Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 713008 mensajes en 36979 argumentos.

Tenemos 1294 miembros registrados.

El último usuario registrado es VictorVanoli.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 5 Registrados, 2 Ocultos y 26 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ana María Di Bert, Catalina de Alvarado, Javier Bustamante, Rafael Valdemar, RafaelaDeroy


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Diciembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Segovia, de Daniel Durand, poesía argentina de los 90

Comparte

Derian

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/05/2009
Edad : 29

Segovia, de Daniel Durand, poesía argentina de los 90

Mensaje por Derian el Dom 03 Mayo 2009, 02:11

Daniel Durand nació en Concordia, Entre Rios en 1964. Integró la redacción de la revista 18 Whiskys, donde apareció un fragmento de Segovia (18 Whiskys Nrs 3-4 Marzo, 1993). Actualmente dirige, junto a José Villa y Mario Varela, la "Colección para amigos - Antología general de la joven poesía Argentina" de Ediciones del Diego.
Acá va un fragmento del poema-libro Segovia.

Segovia

Y si viene Segovia y termina con el arte y con la muerte?

Arriba, en los últimos pisos,
se ven plantas verdes que cuelgan
y mucha claridad que sale de atrás de los balcones.
La luz crece a medida que se sube en el aire,
es una noche brillosa,
está seguramente, por lo blanca, la luna dorándose en el sol.

Pero si llega Segovia con su risa y termina con el arte
y con la suerte?

Abajo, en los pisos cercanos a la calle, no alcanza
el carbón,
abajo, obstinadas tertulias,
secos carteles. Relatos.
El sol en el medio de la música.

Si esta noche aparece Segovia
no habrá derrota para Gómez Ricardo
no habrá revancha para Pérez Héctor.

Y de Cristina que será , situada
siempre bien
al medio de todos los objetos:

árboles! le van a dar dicen
pero mejor que no.



El otoño pasado vino nieve
hacía treinta años que no
nevaba.
Aquí sin embargo cae
durante varias noches de marzo
una nieve tonta,
que nadie da por ella un peso,
incertidumbre, presagios tal vez
porque un otoño una vuelta
así con esa nieve vino
con su escándalo y sus mulas
las absoluciones y las penas.

Amigo César, debés estar, como contás por carta
en una playa de Italia con tu novia
gozando en esa nada y pensar
que aquí a nosotros
nos pasa lo mismo:
Martínez gozó a la mañana
Echeverry José Pedro
tuvo felicidad hoy todo el día.

Está la tarde verde
como un lago. Esmeraldas
que no hay que adivinar.
Calmadas, a la vista.

Y si después viene Segovia
y les ordena ditirámbico:
tiritan.

Si llegara a estar entre la gente y viera
si pudiera oír
si viese
se acabaría el apuro por la suerte y nadie
ni Bermúdez Antonio ni
Alonso Patricia.


Le duelen a Joaquín ya los pulmones
de tanto soplar y hacer
-sí-
porque le salen a él
muy bien las botellas,
panzonas y redondas,
sopla sopla y le salen,
las infla como un globo.

Venden
un jugo de frambuesa en botella de vidrio
en el supermercado:
es para verlo, no debe ser muy rico.

Una lluvia de otoño moja
los pantalones colgados
del alambre, están muy duros,
debe haberles quedado mucho jabón.

Así
como un zumbido de avispa hacen
y dan millones de vueltas antes de avisar que ya está todo guardado
pero no todo lo hace ella

hay que ayudarla un poco porque todavía
no pueden pensar, botellas como Joaquín,
por ejemplo, no pueden soplar.

Cuando puedan pensar
ya habrá venido Segovia con la suerte y la
comida.


