Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 875809 mensajes en 42018 argumentos.

Tenemos 1424 miembros registrados

El último usuario registrado es Antonio García López

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 32 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 29 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Noviembre 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


FEDERICO GARCÍA LORCA

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 08 Mayo 2020, 13:53

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA II. ESCENA VIII. CONT.

Torrijos, el general
noble, de la frente limpia,
donde se estaban mirando
las gentes de Andalucía.
Caballero entre los duques,
corazón de plata fina,
ha sido muerto en las playas
de Málaga la bravía.
Le atrajeron con engaños
que él creyó, por su desdicha,
y se acercó, satisfecho
con sus buques, a la orilla.
¡Malhaya el corazón noble
que de los malos se fía!,
que al poner el pie en la arena
lo prendieron los realistas.
El vizconde de La Barthe,
que mandaba las milicias,
debió cortarse la mano
antes de tal villanía,
como es quitar a Torrijos
bella espada que ceñía,
con el puño de cristal,
adornado con dos cintas.
Muy de noche lo mataron
con toda su compañía.
Caballero entre los duques,
corazón de plata fina.
Grandes nubes se levantan
sobre la tierra de Mijas.
El viento mueve la mar
y los barcos se retiran
con los remos presurosos
y las velas extendidas.
Entre el ruido de las olas
sonó la fusilería,
y muerto quedó en la arena,
sangrando por tres heridas,
el valiente caballero,
con toda su compañía.
La muerte, con ser la muerte,
no deshojó su sonrisa.
Sobre los barcos lloraba
toda la marinería,
y las más bellas mujeres,
enlutadas y afligidas,
lo iban llorando también
por el limonar arriba.

PEDRO
 (Levantándose, después de oír el romance.) 
Cada dificultad me da más bríos.
Señores, a seguir nuestro trabajo.
La muerte de Torrijos me enardece
para seguir luchando.

CONSPIRADOR 1.º
Yo pienso así.

CONSPIRADOR 4.º
Pero hay que estarse quietos;
otro tiempo vendrá.

CONSPIRADOR 2.º
 (Conmovido.) 
¡Tiempo lejano!

PEDRO
Pero mis fuerzas no se agotarán.

MARIANA
 (Bajo, a PEDRO.) 
Pedro, mientras yo viva...

CONSPIRADOR 1.º
¿Nos marchamos?

CONSPIRADOR 3.º
No hay nada que tratar. Tienes razón.

CONSPIRADOR 4.º
Esto es lo que tenía que contaros,
y nada más.

CONSPIRADOR 1.º
Hay que ser optimistas.

MARIANA
¿Gustarán de una copa?

CONSPIRADOR 4.º
La aceptamos
porque nos hace falta.

CONSPIRADOR 1.º
¡Buen acuerdo!
 
(Se ponen de pie y cogen sus copas.)
 

MARIANA
 (Llenando los vasos.) 
¡Cómo llueve!
 
(Fuera se oye la lluvia.)
 

CONSPIRADOR 3.º
¡Don Pedro está apenado!

CONSPIRADOR 4.º
¡Como todos nosotros!

PEDRO
¡Es verdad!
Y tenemos razones para estarlo.

MARIANA
Pero a pesar de esta opresión aguda
y de tener razones para estarlo...
 (Levantando la copa.) 
«Luna tendida, marinero en pie»,
dicen allá, por el Mediterráneo,
las gentes de veleros y fragatas.
¡Como ellos, hay que estar siempre acechando!
 (Como en sueños.) 
«Luna tendida, marinero en pie».

PEDRO
 (Con la copa.) 
Que sean nuestras casas como barcos.
 
(Beben. Pausa. Fuera, se oyen aldabonazos lejanos. Todos quedan con las copas en la mano, en medio de un gran silencio.)
 

MARIANA
Es el viento que cierra una ventana.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 08 Mayo 2020, 13:54

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA II. ESCENA VIII. CONT.

(Otro aldabonazo.)
 

PEDRO
¿Oyes, Mariana?

CONSPIRADOR 4.º
¿Quién será?

MARIANA
 (Llena de angustia.) 
¡Dios santo!

PEDRO
 (Acariciador.) 
¡No temas! Ya verás cómo no es nada.
 
(Todos están con las capas puestas, llenos de inquietud.)
 

CLAVELA
 (Entrando casi ahogada.) 
¡Ay señora! ¡Dos hombres embozados,
y Pedrosa con ellos!

MARIANA
 (Gritando, llena de pasión.) 
¡Pedro, vete!
¡Y todos, Virgen santa! ¡Pronto!

PEDRO
 (Confuso.) 
¡Vamos!
 
(CLAVELA quita las copas y apaga los candelabros.)
 

CONSPIRADOR 4.º
Es indigno dejarla.

MARIANA
 (A PEDRO.) 
¡Date prisa!

PEDRO
¿Por dónde?

MARIANA
 (Loca.) 
¡Ay! ¿Por dónde?

CLAVELA
¡Están llamando!

MARIANA
 (Iluminada.) 
¡Por aquella ventana del pasillo
saltarás fácilmente! Ese tejado
está cerca del suelo.

CONSPIRADOR 2.º
¡No debemos
dejarla abandonada!

PEDRO
 (Enérgico.) 
¡Es necesario!
¿Cómo justificar nuestra presencia?

MARIANA
Sí, sí, vete en seguida. ¡Ponte a salvo!

PEDRO
 (Apasionado.) 
¡Adiós, Mariana!

MARIANA
¡Dios os guarde, amigos!
 
(Van saliendo rápidamente por la puerta de la derecha. CLAVELA está asomada a una rendija del balcón, que da a la calle. MARIANA, en la puerta, dice:)
 
¡Pedro..., y todos, que tengáis cuidado!
 
(Cierra la puertecilla de la izquierda, por donde han salido los CONSPIRADORES, y corre la cortina. Luego, dramática.)
 
¡Abre, Clavela! Soy una mujer
que va atada a la cola de un caballo.
 
(Sale CLAVELA. Se dirige rápidamente al fortepiano.)
 
¡Dios mío, acuérdate de tu pasión
y de las llagas de tus manos!
 
(Se sienta y empieza a cantar la canción del «Contrabandista», original de Manuel García; 1808.)
 
Yo que soy contrabandista
y campo por mis respetos
a todos los desafío
pues a nadie tengo miedo.
      ¡Ay! ¡Ay!
¡Ay muchachos! ¡Ay muchachas!
¿Quién me compra hilo negro?
Mi caballo está rendido,
¡y yo me muero de sueño!
      ¡Ay!
¡Ay! Que la ronda ya viene
y se empezó el tiroteo.
¡Ay! ¡Ay! Caballito mío,
caballo mío, careto.
      ¡Ay!
¡Ay! Caballo, ve ligero.
¡Ay! Caballo, que me muero.
      ¡Ay!
 
(Ha de cantar con un admirable y desesperado sentimiento, escuchando los pasos de PEDROSA por la escalera.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 08 Mayo 2020, 13:59

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA II. ESCENA IX.

Las cortinas del fondo se levantan y aparece CLAVELA, aterrada, con el candelabro de tres bujías en una mano, y la otra puesta sobre el pecho. PEDROSA, vestido de negro, con capa, llega detrás. PEDROSA es un tipo seco, de una palidez intensa y de una admirable serenidad. Dirá las frases con ironía muy velada, y mirará minuciosamente a todos lados, pero con corrección. Es antipático. Hay que huir de la caricatura. Al entrar PEDROSA, MARIANA deja de tocar y se levanta del fortepiano. Silencio.
 

MARIANA
Adelante.

PEDROSA
 (Adelantándose.) 
Señora, no interrumpa
por mí la cancioncilla que ahora mismo
entonaba.
 
(Pausa.)
 

MARIANA
 (Queriendo sonreír.) 
La noche estaba triste
y me puse a cantar.
 
(Pausa.)
 

PEDROSA
He visto luz
en su balcón y quise visitarla.
Perdone si interrumpo sus quehaceres.

MARIANA
Se lo agradezco mucho.

PEDROSA
¡Qué manera
de llover!
 
(Pausa. En esta escena habrá pausas imperceptibles y rotundos silencios instantáneos, en los cuales luchan desesperadamente las almas de los dos personajes. Escena delicadísima de matizar, procurando no caer en exageraciones que perjudiquen su emoción. En esta escena se ha de notar mucho más lo que no se dice que lo que se está hablando. La lluvia, discretamente imitada y sin ruido excesivo, llegará de cuando en cuando a llenar silencios.)
 

MARIANA
 (Con intención.) 
¿Es muy tarde?
 
(Pausa.)
 

PEDROSA
 (Mirándola fijamente, y con intención también.) 
¡Sí! Muy tarde.
El reloj de la Audiencia ya hace rato
que dio las once.

MARIANA
 (Serena e indicando asiento a PEDROSA.) 
No las he sentido.

PEDROSA
 (Sentándose.) 
Yo las sentí lejanas. Ahora vengo
de recorrer las calles silenciosas,
calado hasta los huesos por la lluvia,
resistiendo ese gris fino y glacial
que viene de la Alhambra.

MARIANA
 (Con intención y rehaciéndose.) 
El aire helado
que clava agujas sobre los pulmones
y para el corazón.

PEDROSA
 (Devolviéndole la ironía.) 
Pues ése mismo.
Cumplo deberes de mi duro cargo.
Mientras que usted, espléndida Mariana,
en su casa, al abrigo de los vientos,
hace encajes... o borda...
 (Como recordando.) 
¿Quién me ha dicho
que bordaba muy bien?

MARIANA
 (Aterrada, pero con cierta serenidad.) 
¿Es un pecado?

PEDROSA
 (Haciendo una seña negativa.) 
El Rey nuestro Señor, que Dios proteja,
 (Se inclina.) 
se entretuvo bordando en Valençay
con su tío el infante don Antonio.
Ocupación bellísima.

MARIANA
 (Entre dientes.) 
¡Dios mío!

