Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710494 mensajes en 36893 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 21 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Walter Faila


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Poetas murcianos

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Poetas murcianos

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 02 Oct 2015, 12:51

.


Ahora que dentro de menos de una semana vamos a encontrarnos en Murcia, acogidos por Josefina y Pascual, dejo unos pocos poemas de poetas murcianos famosos (ya fallecidos) para conocimiento y disfrute de todos. Los he sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Un abrazo.
Pedro

........................


FEDERICO BALART

Nace en Pliego, el día 22 de octubre de 1831. Como muchos de los literatos murcianos, tras estudiar el Bachillerato, cursa los estudios universitarios de Derecho. En 1870 es nombrado subsecretario de Gobernación. Al retirarse de la política ocupa el cargo de contable en el Banco de España.
Hasta 1894 su labor literaria se limitó a trabajos publicados en la prensa, pero su fama literaria le viene sobre todo de su libro «Dolores», publicado cuando tenía 63 años. El libro estaba inspirado en la muerte de su esposa y en la soledad de su ausencia.
Además de este libro publicó, también en verso, «Horizontes» y en prosa, «Impresiones, Literatura y arte». Póstumamente aparecieron los libros en verso titulados «Sombras y destellos» y «Fruslerías».
En 1891 fue nombrado miembro de la Real Academia Española, aunque no llegó a tomar posesión del cargo. Murió en Madrid el 11 de abril de 1905.

SOLEDAD

Cuando abatido dejo mi casa
y al campo salgo, triste y sombrío,
tal vez me quedo mirando al río,
tal vez me quedo mirando al mar:
Como esa linfa que pasa y pasa,
fueron mis dichas y mis venturas;
como esas olas mis amarguras,
que van y vienen sin descansar.
Mudo y absorto, solo y errante,
ya en mí se cifra mi vida entera:
nadie se cuida, nadie se entera
de los suspiros que al viento doy.
Ya no me queda ni un pecho amante
que con sus penas mis penas junte,
ni un dulce labio que me pregunte
de dónde vengo ni adónde voy.
Nadie ve el duelo que mi alma llena;
mis negras dudas a nadie fío;
todas mis fuerzas embarga un frío
que al fondo llega del corazón;
y a solas paso mi amarga pena,
y a solas vivo y a solas muero,
como en la nieve muere el cordero
que entre la zarza dejó el vellón.

(De "Dolores")

*

CARMEN CONDE

Entre los escritores murcianos, y en concreto entre los dedicados a la poesía, cabe destacar en primerísimo lugar a la poetisa cartagenera Carmen Conde. Además de por su obra es interesante notar que es la primera mujer que accedió a un puesto en la Real Academia de la Lengua Española. Entre sus libros poéticos señalamos la antología titulada «Obra poética» que abarca obras de los años 1929-1966. Además de ésta otras obras interesantes son: «Brocal» y «Poemas a María»; «Corrosión»; «La noche oscura del cuerpo»; «En la tierra de nadie» y «Los poemas del Mar Menor». Obras posteriores también poéticas son: «A este lado de la eternidad»; «Cancionero de la enamorada» y «El tiempo es un río lentísimo de fuego». Además de la poesía, Carmen Conde ha escrito también novelas. Entre éstas cabe destacar las siguientes: «Vidas contra su espejo», «En manos del silencio» y «Creció espesa la hierba». En casi todas sus novelas está presente el ambiente de Murcia o de Cartagena y destaca en ellas, a parte de su pulcro y fino estilo, la penetración psicológica y existencial de su autora.

ANTE TI

Porque siendo tú el mismo, eres distinto
y distante de todos los que miran
esa rosa de luz que viertes siempre
de tu cielo a tu mar, campo que amo.
Campo mío, de amor nunca confeso;
de un amor recatado y pudoroso,
como virgen antigua que perdura
en mi cuerpo contiguo al tuyo eterno.
He venido a quererte, a que me digas
tus palabras de mar y de palmeras;
tus molinos de lienzo que salobres
me refrescan la sed de tanto tiempo.
Me abandono en tu mar, me dejo tuya
como darse hay que hacerlo para serte.
Si cerrara los ojos quedaría
hecha un ser y una voz: ahogada viva.
¿He venido, y me fui; me iré mañana
y vendré como hoy...? ¿qué otra criatura
volverá para ti, para quedarse
o escaparse en tu luz hacia lo nunca?

(De "Poemas de Mar Menor")

*

JOSÉ FRUTOS BAEZA

Entre los autores murcianos son muy pocos los que se han dedicado al teatro. Pues bien, la Región de Murcia tiene en su historia un autor que se dedicó al estudio del teatro en la Huerta del Segura. Es lo que Frutos Baeza llana "Juegos" y cuya historia él estudia: son textos cómicos, que han sido regocijo de los huertanos en el transcurso de muchas generaciones: «El médico», «El caballero particular», «El juego del "cedazo"» y «El Cristo del velón», son ejemplos de esos juegos y son fundamentalmente sencillas narraciones dialogadas, muy próximas a antiguas formas de teatro popular. Como obras originales de Frutos Baeza hemos de citar «De mi tierra», obra de 1897 y «¡Cajines y albares!...», de 1904. Frutos Baeza murió en 1918.

