Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705214 mensajes en 36718 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 20 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Justino Caballero, cecilia gargantini


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

NICOLÁS GUILLÉN

Comparte
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Lun 26 Abr 2010, 15:44

Rosa tú, melancólica

El alma vuela y vuela
buscándote a lo lejos,
rosa tú, melancólica
rosa de mi recuerdo.
Cuando la madrugada
va el campo humedeciendo,
y el día es como un niño
que despierta en el cielo,
Rosa, tú, melancólica
ojos de sombra llenos,
desde mi estrecha sábana
toco tu firme cuerpo.
Cuando ya el alto sol
ardió con su alto fuego,
cuando la tarde cae
del ocaso deshecho,
ya en mi lejana mesa
tu oscuro pan contemplo.
Y en la noche cargada
de ardoroso silencio,
Rosa, tú, melancólica
rosa de mi recuerdo,
dorada, viva, y húmeda,
bajando vas del techo,
tomas mi mano fría
y te me quedas viendo.
Cierro entonces los ojos,
pero siempre te veo
clavada allí, clavando
tu mirada en mi pecho,
larga mirada fija,
como un puñal de sueño.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Lun 26 Abr 2010, 15:44

Siempre

Bien pueden su hojarasca y polvo y hielo
acumular los años sobre ti.
Mi corazón sacude el turbio velo,
y siempre te hallo, ¡oh dádiva del cielo!
fresca y radiante en mí.

Porque a mí te envió El, y yo he guardado
tu mejor luz en ánfora inmortal,
porque a cosas de Dios morir no es dado
y eres tú claro espíritu encarnado
en diáfano cristal.

No hay flor cuyo matiz no degenere
al pasajero sol que la esmaltó.
Tan sólo propia luz firmeza espere:
la perla de la mar se opaca y muere;
las de los cielos no.

Nuestra querida estrella leve gasa
o negro temporal veló talvez;
mas ¿qué a ella el furor que el golfo arrasa?
Parece cada nubarrón que pasa
doblar su brillantez.

La copa del banquete postrimera
el gusto encantado. En tu vergel
era sonó de juventud postrera;
el ángel me hallará, cuando yo muera,
saboreando tu miel.
La tarde de la vida, árida y fosca,
pide un hogar con su genial calor;
si él falta, huraño el corazón se embosca,
y la memoria en torno a sí se enrosca
cual serpiente en sopor.

Así, vuelta la espalda a lo presente,
que, sin el ser por quien vivir sentí,
es noria vil, bullicio impertinente,
torno a buscar mi sol, mi cara fuente,
mi cielo, urna de ti.

Voy para atrás pisada por pisada,
recogiendo el rumor de nuestros pies,
repensando un silencio, una mirada,
un toque, un gesto. ..tanto que fue nada
y que un diamante hoy es.

Oculta, como en mágica alcancía,
guardé felicidad para los dos,
y cuanto una vez fue lo es todavía,
que el sol del alma no es el sol de un día,
ni es del tiempo, -es de Dios.

Cierta, como la dicha antes de su hora,
es ésta; y tierna cual pasado bien
que en escondida soledad se llora;
sacra como deidad que la fe adora
y ojos de éxtasis ven.

Hora, hora mismo, en alta noche oscura,
mi aurora boreal, surges aquí.
Hay resplandor, hay brisa de hermosura;
alzo a ver -y hallo tu mirada pura
vertiendo tu alma en mí.

Y ya no media esa impaciencia ingrata,
ese exceso de luz que impide ver
y que al gustar el bien, nos lo arrebata.
La sal de la amargura hoy aquilata,
el néctar del placer.

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

¡Ah! cuando osen a ti dardos y afrentas,
cuando te odies tú misma en tu dolor,
cuando apagada y lóbrega te sientas,
abre mi corazón: allí te ostentas
en todo tu esplendor.

¿Dónde está él? -Donde tú estés. Bien sabes
que fue, por fiel a ti, conmigo infiel.
Ábrelo, que en tu voz están sus llaves;
pero, al mirarte en su cristal, no laves
lo que escribiste en él.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Lun 26 Abr 2010, 15:46

Sudor y látigo

Látigo,
sudor y látigo.

El sol despertó temprano
y encontró al negro descalzo,
desnudo el cuerpo llagado,
sobre el campo.

Látigo,
sudor y látigo.

El viento pasó gritando:
- ¡Qué flor negra en cada mano!
La sangre le dijo: ¡vamos!
Él dijo a la sangre: ¡vamos!
Partió en su sangre, descalzo.
El cañaveral, temblando,
le abrió paso.

Después, el cielo callado,
y bajo el cielo, el esclavo
tinto en la sangre del amo.

