Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046784 mensajes en 47806 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 99 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 95 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Amalia Lateano, Maria Lua, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» NO A LA GUERRA 3
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 20:41 por Amalia Lateano

» CLARICE LISPECTOR II
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:44 por Maria Lua

» POETAS LATINOAMERICANOS
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:36 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:30 por Maria Lua

» Salón
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:29 por Amalia Lateano

» POESÍA ÁRABE
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:20 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 19:07 por Maria Lua

» Alberca de Villa Juana en Vallvidrera (Barcelona)
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 15:06 por cecilia gargantini

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: GATO
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 15:02 por Pedro Casas Serra

» Estanque del parque Marianao, en Sant Feliu de Llobregat
ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 EmptyHoy a las 14:54 por Pedro Casas Serra

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty

2 participantes

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 01 Feb 2021, 00:45

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    LA MUJER Y LA NIÑA.
    (En el álbum de una señora.)

    LA NIÑA

    . Yo vi por mayo las flores
    Muy galanas,
    Sobre el tallo alzarse ufanas,
    Y cantar los ruiseñores
    Sus amores
    En purísimas mañanas;
    Y vi también aguas puras,
    Bulliciosas,
    Por la pradera seguras,
    Yerbas besando olorosas;
    Vi las rosas
    En guirnaldas de verduras.
    Niña de escasos abriles
    Vi también;
    Vi que era el mundo un edén,
    A sus ojos infantiles;
    Juveniles
    Los albores de su sien.
    Y la niña se paraba,
    Y á las flores
    Decía: «mostrad colores:»
    Y en seguida las besaba,
    Y contemplaba
    Su rico cáliz de olores.
    Y luego al agua decía
    Que sonora
    Con plata murmuradora
    Por entre flores huía:
    «Agua mía,
    ¿No es verdad que soy tu aurora
    »¿No es verdad que tus cristales
    Destrenzados
    Pintarán siempre corales
    De mis labios encarnados,
    Sin cuidados,
    Cándidos y virginales?»
    Y el agua en tanto corría,
    Y las flores
    Al aire daban olores,
    Y la niña sonreía;
    Que no vía
    Desengaños ni dolores.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 01 Feb 2021, 00:47

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    LA MUJER Y LA NIÑA.
    (En el álbum de una señora.)


    (cont.)


    LA MUJER.

    Algunos años pasaron,
    Y el enero
    Cubren con manto severo
    Las flores que perfumaron
    El sendero
    Que las vírgenes cruzaron.
    Carámbanos aprisionan
    Las corrientes,
    Que bulliciosas é hirvientes
    Quizá de libres blasonan:
    Ya no entonan
    Sus sílfides trasparentes
    Trovas de amor
    Apagadas, fallecientes
    De dulcísimo rumor.
    Pálida está una mujer
    Contemplando
    Tal desmayo y suspirando:
    Las visiones del placer
    Fueron ayer;
    Hoy las contempla llorando.
    Y así la triste decía
    Mientras su llanto corría:
    «Espíritus de las flores
    Esplendentes ;
    Arroyos que ibais lucientes
    Coronados de vapores,
    De colores,
    Tan bellos y trasparentes;
    Mis imágenes pueriles
    ¿Dónde están?
    ¡Sueños cabe el arrayan
    En encantados pensiles!...
    ¡Mis abriles
    Son lioja en el huracán!
    También vosotras viudas
    Flores bellas,
    Como apagadas estrellas,
    Estáis dolientes y mudas,
    Y desnudas
    De vuestras suaves centellas.
    Pero al fin llegará Mayo
    Cariñoso,
    Y con el seno oloroso
    Os alzareis del desmayo;
    Tibio rayo
    Os dará el sol caluroso.
    Y otra vez vistosas galas
    Y primores,
    Tendréis y vagos albores,
    Y los pájaros cantores
    Con sus alas
    Os han de acariciar, flores.
    Y vosotras correréis,
    Aguas puras,
    Cantando nuevas venturas,
    Porque libres cantareis;
    Y veréis
    Sólo en mi frente amarguras.
    Pero mi amor que pasó,
    Que murió ya,
    ¿Quién, ¡ay! me lo volverá?
    ¡Llórele en las aguas yo,
    Que murió,
    Que ya nunca tornará!

    Era la niña el ángel que del cielo
    Cayó, pero que aún vaga entre las nubes:
    Es la mujer el ángel en el suelo,
    Que recuerda el amor de los querubes.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 01 Feb 2021, 00:49

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS



    A LA MEMORIA DEL CONDE DE CAMPO ALANCE.
    (Á mi amigo D. José de Espronceda.)


