Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 984783 mensajes en 45510 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 44 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 38 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Lluvia Abril, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Enero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty

4 participantes

POESÍA SOCIAL XVIII

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 28 Nov 2022, 01:30

CUBA 

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)


26. UNA PARTE CONSCIENTE DEL CREPÚSCULO


IX 


No me asusta morir... sólo lamento
no tener ojos para ver las cosas
que se transformarán : zarzas en rosas, 
lobos en hombres, polvo en monumento.


No me asusta morir... sólo lamento
ser sordo como el frío de las losas
cuando vengan las músicas gloriosas,
cuando una larga risa sea el viento.


Sólo lamento no tener mi tacto
cuando sea concreto el mundo abstracto
que en crisoles de sueño se moldea.

No me asusta morir... sólo lamento
quedarme quieto cuando todo sea
la perfecta expresión del movimiento.


CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 28 Nov 2022, 01:35

CUBA 

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)


26. UNA PARTE CONSCIENTE DEL CREPÚSCULO


X.


Vendrá mi muerte ciega para el llanto,

me llevará, y el mundo en que he vivido
se olvidará de mí, pero no tanto
como yo mismo, que seré el olvido.


Olvidaré a mis muertos y mi canto.
Olvidaré tu amor siempre encendido.
Olvidaré a mis hijos, y el encanto
de nuestra casa con calor de nido.


Olvidaré al amigo que más quiero.
Olvidaré a los héroes que venero.
Olvidaré las palmas que despiden


al sol. Olvidaré toda la historia.
No me duele morir y que me olviden
sino morir y no tener memoria.

FIN DE UNA PARTE CONSCIENTE DEL CREPÚSCULO.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:06

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

27. MARTÍ  (Décimas)

Martí —antecesor de Mella,
Martí de pluma y machete,
Improvisado jinete
Sobre crinada centella—.
Por convertir en estrella
Las cenizas de Bayamo,
Le injertó patas de gamo
Al vientre del caracol
Y cayó de cara al sol
Sin patria pero sin amo


Amo la primera libreta
Donde en versos de ilusión
Amarré en un corazón
Mis extremos de poeta.
¡Ay! Pero el tiempo es saeta
voladora que no para,
y los versos que soñara
al pie de azules castillos
se están poniendo amarillos
de tiempo, como mi cara.

Amo la mano que funda
y la mano que destruye
amo la sombra que huye
y la luz que la circunda.
Amo la tierra fecunda
Que el campesino trabaja,
Porque la tierra que cuaja
Nuestro sudor en fortuna,
Nos da el cetro de la cuna
Y el pino de la mortaja.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:18

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

28. DESALOJO ÍNTIMO (Décima)

Compay, ¡qué triste está el río!
¡Cómo solloza la palma!
Para siempre murió el alma
del guateque en el bohío!
Aquella que en el bajío
endulzó mi amarga suerte,
un día se quedó inerte,
¡y yo no sé en qué carreta
se me fue por la secreta
guardarraya de la muerte!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:26

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

EL INDIO NABORI: POESÍA Y LUZ ( CUBA, SÍ)

Cuba celebró este viernes el centenario del natalicio del escritor Jesús Orta Ruiz, quien ha pasado a la historia de la literatura y la cultura del país como uno de los más notables cultivadores de la décima, esa expresión poética de cubanía que nos distingue.

Jesús Orta Ruiz nació en el año 1922, en Los Zapotes, un barrio de San Miguel del Padrón en La Habana; su familia, de origen campesino y procedente de Islas Canarias, le enseñó las tradiciones y el folklor español tan común en los campos de Cuba, fundamentalmente las décimas, con el cultivo de las cuales se inició la carrera poética del después conocido en Cuba y en el mundo como Indio Naborí.

Para el año 1939 ingresó al Partido Unión Revolucionaria; este hecho lo ayudó a radicalizar su pensamiento, pues en la organización compartió sus ideas con Juan Marinello, Mirta Aguirre, Nicolás Guillén, Manuel Navarro Luna, Raúl Ferrer y otros influyentes intelectuales cubanos.

Escribió poemas revolucionarios clandestinos que circularon en todo el país, como A sus órdenes Comandante Ramos, que se dijo en Radio Rumbos de Caracas, y se divulgó en Cayo Hueso, Estados Unidos, con el seudónimo de Jesús Ribona.

Marcha Triunfal del Ejército Rebelde, es la primera pieza literaria que dedica en 1959 a la Revolución victoriosa, a la que le siguieron otras muchas, pues Naborí fue un genuino cantor de las luchas y victorias de su pueblo.

En 1960 aparecieron sus libros De Hatuey a Fidel y Cuatro cuerdas, y recibió el Premio al Mejor Poema por Victoria de la Revolución; al año siguiente escribió artículos, crónicas, poemas y programas radiales y televisivos, a la vez que organizó y animó actividades culturales en apoyo a la Campaña Nacional de Alfabetización, y editó Cartilla y Farol, composiciones de dicho proceso.

Fue un fiel embajador de la cultura cubana y de la Revolución, en numerosos países de Europa, Asia, África y América, por su participación en eventos y su intervención como conferencista, u ofreciendo recitales y charlas sobre la Revolución Cubana y sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, italiano, ruso, checo, chino y yugoslavo.

Entre sus obras más celebradas se encuentran su decimario Entre, y perdone usted, 1973; Viajera peninsular, 1990; el poemario Entre el reloj y los espejos, 1989; Con tus ojos míos, 1995; la compilación selectiva de su poesía íntima Desde un mirador profundo, 1997, y Eros en tres tiempos, 2000.

Por otra parte, sus textos en prosa que se dividen en prólogos, ensayos, estudios de tradiciones, folklore y literatura, trabajados también con bello lenguaje y precisión han recibido el reconocimiento de los especialistas.

Le fueron otorgados la Distinción por la Cultura Nacional, 1981; Medalla Alejo Carpentier, 1982; Machete de Máximo Gómez, 1986; Orden Félix Varela, 1991; Título Honorífico “Héroe del Trabajo de la República de Cuba, 1998, otorgado por el Consejo de Estado, y Premio Nacional de Cultura Comunitaria, 1999, entre otras.

La crítica reconoce como hazaña artística literaria de Naborí, el haber elevado ese género popular a la más alta categoría estética, al aportarle a la décima un lenguaje culto y expresivo, con las ganancias tropológicas y otras conquistas de la poesía moderna. Desde sus raíces de tan profunda cubanía, el poeta ha dejado fluir su verso por todos los registros posibles de formas estróficas sin olvidar las clásicas, en las cuales también es maestro.

Su poesía expresa con gracia inconfundible y perdurable resonancia, los más puros acentos de la sensibilidad humana y las más sagradas aspiraciones alentadas históricamente por el espíritu nacional de su pueblo

Más allá de todo lo que se pueda decir de su obra literaria, es de obligada justica recordar al buen ser humano que era el Indio Naborí, y esa ternura que inspiraba y entregaba.