Látigo,
sudor y látigo,
tinto en la sangre del amo;
látigo,
sudor y látigo;
tinto en la sangre del amo,
tinto en la sangre del amo


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Lun 26 Abr 2010, 15:48

Un poema de amor


No sé. Lo ignoro.
Desconozco todo el tiempo que anduve
sin encontrarla nuevamente.
¿Tal vez un siglo? Acaso.
Acaso un poco menos: noventa y nueve años.
¿O un mes? Pudiera ser. En cualquier forma
un tiempo enorme, enorme, enorme.
Al fin como una rosa súbita,
repentina campánula temblando,
la noticia.
Saber de pronto
que iba a verla otra vez, que la tendría
cerca, tangible, real, como en los sueños.
¡Qué trueno sordo
rodándome en las venas,
estallando allá arriba
bajo mi sangre, en una
nocturna tempestad!
¿Y el hallazgo, en seguida? ¿Y la manera
que nadie comprendiera
que ésa es nuestra propia manera?
Un roce apenas, un contacto eléctrico,
un apretón conspirativo, una mirada,
un palpitar del corazón
gritando, aullando con silenciosa voz.
Después
( Ya lo sabéis desde los quince años )
ese aletear de las palabras presas,
palabras de ojos bajos,
penitenciales,
entre testigos enemigos,
todavía
un amor de "lo amo"
de "usted", de "bien quisiera,
pero es imposible..." De "no podemos,
no, piénselo usted mejor...."
Es un amor así,
es un amor de abismo en primavera,
cortés, cordial, feliz, fatal.
La despedida, luego,
genérica,
en el turbión de los amigos.
Verla partir y amarla como nunca;
seguirla con los ojos,
y ya sin ojos seguir viéndola lejos,
allá lejos, y aún seguirla
más lejos todavía,
hecha de noche,
de mordedura, beso, insomnio,
veneno, éxtasis, convulsión,
suspiro, sangre, muerte...
Hecha
de esa sustancia conocida
con que amasamos una estrella.



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Mayo 2014, 04:55

LA POESIA NEGRISTA DE GUILLEN


Nilsa Velázquez

La función de la poesía afroantillana es redescubrir al negro dentro de su circunstancia americana. Las primeras manifestaciones hacía el negro las encontramos en los textos hispanoarábigos del siglo XI. En ellos se hace referencia al negro peyorativamente, dándole a su color un símbolo de maldad, fealdad, tristeza, etc. Desde entonces varios escritores han hecho referencia al negro en sus obras, Algunos lo han visto de forma, positiva y humana- otros lo presentan con una visión prejuiciada, aprovechándose de él para la burla.
Sin embargo, es importante destacar en esta poesía su carácter erudito, el beneficio obtenido de la técnica y de los metros del modernismo, el carácter indígenista, la aparente ingenuidad, la tendencia a nutrirse de motivos tomados directamente del mundo africano como son sus ritos, supersticiones, bailes.,, Es esta poesía una que aspira a recoger ritmos y temas del folclor popular, casi siempre exagerándolos. Por otro lado, su tendencia aun neto perfil social es un factor de vital importancia (si no el más importante) en cuanto alude a la dígnificación del hombre de color y a su rehabilitación.

Técnicamente la poesía afroantillana se sirve, en muchos casos, del juego libre de la poesía pura, de la imagen infantil cercana al disparate lírico, de la jitanjáfora y de la onomatopeya audaz, En la rnayoría de los casos prescinde de los esquemas métricos tradicionales y sólo respeta algunos de ellos. Su trasfondo erudito y lo que hay en ella de artificio saltan a la vista bajo un aparente cielo de primitíva ingenuidad. Sus mejores intérpretes son poetas cultos que ponen sus conocimientos literarios y hasta fonéticos al servicio del género.

En el Caribe hispánico encontramos a Nicolás Guillén corno uno de los representantes de este tipo de poesía. Nicolás Guillén está orgulloso de su sangre mulata; varias veces en su poesía se ha referido a los <> el negro y el blanco; que se abrazan a él.

En su poesía, como en su sangre, se juntan armónicamente dos herencias: la negra, que le comunica un ritmo musical y una leve gracia juguetona enteramente originales; y la española, que aporta el dominio de formas poéticas tradicionales y de un idioma flexible y abierto. Hay en ella una evolución gradual desde lo folclórico y pintoresco al descubrimiento de la miserable condición social del negro cubano, primero, y de tantos y tantos despojados después. El mayor mérito de Guillén, que le sitúa entre los revolucionarios de la poesía española, es la adaptación literaria de la canción folclórica afrocubana.

