Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 958798 mensajes en 44629 argumentos.

Tenemos 1508 miembros registrados

El último usuario registrado es Guillermo De Marco

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 31 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 27 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonia Ayuso Mora, javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Julio 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty

2 participantes

SOBRE LA ROSA...

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 07 Jun 2022, 14:55

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

158. ANTONÍA DÍAZ DE LAMARQUE

LAS ROSAS ESPAÑOLAS. (Oda inédita)

Tu seno purpurino
Es por su hechizo virginal traslado
De su rostro divino;
La embriagadora esencia
Que exhalas de tu cáliz perfumado,
Es la apacible gracia, la inocencia
Y la virtud que guarda, cual tesoro :
En las firmes espinas que te cercan
Vense su -dignidad y su decoro.

¡Oh retrato hechicero!
¿Y te rechaza la inconstante moda?
¿Y será que á su halago lisonjero
De las hijas de España
Copia pudiera ser la rosa extraña,
Que aunque galas ostenta peregrinas,
Ni encierra tu suavísimo perfume
Ni guarda en su defensa tus espinas?

¡Ah! que entonces la frente levantando
Del polvo en que reposa
El que de la virtud el yugo blando
Ensalzó al par que á la encendida rosa, .
Cediendo á su profundo sentimiento,
Quizás con triste acento
Severo exclamaría:
«¿Qué se hicieron las rosas españolas,
Caros verjeles de la patria mía?»

Sevilla, 188g.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 47203
Fecha de inscripción : 17/04/2011

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Lluvia Abril Sáb 11 Jun 2022, 03:52

ROSA DE PRIMAVERA ( Estrofas)

Rosa de primavera,
¿Qué dices, bella flor?
¿Eres de eterno amor la mensajera,
Ó el símbolo fugaz de un loco amor ?

¿Veré caer tus hojas?
¿Veré pasar su ámor?
y en lo íntimo del alma mis congojas,
¿No tendrán más alivio que el dolor?

Rosa de primavera,
¡Bien hayas, bella flor,
Si eres tú la divina mensajera
y el puro emblema de inmortal amor!


Gracias, otra y otra vez, amigo mío.


_________________
SOBRE LA ROSA... - Página 19 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 04:32

Gracias a ti, Lluvia, por pasar por aquí y no dejar abandonadas a las rosas.

Respecto al tema: los dos tomas de MANOJO DE ROSAS ... de J. Pérez de Guzmán y Gallo son una maravilla. Pero con una digitalización más que defectuosa que hace que cuando voy a pasarlos me encuentre con un galimatías enorme.

A partir de este momento : la fuente original sigue siendo la misma... pero aquello que pueda ser más claro usando una fuente diferente, lo obtendré de aquí, dejando constancia de ello.

Gracias.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 05:06

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

159. AMÓS DE ESCALANTE



D. AMÓS DE ESCALANTE y PRIETO (Juan García) nació en Santander
el 31 de marzo de 1831. En el [Instituto Cántabro estudió
Humanidades y Filosofía, y en Madrid, hasta tomar la investidura
de licenciado, Ciencias físico-matemáticas y Químia.
Muy joven fué ya colaborador del Semanario pintoresco Español,
que fundó Mesonero Romanos y sostuvo por algún tiempo
Fernández de los Ríos. La Época honró sus columnas con
el nombre de batalla literaria con que ocultó el propio, y después
La Ilustración Española. y Americana} el más copioso y selecto
museo literario español de nuestro tiempo, publicando
prosas y versos, en que la robustez del estro y la elegancia y
originalidad de la elocución eran los caracteres predominantes ,
alternando en ésta siempre aplaudida y solicitada colaboración .
Ha dado á la estampa cinco preciosos libros en prosa: Del
Manzanares al Darro (1863), Del Ebro al Tíber (1864), Costas
y montañas (1871), En la playa (1873) y Ave María Stella
( 1877), Y por último, en edición limitad. para el corto número
de sus afectos distinguidos, sus Poesía (Santander, 1890),
libro que es por dentro y por fuera el retrato del autor, la suprema
elegancia. Además, en Las mujeres españolas y americanas
escribió la monografía de La montañesa. Los periódicos
montañeses El Boletín de Comercio, El Aviso, El Atlántico, y
la revista La Tertulia guardan también algunos de sus artículos
fugitivos. Las Reales Academias Española y de la Historia
le cuentan en el número de sus correspondientes, así como el
Liceo artístico y literario de Granada} y por socio de merito
la Real Sociedad Económica cantábrica de Amigos del Pais.
Escalante, con Pereda y Menéndez Pelayo, forman la aureola
y brillante trinidad de nuestro siglo en la literatura montañesa.
Enrique Menéndez Pelayo, en el libro De Cantabria. (Santander,
1890), escribió su bosquejo literario y biográfico, consagrándole
por resumen esta frase de nuestro Saavedra Faxardo
en su República literaria: «Este, vestido sucintamente ..
pero con gran policía y elegancia, es Salustio.»


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 05:07

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

159. AMÓS DE ESCALANTE


ROSA MONTÉS. (Speciosa in campis )

MONÓLOGO INÉDITO.


- «De una jara en la maleza
Desgajada al pie de un roble,
y una herida en su corteza,
Hubiste aroma, belleza,
Suelto tallo y hoja doble .

Que hermanas somos, se ve;
y cuál la diversidad
De nuestros destinos fué:
Yo de tus venturas sé;
Tú no de mi soledad.

En tanto tu gloria rueda,
Sin que la lisonja cese,
Entre lumbres de oro y seda,
y no hay flor que no te ceda
y reina no te confiese,

Entre penachos sombríos
De montaraces helechos
Surgen los vástagos míos,
Cabe los cauces estrechos

De precipitados ríos.
y junto al pie en que nacieron
Caen mis hojas felices,
Dando, después que vivieron,
Denso abrigo á las raíces

Que jugo y color les dieron.
En mis varales floridos
Los jilgueros cuelgan nidos,
Y, si brisas les desvelan,
A par en los aires vuelan
Con mis hojas sus gemidos.

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 06:41

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

159. AMÓS DE ESCALANTE

ROSA MONTÉS. (Speciosa in campis )

MONÓLOGO INÉDITO.

Y es mi amante más curiosa,
Cuando al sol la vida empiezo,
Montesina mariposa,
Que ora bebe, ora se posa
En el árgoma y el brezo.

Nunca mi sueño turbó
Competencia de hermosura
Entre alguna dama y yo,
Ni flor mía deshojó
El despecho ó la amargura.

Nunca en la rueda llevada
De-fortuna mal regida
Vive desasosegada,
Unas veces desdeñada,
Otras veces preferida.

Ni de tercera serví
A amor cuando no acertó
A declararse por sí:
En mis breñas quien me amó,
Hermana, me amó por mí.

Mas ¿hay flor, la menos vana,
Campesina ó cortesana,
Que para gloria ó tormento
No haya sentido un momento
Instintos de soberana?

¡Quién dirá!. .. Si no es soñar,
Al velar como al dormir,
Yo oigo al monte murmurar:
-,¡Qué sabe lo que es vivir
Flor que no logra reinar!,

Santander 10 de julio de 1889.

Posteriormente impresa en las Poesías (Santander imprenta de
El Atlántico, 1890), pág. I23.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 06:58

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

160. FEDERICO BALART. (1831 - 1905)


FTE. REGIÓN DE MURCIA DIGITAL

Federico Balart. Pliego (Murcia), 1831-Madrid, 1905.

Educación en Pliego

Federico Balart nació un 22 de octubre de 1831, en Pliego (Murcia). La infancia del poeta murciano se desarrolló con normalidad en su pueblo natal. Cursó los estudios medios y aprovechó la biblioteca familiar para cimentar su vasta cultura.

A la edad de diecinueve años marchó a Madrid, donde compaginó trabajo, estudio y su vocación: la escritura.

En Madrid comenzó su carrera como crítico literario

En la capital española se puede decir que comenzó su carrera de escritor. Mientras cursa los estudios de Derecho hizo sus pinitos en la literatura. Publicó sus primeras críticas literarias hacia 1861 en la prensa local. Primero fue el periódico Verdad donde, firmando con el pseudónimo de 'Nadie', realizaba certeras e ingeniosas críticas a las publicaciones y espectáculos de la época. Pronto pasó a escribir en un periódico más serio e importante, La Democracia. En este diario adoptó el sobrenombre de 'Cualquiera'.

Su vida política, una subida fulgurante

Era costumbre en la época ocultar la propia identidad bajo un seudónimo. Tanto es así, que en algunos autores prevaleció el sobrenombre antes que el verdadero nombre, como por ejemplo pasó con Azorín.

En su caso el hecho de ocultar la identidad, podría estar justificado por la carrera que paralelamente desarrollaba en política. Destacaba por su brillantez, su honradez y rectitud. Llegó a alcanzar los puestos de diputado y senador. En 1870 fue nombrado subsecretario del Ministerio de la Gobernación y posteriormente Consejero de Estado. Esta meteórica carrera para un hombre llegado desde un pueblecito de provincias es realmente meritoria. Al retirarse de la política ocupa el cargo de contable en el Banco de España.

La tragedia lo arrastró definitivamente a su gran pasión: la literatura

No obstante, su vocación y sus inclinaciones eran otras. El triunfo en la esfera política no le llenaba suficientemente, si conllevaba renunciar a su gran pasión literaria.

Abandonó la política y se encerró en sí mismo. Desapareció de la vida pública y poco se supo de él durante doce años. Federico Balart, permaneció en silencio, barruntando las que serían sus obras literarias posteriores.

Hasta 1894 su labor literaria se limitó a trabajos publicados en la prensa. Su fama literaria le viene sobre todo de su libro 'Dolores', publicado cuando tenía 63 años. La tragedia había entrado en su vida con la muerte de su esposa Dolores. En parte esa fue la causa de su retiro y la inspiración de sus poemas. Regresó como refugio a la escritura, reflexiva y, profundamente, fueron llegando las obras.

Su otra gran pasión aparte de la poesía fue la prensa. Poco a poco retomó su labor como articulista. Publicó nuevos espacios de crítica literaria, trabajos breves como El prosaísmo en el Arte y Novedades de antaño.

Homenajes y reconocimientos

Como reconocimiento a su dedicación al mundo de las letras, en 1891, La Academia de la Lengua le convocó a sentarse en uno de sus escaños. Lamentablemente no llegó a ocupar su puesto en tan insigne institución.

Dentro del mundo de la cultura, el cargo de mayor trascendencia que ocupó fue el de censor y director artístico del Teatro Español. Ostentando este cargo, tuvo a bien recomendar a Antonio Machado en la compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza.

Su precario estado de salud y el infortunio que hubo de padecer en sus últimos momentos, le precipitaron a la muerte. Murió en 1905, muchos de sus contemporáneos, los amigos insignes, lamentaron su muerte y la pérdida que supuso para la poesía española.