EL HABLA HUERTANA

El lenguaje de la huerta
tiene mucho que entender;
y lo mismo en Covatillas
que en la Urdienca y el Sequén,
chapurreándolo no gusta,
bien hablado da placer.
El habla huertana es dulce,
como el panal de la miel.
cuando platica de amores
la moza con su querer.
Alegre como el repique
de las castañuelas es,
cuando bailando parrandas,
la nena recorta bien,
y los mozos se escandilan
porque «esfisan» no sé qué,
y hasta relinchan de gusto,
sin poderse contener.
En los juegos de «manates»,
En donde no hay «paripel»,
pica como la mostaza,
y hay quien se pone de tres
colores, cuando el gracioso
se «esfarría» en su papel,
y se aboca toda la esencia
en menos de un santiamén.
Sentenciosa en el «perráneo»,
mucho más que la de un juez,
cuando por cuestión de mondas
se origina algún belén
y el hombre mete su vara
y evita que Juan y Andrés,
o se queden «transpunchaos»
y ni el Dios guarde se den,
o se pongan las costillas
a palos como el pez.
No es el lenguaje panocho
jerigonza de burdel,
sino mezcla del sencillo
romance de pura ley,
y del habla vigorosa
de aquel pueblo aragonés
que conquistador de Murcia
con el rey Jaime fue;
matizado con mil nombres
que dejó el árabe en él,
como Alquiba, Zaraiche,
Beniaján, Benialé,
Alberca, Aljufia, Alfande,
Benetúcer, Aljucer,
Almohojar, Alfatego,
Benicotó y Beniel;
habla expresiva, armoniosa,
a quien dieron lustre y prez,
en sus bandos Rubio y López;
en sus romances, Tornel;
Díaz Cassou, en sus cuentos;
Soriano, en el entremés.
Cabe al murado recinto
de Murcia, preciado edén,
vivió el huertano aferrado,
como el guerrero a su arnés,
a su lengua, a sus costumbres
y a sus tradiciones fiel;
y lo que labor de siglos
no lograra conmover,
al mediar el de las luces,
con su brillo y su oropel,
fue cayendo, fue cayendo,
sin poderse mantener.
Metió por la vega virgen
la locomotora el tren,
con su penacho ondulante
corriendo a todo correr,
y ¡adiós, augusto silencio
del encantado vergel!
La revolución gloriosa
echó por tierra después
la muralla aspillerada,
de cuya vieja pared,
aun conservan los vestigios
Zaraiche y San Miguel.
Y luego Antonete Gálvez,
todo corazón y fe,
alzó las huestes honradas
de huertanos, y en tropel
predicando del Cantón
el glorioso amanecer,
se los llevó a Miravete
y a Cartagena... y a Argel,
donde pobres y emigrados,
pasaron hambre y sed,
¡dóciles aventureros
de aquella lucha cruel!
Todo en veinte años huyó
para nunca más volver:
metió el huertano en el arca,
sudario de tiempo aquel,
el jubón con cada broche
de plata como una nuez,
la chaqueta azul de gala,
el morisco zaragüel,
la capa majestuosa,
la montera, el calañés
y la manta espinardera,
que orlaba caireles cien,
y la huertana, la armilla,
el refajo o guardapiés,
el pañolico de espuma,
a unos dos dedos del que
el moño de picaporte
iba gracioso a caer,
la mantellina lujosa...
todo aquel vigoroso tren
con que la moza juncal
se formaba su «toilet»,
y salía por las sendas
más hermosa que un clavel,
dejando olor de membrillo
de las ropas al vaivén,
y a más de cuatro zagales
«pegaos a la paré».
Pero si a impulsos extraños
y por diferentes causas,
huyeron de las costumbres
de la población huertana,
lo secular y lo típico
de su gaya indumentaria,
sus costumbres y sus juegos,
sus bailes, sus serenatas...
el lenguaje, aquel lenguaje,
que con picarescas galas
don Joaquín López vertía
en sus célebres soflamas,
cuando hacía de «perráneo»
el primer día de máscaras,
con su vistosa carreta,
con las manos en la faja,
de pie y mirando al concurso
que embelesado escuchaba,
ese lenguaje, repito,
aunque no libre de mácula,
porque los kilos y el metro,
y hasta las piezas baratas
del teatro, con sus chistes
y sus canciones chulapas,
saltando «ciecas» y azarbes
llegaron a las barracas;
ese subsiste en su esencia
como reliquia preciada.
Habla de la Huerta mía,
expresión dulce y simpática
que en labios de mis mayores
escuché desde la infancia,
si mis cantares te copian
y mis romances esmaltas,
no es por ansia de laureles
ni por triviales jactancias,
es porque mi sangre es sangre
de humilde estirpe huertana,
es porque en mi ser palpitas,
porque te llevo en el alma,
y porque contigo evoco
ecos de edades pasadas,
y se recrea mi espíritu
con esa música grata,
que nace de tus acentos
y brota de tus palabras.
Y no al compás de la lira,
ni del laúd, ni del arpa
como trovador romántico
al pie del vetusto alcázar,
sino al rítmico y alegre
rasguear de la guitarra,
recordaré tus encantos,
cantaré tus alabanzas,
mientras que inspire una nota,
tierna, dulce o delicada,
esa vega encantadora,
de que eres tú verbo y gala,
con sus colores espléndidos,
con el rumor de sus cañas,
con su ambiente de azahares
y su alfombra de esmeralda,
que se extiende hasta la sierra,
de tomillos matizada,
en donde asienta su trono
la Virgen de la Fuensanta.