Jesús Orta Ruiz, falleció, en La Habana el 29 de diciembre de 2005, a la edad de 83 años, dejándole al mundo una obra hermosa, un canto a hitos importantes de la historia de la Patria, la que también escribió con su vida

POR:
LEANDRIS NOA/ ESPECIAL PARA CUBASÍ
1 OCTUBRE 2022


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:32

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

29. MADRIGAL DE LA NEBLINA

No hay iris. Se difumina
el color de las violetas
y convivo con siluetas
en un mundo de neblina.
Una mujer me encamina
y de guijarros y abrojos
va librando mis pies flojos...

¡Ay, quién me diría que
los ojos que ayer canté
hoy fueran mis propios ojos!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:36

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

30. EL PERRO DEL CAZADOR (Décimas)

El perro del cazador
Mueve la cola, olfatea,
Sale al instante y rastrea
A la voz de su señor.
Suena un tiro aterrador,
Un ave que se desploma,
Va, entre sus dientes la toma,
Y luego vuelve a su dueño
Con el sangrante y pequeño
Cadáver de una paloma.

Cornito te visité
Y en tus líquidos espejos
Con los gigantes más viejos
De la flora conversé.
A un jagüey le pregunté:
¿dónde está el poeta ausente?
Y me dijo: está presente
Debajo de aquella guara
Donde fresca limpia y clara
Se desliza la corriente.


Un bohío desgreñado
Por las cornadas del viento,
Cobijó mi nacimiento
Nueve lunas esperado.
Me dio mi primer calzado
Una palmera jimagua,
Y yo no sé con qué agua
Las mejillas me mojó
El río que se llevó
Mis zapaticos de yagua.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 01:42

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

ARTÍCULO DE "EN CUBA PERIODISTA"


El Indio Naborí: ¿la crónica o el poema?
septiembre 29, 2022 Enrique Milanés León

El pisotón a la espiga no había comenzado ahí. Lejos de la ciénaga, Dwight Eisenhower le había pasado a John F. Kennedy, en enero de 1961, la bomba sin espoleta de una invasión a Cuba. La máquina de herir pueblos estaba activada, así que no era cosa de pararla. Poco después, Luis Somoza, un amigo cercano de Washington, despidió a los mercenarios en muelle nicaragüense.

—¡Tráiganme un par de pelos de la barba de Castro!— cuentan que pidió el dictador.

El 15 de abril atacaron a traición los aeropuertos de Santiago de Cuba, Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños. Mataron a siete cubanos e hirieron a decenas de otros, pero en Cuba no hubo miedo a ser valientes: mientras en Ciudad Libertad se secaba en una puerta el nombre de Fidel escrito por el joven Eduardo García con su última sangre, en San Antonio de los Baños los pilotos pusieron sus camas debajo de los aviones para no perder un minuto en caso de alarma de combate.

En un entierro de mártires, el 16, los nuevos héroes juraron defender el socialismo que nació —honrando la idea martiana de que los árboles dan mejor fruto cuando tienen un muerto debajo— de fértiles biografías de antaño lustradas con sangre reciente. Al otro día, con «cuatro bocas» checas y chinas, con fusiles FAL y M-52, a pura metralleta y a balazo limpio, comenzó a cumplirse la promesa.

Los agresores, que en la antesala del ataque enviaron hombres rana estadounidenses, apoyaron el desembarco con aviones de rostro cambiado —¿buscarían en nuestras insignias el valor sobrado de los pilotos de Cuba?— que también bombardearon objetivos civiles. No se dice mucho, pero el napalm que mató en Vietnam se probó antes en Girón.

Hubo balas y hubo muerte. Y hubo gloria suficiente para que el recuerdo alcance. El 19 de abril, 66 horas después del inicio de la invasión, cayó el último reducto mercenario. En menos de tres jornadas Cuba decapitaba la cabeza de playa proyectada en la Casa Blanca. El Gobierno provisional que en vano esperó «su momento», el show de la OEA y la intervención más directa —porque hubo, en las bajas, pilotos norteamericanos— tendrían que ser pospuestos.

A esa hora, entre los poco más de 1 200 prisioneros se desató una súbita vocación culinaria: casi todos decían ser cocineros. ¡Cocina al minuto! Al cabo, en una negociación que el Gobierno estadounidense intentó evadir, Cuba recibió una indemnización de guerra que incluyó el cambio de aquella chatarra humana que había apuñalado a su tierra natal, por las célebres compotas que dieron a los bebés de la Isla la idea exacta de a qué sabe la victoria. La barba de Fidel nunca se vio más vigorosa.

En Girón, Cuba puso a pelear lo mejor de su pueblo. A la vera de los líderes y los milicianos, tuvimos allí a corresponsales de guerra tan especiales como Dora Alonso y Tomás Gutiérrez Alea. También al Indio Naborí, que llegó pertrechado de todas sus flechas-metáforas.


El Indio Naborí cumple este 30 de septiembre 100 años.
Naborí, que había nacido el 30 de septiembre de 1922, era en todo el país, y especialmente en el campo, un poeta con/sagrado, pero partió a su misión con la mayor humildad del mundo. Conoció a la niña Nemesia Rodríguez Montano y se sentó a hablar largo con ella. En la charla, Nemesia le comentó las angustias de su mamá Juliana para complacerle el blanco sueño de unos zapatos.

Al fin, los tuvo. Nemesia se los puso una sola vez, en Soplillar, y cuando su papá carbonero llegó a la casa anunciando que tenían que evacuarse a Jagüey Grande, la muchacha, inocente de lo que era una invasión, pensó que sería una buena oportunidad para llevarlos y ponérselos en aquel pueblo.

En el camino los bombardearon. La niña perdió a su madre y vio heridos a su abuela y a sus hermanos. «Yo vi a mi mamá por dentro», explicaría al recordarla ametrallada.

Tal vez ahí empezaron los conflictos de Naborí, el periodista especialmente encargado que, en cambio, llegó a su casa con un lamento:

—Eloína —contó a su mujer—, no voy a poder escribir la crónica que Celia Sánchez me pidió.

No lo hizo. Tal vez, entre tanta épica grande, la historia no lo haya recogido: en un combate interior paralelo al de Girón, nada sangriento, pero igual de intenso, el poeta había vencido al periodista. El Indio Naborí incumplía con la heroína de la Sierra Maestra porque tenía que escribir, para nosotros, la Elegía de los zapaticos blancos.


Enrique Milanés León


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 23:36

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

31. VIDA Y MUERTE

Enero: ya está el central
encendiendo en el paisaje
un relámpago en el paisaje
un relámpago, un miraje
de sonrisa trimestral.

