Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 954405 mensajes en 44503 argumentos.

Tenemos 1502 miembros registrados

El último usuario registrado es Mònica Miró Vinaixa

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 30 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 26 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Mayo 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty

+9
clara_fuente
Lluvia Abril
Chambonnet Gallardo
Angel Salas
cecilia gargantini
Pedro Casas Serra
Walter Faila
Maria Lua
Pascual Lopez Sanchez
13 participantes

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Lun 18 Abr 2022, 07:19

¡NO A LA GUERRA!


211 - EN EL LARGO ÉXODO TE AMO MÁS, de Mahmud Darwich




En el largo éxodo te amo más. Dentro de poco

cerrarás la ciudad. Yo no tengo corazón en tus manos ni

camino que me lleve. En el largo éxodo te amo más.

El granado de nuestro honor, después de tu pecho, ha perdido su savia. Leves son las palmeras,

las colinas, nuestras calles en el crepúsculo

y la tierra cuando se despide de su tierra. Leves son las palabras

y los cuentos sobre las escaleras de la noche. Pero mi corazón es pesado.

Déjalo allí, aullando en torno a tu casa y llorando los bellos días.

No tengo más patria que ella. Al partir te amo más.

Vacío el alma de las últimas palabras: te amo más.

Al partir, las mariposas guían nuestras almas. Al partir

nos acordamos de un botón de la camisa perdido y olvidamos

la corona de nuestros días. Recordamos el olor del sudor con perfume de melocotón y olvidamos

la danza de los caballos en la noche de bodas. Al partir

nos igualamos al pájaro, nos apiadamos de nuestros días y nos contentamos con poco.

Me basta de ti el puñal dorado que hacía danzar mi corazón moribundo.

Mátame lentamente y diré: te amo más de lo que

dije antes del gran éxodo. Te amo. Nada me causa dolor,

ni el aire ni el agua ni la albahaca en tu mañana ni

el lirio en tu tarde me causa dolor después de este éxodo.







Del POEMARIO: ONCE ASTROS (1992)



http://www.poesiaarabe.com/exodo_mahmud_darwish.htm


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 18 Abr 2022, 11:36

212.


EL NIÑO DE BASORA

(mirando las fotos de guerras)

I

El niño iraqui
de grandes ojos tristes
asustados
sufre en el cuerpo y en el alma
la destrucción de Basora
por los ambiciosos invasores
del otro lado del mundo...
Llamas de codicia
consumen la sonrisa y el sueño
del niño...
Cenizas de crueldad
siembran odio y venganza
en el corazón del niño...

El niño de Basora
ya no volverá a recorrer
¡el camino del Amor!...

II

En un pasado presente
la niña vietnamita
huia desnuda
el cuerpo en ruinas
de los escombros de su pueblo
destruido por los invasores inhumanos
del otro lado del mundo...
Y en la cara de la niña afgana
con inmensos ojos verdes
pulsaba el terror de los crueles invasores
del otro lado del mundo...

III

Del otro lado del mundo
un niño rubio de ojos claros
mastica odio y chicle
mirando a la guerra en la televisión...
la cara se enciende
en la falsa rabia de adulto
a todos los niños del otro lado del mundo
vietnamitas
afganos
arabes
latinos
- todos tan niños como él...

IV

La infancia de la niña vietnamita murió
no pudo oler las flores
de dulces primaveras...
La alegría de la niña afgana murió
no pudo contar las estrellas
del cielo de su sueño...

El chico rubio de  ojos claros
del otro lado del mundo
todavía inocente
bebe la coca cola de todos los dias...

Y el chico de Basora
herido en el cuerpo y en el alma
¡nunca más será un niño!...

MARIA LUA (del foro Aires de Libertad)


************************

O  MENINO  DE  BASRA

(olhando fotos de guerras)

I

O menino iraquiano
de largos olhos tristes
esbugalhados
sofre no corpo e na alma
a destruição de  Basra
pelos invasores gananciosos
vindos do outro lado do mundo..
                 Chamas de cobiça                  
consomem o sorriso e o sonho
do menino...
Cinzas de crueldade
semeiam ódio e vingança
no coração do menino...

O menino de Basra
nunca mais vai trilhar
o caminho do Amor!...

II

Num passado presente
a menina vietnamita
fugia nua
o corpo em ruínas
dos escombros de sua aldeia
destruída pelos invasores desumanos  
vindos do outro lado do mundo...
E no rosto da menina afegã
de imensos olhos verdes
pulsava o pavor dos invasores cruéis
vindos do outro lado do mundo...

III
Do outro lado do mundo
um menino louro de olhos claros
masca ódio e chicletes
diante da guerra na televisão...
O rosto se inflama
na falsa raiva adulta
a todos os meninos do outro lado do mundo
vietnamitas
afegãos
árabes
latinos
- todos tão meninos quanto ele...

IV
A infância da menina vietnamita morreu
não pode sentir o aroma das flores
de doces  primaveras...
A alegria da menina afegã morreu
não pode contar as estrelas
do céu de seu sonho...

O menino louro de olhos claros
do outro lado do mundo
ainda inocente
bebe a coca-cola de todos os dias...

E o menino de Basra
ferido  no corpo e na alma
  nunca mais será um menino!...

MARIA LUA

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 46812
Fecha de inscripción : 17/04/2011

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Lluvia Abril Mar 19 Abr 2022, 00:12

¡NO A LA GUERRA!



LUCTUOSIDADES



En el solar al fondo descubrí las torceduras que acarrea la muerte/ morir era un asunto de películas rusas en dos canales de tv prestada.

                                                                                    Lo demás quedaba para las insufribles peroratas de historia/ donde prácticamente solo/ el héroe trasponía un prado y quedaba tendido entre las piedras.

                                                              En cuestiones mortuorias el siglo XX iba más lejos de lo que ofrecía la televisión rusa/ pero frente al solar yo imaginaba cien años de correrías mambisas en las que se podía morir de inanición/ atravesando neciamente un potrero o en una recia carga.

                                                   Quedar sin vida en la carga al machete debía ser una de las salidas más ilustres si no hubiera adoptado los códigos de grescas pasionales/ como vieron mis ojos/ en las que la víctima no sería el héroe sino el mandón del barrio y su asesino no un soldado de azul oculto en la manigua sino el chulo insolente del suburbio.

                  En el solar al fondo comprendí las distorsiones que factura la muerte.

El seudohéroe traspuso con necedad el prado/ sus impulsos más próximos al albedrío Western que a la tv rusa y quedó tendido sobre las anodinas piedras del solar.

No precisamente en una carga.

Por Ronel González Sánchez


(SAN PEDRO DE CACOCUM-CUBA, 1971). POETA, ENSAYISTA Y ESCRITOR PARA NIÑOS. OBTUVO EL PREMIO POR LA CULTURA NACIONAL (2001), PREMIO NAVARRO LUNA (2020) E HIJO ILUSTRE DE CACOCUM (2019). HA PUBLICADO EN POESÍA DESTERRADO DE ASOMBROS (1997), ZONA FRANCA (1998), CONSUMACIÓN DE LA UTOPÍA (1999; 2005), LA FURIOSA ETERNIDAD (2000), TEORÍA DEL FULGOR ACCESORIO (2016), NADA ES REAL SALVO LA NOCHE (2020), ENTRE OTROS; EN ENSAYO LA SUCESIÓN SUMERGIDA: ESTUDIO DE LA CREACIÓN EN DÉCIMAS DE JOSÉ LEZAMA LIMA (2006), ALEGORÍA Y TRANSFIGURACIÓN: LA DÉCIMA EN ORÍGENES (2007) Y TEMIDA POLISEMIA: ESTUDIO DE LA OBRA DEL POETA CUBANO DELFÍN PRATS PUPO (2014; 2016); LAS SELECCIONES ÁRBOL DE LA ESPERANZA: ANTOLOGÍA DE DÉCIMAS HISPANOAMERICANAS (2008) Y ERASE UN ELEFANTE BOCARRIBA: RACIMO DE DÉCIMAS HUMORÍSTICAS CUBANAS (2017); Y EN LITERATURA INFANTIL RELATOS TURULATOS (2015), LAS DIABLURAS DE ELEGGUÁ (2015), EL SECRETO ALBOROTO DE LOS BICHOS (2016) Y UNA PIZCA DE AMOR (2018).


_________________
¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 19 Abr 2022, 00:37

"En el solar al fondo comprendí las distorsiones que factura la muerte."

¿Qué puedo comentar...? Todo el POEMA me parece EXCEPCIONAL... Pero el verso que subrayo se sale de lo común.

Gracias, LLUVIA.

Besos.





_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 19 Abr 2022, 00:53

¡NO A LA GUERRA!

214. "ELEGÍA DE UN NIÑO ASESINADO." Autor: NAJWAN DARWISH ( 1978) (*). Expone: PASCUAL LÓPEZ


¡Hijo!
Vengo del recuerdo de los asesinados
del recuerdo que no distingue entre el niño asesinado y el dormido
El campo esta despierto alrededor de ti en el cuadro
Y yo, a media noche, enfermo y despierto
en este frio
Escucho golpes de lluvia oscura
Mientras tú estás tomando una siesta
no escuchas la lluvia ni mis presentimientos
¿Cómo te puedo dejar satisfecho para dormir?

El campo está despierto alrededor de ti
y alguien como yo sólo piensa en tu largo adormecimiento
en tus pinturas de aceite
en la mano del pintor que te cubre con una capa de aire oscuro,
como un niño asesinado.

(*) He buscado relación de parentesco entre el POETA PALESTINO POR EXCELENCIA, MAHMUD DARWICH - que, excelentemente, está exponiendo María- y el autor que expongo hoy. No he encontrado esa relación. El apellido parece frecuente entre los palestinos y se escribe, indistintamente, de las dos maneras ( DARWICH / DARWISH; o, al menos, así los he encontrado yo según las fuentes.)



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Mar 19 Abr 2022, 09:27

¡NO A LA GUERRA!



215 -  YO TENGO DETRÁS DEL CIELO UN CIELO, de Mahmud Darwish
 
Yo tengo detrás del cielo un cielo para regresar, pero
continúo puliendo el metal de este lugar, y vivo
una hora que percibe lo invisible. Sé que el tiempo
no será dos veces mi aliado, y sé que saldré de
mi bandera cual pájaro que no se posa en ningún árbol del jardín.
Saldré de toda mi piel, y de mi lengua
descenderán algunas palabras sobre el amor por
la poesía de Lorca que habitará en mi alcoba
y verá lo que yo he visto de la luna beduina. Saldré del
almendro como algodón sobre la espuma del mar. El extranjero ha pasado
portando setecientos años de caballos. Ha pasado por aquí el extranjero
para que el extranjero pase por allí. Saldré dentro de poco
de los pliegues de mi tiempo como extranjero de Damasco y de Andalucía.
Esta tierra no es mi cielo pero esta tarde es mía,
las llaves me pertenecen, y los alminares y las lámparas, y yo
también me pertenezco. Soy el Adán de los dos paraísos, dos veces perdidos.
Cazadme despacio
y matadme deprisa
bajo mi olivar
con Lorca.


***************


 (Poema escrito en un tiempo de exilio en España)




*** Pascual: Tampoco yo  he encontrado alguna relación entre los dos poetas. Sí, el apellido es frecuente entre los palestinos y se escribe, indistintamente, de las dos maneras ( Darwich o Darwish) También el nombre Mahmud, puede ser Mahmoud.


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Walter Faila
Walter Faila
Fundador del Foro
Fundador del Foro


Cantidad de envíos : 19412
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Edad : 59
Localización : Santiago Del Estero

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Walter Faila Mar 19 Abr 2022, 12:08

NO A LA GUERRA
 
216-MARIÚPOL. 19. 4, 22 (AUTOR: PASCUAL LÓPEZ SÁNCHEZ)

No sé dónde está el acento preciso...
sí, donde estalló la bomba asesina,
sí, donde voló la voz, tan cansina,
que dejó de ser un llanto conciso
 
por ser, Mariúpol, un decomiso
de flor y esperanza: cruel la toxina
del vil asesino en su marquesina,
matando la fe de Azov sin permiso.
 
Fósforo en las calles, para regar
asfaltos, cimientos... y la ternura
que dejó la lluvia para la ausencia;
 
cubrió la muñeca para matar
a la triste niña que, sin blancura,
se hunde en el abismo de la inclemencia
 
PASCUAL LÓPEZ SÁNCHEZ


_________________

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Captur10
«Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden, es la hora suprema, es la hora de la disciplina, es la hora de la intensa preparación, es la hora del silencio, del silencio que precede a las grandes tempestades. Cuando los pueblos se encierran en el silencio de sus almas, infunden temor a los más grandes déspotas de la tierra»

Pedro Albizu Campos
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 19 Abr 2022, 23:57

¡NO A LA GUERRA!

217. PARTE DE GUERRA PARA LA PAZ.
Autor: GABINO ALEJANDRO CARRIEDO. Fte. Poesía Social Española Contemporánea de Leopoldo de Luís. Expone: PASCUAL LÓPEZ





En la mañana de hoy se rompió el frente
por diez puntos en Almería.
Treinta niveladoras avanzaron
entre el fuego graneado de los rayos de sol.
Apoyados por los tractores
los campesinos establecieron
una cabeza de puente
entre Níjar y Lucainena
logrando convertir en regadío
cuarenta mil hectáreas de secano.





