Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 969203 mensajes en 45002 argumentos.

Tenemos 1516 miembros registrados

El último usuario registrado es ISAIAS

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 26 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 23 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Josefina Simón, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Octubre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


METÁFORA. Movimientos poéticos. Generación del 50: Antonio Gamoneda (20-02-2022) Empty

METÁFORA. Movimientos poéticos. Generación del 50: Antonio Gamoneda (20-02-2022)

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 38507
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

METÁFORA. Movimientos poéticos. Generación del 50: Antonio Gamoneda (20-02-2022) Empty METÁFORA. Movimientos poéticos. Generación del 50: Antonio Gamoneda (20-02-2022)

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 14 Abr 2022, 13:48

.


METÁFORA. Movimientos poéticos. Generación del 50: Antonio Gamoneda (20-02-2022)


Se recogen a continuación los poemas de Antonio Gamonedao seleccionados por cada uno de los poetas del grupo Metáfora y después los poemas que les han inspirado o que guardan alguna relación por su tema. Al haberse comentado en sesión presencial, no ha quedado constancia de los comentarios producidos. Los textos de los poemas de los miembros del grupo Metáfora aquí reseñados no son definitivos, están aún sujetos a revisión.


Glòria Forasté:

PAUSA

Acosta’t

Queda’t a la distància
a on els cossos parlen.
Acluca els ulls i calla.

Delimita el perfil
d’ambdues solituds.
Dibuixa’m a dins teu.
Escriu una espiral dintre del pit.
Busseja’m.

Tot ha d’esdevenir:
besades,
cabells,
algues.

Però no tinguis pressa:
aspira’m.

***
Si guaito per l’escletxa de la porta
veig com se’n va el teu cos
per camins sigil·losos.
El segueixo
amb els ulls
mentre miro com
se’n va
se’n va.

Glòria Forasté


LA MEMORIA es mortal. Algunas tardes, Billie Holiday pone su
rosa enferma en mis oídos.
 
Algunas tardes me sorprendo
 
lejos de mí, llorando.

ANTONIO GAMONEDA


A LA MANERA DE GAMONEDA

De lluny sento sanglots
i em mullo

no sé per qui ploro.

Passa una processó de taüts i
i un rosari de mans

i tu tan petit
no hi eres.

--

Més enllà de les granotes
neixen orquídies
Ni les granotes
......................ni les flors
son veritables del tot

Però existeixen.

--

Potser sé que existeixo si ploro.

I soc tota jo
a la cambra desordenada
-i fosca-
dels meus dies.

--

Necessito un passadís
de calzes
per trobar-me gemegant.

I tampoc sé ben bé
        si soc jo la que ploro.

Glòria Forasté



Con tus manos conducidas por una música que vagamente
recuerdas,

dices adiós en el umbral. Ah insensata dulzura,

dices adiós en el umbral y de tus manos se desprende

un instante sin límites.

ANTONIO GAMONEDA


se’ls hi ha omplert de dents tota la boca 
i els seus somriures 
expel·leixen eixams de papallones 

tenen el cap cobert de rinxols de glicines 
acaronen la sorra 

construeixen escales 
..................................per anar 
..................................................fins al cel 

m’han emplenat la casa 

......................................
de cavalls 

......................................de gallines 

m’eixorden amb grinyols de violins 
em tremolen granotes quan salten sobre el llit 

i em pregunten atònites 
que hi fa un nen amagat 
a dins d’una maleta 

Glòria Forasté


*


Juliana Mediavilla:

Yo, sin ojos, te miro transparente.
En la música estás, de ella has nacido;
de este grito de luz, de este sonido
a mundo amado luminosamente.
 
Y yo escucho después —agua creciente—
a la música en ti: todo el latido,
todo el pulso del aire convertido
a tu belleza, a tu perfil viviente.
 
Tumba y madre recíproca, del canto
orientas a tus venas la agonía,
y tus ojos asumen su potencia.
 
Oh prisión de la luz, después de tanto,
ya veo en el silencio: la armonía
es tu cuerpo, tu amada consistencia.
 
ANTONIO GAMONEDA
 

POR EL VERDE DEL MAR
 
Lejos del mar soñé en el altiplano
un amor más allá de las fronteras,
enredando en los sueños las quimeras,
bajo un cielo de añil y un sol pagano.
 
Por el verde del mar dejé mi llano
y las ondas del viento en las praderas
y las dulces y pardas sementeras
que todo lo dejé. Se abrió mi mano
 
hacia un amor de espuma y caracolas
que trajo primaveras y el reclamo
del lenguaje atrevido de las olas.
 
Lleva esencia de mar el hombre que amo
yo, ausente de trigales y amapolas,
en sus doradas playas me derramo.

Juliana Mediavilla


*


Lidia de Zuloaga:

LA BELLEZA      
         
no proporciona dulces sueños; cunde
en el insomnio azul del hielo
y en la materia del relámpago.

