Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 954405 mensajes en 44503 argumentos.

Tenemos 1502 miembros registrados

El último usuario registrado es Mònica Miró Vinaixa

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 31 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 28 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb Nov 02, 2019 9:25 pm

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Mayo 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty

2 participantes

SOBRE LA ROSA...

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 46812
Fecha de inscripción : 17/04/2011

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Lluvia Abril Dom Abr 17, 2022 6:01 pm

A ratitos voy pasando por este inmenso rosal, no te lo hago saber, pero hoy toca, así que gracias por descubrir tantas maravillas poéticas, amigo mío.
Besos.


_________________
SOBRE LA ROSA... - Página 15 Images?q=tbn:ANd9GcQvODIoKwMyoDPU9rrZH6TN2NPKsymoxqkhQTMYunj54UxWbQeXoPnMohC-B1hc937ePL0&usqp=CAU
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér Abr 20, 2022 4:05 am

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

123. ANTONIO DE LOS RÍOS Y ROSAS (1812 - 1873)

ANTONIO DE LOS RIOS y ROSAS, Caballero de la insigne Or-
dcn del Toisón de oro, Presidente del Congreso dc los Dipu-
tados y del Consejo de Estado , Embajador en Roma, de la
Real Academia Española, nació en Ronda en 1812. La Univer-
sidad de Granada fué su maestra. De ella salió eminente escri-
tor y poeta , jurisconsulto acabado , legislador conspicuo, filó-
sofo, tribuno y orador tal, que, en la invectiva, ni en la clásica
Grecia, ni en la inflamada Roma, ni en la delirante Francia ,
ni en la reposada Inglaterra, ni en ninguna otra parte donde
la oratoria haya llegado á las cimas del arte, ha tenido seme-
jante . De sus primeros versos cogió el temprano fruto su ciu-
dad natal. Allí, en grata sociedad literaría con D. Manuel Mar-
tinez Bueso, de Linares; D. Miguel Hue y Camacho, de Jerez
de la Frontera , D. Antonio González Campos, de Ronda , y su
hermano D. Francisco, á los que se unieron de paso algunos
poetas forasteros, como D. Rafael de Húmara y Salamanca,
D. Patricio de la Escosura y otros escribieron varios folle-
tos nutridos de versos. En ellos abundan composiciones de
Ríos Rosas, que no constan en las colecciones publicadas des-
pués de su muerte . El primero de estos folletos fué La musa del
Guadalevin, impreso en Madrid en 1833 , y en la que se cele-
bran «el restablecimiento de la salud del Rey y los benéficos
decretos de su augusta esposa;» otro fué la Exposicién de las
fiestas con que la ciudad de Ronda solemnizó la Jura de la Serení-
sima Sra. Doña Isabel Luisa de Borbón , Princesa heredera de
estos reinos (Ronda, por Moreti, 1833). Ríos Rosas fué electo
Diputado por Ronda desde 1836. Fué periodista en Madrid en
El Correo Nacional, El Heraldo , El Sol y El Conservador; Mi-
nistro en 1854 y 1856; en 1859 Embajador en Roma¡ y luego
por dos veces Presidente del Congreso y del Consejo de Esta-
do. Nunca tuvo tiempo para escribir las Biografías de los ron-
deños ilustres, para lo cual el que esto escribe le reunió algunos
materiales por encargo suyo. Murió en .3 de noviembre de
1873 . De sus Poesía se han hecho dos ediciones: la primera
en Gijón en 1879, y la segunda en Málaga en 1884. Núñez
de Arce dedicó á su muerte un canto inmortal.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér Abr 20, 2022 4:33 am

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

123. ANTONIO DE LOS RÍOS Y ROSAS (1812 - 1873)

LA ROSA. (SONETO.)

Rico dosel de mágica verdura
Con hoja tierna y con punzante espina,
Rosal, altivo de su flor divina,
Ciñe á la frente delicada y pura.

Ella mantiene su vivaz frescura
La perla acariciando matutina,
y con aroma seductor fascina,
y ardiendo en oro y rosicler fulgura.

Y, abierta en su cenit, con blando orgullo
La hora disfruta más risueña y clara
Del sol hermoso, que le otorga el hado;

y así la adora el tímido capullo
Que en su fecundo vástago brotara,
y ansia eterno su abrigo regalado.

