Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 985815 mensajes en 45547 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 55 usuarios en línea: 10 Registrados, 1 Ocultos y 44 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Ponce Flores, cecilia gargantini, Guadalupe Cisneros Villa, Gustavo Trejo, javier eguílaz, Josefina Simón, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Febrero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Efraín Huerta (1914-1982) Empty

3 participantes

    Efraín Huerta (1914-1982)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39546
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 09 Oct 2022, 04:22

    .


    Efraín Huerta (Silao, Guanajuato, 18 de junio de 1914-Ciudad de México, 3 de febrero de 1982)​ fue un poeta y periodista mexicano. Se dedicó a escribir poesía desde una edad temprana, aunque inicialmente pretendía recibirse como abogado; no obstante, cuando se publicó su primer libro de poesía, se dedicó a la escritura completamente. Como poeta, Huerta, publicó con frecuencia desde 1930 hasta 1982. Como periodista colaboró con alrededor de cuarenta periódicos y revistas, algunos bajo su nombre y otros bajo sus seudónimos. Fue políticamente activo, y partidario de la República Española durante la Segunda Guerra Mundial. Fue fundador de la revista Taller. Toda su vida publicó aforismos y pequeñas líneas humorísticas y, en los años sesenta, creó una nueva forma poética a la que bautizó como "poemínimo”.

    Biografía

    Efraín Huerta Romo, (registrado como Efrén cambió su nombre legalmente en su juventud), nació en Silao, Guanajuato, México, en 1914, durante la Revolución mexicana, la cual tuvo un fuerte impacto en su vida y en la de México durante el siglo XX.​ Fue el séptimo de los ocho hijos de José Merced Huerta (abogado y juez) y de Sara Romo. Tres de los hermanos de Efraín Huerta fallecieron durante la niñez.​

    Desde sus primeras publicaciones en la primaria en la ciudad de León, Guanajuato, firmó como Efraín Huerta, por influencia de sus hermanos mayores quienes le decían que Efraín era mucho más eufónico que Efrén, con su hermano Rogaciano, quien prefería llamarse Roberto, se cambiaron legalmente de nombre en la adolescencia.

    La familia se mudó a Irapuato en 1917, donde sus padres se separaron. De ahí, Huerta, sus hermanos y su madre se trasladaron a León, y posteriormente, en 1925 a Querétaro. Su padre se quedó en Irapuato donde el poeta lo visitaba ocasionalmente durante su adolescencia.​ Huerta comenzó tarde la educación primaria en León, y fue a la secundaria en Querétaro (Colegio Civil del Estado), para después ingresar a la Academia de Bellas Artes.​ Durante su juventud, tuvo diferentes trabajos que incluían dibujar pósteres publicitarios.​ En su tiempo libre, era un apasionado jugador de fútbol,​ por lo que más tarde se convirtió en un fan del equipo mexicano Ciudad Atlante, del que nunca se perdió un partido.​

    Debido a que sus hermanos mayores debían ingresar en la Facultad de Derecho, la familia se trasladó a la capital puesto que los enfrentamientos revolucionarios hacían muy peligroso el viaje a Guadalajara, donde tradicionalmente estudiaban los Huerta. Se mudaron al nuevo fraccionamiento de Peralvillo. Efraín, tenía un gran interés por el dibujo y quiso ingresar a la Academia de San Carlos, sin embargo, fue rechazado porque debía materias.​ En su lugar, entró a la Preparatoria Nacional en 1931, donde estudió bajo la tutela de Julio Torri y Agustín Loera y Chávez; entabló amistad con Rafael Solana y Carmen Toscano y conoció a Octavio Paz.​ Paz y Huerta forjaron una estrecha amistad durante sus juventudes, al compartir intereses sociales, políticos y literarios; no obstante en la edad adulta se separaron al divergir sus opiniones políticas.​ Huerta permaneció en la Ciudad de México por el resto de su vida, con residencia en diferentes colonias, tales como Tabacalera, El Periodista, Centro Histórico y Polanco.​

    En 1933, Huerta entró a la Universidad Autónoma de México para estudiar leyes, en la cual sólo permaneció por dos años.​ Continuo escribiendo poesía a pesar de estudiar leyes, y cuando se publicó en 1935, su libro Absoluto amor (que dedicó a Adela María Salinas), dejó la escuela para dedicarse de lleno a la escritura.​

    En 1941, se casó con su primera esposa, Mireya Bravo Munguía, destacada feminista, a la cual conoció una década antes. Octavio Paz fue el padrino de bodas. Mireya, aparece en su poesía bajo el nombre de "Andrea de Plata".​ La pareja tuvo tres hijos: Andrea Huerta Bravo (1943), Eugenia Huerta Bravo (1945) y David Huerta Bravo (1949-2022).​ Huerta fue un padre dedicado, aunque de acuerdo con el testimonio de sus hijas, no era fiel a su madre.​ Su hijo David, también se convirtió en un crítico y poeta, con un estilo muy diferente al de su padre.​

    Huerta se casó por segunda vez en 1958 con Thelma Nava, destacada poeta. Con ella, tuvo dos hijas más: Thelma Huerta Nava (1959) y Raquel Huerta Nava (1963).​ Quien es una destacada escritora e investigadora en historia. Con ellas, vivió en Polanco y recorrió ciudades como Morelia, Guanajuato y Querétaro buscando artesanías mexicanas.​

    En 1973, Efraín Huerta fue diagnosticado con cáncer de laringe; removieron el órgano y así logró sobrevivir al cáncer, que lo dejó sin voz, haciendo necesario que tomara rehabilitación foniátrica con la Dra. Paz Berruecos, para aprender a hablar de nuevo.​ Murió el 3 de febrero de 1982 en la Ciudad de México a causa de una insuficiencia renal. Fue sepultado en Xochitepec a la de edad de 67 años.

    Poesía

    Huerta es considerablemente conocido por su poesía,​ que inició en sus tiempos de estudiante.​ Su primera publicación fue el poema titulado "El Bajío", que apareció en el periódico local llamado La Lucha. Su primer libro fue Absoluto amor, publicado en 1935, del cual sólo quedan pocas copias. El éxito del libro convenció a Huerta de dedicarse completamente a la poesía, a la política y al periodismo.​

    La primera publicación que tuvo un reconocimiento generalizado fue Los hombres del alba (1944). En este libro, la Ciudad de México hace su aparición como tema por primera vez. Posteriormente publicó Línea del alba (1946), el cual contiene temas similares y una compilación de poemas anteriormente publicado en revistas como Taller.​

    En 1950 dio a conocer un pequeño volumen con seis poemas llamados La rosa primitiva, que fue virtualmente ignorado por los críticos de su tiempos. El Tajín (1935) también forma parte de su trabajo importante, su nombre viene de la zona arqueológica del Tajín, que se encuentra en el norte de Veracruz. En 1956 publicó los Poemas del viaje, inspirado de sus viajes a Estados Unidos, la Unión Soviética y Europa del Este, habla de sus observaciones políticas y sociales; también contiene algunos poemas de su hijo David, los cuales fueron escritos durante su estancia en Checoslovaquia. En el transcurso de ese año, se publicó Estella en alto, la cual es una mezcla de poemas de amor y tópicos políticos.​

    Sus escritos más recientes incluyen: Poemas prohibidos y de amor (1973) y Trama poética (1980), que es una antología de sus trabajos previos no publicados. Además de Estampida de poemínimos (1981) y Amor patria mía (1981).