*

PEDRO JARA CARRILLO

Nació en Alcantarilla en 1878. La importancia de este poeta radica en que él fue uno de los primeros poetas que captó la nueva poesía que triunfaría a final del siglo pasado y que constituyó el movimiento modernista. Fue amigo de Salvador Rueda quien le abrió a los nuevos caminos de la estética modernista. Jara Carrillo estudió Magisterio, pero casi siempre se dedicó al periodismo, colaborando en varios periódicos y dirigiendo el periódico de Murcia "El Liberal". Entre sus libros de poesía debemos destacar los siguientes: «Siemprevivas», «Gérmenes», «Libros de las Canciones», «Besos del Sol» y «El amor del arca». Son libros todos publicados ya en el siglo XX. En su poesía se respira el aire de Murcia, de su huerta, desde los cantos populares a la alegría de sus mujeres, y sobre todo el amor del poeta a las flores de todo tipo. Además de los libros de poesía citados, Jara Carrillo es autor de la novela «Las caracolas», obra publicada póstumamente en 1919. Jara Carrillo murió el año 1917.

A MURCIA

Que no me muera yo sin que lo cuente.
Que el cielo que en tu río se refleja
alumbre tu ciudad caduca y vieja
con nimbo de laurel sobre su frente.
La larva de tu espíritu durmiente
rompa la garra de tu costra aneja
y se haga mariposa o se haga abeja
dando vida y dulzores al ambiente.
Que en las urnas calientes de tus labios
guardes los corazones de tus sabios
más que por majestad, por sus ideas.
Y sólo el brillo de tu cielo borre
subiendo a las alturas de tu torre
el humo de infinitas chimeneas.

(De "El aroma del arca")

*

VICENTE MEDINA

Es otro de los poetas murcianos más importantes. Nació en Archena en 1866 y murió en la Argentina en 1937. En su obra encontramos una poesía que pretende expresar los sentimientos y los problemas del huertano: vemos cómo el poeta se acerca con toda fidelidad a la manera de ser, de vivir y de sentir del hombre de la huerta. Su obra más importante de poesía es «Aires murcianos», obra de 1898. Además entre sus obras poéticas figuran: «Alma del pueblo», «La canción de la vida», «La canción de la muerte» y «La canción de la huerta». Además Medina es autor de obras de teatro entre las que figuran: «El rento», «La sombra del hijo», «En lo oscuro» y «El alma del molino».

¡UNA VEZ!

Una vez nada más, al despedirnos,
te has marchado, mi amor, sin darme un beso;
una vez nada más entre mis brazos
te he visto así: ¡de fría, como el hielo!
Una vez nada más no ha respondido
a mi voz amorosa tu delicado acento;
una vez nada más no has acudido
a mis gritos de pena y mis lamentos;
¡y, aunque a mi lado estabas,
una vez nada más, esposa mía,
no me has dado consuelo!...
Una vez nada más!... una vez sola
no has pagado mis besos con tus besos...
Una vez solamente, compañerica mía...
Una vez solamente: ¡Cuando te has muerto!

(De "La compañera")

*

GINÉS PÉREZ DE HITA

Este autor natural de Mula, es importante dentro de la Literatura Española porque él creó un nuevo género de novela, la novela histórica, novela que se basaba como argumento en la época de la Edad Media y lo creó con su obra titulada «Historia de los Bandos Zegríes y Abencerrajes», más conocida por el título de «Las Guerras Civiles de Granada». La obra consta de dos partes. La primera se publicó en Zaragoza en 1595 y la segunda en Cuenca en 1619. En la primera se narran las desavenencias de las familias de moros antes de la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos. La segunda parte narra la sublevación de los moriscos de las Alpujarras en tiempos de Felipe II. Con este autor murciano comienza la novela "de moros", narrativa en la que se idealiza el ambiente de esta raza y que influyó poderosamente en la novela romántica sobre la Edad Media tanto en España como en el resto de Europa.