    Aún otra vez, callada lira mía,
    Aún otra vez el himno de los bravos
    Pueble el silencio de la noche fría
    Y hiele el corazón de los esclavos.
    ¡Campo Alange! ¡perdón! sombra gloriosa,
    Perdón para el cantor de los pesares,
    Si en tu corona de laurel hermosa
    El eco va á morir de sus cantares.
    No es de dolor el himno que te canto,
    No es de tristeza tu inmortal memoria:
    Mengua fueran palabras de quebranto
    Sobre esa tumba que selló tu gloria.
    Mis trovas serán trovas de esperanza,
    Como en Grecia los himnos de Tirteo,
    Voces de libertad y confianza
    Que retumben allá en el Pirineo.
    ¡Oh! yo he cantado un pueblo sin ventura,
    Y noble indignación tronó en mis labios,
    Cuando le vi sumirse en la amargura,
    Perdido por los reyes y sus sabios.
    A ti que como bueno pereciste,
    A ti también te cantará mi lira:
    Mártir hermoso de los libres fuiste...
    Mártir hermoso, tu virtud me inspira!
    Cuando tronó el cañón en el Escalda
    Y el pendón tricolor flotó en Amberes,
    Marchitando en la sien de mil mujeres
    Del amoroso mirto la guirnalda:
    Y al son de fulminante artillería
    Tu espíritu iba en pos de ardiente bomba
    Que con fragor horrísono crujía,
    Como en la mar la temerosa tromba:
    ¿Viste la libertad cruzar el viento,
    Flotante con su blanca vestidura,
    Perderse en el azul del Armamento,
    Y aparecer allí radiante y pura?
    ¿La viste sonreírte y con el dedo
    Mostrarte en encantada maravilla,
    El alcázar antiguo de Toledo,
    La morisca Giralda de Sevilla?
    Y te dijo quizá: «Dulce es mi cuna,
    Al pie de los naranjos columpiada:
    Dulce es oír á la serena luna
    De un bandolín la música pausada.
    Dulce es ver de mis hijos las falanges,
    Palpitar de Padilla á la memoria...
    Yo templaré en el Tajo sus alfanjes,
    Los llevaré á los campos de la gloria!
    » Y en tu fervor postrado allí de hinojos
    Le dijiste: «Seré tu caballero!
    Dulce será en la llama de tus ojos
    Los míos enclavar si acaso muero.
    » Y guardaste tu fe dentro del pecho,
    Como la fe de tu primer amor,
    Y flotaron en torno de tu lecho
    Imágenes de fama y de esplendor.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 01 Feb 2021, 00:51

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS



    A LA MEMORIA DEL CONDE DE CAMPO ALANCE.
    (Á mi amigo D. José de Espronceda.)


    (cont.)


    La libertad cumplió su profecía,
    Y su pendón se desplegó en los llanos,
    Y allá en los montes, la bandera impía
    Se desplegó también de los tiranos.
    Y del Tajo corriste á la orilla;
    En él templó la libertad tu espada,
    Te llevó de la mano por Castilla,
    Y te dejó en su hueste denodada.
    Tú del poniente sol á los vislumbres,
    De una reina sublime en ademan,
    La contemplaste en pie sobre las cumbre
    De los gloriosos montes de Arlaban.
    Gigante allí se apareció á tus ojos,
    La sien orlada de un laurel celeste,
    Hollando del esclavo los despojos,
    Y de las selvas en la pompa agreste.
    Y te habló en una lengua misteriosa,
    Dulce como el aplauso de la fama,
    Y engalanó tu frente generosa
    Rico trasunto de su viva llama.

    Tú, por su amor, intrépido lidiabas,
    Tu corcel iba en pos de sus banderas;
    Y otro Arlaban tal vez imaginabas
    Del cántabro océano en las riberas.
    Los hijos de los libres combatían
    De la inmortal Bilbao sobre los muros:
    Los hijos de los siervos sucumbían
    Dentro del foso reluchando oscuros.
    Cuando miraste la ciudad triunfante
    Destacarse en lo blanco de la nieve,
    Y del vapor de la neblina errante
    Desparecer, debajo el manto leve;
    Te soñaste cruzado de la gloria,
    Y otra Sion fingiste esplendente,
    Y las trovas del Taso tu memoria
    Cruzaron en tropel resplandeciente.
    Y era con todo la ilusión divina
    Tu postrera ilusión sobre la tierra;
    ¡Blanca nube de forma peregrina
    Que deshacen los vientos en la sierra!
    ¡Tú herido allí por una bala oscura
    La víspera gloriosa del mañana,
    En que del monte ceñirá la altura
    El humo del combate de Luchana!
    ¡Morir y no morir en la pelea,
    Cuando al ronco cañón se enciende el alma,
    Y pecho juvenil parar desea
    Junto á la sombra de triunfante palma!