    Estilo

    Su estilo tiene influencia de Juan Ramón Jiménez, la Generación del 27, los Contemporáneos y Pablo Neruda.​ Se convirtió en miembro del Taller Generación en México, junto con Octavio Paz, Rafael Solana, Salvador Toscano, entre otros; cuya característica más prominente era la repudia hacia el lirismo subjetivo y estético, que era cambiado por la idea de solidaridad universal.​ También esta generación es conocida por su militancia poética y política.​ Su trabajo puede leerse como una continuidad de la filosofía de Whitman con su rebelde inconformidad y vitalidad, pero con un lirismo anti-retórico.​

    Gracias a sus años en la escuela de leyes, su trabajo se impregnó de la lógica y la dicción de este campo; no obstante, con el tiempo, Huerta abandonaría los formatos de su juventud para reformar su estilo completamente.​ Al hacerlo, difirió y fue reacio al romanticismo y simbolismo de su época. Privilegió el uso de las analogías y el realismo coloquial, que deriva de la influencia de José Emilio Pacheco; esto convierte a su estilo en algo mucho menos académico y mucho más coloquial, que podría definirse como un anti-poema.​

    En su última fase de producción, Huerta desarrolló una nueva tendencia: los poemínimos, los cuales son pequeños versos juguetones, donde se exploran tópicos con humor, ironía, cinismo y sarcasmo inspirados en el habla popular. Su primera aparición fue en la revista Comunidad y en La Cultura de México. Se considera que los poemínimos son la parte más memorable de la bibliografía de Huerta, e incluso se les considera una parte importante de la literatura mexicana.

    Temas

    Entre sus temas recurrentes se encuentra el concepto del alba (con la idea de la claridad traída de la pálida luz del amanecer), la política y las cuestiones sociales, ambas marcadas por su militancia, guerras y otros conflictos que ocurrieron a lo largo de su vida. Como ejemplo, están los Poemas de guerra y esperanza (1943) y Los hombres del alba (1944), en los cuales se relata la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial respectivamente. Asimismo, su trabajo gira en torno a la condena del imperialismo y el capitalismo como se ve reflejado en Stalingrado en pie (1942) y Canto a la paz soviética (1947). En sus últimos trabajos, la Ciudad de México también toma un carácter importante en su literatura.​

    Existen cuatro temas fundamentales en la poesía de Efraín Huerta: amor, política, ciudad y asolamiento. Así, por ejemplo, en “Los hombres de Alba” el tema fundamental es la ciudad; en esta poesía es evidente la conciencia política, el acercamiento a la ciudad y la vocación urbana del poeta. En “Buenos días a Diana Cazadora” trata el tema del amor a la Ciudad de México y a la figura femenina. “Avenida Juárez” es un canto elegiaco a la corrupción.​

    David Huerta define a Efraín Huerta como un poeta del amor. Para Efraín el amor tenía múltiples expresiones, amaba su país, la literatura, la libertad, el respeto, a su familia, la feminidad, la palabra y la experiencia del amor tenía que ver con la mujer.

    Contribución de su poesía

    Efraín Huerta —“El gran Cocodrilo” como lo llamaban sus amigos—, fue un escritor que sobresalió de su generación por su sana conciencia lírica, por su apasionado interés por la redención del hombre y por nuevas normas de vida y justicia. Contribuyó con la desmitificación de la poesía, tal como Sabines, la revistió de sencillez y fuerza, al mismo tiempo que la rescató de la enajenación elitista y desesperanzada.​

    La obra de Huerta ha prohijado una vasta descendencia —lo dice David Huerta partiendo de una opinión de José Emilio Pacheco— que incluye “toda una ancha corriente de poesía mexicana, la única desde luego, y en ocasiones tampoco la más valiosa”.​ Entre los seguidores de Los Libros del alba destacan, a su manera: Jaime Reyes (su poema, “los derrotados”, en especial), Max Rojas y su libro El turno del aullante, algunos poemas del veracruzano Orlando Guillén, un conjunto de poemas de los poetas infrarealistas —Mario Santiago, Darío Galicia, el chileno Roberto Bolaño, entre otros—, y recientemente Carlos Bautista y Eduardo Garduño.

    Crítica de su obra

    De acuerdo con Christopher Domínguez la producción de Huerta corresponde a una poesía a la que el lector se regresa con cariño, ya sea buscando en él al bardo blasfemo de una Ciudad de México desaparecida, ya recurriendo al tierno y vehemente autor elegiaco o en calidad de su escucha reincidente a los poemínimos, que se sobreviven y se renuevan como fuegos de artificio en la bóveda verbal de la lengua. Para el crítico, se trata de un escritor preocupado por enriquecer su propio acervo por medio de una tradición lírica castellana que dominaba, exaltando siempre las libertades vernáculas así como las intimidades colectivas de la vida mexicana.​

    Octavio Paz se refiere al compromiso político de Huerta —el cual se conjuga con la temática del amor y su vocación poética— en su prólogo a la antología Poesía en movimiento de 1966:

       Los poetas de este grupo (Taller) intentaron reunir en una sola corriente poesía, erotismo y rebelión. Dijeron: la poesía entra en acción. Su tentativa fue distinta a la de los "estridentistas" que unos años antes se habían servido de la Revolución como de otro elemento (sonoro) más, en su estética de timbre eléctrico y martillazo. El grupo también se opuso a los secuaces del "realismo socialista", que en esos días comenzaba su domesticación del espíritu creador.​

    De acuerdo con María del Carmen Millán, el grupo de la revista Taller opuso su actitud revolucionaria, interesada por los problemas sociales frente a la posición esteticista de los Contemporáneos cuyos integrantes (Carlos Pellicer, Jaime Torres Bodet, Xavier Villaurrutia, José Gorostiza, etc.) quisieron poner en circulación a México con lo universal.​

    David Huerta ha destacado la labor de dos de sus estudiosos, según dice, a menudo poco conocidos en la faceta de la crítica literaria: el filólogo Antonio Alatorre y el poeta Luis Vicente de Aguinaga, ambos originarios de Jalisco. El primero reseñó la obra de Los hombres del alba en la revista Pan de Guadalajara, publicación que dirigiera y editara ahí mismo, junto con Juan José Arreola. Luis Vicente, por su parte, se ocupó del poema intitulado “Verdaderamente”, uno de los más leídos y citados del autor, en un libro de ensayos colectivo que lleva por nombre Efraín Huerta. El alba en llamas, cuya finalidad fue examinar la obra del escritor a manera de homenaje de poetas y escritores jóvenes, estudioso de su obra.​

    Por su parte, Carlos Montemayor considera que los poemas urbanos o de desastre de Efraín Huerta son políticamente superiores a sus poemas “especialmente” políticos, porque son reales, directos, sensoriales, con una intensa emoción del descubrimiento humano; los otros son abstractos, retóricos, alejados de la sangre; la vocación por la realidad, aun en Efraín Huerta, es más intensa y esencial que por las doctrinas. “Los perros del Alba” son más reales que “Los perros de Dios”; “Declaración de odio” que “Descubrimiento de Moscú.