Más arriba, en las Hurdes,
nuestras tropas (el pueblo) hormigonaron
tres presas de gravedad.
Acequias y canales se extendieron
por Jerte, Hervás y Granadilla.
¡Era un gusto en el valle
ver brotar la hortaliza, el algodón!





Mientras tanto en Monegros
y por los campos de Valladolid
cosechadoras y gavilladoras
cruzaban sus disparos
con el granizo y la sequía.
El enemigo se repliega
hacia los Bancos suizos y las islas Bermudas.





(Se lamenta la pérdida segura
de un dalle y una hoz
y dos traíllas probables.)



También la aviación
pasando en vuelo raso
fumigó los viñedos, naranjos y olivares
de Valencia, de Cuenca y de Jaén.
Los señores, dejando sus pertrechos,
huyen en dirección de la frontera.





Y en el mar, finalmente, la Marina
de gloria se cubrió cuando en las redes
la plata viva suma toneladas
de sardina y bocarte,
hundiendo, al paso, en aguas de Mallorca
dos yates de recreo
con orquesta y con zánganas.





La batalla prosigue. El arañuelo
ofrece aún resistencia
junto al escarabajo
de la patata y la langosta.





También la helada hostiga
por la noche. No obstante,
nuestro estado mayor espera pronto
darles la tierra a quienes la trabajan.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 46812
Fecha de inscripción : 17/04/2011

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Lluvia Abril Miér 20 Abr 2022, 00:16

¡NO A LA GUERRA!


JUAN DE LA CRUZ EN LA NOCHE OSCURA
Autor; Carlos Bousoño


Profunda es esta guerra y combate, porque la paz que espera
ha de ser muy profunda;
y el dolor muy delgado
porque el amor de su esperanza
delgado es, e íntimo.
Y como el alma ha de venir a posesión de dones,
conviene que primero
pobre y vacía de ellos sea.
Pobre, como garganta con sed de muchas aguas,
vacía, como el mundo.

Y como la tiniebla se aposenta en el ojo vacío
del alma vaciada
y en la substancia misma de la duda
terrible del que duda
tiniebla substancial parece y es.
Y como toda tiniebla y toda duda
hace a quien duda de tiniebla y duda,
éste se queda en la tiniebla,
en la tapiada oscuridad,
caído en la trampa, sin salida,
cogido para siempre, temeroso, asustado,
giñapo agazapado en un rincón.
(Así en el fondo del calabozo el prisionero
espera el alzado patíbulo, la horca,
el irrisorio tormento,
o bien, en oscura mazmorra no espera
sino la definitiva soledad
quien ha asaltado el camino,
o violentado a la doncella, o acaso asesinado
a quien la defendió.)

Como con pies atados y amordazada boca
y mano encarcelada y ojo ciego,
violador, asesino, ladrón de camino real,
así está Juan, sin nada o nadie
nunca,
purificado por amor
a nadie,
a nada,
nunca,
crucificado, muerto, tenebroso
y en la tiniebla.
Así.


CARLOS BOUSOÑO


Carlos Bousoño Prieto (Boal, 9 de mayo de 1923 - ), poeta y crítico literario español. Nació en Boal, Asturias, en 1923; pero a los dos años sus padres se trasladaron a Oviedo, donde transcurrieron su niñez y adolescencia. Estudió los dos primeros años de la carrera de Filosofía y Letras en Oviedo y se trasladó a Madrid a los diecinueve años; licenciándose en la Universidad Central [hoy Complutense] con Premio Extraordianario en 1946. Se doctoró en Filosofía y Letras en 1949 en esa misma universidad, con una tesis doctoral [la primera sobre un escritor vivo en España] sobre la poesía de Vicente Aleixandre, uno de los más grandes poetas de la Generación del 27; galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1977. Su tesis fue publicada con gran éxito ["La poesía de Vicente Aleixandre]; y sigue siendo hoy el mejor y más profundo estudio sobre la poesía Vicente Aleixandre", 1950]. Su pasión por la poesía [es uno de los grandes poetas de la posguerra española], junto a su inteligencia de gran alcance hicieron posible su tempranísima incursión en el campo de la teoría literaria.


_________________
¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Abr 2022, 03:30

219.


LA VISITA DEL JERARCA

1

¿Por qué se remueven en la cama los cuerpos
ya inquietos al alba?
Baja por el puente de Piedra y resbala por adoquines
helados de fría niebla el carro del Miedo.
Avanza por la calle Nueva medio a oscuras
mientras el viento hace oscilar las farolas de luz amarilla.
Escalofrío y un trallazo que retumba. Golpean persianas.
Alguien muy madrugador se levanta antes de tiempo,
enciende una luz pequeña y se prepara un café,
agua sucia para engañar el estómago,
y come un trozo de pan de aserrín. El carro
ya ha girado por la calle de la Industria.
Por el portal de la fábrica de gas
sale olor a carbón, sale luz brumosa,
sale un sucio lienzo de gas que va siguiendo el carro
Gran Vía allá, rechinando entre sombras, despertando muertos.
Poco a poco se han encendido otras luces.
De Sant Domènech bajan y pisan sonámbulas
botas relucientes de esfuerzo, negras de humo y grasa:
resuenan con ternura los pasos de los soldados
sobre los guijarros húmedos. Parece que ya
la niebla se va levantando sobre el casco y los guantes blancos,
copos de algodón sobre el caqui maloliente . Al fondo,
tilos sin ninguna hoja.

Dentro de palacio, el obispo Cartañà
ha tomado café con leche y dos tostadas,
también lee con luz amarillenta arriba y abajo
mientras los pajes preparan la capa y el capelo.
Las huellas felpudas, la tos seca.
Van bajando los soldados. En la calle Ciudadanos,
el alcalde De Quintana se anuda la corbata
con gesto elegante y repasa el discurso
lleno de palabras vacías y sabias mentiras.
En los internados, las monjas y los hermanos
corren, vigilan, pasan revista cien veces.
Venga, venga, deprisa. Ya bajan los soldados.
Cuelgan damascos tristes de balcones medio cerrados,
salen de oscuras casas, de cuevas de miseria,
mustios gerundenses con los abrigos girados,
la gabardina triste:
soy nacionalsindicalista,
creo en las leyes del amor,
basta de obrero envenenado
y de patrono explotador.
Van lentamente a esperar al jerarca.

2

Dentro de abrigos bien cortados, bajo sombrero gris perla,
ahora salen contentos los prohombres.
La catedral, llena a rebosar, resuena con el Te Deum.
Ciudadanos honorables que ganaron la guerra
escoltan a militares que ahora han ganado la paz.
Camisas azul marino, gorras de plato, estrellas,
boinas rojas, botas de montar.
Un rayo de sol viene a endulzar las heridas
pero el olvido queda lejos. Ahora sólo hay desazón,
desazón y miedo de todo. Crecen perfumados narcisos
en los parterres húmedos del cementerio; medio a escondidas,
las viudas, las hijas, no se atreven ni a mirarlos
y aún así crecen por ellas. Los otros, los vendidos,
los miedosos, los pocos que quizás creen
están todos en la Gran Vía.
De pie, mal vestidos, con acidez de estómago,
se alimentan de misa de campaña,
de música de banda y de discursos.
Chicas de buena familia apadrinan banderas,
Bandera de España, bandera imperial,
triunfante en la lucha y hermosa sin par.
Y cruje la seda natural, se nota olor a naftalina
y olor de cuero militar. Chisporrotean los cirios,
flechas, uniformados, contra viles injurias
del martillo y la hoz
alzan fuertes, vibrantes, el clamor de su voz.
Y las campanas tocan: Sanctus, Sanctus...
Y Girona miedosa: Sanctus, Sanctus...
Y Girona mezquina: Sanctus, Sanctus...
Y Girona entera: Sanctus, Sanctus...
Y el alcalde y el obispo, militares, falangistas,
sabios locales y curas prostáticos,
archiveros y cronistas, los señores, las señoras,
mantillas, medallas, banderas y estandartes,
corean la alabanza, llaman sin cesar:
¡Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los Ejércitos!
(El sol calienta ya tiernamente la posguerra.)

3

Y tú, adolescente desconocido,
¿qué haces al pie de la tribuna, con el brazo alzado,
rubio y bellísimo, vestido todo de azul, con la boina roja?
Di, ¿quién eres, dónde paras, te han tragado los años
y te ha ahogado Girona y no recuerdas aquel gran día?
¿Se te ha desvanecido la imagen perfecta que ofrecías?
¿Saludabas simplemente y pasaban soldados?
Y vosotros, ¿dónde estáis, chicas que desfilabais,
Sección Femenina? ¿Dónde están los gritos, las camisas,
las manos que bordaban flechas?
¿Se os han comido las sombras que os seguían el paso?
Y tú, gerundense anónimo, humilde bajo la boina,
y tú, de cínica sonrisa, ¿dónde estás, por dónde andas?
Todo eran rostros mudos, ojos empañados, bocas oscuras
llenando el cañamazo de la ciudad.
¿Y tú, Ciudad, que duermes al sol tibio
de esta mañana de invierno? (Yo no estaba en la fiesta
y, con todo, siento asco. Siento todavía en la sangre
la mascarada absurda, todos los rostros de polvo
de la supervivencia. Sobrevivir, ¿para qué?

Y volvisteis a la cama, a las sábanas del miedo
que con uñas de terror rasgaréis ausentes
mientras aquel humo amarillo inundaba la calle
de tiniebla aceitosa. Y otra vez bajó
el carro resbalando sobre los adoquines,
giró por la calle de la Industria,
sonó la sirena de la fábrica,
y seguisteis igual, olvidando poco a poco,
intentando esbozar una sonrisa lo bastante hábil
para hacer creer a los niños que el miedo por el que nos movíamos
era una fugaz pesadilla, que el mundo que nos preparabais
era un país de cuento donde todos seriamos príncipes.

NARCÍS COMADIRA
(Traducción de Pedro Casas Serra)



LA VISITA DEL JERARCA

1

¿Per què ens remouen al llit els cossos
neguitejats ja a trenc d'alba?
Baixa del pont de Pedra i rellisca per llambordes
glaçades de boira freda el carro de la Por.
Avança pel carrer Nou mig a les fosques
mentre el vent fa oscil.lar els fanals de llum groga.
Calfred i un cop de fuet que retruny. Peten persianes.
Algú molt matiner s'alça abans d'hora,
encén un llum petit i es prepara un cafè,
aigua bruta per enganyar l'estómac,
i menja un tros de pa de serradures. El carro
ja ha girat pel carrer de la Indústria.
Pel portal de la fàbrica de gas
surt olor de carbó, surt llum boirosa,
surt un llenç brut de gas que va seguint el carro
Gran via enllà, xerricant enmig d'ombres, despertant morts.
Poc a poc s'han encès altres llums.
De Sant Domènech baixen i trepitgen somnàmbules
botes lluents d'esforç, negre de fum i greix:
ressonen amb tendresa els passos dels soldats
sobre els còdols humits. Ja la boira
sembla que es va aixecant sobre el casc i els guants blancs,
flocs de cotó sobre el caqui pudent. Al fons,
til.lers sense cap fulla.
Dins del palau, el bisbe Cartañà
ha pres llet i cafè i dues torrades,
llegeix amunt i avall també en la llum grogosa
mentre els patges preparen la capa i el capell.
Les petjades pelfudes, la tos seca.
Van baixant els soldats. Al carrer Ciutadans,
l'alcalde de Quintana es nua la corbata
amb un gest elegant i repassa el discurs
ple de paraules buides i sàvies mentides.
Als internats, les monges i els hermanos
corren, vigilen, passan revista cent vegades.
Venga, venga, deprisa. Ja baixen els soldats.
Pengen domassos tristos de balcons mig tancats,
surten de cases fosques, de coves de misèria,
els gironins pansits amb els abrics girats,
la gavardina triste:
soy nacionalsindicalista,
creo en las leyes del amor,
basta de obrero envenenado
y de patrono explotador.
Van lentament cap a esperar el jerarca.

2

Dins d'abrics ben tallats, sota el barret gris perla,
ara surten contents els prohoms.
La catedral, plena a vessar, ressona de Te Deum.
Ciutadans honorables que van guanyar la guerra
escorten militars que ara han guanyat la pau.
Camises blau marí, gorres de plat, estrelles,
boines vermelles, botes de muntar.
Un raig de sol ve a endolcir les ferides
però l'oblit és lluny. Ara només desfici,
desfici i por de tot. Creixen nadales perfumades
als redossos humits del cementiri; mig d'amagat,
vidues, filles, no gossen ni mirar-les
i tanmateix creixen per elles. Els altres, els venuts,
els porucs, els pocs que potser hi creuen
són tots a la Gran Via.
A peu dret, mal vestits, amb coragre a l'estómac,
s'alimenten de missa de campanya,
de música de banda i de discursos.
Noies de casa bona apadrinen banderes,
Bandera de España, bandera imperial,
triunfante en la lucha y hermosa sin par.
I cruix la seda natural, se sent olor de naftalina
i olor de cuiro militar. Ciris espeterreguen,
flechas, uniformats, contra viles injurias
del martillo y la hoz
alzan fuertes, vibrantes, el clamor de su voz.
I les campanes toquen: Sanctus, Sanctus...
I Girona poruga: Sanctus, Sanctus...
I Girona mesquina: Sanctus, Sanctus...
I Girona sencera: Sanctus, Sanctus...
I l'alcalde i el bisbe, militars, falangistes,
savis locals i capellans prostàtics,
arxivers i cronistes, els senyors, les senyores,
mantellines, medalles, banderes i estendarts,
coregen la lloança, criden sense parar:
Sant, Sant, Sant, Senyor Déu dels Exèrcits!
(El sol ja escalfa tendrament la posguerra.)