Poesías de Ríos y ROSAS: Málaga, Biblioteca andaluza, 1884.-
Pág . 172
.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue Abr 21, 2022 5:05 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

124. FRANCISCO RODRÍGUEZ ZAPATA ( 1813 - 1889)

FRANCISCO RODRíGU EZ ZAPATA nació en Alanis (Sevilla)
el 4 de octubre de 1813. D. Félix Maria Reinoso y D. Alber-
to Lista fueron los directores de sus estudios literarios; y ha-
biendo profesado desde casi niño el culto de la poesía, propú-
sose por modelos á los que fueron sus maestros, afiliándo se
desde sus primeros pasos á la escuela literaria que aquéllos re-
presentaban y en la que tuvo á su vez más tarde idéntica re-
presentación. Después siguió los estudios teológicos, y apenas
tomó las órdenes sacerdotales en r838, obtuvo una prebenda
en la Colegial de Olivares , Ya es taba considerado como una
ilustración literaria de España , y se condecoraba con los títulos
de Doctor en Letras y Licenciado en Jurisprudencia y Cánones,
cuando en 1847 se presentó en Madrid á la oposición de la cá-
tedra de Retórica y Poética, que se hallaba vacante en el Ins-
tituto provincial de la hermosa ciudad del Betis. Habiéndola
merecido, entregóse con toda la fe de su espíritu al sacerdocio
de la enseñanza) y en la sabia labor de la inspiración del buen
gusto á sus discípulos) logró alcanzar una reputación casi tan
extensa como la del admirable Lista. En el momento de morir
Zapata el 14 de agosto de 1889, contaba entre sus discípulos
dos Obispos, los de Segorbe y Tuy, D. Francisco Aguilar y
D. Fernando Hue; tres Embajadores , los de Berlín, Viena y
Londres , Conde de Benomar, Merry del Val y Albareda; ge-
nerales y jefes de Cuerpos facultativos y de la armada, hom-
bres políticos de importancia , abogados distinguidos é ilustres
hombres de letras. Cuarenta y dos años profesó la enseñanza
en el referido lnstituto y en los Colegios de San Diego y Real.
La Revista de Madrid, La Floresta andaluza, La Revista de
Cíencias, El Laberinto, El Trono y la Nobleza y otros muchos
periódicos contienen una gran parte de sus poesías, que nunca
han sido coleccionadas. Otra gran parte se halla en diversas
coronas nupciales, como los de los Duques de Montpelier, la
de la Emperatriz de los franceses Doña Eugenia de Guzmán y
la de la Reina Mercedes; mortuorias, como la de García de
Tassara y otras; conmemorativas, como las de Murillo y
Daoiz. etc. En 1873 publicó en Sevilla un Devoto duenario del
glorioso San José. Fué Canónigo de la insigne Metropolitana
hispalense.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue Abr 21, 2022 5:20 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

124. FRANCISCO RODRÍGUEZ ZAPATA ( 1813 - 1889)

ETERNIDAD. (Soneto)

Brilla en tus hojas, encendida rosa,
Subido esmalte de carmín y grana,
y el aljófar de cándida mañana
En tu seno purísimo reposa.

Por tí la primavera deliciosa
Su radiante corona ostenta ufana,
y por doquier te muestra, ¡flor temprana!
Del campo y del pensil la más hermosa.

Ornen, pues, tus espléndidos colores
y tus colgantes ramos de esmeralda
De virgen pura el nítido cabello;

y si morir no quieres, tus olores
De Lice exhala en la gentil guirnalda,
Donde imprimió la eternidad su sello .

El Laberinto, 184s. -Tomo ij, pág. 235.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue Abr 28, 2022 3:11 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

