Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 954407 mensajes en 44503 argumentos.

Tenemos 1502 miembros registrados

El último usuario registrado es Mònica Miró Vinaixa

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 31 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 25 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonio Urdiales, clara_fuente, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Mayo 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty

Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 31 Ene 2022, 14:21

.


GUERAU DE LIOST: Sàtires, 1927


Guerau de Liost

(Seudónimo de Jaume Bofill i Mates; Olot, 1878 - Barcelona, 1933) Poeta, orador y político catalán. Hijo de una familia de terratenientes montañeses, firmemente enraizada en la tradición, ingresó muy joven en el seminario de Vich, de donde salió durante la segunda guerra carlista. Abandonada la carrera eclesiástica, cursó derecho y letras en la Universidad de Barcelona. Al terminar los estudios se estableció en esta ciudad, donde se casó y ejerció la abogacía.

Interesado en la política catalanista, se afilió a la Lliga Regionalista; fue regidor municipal y diputado en la Mancomunidad de Cataluña. Su rigurosa fe democrática le llevó a separarse de la Lliga, y con Lluís Nicolau d'Olwer y otros políticos e intelectuales fundó Acció Catalana, partido catalanista de centro, de cuya ala derecha fue Bofill i Mates la figura más destacada.

Periodista en La Veu de Catalunya y más tarde editorialista en La Publicitat, sus artículos políticos y literarios son un modelo de claridad de pensamiento, de sensatez y de belleza estilística. Sobresalió como orador y conferenciante; su oratoria política, perfecta de forma, sin la menor concesión a la demagogia, de exquisita lealtad en la polémica, no ha sido igualada en Cataluña, aun cuando resultó poco eficaz en un tiempo de apasionamientos partidistas.

La espiritual elegancia y la limpieza moral de Bofill i Mates chocaron con las tácticas duras y poco escrupulosas de la lucha política que precedió a la proclamación de la República (1931). Establecido el nuevo régimen, nuestro autor fue diputado en la Asamblea que aprobó el proyecto de Estatuto de Autonomía para Cataluña, llamado de Nuria. Sin embargo, alarmado y herido en sus sinceras convicciones de católico por las medidas republicanas que tendían a reducir la libertad de la Iglesia, abandonó su partido y reingresó sin gran entusiasmo en la Lliga Regionalista, que se mantenía en la oposición. Mientras tanto, Bofill i Mates, que hacia 1925 quedó viudo con hijos, se había casado de nuevo; murió de una angina de pecho en 1933, con cincuenta y cinco años.

En 1930 había publicado un ensayo, L'altra concòrdia, réplica a Per la concòrdia, de Francesc Cambó; en él nuestro autor propugna una solución republicana y federal al problema político de su país. Su actuación de hombre público es recordada como un ejemplo poco común de honradez y de equilibrado e inteligente patriotismo. Con todo, el nombre de Bofill i Mates perdura en Cataluña singularmente por su admirable y sin par obra poética, que firmó con un seudónimo de sabor medieval: Guerau de Liost.

En 1908 apareció su primer libro, La muntanya d'ametistes, prologado por Eugeni d'Ors (una segunda versión, revisada por el autor, vio la luz póstumamente en 1933, con un prólogo de Josep Carner, fraternal amigo de nuestro poeta). Precisamente Guerau de Liost, Ors y Carner forman la triple columna del novecentismo catalán. En el citado libro, como en Selvatana amor (1920) y sobre todo en Ofrena rural (1926), el poeta opera con los mismos elementos de que se vale gran parte de la lírica catalana que le había precedido: la naturaleza y el ruralismo.

Pero los resultados son muy otros. Guerau de Liost es un orfebre o un alquimista de los vocablos y las imágenes; carece del don angélico, de la encantada sencillez de Verdaguer y no confía como Maragall en la "palabra viva". Su montaña -el Montseny, donde transcurrió casi la mitad de la vida del poeta- se transfigura en un paraíso rústico y humanizado, con vegetales y animales elaborados, preciosos, y una topografía viva y armoniosa. Su estética es intelectualista y casi científica; el verso, sabio, bruñido, geométrico; el léxico, exacto, rico, jugoso; las metáforas, nuevas, únicas. El poeta crea un mito de la montaña en tono menor, con símbolos y alegorías a escala humana, de rara belleza.

En Satires (1929) se ofrece un segundo aspecto de la poética del "caballero Guerau". En esta cara se impone la ironía en un desfile de caricaturas de almas, de títeres humanos, de pequeños y grandes vicios en danza grotesca con piruetas insólitas. Vivos paralelos pueden establecerse entre estas semblanzas y las figuras del dibujante Xavier Nogués en su Catalunya pintoresca; fue precisamente Nogués quien ilustró la primera edición de Sàtires. Por desgracia, el autor, cediendo a escrúpulos de orden moral, sacrificó una parte del libro en la que se satirizaba a los malos sacerdotes.

Obra única en las letras hispanas, de raíz medieval y sentido y tono muy modernos en su serena frialdad de artesanía genial, ya había sido anunciada por otro libro, Somnis (1913), estilización en parte de recuerdos autobiográficos; aquí el poeta prodiga suaves ironías en una expresión arcaizante, teñidas a veces de mal disimulada ternura, en todo lo cual se traslucen coincidencias con los primeros acentos humorísticos de su admirado amigo Carner.

En La ciutat d'ivori (1918) el poeta aplica métodos de miniaturista a las sensaciones urbanas con una docta sonrisa de burgués intelectual. De la tercera y última faceta de Guerau de Liost se da testimonio al final de Obra poética completa (1948), que incluye Darreres poesies y Poesies inèdites, en las que el autor, sin perder un ápice de su perfección externa e interna, adopta una actitud de gravedad trascendente ante los misterios de la vida y la muerte.

La crítica más lúcida y atenta coloca estos poemas de última hora en la cumbre de la obra de Guerau de Liost, tal vez la figura más original y sin duda una de las más genuinas de la moderna lírica catalana, y a la que se debe todavía el estudio a fondo que de sobras merece. Su influencia, por lo menos en los aspectos formales, ha sido necesariamente restringida a causa de la extremada originalidad y la difícil capacidad selectiva de este poeta insólito.

Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «Biografia de Guerau de Liost». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] [fecha de acceso: 31 de enero de 2022].


***


Xavier Nogués


Xavier Nogués i Casas (Barcelona, 18 de febrero de 1873-ibídem, 28 de enero de 1941), fue un pintor, dibujante ceramista y grabador español. Su obra dentro del novecentismo, es de un humor satírico y donde mejor se expresa es en sus dibujos y sus famosas caricaturas.

Se formó en Barcelona, pasando después por París donde asistió a las clases de la Academia Colarossi, allí hizo amistad con Alexandre de Cabanyes.

De retorno a Barcelona comenzó a dibujar en la revista Papitu con el seudónimo, de Babel, y colaboró además con otras muchas publicaciones como Picarol, Iberia, Revista Nova etc.

Publicó dos de los libros fundamentales de humor gráfico de la Cataluña del primer tercio del siglo XX: La Catalunya pintoresca, y 50 ninots. También realizó dibujos humorísticos sobre la primera guerra mundial en el diario La Publicitat. Joan Sacs, Francesc Pujols, Rafael Benet y Salvador Espriu han dedicado libros a estudiar su obra humorística, litográfica y pictórica.

Pintó los plafones de la bodega de las Galerías Layetana, con lo que consiguió ser reconocido y es cuando hizo los murales para el despacho de la alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, para la casa del coleccionista Plandiura y un friso de cerámica para el sindicato agrícola de Pinell de Bray (Tarragona).

A partir de 1909 realizó numerosos grabados y las ilustraciones de los libros Sàtires de Guerau de Liost, Bestiari de Pere Quart, y Sombrero de tres picos de Pedro Antonio de Alarcón.


***

SÀTIRES, 1927


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



SÀTIRA PROEMIAL


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


El caçador senyala amb pedra blanca
els jorns de passa que entra mant ocell.
Jo estic content de veure que entrebanca
tantes cames a l’atzar, aidant el capgirell.

Qui sàtires escriu sol ser pacífic.
L’adversitat li cal per treballar.
Ara l’atzar, d’adversitats prolífic,
és un confrare de bon tarannà.

Passen coses pel món tan divertides!
Dels titelles augmenta el desconcert.
Hom pot guiar-se, ull-cluc, per les punyides
i pot dir que somia despert.

Passa, però, que nostra bella terra
és bella com la noia que s’ho sap.
No li parleu de guerra:
no li cabria al cap.

La nostra gent passionetes cria
(pinsà, canari, gafarró, verdum).
Només la carn de sogra o tia
la ira magnànima consum.

L’orgull és tara singular. Vegeta,
la vanitat ridícula, només.
L’orgull és una passió secreta,
i de secret ací només hi ha els diners.

Ni pura enveja nostra gent lamina
com una flama de metall hostil.
A la caputxa i a la barretina
envegetes peixem de magre estil.

Qui sàtires escriu, mesquí recapte
d’èpiques xacres desarà al sarró.
Quan en farà dissabte
en sortiran cuquetes; la cuca fera, no.

Abans, ser boig calia, o fer-ne ofici,
per poder dir les veritats.
Al so de cascavells fer l’estropici
era un bell joc de disbarats.

Avui, qui, temerari, vol sàtires escriure,
caldrà, també, que vegi amb ull divers el món:
l’una vegada, per fer riure,
i, l’altra, per fiblar qui sap a on.

***


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


….No em pregunteu, lector, si d’aquest llibre
….alguna cosa va adreçada a vós.
Si, llegint-lo, d’enuig vostra còrpora vibra,
….penseu que alguna cosa va per vós.
…………Tanqueu el llibre,
….i a dir-ne mal, si us plau, ja serem dos.

Ai de vós si, tossut, el calze goseu prendre!
….Si aneu a l’era, no us planyeu del boll.
Serà per vós, el llibre, com un indòcil gendre
….que menja el vostre pa i us mena al toll.

….Quan enfangat sereu fins a genoll
………...com inexpert caçaire,
….us sentireu burxat de soca a arrel,
….arribareu de la follia al caire,
………………….i ploma o pèl
de vostra pell garfida veureu que s’enduu l’aire.

***


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


….Si el llibre diu, lectora, ço que les dones fan
…………….i exagera els secrets de toaleta,
…………….digueu: —Xivarris d’escaleta!
…………….M’ho diu perquè sóc elegant. —
…………….Si el llibre, cínic, us destrona
…………….amb llenguatge irreverent,
….digueu: —Escarafalls de rates de convent!
…………….M’ho diu perquè sóc massa bona.—
Si el llibre us pinta horriblement viril
i encara us posa d’ironies setge,
….digueu: —Trafiques d’escriptor senil!
…………….M’ho diu perquè no sóc lletja. —
…………….Si el llibre delata a la gent
…………….els ressorts del vostre imperi,
….—Picor— digueu— del femení cauteri!
…………….M’ho diu perquè sóc provident. —
Potser, lectora, el llibre és més injust que bo.
Les dones són el poble; els homes fan la secta.
Les dones (ara parlo per elles) són la flor.
Els homes (ara parlo per elles) són l’insecte.

***

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

….Si el llibre canta, del clergue típic,
….tara innocent, pintoresca virtut,
….mossèn lector, no esdevingueu sorrut.
………Val més que romandre mut
………predicar en el concurs hípic.
….No fa de mal seguir la cavalcada.
………¿No teniu mula esquilada,
………plena de seny i cascavells?
………Si disputen elles amb ells
………i no els vaga d’escoltar,
………això rai! tenim a la mà
………la cítara de l’estelada.
….I si encara disputen com si res
………(gat dels frares, gata meula),
………tenim un argument de pes
………no calendat a la gallofa:
………claveu-los un cop de teula.
…….……Ja els tenim!
………I els passo com escorrim
………per la xarxa d’una estrofa.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRAS, 1927


SÁTIRA PROEMIAL

Señala el cazador con piedra blanca
los días en que encesta muchos pájaros.
Contento estoy de ver como entorpece
el azar tantos pies, causando el vuelco.

Quien sátiras escribe es pacífico.
La adversidad precisa para obrar.
Mas el azar, de adversidades rico,
es compadre de buen temperamento.

¡Ocurren en el mundo cosas tan divertidas!
De los peleles aumenta el desconcierto.
Uno puede guiarse, a oscuras, por punzadas,
y decir puede que sueña despierto.

Mas ocurre que nuestra bella tierra
es bella cual muchacha que lo sabe.
No le hables de la guerra:
no lo comprendería.

Nuestra gente pasioncillas cría
(pinzón, canario, verderón, lugano).
Solo la carne de una suegra o tía
la irritación magnánima consume.

Es el orgullo tara singular. Vegeta,
la vanidad ridícula, tan solo.
Es el orgullo una pasión secreta,
y de secreto aquí solo el dinero.

Ni envidia pura nuestra gente alisa
como una llama de metal hostil.
En la capucha y en la barretina
pastoreamos celillos de magro perfil.

Quien sátiras escribe, pobre recaudación
de épicas lacras meterá en el zurrón.
Cuando sábado haga
solo saldrán bichitos; monstruos, no.

Antes preciso era ser loco o del oficio,
para poder decir verdades.
Producir estropicio al son de cascabeles
era un hermoso juego de dislates.

Quien, temerario, hoy, sátiras va a escribir,
habrá de ver de otra manera el mundo:
a veces para hacer reír,
otras, para pinchar quién sabe dónde.

***

….No me preguntes, lector, si en este libro
….alguna cosa se refiere a ti.
Si, al leerlo, de enojo, vibra tu corpachón,
….piensa que alguna cosa va por ti.
………....Entonces, cierra el libro,
….y a decir pestes de él, ven junto a mí.

¡Ay de ti si, tozudo, osas beber del cáliz!
….Si te acercas a la era, no te quejes de paja.
Para ti, sera el libro, como un indócil yerno
….que come de tu pan y te mete en el charco.

….Cuando enfangado estés hasta las corvas
………….como inexperto cazador,
….te sentirás hurgado hasta el raigón,
….alcanzarás de la locura el límite,
………………….y pluma o pelo
de tu piel arrancado verás se lleva el aire

***

….Si el libro dice, lectora, lo que hacen las mujeres
…………...y exagera secretos de toilette,
…………...di tú: —¡Líos de portería!
…………...Lo dice porque soy muy elegante. —

…………...Si el libro, cínico, te destrona
…………...con lengua irreverente,
….di tú: —¡Aspavientos de rata de convento!
…………...Lo dice porque soy por demás buena.—

….Si el libro te dibuja feamente viril
y hasta te monta asedio de ironías,
….di tú: —¡Manejos de escritor senil!
…………...Lo dice porque no soy fea. —

…………...Si el libro muestra a la gente
…………...los tejemanejes de tu imperio,
….di tú: —¡Picor de femenil cauterio!
…………...Lo dice porque soy providente. —

Quizás, lectora, el libro es más parcial que bueno.
Las mujeres, el pueblo son; los hombres son la secta.
Las mujeres (por ellas hablo ahora) son la flor.
Los hombres (por ellas hablo ahora), el insecto.

***

….Si el libro canta, del clérigo corriente,
….tara inocente, pintoresca virtud,
….cura lector, no te muestres huraño.
….…..Más que quedarse mudo es preferible
….…..predicar en hípico concurso.

….No hace daño seguir la cabalgada.
….…..¿No tienes mula trasquilada,
….…..llena de sensatez y cascabeles?
….…..Si ellas con ellos polemizan
….…..y escucharse no quieren,
….…..¡no importa! Tenemos en la mano  
….…..la cítara del cielo estrellado.