PEDROSA
¿Le extraña mi visita?

MARIANA
 (Tratando de sonreír.) 
¡No!

PEDROSA
 (Serio.) 
¡Mariana!
 
(Pausa.)
 
Una mujer tan bella como usted,
¿no siente miedo de vivir tan sola?

MARIANA
¿Miedo? ¡Ninguno!

PEDROSA
 (Con intención.) 
Hay tantos liberales
y tantos anarquistas por Granada,
que la gente no vive muy segura.
 (Firme.) 
¡Usted ya lo sabrá!

MARIANA
 (Digna.) 
¡Señor Pedrosa!
¡Soy mujer de mi casa y nada más!

PEDROSA
 (Sonriendo.) 
Y yo soy juez. Por eso me preocupo
de estas cuestiones. Perdonad, Mariana.
Pero hace ya tres meses que ando loco
sin poder capturar a un cabecilla...
 
(Pausa. MARIANA trata de escuchar y juega con su sortija, conteniendo su angustia y su indignación.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 08 Mayo 2020, 14:02

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA II. ESCENA IX. CONT.

PEDROSA
 (Como recordando, con frialdad.) 
Un tal don Pedro de Sotomayor.

MARIANA
Es probable que esté fuera de España.

PEDROSA
No; yo espero que pronto será mío.
 
(Al oír eso MARIANA tiene un ligero desvanecimiento nervioso; lo suficiente para que se le escape la sortija de la mano, o más bien, la arroja ella para evitar la conversación.)
 

MARIANA
 (Levantándose.) 
¡Mi sortija!

PEDROSA
¿Cayó?
 (Con intención.) 
Tenga cuidado.

MARIANA
 (Nerviosa.) 
Es mi anillo de bodas; no se mueva,
y vaya a pisarlo.
 (Busca.) 

PEDROSA
Está muy bien.

MARIANA
Parece
que una mano invisible lo arrancó.

PEDROSA
Tenga más calma.
 (Frío.) 
Mire.
 (Señala al sitio donde ve el anillo, al mismo tiempo que avanzan.) 
¡Ya está aquí!
 
(MARIANA se inclina para recogerlo antes que PEDROSA; éste queda a su lado, y en el momento de levantarse MARIANA, la enlaza rápidamente y la besa.)
 

MARIANA
 (Dando un grito y retirándose.) 
¡Pedrosa!
 
(Pausa. MARIANA rompe a llorar de furor.)
 

PEDROSA
 (Suave.) 
Grite menos.

MARIANA
¡Virgen santa!

PEDROSA
 (Sentándose.) 
Me parece que este llanto está de más.
Mi señora Mariana, esté serena.

MARIANA
  (Arrancándose desesperada y cogiendo a PEDROSA por la solapa.) 
¿Qué piensa de mí? ¡Diga!

PEDROSA
 (Impasible.) 
Muchas cosas.

MARIANA
Pues yo sabré vencerlas. ¿Qué pretende?
Sepa que yo no tengo miedo a nadie.
Como el agua que nace soy de limpia,
y me puedo manchar si usted me toca;
pero sé defenderme. ¡Salga pronto!

PEDROSA
 (Fuerte y lleno de ira.) 
¡Silencio!
 (Pausa. Frío.) 
Quiero ser amigo suyo.
Me debe agradecer esta visita.

MARIANA
 (Fiera.) 
¿Puedo yo permitir que usted me insulte?
¿Que penetre de noche en mi vivienda
para que yo...? ¡Canalla! No sé cómo...
 (Se contiene.) 
¡Usted quiere perderme!

PEDROSA
 (Cálido.) 
¡Lo contrario!
Vengo a salvarla.

MARIANA
 (Bravía.) 
¡No lo necesito!
 
(Pausa.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 08 Mayo 2020, 14:06

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA II. ESCENA IX. CONT.

PEDROSA
 (Fuerte y dominador, acercándose con una agria sonrisa.) 
¡Mariana! ¿Y la bandera?

MARIANA
 (Turbada.) 
¿Qué bandera?

PEDROSA
¡La que bordó con esas manos blancas
 (Las coge.) 
en contra de las leyes y del Rey!

MARIANA
¿Qué infame le mintió?

PEDROSA
 (Indiferente.) 
¡Muy bien bordada!
De tafetán morado y verdes letras.
Allá, en el Albaicín, la recogimos,
y ya está en mi poder como tu vida.
Pero no temas; soy amigo tuyo.
 
(MARIANA queda ahogada.)
 

MARIANA
 (Casi desmayada.) 
Es mentira, mentira.

PEDROSA
Sé también
que hay mucha gente complicada.
Espero que dirás sus nombres, ¿verdad?
 (Bajando la voz y apasionadamente.) 
Nadie sabrá lo que ha pasado. Yo te quiero
mía, ¿lo estás oyendo? Mía o muerta.
Me has despreciado siempre; pero ahora
puedo apretar tu cuello con mis manos,
este cuello de nardo transparente,
y me querrás porque te doy la vida.

MARIANA
 (Tierna y suplicante en medio de su desesperación, abrazándose a PEDROSA.) 
¡Tenga piedad de mí! ¡Si usted supiera!
Y déjeme escapar. Yo guardaré
su recuerdo en las niñas de mis ojos.
¡Pedrosa, por mis hijos!...

PEDROSA
 (Abrazándola, sensual.) 
La bandera
no la has bordado tú, linda Mariana,
y ya eres libre porque así lo quiero...
 
(MARIANA, al ver cerca de sus labios los labios de PEDROSA, lo rechaza, reaccionando de una manera salvaje.)
 

MARIANA
¡Eso nunca! ¡Primero doy mi sangre!
Que me cueste dolor, pero con honra.
¡Salga de aquí!

PEDROSA
 (Reconviniéndola.) 
¡Mariana!

MARIANA
¡Salga pronto!

PEDROSA
 (Frío y reservado.) 
¡Está muy bien! Yo seguiré el asunto
y usted misma se pierde.

MARIANA
¡Qué me importa!
Yo bordé la bandera con mis manos;
con estas manos, ¡mírelas, Pedrosa!,
y conozco muy grandes caballeros
que izarla pretendían en Granada.
¡Mas no diré sus nombres!

PEDROSA
¡Por la fuerza
delatará! ¡Los hierros duelen mucho,
y una mujer es siempre una mujer!
¡Cuando usted quiera me avisa!

MARIANA
¡Cobarde!
¡Aunque en mi corazón clavaran vidrios
no hablaría!
 (En un arranque.) 
¡Pedrosa, aquí me tiene!

PEDROSA
¡Ya veremos!...

MARIANA
¡Clavela, el candelabro!
 
(Entra CLAVELA, aterrada, con las manos cruzadas sobre el pecho.)
 

PEDROSA
No hace falta, señora. Queda usted
detenida en nombre de la Ley.

MARIANA
¿En nombre de qué ley?

PEDROSA
 (Frío y ceremonioso.) 
¡Buenas noches!
 (Sale.) 

CLAVELA
 (Dramática.) 
¡Ay, señora; mi niña, clavelito,
prenda de mis entrañas!

MARIANA
 (Llena de angustia y terror.) 
Isabel,
yo me voy. Dame el chal.

CLAVELA
¡Sálvese pronto!
 
(Se asoma a la ventana. Fuera se oye otra vez la fuerte lluvia.)
 

MARIANA
¡Me iré a casa de don Luis! ¡Cuida los niños!

CLAVELA
¡Se han quedado en la puerta! ¡No se puede!

MARIANA
Claro está.
 (Señalando al sitio por donde han salido los CONSPIRADORES.) 
¡Por aquí!

CLAVELA
¡Es imposible!
 
(Al cruzar MARIANA, por la puerta aparece DOÑA ANGUSTIAS.)
 

ANGUSTIAS
¡Mariana! ¿Dónde vas? Tu niña llora.
Tiene miedo del aire y de la lluvia.

MARIANA
¡Estoy presa! ¡Estoy presa, Clavela!

ANGUSTIAS
 (Abrazándola.) 
¡Marianita!

MARIANA
 (Arrojándose en el sofá.) 
¡Ahora empiezo a morir!
 
(Las dos mujeres la abrazan.)
 
Mírame y llora. ¡Ahora empiezo a morir!
 
(Telón rápido.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:30

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA III

Convento de Santa María Egipcíaca, de Granada. Rasgos árabes. Arcos, cipreses, fuentecillas y arrayanes. Hay unos bancos y unas viejas sillas de cuero. Al levantarse el telón está la escena solitaria. Suenan el órgano y las lejanas voces de las monjas. Por el fondo vienen corriendo de puntillas y mirando a todos lados para que no las vean dos NOVICIAS. Visten toquitas blancas y trajes azules. Se acercan con mucho sigilo a una puerta de la izquierda y miran por el ojo de la cerradura.
 

Escena I


NOVICIA 1.ª
¿Qué hace?

NOVICIA 2.ª
 (En la cerradura.) 
¡Habla más bajito!
Está rezando.

NOVICIA 1.ª
¡Deja!
 (Se pone a mirar.) 
¡Qué blanca está, qué blanca!
Reluce su cabeza
en la sombra del cuarto.

NOVICIA 2.ª
¿Reluce su cabeza?
Yo no comprendo nada.
Es una mujer buena,
y la quieren matar.
¿Tú qué dices?

NOVICIA 1.ª
Quisiera
mirar su corazón
largo rato y muy cerca.

NOVICIA 2.ª
¡Qué mujer tan valiente! Cuando ayer
vinieron a leerle la sentencia
de muerte, no ocultó
su sonrisa.

NOVICIA 1.ª
En la iglesia
la vi después llorando
y me pareció que ella
tenía el corazón en la garganta.
¿Qué es lo que ha hecho?

NOVICIA 2.ª
Bordó una bandera.

NOVICIA 1.ª
¿Bordar es malo?

NOVICIA 2.ª
Dicen que es masona.

NOVICIA 1.ª
¿Qué es eso?

NOVICIA 2.ª
Pues... ¡no sé!