3

I tu ¿què hi fas al peu de la tribuna,
el braç alçat, ros i bellíssim, tot vestit de blau,
amb la boina vermella, adolescent desconegut?
Digues, ¿qui ets, on ets, t'han engolit els anys
i t'ha ofegat Girona i no recordes aquell dia gran?
¿Se t'ha esvaït la imatge perfecta que oferies?
¿Simplement saludaves i passaven soldats?
I vosaltres, ¿on sou, noies que desfilàveu,
Secció Femenina? ¿On són els crits, les camises,
mans que brodaven fletxes?
¿Se us han menjat les ombres que us seguien el pas?
I tu, gironi anònim, humil sota la boina,
i tu, somriure cínic, ¿on ets, cap on camines?
Tot rostres muts, ulls entelats, boques obscures
omplint el canemàs de la ciutat.
¿I tu, Ciutat, que t'adorms al sol tebi
d'aquest matí d'hivern? (Jo no hi era a la festa
i, amb tot, en tinc el fàstic. Sento a la sang encara
la mascarada absurda, tots els rostres de pols
de la supervivència. Sobreviure, ¿per què?

I tornàreu al llit, als llençols de la por
que amb ungles de terror esquinçareu absents
mentre aquella fum groga inundava el carrer
de tenebra oliosa. I baixà altra vegada
el carro relliscant per sobre les llambordes,
va girar pel carrer de la Indùstria,
va tocar la sirena de la fàbrica,
i seguíreu igual, oblidant poc a poc,
intentant d'esbossar un somriure prou hàbil
per fer creure als infants que la por on ens movíem
era un malson fugaç, que el món que ens preparàveu
era un país de conte on tots seriem prínceps.

NARCÍS COMADIRA
( https://es.wikipedia.org/wiki/Narc%C3%ADs_Comadira )

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Miér 20 Abr 2022, 08:08

¡NO A LA GUERRA!





220 - LA ETERNIDAD DE LAS CHUMBERAS, de Mahmud Darwich
 

- ¿A dónde me llevas, padre?
- En dirección al viento, hijo.
 

... A la salida de la llanura, donde
los soldados de Bonaparte levantaron una colina
para observar las sombras sobre
las viejas murallas de Acre,
un padre le dice a su hijo:
No tengas miedo.
No temas el silbido de las balas.
Pégate al suelo y estarás a salvo.
Sobreviviremos.
Escalaremos una montaña al norte y regresaremos
cuando los soldados vuelvan con sus familias
lejos.
 

- ¿Quién vivirá en nuestra casa, padre?
- Permanecerá como la hemos dejado, hijo.
Él palpa su llave como si palpara
sus miembros y se sosiega.
Al pasar por una alambrada de espinos dice:
Recuerda, hijo. Aquí los ingleses crucificaron
a tu padre durante dos noches sobre los espinos
de una chumbera, pero jamás confesó.
Tú crecerás y contarás a quien herede
sus fusiles el camino de sangre
derramada sobre el hierro...
 

- ¿Por qué has dejado el caballo solo?
- Para que haga compañía a la casa, hijo. Las casas
mueren cuando se marchan sus habitantes...
 

La eternidad abre sus puertas de lejos
a los caminantes de la noche.
Los lobos de los páramos aúllan a una luna
temerosa, y un padre le dice a su hijo:
Sé fuerte como tu abuelo,
escala conmigo la última colina de robles
y recuerda: aquí cayó el jenízaro de
su mula de guerra.
Ven conmigo y regresaremos.
 

- ¿Cuándo, padre?
- Mañana, tal vez pasado mañana, hijo.
 

Detrás de ellos, un mañana aturdido masticaba
el viento en las largas noches de invierno,
y los soldados de Josué bin Nur construían
su fortaleza con las piedras de su casa.
Jadeantes por el camino de Caná, dice:
Por aquí pasó un día Nuestro Señor.
Aquí convirtió el agua en vino y habló
largamente del amor.
Recuérdalo mañana, hijo.
Recuerda los castillos de los cruzados
mordisqueados por la hierba de abril
tras la partida de los soldados...








_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 46812
Fecha de inscripción : 17/04/2011

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Lluvia Abril Jue 21 Abr 2022, 00:13

¡NO A LA GUERRA!


TRES GUERRAS
Autor; Ronel González Sánchez

El mayor general entra al combate.
Son más de treinta años contra cepos y alfanjes.
Más de tres décadas observando caer
uno tras otro/ múltiples Céspedes
infinitos Martí/ titánicos Maceos.

                               
 La manigua de zarzas
mendrugos y cadáveres murmura un cese al fuego
que repiten los montes y abrazan los bejucos.

                                                                                       
   La manigua espejeante se dilata
en la noche vísperas de un tenaz alumbramiento
   pero las sombras reptan sobre los ciegos pozos y enmascaran el vórtice
  los sudarios doblados en sepulcros vacíos.



El mayor general entra al combate cuando la oscuridad va cerrando las puertas
embarrota las manos/ claustrifica la sangre en la hora nona de la palma en vilo
hundiéndose en el fondo de la sierra
en el minuto de arrebatar las llaves al celador de aldeas lóbregas que le niegan la entrada.



Son más de treinta años contra alfanjes y cepos rotos a machetazos.
Tendrá que oírse durante mucho tiempo el galope de la caballería
que arrastra los despojos del héroe en torno a las murallas.

                                     La madrugada invicta deberá ser pospuesta hasta que
la palabra Demajagua vuelva a pronunciarse con júbilo junto al Contramaestre y desande
otra vez el firme de las lomas.

                                      El eco quedará suspendido en el aire de los cañaverales neblinosos sobre el mango de las siete doncellas condenadas que cederá su sitio al nuevo árbol.


_________________
¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 21 Abr 2022, 01:09

¡NO A LA GUERRA!

221 (Bis). "UN ROSTRO HUMANO."
Autor: LUÍS ROGELIO NOGUERA. Fte. AIRES DE LIBERTAD. POESÍA SOCIAL. Expone: PASCUAL LÓPEZ

UN ROSTRO HUMANO (*)

A la memoria de A. W.

Mi amigo Andrej Wolterch(**) fue asesinado dentro de una bañadera en su casa
 / de Varsovia: La Gestapo quería que dijera dónde estaban las armas, y él lo
 / sabía, pero no les dijo nada. Nada. Y lo estrangularon con una cuerda
 / dentro de una bañadera, delante de su hijo Jerzy, de siete años.

Su hijo lo vio morir, pero no lo oyó decir una palabra. Lo oyó quejarse, tal vez;
 / tal vez lo oyó jadear, ahogado por la cuerda que lo mataba. Pero no lo oyó
 / decir una palabra.

Andrej me escribía hermosas cartas de poeta y comunista. Un año antes, me
 / decía:

 "El pequeño Jerzy, tiene ya seis años. Lo estoy enseñando a dibujar casas
 (¡ mis viejos sueños de estudiar arquitectura!¡ Quiero que sea arquitecto!)
 lo hace muy bien. Curiosamente, no logro que aprenda a dibujar un rostro
humano. Aquí va uno pintado por él...


(***)

/ ¿Qué te parece?...»

Ignoro si el pequeño Jerzy vivirá lo suficiente para llegar a ser un arquitecto; el
/ mundo está podrido y podrido y podrido, y en un mundo podrido sólo
/ viven el horror y la muerte;

ignoro si Andrej logró que el pequeño Jerzy aprendiera a dibujar el rostro de un
/ hombre;
pero el pequeño Jerzy vio morir a su padre sin decir una palabra (Oídlo bien:
/ sin decir una palabra). Y era como si Andrej le estuviera enseñando, por
/ última vez, un rostro humano:

el más humano de todos los rostros.


(*) Max Schütz nació en Berlín en 1898. Comenzó a trabajar desde los quince años en los
importantes almacenes de la capital alemana Schültz & Kraft —de los cuales era su padre uno
de los dueños— como auxiliar de contaduría. Muy pronto descubrió que su verdadera vocación
era la literatura. En 1918 se trasladó a Münich y allí consiguió un empleo de vendedor en la
librería Metzinger. En 1919 vio por primera vez algunas publicaciones de Dadá, y ese mismo
año, en un viaje a Colonia, conoció a Max Ernest. En 1920 aparece publicado en Münich su
primer libro, El fin de la jornada, cuyos poemas están fuertemente influidos por los dadístas del
grupo de Zürich. En su segundo libro, Hay que actuar (1922) —marcado aún, en lo formal, por
la poesía dadaísta— Schültz empieza a derivar hacia posiciones políticas más definidas. En
1923, comienza a militar en el partido comunista alemán, y en 1924 aparece su libro capital: La
rueda, en el que la gran madurez política de Schültz logra expresarse a través de una poesía que
conserva lo mejor del dadaísmo, e incluso algunos elementos del expresionismo (que los
dadaístas negaban con furia). A partir de 1925, hasta su muerte a manos de la Gestapo en el
invierno de 1942, Schültz —dedicado de lleno a la lucha contra el fascismo— no volvió a
publicar ningún texto literario, aunque escribió en ese lapso de tiempo dos novelas y un
cuaderno de poemas, al cual pertenece «Un rostro humano», que ha sido traducido al español
por Armando López.

(**) Andrej Wolterech (1901-1938). Poeta y dibujante polaco con quien Schütz hizo amistad en
Münich hacia 1919. Fue asesinado por la policía política alemana a finales de 1939.

(***) Aquí debería venir el dibujo a lápiz de un rostro hecho por un niño de 6 años. Pero yo no sé ponerlo.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Jue 21 Abr 2022, 05:02, editado 1 vez


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 21 Abr 2022, 04:09

222.


IN MEMORIAM (fragmento)

...
...Robábamos otras cosas. Tuvimos
bastante tiempo la manía de los slips.
Entrábamos juntos en una tienda,
mirábamos, revolvíamos, no comprábamos,
y nos llenábamos camisas y jerseys
de slips. No sé qué hacíamos con ellos. Tampoco
me explico cómo no nos descubrieron.
Pero supongo que por entonces
iban siempre mareados, y totalmente
atónitos, y quizás también turbados,
y los reflejos de orden los tenían
estropeados. Les daba igual que les robaran,
o les excitaba. No sabíamos sino
que los tenderos se nos sentaban con los ojos
llorosos, como de mujer vencida
por su violador. Recuerdo un día
que volvimos a elegir casa Subietes,
donde entrábamos a menudo, y nunca
salíamos de vacío. Nos atendió
el propio amo: puso las cajas
sobre el mostrador, las abrió, y alejándolas
de nuestras manos, contó
las piezas en voz alta. Las dejamos
sin insistir, y él las recontó.
Cuando estábamos fuera, lleno de orgullo, saqué
el slip que había cogido al principio,
antes de que los contara. Y eso no es todo: Alberto
había cogido otro. Todos dormían
y todo les crepitaba en los oídos.
....El señor Subietes también
murió asesinado. Si lo recuerdo,
veo ropa negra y blanca, y dentro alguien
que parecía muy viejo. Quizás no lo era.
En cuanto al negro, no creo que fuese por luto:
era un misero, y entonces la gente de misa
iban de negro, y también algún
viejo elegante, y algún republicano
de los de toda la vida. El viejo Subietes
fue a la cárcel por católico.
Tuvo mala suerte. Estando preso,
un día cundió un gran pánico. Estaban
en Salou. Los italianos. Ya habían
desembarcado. El comité de Reus
requisó tres o cuatro autocares,
subieron con los presos que tenían
y los llevaron a la cuneta. Fue rápido:
no duró más de lo que aquel peligro
imaginario. Ton fue uno de los chóferes
que, requisados con su autocar,
tuvieron que asistir. Asustado,
miraba de reojo como los paseados
iban bajando, y pasaban
muy cerca de su asiento. Los conocía
a casi todos. El señor Subietes
notó el nerviosismo de Ton
y se compadeció. Cuando bajaba,
deteniéndose un momento, le puso
la mano en el hombro, y le dijo: "Ya ves,
Tonet, como nos tenemos que ver". Un adusto
consuelo. El presidente del comité
que mandó la saca de aquel día,
también lo he conocido. Era Oliva.


