Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 932151 mensajes en 43740 argumentos.

Tenemos 1474 miembros registrados

El último usuario registrado es Irene

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 53 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ana María Di Bert, clara_fuente, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Octubre 2021

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


"Eduardo Mazo, el poeta de la Rambla", por Antonio Lozano (La Vanguardia, Obituarios, 09-05-2021 Empty

"Eduardo Mazo, el poeta de la Rambla", por Antonio Lozano (La Vanguardia, Obituarios, 09-05-2021

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 35774
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 73
Localización : Barcelona

"Eduardo Mazo, el poeta de la Rambla", por Antonio Lozano (La Vanguardia, Obituarios, 09-05-2021 Empty "Eduardo Mazo, el poeta de la Rambla", por Antonio Lozano (La Vanguardia, Obituarios, 09-05-2021

Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 09 Mayo 2021, 14:16

.


"Eduardo Mazo, el poeta de la Rambla", por Antonio Lozano (La Vanguardia, Obituarios, 09-05-2021 Eduard11





"Eduardo Mazo (1940-2021), el poeta de la Rambla (poeta, bohemio y articulista), por Antonio Lozano (La Vanguardia, 09-05-2021)

La gloria del desembarco latioamericano en Barcelona en los años setenta se la repartieron nombres históricos como los de Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa o José Donoso, pero hubo un compañero alternativo, díscolo, bohemio y excéntrico, mucho más interesado en la inmediatez que en la trascendencia, en el humor que en la gravedad, el cual no consta en las enciclopedias pero que seguramente permanecerá en el recuerdo de muchoa transeúntes. Y es que el argentino Eduardo Mazo tomó la Rambla de Barcelona con sus versos, haciéndose un elemento tan característico como las floristerías, las pajarerías, el Liceu o el Café de la Ópera. Cada día su figura enjuta, su gorra, su bigotito fino, su pañuelo anudado al cuello y su maletín a cuadros escoceses tomaba un lateral de la popular vía y arrancaba con su venta de versos.

Pocos habrán encarnado el concepto de "poeta de la calle" desde una literalidad tan absoluta puesto que desplegaba sus creaciones en las aceras. Y todos aquellos que se acercaban o eran cortejados hasta sus humildes dominios descubrían unas formulaciones del arte poético sumamente desconcertantes y libres, a la vez chistosas y comprometidas políticamente (sin ir más lejos, un compañero de este diario me ha recordado unos versos que le quedaron gravados de niño y a los que no ha dejado de dar vueltas desde entonces: "Los chinos, los chinos, el día que los pillen").

No creyente en escuela alguna, y, en cierto modo, poeta total ya que se editó buena parte de sus libros y organizó certámenes de la especialidad, podría decirse que Eduardo Mazo vino al mundo para echar por tierra muchos de los clichés asociados a la poesía, en especial esa herencia romántica que la veía como una actividad gobernada por musas y digna de espíritus elevados, sublime vía de verter turbulencias internas y practicada desde un alislamiento profundo. Él venía antes del linaje de trovadores y juglares, figuras que entendían su labor como una forma de entretenimiento y comunión social, indesligable del sentir que uno era parte del pueblo y a él se devía.

Mazo, que fue vendedor, psicólogo y periodista antes de instalarse en Barcelona, tenía querencia por la brevedad, bastándose de unas pocas líneas -cuando no directamente de aforismos- para burlarse de la fatuidad humana o de sí mismo ("Salgo con una muchacha bajita / para poder mirar a las otras mujeres / sin que se percate"), o denunciar los males del mundo. También destacó como articulista, llegando a tener durante varios meses una columna en la sección Vivir en Barcelona de La Vanguardia, marcada por el apunte ocurrente y sus experiencias cotidianas. En el 2005 se le homenajeó por el cuarto de siglo de su desembarco en la Rambla.

La parca, que le sorprendió en su ciudad natal, Buenos Aires, el 3 de mayo, fue un tema recurrente en sus piezas pero por sistema con el distanciamiento irónico que lo definía: "Lo malo de la muerte es que, casi siempre, nos encuentra viviendo", escribió. Pero seguro que en su adiós habría deseado reforzar el mensaje de estas líneas finales de otra de sus composiciones: "Ya ves, no importa cómo, no importa cuándo, no importa dónde. La poesía no ha muerto".

Antonio Lozano (La Vanguardia, 09-05-2021)

PARA LLER OBRA DE EDUARDO MAZO: http://www.eduardomazo.com/


    Fecha y hora actual: Dom 17 Oct 2021, 19:49