….Y si, a pesar de todo, aún disputan
….…..(gato de fraile, mojigata),
….…..una razón de peso aún tenemos
….…..no inventariada en el breviario:
….…..atízales un golpe con la teja.
….…..¡Ya son nuestros!
….…..Y los paso como escurriduras
….…..por el cedazo de una estrofa.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


Última edición por Pedro Casas Serra el Sáb 05 Feb 2022, 14:57, editado 1 vez


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 02 Feb 2022, 06:39

.


LLIBRE PRIMER – DE PECATS


SÀTIRA I – DE VANITAT I D’ORGULL


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Deia Faust al Diable: —Massa
mon urc s’inflava. Per ço cal
que m’esberli com flonja carbassa
o que et pertanyi com engreix del mal.—

La vanitat s’estufa,
oca baldera que la gent aborda
si no la decapita i escaldufa
la dura mà de la pagesa llorda.

Al de neulit senderi
còrpora dóna i grat de si mateix.
D’una bufada el peix
i de temperi.

El seu posat complica,
fins que patxoca fa
d’estrany ocell americà
o d’un enterrament que duu musica.

Al savi genuí
(dol només de pensar-hi)
trasbalsa com deixalles d’un verí
ancil·lari.

El buida prest i n’endureix la closca.
Les seves gràcies osca
amb femení capteniment,
fins que amb la pell judica
i no amb l’enteniment.

Si se’l frega una mica
per afalac o irreverència,
incandescent es posa
i no veu altra cosa
que el truc decoratiu de sa presència.

Oh Vanitat! Les multituds aïra
ta venial guspira
per tal com ets intolerable nosa.
L’home no et té, que el tens. I l’engavanyes
amb ell mateix, que és un manat de canyes.

L’Orgull diví són pocs que el puguin heure.
Àdhuc patint-lo, sol deixar-nos lleure.
Satànic és, però s’ho val.
De brocats i d’untures no s’agença.
La seva flama densa
ressegueix l’entreforc del bé i del mal.
En oure son trepig,
sembla un déu que davalla a nostra jaça.
És massa fort per trepitjar-nos. Passa
i res no trenca si no és pel mig.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


LIBRO PRIMERO – SOBRE LOS PECADOS


SÁTIRA I – SOBRE LA VANIDAD Y EL ORGULLO

Decía Fausto al Diablo: —Demasiado
mi orgullo se ahuecaba. Hace falta por eso
que me parta cual blanda calabaza
o que te pertenezca como engorde del mal.—

La vanidad se esponja,
ociosa oca que la gente azuza
si no la decapita y escaldufa
la recia mano de la aldeana sucia.

Al de nulo juicio
da corpulencia y gusto de sí mismo.
De un soplido el pescado
y de tormenta.

Complica su ademán,
hasta tener aspecto
de ave indiana exótica
o entierro con orquesta.

Al genuino sabio
(duele solo pensarlo)
trastorna cual secuela de un veneno
ancilario.

Rápido lo vacía y endurece su concha.
Sus gracias mella
con femenil comportamiento,
hasta que juzga con la piel
y no el entendimiento.

Si se le roza un poco
con halago o desdén,
se pone incandescente
y otra cosa no ve
que el brillo ornamental de su presencia.

¡Oh Vanidad! Tu mínimo chispazo
enfurece al gentío
de tal manera eres intolerable estorbo.
No te posee el hombre, que lo tienes. Y lo entorpeces
con él mismo, que es manojo de cañas.

Pocos son quienes tienen el orgullo divino.
Aún padeciéndolo, suele darnos asueto.
Es demoníaco, pero vale la pena.
Con brocados y unturas no se obtiene.
Su densa llama
resigue la juntura ya del bien, ya del mal.
Oyendo su pisada,
parece un dios que hasta el lecho desciende.
Es en exceso fuerte para pisarnos. Pasa
y nada rompe si no es por el medio.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Feb 2022, 04:39

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA II – D’AVARÍCIA I DE GASIVERIA

Oh sòrdida vellura
que estrenys la bossa i el rosari junts,
mastegant la paüra
de perdre, mesquineta,
la vida dels vivents i dels difunts!

¿La vida és una droga,
i en compraria una miqueta
qui, estalviant-la, mor?
Sense la caritat, divina toga,
sense l’amor, corona de roses i de llor,
res no et valdran les misses ni les dobletes d’or.

Senil Avarícia groga!
La teva mà com una arrel és freda:
l’afalac no coneix de la carn ni la seda.
La teva llengua eixuta, el teu ullal esmús,
el calze no gustaren de Jesús.
Per ço ta pelleringa mortal, inútil urna,
no tanca brins de joia ni fraternal espurna.

La teva ullada, tàctil com la lluor de l’ònix,
de tant ullar moneda
serva l’encuny on el vestigi es mostra
d’uns trets massa borbònics
o de qualque república més la cuixa que el rostre.

Els homes no estarien segurs del teu metall,
oh moneda!, si et feien de voluble cristall.
Cada hora mudaries de pell i d’esperit:
reflectiries, ara, l’argent de mitja nit
o el pàl·lid alumini d’un àlber rec avall,
i, adés, cèlic aram series, d’una posta,
o del migjorn aurífic la mesurada embosta,
o el bronze d’una fulla caduca de fageda.

Oh tu, fràgil moneda!
En la pròdiga mà, d’amor novícia,
petja series d’un alat destí;
i en la mà de l’avar, tota durícia,
l’ull enigmàtic que l’amorosí.
¡Oh tu, vivent moneda, inútil estipendi
que el dit esmenaries, atàvic, de l’avar!
Series aleshores el rutlladís compendi
de la terra complexa i l’equívoca mar.
Oh tu, per l’Avarícia entaforada encar!

***

Avarícia senil:
la teva fantasmagoria
dantesca
d’or s’empolsina, com d’una bresca
el gineceu fabril.
Tu sotges com l’aranya
que el sensible parany desplegaria
i explores de la víctima l’entranya
quan ella vibra encar de la juguesca.
Ton afalac magistralment escanya.
Només un ai!, un violí d’esglai
en la calma de serp del teu esplai.
La teva tècnica justa
la pell no esquinça.
I tu no et taques, augusta,
que l’espoli
soterres amatent com si una ofrena
pugessis al capitoli.

Gasiveria minsa,
¿i tu què fas?
Sempre corba d’esquena
i a terra el nas,
tòfones flaires?
Llepes els caires
de la vida que és dura
i tens aires
de venir de costura.
No escanyes fetillera
ni odi esprems del neguit;
no aixeca pols ta carrera,
car és el teu pas petit;
no et difons en barballera
ni t’afues en pues d’esperit.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA II – SOBRE LA AVARICIA Y LA TACAÑERÍA


¡Oh sórdida vejez
que estrujas bolsa y rosario juntos,
masticando el pavor
de perder, cicatera,
la vida de vivos y difuntos!

La vida es una droga,
¿y compraría alguna
quién, ahorrándola, muere?
Sin caridad, divina toga,
sin el amor, corona de rosas y laurel,
ni las misas valdrán ni los doblones de oro.

¡Avaricia senil amarillenta!
Como raíz, tu mano es fría:
no conoce el halago de la carne y la seda.
Tu enjuta lengua, tu colmillo romo,
no gustaron el cáliz de Jesús.
Por eso tu pellejo mortal, inútil urna,
no guarda hebra de gozo ni chispa fraternal.

Tu mirada, táctil cual el brillo del ónice,
de tanto ver monedas
guarda el troquel donde guarda el vestigio
de unos rasgos en exceso borbónicos
o de alguna república más el muslo que el rostro.

De tu metal, los hombres, seguros no estarían,
¡oh moneda!, si fueras de voluble cristal.
Cada hora mudarías de pellejo y de espíritu:
ahora reflejarías plata de media noche,
o el pálido aluminio de un olmo cequia abajo,
y, de un ocaso, luego, serías cobre célico,
o al áureo mediodía la mesurada almuerza,
o el bronce de una hoja caduca del hayedo.

¡Oh tú, frágil moneda!
En la pródiga mano, de amor novicia,
huella serías de destino alado;
y en mano del avaro, toda dureza,
enigmático ojo que lo endulzó.
¡Oh tú, viva moneda, inútil estipendio
que el dedo enmendarías, ancestral, del avaro!
Tu serías entonces expedito compendio
de la tierra compleja y el equívoco mar.
¡Oh tú, por la Avaricia oculta todavía!

***

Avaricia senil,
tu fantasmagoría
dantesca
de oro se polvorea, cual de bresca
el fabril gineceo.
Tú observas como araña
que la sensible trampa desplegase
y exploras de la víctima la entraña
cuando palpita aún de la jugada.
Tu halago magistralmente estrangula.
¡Solo un ay!, un trémolo de espanto
en la paz de serpiente de tu ocio.
Tu técnica ajustada
no desgarra la piel.
Y augusta, no enmugreces,
pues el expolio
entierras diligente como si una ofrenda
subieses al capitolio.

Tacañería exigua,
¿y tú, qué haces?
Siempre corva la espalda
y en tierra la nariz,
¿husmeas trufas?
Lames los bordes
de la vida dura
y exhibes aires
de venir de costura.
No ahogas hechicera
ni exprimes odio de la desazón;
no levanta polvo tu carrera,
porque tu paso es corto;
no te difundes en papada
ni te aguijoneas en púas de espíritu.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Feb 2022, 14:37

.


SÀTIRA III - DE COBEJANÇA

OH esguard descenyídor que res no embrida,
ni el dol esquerp ni la virtut polida!
Els llavis que pregaven, gustant el cèlic tast,
s’esqueixen amb deler nefast;
l’esguard, pacífic de mirar l’altura,
s’agemoleix dessota la falconada impura;
les mans que passen el rosari, humils,
es despleguen manyagues i subtils;
la gorja més preclara
s’enterboleix de l’ombra de la cara.

Rera el fullatge que es mou
l’home la fruita endevina,
gemada, potser, de rou
com una alba que es desclou
en un pitxer de boirina.

L’oreig confident que es lleva
té la besada sol·lícita d’Eva.
I el sentiment, que juga
beatament amb una mà poruga,
tot d’una cull i devora sa presa,
despectiu gairebé i amb goluda feresa.

Senyor, que ens donàreu companyes:
l’ornament és parany, el parany primicer.
Porta cada una en les seves entranyes
la seva llei en mal i en bé.
L’una farà de brida; l’altra farà d’esquer.

Oh castedat sorruda
que preserves la fàmula d’hostal;
cautela saberuda
de l’abnegada tieta com cal;
oh l’embadaliment assenyat de la monja
que l’àngel de l’agònic destria en el capçal;
abrusament de fembra que pela una taronja,
cínicament, al finestral;
desconhort, sempre igual, de vidueta;
oh fortitud lleial
de la muller que presideix la pleta
de la nissaga pàl·lida en l’ombradís casal;
enraonies de col·legiala
que no sospita el mal:
sovint el frec d’una ala
capgira el pensament.
Oh dona, tija d’humanal sement!

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA III – SOBRE LA CODICIA


¡Oh mirar desatado que nada embrida,
ni el luto arisco ni la pulcra virtud!
Los labios que rogaban, saboreando la celeste cata,
se rasgan con anhelo nefasto;
la mirada, pacífica de mirar a lo alto,
se agacha bajo impura acometida;
las manos que el rosario, humildes, pasan,
se despliegan mimosas y sutiles;
la boca más preclara
se enturbia de la sombra de la cara.

Tras el follaje que se mueve
la fruta el hombre adivina,
quizás ornada de rocío
cual alba que se abre
en una jarra de neblina.

El oreo confidente que se eleva
contiene el beso solícito de Eva.
Y el afecto, que juega
beatamente con mano temerosa,
de pronto agarra y devora a su presa,
casi despreciativo y con voraz fiereza.

Señor, que compañeras nos disteis:
el ornamento es trampa, la trampa primicerio.
En sus entrañas lleva cada una,
en lo malo su ley como en lo bueno.
Hará una de brida; la otra hará de cebo.

Oh castidad huraña
que preservas la fámula de hostal;
cautela resabiada
de la abnegada tía respetable;
oh embeleso sensato de la monja
que el ángel del agónico ve, en el cabezal;
ardimiento de hembra que pela una naranja,
cínicamente, en la ventana;
aflicción, siempre igual, de la viudita;
oh leal fortaleza
de la mujer que preside el redil
de la pálida alcurnia del umbrío casal;
charlas de colegiala
que no sospecha el mal:
a menudo el roce de un ala
altera el pensamiento.
¡Oh mujer, tallo de semilla humana!

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Feb 2022, 14:45

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA IV – D’IRA INSUFICIENT

Ira de Déu: esbatana les portes.
Caiguin balcons i cortines somortes
i aranyes de vidre retortes.

Traboca l’arquimesa i estira el cobrellit
i el dormilega agemolit
i el que s’aplana, obert de braços i de pit.

No pas trompeta angèlica els llevarà a les males.
Colpeja’ls amb la punta de les ales
com si fossin un rengle de timbales.

La placidesa burxa de l’entaulat estol
que del gall dindi flaira l’opípar fumerol,
fins que, en llur paroxisme, el gitin al trespol.

Que l’hisendat enceti les unces de la gerra.
Val més que un grapat d’unces una embosta de terra.
Per ella es fa la pau i es fa la guerra.

Que el senyor Esteve tusti la gepa d’un gepic,
i que el gepic s’hi torni amb un pessic.
I no els descomparteixi un trist amic.

Que el Mestre Tites, que les flors del Laci
conreava amatent, no s’escarrassi
a guturalitzar-se, bonifaci.

Que el Marquès de Migdia topi el Baró d’Ahir;
que de reüll s’amidin perquè sí.
I vet ací una excusa per duel i festí.

Que el flàccid meritori que, quan taulells no salta,
dels pares s’emancipa, viril, trobi a la galta
els llavis i les ungles d’una amiga malalta.

La Plaça de les Olles travessa un ninotet
“excel·lentíssim”. Ai! El lluca l’esmolet
i el flinganteja amb el ressò de l’espinguet,

fent-lo giravoltar com musical baldufa.
I la casaca s’estarrufa,
i la medalla fuig del trau, com una llufa.

El copalta li salta d’un sotrac.
I s’eriçona el pèl, i bota el clac
com un gat negre que fugis del sac.

I, si també li salta la medalla,
que un drapaire li digui, recolzat a la tralla:
—Senyor, vinga el barret i la quincalla.—

D’aquell genet que passa Rambla avall,
capaç d’aixafar puces amb un mall,
fes que amb un esternut se’n desfaci el cavall.

És un heroi que l’usura perfila.
Era primer galant d’una llòbrega vila,
i ací passa ple d’urc, amb sa grotesca fila.

D’àvols fembretes pelluca l’esquer:
pega i no paga, car és cavaller.
Porta un ull de vellut í diu que tot va bé.

Ira de Déu: nostra calma és impura.
Fes-nos impacients. I, encar, procura
l’esperó, a cadascú, d’una tortura.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA IV – SOBRE LA IRA INSUFICIENTE

Ira de Dios: descerraja las puertas.
Caigan balcones y cortinas lánguidas
y arañas de vidrio retorcidas.

Derriba la arquimesa y estira el cubrecama
y al que duerme encogido
y al que está con los brazos y el pecho extendidos.

A las malas no los levantará angelical trompeta.
Golpéalos con la punta de tus alas
como si fueran fila de tambores.

La placidez agita del entablado grupo
que del pavo olfatea el opíparo olor,
hasta que, en su arrebato, lo estrella contra el suelo.

Que el hacendado saque las onzas de la jarra.
Vale más que unas onzas una ambuesta de tierra.
Por ella se hace paz y se hace guerra.

Que el señor Esteve toque la chepa de un giboso,
y que el giboso le devuelva un pellizco.
Y que no les separe un triste amigo.

Que el maestro Tites, que flores del Lacio
atento cultivaba, no se gaste
en guturalizarse, bonachón.

