefensos que pasaban,
    ay qué caballo agonizante
    también se vuelve hacia esa muerte,
    decapitada está la espada
    junto a la flor que nadie pide,
    lanza crispando las heridas,
    cabeza puesta a desangrarse,
    cuerpo sumido en el escombro,
    pero esta muerte aún no es muerte,
    luz de quinqué, ojos sin nadie,
    aún no es muerte, no es la muerte,
    luz de quinqué, pasmo, negrura,
    la sangre gris y gris el miedo,
    ave doméstica que chillas,
    pobre de ti y ay de nosotros,
    luz de quinqué para el mal tiempo,
    caen paredes muy de cerca,
    un empujón de llamas torvas,
    vienen los muertos, viene el grito
    para saber de mayor muerte,      
    luz de quinqué, cómo la dices:  
    bajo un dosel de toro impávido,
    mujer de lágrimas aullantes,      
    pezón de leche enrojecida,  
    garganta pronta a más estrago,
    manos cortadas en la muerte      
    del hijo muerto. ¡Toro, muévete!                              
    Y desde el techo cuatro vatios    
    del aguerrido Sol de España.



    LOS NIÑOS DE LA GUERRA

    A Luis Jiménez Martos, que así
    denominó a una generación de
    poetas, la mía.


    Los hombres de mis años, más de veinte,  
    aún decimos «antes de la guerra...»                    
    Los hombres de otros años, los de veinte,
    a ellos de la guerra qué les cuentan.

    Cierto que nunca entramos en combate,
    pero el combate entró por nuestra puerta,  
    nos enseñó feroz caligrafía,                          
    y nos quemó los libros de la escuela.

    No supimos muy bien lo que pasaba            
    en unas vacaciones de tragedia                      
    en las que hubo lección de hacernos hombres,  
    y aprendimos de hinojos esta ciencia.

    Fuimos buenos discípulos del miedo,            
    de la metralla, el hambre y la sirena,    
    vimos la sangre rota por las calles,            
    y las miradas bajas de sospecha.

    Nuestra niñez se guarda —paraíso
    vedado por fusiles de revuelta—
    bajo una cruz de campo de batalla,      
    en un rincón del «antes de la guerra».



    De Mapa de Grecia, 1977:


    ATENAS

    Bábaro del Oeste, layetano,
    sintiéndome deudor, agradecido,
    yo también he venido a distinguir
    la línea recta de la línea curva.
    Ágora... ¡La palabra, la palabra!
    Propileos... ¿Merezco lo que ocurre?
    ¿Quién me levanta? ¿Quién pone en mis ojos
    esta luz de la luz? ¿Quién me conmina
    a callar y a decir a un mismo tiempo?
    Acrópolis... La altura más humana.
    Alzado, luminoso, enceguecido, lúcido,
    cómo podré dar gracias lo bastante.



    MARATÓN

    En el llamado Campo del Hinojo
    es bien sabido que muy pocos hombres
    derrotaron a muchos:
    a quienes no podían comprender
    que se ùede luchar hasta la muerte
    por obtener un ramo del olivo de Olimpia,
    e incluso más allá del morir mismo,
    si el premio es el ser libre.
    Ahora Maratón es monumento y campo
    rico en agricultura y libertad.
    bien sé que hay que dar gracias todavía
    y que me obliga siempre esta victoria.
    Sin embargo, a mí mismo no me venzo
    aunque de libertad también es mi combate            
    y tan solo de un hombre contra un hombre.



    SUNION

    De mármol cenital y aguamarino,
    de viento Norte puesto a navegar,
    de mástil para toda lontananza,
    de velamen de calma y tempestad,
    de azules alumbrados en la proa,
    de carta marinera y sideral,
    de serena imprudencia desnortada,
    de luminosa flor de tajamar,
    de Sol cuando amanece sus colores,
    de pertinaz pasión de claridad,
    de delfín de babor y de estribor,
    de gaviota con rumbo matinal,
    de puerto de arribada y de partida,
    de luz para la luz, de likbertad.



    MITOLOGÍA

    La belleza y la fuerza de ser griegos...
    ¿Piensas que convertimos en un rito
    de admiración lo que para estos hombres
    es cosa natural de cada día,
    y que mitificamos? Te equivocas.
    ¿Que se sorprenderían, si nos vieran
    en tanto amor por todo lo que hicieron
    queriendo ser mejores que los otros?
    Digo que te equivocas.
    Estas gentes sabían, y lo saben aún,
    que creaban el mundo. Trabajaron
    dignos de su trabajo de hombres libres.
    Todo lo que nos dejan es un don
    que pide mucho  más que el reconocimiento.
    Si tú amas la verdad, como pretendes,
    tendrás que aprender bien Mitología.



    REGRESO A PAROS

    Salió pausadamente de la mar,
    el azul de la brisa la asistía,
    su desnudo de amor acariciaba,
    atravesó la arena, vino al puerto,
    pasó, siempre desnuda y silenciosa,
    por entre quienes nunca la esperaban,
    anduvo en dirección a las canteras
    y los menos incrédulos seguíamos,
    ni una vez se volvió para mirarnos,
    llegó, su paso fue más contenido,
    pareció vacilar, buscar a alguien,
    querer mirar quizás hacia nosotros,
    se oyó como un rumor de bienvenida
    y con ternura penetró en el mármol.



    ONIROMANCIA

    En la carne del agua yo clavaba un cuchillo,
    el agua eran tus pechos, y llorabas...
    Con mi entusiasta griego elemental,
    le pregunto a la anciana Pinelopi,
    notable en el lugar como exegeta
    de sueños inquietantes.
    Hasta los pies de negro,
    pero multicolor al  sonreír,
    la bondadosa vieja
    pide un cuchillo, luego una sandía,
    escoge la pequeña, casi blanca,
    y señala tu pecho y te prviene.
    En la carne y el agua de la fruta,
    hunde bien el cuchillo,
    y eljocoso remedo de mi sueño
    te alivia la inquietud. Con muchas risas
    y buena malvasía celebramos
    esta interpretación tan ingeniosa.
    Menos mal que no creo en los augurios,
    pues entr el vino me miró un instante
    y nunca te diré lo de sus ojos.



    ENCALADORA EN TILISSOS

    No puede ser más blanca la fachada,
    es la blancura abierta a pleno Sol,
    y aún esta mujer sigue puliendo
    la luz del mismo sol para los muros,
    para este cuarto único que acoge
    las camas del vivir y del morir,
    el armario, la lámpara, la mesa
    de la conversación de cada día,
    los iconos, los rostros más lejanos.
    La vida cabe en la pequeña estancia,
    si se cumple este rito de la luz.
    Y protector, doméstico, sin prisa,
    pasa un silencio verde de serpiente.



    NUEVA GUERRA MÉDICA

    Ya volvieron los bárbaros,
    hay que saber que están aquí los bárbaros,
    los que no solo no hablan nuestra lengua,
    sino  que ignoran nuestro pensamiento.
    No han venido del Este, como a veces,
    ni son crueles ni queman la ciudad.
    Llegan amablemente, nos sonríen,
    nos agradecen todo cuanto es bello,
    son felices, aquí, de admiración,
    se engalanan de Sol como nosotros,
    y celebran el vino.
    Mas no por eso dejan de ser bárbaros
    ni es menos peligrosa su presencia
    y el sentir nuestra casa como suya.
    Temamos a los bárbaros
    y lo que no sabemos que nos traen.
    Lo peor
    es el peligro de que ya los bárbaros
    comiencen a llegar
    desde muy dentro de nosotros mismos.



    FILOSOFÍA

    El "Aquiles" no llega. ¿Qué sucede?
    No se nos dice dónde está el "Aquiles",
    al que esperamos hace tanto tiempo
    en un puerto sin nadie.
    No hay tempestad ni pésimas noticias
    llegadas de alta mar. Todos los faros
    encienden sus colores, y el "Aquiles",
    escoltado de calma y de gaviotas,
    ya debió de salir de Mitilene.
    Por fin, proa del sol, se acerca con el alba
    y comprendemos bien lo del retraso:
    en su estela de azul meditativo,
    fue recogiendo islotes y crepúsculos,
    tormentas naufragadas,
    viejos vientos cansados,
    y alguna otra estrella que venía
    ya demasiado cerca de la mar.
    Navegamos a bordo del "Aquiles",
    con mayor lentitud, con lastre de horas
    y de cuanto jamás sabremos ver,
    si no queda prendido entre las redes
    de su estela de azul meditativo.