Abril: inercia mortal
sin arado ni simiente:
tiempo muerto, fuego ausente
de los ojos y el fogón,
marabú en el corazón
y savia sobre la frente.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 23:50

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

32. DESDE LA CIUDAD (Décima)

Como la luna lejana,
estoy distante de ti;
y a la vez que estoy aquí
me estoy viendo en tu ventana.
Así que ya estás cercana
porque el hombre que suspira
se hace doble, mi guajira:
está cerca y está lejos
repetido en los espejos
de la distancia que mira.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 29 Nov 2022, 23:57

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

33. A TRAVÉS DE UN OLOR (Décima)

Donde en caballo de millo
jineteaba la ilusión.
En una Y griega del monte
y una piedra del camino
anda la muerte de un trino
registrando el horizonte.
¡Cómo me ha desalojado
la guardia rural del cielo!
¡En qué pozo tan profundo
se le cayó la sonrisa!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 30 Nov 2022, 00:07

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

34. MARCHA TRIUNFAL DEL EJÉRCITO REBELDE *)


¡Primero de Enero!
Luminosamente surge la mañana.
¡Las sombras se han ido! Fulgura el lucero
de la redimida bandera cubana.

El aire se llena de alegres clamores,
se cruzan las almas saludos y besos,
y en todas las tumbas de nobles caídos revientan las flores
y cantan los huesos.

Pasa un jubiloso ciclón de banderas
y de brazaletes de azabache y grana,
mueve el entusiasmo balcones y aceras,
grita desde el marco de cada ventana.

A la luz del día se abren las prisiones
y se abren los brazos: se abre la alegría
como roja rosa en los corazones
de madres enfermas de melancolía.

Jóvenes barbudos, rebeldes diamantes,
con trajes de olivo vienen de las lomas,
y por su dulzura, los héroes triunfantes
parecen armadas y bravas palomas.

Vienen vencedores del hambre y el frío
por el ojo alerta del campesinado
y el amparo abierto de cada bohío...
Vienen con un triunfo de fusil y arado.

Vienen con sonrisa de hermano y amigo,
vienen con pureza de vida rural,
vienen con las armas que al ciego enemigo
quitó el Ideal.

Vienen con el ansia del pueblo encendido,
vienen con el aire y el amanecer,
y, sencillamente, como el que ha cumplido
un simple deber.

No importan los días de guerra y desvelo,
no importa la cama
de piedra o de grama,
sin otra techumbre que ramas y cielo.

No importa el insecto, no importa la espina,
la sed consolada con parra del monte,
la lluvia, los vientos, la mano asesina
siempre amenazando en el horizonte.

¡Sólo importa Cuba, sólo importa el sueño
de cambiar la suerte!
¡Oh, nuevo soldado que no arruga el ceño,
ni viene asombrado de tutear la muerte!

Los niños lo miran pasar aguerrido
y piensan, crecidos por la admiración,
que ven un rey mago rejuvenecido
y con cinco días de anticipación.

Pasa fulgurante Camilo Cienfuegos,
alumbran su rostro cien fuegos de gloria.
Pasan capitanes, curtidos labriegos
que vienen de arar en la Historia…

Con los invasores pasa el Che Guevara,
alma de Sarmiento que trepó el Turquino,
San Martín quemante sobre Santa Clara,
Maceo del Plata, Gómez argentino...

Pasan lindas reinas sin otras coronas
que su sacrificio: cubanas marciales,
gardenias que un día se hicieron leonas
al beso de doña Mariana Grajales...

Ya entre los mambises del bravío Oriente,
sobre un mar de pueblo, resplandece un astro,
ya vemos la cálida frente;
el brazo pujante, la dulce sonrisa de Castro...

Lo sigue radiante su hermano Raúl,
y aplauden al paso del héroe ciudades quemadas,
ciudades heridas que serán curadas
y tendrán un cielo sereno y azul.

Fidel fidelísimo, retoño martiano,
asombro de América, titán de la hazaña
que desde las cumbres quemó las espinas del llano
y ahora riega orquídeas, ¡flores de montaña!

Y esto que las hieles se volvieran miel,
se llama... ¡Fidel!
Y esta que la ortiga se hiciera clavel,
se llama…¡Fidel!
Y esto que la patria no sea un cuartel,
se llama…¡Fidel!

Y esto que la bestia fuera derrotada por el bien del hombre,
esto que la sombra se volviera luz,
esto tiene un nombre, sólo tiene un nombre:
FIDEL CASTRO RUÍZ.

(*) Este poema se expuso como el Nº 19. Pero solamente un extracto. Esta exposición (Nº 34) es completa.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 30 Nov 2022, 00:14

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

35. 17 DE ABRIL

Felices carboneros de Zapata
que han hallado un tesoro en cada leño,
duermen, y el mar les acaricia el sueño
como una lira de zafiro y plata.

Brigadistas que alumbran como soles
los manglares oscuros de la mente
dormitan cual palomas, suavemente
al pie de sus cartillas y faroles.

Todo está en paz. El corazón espera
el claro amanecer de primavera,
rico en luz, en cantares y en fragancia,

cuando estallan su pólvora homicida
sembradores del hambre y la ignorancia,
enemigos del canto y de la vida.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 30 Nov 2022, 00:16

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

36. EL ARTE DE LAS MASAS

Arte ¿donde tú estabas escondido?
Vivías como ahogado
en pequeños salones exclusivos,
en torres y palacios,
o más bien empolvado en un rincón,
hambriento, tiritando.
La danza, atada por los pies
en la sala del amo.
Cogida por los pelos, con traje de doméstica,
la musa del Teatro.
La Poesía, esquiva, penetrándose,
del horror humano,
o perseguida, huérfana, descalza
por los humildes barrios.
La Pintura moviendo sus pinceles
sólo en murales íntimos, cerrados,
o comiendo, infeliz, en la acuarela
por la falta de un plato.
Los coros, apagados, en silencio,
por los solistas de egoísmos bárbaros.
El pueblo en la prisión de la tristeza,
y en la prisión del oro, siempre el Canto.
Pero un día... ¡se rompen las cadenas!
y tú corres feliz hacia los brazos
de tu padre:
el Trabajo.
La Danza sin grilletes va risueña
por laboriosos escenarios.
La Poesía va fusil al hombro
con pantalones milicianos.
La Pintura se extiende por las fábricas,
por los talleres, por los campos.
Los coros se despiertan
con millones de timbres proletarios.
La musa del Teatro toca obreros
y le saltan actores de las manos.
¡Cómo has crecido, Arte,
cómo te asomas en los sindicatos,
cómo puedes hallar entre poleas
lo que no hallaste entre los nardos!
Yo sé que eres dichoso como nunca
porque desde que diste un hondo abrazo
al pueblo, has descubierto un Gran Artista
de asombroso tamaño.



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 30 Nov 2022, 00:19

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)

37. NOCHEBUENA SIN PUERCOS ( Sonetillo)

En noche libre, un congrí
basta para nochebuena.
¡Siempre será mejor cena
que la cena del mambí!

Sin embargo, para mí
habrá más en la alacena.
Menos el puerco. No hay pena:
la patria lo quiere así.