ROMANCE

Moro alcaide, moro alcaide,
el de la vellida barba,
el rey te manda prender
por la pérdida de Alhama;
y cortarte la cabeza
y ponerla en el Alhambra
porque a ti sea castigo
y otros tiemblen en mirarla;
pues perdiste la tenencia
de una ciudad tan preciada.
El alcaide respondía
desta manera les habla:
"Caballeros y hombres buenos,
los que regís a Granada,
decid de mi parte al Rey
cómo no le debo nada.
Yo me estaba en Antequera
en Bodas de una mi hermana;
mal fuego queme las Bodas
y a quien estas me llevara;
el Rey me dio la licencia
que yo no me la tomara;
pedíla por quince días,
diómela por tres semanas.
De haberse Alhama perdido
a mí me pesa en el alma;
que si el rey perdió su tierra,
yo perdí mi honra y fama:
Perdí una hija doncella
que era la flor de Granada;
al que la tiene cautiva
marqués de Cádiz se llama.
Cien doblas le doy por ella,
no me las estima en nada;
la respuesta que me ha dado
es que mi hija es cristiana,
y por nombre le han puesto
Doña María de Alhama;
el nombre que ella tenía
mora, Fátima se llama."
Diciendo esto el alcaide
lo llevaron a Granada,
y siendo puesto ante el Rey,
la sentencia le fue dada,
que le corten la cabeza
y la lleven a la Alhambra;
ejecutó la sentencia
así como el Rey lo manda.

*

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

Sabemos que Polo de Medina fue bautizado el día 15 de agosto de 1603. Estudió en el Colegio Seminario de San Fulgencio, como lo harían después muchos célebres literatos murcianos. Además llegó a ser Rector de dicho Seminario desde 1646. Polo de Medina fue un hombre dedicado al saber literario. Prueba de ello son sus «Academias del Jardín», que posiblemente sean el resultado de conversaciones literarias en una casa de la huerta propiedad de los Marqueses de Espinardo. Otra importante obra es la titulada «Ocios de la soledad». Además de ellas hemos de citar su fábulas burlescas «Apolo y Dafne» y «Pan y Siringa». Pero su obra más importante es la titulada «Gobierno moral a Lelio», publicada en Murcia en 1655. Se trata de la visión del hombre que ha alcanzado una reposada madurez y ve el mundo desde el ángulo del moralista. Polo de Medina murió en 1676 en Alcantarilla.

A UNA ROSA ANTES DE ABRIR

Si en verde oriente ya luz encarnada
es de tu sol ¡oh flor! seña olorosa,
no crezcas hasta el día de ser rosa,
que son las horas muerte disfrazada.
No más, beldad, aspires a engañada,
que estás, si creces, en llegando a hermosa
del achaque de un día peligrosa,
de enfermedad de un sol amenazada.
Arrepentida en valde, flor vecina,
pues a tu error no sirve de experiencia
aproveche a tu riesgo documento.
Baste ya de otras cosas la rüina,
no te prosigas, que en mortal dolencia,
ninguno de sí mismo es escarmiento.

(De "Academias del Jardín")

*

DIEGO SAAVEDRA FAJARDO

Posiblemente nació en Algezares (o en La Alberca), el 6 de Mayo de 1584. Estudia en el Seminario de San Fulgencio y en 1600 marcha a continuar sus estudios de Jurisprudencia y Cánones en Salamanca. En 1610 parte a Italia como diplomático para defender los intereses españoles. En el año 1612 se edita su importante obra, «República literaria». En ella el autor nos presenta todo lo que el saber humano había producido y adquirido en los libros hasta su época. En 1640 publica su más famosa obra, la titulada «Idea de un príncipe político cristiano representada en cien Empresas». Se trata de un manual de educación de príncipes, en concreto dirigido al príncipe Baltasar Carlos aunque no figure así en la dedicatoria. Pero Saavedra Fajardo traza su libro didáctico basándose en el deseo de mostrar con los ojos lo que el espíritu no puede ver, por eso la obra está dividida en "empresas". Estas constan de un dibujo o emblema y el simbolismo o doctrina moral que aquel encierra, que se desarrolla como si fuera un capítulo. De las "empresas" destacamos como más célebres los capítulos relacionados con: Educación, Conducta personal, Gobierno de los Estados, Victorias y Tratados de Paz y Vejez y muerte.

A UNA FUENTE

Risa del monte, de las aves lira,
pompa del prado, espejo de la aurora,
alma de Abril, espíritu de Flora,
por quien la rosa y el jazmín respira;
aunque tu curso en cuantos pasos gira
tanta jurisdicción argenta y dora,
tu claro proceder más me enamora
que lo que en ti naturaleza admira.
¡Cuán sin engaños tus entrañas puras
dejan por transparente vidriera
las guijuelas al número patentes!
¡Cuán sin malicia cándida murmuras!
¡Oh sencillez de aquella edad primera!
Huyes del hombre y vives en las fuente.

