Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1040020 mensajes en 47578 argumentos.

Tenemos 1569 miembros registrados

El último usuario registrado es Mara

¿Quién está en línea?

En total hay 83 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 81 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» Parque de la Ciudadela (Barcelona)
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 07:16 por Pedro Casas Serra

» Parque de la Ciudadela (Barcelona)
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 07:07 por Pedro Casas Serra

» POESÍA SOCIAL XIX
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 06:59 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-06-22 GÉISER
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 03:13 por Pedro Casas Serra

» 2013-06-22 QUERER
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 03:08 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 02:13 por Pedro Casas Serra

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 01:25 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 00:41 por Pascual Lopez Sanchez

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 00:15 por Pascual Lopez Sanchez

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 EmptyHoy a las 00:10 por Pascual Lopez Sanchez

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty

3 participantes

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 23 Mayo 2021, 23:07

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    18

    Entonces caminaron, cada uno con su cerbatana. Descendieron hacia Xibalbá.
    Descendieron aprisa la pendiente rápida y pasaron los ríos encantados de los barrancos; los
    pasaron entre pájaros; son los pájaros llamados Congregados. Pasaron el río Absceso, el río
    Sangre, en donde, en el espíritu de los Xibalbá, debían ser vencidos; no los pasaron sino sobre
    sus certabanas. Salidos de allí, llegaron a la encrucijada de los Cuatro Caminos. Ahora bien, ellos
    conocían los caminos de Xibalbá: el camino negro, el camino blanco, el camino rojo, el camino
    verde. Por tanto, desde allí enviaron a un animal llamado Mosquito; éste debía recoger las
    noticias que ellos le enviaban a buscar: “Pica a cada uno de ellos. Muerde primeramente al [que
    esté] sentado primero, [y] después, acaba por picarlos a todos. Tu alimento será chupar en los
    caminos la sangre humana”, fue dicho a Mosquito. “Muy bien”, respondió Mosquito. Entonces
    entró por el camino negro. Llegó junto al maniquí, al [muñeco] labrado en madera, los primeros
    sentados, engalanados. Picó al primero, que no habló. Picó al otro, picó al segundo sentado, que
    no habló. Picó al tercero; el tercero era Supremo Muerto. “¡Ay! ¡Ay!”, dijo Supremo [Muerto]
    cuando fue picado. “¿Qué, Supremo Muerto, quién os picó?”, le dijo Principal Muerto. “No sé”,
    respondió Supremo Muerto. “¡Ay!” dijo el cuarto sentado. “¿Qué, Principal Muerto, quién os
    picó?”, dijo el quinto sentado. “¡Ay! ¡Ay!”, dijo. Extiende Tullidos. Principal Muerto le dijo: “¿Quién
    os picó?”. Picado, el sexto dijo: “¡Ay!”. “¿Qué, Reúne Sangre?”, le dijo Extiende Tullidos. “¿Quién
    os picó?”, dijo el séptimo, que entonces fue picado. “¡Ay!”, dijo. “¿Qué, El del Absceso?”, le dijo
    Reúne Sangre. “¿Quién os picó?”, dijo el octavo sentado que fue entonces picado. “¡Ay!” dijo.
    “¿Qué, El de la Ictericia?”, le dijo el del Absceso. “¿Quién os picó?”, le dijo el noveno sentado que
    entonces fue picado. “¡Ay!”, dijo. “¿Qué, Varilla de Hueso?”, le dijo el de la Ictericia. “¿Quién os
    picó?”, le dijo el décimo sentado, que fue entonces picado. “¡Ay!” “¿Qué, Varilla de Cráneos?”, le
    dijo Varilla de Huesos. “¿Quién os picó?”, dijo el undécimo sentado, que fue entonces picado.
    “¡Ay!”, dijo. “¿Qué?”, le dijo Varilla de Cráneos. “¿Quién os picó?”, dijo el duodécimo sentado,
    que fue entonces picado: “¡Ay!”, dijo. “¿Qué, Opresión?”, le fue dicho. “¿Quién os picó?”, dijo el
    decimotercero sentado que fue entonces picado. “¡Ay!”. “¿Qué. Gavilán de Sangre?”, le dijo
    Opresión. “¿Quién os picó?”, dijo el decimocuarto sentado que fue entonces picado. “¡Ay!”.
    “¿Quién os picó. Garras Sangrientas?”, le dijo Dientes Sangrientos. Así fueron nombrados sus
    nombres; todos se nombraron el uno al otro; así, manifestaron sus rostros88; al nombrar sus
    nombres, siendo nombrado cada uno de los capitanes por el otro; el nombre de uno, sentado en
    el rincón, fue dicho. [No hubo] ninguno cuyo nombre se omitiera. Se acabó de nombrar todos sus
    nombres cuando fueron picados por el pelo de la faz de la rodilla de Maestro Mago; en realidad
    no era un mosquito quien les había picado, quien había ido a escuchar todos sus nombres para
    Maestro Mago, Brujito.

    En seguida, éstos caminaron, llegaron adonde estaban los de Xibalbá. “Saludad a los
    jefes”, se [les] dijo; “ésos sentados”, [les] dijo un tentador. “Ésos no son los jefes, sino un
    maniquí, un muñeco de madera”, dijeron ellos avanzando. Entonces saludaron: “Salud, Supremo
    Muerto. Salud, Principal Muerto. Salud, Extiende Tullido. Salud. Reúne Sangre. Salud, El del
    Absceso. Salud El de la Ictericia. Salud, Varilla de Huesos. Salud, Varilla de Cráneos. Salud.
    Gavilán de Sangre. Salud, Dientes Sangrientos. Salud. Garras Sangrientas”, dijeron al avanzar.
    De todos descubrieron los rostros, nombraron todos sus nombres; no hubo ni un nombre omitido.
    [Los Xibalbá] hubieran querido que sus nombres no fuesen descubiertos por ellos. “Sentaos”, les
    dijeron, deseando que se pusiesen sobre un banco, pero [los engendrados] no quisieron. “Ése no
    es nuestro banco sino un banco de piedra quemante”90 dijeron, invictos. Maestro Mago. Brujito.
    “Muy bien. Id a vuestra morada”, se les dijo. Entonces invictos, entraron en la Mansión
    Tenebrosa.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 23 Mayo 2021, 23:10

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    19

    Ésa era la primera prueba de Xibalbá. Entonces, en el espíritu de Xibalbá, desde la
    entrada comenzaban su derrota. Primeramente entraron en la Mansión Tenebrosa. Se fue en
    seguida a darles sus pinos encendidos; entonces fue entregado a cada uno su tabaco por los
    mensajeros de Supremo Muerto. “El jefe dice: “He aquí los pinos. Al alba devolverán sus pinos y
    sus tabacos; los devolverán intactos”; así dice el jefe”, dijeron al llegar los mensajeros. “Muy
    bien”, se respondió. En realidad ellos no encendieron sus pinos, sino que pusieron en su lugar
    algo rojo; fue una cola de guacamayo lo que vieron, semejante a pinos [encendidos], los
    veladores. Pusieron sobre su tabaco solamente bestezuelas de fuego. Alumbraron con aquello
    una noche. “Están vencidos”, dijeron los veladores. Pero sus pinos no estaban acabados, [tenían]
    el mismo aspecto, y su tabaco, que no habían encendido, la misma forma; fuese a darlos a los
    jefes. “¿Cómo han hecho? ¿De dónde vienen esos Varones? ¿Quién los llevó, quién los
    engendró? Verdaderamente nuestro corazón arde por esto. No está bien lo que nos hacen.
    Extraños [son] sus rostros, extraños sus seres”, se dijeron entre sí.

    Entonces todos los jefes los hicieron llamar: “Vamos, juguemos a la pelota, oh
    engendrados”, dijeron. Entonces Supremo Muerto, Principal Muerto, los interrogaron: “Oh
    vosotros, ¿de dónde venís? Contádnoslo todo, oh engendrados”, les dijeron los Xibalbá. “¿De
    dónde venimos? No sabemos”, respondieron ellos sin responder nada más. “Bien. Lancemos
    pues nuestra pelota, oh engendrados”, les dijeron los Xibalbá. Ellos respondieron: “Bien. No
    usarnos sino nuestra pelota, la de nosotros”. Los Xibalbá dijeron: “No usaréis la de vosotros, sino
    la de nosotros”. Los engendrados dijeron: “No es ésa, es la nuestra la que usaremos”. “Muy
    bien”, dijeron los Xibalbá. Los engendrados dijeron: “Id solamente por un Chil”. Los Xibalbá
    dijeron: “No, sino una cabeza de puma”. “Está dicho”, dijeron los engendrados. “No”, dijeron los
    Xibalbá. “Muy bien”, dijo Maestro Mago. Cuando el juego fue comenzado por los Xibalbá, éstos
    enviaron [la pelota] ante el anillo de Maestro Mago. En seguida, mientras que los Xibalbá miraban
    su lanzamiento de juego, la pelota se lanzó, se fue botando por todas partes en el suelo del juego
    de pelota. “¿Qué, pues?”, dijeron Maestro Mago, Brujito. “Queréis pues que muramos. ¿No
    habéis enviado [a decir] que viniésemos aquí? ¿Vuestros mensajeros no vinieron? En verdad,
    tened piedad de nuestros rostros. Pero nos vamos”, dijeron los engendrados. He aquí lo que
    [Xibalbá] deseaba para los engendrados: que muriesen pronto en el juego de pelota, que fuesen
    vencidos. [No fue] así, sino que los Xibalbá fueron vencidos por los engendrados. “No partáis, oh
    engendrados. Juguemos a la pelota; admitimos la vuestra”, se [les] dijo a los engendrados. “Muy
    bien”, respondieron éstos [y] después lanzaron su pelota. Entonces cesó el juego de pelota. En
    seguida apreciaron sus derrotas. “¿Cómo los venceremos?”, dijeron los Xibalbá. “Partid pues en
    seguida”, se [les] dijo a los engendrados. “Cogednos cuatro jarrones de flores”, dijeron los
    Xibalbá. “Perfectamente. ¿Cuáles flores?”, dijeron a los Xibalbá los engendrados. “Un ramo de
    rojas Crotalarias, un ramo de blancas Crotalarias, un ramo de amarillas Crotalarias, un ramo de
    Grandes Peces”. dijeron los Xibalbá. “Muy bien”, respondieron los engendrados. Entonces
    descendieron las flechas [que los guardaban; todas iguales en fuerza; numerosas las flechas
    [que guardaban] a aquellos engendrados; pero buenos los corazones de éstos cuando se dieron
    a aquellos que debían vencer a los engendrados. Los Xibalbá se regocijaban ya de que éstos
    serían vencidos. “Obramos bien. Desde luego serán vencidos”, decían los Xibalbá. “¿Adonde
    iréis a coger las flores?”, decían en su pensamiento. “En verdad esta noche nos daréis las flores.
    Venceremos ahora”, dijeron los Xibalbá a los engendrados Maestro Mago, Brujito. “Muy bien”.
    “Esta noche jugaremos también a la pelota”, dijeron despidiéndose de ellos.

    (cont.)


    Última edición por Lluvia Abril el Dom 23 Mayo 2021, 23:15, editado 1 vez


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 23 Mayo 2021, 23:13

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    19

    (cont.)

    Cuando los engendrados entraron después en la Mansión de Obsidiana, la segunda
    prueba de Xibalbá, [los jefes] habían ordenado que fuesen atravesados de parte a parte por las
    flechas; que esto sucediera prontamente [estaba] en sus corazones: que muriesen [estaba] en
    sus corazones; pero no murieron. [Los engendrados] hablaron entonces a las flechas, les mandaron entonces: “He aquí. Para vosotros [serán] todas las carnes de animales”, dijeron a las
    flechas; éstas no se movieron ya más, todas las flechas se inclinaron. Estuvieron ellos así [toda]
    la noche en la Mansión de Obsidiana. En seguida llamaron a todas las hormigas. “Hormigas Obsidianas. Hormigas Zampopos venid, id todas, id a tomar todas las clases de flores que
    pidieron los jefes”. “Muy bien”, respondieron ellas. Todas las hormigas fueron a coger las flores
    del jardín de Supremo Muerto. Ya éstos habían ordenado a los Vigilantes de las flores de
    Xibalbá: “Oh vosotros que vigiláis nuestras flores, no las dejéis robar por esos engendrados [a
    los] que venceremos. ¿Adonde irían ellos a ver en otra parte las [flores] que les hemos
    ordenado? No hay. Velad esta noche”. “Muy bien”, respondieron. Pero los vigilantes del jardín no
    oyeron [a las Hormigas]. En vano gritaban entre las ramas de los árboles del jardín, con los
    mismos cantos y palabras: “Se ha entrado en lo negro, se ha entrado en lo negro”, decía el uno
    cantando].