GABRIEL FERRATER
(Traducción de Pedro Casas Serra)


IN MEMORIAM (fragment)

...
….Robàvem altres coses. Vam tenir
força temps la mania dels eslips.
Entràvem tots de colla a una botiga,
miràvem, regiràvem, no compràvem,
i ens farcíem camises i jerseis
d'eslips. No sé què en fèiem. No m'explico
tampoc com és que no ens van descobrir.
Més aviat suposo que aleshores
anaven sempre marejats, i tots
atònits, i potser també perversos,
i els reflexos de l’ordre se’ls havien
macat. Els era igual, o els excitava,
d’ésser robats. No sabíem sinó
que els botiguers se’ns ajeien amb ulls
tots aigualits, com de dona vençuda
pel seu violador. Recordo un dia
que vam tornar a triar can Subietes,
on entràvem sovint, i cap vegada
no en sortíem de buit. Ens va servir
l’amo mateix: ens va posar les capses
al taulell, les va obrir, i enretirant-les
lluny de les nostres mans, ens va comptar
les peces en veu alta. Vam deixar-les
sense insistir, i ell les va recomptar.
Quan érem fora, ple d’orgull, vaig treure
l’eslip que havia pres al primer instant,
abans del compte. I no res: l’Albert
n’havia pres un altre. Tots dormien
i tot els crepitava a les orelles.
….El senyor Subietes va morir
assassinat també. Si ara el recordo,
veig roba negra i blanca, i algú dins
que semblava ben vell. Potser no ho era.
Quant al negre, no crec que fos per dol:
era un misser, i aleshores anaven
negres la gent de missa, i també algun
vell elegant, i algun republicà
dels de tota la vida. És per catòlic
que va anar a la presó el vell Subietes.
Va tenir mala sort. Quan era pres,
un dia es va aixecar el gran pànic. Eren
a Salou. Els italians. Ja havien
desembarcat. El comitè de Reus
va requisar tres o quatre autocars,
hi van pujar amb els presos que tenien
i els van dur a la cuneta. Va ser ràpid:
no va durar pas més que aquell perill
imaginari. El Ton és un dels xòfers
que, requisats amb el seu autocar,
van haver d’assistir-hi. Trasbalsat,
mirava de reüll els passejats
com anaven baixant, i li passaven
a frec del seu seient. Els coneixia
gairebé tots. El senyor Subietes
va veure la revulsió del Ton
i se’n va compadir. Quan ja baixava,
deturant-se un moment, li va posar
la mà a l’espatlla, i li va dir: “Ja ho veus,
Tonet, com ens hem de veure”. Un adust
consol. El president del comité
que va manar la saca d’aquell dia,
també l’he conegut. Era l’Oliva.
...

GABRIEL FERRATER

(https://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Ferrater)

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Jue 21 Abr 2022, 07:48

¡NO A LA GUERRA!


223 - ¿CUÁNTAS VECES TERMINARÁ LO NUESTRO?, de Mahmud Darwish
 
Contempla sus días en el humo de los cigarros,
mira el reloj de bolsillo:
si pudiera, pausaría su sonido
para aplazar la maduración de la avena.
Él sale de sí mismo agotado, impaciente.
El tiempo de la mies ha llegado.
Las espigas son pesadas, las hoces descuidadas
y el país
se aleja ahora de su puerta profética.
El verano del Líbano me habla de
mis viñas en el Sur.
El verano del Líbano me habla
del más allá de la naturaleza,
pero mi camino hacia Dios comienza
desde una estrella en el Sur...
 
- ¿Me hablas, padre?
 
- Ellos han fijado una tregua en la isla de
 
Rodas, hijo.
 
- ¿Y qué tenemos nosotros que ver con eso, padre?
 
- Y se ha terminado todo.
 
- ¿Cuántas veces terminará lo nuestro, padre?
 
- Ya se ha terminado. Han cumplido con su deber:
 
Han disparado con fusiles rotos contra los aviones enemigos.
Hemos cumplido con nuestro deber. Nos hemos alejado de
los acedaraques para no mover la gorra del jefe militar.
Hemos vendido los anillos de nuestras mujeres
para que cazaran pájaros, hijo.
 
- ¿Pero entonces, padre, nos quedaremos aquí,
bajo el sauce del viento,
entre los cielos y el mar?
 
- Hijo mío, todo aquí
se asemejará a algo de allí.
Seremos a nuestra imagen y semejanza
por las noches,
y la estrella eterna de la semejanza
nos consumirá.
 
- Padre, aligérame del peso de tus palabras.
 
- He dejado las ventanas abiertas al arrullo
de las palomas,
he dejado mi rostro en el brocal del pozo,
he dejado a las palabras charlando a su antojo,
colgadas en el armario,
he dejado a la oscuridad en su noche,
envuelta en la lana de mi espera,
he dejado a las nubes tendiendo sus zaragüelles
en la higuera,
he dejado al sueño engendrando al sueño
y he dejado a la paz sola,
allí en la tierra...
 
- ¿Estabas soñando en mi vigilia, padre?
 
- Levántate. Regresaremos, hijo mío..









Del poemario: ¿POR QUÉ HAS DEJADO EL CABALLO SOLO? (1995)




http://www.poesiaarabe.com/cuantas_veces.htm


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 22 Abr 2022, 01:15

¡NO A LA GUERRA!

224. AH -KINICH KAKMO
(*). Autor: LUÍS ROGELIO NOGUERA. Expone: PASCUAL LÓPEZ.

Extranjero, no trajiste a nuestra tierra
sino flores de cizaña.
Te bebiste toda la miel,
dormiste con nuestras muchachas que se volcieron viejas y marchitas;
ah, ellas que eran como las flores del laurel.
Te llevaste nuestro oro y nuestro maíz,
golpeaste a los ancianos y
sembraste enemistad entre Príncipes y Guerreros.

Ahora el Gran Pueblo está por ti esclavizado.

Eres peor que el infernal Bolon Dzacab
porque nos quitaste nuestro idioma y nos obligaste a adorar a tus dioses.
Mas no importa, extranjero, usurpador del señorío de Chichén.
Pronto llegará Ah-Kinich Kakmo
y otros guerreros se levantarán contra ti y
cubrirán de flechas tu cuerpo.
Entonces, extranjero, perderás la arrogancia:
tu cadáver valdrá tanto como el cadáver de un cerdo.

Yo te lo advierto,
Extranjero.


(*) El poema Ah-Kinich Kakmo (que significa literalmente, El guacamayo-de-fuego-de-rostro-
solar) pertenece a los textos proféticos mayas que se gestaron en los años de la conquista. Se
ignora todo lo concerniente a él. Aunque algunos estudiosos de la literatura oral precolombina
(como Gaspar Gonz) conjeturan que fue compuesto por el poeta Ah-Quoc. La traducción que
ofrecemos fue hecha por el indigenista Carlos Perdonet.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 22 Abr 2022, 03:53

225.


4 DE FEBRERO DE 1945

Y tú, papá, gran cabrón, ¿qué hacías
en la tribuna, si no eras fascista?
Vestido de azul marino, quieto, la mirada lejana,
pareces ausente. ¿Poder? No tenías ninguno.
¿Ventaja? Tampoco. Quizás ver teatro
de balde desde el palco municipal, ir
vestido de gala al presbiterio
los días santos, mientras la catedral
se llenaba de creyentes como mínimo en el espectáculo.
(Un reflejo azul muy claro me llega del brillante
que llevas en la corbata mientras yo, cobijado
en alguna falda, me lleno poco a poco
de tiniebla y de miedo, de pecado y escalofríos.)

Pero, ahora, es una mañana de invierno
y tú estás arriba en la tribuna,
rodeado de gente extraña, de señoras
elegantes con pieles ahuecadas, avisponas hispanas,
mujeres del general, del juez, del delegado de Hacienda...
Tienes casi cuarenta años, dos hijos y medio,
un uniforme azul marino como es debido en estos años mansísimos
y eres todavía
hijo de papá sin mucho porvenir
(demasiados hermanos para un pastel pequeño)...
Pero tú ni lo piensas: eres el mayor.
Y con mirada lejana, desde la tribuna,
ves como pasa el desfile.
....................................... De la misma manera te pasarán
los veinte años de vida que te quedan,
siempre un poco ausente, siempre como si llevaras
un uniforme ajeno, con la cabeza bajo el ala,
protegiéndote de todo, andando despacio
por un mundo que ya nunca sabré si era el tuyo.

NARCÍS COMADIRA
(traducción de Pedro Casas Serra)


4 DE FEBRER DE 1945

I tu, papà, gran cabronàs, ¿què hi feies
a dalt de la tribuna, si no eres feixista?
Vestit de blau marí, palplantat, la mirada llunyana,
sembles absent de tot. ¿Poder? Cap no en tenies.
¿Avantatge? No cap. Potser veure teatre
de franc desde la llotja municipal, anar
vestit de gala a dalt del presbiteri
els dies sants, mentre la catedral
s'omplia de creients si més no en l'espectacle.
(Un reflex blau molt clar m'arriba del brillant
que dus a la corbata mentre jo, arrecerat
en algunes fandilles, m'omplo poc a poquet
de tenebra i de por, de pecat i calfreds.)

Ara, però, és un matí d'hivern
i tu t'estàs a dalt de la tribuna,
voltat de gent estranya, de senyores
elegants amb pells esborrifades, evasperons hispanes,
dones del general, del jutge, del delegat d'Hisenda...
Tens quasi quaranta anys, dos fills i mig,
un uniforme blau marí com cal en aquests anys mansíssims
i ets encara
fill de papà sense gaire avenir
(massa germans per un pastís petit)...
Però tu poc hi penses: ets el gran.
I amb mirada llunyana, a dalt de la tribuna,
veus com passa el desfile.
….......................................També així et passaran
els vint anys de la vida que et queda,
sempre una mica absent, sempre com si portessis
un uniforme estrany, amb el cap sota l'ala,
preservant-te de tot, caminant poc a poc
per un món que ja mai no sabré si era el teu.

NARCÍS COMADIRA
(https://es.wikipedia.org/wiki/Narc%C3%ADs_Comadira)

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Vie 22 Abr 2022, 07:26

¡NO A LA GUERRA!



226 - POEMA DE BEIRUT, de Mahmud Darwish, del Poemario

ASEDIO A LOS PANEGÍRICOS DEL MAR (1984)

 

Manzana del mar, narciso de mármol,
mariposa de piedra, Beirut, imagen del alma en el espejo.
Descripción de la primera mujer, perfume de nubes.
Beirut, de fatiga y oro, de Alandalús y Damasco.
Plata, espuma, mandamientos de la tierra en plumas de palomas.
Muerte de una espiga, exilio de una estrella entre mi amada y yo, Beirut.
Jamás he oído a mi sangre pronunciar el nombre de una amante que duerme en mi sangre... duerme...
 
De una lluvia sobre el mar aprendimos el nombre. Y del sabor del otoño y
las naranjas de los que llegan del Sur, como nuestros antepasados,
venimos a Beirut para venir a Beirut...
De lluvia, hemos construido nuestra choza. El viento no corre y
nosotros tampoco. Cual clavo hincado en
la arcilla, el viento cava nuestro refugio y dormimos como hormigas en sus hormigueros.
Cantamos en secreto:
 
                                                  Beirut es nuestra jaima.
                                                  Beirut es nuestra estrella.
 
Estamos prisioneros en este tiempo lánguido.
Los invasores nos entregaron a nuestra gente
y apenas habíamos mordido la tierra cuando nuestro protector se abatió
sobre las bodas y el recuerdo. Y repartimos nuestras canciones entre los guardias.
De un rey en el trono
a un rey en un féretro.
Prisioneros en este tiempo lánguido,
no hemos hallado, casi definitivamente, más que nuestra sangre,
no hemos hallado lo que hace al sultán popular
ni al carcelero afable,
no hemos hallado nada que muestre nuestra identidad,
excepto nuestra sangre escalando los muros...
Cantamos en secreto:
 
                                                   Beirut es nuestra jaima.
                                                   Beirut es nuestra estrella.
 
Ventana abierta al plomo del mar,
una calle y una moaxaja nos roban.
Beirut es la imagen de la sombra.
Más bella que su poema, más sencilla que la charla.
Nos seduce con mil comienzos abiertos y alfabetos nuevos.
 
                                                   Beirut es nuestra única jaima.
                                                   Beirut es nuestra única estrella.
 
¿Nos hemos tendido en sus sauces para medir unos cuerpos que el mar ha borrado de nuestros cuerpos?
De nuestros primeros nombres hemos venido a Beirut
buscando los confines del Sur y un recipiente para el corazón
derretido...
¿Nos hemos tendido en las ruinas para pesar el Norte con la medida de las cadenas?
La sombra se ha inclinado hacia mí, me ha roto y me ha dispersado.
La sombra se prolonga...
Que los árboles que viajan de noche nos lleven de noche por el cuello
cual racimo de muertos abatidos sin razón...
Hemos venido de un país privado de su país,
de la mano del árabe literal y de una fatiga...
cual ruinas de esta tierra que se extiende del palacio del emir a nuestras celdas
y de nuestros primeros sueños a... leña.
Danos un muro para que podamos gritar: ¡Beirut!
Danos un muro para que podamos ver un horizonte y una ventana de llamas.
Danos un muro para que colguemos Sodoma,
dividida en veinte reinos
para vender petróleo... y árabes.
Danos un muro
para gritar en la península de Arabia:
 
                                                   Beirut es nuestra última jaima.
                                                   Beirut es nuestra última estrella.
 
Un horizonte emplomado se ha esparcido por el horizonte.
Senderos de conchas huecas... no caminos.
Del océano al infierno,
del infierno al Golfo,
de la derecha a la derecha y al centro
no he visto más que un patíbulo
con una cuerda
para dos millones de cuellos.
 
¡Beirut! ¿Dónde empieza el camino a las ventanas de Córdoba?
Yo no emigraré dos veces
ni te amaré dos veces.
En el mar, no veo más que el mar...
pero revoloteo por mis sueños
e invoco a la tierra para que sea el cráneo de mi alma fatigada.
Quiero caminar
para caminar
y caerme en el camino
hacia las ventanas de Córdoba.
 