Yuquerí


Barro por los cuatro costados para que no se vaya el calor
del fuego que hay debajo del horno; los diez mil ladrillos que
José García está quemando están incandescentes. Si uno levanta
las chapas del techo se ven. Es bueno para el asma el calor y el tufo
a bosta quemada que sale de adentro del boquete. Dentro de seis días los va a llevar
en el camión para una casa que están haciendo en el barrio Lezca los Altamirano.
en el camión para una casa que están haciendo en el barrio Lezca los Altamirano.

Miel Danieles



(Trozo)



Por el ojo del choto
yo lo Veo todo roto:


Montado en paja
sobre un carro
se derraman con ardor briznas
del mejor té occidental.
Una costumbre antiquísima para hacer historia.
Para recomenzar.
Montado en montones de paja
ese carro me ha llevado hasta la puerta
de tu casa
todas las noches que lo quise.

La paja es una barroca mucho más :
sobre las gotas de guasca que dejé en el piso
vino a pegarse el polvillo que siempre da vueltas por la casa,
y sobre el polvo pegado el taco del sueco de Susana;
y bajo todo eso mi paja: otro fracaso tejido
en tus abrazos.

a repetir toda la idea:

primero, a arremangarme
el cuero que me sobra cuando la tengo muerta,
y expuesta la cabeza a esta brisa de Febrero
la voy a introducir en la boca del tintero.
Azul entonces la sopeso con la palma, la miro;
con trazo grueso van estas magnolias
rosadas por debajo pero duras.
Para vos va esta frenada:
caucho para tus narices
de provinciana emputecida,
Y para vos leproso canalla
no te dejo ni siquiera cuarta raya
y a la rima no la pulo
no me importa metétela en el culo.
A todos los pichones de Barulo
a toda la prole de Ferrari
a los que intentan un texto
para quedar adentro aunque sea
en el último puesto
puesto que tienen metida a toda su familia
dentro de la biblioteca:



mamá es maestra
papá trabaja en el correo
Pablo es taxista
Susana es panadera
mi abuelo tiene una fábrica de ladrillos
mi prima laura es puta
y mi madrina josefina se murió
mi tío chango es doctor y mi primo Mario cabo
en un regimiento de Trelew
mi tía Tota es una vieja hincha pelota

Seguimos:

otra totalidad en su frasco.


Daniel Mieles



(cuestión)



Todo lo veo roto
soy lo sano
el que rompo

-No!

Todo lo ves sano
sos fragmento
el roto.

(No supo que decir Segovia
cuando le preguntaron por sus ideas)

Las rocas marrones. (parte dos)


I

La poesía esa tuya
es un nada que ver
al lado de otro nada que ver.
Qué sabe el agua? si pasa a treinta metros
más o menos
de las rocas que le daban sonido
cuando todo esto era un río con cascadas verdes.
Era de ver: corriente y esmeralda
una misma cosa que linda,
hermosa, un ruido hacía y nunca paraba.



III

Gabriela tiene una maya celeste
tejida por su madre,
es de hilo y tiene agujeritos
que se le ve la piel.

Ayer vino de Córdoba
se van a quedar aquí una semana
el lugar les gusta mucho a ella y a sus padres
pero no saben todavía que el río está por desaparecer.
No cantan entonces.
Yo sí:



XI

Detrás del rancho de Pusterla
detrás del baño del rancho de Pusterla.
Se besan. El después con la remera se seca
la baba que en la boca le dejó Gabriela.
El río se llenará de agua dentro de unos meses.



Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !


Tomás baila y baila
toda la noche
con la polaca

y a la salida le echa un polvo
en la tierra en un baldío.


Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

En Osvaldo Magñasco
Pablo se cabeceó una gorda
y la bailó toda la noche
bien adentro del polvo.

Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

El Bichito Rapucin
ya cogió
y eso que recién tiene catorce.

En el baño de varones
nos mostró sus grandes bolas
y nos dijo que están llenas de leche.

Lobo lobo libertad, vos sos el rey del carnaval !