El pueblo que le vio nacer, Pliego, le homenajeó con una calle y un busto en la glorieta. También la población cercana de Mula tiene una calle con su nombre. Y en el barrio de San Antolín en Murcia otra vía honra la memoria de este insigne hombre de la cultura regional.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 07:37

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

160. FEDERICO BALART. (1831 - 1905)


MUJERES Y ROSAS. (Inédito)

Rozagantes, alegres,
Frescas, lozanas,
La mujer y la rosa
Son dos hermanas:
Flores divinas
Impregnadas de aromas,
Llenas de espinas.

¡Oh mujer: entreabiertos
y perfumados,
Tus dos labios parecen
Acariciados
Del tibio aliento,
Dos pétalos de rosa
Que arrulla el viento!

¡Oh rosa: de las auras
Al manso arrullo,
Tus pétalos, saliendo
De entre el capullo
Puros é ilesos,
Parecen unos labios
Que buscan besos!

En las agrias pendientes
De nuestra vida,
Lo mismo á la bajada
Que á la subida,
Triste, infecundo,
Sin mujeres ni rosas,
¿Qué fuera el mundo?

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Jun 2022, 07:42

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

160. FEDERICO BALART. (1831 - 1905)


MUJERES Y ROSAS. (Inédito)

Si la gracia es aroma,
Desde la infancia
Rosas son las mujeres
Por su fragancia;
Mas, cual las rosas,
No son las más fragantes
Las más hermosas.

Rosa y mujer, al rayo
Del alba pura,
Del amor y el rocío
Cobran frescura;
Mas, con el frío,
El amor para en llanto,
Como el rocío.

Rivales en belleza
y en lozanía,
La mujer y la rosa
Duran un día;
Pero su aliento,
Aun después de marchitas,
Perfuma el viento.

Mujer: si osado el hombre
Tu honor ofende,
La virtud es la espina
Que te defiende;
Con ella armada,
Serás, cuanto más dura?,
Más codiciada.

Ya amarillas, ya blancas,
Ya purpurinas,
Rosas verás acaso
Faltas de espinas;
Pero ¡ay paloma!
La que no tiene espina
No tiene aroma.

Madrid, 1889


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 05:56

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

161. JUAN ANTº DE VIEDMA.

WIKIPEDIA

Juan Antonio Viedma Cano (Sabiote (Jaén), 18 de junio de 1830 - La Habana, 2 de agosto de 1869), periodista y poeta español.

Biografía
Acabó los estudios secundarios en el Instituto Provincial de Jaén en 1847. Marchó a Madrid a estudiar jurisprudencia con poco entusiasmo, si se ha de atender a que tardó nueve años en licenciarse, pues la literatura le tiraba más y en ella fue tan precoz que ya en Jaén y en la revista El Guadalbullón, a los diecisiete años, aparecieron sus dos primeras poesías: "A la noche" y el soneto "La rosa blanca"; residió sin embargo permanentemente en Madrid, aunque siempre se relacionó con poetas de su tierra giennense y de vez en cuando volvió a ella en estancias de corta duración. En Madrid se introdujo en las tertulias literarias, en especial en la del Café Esmeralda, frecuentada por Antonio Cánovas del Castillo, Vicente Barrantes, Antonio Trueba, Luis de Eguílaz, Ángel Fernández de los Ríos y Eduardo Gasset. Posteriormente empezó a ir a la del Café Suizo, entre otras. Empezó a colaborar en periódicos y revistas madrileñas, como Ellas (1851) y, a partir de 1852, inicia una intensa y duradera presencia en Correo de la Moda o Álbum de Señoritas, colaboración que mantendría de manera más o menos constante hasta 1863. Su aportación no es sólo poética, puesto que durante varios años se encargó de la sección fija "Variedades" que firmaba con los seudónimos Gazel, Bachiller Sensible o con su propio nombre. Pronto se le abren las páginas de los períódicos más prestigiosos, como el influyente Semanario Pintoresco Español, La Iberia, La América, La Discusión, así como en otros más especializados, como Educación Pintoresca para Niños.

Así que, cuando en 1854 llega Gustavo Adolfo Bécquer a Madrid, ya era Viedma un escritor conocido y apreciado en los cenáculos madrileños y pudo introducir a su amigo sevillano en ellos. Las relaciones de Bécquer con Viedma, García Luna, Carlos Navarro, José Marco y Julio Nombela han sido relatadas por este último con bastante precisión, y de este círculo de amigos nació la "Corona poética a Quintana" de 1855.

De la amistad con Bécquer hay huellas indudables en la obra poética de Viedma, especialmente en "Misterios" y "La niña modesta", ambas publicadas en El Correo de la Moda, en 1860. Un año antes, sin embargo, en 1859, acompañó a Pedro Antonio de Alarcón como corresponsal de Las Novedades, el gran periódico de Ángel Fernández de los Ríos, a la Guerra de África, y estos méritos, junto a su condición de abogado, le valieron en 1861 ser nombrado Fiscal de Juzgado de Guerra. Entre los años de 1859 y 1866 contrajo matrimonio y se dedicó, con esporádicas colaboraciones literarias, a la Magistratura. En 1868 publicó su tantas veces anunciado Cuentos de la Villa, con prólogo de Manuel Cañete. En este libro recoge Viedma gran parte de sus poesías aparecidas en revistas y periódicos, muchas de ellas calificables de baladas, género que especialmente cultivó y que es el que define su auténtica condición de gran poeta. José María de Cossío, pese al precedente en el género que era Vicente Barrantes, consideró que "creó la verdadera balada española, que en él tuvo principio, culminación y acabamiento". El 30 de noviembre de 1868 es nombrado magistrado de la Audiencia de La Habana, toma posesión el 13 de febrero de 1869 y fallece el 2 de agosto víctima de vómito negro, esto es, fiebre amarilla.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 06:01

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

161. JUAN ANTONIO DE VIEDMA.

LA ROSA PRESUMIDA. (QUINTILLAS.)

Rosa, la insensible R9sa,
La admiración de la villa,
La que altiva ó desdeñosa,
En vez de humillarse, humilla
En cualquier lid amorosa;

La que su reja cerrada
Siempre tuvo á las querellas
De aquél por quien fué rondada;
La envidia de las doncellas,
Por la envidia respetada;

De su altivez la razón
Explica en su alarde vano,
Diciendo que en su opinión
Ningún galán cortesano
Merece su corazón.

Rosa, la flor codiciada,
La esquiva dama orgullosa,
Al verse del tiempo ajada,
En su reja, antes cerrada,
Es ya sin espinas rosa.

Pero en vano rondadores
La altiva beldad espera,
Como en sus tiempos mejores,
Que nadie busca las flores
Pasada la primavera.

y por eso, al ver su error,
Rosa, aunque tarde, descubre
Que en los jardines de amor
Si tiene un abril la flor,
Tiene también un octubre.

Cuentas de la villa: colecci6n de poesías por D. JUAN ANTONIO DE
VIEDMA: Madrid imprenta de la Biblioteca universal económica,
1868.-Pág. 45.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 14:09

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

162. MANUEL DEL PALACIO.

Wikipedia

Manuel del Palacio y Simó (Lérida, 24 de diciembre de 1831-Madrid, 5 de junio de 1906) fue un periodista y poeta satírico español.



Biografía

Monumento a Manuel del Palacio en el barrio de El Viso de Madrid
Nació en Lérida el 24 de diciembre de 1831,1​ hijo de un militar que también cultivó las letras y peleó contra los ingleses, contra los franceses en la Guerra de la Independencia y contra los carlistas navarros, pero que al final trabajó como tesorero de la Hacienda pública. Manuel del Palacio se decantaría por ser escritor, pero los diversos destinos de su padre condujeron su infancia a Soria y su juventud a Valladolid, donde se graduó de bachiller, para pasar luego a Galicia (Pontevedra y La Coruña) y en 1851 a Granada, donde perteneció a la tertulia de La Cuerda junto a Pedro Antonio de Alarcón, Moreno Nieto y otros; allí se despertó su vocación poética junto a una primera y desgraciada relación amorosa y el triste fallecimiento de su padre. También empezó su carrera periodística en ese mismo año de 1851 redactando el Fray Chirimiqui Andana, suprimido gubernativamente. Finalmente (1854) se afincó en Madrid, protegido por el rico y extravagante liberal maragato Santiago Alonso Cordero, personaje de algunas novelas de Benito Pérez Galdós. En Madrid vivió como empleado público, redactor de varios periódicos (empezando por El Látigo (1854-1855) y el democrático La Discusión (1856-1858), y siguiendo luego por El Regulador (1859), El Imparcial, Madrid Cómico, El Pueblo (1860) y Blanco y Negro, 1892...), fuera de otros muchos,2​ y arreglando zarzuelas entre 1859 y 1860, en la época de la intervención militar en África, mientras dirigía la revista semanal El Nene,3​ donde Bécquer dio a conocer algunas de sus primeras Rimas. Sus sátiras en verso de políticos se hicieron entonces muy populares, pero a costa a veces de sonados pleitos por injurias y difamación.4​5​

Su hábil versificación y su tono festivo lo volvieron empero muy célebre, de forma que fue considerado uno de los grandes poetas burlones y satíricos del siglo xix. Enamorado de la pintura, llegó a reunir una colección personal de lienzos nada desdeñable y, de hecho, su primer libro, Función de desagravios (1862), fue un balance en verso de la Exposición Nacional de Bellas Artes de ese año.6​ Fundó entonces (1864) una revista muy famosa en su ámbito, Gil Blas, junto a Eusebio Blasco, Roberto Robert y Luis Rivera, coautores también de algunos de sus primeros libros.7​ En 1865 anduvo envuelto en una de las conspiraciones liberales y antimonárquicas del general Juan Prim. A causa de sus procaces sonetos dirigidos contra la camarilla borbónica y la misma reina Isabel II, fue desterrado a Puerto Rico en 1867, en vísperas de la revolución de 1868. En Un liberal pasado por agua (1868) describió la experiencia de su detención:

Cuando fueron a sacarlo / del lecho en que reposaba / a eso del amanecer, / y sin decirle una frase, / como aquel que en el sainete / "apaga la luz y vase", / le pillaron entre siete / y dieron con su persona / en un coche de alquiler. / Pronto las brisas süaves / que vienen de las afueras / y el gorjeo de las aves / y la voz de las lecheras / que venden en las esquinas / líquidos al pormenor / le enteraron del destino / y dirección que llevaba, / y, al acabar su camino, / vio sin sorpresa que estaba / en frente del Saladero / y al lado de un inspector. / Abrió las puertas un mozo / tan esbelto como rudo / y en el mismo calabozo / que ilustrara Cabezudo / y otros muchos literatos / de su vuelo y su magín, / allí fue donde metido / me tuvieron largas horas, / dulcemente entretenido, / repasando las doloras / que llenaban las paredes / en castellano y latín. / Renuncio a pintar los goces / de aquellas horas felices / aturdido por las voces, / blindado por las narices / para evitar los efluvios / de la atmósfera local. / Dormime a muy poco rato / sobre la tarima dura, / y fue mi sueño tan grato / que aún evoco su dulzura / como el niño que recuerda / la paliza maternal. / Después y a los pocos días, / dio el tren en Cádiz conmigo. / ¡Àdiós, muertas alegrías! / ¡Adiós, seres que bendigo! / El fardo de mi existencia / va a pasar a otro almacén. / A América destinado / va por mi contraria suerte, / mas, si no llega averiado / (y no llegará, que es fuerte), / acaso, cuando allá vuelva, / lo paguen algunos bien. (Puerto Rico, 15 de junio de 1867).
En Puerto Rico estuvo durante unos meses, pero volvió clandestinamente para participar en el triunfo de la Gloriosa. Entró después en la carrera diplomática y desempeñó puestos en Florencia como primer secretario de la legación española en la Corte de Víctor Manuel II de Italia, cargo que duró hasta noviembre de 1869,8​ y, muchos años más tarde, en Montevideo (1883-1886). En Uruguay, publicó su poema en prosa «Blanca» y algunas de sus poesías aparecieron en el periódico La Ilustración Uruguaya en 1883.9​

En el amplio interludio entre ambas misiones diplomáticas empezó a desengañarse con la revolución y se casó con una joven dama, Asunción Fontán (1870), el año en que publicó uno de sus libros más leídos: Cien sonetos políticos, filosóficos, biográficos, amorosos, tristes y alegres, en el cual se destila ya bien claro el licor de la amargura. Publicó un poema de épica culta, La Creación (1872), y un Almanaque Cómico (1873), año este en que nació en Paniza su hijo también escritor, Eduardo Luis del Palacio.10​ Desde 1874 su poesía limitó sus géneros a odas y sonetos necrológicos o melancólicos, dejando atrás la quevedesca vena satírica y mordaz por la que era más conocido.11​

A fines de 1875, asentada la Restauración borbónica en España, Palacio fue nombrado pane lucrando inspector de Correos, y luego agente de recaudación para Madrid y procuró granjearse la protección del artífice de la componenda política del turnismo, Antonio Cánovas del Castillo. Ya no era el satírico duro y feroz de los tiempos de Isabel II: escribía poesía histórico-narrativa al estilo de las ya anacrónicas leyendas del romanticismo (Juan Bravo, el Comunero) y piezas de mera circunstancia. Durante su estancia en Uruguay (1883-1886) recopiló y publicó en 1884 dos tomos de poesías varias, y como fruto de su experiencia americana publicó Huelgas diplomáticas.12​


Texto de Manuel del Palacio sobre las fiestas de San Isidro con ilustraciones de Mecachis (Blanco y Negro, 12 de mayo de 1894)
Fue jefe de sección del Archivo y biblioteca del Ministerio de Estado y Presidente de la sección de Literatura del Ateneo de Madrid. Después al fin se hizo conservador. Cuando Clarín dijo que sólo había en España dos poetas y medio (Ramón de Campoamor, Gaspar Núñez de Arce y Palacio), se desahogó replicándole con el folleto Clarín entre dos platos, 1889, que Clarín contestó con A 0'50 poeta. Lo nombraron académico de la Lengua Española en 1892; leyó el discurso De cómo la poesía en nuestra patria se halla identificada con el idioma vulgar, en línea con la estética del antirromanticismo campoamoriano, y en 1894 se jubiló. Todavía alcanzó a colaborar en el semanario Gente Vieja.13​ Falleció en Madrid el 5 de junio de 1906.

Obra
Manuel del Palacio sobresale como uno de los principales poetas y prosistas satíricos de la segunda mitad del siglo xix, en especial en el terreno político. Con Luis Rivera fundó el periódico satírico Gil Blas (1864-1870). Escribió una serie de semblanzas caricaturescas de políticos y artistas, Cabezas y Calabazas (1863). Recogió sus artículos políticos en De Tetuán a Valencia, haciendo noche en Miraflores (1865). Publicó una colección de Cien sonetos políticos (1870). Escribió también leyendas al estilo romántico, ilustradas por las de José Zorrilla, en Veladas de otoño (1884). Otras obras suyas son Melodías íntimas (1884) y Chispas (1894), que incluye sátiras publicadas antes en El Imparcial.

Como dramaturgo destacan sus piezas Marta (zarzuela) 1861); El tío de Alcalá (juguete cómico de 1862); De Dios nos venga el remedio, zarzuela de 1866; Contra viento y marea, juguete lírico o Don Bucéfalo, zarzuela. Otras veces se limitó a adaptar piezas extranjeras a la escena española. Como poeta es original y es difícil adscribirlo a ninguna tendencia en particular, por más que en su renuncia a la retórica haya algo del lenguaje de Campoamor. Según José María de Cossío, Palacio es poeta con el que:

Nunca ha de haber seguridad de su constancia en el tono que inicia que, sin llegar a los extremos de sus sonetos filosóficos, ha de ingerir en los momentos más graves el sarcasmo o la burla y en los más festivos e ingeniosos la admonición moral o la reflexión patética.14​
Por su parte, Ramón María del Valle-Inclán lo describió de esta manera:

Manuel del Palacio fue revolucionario, humorista, bohemio... Tenía alma de pájaro y de niño; cruzó por la vida sin detenerse, como si fuese deprisa, tras una mariposa quimérica... Para cada situación angustiosa, Manuel del Palacio tenía una sátira a modo de una careta funambulesca que ocultase la desolación de la verdad.15​
A Leopoldo Alas "Clarín", quien reconocía su inspiración poética, le disgustaba sin embargo que se dilapidara escribiendo versos de circunstancias:

Palacio se prodiga de manera lamentable por lo excesiva; escribe, en cuanto se los piden, versos de circunstancias; tiene la manía del soneto, no huye del álbum, acude a las calamidades públicas, canta glorias de tropo, es patriotero a veces, y hasta escribe poesías que pueden figurar en una hoja de servicios a tal causa o partido político…16​

Blanca, publicado en 1885.
Obras
Obras, Madrid, Rivadeneyra, 1884, 2 vols.
Poesías escogidas, pról. de Jacinto Octavio Picón, Madrid, Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1916
Verso
Cabezas y calabazas (en colaboración) retratos al vuelo de las notabilidades en política, en armas, en literatura, en artes, en toreo y en los demás ramos del saber y de la brutalidad humana: seguidos de varios cuadros de costumbres más o menos políticas, y pintados al fresco. (1863).
Cien sonetos políticos, filosóficos, biográficos, amorosos, tristes y alegres, Madrid, Fortanet, 1870.
La Creación, poema épico, París, Imprenta Española, 1872.
Almanaque cómico, Madrid, Alfonso Durán, 1873
Veladas de otoño. Leyendas y poemas, Madrid, Rivadeneyra, 1884.
Melodías íntimas, Madrid, Rivadeneyra, 1884.
Chispas (1894).
Letra Menuda, Madrid, Oficinas de la Ilustración Española y Americana, 1877 (versos y prosa)
El niño de nieve (cuento árabe), Madrid: Fernando Fe, 1889.
Teatro
Marta (en colaboración/arreglo-zarzuela en tres actos) 1861)
El tío de Alcalá (juguete cómico de 1862)
De Dios nos venga el remedio, zarzuela, 1866
Contra viento y marea, juguete lírico
Don Bucéfalo, (arreglo-zarzuela en tres actos).
La vuelta de Columela, (arreglo del italiano-zarzuela en tres actos)
Stradella (en colaboración/arreglo del italiano-zarzuela en tres actos)
La Reina Topacio en colaboración/arreglo-zarzuela en tres actos)
El Zapatero y la Maga (arreglo de Crispino e la Comare/en colaboración/arreglo-zarzuela en tres actos)
La Romería de Ploermel (arreglo de Dinorah-zarzuela en tres actos)
Por una Bellota (juguete en un acto)
El Motín de las Estrellas (juguete en un acto)
Antes del Baile, en el Baile y después del Baile (juguete en un acto)
Tanto Corre como Vuela (juguete en un acto)
Can (parodia de Kin-juguete en un acto)
Artículos
De Tetuán a Valencia, haciendo noche en Miraflores. Viaje cómico al interior de la política, Madrid: Fortanet, 1865.
Varios
Doce reales de prosa y algunos versos gratis: colección de cuentos, novelas, artículos varios y poesías, Madrid, Librería de San Martín, 1864.
Museo cómico, ó, Tesoro de los chistes: colección, almacén, depósito, ó lo que ustedes quieran, de cuentos, fábulas, chistes, anécdotas, chascarrillos... cuanto se pueda inventar para hacer reír...
Museo cómico, o, Tesoro de los chistes, 2: colección, almacén, depósito, o lo que ustedes quieran de cuentos, fábulas, chistes, anécdotas, chascarrillos, dichos agudos y obtusos, epígramas, sentencias, flores y espinas...
Un liberal pasado por agua. Recuerdos de un viaje a Puerto Rico. Madrid, Miguel Guijarro, 1868
Fruta verde. Misceláneas en verso y prosa, 1881.
Huelgas Diplomáticas, 1887.
El amor, las mujeres y el matrimonio Madrid, Librería A. Durán, 1864 (en colaboración)
Función de desagravios que hace en obsequio de las Bellas Artes un acólito del Templo de las Letras... Madrid: Centro General de Administración, 1862 (folleto)
La situación, los partidos y otras menudencias (folleto)
Clarín entre dos platos, Madrid, Fernando Fe, 1889, libreto de poemas, prosa y epístolas.17​
De cómo la poesía en nuestra patria se halla identificada con el idioma vulgar. Discursos leídos ante la Real Academia Española [...] contestación de Vicente Barrantes, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1894.
En serio y en broma, 1904.
Mi vida en prosa. Crónicas íntimas, Madrid, Victoriano Suárez, 1932.
Veladas de invierno: poemas, leyendas y fábulas, recop. de E. del Palacio, Madrid, Francisco Beltrán, 1931.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 14:14

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

162. MANUEL DEL PALACIO.

LA FLOR DE MI ESPERANZA. (SILVA.)

Yo ví en una mañana
Serena y deliciosa
Brillar en la pradera fresca rosa
Espléndida y galana.
Sus hojas de colores
Al albo sol hería:
Era la reina de las otras flores;
Era la flor de la esperanza mia.

Las amorosas brisas la mecieron,
Llenando de perfume su capullo;
Vida y color la dieron:
Yo lozana la ví del prado orgullo.
Mis ayes de quebranto
Sólo ella cariñosa comprendía:
¡Cuántas veces mi llanto
Regó la flor de la esperanza mía!

Yo la conté mis sueños,
La historia le expliqué de mis amores;
Ella feliz rió de mis ensueños,
y lloró desgraciada mis dolores.
Yo la adoré de niño;
Sobre mi corazón la puse un día;
Imán de mi cariño
Llamé á la flor de la esperanza mía.