Lo triste no es, compañero,
que falte el manjar porcino:
lo triste es ser un cochino

con el yanqui de porquero,
hozando el fango mezquino
En el corral extranjero.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 30 Nov 2022, 00:28

CUBA

JESÚS ORTA RUÍZ (INDIO NABORI)



EL INDIO NABORI DE ADA UNO (Artìculo)
ALEXIS DÍAZ PIMIENTA
l





Hoy finaliza en la Habana el primer Congreso Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, organizado por el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado (CIDVI). Y hace solo unos días (el 30 de septiembre) se cumplió el primer centenario del nacimiento de Jesús Orta Ruíz, nuestro “Indio Naborí”, el único poeta cubano —con perdón de los demás, y sin desmerecerlos: es un simple apunte estadístico y cuasi sociológico— el único poeta cubano, decía, que podía en vida ostentar legítimamente el apellido de “nacional”, porque fue reconocido en toda su nación, como lo que era, poeta, un poeta de lo oral y de lo escrito, de lo cantado-improvisado (volátil) y de lo gráfico-escritural (permanente). Quien quiera comprobarlo lo tiene fácil: pese a los años que han pasado desde su muerte (en 2005) que pregunte al azar a cualquier cubano en cualquier punto de la Isla quién era o qué era el Indio Naborí y como mínimo le dirán “un poeta”. Que haga lo mismo luego con cualquier otro nombre de los poetas patrios, y después hablamos.

Creo que Naborí (con la décima) y Guillén (con el son) fueron los únicos poetas cubanos verdaderamente populares en vida, dos especies de Dickens o de Lope criollos con merecidísimo predicamento entre sus compatriotas. Incluso, quienes no le ponían rostro al nombre, por ser muy jóvenes, habían crecido leyendo o recitando algunos de sus poemas publicados en los textos escolares. Décimas y otros metros. De este modo, creo que todo cubano de su tiempo tuvo un Indio Naborí propio, exclusivo, intransferible. Un Indio Naborí que ahora vive en recuerdos, fotos, poemas, anécdotas e improvisaciones. Yo también tengo el mío. Y de ese quiero hablarles.



Foto: Rodrigo Valero.
Mi primer recuerdo (físico) del Indio Naborí es en el teatro de la Antillana de Acero, en el Cotorro, en el año 1974 o 75. Yo tenía 7 u 8 años y vivía en Nueva Gerona, la capital de la entonces Isla de Pinos. Por supuesto, yo ya era repentista (desde los 5 años) y no obstante la distancia y es escollo geográfico (mar mediante) cada vez que había algún evento importante en torno al punto guajiro en La Habana, mi padre me llevaba. Así llegué a la Antillana, donde se le rendía homenaje a un viejo repentista amigo del Indio Naborí, el Gigante de la Idea. Aquella noche decenas de improvisadores desfilaron por el escenario e hicieron emocionantes ditirambos y elogios en décima para el homenajeado. Y cuando me tocó a mí, tras una encendida controversia con un adulto (no recuerdo quién, pero no había más niños repentistas en la Cuba de entonces, siempre improvisaba con adultos) me pidieron improvisar un pie forzado. Debo de decir que era normal ponerme pies forzados en esa época, porque había quienes pensaban que yo, tan pequeño, no improvisaba; y mi padre, de esa forma, demostraba “el milagro”. Fue entonces cuando el Indio Naborí, amigo de mi padre, me puso un pie forzado. Estaba sentado en primera fila, junto a su inseparable Eloína, a punto de firmar el diploma que entregarían al Gigante de la Idea como parte del homenaje. Y el pie forzado que me soltó fue precisamente: “para firmarle un diploma”. Un típico pie forzado circunstancial, con su rasgo de inmediatez y código compartido. Me contó el propio Indio Naborí años después, en la sala de su casa, que al oírse el pie forzado se hizo un silencio expectante, hasta que sonaron las cuerdas y todas las miradas se centraron en mí, en el hijo del Jilguero de Guanabacoa, el niño poeta que venía de la Isla de Pinos. Todavía anda por ahí una foto de este momento en la que se me ve, camisita de cuadros, brazo levantado, gesto serio y decenas de adultos sosteniendo con las miradas el asombro en el aire. Y yo canté, o sea, improvisé, esta décima:

Para cantarle al Gigante

yo traje de Isla de Pinos

una fiesta de caminos

en el mapa de un diamante.

La jaula del consonante

suelta su mejor paloma

y es para ver si se asoma

la mano de Naborí

con la pluma de Martí

para firmarle un diploma.

Este es uno de los primeros recuerdos que tengo con el Indio Naborí, quien me abrazó y felicitó aquel día y durante décadas me recordó esta anécdota cada vez que iba a su casa. La revivimos juntos muchas veces.

Luego lo seguí viendo a lo largo de mi infancia y de mi adolescencia, sobre todo en Las Tunas, durante las Jornadas Cucalambeanas, a las que el Indio Naborí no faltó nunca o casi nunca (y yo tampoco). Y allí compartimos décimas, charlas, anécdotas, reflexiones, tanto en el mítico Cornito (aquellas canturías) como en el hotel Las Tunas (aquellos desayunos). Ahora reconozco que cada charla con el Indio Naborí constituía una asistencia a una máster class o un seminario universitario, de modo que yo a los 18 años ya me había graduado varias veces de filología sin haber subido la empinada escalinata de El Vedado.



Alexis Díaz Pimienta (izquierda) le lee el manuscrito de su versión de Don Quijote en verso al Indio Naborí (derecha). Foto: archivo personal del autor.
Otro recuerdo indeleble del Indio Naborí es el de su última controversia pública, en el Cine Continental de San Miguel del Padrón, en su natal barrio de Los Zapotes. Era el año 1981. Yo tenía 14 años. Recuerdo que la controversia había sido anunciada en los programas campesinos de radio (“Fiesta Guajira” y “La Parranda”), pero sobre todo que se regó como la pólvora gracias al boca a boca (en nuestra emisora más popular: Radio Bemba). Todo el mundillo del punto guajiro habanero (y no era tan “mundillo”) comentaba que iban a enfrentarse de nuevo los míticos rivales y protagonistas de la Controversia del Siglo: Angelito Valiente y el Indio Naborí. Recuerdo que las expectativas eran muchas, evocando sus encendidas décimas de Campo Armada, en 1955. Y que el cine-teatro se llenó, se desbordó: no cabía la gente. Pero lo que más recuerdo es que ese día yo estaba enfermo, con fiebre y que por eso mi padre había ido solo al cine y yo me había quedado en casa, con mi abuela. Pero no había pasado ni media hora y mi padre apareció, con un taxi: “vístete, me dijo, que el Indio Naborí mandó a buscarte”. Y me vestí, claro, y nos fuimos, con fiebre y todo a escucha al maestro. Pero enseguida supe que el maestro lo que quería era escucharme a mí. Así que subí al escenario e improvisé una corta controversia con Gustavo Marrero (hijo), otro adolescente que no improvisaba, pero cantaba décimas de memoria que yo respondía improvisando. En realidad, esto ahora carece de importancia: lo trascendente es que el maestro, el Indio, me había mandado a buscar y quería escucharme. Allí también improvisaron grandes repentistas como Justo Vega, Jesusito Rodríguez, Orlando LaGuardia, Jesús Chávez. Pero, indiscutiblemente, el plato fuerte era la controversia entre el Indio Naborí y Valiente. Y para sorpresa de todos —y disgusto de muchos— el gran Angelito Valiente no pudo asistir, porque estaba enfermo, y en su lugar subió al escenario otro genio de la improvisación, maestro indiscutible (y bastante olvidado en la isla), uno de los revolucionadores del repentismo en Cuba, junto al propio Indio. Hablo del pinareño Pablo León, “el León de los Poetas”, otro clásico. Y clásica fue aquella controversia desde el minuto uno, desde que sonaron las cuerdas y el Indio Naborí saludó a sus conmunícipes con esta redondilla:

Casi en mi terminación

vengo a evocar mi principio

en tierras del municipio

de San Miguel del Padrón.