125. DON MANUEL JUAN DIANA (1814 - 1884)
D. MANUEL JUAN DIANA nació en Sevilla el 12 de octubre de
1814. Muy joven y en aras de sus aficiones á la poesía vino á
Madrid, en donde en 1838 logró que, aunque paisano, se le
nombrase Escribiente quinto de la clase de octavos en la Se-
cretaría del Ministerio de la Guerra, con aplicación al servicio
de Archivo. Paso á paso, á fuerza de aplicación y constancia, y
auxiliándose así de algunos trabajos especiales como del pres-
tigio que le dieron sus obras literarias, alcanzó en 1843 el
nombramiento de Oficial supernumerario del Archivo, con op-
ción á la primera vacante, (para premiar sus conocimientos.
servicios y méritos literarios;» de 1844 á 1846, honrosas co-
misiones científico-militares en el Archivo histórico de Siman-
cas; de 1847 á 1851, otra comisión no menos grata para auxi-
liar al Ministro togado del Supremo Tribunal de Guerra y
Marina, D. Serafín Estébanez Calderón, en la Historia de la
Infantería española, por lo que en 1852 se le reconoció la gra-
duación de Capitán de infantería, y en 1863, «en consideración
á las veintidós obras que llevaba publicadas en diversos ramo s
de literatura ,» se le dió la efectividad de Oficial archivero en
la vacante de D. Juan García Cid, puesto que, con dos breves
reemplazos en 1865 y 1868, conservó hasta 1877 , en que fue
jubilado. Desde 1841 comenzó á cultivar el teatro y la novela :
ésta con Una y Tres (1843), publicada en dicho año; aquélla
con la comedia No siempre el amor es ciego (1841) . Algunas
obras dramáticas las escribió en colaboración: con Hartzen-
busch , la que se titula ¡Es un bandido!; con Romero Larrañaga,
La cruz de la Torre blanca; con Navarro ViIloslada. Los en-
cantos de la ,Voz. Su pieza cómica Receta contra las suegras me-
reció el honor de que la tradujera al alemán el Rey Luis de
Baviera , representándola en su teatro de corte. Dotó al Minis-
terio de la Guerra de los cuadros sinópticos de los Ministros
que han servido á los Reyes de España en este cargo desde
1475. con sus firmas autógrafas . Murió en Madrid el 27 de
mayo de 1884. Todos cuantos en España han trabajado en las
letras, le estimaban por las bellas prendas de su carácter; mas
sólo tenía dos amigos: Fastenrath y Trueba.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue Abr 28, 2022 3:16 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

125. DON MANUEL JUAN DIANA (1814 - 1884)

ROSA AUGUSTA.

Á LA EMPERATRIZ DE LOS FRANCESES, EUGENIA
DE GUZMÁN, CONDESA DE TEBA, GRANDE DE
ESPAÑA.

SONETO.

Flor que ostentando mágicos primores
En la margen del Darro te meciste,
y el verjel español embelleciste
Siendo la reina de las otras fiares;

Del astro del amor los resplandores
Ver con serenos ojos no pudiste,
y del amor la preferida fuiste,
Pues la rosa eras tú de los amores.

Arrebatada del verjel de España,
Donde absoluto imperio has ejercido
Que en tu belleza y gracia se asegura,

Vuelves hoy á reinar en tierra extraña:
Que el reinar en el mundo siempre ha sido
Patrimonio inmortal de la hermosura.


C010"" poética de las musas lspafiolas á la Emperatriz de los
franceses I Doña Eugenia de Guzmán y PortocRrrlYO : París, por Er-
nesto Miyer, r8S3.-Pág. 107.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie Abr 29, 2022 4:17 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

126.

D. JOSÉ JOAQUÍN ORTIZ y D. RAFAEL
POMBO.


1. D. JOSÉ JOAQUIN ORTIZ nació en Tunja (Estado de Bogotá)
el 10 de julio de 1814. La educación literaria la formó en las
escuelas de Santa Fe de Bogotá, donde se hallaba todavia en
gran vigor el método de los antiguos humanistas. Horacio fué
su modelo y su maestro, y en su estudio adquirió aquella afi -
nación y buen gusto que entre todas las americanas caracteri-
za á la escuela literaria de Colombia. Rindiendo culto á su
tiempo, fundó en Nueva Granada el periódico literario La Es-
treya Nacional, y redactó en El Condor, El Conservador, El
Porvenir y El Catolicismo y la Caridad, mientras que dirigia
sus miradas al Profesorado, á los escaños del Congreso Nacio-
nal y á las poltronas del Ministerio de Hacienda. En todos es-
tos destinos alcanzó la respetabilidad del acierto . No olvidó,
entre tanto, sus inclinaciones á la poesía, y en diferentes épo-
cas ha dado á la estampa Cien Versos de mí juventud, Las Sire-
nas, El hijo pródigo (proverbio), María Dolores y Los huérfa-
nos de madre (novelas), y dos poemas titulados Colón y los
Cantos de la Patria. Pero su gran trabajo ha sido el de reco-
lección para crear en Colombia una literatura nacional. El Par-
naso granadino, en 1848; El Liceo granadino, en 1856; La
Guirnalda y las Lecturas Selectas no han tenido otro objeto.
Después robusteció este propósito compilando las obras de
Caro y de Vargas Tejada (1857) para enseñar así á la juven-
tud á estimar los hombres que son gloria de su patria. Toda
la generación nueva la forman sus discípulos: Caicedo Rojas ,
Pombo, Be1isario Peña, Ricardo Carrasquilla, Mario Valen-
zuela. Por eso Marroquín ha escrito : «Una gloria semejante á
la de D. Alberto Lista le ha cabido entre nosotros. Nadie co-
mo él ha contribuido á dar estímulo á los ingenios; pocos han
acogido tan benévolamente á los jóvenes que han querido ren-
dir culto á las musas, ni animádolos con sus consejos ,» Nu-
ma P. Llona, en sus Bosquejos (Bogotá , 1886), le ha consagra-
do el más sentido de sus sonetos.