Ella creció en mi seno
Gallarda, seductora,
y yo de gozo y de ventura lleno
La alimenté en mi seno hora tras hora.
Mas huyó la ventura,
y ella también huyó con mi alegría:
El viento del dolor y la amargura
Secó la flor de la esperanza mía.

Purísimos raudales,
Que la vísteis erguida á vuestro lado
Reflejar en los límpidos cristales
Su color nacarado:
¡Si viendo sus despojos
Recordáis su belleza y lozanía,
Llorad, cual lloran mis dolientes ojos
La pobre flor de la esperanza mía!

Madrid, 1848.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 14:31

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

162. MANUEL DEL PALACIO

LAS DOS ROSAS.(IMITACIÓN DEL PORTUGUÉS A. DE SERPA.)

ESTROFAS INÉDITAS.

Con una rosa del Mediodía
A quien la grana sus tintas di6,
La blanca rosa que el Norte cría
En guerra abierta se declar6.

- Ya sé que envidias, le dijo aquélla,
La gentileza que á Dios debí;
Ya sé que alegre, dichosa y bella,
Para enojarte motivo dí.

-Mientes, del Norte gritó la rosa:
Yo tengo á gala mi palidez,
Y si no brillo por vanidosa
Es porque adoro la sencillez.

Reina del prado me aclama el hombre
Y en mí su gloria suele cifrar.
- Yo sin corona y hasta sin nombre
Sobre las almas logro reinar.

-¡Yo del que vence festono el manto!
-¡Yo del vencido templo el dolor!
-¡Yo en mis colores brindo el encanto!
-¡Yo entre mis hojas guardo el pudor!

Madrid I2 de diciembre de 1889


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 14:44

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

163. VICENTE DE RIVA PALACIO (Fte.- BIOGRAFÍA Y VIDA)

(Vicente Florencio Carlos Riva Palacio Guerrero; Ciudad de México, 1832 - Madrid, España, 1896) Escritor, político y militar mexicano. Considerado por su obra narrativa uno de los principales cultivadores de la novela histórica y folletinesca en el ámbito hispanoamericano, fue una de las personalidades más ricas y de vida pública más activa en el convulso México del siglo XIX.

Su padre, el liberal Mariano Riva Palacio, presidió la Suprema Corte de Justicia de la Nación y fue el abogado a quien eligió el emperador Maximiliano I de México para que llevara su defensa en el juicio ante el tribunal militar que, tras la caída del Segundo Imperio y su captura en Santiago de Querétaro, condenó a muerte al que fuera emperador del país. Su madre, Guadalupe Dolores Guerrero, era hija del general y ex presidente de México Vicente Guerrero. El joven Vicente Riva Palacio creció, pues, en el seno de una relevante familia liberal; cursó estudios de bachiller en el Colegio de San Gregorio, y obtuvo el título de abogado en 1854.


Vicente Riva Palacio

Al poco de graduarse, y después de la victoria del liberal Plan de Ayutla (1854), fue nombrado regidor (1855) y secretario (1856) del Ayuntamiento de Ciudad de México. Resultó asimismo elegido en dos ocasiones diputado, en 1856-1857 (en el Congreso Constituyente que promulgó la Constitución de 1857) y en 1861. De su liberalismo da fe que fuera prendido en dos ocasiones a resultas del pronunciamiento del conservador Plan de Tacubaya, durante las presidencias interinas de Félix Zuloaga (1858-1859) y Miguel Miramón (1859-1860). En 1861, el presidente Benito Juárez le ofreció la cartera ministerial de Hacienda, que sin embargo rehusó. Ya entonces, en vísperas de la denominada Segunda Intervención Francesa, había comenzado su trayectoria literaria y periodística (en las publicaciones liberales La Orquesta y La Chinaca, por ejemplo), y al parecer también había hecho sus pinitos en actos de guerra: con sólo quince años de edad se había enrolado en alguna de las guerrillas que habían hecho frente al invasor del norte durante la Guerra Mexicano-estadounidense (1846-1848).

Lo cierto es que la intervención militar francesa en México (1862-1867) y la instauración del Segundo Imperio Mexicano en la persona de Maximiliano I (1864-1867) iba a constituir un lustro de frenética actividad política y militar para Vicente Riva Palacio. Nada más producirse aquélla, se encargó de reunir un comando o guerrilla, por cuenta propia, que engrosaría las filas patriotas del general Ignacio Zaragoza, participando en escaramuzas bélicas como la batalla de Barranca Seca y la caída de Puebla. En 1863 se encontraba en San Luis Potosí junto a Benito Juárez y su ejército, y entonces fue nombrado gobernador del Estado de México. Con nuevos contingentes de milicias, participó en la toma de las poblaciones de Tulillo y Zitácuaro, plaza esta última que consiguió conservar frente al asedio del ejército imperial.

En 1865 pasó a ser gobernador del Estado de Michoacán de Ocampo, y tras la muerte del general José María Artega le sucedió al mando del Ejército Republicano del Centro, con el grado de general en jefe. Una vez finalizadas las campañas bélicas en dicho estado, cedió el mando de sus tropas al general Nicolás Régules, pues tenía la intención de organizar una nueva brigada, con la que tomaría la ciudad de Toluca y participaría en el ulterior sitio de Santiago de Querétaro (1867), que significó el apresamiento de Maximiliano I y la caída de su imperio. Durante aquel asedio se hicieron famosos entre la milicia republicana los versos del himno de corte burlesco Adiós, mamá Carlota (dedicado a la emperatriz Carlota de México) que él mismo compuso.

Con el nuevo advenimiento de la República, Riva Palacio renunció a su grado y carrera militares, así como a su cargo como gobernador del Estado de Michoacán de Ocampo, para reincorporarse a la vida política y cultural de entonces. Así, ejerció como magistrado de la Suprema Corte de Justicia (1868, 1870) y fue derrotado por José María Iglesias en sus aspiraciones a la Vicepresidencia de la Nación. Con la instauración del gobierno conservador de Sebastián Lerdo de Tejada recobró su fragor publicista de antaño: editó el periódico satírico El ahuizote, y también El Constitucional y El Radical (de menor peso), desde cuyas tribunas acosó y criticó con dureza al gobierno.

Con el triunfo del Plan de Tuxtepec, revolución que apoyó, y la llegada al poder de Porfirio Díaz, fue nombrado ministro de Fomento, cargo que renovó en la presidencia de Juan Nepomuceno Méndez (1876-1877). Durante el desempeño de esta cartera ministerial, la vitalidad de Vicente Riva quedó de manifiesto: concluyó las obras del Paseo de la Reforma en la capital del país, donde también fundó el Observatorio Astronómico Nacional, y aún le dio tiempo para proteger el yacimiento arqueológico de Palenque (importante enclave de la cultura maya) y para traer el teléfono a la capital.

Un nuevo giro a su vida sucedió en 1883. La llegada de un nuevo gobierno conservador, el de Manuel González, le empujó a renovar sus críticas y oposición, hasta el punto de que fue detenido y encarcelado durante un breve periodo en la cárcel militar de Santiago Tlatelolco. Fue precisamente allí donde, al parecer, concluyó buena parte del segundo tomo de su obra histórica México a través de los siglos (pues no había dejado abandonada, ni mucho menos, su creación literaria y ensayística).

Por otra parte, la publicación dos años después de Los Ceros: galería de contemporáneos (1882), una serie de polémicas biografías sobre personajes públicos mexicanos coetáneos, escritas con singular tono satírico y burlesco, le supuso una caída de su popularidad y el favor de los poderes políticos. Así, Porfirio Díaz, de nuevo presidente, decidió otorgarle el cargo más bien honorífico de ministro de México en España y Portugal (1885), un destino diplomático que fue el último que desempeñó. En la capital de España todavía se recuerda su presencia en las tertulias políticas y literarias de la época; allí moriría un 22 de noviembre de 1896. Sus restos mortales fueron repatriados en 1936 y depositados de manera definitiva en la Rotonda de las Personas Ilustres de la capital de México.

Su obra literaria

La personalidad polifacética de Vicente Riva Palacio no podía menos que quedar reflejada en su obra literaria. Así, practicó la novela y la poesía, el cuento corto y la dramaturgia, los folletines satíricos publicados en prensa y los ensayos historiográficos. Fue, quizá, la faceta de narrador la que le dio una mayor popularidad. El conjunto de su narrativa (ocho novelas y dos compilaciones de cuentos breves), por lo demás, también posee un tono muy variado. Se pueden encontrar, por ejemplo, novelas históricas ambientadas en la época colonial, en las que se cruzan los avatares históricos con las aventuras y los melodramas románticos: Martín Garatuza (1868) y su continuación, Los piratas del Golfo (1869), por ejemplo, son relatos clásicos sobre bucaneros y piratas.



Del acceso que tuvo a la documentación histórica y a los procesos del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición nació Monja, casada, virgen y mártir (1868). La primera de sus novelas, Calvario y Tabor (1868), es la única de temática militar, y constituye una recreación de sus propias experiencias durante la Segunda Intervención Francesa; en la última, Memorias de un impostor, don Guillén Lampart, rey de México (1872), se establece una clara analogía con el periodo histórico del Segundo Imperio, y aparece con mayor claridad la influencia de Alejandro Dumas. Aunque en muchos de estos libros se advierte un trasfondo político, el principal objetivo del autor era divertir a los lectores con lances y aventuras extraordinarias, dramáticas e incluso espeluznantes. En este sentido, su obra se emparenta con la de los folletinistas franceses, como Eugène Sué y Ponson du Terrail.

En cuanto a la poesía, aunque le ocupó menos tiempo, dio vida (junto con Juan de Dios Peza) a una creación singular: la poetisa romántica imaginaria Rosa Espino, seudónimo con el que publicó el poemario Flores del alma (1875). Recopilaciones de sus invenciones líricas fueron Páginas en verso (1885) y Mis versos (1893), así como una nueva colaboración con Juan de Dios Peza: las leyendas en verso Tradiciones y leyendas mexicanas (1917). Escribió dos volúmenes de relatos muy breves: Cuentos de un loco (1874), que vieron la luz en forma de folletín en su periódico La Orquesta (en cuyas páginas aparecieron también parte de sus artículos periodísticos y poesías), y Cuentos del general (publicado póstumamente en Madrid, 1896).

Cultivó la dramaturgia también a cuatro manos, en este caso con Juan A. Mateos, con quien dio a la imprenta una colección de breves sátiras y zarzuelas teatrales con el trasfondo de la política mexicana: Las liras hermanas (1871). Entre 1861 y 1862 salieron publicados una serie de dramas teatrales de parecido corte y temática. El Vicente Riva ensayista e historiador destaca por la obra enciclopédica México a través de los siglos, que dirigió junto al editor Santiago Ballescá, y de cuyo segundo tomo (titulado El virreinato: Historia de la dominación española en México desde 1521 a 1808) se encargó en su totalidad. Además, en 1870 se editó El libro rojo, un exhaustivo recorrido por la historia de la violencia en México, en el que Riva Palacio trabajó junto con Rafael Martínez de la Torre, Manuel Payno y Juan A. Mateos. Al final de su vida fue nombrado miembro correspondiente de la Real Academia Española.