NOVICIA 1.ª
¿Por qué está presa?

NOVICIA 2.ª
Porque no quiere al Rey.

NOVICIA 1.ª
¿Qué más da? ¿Se habrá visto?

NOVICIA 2.ª
¡Ni a la Reina!

NOVICIA 1.ª
Yo tampoco los quiero.
 (Mirando.) 
¡Ay Mariana Pineda!
Ya están abriendo flores
que irán contigo muerta.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:32

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA. ESTAMPA III. ESCENA I. CONT.

(Aparece por la puerta del foro la MADRE SOR CARMEN BORJA.)
 

CARMEN
Pero niñas, ¿qué miráis?

NOVICIA 1.ª
 (Asustada.) 
Hermana...

CARMEN
¿No os da vergüenza?
Ahora mismo, al obrador.
¿Quién os enseñó esa fea
costumbre? ¡Ya nos veremos!

NOVICIA 1.ª
¡Con licencia!

NOVICIA 2.ª
¡Con licencia!
 
(Se van. Cuando la MADRE CARMEN se ha convencido de que las otras se han marchado, se acerca también con sigilo y mira por el ojo de la llave.)
 

CARMEN
¡Es inocente! ¡No hay duda!
¡Calla con una firmeza!
¿Por qué? Yo no me lo explico.
 (Sobresaltada.) 
¡Viene!
 (Sale corriendo.) 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:36

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA II.
MARIANA aparece con un espléndido traje blanco. Está palidísima.
 

MARIANA
¡Hermana!

CARMEN
 (Volviéndose.) 
¿Qué desea?

MARIANA
¡Nada!...

CARMEN
¡Decidlo, señora!

MARIANA
Pensaba...

CARMEN
¿Qué?

MARIANA
Si pudiera
quedarme aquí en el Beaterio
para siempre.

CARMEN
¡Qué contentas
nos pondríamos!

MARIANA
¡No puedo!

CARMEN
¿Por qué?

MARIANA
 (Sonriendo.) 
Porque ya estoy muerta.

CARMEN
 (Asustada.) 
¡Doña Mariana, por Dios!

MARIANA
Pero el mundo se me acerca,
las piedras, el agua, el aire,
¡comprendo que estaba ciega!

CARMEN
¡La indultarán!

MARIANA
 (Con sangre fría.) 
¡Ya veremos!
Este silencio me pesa
mágicamente. Se agranda
como un techo de violetas,
 (Apasionada.) 
y otras veces finge en mí
una larga cabellera.
¡Ay, qué buen soñar!

CARMEN
 (Cogiéndole la mano.) 
¡Mariana!

MARIANA
¿Cómo soy yo?

CARMEN
Eres muy buena.

MARIANA
Soy una gran pecadora;
pero amé de una manera
que Dios me perdonará,
como a santa Magdalena.

CARMEN
Fuera del mundo y en él
perdona.

MARIANA
¡Si usted supiera!
¡Estoy muy herida, hermana,
por las cosas de la tierra!

CARMEN
Dios está lleno de heridas
de amor, que nunca se cierran.

MARIANA
Nace el que muere sufriendo,
¡comprendo que estaba ciega!

CARMEN
 (Apenada al ver el estado de MARIANA.) 
¡Hasta luego! ¿Asistirá
esta tarde a la novena?

MARIANA
Como siempre. ¡Adiós, hermana!
 
(Se va CARMEN.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:41

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA III.

MARIANA se dirige al fondo rápidamente, con todo género de precauciones, y allí aparece ALEGRITO, jardinero del convento. Ríe constantemente, con una sonrisa suave y sana. Viste traje de cazador de la época.
 

MARIANA
¡Alegrito! ¿Qué?

ALEGRITO
¡Paciencia
para lo que vais a oír!

MARIANA
¡Habla pronto, no nos vean!
¿Fuiste a casa de don Luis?

ALEGRITO
Y me han dicho que les era
imposible pretender
salvarla. Que ni lo intentan,
porque todos morirían;
pero que harán lo que puedan.

MARIANA
 (Valiente.) 
¡Lo harán todo! ¡Estoy segura!
Son gentes de la nobleza
y yo soy noble, Alegrito.
¿No ves cómo estoy serena?

ALEGRITO
Hay un miedo que da miedo.
Las calles están desiertas.
Sólo el viento viene y va;
pero la gente se encierra.
No encontré más que una niña
llorando sobre la puerta
de la antigua Alcaicería.

MARIANA
¿Crees van a dejar que muera
la que tiene menos culpa?

ALEGRITO
Yo no sé lo que ellos piensan.

MARIANA
¿Y de lo demás?

ALEGRITO
 (Turbado.) 
¡Señora!...

MARIANA
Sigue hablando.

ALEGRITO
No quisiera.
 
(MARIANA hace un gesto de impaciencia.)
 
El caballero don Pedro
de Sotomayor se aleja
de España, según me han dicho.
Dicen que marcha a Inglaterra.
Don Luis lo sabe de cierto.

MARIANA
 (Sonríe incrédula y dramática, porque en el fondo sabe que es verdad.) 
Quien te lo dijo desea
aumentar mi sufrimiento.
¡Alegrito, no lo creas!
¿Verdad que tú no lo crees?
 (Angustiada.) 

ALEGRITO
 (Turbado.) 
Señora, lo que usted quiera.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:43

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA III. CONT.

MARIANA
Don Pedro vendrá a caballo
como loco cuando sepa
que yo estoy encarcelada
por bordarle su bandera.
Y, si me matan, vendrá
para morir a mi vera,
que me lo dijo una noche
besándome la cabeza.
Él vendrá como un san Jorge
de diamantes y agua negra,
al aire la deslumbrante
flor de su capa bermeja.
Y porque es noble y modesto,
para que nadie lo vea
vendrá por la madrugada,
por la madrugada fresca,
cuando sobre el cielo oscuro
brilla el limonar apenas
y el alba finge en las olas
fragatas de sombra y seda.
¿Tú qué sabes? ¡Qué alegría!
No tengo miedo, ¿te enteras?

ALEGRITO
¡Señora!

MARIANA
¿Quién te lo ha dicho?

ALEGRITO
Don Luis.

MARIANA
¿Sabe la sentencia?

ALEGRITO
Dijo que no la creía.

MARIANA
 (Angustiada.)  
Pues es muy verdad.

ALEGRITO
Me apena
darle tan malas noticias.

MARIANA
¡Volverás!

ALEGRITO
Lo que usted quiera.

MARIANA
Volverás para decirles
que yo estoy muy satisfecha
porque sé que vendrán todos,
¡y son muchos!, cuando deban.
¡Dios te lo pague!

ALEGRITO
Hasta luego.
 (Sale.) 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:46

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA IV




MARIANA





















 (En voz baja.) 
Y me quedo sola mientras
que, bajo la acacia en flor
del jardín, mi muerte acecha.
 (En voz alta y dirigiéndose al huerto.) 
Pero mi vida está aquí.
Mi sangre se agita y tiembla,
como un árbol de coral
con la marejada tierna.
Y aunque tu caballo pone
cuatro lunas en las piedras
y fuego en la verde brisa
débil de la primavera,
¡corre más! ¡Ven a buscarme!
Mira que siento muy cerca
dedos de hueso y de musgo
acariciar mi cabeza.
 (Se dirige al jardín como si hablara con alguien.) 
No puedes entrar. ¡No puedes!
¡Ay Pedro! Por ti no entra;
pero sentada en la fuente
toca una blanca vihuela.
 
(Se sienta en un banco y apoya la cabeza sobre sus manos. En el jardín se oye una guitarra.)
 


VOZ


A la vera del agua,
sin que nadie la viera,
se murió mi esperanza.


MARIANA



 (Repitiendo exquisitamente la canción.) 
A la vera del agua,
sin que nadie la viera,
se murió mi esperanza.
 
(Por el foro aparecen dos monjas, seguidas de PEDROSA. MARIANA no los ve.)
 


MARIANA



Esta copla está diciendo
lo que saber no quisiera.
Corazón sin esperanza,
¡que se lo trague la tierra!


CARMEN
Aquí está, señor Pedrosa.


MARIANA

 (Asustada, levantándose y como saliendo de un sueño.) 
¿Quién es?


PEDROSA
¡Señora!
 
(MARIANA queda sorprendida y deja escapar una exclamación. Las monjas inician el mutis.)
 


MARIANA

  (A las monjas.) 
¿Nos dejan?


CARMEN
Tenemos que trabajar...
 
(Se van. Hay en estos momentos una gran inquietud en escena. PEDROSA, frío y correcto, mira intensamente a MARIANA, y ésta, melancólica, pero valiente, recoge sus miradas.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:51

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA V

PEDROSA viste de negro, con capa. Su aire frío debe hacerse notar.
 

MARIANA
Me lo dio el corazón: ¡Pedrosa!

PEDROSA
El mismo
que aguarda, como siempre, sus noticias.
Ya es hora. ¿No os parece?

MARIANA
Siempre es hora
de callar y vivir con alegría.
 
(Se sienta en un banco. En este momento, y durante todo el acto, MARIANA tendrá un delirio delicadísimo, que estallará al final.)
 

PEDROSA
¿Conoce la sentencia?

MARIANA
La conozco.

PEDROSA
¿Y bien?

MARIANA
 (Radiante.) 
Pero yo pienso que es mentira.
Tengo el cuello muy corto para ser
ajusticiada. Ya ve. No podrían.
Además, es hermoso y blanco; nadie
querrá tocarlo.

PEDROSA
 (Completando.) 
¡Mariana!

MARIANA
 (Fiera.) 
Se olvida
que para que yo muera tiene toda
Granada que morir. Y que saldrían
muy grandes caballeros a salvarme,
porque soy noble. Porque yo soy hija
de un capitán de navío, Caballero
de Calatrava. ¡Déjeme tranquila!

PEDROSA
No habrá nadie en Granada que se asome
cuando usted pase con su comitiva.
Los andaluces hablan; pero luego...