Que el Marqués de Hoy choque con el Barón de Ayer;
que sin motivo se midan de reojo.
Y he aquí una excusa para duelo y festín.

Que el flácido aprendiz, que el mostrador no salta,
y de los padres se emancipa, halle, viril, en su mejilla
los labios y las uñas de una amiga enfermiza.

La Plaza de las Ollas atraviesa un muñeco
“excelentísimo”. ¡Ay! Lo guipa el vaciador
y lo flagela con su son estridente,

haciéndolo girar cual musical peonza.
La casaca se ahueca,
y la medalla huye del ojal, cual virote.

Del zarandeo la chistera le salta.
Y se le eriza el pelo, y salta el “clic”
cual gato negro que del saco huyera.

Y, si también le salta la medalla,
que un trapero le diga, apoyado en la fusta:
—Señor, deme el sombrero y la quincalla.—

Del jinete que pasa Rambla abajo,
capaz de chafar pulgas con un mazo,
haz con un estornudo deshacerse el caballo.

Es un héroe que usura perfila.
Era antes galán de una lóbrega villa,
y ahora pasea altivo, su grotesca figura.

De malas mujerzuelas muerde el cebo:
pega y no paga, pues es caballero.
Lleva un ojo morado, mas todo le va bien.

Ira de Dios: nuestra calma es impura.
Haznos impetuosos. Y, aún, procura
el acicate, a cada cual, de una tortura.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Feb 2022, 14:49

.


SÀTIRA V – DE GOLA I DE LLAMINERIA

Oh vilíssima nafra
que reinfles, irònica, el golafre,
com ànec que pelluca
en tèrbol safareig!
Així que la mirada, havent dinat, acluca,
en un sacsó de nuca
la ganiveta esmoles que preveig.

Bé caldrà, Mort, l’acaballa
d’aquest terrenal festí.
Et cenyiràs la tovalla.
Passaràs el trinxant com una dalla,
fendint el ventre porquí.
El goig es torna ploralla.

Tavernejant a cada hostal que topa,
s’esgratinya, la fembra, la crinera d’estopa.
Del marit ja no escolta consell.
Camina a sotracs.
I, si el pòmul decanta vermell
i la barba li tusta la sina,
es diria que estúpida esbrina,
per sota els parracs,
què s’és feta la imatge divina.

Sota l’hòrrida pell, només la calavera
serva l’encuny de la beutat primera
d’aquesta fembra que era dona ahir.
Bé caldrà, Mort, l’escampadissa
d’aquesta argila que frissa,
recremada per sang que es torna vi.

Només tu, llamineria
enginyosa, clerical,
amb moderada alegria
de mant dejuni revenges,
santificant els diumenges
amb simulacres de mal.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA V – SOBRE LA GULA Y LA GLOTONERÍA

¡Oh pústula vilísima
que abotargas, irónica, al tragón,
como pato que pica
en turbia alberca!
En cuanto la mirada, tras la comida, esconde,
afilas la cuchilla que imagino
en un pliegue de nuca.

Falta hará, Muerte, el cumplimiento
de este banquete terrenal.
Te ceñirás la servilleta.
Pasarás el trinchante cual guadaña,
hendiendo el sucio vientre.
Gozo se vuelve llanto.

Taberneando en cada hostal que encuentra,
se enmaraña, la hembra, la crinera de estopa.
Del marido no escucha el consejo.
Anda trastabillando.
Y, si los pómulos se le ponen rojos
y la papada le golpea el pecho,
se diría que estúpida averigua,
bajo los harapos,
en que ha parado la imagen divina.

Bajo la horrible piel, solo la calavera
guarda el troquel de la beldad primera
de esta hembra que ayer era mujer.
Necesaria será, Muerte, la dispersión
de esta arcilla que frisa,
requemada por sangre vuelta vino.

Solo tú, glotonería
ingeniosa, clerical,
con moderada alegría
redimes de mucho ayuno,
santificando domingos
con simulacros de mal.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 05 Feb 2022, 14:55

.


SÀTIRA VI – D’ENVEJA I D’ENVEGETES

Enveja muda,
com més intel·ligent més decebuda:
l’enigma de tos llavis prims,
flascó de triadura í escorrims,
càustic, es trenca
per afinar tes ungles de garfidora llenca
no prou aferrissades en laborar tos crims.

Et despulles, caçant, de la xarxa dels membres
i a casa d’altri fades el nodrissó colltort,
infanticida que remembres
ton parteratge que fruitava mort.
El vent que una altra viadora empeny,
et para, com un reny,
i amb ta crinera al puny, glavi retort,
et flinganteja,
Enveja.
Enllà, nissaga mísera, nissaga
traïdora,
que empunyes la tisora
i embruixes la tumbaga.
Cada veí sol parar botigueta
estreta.

De l’escriptori estant
coses lluca mentrestant:
la dida enfaristolada
que exhibeix el nadó;
la dameta empolainada;
el clergue foraster que duu bastó;
el bohemi una mica espatllut;
l’estol de cabres que remuga;
el captaire que simula una marfuga,
i el camàlic gruixut,
de cara jovial,
que ronca endormiscat en un portal.
Cada homenic,
pobric,
una envegeta sent,
com insistent
pessic
del vent.

Enllà, nissaga mísera, nissaga
traïdora,
que empunyes la tisora
i embruixes la tumbaga.
Deixeu passar l’Enveja,
la tràgica latent, la que flameja
de lluor submarina.
Deixeu passar l’Enveja,
la lívida tempesta que us sacseja
com unes banderoles de llustrina.
Deixeu passar l’Enveja,
nau de pirates que no troba port.
La seva gent festeja
cada naufragi com un gaudi fort,
i es dóna al gaudi, menyspreant la mort.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


-***


SÁTIRA VI – SOBRE LA ENVIDIA Y LAS ENVIDIEJAS

Envidia muda,
si más inteligente más decepcionada:
el enigma de tus labios finos,
frasco de escurriduras y despojos,
se rompe, cáustico,
para afinar tus uñas de garfadas formas
no bastante sangrientas al realizar tus crímenes.

Te desnudas, cazando, de la red de los miembros
y en casa ajena hechizas al crío cuellicorto,
infanticida que recuerdas
tu nacimiento que engendraba muerte.
El viento que a otra, viable, empuja,
te detiene, cual rienda,
y en el puño tu crin, torcida espada,
te cimbrea,
Envidia.
Vete lejos, linaje mísero, linaje
traidor,
que empuñas la tijera
y embrujas la sortija.
Cada vecino suele abrir tiendecita
chiquita.

Sentada en tu escritorio
ves cosas mientras tanto:
la nodriza enjoyada
que exhibe al neonato;
la damita compuesta;
el cura forastero con bastón;
el bohemio espaldudo;
el rebaño de cabras que masculla;
el mendigo que imita una aflicción,
y el costalero grueso,
de cara roja,
que ronca adormilado en un portón.
Cada hombrecillo,
pobrecillo,
una envidieja siente,
como insistente
roce
del viento.

Vete lejos, linaje mísero, linaje
traidor,
que empuñas la tijera
y embrujas la sortija.
Dejad pasar la Envidia,
la trágica latente, la que flamea
de submarino resplandor.
Dejad pasar la Envidia,
la lívida tormenta que os sacude
como a unas banderolas de buen lustre.
Dejad pasar la Envidia,
bajel pirata que no encuentra puerto.
Su gente celebra
cada naufragio con enorme gozo,
y a él se entrega, despreciando la muerte.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 07 Feb 2022, 13:58

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA VII – DE MANDRA ABSOLUTA

No hi ha mas ni xic ni gran
que no tingui un Oncle Jan.

Fredeluc, s’entortolliga
a l’escó de més cabuda,
i només de jeia muda,
recolzat com una biga,
si li féssim alçaprem
dos amics dels que no tem.

Per fer-li deixar l’alcova
debades la muller prova
el regany o l’afalac.
Es fa mesell com un sac,
no es belluga ni emancipa.
El ser inútil és virtut
que excusa de servitud.

En treure la seva pipa
(n’aquilota setze o vint)
com un infant s’enriola,
d’un plomall de fumerola
el fregadís pressentint.
Sovint, car hi posa fe,
treu la capsa de rapè,
antiquada bagatel·la.
Així, pausat, agullona,
sense dany ni fregatel·la,
l’èxtasi de sa persona,
esperant, car fa salut,
l’epíleg de l’esternut.
Oh gaudi voleiadís
que destenyeix i patina
els maneguins de llustrina
i el ventre feixuc i llis!
Oh gaudi voleiadís!

Si tabac de frau despèn,
és que li porten al mas
dones que fan d’escarràs,
el guardaagulles del tren,
un mariner d’aigua dolça
que duu patilles de molsa,
o només la bona sort
que sembla que ve de l’hort.

El meló mesura a ull,
clepsa rasa que el fascina;
pel tatuatge l’escull,
el tusta amb l’ungla debades,
els arcans en vaticina
sospesant-lo a mans besades,
i sol fer-ne grans bocades
quan se li fon a la boca.
Tampoc refusa la coca
si un altre fa les tallades.

No desdiu, fet caçador,
si tota mena de caça
li mena a tret de canó
un llebrer que s’escarrassa,
si un amic li duu el sarró
i el guardabosc, la carbassa,
si a cada font per on passa
troba taules d’aigua-anís
i una llenca de pedrís
i un estol que l’escridassa.

Què hi fa que la vella es mori?
Amb aire sòpit defuig
d’aplicar-li, en adjutori,
rosaris de sobrepuig.
Perquè no el cridi la jove,
santeta d’ossos i carn
que allitada xacres cova,
es plany d’un fingit cadarn.

Si la fillada el satura,
es desix de llur traüt.
Això conta d’ell la faula:
Un jorn que seien a taula
l’Oncle Jan, esmaperdut,
i tretze infants per ventura,
digué el pare a un foraster
que ponderà l’entaulada:
—Emmeneu-vos la llocada:
franc de la lloca us faré. —

No va lluny sinó en somera
(en té una de ronsera).
Hi va encarat a la cua
per no veure cap drecera.
Només, somrient, l’afua
si d’ajeure’s té fal·lera.

Si algun parcer vol sobtar
quan del pecat desa l’esca,
estossegant o fent gresca
es fa vistent quan hi va.
Qui del magí foragita
el rosec de la sospita,
no pateix per la collita
ni el parcer l’enutjarà.
Cloure els ulls davant del furt
és el tractament més curt.

Barrota hisendes pairals
amb impassible dolcesa.
Deixa prescriure censals:
li és núvol l’avinentesa
dels recaptes anuals.

Serà d’hivern un matí
que un follet espatotxí
domèsticament ens para
al cobrellit i al coixí
de sol-solet un festí,
esquitxant-nos-en la cara.
L’Oncle Jan diu que es fondria
aleshores amb el sol,
i es torna sol per un dia
(qui deia “sol” diu “llençol”).
I, enllepolit i revés,
mal que la còrpora fini,
de la mort assaja el bres,
acudit sense termini
si la mort no s’acabés.

Dormilega Mandra nua:
ventall ni hamaca no cal,
ni un renec de cacatua,
al teu repòs tropical.
Canya, amb equip de pescaire,
és ço que et dóna més aire.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA VII – SOBRE LA PEREZA ABSOLUTA


No hay masía grande o chica
que no tenga un Tío Juan.

Friolero, se atornilla
en el sillón más capaz,
y solo cambia de sitio,
izado como una viga,
si le hacemos de palanca
dos amigos que no tema.

Para que deje la alcoba
en balde su mujer prueba
regañina o bien halago.
Sordo se torna cual saco,
no se mueve ni emancipa.
Ser inútil es virtud
que excusa de servidumbre.

Al desenterrar su pipa
(ennegrece quince o veinte)
como un niño se ilusiona,
presintiendo la ascensión
de un penacho de humareda.

A veces, con mucha fe,
saca caja de rapé,
anticuada bagatela.
Así, pausado, aguijona,
sin daño ni rozadura,
de éxtasis su persona,
esperando, saludable,
el estornudo final.
¡Oh deleite volador
que decolora y patina
los manguitos de lustrina
y el vientre pesado y liso!
¡Oh deleite volador!

Si usa tabaco de alijo,
es que lo traen al mas
mujeres que son camellos,
un guardagujas del tren,
marinero de agua dulce
con pinta de bandolero,
o solo la buena suerte
que parece ir despistada.

Mesura a ojo el melón,
testa rasa que le encanta;
por el tatuaje lo escoge,
lo golpea con la uña,
los arcanos vaticina
sopesándolo contento,
y suele vanagloriarse
al fundírsele en la boca.
Ni aún rehúsa la coca
si otro hace la tajada.

No rechaza, cazador,
que todo tipo de caza
le lleve hasta la escopeta
un podenco que se afane,
si otro le lleva el zurrón
y el forestal, calabaza,
y a cada fuente que pasa
halla pastillas de anís,
asentadero de piedra
y bandada que le trine.

¿Que ha fallecido la vieja?
Aletargado rehuye
aplicarle, en adjutorio,
rosarios en demasía.
Para no oír a la nuera,
santita de carne y hueso
que empolla en la cama lacras,
gime con falso catarro.

Si la prole lo satura,
se aleja de su trajín.
Cuenta de él esto la fábula:
Un día estando en la mesa
el Tío Juan, descompuesto,
y trece niños quizás,
dijo el padre a un forastero
que ponderó la reunión:
—Quedaos con la pollada
y os daré gratis la clueca. —

No viaja sino en borrica
(tiene una remolona),
con la vista hacia la cola
por no ver ningún atajo.
Sonriendo la aguijona
si de parar tiene antojo.

Si aparcero quiere ver
de su pecado la yesca,
tosiendo o armando gresca
se deja ver cuando pasa.
Quién expulsa del magín
el roer de la sospecha,
no sufre por la cosecha
ni aparcero enojará.
Cerrar los ojos al hurto
es el método más corto.

Atranca herencias antiguas
con impasible dulzura.
Deja prescribir censales:
le es negra la coyuntura
de los cobros anuales.

Una mañana de invierno
un duendecillo avispado
dócilmente nos prepara
sobre la colcha y la  almohada
de solecito un festín,
salpicándonos la cara.
Tío Juan se fundiría
con el sol en la ocasión,
y se vuelve sol un día
(quien dice “sol”, dice “sábana”).
Y, caprichoso y travieso,
mal que el corpachón acabe,
prueba de muerte la cuna,
ocurrencia sin final
si no acabase la muerte.

Pereza vaga desnuda:
paipay ni hamaca hace falta,
ni grito de cacatúa,
en tu siesta tropical.
Caña y chismes de pescar,
es lo que más porte da.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 07 Feb 2022, 14:20

.


SÀTIRA VIII – DÍPTIC


…………….Innocència

Sóc la ratlla, tot just, de la drecera
on serva el lliri sa blancor primera.
Si l’ànima tens d’àngel o d’infant,
……………avant.


…………….Penitència

Sóc la marrada que le passant esmola,
clapada ça i enlà de farigola.
Lliri entre cards, hi trobaràs l’Amat,
……...Si vols entrar, deixa el pecat.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA VIII – DÍPTICO


……………...Inocencia

Soy, apenas, límite de atajo
donde el lirio guarda su albor primero.
Si el alma tienes de ángel o de niño,
……………….adelante.


……………...
Penitencia

Soy el rodeo que el andante afina,
manchado aquí y allá por el tomillo.
Lirio entre cardos, darás con el Amado.
……...Si deseas entrar, deja el pecado.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 07 Feb 2022, 14:24

.