    ESCULTURA

    En lo definitivo de mi edad,
    más que nunca me siento responsable
    de este lugar que ocupo en el espacio.
    Donde yo estoy, podría hallarse un hombre
    no sólo con más fuerza de vivir,
    con más dominio y más inteligencia,
    sino con más bondad en la mirada.
    Debo mucha alegría y juventud,
    el amor, la amistad, los libros verdaderos
    y el regresar a Grecia para siempre.
    Ocupo yo tal vez el lugar de otro
    que lo merece más.
    Pero me acepto y seguiré pensando
    en las obras maestras.




    De Cuadernos de barlovento, 1985:


    GOZOS Y PRESENCIAS DE SAN BARANDÁN

    San Barandán es nauta
    ....................y anacoreta
    que tiene por Tebaida
    ....................una leyenda.
    Embarcó en una isla
    ....................varada en tierra,
    con árboles veleros
    ....................a toda vela,
    con quilla de delfines
    ....................que el mar alegran,
    y mástil que repica
    ....................campanas nuevas.

    San Barandán, isleño
    ....................de nave incierta,
    surca todos los mares,
    ....................vigila y reza
    por los buenos marinos
    ....................que el mar alberga.
    Navegantes antiguos
    ....................bien le contemplan,
    los marinos de ahora
    ....................no lo creyeran.
    Patrón de buen navío,
    ....................qué bien navegas.
    Si para ti cultivas
    ....................flores austeras,
    la Rosa de los Vientos
    ....................cómo la riegas
    con el agua benigna
    ....................de primavera.
    No necesitas puerto
    ....................ni ancla muy recia,
    para ti no hay fatiga
    ....................ni penitencia,
    y tus luces de a bordo
    ....................calman tormentas.

    Geógrafos y nautas
    ....................que nunca yerran,
    te buscan para mapas
    ....................sin inocencia
    en donde anclar tu isla
    ....................barloventera.
    Pero no hay quien la alcance
    ....................ni quien la vea,
    si no es gente marina,
    ....................sencilla y buena.
    San Barandán, protege
    ....................nuestra certeza.

    Cartógrafo que gastas
    ....................santa estameña,
    dibújanos los mapas
    ....................de Cielo y Tierra.
    Izando gallardestes
    ....................de buena nueva,
    San Barandán ya pasa
    ....................junto a las Medas.
    Aquel que sabe verle,
    ....................cómo se alegra;
    y cómo se entristece
    ....................quien no lo encuentra.

    Venerable piloto
    ....................que hoy te nos muestras,
    yo quiero ser grumete
    ....................de tu galera.



    NAUFRAGIO

    La roca, levantada porel viento,
    y la mar en azul de tramontana.
    ¿Quién zarpa?

    Los navíos peligran allá lejos,
    y a ti y amí nos guardan las arenas.
    Te acercas.

    Que se salven los buenos marineros,
    que yo naufragaré del todo en ti,
    tú en mí.



    SIRACUSA

    El Sol va perfumando limonares,
    y tú no estás sufriendo en las canteras
    un trabajo a la gloria del tirano,
    ni te insultan los cómitres
    cuando la mar exalta con rumoroso azul
    el cuerpo y la alegría de las adolescentes.
    El tirano permite que sigas escribiendo,
    siempre que no te acerques al Poder.
    Pero en su mano diestra o la siniestra,
    es posible que un día te recuerde
    y crea que podrías, por ser tú tan sensible,
    cumplir con el reato de sus culpas
    que por razón de Estado,
    no es bueno que un tirano satisfaga.
    Guárdate, pues, gran señor, hombre libre,
    mientras con sus adictos el tirano pondera
    los matices de un verso o de una flor.



    PAIDEIA

    Recitamos el nombre del tirano,
    tal como recomienda el pedagogo,
    incluso cuando somos tan adultos.
    El tirano asegura que la infancia
    es el lugar perfecto para el hombre.
    Paternal, nos mantiene en la alegría
    de ser siempre chiquillos.
    Ha de darle las gracias
    el que no quiera envejecer de pronto
    y encontrar las raíces del ciprés.



    MARINELLA

    Al tenue crepitar de las estrellas,
    regar con agua fresca el umbral de la casa,
    a la conversación con los vecinos
    llevar las mismas sillas de costumbre,
    adormecer la brisa y el jazmín,
    ver cómo gente nueva se apresura...,
    y percibir, en un silencio súbito,
    que cerca o a lo lejos,
    alguien derriba templos o los alza.



    BIBLONISOS

    ....¿Cómo es posible leer en un jardín como éste? Flores y hojas perennes de todas las latitudes cobijan un aire de fresca y pujante vitalidad. ¿Cómo abrir un libro, aquí en donde los aromas y los colores describen, sin abstracciones, la vida? En un banco del jardín que es toda la isla, alguien ha dejado, tentador para mí, un libro.
    ....Casi con un designio de bibliomancia, lo abro al azar. En este momento, un nubarrón tormentoso se forma y se deshace súbito en agua inoportuna. Sin embargo, he tenido tiempo de reconocer un texto homérico en bellísima traducción.
    ....El agua, que cae fuerte, se seca en el mismo momento de tocar las cosas. Ya que la lluvia no alcanza a mojarme, sino a intensificar más la armoniosa realidad, vuelvo a abrir el libro. Cuando me dispongo a complacerme en buenos hexámetros odiseicos compuestos en romance, la página ya no contiene el texto traducido, sino el mismo original, en verso manuscrito con arcaico primor y que puedo entender como lengua propia.
    ....Busco en otras páginas, y, según mi deseo, hallo también en versión original todos cuantos textos me interesan, y que asimismo leo con inesperada familiaridad. Mientras la lluvia me asiste con su frescor y su transparencia, en este volumen gozo de toda la belleza escrita por los hombres. Yo también me intensifico en luz y en serenidad, pues encuentro mis obras tal como me hubiera gustado poder escribirlas.
    ....Con respetuosa prudencia, no quiero ir más allá de lo escrito por mis contemporáneos. ¿No es bastante haber tenido en un sólo volumen todas las páginas que se han escrito, y poder leerlas en la lengua de sus autores?
    ....Al irme de Biblonisos, degé la Opera Omnia. Yo no debía ser el único que tuviera acceso al prodigio. Otras palabras mías tal vez muy pronto se encontrarán en su breve pero total número de páginas. Los libros futuros son una esperanza. Sobre todo los míos, pues aún no los he vivido.



    ASTRELIA

    ....Recalé en el último muelle de la isla, acantilada. El sol, ya en el ocaso. Nadie. No se veía a nadie. Puertas y ventanas, cerradas y silenciosas. La calle principal conducía, en suave cuesta arriba, del puerto a la plaza, mucho más extensa de lo que se podía suponer, como de gran ciudad. En el centro de la inesperada extensión, un altísimo mástil de bandera.
    ....Todo continuaba en silencio solitario. El aire, macizo en calma a pesar de la navegación de la isla. Y el sol ya a punto de desaparecer en el horizonte. Casi a la vez comenzaron a abrirse puertas y ventanas. La gente salía como si fuera la hora de levantarse. ¿Habían confundido alba y ocaso? No se veían lámparas de alumbrado público.
    ....Hombres y mujeres parecían disponerse al cotidiano quehacer, mientras la oscuridad crepuscular se hacía más y más intensa. En las casas no había ninguna luz encendida. Empecé a oír un rumor de pasos solemnes y procesionales.
    ....Desde el muelle, multitud de encapuchados arrastraba con dificultad un gran cofre de madera transparente. Se detuvieron al pie del mástil, rodeado de la aglomeración de los lugareños. El hierofante dio una orden, y los tapados sacaron y desplegaron una enorme bandera. En medio de casi total oscuridad y con liturgia siempre silenciosa, la izaron.
    ....Muy alto, en un cielo en tiniebla de estrellas, se percibió un gualdrapazo. El flamear de la bandera, extendida por un viento que salía de sus mismos colores, expandió una luz cálida, acogedora y plácida que disponía a todo trabajo y esclarecía la mente y el corazón.
    ....Astrónomos, astrólogos y viejos pescadores se reunieron en buena compaña para estudiar en esa luz los más recónditos espacios siderales, y los cuerpos celestes que les dan nombre. Yo me acerqué por si me llegaba alguna palabra reveladora de todo en cuanto en tierra firme me circunda, me hace ser o me impide ser quien quisiera. Los apuntes que tomo, quedan escritos en lengua todavía ignorada por mí. Pero están escritos.