MARIANA
Me dejan sola; ¿y qué? Uno vendría
para morir conmigo, y esto basta.
¡Pero vendrá para salvar mi vida!
 
(Sonríe y respira fuertemente, llevándose las manos al pecho.)
 

PEDROSA
 (En un arranque.) 
Yo no quiero que mueras tú, ¡no quiero!
Ni morirás, porque darás noticias
de la conjuración. Estoy seguro.

MARIANA
 (Fiera.) 
No diré nada, como usted querría,
a pesar de tener un corazón
en el que ya no caben más heridas.
Fuerte y sorda seré a vuestros halagos.
Antes me daban miedo sus pupilas.
Ahora le estoy mirando cara a cara
 (Se acerca.) 
y puedo con sus ojos que vigilan
el sitio donde guardo este secreto
que por nada del mundo contaría.
¡Soy valiente, Pedrosa, soy valiente!

PEDROSA
Está muy bien.
 
(Pausa.)
 
Ya sabe, con mi firma
puedo borrar la lumbre de sus ojos.
Con una pluma y un poco de tinta
puedo hacerla dormir un largo sueño.

MARIANA
 (Elevada.) 
¡Ojalá fuese pronto por mi dicha!

PEDROSA
 (Frío.) 
Esta tarde vendrán.

MARIANA
 (Aterrada y dándose cuenta.) 
¿Cómo?

PEDROSA
Esta tarde;
ya se ha ordenado que entres en capilla.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 04:55

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA V. CONT.

MARIANA
 (Exaltada y protestando fieramente de su muerte.) 
¡No puede ser! ¡Cobardes! ¿Y quién manda
dentro de España tales villanías?
¿Qué crimen cometí? ¿Por qué me matan?
¿Dónde está la razón de la Justicia?
En la bandera de la Libertad
bordé el amor más grande de mi vida.
¿Y he de permanecer aquí encerrada?
¡Quién tuviera unas alas cristalinas
para salir volando en busca tuya!
 
(PEDROSA ha visto con satisfacción esta súbita desesperación de MARIANA y se dirige a ella. La luz empieza a tomar el tono del crepúsculo.)
 

PEDROSA
 (Muy cerca de MARIANA.) 
Hable pronto, que el Rey la indultaría.
Mariana, ¿quiénes son los conjurados?
Yo sé que usted de todos es amiga.
Cada segundo aumenta su peligro.
Antes que se haya disipado el día
ya vendrán por la calle a recogerla.
¿Quiénes son? Y sus nombres. ¡Vamos, pronto!
Que no se juega así con la Justicia,
y luego será tarde.

MARIANA
 (Fiera.) 
¡No hablaré!

PEDROSA
 (Fiero, cogiéndole las manos.)  
¿Quiénes son?

MARIANA
Ahora menos lo diría.
 (Con desprecio.) 
Suelta, Pedrosa; vete. ¡Madre Carmen!

PEDROSA
 (Terrible.) 
¡Quieres morir!
 
(Aparece, llena de miedo, la MADRE CARMEN, y dos monjas cruzan al fondo como dos fantasmas.)
 

CARMEN
¿Qué pasa, Marianita?

MARIANA
Nada.

CARMEN
Señor, no es justo...

PEDROSA
 (Frío, sereno y autoritario, dirige una severa mirada a la monja, e inicia el mutis.) 
Buenas tardes.
 (A MARIANA.) 
Tendré un placer muy grande si me avisa.

CARMEN
¡Es muy buena, señor!

PEDROSA
 (Altivo.) 
No os pregunté.
 
(Sale, seguido de SOR CARMEN.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:00

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA VI


MARIANA
 (En el banco, con dramática y tierna entonación andaluza.) 
Recuerdo aquella copla que decía
cruzando los olivos de Granada:
«¡Ay, qué fragatita,
real corsaria! ¿Dónde está
tu valentía?
Que un velero bergantín
te ha puesto la puntería».
 (Como soñando y nebulosamente.) 
Entre el mar y las estrellas,
¡con qué gusto pasearía
apoyada sobre una
larga baranda de brisa!
 (Con pasión y llena de angustia.) 
Pedro, coge tu caballo
o ven montado en el día.
¡Pero pronto! ¡Que ya vienen
para quitarme la vida!
Clava las duras espuelas.
 (Llorando.) 
«¡Ay, qué fragatita,
real corsaria! ¿Dónde está
tu valentía?
Que un famoso bergantín
te ha puesto la puntería».
 
(Vienen dos monjas)
 

MONJA 1.ª
Sé fuerte, que Dios te ayuda.

CARMEN
Marianita, hija, descansa.
 
(Se llevan a MARIANA.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:12

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA VII

Se sienta en el banco, en actitud amorosa, vuelta al sitio donde tienen que entrar. Aparece la MADRE CARMEN, y MARIANA, no pudiendo resistir, se vuelve. En el silencio de la escena, entra FERNANDO, pálido. MARIANA queda estupefacta.
 

MARIANA
 (Desesperada, como no queriéndolo creer.) 
¡No!

FERNANDO
 (Triste.) 
¡Mariana! ¿No quieres
que hable contigo? ¡Dime!

MARIANA
¡Pedro! ¿Dónde está Pedro?
¡Dejadlo entrar, por Dios!
¡Está abajo, en la puerta!
¡Tiene que estar! ¡Que suba!
Tú viniste con él,
¿verdad? Tú eres muy bueno.
Él vendrá muy cansado, pero entrará en seguida.

FERNANDO
Vengo solo, Mariana. ¿Qué sé yo de don Pedro?

MARIANA
¡Todos deben saber, pero ninguno sabe!
Entonces, ¿cuándo viene para salvar mi vida?
¿Cuándo viene a morir, si la muerte me acecha?
¿Vendrá? Dime, Fernando. ¡Aún es hora!

FERNANDO
 (Enérgico y desesperado, al ver la actitud de MARIANA.) 
Don Pedro
no vendrá, porque nunca te quiso, Marianita.
Ya estará en Inglaterra, con otros liberales.
Te abandonaron todos tus antiguos amigos.
Solamente mi joven corazón te acompaña.
¡Mariana! ¡Aprende y mira cómo te estoy queriendo!

MARIANA
 (Exaltada.) 
¿Por qué me lo dijiste? Yo bien que lo sabía;
pero nunca lo quise decir a mi esperanza.
Ahora ya no me importa. Mi esperanza lo ha oído
y se ha muerto mirando los ojos de mi Pedro.
Yo bordé la bandera por él. Yo he conspirado
para vivir y amar su pensamiento propio.
Más que a mis propios hijos y a mí misma le quise.
¿Amas la Libertad más que a tu Marianita?
¡Pues yo seré la misma Libertad que tú adoras!

FERNANDO
¡Sé que vas a morir! Dentro de unos instantes
vendrán por ti, Mariana. ¡Sálvate y di los nombres!
¡Por tus hijos! ¡Por mí, que te ofrezco la vida!

MARIANA
¡No quiero que mis hijos me desprecien! ¡Mis hijos
tendrán un nombre claro como la luna llena!
¡Mis hijos llevarán resplandor en el rostro,
que no podrán borrar los años ni los aires!
Si delato, por todas las calles de Granada
este nombre sería pronunciado con miedo.

FERNANDO
 (Dramático y desesperado.) 
¡No puede ser! ¡No quiero que esto pase! ¡No quiero!
¡Tú tienes que vivir! ¡Mariana, por mi amor!

MARIANA
 (Loca y delirante, en un estado agudo de pasión y angustia.) 
¿Y qué es amor, Fernando? ¡Yo no sé qué es amor!

FERNANDO
 (Cerca.) 
¡Pero nadie te quiso como yo, Marianita!

MARIANA
 (Reaccionando.) 
¡A ti debí quererte más que a nadie en el mundo,
si el corazón no fuera nuestro gran enemigo!
Corazón, ¿por qué mandas en mí si yo no quiero?

FERNANDO
 (Se arrodilla y ella le coge la cabeza sobre el pecho.) 
¡Ay, te abandonan todos! ¡Habla, quiéreme y vive!

MARIANA
 (Retirándolo.) 
¡Ya estoy muerta, Fernando! Tus palabras me llegan
a través del gran río del mundo que abandono.
Ya soy como la estrella sobre el agua profunda,
última débil brisa que se pierde en los álamos.
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:22

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA VII. CONT.

Por el fondo pasa una monja, con las manos cruzadas, que mira llena de zozobra al grupo.)
 

FERNANDO
¡No sé qué hacer! ¡Qué angustia! ¡Ya vendrán a buscarte!
¡Quién pudiera morir para que tú vivieras!

MARIANA
¡Morir! ¡Qué largo sueño sin ensueños ni sombra!
Pedro, quiero morir por lo que tú no mueres,
por el puro ideal que iluminó tus ojos:
¡¡Libertad!! Porque nunca se apague tu alta lumbre,
me ofrezco toda entera. ¡¡Arriba, corazón!!
¡Pedro, mira tu amor a lo que me ha llevado!
Me querrás, muerta, tanto, que no podrás vivir.
 
(Dos monjas entran, con las manos cruzadas, en la misma expresión de angustia, y no se atreven a acercarse.)
 
Y ahora ya no te quiero, porque soy una sombra.

CARMEN
 (Entrando, casi ahogada.) 
¡Mariana!
 (A FERNANDO.) 
¡Caballero! ¡Salga pronto!

FERNANDO
 (Angustiado.) 
¡Dejadme!

MARIANA
¡Vete! ¿Quién eres tú? ¡Ya no conozco a nadie!
¡Voy a dormir tranquila!
 
(Entra otra monja rápidamente, casi ahogada por el miedo y la emoción. Al fondo cruza otra con gran rapidez, con una mano sobre la frente.)
 

FERNANDO
 (Emocionadísimo.) 
¡Adiós, Mariana!

MARIANA
¡Vete!
Ya vienen a buscarme.
 
(Sale FERNANDO, llevado por dos monjas.)
 