    Periodismo y otras actividades literarias

    Huerta comenzó su carrera periodística en 1936.5 A partir de esta fecha, colaboró con más de cincuenta periódicos y revistas de México y otros países.6​

    En El Nacional y después semanalmente en El Fígaro, hizo crítica de teatro y cine, a los cuales se les sumarían posteriormente los reportajes de investigación e innumerables columnas de cine, política, temas sociales, urbanismo, crónica, literatura e incluso deportes. También realizó otras publicaciones bajo distintos seudónimos, como Filmito Rueda, Fósforo, El Periquillo, El Hombre de la Esquina, Juan Ruiz, Damocles, y Juanito Pegafuerte entre otros.​

    En 1938 se inicia la revista Taller, la cual se publicó hasta 1941. Los responsables al principio fueron: Octavio Paz, Rafael Solana, Efraín Huerta y Alberto Quintero Álvarez. Solana dirigió los primeros cuatro números y Paz, los ocho restantes. A fines de 1937 Solana propuso a los integrantes ampliar la revista. Después, Taller incluyó cuentos, ensayos y críticas configurados en torno a la frase que aparece en el primer número: “La libertad es la única forma de fatalidad que el hombre soporta y resiste.​

    En 1947, Huerta colaboró con la revista semanal El Fígaro. También, por la misma fecha, realizó Close up de nuestro cine, sección de la Revista Mexicana de Cultura, parte a su vez del El Nacional donde escribió crítica sobre cine mexicano. Una parte de sus textos se publicaron después en Close up I y Close up II (2010) .​

    Durante la década de los cincuenta también colaboró en la célebre revista Cinema Reporter, en cuyas páginas dejó testimonios tanto de admiración o mordacidad que le producían las estrellas de cine del momento. Como ejemplo basta citar el de Rosa Carmina a quien calificaba "de monumental y partenónica" mientras a Elsa Aguirre la definía como "la María Félix de los pobres".

    En 1951 fue director de la revista cultural Intercambio del Instituto de Intercambio Mexicano-Ruso, y entre 1957 y 1961 editó los Cuadernos del Cocodrilo pequeñas plaquetas de poesía amorosa, como obsequio para sus amigos.​

    Miembro fundador de Pecime. Fue uno de los grandes periodistas cinematográficos de nuestro país.

    Actividades políticas

    Las actividades políticas de Huerta comenzaron cuando se unió al Gran Partido Socialista de Querétaro Central en 1929. Después formó parte de la Federación de Estudiantes Revolucionarios (FER) y la federación Juvenil Comunista (FJC)​ en 1935, donde conoció a José Revueltas, garantizando su entrada al Partido Comunista Mexicano en 1936, este fue su periodo más belicoso; sin embargo, el partido entró en crisis cuando se dividió en dos facetas: la que apoyaba a Trotsky y la que a seguía a Stalin. Gracias a esta eventualidad, los artista e intelectuales como Efraín Huerta, fueron expulsados del partido. No obstante, Huerta continuó siendo fiel seguidor de Stalin y el comunismo durante toda su vida, aun sabiendo las atrocidades del régimen ruso.​

    Sus actividades políticas incluían escribir poesía y viajar. En 1951 fue nombrado secretario general del Consejo Nacional de Partidarios de la Paz. Durante su cargo, viajó a la Unión Soviética, Chechoslovaquia y Hungría.​ Al término de la Revolución Cubana, visitó Cuba dos veces, una en 1967 y otra en 1968, como demostración del apoyo y simpatía por el nuevo régimen.​ Esto, le causó que le negaran la visa estadounidense en 1936. Asimismo, obtuvo su destierro de Brasil bajo pena de muerte, en 1966, al respaldar a los sandinistas en Nicaragua.​

    Sin embargo, en contraste con sus anteriores protestas ante los regímenes opresores, se mantuvo callado ante la Matanza de Tlatelolco en 1968. De acuerdo con la versión de su hija, Raquel Huerta Nava, se debió al inmenso dolor que le causó.​ No obstante, tuvo fuertes opiniones en contra de Gustavo Díaz Ordaz, presidente de México en aquella época.

    Reconocimiento

    En 1949 el Gobierno de Francia le otorgó las Palmas Académicas, gracias a su trabajo como escritor y periodista.​ En 1956 recibió el Premio de la Paz Stalin.​ El muralista Diego Rivera incluyó su imagen en el mural Pesadilla de guerra y sueño de paz (1952), del cual se desconoce su paradero.​

    En los años 70 recibió distintos premios en México en reconocimiento al trabajo de su vida. Entre los premios se encuentran: el premio Xavier Villarrutia (1975), el Premio de Poesía Nacional (1976) y el Premio de Periodismo Nacional (1978). ​Recibió el premio Quetzalcóatl de plata, otorgado por el Programa Cultural Poesía en Chapultepec del gobierno del Distrito Federal (1977) y el Premio de Periodismo Nacional (1978). En 1978 fue jurado del Premio Casa de las Américas en La Habana, Cuba, donde se le hizo un homenaje. A su muerte el Instituto Nacional de Bellas Artes y la UNAM le rindieron sendos homenajes.​

    Después de su muerte, su biblioteca y sus archivos personales fueron adquiridos por el gobierno y puestos en la casa del poeta Ramón López Velarde y la librería de Salvador Novo, su librería y objetos quedan como exhibición desde 1988. Y en 1988 el Fondo de Cultura Económica publicó la primera edición de Poesía completa.​

    El interés hacia el trabajo de Huerta fue en picada tras su muerte, hasta que en el 2010 resurgió como uno de los poetas más leídos de México.​ El centenario del poeta fue celebrado en México en el 2014 en el Festival Internacional Cervantino25​ y en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.​

    En 2014, en coincidencia con el centenario de su nacimiento, se inauguró un monumento dedicado a Efraín Huerta en la Ciudad de México.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Efraín Huerta, de su obra Los eróticos y otros poemas, Ultramarinos, 2016:​ ​


    APÓLOGO Y MERIDIANO DEL AMANTE

    Cenital guerrero de la carnalidad
    retorno al monumento-flor de una saturada piel.
    Estuve ausente todo un verano tembloroso,
    en medio de la contienda florida
    de los hirvientes amantes.

    Atisbo el orquestal tejido de su escultura,
    anudo la mirada en el cristal de su vientre.
    Creo iluminar la tormenta,
    perfumar el bosque;
    imagino a mi difamada juventud .
    en actitud de templo desguarnecido.

    Humillado acaso, mas no desintegrado,
    adivino en la espesura de sus venas
    la última suerte —echada ya—
    del desamor innoble,
    del fantasma y sus puñales,
    de tu terrible existencia que no muere lo suficiente.

    Hoy resido en tu muslo derecho,
    aquí y allá, para necesitarme, para,
    invisible, ascender hasta tus ciudades
    y tus pueblos; necesito aterrarme
    con mi propia ruina, voltear
    de revés mis remordimientos, porque,
    ay amada, he perdido la llave
    del inocente territorio de las catástrofes.

    Palidezco y emerjo de un sueño
    con la diafanidad del galope lunar
    y el borrado zurear de la paloma.
    Cielo y tierra, bastiones neblinosos
    y oportunos para grabar de una buena vez
    —nunca es tarde para los transidos,
    los desnudos, los boquiabiertos,
    los insurrectos, los límpidos, los ebrios—
    este infinito y giratorio epitafio.

    Cabeceas inclemente y esmeraldina
    como los bateles en el dormido lomo del río.

    Te amo y te adoro en esa armonía
    de hosca noche, de sórdido naufragio.

    Un día cualquiera pude ser la fe,
    la semilla, una calle virginal,
    una carretera de capullos.
    Aquel día que no sangró
    me extravié en un gran patio invernal
    donde los nísperos parecieron
    los ojos amarillos de Donatello.

    Entonces mi breve furia se acogió
    al doliente arrebol de tus rodillas
    hincadas a la mitad del alma
    —y el alma se mostró caballunamente cadavérica.