    “Sobremos montes, sobre los montes”, decía [el otro] cantando. Sobres los Montes,
    nombre de los dos Vigilantes del jardín de Supremo Muerto, Principal Muerto. Pero no supieron
    que las hormigas robaban lo que ellos guardaban. Iban por filas, cortando los arriates de flores,
    caminando con aquellas flores que llevaban con sus pinzas, sobre los árboles, aquellas flores
    olorosas, bajo los árboles. Sin embargo, los Vigilantes gritaban a voz en cuello, sin saber que
    unas pinzas aserraban sus colas, aserraban sus alas. Era una cosecha de flores la que cortaban
    las pinzas, de perfumes, la que transportaban las pinzas. Apresuradamente se llenaron los cuatro
    jarrones de flores y estaban llenos al alba. Los mensajeros fueron en seguida a llamarlos: “Que
    vengan, dice el jefe, que traigan inmediatamente aquello de que hemos hablado”, dijeron a los
    engendrados. “Muy bien”, dijeron éstos. Tenían los cuatro jarrones llenos de flores, cuando se
    presentaron ante los rostros del jefe, de los jefes; éstos tomaron las flores, agradables de ver. Así
    fue vencido Xibalbá. Los engendrados no habían enviado sino hormigas. En una sola noche, las
    hormigas habían cogido las flores, las habían dado | a los engendrados] en los jarrones.
    Entonces todos los Xibalbá palidecieron; a causa de aquellas flores sus rostros emblanquecieron.
    Al instante enviaron a buscar a los Vigilantes de las flores. “¿Por qué dejasteis robar nuestras
    flores? ¡He aquí que vemos aquí nuestras flores!”, dijeron a los Vigilantes. “Nosotros no supimos
    nada, oh jefes. Nuestras colas sufrieron”, respondieron ellos. Entonces se laceraron sus bocas,
    en pago del robo de lo que vigilaban. Así Supremo Muerto, Principal Muerto, fueron vencidos por
    Maestro Mago. Brujito; [éste fue] el comienzo de sus acciones. Desde entonces los “Se ha
    entrado en lo negro” tienen la boca hendida; ahora está hendida. Después de esto se
    descendió a jugar a la pelota. Todos juntos pelotearon. Entonces se previnieron para el alba; así
    dijo Xibalbá. “Muy bien”, respondieron finalmente los engendrados.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 24 Mayo 2021, 00:02

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    20

    Entraron en seguida en la Mansión del Frío. Incalculable el frío. Denso el granizo
    menudo en la Mansión, casa del frío. El frío cesó prontamente por la Magia de los nietos, el frío
    fue destruido por los engendrados. No murieron; vivían al alba; Xibalbá deseaba sin embargo que
    muriesen, pero esto no sucedió y buenos estaban sus rostros cuando llegó el alba. Salieron
    cuando sus vigilantes fueron a llamarlos. “¡Como! ¡No han muerto!”, dijo el gobierno de Xibalbá,
    maravillándose de las acciones de los engendrados Maestro Mago, Brujito.

    Entraron después en la Mansión de los Jaguares. Muchos jaguares en la casa: “No nos
    mordáis, somos de los vuestros”, dijeron a los jaguares. Arrojaron en seguida huesos ante los
    animales, quienes inmediatamente pulverizaron los huesos. “Al fin, ya están pues acabados, sus
    corazones son comidos, al fin se han entregado; he aquí que son molidos sus huesos”, decían
    los veladores, regocijándose todos en sus corazones. Pero ellos no habían muerto; de nuevo
    buenos estaban sus rostros. Salieron de la Mansión de los Jaguares. “¿De qué naturaleza son?
    ¿De dónde vienen?”, dijeron todos los Xibalbá.

    Entraron después en el fuego, en una Mansión de Fuego. Solamente fuego en el interior.
    No fueron quemados por él, aunque asase, aunque ardiese. También [estaban] buenos sus
    rostros cuando vino el alba. Sin embargo, mucho se deseaba que muriesen allá por donde
    pasaban todavía; esto no sucedió, y por eso desfalleció el corazón de Xibalbá. Entraron después
    en la Mansión de los Murciélagos. Solamente murciélagos en la mansión, una Mansión de los
    Murciélagos de la Muerte, grandes animales que tenían el mismo aparato mortal que Punta
    Victoriosa, acabando al instante a aquellos [que llegaban] ante sus fauces. Estuvieron allá
    adentro, pero durmieron en sus cerbatanas; no fueron mordidos por los dientes que estaban en la
    Mansión. Se entregaron en seguida, pero a un Murciélago de la Muerte que vino del cielo a
    manifestarles lo qué debían hacer. Los murciélagos se interrogaron, celebraron consejo una
    noche, aleteando. “Brujo Abatido, Brujo Abatido”, decían lo dijeron una noche: cesaron sin
    embargo un poco. Los murciélagos no se balancearon ya más, permanecieron en una punta de
    las cerbatanas. Brujito dijo entonces a Maestro Mago: “El alba blanquea. Mira”, “Quizás blanquea.
    Voy a mirar”, respondió. Cuando quiso mirar desde la boca de la cerbatana, cuando quiso, ver
    salir el alba, al instante su cabeza fue cortada por Murciélago de la Muerte , y la grandeza de
    Maestro Mago permaneció débil. Brujito preguntó de nuevo: “¿No alborea?”, pero Maestro Mago
    no se volvió. “¿Habrá partido Maestro Mago? ¿Cómo hiciste eso?”. Pero [Maestro Mago] no se
    volvía, estaba solamente extendido allí. Entonces Brujito tuvo vergüenza. “¡Ay! vencidos
    estamos”, dijo. En seguida colocóse la cabeza del Maestro Mago en el juego de pelota,
    cumpliendo la palabra do Supremo Muerto, Principal Muerto. Todo Xibalbá se regocijó a causa de
    la cabeza de Maestro Mago.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 24 Mayo 2021, 00:05

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    21

    Después Brujito llamó a todos los animales, puerco-espines, cerdos, todos los animales
    pequeños, los animales grandes, durante la noche, y la misma noche les preguntó lo que comían.
    “¿Cuál es vuestro alimento de cada uno? He aquí que os he llamado para que vayáis a tomar
    vuestro alimento”, les dijo Brujito. “Muy bien”, respondieron. Entonces fueron a tomar el suyo,
    entonces todos fueron a elegir. Hubo quienes fueron a tomar lo podrido, hubo quienes fueron a
    tomar la hierba, hubo quienes fueron a tomar la piedra, hubo quienes fueron a tomar la tierra.
    Diverso? los alimentos de los [pequeño?] animales, de los grandes animales. Detrás de los oíros
    quedaba la Tortuga acorazada: fue a tomar [su parte] zigzagueando, llegó al extremo [del
    cuerpo], [y] se puso en el lugar de la cabeza de Maestro Mago; al instante se esculpieron los
    huesos de la faz. Numerosos sabios vinieron del cielo. Los Espíritus del Cielo, los mismos
    Maestros Gigantes, vinieron a cernerse, vinieron encima de la Mansión de los Murciélagos.
    Aunque la cabeza de Maestro Mago no se terminó en seguida, estuvo bien hecha, apareció con
    una bella cabellera y también habló. Y ahora he aquí que quiso hacerse de día que enrojeció, se
    coloreó el mundo, que se abrió [el día]. “¿El Opossum101 va a existir?”. “Si”, respondió el Abuelo.
    Entonces abrió [sus piernas]; después hubo de nuevo obscuridad; cuatro veces el Abuelo abrió
    [sus piernas]. “He aquí que se abre el Opossum”.

    dicen ahora los hombres. Cuando él iluminó, entonces comenzó la existencia. “¿La cabeza
    de Maestro Mago está bien así?”, se dijo. “Bien”, fue respondido. Así se hizo el molde de la
    cabeza, y aquello fue verdaderamente semejante a una cabeza. En seguida tomaron sus
    decisiones, se recomendaron no jugar a la pelota. “No arriesgues más que tú”. “Obraré solo”,
    respondió Brujito. Ordenó en seguida a un Conejo. “Ve a ponerte encima del juego de pelota, y
    estáte sobre el reborde”, fue dicho al conejo por Brujito. “Cuando la pelota llegue a ti, vete; yo
    obraré en seguida”, dijo al conejo mandándole de noche. Ya venía el alba y buenos estaban los
    rostros de los dos [engendrados].

    Se descendió entonces a pelotear allá adonde estaba suspendida la cabeza de Maestro
    Mago, encima del juego de pelota. “Somos vencedores. A vosotros es dada mucha vergüenza;
    vosotros os habéis entregado”; fue dicho. Entonces se gritó a Maestro Mago: “Arranca tu cabeza
    de la pelota”, así se le dijo, pero él no sufría con sus injurias. Y he aquí que los jefes de Xibalbá
    lanzaron la pelota; Brujito fue en contra; la pelota se detuvo erguida ante el anillo y salió al
    instante. La pelota pasó rápidamente por encima del juego de pelota, y de un bote, se detuvo en
    el reborde. Entonces salió el Conejo quien se fue brincando, pero al instante fue perseguido por
    los Xibalbá quienes corrieron tumultuosamente, quienes chillaron detrás del conejo; bien pronto
    todo Xibalbá acabó por ir [tras el conejo]. AI instante Brujito cogió la cabeza de Maestro Mago y la
    puso en lugar de la tortuga: después fue a poner a la tortuga encima del juego de pelota. En
    verdad, aquella cabeza era la cabeza de Maestro Mago, lo que les regocijó a los dos. He aquí
    que los Xibalbá buscaban la pelota; habiendo cogido después la pelota en el reborde, gritaron:
    “Venid. He aquí la pelota; la hemos atrapado”: [así] dijeron trayéndola. Entonces vinieron los
    Xibalbá. “¿Qué vimos?”, dijeron al recomenzar a pelotear, Y se peloteó con igualdad, haciéndose
    [puntos] de los dos [lados]. La tortuga fue en seguida golpeada por Brujito; la tortuga cayó en el
    juego de pelota, se desparramó, habiendo estallado como una vasija de barro ante sus rostros.
    “¿Quién de vosotros irá a cogerla? ¿Dónde está el que la cogerá?”, dijeron los Xibalbá. Así, pues,
    fueron vencidos los jefes de Xibalbá por Maestro Mago, Brujito. Grandes fueron los sufrimientos
    [de éstos] pero no murieron de todo lo que se les hizo.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 24 Mayo 2021, 00:07

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    22

    He aquí ahora el recuerdo de la muerte de Maestro Mago, Brujito; he aquí que contaremos
    el recuerdo de su muerte. Habían sido advertidos de los tormentos que se les hicieron, de los
    sufrimientos que se les hicieron, sin morir en las pruebas de Xibalbá, sin ser vencidos por todos
    los animales mordedores que había en Xibalbá. Llamaron en seguida a dos augures, semejantes
    a videntes, llamados Adivino. Descubridor, unos sabios. Si fuereis interrogados por los jefes de
    Xibalbá acerca de nuestra muerte que ellos meditan y que ellos preparan, [acerca de] por qué
    todavía no estamos muertos, por qué no fuimos vencidos, no fuimos perdidos, en sus pruebas,
    [decidles que es] solamente [porque] los animales no entraron [en acuerdo] con ellos. En nuestro
    espíritu sabemos que una piedra quemante será el instrumento de nuestra muerte. Todos los
    Xibalbá se reúnen [para esto]. Pero en realidad no moriremos. He aquí que os decimos vuestros
    consejos. Si para ellos se os interrogara acerca de nuestra muerte, cuando seamos cortados,
    ¿qué diréis vosotros, oh Adivino, oh Descubridor? Si se os dice: «Si esparciésemos sus huesos
    en el barranco, ¿estaría bien?» Vosotros diréis: «Así revivirán sus rostros». Si se os dice:
    «Colgarlos de los árboles, ¿estaría bien?» Vosotros diréis: «No [estaría] bien, pues volveríais a
    ver sus rostros». Si por tercera vez, se os dice: «¿Estaría bien que esparciésemos sus huesos en
    el río?», si eso os es dicho por ellos, «Así es como morirán. Después será bueno moler en la
    piedra sus huesos como es molida en harina la mazorca seca de maíz; que cada uno sea molido;
    los esparciréis en seguida en el río allá en donde cae la fuente, a fin de que se vayan a las
    montañas pequeñas, a las montañas grandes», les responderéis, repitiendo las órdenes que os
    damos”, dijeron Joven Maestro Mago. Brujito. Ellos ordenaban, sabiendo que morirían. He aquí
    que se hizo una gran piedra quemante semejante a un asador; Xibalbá la hizo y puso en ellas
    muchas ramas grandes. Los mensajeros llegaron en seguida para acompañarlos, los mensajeros
    de Supremo Muerto, Principal Muerto. “Que se venga. Vamos con los engendrados. Que se
    venga a ver que vamos a asarlos, dice el jefe, oh engendrados”, fue dicho. “Muy bien”,
    respondieron. Caminaron apresuradamente. Llegaron junto al horno semisubterráneo.
    Quísose que soportasen burlas. “Tomemos pues aquí nuestras bebidas fermentadas, y que
    cuatro veces cada uno de nosotros extienda los brazos, oh engendrados”, fue dicho por Supremo
    Muerto. “No os burléis así de nosotros. ¿No sabemos que moriremos, oh jefes?”, respondieron
    ellos. Abrazándose rostro con rostro, alargaron sus brazos [y] fueron a extenderse boca abajo los
    dos, sobre el horno semisubterráneo, [y] después murieron los dos. En seguida todos los Xibalbá
    se regocijaron, por sus silbidos, por sus ruidos. “Al fin verdaderamente somos vencedores; no es
    prontamente como ellos se han dado”, dijeron. Finalmente, llamaron a Adivino, Descubridor, a
    quienes [los engendrados] habían dejado sus órdenes. Así, se les preguntó adonde debían ir los
    huesos, y, cuando hubieron adivinado, los Xibalbá molieron los huesos, fueron a esparcirlos en el
    río; pero [los huesos] no fueron lejos y descendieron a] instante al fondo del agua, en donde se
    volvieron unos bellos adolescentes, de los cuales en verdad se manifestaron de nuevo los
    rostros.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 24 Mayo 2021, 23:55