    LIBERTAD

    Grabado en piedra osura,
    aletea el quetzal.
    Para que llegue al vuelo sólo falta
    que alguien crea posible
    esta liberación.
    Queda en el aire un polen de turquesas.



    OBSIDIANA

    Piedra reptante, flor de agua oscura,
    oquedad de la luz, sangre quemada,
    cuchillo de tiniebla,
    llama reseca, derribado abismo.
    En lo profundo de esta piedra, late
    la serpiente que anida en los espejos.



    MITLA

    Alguien ha roto el cuenco de agua fresca.
    Lo derramado ha sido solamente
    un aroma de mariposas blancas.
    Poder vivir así.



    MACHU PICHU

    Derribaron murallas entre constelaciones,
    y con frescor fluvial
    iluminaban piedras cielo arriba.
    Con el gesto solar nos protegían
    de alguien de manos muertas y viscosas.
    Extendieron dominios de oración
    entre el puma, la orquídea, la serpiente.
    Para todos nosotros
    soportaron el peso del abismo.



    CÓNDOR

    Un aletazo cierra las cavernas,
    se adentra en el susurro de alborada
    y extiende la abundancia de los ríos,
    en el frescor del aire
    pone el azul, el rojo, el esmeralda,
    acrecienta la fuerza de los montes,
    el crepitar del Sol.
    Ya posado en la cúspide del día,
    todos profundizamos en la luz.



    HABANERA

    SI zarparas conmigo, llegarías
    hasta la plenitud del horizonte,
    donde comienzan todos los caminos
    de la mar y del viento, de la mar.
    A proa escucharías, tan galana,
    cómo te alaba el canto del delfín,
    decidirías vientos de alborozo,
    islas de lejanía y de socaire,
    o abrazarte conmigo en la alegría
    del embate del agua y del azul.
    Luego en tu camarote escogerías
    el ropaje de brisa altamarina
    con el que pronto iría a engalanarte
    para mayor belleza de tu luz,
    para más levedad de tu cintura,
    para sentir tus ojos más en mí.
    Y se alzaría en nuestro camarote
    qué fragancia de estrellas protectoras,
    no nos penetrarían los abismos
    y nunca más la luz naufragaría,
    amparados los dos en la certeza
    de un viaje de velámenes profundos
    para mejor llegar tú a mí, yo a ti.
    Pero tú sólo vives tierra adentro,
    y yo busco los mares por surcar.



    MASCARÓN DE PROA

    Quiso tener azules los cabellos,
    su piel de enamorar que fuese cálida,
    los ojos del color que la mar pone,
    y ser muy deseada en cada puerto.
    Un bergantín abrió rutas nupciales
    a su virginidad adolescente,
    y qué clamor de Sol y de banderas,
    qué festejos de velas y gaviotas.
    Una goleta la llevó en el viaje
    a todos los enigmas mar adentro,
    y comenzó a ser sabio su mirar.
    La fragata la quiso capitana
    de su fuerza de garfio y de combate,
    y le quedó en los ojos algo triste.
    Un hombre de alta mar le dio sus islas,
    un pescador de perlas su trabajo,
    y un armador la proa más lujosa
    donde mejor amar y avizorar.
    Habló todas las lenguas marineras,
    gozó las muchas Islas del Tesoro,
    sus confidentes fueron los grumetes
    jolgoriosos de espuma y vendaval.
    Ahora está escorada en tierra firme,
    sin tajamar, ni viento, ni bauprés,
    a bordo ya del último naufragio.





    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue Ene 05, 2023 4:55 am

    .


    De Epigramas confidenciales, 1986:


    No he de decir el nombre de la gente
    de la que pueda hablar epigramático.
    Me guardo de ofender a los muchísimos
    que no disfrutarán de mis elogios.
    Sólo desvelo que si escribo "tú",
    no siempre es cierto que de ti se trate,
    y a lo mejor se trata de mí mismo.
    Por lo demás, recabo perspicacia
    y colaboración de los lectores


    *


    Yo que soy español de Cataluña
    y catalán de España, tanto monta,
    no te tengo que dar explicaciones
    de por qué escribo en una u otra lengua.
    La libertad se explica por sí misma.


    *


    Por tener tantas cosas que escribir,
    te eximes de leer a los demás.
    Maestro popular y convincente,
    también en esto tienes seguidores.
    Muy pronto no habrá nadie que te lea.


    *


    Aunque tú no me leas, yo te leo.
    Gozo de los aciertos que consigues,
    y deletreo, aprendo y rememoro
    la lección magistral de tus errores.


    *


    Nuestra moral en esto sí coincide:
    en la abominación de ditadores.
    Manos a la labor, eres tú manco y zurdo,
    ya que sólo abominas de dictaduras diestras.
    Gracias a Dios, yo empleo mis dos manos.


    *


    Hay pocas mesas para un hombre solo.
    Mucho silencio para un hombre solo.
    Pocas camas de hotel para uno solo.
    Los ataúdes sí para uno solo.


    *


    Gracias a Dios yo tengo, entre otros bienes,
    un viejo amigo y un amigo viejo
    y un vino al que ya ilustran varios años.
    Disfruto de las tres sabidurías.
    Sé muy bien cuánto honor ellas me exigen.


    *


    La amistad es un arte de vivir,
    y no podrás deir que no estás vivo
    mientras sepas tener amigos viejos,
    viejos amigos y enemigos nuevos.


    *


    Tu música es menuda, no lo ignoras
    y le quieres poner una gran letra.
    La poesía te la da con creces.
    ¿Cómo cabrá lo grande en lo pequeño?


    *


    No puedes poner música a un poema,
    pues ya tiene la suya. Calla y vete.
    Estilista brutal del pleonasmo,
    al no poder ponerla, se la impones.


    *


    No estás aquí porque hayas merecido
    el respetable estado de difunto.
    Escogiste el remedio más sagaz
    para que no hable nadie mal de ti.
    Hay que reconocerlo en tu epitafio.


    *


    Puesto que la poesía sí me gusta,
    ¿por qué me gustan sólo pocos poetas?
    Tú no eres muy sutil. Me gustan pocos
    porque me gusta mucho la poesía.


    *


    A ti la obra bien hecha te interesa,
    tanto si es obra ajena como tuya.
    Supongo que has llegado a comprender
    por qué a menudo tú interesas poco.


    *


    Te has elevado a más de lo que asciende
    tu talla muy común de español medio.
    Has llegado tan alto que has logrado
    añadir casi un palmo a tu estatura.
    ¿El vivir de puntillas no te agota?


    *


    A tus poemas pones tantas citas
    de muy conmovedora calidad,
    que no sé por qué firmas este libro
    ni sé por qué te ensañas con tus versos.


    *


    Si estos poemas son confidenciales,
    al mismo tiempo son peripatéticos.
    Acostumbro escribir al caminar,
    y no se me perdona esta insolencia.
    Son poemas de andar por nuestras calles,
    y son de andar por dentro de mí mismo.


    *


    Procura que tus críticas las firme
    aquel que sepa comprender tus obras,
    por más que no le gusten y lo diga.
    Mayor cuidado aún con quien te alaba.


    *


    Falta prudencia cívica y estética.
    ¿No está ya muy contaminadoel mar,
    para que derramemos en las playas
    tanto desnudo barrigón y anciano?


    *


    Para que no lo entiendas, te lo aclaro:
    al llamarte sombrero sin cabeza,
    cráneo licuefactor, alma sin alma,
    isual que te podría llamar tonto,
    yo no te insulto, no: te diagnostico.