Cómo citar este artículo:
Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «Biografia de Vicente Riva Palacio». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004. Disponible en https://www.biografiasyvidas.com/biografia/r/riva_palacio.htm [fecha de acceso: 13 de junio de 2022].


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 13 Jun 2022, 14:46

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

163. VICENTE DE RIVA PALACIO

LA ROSA Y LA ESPINA. (QUINTILLAS.)

¿Por qué con dardo punzante,
Dijo á la espina la rosa,
Te opones siempre arrogante
A que me toque anhelante
Una mano cariñosa?

Miro la blanca azucena
Que con su dulce perfume
Allá en la pradera amena
Con su beldad enajena
y el tedio no la consume.

Y yo, triste, abandonada,
Nadie se acerca á mirarme,
Que siempre espina acerada
Amenaza despiadada
Al que se atreve á tocarme.

Y así, sola, sin consuelo,
Moriré, pidiendo en vano,
Presa de terrible anhelo,
Que llegue á librarme el cielo
De mi destino tirano.

Calló la sensible rosa,
Callando siguió la espina,
y pintada mariposa
Vino alegre y vagarosa
Con el aura matutina.

Entonces gracioso niño
Llega á la rosa, la mira,
y con infantil cariño
Tiende su mano de armiño,
Pero al punto la retira.

Hiere la espina su mano,
Burla la espina su intento,
Y, viendo su empeño vano,
Toma la azucena ufano
Y rota la entrega al viento.

¡Ay de la tierna doncella
A quien punzantes abrojos
No circundan; que si es bella
Verá eclipsarse su estrella
Con el llanto de sus ojos!

(De la colección de D. Marcelino Menéndez y Pelayo.)


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 14:21

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

164. FRANCISCO GONZÁLEZ CAMPO

D. FRANCISCO GONZÁLEZ CAMPO nació en Guatemala el 26 de
abril de 1832. Dedicado desde muy joven á la carrera de las
letras, cultivó su talento en el estudio de la literatura, á pesar
de tener que sostener con el producto de su trabajo el peso de
una numerosa familia. Cursó algún tiempo la Medicina; pero
al cabo dejó el bisturi por el laúd, y participando de las ideas
patrióticas de su tiempo y abrazando aquéllas que se inspiran
en un sentimiento más puro y nacional , hizo vibrar su lira en
las estrofas de su canto A Centro América, que constituye el
himno entusiasta de su patria. Su elegía A la memoria de Manuel
Diéguez, como él poeta y patriota, y sus sentidos ritmos
A la exhumación de los restos mortales de Flórez, son sus más
celebradas composiciones de este género . El Estado premió su
talento empleándole en la Escribanía de Cámara y Hacienda,
que aún tiene á su cargo. Pero los trabajos burocráticos nunca
entorpecieron sus aficiones predilectas, y con Rafael Goyena
Peralta y con Ramón Uriarte formó la Galería poética centroamericana
de la cual van hechas dos copiosas ediciones. Sus
versos son todos inspirados y correctos. La mayor parte se
han publicado en periódicos y almanaques guatemaltecos, y
así se hallan perdidos en el olvido. Urge que las obras de González
Campo se coleccionen, pues por su mérito ocuparán
siempre un lugar de predilección entre la poesía americana del
primer siglo de la independencia.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 14:36

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

164. FRANCISCO GONZÁLEZ CAMPO

LA ROSA DEL CAMPO. (SONETO.)

¿Por qué naciste, nacarada rosa,
Do no te cercan nardos ni claveles?
¿No era mejor que en plácidos verjeles
Tu fragancia exhalaras deliciosa?

¿O que ostentaras tu beldad vistosa
Del pensil en los mágicos doseles,
Donde mil flores te aclamaran fieles
Como reina por cándida y hermosa?

Mas poco importa que entre abrojos mores,
Si aquí también del llanto matutino
Disfrutas los benéficos favores;

y estando aquí y en el edén divino,
Marchita te has de ver y sin olores,
jPorque nada respeta el cruel destino!

(De la colección de D. Marcelino Menéndez y Pelayo.)


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 22:57

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

165. CARLOS NAVARRO Y RODRIGO

FTE. REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. AUTORA: A PIE DE PÁGINA

Navarro y Rodrigo, Carlos. Alicante, 24.IX.1833 – Madrid, 20.XII.1903. Periodista y ministro.

Este alicantino se meció en una humilde cuna. Su padre era artesano. Sin embargo, a pesar de lo adverso del destino y la fortuna, se situó en los más altos cargos de la Administración y del Ejecutivo. En las fuentes consultadas aparece como funcionario y periodista. Colaboró en La Unión Liberal, rotativo de Alicante. Fue redactor de La Época, La Política, El Debate y El Correo. Era un hombre incansable para el trabajo, dedicaba al estudio todas las horas que el periodismo le dejaba y a cultivar ciertas relaciones que algún día pudieron servirle mucho y que, de todos modos, le honraron sobremanera.

A lo largo de su vida política militó en el partido creado por O’Donnell, la Unión Liberal, y en el Constitucional y el Fusionista liderados por Sagasta. Desde 1858 Sagasta comenzó a actuar como jefe del Partido Progresista. Poco a poco, la elocuencia de sus discursos y su postura de crítica hacia el régimen establecido le granjeó la admiración y amistad de muchos políticos de la época. Entre esos adeptos se encontraba Navarro y Rodrigo. Éste fue diputado por primera vez en 1861, pero abandonó su escaño al ser nombrado gobernador civil de las islas Baleares. Por aquellos años, ante la marginación de los progresistas del Gobierno por parte de Isabel II, Sagasta promovió la estrategia del retraimiento electoral y la preparación de una revolución para acceder al poder. Aunque Navarro Rodrigo no participó activamente en las dos intentonas fracasadas en 1866 —la del general Prim y la del cuartel de San Gil—, sí firmó la protesta que muchos diputados y senadores elevaron a la Reina contra la conducta del Ejecutivo. Al descubrirse la trama, fue desterrado a Oviedo.

Habrá que esperar hasta 1868 para verlo de nuevo en la escena política. El 18 de septiembre de 1868 estalló en Cádiz la Septembrina y Carlos Navarro se integró en la Junta Revolucionaria de Madrid. Ocupó escaño en las Cortes Constituyentes de 1869. Poco después abandonó Madrid y, al comienzo de la década de 1870, se encontraba como interventor de Fomento en Granada. Esta actividad la desarrollaría en la capital condal y en Madrid. El 21 de diciembre de 1871 Sagasta alcanza la presidencia del Gobierno por primera vez y ganó las elecciones en abril del año siguiente. En estos comicios Navarro Rodrigo ocupó escaño por Purchena (Almería). El rey Amadeo I abdicó en febrero de 1873, y el 11 del mismo mes se proclamó la Primera República; durante su desarrollo y hasta el golpe del general Pavía se mantuvo Navarro Rodrigo alejado de la vida política.

Con la llegada de la Restauración borbónica en la figura de Alfonso XII en diciembre de 1874, se estableció un pacto de gobernabilidad entre Sagasta y Cánovas por el que se acordó la futura actuación de los dos partidos. Carlos Navarro asumió, con gran éxito, la cartera de Fomento en el Gobierno de Sagasta, del 3 de septiembre al 31 de diciembre de 1874. Mientras estuvo al frente de ese Ministerio redactó un proyecto de instrucción pública. En los comicios generales de 1876 salió electo por el distrito de Purchena (Almería) y, en los de 1879, fue elegido por la circunscripción de la capital almeriense. En la legislatura de 1879-1880 fue nombrado presidente de la cuarta sección del Congreso de los Diputados. Durante la década de 1880 capitaneó en el Congreso un grupo llamado “los tercios navarros”. En los comicios generales de 1881 salió electo, como representante del Partido Fusionista, por el distrito almeriense de Sorbas. En la legislatura de 1884-1885 fue senador por la provincia de Tarragona. Dos años más tarde volvía al Congreso de los Diputados representando a la capital almeriense, escaño que abandonó al ser nombrado presidente del Tribunal de Cuentas del Reino. Cesó en su cargo al ser llamado por Sagasta para hacerse cargo del Ministerio de Fomento, que lo ocuparía del 9 de octubre de 1886 al 12 de junio de 1888. Durante este intervalo fue varias veces ministro interino de Hacienda, del 22 de agosto de 1887 al 14 de junio de 1888. En la legislatura de 1889-1890 estuvo en la Cámara Alta representando a la provincia de Almería y fue elegido presidente de la Junta de clases pasivas del magisterio, dependiente del Ministerio de Fomento. Por aquellos años fue también subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros. En la legislatura de 1891-1893 fue senador por derecho propio.

En los últimos años de su vida, una grave enfermedad lo mantuvo alejado de los cargos públicos. Falleció en Madrid en 1903, ya septuagenario, el mismo año en que murió Práxedes Mateo Sagasta.



Obras de ~: O’Donnell y su tiempo, Madrid, Imprenta de la Biblioteca Universal Económica, 1869; Las Antillas, Madrid, Imprenta M. Rivadeneyra, 1872; Casimiro Perier, Madrid, Gregorio Estrada, 1882; El Cardenal Cisneros, Madrid, Sarpe, 1986.



Fuentes y bibl.: Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 42 n.º 3, 53 n.º 8, 60 n.º 7, 66 n.º 9, 77 n.º 4, 81 n.º 4, 89 n.º 4, 90 n.º 11, 99 n.º 4; Archivo del Senado, Exps. personales, HIS-0313-01.