    Tu vista entonces se volvió á los cielos
    Empanada en vapor de amarga duda...
    La libertad cruzaba con sus velos
    Las nubes pardas para darte ayuda
    No era el ángel que viste en el Escalda,
    Ni la diosa que en bélico ademan
    Del occidente en la encendida gualda
    Se apareció en las crestas de Arlaban.
    Era la madre que sus hijos llora,
    Era la virgen que perdió su amor,
    Y en quien de un cielo la esperanza dora
    Las tinieblas confusas del dolor.
    'Besó tu frente y con amor te dijo;
    «Bellos fueron tus días en la tierra,
    Bellos serán entre las nubes, hijo,
    Do te aguardan los héroes de mi guerra.
    »Ya no verán los soles de mi gloria
    De tu sable el relámpago brillar,
    Ni llenará más páginas la historia
    Con tu caballeresco batallar.
    »Mas eres mártir de una santa idea,
    Blasones y poder por ella diste...
    Tú mi arcángel serás en la pelea,
    Pues caballero de mi causa fuiste!
    » Y tus ojos entonces se cerraron,
    Tu alma cruzó los campos de la luz,
    Y los fuertes guerreros sollozaron
    De tu glorioso túmulo en la cruz.
    Hoy que tus alas cubren las enseñas
    Que tu brazo otro tiempo defendía,
    Y en el silencio de enriscadas breñas
    Te muestras á mi ardiente fantasía;
    Hoy te pido un cantar de fortaleza,
    Que truene por los ámbitos de España,
    Rico en vigor, espléndido en braveza,
    Rugido de un león en la montaña.
    Yen, muéstrate á los ojos de los libres,
    Que con adoración dicen tu nombre,
    Ora el acero ensangrentado vibres,
    Ora te cerque tu inmortal renombre:
    Y en tanto que en su mente entusiasmada
    Eco lejano del cañón retumba,
    Diles con voz sublime y levantada,
    Grave con el reposo de la tumba:
    «¡Himnos sin fin á la guerrera lira!
    Su voz esparza por el mundo el viento!
    ¡Himnos sin fin! ¡la libertad no espira,
    Porque no muere el sol del firmamento!

    Madrid 8 de Noviembre de 1838.




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88323
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 01 Feb 2021, 01:32

    "Yo vi por mayo las flores
    Muy galanas,
    Sobre el tallo alzarse ufanas,
    Y cantar los ruiseñores
    Sus amores
    En purísimas mañanas;
    Y vi también aguas puras,
    Bulliciosas,
    Por la pradera seguras,
    Yerbas besando olorosas;
    Vi las rosas
    En guirnaldas de verduras.
    Niña de escasos abriles
    Vi también;
    Vi que era el mundo un edén,
    A sus ojos infantiles;
    Juveniles
    Los albores de su sien.
    Y la niña se paraba,
    Y á las flores
    Decía: «mostrad colores:»
    Y en seguida las besaba,
    Y contemplaba
    Su rico cáliz de olores.
    Y luego al agua decía
    Que sonora
    Con plata murmuradora
    Por entre flores huía:
    «Agua mía,
    ¿No es verdad que soy tu aurora
    »¿No es verdad que tus cristales
    Destrenzados
    Pintarán siempre corales
    De mis labios encarnados,
    Sin cuidados,
    Cándidos y virginales?»
    Y el agua en tanto corría,
    Y las flores
    Al aire daban olores,
    Y la niña sonreía;
    Que no vía
    Desengaños ni dolores. "


    Este autor que nos trajiste es una auténtica joya. ¡Qué lastima queno trascienda más!

    Tienes todo mi aliento: ¡No le dejes!.

    BESOS.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Feb 2021, 00:34

    La verdad es que sí, una autentica joya y lo que siento es, que queda muy poquito para concluir.
    Muchas gracias y besos.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Feb 2021, 00:36

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS





    LA VOZ DEL ÁNGEL.

    ¿Por qué el corazón palpita
    Si cruza el viento tu voz?
    ¿Por qué dulzuras medita,
    Si es el placer tan veloz
    Que apenas la mente agita?
    ¿Escuchará en ese acento,
    Ecos de un placer perdido,
    De algun perdido contento,
    Que á la orilla del olvido
    Yace oscuro y macilento?
    Pájaro de triste pluma,
    De pico arpado y sonoro,
    Que cantas entre la bruma;
    Vagos cual marina espuma,
    Son tus himnos ó tu lloro.
    Vagos son como son vagas
    Esas tiernas ilusiones
    Con que el corazón halagas;
    Son, señora, tus canciones
    Como el cantar de las magas.
    ¡Oh! tú cantaste quizá
    Bajo otro sol que perdiste...
    De aquellas trovas ¿Qué hiciste,
    Que tu voz sonando está
    Tan apagada y tan triste?
    No tan pura la escuchaba,
    Pero más alegre sí,
    Cuando el pecho palpitaba,
    Cuando era el ánima esclava
    De mi amante frenesí!
    Cruzaba entonces el viento
    Esa voz blanda y sonora,
    Celebrando seductora
    El alba de mi contento,
    Del amor mío la aurora;
    Que no es acento mortal
    El que vibra en tu garganta;
    Es de una patria ideal
    Recuerdo que se levanta
    Del cielo al azul cristal.
    Y en mi dulce adolescencia
    Entre los aires la oía,
    Y la paz de la inocencia
    A mi amorosa demencia
    Dulcísima prometía.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Feb 2021, 00:38

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS





    LA VOZ DEL ÁNGEL.