Y cuando terminó su décima (no recuerdo el resto) tras los aplausos fortísimos, Pablo León le respondió, con una calma impresionante (su estilo):

Aquí naciste aquel día

En la oscuridad de un cuarto.

Nacieron de un mismo parto

El hombre y la poesía.

Todavía recuerdo los aplausos atronadores de todo el público (algo parecido a cuando hay un jonrón en béisbol, o un gol en fútbol). Y aún recuerdo y me emocionan todas las décimas que improvisaron el Indio y Pablo aquella noche, décimas que nada tienen que envidiar a las del Indio y Valiente en el 55, en la famosa “Controversia del Siglo”). Otra obra maestra.

Y cómo no recordar cuando en el concurso televisivo Eduardo Saborit de 1980 —yo tenía 13 años— el Indio Naborí era presidente del jurado que me otorgó un Premio Especial por improvisar no una, sino dos décimas con el mismo pie forzado: “soltó sangre por la boca”. Una vez que canté la primera décima y como el público no dejaba de aplaudir, fue el propio Naborí quien propuso que cantara un segundo pie forzado. Y como nadie lanzaba un nuevo verso octosílabo él mismo propuso que hiciera una segunda décima con el mismo verso. Y así nacieron aquellas dos estrofas que tantas alegrías me trajeron entonces. Recuerdo que al día siguiente y durante toda la semana viví mis primeros momentos de “fama y popularidad”: salí a la calle y no podía caminar, todo el mundo me paraba, me felicitaba, todos me habían visto por televisión. Aquello fue tremendo. “Soltó sangre por la boca” fue el pie forzado (impuesto por otro maestrazo del repentismo, miembro del jurado, Chanchito Pereira), y la segunda décima que improvisé es la que recuerdo, un homenaje y elogio (también elegía) al Titán de Bronce, uno de nuestros grandes personajes históricos:

El vientre del Cacahual

de estrellas está gestado

desde que tiene guardado

a Maceo, el general.

El soldado criminal

que hirió su pecho de roca

Contó que se volvió loca

La bala que lo mató

y el fusil que disparó

soltó sangre por la boca.

Durante toda mi adolescencia se sucedieron las visitas a la casa del Indio Naborí en El Vedado, yendo desde el Diezmero, o desde el reparto La Cumbre, simplemente a conversar con él y a leerle mis poemas (décimas, sonetos, verso libre). Primero, en su casa de 8 y 11 (edificio amarillo, escalera, puerta inmensa, Eloína en la puerta, besos, sonrisa, té, poemas). Y luego en su casona de 8, entre 13 y 15 (a pocos metros de la otra: portón de hierro, portal amplio, Eloína en la puerta, besos, sonrisa, té, poemas, y “Entre y perdone usted” y el maestro ciego en su biblioteca llena de Luces). Puedo decir, sin exagerar, que los mejores momentos de mi adolescencia los pasé en aquella biblioteca. Mientras mis compañeros de generación andaban buscando fiesta o disfrutando de bailes y conciertos (Bony’m, Bee Gee, Michael Jackson, Los Rolling, Van Van o la Original de Manzanillo) a mí me sorprendía la madrugada allí dentro, hablando sobre Borges, Machado, Martí, Guillen, o los mejores repentistas de los años 50, Lalo Cámara, Francisco Riverón o Antonio Camino. En los años del boom de la música disco, yo cambié el pelo rizado de Donna Summer por las evocaciones en blanco y negro de los conciertos de punto guajiro en La Tropical o el teatro Martí, cuando los habaneros no sentían complejo de escuchar controversias y tonadas en los grandes teatros del urbe. Cambié la música bailable de mi generación, por las controversias pictóricas o urticantes de los grandes clásicos. Y no solo de repentismo hablábamos. Allí descubrí la obra teórica de Carlos Bousoño —no por gusto mi ensayo principal sobre la décima se llama Teoría de la improvisación poética, después de haberme bebido la bousoñana Teoría de la expresión poética, recomendada por el Indio—, y la poética de Cernuda, de Fayad Jamís o José Zacarías Tallet, otros grandes olvidados. Sí, yo iba a clases de literatura en la noche, a largas sesiones de teoría del arte con un maestro incomparable, el primer guajiro citadino que conocí, el primer catedrático sin cátedra, un hombre sencillo y sabio que se llama Sabio no por gusto, y Jesús no por gusto, porque sus padres sabían, como decían la Biblia y Eliseo Diego, que es muy importante “nombrar las cosas”.

Con Jesús Sabio Orta Ruiz tuve la dicha también de viajar mucho. Lo recuerdo en Canarias, en 1998, protagonista absoluto (y merecido) del Encuentro-Festival Iberoamericano de la Décima, organizado por Maximiano Trapero en la Universidad de Las Palmas. Allí, orgulloso, vi que Naborí era nuestro Borges. Hablaba como Borges. Se movía como Borges. Veía como Borges todo lo que no veíamos los otros. Una tarde sobre el escenario del teatro leyó sus emblemáticas “Décimas a la Décima”: Viajera peninsular / cómo te has aplanado / qué sinsonte enamorado / te dio cita en el palmar. Y vi al teatro en pie, aplaudiéndolo. Y nuestro Borges de la décima y la improvisación agradecía con tímidos movimientos tanto amor. Allí aprendí una vez más que la grandeza de los grandes está precisamente en la humildad, en el agradecimiento honesto, en no saberse grandes mientras protagonizan su propio legado. También en México, en Veracruz. También en Venezuela, en Caracas. Como antes en Las tunas, en la Casa Naborí de Limonar, Matanzas, o en el teatro Mayabeque, de Güines. En cada sitio donde tuve la oportunidad de compartir con el Indio Naborí en vida asistí a una lección vital y profesional que me acompaña todavía y que intento cumplir a rajatabla. “Un obrero me ve, me llama artista / noblemente me suma su estatura”, canta Silvio Rodríguez en una canción; y estos versos podrían traducirse y adaptarse a la vida del Indio a Naborí, rodeado de su público: “un guajiro me ve, me llama artista / noblemente me suma su estatura”. Así vivía y así se sentía Naborí entre los suyos. Así aprendí yo que los artistas no somos más grandes ni más importantes que los admiradores de nuestro arte, un axioma que intento practicar todo el tiempo. La humildad sigue siendo una asignatura pendiente entre mis contemporáneos. El Indio Naborí, él solo, era una cátedra de humildad y grandeza.