    De Relación verdadera de un viaje americano, 1994:


    FUEGO DE SAN TELMO

    Del manto del varón que remedia al marino,
    incluso al que padece hundimiento culpable,
    surge la llama que serena y alumbra
    a babor y a estribor de la noche,
    y también ilumina y exhalta las espumas de proa
    cuando el Sol se ha erigido en el palo mayor
    y declama su rumbo, somete y libera.
    Fuego de San Telmo que  traza en mis manos la luz,
    la bonanza y la ruta y el mar otorgados.
    Izadas las velas que acogen la brisa  esmerada,
    mascarón y timón aprestados para soledad y aventura,
    la mirada del Santo se vuelve carnal de horizontes
    tal vez no del todo vividos,
    nada dice de un ancla, de un puerto,
    desea buen viaje, suscita prudencia en el goce del mar
    y de las islas acaso posibles.
    En los ojos del Santo hay tristeza un momento,
    temerosos por mí, pero insisten
    en la llama que salva, que afina las brújulas
    y que procura el Norte y el bien de los nautas.


    TESAURIA

    ....Los estos del naufragio se acumulan en el litoral. Crujen maderas y hierros en desazón de hundimiento. Y los aires veleros también naufragaron.
    ....Proa encallada en la arena, cuadernas y mástiles en un grito arrastrado hacia todo lo muerto.
    ....Desarbolada la luz marinera, cuarteada entre quillas y jarcias. Timón y velamen quemados de sal encharcada. En el silencio, quejidos de encadenada agua seca.
    ....Subo al puente de una galera y combato en favor de la Cruz. A estribor de un mercante abanderado en país de alta mar, avizoro lontananzas de calma, y de pronto el huracán se desploma.
    ....En este sollado me exaltan olor y colores de especias, y en este bauprés navegó las aguas de amorosa ventura. Atado a este mástil, desoigo y ansío los cantos más lacerantes del mar.
    ....Erguido en la cofa, qué cerca percibo arrecife y escollo en el placer y en el temor de esquivarlos. El mascarón me sonríe a mí solamente, y en sus pechos desnudos me salvodespués del combate.
    ....A pique la nave corsaria, la tempestad me arroja a esta playa de roquedal y desastre, superviviente yo solo.
    ....Rasgada la sed en los labios, me hundo isla adentro, y doy con la fuente que el mapa decía, y encuentro la cueva,
    ....y escarbo la tierra con puñal de abordaje y manos heridas, y el cofe aparece, herrumbroso de codicia y sangre. Lo abro.
    ....Por un instante refulgen palabras en seguida de imposible recuerdo, pero ya de vivida certeza,
    ....y que habré de buscar otra vez hasta el fin de tormentas, batallas, soledad y naufragios.



    TIKAL

    Voy penetrando ya por el silencio
    de la espesura, del jaguar, del Sol,
    de la piedra erigida en oración,
    de la lluvia enterrada.
    El silencio se adentra en mi silencio.



    SELVA

    Y a través de tu verde piel mi piel
    y te respiro hondo y te me llevas
    y tu sabor lascivo me amordaza
    y el pavor con que nombro tu silencio
    y te miro hacia dentro de mis ojos.



    SOL

    En lo alto del templo es mediodía.
    Una gota de sangre me golpea
    el dorso de la mano,
    y a mis pies late súbito elabismo.
    Hallo serenidad en el color
    del pañuelo que ciñe mi garganta.
    El Sol ya sólo sangra azul turquesa.



    PERFUME

    Las mariposas queman sus colores,
    y me vuelve el espacio de otra luz.
    Soy mi cuerpo en el cuerpo deseado,
    reconozco mi nombre más oculto,
    por un instante vivo inextinguible.



    PLUMA

    De qué multicolor vuelo candente,
    de qué luz germinal hacia más luz,
    hacia qué libertad, o me recuerda
    con tornasol de sangre y de turquesa,
    que a más alturas tengo que arriesgarme.




    De Marco Aurelio, 14:


    YA LA RETAMA, EL AZAHAR, EL MIRLO...

    Ya la retama, el azahar, el mirlo,
    el Sol alza su espejo de amapolas,
    la tierra palpitante de ventura,
    luz fresca de bonanza en los cristales,
    el mar pronto alazul incandescente
    y a más esclarecer la libertad,
    el aire qué tersura la del aire,
    y el ruiseñor abriendo tantas flores,
    pero la primavera de tus ojos...



    VINIMOS AL SILENCIO AL QUE SE NOS LLAMABA...

    Vinimos al silencio al que se nos llamaba
    a saber nuestro nombre, el ya definitivo,
    a sentir nuestras manos cálidas de otras manos,
    a ver nuestra mirada en la mirada ajena.
    Pero abismamos sombras en nuestro pensamiento,
    hundimos nuestros ojos en la luz de cenagales.
    Maniatados de frío por tanta soledad,
    ........muertos, enterraremos a los muertos.



    ENTURBIA LA LUZ CON SUS OJOS...

    Enturbia la luz con sus ojos,
    en sombra y desnuda se acerca,
    se arruga su piel en la mía,
    su voz es mi voz, mi silencio,
    me pesan sus pies y su noche,
    sus manos cuartean mis manos,
    arrastra cenizas cansadas,
    desteje sus últimas ropas,
    olvida su nombre en mi nombre,
    se pone a mi lado y espera,
    de súbito un rayo de frío.



    PLAZA MAYOR DE VIVOS Y DE MUERTOS...

    Plaza Mayor de vivos y de muertos,
    de soledad de todos entre todos,
    de desamor y de campanas rotas.
    Es un ardor el aire y es un frío,
    y la luz es un pozo interminable.
    Cómo insiste tu ausencia, qué imposible,
    cómo el silencio insiste amordazando.
    Tan alejado de tu voz, regreso
    de nuevo a la intemperie de mi casa,
    y únicamente sale a recibirme
    en la pared mi sombra, la de nadie.



    CRUJEN ESPINAS Y PIEL MUERTA...

    Crujen espinas y piel muerta
    en lo que toco y era suave.
    Pesa en los pies el barro seco
    de tantos días sin adónde.
    Hay muchas voces en la mía,
    dejo Tu nombre sin mi voz.
    No sé pedirte dolr, llanto,
    y me amordazo de silencio
    y de palabras olvidables.
    Camino ciego de Tu rostro
    en el que quiero ser Contigo,
    pero rehuyo Tu mirada
    en el espejo incandescente.


    ERA UN FULGOR SERENO SU MIRADA...

    Era un fulgor sereno su mirada,
    en sus manos el bien de la belleza,
    razón de buen amor su pensamiento,
    su ternura la paz. Sabía el nombre
    de cuanto fuese digno de esperanza,
    y lo dijo sonriente para todos.
    Dadivosa también de su alegría,
    anduvo complacida con nosotros,
    y qué ruor de flores a su paso.
    Su tiempo queda escrito en nuestro tiempo.
    Toco la soledad como a mí mismo.



    SU AROMA EN FLOR DERRUMBA OSCURIDADES...

    Su aroma en flor derrumba oscuridades,
    abre puertas, ventanas y algría,
    toda la luz es gozo de su nombre,
    cuánta vida sentida en esperanza,
    esta locuacidad de ruiseñores,
    con nosotros de nuevo la inocencia,
    esparce los colores de los vientos,
    el aire qué rumor de manantiales,
    en cuenco de fragancia son las manos,
    es tierra maternal fructificada,
    siempre te siento cerca entre sus flores,
    a ti, luciente sombra de una flor.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie Ene 06, 2023 4:30 am

    .


    De Epigramas de la Gaya Ciencia, 2000:


    No para todo el mundo es este libro.
    Aquí se habla de cosas de poetas
    y se sacan al Sol algunos trapos.
    Me reservo el derecho de admisión
    a un severo ejercicio de humildad.
    "Que no entre quien no lea poesía".
    Pero si ya estás dentro, no te vayas.


    *


    Para saber burlarte de los otros,
    hace falta un valor que no te asiste:
    el de saber burlarte de ti mismo,
    tú que siempre te tomas tan en serio.


    *


    ¿Habiendo concursado tú también,
    se atreven a dejar desierto el prmio?
    El premio se ha otorgado, no lo dudes:
    lo ha obtenido el jurado al no premiar.


    *


    Yo quiero ser cortés con todo el mundo.
    No obstante, muy difícil me lo pones.
    ¿Piensas que porque lees mis poemas,
    por cortesía leeré los tuyos?
    También la cortesía tiene un límite.