En cales vivas, en
láminas abrasadas,
gira sin descanso; su
perfección es el vértigo.

La belleza no es
un lugar donde van
a parar los cobardes.

Viva en su luz
mi pensamiento. Quiero
morir en libertad.
           
ANTONIO GAMONEDA


EL DOLOR

Corriente navegable cuyo caudal no se seca 
y siempre lo conduce hasta el mar.
Al mar viral de supervivencia, visible
a pesar de haberlo reprimido y desterrado

En callejón sin salida 
desemboca insensible
el placer abandonado.

Anestesia permanente
amor sospechoso, paliativo
centro sin conflicto ni
violencia

¿El dolor como catarsis?
Olvídalo. Mejor la asfixia
entre la escoria de la positividad

Vida indolora, vida no humana
Dolor y muerte.
Vida inmortal al precio de la vida.

Lydia de Zuloaga


*


Maria Teresa Ferrer:

Oh tiempo milagroso:
Ya no hay pájaro; lluvia,
Cristal vivo, hacia arriba
crece.

Más la ternura

tiende su mano misteriosa.
Alguien - el mundo- dice
adiós,adiós, sin palabras.

Mi corazón sobre la música
se inclina en paz. Alguien dice
siempre adiós.

La belleza

necesita silencio.

ANTONIO GAMONEDA


Oh espai desconegut:
ja no tens fulles; seques,
viatgeres, inermes s'escamparen
arreu.

Si el sol et besa

et cerca clamorosa primavera.
Al racó - el mes inhòspit-
hi ha neu, hi ha neu, desglaç.

La belleza necesita silenci
en el claustra colorit d'una flor
sempre tebia.

La nostàlgia

necesita el record.

Maria Teresa Ferrer


*


Marta García Sentís:

ESTAR EN TI

Yo no entro en ti para que tú te pierdas
bajo la fuerza de mi amor;
yo no entro en ti para perderme
en tu existencia ni la mía;
yo te amo y actúo en tu corazón
para vivir con tu naturaleza,
para que tú te extiendas en mi vida.

Ni tú ni yo. Ni tú ni yo.
Ni tus cabellos esparcidos aunque los amo tanto.
Sólo esta oscura compañía.
...............................................Ahora
siento la libertad
...............................................Esparce
tus cabellos
...............................................Esparce tus cabellos

ANTONIO GAMONEDA


NI TU NI JO

Tu a prop meu
el teu alè amb dona força,
jo soc també el teu alè
dolç embruixament.

Ni tu ni jo

Som el far l'un per l'altre
som el vaixell ple de fruita
som els camps de blat
la companyia buscada.
Donam la teva mà amb pell tatuada
Nu de mi
nua de tu
mentre els anys caminen per les nostres cares.

Marta García Sentís


*


Mercedes Carrión Masip:


HABLO CON MI MADRE
 
Mamá: ahora eres silenciosa como la ropa
del que no está con nosotros.
Te miro el borde blanco de los párpados
y no puedo pensar.

Mamá: quiero olvidar todas las cosas
en el fondo de una respiración que canta.
Pasa tus manos grandes por mi nuca
todos los días para que no vuelva
la soledad.

Yo sé que en cada rostro se ve el mundo.
No busques más en las paredes, madre.
Mira despacio el rostro que tú amas:
mira mi rostro en cada rostro humano.

He sentido tus manos.
Perdido en el fondo de los seres humanos te he sentido
como tú sentías mis manos antes de nacer.

Mamá, no vuelvas más a ocultarme la tierra.
Ésta es mi condición.
Y mi esperanza.

ANTONIO GAMONEDA


(Presento dos versiones de la misma idea pero diferentes en cuanto a la composición) Escritas ambas para este ejercicio.
 
AQUELLA SOLEDAD
 
tan temprano te fuiste madre mía
tan difícil  seguir un rumbo cierto
en aquel desamparo a cielo abierto
cuando el dolor cerraba cualquier vía
 
a un futuro en pos de la alegría
sin tu presencia diaria en aquel huerto
de amor y de constancia
.........................................sin tu aserto
ni advertencia prudente a mi osadía
 
aquella soledad cambió el destino
de dos niñas unidas en su abrazo
dos vestales cuidando su camino
 
la vida nos mantuvo en su cedazo
pero la muerte persistió en su sino
llevando a la más joven de un zarpazo
 
............................................ lejos de mi regazo
a encontrarse contigo en la ventura
si es que esta senda más allá perdura


TAN SOLO ESPERA 
 
el tiempo un bastidor y tu abandono
el aro de madera en la mañana
 
tu mirada perdida hacia un confín
................................................como esperando abrigo
más allá del amor 
...............................y de la rabia estoica de los tuyos  
madre
 
si eso fuera posible
si más allá el vacío  preservase
o el cosmos sostuviera tan solo tu latencia
y en esa extraña fórmula
yo pudiera intuir
cerca de ti a mi hermana
 
sería mi dolor tan solo espera
 
madre

Mercedes Carrión Masip


*


Pedro Casas Serra
:

Luz.
…....Ha de ser
la última luz.
……………..Estoy
muy cansado.
……………...No
recuerdo mis pasos.
…………………….Ya
he llegado.
…………..No sé
adónde.
……….Estoy
muy cansado.