    (cont.)


    Cantaban los ruiseñores
    A la antorcha de la luna
    Mi pasión y sus amores,
    Como en perfumada cuna
    Del almendro entre las flores.
    Y entonces la voz callaba
    Y los dejaba trinar,
    Y solamente cantaba
    De la aurora al despertar,
    Y sus trovas eclipsaba.
    Talismán de la ventura
    Era la voz para mí,
    Y esperanzas y hermosura,
    Y músicas y ternura
    Con sus encantos perdí.

    Calló la voz, huyeron mis amores,
    Pálida y turbia amaneció la aurora;
    Y lámpara fue el sol de mis dolores,
    Que en luz del duelo el porvenir colora.
    Yo de mi patria abandoné los montes
    Por esa soledad que llaman mundo,
    Y la luz de los nuevos horizontes
    No iluminaba mi dolor profundo.
    Que un recuerdo dulcísimo moraba
    Como un astro de paz en la memoria,
    Y yo la voz en mi ilusión buscaba,
    Que sonó al par de mi amorosa gloria.
    Por fin la vi como en un tiempo hermosa,
    Como en un tiempo delicada y pura,
    Mas triste como estrella nebulosa,
    Como un eco lejano do ternura.
    Y era tu voz, señora, que poblaba,
    Un teatro de célica armonía,
    Y era tu voz que á un pueblo sojuzgaba,
    De todo un pueblo el corazón hería.
    Tanta luz y esplendor, tantos colores,
    Músicas, y perfumes y mujeres,
    Ricas en esperanza y en amores,
    Bellas como son bellos los placeres;
    Nada miró mi mente embebecida
    De tanta hermosa aparición de gloria,
    Que recordaba entonces dolorida
    Las auroras brillantes de mi historia.
    Volví á soñar su luna y sus estrellas,
    Volví á sonar el cándido amor mío,
    Y de mi patria las praderas bellas,
    Y el manso murmurar del claro rio.
    Pero tu voz sonaba misteriosa,
    Apagada, tristísima y doliente,
    Y extendía una nube tenebrosa
    Sobre el ensueño mágico y luciente.
    , ¿Qué se hicieron tus encantos de alegría.
    Ángel ó fada ó pájaro dichoso?
    ¿Qué fue tu abandonada melodía,
    De tu esperanza el porvenir vistoso?
    Di: cuando yo perdí mi amor primero,
    ¿Perdiste tú la libertad y calma,
    Tu asilo venturoso y placentero
    De los desiertos en la verde palma?
    Tus alas de encendida mariposa
    Con que cruzabas el sereno ambiente,
    ¿Huyeron con la nube luminosa
    Que de mi amada coronó la frente?
    Tú cantas una patria que perdiste,
    Y yo un amor lamento que he perdido:
    De mi laúd el ébano es tan triste
    Como tu melancólico gemido.
    Que yo soy el cantor de las ruinas,
    Cantor de las memorias de dulzura;
    Tú mis pasadas glorias iluminas,
    Espíritu de plácida tristura.
    Y en ti contemplo el ángel desterrado
    Que el amor celebró del ángel mío,
    Y en el trágico fin ha suspirado
    De mi crédulo y tierno desvarío.
    Ya que pasas errante por el suelo,
    Cántanos los misterios de las nubes,
    Y las venturas de! perdido cielo,
    Y el purísimo amor de los querubes.
    Canta, señora, en la enlutada tierra,
    Y cura los partidos corazones:
    Tú no sabes el bálsamo que encierra
    El eco de tus lánguidas canciones.
    ¡Oh! para acompañar su voz divina
    Desenterrad el arpa de Osian:
    Bardos, al pio de solitaria encina
    De ciprés coronadla y arrayan.
    Y allí la escuchará mi mente inquieta
    En su cantar de gozo y de dolor:
    Ronco está mi laúd... ¡ay del poeta
    Que no acompaña al ángel del Señor!