Sus poemas son una búsqueda por la igualdad social de los negros. Su sentir, su deseo, es lograr la unificación de la raza, la convivencia en armonía. La presencia norteamericana en Cuba es motivo de su antiimperialismo en la poesía que presenta. En ella vemos la situación del negro, no sólo en las Antillas, sino también en el Continente. Su poesía, además, presenta un canto desesperado con la esperanza de una liberación; hiere más profundo, la sentimos desde adentro. Guillén alude a las raíces étnicas de la raza:

«Lengua con punta de hueso
tambor de cuero y madera
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho
gris armadura y guerrera;
mi abuelo blanco.»
«Balada de los dos abuelos»


Este es uno de los poemas más conocidos de Guillén fuera de su país. Es un poema nacional, producto de su condición de mulato. La temática que encierra es el mestizaje dentro de una sociedad racista. Se observa en él la conciliación de dos aspectos de su persona, lo blanco y lo negro, presentando la realidad que ve el poeta. Guillén nos ofrece una definición histórica de los abuelos, haciendo acotaciones cuando entran las voces al poema:

¡Me muero!
(Dice mi abuelo negro) ¡Me canso!
(Dice mi abuelo blanco)
El abuelo negro se muere de tanta esclavitud, de ser siempre el dominado. El abuelo blanco se cansa, se agobia de ser conquistador y dominante. No obstante estas perspectivas históricas de la esclavitud junto ala realidad de los dos abuelos, éstos se unen con un orgullo propio, logrando unir dos razas. Con ello Guillén logra una de las metas en la creación de su poesía: «Unificar la raza». Puede observarse, a través del poema, que el procedimiento poético realizado por Guillén logra transmitir a cabalidad ese espíritu de integración social-nacional a través de la fusión de sangres beligerantes. A través de unas imágenes rápidas y plásticas, poco a poco vamos conociendo el origen remoto de cada abuelo. Vemos al amo y al esclavo, el victimario y la víctima (y luego ambos) juntarse en un mismo canto- «los dos del mismo tamaño».

Este poema se encuentra en su obra «West Indies Ltd.» de 1934, La obra fue escrita a raíz de la gran depresión económica del 30, la cual afectó profundamente a Cuba. Guillén cree ver el rostro cruel y podrido del capitalismo e incita al explotado, al negro hambriento, a la revolución. Describe las Antillas con su mezcla racial, su sociedad caduca, su eterna dictadura, el hambre y la prostitución y levanta una valiente protesta contra los dominantes yanquis y un canto de compasion por los parias. La poesía de esta obra de Guillén es síntesis de una realidad histórica. El poeta se vale de un tono burlón, irónico, para presentar los contrastes en el poema del mismo título que la obra «West Indies Ltd.».

«Conservador y liberal
ganadero y azucarero»
pobreza y riqueza

elegancia y primitivismo



> tierra de contrastes
< «donde a veces corre mucho
dinero, pero donde siempre se
vive muy mal»
< «Bajo el relampagueante traje de
dril andamos todavía con
taparrabos»

La presencia del colonizador en estas Islas se presenta como lo peor que ha llegado a sus playas:

«Y de aquella chusma incivil,
de variadísima calaña,
que en el nombre de España
cedió Colón a Indias con ademán gentil».
Históricamente, podemos observar que el «Ltd.» que la voz poética le agrega a la connotación geográfica, «West Indies» define el carácter de empresa comercial que asignan a los países del Caribe los monopolios norteamericanos y su gobierno en Washington. La burla irónica y sarcástica utilizada por la voz poética no va dirigida sólo a las deformaciones y limitaciones del pueblo cubano, sino que, a través de una mirada panorámica de conjunto, también va hacia las otras Islas que sufren el mismo mal y tal vez peor. A ellos va dirigida esta toma de conciencia de una realidad global.
La primera parte del poema ha sido modelada de forma tal que el lector puede formar una caricatura del mapa político antillano:

«West Indies! Nueces de coco, tabaco y aguardiente
Este es un oscuro pueblo sonriente
conservador y liberal,
ganadero y azucarero
donde a veces corre mucho dinero
pero donde siempre se vive muy mal.»
El tono del poema, en cierta forma, desalienta a los que presumen de rangos de abolengo e invocan privilegios. Hacia ellos va dirigido este despertar de la conciencia nacional y del espíritu cívico, al enfrentarlos con lo negativo de la realidad, y con el concepto peyorativo que del antillano tiene el extranjero:
«Bajo el relampagueante traje de dril
andamos todavía con taparrabos».
La burguesía antillana se coloca en la picota del ridículo por su afán de exhibir títulos nobiliarios caducos o también por sus alardes de riqueza obtenida bajo un régimen de explotación, pero que algún día ha de perder:
«Me río de ti, noble de lis Antillas,
mono que andas saltando de mata,
payaso que sudas por noteter la pata,
y siempre la metes hasta las rodillas.
Me río de ti, b1anco de verdes venas
-¡bíen se te ven aunque ocultarlas procuras!-
me río de ti porque hablas de arístocracias puras.,
de ingenios florecientes y arcas llenas»,
La burla que presenta la voz poética en estos versos va dirigida hacia el rico que lleva la maldad dentro, que posee una aristocracia superficial, que aparenta saberlo todo y, sin embargo, a cada momento «mete la pata». Pero hay también otros motivos de risa para la voz poética:
«¡Me río de ti, negro imitamicos
que abres los ojos ante el auto de los ricos
y que te avergüenzas de mirarte el pellejo oscuro,
cuando tienes el puño tan duro..
La risa en este caso es una muy sería, dirigida con toda la intención de lograr que reaccione el sujeto que la provoca. Que se su deslumbramiento no tiene razón de ser, pues al debe prevalecer ante todo y todos, Nuevamente duro, símbolo de lucha, de victoría, de fortaleza.. Al referirse la burla al mundo entero nos percatamos de que tomado un giro más general y diluido, el cual llevará a un final donde el pueblo, que está siendo el interés de los ricos, se levantará y un día se oirá o: «basta ya».
Otro poema de vital importancia dentro de esta obra de Guillén lo es <>. El poema como tal está categorizado como « canto para matar una culebra». Se aprecia en él cierta nota folclórica desbordante de ritmo y color, de evocación y resonancia ancestral por lo característico de lo ritual dentro de lo africano. La especie de ritual se presenta como una reminiscencia totémica; donde el canto acompañado de ceremonias convencionales parece tener cierto poder mágico sobre un animal, que en este caso específico es la culebra. La culebra simboliza un enemigo o una potencia maligna para el que quiera destruirla, tradición ésta quizás originada en rivalidades tribales africanas.

El canto que ha logrado crear Guillén se inicia con la repetición por tres veces de un verso a cuyas palabras no da un significado determinado, sino los valores puramente eufónicos por el énfasis que conlleva:


«¡Mayombé - bembé - mayorribé!»
Puede observarse, además, que Guillén no se vale de las características de la poesía tradicional para presentar la estrofa que se sigue. Primero, encontramos que su estructura carece de sujeción alguna al metro tradicional, pues comienza con dos versos de doce sílabas:

«La culebra tiene los Ojos de vidrio la culebra viene y se enreda en un palo>»
Estos mismos elementos los encontramos repetidos en otros versos, pero en otros detalles de la culebra para dar al lector seguimiento a la idea rítmica de sus movimientos.

Luego que la voz poética ha hecho la presentación de la culebra, se repiten los tres versos iniciales de cierta insinuación cabalística, para después, en la siguiente estrofa, comenzar la acción que el canto de la culebra exalta, o sea, la muerte del animal con el hacha:

«Tú le das con el hacha, y se muere, ¡dale ya!
¡No le des con el pie, que te muerde, no le des con el pie que se va.

Así como si se tratara de una letanía, la voz poética nos va mencionando partes vitales de la culebra, tales como los ojos, su lengua, su boca. Toda esta presentación lleva como objetivo la descripción de la muerte de la culebra en la siguiente estrofa, poniendo como manifiesto de ello las negaciones de sus actividades normales:

«La culebra muerta no puede comer;
La culebra muerta no puede silbar:
no puede morder
no puede respirar.»
El punto culminante del ritual está expresado con una mezcla de los versos iniciales y los creados con el propósito en que la palabra «sensemayá» preside la noticia triunfal, la que ha sido ofrecida progresivamente, la de la muerte de la culebra. Puede decirse que ha sido el exorcismo del mal; al exterminar la culebra vendrá el bien porque ya no hará daño a nadie.
Otras obras de Nicolás Guillén incluyen «Motivos de son» y «Sóngoro Cosongo», En ésta última, el poeta trata el tema de la esclavitud con sus respectivas consecuencias: sufrimiento, injusticia, lucha, muerte, etc. Ejemplo de ello lo es el poema «Vine en un barco negrerow El poema recoge el momento en que el negro es traído para trabajar en la caña y luego su lucha por liberarse; todo ello unido a su afirmación de que la voz poética vive ahora en su Cuba «libre». Guillén nos deja ver la afirmación de ser negro, pero humano:

«Libre estoy vine de lejos
Soy un negro.»
En «Motivos de son» Guillén se sale un poco de lo angustioso de la labor del negro y lo presenta en otra dimensión.
Ahora podemos ver al negro hablando, haciendo uso de su habla popular para presentar su fisonomía. El negro cae en la interioridad de compararse con el blanco. Nota su inferioridad, su fealdad, pero de una manera hasta cierto punto graciosa y sin malicia:

«que yo tengo la narise
como nudo de corbata»
«porque tu boca é bien grande,
y tu pasa colorá...»
Sobre este tipo de poema se manifestó en una ocasión Guillén:
«En ellos hay sabor folclórico, criollo, afrocubano,
del patio: sabor a guanábana, a mamey,
a mojo agrio, a ron. Son el producto espontáneo
de la tierra natal, todo atavismo,
sensualidad y sol a plomo.»
Palabras éstas que nos hacen recordar el trópico con sus frutas, comidas, bebidas, etc. Además del ritmo cadencioso que implican los versos de ésta su poesía. Este es, a grandes rasgos, Nicolás Guilléni hombre humano, sencillo, orgulloso de su raza y de su patria. Su poesía es parte de su deseo de igualdad humana y bienestar común para todas las Antillas. Su canto va dirigido a ellos en busca de un renacer y luchar por lo que les pertenece como hombres y como naciones.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]






_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Mayo 2014, 05:00

Nicolás, el poeta de la ardiente lira

Por Marilys Suárez

Siempre novedoso y vital, Nicolás Guillén trasciende junto a otros grandes de la literatura nacional y universal. De acendrada cubanía y excepcionales cualidades como poeta, Nicolás supo desde muy joven enrumbar su pluma por la senda de una poesía auténticamente nacional en la que lo culto y lo popular fluyen con acento propio.

Nacido en la provincia de Camagüey el 10 de julio de 1902, Guillén sobresale por la magia de una poesía en la que los elementos negroides y folclóricos, tanto como los temas sociales conforman un mosaico de hondas raíces caribeñas y latinoamericanas.

Buen discípulo de Rubén Darío, Nicolás Guillén fue, además, el combatiente lleno de amor y vertical entrega que, a golpe de rebeldía se sumó a la obra revolucionaria, después de años de ausencia y de exilio.

Se dice que Nicolás Guillén no compuso jamás una partitura, pero que tampoco lo necesitaba para darle sentido musical a su obra. Fue la aparaición de Motivos de Son en 1930, que el puente entre la obra poética de nuestro Poeta Nacional y la música (en este caso el son) quedo tendido para siempre.

La publicación de los ocho poemas que dieron vida a los Motivos de Son causó gran revuelo en los medios culturales de aquellos años. Así el cubanísimo son entró en la poesía, generándose de tal suerte una revolución a escala universal en este arte.

A partir de ese momento, Guillén saltó de las páginas del libro al pentagrama y de la mano de músicos cubanos tan notables como Amadeo Roldán, Alejandro García Caturla, González Allué y Eliseo Grenet. Su verso costumbrista, combativo, amoroso y revolucionario se hizo canción, rumba, son...

Poeta de cárcel y exilio

Así llamó un colega a Nicolás Guillén y me valgo de su frase para caracterizar a este hombre que hizo de la literatura y el quehacer revolucionario una razón de su existencia. Lo que sostuvo en sus poemas y en su prosa lo reafirmó con su postura.

Con una obra en la que descollaban tanto los temas íntimos como los audaces madrigales y en la que lo social se fue abriendo paso como depurada expresión de la vida espiritual del cubano del campo y la azada, del tambor y la guitarra, Nicolás Guillén bordó con su ardiente lira la magia de su pueblo.

El se nutrió del mestizaje, de los dolores y goces de su gente, forjando con su poesía una simbiosis única. Este es el Guillén que se sorprendió del son y que con su Sóngoro Cosongo, publicado un año después de sus Motivos anunció una etapa nueva de la poesía cubana.

En Sóngoro Cosongo el Poeta Nacional de Cuba recoge 27 poemas de su autoría, entre los que sobresalen títulos como Rumba, Velorio de Papá Montero y los Motivos de Son.

Esta vinculación de Nicolás a la música ha propiciado que autores e interpretes de los más reconocidos del orbe se hayan servido de sus versos para darlos a conocer melódicamente.

Poe eso, en las celebraciones programadas para recordar al Poeta en el centenario de su nacimiento, el próximo 10 de julio, la música tendrá un momento singular, justo a la altura del enorme mérito de Guillén.

Caballero andante de la poesía, al decir del musicólogo e investigador cubano Alberto Muguercia, el autor de la Elegía a Jesús Menéndez mantiene enhiesta su ardiente lira.Qué mejor homenaje para quien como Nicolás Guillén hizo del verso conjugación de palabra y música.