    Silencioso, pero todavía no vencido,
    avanzo como la hormiga real
    fascinado por la ciencia de tu naturaleza de gata.
    Hoy era miércoles, era una repentina penumbra.
    Luego vacilé como ante una muralla transparente,
    porque los balcones de tu pecho ardían
    y mi espada sin filo sólo era un cielo roto.

    A mi vez ardí cuatro semanas sin monedas para el alquiler
    ni para el vino; me saqué los ojos cinco momentos
    para no ver al médico ni a la depresiva enfermera.
    ¿Cómo es que a tu lado no huele a hospital?
    ¿Por qué me dejas con el goce a secas?
    ¿Cuándo con un demonio podré sitiar ese horizonte desalmado?

    Aspiro tus manzanas, tus duraznos,
    tu dominadora rosa de cobre.
    No aspiro más ni aspiro a más.
    Así la flecha que no partió jamás del seno de su dueña.

    En aquellos litorales, el guerrero sin laureles
    se protegió en la aridez de tus ámbitos.
    Estrella en mano, como una raíz
    interrogante y poderosa
    se aferró a la caracola, al desconsolado
    secreto de lo tuyo más umbrío:
    Un cántico de tristeza, gozosamente lamentoso,
    secó mis antiquísimos labios;
    vertí en el vaso de tu Belleza
    los disecados diamantes del olvido
    y un belicoso bufón se desplomó dueño del cansancio.

    Ahora me pregunto ¿Cuánto por el rescate?
    ¿Cuántas llamas necesito para turbarme,
    cuántos billetes para preservarme de los terribles címbalos
    y para no abandonar jamás de los jamases
    tu esbelta superficie de mariposas
    y el glacial aroma de mi Muerte?

    Tramonto colinas, traspaso eléctricas fronteras,
    alzo los brazos, clamo y vocifero de manera desdeñosa
    cuando lamo leve sangre en tu hombro
    —y mis dientes estallan alucinados
    porque ya han aprendido la lección de la sábana y sus colmillos.

    El guerrero es ahora una hormiga colérica.
    El guerrero es voraz, débil y solemne.
    Tú tienes dos alas, dos ojos, dos palomas,
    dos brazos, dos piernas, una boca
    fosforescente,
    .......................una meridiana entrepierna.

    Recuerdo que compré a plazos ciertas hechicerías;
    que mi choza era blanda porque la tapizaban frescos ramos de juncia;
    que halagué y santifiqué el bosque cercano,
    porque no puedo vivir sin el reino del follaje,
    las maderas metálicas y el llagado perfil de la orquídea.

    Di salvación a tu cuerpo
    con el atavío de las danzas vespertinas;
    al empezar el agua nocturna
    te dominé de mil maneras.
    Tus caderas rechinaron como la última carroza del cortejo.

    Tu cuerpo, tu almendrado sexo
    despedía los secretos de la resina.
    Acrecí mi amor hasta parecer un gigante
    aburrido en los herbazales.
    Amanecí enanizado hasta la misericordia.

    Acida es la lengua del hombre,
    agria la voz del ángel que huele a humo,
    eterizada la palabra de tu dorso
    y aceitosos los vocablos de tus murmurantes nalgas.
    No discutamos nunca,
    porque nada hay más insidioso que la mordedura rechazada
    el doble Universo que no me niegas
    el asunto de mis desnudas tenazas
    la crisis de mis miedos nocturnos
    las cuestiones fálicas de mis profecías
    la incineración de un guerrero cuya grandeza es la podredumbre
    las almohadas que me convierten en tu lacayo
    tu cintura
    ...............tus largos dedos...

    Después de todo, ya era hora de escupir
    y de volver a conversar estúpidamente.
    ¿Valió la pena secarme como a una cucaracha
    de La Batalla de San Romano
    para abrumarme con sueños apacibles
    y despertarme a gritos de sirena tempranamente preñada?

    De ningún modo te muevas. No hay necesidad
    de ser cautelosos. Voy a envejecer
    en la Casa de los Poetas Embrutecidos
    y dar mi nombre al martirologio.

    Ahora mírame, siénteme redondear un mundo
    de sílabas, un viaje a los estanques del hambre.
    Te poseo torvamente, torpemente.
    Asesino sin vestigios, revelo mis crímenes
    al primer interrogatorio.
    Tú eres mi escudo, mi lanza astillada.
    Yo soy quien se lamenta en la perla de tu axila,
    el que oyes llorar de frío, cínicamente desilusionado.
    Soy Paolo Uccello con su espejo al hombro.

    La Capilla de los Dioses está a la vuelta,
    en las orillas moribundas del infinito.
    La reunión debe semejar la sencillez de una visita
    al Museo Nacional de Antropología.
    ¿No lo crees así, sumergida y derribada doncella?
    Pago la entrada y firmo al pie de mi acta de defunción,
    porque nos ahogaremos en mares de sílex
    y a mí en lo personal me volverá a degollar
    la inmóvil lucidez de una máscara teotihuacana.

    Soy el golpeado, el deshonroso, el enfermo de moho.
    Soy el que no duerme y no vive
    y no se entremezcla con Nadie en la transitoria arquitectura de tu lecho.

    Bramo cuando no hay más remedio
    cuando los halcones despluman al gorrión de la suerte
    cuando las basílicas se tornan polvo
    y lo que perdura sobre tus mejillas
    es el relampagueo de un helénico incendio.

    ¿Qué más da? Pedro y Lucía se conocieron
    en el Metro de París,
    pero sus trabajos amorosos yacen en el pavimento
    de todas las ciudades hostiles.
    Yo te conocí en mi edad príncipe,
    en tu edad enferma y disolvente.
    Te conozco, piedra luminosa y ágil,
    paloma a perpetuidad.
    Te conozco como a la palma de mi mano
    —y mi mano es la vivienda de los pobres,
    de los que desordenan al mundo
    a golpes de dolor y aletazos.

    Me duele ayunar y maldecir.
    Me asombra dañarte y tú tan vegetal,
    divagando, dejándome ir y venir
    con los pasos retorcidos y la boca agónicamente beligerante.

    Me gustan, vuelven a gustarme dos cosas:
    tu liviana grandeza y tu magnífica pequeñez.

    A tu lado, a un minuto de la cosecha,
    soy una luna fría de ningún crepúsculo.
    Te poseo celestialmente —imagino—
    y ambos celebramos una danza sin ofrendas ni sacrificios.
    Verificamos ondulaciones, uñas, sudor,
    sudor, saliva, posturas incómodas,
    metamorfosis, escamoteos,
    preocupados riñones, míticos nectáreos seminales,
    astuta lucha a muerte fratricida.
    El guerrero ha perdido la paz, no la guerra.

    Ahora supón que mis orígenes carecen de valles, ríos y collados,
    ¿podríamos entonces dialogar con un cuerno de caza?
    Digo que ni el guerrero desfavorable querría
    llamarte dama becqueriana,
    mucho menos contender con lo más bruñido
    de la amenazante caballería.

    Estoy vencido de antemano.
    Mi sustancia no galopa, no penetra.
    Un millón de gatos mueren alrededor
    de nuestros cuerpos en fuga.

    Hace años, siglos, dije algo semejante
    y mi mujer no me creyó.
    Mis hijos eran ajenas provincias.
    Yo era el rumor de los bronces derretidos,
    pero bien sabía que iba a perder la cabeza,
    la camisa, la perspectiva (Paolo),
    las fábulas y los conjuros.