SÀTIRA IX – EN ÇO DE DÉU

En ço de Déu camines,
traductor de la Santa Escriptura
en pur catalanesc.
Respecta el bleix del Paràclit en les paraules divines.
Sigues la trompeta pura
feta amb metall de la terra.
Sigues la tonada nova
del Verb de Déu, principesc.
Sigues, no la fal·làcia vistosa del cove,
sinó la mòdica gerra
del vi que fermenta i canta
en el grec dels Setanta
i en el llatí de Sant Jeroni.
Pensa que és art del dimoni
mixtura de to llibresc.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA IX – EN ESTO DE DIOS

En esto de Dios andas,
traductor de la Santa Escritura
al puro catalán.
Respeta el aliento del Paráclito en las palabras divinas.
Sé la trompeta pura
hecha con metal de la tierra.
Sé la tonada nueva
del Verbo de Dios, principesco.
Sé, no la falacia vistosa de la cesta,
sino la módica jarra
del vino que fermenta y canta
en el griego de los Setenta
y en el latín de San Jerónimo.
Piensa que es arte del demonio
la mixtura de tono libresco.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 07 Feb 2022, 14:28

.


SÀTIRA X – DE L’AMOR SORRUDA

A l’hora baptismal,
oh germà Crist faixat d’albada,
la vostra pia mà nafrada
m’alliberà de la llança del mal.
Però en el flanc romania l’estella
de la pruïja que el mal renovella.

¿No és dol, Senyor, que en trobar les amigues
en defugi el contacte
i, trasbalsant-me si l’imposa el tracte,
l’escurci com un afalac d’ortigues;
i en ser-ne lluny, amb còmica recança i amb cautela,
en pensament hi torni, pidolaire sorrut
que, reganyant les dents, aborda una mostela
a l’estol femení que, per planye’l, acut?

¿No és dol, Senyor, que en veure una donzella
elàstica de gest com una cabridella
i de somriure net,
la complaença tudi
reduint aquell joc, malmès preludi,
al ritme cru de l’esquelet?

Deu-me, Senyor, l’angèlic estament
de l’esperit, que arreu es posa
i el vas torna fulgent
de cada tèrbola cosa.
Així les muntanyoles, i el torrent,
i els cabells de l’esposa,
i el primer lluc de pensament
que desvetllar-nos gosa,
trenquen la nit i el seu fetillament,
amb una lleu ditada rosa,
carisma renovat del sol ixent.
Ales voldria, Senyor, ales i vent,
principi d’alliberament,
angèlica nosa.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


***


SÁTIRA X – DEL AMOR HURAÑO

En la hora bautismal,
oh hermano Cristo fajado de alborada,
vuestra piadosa mano llagada
me liberó de la lanza del mal.
Mas en el flanco permaneció la astilla
del prurito que el mal reaviva.

¿No es penoso, Señor, que hallando a las amigas
rehuya su contacto
y, trastornándome si se me impone el trato,
lo acorte cual caricia de ortiga;
y estando lejos, con cómico pesar y con cautela,
en pensamiento vuelva, huraño pedigüeño
que, enseñando los dientes, azuza comadreja
al grupo femenino que, por compadecerle acude?

¿No es penoso, Señor, que al ver una doncella
elástica de gesto como una cabritilla
y de sonreír limpio,
la complacencia quiebre
reduciendo aquel juego, malogrado preludio,
al ritmo crudo del esqueleto?

Dadme, Señor, el angélico estado
del espíritu, que en todo se posa
y el vaso hace fulgente
de cada turbia cosa.
Así las montañas, y el torrente,
y los cabellos de la esposa,
y el primer brote del pensamiento
que desvelarnos osa,
rompen la noche y su embrujamiento,
con leve dedo rosa,
carisma renovado de sol naciente.
Señor, alas querría, Señor, alas y viento,
principio de liberación,
angelical molestia.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 08 Feb 2022, 15:03

.


SÀTIRA XI – BABEL

Col·lectiu pecat d’orgull: culminares a Babel,
com si colzades i dits fossin mesura del cel!

Del verb humà, la vindicta de Déu esquinçà la túnica:
ja la paraula dels homes no serà trompeta única.

Cada poble té un carreu de la torre del pecat
i vol refer-la en petit, més alta que la del costat.

I el vei més xic fustiga
i les hortes del veí bàrbarament artiga.

Debades l’orat bastoneja l’espantadís presseguer
per tal que moresques figues deixi caure en el paner.

(Només, la nit de Nadal, s’acompleix la meravella
que una forca de tió sua neules per l’aixella.)

Debades acoblar vol
el cucut i l’oriol.

L’esperit incoercible és un sitjar de paraules.
Cada reietó, però, cal·ligrafia en joc de taules

ço que li ve de grat; i en fa la suprema llei.
Consumat el deïcidi, juga a l’homei.

Fa de l’humana raó la màxima prostituta.
La veritat que establia suprimeix tota disputa.

La prudència de la carn és cautela de guineu:
l’indefens degolla amb urc i del fort s’aplana al peu.

L’enfelloneix l’esperit, per tal com no es deixa tòrcer.
És una còmica bèstia el símbol cru de la força.

La gràcia toca amb la mà el caire del llom pelut.
I la bèstia fa un udol que a sofre put.

La gràcia li arrenca un pèl com talismànica tija.
I el proposa com a accèssit de sortija.

La bèstia, avesada a córrer, s’endormisca al pedestal.
S’hi engreixa tant, que el traboca, l’escarbota i s’hi fa mal.

La gràcia (que somriu) li posa un cataplasma,
i li fa un llaç a la cua, sense vèrbola de blasme.

I li diu: —Vés…
No t’emboliquis mai més.—

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XI – BABEL

Pecado colectivo de orgullo: culminaste en Babel,
¡cual si codos y dedos fueran la medida del cielo!

Del verbo humano, la venganza de Dios rasgó la túnica:
las voces de los hombres no serán ya única trompeta.

Cada pueblo tiene un sillar de la torre del pecado
y minúscula quiere rehacerla, mayor que la de al lado.

Y al vecino más pequeño fustiga
y las huertas del vecino bárbaramente artiga.

En vano el loco bastonea el melocotonero tembloroso
a fin de que higos chumbos haga caer al cesto.

(Solo, por nochebuena, el prodigio se cumple
de que un trozo de leño sude barquillos.)

Es vano unir el vuelo
del cucú y la oropéndola.

El espíritu incoercible es silo de palabras.
Mas cada reyezuelo, escribe en los manteles

aquello que apetece; y lo convierte en la suprema ley.
Consumado el deicidio, al homicidio juega.

Hace de la razón humana la mayor prostituta.
La verdad que establece suprime otra disputa.

La prudencia de la carne es cautela de zorro:
degüella altivo al indefenso y del fuerte se tiende a los pies.

Lo encoleriza el espíritu, puesto que no se deja torcer.
Es una bestia cómica el símbolo crudo de la fuerza.

La gracia toca con la mano el borde del lomo peludo.
Y la bestia da un aullido que apesta a azufre.

La gracia le arranca un pelo cual tallo mágico.
Y lo propone como adorno de sortija.

La bestia, avezada a correr, se adormece sobre el pedestal.
Tanto engorda, que lo trabuca, lo parte y se hace daño.

La gracia (que sonríe) le pone un emplasto,
y en la cola un lazo, sin burla ni reproche.

Y le dice: —Vete…
No te enredes nunca más.—

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 08 Feb 2022, 15:08

.


SÀTIRA XII – IRONIA

Ironia, cometa que excèntric perfores l’espai
i l’inundes, efímer, de llum de misteri
quan ullades recaptes d’esplai,
esvaint-te, desfàs l’encanteri.

—Parla clar, parla fort—, et reclama l’estult,
avesat a la impúdica xafogor del migdia.
Prefereix el matí, la innocent poesia
i a mitja tarda juga el teu esguard adult.

Però tu la fontana ponderes, i les fulles
envoltes en l’atzur vibràtil i subtil.
La terra essencial ni la mar no despulles
de boirina octubrenca ni de pluja d’abril.

La nuesa absoluta no seria mentida?
La inequívoca frase no faria pensar.
Però tu, reticent, el silenci volgueres drapar
amb circumloquis de faisó cenyida.

El neòfit d’amor acompanyes frenant-li el desig,
car l’ímpetu esfulla les roses.
Ritme de pura dansa imposes al trepig
i a les àvides mans el gust de les noses.

Qui et seguirà d’escuder,
que en amor purifiqui sa retòrica llima.
Només aquell que bufa la pols de ço que estima
és lapidari destre, no vil picapedrer.

Qui de porcell es dóna gaudi,
que no malparli de la castedat.
Qui perdé l’esma teologal, que no defraudi
l’acatament del poble a la Divinitat.

Qui de la terra amb enemics trafica,
que no condemni la terral amor.
Qui de l’argent ensitja la fulgor,
no escridassi el veí que en dispersa una mica.

Ironia, no et cal per caminar
el ròssec d’una turba que judica, mesella.
El ca fidel fas enllà
i l’esquemàtic pregadéu et meravella.

Ironia, ditada vital de sol-solet:
la bàquica polsina estimules, experta,
i en iris et desdobles que les colors desperta,
septuplicant la gràcia de cada contorn net.

i Ironia, deessa que impàvida i fútil
t’esmunys entre els homes que sòpits badallen armats
i els trenques als llavis la frase més tèrbola i útil
amb una dolcesa terrible que els deixa astorats!

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XII – IRONÍA

Ironía, cometa que excéntrico perforas el espacio
y lo inundas, efímero, de luces de misterio
cuando captas miradas de recreo,
desvaneciéndote, deshaces el hechizo.

—Habla fuerte, habla claro—, te reclama el estulto,
avezado al impúdico calor del mediodía.
Prefiere la mañana, la inocente poesía
y juzga media tarde tu mirada adulta.

Pero tú la fontana ponderas, y las hojas
envuelves en azur vibrátil y sutil.
Ni a la tierra esencial ni al mar despojas
de neblina otoñal ni de lluvia de abril.

¿Mentira no sería la desnudez total?
La inequívoca frase reflexionar no haría.
Pero tú, reticente, el silencio quisiste vestir
con circunloquios de clase ceñida.

Al neófito en amor acompañas frenándole el deseo,
pues el brío deshoja las rosas.
Ritmo de pura danza impones al pisar
y en las ávidas manos el sabor de las trabas.

Quién te siga de escudero,
que en amor purifique su retórica lima.
Aquel sólo que sopla el polvo de lo que ama
es lapidario diestro, no vil picapedrero.

Quién se da goce de gorrino,
no despotrique de la castidad.
Quién perdió el brío teologal, no defraude
la devoción del pueblo por la Divinidad.

Quién de la tierra con contrarios trafica,
que no condene el terrenal amor.
Quién de la plata esconde el fulgor,
no reprenda al vecino que un poco dilapida.

Ironía, para andar no precisas
séquito de una turba que dictamina abúlica.
De perro fiel haces allí
y la sencilla mantis te arrebata.

Ironía, huella vital del sol:
el báquico polvillo estimulas, experta,
y en iris te desdoblas que colores despierta,
aumentando la gracia de cada limpio trazo.

Ironía, divinidad que impávida y trivial
entre hombres te deslizas que traspuestos bostezan armados
y rompes en sus labios la frase más turbia y apropiada
¡con dulzura terrible que los deja asustados!

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 14:49

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XIII – DE POBRESA I RIQUESA EXCESSIVES

Gràcies, Senyor,
de no haver-me fet miserable ni ric
sinó com estic,
que és la manera com estic millor.

***

La miserable paupertat
rosega, innoblement canina,
i determina
l’obsessió de vegetar ran del pecat.

Només un sant (burxat i pres,
pintoresc estiüta, home-baldufa,
captaire de rosegons…)
pot fer el miracle, segons
com la gràcia bufa,
de ser pobre d’esperit no tenint res.

La pobresa amable
és polida d’esperit i de vestit.
Acut a l’estable
a adorar Jesús petit.
Assaboreix el gust
de viure just.
Si li manca pa,
un àngel n’hi portarà.
Però de fam no badalla,
i té el caient principesc
del Crist nu dins la mortalla
i del Pare Sant Francesc.

***

La riquesa excessiva
apaga amb fullaraca d’opulència
de l’esperit la flama viva
i ennegreix la llar del pit
amb fumeres de neguit.
(Epuló: no tens clemència
del germà freturós; primer et barrotes
el criminal estalvi,
abans que Llàtze’, amb una engruna, salvi.)
Els rics són idiotes
si no tresoregen virtuts.

Els adula a cor la gent
àdhuc gratuïtament.
Galàpats camacurts,
elàstiques granotes
llargues i fines de potes,
salamandres que ens donen surts,
diuen amb servil esment:
—És ric!
I, de tant noble regent,
que es deixa posar l’abric
amablement. —

És, la riquesa amable,
senzilla d’esperit i de vestit.
Compareix a l’estable
a adorar Jesús petit.
Assaboreix el gust
de fer-se tota per tots
i té pacífics mots
àdhuc blasmada pel captaire adust.
D’enfarfecs no badalla
i té l’aire principesc
del Crist de la revifalla,
roser de cinc roses, fresc.

***

Déu nos do l’entremig,
la gustosa mediocritat,
el límit a cada banda,
el moderat desig,
la desamor de pecat,
no esquitxar ni rebre esquitx
i, de la gràcia a l’embat,
ser com la tija que branda.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XIII – DE POBREZA Y RIQUEZA EXCESIVAS


Gracias, Señor,
por no haberme hecho miserable ni rico
sino ser como soy,
que es la manera como mejor estoy.

***

La miserable privación
corroe, innoblemente canina,
y determina
la obsesión de vegetar junto al pecado.

Solo un santo (herido y preso,
pintoresco estilita, hombre-peonza,
mendigo de mendrugos…)
puede hacer el milagro, según
como sopla la gracia,
de ser pobre de espíritu no teniendo nada.

La pobreza cortés
es pulida de espíritu y de traje.
Acude al pesebre
a adorar a Jesús recién nacido.
Saborea el gusto
de vivir justo.
Si le falta pan,
un ángel se lo traerá.
Mas de hambre no bosteza,
y tiene el porte principesco
de Cristo desnudo dentro de la mortaja
y del Padre San Francisco.

***

La riqueza excesiva
apaga con hojarasca de opulencia
la llama viva del espíritu
y ennegrece del pecho  el hogar
con humaredas de zozobra.
(Epulón: del hermano indigente
no tienes compasión; antes encierras
el criminal ahorro,
que permites que a Lázaro, una migaja, salve.)
Los ricos son idiotas
si no acopian virtudes.

La gente a coro los adula
incluso sin cobrar.
Sapos paticortos,
elásticas ranas
finas y largas de patas,
salamandras que nos sobresaltan,
dicen con servil percepción:
—¡Es rico!
De tan noble regente,
que se deja poner el abrigo
amablemente. —

La riqueza amable,
es sencilla de espíritu y de traje.
Se llega hasta el pesebre
a adorar a Jesús recién nacido.
Saborea el gusto
de darse toda a todos
y tiene pacíficas palabras
aun insultada por el mendigo adusto.
De engorros no bosteza
y tiene el aire principesco
de un Cristo del renacimiento,
rosal de cinco rosas, fresco.

***

Abunda lo intermedio,
la apetitosa medianía,
limitada a los lados,
el templado deseo,
el desamor de pecado,
no salpicar ni recibir salpicaduras
y, a embate de la gracia,
ser cual tallo que oscila.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 14:52

.


SÀTIRA XIV – DE PER QUÈ L’AMOR NO HI VEU

Desplau a l’Amor
besada explosiva,
esguard insistent,
orella d’espia,
nassada terral
i mà fregadissa.
El goig matusser
l’esfulla, l’aïra.
El gaudi sobtat
l’esvera una mica.
Li sobren sentits
de massa que vibra:
pressent l’afalac,
el repte endevina
i el tedi futur
son halo encalitja.
Per ço de l’esguard,
benèvol, es priva:
la bena que duu
es diu Ironia.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XIV – SOBRE POR QUÉ El AMOR NO VE

Al Amor disgusta
un beso explosivo,
mirada insistente,
oreja de espía,
husmeo terral,
mano rozadora.
El gozo fulero
lo agota, lo irrita.
El goce imprevisto
lo atolondra un poco.
Le sobran sentidos
de tanto vibrar:
presiente el halago,
el reto adivina
y el tedio futuro
su halo ensombrece.
De mirar, por eso,
clemente, se priva:
la venda que lleva
se llama Ironía.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 14:55

.