A. Linares Rivas, La primera Cámara de la Restauración: retratos y Semblanzas, Madrid, J. C. Conde y Cía., 1878; M. Sánchez Ortiz, Las primeras Cámaras de la Regencia. Datos electorales, estadísticos y biográficos, Madrid, Imprenta de Enrique Rubiños, 1886; VV. AA., A la memoria del Excmo. Sr. D. Carlos Navarro Rodrigo: Patriotismo, Almería, Imprenta La Industria, 1904; Marqués de Lema, De la Revolución a la Restauración, Madrid, Voluntad, 1927; M. Fernández Almagro, Historia Política de la España Contemporánea, Madrid, Pegaso, 1956; M. Fernández Almagro, Cánovas. Su vida, Su política, Madrid, Tebas, 1972; J. A. Lacomba, La I República. El trasfondo de una revolución fallida, Madrid, Guadiana de Publicaciones, 1973; L. Díez del Corral, El liberalismo doctrinario, Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1973; M. Espadas Burgos, Alfonso XII y los orígenes de la Restauración, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1975; J. Varela Ortega, Los amigos políticos. Partidos, elecciones y caciquismo en la Restauración, 1875-1900, Madrid, Alianza, 1977; G. Bleiberg, Diccionario de Historia de España, Madrid, Alianza, 1979; F. Aldeguer Jover y A. Martínez-Mena, Carlos Navarro Rodrigo, una vida dedicada al periodismo y la política, Alicante, Rema, 1984; M. Tuñón de Lara (dir.), La España de la Restauración. Política, economía, legislación y cultura. I Coloquio de Segovia sobre Historia Contemporánea de España, Madrid, Siglo XXI de España, 1985; VV. AA., Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, t. I, Madrid, Espasa Calpe, 1988; M. Martínez Cuadrado, Restauración y crisis de la Monarquía, 1875-1931, Madrid, Alianza, 1991; A. Rull Sabater, Diccionario sucinto de ministros de Hacienda (s. XIX-XX), Madrid, Instituto de Estudios Fiscales, 1991; J. M. Cuenca Toribio, Parlamentarismo y antiparlamentarismo en España, Madrid, Publicaciones del Congreso de los Diputados, 1995; C. Seco Serrano, Cánovas y la Restauración, Madrid, Argentaria, Comisión Nacional Conmemorativa del Centenario de la Muerte de Cánovas, 1997; C. Dardé, La Restauración, 1875-1902. Alfonso XIII y la regencia de María Cristina, Madrid, Temas de Hoy, 1997; J. M. Cuenca Toribio y S. Miranda García, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Actas, 1998; C. Seco Serrano, Historia del conservadurismo español, Madrid, Temas de Hoy, 2000; F. Navarro (dir.), La Enciclopedia, vol. II, Madrid, Salvat, 2003.



María José Ramos Rovi



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 23:06

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

165. CARLOS NAVARRO Y RODRIGO

A UNA ROSA. (ESTROFAS.)

Salve, del prado la gentil sultana;
Salve, la flor más bella y primorosa,
La que primera brilla en la mañana
Purpúrea rosa;

Tú, flor, que naces cuando el día viene;
Tú, cuyas hojas dibujó la aurora;
Tú, cuyo broche del rocío tiene
Perlas que llora;

Pomposa creces en el tallo erguida
Haciendo alarde de lujosas galas,
y al aura pura que te dió la vida
Tu esencia exhalas.

Flor la más linda en el extenso prado,
Tu rico esmalte con orgullo ostentas,
y aunque de tantas el pensil sembrado
Rival no cuentas.

Mas ¿qué te vale tu hermosura vana
Que envidia acaso en el pensil excita,
Si habrás de ser, á tu pesar, mañana
Rosa marchita?

¡Ay! dudo, oh rosa, si cantar podría
Más que tus galas tu infelice suerte,
Pues de tus glorias en el mismo día
Hallas la muerte.

El sol radiante que te vió en Oriente,
Que tu bellezas alumbró en su paso,
Marchita ya, sin tu color luciente,
Te ve en su ocaso.

Con él naciste, rosa soberana;
Con él tú mueres en la tarde umbría:
¿Qué de tus pompas hallará mañana
El nuevo día?

Ensayos poéticos de CARLOS NAVARRO: Alicante, por D. José
Marcíli,I85I.-Pág·7.
-


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 23:17

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

166. RAFAEL MACHADO Y JÁUREGUI. Wikipedia:

Rafael Machado y Jáuregui (Ciudad de Guatemala, 20 de abril de 1833 - San José, Costa Rica, 13 de julio de 1906) fue un abogado guatemalteco, Secretario de Relaciones Exteriores y carteras anexas de Costa Rica de 1876 a 1877.


Familia y estudios
Fue hijo de Santiago Machado y Rafaela Jáuregui y Cobar. Cursó estudios de Filosofía y Derecho en la Universidad de San Carlos de Guatemala, donde se graduó de abogado en 1855, tras efectuar su práctica con el distinguido jurisconsulto Ignacio Gómez.

Casó en primeras nupcias en la ciudad de Guatemala con Claudia Lara y Palomo, guatemalteca, hija de Pedro de Lara y Pavón y Luz Palomo y Valdés, de quien enviudó. Casó en segundas nupcias en la ciudad de Guatemala con Mercedes Lara y Palomo (1845-1931), hermana de su primera esposa. Hijos del segundo matrimonio fueron Luz, casada con José Miguel González y Soto; Rafael Luis (1875-1967), casado en primeras nupcias con Ester Pinto Fernández y en segundas con Alicia Alfaro Artavia; María Claudia Josefa (1878), casada con Alejandro Aguilar Mora, y José (1880).

Era aficionado a la cacería y a efectuar largos recurridos por las montañas y selvas de Costa Rica.

Cargos públicos
Desde su juventud desempeñó diversos cargos públicos en Guatemala, durante el prolongado gobierno del capitán general Rafael Carrera y Turcios, tales como los de secretario del Consulado de Comercio, juez mercantil, oficial mayor del Ministerio de lo Interior, conjuez de la Corte Suprema de Justicia y miembro en dos oportunidades de la Cámara de Representantes. Se distinguió como orador de fácil y autorizada palabra.

Adversario del régimen dictatorial de Justo Rufino Barrios, marchó en 1872 al exilio en Costa Rica, donde fue profesor en la Universidad de Santo Tomás y en el Instituto Nacional. Impartió los cursos de Derecho Romano, Derecho Penal y Literatura española.

Fue ministro plenipotenciario de Costa Rica ante la Santa Sede de 1875 a 1876. El 7 de agosto de 1876 el presidente Vicente Herrera Zeledón lo nombró secretario de Relaciones Exteriores, Instrucción Pública, Justicia, Beneficencia y Culto. El 11 de setiembre de 1877, el primer designado en ejercicio de la Presidencia Tomás Guardia Gutiérrez lo nombró secretario de Gobernación, Policía, Agricultura e Industria, aunque se mantuvo interinamente a cargo de la Cancillería hasta el 9 de octubre de 1877. Desempeñó la Secretaría de Gobernación y carteras anexas hasta el 17 de julio de 1880. Del 27 de octubre al 1° de diciembre de 1879 estuvo nuevamente a cargo de la Cancillería en forma interina.

Posteriormente fue director de la Imprenta Nacional (1886), fiscal de Corte y subsecretario de Relaciones Exteriores y carteras anexas del 18 de marzo de 1887 al 4 de agosto de 1888. Del 8 de julio al 12 de agosto de 1887 estuvo encargado interinamente de la Secretaría.

Actividad periodística y literaria
Fue redactor del Boletín de Noticias y directivo del diario El Heraldo de Costa Rica. Publicó las obras líricas Amor, esperanza y fe (1875) y Poesías (1887) y empezó a escribir una biografía del presidente Vicente Herrera, que no concluyó. Varias de sus composiciones poéticas aparecieron en la antología Galería poética centroamericana de Ramón Uriarte (Guatemala, 1873) y Lira costarricense (San José, 1891) de Máximo Fernández.

Otras actividades
Fue miembro de la Junta de Caridad de San José y presidente del Colegio de Abogados de Costa Rica.



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 23:18

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

166. RAFAEL MACHADO Y JÁUREGUI.

ROSAS BLANCAS. (ROMANCE.)

Allá en mi niñez perdida
Tempranamente adoraba
A una niña, que hizo estériles
Las primicias de mi alma.

Si entonces me hubieran dicho
«Es mentira tu esperanza,'
Habría entrevisto el mundo
Como desierto sin palmas.

Aquel amor pasó pronto,
Con más brevedad que el alba;
Sólo me dejó un recuerdo:
¡Un ramo de rosas blancas!

Las conservé muchos años
y con afán las besaba:
Las hice el primer romance,
y al fin se volvieron ¡nada!

Luego una pálida joven
De cabellera castaña
Me hizo sentir hondamente
El poder de su mirada.

Tenía el conjunto armónico
Que ningún pincel retrata,
y algo de las azucenas
Al abrirse en la alborada.

Mas nunca pude explicarle
Mis mal comprimidas ansias,
Porque, estando en su presencia,
Perdía trémulo el habla.

y mi alma permanecía
Sólo de ese amor esclava,
Cuando vÍ pasar un féretro
Ornado de rosas blancas.

CONT.



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 14 Jun 2022, 23:27

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

166. RAFAEL MACHADO Y JÁUREGUI.

ROSAS BLANCAS. (ROMANCE.) CONT.

¡Ay! vibraron doloridas
Todas las cuerdas del arpa,
y á los vientos entregaron
Armonías elegiacas.

Siempre las primeras flores
Del corazón nacen vanas;
Son las gotas de roela
Al despuntar la mañana,

Nubes diáfanas que ondean
En el cielo azul en calma
y un leve soplo del viento
Deshace sus tenues gasas;

Iris de bellos colores
y de evanescentes franjas,
Que al aparecer anuncia
Las tempestades del alma.

Han corrido muchos años,
y aun hoy por mi frente pasa
Una sombra de tristeza
Cuando veo rosas blancas.

Aparto de ellas los ojos,
Mas no la memoria ingrata,
Ora estén en los jardines
Abriendo las hojas albas,

Ora las vea en las fiestas
Religiosas ó profanas,
Lucir en ramos esbeltos
En festones ó en guirnaldas.

Pasan ¡ay! las ilusiones
Como del río las aguas,
Se deshacen como espuma
De los mares en borrasca.

De la nave que zozobra
Flotando queda una tabla,
En movimiento continuo
Sobre las ondas amargas:

¡Así entre sombras mortuorias
De mi alma en el fondo vagan
Melancólicos y tristes
Recuerdos de Rosas blancas!

Poesías de RAFAEL MACHADO: San José de Costa Rica, imprenta
de Canalías, 1887.-Pág. 21 .


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 17 Jun 2022, 07:17

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

167. DON LUIS VIDART

FTE. REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA (Autor: a pie de página)


Vidart y Schuch, Luis. Madrid, 27.VIII.1833 – 9.IX.1897. Militar y escritor.

Luis Vidart es el prototipo de intelectual militar que combina perfectamente los estudios militares y civiles.

Es el miembro más activo del movimiento intelectual militar nacido en el último tercio del siglo XIX.

Ingresó a los catorce años en el Colegio de Artillería, consiguiendo, a los veinte años, el empleo de teniente.

En este período académico, Vidart, junto con varios camaradas como López Carrafa, Serafín Olave o José Navarrete, consiguieron crear un pequeño movimiento literario con su órgano de expresión, un periódico al que pusieron por título El fotogénico, en el que colaboraban todos con entusiasmo.

Su personalidad se va forjando en los conflictos que se producen en la mitad del siglo xix. Participa en el movimiento acaudillado por el general O’Donnell en 1854, en Vicálvaro, obteniendo, por su brillante comportamiento, el grado de capitán. Dos años después se une, en Madrid, a las tropas que, al mando de los generales O’Donnell, Concha y Serrano, terminan con el llamado “bienio progresista” de Espartero. Aquí ganó Vidart la Cruz de San Fernando de 1.ª Clase.