    Lo supe y me tragué la verdad
    de tu terrible Hermosura
    rodeada de siniestras alabanzas.

    ...................¡Cuánto lo siento, Vida mía!

    24-25 de enero de 1970



    BARBAS PARA DESATAR LA LUJURIA

    Un día de marzo de 1962. Por los desnudos clandestinos de Cecilia Montero; por la barba de Ricardo Salazar, fotógrafo; por mis amigos Jesús Arellano, Jaime Sabines, Antonio Galván Corona, A. Silva Villalobos y Rubén Salazar Mallén.


    So espléndido chilló Ricardo
    (Bloom) y se afeitó la negra y mulliganosa barba de cinco meses
    alors cayeron catedrales de moscas piando misericordia
    y fotos de Cecilia enseñándolo todo la muy cínica;
    la expulsaron y después la dejaron entrar
    mientras Ricardo (Bloom bum bum van a filmar Ulises)
    se ahoga en un buche de agua en la Casa del Lago
    y su barba de alquitrán va y viene
    y el rector papá Chávez protesta cuando esa maldita barba
    de no sé qué coño me recuerda
    y la estatua del gran pirata apestaban a pólvora

    Porque ya hemos llegado, so hermanos
    oh hermanos en el páramo de dólares de Joarez Avenue,
    vamos a ver, queridos, que cada quien se la saque y orine sobre su propia tumba
    (tum tum tumba Politécnico Politécnico ra ra ra)
    porque ha sonado la hora divina del trasero de Cecilia
    y todo lo demás
    ...............................Y después ya podremos hablar de todo lo que
    ...............................usted guste
    y por ende hasta de Paz
    paz paz paz para las palomas de La Habana
    paz para las palomas del Louvre para las palomas de Moscú y Nueva York
    paz para los palomos pentágonos de Washington
    pido paz para el crepúsculo de las dulces doncellas
    para la atareada vagina de Cecilia
    para la muerta barba de Ricardo bloom bloom Ricardo vámonos a Dédalus
    a ver qué te echas
    ...............................Ahora me toca sangre de cordero
    la santa sangre de cordero sabe a miel y a lo que te conté
    nada más que aquí se rompió una granada y cada uno
    de nosotros se va mucho a Chihuahua a un baile
    .........................................................................................................¿No lo crees?
    Adiós oh so espléndida barba de Ricardo
    adiós me deprimen me debilitan las camisas de Chucho
    los pantalones ajustados y
    las botas de Silva Villalobos
    oh recontrasagrados mensos precoses asaz procaces
    oh amigos llenos de barbas amigos lampiños
    pero antes voy a leer mi epitafio
    y dar el visto bueno a mi consigna personal y estúpidamente apasionada:

    Sabed que un día bajo techo en lo negro y hostil
    una paloma con cara y nalgas de Cecilia
    se recostó hecha cristal auroras pelos
    gozó durmió báñose durmió gozó
    cosa lógica golosa axila empedernida
    fruta soez espesa miel durazno
    brutal con dormidas toallas sábanas martirio
    luminosa fornicación mieles arriba mieles abajo
    dedos roció pegajosos huelen los nardos
    noche jade jadeante jodidamente sudorosa
    alas sobre debajo dame dámelo
    .................................................................so espléndida

    Entonces oh cordero sacrificio leña de barbas
    bas bas bas Universidad Universidad ra ra ra
    adorado cordero pájaro de arena
    costillar de melancolía
    pata de cabra conejo del alma
    noche teotihuacana paz octaviana pas pas pas
    Atlante Atlante ra ra ra
    voy sigo aúllo tras trasero tras tras
    por el adormecido culo del alma ra ra ra

    Vengo a ser la tortuga bicicleta copulosa
    fúnebre funeral (RIP Riparto tam tam)
    muérete vívete escálala Adelaida
    cuando Silva se embriaga en los volcanes
    soñador soñoliento sonso
    Vente baby a bailar el twist
    pies de fósforo rebeliones
    ................................................Ahora corresponde
    saber de qué mueren los ardidos
    los mentejotos los solapípedos
    alors el gran desfile con adolescentes
    cogiéndose de las azules manos
    camino al Centro Mecsicano de Escritores
    ponme al pie de la beca
    vaca vaca vaca sagrada Margaret
    danza de seda con sabrosos calzones humeantes
    humareda danzón (¿ya cerraron en Tranvía?)
    ¿qué carajos hacemos aquí tragando barbas
    de petróleo barbas de cuarto oscuro?
    Orita vengo solemne ubérrima morena
    yo soy tu colibrí pero
    pásame la torre de la rectoría
    pásamela grandísimo hijo de Ayo el chiquito
    uberrímate uberrimeado
    pásamela con todo y cuernos en cueros
    encuerada te espero el 10 de mayo
    anda ándale putilla
    cara de colofón de matáfora
    vámonos Uruchurtu permite periféricamente
    absurdamente andar arando pasos a desnivel
    pies llenos de barbas

    Sabed que piso pisoteo la verdad
    la libertad de expresión (bla bla bla)
    toco (a sus pies seños presidente
    el que a hierro mata Filomeno muere)
    aspiro (¿usted gusta un cachito de Texas?)
    soy turista señor procurador licenciado
    mi querer ver Siqueiros penitenciarrrria
    Oh no existen pobres presos políticos pudriéndose
    túpele túpele túpele
    rojas rejas rojos
    ¿subvertimos el orden madre?

    Sabed sabed
    esperad ahora písame la verdad de dios
    porque dios es grande y
    ahora llega Jaime con ojos de tigre
    ojos de dios en celo tumba tarumba tum
    dios tzotzil jaimebundo
    pérezjoloteando ginebra ron poemas
    para cantar contar a la orilla
    de sórdidos lechos sórdidas barbas
    (Hasta mañana, si yo quiero, y dios-Jaime
    se echó a dormir ¿Recuerdas Jaime
    ¡Puto cura! dijeron las alondras del valle)
    Rubén dijo la Jija
    .................................¡me estrello!
    la otra noche me rompí tres costillas oh tres
    costillas nada más
    ....................................Esas son tontejadas
    pa traducir a Baudelaire aquí estoy yo
    musitó José Emilio
    Negra me cae la nueva ola
    que muy negra le caiga
    oh camaradas
    ...............................no hagan olas
    ái vienen los azules
    ayayayayay cuánto me gusta el gusto
    lacrimógeno estoy
    Cecilia mía
    (papión habemus grandísimos cabrones)
    y la estatua del gran pirata turista
    fue dinamitada y el procurador
    proclamó la ley marcial
    ..............................................Pues mueran
    las doctrinas exóticas
    muera Cuba (Gringas sí Kennedy no)
    viva el Pentágono (Whote trash FBI)
    mulas mestizos guarachudos judiciales
    polizontes abstractos granaderos surrealistas
    críticos chartarreros paz paz paz
    paz para los tamayos de todos los tamaños
    sin tamaños tamañitos abstrusos
    paz para el paraíso de Lecumberri
    paz para mister Mann y mister Tello
    no será usted un marxista-leninista?

    Oh maligno incorruptible demócrata representativo
    escupidera tapadera de mister Rusk
    por las barbas disolutas
    por las barbas lujuriosas
    pásame aquella dama
    pásamela con todo y todo
    capataza cantárida
    ................................cántale Toñito
    mujer perjura hip hip hurra
    damn yanquis cultura rocanrol
    twist rockefeller el que la descocalizare
    pinche y abyecto descocalizador será.