2. D. RAFAEL POMBO nació en Santa Fe de Bogotá el 7 de no-
viembre de 1834. Aunque ingeniero y matemático , puede con
razón apellidarse en lo literario el discípulo predilecto de Don
lo sé Joaquín Qrtiz. De él ha adquirido Pombo el gusto hora-
ciano de sus composiciones y el amor hacia el preceptista la-
tino , de quien ha vertido en versos castellanos gran parte de
sus Obra. Aunque con D. José María Vergara fundó un perió-
dico literario, La Siesta) y publicó muchas poesías en La Guir-
nalda (ya con su nombre, ya con el pseudónimo de Edila) el
Estado le reclamó á servicios de otra naturaleza, nombrán-
dole Secretario de la Legación de Colombia en los Estados
Unidos en 1855 , y en 1861 era Encargado de Negocios en
Washington . Es hombre político, y su programa «Guerra al
sistema federal, defensa de los intereses comunes de la gran
familia ibérica , fomento de la Instrucción pública y de las Be-
llas Artes.» Pombo es Secretario perpetuo de la Academia Co-
lombiana , Correspondiente de la Real Española . Su inmensa
colección de poesías permanece inédita; sus Cuentos pintados
y sus Cuentos morales los saben de memoria, así como sus Fá-
bulas y verdades, todos los niños de la América española. Su
musa ha superado todos los géneros : el místico, el erótico , el
elegiaco, el patriótico, el descriptivo , el jocoso y el epigra-
mático, y al vigor de su estro Numa P . Llona, en sus Bos-
quejos (Bogotá, 1886) , ha consagrado este soneto

LA ROSA

En Cauca, de las grandes cordilleras
Se precipita en ondas murmurantes,
Arrastrando después troncos gigantes
y desbordado siempre en sus riberas,

Blandón de luz de incógnitas hogueras,
Monarca revestido de diamantes,
El Purací: con ecos retumbantes
Fuego y lavas arroja á las esferas.

Del prodigioso valle las tormentas
La sierra alumbran con siniestros lampos
Ó arden el cielo en ráfagas sangrientas;

Así fulmina en el celeste dombo,
y así atraviesa por inmensos campos
El genio ardiente del insigne Pombo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie Abr 29, 2022 6:11 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

126. D. JOSÉ JOAQUÍN ORTIZ y D. RAFAEL
POMBO.

TRILOGÍA DE LA ROSA.


1.

FRANCISO DE QUEVEDO

A UNA ROSA NACIDA EN UNA CALAVERA.




Ayer naciste, y morirás mañana.
Para tan breve ser, ¿quién te dio vida?
¿Para vivir tan poco estás lucida,
y para no ser nada estás lozana?

Si te engañó su hermosura vana,
bien presto la verás desvanecida,
porque en tu hermosura está escondida
la ocasión de morir muerte temprana.

Cuando te corte la robusta mano,
ley de la agricultura permitida,
grosero aliento acabará tu suerte.

No salgas, que te aguarda algún tirano;
dilata tu nacer para tu vida,
que anticipas tu ser para tu muerte.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie Abr 29, 2022 6:19 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

126. D. JOSÉ JOAQUÍN ORTIZ y D. RAFAEL
POMBO.

TRILOGÍA DE LA ROSA.


2. DON JOSÉ JOAQUÍN ORTIZ

GLOSAS

Otras flores al cielo alzan la frente
Entre las galas del alegre mayo,
Ó se mecen á orillas del torrente
Del sol bañadas con ' el tibio rayo.

Llueve en perlas sobre ellas el rocío,
y en el aroma que su copa exhala,
En el ardor del polvoroso estío
Moja el viento fugaz su débil ala.