    *


    ¿No se te da el soneto?
    ..................No me sorprende.
    Esfuerzo parecido
    ..................no es para ti.
    Verso escandido, rimas
    ..................en consonante...
    Esto es cosa de esclavos
    ..................y tú eres libre,
    y en recios versos libres
    ..................de todo ritmo,
    encadenado escribes
    ..................a pan y agua.


    *


    Después de leer bien tu último libro
    -pues me parece claro que es el último-,
    no voy a dedicarte un maligno epigrama,
    sino un buen epitafio a un eficaz suicida.


    *


    ¿Qué en qué consiste nuestro raro oficio,
    muy mal pagado con moneda falsa
    acuñada por nuestra soledad?
    No presumimos de ser superiores,
    los de mejor amor y raza pura.
    Eso sí, por placer y por deber
    procuramos alzarnos al misterio,
    vivir la tentación de la palabra
    y escribirlo con letra muy legible
    aun con caligrafía dolorosa.


    *


    ¿Que para quién escribo y para qué?
    Por lo mismo que te hablo y leo mucho:
    para poder llegar a ser quien soy.


    *


    Versos septuagenarios son los míos,
    y a lo mejor debiera callar ya.
    Conocéis mis manías y obsesiones,
    e incluso mi afición a dar consejos,
    cosas de la vejez intempestiva.
    Pero, ¿qué voy a hacer, cuando la Musa
    me ordena que prosiga diligente,
    ya que en lo de callar sólo ella manda?
    Yo la veo muy joven, deseable,
    la sigo deseando y no me pesa.
    ¿Y ella? Pues a mis versos me remito.
    ¿Puede una Musa ser gerontofílica?
    Mientras tanto, sigamos escribiendo.
    Ya veremos que Musa sonará.


    *


    ¿Deseas ser doctor en gaya Ciencia?
    Algo que cuesta poco conseguir:
    apúntate a un taller de poesía,
    te van a doctorar en pocos meses,
    te darán un diploma de poeta
    y licencia también para matar.


    *


    La poesía tiene enemistades,
    y el mayor enemigo es el poeta
    cuando no escribe bien o cuando en público
    lee mal sus poemas bien escritos.
    Por esto si es posible sólo leo
    como obligado acto de servicio.


    *


    Alguna vez nos vence el narcisismo,
    pues los que fueron versos de dolor
    qué placer nos producen, si se aplauden.


    *


    La rima consonante... ¡Qué me dices!
    Y la rima asonante... ¿Qué? ¿Qué es esto?
    Los versos escandidos... ¡Qué palabra!
    El ritmo... ¡Pero vamos! ¿En qué tiempo
    se te paró el reloj de hacer poemas?


    *


    Por fin, miope de mí, por fin comprendo
    que a tus versos les pongas tantas citas:
    la rosa no precisa rodrigones,
    más sí el calabacín, la berenjena
    y otros sabrosos frutos del terruño.


    *


    Si quieres ser poeta popular,
    muy leído y amado por las masas
    y puede que también por los selectos,
    empieza tus poemas con un "¡Venga!"
    y terminalos siempr con un "¿Vale?".


    *


    Has sido tú también poeta joven,
    y llevas muchos años, muchos libros.
    Tienes que darles gracias a los dioses:
    debido a como escribes durante tanto tiempo,
    para siempre serás poeta joven.


    *


    No es fácil ser esposa, amante o novia
    de un poeta inspirado en demasía.
    Los celos de la Musa son terribles,
    incluso la hallarás en vuestra cama
    y él lo tendrá muy claro al escoger.
    Mejor un empleado con horario
    que un poeta que nunca echa el cerrojo,
    sobre todo porque, como es frecuente,
    de los versos a ti qué más te da.


    *


    ¿Para ganar un premio
    ..................escribes versos?
    El prmio más valioso:
    ..................un buen poema.
    Me parece que nunca
    ..................te premiarás.


    *


    No todo es vanidad ni egolatría
    hasta la última gota de la sangre
    de nuestro ordenador, de nuestra pluma.
    No todos perezosos en Gramática,
    ni en rima consonante ni asonante,
    ni en verso libre escrito con cadencia,
    ni en celebrar al buen poeta en otro.
    No todo poesía embarazada
    de autosatisfacción de hembra o de macho,
    sietemesino parto sin dolor
    y a veces quintillizos sin futuro.
    No todo, pero cuánto, y uno basta.
    Y puesto que uno basta, bastas tú,
    o puede ser que baste sólo yo.


    *


    No estás, poeta viejo, para trotes
    de joven trasnochar en verso libre.
    Lo uyo ya es andar muy despacito
    con el bastón prudente de la métrica,
    una buena bufanda de sonetos,
    la sopita de sílabas contadas
    y el acostarte pronto con la rima.
    De la Musa, ni hablar. Mentente lejos,
    no te convienen ciertas tentaciones.
    Los domingos, tal vez un paseíto:
    alguna redondilla, alguna décima,
    pero sin abusar. Son peligrosos
    para tu corazón según qué ritmos.
    Quñedate ahí, cansado y jubilado,
    junto a unos villancicos infantiles.
    Con muy buena intención te aconsejamos
    tus hijos y tus nietos que te olvidan
    de todo corazón y te preparan
    el homenaje de una muerte en vida.


    *


    Si por casualidad abres un libro
    en el que veas versos, no te asustes:
    no son dagas, puñales, estiletes
    que mejor no tocar, por si el veneno...
    Son la pura inocencia hecha palabra,
    la timidez verbal que no se atreve
    a ocupar una página completa.
    En ti puede ocupar toda una vida.


    *


    ¿Dices que yo te insulto con mis versos?
    Cometes un error de apreciación:
    eres tú quien se insulta con los tuyos.


    *


    Cómo mi vanidad puede ser grande,
    si el poeta -¿lo soy?- cuenta muy poco.
    Tal vez nos convendría hacer más ruido:
    adulterios sonados, un desfalco,
    atraco a mano armada, algún secuestro...
    por dar a conocer nuestra existencia.
    ¿Y para que nos lean? ¡No hay delito!


    *


    A cualquier precio quieres
    ..................que te traduzcan,
    propalar extramuros
    ..................tu gran valía.
    No sabes el peligro
    ..................al que te expones:
    el traductor tan sólo
    ..................hará el milagro
    de que sea más nada
    ..................lo que ya es nada.


    *


    Por caridad tenía que haber ido
    a escuchar tus poemas nuevamente.
    Pero, ya ves, por caridad no fui.


    *


    ¿Que el verso libre no? ¡Claro que sí!
    Pero libre de arritmias libertinas.


    Te gustaba, le amaste, le seguiste,
    pero no le leíste. Te dejó.
    Su autoestima no pudo soportar
    a una amnte no docta en sus poemas,
    él, sabedor que su erección mejor
    sin duda son sus versos. Pero tú,
    experta en erecciones de poeta,
    saabes de arte mayor y arte menor
    por lo que atañe a la extensión del verso.
    No podías leer donde no había
    ni sílabas bastantes, ni buen ritmo:
    tan sólo verso libre y blandurrón.


    *


    Me parecen muy bien tus ojeadas
    a mi libro de versos. Sigue, sigue,
    lo puedes leer gratis, por completo,
    y el librero tampoco se opondrá.
    Pero eso sí, después te compras otro,
    aunque sea de... quien tanto me irrita.


    *


    Tienes buen paladar para la lírica,
    que conoces muy bien, recitas bien.
    Nos hacen falta muchos como tú.
    Pero ya que los versos te apasionan,
    ¿por qué no dejas de escribir los tuyos?


    *


    ¿Por qué sigo escribiendo? No me pesan
    a mis años ni el verso ni la  prosa?
    Siempre quise vivir en lengua viva,
    y no quiero morir en lengua muerta.


    *


    Viejos poetas y poetas viejos:
    es tiempo de callar. A jubilarse.
    Después de los sesenta o los setenta,
    no se debe escribir un buen poema,
    pues va "contra Naturam". ¿No lo veis?
    Ya se habla de eutanasia literaria.




    De Parnaso funerario, 2002:


    EPITAFIO DE UN POETA MALMARIDADO

    Aquí descansa un vate innominado
    que sólo fornicó sin alegría
    con Musa flaca que no más paría
    de vez en cuando un verso contristado.