Como un grano de arena
 
(Viene otra monja.)
 
siento al mundo en los dedos. ¡Muerte! ¿Pero qué es muerte?
 (A las monjas.) 
Y vosotras, ¿qué hacéis? ¡Qué lejanas os siento!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:23

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA VII. CONT.

CARMEN
 (Que llega llorando.)  
¡Mariana!

MARIANA
¿Por qué llora?

CARMEN
¡Están abajo, niña!

MONJA 1.ª
¡Ya suben la escalera!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:27

FEDERICO GARCÍA LORCA

MARIANA PINEDA.ESTAMPA III. ESCENA ÚLTIMA

Entran por el foro todas las monjas. Tienen la tristeza reflejada en los rostros. Las NOVICIAS 1.ª y 2.ª están en primer término. SOR CARMEN, digna y traspasada de pena, está cerca de MARIANA. Toda la escena irá adquiriendo hasta el final una gran luz extrañísima de crepúsculo granadino. Luz rosa y verde entra por los arcos, y los cipreses se matizan exquisitamente, hasta parecer piedras preciosas. Del techo desciende una suave luz naranja, que se va intensificando hasta el final.
 

MARIANA
¡Corazón, no me dejes! ¡Silencio! Con un ala,
¿dónde vas? Es preciso que tú también descanses.
Nos espera una larga locura de luceros
que hay detrás de la muerte. ¡Corazón, no desmayes!

CARMEN
¡Olvídate del mundo, preciosa Marianita!

MARIANA
¡Qué lejano lo siento!

CARMEN
¡Ya vienen a buscarte!

MARIANA
¡Pero qué bien entiendo lo que dice esta luz!
¡Amor, amor, amor y eternas soledades!
 
(Entra el JUEZ por la puerta de la izquierda.)
 

NOVICIA 1.ª
¡Es el juez!

NOVICIA 2.ª
¡Se la llevan!

JUEZ
Señora, a sus órdenes;
hay un coche en la puerta.

MARIANA
Mil gracias. Madre Carmen,
salvo a muchas criaturas que llorarán mi muerte.
No olviden a mis hijos.

CARMEN
¡Que la Virgen te ampare!

MARIANA
¡Os doy mi corazón! ¡Dadme un ramo de flores!
En mis últimas horas yo quiero engalanarme.
Quiero sentir la dura caricia de mi anillo
y prenderme en el pelo mi mantilla de encaje.
Amas la libertad por encima de todo,
pero yo soy la misma Libertad. Doy mi sangre,
que es tu sangre y la sangre de todas las criaturas.
¡No se podrá comprar el corazón de nadie!
 
(Una monja le ayuda a ponerse la mantilla. MARIANA se dirige al fondo, gritando.)
 
Ahora sé lo que dicen el ruiseñor y el árbol.
El hombre es un cautivo y no puede librarse.
¡Libertad de lo alto! Libertad verdadera,
enciende para mí tus estrellas distantes.
¡Adiós! ¡Secad el llanto!
 (Al JUEZ.) 
¡Vamos pronto!

CARMEN
¡Adiós, hija!

MARIANA
Contad mi triste historia a los niños que pasen.

CARMEN
Porque has amado mucho, Dios te abrirá su puerta.
¡Ay, triste Marianita! ¡Rosa de los rosales!

NOVICIA 1.ª
 (Arrodillándose.) 
Ya no verán tus ojos las naranjas de luz
que pondrá en los tejados de Granada la tarde.
 
(Fuera empieza un lejano campaneo.)
 

MONJA 1.ª
 (Arrodillándose.) 
Ni sentirás la dulce brisa de primavera
pasar de madrugada tocando tus cristales.

NOVICIA 2.ª
 (Arrodillándose y besando la orla del vestido de MARIANA.) 
¡Clavellina de mayo! ¡Luna de Andalucía!,
en las altas barandas tu novio está esperándote.

CARMEN
¡Mariana, Marianita, de bello y triste nombre,
que los niños lamenten tu dolor por la calle!

MARIANA
 (Saliendo.) 
¡Yo soy la Libertad porque el amor lo quiso!
¡Pedro! La Libertad, por la cual me dejaste.
¡Yo soy la Libertad, herida por los hombres!
¡Amor, amor, amor y eternas soledades!
 
(Un campaneo vivo y solemne invade la escena, y un coro de niños empieza, lejano, el romance. MARIANA se va, saliendo lentamente, apoyada en SOR CARMEN. Todas las demás monjas están arrodilladas. Una luz maravillosa y delirante invade la escena. Al fondo, los niños cantan.)
 

¡Oh, qué día triste en Granada,
que a las piedras hacía llorar,
al ver que Marianita se muere
en cadalso, por no declarar!
 
(No cesa el campaneo.)
 
 
(Telón lento.)
 





 
 
FIN DE MARIANA PINEDA
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 05:39

Bodas de sangre1[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Federico García Lorca


PERSONAJES
 

 
LA MADRE.
LA NOVIA.
LA SUEGRA.
LA MUJER DE LEONARDO.
LA CRIADA.
LA VECINA.
LEONARDO.
EL NOVIO.
EL PADRE DE LA NOVIA.
LA LUNA.
LA MUERTE,   como mendiga.
Muchachas.
Leñadores.
Mozos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:36

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO I.

Habitación pintada de amarillo.
 

NOVIO.-   (Entrando.)  Madre.

MADRE.-  ¿Qué?

NOVIO.-  Me voy.

MADRE.-  ¿Adónde?

NOVIO.-  A la viña.  (Va a salir.) 

MADRE.-  Espera.

NOVIO.-  ¿Quieres algo?

MADRE.-  Hijo, el almuerzo.

NOVIO.-  Déjalo. Comeré uvas. Dame la navaja.

MADRE.-  ¿Para qué?

NOVIO.-   (Riendo.) Para cortarlas.

MADRE.-   (Entre dientes y buscándola.) La navaja, la navaja... Malditas sean todas y el bribón que las inventó.

NOVIO.-  Vamos a otro asunto.

MADRE.-  Y las escopetas y las pistolas y el cuchillo más pequeño, y hasta las azadas y los bieldos de la era.

NOVIO.-  Bueno.

MADRE.-  Todo lo que puede cortar el cuerpo de un hombre. Un hombre hermoso, con su flor en la boca, que sale a las viñas o va a sus olivos propios, porque son de él, heredados...

NOVIO.-   (Bajando la cabeza.) Calle usted.

MADRE.-  ... y ese hombre no vuelve. O si vuelve es para ponerle una palma encima o un plato de sal gorda para que no se hinche. No sé cómo te atreves a llevar una navaja en tu cuerpo, ni cómo yo dejo a la serpiente dentro del arcón.

NOVIO.-  ¿Está bueno ya?

MADRE.-  Cien años que yo viviera, no hablaría de otra cosa. Primero tu padre, que me olía a clavel y lo disfruté tres años escasos. Luego, tu hermano. ¿Y es justo y puede ser que una cosa pequeña como una pistola o una navaja pueda acabar con un hombre, que es un toro? No callaría nunca. Pasan los meses y la desesperación me pica en los ojos y hasta en las puntas del pelo.

NOVIO.-   (Fuerte.) ¿Vamos a acabar?

MADRE.-  No. No vamos a acabar. ¿Me puede alguien traer a tu padre? ¿Y a tu hermano? Y luego, el presidio. ¿Qué es el presidio? ¡Allí comen, allí fuman, allí tocan los instrumentos! Mis muertos llenos de hierba, sin hablar, hechos polvo; dos hombres que eran dos geranios... Los matadores, en presidio, frescos, viendo los montes...

NOVIO.-  ¿Es que quiere usted que los mate?

MADRE.-  No... Si hablo, es porque... ¿Cómo no voy a hablar viéndote salir por esa puerta? Es que no me gusta que lleves navaja. Es que... que no quisiera que salieras al campo.

NOVIO.-   (Riendo.) ¡Vamos!

MADRE.-  Que me gustaría que fueras una mujer. No te irías al arroyo ahora y bordaríamos las dos cenefas y perritos de lana.

NOVIO.-   (Coge de un brazo a la MADRE y ríe.) Madre, ¿y si yo la llevara conmigo a las viñas?

MADRE.-  ¿Qué hace en las viñas una vieja? ¿Me ibas a meter debajo de los pámpanos?

NOVIO.-   (Levantándola en sus brazos.) Vieja, revieja, requetevieja.

MADRE.-  Tu padre sí que me llevaba. Eso es buena casta. Sangre. Tu abuelo dejó a un hijo en cada esquina. Eso me gusta. Los hombres, hombres; el trigo, trigo.

NOVIO.-  ¿Y yo, madre?

MADRE.-  ¿Tú, qué?

NOVIO.-  ¿Necesito decírselo otra vez?

MADRE.-   (Seria.) ¡Ah!

NOVIO.-  ¿Es que le parece mal?

MADRE.-  No.

NOVIO.-  ¿Entonces?...

MADRE.-  No lo sé yo misma. Así, de pronto, siempre me sorprende. Yo sé que la muchacha es buena. ¿Verdad que sí? Modosa. Trabajadora. Amasa su pan y cose sus faldas, y siento, sin embargo, cuando la nombro, como si me dieran una pedrada en la frente.

NOVIO.-  Tonterías.

MADRE.-  Más que tonterías. Es que me quedo sola. Ya no me quedas más que tú, y siento que te vayas.

NOVIO.-  Pero usted vendrá con nosotros.

MADRE.-  No. Yo no puedo dejar aquí solos a tu padre y a tu hermano. Tengo que ir todas las mañanas, y si me voy es fácil que muera uno de los Félix, uno de la familia de los matadores, y lo entierren al lado. ¡Y eso sí que no! ¡Ca! ¡Eso sí que no! Porque con las uñas los desentierro y yo sola los machaco contra la tapia.

NOVIO.-   (Fuerte.) Vuelta otra vez.