    Olvidé mi epitafio pri pri pritafio
    prio prio prio cardenal pajarraco
    pájaro cardenal (¿bailamos madre?)
    juntos arrejuntados revueltos
    nuncios cristeros miramones
    cómo quieres tu dogma ¿frío o al tiempo?
    militarazgo ostanazgo
    y ardientes monjas de abismal trasero.

    Oh Cecilia oh Ricardo
    oh dolorosas barbas en remojo
    pásame a Lolita Justine la rata sabia
    confabúlame confabulario
    Introito ad altare Dei
    cierra el pico y ámame mujer de espeso sueño
    senos maduros trigo dura entrepierna
    axilas adivinanza nerviosos hombros
    refulge lengua oh trasero sucumbe
    lléname de barbas escándalo soy el cadáver
    la entraña cementerio semen municipal
    arrójame abúsame con hielo brazos
    te esculpo besos brasas dorado vientre
    te digo alba deshielo primavera
    en sueños canto despertar lluvia primera
    infancia dolorida juventud irredenta
    dame redonda estrepitosa realidad
    esbelto palomar húmeda herida
    suena resuena clarinada
    cobíjame o caderas oh saliva
    silenciosa vencida resucitada muerta
    bien muerta bajo labios bajo dientes
    bajo la piel guitarra
    ay amada así sea

    Sabed sabed
    la libertad tiene cara de perro
    voy a mear en la punta del este
    en consejeros senadores
    (Cuba territorio libre de América, Argelia libre)
    pásame alors las barbas oh locura
    oh demonio fiebre ¿quién carajos escribe
    cornos unicornios cocodrilos?

    Traguemos sí traguemos miseria muladar
    vientres vacíos rameras ramilletes de asco
    vomitemos hasta morir de frío
    de barbas duelo espuma gayosso rabia
    mujeres maricones lesbianas
    oh Cecilia
    oh Cecilia
    arrúllame
    .................Hay un niño dormido
    al otro lado del mundo

    Puro final marasmo encrucijada detenme
    átame tricolor bochornoso país
    digo patria digo revolución digo amor
    pronuncio Jesucristo Lenin Gandhi
    cruces vienen hoces martillos van
    ladran infantes de marina
    en Acapulco Veracruz Guantánamo
    voy a meterme en cintura voy a
    ser obsidiana tezontle estela
    ...............................................................nada

    Circúndame noche de barbas cuervos buitres
    barras estrellas dólares águilas calvas
    hay que ser macho
    quémense ardan sanlorenzos
    acribíllense sansebastianes
    ya voy y vuelvo
    No lo despierten niño manzana azúcar
    paz femenina masculina
    pásame el trasero de Cecilia
    pásame ron
    Ataúlfo
    bebamos como asnos
    bebamos so espléndidos amigos
    arrodíllense
    catedrales impías góticos coños
    salud
    .................y paz
    ..............................misericordia

    ..............................................................¡Vámonos al carajo!



    NUEVA GERONA
    (Isla de la Juventud)

    Cuando me llevaron al Policlínico era menos que humo:
    un hilo de lamentaciones y bravas lágrimas.
    Un médico de nombre Aurelio Álvarez
    me anestesió el brazo -"tranquilo compañero"-
    para sacarme aquella dura y espinosa dolencia.
    -Qué edad usted tiene, Huerta?
    -Tenía 54 años, doctor...
    -¿Cómo es eso de que tenía?
    -Doctor, ¿usted cree que vale lapena
    seguir viviendo con un brazo roto?
    Y fui durante un mes y días el Capitán Garfio
    (mi cocodrilo tótem dormía a mi lado)
    y en los días y noches del Hotel Colony
    me ciñó la poderosa amistad
    de los seres humanos más buenos y más bellos
    que jamás conociera.
    Gracias a ellos sigo arriba de aquella edad
    y el doctor Álvarez debe seguir pensando:
    ¿Qué se habrá hecho de aquel americano loco?
    O bien: -¿Todos los mexicanos estarán locos?
    (-Bueno, doctor, no todos.)

    Aguascalientes, 23 de marzo de 1969



    ALGUNOS POEMÍNIMOS:


    MANSA HIPÉRBOLE

    Los lunes, miércoles y viernes
    Soy un indigente sexual;
    Lo mismo que los martes,
    Los jueves y los sábados.

    ...........Los domingos descanso.



    TANGO

    Hoy
    Amanecí
    Dichosamente
    Herido
    De
    Muerte
    Natural



    CABALLO

    Pido
    Permiso
    Para
    Dormir
    Esta
    Noche
    A
    Rienda
    .............Suelta

    30-VI-69


    AY POETA

    Primero
    Que nada:
    Me complace
    Enormísimamente
    Ser
    Un buen
    Poeta
    De segunda
    Del
    Tercer
    Mundo

    30-VI-19
    69



    HORRIBLE MUERTE

    Bestia peluda
    La Misantropía
    Me dio
    De puntapiés
    En la
    Entrepierna

    Morí
    Confortado
    Con todos
    Los auxilios
    Espirisexuales

    2-VII-1969




    VIUDO INFINITO

    De la melancolía
    De Sophia y de Brigitte
    De Jacqueline y Soraya
    De Marie Laforet
    De Ira de Fürstenberg
    De mi acelerada mujer

    Viudo del alba
    De la también
    Infinita miseria
    De ti
    De ustedes
    De mí mismo
    Y de la poesía
    Claro está.

    17-VII-1969




    EH y AA DICEN:

    Después
    De todo
    Todas
    Han sido
    El
    Amor
    De Mi
    Vida

    30-VII-1969




    ORACIÓN

    Sufro
    Bonitamente

    Líbreme
    Dios
    De los
    Malos
    Sufrimientos

    20-VII-1969



    RECADO

    A las
    Honorables
    Autoridades
    Marítimas
    Celestes
    Y terrestres:
    .........."No
    ..........Se culpe
    ..........A nadie
    ..........De
    ..........Mi
    ..........Vida"

    7-I-1970



    HERMAFRODISÍACO

    Hombres
    No
    Me
    Faltan

    Mujeres
    No
    Me
    Sobran

    Estoy
    Completo



    DISTANCIA

    Del
    Dicho
    Al
    Lecho
    Hay
    Mucho
    Trecho



    DESCONCIERTO

    A mis
    Viejos
    Maestros
    De marxismo
    No los puedo
    Entender:
    Unos están
    En la cárcel
    Otros están
    En el
    Poder

    19-II-1970




    HANDICAP

    No puedo
    Dejar
    De
    Escribir
    Porque
    Si me
    Detengo
    ..............Me alcanzo



    SEIS A.M.

    Y así
    Murmuraba:
    "Ya es lunes
    Mañana martes
    Y el miércoles
    Está encima
    Pronto
    Será jueves
    Y luego
    Viernes
    Y aún
    No he
    Hecho
    Nada
    ..........De trabajo."



    CAMPOAMÓRICA

    Las madres
    De las hijas
    Que amé tanto
    Me besan hoy
    Como se besa
    A un tonto



    LA DONCELLA

    Verde
    Que te
    Quiero
    Verde
    Verde
    Viejo
    Viejo
    Verde
    ..........A  qué
    ..........Hora
    ..........Vas
    ..........A Llegar?



    CONCILIO

    Se
    Convoca
    A todos
    Los poetas
    Al primer
    Concilio
    Energuménico

    Condición
    Única:
    Saber amar
    Entre verso
    Y trago
    Y entre
    Trago
    Y verso
    .............Amén



    CASTRENSE

    Poetas
    Y
    Prosistas
    Aaaatención!