Un párrafo aparte y destacable merece su relación con la Casa Naborí de Limonar, Matanzas. Pocos artistas reciben en vida un homenaje inmobiliario, que una institución lleve su nombre, de que su seudónimo pase a ser un topónimo urbano. Naborí lo vivió, lo recibió, casi con vergüenza. Y no era una pose. Recuerdo que en su discurso de agradecimiento durante el acto de inauguración hizo hasta un chiste: “esto me huele a flor de muertos”. Pero no, no murió entonces: sobrevivió muchos años de guateques y canturreas en su propia casa.



conversando con el Poeta y profesor español Ginés Bonillo.Foto: archivo personal del autor.
Era una fiesta indescriptible para los repentistas jóvenes llegar a la Casa Naborí a improvisar y tener al mismísimo Indio Naborí sentado allí, en primera fila, escuchándonos. Era como jugar ajedrez delante de Capablanca o Fischer. Cómo tocar el saxo ante Miles Davis. Yo lo viví así, y seguramente muchos colegas de mi generación sintieron lo mismo. Improvisar con Naborí pudieron pocos; improvisar frente a Naborí pudimos muchos puntos, pero la sensación era la misma. Yo nunca improvisé con el indio en público. Pero sí en la sala de su casa, en su biblioteca, sin más testigos que Eloína y sus libros, mi familia o algunos visitantes. Porque también me dediqué durante años a ejercer Cicerone con muchos amigos que llegaban a Cuba y querían conocerlo o visitarlo: Maximiano Trapero, Juan Sánchez LaFuente o Ginés Bonillo, de España; Consuelo Posada, Orlando Velázquez o German Carvajal, de Colombia, por citar solo algunos. Porque el indio Naborí dejó de ser hace mucho tiempo un referente poético y decimal solo para los cubanos; su nombre y su obra recorren actualmente todo Iberoamérica. Y mucho más tendrán que recorrerla en los próximos años. Reconozcamos y aceptemos que el Indio Naborí, el maestro, el amigo, el padrino, el guía espiritual de los repentistas cubanos, ya no nos pertenece. Como Martí, como Guillen, como dulce María o Lezama; su vida y su obra son patrimonio de la lengua española para siempre.

Y pensar que todo esto comenzó en la loma de los Zapotes, una finca sanmiguelina, entre laudes, décimas, palmas y cañas, haciendo ejercicios de lesa oralidad, dando lecciones de oralitura muchos años antes de que pensáramos en este término o en tener talleres, cátedras, centros de investigación, congresos. El indio Naborí, él solo, es un congreso de la inteligencia.

Este es mi Indio Naborí. El que recuerdo, el que me acompaña desde que era un niño. Otros tendrán al Indio de Nemesia, al de la Marcha triunfal, al de Campo Armada, al de Elegías a Noel, o al de los poemas patrióticos. Y todos son legítimos. Este es el mío, múltiple, poliédrico, cercano, paternal, íntimo. Por eso yo celebro la vida y la obra de El Indio Naborí de cada uno.

Y permítanme terminar este homenaje con una redondilla y una décima del poema-canción “Homenaje a Naborí” que pertenece a mi disco El guajiro citadino, otra de mis tantas obras deudoras del maestro:

Indio, desde que te fuiste,

en 8, entre 15 y 13

tu enorme casa parece

una choza vieja y triste.

…….

Indio, por haber sembrado

versos dentro de un laúd

no sabes la multitud

de huérfanos que has dejado.

En tu silencio enterrado

un laúd hay que sembrar

para que en cualquier lugar

donde estés, dormido o muerto,

continúes el concierto

que ayudaste a comenzar.




(Bien, querida Lluvia... es posible que pudiera encontrar más. Pero ya sabes en las condiciones que me encuentro. Creo que esta exposición ha merecido la pena, al menos para mí. Pero es hora de PASARTE EL TESTIGO. Tienes VÍA LIBRE PARA CONTINUAR.)


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Miér 30 Nov 2022, 00:30

Pues claro que ha merecido la pena y debo ponerme al día.
De momento tomo el testigo y te doy las gracias, por estar al pie del cañón, pase lo que pase.
Besos.


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Jue 01 Dic 2022, 00:28

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)


Síntesis Biográfica

Nació el 16 de junio de 1922. Es nativo de la villa de Mazo. La Palma. España. Emigró a Cuba a los seis años, acompañado de su madre y una hermana donde los esperaba el padre. Se estableció en Jarahueca, municipio de Yaguajay.

Estudios

En 1934, ingresó en el Seminario El Cobre, para estudiar latín y humanidades. En 1937 pasó al Seminario San Carlos y San Ambrosio, en La Habana, para terminar latín y aprender filosofía.

Emprendió el estudio de la lengua griega, de la cual adquirió lógica y sintaxis, y se impregnó de paradigmas culturales. Terminó filosofía en 1941 y recibió la propuesta de viajar a Roma para cursar cuatro años de teología pero se rehusó, porque no iba a seguir, no tenía vocación para la misión sacerdotal.

Familia

En el año 1948 contrajo matrimonio con Ana Guillermina Treto, de cuya unión nacieron 9 hijos varones. Fue maestro de niños y mayores, y aprendió el oficio de ferroviario. En 1966 se estableció definitivamente en Chambas, donde se retiró en 1983.

Carrera Literaria

Al jubilarse fundó el taller literario de Chambas, y recomenzó a escribir. Actualmente tiene diez libros escritos. Algunos de ellos editado por el Gobierno de Canarias.

Miembro de la UNEAC y último poeta canario vivo en Cuba, quien está considerado como uno de los máximos exponentes de la poética en Ciego de Ávila y aparece en importantes antologías del país y en el extranjero.

Con el objetivo de promover la literatura de todos los escritores residentes en el país y para homenajear la destacada figura del escritor cubano-canario, Modesto Lutgardo San Gil Henríquez, por la calidad de su obra, la importancia e influencia de la misma en las distintas generaciones de creadores chamberos y del país. Actualmente, en su provincia de residencia se realiza anualmente el premio literario que lleva su nombre.

No pudo dar a conocer hasta muy avanzada edad la producción poética que acumulaba desde la juventud. La publicación en Madrid en 1996 de su libro "Elegía del solitario" constituyó entonces una agradable, pero tardía revelación. Continúa entregado humildemente a la creación poética y al diálogo con Dios.
Homenaje

El poeta canario recibió un homenaje a su vida y a su obra, de la asociación Canaria en predios avileños. Se proyectó el documental Modesto San Gil "La octava isla", se efectuó la lectura de poemas de la autoría de San Gil Henríquez, quien recibió la congratulación de la intelectualidad. En homenaje al nonagésimo aniversario del último poeta canario vivo en Cuba. Competidores de diversas regiones cubanas declamaron una docena de sus obras.