    Escribió ni contento ni escuchado,
    magistral solamente en afonía.
    Cojitranco de ritmo y melodía,
    su canto fue un cantar cojitrancado.

    Incluso se casó con la esmirriada,
    por si el coito legal diera más fruto,
    pero el fruto siguió muy diminuto.

    Quiso dejar a Musa tan frustrada.
    ¿El repudio? ¿El divorcio? ¿El musicidio?
    Deprimido, llegó al poeticidio.



    EPITAFIO DE UN POETA ANDROPOPAUSICO

    Poeta ya ni joven ni maldito,
    de tus versos huyó la poesía,
    y sólo son banal bisutería
    indigna del tesoro de tu mito.

    Si tu talento queda bien escrito,
    no te vaya a engañar la egolatría:
    adórate en espejo de otro día,
    pues en el de hoy tu rostro está proscrito.

    Tendrás este epitafio muy glorios,
    si aceptas que tu Musa de la Guarda
    te va llegando cada vez más tarda:

    "Aquí reposa un vate generoso.
    Supo dejar a tiempo lo del verso.
    Dejó también en paz al Universo".



    EPITAFIO DE UN PÉSIMO RECITADOR

    No contento con ser un mal poeta,
    no satisfecho, no, con lo atrevido
    de escribir cojeando del oído,
    se nos mete a rapsoda a la vloleta.

    Con fúnebre dicción nada respeta,
    farfulla, grita, eructa lo leído,
    y y no hay pema suyo o aprendido
    que su voz de guadaña no acometa.

    La Parca, no la Musa, es quien le inspira,
    le afina bien un dalle, no una lira,
    con el cual degollar al auditorio.

    Si vienes a esta tumba, caminante,
    que un stertor en verso no te espante,
    pues sigue con su afán declamatorio.



    EPITAFIO DE UN POETA DECAPITADO

    En el scalafón de los poetas,
    bien escalafonado se sentía:
    muy joven le halagó la poesía
    con un premio local, fama en pesetas.

    Enseguida aspiró a mayores metas.
    ¿Galardón provincial? Lo conseguía.
    Bolsa mejor cebada le honraría,
    pero buscaba glorias más completas.

    Muy pronto el de la Crítica, suntuoso.
    Después, el Nacional, qué substancioso.
    Y seguro el Cervantes, y allá en Suecia...

    En esto, la envidiosa Poetambre,
    flaca de galardones, gorda de hambre,
    le puso precio a su cabeza necia.



    EPITAFIO DE UN POETA USURPADOR

    No era un poeta, no: un escribiente
    que siempre que a la Musa le placía
    dictar versos de amor, una elegía
    o bien otro oema, diligente

    él aprestaba, artista y obsecuente,
    su mejor magistral caligrafía.
    Escribano tan pulcro, transcribía
    con tanta devoción, tan bellamente

    que llegó a confundir su letra clara
    con une estro del cual jamás gozara,
    y de ajenos poemas se glorió.

    Erato, sabedora del abuso,
    con su copista tanto se indispuso
    que al macabro Parnaso lo arrojó.



    EPITAFIO DE UN POETA TÓPICO

    Fracasado en el arte de Talía.
    En el de la novela, desgraciado.
    En el de Erato mucho más dotado,
    se dispuso a triunfar en poesía.

    Sin embargo, ya tarde llegaría
    a la modernidad. Se vio lastrado
    por tanto viejo tópico cansado
    con que el Romanticismo le asistía.

    También usó, ni parco ni discreto,
    "geografía", "arquitectura" y toda
    constante topiquez, las más de moda.

    Pero murió ignorando el gran "secreto":
    qué tópicos sutiles le "poblaban"
    y otros más insidiosos le "habitaban".



    EPITAFIO DE UN POETA RENEGADO

    EN arrebato de autocomplacencia,
    después de tanto premio bien ganado
    y de cubrir su cráneo devastado
    con los laureles de la Gaya Ciencia,

    comete la patética insolencia
    de declarar, muy alto y descarado,
    que ateo de la Musa se ha tornado
    y que la inspiración sólo es paciencia.

    Que ya no esperará la voz suntuosa
    de la supuesta diva caprichosa,
    y será magistral siempre que quiera.

    La Musa, no remisa, sí vejada,
    le arranca la peluca laureada,
    e "ipso facto" su cráneo es calavera.



    CONSEJOS ANTE UNA TUMBA VACÍA

    Poeta joven, joven poetisa,
    aún expertos sólo en impaciejcia:
    no corráis tanto, que la Gaya Ciencia
    no requiere el resuello de la prisa.

    Es esfuerzo de clama, llanto y risa,
    gozo y dolor, amor y persistencia
    con que poder hacer de la experiencia
    la palabras más clara y más precisa.

    No os sintáis vanidosos del talento
    de una Musa que a veces os desea
    y otras en ignoraros se recrea.

    Pero perseverad en el intento:
    de esto dependerá que el epitafio
    os lo scriba un poeta o algún zafio.




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39998
    Fecha de inscripción : 25/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie Ene 06, 2023 6:03 am

    .


    De Otra silva de varia lección, 1950-2002:


    1950:

    SIESTA

    Con mi mano gozando tu cintura,
    y tu mano en mi pecho reposada,
    avancemos los dos por la enramada
    de este bosque propicio a la ventura.

    Perdámonos, amor, en la espesura.
    La tarde se recuesta, sosegada.
    Requiere tú la flor más perfumada,
    yo buscaré la sombra más oscura.

    Alzaremos la noche a nuestro paso,
    y un candente raudal de ruiseñores
    protegerá el placer de los amores.

    En un tiempo sin alba y sin ocaso,
    desnudo yo en tu piel y tú en la mía,
    compartamos la entrega y su alegría.



    1969:

    EN LA CUNA HAY UN NIÑO...

    ....En la cuna hay un Niño,
    hablemos bajo...
    ¿Por qué las hachas tercas
    cortan un árbol?

    ....En la cuna hay un Niño
    blanco, tan blanco...
    ¿Qué forjador adusto
    forja tres clavos?

    ....En la cuna hay un Niño
    negro y muy majo...
    Talabarteros necios
    trenzan un látigo.

    ....En la cuna hay un Niño
    de ojos rasgados...
    Un orfebre de espinas
    va trabajando.

    ....En la cuna hay un Niño
    crucificado.



    1977:

    SEGUNDO, SEGUNDA

    Este piso ya tiene mi estatura,
    ya posee el color de mi mirada,
    y el gesto de mis manos.
    Hay que hacerle los trajes a medida,
    ya que también son anchas sus espaldas,
    y es exigente en lo que atañe al gusto.
    Sus rincones oscuros son los míos,
    y pensamos igual sobre las mismas cosas.
    Como a mí, le molestan las luces excesivas
    y la televisión obligatoria
    que fomenta la vida familiar.
    Aunque es muy buen vecino,
    solidario y amable con cualquier otra puerta,
    a veces no quisiera
    ser tan fino de oído
    ni tan amante de la libertad
    de vivir solo, ya que muere solo.



    1986:

    AUNQUE TENGO MUY POCO QUE LEGAR...

    Aunque tengo muy poco que legar,
    algo testamentario es este libro.
    Si acaso desearas heredarme,
    mínimo es el impuesto sucesorio:
    el precio del volumen. Gozarías
    de un ingenioso y sano meditar
    y de un dar la palabra a la palabra,
    cuando muchos le dan tan sólo gritos.



    1988:

    PERO SABES TAMBIÉN DE LA ALEGRÍA

    Pero sabes también de la alegría
    que ha gozado de ti con voz floral,
    con palabras de amar claros los ojos,
    con la piel de decir la juventud,
    y con el vino extremo de otro cuerpo y el tuyo,
    con la serenidad del agua diurna
    vertida en nuestra sed.
    No te encuentras, pues, solo, ni sin nombre,
    ni caen en tiniebla los espejos,
    ni acaban de borrarse de tus libros
    páginas cada día más en blanco.