SÀTIRA XV – L’AMISTAT

Com la replega, l’Amistat comença,
d’algunes tiges en planter novell,
que ferma, juntes, al colrat capell,
el caçador que en l’averany no pensa.

Alguna en perd i fins alguna en llença.
Quan torna a casa, lacerat de pell,
en posa poques, en el cantirell,
a flor de l’aigua que reposa intensa.

L’endemà, si patètic es deixonda,
sent a l’alcova magnituds de fronda,
barreig d’aromes que no sap d’on ve.

Voltat de tiges que la nit eixala,
tot d’una el càntir, presidint la sala,
n’acobla dues que l’atzar sosté.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XV – LA AMISTAD

Como la siega, la Amistad empieza,
de algunos tallos en nuevo plantel,
que encierra, juntos, en sombrero viejo,
el cazador que en augurios no cree.

Alguno pierde y hasta alguno tira.
Al ir a casa, con la piel herida,
coloca algunos, en el jarroncito,
a flor del agua que reposa intensa.

Al despertar, si se alza patético,
siente en la alcoba magnitud de fronda,
mezcla de aromas de ignorado origen.

Envuelto en tallos que la noche acorta,
de pronto el jarro, que adorna la sala,
enlaza a dos que el azar sostiene.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 15:02

.


SÀTIRA XVI – DE LA JOVENTUT

Perdoneu-me, Senyor, la joventut, rica d’oblits i nequícies.
Passà el vertigen, l’Anticrist macip, Afrodita raptant. Vet ací les resquícies:

avidesa en el joc, sorrudesa en la carn, indisciplina estèril, fals orgull
de reialesa prostituta, dispersió del cor, voracitat de l’ull…

vergonya, pols i pecat.
Pietat, Senyor, pietat!

Ara, Senyor, que la carn és cenyida i l’esquelet és ferreny;
ara que els nervis, finíssima xarxa de l’ànima, embrida la mà rectora del seny;

ara que ritma la sang i bat les ales del cor, graciosament i traçuda,
com l’aigua d’un riu endegat que juga entremig de les pales d’una hèlix forçuda;

ara, Senyor,
de mes flors de pecat, primavera del mal, us demano perdó.

Ara que em sento fràgil de l’ànima (més fràgil com més fort, més fràgil com més sant)
i una capacitat de mal (que és a l’aguait) rondina del meu cant,

no vull esperar el deliqui, més que exultant, submís,
de lliurar-Vos l’ànima fràgil, per amor del cos trencadís.

Abastaré la fruita ara que el tany és fort.
No vull collir-la de terra quan l’aterrarà la mort.

Vull que el tany, nafrat, se’n recordi
i vessi, per Vós, una mica de saba, de la final oblació, exordi.

***

¿On pares, joventut, migrada joia novella
que et mires en el teu si més que en la llenca d’ull de la parca donzella?

El gaudi se’t trenca a les mans, aplec de joguines falses.
Més aviat el record és ço que, efímera, encalces.

El cos de mica en mica degenera: minva l’esguard
d’aquella lucidesa que era el meu estendard;

l’orella esdevé conquilla de monòtona borinor;
la parla, afònica i lenta, no sembla cançó;

la pell, desinflada, resseca, es buida de mi…
I l’ànima cada vegada té un deler més fi.

Oh divorci de la vida, parteratge de la mort!
El cos foragita l’ànima i cau feixuc i retort.

Per tal com Us he rebut a casa, amb la fillada i la muller,
i he confessat vostre Nom, Jesús, fill vostre deixeu-me ser.

El qual, ni de sang, ni de carn, ni d’arborada voluntat
d’home, sinó de la gràcia dúctil de Déu, és nat.

***

A l’altra vida, Senyor, seré jo el que sóc, més que ara.
Suprema naturalitat com a la taula del Pare!

Vostra natura, Senyor, és el llevat de ma natura.
Jo una imatge vostra sóc. Vós, l’ideal exemplar de tota criatura.

Tres vegades vostre encuny em segellà, amorosit:
en nom del Pare i del Fill i del Sacre Esperit.

Déu com nosaltres! Per ço,
quan pecava, Us malmetia, en malmetre’m jo.

Cada pecat, una espina de tres caires: orgull, estultesa, migradesa d’avar.
I, l’ànima, un eriçó de mar

que vegeta en la fosca abismal, solatge del vici.
I el bon Jesús l’estreny al pit com un cilici!

I, ja purificada, rutila, brot de coral,
com una estrella de foc immortal,

com una guspira d’Ell,
Verb de Déu sota la nostra pell,

sota la veritat de la carn i la sang,
que són rosa en el cel, i llimac en el fang.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XVI – SOBRE LA JUVENTUD

Perdonad, Señor, mi juventud, rica en olvidos y maldades.
Pasó el vértigo, aprendiz de Anticristo, raptando a Afrodita. He aquí los vestigios:

avidez en el juego, tozudez en la carne, indisciplina estéril, falso orgullo
de prostituta realeza, dispersión del corazón, voracidad del ojo…

vergüenza, polvo y pecado.
¡Piedad, Señor, piedad!

Ahora, Señor, que la carne está uncida y el esqueleto es fuerte;
ahora que los nervios, finísima red del alma, embrida la mano rectora de la cordura;

ahora que ritma la sangre y bate las alas del corazón, graciosa y hábilmente,
como el agua de un río encauzado que corre entre las palas de una hélice robusta;

ahora, Señor,
por mis flores de pecado, primavera del mal, os pido perdón.

Ahora que me siento frágil de alma (más frágil cuan más fuerte, más frágil cuan más santo)
y una disposición al mal (que está al acecho) reniega de mi canto,

no quiero esperar el desmayo, más que exultante, sumiso,
de libraros a Vos mi alma frágil, por amor del cuerpo quebradizo.

Alcanzaré la fruta ahora que el vástago es fuerte.
No quiero recogerla del suelo cuando la derribará la muerte.

Quiero que el tallo, herido, recuerde
y derrame, por Vos, algo de savia, exordio de la oblación final.

***

¿Dónde estás, juventud, joya temprana escasa
que te miras en ti misma más que en el ojo de la parca doncella?

El goce se te rompe en las manos, -conjunto de juguetes falsos.
Más bien es su recuerdo lo que, efímera, persigues.

El cuerpo poco a poco degenera: mengua la mirada
de aquella lucidez que era mi estandarte;

la oreja se vuelve concha de monótono rumor;
el habla, afónica y lenta, no parece canción;

la piel, reseca, lacia, se vacía de mí…
Y el alma cada vez tiene anhelo más fino.

¡Oh divorcio de la vida, nacimiento de la muerte!
El cuerpo expulsa el alma y cae pesado y retorcido.

Puesto que Os he alojado en mi casa, con mi mujer y mi prole,
y he confesado vuestro Nombre, Jesús, dejadme ser vuestro hijo.

El cual, no de sangre, ni de carne, ni de enardecida voluntad
de hombre, sino de la gracia dúctil de Dios, ha nacido.

***

En la otra vida, Señor, yo seré el que soy, más que ahora.
¡No hay naturalidad suprema como en la mesa del Padre!

Vuestra naturaleza, Señor, es fermento de mi naturaleza.
Yo imagen vuestra soy. Vos, ideal ejemplar de toda criatura.

Tres veces vuestro cuño me selló, amoroso:
en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

¡Dios igual a nosotros! Por eso,
cuando pecaba, Os malograba, al malograrme yo.

Cada pecado, una espina de tres púas: orgullo, estulticia, ruindad de avaro.
Y, el alma, un erizo de mar

que vegeta en el oscuro abismo, asiento del vicio.
¡Y el buen Jesús lo estrecha en el pecho como a un cilicio!

Y, ya purificada, rutila, brote de coral,
como una estrella de fuego inmortal,

como un chispazo de Él,
Verbo de Dios bajo nuestra piel,

bajo la verdad de la carne y la sangre,
que son rosa en el cielo, y gusano en el fango.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 15:08

.


SÀTIRA XVII – NUPCIAL

…………….(Vivent Madona Guida)

Senyor, la dona d’ornament posares
i cordial ajut.
Ella enrama i vesteix les nostres ares
i serva, lúcid, el pairal escut.
Ella és a taula provident i tria
de cadascú la part.
De casa estant ens mena amb el seu art
i és fonedissa com l’estel diürn.
Però, en venir el capvespre taciturn,
és més que mai amorosida i pia
i el nupcial anell arbora en el seu dit
com l’estel immutable de la nit.

***
…………….(Morta Madona Guida)

Senyor, la dona d’ornament posares
i cordial ajut.
Ella encarnà l’ombra dels pares
i, amb la nissaga, torna el bé perdut.
Quan és al llit malalta per morir,
el ceptre empunya de la llar:
la Santa Creu. Sacerdotal, així,
l’ullada pura
en cada fill atura,
meravellada perquè el veu encar.
És tímida, la dona,
de massa amor que ens té,
però la teva crida, Senyor, paterna sona,
i apaivagada ens besa, Madona, el cop darrer.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XVII – NUPCIAL

……….
(Viviendo mi esposa Guida)

Señor, pusiste a la mujer de ornato
y de cordial ayuda.
Ella enrama y viste nuestros manes
y guarda, lúcido, el solariego escudo.
Ella es providente en la mesa y escoge
de cada cual su parte.
Con su arte nos dirige estando en casa
y es fungible como estrella diurna.
Mas, al llegar el taciturno ocaso,
es más que nunca delicada y pía
y el anillo nupcial luce en su dedo
como estrella inmutable de la noche.

***

………….(Muerta mi esposa Guida)

Señor, pusiste a la mujer de ornato
y de cordial ayuda.
Ella encarnó la sombra de los padres
y, con la estirpe, devuelve el bien perdido.
Cuando para morir está en el lecho,
el cetro empuña del hogar:
la Santa Cruz. Sacerdotal, así,
la vista pura
detiene en cada hijo,
maravillada de verlo todavía.
Tímida es la mujer,
de tanto que nos quiere,
mas tu llamada, Señor, paternal suena,
y calmada nos besa, mi esposa, por vez última.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 15:12

.


SÀTIRA XVIII – DE LA MORT QUE SE VE I SE’N TORNA

Oh Mort que t’insinues
tan enginyosament
que, en descobrir tes conques nues
i aquella mà raptora del nostre pensament,
ja ni volença trobo per confegir l’esment!

Si la tenebra afues,
ennavegant-me en el desori,
com l’esparracaria, las de mi?
Si te l’emmenes, perquè jo no mori,
quan ella ja em cuidava entenebrir,
i es fon, a poc a poc, la teva mà,
arrossegant-la, pel collar,
de tort;
en descloure a la llum la somorta palpebra,
enllà, esvaint la tenebra,
ton arreveure sona, segur com una crida,
i et faig acatament, oh Mort,
fent esperar la Vida.

Abans que la muller sol·lícita m’agenci
posant en joc la vívida aptesa dels seus dits,
la meva gent, esfereïts,
l’orella paren al silenci
que es fa darrera teu, madur,
com si la cambra s’exhaurís de tu.

¿De la visita que em feres
com l’alzina d’un freu restaria llampat?
No vull que mes pregueres
t’ofenguin ploraneres,
però, de ton veïnatge,
em sento com si Déu m’hagués petjat,
car tu li fas de patge
portant, a tall de glavi, la doble eternitat.

¿L’enyorament angèlic, d’ara endavant, tindré
d’aquell vident que un dia gustava el cel tercer?
Si un agulló l’agullonava,
d’ara endavant, oh Mort!, caldrà
mesura en el vegetar,
purificant l’ànima esclava.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


.


SÁTIRA XVIII – SOBRE LA MUERTE QUE VA Y VIENE

¡Oh Muerte que te muestras
tan ingeniosamente
que, al descubrir tus cuencas desnudas
y tu mano raptora de nuestro pensamiento,
ya ni encuentro deseo de mencionarte!

¿Si la tiniebla aguzas,
y me adentras en la confusión,
como la rasgaría, exánime de mí?
Si te la llevas, para que no muera,
cuando ella ya creía oscurecerme,
y se hunde, despacio, tu mano,
en el collar, arrastrándola
de lado;
al abrir a la luz el mortecino párpado,
allí, desvaneciendo la tiniebla,
tu despedida suena, segura cual llamada,
y te presto obediencia, oh Muerte,
y hago esperar a la Vida.

Antes que la mujer solícita me arregle
usando de la vívida aptitud de sus dedos,
mi gente, aterrada,
escucha el silencio
que se hace tras de ti, maduro,
cual si de ti se vaciara la cámara.

¿De la visita que me hicieses
como la encina de un rayo quedaría fulminado?
No quiero que mis súplicas
te ofendan plañideras,
pero, con tu presencia,
me siento cual si Dios pisarme hubiera,
puesto que tú le haces de paje
llevando, como espada, la doble eternidad.

¿Desde ahora tendré angélica añoranza
del vidente que un día gustaba el tercer cielo?
Si lo aguijoneaba un aguijón,
desde ahora, ¡oh Muerte!, me hará falta
moderación en vegetar,
purificando el alma esclava.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 15:18

.


SÀTIRA XIX – DE LA IMPOSSIBLE UNITAT

Quan, maquinal, la serventa forçuda
porta, en pitxer de cristall de Venècia,
un ram d’orquídies amb ferma passa
i, rera d’elles, sorruda, s’escuda;
quan la fadrina escomet la facècia
d’esbiaixar la frenètica plaça

amb un infant, recalcat, com un càntir,
en la duresa del pit que no estreba,
i el risc amb àgil correguda escurça
sense que el bruit ciutadà l’ataranti;
amb l’ai! al cor seguim (del viure treva)
el pas calmós i la ràpida cursa.

Així la por de morir m’ennuvola
i a la pica del seny una curculla
d’exhauriment, arrapada, prospera.
Cada mot se m’esquitlla per la gola
com la bravada d’una casa sulla;
s’adorm la sang com rovell de gotera;

com una jàssera que es polla, inútil,
l’ossada cruix sota l’adversa prova;
amb el trepig, la carn esfulladissa
perd la frescor de la pell inconsútil,
com la manyaga blancor d’una alcova
cau a bocins quan el mur s’esllavissa.

Fràgil també sóc de l’ànima, dona.
Sota el vestit de cenyida costura
d’on només surten les mans i la testa,
flairo ta pell inconsútil que entona,
com una aroma de fruita madura,
la transparència vital que hi resta.

Volta, l’esguard, de flamigeres noses,
la nuditat que la vesta perfuma.
Deu-me, Senyor, la mirada que passa
com un ocell per damunt de les roses
o la mirada que tètrica exhuma,
contraverí, la secreta carcassa.

Crucificat l’Home-Déu ¿no predica
l’analogia de l’home i la fembra,
la humanitat de tota criatura?
Àdhuc l’ocell té de l’home una mica:
sota la mínima tossa remembra,
son esquelet, ma divina estructura.

L’esgarrifança de buidor que em gela
no l’apaivaga un erotisme ascètic,
deler de sobreviure lluny del Pare.
Dual, Senyor, la humanitat anhela
una barreja d’home-dona atlètic.
I de la carn la desfeta prepara.