MADRE.-  Perdóname.  (Pausa.)  ¿Cuánto tiempo llevas en relaciones?

NOVIO.-  Tres años. Ya pude comprar la viña.

MADRE.-  Tres años. Ella tuvo un novio, ¿no?

NOVIO.-  No sé. Creo que no. Las muchachas tienen que mirar con quién se casan.

MADRE.-  Sí. Yo no miré a nadie. Miré a tu padre, y cuando lo mataron miré a la pared de enfrente. Una mujer con un hombre, y ya está.

NOVIO.-  Usted sabe que mi novia es buena.

MADRE.-  No lo dudo. De todos modos, siento no saber cómo fue su madre.

NOVIO.-  ¿Qué más da?

MADRE.-   (Mirándole.) Hijo.

NOVIO.-  ¿Qué quiere usted?

MADRE.-  ¡Que es verdad! ¡Que tienes razón! ¿Cuándo quieres que la pida?

NOVIO.-   (Alegre.) ¿Le parece bien el domingo?

MADRE.-   (Seria.) Le llevaré los pendientes de azófar, que son antiguos, y tú le compras...

NOVIO.-  Usted entiende más...

MADRE.-  Le compras unas medias caladas, y para ti dos trajes... ¡Tres! ¡No te tengo más que a ti!

NOVIO.-  Me voy. Mañana iré a verla.

MADRE.-  Sí, sí; y a ver si me alegras con seis nietos, o los que te dé la gana, ya que tu padre no tuvo lugar de hacérmelos a mí.

NOVIO.-  El primero para usted.

MADRE.-  Sí, pero que haya niñas. Que yo quiero bordar y hacer encaje y estar tranquila.

NOVIO.-  Estoy seguro que usted querrá a mi novia.

MADRE.-  La querré.  (Se dirige a besarlo y reacciona.)  Anda, ya estás muy grande para besos. Se los das a tu mujer.  (Pausa. Aparte.)  Cuando lo sea.

NOVIO.-  Me voy.

MADRE.-  Que caves bien la parte del molinillo, que la tienes descuidada.

NOVIO.-  ¡Lo dicho!

MADRE.-  Anda con Dios.  
(Vase el NOVIO. La MADRE queda sentada de espaldas a la puerta. Aparece en la puerta una VECINA vestida de color oscuro, con pañuelo a la cabeza.)
  Pasa.

VECINA.-  ¿Cómo estás?

MADRE.-  Ya ves.

VECINA.-  Yo bajé a la tienda y vine a verte. ¡Vivimos tan lejos!...

MADRE.-  Hace veinte años que no he subido a lo alto de la calle.

VECINA.-  Tú estás bien.

MADRE.-  ¿Lo crees?

VECINA.-  Las cosas pasan. Hace dos días trajeron al hijo de mi vecina con los dos brazos cortados por la máquina.  (Se sienta.) 

MADRE.-  ¿A Rafael?

VECINA.-  Sí. Y allí lo tienes. Muchas veces pienso que tu hijo y el mío están mejor donde están, dormidos, descansando, que no expuestos a quedarse inútiles.

MADRE.-  Calla. Todo eso son invenciones, pero no consuelos.

VECINA.-  ¡Ay!

MADRE.-  ¡Ay!
 
(Pausa.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:38

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO I. CONT.

VECINA.-   (Triste.) ¿Y tu hijo?

MADRE.-  Salió.

VECINA.-  ¡Al fin compró la viña!

MADRE.-  Tuvo suerte.

VECINA.-  Ahora se casará.

MADRE.-   (Como despertando y acercando su silla a la silla de la VECINA.) Oye.

VECINA.-   (En plan confidencial.) Dime.

MADRE.-  ¿Tú conoces a la novia de mi hijo?

VECINA.-  ¡Buena muchacha!

MADRE.-  Sí, pero...

VECINA.-  Pero quien la conozca a fondo no hay nadie. Vive sola con su padre allí, tan lejos, a diez leguas de la casa más cerca. Pero es buena. Acostumbrada a la soledad.

MADRE.-  ¿Y su madre?

VECINA.-  A su madre la conocí. Hermosa. Le relucía la cara como a un santo; pero a mí no me gustó nunca. No quería a su marido.

MADRE.-   (Fuerte.) Pero ¡cuántas cosas sabéis las gentes!

VECINA.-  Perdona. No quisiera ofender; pero es verdad. Ahora, si fue decente o no, nadie lo dijo. De esto no se ha hablado. Ella era orgullosa.

MADRE.-  ¡Siempre igual!

VECINA.-  Tú me preguntaste.

MADRE.-  Es que quisiera que ni a la viva ni a la muerta las conociera nadie. Que fueran como dos cardos, que ninguna persona los nombra y pinchan si llega el momento.

VECINA.-  Tienes razón. Tu hijo vale mucho.

MADRE.-  Vale. Por eso lo cuido. A mí me habían dicho que la muchacha tuvo novio hace tiempo.

VECINA.-  Tendría ella quince años. Él se casó ya hace dos años con una prima de ella, por cierto. Nadie se acuerda del noviazgo.

MADRE.-  ¿Cómo te acuerdas tú?

VECINA.-  ¡Me haces unas preguntas!...

MADRE.-  A cada uno le gusta enterarse de lo que le duele. ¿Quién fue el novio?

VECINA.-  Leonardo.

MADRE.-  ¿Qué Leonardo?

VECINA.-  Leonardo el de los Félix.

MADRE.-   (Levantándose.) ¡De los Félix!

VECINA.-  Mujer, ¿qué culpa tiene Leonardo de nada? Él tenía ocho años cuando las cuestiones.

MADRE.-  Es verdad... Pero oigo eso de Félix y es lo mismo  (Entre dientes.)  Félix que llenárseme de cieno la boca  (Escupe.) y tengo que escupir, tengo que escupir por no matar.

VECINA.-  Repórtate. ¿Qué sacas con eso?

MADRE.-  Nada. Pero tú lo comprendes.

VECINA.-  No te opongas a la felicidad de tu hijo. No le digas nada. Tú estás vieja. Yo, también. A ti y a mí nos toca callar.

MADRE.-  No le diré nada.

VECINA.-   (Besándola.) Nada.

MADRE.-   (Serena.) ¡Las cosas!...

VECINA.-  Me voy, que pronto llegará mi gente del campo.

MADRE.-  ¿Has visto qué día de calor?

VECINA.-  Iban negros los chiquillos que llevan el agua a los segadores. Adiós, mujer.

MADRE.-  Adiós.  (Se dirige a la puerta de la izquierda. En medio del camino se detiene y lentamente se santigua.) 
 
(Telón.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:43

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO II.

Habitación pintada de rosa con cobres y ramos de flores populares. En el centro, una mesa con mantel. Es la mañana.
 
 
SUEGRA de LEONARDO con un niño en brazos. Lo mece. La MUJER, en la otra esquina, hace punto de media.
 

SUEGRA
Nana, niño, nana
del caballo grande
que no quiso el agua.
El agua era negra
dentro de las ramas.
Cuando llega al puente
se detiene y canta.
¿Quién dirá, mi niño,
lo que tiene el agua
con su larga cola
por su verde sala?


MUJER
 (Bajo.) 
Duérmete, clavel,
que el caballo no quiere beber.


SUEGRA
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.
Las patas heridas,
las crines heladas,
dentro de los ojos
un puñal de plata.
Bajaban al río.
¡Ay, cómo bajaban!
La sangre corría
más fuerte que el agua.


MUJER
Duérmete, clavel,
que el caballo no quiere beber.


SUEGRA
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.


MUJER
No quiso tocar
la orilla mojada,
su belfo caliente
con moscas de plata.
A los montes duros
sólo relinchaba
con el río muerto
sobre la garganta.
¡Ay caballo grande
que no quiso el agua!
¡Ay dolor de nieve,
caballo del alba!


SUEGRA
¡No vengas! Detente,
cierra la ventana
con rama de sueños
y sueño de ramas.


MUJER
Mi niño se duerme.


SUEGRA
Mi niño se calla.


MUJER
Caballo, mi niño
tiene una almohada.


SUEGRA
Su cuna de acero.


MUJER
Su colcha de holanda.


SUEGRA
Nana, niño, nana.


MUJER
¡Ay caballo grande
que no quiso el agua!


SUEGRA
¡No vengas, no entres!
Vete a la montaña.
Por los valles grises
donde está la jaca.


MUJER
 (Mirando.) 
Mi niño se duerme.


SUEGRA
Mi niño descansa.


MUJER
 (Bajito.) 
Duérmete, clavel,
que el caballo no quiere beber.


SUEGRA
 (Levantándose, y muy bajito.) 
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:47

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO II. CONT.

(Entran al niño. Entra LEONARDO.)
 

LEONARDO.-  ¿Y el niño?

MUJER.-  Se durmió.

LEONARDO.-  Ayer no estuvo bien. Lloró por la noche.

MUJER.-   (Alegre.) Hoy está como una dalia. ¿Y tú? ¿Fuiste a casa del herrador?

LEONARDO.-  De allí vengo. ¿Querrás creer? Llevo más de dos meses poniendo herraduras nuevas al caballo y siempre se le caen. Por lo visto se las arranca con las piedras.

MUJER.-  ¿Y no será que lo usas mucho?

LEONARDO.-  No. Casi no lo utilizo.

MUJER.-  Ayer me dijeron las vecinas que te habían visto al límite de los llanos.

LEONARDO.-  ¿Quién lo dijo?

MUJER.-  Las mujeres que cogen las alcaparras. Por cierto que me sorprendió. ¿Eras tú?

LEONARDO.-  No. ¿Qué iba a hacer yo allí, en aquel secano?

MUJER.-  Eso dije. Pero el caballo estaba reventando de sudor.

LEONARDO.-  ¿Lo viste tú?

MUJER.-  No. Mi madre.

LEONARDO.-  ¿Está con el niño?

MUJER.-  Sí. ¿Quieres un refresco de limón?

LEONARDO.-  Con el agua bien fría.