Beirut es testigo de mi corazón.
De sus calles, emigro, y de mí,
colgado en un poema infinito.
Digo: mi fuego no muere...
palomas en sus edificios,
paz en sus escombros...
Cierro la ciudad como si fuera un libro
y porto la tierra menuda, como un saco de nubes.
Me despierto y, en la ropa de mi cadáver, me busco.
Nos reímos: todavía estamos vivos,
como los gobernantes.
Gracias al periódico que no ha anunciado que yo había caído allí por descuido...
Abro pequeños caminos para el aire, mis pasos y los amigos pasajeros,
el pérfido panadero y la imagen nueva del mar.
Gracias, Beirut de brumas,
gracias, Beirut de ruinas...
Mi alma se ha roto. Lanzaré mi cadáver para que las invasiones me vuelvan a matar
y los invasores me entreguen al poema...
Porto el lenguaje sumiso cual nube
por las aceras de la lectura y la escritura:
"Este mar nos deja sus oídos y sus ojos"
y regresa al mar por el mar.
 
... Y yo porto la tierra de Canaán, cuyas tumbas se han disputado los invasores
pero no los narradores.
De una piedra nacerá el Estado de gueto
y de una piedra crearemos el estado de los amantes.
 
Improviso la despedida.
Las pequeñas ciudades se ahogan en expresiones similares,
la herida crece sobre la lanza y se alternan en acompañarme
hasta el fin de este canto...
Desciendo por la escalera que no conduce al refugio ni a las bodas,
asciendo por la escalera que no conduce al poema...
desvarío un poco para que vengan la lucidez y el verdugo...
Grito: natividad, tortúrame para que grite, natividad...
Por las invocaciones, cabalgo hacia Damasco
con la esperanza de tener una visión.
Siento vergüenza del eco de las campanas que me llegan oxidadas,
le grito a Atenas: ¿cómo te puedes derrumbar en nosotros?
Luego, susurro en las tiendas beduinas:
mi rostro no está completamente maduro y mis venas rebosan trigo...
Le pregunto al último islam:
¿en el comienzo fue el petróleo
o la ira?
 
Deliro. Tal vez parezca extraño a los míos.
Que los poetas se inquieten menos por mi lenguaje
y yo lo limpiaré de ellos y del pasado...
No he hallado en las palabras más utilidad que su deseo
de cambiar de autor...
 
Adiós a lo que veremos
al alba que nos desgarrará dentro de poco,
a una ciudad que nos retornará a otra ciudad
para que se prolonguen nuestro éxodo y nuestra sabiduría.
Adiós a las espadas y a las palmeras,
a una paloma que volará de dos corazones consumidos de pasado,
a un techo de tejas...
¿El combatiente ha venido por allí,
como un obús en la guerra?
¿Su estallido ha roto las tazas de té en el café?
Veo ciudades en papel armado de reyes y uniformes caqui,
veo ciudades que coronan a sus conquistadores.
Unas veces Oriente es la antítesis de Occidente
y otras es la imagen y la mercancía
de Occidente...
Veo ciudades que coronan a sus conquistadores
y exportan mártires para importar whisky
y las últimas novedades del sexo y la tortura...
¿El combatiente ha venido por allí,
como un obús en la guerra?
¿Su estallido ha roto las tazas de té en el café?
Veo ciudades que cuelgan a sus amantes
en ramas de hierro
y dispersan los nombres al alba...
... Al alba viene el guardián del único ídolo.
¿De quién nos despediremos, salvo de esta cárcel?
¿Qué tienen que perder los prisioneros?
 
Caminamos hacia una canción lejana,
hacia la libertad inicial
y, por primera vez en la vida, palpamos la belleza del mundo...
Este alba es azul
y el aire es visible y comestible, como los higos...
Ascendemos.
Uno,
tres,
ciento
y mil
en el nombre de un pueblo dormido a estas horas.
Al alba, al alba, concluimos el poema
y ordenamos la confusión en los cajones del alba.
Bendita sea la vida.
Benditos sean los vivos
sobre la tierra,
no bajo el yugo de los tiranos.
¡Viva la vida!
¡Viva la vida!
 
Luna sobre Baalbek
y sangre en Beirut.
Dime, preciosa, quién te ha convertido
en una yegua de zafiros,
dime quién te ha arrojado
a dos ríos en un ataúd.
Ojalá tuviera tu corazón
para morir en el momento de mi muerte.
 
... De un edificio sin sentido a un sentido sin edificios, hemos encontrado la guerra...
¿Es Beirut un espejo para que lo rompamos y penetremos en sus fragmentos
o nosotros somos espejos que quiebra el aire?
Ven, soldado, háblame del policía:
¿Has llevado mis flores a la ventana?
¿Has transmitido mi silencio a los que amo y al primer mártir?
¿Tus muertos han muerto en ti por mí y por el mar
o me han atacado y me han arrancado de la mano de una mujer
que preparaba el té para mí y la flauta para los combatientes?
¿La iglesia ha cambiado tras vestir a su obispo con uniforme militar
o ha cambiado la presa?
¿Ha cambiado la iglesia
o hemos cambiado nosotros?
 
Las calles nos rodean.
Saca a Beirut de Beirut y repártela entre las ciudades.
El resultado: un espacio para el refugio.
Posa a Beirut en Beirut y sácala de las ciudades.
El resultado: una taberna.
... Caminamos entre explosiones
- ¿Nos acostumbraremos a esta muerte?
 
- Nos acostumbraremos a la vida y al deseo insaciable.
- ¿Conoces a todos los muertos?
- Conozco a los enamorados por sus miradas
y veo a las asesinas satisfechas con sus encantos y sus ardides.
 
... ¿Nos inclinaremos para que pase la bomba?
Nos acordamos de los primeros días de la guerra.
- ¿Nuestro poema ha sido en vano?
- No, no lo creo.
- Pero entonces, ¿por qué la guerra precede al poema?
- Pedimos a la piedra el ritmo pero éste no viene,
y los poetas tienen divinidades antiguas.
 
Pasa una bomba. Entremos al bar del hotel Commodore.
El silencio de Rimbaud me encanta,
al igual que sus cartas en las que habla de África.
- Yo he perdido a Cavafy.
- ¿Por qué?
- Me dijo: no te marches de Alejandría buscando otra.
- Yo he encontrado a Kafka dormido bajo mi piel,
adaptado a la túnica de la pesadilla y al policía que llevamos dentro.
- Libradme de mis manos.
- ¿Qué ves en el horizonte?
- Otro horizonte.
- ¿Conoces a todos los muertos?
- Y a los que nacerán...
Nacerán
bajo los árboles,
nacerán
bajo la lluvia,
nacerán
de las piedras,
nacerán
de estallidos,
nacerán
de espejos,
nacerán
de rincones,
nacerán
de derrotas,
nacerán
de anillos,
nacerán
de capullos,
nacerán
del comienzo,
nacerán
de la narración,
nacerán
 
sin final.
Nacerán, crecerán y los matarán.
Y nacerán, nacerán, nacerán...
 
Explica lo siguiente:
Beirut (mar-guerra-tinta-lucro)
 
El mar: blanco o emplomado, verde en abril,
azul, pero si se enfada, enrojece todos los meses.
El mar: se ha inclinado hacia mi sangre
para ser la imagen de los que amo.
 
La guerra: destruye nuestra obra de teatro para que la representemos sin texto ni guión.
La guerra: memoria de los primitivos y de los civilizados.
La guerra: comienza en la sangre.
La guerra: se acaba en el aire.
La guerra: hace un agujero en nuestra sombra para pasar de una puerta a otra.
 
La tinta: está destinada a la lengua literal, a los oficiales, a los espectadores de nuestras canciones
y a los que se rinden ante el paisaje del mar triste.
La tinta: hormigas negras o un maestro.
La tinta: nuestro istmo seguro.
 
El lucro: derivado de la guerra interminable,
desde que nuestros cuerpos se han vestido con el arado,
desde la primera cacería de antílope
hasta la aparición de los socialistas en Asia y en África.
El lucro: nos gobierna,
nos expulsa de los utensilios y de las palabras,
roba nuestra carne
y la vende.
Beirut: zocos en el mar,
economía que destruye la producción
para construir restaurantes y hoteles...
un Estado en una calle o en un apartamento,
un café que, como el girasol, torna hacia el sol,
descripción de la migración y de la belleza libre,
paraíso de los minutos,
un asiento en la pluma de un pájaro,
montañas que descienden al mar,
mar que asciende hacia las montañas,
gacela degollada con el ala de un gorrión
y un pueblo que no ama la sombra.
Beirut: calles en los barcos.
Beirut: puerto para la unión de las ciudades.
 
Se ha vuelto contra nosotros y nos ha abandonado, dándonos la espalda.
Beirut, traicionará otra nube a los que te miran?
Arquitectura que se amolda a los deseos de las nuevas castas,
musgo de los días entre el flujo y el reflujo,
 
desechos que vuelan desde los peldaños hacia el trono,
arquitectura de la descomposición y la composición,
mezcla de caminantes por las aceras precediendo al terremoto.
Ha girado volviéndonos la espalda.
Su arquitectura, en línea con el mundo, mira hacia el nuevo mercado
en el que se compra y se vende, sube y baja según el precio del dólar
y del lingote de oro, que sube y baja según el precio de la sangre oriental.
No... Beirut es la brújula del combatiente...
Llevaremos a los niños al mar para que confíen en nosotros...
soberano es el rey nuevo
y la voz de Fayruz, repartida equitativamente entre dos comunidades,
nos guía hacia lo que convierte a los enemigos en una familia
y a Líbano en una espera entre dos etapas de nuestra sangrienta historia.
 
¿El camino se ha estrechado
y de tus pasos nace la senda, compañero?
- Asediado por el mar y los libros sagrados.
- ¿Es nuestro fin?
- No. Persistiremos como las antigüedades, como un cráneo coronando los días, persistiremos,
como el aire y la mirada de los mártires, persistiremos...
mezclando la noche con la barricada, esperando lo que ignoramos,
ocultando el mundo árabe en un andrajo llamado unidad,
compartiendo la noche:
- Layla no me cree,
pero yo creo a sus pezones cuando se agitan...
ella me seduce por su elegancia al caminar:
caderas de antílope, piernas de gacela, alas de gorrión, resplandor de vela.
Cada vez que la abrazo, llama a las balas perdidas.
- Soberano es el rey nuevo.
¿Hasta cuándo nos divertiremos con esta muerte?
- No sé, pero velaremos por un poeta en el recital.
- ¿A qué partido pertenece?
- Al partido de la defensa de los bancos extranjeros y del asalto al parlamento.
- ¿Hasta cuándo se multiplicarán los partidos y desaparecerán las clases sociales, compañero nocturno?
- No sé.
Pero tal vez te mate o tú me mates a mí
si discrepamos en la definición de la feminidad.
- Ella es la brasa que viene de las piernas,
nos quema.
- Ella es el pecho que respira las olas,
nos ahoga.
- Ella son los ojos que destruyen la génesis del universo.
- Ella es el cuello que se puede beber.
- Ella son los labios llamando al astro salado.
- Ella es lo enigmático.
- Ella es lo evidente.
- Te mataré. Mi revólver está preparado. Soberano es el rey,
el revólver está preparado.
Beirut, forma para la forma,
geometría de las ruinas...
 
Miércoles, sábado. La vendedora de anillos.
Barrera de inspección. Un pescador. Riqueza.
Lengua y anarquía. Noche del lunes.
Ellos han subido las escaleras
y se han llevado lo que han podido. Quien no es de los nuestros
es del bando de los árabes, de su raza. Ganado.
Martes. Jueves. Miércoles.
Ellos tomaron noventa guitarras y cantaron
en torno al banquete de asado humano.
 
Luna sobre Baalbek,
sangre sobre Beirut.
Dime, preciosa, quién te ha convertido
en yegua de zafiros.
dime quién te ha arrojado
a dos ríos en un ataúd.
Ojalá tuviera tu corazón
para morir en el momento de mi muerte.
 
Hemos incendiado nuestras naves y hemos colgado nuestros astros en las murallas.
Nosotros, erguidos sobre las líneas de fuego, proclamamos:
Beirut es una manzana,
el corazón no ríe
y nuestro asedio es un oasis
en un mundo agonizante.
Haremos bailar a la plaza
y casaremos a las lilas.
Hemos incendiado nuestras naves y hemos colgado nuestros astros en las murallas.
No hemos buscado a los antepasados en los árboles de las genealogías,
no hemos viajado fuera del pan puro y de nuestra ropa de barro,
no hemos enviado la fotografía de nuestros padres a las conchas de los lagos antiguos.
No hemos nacido para preguntar: ¿Cómo se ha producido el paso de lo inorgánico
a lo orgánico?
No hemos nacido para preguntar...
hemos nacido sin importar cómo
y nos hemos propagado, como las hormigas por la estera,
luego nos hemos transformado en caballos de tiro...
Nosotros, erguidos sobre las líneas de fuego,
hemos quemado nuestras naves y hemos abrazado nuestros fusiles.
Despertaremos a esta tierra que se ha apoyado en nuestra sangre.
La despertaremos y, de sus células, extraeremos a nuestros muertos.
Lavaremos sus cabellos con nuestras lágrimas blancas,
en sus manos, verteremos la leche del alma para que se despierten
y les rociaremos los párpados con nuestras voces:
Levantaos, seres queridos, regresad a casa,
volved al viento que, de nuestros costados, ha arrancado el sur de la tierra,
volved al mar que no recuerda ni a los muertos ni a los vivos.
Volved de nuevo
porque no hemos seguido en vano vuestras huellas.
Aquí, nuestras naves se han quemado
y no tenemos una tierra, salvo la vuestra, para defender sus curvas y su trigo.
Os defenderemos del olvido, os protegeremos
con las armas forjadas para nosotros con vuestras manos.
Tejeremos para vosotros con un cráneo
y con una rodilla resbalada
porque no tenemos una tierra, salvo la vuestra, en la que clavar nuestros pies...
Volved, que nosotros os protegeremos
"aunque seamos inmolados sobre las piedras".
No abandonaremos la plaza del silencio que ha igualado vuestras manos.
La rescataremos y os rescataremos.
Aquí, nuestras naves se han quemado
y hemos acampado en el viento que, aquí, se ahoga en vosotros.
Y aunque todos los ejércitos de la tierra escalen este muro humano,
no abandonaremos la geografía de vuestra sangre.
Aquí, nuestras naves se han quemado.
De vosotros... de un brazo que jamás nos abrazará,
construiremos nuestro puente en vosotros.
El sol nos ha abrasado,
vuestras cajas torácicas nos han ensangrentado,
vuestros exilios han desgastado nuestras articulaciones
"y aunque seamos inmolados sobre las piedras"
no diremos "sí"
porque de nuestra sangre a nuestra sangre se extienden las fronteras de la tierra.
De nuestra sangre a nuestra sangre se extiende
el cielo de vuestros ojos y el campo de vuestras manos.
Os llamamos
y el eco responde cual patria.
Os llamamos
y el eco responde cual cuerpo
de cemento.
Nosotros, erguidos sobre las líneas de fuego, proclamamos que
no abandonaremos la trinchera
mientras dure la noche.
Beirut es para lo absoluto
y nuestros ojos son para la arena.
En el comienzo, no fuimos creados,
en el comienzo fue el verbo
y ahora, en la trinchera,
aparecen los síntomas de la gestación.
 