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    23

    Al quinto día se mostraron, pues, de nuevo, y fueron vistos en el agua por los hombres.
    Semejantes a dos Hombres-Peces aparecieron. Entonces sus rostros fueron vistos por los
    Xibalbá, y fueron buscados en las aguas. Al día siguiente se mostraron dos pobres, de
    lastimosos rostros, de lastimoso aspecto; unos lamentables vestidos [eran] sus trajes; sin adorno
    sus rostros. Entonces fueron vistos por los Xibalbá. Hicieron poco, pero danzaron el Búho,
    danzaron la Comadreja, el Armadillo, danzaron el Ciempiés y los Zancos. Hacían muchas
    maravillas. Quemaban las casas como si realmente hubieran ardido, [y] después al instante
    renacían. Numerosos Xibalbá asistieron [a ese espectáculo]. En seguida se sacrificaban, uno [de
    ellos] matando al otro, [y] después el primer matado se tendía” muerto, pero inmediatamente su
    rostro revivía. Los Xibalbá asistían [al espectáculo] de todo lo que ellos hacían. Hacían el
    comienzo de su triunfo sobre Xibalbá. En seguida el relato de sus danzas llegó a las orejas de los
    jefes Supremo Muerto, Principal Muerto, los cuales dijeron al escucharlo: “¿Esos dos pobres son
    verdaderamente tan divertidos?” “Verdaderamente bello es lo que danzan y todo lo que hacen”,
    respondió el que había contado a los jefes lo que se ha dicho. Tentados por lo divertido de lo que
    escuchaban, éstos enviaron a los [bailarines] sus mensajeros. “Que vengan para que asistamos
    a lo que hacen, que nos maravillemos, que asistamos [al espectáculo]”, [les] fue dicho a los
    mensajeros. “Decidles eso”, [les] dijeron a los mensajeros. Éstos, al llegar junto a los bailarines,
    les dijeron las palabras de los jefes. “No, no queremos, pues verdaderamente tendríamos
    vergüenza. ¿No tendríamos vergüenza de subir a la mansión de los jefes, a causa de nuestras
    feas caras, de nuestros grandísimos ojos de pobres? ¿No se ha visto que solamente danzamos?
    ¿Qué dirían nuestros compañeros de miseria que están allí deseando también participar en
    nuestras danzas y en ellas vivificar sus rostros? No obraremos así con los jefes. No queremos,
    pues, oh mensajeros”, dijeron Maestro Mago. Brujito. Excusándose, doliente el rostro, fueron,
    enfadados, atormentados, sin querer ir de prisa, y numerosas veces los mensajeros los trataron
    con violencia, los golpearon, para llevarlos ante los jefes. Llegaron así ante los jefes, se
    humillaron, bajaron sus rostros al entrar, se humillaron, se inclinaron, presentando un aspecto
    lastimoso al entrar, unos verdaderos rostros de pobres. Entonces se les interrogó sobre sus
    comarcas, sus tribus; se les interrogó sobre sus madres, sus padres. “¿De quiénes venís?”, se
    [les] dijo. “No sabemos, oh jefes. No conocimos los rostros de nuestras madres, nuestros padres;
    éramos pequeños cuando murieron”, respondieron, sin hablar más. “Muy bien. Hacednos
    admiraros; lo que queráis; os daremos vuestro pago”, se les dijo. “No queremos nada. En verdad
    tenemos miedo”, respondieron a los jefes. “No tengáis miedo ni vergüenza. Danzad ahora.
    Ejecutad primero la danza en la que os sacrificáis. Quemad mi casa. Haced todo lo que sabéis.
    Que veamos todo lo que hacéis, es lo que nuestros corazones desean. Partiréis en seguida, oh
    pobres, y os daremos vuestro pago”, se les dijo. Cuando ellos comenzaron sus cantos, sus
    danzas, todos los Xibalbá vinieron a extenderse para asistir a todo. Al instante danzaron.
    Danzaron la Comadreja, danzaron el Búho, danzaron el Armadillo. El jefe les dijo: “Sacrificad a
    este perro mío, y después que por vosotros reviva su faz”. Así [les] dijo. “Sea”, respondieron.
    Sacrificaron al perro, [y después] revivificaron su faz; en verdad el perro se regocijó cuando
    revivió su faz, hizo danzar su cola cuando revivió su faz. En seguida el jefe les dijo: “Ahora
    quemad mi casa”; así [les] dijo. Entonces quemaron la casa del jefe; todos los jefes estaban
    tendidos en la mansión sin arder. Inmediatamente después volvieron buena [la casa] ; un instante
    solamente había sido destruida la casa de Supremo Muerto. Todos los jefes estaban
    maravillados, se regocijaban mucho de la danza. Entonces [les] fue dicho por el jefe: “Ahora
    matad a un hombre, sacrificadle, sin que muera”; así [les] fue dicho. “Muy bien”, respondieron.
    Entonces asieron a un hombre, ¡o sacrificaron, arrancaron el corazón de aquel hombre y,
    elevándolo, lo pusieron ante los jefes. Supremo Muerto. Principal Muerto, se asombraron, pero
    inmediatamente después revivió por [los bailarines] el rostro de aquel hombre: su corazón se
    regocijó grandemente cuando revivió su rostro. Los jefes se maravillaron: “Ahora sacrificaos
    vosotros mismos; nuestro corazón desea realmente ver eso, esa danza vuestra”, [les] dijeron los
    jefes. “Muy bien, oh jefes”, [les] fue respondido. Se sacrificaron en seguida el uno al otro. He aquí
    que Joven Maestro Mago fue sacrificado por Brujito; sucesivamente fueron desprendidas sus
    piernas, sus brazos; su cabeza [fue] separada y llevada lejos; su corazón, arrancado, fue
    colocado ante todos los jefes de Xibalbá. quienes giraban embriagados. Asistían a esto: Brujito,
    danzando. “Levántate”, dijo él en seguida, y revivificó el rostro [de su hermano]. Se regocijaron
    grandemente. Lo mismo se regocijaron los jefes, pues lo que se hacia regocijaba los corazones
    de Supremo Muerto, principal Muerto, quienes lo sentían como si hubiesen danzado ellos
    mismos. En fin, en el ardiente deseo, la curiosidad, de los corazones de los jefes por la danza de
    Maestro Mago, Brujito estas palabras fueron dichas por Supremo Muerto. Principal Muerto:
    “Haced [lo mismo] con nosotros, sacrificadnos”; [así] dijeron Supremo Muerto, Principal Muerto, a
    Joven Maestro Mago, Brujito. “Muy bien. Vuestros corazones revivirán. ¿La muerte existe para
    vosotros? Debemos regocijarnos, oh jefes, de vuestros hijos, de vuestros engendrados”, fue
    respondido a los jefes. He aquí que sacrificaron primero al jefe supremo llamado Supremo
    Muerto, jefe de Xibalbá. Habiendo muerto Supremo Muerto, se apoderaron de Principal Muerto [y
    lo inmolaron] sin hacer revivir su rostro. Entonces viendo a sus jefes muertos, abiertos, los
    Xibalbá huyeron. En un instante estaban abiertos, de dos en dos en castigo a sus rostros. En un
    instante [sucedía] la muerte de un jefe, pero no se revivificaba su rostro. He aquí que un jefe se
    humilló, se presentó ante los bailarines, sin haber sido encontrado, sin haber sido alcanzado.
    “Tened piedad de mi rostro”, dijo cuando se le reconoció. Todos sus hijos, su prole, fueron a un
    gran barranco, llenando de un solo bloque el gran abismo. Allí estaban amontonados cuando
    innumerables hormigas se mostraron, vinieron a expulsarlos del barranco. Conducidos
    entonces por el camino, al llegar se humillaron, se entregaron todos; se humillaron al
    presentarse. Así fue vencido el gobierno de Xibalbá; sólo los prodigios de los engendrados, sólo
    sus metamorfosis, hicieron esto.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 24 Mayo 2021, 23:58

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    24

    En seguida dijeron sus nombres, se exaltaron a la faz de todo Xibalbá. “Escuchad nuestros
    nombres. Os diremos también los nombres de nuestros padres. Henos aquí nosotros: Joven
    Maestro Mago. Brujito, [son] nuestros nombres. He aquí a nuestros padres, que vosotros
    matasteis: Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago, [son] sus nombres. Henos aquí los
    vengadores de los tormentos, de los dolores, de nuestros padres. Nosotros sufrimos también
    todos los males que les infligisteis. Por tanto os acabaremos. Nosotros, nosotros os mataremos
    sin que os salvéis”, fue dicho. En seguida todo Xibalbá se prosternó, gimiendo. “Tened piedad de
    nuestros rostros, oh Maestro Mago, Brujito. En verdad, pecamos contra vuestros padres a los
    que nombráis y que están enterrados en el Juego de Pelota de los Sacrificios”, dijo [Xibalbá].
    “Muy bien. He aquí nuestra Palabra que decimos sobre vosotros. Escuchad todos, oh Xibalbá.
    Puesto que ya no es grande vuestra gloria, [puesto] que vuestra potencia ya no existe, y aunque
    sin gran derecho a la piedad, vuestra sangre dominará todavía un poco, pero no vuestra sangre
    de Drago en el juego de pelota . No [tendréis] más que tejas, marmitas, cacharros, el
    desgranamiento del maíz. Vuestro juego de pelota no será más que el hijo de las hierbas, el
    hijo del desierto. Todos los hijos del alba, la prole del alba, no serán de vosotros; sólo los grandes
    habladores se abandonarán a vosotros. Los del Mal, Los de la Guerra, Los de la Tristeza, Los de
    la Miseria, vosotros que hicisteis el mal, lloradle. Ya no se agarrará a todos los hombres
    súbitamente como vosotros lo hacíais. Tened cuidado con la pelota del Drago”; así fue dicho a
    todos los Xibalbá. Éste fue en seguida el comienzo de su pérdida, de su destrucción, así como de
    su invocación. En otro tiempo su gloria no era grande, pero ellos deseaban la guerra a los
    hombres. [Fueron] realmente dioses antaño; pero sus espantosos rostros eran malvados. Los de
    la Enemistad. Los de los Búhos, no excitaban más que al mal, más que a ¡a guerra. Así, eran
    disimulados de corazón, negros - blancos envidiosos, opresores, se decía. También se
    pintaban los rostros, se frotaban con colores. Su grandeza, su potencia, fueron perdidas: su
    dominación ya no fue grande. Esto fue hecho por Joven Maestro Mago, Brujito.

    Sin embargo, la abuela de éstos gemía, lloraba ante las cañas que ellos habían plantado.
    Aquellas cañas habían echado yemas, [y] después se habían secado; las cañas habían echado
    yernas de nuevo después de que [los engendrados] habían sido quemados en el borne
    semisubterráneo. Entonces, en memoria de ellos, la abuela encendió, quemó copal ante las
    cañas. El corazón de la abuela se regocijó cuando las cañas echaron yemas por segunda vez.
    Entonces éstas fueron divinizadas por la abuela quien las llamó Centro de la Mansión, Centro:
    [tal] [fue] su nombre: Cañas Vivas en Tierra Allanada se volvió su nombre. He aquí que se les
    llamó Centro de la Mansión. Centro, porque aquellas cañas habían sido plantadas en el centro de
    lo casa. Ella llamó Tierra Allanada, Cañas Vivas [en] Tierra Allanada, a las cañas que [los
    engendrados] habían plantado. He aquí que fueron llamadas Cañas Vivas aquellas cañas,
    porque habían echado yemas; ese nombre le fue dado por Antigua Ocultadora a lo que Maestro
    Mago. Brujo, habían dejado plantado a su abuela en recuerdo de ellas. He aquí primeramente a
    sus padres que habían muerto en otro tiempo: Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago.
    [Los engendrados] vieron también allá en Xibalbá los rostros de sus padres; los padres hablaron
    a sus Sustitutos, quienes habían vencido a Xibalbá. He aquí, pues, los funerales de sus padres
    [hechos] por ellos. Se hicieron los funerales de Principal Maestro Mago, se fue a hacer los
    funerales al Juego de Pelota de los Sacrificios. Para ello se quiso hacer su rostro; se buscó,
    pues, allá su nombre , todo, su boca, su nariz, sus huesos, su rostro. Se consiguió primero su
    nombre, sin apenas más; él no quiso decir más que eso, sin pronunciar el nombre de los
    Maestros Magos; su boca no quiso decir más que eso. He aquí además que ensalzaron el
    espíritu de sus padres a los que dejaban en el Juego de Pelota de los Sacrificios. “Sed invocados
    en adelante”, les dijeron los engendrados a fin de reposar sus corazones. “Los primeros iréis, los
    primeros también seréis glorificados por los hijos del alba, la prole del alba. Vuestro nombre no
    se perderá. Que así sea”, dijeron a sus padres, a fin de reposar sus espíritus. “Somos los
    vengadores de vuestra muerte, de los tormentos que se os hizo [sufrir]”. Así se ordenaron a los
    que ellos habían vencido, a todo Xibalbá. Se elevaron en seguida por aquí, en medio de la luz;
    subieron de repente a los cielos. Y el uno fue el sol, el otro la luna, e iluminaron la bóveda del
    cielo, la faz de la tierra. Habitan en los cielos. Entonces también subieron [a los cielos] los
    cuatrocientos jóvenes matados por Sabio Pez-Tierra. He aquí que éstos los acompañaron a los
    cielos y en ellos se volvieron estrellas.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87274
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 25 Mayo 2021, 23:31

    Vaya, querida amiga... ignoraba que hubieras traído este libro. Como dices "obra magna " de la literatura americana.

    Gracias por permitirme entrar en su magia... y disfrutar de ella.

    Lo haré poco a poco. Pero la haré. No comentaré todos los días. Pero comentaré. Es decir, intentaré adentrarme en el mundo que este inmenso libro transmite.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 25 Mayo 2021, 23:47

    Pues muchas gracias y, ya te echaba de menos por aquí, eso es cierto.
    A seguir pues.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 25 Mayo 2021, 23:50

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS





    25

    He aquí el comienzo de cuándo se celebró consejo acerca del hombre, [de] cuándo se
    buscó lo que entraría en la carne del hombre. Los llamados Procreadores, Engendradores,
    Constructores, Formadores. Dominadores poderosos del Cielo, hablaron así: “Ya el alba se
    esparce, la construcción se acaba. He aquí que se vuelve visible el sostén, el nutridor el hijo
    del alba, el engendrado del alba. He aquí que se ve al hombre, a la humanidad, en la superficie
    de la tierra”, [así] dijeron. Se congregaron, llegaron, vinieron a celebrar consejo en las tinieblas,
    en la noche. Entonces aquí buscaron, discutieron, meditaron, deliberaron. Así vinieron, a celebrar
    Consejo sobre la aparición del alba: consiguieron, encontraron, lo que [debía] entrar en la carne
    del hombre. Ahora bien, poco [faltaba] para que se manifestasen el sol, la luna, las estrellas;
    encima, los Constructores, los Formadores.