    1989:

    LONDAIN AMOR

    Ser yo en la complacencia de tus ojos,
    en la luz de glicinias que te acerca,
    en el silencio de esperar tu voz,
    y en tu ternura de acogerte en mí.
    Ser yo en el bien hablar de tu sonrisa,
    en tus labios de aurora desvelada,
    en tu ademán de acariciarme. Ser
    en el esmero de tu piel amante,
    ser en la flor ardiente de tu goce,
    y en tu mano clavada con mi mano.
    Para ser más en ti, ser tu palabra.



    1993:

    GUÍA DE ESTAMBUL

    A Francesc Llinàs, a quien deseo
    que encuentre el lugar en donde
    escondió «su destino tal vez».


    ¡A la Torre del Gálata, primero!
    La sentirás más alta que ninguna,
    más atalayadora, más del aire.
    Te otorga con certeza las palabras
    que quisiste gozar. Ayasofía,
    Mezquita Azul, Top Kapi, Cuerno de Oro...
    Desde su fuerza inicia tu ventura
    por la ciudad profunda en tierra firme
    y enarbolada en vientos marineros.
    Sin más itinerario que el placer,
    camínala, navégala, repósala
    en tu alegría de admirar y amar.
    Ya la tienes estrella reclinada,
    ceremonial de pórfidos celestes,
    liturgia de esmeraldas, nombre claro,
    aunque a veces los ojos miran tristes...
    Poséela, libérala, devuélvela
    al poder sideral de la belleza.
    Cuando llegue el momento del regreso
    al cotidiano tiempo de añoranza,
    como en otras ciudades que has amado
    también deja un lugar por conocer:
    la posesión completa no es perfecta.
    Pero antes ve a la Torre. Sabrás más.
    Mira que refundaste y rescataste
    Bizancio –derribada de su luz–,
    Constantinopla –oscura de campanas–
    y esta que se ilumina de alminares.



    1997:

    ANIVERSARIO DE UNA AMISTAD

    Hace siete decenios que fuimos presentados,
    a un paso de la mar y de la primavera,
    un dieciséis de marzo, si no recuerdo mal.
    Desde el primer momento, siempre nos avinimos,
    aunque los dos tengamos idénticas virtudes,
    pero todo fue alegre, la juventud, el gozo,
    vivir gratificado en intensa compaña.
    Sin embargo, de pronto me rehuye o acosa,
    ya no le gusta nada de lo que escribo y digo,
    va perdiendo memoria, se olvida de mi nombre
    tanto como del suyo, y me hace responsable,
    me acusa con mis ojos, me grita con mi voz,
    y así de día en día le siento más lejano.
    De súbito regresa, sañuda la mirada,
    viste aún con esmero, bien conjuntado, pulcro,
    con altiva elegancia se enguanta con mis manos,
    con su fuerza y la mía me aprieta la garganta.




    1999:

    BIOGRAFÍA DEL POETA DESCONOCIDO

    A esto le llevó su aplicación
    al señorial oficio de poeta:
    se le quedó encorvada la chaqueta,
    deprimido y exangüe el pantalón.

    La camisa tirando a camisón
    y la cintura ahorcada por la dieta,
    se descubrió con vocación de asceta,
    y buscó en el ayuno inspiración.

    Pero jamás nutrido de laureles,
    de la Musa dejó de ser escriba,
    esa patrona de tan mal salario.

    Levantó un holocausto de papeles
    y se tendió en la cama boca arriba,
    sólo con la piel muerta por sudario.



    2000:

    A JOSÉ LUIS GIMÉNEZ-FRONTÍN, EN SU PLACIDEZ
    DEL "MARE NOSTRUM", Y SOBRE TODO
    EN SU POESÍA, EN SU AMISTAD

    Pues sí, tú y yo, nacidos y vecinos de Laye
    –no sólo residentes, como dijo un edil
    en su partitocracia a veces tornadiza–,
    amamos la ciudad –virtudes y defectos–
    y escuchamos sus voces. Y porque somos libres
    y la queremos libre, también libres queremos
    a esas dos lenguas nuestras con que Laye se adorna
    y honra a quien las conoce. Nosotros escribimos
    esta con que Cervantes elogió a Barcelona,
    y no es por desamor a las de Ausiàs Marc,
    de Verdaguer, de Foix, de Espriu, de Carles Riba,
    entre otros indudables poetas de esta tierra.
    Pero dejemos ya lo que resulta obvio.
    Hoy deseo decirte ni en castellano firme
    ni en catalán rotundo, sino en lengua perenne
    llamada Libertad, algo que se deduce
    de tus versos tan claros. Los tiempos no son fáciles.
    ¿Alguna vez lo han sido? Por esto pido urgentes,
    sensatas osadías que les den la palabra
    a la verdad y al bien. En ti las agradezco,
    por tu verso aplomado en fuerza y en razón,
    por el amor que vives en la palabra escrita
    y por el aire limpio de tu arte poética.
    Son voces que acompañan no ya para el futuro,
    sino en el día a día de cuanto nos sucede.
    Sí, te las agradezco por tuyas, que las dices;
    por mías, pues las leo; y porque son de todos.
    Cuando esta primavera se inclina hacia el estío
    de la profunda luz, de la sazón frutal,
    una vez más te tiendo mi mano, y que la tuya
    me dé algo del poder y de las claridades
    y del valor patricio con que escribiste siempre.
    Qué bien si lees esto cerca de nuestro mar,
    en el que te complace un azul de horizontes
    y un reposo de pinos, y quizá de laurel.
    Porque ahí me recuerdes buen amigo,
    firmo con este abrazo que es mi nombre.



    ESQUELA DE UN POETA SATÍRICO

    Lo mismo que Marcial aseguraba,
    no criticó a personas, sino el vicio:
    ni nombre verdadero ni ficticio
    jamás puso en sus versos. Sí lograba

    que aportase el lector lo que faltaba...
    No escribió por venganza, por perjuicio,
    tampoco por el propio beneficio,
    pues también a menudo se inculpaba.

    No fue bufón de nadie, ni grotesco
    difamador. Fue un hombre de verdades,
    ducho en el sonreír de lo satírico,

    pero poco amador de lo burlesco.
    La Musa le hizo hablar de necedades,
    a él, que se creyó poeta lírico.



    ME PIDES QUE ME APUNTE A TU PARTIDO...

    Me pides que me apunte a tu partido
    al que, contradictorio, llamas "Independiente".
    Las guerras yo las hago por mi cuenta,
    y las guerrillas todavía más.




    De Ya cada día es más noche, 2006:



    Y QUE LA SOLEDAD NO SEA UN CUARTO OSCURO...

    Y que la soledad no sea un cuarto oscuro,
    que el temor y el amor me liberen de mí,
    que gestos de plegaria me serenen los ojos,
    que la última sed no sea de agua amarga,
    que Te sienta a mi lado como nunca he sabido



    NO SÉ MUY BIEN SI ES MÍO LO PASADO

    N O sé muy bien si es mío lo pasado.
    Qué raíz de ponzoña nos derriba
    el muro que guardaba la bonanza.
    Alguien sembraba sal cerca de mí,
    y de mis libros caen hojas secas.



    EN MIS PAPELES ÚLTIMOS, TAL VEZ...

    En mis papeles últimos, tal vez
    halles algún poema inacabado.
    Por bueno que pudiera parecerte,
    rómpelo, por favor, te lo suplico.
    Todavía mejor: lo das al fuego,
    el más digno final de lo incluso.
    No dejes que me ofenda el impudor.



    A TIENTAS POR TU AUSENCIA,
    PERDIDO DE TU LUZ...

    A tientas por tu ausencia, perdido de tu luz,
    te busco todavía en el recuerdo insomne
    de la infancia. Y ahora, cuando todo termina
    y hace más frío en casa y lejos va quedando
    lo que estuvo tan cerca, requiero nuevamente
    tu mano protectora, la que me enseñó el mar
    y tantos bellos nombres. Nos separó de pronto
    tu sangre malherida en tierra de batalla
    y en un lugar de nadie. Silencio inextinguible
    en todas las palabras que esperaba de ti.
    Más que nunca me faltan. Coge mi mano. Dime.



    SI EL AMOR QUE NOS AMA, SI EL AMOR...

    SI el amor que nos ama, si el amor,
    la luz será floral a todas horas,
    volverá con nosotros la inocencia
    y ya no sangrará ningún espejo.