    Alienarse
    Por
    La Derecha!



    FRACASADO

    Nunca
    Pude
    Llegar
    A ser
    Un buen actor

    Siempre
    Tuve
    Muy mala
    Drogadicción



    PLAGIO XVII

    La que
    Quiera
    Azul
    Celeste
    ............Que
    ............Se
    ............Acueste

    19-II-1971



    CONSEJO II

    Has
    Engordado
    Un poco
    Jaime
    Por qué
    No caminas?

    Y Jaime:
    A dónde?

    18-V-1971



    CUAS!

    No fue
    Una separación
    Ni siquiera
    Un desgarramiento

    Simplemente
    Me dijo
    Que me fuera
    Mucho
    Pero muchísimo
    Hacia
    Los confines
    De ninguna
    ...................Parte



    MADISON AVENUE

    Al final
    De cuentas
    Sedientos
    Amigos
    Amorosos
    Enemigos
    ...........Todo es
    ...........Más
    ...........Sabroso
    ...........Con
    ....................SEXY!



    IMPOSIBILIDAD

    Por ahora
    No puedo ir
    A San Miguel
    De Allende

    No tengo
    Ni para
    El
    Paisaje

    25-VI-1971



    SINIESTRA PARÁFRASIS

    Odio
    El olor
    De los marines
    Que bombardean
    Y se van
    Un bombardeo
    En cada puerto
    Los marines
    Bombardean
    Y se van



    SALVAJEZ

    Todos
    Los lunes
    Descubro
    Que llegué
    Muy tarde
    A mi
    Fin
    De
    Semana



    OMINOSA

    Lo satánico
    Y antidialéctico
    Es que
    En la lucha
    Armada
    Son ellos
    Los que
    Tienen
    Las armas


    Última edición por Pedro Casas Serra el Lun 10 Oct 2022, 15:40, editado 2 veces


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39546
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Re: Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 10 Oct 2022, 15:37

    .



    Algunos poemas más de Efraín Huerta, de su obra Los eróticos y otros poemas, Ultramarinos, 2016:​ ​


    ÁNGELA ADORABLE DAVIS

    Para mi hermano José Revueltas,
    que está en Lecumberri
    Ah, y para Jorge Turnes


    Solemos hablar de regiones tibias,
    de arqueología, secuestros y bancos donde no tenemos cuenta
    -lo que cuenta es que nosotros nunca contamos
    nada, para nada, y maldita cosa, para nadie;
    discutir sobre el barroco, el plateresco,
    los grados de demencia, la liberación de Angola
    y, a veces, de las torturas carcelarias en Brasil,
    del exilio, de Machu Pichu y Palenque.
    No hablamos por el arte de hablar
    sino por escalofrío -manos en los bolsillos,
    manos arriba, puños arriba-,
    sino por verte, maestra, arder de amor
    como un deslizante blues, bailado y cantado en,
    digamos, Beaumont, Texas.

    Sucede pues que mister Hoover no descansa
    -ni en paz. El viejo basilisco
    es el atrofiador, el rancio, el que mata
    todo frescor florido, toda encendida pasión.
    Y así cuando los bajunos cherifes del FBI
    te agarraron al estilo americano
    como a mujer del delito
    todos con pistola en mano,
    nos pusimos a hablar de Cananea,
    Río Blanco, La Laguna, Nueva York
    y la California desestelar, desbrisada,
    donde tu blusa azul centellea
    nada más porque azul y negro
    es el color o el dolor de la esperanza,
    y tu puño en el cielo
    es la carita sonriente de la libertad nacida
    bajo un límpido cielo de tupamaros presagios.

    Con vocablos indígenas hablamos de ti,
    hermana Angélica, para darle al misterio su misericordiosa
    -diosa dimensión.
    Decimos de tu enorme aureola de bronce,
    tus ojos-uvas, la innumerable piel
    de tus muslos, tus pies de selva
    y tus desafinantes labios
    como dos africanas repúblicas -oh guirnaldas
    alrededor del mundo, oh Puck vertiginoso.

    Nos creemos tus discípulos en el aula dorada
    de tus universidades, en la celda luminosa
    que ciñe tus caderas, tu torso,
    tus manos, tus uñas y dientes, Angela Adorable,
    Davis, Adorable Davis, Davis Angela, presente,
    oscura esbelta gacela garza jaguar
    paloma de miel
    ........................prisionera por amor de amor.

    Víctima eres, azulenca, de los trumaníacos,
    los johnsoneros y los nixonecios,
    de los tecnólogos de Cabo Kennedy
    y de los cabellunos gerentes de la General Motors.
    En verdad todos llegamos a ser,
    temblequeantes, aterrorizados, medrosos y escindidos,
    tus pálidos, bochornosos victimarios.
    Pero no tus jueces.
    ...............................Nunca los jueces,
    jamás el pardo cielo de la mezquindad y del sadismo.

    Ahora ya sabes del amor, de las profecías,
    de los atabales que atruenan playas y acantilados;
    sabes de las oraciones y de la endiablada frivolidad;
    también de lo que conversamos en tu presencia,
    a la hora de las palabras marmóreas,
    del desencanto, del rezo, las mustias veladoras,
    las regiones de la más alta soledad,
    las panteras rugidoras, el cervatillo de cobre,
    Angela de todos los amaneceres
    Angela de la voz guerrera y jubilosa
    Angela Davis fiera hermosa bella!

    Por ti regresamos a la espesura,
    a la espera y a la esperanza,
    rompiéndonos el alma contra
    la muralla de los desdeñosos y soberbios,
    a la sombra de unas alas
    que semejan las vibrantes aleluyas
    ......................................................al aire libre.

    18 de enero de 1971




    DESENCANTO AL PIE
    DE UN APARATO TELEFÓNICO

    Para Beatriz Bas


    Esta Dama de Elche que todas las semanas
    me dice que la llame la semana entrante,
    de manera que cada semana es en mi leve hundimiento
    como una catedral sin asesinatos, un estadio de fútbol entre semana,
    una nada hecha de ciudades adheridas a un futuro extenuante.

    Me digo que así no se vale; que no se puede ni se debe;
    que yo la hice bella, doblemente, triplemente bella
    hasta la insensatez, para que ahora me salga
    con una hilera de semanas como columnas dóricas.

    Me revelo a mí mismo que la semana entrante no existe.
    ¿Existo yo o soy una ventana cerrada a piedra o lodo,
    como mi propia, desencantada poesía?
    ¿Qué existe diariamente, mejor, semanaria y semanalmente?
    Una mujer desnuda, un caballo salvaje,
    un malentendido, un terremoto; ella, quizás,
    existe debajo de mis brazos, como un libro ilegible.

    Hembra salvaje, yegua de piedra, hechicera frente de mármol:
    hinca las rodillas en un miércoles
    y desátame, deshazme de la tortura
    de marcar números idiotas y escucharte
    decir esta semana de miedo que te llame
    la aterradora semana entrante.