Tras su ascenso a capitán, en mayo de 1862, pasa por el Ejército de África. Destinado a Madrid a primeros de 1965, solicita poco después el pase a la situación de supernumerario para trabajar, como ingeniero, en una compañía de ferrocarriles. En esta primera etapa madrileña, comienza su interés por la filosofía y publica en 1866 su Historia de la filosofía española, obra que contribuyó notablemente a despertar el interés por los estudios filosóficos españoles del pasado. Entra en contacto, por aquella época, con el movimiento krausista que venía de Alemania.

De profundas creencias católicas, Vidart debió de quedar impresionado por las enseñanzas de Sanz de Río sobre el krausismo en la Universidad Central a las que acudía junto a su amigo Francisco Giner de los Ríos.

Del krausismo tomaría, seguramente, Vidart el interés por la ciencia y sobre todo el convencimiento de que la única forma de apartar al militar de la intensa politización a la que en aquellos momentos se veía sometido, era la profesionalización, la consideración como ciencia de la carrera militar, el estímulo al estudio y a la preparación intensa. Es en estos momentos cuando Vidart entra en estrecho contacto con el grupo universitario de Sanz del Río al que pertenecían, entre otros, además de Giner, Gumersindo de Azcárate, Federico de Castro, González de Linares, Salmerón y Sales y Farré.

Sin embargo, Vidart se aparta de los comportamientos progresistas de los que, como el general Prim, abogan por procedimientos revolucionarios. Así, cuando el 22 de junio de 1866 se produce el intento de sublevación de los sargentos del acuartelamiento de San Gil, Vidart, que disfrutaba en aquellos momentos de su situación como supernumerario, se incorpora inmediatamente a las órdenes del Gobierno, sirviendo de ayudante al general Zabala.

En 1867 ingresó en la prestigiosa Real Academia de Buenas Letras de Sevilla, en la que leyó un discurso de ingreso titulado “Predominio de la idea política en el siglo xix”.

Su relación con el Ateneo Científico y Literario de Madrid debió de comenzar con su llegada a la capital en 1865, siendo nombrado, al año siguiente, secretario de la sección de ciencias morales y políticas.

Vidart vivió con toda intensidad la decadencia del progresista Ateneo ante la represión gubernativa que culminó en 1867. Contribuyó con todas sus fuerzas a la pervivencia del centro cultural civil mediante la organización de ciclos de conferencias y demás actividades culturales.

Vuelto al servicio activo en 1870, una vez ascendido a comandante, es comisionado para visitar los campos de batalla en la guerra franco-prusiana, con objeto de redactar una memoria sobre las enseñanzas extraídas de la contienda.

Bien asentadas las ideas liberales en su mente, Vidart es elegido diputado por los distritos de Valmaseda (Vizcaya) y Albocácer (Castellón). Desde los escaños del Congreso, Vidart participa activamente en cuantos debates se suceden en torno a los temas militares, mostrando unas dotes privilegiadas de orador.

Al intentar modificar el reglamento del cuerpo de Artillería por el último gobierno del rey Amadeo, presidido por Ruiz Zorrilla, Vidart opta por abandonar el cuerpo siguiendo el ejemplo de la mayoría de sus compañeros. Cuando ya declarada la República, en 1873, Nicolás Salmerón inicia los contactos para intentar reorganizar a los artilleros, ante la eventualidad de las tres guerras civiles que se simultanean, es el comandante Vidart el encargado de intermediar entre los artilleros y el Poder Ejecutivo de la República, si bien sería Castelar quien culminara la reorganización del cuerpo de Artillería.

Vidart formó parte de la Comisión de Reorganización del Ejército que convocó su buen amigo Nicolás Estévanez en la corta etapa que estuvo al frente del Ministerio de la Guerra, consiguiendo que se adoptase una antigua propuesta, defendida por aquél desde antiguo, que contemplaba la desaparición de los capitanes generales y las todopoderosas inspecciones de las armas y los cuerpos.

Luis Vidart solicitó el retiro en 1874 con el empleo de comandante de Artillería y por sus méritos literarios y militares recibió el ascenso a teniente coronel de Caballería.

Probablemente, la mayor aportación de Luis Vidart a la historia militar española tiene que ver con su protagonismo en torno al movimiento intelectual castrense, nacido en el último tercio del siglo xix, y que tuvo en él, uno de los principales valedores.

Vidart volcó toda la experiencia vivida en el Ateneo Científico y Literario de Madrid en la fundación de un centro militar cultural muy parecido a aquél. Con una serie de compañeros, entre los que destacan Francisco Villamartín, Nicolás Estévanez, Arturo Cotarelo y Eduardo López Carrafa, Vidart fundó en la primavera de 1871 el Ateneo del Ejército y la Armada. Sus objetivos eran tres: conseguir la anhelada confraternización entre los cuerpos y las armas del Ejército y el de éste con los marinos; procurar la instrucción de los militares y su afición al estudio, destacando el carácter de ciencia para la milicia y por último, y como consecuencia de esta última, procurar la despolitización de unas fuerzas armadas excesivamente mediatizadas por los avatares políticos de lo que se había recorrido del siglo xix.

Para conseguir estos objetivos, los ateneístas contaban con una serie de actividades como ciclos de conferencias, escuela de estudios militares, tertulias profesionales, etc. Además, tenían una revista que informaba de todas las actividades y recogía los trabajos y las conferencias que se impartían en el Centro.

Tras un período de decadencia, el Ateneo del Ejército y la Armada entró en crisis, debido a la falta de atención oficial y a las difíciles circunstancias de una guarnición sometida a continuos traslados consecuentes con las tres guerras civiles que se simultanearon en aquellos momentos, la cantonal, la carlista y la cubana.

Pero Luis Vidart y los demás compañeros no se olvidaron de la grata experiencia y en 1881, y al amparo del fuerte impulso que recibió la formación militar en tiempos de Alfonso XII, volvieron a fundar el Ateneo, esta vez bajo el nombre de Centro del Ejército y la Armada, para no volver a desaparecer jamás.

El Centro del Ejército y la Armada, creado sobre la misma base y organización que el antiguo Ateneo, poco a poco fue perdiendo su vocación intelectual al tiempo que se iba convirtiendo en órgano de expresión de la colectividad castrense.

Luis Vidart prosiguió su intensa labor publicística, siendo unos de los autores militares más prolíficos de todos los tiempos. No sólo cultivó el ensayo y los estudios históricos, sino la crítica, la poesía y el teatro.

A la vez participaba en todos los foros intelectuales que podía. Así, se encuentra junto a Azcárate en la célebre polémica sobre la ciencia protagonizada por éste y Marcelino Menéndez y Pelayo. Pese a todo, Vidart mantuvo con Menéndez y Pelayo una gran amistad.

El reconocimiento más importante de su obra le vino en 1894 con su ingreso como académico de número en la Real Academia de la Historia. Tres años después, moría en Madrid Luis Vidart, quien durante muchos años serviría de referente a un buen número de intelectuales militares.



Obras de ~: El panteísmo germano-francés. Apuntes críticos sobre las doctrinas filosóficas de Mr. Renan, Madrid, T. Fortanet, 1864; La filosofía española. Indicaciones bibliográficas, Madrid, Imp. Europea, 1866; Discurso leído ante la Academia Sevillana de Buenas Letras, en la recepción pública de D. Luis Vidart el 22 de diciembre de 1867. La contestación de D. Fernando Gabriel y Ruiz de Apodaca, Sevilla, José María Geofrin, 1867; Letras y armas. Breves noticias de algunos literatos y poetas militares de la edad presente, Sevilla, Imp. y Litografía de El Independiente, 1867; Ejército permanente y armamento nacional, Madrid, Imp. Heras, 1871; Discurso pronunciado en la inauguración del Ateneo del Ejército y la Armada, el 16 de julio de 1871, Madrid, Imp. del Depósito de Guerra, 1871; Los poetas líricos contemporáneos de Portugal, Madrid, Imp. de José Noguera, 1872; Versos, Madrid, Imp.de El Correo Militar 1872; La instrucción militar obligatoria. Estudios sobre organización de la fuerza armada, Madrid, Imp. de Pedro Abienzo, 1873; Armamento nacional. Consideraciones acerca del organismo de la fuerza pública, Madrid, Imp. de Pedro Abienzo, 1873; Discurso pronunciado en la sesión conmemorativa del 2.º aniversario de la fundación del Ateneo Militar, Madrid, Imp. de Pedro Abienzo, 1873; Pena sin culpa. Drama en tres actos, Madrid, Imp. de J. Noguera á cargo de M. Martínez, 1874; Cuestión de amores. Drama en tres actos, Madrid, Cayetano Conde, 1876; La fuerza armada, Madrid, José Noguera, 1876; Cervantes. Poeta épico. Apuntes críticos, Madrid, Aribau y C.ª, 1877; La historia literaria de España. Artículos referentes a lo que debe ser la biblioteca de Autores Españoles publicados en la Revista Contemporánea, Madrid, Tipografía de la Revista Contemporánea, 1877; Noticias biográficas del comandante Villamartin, Madrid, Imp. Central á cargo de Victor Saiz, 1877 Algunas ideas de Cervantes referentes a la literatura preceptiva. Apuntes críticos, Madrid, Aribau y C.ª, [Sucesores de Rivadeneyra], 1878; Camoens. Apuntes biográficos, Madrid, Imp. de Aribau y C.ª, 1880; El Quijote y la clasificación de las obras literarias. La desdicha póstuma de Cervantes. Apuntes cervantinos, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1882; Don Francisco Villamartín. Apuntamientos acerca de su vida y sus escritos, Madrid, Tip. de los Sucesores de Rivadeneyra, 1883; Noticias biográficas del Brigadier de Ingenieros D. José Aparici, Madrid, Imp. del Memorial de Ingenieros, 1883; El Quijote y el Telémaco. Apuntes críticos, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1884; Los biógrafos de Cervantes en el siglo XVIII. Apuntes críticos, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1886; Memorial de Artillería. El Cuerpo de Artillería en el centenario del Marqués de Santa Cruz de Marcenado, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1886; Las corridas de toros y otras diversiones populares, Madrid, Imp. y Est. de El Liberal, 1887; Villamartín y los tratadistas de milicia en la España del siglo XIX. Conferencia, Madrid, Imp. y Est. de El Liberal, 1887; Don Álvaro de Bazán y el almirante Jurien de la Graviére. Apuntes para la historia de la Marina militar de España, Madrid, Imp. de Enrique Rubiños, 1888; Bibliografía del centenario de don Álvaro de Bazán, Madrid, Est. Tipográfico de Fortanet, 1888; Vida y escritos del Teniente Coronel, Capitán de Artillería D. Vicente de los Ríos, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1888; Los biógrafos de Cervantes en el siglo xix: autores críticos: Navarrete, Aribau, Quintana, Morán, Maínez, Díaz de Benjumea, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1889; Noticias biográficas de don Javier de Salas, Madrid, Enrique Rubiños, 1891; Un historiador francés de la vida de Cervante: apuntes críticos, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1891; Colón y Bobadilla, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1892; Colón y la ingratitud de España, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1892; Un discurso inaugural del señor Cánovas del Castillo. Apuntes críticos, Madrid, Enrique Rubiños, 1892; Descubrimiento del Nuevo Mundo. Crónica dialogada de la conmemoración secular de este grandioso descubrimiento, Madrid, Enrique Rubiños, 1893; Los aciertos del señor Pinheiro Chagas y los errores del señor Harrisse, Madrid, Hijos de M. G. Hernández, 1893; Utilidad de las monografías para el cabal conocimiento de la Historia de España. Discursos ante la Real Academia de la Historia, Madrid, Tip. de San Francisco de Sales, 1894; Vasco de Gama y el descubrimiento de Oceanía. Apuntes histórico-geográficos, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1895; El descubrimiento de Oceanía por los portugueses, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1896; El descubrimiento de la India por Vasco de Gama en 1497, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1896; La fábrica maravillosa, Madrid, Suc. de Rivadeneyra, 1896; La partida de Vasco da Gama para el descubrimiento de la India carta dirigida al Sr. D. Luciano Cordeiro, Madrid, Imp. del Cuerpo de Artillería, 1896; La hija de Cervantes. Apuntes críticos, Madrid, Hijos de M. G. Hernández, 1897; Dos nuevos historiadores de la vida de Cervantes, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1897.