Manzana en el mar, mujer de sangre amasada de arcos.
ajedrez de palabras,
resto del alma, llamada de socorro del rocío,
luna quebrada sobre la mastaba de la noche.
Beirut, amatista que grita ardiendo viva en el dorso de palomas,
sueño que portaremos cuando queramos y colgaremos en nuestros cuellos.
Beirut, azucena de escombros
y primer beso. Panegírico de lilas. Abrigo para el mar y los muertos,
techo para los astros y las jaimas,
poema de piedra, encuentro de dos alondras ocultas en un pecho...
Cielo amargo sentado, pensativo, en una piedra,
rosa sonora, Beirut, voz decisiva entre la víctima y el sable.
Y un niño, perdido en todas las tablas de las leyes
y en los espejos,
que se ha dormido.




****************
 
(Traducción de María Luisa Prieto)




https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Diario/poemas_darwish.html


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 23 Abr 2022, 00:37

Hasta el martes o miércoles no podré estar por aquí. Tuve un percance con el coche. GRACIAS a todos por continuar


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 23 Abr 2022, 05:48

227.


IN MEMORIAM (fragmento)

...
Es de Oliva de quien os quiero hablar.
Antes, hacia de portero en la Sala Reus,
que es el cine donde íbamos los domingos
a ensuciarnos las manos de amor. No lo veo
desde entonces. No me viene otra imagen
sino vestido de cuero, con una Luger
que llevaba culatada con madera clara,
más larga que el muslo, sirviéndole más
de distintivo que de arma. El espíritu
de simbolismo es flor de tiempos de guerra.
Ritualistas lo eran, tanto Oliva
como su mujer. Requisaron,
para vivir ellos, una casa de ricos
donde ella enseguida encontró
que no era apropiado en una casa de señores
que no hubieran cactus. En las plantas
crasas, había aprendido la mujer a ver
el summum de la vida de ricos: una pequeña
sombra de alma, bajo el sol inmenso
del poseer. Entonces poseía,
y reía, y reían todas, y compraban
la vida hecha cosas, finalmente
material, limpia de esperanzas.
Fue por poco tiempo, dos o tres meses.
Las popolane fueron riendo,
pero sin sorprenderse, riendo
como siempre. Les volvía la esperanza
y se compraba a escondidas, y lo hacían
más bien los ricos. Doblamos la esquina,
y el camino de vuelta, despacio
nos lo cerraban márgenes conocidos.
A Oliva y los del comité, los veía
a menudo que esperaban en la mesa
de algún café, o iban por la calle
deprisa, a sentarse y esperar.
….Una noche hubo un concierto.
Mi padre me invitó, y yo temblaba
de impaciencia. La música
parfois nous prend comme une mer, y a mí
que entonces me prendía un mar
de un tiempo que iba a ser perdido, y se veía
perdiéndose y desdiciéndose, me excitaba
la idea de darme a otro flujo
más personal, o al menos sin compañeros,
aunque fuera con mi padre. Escuché
Beethoven y Ravel, y no sé
donde me llevaron, si es que me atraparon.
Acabado el concierto, tocaron los himnos:
el himno de Riego, la Internacional,
los Segadores y la Warszawianka
que hacía de himno de la Fai. La gente
aplaudió más los Segadores. Oliva
no  estaba de acuerdo, y salió
al proscenio, gritando. Para hacernos los sordos
aplaudimos todavía más. Miraba
las caras que reían, y gritaba
mudo, como una llama, y reíamos y aplaudíamos,
derramando lágrimas. Compañeros,
como éramos después con mi padre,
no queríamos volver aún a casa
y nos sentamos juntos a tomar café.
Hablábamos de política, y me parece
que me parecía que no hacía falta ninguna
revolución (no quiero decir en el orden político)
y que con los mayores se puede ir de pandilla.
Por la noche, en un café, se puede tener padre.
Entró Oliva, y ahora sé reconocer
que le sobraban tres o cuatro copas.
Estábamos sentados junto a la puerta, y nos vio
enseguida. Agarrando la gran culata
que le debía ayudar a tenerse en pie,
dijo, mirando a mi padre: “Usted ha sido
el responsable”. (Entonces todo estaba
lleno de responsables. Todos
lo eran de algo, y no sabían
muy bien de qué, y ante cualquier cosa
miraban si encontraban a alguien que fuera
más responsable.) Mi padre lo supo
distraer con cuatro frases, y Oliva
soltó la madera. Después, cuando
mi padre lo explicaba, aquel diálogo
se hacía mucho más largo. Yo no entendía
que quisiera dispersar la concisa
virtud. Ahora veo con claridad de que se trataba:
de dispersar una niebla que la voz
no había traicionado, pero que había
asomado en los ojos. Me fascinaba,
y no le di el nombre que le correspondía
siempre que atravesaba por mis ojos.
Me asomó, pasados tres días, cuando
me encontré frente a frente con Oliva
en el corredor de casa de la Sol. Los chicos
que íbamos por los prostíbulos, no acabábamos
de comprender que nos encontrábamos en nuestro reino
por derecho propio, y que los huéspedes furtivos
eran ellos, ni que fueran pistoleros.
….Llegó un tiempo de muchos caminos, y alguien
iba barajando un juego de cartas
que formábamos lugares y personas. A Oliva,
seis o siete años más tarde, cuando
no lo esperábamos, lo conoció
mi madre. Una tarde de Burdeos,
cuando estaba sola en casa, le abrió.
Él había subido nuestra escalera
porque sabía que allí vivía gente
de su pueblo. Quería un poco de ayuda.
Dijo que trabajaba en una fábrica
de los alemanes, me parece que en Royan.
Un bombardeo había destruido
la fábrica y el campamento anexo.
Oliva, por azar, se encontraba fuera,
pero lo había perdido todo, la ropa
y el dinero, todo cuanto tenía, menos la vida
que se le había vuelto extraña, y de la que no
era ya responsable: los alemanes
se encargaban de su nuevo destino.
Quizás mi madre fue la última
mujer que habló con Oliva,
que supo algo de él. Le dio
unas prendas de vestir, que probablemente él
no llegó a llevar. Dos días
después, otro bombardeo inglés
lo pilló.
………Como no soy
un oranés de Saint Germain, el miedo
no me parece que sea ningún gran tema
para escribir o filosofar. Eso sí,
miedo han tenido muchos hombres, y de ellos
hace falta que también se hable. Conviene decir
que Oliva tuvo miedo, y dio miedo
a mucha gente, a mi padre y a mí
no muy fuerte, a Ton más, y a otros
tan fuerte como el suyo, o aún más.

GABRIEL FERRATER
(Versión de Pedro Casas Serra)



IN MEMORIAM (fragment)

...
És de l'Oliva que ara vull parlar.
Feia, abans, de porter a la Sala Reus,
que és el cine on anàvem els diumenges
a embrutar-nos les mans d'amor.
No el veig d'aleshores. No em dóna cap imatge
sinó vestit de cuir, amb una Luger
que duia culatada amb fusta clara,
més llarga que la cuixa, fent-li més
d'insígnia que d'arma. L'esperit
de simbolisme és flor de temps de guerra.
Ritualistes ho eren, tant l'Oliva
com la seva muller. Van requisar,
per viure-hi ells, una casa de rics
on ella de seguida va trobar
que no feia per casa de senyors
que no hi haguessin cactus. En les plantes
grasses, havia après la dona a veure-hi
l’escreix del viure ric: una menuda
ombra d’ànima, sota el sol immens
del posseir. Aleshores posseïa,
i reia, i reien totes, i compraven
la vida feta coses, finalment
material, mocada d’esperances.
Va ser un moment només, dos o tres mesos.
Les popolane van anar rient,
però sense sorprendre-se’n, rient
com sempre. Els revenia l’esperança
i comprar es feia d’amagat, i ho feien
més aviat els rics. Vam tombar el tomb,
i el camí de tornada, a poc a poc
ens el tancaven marges coneguts.
L’Oliva i els del comitè, jo els veia
sovint que s’esperaven a una taula
d’algun cafè, o anaven pel carrer
de pressa, cap a seure i esperar.
….Una nit hi va haver un concert d'orquestra.
El pare m'hi va prendre, i tremolava
tot jo d'impaciència. La música
parfois nous prend comme une mer, i a mi
que em prenia aleshores una mar
d'un temps que anava a ser perdut, i es veia
perdent-se i desdient-se, m'excitava
la idea de donar-me a un altre flux
més personal, o almenys sense companys,
ni que fos amb el pare. Vaig sentir
Beethoven i Ravel, i ja no sé
on em van derivar, si és que em van prendre.
Acabat el concert, van tocar els himnes:
himne de Riego, Internacional,
els Segadors i la Warszawianka
que feia d'himne de la Fai. La gent
va aplaudir més els Segadors. L'oliva
no hi estava d'acord, i es va abocar
d'un prosceni, cridant. Per fer-nos sords
vam picar encara més de mans. Mirava
les cares que se'n reien, i cridava
mut, com la flama, i rèiem i aplaudíem,
vessant-nos en una aigua. De companys,
com que després n’érem molt amb el pare,
no volíem encara tornar a casa
i ens vam asseure a prendre cafè junts.
Parlàvem de política, i em sembla
que em semblava que no calia cap
revolta (no vull dir en l’ordre polític)
i que amb els grans s’hi pot anar de colla.
De nit, en un cafè, es pot tenir pare.
Va entrar l’Oliva, i ara sé reconèixer
que li sobraven tres o quatre copes.
Sèiem vora la porta, i ens va veure
de seguida. Aferrant la gran culata
que el devia ajudar a aguantar-se dret,
va dir, mirant el pare: “Heu estat vós
el responsable”. (Tot n’anava ple
de responsables, aleshores. Tots
n’eren d’alguna cosa, i no sabien
ben bé de què, i davant de tota cosa
miraven si no es veia algú que en fos
més responsable.) El pare el va saber
distreure amb quatre frases, i l’Oliva
va deixar anar la fusta. Quan, després,
el pare l’explicava, aquell diàleg
es feia molt més llarg. Jo no entenia
que volgués dispersar-ne la concisa
virtut. Ara veig clar de què es tractava:
de dispersar una boira que la veu
no havia traït gens, però en els ulls
havia traspuntat. Em fascinava,
i no li vaig donar el nom que era seu
sempre que travessava pels meus ulls.
M’hi vaig lliscar, passats tres dies, quan
em vaig trobar cara a cara amb l’Oliva
pel corredor de ca la Sol. Els nois
que anàvem pels prostíbuls, no capíem
ben bé com ens trobàvem al reialme
nostre de dret, i que els hostes furtius
eren ells, ni que fossin pistolers.
….Va venir un temps de molts camins, i algú
anava escartejant un joc de cartes
que érem indrets i persones. L’Oliva,
sis o set anys més tard, quan se’ns havia
tornat inesperat, el va conèixer
la meva mare. Un vespre de Bordeus,
quan era sola a casa, li va obrir.
Ell havia pujat la nostra escala
perquè sabia que hi vivien gent
del seu poble. Volia algun auxili.
Va dir que treballava en una usina
dels alemanys, em sembla que a Royan.
Un bombardeig havia destruÏt
la fàbrica i el campament anex.
L’Oliva, per atzar, es trobava fora,
però ho havia perdut tot, la roba
i els diners, tot el seu, sinó la vida
que se li havia fet estranya, i no
n’era ja responsable: els alemanys
s’encarregaven del seu nou destí.
Potser la meva mare va ser l’última
dona que va parlar mai amb l’Oliva
que sabia res d’ell. Li va donar
unes peces de roba, que ell potser
no va arribar a portar. Dos dies
després, un altre bombardeig anglès
el va enxampar.
………………..Com que no sóc
un oranès de Saint Germain, la por
no em sembla pas que sigui cap gran tema
per literar o filosofar. Això sí,
de por molts homes n’han tingut, i d’ells
cal que també se’n parli. Convé dir
que l’Oliva va tenir por, i va fer
por a molta gent, al meu pare i a mi
no gaire forta, al Ton ja més, i a d’altres
tan forta com la seva, o més encara.