Ai! La furtiva unitat del connubi
és un esclat generós d’egoismes,
treva carnal que la lluita esperona.
El sagrament dignifica l’efluvi
amb la divina unció dels carismes.
Només la mort, ço que anhelem ens dóna.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XIX – SOBRE LA IMPOSIBLE UNIDAD

Cuando, mecánica, la recia sirvienta
lleva, en jarrón de vidrio de Murano,
unas orquídeas con paso seguro
y, detrás de ellas, huraña, se escuda;
cuando la moza tiene la ocurrencia
de cruzar la frenética plaza

con un pequeño, apoyado, cual cántaro,
en la dureza del agitado pecho,
y con carrera ágil el riesgo acorta
sin que el urbano ruido la trastorne;
con un ay! en el pecho seguimos (alma en vilo)
el paso calmo y la veloz carrera.

Así el miedo de morir me nubla
y en la pila del juicio una pechina
de agotamiento, enganchada, prospera.
Cada palabra baja por mi cuello
como el hedor de una casa vacía;
se amorata la sangre como orín de gotera;

como una viga carcomida, inútil,
crujen los huesos bajo la adversa prueba;
con las pisadas, la carne deshojada
pierde el frescor de la piel inconsútil,
como la blanca caricia de una alcoba
cae a pedazos cuando el muro cede.

Frágil también soy de ánima, mujer.
Bajo el vestido de costura ceñida
de donde salen solo la cabeza y las manos,
huelo tu piel sin costura que entona,
como un aroma de fruta madura,
transparencia vital que permanece.

Rodea, la mirada, de ígneo acoso,
la desnudez que la veste perfuma.
Dame, Señor, la mirada que pasa
como ave por encima de las rosas
o la mirada que tétrica exhuma,
contraveneno, el secreto esqueleto.

Crucificado Cristo ¿no predica
la analogía de varón y hembra,
la humanidad de toda criatura?
Incluso el ave tiene algo del hombre:
bajo su poco tamaño recuerda,
su esqueleto, mi divina estructura.

El temblor de vacío que me hiela
no lo apacigua un erotismo ascético,
afán de pervivir lejos del Padre.
Dual, Señor, la humanidad anhela
una fusión de hombre-mujer atlético.
Y de la carne la derrota prepara.

¡Ay! La furtiva unidad del connubio
es explosión generosa de egoísmos,
tregua carnal que la lucha espolea.
El sacramento dignifica el efluvio
con la divina unción de los carismas.
Solo la muerte, lo que ansiamos nos da.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 10 Feb 2022, 15:21

.


SÀTIRA XX – COMIAT DE L’ÀNIMA

Si el vent de mort visita el clos
on l’Anima es complau com un ocell en l’herba,
i el ritme de la sang enerva
com doll que volatilitza el vent,
l’Ànima serva,
com una flama divergent del cos
talment.
Si el contacte li falla,
pren comiat amb una revifalla,
i amorosida, gairebé deslliure,
nimba la faç malalta,
amb englantines a la galta
i violes de bosc en el somriure.
I, esperançada, escruta,
amb ulls de Fe, la paorosa ruta.

Ànima, adéu. El foc estima
de l’obrador perfet.
Àvida t’obriràs perquè l’àcida llima
exhumi el teu secret.
Ço que podies ser en la terra
caldrà que siguis a la fi.
Ço que la vida esguerra
la mà del foc ho torna a confegir.
Grumoll encara tèrbol de sutzures,
brolla del foc, duríssim vas,
cristall de facetes pures,
mirall de la Trina Faç.

Del cos amic la polsina
esdevindrà foc follet,
fatuïtat de joguina,
esgarrifança de fred,
fins que, al so de la trompeta
de la resurrecció,
la terra serà més neta
que un tinell d’emperador.
Per la Divina Paraula
et serà parat el cos.
Ell serà com una taula,
i tu com pitxer de flors.


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XX – DESPEDIDA DEL ALMA

Si el viento de la muerte visita el cercado
donde el Alma se goza como el ave en la hierba,
y el ritmo de la sangre enerva
como cascada que dispersa el viento,
el Alma observa,
cual llama separada del cuerpo,
así, de esta manera.
Si el contacto le falla,
se despide reanimándose,
y suavizándose, casi libre,
aureola la faz enferma,
con rosas en las mejillas
y violetas en la sonrisa.
Y, esperanzada, escruta,
con mirada de Fe, la pavorosa ruta.

Ánima, adiós. Aprecia el fuego
del obrador perfecto.
Ávida te abrirás para que ácido limón
exhume tu secreto.
Lo que podías haber sido en la tierra
será preciso que seas al final.
Lo que la vida rompe
la pericia del fuego lo vuelve a componer.
Grumo, aún turbio, de suciedad
brota del fuego, copa durísima,
cristal de puras facetas,
espejo de la Trina Faz.

Del cuerpo amigo el polvillo
mudará en fuego fatuo,
fatuidad de juguete,
escalofrío de frío,
hasta que, al son de la trompeta
de la resurrección,
la tierra esté más limpia
que el salón de un emperador.
Por la Divina Palabra
te dispondrán el cuerpo.
El será como una mesa,
y tú como un jarrón de flores.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Feb 2022, 04:37

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XXI – DE MI

D’un home sé (no parlaré de mi ?)
pèndula fulla
que rígida s’esmica, morint del seu verí.

Si l’ànima es despulla,
m’oxidarà l’esguard,
com suc de papalló, la capil·lar agulla.

¿Seria lassitud de cap al tard,
ço que em dóna aquest punt de morbidesa,
o recaiguda a l’estament isard?

Enyorament angèlic o bestial feresa,
la meva trencadissa fortitud
és cobejança múltiple defesa.

No em preserva, Senyor, cap natural virtut,
sinó la vostra piadosa destra,
miraculós ajut.

Ella mitiga mon instint silvestre
i ordena l’esperit,
on és el ritme cèlic olímpica minestra.

No hi ha el corcó d’un mal neguit
que no em rosegui, estella d’emmetzinada llança.
Enllà de Vós, ullprèn, fantàstica, la nit.

La nit ens cau a sobre com una esgarrifança
de benestar poruc
que d’ell mateix es cansa.

La llum eterna besa el benastruc
i el penetra tot ell, infant que juga
sense adonar-se’n, com si fos ull-cluc.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Si no l’orgull, ací, la vanitat poruga
malfiada ens interna
dins una obaga closca de tortuga.

Ma bonesa tragino com una baluerna
i faig dansar el propi gegant
i, d’amagat, la capta em jugo a la taverna.

O bé, del pap estant
d’un monstre de sortija, n’animo l’engranatge
i udolo tremolant.

Talment em migro jo per dintre un personatge
de cara als altres fet.
Sota un flingant de lògica, m’avinc a fer de patge.

El cor avui em dringa, picarol indiscret,
perquè un oncle d’Amèrica em torna.
No té muller ni fills. Diu que a la rifa ha tret.

De massa bona vida s’embotorna.
Si acluca l’ull, gemegaré de cor,
però, com una torna,

sospesaria el cabasset de l’or.
Quan la seva fortuna (que em pertoca) fos meva,
sabré servar el decor:

li faré dir un ofici, respectaré la treva
del dol i del mig dol, estulta moda,
però les entramenes em solleva


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


un goig brutal que broda,
amb deliquis de llop,
d’ungles i nervis ma trenada roda.

Si el mercader duu guanys i travessa a galop,
nit fosca, el pont del diable,
encar no el topes, que et ve un glop

de fel i de saliva, abominable.
Lladre sobtadament, el teu mateix germà
estimbaries, a l’estable

deixant l’egua tornar.
Quan jo ho sabria l’endemà en ser dia,
com si fos el teu crim profundament humà,

content seria
de no córrer de nit,
quan juguen a la cuit la por i la bogeria.

Val més estar-se al llit
esperant, oh muller que per dormir t’agences!,
el maquillatge càustic del mosquit.

Que és neuliment, la castedat, et penses ?
Com el renec, és manca de plenitud viril
el desenfrenament que esventa les semences.

El meu encongiment és d’un estil
que gairebé m’espanta:
de cap donzella núbil toca un fil,

car l’ombra d’un cabell planyivol m’ataranta
i per cenyir l’instint voraç
em cal pensar que és vil o santa.

Renilla tu, faune las
que, l’amor no capint, com un pobre diable,
quan la parella et trenca el pas,

fent un senyal d’estable
dius que l’amor s’ofega, si no en sofà, en el llit,
com si el llit del connubi fos un jaç miserable.

L’amor és un deliqui de carn i d’esperit:
ultrapassa el teu bleix d’esquifida luxúria.
Per ço Déu santifica l’apetit

i només tu, cadell de sàdica penúria,
obscena gairebé trobes la llei
i els tràfecs casadors bescantes de la Cúria.

Jo et donaria l’amor, de remei,
i d’una bessonada el patrimoni
i tretze dides seques per servei.

Però la fantasia no tens de Sant Antoni
i cap obscenitat paradoxal
podrà suggerir-te el dimoni,

ni de l’amor com cal
l’agredolç gustaries.
Tan encastat i prim és el teu mal!

Comença de fer tossa el feix dels dies
i el cor em diu que esdevindré rebec
quan apaivagaré mes gosadies.

Alguna estona, lúcid, no em conec:
una pruïja de tortura
em torna frec a frec

d’aquelles crueltats de criatura.
Irascible i covard,
plau-me petjar l’eruga que pastura.

La meva migradesa em punxa com un card,
cilici personal que m’esgarrifa.
Prendria que em portessin en baiard

com si fos un califa
i que una esclava, de perfet aplom
se’m flectés en passar, flonja catifa.

No cal per ser califa donà el tomb.
Si no esclaus de banús i sibil.les de vori,
trobaríem on som

d’un ordre extern el sensual desori:
obrers sota la fèrula d’un majordom inic,
obreres esperant, a l’escriptori,

d’un fabricant obès la riota, el pessic,
sota un retrat majestàtic encara,
alguna mecanògrafa que et posarà l’abric,


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


lívida talment de cara,
esbulladís el pentinat
i humits els llavis que la por encarcara.

I, després, un banquer de pacífic posat,
epicuri col·lega d’un canonge,
troba que el món s’és capgirat,

si bé encara hi ha gent amb escrúpols de monja.
I el canonge limfàtic diu que “sí”
i es passa el mocador pels ulls com una esponja.

Ho sé, també, per mi:
no hi ha cap locutori més densament propici
per rondinar del món i el seu tragí,

i per sentir-se bo fins al desfici,
i per trobar que tu, primogènit, t’arruixes,
que, amb l’excusa d’un natalici,

el menjador luxós on fumegen les cuixes
d’una oca, peça d’holandès retaule,
i el cucurell prismàtic d’un gelat de maduixes.

Oh placidesa del llevant de taula!
La nostra gent, que no es surt de fogó,
degusta encara més el goig de la paraula.

No pas com ella apar aquell tètric senyor
que dejuna sis dies i d’honor s’embolica
i el setè dia perd l’aturador

perquè menja una mica,
i, despectiu, fa escarafalls d’Europa
i, si li diuen: —Serà tant?—, es pica.

Pares hi ha que reiteren la sopa,
com si furtessin, al fràgil moment
que de la llossa el ràpid vaivé cap ull no topa.

Com si el menjar no fos un entreteniment!
Només que l’home juga
a complicar la vida inútilment.

La boca és una arruga,
però també tota la pell és boca
quan sent, la carn, de vegetar, la fuga.

Si la portera menja coca
el pa de casa trobes llec.
L’enveja fins al tovalló s’ajoca.

Però si l’honorable veí fes un aixec
i li tancaven el basar que mena
(d’ara endavant esplai del muricec),

diries que el ronsal li tires a l’esquena.
Quan s’exhibeix’ per una plaça,
amb gent que la consigna té d’aplaudí a balquena,

un personatge de festassa,
sembla que ens pica un escorpí;
no preguntem què passa.

És de vegades un menyspreu diví
ço que ens sacseja;
però també pot succeir

que el batibull que ens mareja
volguéssim per llevat del nostre forn,
car és subtil l’enveja.

Si davallàvem gentilment al born
a bornejar per una causa noble,
trobaríem entorn,

si no un venal seguici, la munió d’un poble.
L’ímpetu, però, desem
al cor, prestatge d’un hermètic moble.

Ens plau el te, l’aixarop de poncem
o el vermut i manta oliveta;
també la pilota, el rem

o la motocicleta;
però trobem que és impur
l’ofici de polític. Quin té la roba neta?

Encalitgen l’atzur
calefactant (o gosadia!)
la botigueta llur.

Ni els sé perdonar si un dia
aidaren a col·locar
l’espòs inútil d’una meva tia.

Millor s’està
fent de propietari
purità.

No cal pensar-hi:
el sufragi et repugna com un truc
gregari.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Val més que et facin Duc
de la Protesta
i que diguis: —No puc

prendre part a la festa
fins que tothom llauri dret
i no m’esquitxin la vesta. —

¿No t’escomet
a la vora del foc un sentit d’aventura?
De convertí, a l’engròs, els fills de Mahomet?

¿De simulà oradura
per esbroncà el poderejant?
El pot de la confitura+

és somiar que et tornes penitent o bergant,
ben arraulit a casa,
traient-te el guant

per revifar la brasa.
De vegades la testa (no sóc calb)
voldria portar rasa.

Com si una cresta fos del Montseny o de l’Alp,
una floresta hi creix de trenes de Medusa.
Si els mals intents no em deixen balb,

el front em picaré com una enclusa.
Cada cabell té un rei al cos
i, assenyalant-me, doblegat, m’acusa.

Només que tingui just la pell i l’os,
i la meva despulla, encar rebeca,
de la veïna sotjaria el clos,

ensumarà, passant, la taverna i la fleca,
i, mirant-se al mirall,
no es trobarà, Senyor, tan i tan seca.

Jo sóc un encenall
que el bufarut s’emporta
rost avall.

Si Vós no l’aturéssiu, potser ja fóra morta
l’animeta que duc,
i d’En Banyeta femaria l’horta.

Vostre camí d’oliveres i bruc
sembla el camí de casa
on regalima el buc

i s’endormisca l’ase
i al capdavall es veu la mar
com una brasa.

Si ma volença no us confessa encar
per manca de paraules belles,
l’ombra que faig a terra, per atzar,

com una oració de mes clivelles,
parla, Senyor, per mi
i proclama les vostres meravelles.

I, quan ni l’ombra meva serà ací
i només sigui un torterol de cendra,
em posaré al vostre camí,
vellutant les vorades d’herba tendra.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXI –SOBRE MÍ

Sé de un hombre (¿no hablaré de mí?)
colgante hoja
que rígida se rompe, muriendo de su mal.

Si el alma se despoja,
me oxidará el mirar,
cual zumo de polilla, la aguja capilar.

¿Será el cansancio del atardecer,
lo que me da esta leve morbidez,
o la recaída en el estado agreste?

Angelical melancolía o fiereza bestial,
mi quebradiza fortaleza
es múltiple codicia defendida.

No me ampara, Señor, la natural virtud,
sino vuestra piadosa diestra,
milagrosa asistencia.

Ella mitiga mi instinto asilvestrado
y el espíritu ordena,
donde es ritmo celeste olímpica menestra.

No hay carcoma de una ansia mala
que no me roa, astilla de emponzoñada lanza.
Detrás de Vos, hechiza, fantástica, la noche.

Cae la noche encima como un escalofrío
de bienestar miedoso
que de él mismo se cansa.

La luz eterna besa al afortunado
y lo penetra todo, niño que juega
sin darse cuenta, con los ojos cerrados.

Si no el orgullo, aquí, la vanidad miedosa
suspicaz nos interna
en una umbría concha de tortuga.

Mi bondad acarreo como un armatoste
y hago bailar a mi gigante
y, a escondidas, la colecta me juego en la taberna.

O bien, hallándome en el buche
de un monstruo de juguete, animo el engranaje
y aúllo temblequeando.