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88323
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 03 Feb 2021, 01:03

    LA NIÑA

    . Yo vi por mayo las flores
    Muy galanas,
    Sobre el tallo alzarse ufanas,
    Y cantar los ruiseñores
    Sus amores
    En purísimas mañanas;
    Y vi también aguas puras,
    Bulliciosas,
    Por la pradera seguras,
    Yerbas besando olorosas;
    Vi las rosas
    En guirnaldas de verduras.
    Niña de escasos abriles
    Vi también;
    Vi que era el mundo un edén,
    A sus ojos infantiles;
    Juveniles
    Los albores de su sien.
    Y la niña se paraba,
    Y á las flores
    Decía: «mostrad colores:»
    Y en seguida las besaba,
    Y contemplaba
    Su rico cáliz de olores.
    Y luego al agua decía
    Que sonora
    Con plata murmuradora
    Por entre flores huía:
    «Agua mía,
    ¿No es verdad que soy tu aurora
    »¿No es verdad que tus cristales
    Destrenzados
    Pintarán siempre corales
    De mis labios encarnados,
    Sin cuidados,
    Cándidos y virginales?»
    Y el agua en tanto corría,
    Y las flores
    Al aire daban olores,
    Y la niña sonreía;
    Que no vía
    Desengaños ni dolores.


    Lo cierto es que ante tanto desengaño, o desesperanza... versos como estos nos traen la paz, tan esquiva.

    Gracias, LLuvia.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Feb 2021, 00:54

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    Á BLANCA.

    Dulcísima niña de labios de rosa,
    De frente serena, de blando mirar,
    Tan pura y lozana, tan fresca y hermosa,
    Galana en tu talle, galana en tu andar;
    Tus húmedos ojos rasgados y claros
    Brotar esperanzas y vida se ven,
    Que son tus dolores mentidos ó raros,
    Y vuela un espíritu en torno á tu sien.
    Espíritu hermoso de dulces caricias,
    Espíritu hermoso de glorias y amor,
    Que blandas sacuden sus alas delicias
    Con vaga armonía y etéreo rumor.
    Que es, Blanca, tu hermano el espíritu suave
    Que inunda tu alma de luz y placer:
    Si él tiene las alas y el canto del ave,
    Tú tienes el alma de niña y mujer.
    El alma de niña bellísima y pura
    Que cándida vuela de rosa en jazmín;
    El alma que en joven mujer se figura
    Flotar entre nubes de grana y carmín.
    ¿Qué es, dime, la vida delante tus ojos?
    ¿Qué son las desdichas que el ánima ve?
    Matices del alba cambiantes y rojos,
    Ó lánguido arroyo que besa tu pie.
    Dulcísima niña que adora mi alma,
    ¡Oh! siempre los cielos te guarden tu bien,
    Tu paz, tu inocencia, tus juegos, tu calma,
    Y el ala del ángel que ampara tu sien.
    ¡Pluguiera á los cielos que siempre pequeña
    Mirases los días cual flores pasar!
    ¡Pluguiera á los cielos tu boca risueña,
    Tus labios carmíneos por siempre guardar!
    Si hoy juegas y ríes, ¿Qué importa mañana?
    ¿Traeráte otro día más gloria y placer?
    Tan sólo, ángel mío, desdicha temprana,
    Perdidos amores de triste mujer.
    Hoy juntas las manos y ruegas al cielo
    Por hombres que solos y lúgubres van;
    Quizá solitaria y oscura en tu duelo
    Mañana le pidas consuelo en tu afán.
    También, criatura, yo fui un día niño
    Y tuve inocencia, caricias y amor;
    Mas hoy de una madre tan sólo el cariño
    Endulza mis noches de insomnio y dolor.
    Relámpago leve de tanta ventura,
    De tantos ensueños quedó para mí...
    ¡Dichosa ignorancia, perdida hermosura!
    ¿Dó fue su celaje de nieve y rubí?

    Mas si pasa la edad de la inocencia,
    Cual trémulo vapor sobre los mares;
    Si entonces sólo es bella la existencia,
    Y pueblan sus jardines mil cantares;
    ¿Para qué amontonar sobre tu frente
    Tan lúgubres y oscuras profecías,
    Cuando va de tu vida la corriente
    El cielo azul pintando de tus días?
    Siéntate en las orillas de los ríos,
    Y canta, hermosa, tus abriles bellos:
    Bajo sus sauces verdes y sombríos
    Floten sobre la espalda tus cabellos.
    Mira correr sus trasparentes olas
    Sin pensar que se arrastran á la muerte,
    Y corona tu frente de amapolas
    Sobre la roca solitaria y fuerte.
    Oye encantada el canto de las aves
    Errante en las florestas silenciosas,
    Do sonoras, altísimas y graves
    Desplómanse cascadas espumosas.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Feb 2021, 00:56

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    Á BLANCA.

    (cont.)



    Y piensa en los placeres de la vida,
    Porque es la vida para ti un placer,
    Y entre las flores yace adormecida
    Con los recuerdos plácidos de ayer.
    Porque pasa la edad de la inocencia
    Cual trémulo vapor sobre los mares,
    Y empaña la fogosa adolescencia
    La dulce religión de sus altares.