[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Mayo 2014, 05:13

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Nicolás Guillén

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Guillén, Allende, Fidel



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Guillén, Neruda


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Mayo 2014, 10:10

Tu recuerdo




Siento que se despega tu recuerdo
de mi mente, como una vieja estampa;
tu figura no tiene ya cabeza
y un brazo está deshecho, como en esas
calcomanías desoladas
que ponen los muchachos en la escuela
y son después, en el libro olvidado,
una mancha dispersa.
Cuando estrecho tu cuerpo
tengo la blanda sensación de que
estás hecho de estopa.
Me hablas, y tu voz viene de tan lejos
que apenas puedo oírte.
Además, ya no te creo.
Yo mismo, ya curado
de la pasión antigua,
me pregunto cómo fue que pude
amarte,
tan inútil, tan vana,
tan floja que antes del año
de tenerte en mis brazos
ya te estás deshaciendo
como un jirón de humo;
y ya te estás borrando
como un dibujo antiguo,
y ya te me despegas en la mente
como una vieja estampa!


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Sáb 10 Mayo 2014, 10:26

PALABRAS FUNDAMENTALES





Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.

Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!





_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25538
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 63
Localización : buenos aires

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por cecilia gargantini el Miér 11 Jun 2014, 11:34

Gracias Luita por subir esto!!!!!!!!!!!!!!!! Una maravilla estas lecturas.
Besitosssssssssssss miles
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:14


Canción de cuna para despertar a un negrito

Dórmiti, mi nengre,
mi nengre bonito…

E. Ballagas


Una paloma
cantando pasa:
—¡Upa, mi negro,
que el sol abrasa!
Ya nadie duerme,
ni está en su casa;
ni el cocodrilo,
ni la yaguaza,
ni la culebra,
ni la torcaza…
Coco, cacao,
cacho, cachaza,
¡upa, mi negro,
que el sol abrasa!

Negrazo, venga
con su negraza.
¡Aire con aire,
que el sol abrasa!
Mire la gente,
llamando pasa;
gente en la calle,
gente en la plaza;
ya nadie queda
que esté en su casa…
Coco, cacao,
cacho, cachaza,
¡upa, mi negro,
que el sol abrasa!

Negrón, negrito,
ciruela y pasa,
salga y despierte,
que el sol abrasa,
diga despierto
lo que le pasa…
¡Que muera el amo,
muera en la brasa!
Ya nadie duerme,
ni está en su casa:
¡coco, cacao,
cacho, cachaza,
upa, mi negro,
que el sol abrasa!

Tomado de La paloma de vuelo popular, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

------------


Tengo

Cuando me veo y toco
yo, Juan sin Nada no más ayer,
y hoy Juan con Todo,
y hoy con todo,
vuelvo los ojos, miro,
me veo y toco
y me pregunto cómo ha podido ser.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de andar por mi país,
dueño de cuanto hay en él,
mirando bien de cerca lo que antes
no tuve ni podía tener.
Zafra puedo decir,
monte puedo decir,
ciudad puedo decir,
ejército decir,
ya míos para siempre y tuyos, nuestros,
y un ancho resplandor
de rayo, estrella, flor.

Tengo, vamos a ver,
tengo el gusto de ir
yo, campesino, obrero, gente simple
tengo el gusto de ir
(es un ejemplo)
a un banco y hablar con el administrador
no en inglés,
no en señor,
sino decirle compañero, como se dice en español.

Tengo, vamos a ver,
que siendo un negro
nadie me puede detener
a la puerta de un dancing o de un bar.
O bien en la carpeta de un hotel
gritarme que no hay pieza,
una mínima pieza y no una pieza colosal,
una pequeña pieza donde yo pueda descansar.

Tengo, vamos a ver,
que no hay guardia rural
que me agarre y me encierre en un cuartel,
ni me arranque y me arroje de mi tierra
al medio del camino real.
Tengo que como tengo la tierra tengo el mar,
no country,
no jailáif,
no tenis y no yacht,
sino de playa en playa y ola en ola,
gigante azul abierto democrático:
en fin, el mar.

Tengo, vamos a ver,
que ya aprendí a leer,
a contar,
tengo que ya aprendí a escribir
y a pensar
y a reír.
Tengo que ya tengo
donde trabajar
y ganar
lo que me tengo que comer.
Tengo, vamos a ver,
tengo lo que tenía que tener.

Tomado de Tengo, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:19


El Caribe

En el acuario del Gran Zoo,
nada el Caribe.

Este animal
marítimo y enigmático
tiene una cresta de cristal,
el lomo azul, la cola verde,
vientre de compacto coral,
grises aletas de ciclón.
En el acuario, esta inscripción:
«Cuidado: muerde».