    En Casas sobre Pirámides, en Mansión de los Peces, así llamadas, nacían las mazorcas
    amarillas, las mazorcas blancas. He aquí los nombres de los animales que trajeron el alimento:
    Zorro. Coyote, Cotorra. Cuervo, los cuatro animales anunciadores de la noticia de las mazorcas
    amarillas, de las mazorcas blancas nacidas en Casas sobre Pirámides, y del camino de Casas
    sobre Pirámides. He aquí que se conseguía al fin la sustancia que debía entrar en la carne del
    hombre construido, del hombre formado: esto fue su sangre: esto se volvió la sangre del hombre:
    esta mazorca entró en fin [en el hombre] por los Procreadores, los Engendradores.

    Se regocijaron, pues, de haber llegado al país excelente, lleno de cosas sabrosas; muchas
    mazorcas amarillas, mazorcas blancas; mucho cacao [moneda], cacao [fino]; innumerables los
    zapotillos rojos, las anonas, las frutas, los frijoles Paternoster, los zapotes matasanos, la miel
    [silvestre] ; plenitud de exquisitos alimentos [había] en aquella ciudad llamada Casas sobre
    Pirámides [cerca de la] Mansión de los Peces. Subsistencias de todas clases, pequeñas
    subsistencias, grandes subsistencias, pequeñas sementeras, grandes sementeras, [de todo esto]
    fue enseñado el camino por los animales. Entonces fueron molidos el maíz amarillo, el maíz
    blanco, y Antigua Ocultadora hizo nueve bebidas. El alimento se introdujo [en la carne], hizo
    nacer la gordura, la grasa, se volvió la esencia de los brazos, [del los músculos del hombre. Así
    hicieron los Procreadores, los Engendradores, los Dominadores, los Poderosos del Cielo, como
    se dice. Inmediatamente fue [pronunciada] la Palabra de Construcción, de Formación de
    nuestras primeras madres, [primeros] padres; solamente mazorcas amarillas, mazorcas blancas,
    [entró en] su carne: única alimentación de las piernas, de los brazos del hombre. Tales fueron
    nuestros primeros padres, [tales] fueron los cuatro hombres construidos: ese único alimento
    [entró] en su carne.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 25 Mayo 2021, 23:52

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    26

    He aquí los nombres de los primeros hombres que fueron construidos, que fueron
    formados. He aquí el primer hombre: Brujo del Envoltorio; el segundo: Brujo Nocturno; después,
    el tercero: Guarda-Botín; y el cuarto: Brujo Lunar. Tales eran los nombres de nuestras primeras
    madres, [primeros] padres. Solamente construidos, solamente formados; no tuvieron madres, no
    tuvieron padres; nosotros les llamamos simplemente Varones. Sin [la mujer] fueron procreados,
    sin [la] mujer fueron engendrados, por Los de lo Construido, Los de lo Formado, los
    Procreadores, los Engendradores. Solamente por Poder [Mágico], solamente por Ciencia
    [Mágica], [fue] su construcción, su formación, por los Constructores, los Formadores, los
    Procreadores, los Engendradores, los Dominadores, los Poderosos del Cielo. Entonces tuvieron
    apariencia humana, y hombres fueron; hablaron, dijeron, vieron, oyeron, anduvieron, asieron:
    hombres buenos, hermosos; su apariencia; rostros de Varones. La memoria fue, existió. Vieron;
    al instante su mirada se elevó. Todo lo vieron, conocieron todo el mundo entero; cuando miraban,
    en el mismo instante su vista miraba alrededor, lo veía todo, en la bóveda del cielo, en la
    superficie de la tierra. Veían todo lo escondido sin antes moverse. Cuando miraban el mundo
    veían, igualmente, todo lo que existe en él. Numerosos eran sus conocimientos. Su pensamiento
    iba más allá de ¡a madera, la piedra, los lagos, los mares, los montes, los valles. En verdad,
    hombres a los que [se les debía] amar: Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo
    Lunar. Fueron entonces interrogados por Los de la Construcción, Los de la Formación. “¿Qué
    pensáis de vuestro ser? ¿No veis? ¿No oís? Vuestro lenguaje, vuestro andar, ¿no son buenos?
    Mirad pues y ved el inundo, si no aparecen los montes, los valles: ved para instruiros”, se les dijo.
    Vieron en seguida el mundo entero, y después dieron gracias a los Constructores, a Los
    Formadores. “Verdaderamente dos veces gracias, tres veces gracias. Nacimos, tuvimos una
    boca, tuvimos una cara, hablamos, oímos, meditamos, nos movemos: bien sabemos, conocemos
    lejos, cerca. Vemos lo grande, lo pequeño, en el cielo, en la tierra. ¡Gracias [damos] a vosotros!
    Nacimos, oh Los de lo Construido, Los de lo Formado: existimos, oh abuela nuestra, oh abuelo
    nuestro”, dijeron, dando gracias de su construcción, de su formación. Acabaron de conocerlo
    todo, de mirar a las cuatro esquinas, a los cuatro ángulos, en el cielo, en la tierra. Los de lo
    Construido. Los de lo Formado, no escucharon esto con placer. “No está bien lo que dicen
    nuestros construidos, nuestros formados. Lo conocen todo, lo grande, lo pequeño”, dijeron. Por lo
    tanto, celebraron consejo Los Procreadores, los Engendrados. “¿Cómo obraremos ahora para
    con ellos? ¡Que sus miradas no lleguen sino a poca distancia! ¡Que no vean más que un poco la
    faz de la tierra! ¡No está bien lo que dicen. ¿No se llaman solamente Construidos, Formados?
    Serán como dioses, si no engendran, [si] no se propagan, cuando se haga la germinación,
    cuando exista el alba; solos, no se multiplican. Que eso sea. Solamente deshagamos un poco lo
    que quisimos que fuesen: no está bien lo que decimos, ¿Se igualarían a aquellos que los han
    hecho, a aquellos cuya ciencia se extiende a lo lejos, a aquellos que todo lo ven?”, fue dicho por
    los Espíritus del Cielo, Maestro Gigante [Relámpago], Huella del Relámpago, Esplendor del
    Relámpago, Dominadores. Poderosos del Cielo. Procreadores. Engendradores. Antiguo Secreto,
    Antigua Ocultadora, Constructora, Formadores. Así hablaron cuando rehicieron el ser de su
    construcción, de su formación.
    Entonces fueron petrificados ojos [de los cuatro] por los Espíritus del cielo, lo que los
    veló como el aliento sobre la faz de un espejo; los ojos se turbaron; no vieron más que lo
    próximo, esto sólo fue claro. Así fue perdida la Sabiduría y toda la Ciencia de los cuatro hombres,
    su principio, su comienzo. Así primeramente fueron construidos, fueron formados, nuestros
    abuelos, nuestros padres, por los Espíritus del Cielo, los Espíritus de la Tierra.

    Entonces existieron también sus esposas, vivieron sus mujeres. Los dioses celebraron
    consejo. Así, durante su sueño, [los cuatro] recibieron mujeres verdaderamente bellas, quienes
    existieron con Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno. Guarda-Botín, Brujo Lunar. Cuando se despertaron, sus mujeres existieron: sus corazones se regocijaron al instante a causa de sus
    esposas.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 25 Mayo 2021, 23:55

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    27

    He aquí los nombres de sus mujeres: [La de] la Blanca Mansión del Mar, nombre de la
    mujer de Brujo del Envoltorio; [La de] la Mansión de los Bogavantes, nombre de la mujer de Brujo
    Nocturno; [La de] la Mansión de los Colibríes, nombre de la mujer de Guarda-Botín: [La de] la
    Mansión de los Guacamayos, nombre de la mujer de Brujo Lunar. Tales son los nombres de sus
    mujeres: éstas fueron jefes. Ellos engendraron a los hombres, a las tribus pequeñas, a las tribus
    grandes. Ellos fueron; nuestro tronco, de nosotros los hombres quichés. Numerosos fueron
    también Los de las Espinas, Los del Sacrificio, quienes no fueron más que cuatro pero esos
    cuatro solos [fueron] nuestros padres, de nosotros los quichés. Diversos ¡son] los nombres de
    cada uno de los que ellos engendraron allá lejos, en el Este. De sus nombres vinieron [los] de los
    hombres de Tepeu , Oloman, Cohah , Quenech, Ahau, como se llamaban estos hombres
    allá lejos, en Oriente, donde ellos engendraron. Se sabe también el comienzo de los de Tam ,
    de los de Iloc. Juntos vinieron de allá, lejos, del Este.

    Brujo del Envoltorio, abuelo, padre de las nueve Grandes Mansiones, de los Cavek. Brujo
    Nocturno, abuelo, padre de las nueve Grandes Mansiones de los Niha. Guarda-Botín, abuelo,
    padre de las cuatro Grandes Mansiones de los Ahau-Quiché. Tres fracciones de pueblos fueron.
    No [están] perdidos los nombres de sus abuelos, sus padres, quienes engendraron, se
    desarrollaron allá lejos, en Oriente. Vinieron también los Tam, los Iloc, con las trece ramas de
    tribus, las trece Aglomeraciones, con los Rabinal, los Cackchiquel, los de Tziquinaha; después
    los Zacaha; en seguida los Lamak, Cumatz, Tuhalha, Unabaha, Los de Chumilaha, con Los de
    Quiba-ha, Los de Batenaba-ha, los Hombres de Acul, Balami-ha, los Canchahel, los Balam-Col.
    Solamente son las grandes tribus, las ramas de tribus, las que decimos: no contamos más que a
    las grandes. Muchas otras completaban [la población] en cada fracción de la ciudad; no hemos
    escrito sus nombres, sino solamente [los de] las engendradas allá lejos, en Oriente. Muchos
    hombres fueron; en la obscuridad se multiplicaron; cuando se multiplicaron, el día, el alba, no
    habían sido dados a luz; todos juntos existían; importantes eran sus seres, sus renombres, allá
    lejos, en Oriente. No eran sostenes, nutridores, pero hacia el cielo erguían sus rostros. No sabían
    lo que habían venido a hacer tan lejos.

    Allá existían numerosos hombres de las tinieblas, hombres del alba. Numerosos [eran] los
    rostros de los hombres, numerosos los lenguajes de los hombres; dos [solamente] sus orejas.
    “Hay linajes en el mundo, hay regiones, en las que no se ve el rostro de los hombres; [estos] no
    tienen casas, sino que recorren, como locos, las montañas pequeñas, las montañas grandes”,
    decíase entonces, ultrajando a los hombres de aquellos países. Así dijeron ellos allá lejos,
    cuando vieron levantarse el sol.

    Todos no tenían [entonces] más que una lengua; no invocaban a la madera, a la piedra; en
    ellos subsistía el recuerdo de la Palabra de Construcción, de Formación, de Los Espíritus del
    Cielo, de los Espíritus de la Tierra.

    Hablaban meditando sobre lo que ocultaba el alba; preguntaban cómo ejecutar la Palabra
    de amor, aquellos amantes, aquellos obedientes, aquellos respetuosos; erguían después sus
    rostros hacia el cielo, pidiéndole sus hijas, sus hijos. “¡Salve, oh Constructores, oh Formadores!
    Vosotros véis, vosotros escucháis. Vosotros. No nos abandonéis, no nos dejéis, oh dioses, en el
    cielo, en la tierra, Espíritus del Cielo, Espíritus de la Tierra.

    Dadnos nuestra descendencia, nuestra posteridad, mientras haya días, mientras haya
    albas. Que la germinación se haga, que el alba se haga. Que numerosos sean los verdes
    caminos, las verdes sendas que nos dais. Que tranquilas, muy tranquilas, estén las tribus. Que
    perfectas, muy perfectas, sean las tribus. Que perfecta sea la vida, la existencia que nos dais, oh
    Maestro Gigante [Relámpago], Huella del Relámpago, Esplendor del Relámpago. Huella del Muy
    Sabio, Esplendor del Muy Sabio, Gavilán, Maestros Magos, Dominadores, Poderosos del
    Cielo, Procreadores, Engendradores, Antiguo Secreto, Antigua Ocultadora, Abuela del Día,
    Abuela del Alba.