*

MIGUEL ESPINOSA

Este importantísimo escritor murciano nació en el pueblo del noroeste de la Provincia, Caravaca de la Cruz, el día 4 de octubre de 1926. Estudió bachillerato en el colegio de los Hermanos Maristas y continuó los estudios universitarios de Derecho. Trabajó en varias empresas murcianas de exportación e importación y, al final de su corta vida, como asesor jurídico en otras tantas empresas. Falleció el 1 de abril de 1982. Es autor de varias obras. «Las grandes etapas de la historia americana», es su primera obra. Esta sería reeditada posteriormente con el título de «Reflexiones sobre Norteamérica». Sin embargo su gran obra fue «Escuela de mandarines», un extensísimo y complejo relato en prosa que causó una total admiración. El crítico literario Rafael Conte, ha resumido perfectamente el significado de esta obra: «Es un libro difícil, clásico, repleto de humor y sátira, de sereno criticismo desbordante de cultura, elaborado con rigor de forma implacable, que lleva en ocasiones a momentos de espléndida poesía». Todavía alcanzó Miguel Espinosa otro éxito más al publicar «La Tríbada Falsaria» en 1980. A ella le seguiría en 1984 «La Tríbada Confusa». Como libros póstumos se publicaron «Asklepios», en 1985, «La fea burguesía», en 1991. «La feliz Gobernación» quedó inédita.
Aunque este autor destaca por su prosa, en «Escuela de Mandarines» encontramos este poema:

ELEGÍA A MARAVILLA GIRONES

Desde que estás entre los muertos,
los muertos siento como la otra forma
del propio modo mío: vosotros,
aprisco tras la puerta del momento
detenido en el momento.
Habitas el rebaño silente,
más manso que el fluir de los siglos,
real, sometido a la más alta ley,
inmerso en el más alto misterio;
con tu mismo talante lo habitas,
y sonríes con tu mueca de niño.
Te esencias en lo quedo y sin tiempo:
no cercos, no silbos, no rumores,
sino lo que al ser nombrada eres
por la Palabra que puede nombrarte
nombrando con tu nombre lo que eres:
tú, lo irrepetible, calma,
resignación, benignidad, sonrisa...
Metáfora eres, ontología increada,
Significado, verbo, afección, acto,
no causalidad ni simple inmanencia.
Viniste y fue un misterio;
un misterio fue cuando te fuiste,
y un misterio también me dejaste.
Anhelada mesmedad de mí mismo
es la materia de tu ser envejecido,
sacralidad a donde tiendo las manos,
buscándote continuo, naturaleza mía,
habitante cierta de mí, mi continente,
Maravillas, que serás nombrada
como la necesidad de mi contingencia.
Llámame. tu voz, oída en mis sueños,
me devuelve al claustro materno
y recrea en mi todos los sucesos:
olores, tactos, cosas, susurros,
interioridad, locuacidad, signo,
pasmo de ser, memoria, amor deferido.
niñez, adolescencia y mocedad contigo.
Pues fuiste el niño, el muchacho, el mozo,
del niño que pariste y que llevabas
antes de que te sonriera aquel mozo.
Niña fuiste, gacela, gentil pecosa;
madre, hija, corza, gacela, de tu hijo;
bondad, principio, modestia fuiste;
inteligencia, paz, suceso aceptado.
Y en la planicie de tus manos,
al final del camino, en el silencio andado,
se manifestó lo vencido como lo único digno.

*

FRANCISCO SÁNCHEZ BAUTISTA

En el pueblo huertano y próximo a la capital, Llano de Brujas, nació este poeta, el día 11 de Junio de 1925. Durante su vida trabajó principalmente como funcionario de Correos. Como tal estuvo en Barcelona entre los años 1951 y 52; después en el pueblo murciano de Fortuna, entre los años 1952 y 64 y después en Murcia capital hasta su jubilación en 1990.
Se ha comparado la poesía de Sánchez Bautista con la de su antecesor Miguel Hernández. La comparación es elogiosa para Sánchez Bautista porque como se sabe Miguel Hernández alcanzó la cima máxima de la poesía enraizada en el lenguaje popular y vivo de la Huerta Murciana. Pero una nota característica de la poesía de Sánchez Bautista es el encuentrocon el paisaje agreste, y la situación del campesino ante lo rudo de su trabajo, de su abatimiento y de su pobreza humana e injusta. Así lo revelan los mismos títulos de sus obras: «Tierras de sol y de angustia», «Voz y latido», «Elegía del Sureste», «La sed y el éxodo», etc. Sus poemas nos presentan los campos murcianos habitados por campesinos que luchan para mantener su existencia en ese concreto marco.

Pardas tierras de vides, tierras secas,
de horizontes desnudos y agrias sierras,
esquilmadas tierras de sol y brega,
engendradoras de hijos y penas.
Soñaron a ser Mancha y a ser Vega,
¡ay!, y se quedaron en eso: en tierras
paridoras, dolidas, tristes, hambrientas...
¡Gredosos campos de Fortuna a Yecla,
un fantasma sediente pasa y os deja
una siembra de angustia y de miseria!
Labradores ceñudos de estas tierras,
zahoríes en lluvias y tormentas,
¡qué resignados lleváis la muerte a cuestas!