    ERA LO INTERMINABLE DE VIVIR...

    Era lo interminable de vivir,
    no había soledad, voces distantes,
    ojos sin otros ojos de esplendor,
    qué bienestar de flores de la aurora,
    cuántas altas campanas reverentes.
    Hoy, todo queda en tinta derramada.
    Pasó el tiempo en que fuimos inmortales.



    EL OSCURO VACÍO QUE SE ACERCA...

    EL oscuro vacío se acerca,
    dónde está quien andaba conmigo,
    piedra y lodo delante de mí
    y el rumor de los últimos pasos
    que muy pronto daré. Hace frío.



    QUE TU MANO SE ACERQUE A LA MÍA...

    Q UE tu mano se acerque a la mía,
    que me asistan la luz del poema,
    los amigos de siempre a mi lado,
    plenitud en azul de alta mar
    y también la final tierra firme.
    Qué sereno placer, la esperanza.



    SE ME OTORGÓ EL DEBER DE LA PALABRA...

    SE me otorgó el deber de la palabra,
    de su goce, su riesgo, su ventura
    en lo profundo del papel en blanco.
    Para ser más en ti y más en mí,
    al amor del amor amarla juntOS.



    Y TATUADA TU PIEL EN MI PIEL...

    Y tatuada tu piel en mi piel,
    y mi voz escuchada en tu voz,
    y tus ojos entrando en los míos,
    fue la paz en la paz, agua fresca
    en la sed, y en la luz flores nuevas,
    primavera que vino contigo,
    nuestros nombres un nombre tan sólo,
    y fue vida vivir en tu vida.



    PUESTO QUE CADA DÍA ES MÁS DE NOCHE...

    P OR qué no oigo cuanto se me advierte,
    por qué tan lejos todo lo cercano,
    por qué escribo con letra que no es mía,
    y qué mudez recubre poco a poco
    los labios de las últimas palabras.




    De Segunda silva, 2003-2008:


    2003:

    ELOGIO DEL CIPRÉS DE SILOS

    GRÁCIL solemnidad te pone nombres.
    Mano de bendición, alta palabra,
    mediodía perenne, voz benigna,
    ala de claridad, urna de aromas,
    incienso de oración, raudal celeste,
    salmo de soledad recompensada,
    vitral del buen amor, puerta de amparo,
    acto de fe, donaire de alegría,
    poder de la verdad, lucha y reposo,
    fuente para la sed más necesaria
    que, sediento de sed, vengo a beber.



    HIMNO DE BATALLA CONTRA LAS GUERRAS

    SI aquí nos obligaron clarines de mal tiempo,
    voces de iniquidad, órdenes de inclemencia,
    por estandarte gritos de látigos candentes,
    por heroísmo el odio y la desesperanza,
    en los ojos mordazas, tinieblas en los labios,
    y en el pecho la herida del deber de morir,
    obstinados queremos desertar de la muerte,
    huir hacia la aurora y el pleno mediodía,
    y avanzamos erguidos y con latidos de alma,
    de corazón y mente, marcialidad de paz.
    Que nadie nos imponga mortajas como enseña
    de gozo y juventud, que no nos condecoren
    con el pavor y el fuego, que nadie beba lágrimas
    ni coma pan esclavo, no sea por nosotros
    que unas manos de amor busquen manos sepultas.
    ...........Y que ya nunca más, ennegrecidas,
    ...........sangren a media asta las banderas.



    PRIMAVERA EN AZUL

    ¡Y regresa el azul primavera,
    se alza el mar ofrecido en azules,
    el azul auroral crepitante
    hacia el cálido azul mediodía,
    el azul encendido de azul,
    y el azul sosegado, azul tarde,
    y el azul escondido, azul noche,
    y el azul aire, azul brisa, azul viento,
    y también en mi calle el azul,
    y en mi puerta y en toda mi casa,
    y el azul ruiseñor, azul vida,
    oloroso de azul el azul
    flor del mar tan ardiente de azul,
    y qué azul el azul libertad!



    NUNCA HAY MALOS TIEMPOS

    Nunca hay malos tiempos
    ...............no, para la lírica.
    Es insoslayable
    ...............después dl horror.
    Buena, la belleza
    ...............no para evasiones:
    para la esperanza.
    ...............Al escribir "yo",
    escribo "nosotros".
    ...............Si busco hacia mí,
    es por encontrarnos
    ...............y juntos saber
    del mismo dolor,
    ...............de igual alegría.
    Firma, pues, conmigo,
    ...............esto que aquí lees,
    ........y vayamos juntos.



    RUMOROSO SILENCIO PRESAGIA...

    Rumoroso silencio presagia
    deseada palabra, poema.
    Con trabajo tenaz seas digno
    del fulgor germinal de su luz.



    NO DESEES VOLVER A LA CIUDAD...

    No desees volver a la ciudad
    en la que te acogieron plenitudes.
    Podrías regresar, pero no al tiempo
    que te supo decir de la belleza
    y anto de ti mismo en el amor.
    No acates la nostalgia. Sé prudente.



    2004:

    11-M., MADRID, ESPAÑA, EUROPA

    Furor agazapado, iniquidad de súbito,
    un puño de sevicia contra toda inocencia,
    y quién en ste abismo trabajó con las manos
    avezadas a sangre, fuertes en la ponzoña.
    Nos hunde las espaldas un fardo de tinieblas,
    nos golpea los ojos un llanto para siempre.
    ¡El grito se nos clava n la garganta!



    EN EL SILENCIO DELPAPEL EN BLANCO...

    En el silencio del papel en blanco,
    un susurro de trazos inminentes,
    y el destello inicial de la palabra.
    Escucha, mira, espera con fervor,
    ya que tal vez de pronto te ilumine
    el deseado nombre del poema.
    Y sé humilde. Tú, sólo mensajero.



    2005:

    DE UN SOLITARIO

    Ya te reconocen tus espejos,
    te dan la espalda todos tus vestidos,
    tus corbatas se han vuelto de ceniza,
    tus zapatos se olvidan de tus calles,
    tu voz sólo susurra tu silencio
    con el cual no saber cómo te llamas,
    cuanto de ti tenías se perdió,
    se dice que en tus ojos hace frío,
    sólo un papel en blanco te describe.



    2008:

    OCTOGENARIO, PUES, Y ME PROTEGE...

    Octogenario, pues, y me protege
    el deber de vivir. Está conmigo
    la luz de tantos nombres indelebles
    con los que seguir siendo y conversar.
    También la tentación de la palabra
    prosige acogedora, solicita
    trabajo cotidiano de esperanza:
    que me sea benigno lo pasado,
    y lo futuro siempre deseable.
    Si en las manos me pesan vaciedades
    de lo que no cumplí, las tengo prontas
    y sumisas a toda la justicia.
    La vida vuelve a ser su primavera,
    a desvelarse en plena juventud,
    belleza germinada tan de súbito
    y cálida de flores y ternura.
    Sin embargo, comienzo a tener frío,
    cada día mi tiempo se trocea
    con urgencia mayor en mi reloj.



    OH TÚ, MUSA PEDESTRE, TAMBIÉN LÍRICA

    Oh tú, musa pedestre, también lírica.
    Si tienes algo nuevo que decir
    con tu clara palabra dadivosa
    durante mucho tiempo, aquí estoy,
    agradecido, siempre diligente.
    Y te echo de menos, taciturna,
    te noto cada día más lejana,
    en silencio tal vez de desamor,
    cuando tanto quisiera conversar
    contigo y saber más de lo que viene
    a mis cercanos días de estar solo.
    Pueda creerme digno de ti, lúcida
    en conceder los nombres de vivir,
    y ahora solicito que me otorgues
    los aún más intensos que me ayuden
    a esperar el temor con esperanza.



    YENDO DE SOLEDAD EN SOLEDAD...

    Yendo de soledad en soledad,
    pronto a la tentación de la palabra,
    qué silencio de niebla entre las manos,
    y esta caligrafía temerosa
    de haber escrito en negro sobre negro,
    de haber escrito en blanco sobre blanco.


    ENRIQUE BADOSA, Trivium. Poesía 1956-2010, Funambulista, 2010



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Enrique Badosa (1927-2021) Empty Re: Enrique Badosa (1927-2021)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Mar 30, 2023 3:50 am