    Que la germinación se haga, que el alba se haga”. Así hablaban cuando miraban, cuando
    invocaban la vuelta del alba, allá en donde el sol se levanta, contemplando a Luna-Sol gran
    estrella que antes de la salida del sol ilumina en el cielo, sobre la tierra, el camino de los hombres
    construidos, de los hombres formados


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 28 Mayo 2021, 00:13

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS





    28

    Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno. Guarda-Botín, Brujo Lunar, dijeron: “Esperemos que
    [nazca] el alba”. Así dijeron aquellos grandes Sabios. Los de las Espinas, aquellos obedientes,
    como se les llama. No había ni madera ni piedra para guardar a nuestras primeras madres,
    [nuestros primeros] padres. Sin embargo, sus corazones se cansaban de esperar el día.
    Numerosas eran ya todas las tribus, con los hombres Yaqui. Los de las Espinas. Los del
    Sacrificio. “Vamos a buscar, vamos a ver, adonde guardar nuestros signos: si tenemos esto
    podremos encender [fuego] ante [ellos]. Desde [hace] largo tiempo que estamos aquí no hay
    guardianes para nosotros”. Así dijeron Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno, Guarda-Botín. Brujo
    Lunar. Oyeron hablar de una ciudad, [y] partieron. He aquí los nombres de los lugares adonde
    fueron Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar, con los Tam, los Iloc.
    Lugar de la Abundancia-Barranco-Siete Grutas-Siete Barrancos, [es el] nombre de la ciudad
    adonde fueron a tomar dioses. Todos llegaron allá lejos, a Lugar de la Abundancia; innumerables
    [eran] los hombres que llegaron: numerosos los que entraron en orden. Se les entregaron sus
    dioses. Los primeros, [fueron] los de Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo
    Lunar, quienes se regocijaron. “He aquí que hemos encontrado al fin lo que se buscaba” dijeron.
    He aquí el primero que salió: Pluvioso, nombre del dios. Se suspendió su cesta que se
    amarró Brujo del Envoltorio. En seguida salió Sembrador, nombre del dios que descendió Brujo
    Nocturno. En seguida Volcán nombre del dios que recibió Guarda-Botín. Centro de la Llanura,
    nombre del dios que recibió Brujo Lunar. En compañía de los hombres Queché, los de Tam
    recibieron: igualmente. Pluvioso de los Tam es el nombre del dios que recibió el abuelo, el padre,
    de los jefes de los Tam que conocemos ahora. En fin de Iloc el tercero: Pluvioso [fue] también el
    nombre del dios que recibieron los abuelos, los padres de los jefes que conocemos ahora. Tales
    son los nombres de los tres Quichés; no se separaron, pues único era el nombre del dios:
    Pluvioso entre los Quichés. Pluvioso entre los Tam. Pluvioso entre los Iloc: único [era] el nombre
    del dios, y estos tres Quichés no se separaron. Verdaderamente grande era la naturaleza de
    aquellos tres: Pluvioso. Sembrador. Volcán. Entonces entraron todas las tribus, los Rabinal, los
    Cakchequel, los de Tziquinaha, con los hombres llamados ahora Yaquí. Allí se cambió el
    lenguaje de las tribus, se diversificó la lengua. Ya no se entendieron claramente las unas a las
    otras cuando vinieron de Lugar de la Abundancia: allá se separaron: hubo algunas que fueron al
    Este: muchas vinieron aquí. Solamente unas pieles [eran] sus vestidos: no tenían telas perfectas
    para [hacer] vestidos, sino que las pieles de las bestias [eran] su atavío. Aquellos pobres no
    tenían suyo más que su naturaleza de hombres Sabios. Cuando llegaron a Lugar de la
    Abundancia-Barranco-Siete Grutas-Siete-Barrancos, dícese en el relato de antaño, habían
    andado mucho para llegar a Lugar de la Abundancia.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87274
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 28 Mayo 2021, 01:16

    Tiene magia. No sí lo he dicho ya. En caso afirmativo, no me importa repetirme.

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 29 Mayo 2021, 00:26

    Aparte de la magia, que la tiene, me parece muy interesante.
    Gracias, Pascual, y seguimos pues.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 29 Mayo 2021, 00:32

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    29

    No había fuego. Solos estaban allá los de Pluvioso. Éste [era] el dios de las tribus. El
    primero, él hizo nacer el fuego; este nacimiento no se muestra, pues el fuego llameaba ya
    cuando lo vieron Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno. “¡Ay! ya no hay nuestro fuego que había
    sido hecho; nos morimos de frío”, dijeron en seguida. Entonces Pluvioso respondió: “No os
    aflijáis. Vuestro es el fuego perdido del cual habláis”; [así] les respondió Pluvioso.
    “Verdaderamente, oh dios, oh sostén nuestro, oh nutridor nuestro, oh dios nuestro”, dijeron,
    dándole gracias. Pluvioso habló. “Muy bien. En verdad, yo, vuestro dios; que así sea. Yo vuestro
    jefe; que así sea”, fue dicho por Pluvioso a Los de las Espinas. Los del Sacrificio. He aquí que las
    tribus se calentaban, se regocijaban a causa del fuego. Entonces comenzó un gran aguacero,
    allá adonde brillaba el fuego de las tribus; mucho granizo menudo cayó sobre la cabeza de todas
    las tribus; entonces el fuego fue apagado por el granizo; no hubo ya fuego hecho. Entonces Brujo
    del Envoltorio, Brujo Nocturno, pidieron otra vez su fuego. “Oh Pluvioso, en verdad morimos de
    frío”, dijeron a Pluvioso. “¡Bien! No os aflijáis”, dijo Pluvioso. En seguida produjo fuego sacando
    fuego [por fricción] de sus sandalias. Entonces Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín, Brujo Lunar, se regocijaron y después se calentaron.

    He aquí que, también se había apagado el fuego de las tribus; éstas se morían de frío;
    entonces fueron a pedir fuego a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda Botín. Brujo Lunar.
    Intolerables [eran] sus sufrimientos por el frío, la helada; solamente se caían de frío, se
    entumecían; ninguna vida en ellas; se debilitaban; sus piernas, sus brazos, se torcían; no podían
    asir [nada] cuando llegaron. “No nos avergoncéis si os pedimos que nos deis un poco de vuestro
    fuego”, dijeron al llegar. No se fue a [su] encuentro; entonces en sus corazones gimieron las
    tribus. Diferente [del suyo] era el lenguaje de Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín,
    Brujo Lunar. “¡Ay! ¡Oh! Abandonamos nuestra lengua. ¿Cómo hicimos? Nos hemos perdido. ¿En
    dónde nos engañamos? Único era nuestro lenguaje cuando vinimos de Lugar de la Abundancia;
    única nuestra manera de sostener [el culto], nuestra manera de vivir. No está bien lo que
    hicimos”, repitieron todas las tribus, bajo los árboles, bajo los bejucos.

    Entonces un hombre se mostró a la faz de Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno. Guarda Botín, Brujo Lunar. Aquel mensajero de Xibalbá les dijo: “En verdad, he aquí a vuestro dios, he
    aquí a vuestro sostén, he aquí al sustituto, al recuerdo, de vuestros Constructores, de vuestros
    Formadores. No deis su fuego a las tribus hasta que éstas den a Pluvioso, vuestro jefe, lo que
    ellas deben daros, Preguntad pues a Pluvioso lo que ellas deben darle para coger fuego”; [así]
    dijo aquel Xibalbá. Su ser era como el ser de un murciélago. “Yo soy el mensajero de vuestros
    Constructores, de vuestros Formadores”, añadió el Xibalbá. Entonces ellos se regocijaron; en su
    espíritu crecieron Pluvioso, Sembrador. Volcán, cuando habló aquel Xibalbá. De súbito éste se
    borró de delante de sus rostros, sin irse. Entonces llegaron las tribus que perecían de frío: mucho
    granizo, obscuridad, lluvia, helada; incalculable el frío. Ahora, pues, todas las tribus se
    encontraron tembló rosas, tartamudeantes de frío, al llegar allá adonde estaban Brujo del
    Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín.

    Brujo Lunar. Grande [era] la aflicción de sus corazones: tristes [estaban] sus bocas, tristes
    sus rostros. En seguida [las tribus] llegaron en secreto ante los rostros de Brujo del Envoltorio.
    Brujo Nocturno. Guarda Botín, Brujo Lunar. “¿No tendréis piedad de nuestros rostros, de
    nosotros que no os pedimos más que un poco de vuestro fuego? ¿No se ha encontrado una sola
    casa para nosotros, un solo país para nosotros, cuando fuisteis construidos, cuando fuisteis
    formados? Tened piedad de nuestros rostros”, dijeron. “¿Qué nos daréis para que tengamos
    piedad de vuestros rostros?”, fue dicho. “Pues bien, os daremos metales preciosos”,
    respondieron las tribus. “No queremos metales preciosos”, dijeron Brujo del Envoltorio. Brujo
    Nocturno. “¿Qué queréis?” “Pronto os lo pediremos”. “Bien”, respondieron las tribus. “Vamos a
    preguntárselo a Pluvioso, y después os lo diremos”, se les respondió. “Oh Pluvioso ¿qué darán
    las tribus que vienen a pedir tu fuego?”, dijeron entonces Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno.
    Guarda-Botín, Brujo Lunar. “Pues bien, ¿querrán ellas estar unidas [a mí] bajo su horcajadura
    bajo su axila? ¿Quieren sus corazones que yo las abrace, yo. Pluvioso? Si ellas no lo quieren, no
    les daré fuego” dijo Pluvioso. “Decídselo poco a poco. “Yo no quiero desde ahora su unión bajo
    su horcajadura, bajo su axila”, dijo él, diréis”. Así fue dicho a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno.
    Guarda-Botín. Brujo Lunar. Entonces ellos dijeron la Palabra de Pluvioso. “Muy bien. Bien [está],
    igualmente, que lo abracemos”, respondieron [las tribus] cuando oyeron, recibieron, la Palabra de
    Pluvioso. No tardaron. “Muy aprisa”, dijeron: entonces recibieron el fuego, y después se
    calentaron.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 29 Mayo 2021, 00:34

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    30

    Sin embargo, una fracción [de las tribus] sacó [por fricción] el fuego de la madera.
    Serpiente de la Fertilidad de la Mansión de los Murciélagos, [era el] nombre del dios de los
    Cackchequel: su imagen: solamente un murciélago. Cuando obtuvieron la madera [friccionable] la
    frotaron [todos] juntos hasta que el fuego hubo prendido. Los Cakchequel no pidieron luego, no
    se dieron por sometidos.

    Todas las demás tribus se sometieron cuando dieron la parte inferior de su horcajadura, la
    parte inferior de su axila, para ser abierta; ésa era la abertura de la cual había hablado Pluvioso;
    entonces se sacrificó a todas las tribus ante su rostro, entonces se arrancó el corazón por la
    horcajadura, por la axila. No se había enseñado aún esta: operación antes de que lo fuese por un
    oráculo de Pluvioso. Murieron por la fuerza, [por] la dominación de Brujo del Envoltorio. Brujo
    Nocturno. Guarda-Botín. Brujo Lunar.

    De Lugar de la Abundancia-Barranco había venido la costumbre de no comer.
    Guardaban ayuno perpetuo; pero observaban el alba, espiaban la salida del sol, se alternaban
    para ver la gran estrella llamada Luna-Sol, la primera antes del sol cuando nace el día. La
    magnífica Luna-Sol estaba siempre encima de sus rostros al salir el sol, cuando estaban en el
    llamado Lugar de la Abundancia-Barranco, de don le vinieron los dioses. No fue, pues, aquí en
    donde recibieron su fuerza, su poder; sino allá [fue en donde] se doblegó, se humilló a las tribus
    grandes, a las tribus pequeñas, cuando se las sacrificó ante Pluvioso, cuando se le dio a éste la
    sangre, la savia, la horcajadura, la axila, de todos aquellos hombres. Por eso en Lugar de la
    Abundancia [les] llegaron la fuerza, la gran ciencia, que hubo en ellos, en la obscuridad, en la
    noche, y [que hubo también] en lo que ellos hicieron. Vinieron pues, se desprendieron de allá
    adonde dejaron el sol levante. “No [es] aquí nuestra casa. Vamos a ver adonde la plantaremos”,
    dijo entonces Pluvioso. En verdad, habló a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín.
    Brujo Lunar. “Ante todo dad gracias. En seguida sangrad vuestras orejas, picad vuestros codos,
    sacrificaos; tal será vuestra acción de gracias a la faz de los dioses”. “Muy bien”, respondieron,
    sangrándose las orejas. En seguida comenzaron su canto de su venida de Lugar de la
    Abundancia; sus corazones lloraron cuando vinieron, cuando se desterraron de Lugar de la
    Abundancia, abandonándolo. “¡Ah! No veremos aquí el alba, el nacimiento del día, cuando se
    alumbre la superficie de la tierra”, dijeron. Partieron, pero dejaron [gente] en el camino; hubo
    hombres dejados allá dormidos. Cada tribu se levantaba siempre para ver la estrella señal del
    día. Esta señal del alba estaba en sus corazones cuando vinieron del Oriente, y con rostro igual
    fueron a una gran distancia de allí, se nos dice ahora.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 29 Mayo 2021, 00:36

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    31

    Entonces llegaron a la cima de una montaña. Allí se reunieron todos los hombres Queche
    con las tribus. Allí se reunieron, se consultaron, y el nombre de la montaña es ahora De la
    Consulta; tal es el nombre de la montaña. Se congregaron en ella para gloriarse. “Yo, yo hombre
    Queche”. “Tú, tú, Tam es tu nombre”, díjose a los Tam. Se dijo después a los Iloc: “Tú Iloc es tu
    nombre”. “Estas tres [fracciones] Queche no se perderán, y nuestras Palabras serán iguales”,
    dijeron al aplicarse sus nombres. Entonces se les puso nombre también a los Cackchequel:
    “Fuego salido de la madera” es su nombre. Los Rabinal tuvieron también su nombre, no perdido
    ahora. También estaban Los de Tziquina-ha, nombre actual. Tales son los nombres con los
    cuales se llamaron unos a otros. Allí se congregaron, esperando el alba, acechando la salida de
    la estrella, la primera antes de que nazca el día. “De allá lejos vinimos, pero nos separamos”, se
    decían entre sí. He aquí que sus corazones estaban afligidos; grandes eran sus sufrimientos allá
    por donde pasaban; no había comestibles, no había subsistencias; olían solamente el tronco de
    sus bastones para imaginarse que comían, pues al venir no comieron.

