Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 747663 mensajes en 38049 argumentos.

Tenemos 1322 miembros registrados.

El último usuario registrado es RodriguezAnalia

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 29 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 26 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Marimar González


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Ayuda para sostener el Foro


El Mantenimiento, la url del Foro, la seguridad y el espacio de almacenamiento tienen un costo anual que hasta hoy fue absorbido por la administración, ronda los E 50 euros anuales, se ha complicado hacerlo solo por esa razón se solicita ayuda, la minima indispensable de quien pueda, gracias.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Carta de Marx a Jenny, verano de 1856

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27693
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 70
Localización : Barcelona

Carta de Marx a Jenny, verano de 1856

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 17 Mayo 2018, 13:48

.


Carta de Marx a Jenny, verano de 1856

“Las grandes pasiones, que debido a la cercanía de los enamorados adquieren la forma de pequeñas costumbres, vuelven a crecer y alcanzar sus dimensiones naturales gracias a la influencia mágica de la distancia. Así ocurre con mi amor. Solo necesitas separarte de mí en lo que dura un simple sueño, y en el acto me doy cuenta de que el tiempo solo le ha servido como el sol y la lluvia sirven a las plantas: para hacerlas crecer. Mi amor por ti, en cuanto te alejas, aparece como lo que es: un brillante, en el cual todo mi espíritu y todo el carácter de corazón quedan comprimidos.

“Te reirás, querida mía, y preguntarás cómo es que de pronto me nace toda esta retórica, Pero si pudiese oprimir tu corazón contra el mío, guardaría silencio y nada diría. Como no puedo besarte con los labios, deseo besarte con la pluma y crear palabras. En verdad podría componer versos e imitar las rimas de los Libri Tristium de Ovidio: en alemán, Libros de lamentos. Él solo fue exiliado por el emperador Augusto. Pero yo estoy exiliado de ti, y Ovidio no entendía esas cosas.

“En verdad existen muchas mujeres en el mundo, y algunas de ellas son hermosas. Pero ¿dónde puedo volver a encontrar un rostro en el cual cada una de las expresiones, cada línea, despierta de nuevo los más grandes y dulces recuerdos de mi vida? Aun mi dolor interminable, mis pérdidas irreparables, los leo en tu dulce rostro, y disipo mis dolores a besos cuando beso tu rostro querido. “Hundido en sus brazos, redespertado por los besos de ella”, es decir, en tus brazos y con tus besos, y de buena gana dejo a los brahamanes y a Pitágoras sus enseñanzas sobre el Renacimiento, y al cristianismo sus lecciones sobre la Resurrección.”

(Carta de Marx a Jenny, verano de 1856)


.


    Fecha y hora actual: Lun 24 Sep 2018, 21:56