(De "Tierras de sol y de angustia")

*

ELIODORO PUCHE

El poeta Eliodoro Puche nació el 5 de abril de 1885 en la ciudad de Lorca. Estudió la carrera de Derecho, carrera que nunca ejerció; en cambio su vida se dedicó al trabajo del periodismo y de la literatura. Sus ideas radicales socialistas le condujeron a la cárcel, al terminar la guerra civil. Las dos últimas décadas de su vida las vivió en total aislamiento, salvo la relación con unos pocos amigos. No publicó nada durante su vida, por lo que su creación literaria, fundamentalmente poética, ha permanecido desconocida hasta hace poco. Falleció el 13 de junio de 1964. De entre las obras publicadas póstumamente de Eliodoro Puche destacamos las siguientes: «Libros de los elogios galantes y de los crepúsculos del otoño», «Corazón de la noche», «Motivos líricos», «Colección de poemas»,...

CIUDADES MUERTAS

Flota un dulce reposo
en la ciudad vetusta... El sol de invierno
sobre las torres y los campanarios
deja la nota gualda de su beso.
Sólo se ven por las estrellas calles
enlutadas y clérigos...
En la fragua sombría, del martillo
sobre el yunque se escucha el tintineo.
Un ciprés se recorta
en el azul del cielo,
al elevarse rígido
de las ruinosas tapias del convento.
Un misticismo suave
lo llena todo... Un ciego
salmodia su aprendida melopea
en el atrio del templo.

(De "Libro de los elogios galantes")


Podéis leer poemas de POETAS MURCIANOS CONTEMPORÁNEOS en: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23635
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 06 Oct 2015, 05:59

Muchas gracias, querido Pedro, por el buen material que también dejas aquí.
Leemos a la vez que aprendemos, o aprendo, jeje, y eso es muy bueno.
Lo dicho, gracias y besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25799
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 64
Localización : buenos aires

Re: Poetas murcianos

Mensaje por cecilia gargantini el Mar 06 Oct 2015, 08:48

Gracias, querido Pedro!!!!!!!!!!!!!!!!!
Todo este bello material nos permitirá ir viajando con ustedes.
Besitossssssssssssssss
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 07 Oct 2015, 01:13

Hace Pedro una buena selección de poetas murcianos de diferentes épocas de la lírica de mi tierra. Por ejemplo, Barroco (Ginés Pérez de Hita; diego Saavedra Fajardo... con otros más actuales como Miguel Espinosa o la mismísima Carmen Conde. Efectivamente, Murcia es una tierra de poetas y de poesía. Y yo le agradezco a Pedro que haya traído aquí a estos autores. En mi nómina de poesía barroca murciana tengo nada más y nada menos que 26 autores. Unos más conocidos ( además de los difundidos por Pedro) como Diego Beltrán; Diego Funes; Baltasar de Cepeda... y otros totalmente desconocidos como Nicolás de Ávila; Juan Martínez Minguez; Leandro Corvera...En poesía posterior y actual - donde todavía debo adentrarme- posiblemente la lista de autores sea interminable. Pero eso llevará un trabajo que ahora mismo no puedo realizar. Por ello la importancia de que Pedro, siempre dispuesto al trabajo, haya completado este capítulo con los autores que lo ha hecho.

Gracias, amigo mío. Un fuerte abrazo. Hasta mañana tarde.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 07 Oct 2015, 01:37

Insisto, Pedro, gracias. El tuyo es un gesto muy hermoso de amistad.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25661
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 07 Oct 2015, 06:20

No te néis porque darme las gracias. Antes de visitar un lugar, me gusta informarme sobre él, y una de las cosas que procuro hacer es conocer algo de su poesía. Cada ciudad tiene sus épocas de mayor o menor explendor y esto se manifiesta muy visiblemente en su arquitectura pero también en muchos otros aspectos, entre otros la poesía. En la página de internet de donde saqué estos poetas murcianos de todos los tiempos que os he copiado aparecen otros muchos, pero de los otros no aportaban ningún poema, por eso no los copié. Sólo copié los que estaban acompañados con algún poema para así conocer algo de su obra.

Un abrazo.
Pedro


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Walter Faila
Fundador del Foro
Fundador del Foro

Cantidad de envíos : 13934
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Edad : 55
Localización : Santiago Del Estero

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Walter Faila el Miér 07 Oct 2015, 21:16

Si, debemos agradecerte Pedro, gracias a tu trabajo aprendemos mucho y conocemos mucho, un abrazo enorme.-


_________________



Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
P.Casas Serra¨[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Carlos Ponce Flores

Cantidad de envíos : 3443
Fecha de inscripción : 07/12/2009
Edad : 64
Localización : Lima-Perú

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Carlos Ponce Flores el Miér 07 Oct 2015, 23:53

Muy bueno,
gracias mil, por compartir Maestro.
Un abrazo.
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25170
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 08 Oct 2015, 00:35

Si te digo algo no te enfades conmigo: Una de las cosas que más me gusta de ti es TU SONRISA. Traduce un alma tan grande como tu palabra.
Gracias por tu amistad. Un abrazo que esta tarde será mayor.

( Por cierto : PARAGUAS. Se va a necesitar hoy y mañana. Afórtunadamente Sabado y domingo la previsión es de buen tiempo)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Angel Salas
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 13231
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 63
Localización : Santiago - Chile

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Angel Salas el Jue 08 Oct 2015, 12:07

Gracias Pedro...por compartir tan bello material...para disfrutar de tan buena poesia...que sea un encuentro lleno de esa buena amistad que siempre entregan....