ANTONIO GAMONEDA, Canción errónea, 2012


NÁUFRAGO

¡Tengo frío! ¿Por qué
la luna ríe? ¡Tanto
tiempo! Diviso un promon-
torio... ¡Ya he llegado!

Pedro Casas Serra (02-07-2003)


LLANTO SOBRE EL RHIN

........................I

¿No oís sus voces? Suenan airadas
apagando el eco de vuestras canciones.
Vienen en tropel, de todas partes
surgen emergiendo del lodo.

Mientras los días transcurren placenteros
acecha el monstruo y de sus fauces
brotan llamas que abrasan.
Miras y no ves sino desesperación.

¿Valía la pena tañer campanas?,
¿las palabras solemnes?, ¿los himnos marciales?
Los jardines con cruces no contestan,
con su dulce silencio resignado.

Si aún te quedan fuerzas, acércate al río,
métete en el agua, hunde tu cabeza
y reza una oración,
así probablemente conocerás la respuesta.

........................II

He visto saltar las techumbres
entre truenos de bombas y rojas llamaradas,
y a las gentes, como chinches,
abandonar sus casas.

Hoy suenan de nuevo las campanas
y enamorados enlazados
me contemplan: arcángel
al que un arzobispo anidó en su torre.

Cualquier día me echaré a volar,
yo también necesitado de otro
que imagino me aguarda
al otro lado del pináculo.

También yo necesito de su sangre
y de que sacie sus apetitos en mí,
mordisqueándome las alas
hasta alcanzar el orgasmo.

........................III

El río transcurre placentero
arrastrando indolente las barcazas,
entre viejos castillos
que ríen desdentados su soberbia.

Él da la razón a los niños
que chapotean desnudos sus orillas,
y a los enamorados que bajo los sauces
tienden mantas sobre las que yacer.

¡Que no crezcan esos niños dorados
que aparecen y desaparecen entre sus aguas!
¡Que no cesen los amantes en sus juegos!
¡Que no pase el tiempo!

Pues recordad esos días odiosos
en que bajo las botas
temblaban los puentes,
y aun las piedras lloraban.

Pedro Casas Serra (11-08-2003)


NO EXISTIR

…………..soy el que ya comienza a no existir
……...….y el que solloza todavía
…………..ANTONIO GAMONEDA

Despuntaba la luz y era agradable moverse en la ciudad. Nadie en la calle y aquel ambiente tibio, que dejaba soñar con la alegría de un mundo tierno y rosa. Frente a la iglesia de las monjas y el colegio de los frailes pedófilos, un banco en el paseo. En el banco, un muchacho, sentado, erguido,.inmóvil, sin mirada en sus ojos abiertos. Una espina de acero gris, colgaba de su brazo.

Estaba oscuro, en la hora incierta que corre de la noche a la mañana. Un autocar en el semáforo esperaba a una colegiala. ¡Corre, que se va, niña!, oí gritar a mis espaldas. Un chirrido de frenos, y explotó el cuerpo como un globo que estalla. Siguió un silencio, de fe, de compasión y de esperanza. Después, inacabable, sólo un larguísimo alariiiiiiiido.

Caían esas horas sosegadas, en que solo se espera la llamada a la mesa. Hacían obras en el edificio, tocaba descolgarse para arreglar el patio. Un mosquetón se abrió gastado por el uso, y flotando, se deslizó la cuerda. Ícaro contra la gravedad, ángel sin alas, intentó inútilmente bracear en el aire siete pisos. Como una flor segada aún caliente, yace lo que fue vida.

es la presencia inesperada de la muerte
un aire helado
que congela la imagen
y la preserva para siempre

y uno no entiende
qué extrañas circunstancias
se conjuraron para convocarla
qué ingredientes conforman esa pócima
que algunos beben pronto y otros tarde

no sé
supongo que podría como ellos haber muerto
si un adelanto en mi reloj vital
me hubiera conducido
a un encuentro fortuito
golpe de viento
que paraliza el  corazón
nubla la vista y diluye el pensamiento

pero prosigo en este mundo incierto
más maltrecho
venciendo los obstáculos que salen a mi paso
de una carrera cuyo final vislumbro ya
tan asustado como el primer día

Pedro Casas Serra


    Fecha y hora actual: Jue 06 Oct 2022, 06:49