Así yo me consumo dentro un personaje
hecho para los otros.
Bajo tralla de lógica, me avengo a hacer de paje.

Hoy me voltea el corazón, cascabel indiscreto,
porque un tío de América me llega.
Sin hijos ni mujer. Dice que le tocó la rifa.

Por demasiada buena vida se abotarga.
Lo lloraré, sincero, si se muere,
pero, cual contrapeso,

sopesaré de oro el capacillo.
Cuando su patrimonio (que me toca) sea mío,
sabré guardar decoro:

le encargaré una misa, respetaré el período
del luto y medio luto, necia moda,
pero me solivianta las entrañas

fiero gozo que borda,
con desmayo de lobo,
de uñas y nervios mi trenzada rueda.

Si el mercader con guita atraviesa al galope,
oscura noche ya, el puente del diablo,
aún no lo encuentras, te sube una bocanada,

abominable, de hiel y de saliva.
De repente ladrón, a tu mismo hermano
despeñarías, dejando regresar

al establo la yegua solitaria.
Cuando yo lo sabría al ser de día,
cual si fuera tu crimen profundamente humano,

estaría contento
de no salir de noche,
cuando al acoso juegan el miedo y la locura.

Mejor quedarse en la cama
esperando, ¡oh mujer que para dormir te arreglas!,
el maquillaje cáustico del mosquito.

¿La castidad entiendes que es desmedro?
Como el reniego, es falta de plenitud viril
el desenfreno que esparce las simientes.

De tal especie es mi cobardía
que casi me horroriza
tocar un hilo de cualquier doncella,

pues la sombra de un pelo lloroso me confunde
y para reprimir el cruel instinto
necesito pensar que es vil o santa.

Relincha tú, cansado fauno,
que el amor no entendiendo, como un pobre diablo,
cuando te veda el paso la pareja, dices,

con modales de establo,
que se ahoga el amor, si no en sofá, en la cama,
como si el lecho del connubio fuera miserable jergón.

El amor es un éxtasis de espíritu y de carne:
rebasa tu jadeo de esmirriada lujuria.
Por eso Dios santifica el apetito

y solo tú, cachorro de sádica penuria,
obscena casi encuentras a la ley
y los trajines casaderos difamas de la Curia.

Yo te daría el amor como remedio,
de un parto gemelar el patrimonio
y trece amas de cría por servicio.

Pero la fantasía no tienes de San Antonio
y obscenidad paradoxal ninguna
te inspirará el demonio,

ni del amor decente
el sabor gustarás.
¡Tan arraigado y mísero es tu mal!

Comienza a abultar el fardo de los días
y el corazón me dice que restaré rebelde
cuando apaciguaré mis osadías.

Algún momento, lúcido, me sé:
un ansia de tortura
al roce me devuelve

de aquellas crueldades de criatura.
Irascible y cobarde,
pisar me gusta la oruga que pace.

Mi poquedad me pincha como un cardo,
cilicio personal que me estremece.
Aceptaría me llevasen en andas

cual si fuera un califa
y que una esclava, de perfecto aplomo
se me hincara al pasar, blanda alcatifa.

No es necesario para ser califa hacer el cambio.
Si no esclavos con abanos y sibilas de marfil,
encontraríamos donde estamos

de orden externo sensual barullo:
obreros bajo férula de un capataz inicuo,
obreras esperando, en el despacho,

de un fabricante obeso la mofa, el pellizco,
aun bajo un retrato mayestático,
alguna mecanógrafa que te pondrá el abrigo,

tan lívida de cara,
desordenado el pelo
y húmedos los labios que el miedo envara.

Y, después, un banquero de pacífico aspecto,
epicúreo colega de un canónigo,
considera que el mundo va al revés,

aunque hay gente aún con monjiles escrúpulos.
Y el canónigo linfático dice que “sí”
y, se pasa el pañuelo como esponja por los ojos.

Lo sé, también, por mí:
no hay ningún locutorio más propicio
para refunfuñar del mundo y su trajín,

y sentirse mejor hasta el desvelo,
y antojarse que tú, primogénito, te exaltas,
que, con la excusa de un aniversario,

el comedor lujoso donde humean los muslos
de un ganso, pieza de holandés retablo,
y el cucurucho agudo de un helado de fresa.

¡Oh placidez de total sobremesa!
Nuestra gente, que no se extralimita,
gusta aún más de la palabra el goce.

No se parece a ella el tétrico señor
que seis días ayuna y de honor se reviste
y pierde el freno al séptimo

porque come un poquito,
y, despectivo, de Europa hace aspavientos
y, si le dicen: —¿Hay para tanto?—, se pica.

Padres hay que repiten de sopa,
cual si robaran, en el frágil momento
en que el vaivén del cucharón nadie adivina.

¡Cual si comer no fuese un pasatiempo!
Solo que el hombre juega
a complicar la vida inútilmente.

La boca es una arruga,
pero también toda la piel es boca
cuando siente, la carne, de vegetar, la fuga.

Si la portera come coca
el pan de casa encuentras soso.
La envidia hasta en la servilleta se agazapa.

Pero si el honorable vecino se arruinara
y le cerraran el bazar que regenta
(de murciélagos solaz después),

dirías que el cabestro le echas a la espalda.
Cuando se exhibe por la plaza
un personaje de fiestaza,

con gente, por consigna, de aplauso en abundancia,
parece que nos pique un escorpión;
no inquiramos qué pasa.

Es a veces un desprecio divino
lo que nos sacude;
pero también puede ocurrir

que el alboroto que tanto nos marea
quisiéramos por levadura en nuestro horno,
pues es sutil la envidia.

Si bajamos gentilmente a la palestra
a luchar por una noble causa,
hallaremos en torno,

si no corte venal, la multitud de un pueblo.
Mas el ímpetu guardemos
en el corazón, estante de un hermético mueble.

Nos gusta el té, el jarabe de sidra
o el vermut y alguna aceitunita;
y también la pelota, el remo

o la motocicleta;
pero hallamos impuro
el quehacer del político. ¿Quién tiene la ropa limpia?

Ensucian el azur
calentando (¡osadía!)
su tiendecita.

No los perdono aunque un día
ayudaron a colocar
al inútil esposo de mi tía.

Mejor se está
haciendo de propietario
puritano.

No hace falta pensarlo:
te repugna el sufragio como un truco
gregario.

Mejor es que te hagan
Duque de la Protesta
y que digas: —No puedo

tomar parte en la fiesta
hasta que todo el mundo obre recto
y no me ensucie el traje. —

¿No te asalta
al amor de la lumbre un afán de aventura?
¿De convertir, los hijos de Mahoma, al por mayor?

¿De simular locura
por abroncar al poderoso?
El tarro de la confitura

es soñar que te vuelves penitente o bergante,
acurrucado en casa,
sacándote los guantes

para avivar las brasas.
A veces la cabeza (no soy calvo)
querría llevar rasurada.

Cual si fuera una cresta del Montseny o los Alpes,
una floresta crece de trenzas de Medusa.
Si los malos intentos no me dejan helado,

me golpearé la frente como un yunque.
Cada cabello cree ser un rey
y, señalándome, rendido, me acusa.

Aun solo conservando piel y hueso,
mi despojo, todavía rebelde,
de la vecina espiaría la tapia,

pasando, husmeará horno y taberna,
y, al verse en el espejo,
no se hallará, Señor, tan y tan seco.

Yo soy una viruta
que una ráfaga lleva
cuesta abajo.

Si Vos no la paráseis, quizá ya habría muerto
la animita que llevo,
y del diablo abonaría el huerto.

Vuestro camino de olivos y de brezo
se parece al de casa
donde rezuma la colmena

y se adormece el asno
y allá abajo se ve el mar
como una brasa.

Si mi querencia no os confiesa aún
por falta de palabras bellas,
la sombra que proyecto, por azar,

como una oración por mis junturas,
habla, Señor, por mí
y da a conocer tus maravillas.

Y, cuando ni mi sombra estará aquí
y solo sea espiral de ceniza,
en tu camino posaré,
de hierba tierna los bordes suavizando.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Feb 2022, 04:44

.


LLIBRE SEGON – D’HOMES


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XXII – DELS LECTORS

A la taula obert el llibre,
quina olor de lletres fa!
Cada full com pètal vibra
sota l’aire de la mà,
papalló d’humana fibra
que gira full en passar.

A estones el dit es posa
com un senyal matusser.
El llibre, com una rosa,
—Mira —diu— que et punxaré.—
Quan el lector li fa nosa,
les lletres són un vesper.

Lector, que amb deler notori
un llibre picant aculls:
com d’un rapte en el desori,
descenyit, badarà els ulls,
obscè encar, baldament plori
quan li rebreguis els fulls.

Lector que, senyant-te, goses
arriscar d’un llibre el tast:
si hi trobes regust de coses,
ja el bescantes de nefast,
no pel que hi ha, pel que hi poses
de metzina al teu abast.

Si el llibre, gentil, es bada
com una franja de cel
i el ressegueix ta mirada,
roina de líric anhel,
serà com la noble fada
que al front et posa un estel.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


LIBRO SEGUNDO – SOBRE LOS HOMBRES


SÁTIRA XXII – SOBRE LOS LECTORES

¡Qué olor a tinta que hace
el libro abierto en la mesa!
Vibra la hoja cual pétalo
con el aire de la mano,
mariposa de aérea fibra
que gira hoja al pasar.

A veces se pone el dedo
como señal desmañada.
Como rosa -dice el libro:  
-Mira que te pincharé.
Pues si le estorba un lector,
sus letras son avispero.

Lector, que con fuerte ansia
un libro picante coges:
como en el  caos de un rapto,
desnudo, abrirá los ojos,
obsceno aún, aunque llore
cuando le estrujes las hojas.

Lector que osas, santiguándote,
hacer de un libro la cata:
si hallas regusto de cosas,
lo difamas de nefasto,
no por él, por lo que pones
de venenoso a tu alcance.

Si el libro, gentil, se abre
como una franja de cielo
y lo sigue tu mirada
voraz de lírico anhelo,
será como noble hada
que una estrella te regala.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Feb 2022, 05:01

.


SÀTIRA XXIII – ODA AL PROFETA LAIC

Rotllle farà la vila que té un profeta laic.
……….Dóna més que un virrei, tenir profeta.
És un bon home lívid, ase dels cops, prosaic.
……….Vivoteja als afores en torreta.

Una companya hirsuta, que el té civilment pres,
……….el fa sirgar, l’administra magnífica.
Profeta, li pertoca una muller de pes,
……….clau de la seva castedat prolífica.

No furta mai ni folga; a cops de puny no es bat.
……….Elabora virtuts: en té l’ofici.
Rellotgeret de l’ànima, s’admira encaparrat
……….i del seu front es tusta el frontispici.

Republicà, milita d’una faisó que ullprèn
……….senyors que tenen palau i sepulcre.
Si un príncep de llegenda fuig a cavall del tren,
……….l’acomiada reservat i pulcre.

Com ell és catedràtic (ai! de batxillerat),
……….avinentesa té de xollar clergues.
Polidament els tracta. No els feia l’amistat,
……….però, sofert, n’escolta les endergues.

—Demòcrata femella! — li crida, a mig aplec,
……….un èmul embriac, nodrís del Túria.
(Com l’èmul té un diari i és un misser rebec,
……….volen tenir-lo content a la Cúria.)

Té l’ídol, quan perora, l’original costum
……….de dir cada fotesa tres vegades.
Però s’esgargamella. I el públic no es consum
……….d’ençà que, en escoltar, no perd fontades.

Amb vanitat, l’estètica, no cap moral, consent.
……….Llença el coturn, però té plataforma.
De licituds no cura; li basta ser decent.
……….El ritme extern és la suprema norma.

Benèvol, es prodiga. Son paternal esclat
……….mònita sembla que l’ignar trasbalsa.
A flor de pell estesa, l’envolta sa bondat
……….com, un daurat capó, la docta salsa.

El tractament excusa de “Mestre” que sovint
……….algun rosegatatxes li propina.
Té el rictus pedagògic que el llavi fa, d’instint.
……….I mecanitza el gest i no l’afina.

Del casuisme fútil extreu, com un decuit
……….conventual, l’esperit de l’escola.
Si fos un gall, tindria de la trompeta el bruit,
……….però no l’usdefruit de la cassola.

Quan l’ull mortal acluqui, serà commòs tothom
……….obrers en plor, reial telefonema…
Una xaranga toca, de fúnebre, quelcom,
……….amb popular delit i molta flema.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXIII – ODA AL PROFETA LAICO


Suerte tendrá la villa con un profeta laico.
……….Es mejor que un virrey, tener profeta.
Es un buen hombre lívido, chivo expiatorio, útil.
……….Habita una casita en las afueras.

Una pareja hirsuta, por lo civil lo apresaa,
……….lo hace sirgar, lo administra magnífica.
Profeta, le concierne una mujer de peso,
……….clave de su prolífica decencia.

Nunca hurta ni huelga; con puños no se bate.
……….Elabora virtudes: tiene oficio.
Relojero del alma, se le ve preocupado
……….y de su frente golpea el frontispicio.

Republicano, ejerce de manera que encanta
……….señores que poseen palacios y sepulcros.
Si un príncipe de fábula, del tren huye a caballo,
……….lo despide reservado y pulcro.

Como él es catedrático (¡ay! de bachillerato),
……….de curas tonsurar tiene conocimiento.
Cortésmente los trata. No les da confianza,
……….pero, sufrido, escucha sus enredos.

—¡Hembra demócrata! — le grita, a la mitad,
……….un émulo embriagado, gorrín del Turia.
(Como lleva un diario y es rebelde letrado,
……….quieren tenerlo contento en la Curia.)

Cuando habla, tiene el ídolo, la original costumbre
……….de repetir tres veces cada cosa.
Pero se desgañita. Y a la gente no agota
……….desde que, al oírlo, no se pierde cita.

Con vanidad, la estética, nada moral, consiente.
……….Tira el coturno, mas tiene plataforma.
Licitudes descuida; le basta ser decente.
……….El ritmo externo es la suprema norma.

Benigno, se prodiga. Su paternal estruendo
……….ardid parece que al necio trastorna.
Sobre la piel vertida, lo envuelve su bondad
……….como, a capón dorado, docta salsa.

El tratamiento excusa de “Maestro” que a veces
……….algún lameculos le prodiga.
Por instinto, su labio, tiene un rictus didáctico.
……….Y mecaniza el gesto y no lo afina.

Del casuismo fútil saca, como cocción
……….conventual, espíritu de escuela.
De ser gallo, tendría sonido de trompeta,
……….pero no el usufructo de cazuela.

Cuando ojo mortal cierre, se conmoverá el mundo:
……….lacrimosos obreros, real telefonema…
Una charanga toca, fúnebre, alguna cosa,
……….con popular deleite y mucha flema.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Feb 2022, 06:30

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XXIV – ODA AL PIADÓS BARÓ PERFET

Sortosa la nissaga que té un baró perfet!
…...Cada obra d’ell apar millor que totes.
La llum divina el ruixa, metòdica, a raig fet,
…...la llum que els altres copsaran a gotes.

Ell sa fillada, càustic i alhora idíl·lic, mena
…...(a cada banda un rengle de perills).
I encara als ulls li posa, asèptica, una bena,
…...car res a aprendre no tindrà dels fills.

Ell nuarà el Decàleg de son proïsme al coll
…...com un collar de pues salvatgines.
Els pecadors capbussa, irat, a l’aiguamoll
…...per suca-mulla d’àvides beguines.

Armada, si no d’ales, d’un rafegut bigoti,
…...la dida seca d’alter ego té.
Massa amb els xics farien, ingràvids, poti-poti
…...els àngels de la guarda; i no convé.

L’estudi porta cua, la cama ensenya l’art,
…...i, la política, l’orella.
No hi ha com el no viure. L’home que es lleva tard
…...no es pica el dit ni es cremarà la cella.