    Su pasaje por mar no aparece; pasaron como si no hubiera habido mar, solamente sobre
    piedras pasaron, y aquellas piedras sobresalían en la arena. Entonces llamaron Piedras
    Arregladas-Arenas Arrancadas, nombre [dado] por ellos, al sitio por donde pasaron en el mar,
    habiéndose separado el agua allá por donde pasaron. He aquí que estando afligidos sus
    corazones, se consultaron entre sí, pues no había para alimento más que un bocado, un poco de
    maíz. Estaban amontonados allí en la montaña llamada De la Consulta. Llevaban también a
    Pluvioso. Sembrador. Volcán. Brujo del Envoltorio y su esposa llamada [La de] la Blanca Mansión
    del Mar hicieron un gran ayuno. Lo mismo hicieron Brujo Nocturno y su esposa [La de] la
    Mansión de los Bogavantes. Y Guarda-Botín y su esposa, [La de] la Mansión de los Colibríes,
    hicieron un gran ayuno. Lo mismo [hicieron] Brujo Lunar y su esposa [La de] la Mansión de los
    Guacamayos. Fueron ayunos en la obscuridad, en la noche. Grande [era] su tristeza cuando
    estaban en la montaña ahora llamada De la Consulta, en donde los dioses les hablaron otra vez.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 00:21

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    32

    Entonces fue dicho por Pluvioso. Sembrador. Volcán, a Brujo del Envoltorio. Brujo
    Nocturno. Guarda-Botín. Brujo Lunar: “Vamonos, levantémonos, no nos quedemos aquí:
    llevadnos a un escondrijo. Ya se esparce el alba. ¿No estarían tristes vuestros rostros si
    fuésemos cogidos por los guerreros en sus muros a causa de vosotros, oh Los de las Espinas.
    Los de] Sacrificio? Llevadnos a cada uno separadamente: [así] les dijeron cuando les hablaron.
    “Muy bien. Solamente nos desprendemos [de aquí], solamente buscamos las selvas”, fue
    respondido por todos. En seguida cada uno de ellos cargó con su dios. Entonces se colocó a
    Sembrador en el barranco llamado Barranco del Escondrijo. [así] llamado por ellos, en el gran
    barranco de la selva llamada ahora “Con Sembrador”, en donde lo dejaron: fue dejado en el
    barranco por Brujo Nocturno. Orden del abandono: el primero dejado fue Volcán, sobre una gran
    Mansión Roja llamada ahora Volcán: allí existió también su ciudad en donde estaba el dios
    llamado Volcán. Guarda-Botín quedóse con su dios, el segundo dios que fue ocultado por ellos;
    Volcán no fue escondido en la selva sino en la montaña deshierbada Volcán. Entonces fue
    después Brujo del Envoltorio; llegó a una gran selva: Brujo del Envoltorio fue a esconder a
    Pluvioso: se llama ahora con el nombre de “Con Pluvioso” la montaña; entonces celebróse el
    escondrijo del barranco, el abrigo secreto de Pluvioso: muchas serpientes y muchos jaguares,
    víboras, [serpientes] cantíes, había allí en donde fue escondido por Los de las Espinas, Los del
    Sacrificio. Juntos estaban Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar. Juntos
    esperaban el alba en el monte llamado Volcán. No muy lejos estaban los dioses de Tam y de
    Iloc. Burgo de Tam, nombre del [lugar] en donde estaba el dios de los Tam; allí fue su alba.
    Burgo de Uquincat, nombre del sitio en donde fue el alba de los Iloc; no muy lejos del monte
    estaba el dios de los Iloc. Allí, todos los Rabinal, los Cakchequel, Los de Tziquina-ha, todas las
    tribus pequeñas, las tribus grandes, se habían detenido juntas; juntas tuvieron su alba; juntas
    esperaron la salida de la gran estrella llamada Luna-Sol que sale la primera antes del día al
    alba, se decía. Juntos estaban allí Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo
    Lunar; no tenían ni sueño ni reposo. Grandes [eran] los gemidos de sus corazones, de sus
    vientres, por el alba, la claridad.

    Allí también sus rostros tuvieron vergüenza; vino una gran aflicción, una gran angustia;
    fueron abatidos por el dolor. Allí habían llegado. “Sin alegría vinimos, ¡ay! Queríamos ver nacer el
    día. ¿Cómo hicimos? Único [era] nuestro rostro en nuestro país de donde nos hemos arrancado”,
    decían cuando hablaban entre sí en la tristeza, en la angustia, en el sollozar de la voz. Sin aliviar
    sus corazones hablaban hasta el alba. “He aquí a los dioses sentados en los barrancos, en las
    selvas, sentados en los Ek, en los Atziak, en donde están sin que se les hayan dado cajas”,
    decían. Ante todo, Pluvioso, Sembrador, Volcán. Grande [es] su gloria, grandes [son] también su
    potencia, su pensamiento, sobre todos los dioses de las tribus. Importante [es] su Sabiduría,
    importantes [son] sus peregrinaciones, sus victorias en el frío, en el espanto de su ser, en el
    espíritu de las tribus. Su pensamiento reposaba a causa de Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno.
    Guarda-Botín, Brujo Lunar. [No había] ningún cansancio en sus corazones por los dioses de los
    cuales se encargaron al venir de Lugar de la Abundancia-Barranco, allá lejos, en Oriente.
    Estaban pues allí, en la selva. “He aquí el alba En Lluvioso, En Sembrador, En Volcán”, se dice
    ahora. He aquí que fueron hechos jefes, que tuvieron el alba, nuestros abuelos, nuestros padres.
    Contaremos el alba, la aparición del sol, de la luna, de las estrellas.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 00:25

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    33

    He aquí, pues, el alba, la aparición del sol de la luna, de las estrellas. Brujo del Envoltorio,
    Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar, se regocijaron mucho cuando vieron a Luna-Sol;
    primero salió ella; [con] la faz iluminada, salió primero ella, antes que el sol. Desenrollaron en
    seguida sus copales, venidos de allá lejos, del Oriente, pues servirse de ellos en seguida estaba
    en su espíritu. Los tres desenrollaron lo que ofrecían sus corazones. Copal de Mixtán, nombre del
    copal que llevaba Brujo del Envoltorio. Copal de Caviztán, nombre del copal que llevaba Brujo
    Nocturno. Divino Copal se llamaba el que llevaba Guarda-Botín. Estos tres eran sus copales; esto
    es lo que quemaron cuando llegaron danzando, allá en Oriente. Agradables [fueron] sus gritos
    cuando danzaron quemando copales preciosos. En seguida gimieron de no ver, de no
    contemplar, el nacimiento del día. Después, cuando salió el sol, los animales pequeños, los
    animales grandes, se regocijaron; acabaron de levantarse en los caminos de las aguas, en los
    barrancos; se pusieron en las puntas de los montes, juntos sus rostros hacia donde sale el día.
    Allí rugieron el puma, el jaguar. El pájaro llamado Queletzú cantó el primero. En verdad todos los
    animales se regocijaron. El águila, el zopilote blanco, los pájaros pequeños, los pájaros grandes,
    aletearon. Ahora bien, Los de las Espinas, Los del Sacrificio, se habían arrodillado, se
    regocijaban grandemente con Los de las Espinas, Los del Sacrificio, de los Tam, de los Iloc, y de
    los Rabinal, de los Cakchequel, de Los de Tziquinaha, y de [los de] Tuhalha, Uchabah, Quibah,
    Los de Batenha, y de los Yaquí Dominadores; tantas tribus como ahora.

    Innumerables [eran] los hombres. El alba efectuóse sobre todas las tribus juntas. La faz de
    la tierra fue en seguida secada por el sol. Semejante a un hombre [era] el sol cuando se mostró.
    Su faz ardiente secó la faz de la tierra. Antes de que saliera el sol, cenagosa, húmeda, [era] la
    superficie de la tierra, antes de que saliera el sol. Enteramente parecido a un hombre salió el sol;
    sin fuerza [era] su calor; solamente se mostró cuando nació; no permaneció sino como un
    espejo. “No es realmente el sol que se nos aparece ahora”, dicen en sus historias.
    Inmediatamente después de esto se petrificaron Pluvioso. Sembrador, Volcán, y las divinidades
    Puma, Jaguar, Víbora, [Serpiente] Canti, Blanco Entrechocador; sus brazos se engancharon en
    las ramas de los árboles cuando se mostraron el sol, la luna, las estrellas; por doquiera todos se
    petrificaron. Quizá no estaríamos ahora desembarazados de la mordedura de los pumas,
    jaguares, víboras, [serpientes] cantíes, blancos entrechocadores, quizá ahora [estaríamos] sin
    nuestra gloria, si los primeros animales no hubieran sido petrificados por el sol. Cuando sucedió
    esto, gran alegría hubo en el corazón de Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno. Guarda-Botín,
    Brujo Lunar; estuvieron muy alegres cuando se efectuó el alba. Los hombres no [se habían]
    multiplicado entonces: no eran sino unos pocos cuando estaban en el monte Volcán, en donde se
    realizó el alba, y en donde quemaron [los copales]. Allí danzaron, [vueltos] hacia el Este de donde
    habían venido; allí [estaban] sus montañas, sus valles, adonde habían venido los llamados Brujo
    del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín, Brujo Lunar. Pero en la montaña se multiplicaron,
    ella se volvió su ciudad. Estaban aquí cuando se mostraron el sol, la luna, las estrellas; el alba, la
    iluminación, existió en la faz de la tierra, del mundo entero. Allí también comenzó su canto
    llamado Nosotros Vemos, que cantaron, que gimieron sus corazones, sus vientres. En su canto
    decían: “¡Ay! Perdidos fuimos en Lugar de la Abundancia, nos separamos. Nuestros hermanos
    mayores, nuestros hermanos menores, quedáronse. Sí, hemos visto el sol, pero ¿en dónde están
    ellos, cuando he aquí el alba?; así decían a Los de las Espinas, Los del Sacrificio, los hombres
    Yaquí. De igual modo, Pluvioso era el nombre del dios de los hombres Yaquí, llamado Yolcuat-Quetzalcuat, cuando nos separamos allá lejos, en Lugar de la Abundancia-Barranco. “He aquí de
    donde salimos, he aquí nuestra parentela, cuando vinimos”, se decían unos a otros.

    Entonces se acordaban de sus hermanos mayores, de sus hermanos menores, de los
    hombres Yaquí cuya alba se hizo en el [lugar] llamado ahora México. Una parte de aquellos
    hombres se quedaron también allá lejos, en Oriente; Tepeu, Oliman, [son los] nombres del sitio
    en donde se quedaron, se cuenta. Grande [fue] la aflicción de sus corazones, allí, en Volcán. Lo
    mismo hicieron Los de los Tam, [Los] de los Iloc; parecidamente estaban en la selva, en el
    poblado llamado Dan; el alba existió sobre Los de las Espinas, Los del Sacrificio, de los Tam, con
    su dios, también Pluvioso. Único [era] el nombre del dios de las tres fracciones de los hombres
    Queche. Lo mismo [era] el nombre del dios de los Rabinal; poco diferente [es] este nombre:
    Suprema Lluvia, así se dice el nombre del dios de los Rabinal: se cuenta también que había
    unidad con la lengua Queche; pero había diferencia con la lengua de los Cakchequel, pues
    diferente [era] el nombre de su dios cuando salieron del lugar de la Abundancia-Barranco.
    Serpiente que se vuelve Invisible de la Mansión de los Murciélagos, [era el] nombre del dios; la
    lengua también [es] diferente ahora. Hay también los dioses de los cuales los clanes de Ahpo-Zotzil, Ahpo-Xa, así llamados, tomaron sus nombres. Lo mismo que los dioses, la lengua difería
    cuando se les entregaron los dioses allá lejos, en Lugar de la Abundancia. Cerca de la Piedra
    varió la lengua cuando vinieron de Lugar de la Abundancia en la obscuridad. Juntas se
    establecieron y tuvieron su alba todas las tribus; los nombres de los dioses [se dieron] según el
    rango de cada fracción. He aquí que ahora contaremos su residencia, su morada, en la montaña
    en donde estuvieron juntos los cuatro llamados Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar; sus corazones gemían ante Pluvioso, Sembrador. Volcán, quienes por [obra
    de] ellos estaban en los Ek, en los Atziak.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 00:27

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    34

    He aquí, pues, su decisión, el origen de la colocación de Pluvioso cuando fueron ante
    Pluvioso. Sembrador. Fueron a verlos, fueron a adorarlos, dieron gracias a sus rostros por el
    alba. [Los dioses] resplandecían entre los peñascos, en las selvas, pero su Sabiduría habló
    cuando Los de las Espinas, Los del Sacrificio, llegaron ante Pluvioso. No [fue] gran [cosa] lo que
    llevaron, lo que quemaron en seguida: solamente resina, solamente resina superfina, con anís
    silvestre, quemaron ante los dioses. Entonces Pluvioso habló; sólo su Sabiduría existió cuando
    dio consejo a Los de las Espinas. Los del Sacrificio: él habló, dijo: “Aquí verdaderamente están
    nuestras montañas, nuestras llanuras. Nosotros [somos] todavía vuestros. Nuestra gloria, nuestro
    esplendor, serán grandes para todos los hombres. De vosotros [serán] todas las tribus. Nosotros
    [somos] también vuestros compañeros. Tened cuidado de [vuestra] ciudad, nosotros os
    aconsejaremos. No os manifestéis a la faz de las tribus cuando estemos irritados por las palabras
    de sus bocas, [por] su existencia. No nos dejéis cazar en la red, sino dadnos los hijos de la hierba
    de los caminos, los hijos de los matorrales con las hembras de los venados, las hembras de los
    pájaros. Dadnos un poco de su sangre, tened piedad de nuestros rostros, dejadnos los pelos de
    los venados, velad porque se descubra a los que se hayan quedado caídos. He aquí unos
    símbolos, y por consiguiente nuestros substitutos, que manifestaréis ante las tribus. Cuando ellas
    os digan: “¿En dónde está Pluvioso?”, vosotros manifestaréis ante sus rostros nuestros símbolos;
    no os manifestéis vosotros mismos, tendréis otra cosa que hacer. Grande será vuestro ser.
    Someteréis a todas las tribus: humillaréis su sangre, su savia, ante nuestros rostros; los que
    vengan a abrazarnos serán también nuestros”. Así dijeron Pluvioso. Sembrador. Volcán. Bajo
    rostros de engendrados se disimulaban cuando íbase a verlos y a sacrificar ante sus rostros.
    Entonces comenzó la caza a los hijos de los pájaros, a los hijos de los venados, caza que
    recibían Los de las Espinas. Los del Sacrificio. Cuando se habían encontrado pájaros, hijos de
    venados, iban en seguida a derramar la sangre de los venados, de los pájaros, al borde de la
    piedra de Pluvioso, Sembrador. Habiendo sido bebida la sangre por los dioses, al instante la
    piedra hablaba cuando llegaban Los de las Espinas, Los del Sacrificio, cuando iban a sacrificar.
    Así hacían ante los símbolos, quemando resina, quemando anís silvestre, espinas de maguey.
    Sus símbolos estaban cada uno sobre la montaña en donde habían sido colocados. De día no
    permanecían en sus casas sino se iban a los montes. He aquí, pues, que no se nutrían más que
    [de hijos de abejas, de hijos de avispas, de hijos de abejorros, para sostenerse; [no tenían] ni
    buena alimentación ni buena bebida. Entonces no aparecían los caminos de sus casas, no
    aparecía [el lugar] en donde se habían quedado sus esposas.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 00:29