MUJER.-  ¡Cómo no viniste a comer!...

LEONARDO.-  Estuve con los medidores del trigo. Siempre entretienen.

MUJER.-   (Haciendo el refresco y muy tierna.) ¿Y lo pagan a buen precio?

LEONARDO.-  El justo.

MUJER.-  Me hace falta un vestido y al niño una gorra con lazos.

LEONARDO.-   (Levantándose.) Voy a verlo.

MUJER.-  Ten cuidado, que está dormido.

SUEGRA.-   (Saliendo.) Pero ¿quién da esas carreras al caballo? Está abajo, tendido, con los ojos desorbitados, como si llegara del fin del mundo.

LEONARDO.-   (Agrio.) Yo.

SUEGRA.-  Perdona; tuyo es.

MUJER.-   (Tímida.) Estuvo con los medidores del trigo.

SUEGRA.-  Por mí, que reviente.  (Se sienta.) 
 
(Pausa.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:49

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO II. CONT.

MUJER.-  El refresco. ¿Está frío?

LEONARDO.-  Sí.

MUJER.-  ¿Sabes que piden a mi prima?

LEONARDO.-  ¿Cuándo?

MUJER.-  Mañana. La boda será dentro de un mes. Espero que vendrán a invitarnos.

LEONARDO.-   (Serio.) No sé.

SUEGRA.-  La madre de él creo que no estaba muy satisfecha con el casamiento.

LEONARDO.-  Y quizá tenga razón. Ella es de cuidado.

MUJER.-  No me gusta que penséis mal de una buena muchacha.

SUEGRA.-  Pero cuando dice eso es porque la conoce. ¿No ves que fue tres años novia suya?  (Con intención.) 

LEONARDO.-  Pero la dejé.  (A su MUJER.) ¿Vas a llorar ahora? ¡Quita!  (La aparta bruscamente las manos de la cara.)  Vamos a ver al niño.
 
(Entran abrazados.)
 
 
(Aparece la MUCHACHA, alegre. Entra corriendo.)
 

MUCHACHA.-  Señora.

SUEGRA.-  ¿Qué pasa?

MUCHACHA.-  Llegó el novio a la tienda y ha comprado todo lo mejor que había.

SUEGRA.-  ¿Vino solo?

MUCHACHA.-  No, con su madre. Seria, alta.  (La imita.) Pero ¡qué lujo!

SUEGRA.-  Ellos tienen dinero.

MUCHACHA.-  ¡Y compraron unas medias caladas!... ¡Ay, qué medias! ¡El sueño de las mujeres en medias! Mire usted: una golondrina aquí,  (Señala al tobillo.)  un barco aquí  (Señala la pantorrilla.)  y aquí una rosa. (Señala el muslo.) 

SUEGRA.-  ¡Niña!

MUCHACHA.-  ¡Una rosa con las semillas y el tallo! ¡Ay! ¡Todo en seda!

SUEGRA.-  Se van a juntar dos buenos capitales.
 
(Aparecen LEONARDO y su MUJER.)
 

MUCHACHA.-  Vengo a deciros lo que están comprando.

LEONARDO.-   (Fuerte.) No nos importa.

MUJER.-  Déjala.

SUEGRA.-  Leonardo, no es para tanto.

MUCHACHA.-  Usted dispense.  (Se va llorando.) 

SUEGRA.-  ¿Qué necesidad tienes de ponerte a mal con las gentes?

LEONARDO.-  No le he preguntado su opinión.  (Se sienta.) 

SUEGRA.-  Está bien.
 
(Pausa.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:51

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO II. CONT.

MUJER.-    (A LEONARDO.) ¿Qué te pasa? ¿Qué idea te bulle por dentro de la cabeza? No me dejes así, sin saber nada...

LEONARDO.-  Quita.

MUJER.-  No. Quiero que me mires y me lo digas.

LEONARDO.-  Déjame. (Se levanta.) 

MUJER.-  ¿Adónde vas, hijo?

LEONARDO.-   (Agrio.) ¿Te puedes callar?

SUEGRA.-   (Enérgica, a su hija.) ¡Cállate!  
(Sale LEONARDO.)
  ¡El niño! (Entra y vuelve a salir con él en brazos.) 
 
(La MUJER ha permanecido de pie, inmóvil.)
 


Las patas heridas,
las crines heladas,
dentro de los ojos
un puñal de plata.
Bajaban al río.
La sangre corría
más fuerte que el agua.


MUJER
 (Volviéndose lentamente y como soñando.) 
Duérmete, clavel,
que el caballo se pone a beber.


SUEGRA
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.


MUJER
Nana, niño, nana.


SUEGRA
¡Ay, caballo grande,
que no quiso el agua!


MUJER
 (Dramática.) 
¡No vengas, no entres!
¡Vete a la montaña!
¡Ay dolor de nieve,
caballo del alba!


SUEGRA
 (Llorando.) 
Mi niño, se duerme...


MUJER
 (Llorando y acercándose lentamente.)  
Mi niño descansa...


SUEGRA
Duérmete, clavel,
que el caballo no quiere beber.


MUJER
 (Llorando y apoyándose sobre la mesa.) 
Duérmete, rosal,
que el caballo se pone a llorar.

 
(Telón.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 23:58

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO III.

Interior de la cueva donde vive la NOVIA. Al fondo, una cruz de grandes flores rosa. Las puertas, redondas con cortinas de encaje y lazos rosa. Por las paredes, de material blanco y duro, abanicos redondos, jarros azules y pequeños espejos.
 

CRIADA.-  Pasen...  
(Muy afable, llena de hipocresía humilde. Entran el NOVIO y su MADRE. La MADRE viste de raso negro y lleva mantilla de encaje. El NOVIO, de pana negra con gran cadena de oro.)
  ¿Se quieren sentar? Ahora vienen.  (Sale.) 
 
(Quedan MADRE e HIJO sentados, inmóviles como estatuas. Pausa larga.)
 

MADRE.-  ¿Traes el reloj?

NOVIO.-  Sí.  (Lo saca y lo mira.) 

MADRE.-  Tenemos que volver a tiempo. ¡Qué lejos vive esta gente!

NOVIO.-  Pero estas tierras son buenas.

MADRE.-  Buenas; pero demasiado solas. Cuatro horas de camino y ni una casa ni un árbol.

NOVIO.-  Éstos son los secanos.

MADRE.-  Tu padre los hubiera cubierto de árboles.

NOVIO.-  ¿Sin agua?

MADRE.-  Ya la hubiera buscado. Los tres años que estuvo casado conmigo, plantó diez cerezos.  (Haciendo memoria.) Los tres nogales del molino, toda una viña y una planta que se llama Júpiter, que da flores encarnadas, y se secó.
 
(Pausa.)
 

NOVIO.-   (Por la NOVIA.) Debe estar vistiéndose.
 
(Entra el PADRE de la NOVIA. Es anciano, con el cabello blanco reluciente. Lleva la cabeza inclinada. La MADRE y el NOVIO se levantan y se dan las manos en silencio.)
 

PADRE.-  ¿Mucho tiempo de viaje?

MADRE.-  Cuatro horas.
 
(Se sientan.)
 

PADRE.-  Habéis venido por el camino más largo.

MADRE.-  Yo estoy ya vieja para andar por las terreras del río.

NOVIO.-  Se marea.
 
(Pausa.)
 

PADRE.-  Buena cosecha de esparto.

NOVIO.-  Buena de verdad.

PADRE.-  En mi tiempo, ni esparto daba esta tierra. Ha sido necesario castigarla y hasta llorarla, para que nos dé algo provechoso.

MADRE.-  Pero ahora da. No te quejes. Yo no vengo a pedirte nada.

PADRE.-   (Sonriendo.) Tú eres más rica que yo. Las viñas valen un capital. Cada pámpano una moneda de plata. Lo que siento es que las tierras... ¿entiendes?... estén separadas. A mí me gusta todo junto. Una espina tengo en el corazón, y es la huertecilla esa metida entre mis tierras, que no me quieren vender por todo el oro del mundo.

NOVIO.-  Eso pasa siempre.

PADRE.-  Si pudiéramos con veinte pares de bueyes traer tus viñas aquí y ponerlas en la ladera. ¡Qué alegría!...

MADRE.-  ¿Para qué?

PADRE.-  Lo mío es de ella y lo tuyo de él. Por eso. Para verlo todo junto, ¡que junto es una hermosura!

NOVIO.-  Y sería menos trabajo.

MADRE.-  Cuando yo me muera, vendéis aquello y compráis aquí al lado.

PADRE.-  Vender, ¡vender! ¡Bah!; comprar, hija, comprarlo todo. Si yo hubiera tenido hijos hubiera comprado todo este monte hasta la parte del arroyo. Porque no es buena tierra; pero con brazos se la hace buena, y como no pasa gente no te roban los frutos y puedes dormir tranquilo.
 
(Pausa.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 10 Mayo 2020, 00:01

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO III. CONT.

MADRE.-  Tú sabes a lo que vengo.

PADRE.-  Sí.

MADRE.-  ¿Y qué?

PADRE.-  Me parece bien. Ellos lo han hablado.

MADRE.-  Mi hijo tiene y puede.

PADRE.-  Mi hija también.

MADRE.-  Mi hijo es hermoso. No ha conocido mujer. La honra más limpia que una sábana puesta al sol.

PADRE.-  Qué te digo de la mía. Hace las migas a las tres, cuando el lucero. No habla nunca; suave como la lana, borda toda clase de bordados y puede cortar una maroma con los dientes.

MADRE.-  Dios bendiga su casa.

PADRE.-  Que Dios la bendiga.
 
(Aparece la CRIADA con dos bandejas. Una con copas y la otra con dulces.)
 

MADRE.-    (Al HIJO.) ¿Cuándo queréis la boda?

NOVIO.-  El jueves próximo.

PADRE.-  Día en que ella cumple veintidós años justos.

MADRE.-  ¡Veintidós años! Esa edad tendría mi hijo mayor si viviera. Que viviría caliente y macho como era, si los hombres no hubieran inventado las navajas.