Rodando sin cesar, en torno vuela
La hija de abril; inquieta mariposa,
y entonando inocente cantinela
Sírveles de guardián alguna hermosa.

Mas tú, encerrada en tumba s.olitaria,
Lejas del sol, del céfiro amoroso,
Oyes de la campana la plegaria
En vez del son del viento melodioso.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie Abr 29, 2022 6:32 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

126. D. JOSÉ JOAQUÍN ORTIZ y D. RAFAEL
POMBO.

TRILOGÍA DE LA ROSA.

3. DON RAFAEL POMBO

Mas no, milagrosa flor!
Tú enseñas al que te advierte
La victoria del amor,
La impotencia de la muerte.

Muerte transformada en vida;
Podre que en miel se convierte!
Tan lindo así, te intimida
El espectro de la muerte.

Venga la doliente hermosa
Con su llanto á humedecerte
y á ver á su hermana rosa
La que llegó de ultra-muerte.

¡Oh amable sacerdotisa!
¡Ella sabrá comprenderte!
¡Flor de otro mundo! ¡Sonrisa
Cariñosa de la muerte!

La Ilustración. Española y Americana. 1873.-Tomo L página 187


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom Mayo 01, 2022 2:51 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

127. GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA. (1)

Breve biografía de Gertrudis Gómez de Avellaneda
Por M.ª Ángeles Ayala Aracil
(Universidad de Alicante)

Retrato de Gertrudis Gómez de Avellaneda, por Ignaz Fertig, s. a. (Fuente: Biblioteca Digital Hispánica).
La información y datos biográficos más fidedignos con que contamos para esbozar la trayectoria personal y profesional de Gertrudis Gómez de Avellaneda corresponden a los numerosos textos autobiográfícos -cartas y memorias- escritos por la propia autora a lo largo de su vida. La escritora nace en Puerto Príncipe, hoy Camagüey (Cuba), el 23 de marzo de 1814. Hija de padre español, don Manuel Gómez de Avellaneda, comandante de Marina, destinado en Cuba y madre cubana, doña Francisca de Arteaga y Betancourt, perteneciente a una ilustre y acaudalada familia isleña. Su infancia transcurre sin contratiempos hasta la muerte de su padre (1823) y posterior casamiento de su madre con don Gaspar de Escalada y López de la Peña en este mismo año. Matrimonio que Tula nunca terminará de aceptar. Su educación fue esmerada, tal como le correspondía por la clase social a la que pertenecía. Sus aficiones favoritas en este tiempo -representar comedias, redactar cuentos, lectura de novelas, poesías y comedias- indican claramente su inclinación por la literatura. La lectura de escritores románticos franceses e ingleses -Byron, Victor Hugo, Lamartine, Chateaubriand, Madame de Staël, George Sand- reforzaría, sin duda, su vocación literaria. A los catorce años, 1830, rechaza el matrimonio concertado por su familia y como consecuencia pierde la herencia de su abuelo.

En 1836 la familia decide establecerse en España, instalándose en La Coruña tras varios meses de viaje. El ambiente conservador de la ciudad no es del agrado de Gertrudis Gómez de Avellaneda y tras visitar Andalucía, acompañada por su hermano Manuel, la escritora fija su residencia en Sevilla. El animado ambiente cultural de la ciudad estimula la actividad creadora de Tula y da a conocer sus primeros trabajos literarios. En 1839 publica sus versos bajo el pseudónimo de La Peregrina en periódicos y revistas de esta ciudad y, más tarde, en algunos de Cádiz. En junio de 1840 estrena su primera obra dramática Leoncia, que es muy bien acogida por los espectadores sevillanos. En Sevilla conocerá a Ignacio de Cepeda, el hombre que despertó un apasionado amor en la joven escritora que se mantendrá vivo, a pesar de que él nunca le correspondió con la misma intensidad, a lo largo de casi toda su vida. Sentimiento amoroso que ella recreó con admirable maestría en la Autobiografía y cartas publicadas por Lorenzo Cruz en 1837.