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    35

    Numerosas eran las tribus que se habían fundado, cada una reuniéndose, cada una de las
    fracciones de tribus que iban en tropeles por los caminos, [por] los caminos [que] se
    manifestaban. En cuanto a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar, no
    se mostraban allá en donde estaban. Cuando veían pasar tribus por los caminos, gritaban en la
    punta de los montes; no gritaban sino el grito del coyote, sino el grito del zorro; no hacían sino el
    grito del puma, del jaguar. Cuando las tribus al caminar vieron aquellos: “Solamente el grito del
    coyote, solamente el grito del zorro, solamente el grito del puma, solamente el grito del jaguar”,
    dijeron las tribus, como si en el espíritu de: todas las tribus no fueran hombres. Lo que hacían
    [los cuatro] no era más que para engañar a las tribus. “Sus corazones desean [algo]. En verdad
    lo que hacen nos asusta. Hay deseo en el grito del puma, [en] el grito del jaguar, quienes gritan
    cuando ven a hombres que no caminan sino uno o dos . Desean destruirnos”. Cuando iban
    cada día a sus casas con sus esposas, no llevaban más que hijos de abejas, hijos de avispas,
    hijos de abejorros, que daban a sus esposas. Cada día iban ante Pluvioso, Sembrador, Volcán,
    [y] decían en sus corazones: “He aquí a Pluvioso, Sembrador, Volcán. No les damos sino la
    sangre de los venados, de los pájaros; no pinchamos sino nuestras orejas, nuestros codos.
    Pedimos nuestra bravura, nuestra valentía a Pluvioso, Sembrador.

    Volcán. ¿Quién habla de los muertos de las tribus cuando los matamos uno a uno?” [Así]
    se decían entre sí cuando iban ante Pluvioso, Sembrador, Volcán. Cuando se pinchaban las
    orejas, los codos, ante los dioses, enjugaban la sangre y llenaban con ella la escudilla al borde de
    la piedra. En realidad no era entonces al borde de la piedra adonde venía cada uno de los
    engendrados. Los de las Espinas, Los del Sacrificio, se regocijaban de aquella sangre [sacada]
    de ellos cuando llegaba aquel signo de sus acciones. “Seguid sus huellas; tal es la salvación para
    vosotros. De allá lejos, de Lugar de la Abundancia, vino, cuando nos trajisteis, la piel llamada
    Bandas Envolventes, dada con la sangre que nos introdujisteis. Que se froten con sangre ante
    Pluvioso, Sembrador, Volcán”; [así] se dijo.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 02:12

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    36

    He aquí que comenzó el rapto de los hombres de las tribus por Brujo del Envoltorio. Brujo
    Nocturno. Guarda-Botín. Brujo Lunar. En seguida [comenzó] la matanza de las tribus. No cogían
    más que a un caminante, que a dos caminantes, sin mostrarse cuando los cogían; en seguida
    iban a sacrificarlos ante Pluvioso, Sembrador. Después, cuando derramaban la sangre en el
    camino, arrojaban la cabeza en el camino. Las tribus decían entonces: “el jaguar se los ha
    comido”; no decían eso sino a causa de las apariencias [de huellas]de patas de jaguar, [de
    huellas] de patas que ellos hacían sin mostrarse. Robaron muchos hombres en las tribus; las
    tribus no comprendieron sino tardíamente. “¿Son Pluvioso, Sembrador, quienes entran entre
    nosotros? Sólo ellos sostienen a Los de las Espinas, Los del Sacrificio. ¿En dónde están sus
    casas? Sisamos esas patas”, dijeron entonces todas las tribus. Celebraron consejo unas con
    otras, y después comenzaron a seguir las [huellas del patas de Los de las Espinas. Los del
    Sacrificio: no eran claras. No vieron más que [huellas de] patas de venado, de patas de jaguares,
    no [huellas] claras: aquellas [huellas de] patas [no eran] claras porque eran como huellas de
    patas invertidas, para extraviarlos. Por esta [estratagema] la [verdadera] pista no aparecía. No
    nacía más que una nube, no nacía más que una lluvia tenebrosa, no nacía más que un lodo, no
    nacía más que una bruma que las tribus veían ante ellas.

    Los corazones [de los cuatro] soportaron la fatiga cuando cazaron en los caminos, pues
    grande [era] el ser de Pluvioso, Sembrador, Volcán; se alejaron por la montaña, al lado de las
    tribus a las que mataban. Así nació allá el rapto por los brujos cuando cogieron en los caminos a
    la [gente de las] tribus para sacrificarla ante Pluvioso. Sembrador, Volcán, quienes salvaron a sus
    engendrados allá en la montaña. He aquí que Pluvioso. Sembrador, Volcán, parecían tres
    mancebos caminando, pues su piedra era mágica. Había allí un río. Se bañaban al borde del río,
    solamente para mostrarse; [el río] se llamó pues El Baño de Pluvioso; éste fue el nombre del río.
    A menudo las tribus los vieron; se borraban tan pronto como eran vistos por las tribus. Entonces
    fue contado que Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar, estaban allí. He
    aquí que las tribus celebraron consejo acerca de su muerte. Ante todo las tribus quisieron
    celebrar consejo para la derrota de Pluvioso. Sembrador. Volcán. Todos Los de las Espinas, Los
    del Sacrificio dijeron a la faz de las tribus: “Que todos se reúnen, se llamen; que no sea dejada
    una fracción, dos fracciones”. Todas se congregaron, se llamaron, celebraron consejo entonces.
    Cuando se interrogaron, dijeron: “¿Cómo vencer el proceder de los hombres Cavek Queche,
    pues acaban con nuestros hijos nuestra prole? No está clara la destrucción de los hombres por
    ellos. Si debemos acabar a causa de esos raptos, entonces sea. Pero si la potencia de Pluvioso.
    Sembrador, Volcán, es tan grande, entonces que ese Pluvioso sea nuestro dios: cautivadle. No
    han terminado ellos su victoria sobre nosotros. ¿No [somos] muchos hombres en nuestra
    existencia? Ahora bien, esos Cavek no son tantos en su existencia”; así dijeron cuando se
    congregaron todos. Una parte de las tribus respondió, diciendo: “¿Quién, pues, los ha visto
    bañarse cada día en el río? Si son Pluvioso. Sembrador, Volcán, entonces los venceremos
    primero entonces comenzará la derrota de Los de las Espinas. Los del Sacrificio”; [así] respondió
    aquella parte de las tribus cuando habló. “¿Cómo los venceremos?”, díjose. “Pues bien, he aquí
    nuestra victoria sobre ellos. Puesto que parecen mancebos cuando se les ve en el río que dos
    doncellas vayan allá; que sean adolescentes verdaderamente bellas, muy amables, para que
    venga su deseo”, se respondió: “¡Excelente! Vamos a buscar a dos adolescentes perfectas”,
    dijeron [yéndose] a buscar a sus hijas. Fueron verdaderamente blancas doncellas. Se les
    recomendó entonces a aquellas adolescentes: “Oh hijas nuestras, id al río a lavar los vestidos. Si
    en seguida veis a aquellos tres mancebos, desnudaos ante ellos. Si sus corazones os desean,
    llamadles. Si os dicen: “¿Iremos con vosotras?”, responderéis: “Sí”. Si os preguntan: “¿De dónde
    venís?”, ¿De cuáles amos sois hijas?”, que entonces les sea dicho: “Somos hijas de jefes”, y
    después: “Venga una prenda de vosotros”. Cuando os la hayan dado, si ellos desean vuestros
    rostros, en verdad, daos a ellos; si entonces no os dais, os mataremos. En seguida nuestro
    corazón estará bien. Cuando la prenda exista, traedla; será para nuestro espíritu el testimonio de
    que ellos han ido con vosotras”. Así hablaron los jefes cuando dieron sus órdenes a las dos
    adolescentes. Éstas eran: Deseable, nombre de una doncella; Agradable, nombre de la otra.
    Estas dos llamadas Deseable. Agradable, fueron afuera, al río, al Baño de Pluvioso, Sembrador,
    Volcán. Tal [fue] la decisión de todas las tribus. En seguida las adolescentes fueron, se
    adornaron, bellas, brillantes. Al ir adonde se bañaba Pluvioso, se adornaron. En seguida lavaron.
    Cuando fueron, los jefes se regocijaron, a causa de sus hijas que iban. Al llegar al río
    comenzaron a lavar, se desnudaron, las dos, hicieron ruido, patullando ante las piedras.
    Entonces aparecieron Pluvioso. Sembrador. Volcán. Llegaron allá, al borde del río, un poco
    sorprendidos solamente a la vista de las dos adolescentes que lavaban. He aquí que las jóvenes
    tuvieron vergüenza inmediatamente que llegó Pluvioso. Pero a Pluvioso no le vino deseo de las
    dos adolescentes. Entonces éstas fueron interrogadas: “¿De dónde venís?”, fue dicho a las dos
    jóvenes; fue dicho: “¿Qué queréis, al venir al borde de nuestro río?” Ellas replicaron: “Fuimos
    enviadas por los jefes cuando vinimos. “Id a ver los rostros de esos Pluviosos; hablad con ellos”,
    nos dijeron los jefes. “Que venga en seguida una prenda, si verdaderamente visteis sus rostros”,
    nos fue dicho”. Así dijeron las dos adolescentes, entregando su mensaje. Ahora bien, las tribus
    querían que las jóvenes fornicasen con los magos Pluvioso. Pluvioso, Sembrador, Volcán,
    dijeron, respondiendo a las dos adolescentes llamadas Deseable, Agradable: “¡Bien! La prenda
    de nuestra conversación con vosotras vendrá. Esperad. Iréis a llevarla a los jefes”: [así] fue dicho.
    Celebraron en seguida consejo con Los de las Espinas, Los del Sacrificio. Fue dicho a Brujo del
    Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar: “Pintad tres vestidos, pintad los signos de
    nuestro ser; que éstos lleguen a [manos de] las tribus, que vayan con esas dos adolescentes
    que lavaban. Id a dárselos”. [Así] fue dicho a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín.
    En seguida estos tres pintaron. Primero Brujo del Envoltorio pintó de los jaguares la imagen, la
    pintura, en la faz del vestido. En seguida Brujo Nocturno [pintó] de las águilas, la imagen, la
    pintura, en la faz del vestido. Guarda-Botín pintó entonces por todas partes abejas, por todas
    partes avispas; la imagen, la pintura, en la faz del vestido. Los tres terminaron la pintura de las
    tres piezas de tela que pintaban. Cuando llevaron después a las llamadas Deseable, Agradable,
    los diversos vestidos, Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, les dijeron: “He aquí la
    prenda de nuestra conversación. Id pues ante las jefes. “Pluvioso nos ha hablado realmente”,
    diréis. “He aquí la prenda que “traemos”, les diréis. Que se cubran con los vestidos que les
    daréis”. Así hablaron ellos a las adolescentes ordenándoles que se fueran. Ahora bien, los
    vestidos pintados, llamados Xcucaah, llegaron cuando ellas llegaron. Los jefes se regocijaron
    cuando vieron las manos de las adolescentes suspendiendo las imágenes. Interrogaron a las
    jóvenes. “¿Visteis el rostro de Pluvioso?”, fue dicho.

    “Ciertamente, lo vimos”, respondieron Deseable, Agradable. “Muy bien. Si es verdad, ¿qué
    prenda traéis?”, dijeron los jefes. En realidad los jefes pensaban que era la señal de su pecado.
    Entonces los vestidos pintados fueron desenrollados por las adolescentes: por todas partes
    jaguares, por todas partes águilas, y por todas partes abejas, avispas, [era] la pintura en los
    vestidos de faz brillante: apreciaron entonces la faz, se los pusieron. Nada fue hecho por los
    jaguares colocados primero sobre el jefe. Entonces el jefe se puso el segundo vestido pintado, la
    pintura de las águilas: el jefe pensó solamente para sí mismo que estaba bien, e iba y venía a la
    faz [de los suyos]. Desnudó sus partes secretas a la faz de todos. Entonces el tercer vestido
    pintado fue colocado sobre el jefe: así las abejas, las avispas de la superficie, fueron puestas
    sobre él. Inmediatamente su carne fue mordida por las abejas, las avispas. No pudo soportar, no
    pudo sufrir, la mordedura de [aquellos] animales: entonces la boca del jefe gritó a causa de los
    animales de los cuales sólo la imagen estaba pintada en el vestido: la pintura de Guarda-Botín, la
    tercera pintura. Entonces [los jefes] fueron vencidos. En seguida las adolescentes Deseable,
    Agradable, fueron insultadas por los jefes. “¿Qué son esos vestidos que habéis traído? ¿Adonde
    fuisteis a cogerlos, oh engañadoras?”, fue dicho a las jóvenes, injuriándolas a causa de la derrota
    de todas las tribus por Pluvioso. Ahora bien, esas [tribus] hubieran querido que Pluvioso fuese a
    tener placer con aquellas Deseable, Agradable, que ellas fornicasen, y en el espíritu de las tribus,
    que esto fuese para tentarlo. Pero su derrota no pudo acaecer a causa de aquellos hombres
    Sabios. Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 23:43

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    37

    Entonces todas las tribus celebraron de nuevo consejo. “¿Cómo los venceremos?
    Verdaderamente, tal como es su ser es grande”, repitieron cuando se reunieron en Consejo.
    “Pues bien, los atacaremos, los mataremos; nos adornaremos con flechas, con escudos. ¿No
    somos numerosos? Que ni uno ni dos de nosotros se queden”, dijeron también cuando
    celebraron consejo. Todas las tribus se adornaron. Numerosos [eran] los matadores cuando para
    la matanza estuvieron reunidas todas las tribus.