    Cuando en tu frente reposa,
    Blanca mía,
    Mi frente ajada y rugosa,
    Tan sombría,
    Siento una voz apacible
    Y delicada,
    Tiernísima y bonancible,
    Y apagada,
    Que discurre por mi ser
    Y lo consuela
    Y entre las glorias de ayer
    Lánguida vuela.
    Porque en la paz de tu frente,
    Criatura,
    De mi sol veo en oriente
    La hermosura;
    Y vuelve á mí la esperanza
    En la virtud,
    Y amor, y fe, y confianza,
    Y juventud;
    Y vuelven las ilusiones
    Que murieron,
    Que volcánicas pasiones
    Consumieron,
    Y en mística confusión
    Mis plegarias
    Se exhalan del corazón
    Solitarias.
    ¡Perfume de la inocencia
    Misterioso,
    Rico en amor y en creencia
    Y en reposo!
    Memorias dulces perdidas
    De mi infancia,
    Pobres flores esparcidas
    Sin fragancia!
    ¡Oh! de esa niña la frente
    Yo dejéis,
    Nunca su cándida mente
    Abandonéis,
    Que cuando el alma perdió
    Vuestro matiz,
    En las sombras se encontró
    Muy infeliz!

    Pobre niña de ojos negros
    Y de garganta tan pura,
    De tan galana figura
    Y amoroso corazón,
    Guarde el cielo tu ventura
    Y tu inocente ilusión.
    Y el ángel que con sus alas
    Hoy ampara tu cabeza,
    Y sendas mil de pureza
    Te muestra en la juventud,
    Acompañe tu belleza
    A la paz del ataúd.
    Y no conozcas amores
    Que queman jóvenes frentes,
    Ni más ojos relucientes
    Que los de tu serafín,
    Ni más flores en las fuentes
    Que guirnaldas de jazmín.
    ¡Ay! cuando tu planta huelle
    De juventud el sendero,
    Que el alma ve placentero,
    Rico de luces y amor,
    Tu ángel volará hechicero
    Y no verás su dolor.
    Y en la noche solamente,
    Si lloras tristes amores,
    Con sus alas de colores
    Tus lágrimas secará,
    Y entro perdidos rumores
    Melancólico se irá.
    Pobre niña de ojos negros
    Y de garganta tan pura,
    De tan galana figura
    Y amoroso corazón,
    Guarde el cielo tu ventura,
    Tu inocencia y tu ilusión!

    Blanca mía, mi amor pasará en breve
    Y perderé tus gracias infantiles,
    Como pierden su túnica de nieve
    Las montañas al sol de los abriles.
    Porque se inclina al suelo mi cabeza
    En demanda de ignota sepultura,
    Y aquí tu vida relumbrante empieza,
    Y allí mi vida va á apagarse oscura.
    Mira, yo pasaré de entre los hombres
    Como pasa la luz de cada día;
    No quedará mi nombre entre sus nombres;
    No habrá quien piense en la memoria mía.
    Si amas un día, cándida azucena,
    Y de amor lloran tus radiantes ojos,
    Ye á arrodillar tu soledad y pena
    En la tumba que encierra mis despojos.
    Porque yo sé do amores y de luto;
    Que yo en mi juventud también amé,
    Y hiel tan sólo y desabrido fruto
    Con mis labios volcánicos gusté.
    Y vierte entonces en mi huesa fría
    Una lágrima hermosa de dolor,
    Que tú fuiste solaz del alma mía,
    Y ella te amaba con inmenso amor.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Feb 2021, 03:01

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    PAZ Y PORVENIR

    . Abrid el corazón á la esperanza,
    Abridlo al aura de la paz dichosa;
    Caiga en astillas la sañuda lanza,
    Ceñid las sienes de laurel y rosa.
    Ceñidlas y cantad en los jardines
    La aurora de la unión cándida y pura,
    Que ronco son de bélicos clarines
    No enturbiará su calma y su ventura.
    Porque es dulce á los nobles corazones
    Tender las manos y alargar los brazos,
    Y estrechar generosos campeones
    Con dulce afán y con fraternos lazos.
    Porque es bello el honor del vencimiento
    Que sin llanto se compra ni mancilla,
    Desde el Pirene y su encumbrado asiento
    A los tendidos líanos de Castilla.
    Ven, musa de las fiestas y alborozo,
    Ven por primera vez al arpa mía;
    Vibre en sus cuerdas mi cantar de gozo
    Que inunde el seno de la patria mía.
    Que han lavado las manchas de su ropa
    Los mismos que de sangre la mancharon,
    Y juntos beben en la misma copa
    Los que alfanje sañudo ayer vibraron.
    ¿No lo oís? ¿no lo oís?... en las montañas,
    Al pie de las cascadas espumosas,
    De la ribera en las sonantes cañas,
    Al confín de las vegas silenciosas,
    ¿No escucháis un acento de ternura,
    Un acento de gloria ya olvidado,
    Como la voz de Dios allá en la altura,
    Sobre las pardas nubes levantado?
    Es que depuesta la tremenda saña,
    Ruge de amor y júbilo el león
    Junto al pendón de la gloriosa España,
    De las marciales músicas al son.
    ¡Oh! trepad al gigante Pirineo,
    Y en sus cumbres asidos de las manos,
    Mostrad al punto el inmortal trofeo
    De un pueblo que recobra sus hermanos.
    Y decidles: «Mirad al sol de Oriente
    Vertiendo vida entre torrentes de oro,
    Ved sobre el monte su encendida frente,
    Los dones ved de su inmortal tesoro.
    «Ese es el sol de gloria y esperanza
    Que alumbra la española libertad,
    Astro feliz sin nubes ni mudanza,
    Prenda de un porvenir de claridad.
    «Que en el hogar del Cid y de Padilla
    Caballeros se sientan, mas no esclavos:
    Nunca la frente con baldón se humilla
    Do los bravos acogen á los bravos.»
    Decid, y de silvestres amapolas
    Y lauro orlad la generosa frente,
    Y floten las banderas españolas
    Al viento de la aurora mansamente.
    ¡Oh! la luz de la mañana
    Colora, hidalga nación,
    Con rica nube de grana
    Tu horizonte que engalana
    Su celeste aparición.
    Y las palmas de la gloria
    Bate el viento cariñoso
    Por tu suelo deleitoso,
    Cual se agita en la memoria
    Recuerdo de amor dichoso.