Bibl.: M. Carrasco Labadía, Noticia biográfica de Luis Vidart, Madrid, Tip. de Manuel Ginés Hernández 1892; J. Coll y Astrell, Monografía histórica del Centro del Ejército y la Armada, Madrid, Imp. de Administración Militar, 1902; R. Labra, El Ateneo de Madrid (1835-1905), Madrid, Tip. de Alfredo Alonso, 1906; A. Palacio Valdés, Los oradores del Ateneo. Semblanzas y perfiles críticos, Madrid, Est. Tipográfico de J. C. Conde y C.ª, 1908; J. Iriarte, Menéndez Pelayo y la Filosofía española. Estudios sobre la Filosofía española. Su concepto y su valor, Madrid, Razón y Fe, 1947; S. Payne, Los militares y la política en la España contemporánea, París, Ruedo Ibérico, 1968; M. Alonso Baquer, Historia política del Ejército español, Madrid, Ediciones del Movimiento, 1971; A. Posada, Breve historia del krausismo español, Oviedo, Universidad de Oviedo, 1981; C. Seco Serrano, Militarismo y civilismo en las España contemporánea, Madrid, Instituto de Estudios Económicos, 1984; F. Villacorta Baños, El Ateneo de Madrid (1885-1912), Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1985; J. M.ª Gárate Córdoba, “La cultura militar en el siglo XIX”, en Historia social de las fuerzas armadas españolas, vol. IV, Madrid, Alambra, 1986, págs. 141-267; E. de la Vega Viguera, Militares académicos (1752-1988), Sevilla, Real Academia de Buenas Letras, 1989; J. Arencibia de Torres, Diccionario biográfico de literatos, científicos y artistas militares españoles, Madrid, E y P Libros Antiguos, 2001; P. González-Pola de la Granja, La configuración de la mentalidad militar contemporánea (1868-1909), Madrid, Ministerio de Defensa, 2003; G. Díaz Díaz, Hombres y documentos de la Filosofía española, Madrid, CSIC, 2003; B. Pellistrandi, Un discours national?: la Real Academia de la Historia entre science et politique (1847-1897), Madrid, Casa de Velázquez, 2004, págs. 422-423.



Pablo González-Pola de la Granja




_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 17 Jun 2022, 07:26

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

167. DON LUIS VIDART

LA ROSA Y LA PLUMA DE ACERO. (APÓLOGO INÉDITO)

- «¡Qué fea y que negruzca!
¿Y tu nombre? ¡Qué risa!
¡Pluma de acero! ¡Sea!
Si esto, como presumo, significa

Que el acero ha dejado
De ser ya la hoja limpia
De la tajante espada,
Que á los rayos del sol resplandecía,

Para 'trocarse en pluma,
Que, mojándose en tinta,
Escribe sin conciencia
Lo que la mente de su dueño dicta .

Así hablaba la rosa
Que sus galas lucía
En la mesa de estudio
De cierta dama, ilustre poetisa;

Y al escuchar la pluma
Aquella diatriba,
Exclamó reprimiendo
La expresión destemplada de su ira:

- .Si presumes de bella,
Tu vanidad olvida,
Que tu hermosura pasa
Fugaz como la luz que en lo alto brilla.

Si el relámpago rompe
La sombra ennegrecida
De tormentosas nubes
Que el huracán en su furor hacina,

Aunque fea y negruzca
y manchada de tinta,
Leal sirvo á mi dueño,
Que por humilde y útil bien me estima .

La rosa muy airada
A contestar ya iba,
Cuando en aquel momento
La noble dama, ilustre poetisa,

Llegándose á su mesa
Vió la flor ya marchita,
y observó que la pluma
Por vieja y oxidada no servía;

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 17 Jun 2022, 07:35

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

167. DON LUIS VIDART

LA ROSA Y LA PLUMA DE ACERO. (APÓLOGO INÉDITO)

Y pronto pluma y rosa
Se hallaban reunidas
En el lugar. .. me callo:
La espuerta no se nombra en poesía.

Mefistófeles, diablo
Que síntesis fabrica,
Exclamó sonriendo:
-.Confirmada mirad mi teoría.

Sí: yo lo niego todo;
La verdad es mentira;
Si alguna cosa existe,
Es con la dura condición precisa

De no ser permanente;
y así mejor sería
Que no existiera nada,
Que es el no ser la esencia de la dicha.

¡No inventes, Mefistófeles,
Engañosos sofismas,
Al ver la bella rosa
En miserable polvo convertida!

Levanta el pensamiento,
Abre los ojos; mira,
Demonio de la duda,
La rosa que perdió su lozanía,

Al pintor y al poeta
Belleza eterna inspira;
Sí: la materia inerte
En las obras del arte resucita.

Con la pluma de acero,
Nuevo cincel de Fidias,
El pensamiento humano
La verdad de la ciencia inmortaliza.

Rosa y pluma de acero
Vencen la ley impía
Que al destruir la forma
Pone en duda del bien la eterna vida.

Pluma de acero y rosa
Simbolizar podrían
La verdad de la ciencia,
y la inmortal belleza, la poesía.

Madrid 26 octubre 1889,



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 17 Jun 2022, 07:52

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

168. DON JOSÉ DE NAVARRETE Y VELA HIDALGO

WIKIPEDIA

José de Navarrete y Vela-Hidalgo (El Puerto de Santa María, 1836-Niza, 1901) fue un militar, escritor y político español.

Biografía
Habría nacido en 1836 en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María1​ si bien Ossorio y Bernard le hace natural de la cercana Rota.2​ Jefe del arma de artillería y literato, como periodista colaboró en la Revista de España, La Ilustración Española y Americana, El Mundo Militar, El Globo y otros muchos periódicos.2​

Crítico del catolicismo y defensor del espiritismo,3​ como escritor fue autor de títulos como la novela María de los Ángeles y la obra de carácter político Las llaves del Estrecho.2​ Navarrete, que fue diputado a Cortes durante el Sexenio Democrático, al obtener escaño en las elecciones de agosto de 1872 por el distrito del Puerto de Santa María,4​ que revalidó en las elecciones de 1873,5​ falleció en la ciudad francesa de Niza el 11 de marzo de 1901.2​

Otras obras suyas fueron Desde Wad-Ras a Sevilla, Niza y Rota, Toros, bonetes y cañas, La señora de Rodríguez, Concepto de lo infinito, La fe del siglo XIX,3​ Norte y Sur y La cesta de la plaza

.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 17 Jun 2022, 07:57

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

168. DON JOSÉ DE NAVARRETE Y VELA HIDALGO

ROSA INMORTAL. (Soneto inédito)

Las cenizas de un justo guarecía
La tierra, que prestaba generosa
Jugo á un rosal, donde la más hermosa
De las rosas de abril resplandecía.

Una y otra estación pasar veía
Siempre bella, lozana y olorosa,
Tanto que entre las flores nuestra rosa
Por la flor inmortal se conocía.

Un laurel que á la rosa contemplaba
Tal excepción causándole extrañeza,
-«¿Qué supremo poder, le preguntaba,

Guarda sin marchitar la gentileza?»
y tímida la rosa contestaba:
-"Da vida la virtud á la belleza."


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 20 Jun 2022, 07:44

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

169. D. CÉSAR CONTO.

D. CÉSAR CONTO nació en Quibdó (Estado de Cauca, Colombia)
en 1836. En Cali, en el Colegio de Santa Librada, hizo
sus estudios literarios (1849), Y luego los del Derecho hasta
el Doctorado en Caracas (1856). Favorecido con su claro talento
y con dominio de la pluma y de la palabra, escribió poesías,
no sólo eróticas, sino cívicas¡ en "La Revolución" de Calí,
y en El Callcano, de Popaya, emprendió ardientes luchas periodístícas,
y por último, en 1860 y en 1876 tomó participadón
activa en las convulsiones políticas de su país. En el Estado
de Cauca, donde Conto nació, llegó á ser Ministro de
Hacíenda y de Gobierno, y más tarde Presidente por voto popular.
Habiendo representado al mismo Estado en la Cámara
federal, volvió á ocupar en Bogotá una cartera durante el
Minísterio Salgar. Desde 1886 es Cónsul general de Colombia en
Londres, donde ha hecho una lujosa edición de sus Poesías, de
las cuales hay también algunas en el Parnaso colombiano.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 72602
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 20 Jun 2022, 07:45

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

169. D. CÉSAR CONTO.


LA ROSA DE SU PRENDIDO (ESTROFAS.)

Flor preciosa que adornaste
La sedosa cabellera
De una mujer hechicera
Con tu rosado matiz,
Ostentando más graciosa
Allí tus vivos colores,
Que al brillar entre las flores
Como reina del jardín;

Ella tal vez, al mirarte
Tan fragante, tan hermosa,
Con sus labios, linda rosa,
Tus hojas acarició:
Guarda, guarda de aquel beso,
Flor primorosa, las huellas,
Que yo entre tus hojas bellas
Las buscaré con ardor.
Cuando, al espirar su aliento

En tu cáliz perfumado,
Me estremezca enajenado
En voluptuosa embriaguez,
Será más dulce el recuerdo
De las horas de ventura,
En, que ¡pi alma ansiosa a pura
Las delicias del placer.
Si más tarde la fortuna,

Inconstante en sus favores,
Cambia en amargos dolores
Los goces que ahora me da;
Si en el seno de una hermosa,
Que tanta pasión inspira,
Puede anidar la mentira,
Puede caber deslealtad;
Tú me cuidarás al menos,

CONT.



Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 20 Jun 2022, 08:06, editado 1 vez


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!

Contenido patrocinado


SOBRE LA ROSA... - Página 19 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 04 Jul 2022, 03:48