    Ahora bien. Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín estaban en la cima del
    monte; Volcán, [era] el nombre del monte; estaban allí para sus engendrados, allí en la
    montaña. Sus hombres no eran numerosos, no [eran] una multitud como la multitud de las tribus:
    un pequeño [número] solamente: la cima de la montaña les rodeaba. Sin embargo, entonces
    fue decidida su destrucción por las tribus cuando todas se reunieron, se congregaron, cuando
    todas se llamaron. He aquí, pues, que todas las tribus se juntaron, todas adornadas con sus
    flechas, con sus escudos: innumerables eran los metales preciosos de sus ornamentos:
    embellecido [estaba] el aspecto de todos los jefes, los Varones; todos en verdad cumplieron su
    palabra. “En verdad, todos serán hechos realmente miserables. Ese Pluvioso, ese dios, es al que
    adoraremos si, solamente, lo hacemos prisionero”, se dijeron unas a otras [las tribus]. Pero
    Pluvioso sabía, y Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, sabían; conocían lo que
    estaba decidido, pues no tenían ni sueño ni reposo desde que se habían preparado los arqueros,
    los guerreros. En seguida todos aquellos guerreros se levantaron; queriendo en sus corazones
    atacar nocturnamente, fueron. Pero no llegaron, sino que en camino aquellos guerreros se
    durmieron, y después fueron vencidos por Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín.
    Juntos [se] durmieron en [el] camino; sin saberlo, todos acabaron por dormirse, en seguida
    comenzó la depilación de sus cejas, de sus barbas, por [los tres]; entonces se desprendieron los
    metales preciosos de sus gargantillas, de sus coronas, de sus collares; no fue sino el asta de sus
    lanzas a la que se le quitaron los metales preciosos. Para la humillación de sus rostros fue
    hecha su depilación, señal de la grandeza de los hombres Queche. Habiéndose despertado
    después, inmediatamente tomaron sus coronas y las astas de sus lanzas: no había ya metales
    preciosos en las astas y en las coronas. “¿Quién nos lo quitó? ¿Quién nos depiló así? ¿De dónde
    vinieron a robarnos nuestros metales preciosos?”, dijeron todos los guerreros. “¿Serían quizás
    esos engañadores que roban hombres? ¿No cesarán pronto de espantarnos? Ataquemos su
    ciudad; así volveremos a ver nuestros metales preciosos; esto es lo que les haremos”, dijeron
    todas las tribus; todas obraron según sus palabras.

    Ahora bien, en reposo [estaban] los corazones de Los de las Espinas, Los del Sacrificio,
    que estaban en la montaña. Así, Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, habiendo
    celebrado un gran Consejo, hicieron fortificaciones al borde de su ciudad, no rodeándola más que
    de tablas, más que de espinos, su ciudad. Hicieron en seguida maniquíes semejantes a
    hombres; esto fue [hecho] por ellos; después los alinearon allí, en las fortificaciones; de igual
    modo estaban allí sus escudos, estaban allí sus flechas, ron los cuales se les adornó; en sus
    cabezas se les pusieron coronas de metales preciosos; se les pusieron a aquellos simples
    maniquíes, a aquellos simples [muñecos] construidos con madera; se les pusieron los metales
    preciosos que se habían ido a coger a las tribus en el camino y con los cuales los maniquíes
    fueron adornados por [los tres]. Éstos cavaron entonces alrededor de la ciudad. Pidieron en
    seguida consejo a Pluvioso. “¿Moriremos? ¿Seremos vencidos?”. Sus corazones recibieron la
    respuesta ante Pluvioso. “No os aflijáis. He aquí lo que pondréis contra ellos. No os espantéis”,
    fue dicho a Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 23:46

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS



    38

    Entonces vínose a [darles] avispas, abejas que fueron a coger para erizar [la muralla]:
    llegadas, fueron puestas en cuatro grandes calabazas que fueron [colocadas] alrededor de la
    ciudad: se encerraron las abejas, las avispas, en las calabazas, para combatir con ellas a las
    tribus.

    La ciudad fue espiada, [rodeada] de emboscadas, juzgada por los enviados de las tribus.
    “No son numerosos”, dijeron, pero no habían llegado a ver más que los maniquíes, los [muñecos]
    construidos con madera, que dulcemente se balanceaban, sosteniendo sus flechas, sus escudos,
    y parecían verdaderamente hombres, parecían verdaderamente matadores. Cuando las tribus los
    vieron, todas las tribus se regocijaron de cuán [pocos] venían.

    Numerosas [eran] las tribus existentes. Innumerables [eran] los hombres, los guerreros,
    los matadores, para matar a los de Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín que
    estaban allí en el monte Volcán, nombre, [del monte] en donde estaban. He aquí que contaremos
    su llegada. He aquí que allí estaban Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín. Juntos
    estaban en la montaña con sus esposas, sus hijos, cuando llegaron todos los guerreros, los
    matadores; no solamente diez y seis mil. [ni] veinticuatro mil, de entre las tribus. Rodearon a
    la ciudad; vociferaban, adornados con flechas, con escudos; golpeaban sus escudos, silbaban,
    aullaban. Vociferaron exclamaciones, silbidos, cuando llegaron al pie de la ciudad. No había en
    esto nada que pudiera espantar a Los de las Espinas.

    Los del Sacrificio: fueron simplemente a mirar desde el reborde de las fortificaciones;
    fueron en orden con sus esposas, sus engendrados. Sus espíritus [fueron] solamente al
    encuentro de los actos, de la música, de las palabras de las tribus cuando éstas subieron a la faz
    del monte: poco faltaba para que acabasen [de llegar] hasta la entrada de la ciudad cuando se
    levantaron las cubiertas de las cuatro calabazas que estaban al borde de la ciudad; entonces
    salieron las abejas, las avispas, saliendo como humo del interior de cada una de las calabazas.

    Así los guerreros fueron acabados por los animales que se pegaban a sus ojos, que se
    pegaban a sus narices, a sus bocas, a sus piernas, a sus brazos. “¿Adonde han ido a coger,
    adonde han ido a reunir, todo lo que hay [aquí] de abejas, de avispas?” Pegadas así, mordían los
    ojos; las bestezuelas se abatían furiosas sobre cada uno de los hombres. Embriagados por las
    abejas, las avispas, sin poder sostener sus flechas, sus escudos, [los hombres] caían sobre la
    haz de la tierra.

    Se tendían al caer ante la montaña. No sintieron que se les traspasaba con flechas, que se
    les tajaba con el hacha. Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno, no se sirvieron más que de madera
    podrida; sus esposas se pusieron a matar.

    Solamente una parte [del enemigo] regresó: las tribus [se] fueron a la carrera. Aquellos a
    quienes primero se alcanzó fueron acabados, fueron matados: no pocos hombres perecieron: [los
    nuestros] no mataron tanto como sus corazones perseguían, porque los animales estuvieron
    [también] en contra de ellos No emplearon toda su valentía: sin flechas, sin escudos, mataron.

    Entonces fueron humilladas todas las tribus. Las tribus se humillaron, pues, ante la faz del
    Brujo del Envoltorio. Brujo Nocturno. Guarda-Botín. “Tened piedad de nuestros rostros. No nos
    matéis”, dijeron. “Muy bien. Pero debíais morir. Os volveréis, pues, tributarias», mientras haya
    días, mientras haya albas”, fue respondido. Tal fue la derrota de todas las tribus por nuestras
    primeras madres, [nuestros primeros] padres; sucedió allá en el monte ahora llamado Volcán.

    Aquellos primeros [antepasados] se fijaron, se multiplicaron, hicieron hijas, hicieron hijos,
    en la cima del Volcán. Se regocijaron cuando vencieron a todas las tribus, derrotadas allá en el
    monte. Así hicieron: humillaron a las tribus, a todas las tribus. En seguida sus corazones reposaron. Dijeron a sus engendrados que su muerte había estado cercana cuando se había
    querido matarlos. He aquí que contaremos la muerte de los llamados Brujo del Envoltorio, Brujo
    Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87274
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 31 Mayo 2021, 00:11

    Vuelvo al principio... porque me había extraviado...

    "Originalmente, el Popol-Vuh fue pintura, memoria, palabra, y en esta forma de tradición oral se
    conserva hasta mediados del siglo XVI, época en que vuelve a ser escrito, por un indígena..."

    El camino está bien señalizado. Es que yo llevo más de lo que desearía. Y eso, a veces, me confunde.

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 31 Mayo 2021, 23:41

    Pues te confieso que me asusté, no encontraba El "Popol Vuh", por lo visto se movió de foro y claro, no lo sabía, creí que había desaparecido. Por suerte nada como buscar, para encontrar.
    A lo que iba, gracias, Pascual y la verdad, me parece interesante introducirse en su lectura.
    Buen día y besos.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87274
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 01 Jun 2021, 00:00

    No sé cómo se pudo cambiar. Ni la razón para hacerlo... pero bueno, lo encontraste. Y yo disfruto con su lectura.

    Gracias.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54290
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 01 Jun 2021, 00:07

    POPOL-VUH
    O LIBRO DEL CONSEJO DE LOS INDIOS QUICHÉS




    39

    Como ellos sabían [que estaba] [próxima] su pérdida, su muerte, dieron órdenes acerca de
    ella a sus engendrados. Ningún signo de enfermedad. No gimieron, no tuvieron angustia, cuando
    dejaron su Palabra a sus engendrados. He aquí los nombres de sus engendrados. Brujo del
    Envoltorio engendró dos [hijos]: Qo Caib nombre del primer hijo, Qo Cavib nombre del segundo
    hijo, hijos de Brujo del Envoltorio, abuelos, padres, de los Cavik. He aquí también los dos que
    engendró Brujo Nocturno, he aquí sus nombres: Qo Acul nombre del primer hijo. Qo Acutec se
    llamó el segundo hijo, de Brujo Nocturno, [abuelos, padres] de los de Niha. Guarda-Botín no
    engendró más que uno, llamado Qo Ahau. Estos tres engendraron. Brujo Lunar no tuvo hijos. En
    verdad, tales son los nombres de los engendrados de Los de las Espinas, Los del Sacrificio.
    Entonces éstos les dejaron sus órdenes. Juntos estaban los cuatro. Cantaron en la aflicción de
    sus corazones; sus corazones gimieron mientras cantaron: “Nosotros Vemos”, [es el] nombre del
    canto que cantaron cuando hicieron sus recomendaciones a sus engendrados. “Oh hijos
    nuestros, vamos, nos regresamos; palabras del alba, preceptos del alba, os damos”. “Oh
    esposas nuestras, vosotras vinisteis también de nuestra lejana comarca”, dijeron a sus esposas,
    haciendo recomendaciones a cada una. “Ya está preparado, está manifiesto en el cielo el
    Símbolo de los Jefes. Nosotros no hacemos más que regresar: hemos cumplido nuestra tarea;
    nuestros días están acabados. Pensad en nosotros, no nos borréis de vuestra memorial, no nos
    olvidéis Vosotros veréis vuestra casa, vuestro país. Prosperad. Que así sea. Seguid vuestro
    camino. Ved de dónde vinimos”. Así dijo su Palabra, cuando ellos ordenaron. Y entonces Brujo
    del Envoltorio dejó el signo de su existencia. “He aquí el recuerdo mío que o? dejo. He aquí
    vuestra Fuerza. He ordenado, decidido”, dijo. Dejó entonces el signo de su existencia, la Fuerza
    Envuelta, así llamada: su faz no se manifestaba, sino que estaba envuelta; no se la desenrollaba:
    a costura no aparecía porque se la envolvía sin [que fuese] visible. Así ordenaron ellos cuando se
    desvanecieron en la cima de la montaña. No fueron inhumados por sus esposas, sus hijos.
    Invisible [fue] su desaparición, su desaparecimiento: visibles sólo sus preceptos. El Envoltorio
    volvióse preciso para los suyos, para quienes fue el recuerdo de sus padres; inmediatamente
    quemaron [copal] ante aquel, para ellos, recuerdo de sus padres. Entonces nacieron hombres de
    los jefes cuando éstos sucedieron a Brujo del Envoltorio que había comenzado, abuelo, padre, de
    los Cavik: pero sus hijos llamados Qo Caib, Qo Cavib, no desaparecieron.

    Así murieron los cuatro, nuestros primeros abuelos, padres, cuando desaparecieron,
    cuando dejaron a sus engendrados, allá en el monte Volcán, allá en donde se quedaron sus
    hijos. Habiendo sido humillados, habiendo sido postrada su gloria, todas las tribus ya no tenían
    fuerza: no existían todas más que para servir cada día. [Los quichés] se acordaban de sus
    padres: grande [era] para ellos la gloria del Envoltorio; no la desenrollaron, sino que estaba allí en
    la Envoltura, con ellos. Fue llamada por ellos Fuerza Envuelta, cuando designaron, cuando dieron
    nombre a su Secreto dejado por sus padres, lo que hicieron en señal de su ser.

    Tal fue la desaparición, la pérdida, de Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín,
    Brujo Lunar, los primeros hombres que vinieron del otro lado del mar, del Este. Hacía mucho
    tiempo que habían venido cuando murieron, ancianos, los llamados Los de las Espinas, Los del
    Sacrificio.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda

    Contenido patrocinado


    EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas) - Página 2 Empty Re: EL Popol Vuh (libro sagrado de los mayas)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 23 Abr 2024, 08:39