Un Abrazo
Angel
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 29 Sep 2016, 17:12

¿Una mano amiga, aunque no estemos en Murcia? jajajajajaja

Gonzalo Sobejano Esteve
(Murcia, 10 de enero de 1928) es un poeta, crítico literario y profesor español de literatura.
Inició sus estudios en el Instituto Alfonso X el Sabio de Murcia. Perteneció al grupo poético Azarbe, del que pronto se separó al no compartir el esteticismo que lo marcaba. Su primer libro poético fue Sombra apasionada (1948), y en 1951 publicó Eco en lo vacío, más en línea con la poesía desarraigada de posguerra y que obtuvo en Murcia el premio Polo de Medina. Estudió en el Madrid de finales de los cuarenta su carrera universitaria con Dámaso Alonso, Rafael Lapesa y Manuel Muñoz Cortés y allí se doctoró; fue becario en París en el Instituto Francés y en 1951 marchó a Heidelberg para empezar una importante carrera universitaria, que siguió en Maguncia y Colonia; desde 1963 enseñó en los Estados Unidos, primero como profesor asociado de la Universidad de Columbia en Nueva York, luego como profesor en la Universidad de Pittsburg en el estado de Pennsylvania. Posteriormente fue profesor de la Universidad de Pennsylvania, en la ciudad de Filadelfia, hasta 1986, pasando este año a la Universidad de Columbia, en Nueva York, donde es catedrático. Fue profesor invitado o visitante en el Queens College, Midlebury College, Maryland, Princeton y Berkeley, y, en Europa, en la Universidad de Colonia. Obtuvo prestigiosas becas universitarias americanas, como la John Simon Guggenheim y el Lindback Award for Distinguished Teaching de la Universidad de Pennsylvania; también obtuvo el Premio Nacional de Literatura Emilia Pardo Bazán en 1979; el Laurel de Murcia, concedido por la Asociación de la Prensa en 1971; o la Cruz de Comendador de la Orden de Isabel la Católica, concedida por el Rey de España en 1986. También posee la Medalla Nacional de Bellas Artes, es Académico Correspondiente de la Real Academia Española y la Real Academia Alfonso X el Sabio de Murcia y Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes Santa María de la Arrixaca, de Murcia. Fue elegido durante dos mandatos Vicepresidente de la Asociación Internacional de Hispanistas, y en 1989 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia. Es miembro de número de la Hispanic Society of America. Es autor de memorables estudios en el campo de la Estilística, así como es un clásico indiscutible su estudio sobre Nietzsche.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

«RUTA»

tú eres quien das y quitas la alegría,
centro desconocido y silencioso.
El corazón alegre o doloroso
lo hace tu cercanía o lejanía

Profunda a tí fluye la vida mía
como cansado río, deseoso
del altamar de tu final reposo
donde morir amanecer sería.

amanecer al cabo y, ya, no verla;
ya nunca ver en otros ojos tristes
la soledad, de todo amor testigo.

Sino encontrarte al fin; mirarte perla,
deslumbrarte milflor, saber que existes
y que mi muerte existirá contigo.

-----------------------------------------

Ramón Gaya
(Murcia, 10 de octubre de 1910 – Valencia, 15 de octubre de 2005) fue un pintor y escritor español
.Ramón Gaya nace en Murcia, en 1910, hijo de Salvador Gaya, litógrafo, y de Josefa Pomés. Sus padres, catalanes, se trasladaron a Murcia porque Salvador va a participar en la instalación de una litografía. Sus inicios en la pintura van de la mano de los pintores Pedro Flores y Luis Garay, amigos de su padre; abandona la escuela siendo casi un niño para dedicarse a la pintura, completando su formación en la pequeña biblioteca de su padre, un obrero catalán culto, anarquizante y wagneriano. Tolstoi, Nietzsche, Galdós, estarán entre sus primeras lecturas, autores que le acompañarán a lo largo de su vida. Gracias a una beca de estudios que le concede el Ayuntamiento de Murcia, a los diecisiete años va a Madrid, visita el Museo del Prado y conoce a Juan Ramón Jiménez y a casi toda la Generación del 27; poco después marcha a París junto a Pedro Flores y Luis Garay, con los que expone en la galería Aux Quatre Chemins. A pesar del éxito de la exposición y de lo atractivo de la vida de París, la pintura de vanguardia le decepciona y pasados unos meses decide regresar. En agosto de 1928 muere su madre en Murcia. En octubre marcha a Altea, donde pasa varios meses pintando y hace crisis su rechazo a la vanguardia...
... En 1985 el Ministerio de Cultura le concede la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. En 1989, exposición antológica en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid y en la Iglesia de San Esteban de Murcia. En 1990, en Murcia, se inaugura un Museo dedicado a su obra, dirigido por Manuel Fernández-Delgado, en él se recogen más de 500 obras donadas a la ciudad por el pintor. En 1997, se le concede el Premio Nacional de Artes Plásticas. En 1999, doctor honoris causa por la Universidad de Murcia. En 2000, exposición en el IVAM de Valencia. En 2002, el Ministerio de Cultura le concede Premio Velázquez de Artes Plásticas, en su primera edición. En 2003, exposición en el Museo Reina Sofía de Madrid, que dirige Juan Manuel Bonet. Muere en Valencia el 15 de octubre de 2005.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

«SILENCIOS»

No es consuelo, silencio, no es olvido
lo que busco en tus manos como plumas;
lo que quiero de ti no son las brumas,
sino las certidumbres: lo perdido

con toda su verdad, lo que escondido
hoy descansa en tu seno, las espumas
de mi propio sufrir, y hasta las sumas
de las vidas y muertes que he vivido.