Tomado de El gran zoo, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

-----------------


Un lagarto verde

Por el Mar de las Antillas
(que también Caribe llaman)
batida por olas duras
y ornada de espumas blandas,
bajo el sol que la persigue
y el viento que la rechaza,
cantando a lágrima viva
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Alta corona de azúcar
le tejen agudas cañas;
no por coronada libre,
sí de su corona esclava:
reina del manto hacia fuera,
del manto adentro, vasalla,
triste como la más triste
navega Cuba en su mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Junto a la orilla del mar,
tú que estás en fija guardia,
fíjate, guardián marino,
en la punta de las lanzas
y en el trueno de las olas
y en el grito de las llamas
y en el lagarto despierto
sacar las uñas del mapa:
un largo lagarto verde,
con ojos de piedra y agua.

Tomado de La paloma de vuelo popular, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:22


Ácana

Allá dentro, en el monte,
donde la luz acaba,
allá en el monte adentro,
ácana.

Ay, ácana con ácana,
con ácana;
ay, ácana con ácana.
El horcón de mi casa.

Allá dentro, en el monte,
ácana,
bastón de mis caminos,
allá en el monte adentro…

Ay, ácana con ácana
con ácana;
ay, ácana con ácana.

Allá dentro, en el monte,
donde la luz acaba,
tabla de mi sarcófago,
allá en el monte adentro…

Ay, ácana con ácana,
con ácana;
ay, ácana con ácana…
Con ácana.

Tomado de El son entero, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

-------------------


Pregón

¡Ah,
qué pedazo de sol,
carne de mango!
Melones de agua,
plátanos.

¡Quencúyere, quencúyere,
quencuyeré!
¡Quencúyere, que la casera
salga otra vez!

Sangre de mamey sin venas,
y yo que sin sangre estoy:
mamey p’al que quiera sangre,
que me voy.

Trigueña de carne amarga,
ven a ver mi carretón;
carretón de palmas verdes,
carretón;
carretón de cuatro ruedas,
carretón;
carretón de sol y tierra,
¡carretón!

(Sóngoro cosongo)
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:28


Sensemayá

Canto para matar a una culebra.


¡Mayombe—bombe—mayombé!
¡Mayombe—bombe—mayombé!
¡Mayombe—bombe—mayombé!

La culebra tiene los ojos de vidrio;
la culebra viene y se enreda en un palo;
con sus ojos de vidrio, en un palo,
con sus ojos de vidrio.

La culebra camina sin patas;
la culebra se esconde en la yerba;
caminando se esconde en la yerba,
caminando sin patas.

¡Mayombe—bombe—mayombé!
¡Mayombe—bombe—mayombé!
¡Mayombe—bombe—mayombé!

Tú le das con el hacha y se muere:
¡dale ya!
¡No le des con el pie, que te muerde,
no le des con el pie, que se va!

Sensemayá, la culebra,
sensemayá.
Sensemayá, con sus ojos,
sensemayá.
Sensemayá, con su lengua,
sensemayá.
Sensemayá, con su boca,
sensemayá.

La culebra muerta no puede comer,
la culebra muerta no puede silbar,
no puede caminar,
no puede correr.
La culebra muerta no puede mirar,
la culebra muerta no puede beber,
no puede respirar
no puede morder.

¡Mayombe—bombe—mayombé!
Sensemayá, la culebra…
¡Mayombe—bombe—mayombé!
Sensemayá, no se mueve…
¡Mayombe—bombe—mayombé!
Sensemayá, la culebra…
¡Mayombe—bombe—mayombé!
Sensemayá, se murió.

Tomado de West Indies Ltd., en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

------------


Burgueses

No me dan pena los burgueses
vencidos. Y cuando pienso que van a darme pena,
aprieto bien los dientes y cierro bien los ojos.
Pienso en mis largos días sin zapatos ni rosas.
Pienso en mis largos días sin sombrero ni nubes.
Pienso en mis largos días sin camisa ni sueños.
Pienso en mis largos días con mi piel prohibida.
Pienso en mis largos días.

—No pase, por favor. Esto es un club.
—La nómina está llena.
—No hay pieza en el hotel.
—El señor ha salido.
—Se busca una muchacha.
—Fraude en las elecciones.
—Gran baile para ciegos.
—Cayó el Premio Mayor en Santa Clara.
—Tómbola para huérfanos.
—El caballero está en París.
—La señora marquesa no recibe.

En fin, que todo lo recuerdo.
Y como todo lo recuerdo,
¿qué carajo me pide usted que haga?
Pero además, pregúnteles.
Estoy seguro
de que también recuerdan ellos.