GABRIEL FERRATER
(https://es.wikipedia.org/wiki/Gabriel_Ferrater)


Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 27 Abr 2022, 10:48, editado 1 vez

Alma Ragatzzi
Alma Ragatzzi
España


Cantidad de envíos : 7070
Fecha de inscripción : 20/08/2009
Edad : 60
Localización : En el vértice de un sueño

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Alma Ragatzzi Sáb 23 Abr 2022, 14:59


¡NO A LA GUERRA!

228 - Esta guerra no es mi guerra
.

Tal vez no sea yo el más indicado,
ni sea el mejor ejemplo para nadie
y hasta puede que, a pesar de lo vivido,
lleve el carcaj vacío de saberes,
la lengua emponzoñada de silencios
y el verbo acostumbrado a ser historia,
para sin mérito alguno ponerme
a instruir con arengas a la gente.

Pero hace ya algunos años, aún muy joven,
aprendí a nadar contracorriente,
cuando alguien se empeñó en que era Dios,
sus dogmas eran puro catecismo,
y el palo la cultura que impartía.

Tuve que recurrir al estudio y al ingenio
para que mis trastadas evadieran el palo cada día,
tal vez, por ello, aprendiera también
que más allá del credo y del rosario
existían otros mundos muy diversos
que el ansia de saber iba abrazando.

Después supe del odio y la barbarie
que la avidez de poder genera,
supe también de una guerra civil,
que perdieron los de siempre,
de dos guerras mundiales y cien más,
que sembraron el terror y la muerte por la historia
y donde la razón de los ganadores
la fijaba el poder de su armamento
que era directamente proporcional
al poder colosal de su riqueza
y al de la información que controlaba,
que manipulaba y que difundía.

Pero hoy otra guerra nos ocupa,
que nos sirve con ponderada crudeza
imágenes de niños brutalmente mutilados
y de ciudades enteras arrasadas,
donde el horror y la barbarie extrema,
gobiernan sin cesar nuestras retinas
y tejen sus coléricas telarañas,
que se exhiben impúdicas
poblando nuestra ventana tonta a cualquier hora,
y atacan, con premeditación y alevosía,
sin concedernos descanso alguno,
nuestro espacio consciente y subconsciente
con balas informativas disparadas
sin ojos detectores de inocentes en su frente.

Es tal el exagerado exhibicionismo informativo,
que deduzco sibilinamente interesado,
que quiero salir de este pozo oscuro de silencio
y ascender a profundidad de periscopio
para intentar ser claro, meridianamente claro,
y lanzar mi torpedo con la máxima decencia
a la sentina del torbellino de opiniones dirigidas,
que día y noche acompañan nuestra mesa
para declarar libremente que ninguna guerra es justa.

¡Ninguna!
¿Lo fueron, acaso, Las Cruzadas
o la rebelión franquista que padecieron nuestros padres?
¿Tal vez, lo fue la de Estados Unidos en Vietnam…
o las de la familia Bush contra Irak?
¿Quizás lo es la de Israel con Palestina?
Sin duda alguna, tanto como la de Putin contra Ucrania,
y todas ellas generaron asesinos ignotos,
que togados heroicamente con los colores de una bandera,
escondieron sus atroces actos vandálicos
bajo un manto oscuro de silencio
o en sepulturas anónimas
al amparo de cualquier cuneta.

¡No, no y mil veces no!
No pretendáis entender
que mi torpe verbo
sea una disculpa de la invasión de Ucrania por Rusia,
que condeno enérgicamente y sin paliativos,
pero lo que yo intuyo
es que esta partida de ajedrez
la llevan jugando años ha
dos potencias añejamente enfrentadas
sobre el viejo y ajado tablero
de una Europa decrépita y desgastada,
sin importarles que la sangre inocente derramada
de las piezas que van perdiendo tras cada movimiento
deteriore aún más el tablero de juego.

Y yo que jamás he creído en las banderas
y en mi alma anidan pájaros de paz
que rellenan sus cananas de palabras,
y a pesar de que los daños colaterales
me estén afectando seriamente en el plano económico,
declaro firme y sin pudor alguno,
que esta guerra, no es mi guerra.

© ~ Antonio Urdiales Camacho - Abril 2022
Fuente: Foro "Aires de Libertad"

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Sáb 23 Abr 2022, 17:13

¡NO A LA GUERRA!


229 - NO TEMAS LA TORMENTA... de Pedro Casas Serra

……………...¡Cómo preciso
……………...contarte el miedo
……………...que da la lluvia en los cristales!

……………...SALVADOR ESPRIU

No temas la tormenta.
Por más altas y fuertes
que resulten las olas
nunca serán tan altas
como el encono entre vecinos
en una guerra.

La envidia y el rencor
son temibles, por eso
no pregones tus logros,
se prudente y abstente
de levantar admiración
entre los torpes.

No hay malos ni buenos
cuando la sangre empieza
a correr por las calles.
Cierra la puerta y vete.
Mejor abandonar la casa
que ser cómplice.

Pedro Casas Serra (02-03-2013)



NO TEMIS LA TEMPESTA...

……………...¡Com necessito
……………...contar-te la basarda
……………...que fa la pluja als vidres!

……………...SALVADOR ESPRIU

No temis la tempesta.
Per més altes que siguin
les onades i fortes,
mai no seran tan altes
com l’odi entre veïns
en una guerra.

L’enveja i la rancúnia
son temibles, per ço
no pregonis els guanys,
sigues prudent, i guardat
d’aixecar admiració
entre els maldestres.

No hi ha dolents ni bons
quan comença la sang
a vessar pels carrers.
Tanca la porta i marxa,
pitjor que perdre el pis
és ser-ne còmplice.





Pere Casas Serra (02-03-2013)



Fuente: Foro "Aires de Libertad"


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Dom 24 Abr 2022, 07:14

¡NO A LA GUERRA!


230 - TE MATARON EN EL VALLE, de Mahmud Darwish
 
 
Te regalo mi recuerdo ante la mirada del tiempo,
te regalo mi recuerdo.
¿Qué dice el fuego en mi país?
¿Qué dice el fuego?
¿Has sido mi amor
o una tempestad sobre las cuerdas?
Yo soy extranjero en mi propio país,
extranjero.
 
Te regalo mi recuerdo bajo la mirada del tiempo,
te regalo mi recuerdo.
¿Qué le dice el relámpago al cuchillo?
¿Qué dice el relámpago?
¿Fuiste en Hattin 1
un símbolo de la muerte de Oriente?
¿Y yo soy Saladino
o un esclavo de los cruzados?
 
Te regalo mi recuerdo ante la mirada del tiempo,
te regalo mi recuerdo.
¿Qué dice el sol en mi país?
¿Qué dice el sol?
¿Estás muerta sin sudario
y yo estoy sin Jerusalén?
 
Despuntó del valle.
Dicen que redujo el valle y se ocultó.
Su belleza secreta rodeó las pequeñas espigas
y resolvió las preguntas de la tierra.
Los de mi generación ¿recordáis el verano?
Flores de Hebrón
y huérfanos de Hebrón
¿recordáis el verano
que asciende de sus dedos
y abre todas las puertas?
Una violeta le dijo a su vecina:
tengo sed.
Abdallah me regaba.
¿Quién se ha llevado la juventud
de los jóvenes?
Despuntó del valle
y en el valle se muere.
Nosotros crecemos entre cadenas.
Despuntó del valle de pronto
y en el valle se muere por etapas.
Ahora nos alejamos de él generación tras generación,
vendemos las aceitunas de Hebrón gratis,
vendemos las piedras de Hebrón,
vendemos la historia de Hebrón,
y la vendemos
para comprar en su pecho la imagen
de un asesinado luchando.
 
No reconocí el amor de cerca.
Que lo reconozca mi muerte.
Mi infancia-Troya árabe
pasa y no vuelve.
Todos los puñales están en ti.
Elévate
verdor del limón,
brilla en la noche
y aumenta el llanto
de los que llegan.
 
El viento está en un puñal
y nuestra sangre es crepúsculo.
No quemes tu pañuelo verde,
la noche se quema.
 
Bienaventurada la serpiente que ha dormido
en la madera derruida.
Bienaventurada la espada que convierte al cuello
en ríos de libertad.
 
No reconocimos al amor de cerca.
Que se enfade el enfado.
Caminamos a la Troya árabe
y la lejanía se acerca.
 
No recuerdas
cuando escapamos de ti
hacia los vastos exilios.
Aprendimos los idiomas universales
y el cansancio del largo viaje
hacia el ecuador.
Aprendimos a dormir en todos los trenes,
lentos y rápidos,
el amor en el puerto
y el cortejo preparado para todo tipo de mujeres.
Aprendimos la amistad de cada herida,
la lucha de los enamorados,
el deseo envasado
y la sopa sin sal.
 
¡Oh país lejano!
¿Se ha perdido mi amor en el correo?
Ni el beso de goma nos llega
ni el óxido de hierro.
Todos los países son el nuestro
y nuestra parte de ellos es el correo.
 
No recuerdas
cuando escapamos de ti
a las cárceles.
Hemos aprendido a llorar sin lágrimas
y a leer las paredes, los cables y la triste luna,
libertad,
una paloma,
la satisfacción de Jesús
y la escritura de los nombres:
Aisha se despide de su esposo
y vive Aisha,
viven los perfumes de la sangre, el rocío y el jazmín.
 
¡Oh rostro lejano!
Te mataron en el valle
pero no te mataron en mi corazón.
Quiero que reconstruyas mi espontaneidad
oh rostro lejano.
 
Recuérdanos
cuando te buscamos en la hecatombe.
Que se quede tu brazo que da al mar
y la sangre en los jardines,
y sobre nuestro renacimiento se alce
un puente.
Que se queden todas las azucenas
de la palma húmeda
en su jardín,
pues llegamos.
¿Quién compra a la muerte un billete hoy
sino nosotros? ¿Quién?
Hemos exprimido todas las nubes
de los mapas del mundo
y los poemas de la nostalgia por el país.
Ni su agua riega
ni sus anhelos queman
ni construye un país.
 
Recuérdanos.
Nosotros te recordamos como un verdor
que surge de cada sangre,
barro y sangre
sol y sangre
flores y sangre
noche y sangre,
y te desearemos
cuando despuntes del valle
y desciendas al valle
cual gacela que nada
en un campo de sangre
sangre
sangre
sangre.
 
Oh beso que duerme sobre un cuchillo,
manzana de besos.
¿Quién recuerda el sabor que queda
-no estando tú-
como el jardín de la esperanza?
- Hemos crecido, infeliz,
me dijo la vida.
- ¿Y mi amor?
- Los muertos no crecen.
- ¿Y mis lunas?
- Se cayeron con la casa.
¡Oh beso que duerme sobre un cuchillo!
¿Te acuerdas de mi boca?
Te quiero cuando te quemas.
¿Quemarás mi sangre?
Amo tu muerte cuando me lleva
a mi país
cual lirio ardiente
o pájaro hambriento.
¡Oh beso que duerme en un cuchillo!
La naranja ilumina nuestra ausencia,
la naranja ilumina,
el jazmín excita nuestra soledad
pero el jazmín es inocente.
¡Oh beso que duerme en un cuchillo!
Te despiertas en la frontera del mañana,
te despiertas ahora
y diseminas la costa negra
como el viento y el olvido.
¡Oh beso que duerme en un cuchillo!
 
El éxodo ha crecido,
ha crecido el amarillo de las rosas
¡Oh mi amor asesinado!
Ha crecido el vagabundeo por la luz de un mundo
que me ignora,
ha crecido la tarde en las calles de cada destierro,
ha crecido la tarde en las ventanas de cada cárcel,
ha crecido en todas las direcciones,
ha crecido en todas las estaciones,
y te veo
alejándote, alejándote por el valle lejano.
Abandonas nuestros labios,
abandonas nuestra piel,
abandonas...
Eres una fiesta.
Te veo.
Las palmeras caen.
¿Qué dijo Abdallah?
- En la época avara
proliferan los niños, el recuerdo
y los nombres de Dios.
Te veo.
Cada mano grita allí.
Fuimos pequeños,
las cosas estaban preparadas
y el amor era un juego.
Te veo.
Mi cara dentro de ti me conoce
como la abundante arena conoce
todo su amor por la playa.
Te alejas de mí
y la muerte es un juego.
Te veo.
Los olivos inclinan la cabeza
a un viento pasajero.
Todas las raíces están aquí,
aquí están
todas las pacientes raíces.
Que se quemen todos los vientos negros
en unos ojos milagrosos
¡Oh mi valiente amor!
No queda nada por qué llorar.
Adios.
Las ceremonias de despedida han crecido
y la muerte es una etapa que hemos comenzado.
La muerte se ha perdido,
se ha perdido
en el alboroto del nacimiento.
Extiéndete desde el valle
hasta la causa del éxodo
cual cuerpo que corre sobre cuerdas,
cual gacela de lo imposible.
 
   [1]  Batalla en la que Saladino venció a los cruzados.


********************

Del poemario AMARTE O NO AMARTE (1972)






_________________


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 24 Abr 2022, 14:36

231.