Obras

Poemas

Esta casa sin fin
Río, Alfa y Omega

Libros

Elegía del solitario
La Diáspora
El profeta y los cuervos
Versos descalzos
Salmo a la deriva

Documental

La octava isla


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 01 Dic 2022, 01:57

Te seguiré, querida amiga, aunque, a veces, no comente.

Gracias.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Jue 01 Dic 2022, 23:55

Lo sé, no te preocupes.
Gracias y besos.


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Jue 01 Dic 2022, 23:57

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




SE HA IDO EL SOL

Paso, dispénsame del suelo mientras ando,
encierro, aléjame las PIEDRAS rezumadas,
culpa, tenme piedad:
déjame entrar, perdón, que hay frío fuera,
saber que decir alma, verbo a verbo,
lograr la orilla,
presentir indulto,
adivinar la puerta donde el día está en acecho,
será llevarme a casa.

Un RAYO, un RAYO, sí, batalla breve, filo seco,
sin permiso del brazo
ni la ira de un grito en justa lid.
Pero ha sido, lo vi en la PUÑALADA
del sembrador de ESPINAS.

Basta, ESPINA, de MUERTE coronada,
aparta de las rosas las AGUJAS,
de la frente las ROSAS,
y si acaso clamare por las armas para HERIRTE,
no me escuches,
ni hechizos de cristal vayan a guerra.

No cabe más a la intemperie el crimen
del palpitar tundido,
ni lo negro del odio agazapado al alba en la ventana.
Hoy he visto acercárseme los CUERVOS a la frente,
quieren mi invierno, han ROTO aquel verano,
verdugos del otoño.
Yo sólo puedo un ruego: apártense de mí, PEDRUSCOS,
no me lapiden.

Un poco bruja se hinche, cruel ataca, asedia
la inseparable sombra,
sin tregua, sólo un siglo, un golpe solo, el mismo ¡el mismo!,
porque vio mi cosecha,
sintió envidia,
negó la paz y DEVORÓ el sembrado.
Es que se han hecho viejos
los átonos acentos de los silbos
que los púberes de antes y las buenas horas
plantaban en el porche.

Hoy se puede escuchar que el Río ronco viene al viejo,
lo nutre y se lo lleva.
Cuando se hayan hundido los rumores en el charco,
será inútil el músculo,
el del álveo
resistido a seguir,
y callará el rescoldo apenas tibio de los viajes
que han ARDIDO.

En alas de las olas un cetáceo
me llevará jinete
y escaparán las costas de sus FAUCES
con lamentos de espuma retorcida.
Quizás allí nazca de nuevo a la piedad,
o la tenga, si acaso la llamare, o se irá sola.
Para entonces no habrá leña de FUEGO,
ni saltarán a MUERTE en el riscal las cabras pinaleras.
No será consuelo aquel silencio, santuario de PANALES,
ni el verde será verde en el collado arado por las nubes.

Todo me avisará desastre
porque ha MUERTO EL ROCÍO en cama seca,
se queja una paloma enferma que no alcanza el nido,
ni puede el ASTRO andar como antes sobre el techo,
desde que ayer salió a buscar más horas.

Para entonces no hay prenda,
la mía,
-ya no haysólo un pleito ripiado por los PICos
y ese vago embeleso de las ostras
del SOL enamoradas.
Todo inútil lo habrán roto los cascos de las naves
y flotarán los PECES
y las redes sin PECES.

¿Qué más hay,
si el cielo MUERE en mesa mal servida,
donde una flor yacente es copa y signo?

¿Qué más?
Aquello seco en la arboleda como un RAYO:
¡ha sido FULMINADO tu árbol vivo!,
y un grito largo, altísimo:
¡árbol mío, mi árbol, ay, mi árbol!
De dicha a duelo, cascabel a dobles hondos.
Después no sé
si haber nacido de hombre es culpa,
si tiene deuda y cuánto será todo.

Me vence a golpes todo el grito que repite aquello,
algo me toca hoy del árbol santo,
nada del tiempo breve que ya es nada;
¡ay!, si pudiera ver las ramas fuertes,
las ramas fuertes.
¿Quién será el narrador, cuál que me cuente
de ZARZAS y de espigas
más allá?
Nada será reír, decirnos algo, cambiar dones.

Ya el tiempo de resiembra, LUNA mínima,
es siempreviva seca, arado infértil
y escombro de la LLUVIA atormentada.

Se ha ido el SOL,
no puede más el ASTRO andar a oscuras con sus restos,
se hace casa en la poca gloria que escapó al desastre
donde otros MUNDOS le darán surcos floridos.

Ya se puede en el MAR soltar las velas
sin contar con la BRISA.


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 03 Dic 2022, 02:51

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




ELEGÍA DEL SOLITARIO

CANTO I

Descalzo sobre cactos,
piel al sol,
los dientes y las uñas
desnudan huesos.
Los ojos buscan
el rastro de la entraña.

No está en su puesto la primera piedra,
ni el picacho dormita con sus auras,
no dan paz al sueño los rumores de lluvia,
que todos han salido a ver al hombre sin palabras,
con fardo al hombro
de trovas vírgenes
y un misterio magnífico en la frente
de andar predestinado.
Viene del antro de los ruidos necios,
carcajadas sin risas,
de músicas absurdas
donde el silencio calla, pensativo,
al margen de la histeria.

Bravos mundos atrás quedó el abrazo,
la canción de aquel tiempo,
el dialogo,
la paz.
Las hojas,
el eco y los suspiros
cayeron uno a uno.

¡Cuánto andar de manos con los vítores,
pasear con la fortuna,
ver la gloria,
sus días,
sentir pasos,
contar latidos
al calor de unas sedas;
cuánto palpar palacios breves
y volver a la concha cavilando!

Dócil, callada,
después de tanto mundo, viene a verlo
aquella tarde agónica
de los abrazos lentos y mudas despedidas.
No hay nadie aquí,
se ha vuelto a marchar solo.

Llama a las puertas próximas
y han ido lejos,
busca amigas palabras
y no entienden.

Las hierbas sí lo escuchan
y le ofrecen espigas, mas no saben
del tímido traspié,
cuánto la miel es dulce y cómo se hinchan
las veredas al viento.

La multitud pregunta
qué es soñar las historias locas, tristes.
¡Qué lástima!,
no saben que los sueños ven la tierra.


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 03 Dic 2022, 02:51

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




ELEGÍA DEL SOLITARIO


CANTO II

Velas,
alas,
gaviotas,
lagartos
se entienden.
Arrecifes,
nidos íntimos,
nubes de paso
se ven y siguen.
Alfombras tenues,
sal para la vida,
sol para las hojas
en comunión se juntan al paisaje.
Cuchillos de coral,
furia de olas heridas,
los dientes de borrasca en los cantiles
se embisten y se rasgan.
No hay palabras de dos,
en las algas sin nombre no hay saludos,
ni manos que se busquen,
solo se besan
si hay sol en sus raíces,
siempre se hieren
si hay sombras en su bosque.