Tomado de La rueda dentada, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:32


El Aconcagua

El Aconcagua. Bestia
solemne y frígida. Cabeza
blanca y ojos de piedra fija.
Anda en lentos rebaños
con otros animales semejantes
por entre rocallosos desamparos.

En la noche,
roza con belfo blando
las manos frías de la luna.

Tomado de El gran zoo, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.

----------------

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
-NICOLÁS GUILLÉN Y ANA BELÉN QUIEN INTERPRETÓ ESTA CANCIÓN-


La muralla

Para hacer esta muralla,
tráiganme todas las manos:
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.

Ay,
una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte.

—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—Una rosa y un clavel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El sable del coronel…
—¡Cierra la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—La paloma y el laurel…
—¡Abre la muralla!
—¡Tun, tun!
—¿Quién es?
—El alacrán y el ciempiés…
—¡Cierra la muralla!

Al corazón del amigo,
abre la muralla;
al veneno y al puñal,
cierra la muralla;
al mirto y la hierbabuena,
abre la muralla;
al diente de la serpiente,
cierra la muralla;
al ruiseñor en la flor,
abre la muralla…

Alcemos una muralla
juntando todas las manos:
los negros, sus manos negras,
los blancos, sus blancas manos.
Una muralla que vaya
desde la playa hasta el monte,
desde el monte hasta la playa, bien,
allá sobre el horizonte…


Tomado de La paloma de vuelo popular, en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972.
avatar
Evangelina Valdez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 7477
Fecha de inscripción : 24/07/2009
Edad : 61

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 11 Jun 2014, 22:42


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Balada de los abuelos

Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.

Lanza con punta de hueso,
tambor de cuero y madera:
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho,
gris armadura guerrera:
mi abuelo blanco.

Pie desnudo, torso pétreo
los de mi negro;
pupilas de vidrio antártico
las de mi blanco.

África de selvas húmedas
y de gordos gongos sordos…
—¡Me muero!
(Dice mi abuelo negro).
Aguaprieta de caimanes,
verdes mañanas de cocos…
—¡Me canso!
(Dice mi abuelo blanco).
Oh velas de amargo viento,
galeón ardiendo en oro…
—¡Me muero!
(Dice mi abuelo negro.)
¡Oh costas de cuello virgen
engañadas de abalorios…!
—¡Me canso!
(Dice mi abuelo blanco.)
¡Oh puro sol repujado,
preso en el aro del trópico;
oh luna redonda y limpia
sobre el sueño de los monos!

¡Qué de barcos, qué de barcos!
¡Qué de negros, qué de negros!
¡Qué largo fulgor de cañas!
¡Qué látigo el del negrero!
Piedra de llanto y de sangre,
venas y ojos entreabiertos,
y madrugadas vacías,
y atardeceres de ingenio,
y una gran voz, fuerte voz,
despedazando el silencio.
¡Qué de barcos, qué de barcos,
qué de negros!

Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.

Don Federico me grita
y Taita Facundo calla;
los dos en la noche sueñan
y andan, andan.
Yo los junto.

—¡Federico!
¡Facundo! Los dos se abrazan.
Los dos suspiran. Los dos
las fuertes cabezas alzan:
los dos del mismo tamaño,
bajo las estrellas altas;
los dos del mismo tamaño,
ansia negra y ansia blanca,
los dos del mismo tamaño,
gritan, sueñan, lloran, cantan.
Sueñan, lloran. Cantan.
Lloran, cantan.
¡Cantan!

Tomado de West Indies Ltd., en Obra poética 1920-1972, La Habana, Instituto Cubano del Libro, 1972

avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39835
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Maria Lua el Jue 12 Jun 2014, 06:39

Gracias, Cecilia por estar
siempre! Besos, amiga...


Gracias, Evangelina, por
tu presencia, apoyo y por esos bellos
e importantes poemas de Nicolás Guillén!
Besos, amiga


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua






[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]







avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25538
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 63
Localización : buenos aires

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por cecilia gargantini el Jue 12 Jun 2014, 16:10

Cómo no voy a estar Luita en estos lugares tan bellos??????????
Evangelina, lo tuyo también es muy bello!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Besitosssssssssssss miles para cada una
avatar
Angel Salas
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 13231
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 63
Localización : Santiago - Chile

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Angel Salas el Jue 12 Jun 2014, 17:03

Maria Lua...he leido algunas obras de este gran Poeta Cubano, considerado el máximo representante de la llamada poesía negra centroamericana, y poeta nacional de la isla por su obra ligada a la cultura afrocubana...grato es volver a disfrutar algunas de sus letras aqui amiga...

Un Abrazo
Angel

Contenido patrocinado

Re: NICOLÁS GUILLÉN

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 23 Sep 2017, 11:38