PADRE.-  En eso no hay que pensar.

MADRE.-  Cada minuto. Métete la mano en el pecho.

PADRE.-  Entonces el jueves. ¿No es así?

NOVIO.-  Así es.

PADRE.-  Los novios y nosotros iremos en coche hasta la iglesia, que está muy lejos, y el acompañamiento en los carros y en las caballerías que traigan.

MADRE.-  Conformes.
 
(Pasa la CRIADA.)
 

PADRE.-  Dile que ya puede entrar.   (A la MADRE.)  Celebraré mucho que te guste.
 
(Aparece la NOVIA. Trae las manos caídas en actitud modesta y la cabeza baja.)
 

MADRE.-  Acércate. ¿Estás contenta?

NOVIA.-  Sí, señora.

PADRE.-  No debes estar seria. Al fin y al cabo ella va a ser tu madre.

NOVIA.-  Estoy contenta. Cuando he dado el sí es porque quiero darlo.

MADRE.-  Naturalmente.  (Le coge la barbilla.) Mírame.

PADRE.-  Se parece en todo a mi mujer.

MADRE.-  ¿Sí? ¡Qué hermoso mirar! ¿Tú sabes lo que es casarse, criatura?

NOVIA.-   (Seria.) Lo sé.

MADRE.-  Un hombre, unos hijos y una pared de dos varas de ancho para todo lo demás.

NOVIO.-  ¿Es que hace falta otra cosa?

MADRE.-  No. Que vivan todos, ¡eso! ¡Que vivan!

NOVIA.-  Yo sabré cumplir.

MADRE.-  Aquí tienes unos regalos.

NOVIA.-  Gracias.

PADRE.-  ¿No tomamos algo?

MADRE.-  Yo no quiero.  (Al NOVIO.)  ¿Y tú?

NOVIO.-  Tomaré.
 
(Toma un dulce. La NOVIA toma otro.)
 

PADRE.-   (Al NOVIO.) ¿Vino?

MADRE.-  No lo prueba.

PADRE.-  ¡Mejor!
 
(Pausa. Todos están de pie.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 10 Mayo 2020, 00:03

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO I. CUADRO III. CONT.

NOVIO.-    (A la NOVIA.)  Mañana vendré.

NOVIA.-  ¿A qué hora?

NOVIO.-  A las cinco.

NOVIA.-  Yo te espero.

NOVIO.-  Cuando me voy de tu lado siento un despego grande y así como un nudo en la garganta.

NOVIA.-  Cuando seas mi marido ya no lo tendrás.

NOVIO.-  Eso digo yo.

MADRE.-  Vamos. El sol no espera.  (Al PADRE.)  ¿Conformes en todo?

PADRE.-  Conformes.

MADRE.-   (A la CRIADA.) Adiós, mujer.

CRIADA.-  Vayan ustedes con Dios.
 
(La MADRE besa a la NOVIA y van saliendo en silencio.)
 

MADRE.-   (En la puerta.) Adiós, hija.
 
(La NOVIA contesta con la mano.)
 

PADRE.-  Yo salgo con vosotros.
 
(Salen.)
 

CRIADA.-  Que reviento por ver los regalos.

NOVIA.-   (Agria.) Quita.

CRIADA.-  Ay, niña, enséñamelos.

NOVIA.-  No quiero.

CRIADA.-  Siquiera las medias. Dicen que son todas caladas. ¡Mujer!

NOVIA.-  ¡Ea, que no!

CRIADA.-  Por Dios. Está bien. Parece como si no tuvieras ganas de casarte.

NOVIA.-   (Mordiéndose la mano con rabia.) ¡Ay!

CRIADA.-  Niña, hija, ¿qué te pasa? ¿Sientes dejar tu vida de reina? No pienses en cosas agrias. ¿Tienes motivo? Ninguno. Vamos a ver los regalos.  (Coge la caja.) 

NOVIA.-   (Cogiéndola de las muñecas.) Suelta.

CRIADA.-  ¡Ay, mujer!

NOVIA.-  Suelta he dicho.

CRIADA.-  Tienes más fuerza que un hombre.

NOVIA.-  ¿No he hecho yo trabajos de hombre? ¡Ojalá fuera!

CRIADA.-  ¡No hables así!

NOVIA.-  Calla he dicho. Hablemos de otro asunto.
 
(La luz va desapareciendo de la escena. Pausa larga.)
 

CRIADA.-  ¿Sentiste anoche un caballo?

NOVIA.-  ¿A qué hora?

CRIADA.-  A las tres.

NOVIA.-  Sería un caballo suelto de la manada.

CRIADA.-  No. Llevaba jinete.

NOVIA.-  ¿Por qué lo sabes?

CRIADA.-  Porque lo vi. Estuvo parado en tu ventana. Me chocó mucho.

NOVIA.-  ¿No sería mi novio? Algunas veces ha pasado a esas horas.

CRIADA.-  No.

NOVIA.-  ¿Tú le viste?

CRIADA.-  Sí.

NOVIA.-  ¿Quién era?

CRIADA.-  Era Leonardo.

NOVIA.-   (Fuerte.) ¡Mentira! ¡Mentira! ¿A qué viene aquí?

CRIADA.-  Vino.

NOVIA.-  ¡Cállate! ¡Maldita sea tu lengua!
 
(Se siente el ruido de un caballo.)
 

CRIADA.-   (En la ventana.) Mira, asómate. ¿Era?

NOVIA.-  ¡Era!
 
(Telón rápido.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 10 Mayo 2020, 06:50

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO II. CUADRO I.

Zaguán de casa de la NOVIA. Portón al fondo. Es de noche. La NOVIA sale con enaguas blancas encañonadas, llenas de encajes y puntas bordadas y un corpiño blanco, con los brazos al aire. La CRIADA, lo mismo.
 

CRIADA.-  Aquí te acabaré de peinar.

NOVIA.-  No se puede estar ahí dentro, del calor.

CRIADA.-  En estas tierras no refresca ni al amanecer.
 
(Se sienta la NOVIA en una silla baja y se mira en un espejito de mano. La CRIADA la peina.)
 

NOVIA.-  Mi madre era de un sitio donde había muchos árboles. De tierra rica.

CRIADA.-  ¡Así era ella de alegre!

NOVIA.-  Pero se consumió aquí.

CRIADA.-  El sino.

NOVIA.-  Como nos consumimos todas. Echan fuego las paredes. ¡Ay!, no tires demasiado.

CRIADA.-  Es para arreglarte mejor esta onda. Quiero que te caiga sobre la frente.  
(La NOVIA se mira en el espejo.)
  ¡Qué hermosa estás! ¡Ay!  (La besa apasionadamente.) 

NOVIA.-   (Seria.) Sigue peinándome.

CRIADA.-   (Peinándola.) ¡Dichosa tú que vas a abrazar a un hombre, que lo vas a besar, que vas a sentir su peso!

NOVIA.-  Calla.

CRIADA.-  Y lo mejor es cuando te despiertes y lo sientas al lado y que él te roza los hombros con su aliento, como con una plumilla de ruiseñor.

NOVIA.-   (Fuerte.) ¿Te quieres callar?

CRIADA.-  ¡Pero, niña! Una boda, ¿qué es? Una boda es esto y nada más. ¿Son los dulces? ¿Son los ramos de flores? No. Es una cama relumbrante y un hombre y una mujer.

NOVIA.-  No se debe decir.

CRIADA.-  Eso es otra cosa. ¡Pero es bien alegre!

NOVIA.-  O bien amargo.

CRIADA.-  El azahar te lo voy a poner desde aquí hasta aquí, de modo que la corona luzca sobre el peinado. (Le prueba un ramo de azahar.) 

NOVIA.-   (Se mira en el espejo.) Trae.  (Coge el azahar y lo mira y deja caer la cabeza abatida.) 

CRIADA.-  ¿Qué es esto?

NOVIA.-  Déjame.

CRIADA.-  No son horas de ponerse triste.  (Animosa.)  Trae el azahar.
 
(La NOVIA tira el azahar.)
 
¡Niña! ¿Qué castigo pides tirando al suelo la corona? ¡Levanta esa frente! ¿Es que no te quieres casar? Dilo. Todavía te puedes arrepentir.
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 56750
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 10 Mayo 2020, 06:52

FEDERICO GARCÍA  LORCA
BODAS DE SANGRE. ACTO II. CUADRO I. CONT.

(Se levanta.)
 

NOVIA.-  Son nublos. Un mal aire en el centro, ¿quién no lo tiene?

CRIADA.-  Tú quieres a tu novio.

NOVIA.-  Lo quiero.

CRIADA.-  Sí, sí, estoy segura.

NOVIA.-  Pero éste es un paso muy grande.

CRIADA.-  Hay que darlo.

NOVIA.-  Ya me he comprometido.

CRIADA.-  Te voy a poner la corona.

NOVIA.-   (Se sienta.) Date prisa, que ya deben ir llegando.

CRIADA.-  Ya llevarán lo menos dos horas de camino.

NOVIA.-  ¿Cuánto hay de aquí a la iglesia?

CRIADA.-  Cinco leguas por el arroyo, que por el camino hay el doble.
 
(La NOVIA se levanta y la CRIADA se entusiasma al verla.)
 


Despierte la novia
la mañana de la boda.
¡Que los ríos del mundo
lleven tu corona!


NOVIA.-   (Sonriente.) Vamos.

CRIADA
 (La besa entusiasmada y baila alrededor.) 
Que despierte
con el ramo verde
del laurel florido.
¡Que despierte
por el tronco y la rama
de los laureles!

 
(Se oyen unos aldabonazos.)
 


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

"DUE LACRIME LUBRIFICANO IL DORSO DELLA MANO". ERRI DE LUCA.

Contenido patrocinado

FEDERICO GARCÍA LORCA - Página 6 Empty Re: FEDERICO GARCÍA LORCA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 30 Nov 2020, 07:30