Un poema, ermitaño
del páramo silente, doma versos
y anda en busca
de otros versos sin dueño que lo escuchen.
Un penitente arrastra, piedra a piedra,
su sed hacia el oasis.


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 03 Dic 2022, 02:52

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




ELEGÍA DEL SOLITARIO


CANTO III

Chasca,
retruena,
tumbo,
retumbo,
ráfagas de espuma,
morros espantados,
musgos, truenos y silbos
en las bocas medrosas del silencio,
con la absurda catástrofe
de huraña tempestad en cada roca,
la tensa incertidumbre
bajo el último golpe del salitre.
Todo, arrasado,
va muriendo,
y triste,
solo,
se embarca en la resaca.
Temblores ateridos
de nidales hambrientos andan juntos,
alas sin vuelo lloran juntas,
helecho y caracol se esconden juntos,
pero no hay gaviotas
ni sal,
ni sol,
ni siquiera el lamento de lágrimas iguales
que venga a acompañar al solitario.



_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 03 Dic 2022, 02:53

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




ELEGÍA DEL SOLITARIO


CANTO IV

Siembro puño y semilla,
si he de comer arroz,
las uñas, tierra abajo,
si he de beber.
Pongo el viento a silbar
al filo de las hojas,
si quiero música.
Doy recados de amor a la ventisca,
si he de temblar,
al verdegal, si quiero
sus íntimos aromas,
al aroma, si paz,
a los cuentos de antaño,
si quiero compañeros.
La codorniz no siembra,
nunca vi mariposa alzar las alas
para podar espinas.
Se baña el pez,
toma sol el maizal y el celo vuela:
responden,
viven,
todos buenos.

Fruto y flor
se citan y se engendran.
Reclamos y perfumes
salen de viaje a bodas
y el milagro del polen se hincha y cuaja.

Mas yo, mártir de la novia palabra,
lanzo mi luz y juzgan: ¡subversiva!,
digo mi voz y acusan: ¡es su voz!

¡Qué topo tribunal,
cuánto sabor a tanto andar con hambre!


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 03 Dic 2022, 02:53

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)




ELEGÍA DEL SOLITARIO



CANTO V

Romántico señor,
toma polvo y granizo de tu frente,
que los beban tus cuerdas y hagan versos
para canciones altas.
Tierra de fuego, sopla,
que el pampeño se pierde si no zumbas.
Guardián del gran silencio,
llega al norte, que el ombú está solo.
¿A dónde vas, llanero,
después de tanto llano?
¿a qué esa calma,
como si hubieras de dejar tus huesos
a las hienas?
Vuelve a casa,
pregunta a las estrellas donde estás.
Mira al sur, Huascarán,
que un caballero avanza a lomos de los Andes
con América al hombro.

Aconcagua, tus nubes
llueven rayos incaicos cuando esculpen
los rostros sin respuesta,
la indígena tristeza del silencio.
América, no llores cuando callan,
haz que se hablen.

Simón, tus soles pasan Magdalena abajo,
no dejes que se hundan.
Bandama, Teide, vean
cómo duele la diáspora del hombre,
sus doloras sin voz;
cuántas noches, tan lejos, mueren juntas.
Allá va, Santa Elena,
la soledad del corso,
aquí van los rostros taciturnos;
pasa sin escolta
la caravana frágil;
navega en balsa rústica
la inmensidad en fuga, costa a costa.



_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 04 Dic 2022, 01:25

No sé de qué manera recompensar tu trabajo... tu inmenso trabajo en la DIFUSIÓN de la POESÍA. En este caso de la poesía de una calidad tan excepcional que es obligado un ¡S.C!

CANTO IV

Siembro puño y semilla,
si he de comer arroz,
las uñas, tierra abajo,
si he de beber.
Pongo el viento a silbar
al filo de las hojas,
si quiero música.
Doy recados de amor a la ventisca,
si he de temblar,
al verdegal, si quiero
sus íntimos aromas,
al aroma, si paz,
a los cuentos de antaño,
si quiero compañeros.
La codorniz no siembra,
nunca vi mariposa alzar las alas
para podar espinas.
Se baña el pez,
toma sol el maizal y el celo vuela:
responden,
viven,
todos buenos.

Fruto y flor
se citan y se engendran.
Reclamos y perfumes
salen de viaje a bodas
y el milagro del polen se hincha y cuaja.

Mas yo, mártir de la novia palabra,
lanzo mi luz y juzgan: ¡subversiva!,
digo mi voz y acusan: ¡es su voz!

¡Qué topo tribunal,
cuánto sabor a tanto andar con hambre!


GRACIAS, LLUVIA.

Besos.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 04 Dic 2022, 01:28

UNA CONSIDERACIÓN, para quién no lo sepa:

LA MAYOR ANTOLOGÍA DE POESÍA CUBANA DE TODOS LOS TIEMPOS ESTÁ EN

AIRES DE LIBERTAD.

Lluvia tiene CULPA MUY IMPORTANTE DE ELLO.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Dom 04 Dic 2022, 02:32

A mí que me registren! Jeje.
Creo que hacemos equipo y eso es estupendo, amigo mío.
Seguimos pues, con los cantos de; "Elegía del solitario".


_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Lluvia Abril Dom 04 Dic 2022, 02:34

CUBA



MODESTO SAN GIL HENRÍQUEZ.
(1922)



ELEGÍA DEL SOLITARIO


CANTO VI

Llora un hombre,
como la tierra, tiembla.
Solo una piedra flota,
sobre la piedra, Atlante
muere de soledad, después del miedo.

Solo una araña vive,
seca y única.
Teje para la vida, en vano teje,
si Krakatoa ha muerto.

Abominable hombre de las nieves,
¿con quién hablas, si no tienes con quién?

Sobre unas hierbas sangra
toda la angustia:
Getsemaní, del hombre sin consuelo.
Vellocino de gris, sandalias sin camino
y un cayado sin puño, entre cenizas,
es el duelo de Abraham, que llora a Sara.

¿En qué cerro, Moab, espera el tiempo
del general Moisés?

Pone un hombre los pies sobre la hierba seca
y nacen flores,
yo pongo el corazón
y me crecen zarzales.

¡Ay, recuerdos, mis huéspedes,
cuántos regresos, cuántos!
Vine a ser,
quise estar,
y hoy no sé qué habrá sido de las risas
de mis primeros pasos.

Desde que el puente ha muerto,
no hay paso al oro limpio de una mano
que diga: estoy contigo, acércate a mi pulso,
ven a verme.
Desde que el verbo roto
volvió a casa sombrío,
llegaron los fantasmas, uno a uno,
con sus ojos inmensos,
cerraron las ventanas suavemente,
y así solos nos echamos a andar.




_________________
POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848

Contenido patrocinado


POESÍA SOCIAL XVIII - Página 8 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVIII

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 28 Ene 2023, 07:52