BOMBARDEO

¿Quién?, por caminos, quién,
quién, quién? en sombra, en sangre, quién?
en destello, quién,
………………….quién? Cae
ceniza, cae
hierro
y piedra y muerte y llanto y llamas,
quién, quién, madre mía, quién, ¿a dónde?

PABLO NERUDA

(https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Neruda)


Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 27 Abr 2022, 10:54, editado 1 vez

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 25 Abr 2022, 01:05

Desde el móvil... Poner al día nuevamente los índices me llevará un tiempo. Hasta el miércoles no podré estar de nuevo por aquí en plenas condiciones. Os doy las gracias a todos por mantener vivo el grito ¡NO A LA GUERRA!

Abrazos


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 25 Abr 2022, 03:51

232.


PAISAJE DESPUÉS DE UNA BATALLA

Mordido espacio, tropa restregada
contra los cereales, herraduras
rotas, heladas entre escarcha y piedras,
…………..áspera luna.

Luna de yegua herida, calcinada,
envuelta en agotadas espinas, amenazante, hundido
metal o hueso, ausencia, paño amargo,
…………..humo de enterradores.

Detrás del agrio nimbo de nitratos,
de substancia en substancia, de agua en agua,
rápidos como trigo desgranado,
…………..quemados y comidos.

Casual corteza suavemente suave,
negra ceniza ausente y esparcida,
ahora sólo frío sonoro, abominables
…………..materiales de lluvia.

Guárdenlo mis rodillas enterrado
más que este fugitivo territorio,
agárrenlo mis párpados hasta nombrar y herir,
guarde mi sangre este sabor de sombra
…………..para que no haya olvido.

PABLO NERUDA
(https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Neruda)


Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 27 Abr 2022, 10:55, editado 1 vez

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Lun 25 Abr 2022, 19:52

¡NO A LA GUERRA!




233 -  LA MUERTE DE FÉNIX, de Mahmud Darwish



En los himnos que cantamos
hay una flauta,
en la flauta que nos habita
un fuego
y en el fuego que encendemos
un Fénix verde.
En su elegía no he distinguido
mi ceniza de tu polvo.

Una nube de lilas basta para ocultarnos la
jaima del pescador.
Camina, pues, sobre las aguas como el Señor.
Ella me ha dicho:
El recuerdo que llevo de ti no está
desierto
y ya no hay enemigos para las rosas que
surgen de los escombros de tu casa.

Un anillo de agua rodeaba la elevada
montaña
y el Tiberíades era el patio trasero del primer
Paraíso.
Le dije: la imagen del universo se ha completado
en unos ojos verdes.
Ella me respondió: Oh, mi príncipe y mi cautivo,
guarda mis vinos en tus jarras.

Los dos extraños que se han consumido en
nosotros son
esos que hace un instante han intentado
matarnos,
los que volverán a sus espadas dentro de poco,
los que nos preguntan: ¿Quiénes sois?
- Dos sombras de lo que fuimos aquí,
dos nombres del trigo que crecen en el pan de
las batallas.

No quiero regresar ahora, como
los Cruzados de mi casa. Soy
todo este silencio entre los dioses y los que
se inventaron un nombre.
Soy la sombra que camina sobre las aguas,
la escena y el testigo,
el adorador y el templo
en la tierra de mi asedio y del tuyo.

Sé mi amado entre dos guerras
en el espejo -dijo ella-.
No quiero regresar ahora a la
fortaleza de mi padre.
Llévame a tu viña y reúneme con
tu madre.
Perfúmame con agua de albahaca, espárceme
sobre la vasija de plata, péiname,
enciérrame en la cárcel de tu nombre, mátame
de amor. Cásate conmigo.
Despósame por los ritos agrarios,
adiéstrame en la flauta y quémame para que
nazca
como el Fénix, de mi fuego y del tuyo.

Una forma semejaba al Fénix llorando
ensangrentado
antes de caer al agua
cerca de la jaima del pescador.

¿De qué sirve mi espera y la tuya?









POEMARIO: ¿POR QUÉ HAS DEJADO EL CABALLO SOLO? (1995)

http://www.poesiaarabe.com/mahmud%20darwish.htm


_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 46812
Fecha de inscripción : 17/04/2011

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Lluvia Abril Lun 25 Abr 2022, 23:35

¡NO A LA GUERRA! 234


Kateryna Kalytko (Vínnytsia, 1982) es poeta, novelista y traductora. Ha fundado el festival Intermezzo de relatos cortos y en 2017 consiguió el premio Joseph Conrad.

6 DE ABRIL

No duermes sólo con este hombre, sino con toda su vida,
y a veces ella te despierta y le arranca de tus brazos.
Pues, ya ves, a menudo la guerra viene y se tiende entre vosotros como un niño
temeroso de quedarse solo en la oscuridad.

La guerra, dice él, implica muchos números, veamos:
dos familiares equivalen a un saco de huesos,
mil trescientos noventa y cinco días de asedio,
tres paquetes de ayuda humanitaria: mantequilla, alimentos enlatados,
leche en polvo, tres pastillas de jabón.

Cuatro hombres armados vienen a buscarte,
te muestran sus órdenes y luego te escoltan hacia la noche.
Durante el paseo por la ciudad
oyes misiles que vuelan sobre tu cabeza, dos veces.

…Cinco veces te sacan de los barracones
hasta una fosa donde cuarenta y tres yacen pudriéndose
y siempre piensas: esta vez voy a morir
y le diré a Dios que era un mal chiste.

Pero te tiran boca abajo contra la tierra
y se toman su tiempo presionando una pistola contra tu cabeza.
Desde entonces, dice él, no me gusta soñar,
esta clase de recuerdos no son apropiados para un hombre.
Corres por el bosque, te disparan por la espalda,
una bala alcanza tu muslo pero sólo sientes la tierra en tu rostro.
Es entonces cuando crece un árbol desnudo de dolor
en tu pecho, palpitando.

Y yo no respondo porque qué puedes decir ante aquello
Sigo limpiando de tierra su rostro, una y otra vez,
incluso mientras duerme,
incluso mientras no está.


_________________
¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 26 Abr 2022, 04:20

235.

DNIÉPER .26.. 4. 2022. A mis nietos

Una lluvia fina y desconocida:
gotas de ambrosía;
truenos cuando las nubes
besan sus quimeras;
rayos de esperanza
desbrozando los caminos del odio;
una cosechadora de paz...
el entierro de la guerra
y sus hachas
mientras florecen tulipanes,
girasoles...
un Dniéper límpido besando el Mar Negro...

... en realidad, los versos se cansaron
de decir siempre lo mismo:
siguen los niños en las cunetas
sin llanto,
sin madres,...

y el Dniéper es un río de sangre....
y radioactivo
que no riega la paz...
ni a los girasoles.

Pascual López Sánchez
(Foro Aires de Libertad)


Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 27 Abr 2022, 10:58, editado 1 vez

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 53116
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Maria Lua Mar 26 Abr 2022, 08:03

¡NO A LA GUERRA!





236 - SÓLO OTRO AÑO, de Mahmud Darwish
 

Amigos,
me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
sólo otro año
para amar a veinte mujeres
y treinta ciudades.
Un año es suficiente para dar a la idea un cuerpo de azucena,
para que una tierra desconocida albergue a una chica que me lleve al mar
y me entregue, de sus rodillas, la llave de todos los lugares.
Un año es suficiente para vivir toda mi vida
de un tirón,
en un solo beso
o en un disparo
que ponga fin a mis preguntas
y al enigma de los tiempos confusos.
 

Amigos, no muráis así.
Por favor, no muráis, esperadme otro
año,
sólo otro año.
Tal vez terminemos la charla y el viaje que
hemos iniciado
e intercambiemos ideas caminando por la calle,
sin horario ni banderas.
¿Hemos traicionado a alguien
para tener que llamar país a cada pájaro
y espuma a la tierra que está fuera de la herida,
para que temamos el susurro?
Quizá podamos proteger al lenguaje
de un sentido que no hemos deseado,
de un canto que no hemos entonado
a los sacerdotes...
Amigos, mártires erguidos
en mi lecho... y en la cintura de una chica de la que aún no he gozado
ni he elevado sobre sus piernas mi oración al dios del jazmín...
Dejadme solo un momento.
Tenemos derecho a tomar el café con azúcar, no con sangre,
a escuchar el sonido de nuestras manos llamando a las perdices que nos
lloran, no la caída de las fortalezas.
Tenemos derecho a censar nuestras venas que hierven
con el viento de los deseos crónicos,
a dar las gracias a la pelusa dormida
en el vientre lácteo
y a romper el ritmo de los cánticos piadosos...
 

Amigos, mártires,
mo muráis antes de pedir perdón a una rosa que no habéis visto,
a un país que no habéis visitado,
a un deseo que no habéis logrado,
a mujeres que no os han colgado en el cuello
el icono del mar
ni el tatuaje del alminar.
No muráis antes de que formulemos la pregunta que no harán los supervivientes:
por qué la tierra se parece a un membrillo,
por qué la mujer se parece a lo que no se asemeja la tierra,
a las privaciones de los enamorados... y a un río de claveles?
¿Por qué me reconocieron
abiertamente cuando morí...
y me negaron
cuando regresé vivo de mi periplo?
Dios mío, mi cadáver me ha guiado
y les ha hecho regresar a mí.
Cual chimenea, lo han alzado entre ellos.
 

Amigos, mártires,
pensad en mí un poco,
amadme un poco,
no muráis así, por favor, no muráis,
esperadme otro año,
un año,
sólo otro año.
No muráis ahora, no me dejéis,
amadme para que bebamos este cáliz,
para que descubramos que la ola blanca no es una mujer
ni una isla.
¿Qué haré tras vuestra ausencia?
¿Qué haré después del último entierro?
¿Cómo voy a amar la tierra que os arrebata de mi lado
y os oculta del mar?
¿Cómo voy a amar al mar que ahoga a los que rezan
y eleva el alminar?
¿A quién visitaré los sábados por la tarde?
¿Quién abrirá mi corazón a los gatos?
¿A quién dedicaré el panegírico de esta luna agria sobre el Mediterráneo?
¿A quién llevaré las pertenencias de las mujeres pasajeras y seductoras?
¿A quién dejaré este hastío cotidiano?
¿Qué significará mi vida
cuando no tenga más que mi sombra para apoyarse en la pared de mi sombra, tras vuestra ausencia?
¿Quién me conducirá a mi alma
y la convencerá de que se quede conmigo?
No muráis, no muráis así, por favor,
no me arranquéis de la manzana-mujer
para lanzarme al libro de las elegías
y a los ritos de las perseverantes lágrimas.
No poseo mi corazón para lanzarlo sobre vosotros cual saludo,
no poseo mi cuerpo para hacer un nuevo ataúd y un testamento,
no poseo mi voz para atravesar esta calle elevada sobre el fusil.
Tened piedad de mí, amigos,
tened piedad de las madres desconsoladas que buscan otras albórbolas
para celebrar el nacimiento de los espejos en los estallidos de las bombas.
Tened piedad de las paredes que desean la hierba,
de los escritores en las noticias necrológicas,
tened piedad de un pueblo al que hemos prometido el acceso de la rosa por la puerta de las cenizas amargas.
No desaparezcáis ahora, como el poeta en el sombrero del mago.
¿Quién recogerá las rosas de los mártires?
Esperad, amigos, tened piedad de nosotros.
Nuestras ocupaciones no nos permiten buscar tumbas y una elegía
distinta de la anterior.
¡Qué pequeñas son estas rosas!
¡Qué grande es esta sangre!
¡Qué bellos sois, amigos,
cuando violáis la tierra en el milagro del génesis
o descubrís la fuente entre las rocas de las montañas posibles!
 

Amigos,
me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
otro año.
Un año es suficiente para que caminemos juntos,
para que nos colguemos el río en la espalda como los gitanos,
para que destruyamos juntos el último templo
y coloquemos una piedra bajo otra,
para que retornemos al alma de su exilio
cuando marchemos juntos,
cuando declaremos una pequeña huelga de adoración a las imágenes.
 

Si me abandonáis ahora, amigos,
si partís
para habitar en la nebulosa del cráneo,
no os llamaré, no os haré elegías
ni escribiré una palabra sobre vosotros.
 

Ahora no puedo hacer elegías a nadie,
ya sea país, cuerpo,
un cuerpo en un disparo
o un obrero en la fábrica de la muerte unificada.
A nadie,
a nadie...
Que este canto sea
el fin de las lágrimas derramadas sobre todos vosotros, amigos traidores,
y una elegía destinada a vosotros.
Por eso...
no muráis, amigos, no muráis ahora.
Ninguna rosa es más cara que la sangre en este desierto.
No tenéis tiempo.
No muráis así, por favor, no muráis,
esperad otro año,
un año.
Me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
sólo otro año.
Un año es suficiente para que ame a veinte mujeres
y treinta ciudades.
Un año es suficiente para que acuda junto a mi madre desconsolada
y le grite: alúmbrame de nuevo
para que vea la rosa desde su comienzo
y ame el amor desde su comienzo
hasta los confines del canto.
Sólo otro año.
Un año es suficiente para vivir toda mi vida
de un tirón,
en un solo beso
o en un disparo que ponga fin a mis preguntas.
Sólo otro año,
otro año,
un año...




***************



Poemario: ASEDIO A LOS PANEGÍRICOS DEL MAR (1984)





http://www.poesiaarabe.com/solo_otro.htm



_________________



¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Luna7

Contenido patrocinado


¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva) - Página 10 Empty Re: ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 18 Mayo 2022, 03:39