No blasmaria el luxe: un diamant és sòlid
…...fins entelat de pols.
Els mobles són un límit, ¿Qui jugaria a “bòlit”
…...dins una casa que en té molts?

Mesura pel domèstic estrenes i consells
…...després que la soldada regateja.
Patern, arrecerava col·legues a parells
…...amb un retòric paravent d’enveja.

La hisenda, amb sos escrúpols, arrodoneix, invicte.
…...Al seu molí totes les aigües du.
Fins endolceix a estones el to del veredicte,
…...car la virtut és ser madur.

Per l’ànima seguici, de clergues té un estol,
…...i fins hi juga a cartes.
I pel carrer tolera, ja que no hi va tot sol,
…...que la muller porti un abric de martes.

Si el Crist un dia truca, li allargarà una almoina
…...per una escletxa del cancell.
…...de massa bo que és Ell!

Vindrà l’apoteosi de terra i cel estant?
…...Segur que a l’altre món farà patxoca.
.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .
(¡Ai que la bugadera li passarà al davant
…...i esbullarà, davant de tots, la troca!)

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXIV – ODA AL PIADOSO VARÓN PERFECTO

¡Venturoso linaje el del varón perfecto!
…...Cada una de sus obras es mejor.
Luz divina le baña, metódica, a raudales,
…...luz que otros captarán tan solo a gotas.

Él, cáustico, su prole, idílico conduce
…...(hilera de peligros a ambos lados).
Y aún le pone en los ojos, aséptica, una venda,
…...pues nada de los hijos le queda por saber.

Anudará el Decálogo de su prójimo al cuello
…...como un collar de púas salvajinas.
Zambulle pecadores, airado, en la ciénaga
…...para sopas de ávidas beatas.

Armada, si no de alas, de un molesto bigote,
…...la ama de teta tiene de alter ego.
Los ángeles custodios harían con los niños,
…...en demasía, bulla; y no es bueno.

La instrucción trae cola, la pierna enseña el arte,
…...y oreja, la política.
No hay como el no vivir. Quien se levanta tarde
…...no se pilla los dedos ni se quema las cejas.

No desaprueba el lujo: es sólido un diamante
…...hasta sucio de polvo.
Los muebles son el límite, ¿Quién jugaría a “tala”
…...en una casa que posee muchos?

Ajusta para el criado propinas y consejos
…...después de regatearle el estipendio.
Paterno, a los colegas, a pares los cobija,
…...tras un biombo retórico de envidia.

La hacienda, escrupuloso, invicto redondea.
…... Todas las aguas lleva a su molino.
A ratos hasta endulza del veredicto el tono,
…...puesto que la virtud es ser maduro.

Para corte del alma, tiene hueste de clérigos
…...con los que incluso juega a cartas.
Y en la calle tolera, puesto que no va solo,
…...que a su mujer la abriguen unas martas.

Si Cristo un día llama, le alargará una dádiva
…...por una grieta de la contrapuerta.
¡Pues qué no haría en casa, en mundo tan revuelto,
…...siendo tan bueno Él!

¿Será la apoteosis de cielo y tierra en vida?
…...Seguro que en el cielo brillará.
.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .
(¡Ay, que la lavandera se le anticipará
…...y deshará, ante todos, el ovillo!)

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 11 Feb 2022, 06:36

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XXV - DEL FANTÀSTIC ORADOR

Grandiloqüent i versat
en articles de quincalla!
Orador civil? Orador sagrat?
Arenga? Sermó? Picabaralla?

Fa bocabadar la gent
l'estranyesa de la parla.
Plau més la cotorra que no sap on dar-la
que un tartamut de talent.

Castell de focs d'artifici,
vet ací el discurs:
llums de Bengala per inici,
algun tro que esvera el concurs,
rodes en folla cursa,
símbol anodí en colors,
coets que toquen el dos
si el parlament no s'escurça,
i la traca final,
vaitot suprem de retòrica,
amb una breu disquisició històrica,
èpico-funeral.

L'orador (explicar-ho no cal)
gesticula, plora i sua.
Camàlic de l'ideal,
carreteja la veritat nua.
S'arromanga per la tasca.
És a punt de caure en basca
i en un raig de llum s'aferra.
Es revifa i escomet.
Parla a mà dreta, a mà esquerra
i de cara a la paret.

Un minyó que li és a prop
mira el vaivé de la còrpora en doina
i dels llavis de l'ídol la càlida roina
i el trontoll de la copa
d'aigua bruta de xarop.

L'orador puja a la gropa
de l'indòcil parlament.
Parla d'Àfrica, d'Europa
i de l'Extrem Orient.
DE vegades el coet
d'un paràgraf se l'endu,
i l'home crida, insegur.
(El cridar no compromet.)
Trencat el fil dialèctic,
juga amb paraules, eclèctic;
i esdevé com una llufa
de cada mot que li fuig,
i brunz com una baldufa
amb més vanitat que enuig.
I no troba la manera
decorosa de plegar.
Es desempallegarà
de la paraula darrera?
Li porten d'orxata i soda
una barreja estantissa
i el bon home roda i roda
com, per ajeure's, la quissa.


Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXV – SOBRE EL FANTÁSTICO ORADOR


¡Grandilocuente y versado
en objetos de quincalla!
¿Orador civil? ¿Sagrado?
¿Arenga? ¿Sermón? ¿Debate?

La rareza de su habla
deja pasmada a la gente.
Mejor cotorra que no acierta una
que tartaja con talento.

Castillo de fuegos de artificio,
he aquí su discurso:
luces de Bengala por inicio,
algún trueno que alarma a la audiencia,
ruedas en loca carrera,
anodino símbolo en colores,
cohetes que salen pitando
si la charla no se acorta,
y la traca final,
una jugada retórica suprema,
con una breve disquisición histórica,
épico-funeral.

El orador (no hace falta decirlo)
llora, suda y gesticula.
Ganapán del ideal,
trae la verdad desnuda.
Se arremanga del esfuerzo.
Está próximo a la náusea
y a un rayo de luz se aferra.
Se reaviva y acomete.
Habla a derecha e izquierda
y de cara a la pared.

Un chico que está a su lado
mira el vaivén del corpachón en danza
y de los labios la llovizna cálida
y el temblor de la copa
de agua sucia en arrope.

El orador monta en grupa
de indómito parlamento.
Habla de África, de Europa
y del más Extremo Oriente.
Muchas veces el cohete
de un párrafo se lo lleva,
y el hombre grita, inseguro.
(Gritar no le compromete.)
Roto el hilo dialéctico,
mezcla palbras, ecléctico;
y en un zullón se transforma  
cada palabra que le huye,
y zumba como peonza
con más vanidad que enojo.
Y no encuentra la manera
decorosa de acabar.
¿Se desembarazará
de la última palabra?
Le llevan de horchata y soda
una mixtura enranciada
y el buen hombre habla y habla
cual, para dormir, la perra.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 12 Feb 2022, 08:53

.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


SÀTIRA XXVI – DE MÉS DE QUATRE

Titella de bondat, patrici pulcre
que parles massa dolç:
emblanquinat sepulcre
que tanques pols.

Mossegues amb eufemisme,
acuses reticent,
i jugues amb tiretes de proïsme
com un salvatge innocent.

De la mística violes el misteri,
sibarita cordat;
ets púdic en el platxeri
i t’empolvores de santedat.

El “jo pecador” no et cansa;
el jo penitent, sí.
Els altres poses a la balança
i tu reposes al balancí.

Se’t veu a gratcient l’escapulari,
com per descuit.
Et plau la fama d’extraordinari,
si no fa bruit.

Et deixes honorar de qui governa,
però no et dónes totalment.
Estàs per sobre de l’eterna
disputa de la gent.

Blancs i negres et fan cortesia:
ets de tothom i de ningú.
Fas el que vol la majoria
per tal de presidir-la tu.

Si va malament la cosa,
a l’aguait romans,
i gairebé et fa nosa
l’amic que t’allarga les mans.

Això sí, quan plega el temperi,
guaites l’atzur d’on surt,
i, oportú, rectifiques de criteri,
i, prudent, et quedes curt.

És, la teva art, honorable enganyifa:
mereix un pedró polit.
Al pedestal hi posaria: “tifa!”
No t’ofenguis del grafit.

És l’única sort que et resta.
Un tomàtec ideal
taca la vesta
i redimeix el pedestal.

Sense el tomàtec possible,
series com un tauló.
Benhaja el tàvec que fibla,
que fa que no siguis pitjor.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXVI – SOBRE MÁS DE CUATRO

Títere de bondad, pulcro patricio
que hablas dulce en demasía:
blanqueado sepulcro
que polvo encierras.

Muerdes con eufemismo,
acusas reticente,
y juegas con tiritas de prójimo
cual salvaje inocente.

De la mística violas el misterio,
sibarita cordado;
eres púdico en la diversión
y te rocías de santidad.

El “yo pecador” no te cansa;
el yo penitente, sí.
Pones a los demás en la balanza
y tú descansas en el balancín.

Enseñas a sabiendas el escapulario,
como por descuido.
Te gusta tener fama de extraordinario,
si no hace ruido.

Te dejas distinguir por quién gobierna,
sin darte del todo.
Estás por encima de la eterna
disputa de la gente.

Blancos y negros te saludan:
eres de todos y de nadie.
Haces lo que quiere la mayoría
con tal de presidirla.

Si la cosa va mal,
¡en guardia, romanos!,
y casi te incomoda
el amigo que te tiende la mano.

Eso sí, cuando acaba el temporal,
miras dónde clarea,
y, puntual, rectificas de criterio,
y, prudente, te quedas corto.

Es, tu arte, honorable camelo:
merece una bruñida columna.
En la base pondría: “¡pegote!”
No te ofendas de lo escrito.

La única esperanza que te queda:
Un tomate ideal
mancha el vestido
y redime el pedestal.

Sin el posible tomate,
serás como un madero.
Bendito el tábano que pica,
que hace que no seas peor.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 12 Feb 2022, 08:58

.


SÀTIRA XXVII – D’ALGUN AMIC (SUPOSO) PROPENS A L’ANÒNIM

Amic, segurament,
que el paperet anònim conjumines:
¿per què, sense diàleg, em vols donar turment
amb borinor de vespes i coïssor d’espines?
¿Per què botzines
si l’ànima no et sent?

¿Et dol que gogi
de cada amic il·lustre fent l’elogi?
¿La meva ploma adula
perquè s’embadaleix com una alosa?
¿Prefereixes la mula
que esbrota les tanyades que fan nosa
de tan altes que són,
perquè li percudeixen les orelles i el front?

És immoral la virtut que prospera?
Passa pel mig la virtut,
però la mitjania que va per la vorera
provoca, sorollosa, l’eco mut.

Dels elogis t’escapa la mesura:
la justa frase i el silenci honest.
Exagerant l’epítet, per ventura,
el ditirambe s’encabeix al test.

Però debades sincerar-me vull,
mascle censor que una careta et poses.
Prepara d’amagat un altre full,
mentre vaig a trenar llorers i roses.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXVII – SOBRE ALGÚN AMIGO (SUPONGO) PROPENSO A LOS ANÓNIMOS

Amigo, seguramente,
que el papelito anónimo compones:
¿por qué, sin dialogar, me quieres dar tormento
con zumbido de avispas y escozor de espinas?
¿Por qué refunfuñas
si el alma no te oye?

¿Te duele que goce
haciendo elogio de cada amigo ilustre?
¿Mi pluma adula
porque se embelesa cual alondra?
¿Prefieres la mula
que desbroza los cogollos que molestan
de altos que son,
porque le golpean las orejas y la frente?

¿Es inmoral la virtud que prospera?
Por el centro pasa la virtud,
pero la medianía que va por el borde
provoca, ruidosa, el eco mudo.

De los elogios te huye la medida:
la frase justa y el silencio honesto.
Exagerando el epíteto, acaso,
el ditirambo se mete en el tiesto.

Mas en vano quiero sincerarme,
macho censor que te pones careta.
Prepara a escondidas otra hoja,
mientras voy a trenzar laurel y rosas.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 12 Feb 2022, 09:04

.


SÀTIRA XXVIII – DEL CÍNIC DONZELL

Jove incomprès, el teu cinisme
no trasbalsa ningú.
¡No s’encaparra el proïsme
amb genis com tu!

Et corre pressa: fes forrolla;
assaja trencacolls.
Si en surts, direm: —Què s’empatolla?—
Si caus, tenim pala i molls.

En tornes quan hi van els savis.
Gires els ulls en blanc.
I et llepes, ai!, la llet dels llavis
com si fos sang.

I riu de tu la gent, o es migra,
plantificada al teu costat mateix.
Tant li fa que semblis un autèntic tigre
com un equívoc peix.

Potser et reeixiria el suïcidi ?
Et cal això o fer negocis bruts.
Amic, no en parlem més. Adéu, Ovidi!
Vés per negoci. No calen embuts.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXVIII – SOBRE EL JOVEN CÍNICO

Joven incomprendido, tu cinismo
no conmociona a nadie.
¡No se obsesiona el prójimo
con genios como tú!

Te corre prisa: mete ruido;
vence dificultades.
Si sales adelante, diremos: —¿Con qué se embrolla?—
Si caes, tenemos tenazas y pala.

Tu vuelves cuando van los sabios.
Giras los ojos en blanco.
Y te lames, ¡ay!, la leche de los labios
como si fuera sangre.

Y la gente se ríe de ti, o se irrita,
plantificada a tu lado.
Le da igual que parezcas un auténtico tigre
o un equívoco pez.

¿Te convendría el suicidio, quizás?
Necesitas esto o hacer negocios sucios.
Amigo, no hablemos más. ¡Adiós, Ovidio!
Ve al grano. No hacen falta tapujos.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 37443
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 12 Feb 2022, 09:08

.


SÀTIRA XXIX – DEL NEÒFIT PEDANT

Neòfit que a la santa casa
del Pare tornes pel tirany antic,
com un ciri portant l’espasa:
és l’Amat invisible qui dóna esma a l’Amic.

El teu pelegrinatge no és turisme de moda.
La pietat és vital.
Déu no et demana cap oda,
sinó que no et facis mal.

La vanitat d’una autobiografia
no és sagramental confessió.
Els set pecats de cada dia
digues humil i demana perdó.

Tingues dolor pel càstig,
ombra del teu pecat,
badall etern de fàstic
inacabat.

Tingues dolor d’amor pura
i ço que et plagui fes.
Val més un bri de caritat madura
que d’altres virtuts l’excés.

Fes la tasca de cada dia.
Sigues ben bé tu.
La pietat no és follia.
Com més púdica, més llu.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
Ilustracions de Xavier Nogués


*


SÁTIRA XXIX – SOBRE EL NEÓFITO PEDANTE

Neófito que a la santa casa
del Padre vuelves por senderos antiguos,
llevando la espada cual un cirio:
el Amado invisible es quién anima al Amigo.

Tu peregrinación no es turismo a la moda.
La piedad es vital.
Dios no te pide una oda,
sino que no te hagas daño.

La vanidad de una autobiografía
no es confesión sacramental.
Los siete pecados de cada día
di humilde y pide perdón.

Siente dolor por el castigo,
sombra de tu pecado,
bostezo eterno de asco
inacabado.

Siente ansia de amor puro
y haz lo que te guste.
Mejor brizna de caridad madura
que más de otras virtudes.

Haz el trabajo de cada día.
Sé exactamente tú.
La piedad no es locura.
Cuanto más púdica, más luce.

Guerau de Liost, Sàtires, 1927
(Versión de Pedro Casas Serra)



*


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Contenido patrocinado


Guerau de Liost: Sàtires, 1927 Empty Re: Guerau de Liost: Sàtires, 1927

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 18 Mayo 2022, 04:17