Los más grandes del barrio
están sentados en el muro
de Bellini
no hacen nada nunca
hicieron nada

El Pando trabaja en la farmacia Cruz azul
El Paty trabaja en la Citroen
Mela va a la Nacional
El Vaca no hace nada
El Negro Beltrán es famoso:

El fue que le hizo
suecos a Sandra.
Entraron todos a la casa
con el regalo envuelto
en celofán:
El Negro, Cuchi, el Pulgui y el Ardilla.
Desfiló arriba de la mesa del comedor
con los suecos puestos
y sin ropa;
Después fueron a la bañera
y el Negro se lo rompió.
Ella llora
porque le duele
pero más porque
no se lo rompió el amor sino el engaño;
pero el Negro le dice:
no te preocupés Sandra que para los quince
lo vas a tener sano de nuevo.


El Totatola viene de otro barrio
todas las tardes
con el Toti Roldán y su hermano el Chelo.



Cáneman tiene diecisiete,
se va a ir a Buenos Aires
para ser doctor;
igual ya sabe mucho.

El Motoneta tiene los hombros chiquititos
y la panza y el culo bien grandes


Paula baila
va a danza
es la hermana del chueco
esta enamorada de Darío

Patricia viene de otro barrio
es amiga de Paula
también esta enamorada de Darío


Silvia es la prima de Darío
está enamorada del Peco Carmelé
que tiene la globa
como atada a la zurda

Darío la agarra durmiendo
la siesta a la Zulma
que es la empleada
y se la coge despacito
para que no se despierte.

Carlitos Blescher nos mostró
los otros días
en la quinta del abuelo de Darío
cómo se hace una paja.
Después enterramos
la leche en la arena
para que no nos descubran.

No teníamos puto en el barrio
así que hicimos uno:
"El puto Barla"
Le dijimos que si no se dejaba
no se iba a poder casar,
entonces se dejó,
en la casa abandonada el flaco Premá
le rompió el culo.

"El puto Barla ya es puto de verdad!"
salimos todos gritando.
Barla lloraba
después le empezó a gustar.
Una noche nos descubrieron los García
y le fueron a contar a la madre.

El abuelo del puto nos quiere matar.


No podemos jugar más en la cortada Bianchi porque
el abuelo del puto Barla nos quiere matar.

Yo escribí una cosa que se llama poema
para Elida, porque me enamoré de ella,
y lo escondí arriba del ropero;
después me fui en la bicicleta y lo tiré
por el ferrocarril, para que nadie se entere
que me gusta
la poesía
y Elida.

La luz de las piedras que están
bajo las aguas.

(Frag.)


Siam: heladera, once pies, modelo
54
perf. est. hace ruido. no deja dormir.

Telefunken: televisor, 24 pulgadas con tubo
trinitrón; satelital. joya.
Ctro. mucal. Sansui, bandeja, deck, radio baffles(desconados)
oferta.
Koinor: secarropa centrífugo, cinco kilos,
un ciclón.
Todo permuto por arroyo u río
no muy alejado zona centro; con cascada y ruido.

Hay gotas de leche en la baldosa

No sirve para nada todo esto que tengo
ante mis ojos y digo:
No vale nada toda esta basura
y pienso:
Ya va por la quinta la cerveza y en nada
ayuda la literatura,
esta la guasca chorreando por el piso
después de haber estado
adentro de la concha de Susana y en nada
los estantes ayudan con su misterio
con su verdad su tedio.
En nada para nadie es todo esto.

Lo veo en los colores
en el celeste del paraiso
en el naranja del infierno
en ese rojo

La poesía todavía no existe
Nunca va a haber literatura.
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 40048
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: Segovia, de Daniel Durand, poesía argentina de los 90

Mensaje por Maria Lua el Dom 03 Mayo 2009, 10:54

Gracias, Rimbaud, por traer al Foro la poesía de Daniel Durand...
Un abrazo
Maria Lua

    Fecha y hora actual: Jue 14 Dic 2017, 21:41