    (cont.)



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Feb 2021, 03:03

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    PAZ Y PORVENIR

    (cont.)


    Perla hermosa de Occidente,
    Cuna de oro en que he nacido,
    Un ángel puro y clemente
    Murmura dulce á tu oído
    Un porvenir floreciente.
    Un porvenir más hermoso
    Que tus glorias que pasaron,
    Más brillante y luminoso
    Que tu pendón generoso,
    Que los mares acataron.
    Tú, la querida del cielo,
    Tú, la mimada del sol,
    Tú, la que envuelves tu suelo
    En un luminoso velo
    De celajes de arrebol;
    Tú, la heredera de Oriente,
    La de los sueños de oro,
    La temida por tu gente,
    De hoy más será tu tesoro
    La libertad esplendente.
    La libertad generosa,
    Amor de tu juventud;
    Lumbre de tu alba de rosa.
    Mística y amante diosa
    De hermosura y de virtud.
    Y tú sublime y triunfante
    La llevarás hasta el polo,
    Y su voz noble y tronante
    Disipará el torpe dolo
    De tiranía arrogante.
    ¡Ojalá que sus pendones
    En el Báltico se miren,
    Y entre doradas visiones
    Hidalgos pechos suspiren
    Al contemplar sus leones!
    ¡Plegue á Dios que los guerreros
    Que nueva patria buscaron
    AI pie de tus limoneros,
    Yo que aun á su pie lloraron
    Sus altares y sus fueros;
    A su sombra blasonada
    Desnuden la limpia espada,
    Y otra vez áurea corona
    Ciñan en su verde zona
    A su patria idolatrada.

    Truene el cañón, pero de gozo truene;
    Inunde el viento en salvas de alegría,
    Y en acordada música resuene
    _ Himno de paz, suavísima armonía.
    A nosotros venid, que en lo pasado
    Sólo las glorias de la hispana gente
    Miraremos con pecho sosegado,
    Con secos ojos y serena frente.
    Tened la mano ruda en la pelea,
    Que al tocar de la nuestra la rudeza,
    Un mismo sol de gloria centellea
    Sobre nuestra magnánima cabeza.
    Mañana, sí, temidos y gloriosos,
    Ricos de paz, colmados de ventura,
    Los nobles lauros del valor frondosos
    Del valiente orlarán la sepultura.
    Hoy al placer el corazón se entrega,
    Hoy la esperanza sus colores vista,
    Porque la gloria palpitando llega
    Y el trono excelso de su luz conquista
    Hoy la noche su pompa ha desplegado,
    Y en sus campos serenos de zafir
    Muestra la luna en círculo encantado
    Ornado de esplendor el porvenir.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Feb 2021, 03:08

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    FRAGMENTO.