    5 de julio de 1971



    FUNERAL DE PALABRAS

    Cuando la palabra viva muere
    la palabra muerta la muerta palabra
    impone su silencio de palabras palabras palabras
    Hielo de palabras (silencio) hueco de palabras
    ......................................................................(silencio)
    Ataúdes de palabras palabras
    palabras deformes informes (silencio) palabras bras bras bras
    Necias oficiosas oficiales palabras palabras pala pala bras bras
    Brasas cenizas polvo palabrejo
    ..........(silencio) palabras huesos
    Esqueleto amargo de agrias palabras indecentemente indecibles indeseables
    Atropellantes atrofiadas atroces palabras (un millón)
    .......................................................más palabras más más
    Datos (silencio) cifras (silencio) estadísticas (silencio)
    Obscenamente desnudas palabras
    Aplaudidamente malas malísimas palabras que no dijeron
    .........Dos de Octubre
    Que no dijeron
    .........Diez de Junio
    Que no dijeron
    .........palabras palabras
    Porque ya estaban (silencio) muertas bien muertas
    bien muertas las palabras
    .........palabras
    .................bras bras bras
    Basura
    Tierra
    ...........Silencio

    6 de septiembre de 1971



    DEL MIEDO Y LA COMPASIÓN

    A mis amigos y compañeros del IPN

    A las 5.30 del día diez
    fulguré como un elemental agonizante.
    No veo el año ni el mes
    ni los secretos podridos
    ni los silencios rotos pero prolongados
    como los gusanos y las babosas.

    Hoy debo repartir mi miedo
    la firma de mi pánico
    la verde costra de mis dos mudos pies
    sobre las calles ultrajadas.

    Dulcemente a solas me miento la madre,
    porque yo sí procuré, procuro algo,
    canceroso procurador
    —hígado roto, riñones de cemento—,
    procurador de la miseria y de los muertos,
    muerto vivo, poeta funeral,
    nacido en junio, en junio muerto,
    testigo, testimonio,
    dolorido hasta los ascos,
    ardido por mis hijos y mis hermanos apaleados,
    asesinados.

    .................. Dios nos bendiga,
    diez, dieces de junio, dioses de siempre,
    y compadezcamos a Dios
    ..........que tampoco vio nada.

    24 de septiembre de 1971



    ARDE SANTIAGO

    Ardió la madrugada
    como un bosque de pinos subyugado.
    Ardió con la violencia del horror
    y el espanto de la sorpresa.
    Viejas se hicieron las risas,
    ancianas las carreteras y los puentes.
    Pues el alba es siempre el más alto
    de los milagros -y el asunto aquí
    era de hombres y de mujeres
    hechos de dura fe y de milagrosa sangre.
    De consignas, manifiestos, breves arengas.

    Todo lo estoy oyendo en la voz de Fidel.

    Ardió Santiago ardido
    por la gracia furiosa del carnaval.
    Ciudad de júbilos y presagios.
    Ciudad construida para ser
    la casa del mártir, el recinto del héroe,
    y para vivir y modelar las manos
    asidas a los barrotes carcelarios.

    Todo lo sufro en esas manos:
    son las manos de Melba,
    son las manos de Haydée.

    Ciudad como luna llena apuñalada
    ciudad para la bravura y la gesta
    ciudad para ser vista y llorada
    ciudad para comprar un libro de versos
    y leerlo de ida y vuelta
    antes y después del asalto
    a la hora de los muertos
    los vejados y torturados
    los hermosos sacrificados
    la lenta sangre seca en el césped
    en los corredores en las escalinatas
    y en las cálidas calles clausuradas de pena
    Ciudad para tomarle sabor
    como a la fruta triunfal
    que maduró a su tiempo.

    Santiaguera paloma de líquido zureo.

    Todo lo estoy mirando en los ojos de Abel.

    2 de abril de 1973



    CEMENTERIO VERANO

    Como puede ser la de la derecha
    puede ser la de la izquierda
    La más ennegrecida
    La que parece una mano vendada
    La fea la ronca la sin yerbas
    o la otra que no ves bien
    (idiota, tonto que no oyes)
    la que suena bonito
    (suena y sueña, caramba)
    la más poderosa y la más humilde
    Sí, sí, sí, la del carcomido
    bosque de violines
    La que huele a cerveza de barril
    ...............a Calzada de la Ronda
    (ese es Braulio, el bueno, el
    siempre-lleno-de-lágrimas)
    a la cervecería El Riel
    ¿O no es ninguna y solo
    estamos viendo renacuajos
    y culebras? ¿No es aquella letra
    (Sensemayá, Sensemayá)
    una gigante S
    y la otra, no es una R
    del tamaño del dios allí dormido?
    Las letras de la lápida
    son como un nuevo oratorio,
    antes menor, ahora mayor
    ..................que nunca.
    ¿Oyes la lenta-voz-madera
    de Pablo?
    Todo lo escucha uno, a cien
    metros de altura, sordamente,
    como este sucio verano
    como la cochina lluvia de junio
    horadando los huesos, amontonando
    en caritas sonrientes la ceniza.
    ¿Quién se está riendo
    a estas horas del día y
    de la noche? ¿Tú,
    grandísimo silencioso,
    cara de ciprés, almita de
    eucalipto?
    .................Pues sí,
    riéndome estoy, porque
    Silvestre ya no está:
    se nos fue al territorio
    de los grandes paseos. A un
    planeta de aromas
    donde no existen, dicen,
    las enfermedades, el sexto piso,
    amigos muertos;
    nadie, en una palabra,
    a quien sobrevivir.
    En lugar de la tumba
    y de las letras,
    solo un bello violín catedralicio
    demente de agua y cielo.

    3-4 de julio de 1973


    EFRAÍN hUERTA, Los eróticos y otros peomas, Ultramarinos 2016


    LEER MÁS POEMAS DE EFRAÍN HUERTA EN EL TEMA "POESÍA SOCIAL V": [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] (La obra de Efraín Huerta se encuentra desde la página 25 hasta la 30, entre los mensajes 741 y 882.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 36939
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Re: Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 13 Oct 2022, 15:33

    Crítica, conocimiento del alma humana, intereses políticos y algo de ironía y humor...todo eso venía a mi mente al leerlo.
    Sus poemas mínimos son muy interesantes...Funeral de palabras me pareció muy atrapante.

    Graciasssss Pedro!!!!!!!!! Besossssssssss
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 1002
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Re: Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por Amalia Lateano Jue 13 Oct 2022, 18:24

    La poesía temprana de Huerta es extraordinaria.

    Un poco atendiendo a la época, sus temáticas fundamentales son tanto la Revolución como el amor. No es extraño que una imagen capital en la obra temprana de Huerta sea el alba, esta idea de nueva aurora, de renacimiento, de cambio vital, social, la recuperación de la conciencia después del sueño, todas estas asociaciones que conlleva esta palabra son evidente en su poesía esperanzada y con un lenguaje muy audaz que combina la lectura de la tradición española, particularmente de la generación del 27, con algunos hallazgos parasurrealistas, porque finalmente él no era muy afecto a este movimiento, pero era alguien con una gran capacidad de la metáfora excéntrica, pero sobre todo el gran oído, una asimilación muy personal de las vanguardias y una incorporación incipiente del lenguaje cotidiano y callejero, que es algo muy raro en esa época.

    Gracias Pedro por traer a este gran Poeta!!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39546
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Re: Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 14 Oct 2022, 02:54

    Gracias por tu comentario, Cecilia. Para mí es increible la capacidad de artícular lenguaje de Efraín Huerta (y de otros grandes poetas), con esos poemas largos como ríos.

    Gracias por tu comentario, Amalia, que enriquece con tus apreciaciones la lectura de la poesía de Efráin Huerta. A mí sencillamente su poesía me asombra y apabulla.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Efraín Huerta (1914-1982) Empty Re: Efraín Huerta (1914-1982)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 07 Feb 2023, 14:59