No es tampoco el recuerdo lo que espero
de tus manos delgadas, sino el clima
donde pueda moverme entre mis penas.

No esperar, mas tampoco el desespero.
Hacer, sí, de mí mismo aquella sima
en que pueda habitar como sin venas.


----------------------------------------------

Juana J. Marín Saura

(n. Murcia; 1 de diciembre de 1953), es una poeta española. Estudios de Artes Plásticas y Literatura, entre otros. Escritora habitual en revistas, libros, catálogos de Arte y Literatura; también en medios de comunicación: articulista en prensa, colaboradora en programas culturales…

Incluida en diccionarios de autores y escritores,1 enciclopedias, antologías,2 3 libros, exposiciones literarias y revistas especializadas. Profesora invitada de talleres literarios. Conferenciante en universidades y centros docentes.4

Cofundadora de la revista cultural Azahara. (Murcia, 1978-1980). Es “Premio Internacional de Poesía Zenobia" (Madrid, 1989). Pertenece a la Red Mundial de Escritores en Español (REMES)

«ROTA»

Rota tu sombra en los espejos...
Rota la ninfa, sus preciosas alas.

Las orquídeas que hoy acompañan,
tus horas de morfina acumuladas
por gélidos goteros.


Roto el ángel en cada cuerpo
que se desliza sin control
en medio de la noche...

Rota la duda de la nada...

Los ojos rotos, siempre fijos
ante el mismo rectángulo
que sirve de frío desconsuelo
a la memoria.

Dividida en dos,
una mujer... rota...
sobre una cama herida.

-«PARA LA MUJER ROTA»-

-----------------------------------

Antonio Arnao y Espinosa de los Monteros
(Murcia, 1828 - Madrid, 1889), poeta español.

Su vida transcurre paralela a la de su amigo y compatricio el poeta José de Selgas: como él frecuentó las tertulias literarias murcianas, marchó muy joven a Madrid y fue funcionario público, del Partido Moderado y miembro de la Real Academia de la Lengua. Bajo la influencia de Lamartine y con prólogo de Selgas escribió Himnos y quejas (1851), en que alterna la inspiración religiosa y el ansia de fray Luis de León de retiro íntimo, aunque al modo de Selgas e incluso superándolo muchas veces, y Melancolías, rimas y cantigas (1857). También es autor de la novela en verso El caudillo de los ciento y las becquerianas Trovas castellanas y Gotas de rocío (1880). Escribió el drama lírico Don Rodrigo. Tanto él como Selgas fueron imitados por las poetisas María Pilar Sinués Navarro y Narcisa Pérez Reoyo.

Colaboró asimismo con la revista ilustrada madrileña El Globo Ilustrado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

«LA MUERTE DEL PAJARILLO»

Calló su trino ledo y sonoro:
Su vista inmóvil sin luz está:
Ya no aletea con plumas de oro,
Y a mi reclamo no acude ya.

Al que en alegre, fácil gorjeo,
Tras mí venía siempre veloz,
Hoy en su jaula rígido veo
Sin que me llame su amiga voz.

Lacias, del hierro penden colgadas
Con muda pena, su muerte al ver,
Las verdes hojas, al valle hurtadas,
Que le brindaron sustento ayer.

En vaso limpio vertió mi mano
Agua de un fresco, claro raudal;
Y el agua espera, y espera en vano,
Bañar sus alas con su cristal.

Aunque en oriente raye la aurora
Y el sol derrame vivo fulgor,
No les saluda su voz canora
Con melodiosos píos de amor.

Aunque mi diestra su cárcel abra,
Y aunque le excite libre a volar,
Ni ya se cuida de mi palabra,
Ni ya en mis hombros viene a posar.

¡Oh pajarillo! ¡Cuan honda pena
Me oprime al verte yaciendo así!
¡Qué desconsuelo mi vida llena
Desde el instante que te perdí!

Crudos dolores sufrió mi pecho,
La muerte he visto sin aflicción:
Mas con angustia y a mi despecho
Hoy débil llora mi corazón.

Y es que en ti, acaso, yo no veía
Sólo de un ave la realidad,
Sino el amigo, la compañía
Que consolaba mi soledad.

Dijo así un rudo, viejo soldado,
Que en cien batallas sangre vertió:
Y por su rostro, ya demacrado,
Lágrima acerba lenta rodó.


Contenido patrocinado

Re: Poetas murcianos

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Nov 2017, 00:55