    ¡Mujer! fueron los días de mi gloria,
    Los días de mi bella libertad,
    Vagos ensueños de oriental historia,
    Abril que ya se hundió en la eternidad,
    Sólo un recuerdo bello se levanta
    Entre tinieblas húmedas y olvido,
    Voz solitaria que apacible canta,
    Cascada de dulcísimo ruido.
    Dia feliz de amor y de ignorancia
    En que latió mi virgen corazón,
    Puro como los juegos de la infancia,
    Dulce como mi tímida pasión;
    Dia que vio un amargo desengaño
    Rasgar cual hoja seca el porvenir,
    Dia de llanto y de dolor extraño,
    Y que aún así no puedo maldecir:
    Que tu figura á tan infausto día
    Está mezclada, blanca y celestial,
    Espléndida de luz y de alegría,
    Aérea, vaporosa y virginal.
    Que todavía mis nublados ojos,
    Al mirar un desierto abrasador,
    Truecan en flores áridos abrojos
    Y tejen las guirnaldas del amor.
    ¡Mujer! ¿Sólo te vi para perderte?
    ¿Es para ti mentida claridad
    Esta pasión que se hundirá en la muerte,
    Que verá la confusa eternidad?
    ¡Oh! morir sin llevar una esperanza,
    Abandonar la vida, el aire, el sol,
    Los azulados mares en bonanza,
    Del occidente el mágico arrebol!
    ¡Temblar á tu desprecio y á tu olvido,
    Como palma que azota el huracán!...
    Tal miseria y dolor no has conocido,
    Pacífica doncella sin afán.
    Ángel puro, tu paz y tu contento
    No han sucumbido al dardo del dolor
    Por más que en alas del nocturno viento
    Lleguen á ti los cantos de mi amor.
    Mas los ángeles lloran en el cielo
    Por el amor que muere sin laurel...
    Si ha de pasar el mío sin consuelo,
    ¡Vierte, hermosa, una lágrima por él!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Feb 2021, 03:37

    ENRIQUE GIL CARRASCO

    SIGLO XIX



    POESÍAS LÍRICAS




    Á ESPRONCEDA.

    ¿Y tú también, lucero milagroso,
    Roto y sin luz bajaste
    Del firmamento azul y esplendoroso,
    Donde en alas del genio te ensalzaste?
    ¡Gloria, entusiasmo, juventud, belleza,
    De tu gallardo pecho la hidalguía
    ¿Cómo no defendieron tu cabeza
    De la guadaña impía?
    ¿Cómo, cómo en el alba de la gloria.
    En la feliz mañana de la vida,
    Cuando radiantes páginas la historia
    Con solícita mano preparaba,
    Súbito deshojó tormenta brava
    Esta flor de los céfiros querida?
    Águila hermosa que hasta el sol subías,
    Que los torrentes de su luz bebías,
    Y luego en raudo vuelo
    Rastro de luz é inspiración traías
    Al enlutado suelo;
    ¿Quién llevará las glorias españolas
    Por los tendidos ámbitos del mundo?
    ¿Quién las hambrientas olas
    Del olvido y su piélago profundo
    Bastará á detener? Tus claros ojos
    No lanzan ya celestes resplandores:
    Erios yacen tus ínclitos despojos:
    Faltó el impulso al corazón y al alma:
    En las ramas del sauce de tu tumba
    El arpa enmudeció de los amores,
    Y de tu noche en el silencio y calma
    Trémula y dolorida el aura zumba!

    ¡Y yo te canto, pájaro perdido,
    Yo á quien tu amor en sus potentes alas
    Sacó de las tinieblas del desierto,
    Que ornar quisiste con tus ricas galas,
    Que gozó alegre en tu encumbrado nido
    De tus cantos divinos el concierto!
    ¿Qué tengo yo para adornar tu losa?
    Flores de soledad, llanto del alma,
    Flores ¡ay! sin fragancia deleitosa,
    Hiedra que sube oscura y silenciosa
    Por el gallardo tronco de la palma,.
    ¡Oh, mi Espronceda! ¡oh generosa sombra!
    ¿Por qué mi voz se anuda en mi garganta
    Cuando el labio te nombra?
    ¿Por qué cuando tu planta
    Campos huella de luz y de alegría,
    Y tornas á la patria que perdiste.
    Torna doliente á la memoria mía,
    A mi memoria triste,
    De tu voz la suavísima armonía?
    Ay! si el velo cayera
    Con que cubre el dolor mis yertos ojos,
    Menos triste de ti me despidiera:
    Blanca luz templaría mis enojos
    Cuando siguiese tu sereno vuelo
    Hasta el confín del azulado cielo.
    ¡Adiós, adiós! la angélica morada
    De par en par sus puertas rutilantes
    Te ofrece, sombra amada;
    Ve á gozar extasiada
    La gloria inmaculada
    De Calderón, de Lope y de Cervantes.

    FIN



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Feb 2021, 03:40

    Y aquí concluye esta magnifica muestra de la poesía de Enrique Gil.
    Da pena que termine, pero desde este lugar, seguro volveré y seguiré disfrutando "BUENA POESÍA"
    Espero que la disfrute alguien más también.
    Gracias


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88323
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 22 Feb 2021, 01:30

    Perdóname... es lo que suele ocurrir cuando uno asume más de lo que puede. No me di cuenta que habías terminado con este magnífico autor.

    Gracias por tu excelente trabajo...

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55006
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 23 Feb 2021, 01:16

    No te preocupes, por aquí estamos y nos vemos, más tarde o más temprano, más cerca, o más lejos.
    Gracias a ti siempre.
    Besos.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX) - Página 4 Empty Re: ENRIQUE GIL CARRASCO (1815-1846) (SIGLO XIX)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 19 Jun 2024, 20:58