Portada de «Sab: novela original» (Madrid, Imprenta Calle del Barco núm. 26, 1841).
A partir de 1840 la escritora se instala en Madrid y comienza un periodo de fecunda actividad literaria. Entre 1840 y 1846 Gertrudis da a conocer parte de su producción poética -Poesías (1841)-; publica novelas -Sab (1841), Dos mujeres (1842-1843), Espatolino (1844), Guatimozín (1845)-, artículos de costumbres -La dama de gran tono (1843) y leyendas La baronesa de Joux (1844)-; estrena en 1844 los dramas titulados Munio Alfonso y El príncipe de Viana y en 1846, Egilona. Son los años donde se consolida su prestigio literario. Participa en las veladas literarias del reconocido Liceo madrileño, donde se relaciona con los grandes escritores e intelectuales de la época: Alberto Lista, Juan Nicasio Gallego, Manuel Quintana, Bernardino Fernández de Velasco, duque de Frías, Nicomedes Pastor Díaz, José Zorrilla, Francisco de Paula y Mellado, entre otros, se convertirán en sus protectores y amigos. Éxito literario que coincide con la relación amorosa que la escritora mantiene durante 1844 y 1845 con el poeta Gabriel García Tassara. Fruto de esta relación es el nacimiento de una niña en abril de 1845 que solo sobrevivirá siete meses, sin que su padre se digne a verla, ni mucho menos reconocerla como suya. Gertrudis Gómez de Avellaneda acepta en mayo de 1846 contraer matrimonio con Pedro Sabater, gobernador civil de Madrid en aquel entonces. La unión dura poco más de seis meses, pues Sabater morirá de una afección en la laringe en Burdeos en agosto de 1846. Gertrudis Gómez de Avellaneda, tras pasar algunos meses en el convento de Nuestra Señora del Loreto de Burdeos reponiéndose de su pérdida, regresa a Madrid.

Reanuda su relación amorosa con Ignacio de Cepeda con idéntico resultado que la primera vez, pues Cepeda, de nuevo, no está a la altura de la apasionada Tula. Años, pues, de soledad afectiva, pero años de éxito literario. Entre 1849 y 1853 estrena siete obras dramáticas: Saúl (1849) tragedia bíblica calurosamente acogida por el público, Flavio Recaredo (1851), La verdad vence apariencias (1852), Errores del corazón (1852), El donativo del diablo (1852), La hija de las flores (1852) y La Aventurera (1853). Reedita sus Poesías (1851) y publica un relato de tema histórico Dolores. Páginas de una crónica de familia. Asimismo en el Semanario Pintoresco Español aparecen dos nuevas leyendas: La velada del helecho (1849) y La montaña maldita (1851). El éxito literario alcanzado, no impide, sin embargo, que Gertrudis Gómez de Avellaneda vea rechazada su pretensión de ingresar en la Real Academia Española de la Lengua en 1853.

Portada de «Obras literarias de la Señora Doña Gertrudis Gómez de Avellaneda. Colección completa. Tomo primero» (Madrid, Imprenta y Estereotipia de M. Rivadeneyra, 1869).
Tras una relación amorosa con Antonio Romero Ortiz, la escritora se casará en 1855 con Domingo Verdugo y Massieu, coronel y diputado a Cortes. Su labor literaria no decae en estos años. Escribe varias leyendas que recogerá más tarde en sus Obras literarias y estrena Simpatía y antipatía (1855), La hija del rey René (1855), Oráculos de Talía o los duendes de palacio (1855), Los tres amores (1858) y Baltasar (1858), una de las mejores obras dramáticas de la autora. Producción que se verá alterada cuando Domingo Verdugo resulta gravemente herido en una disputa originada, precisamente, a raíz del estreno de los Tres amores. En 1859 el matrimonio se traslada a Cuba, donde el coronel Verdugo morirá en 1863 a consecuencia de la herida recibida en Madrid. Tras veintitrés años de ausencia, pues, Gertrudis Gómez de Avellaneda regresa a su tierra natal. Allí continuará sus trabajos literarios. Dirige en 1860 la revista El Álbum Cubano y en este medio publica, además de sus leyendas La montaña maldita, La dama de Amboto y La flor del ángel, sus discutidos artículos sobre La mujer. El 1 de febrero de 1873 muere en Madrid Gertrudis Gómez de Avellaneda, después de regresar a España (1864), y haber permanecido dos años en Sevilla y el resto en Madrid, dedicándose, casi exclusivamente, a la tarea de corregir sus obras y preparar la edición completa de las mismas, Obras literarias, dramáticas y poéticas (1869-1871)

me es imposible pasar la biografía que viene en el Tomo II del Libro Manojo de Rosas.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom Mayo 01, 2022 3:01 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

127. GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

EL FAVONIO Y LA ROSA ( Imitación de Parney)

Al margen de un arroyo,
Entre espadaña y junco,
Rosal temprano eleva
Lindísimo capullo.

Sus hojas perfumadas,
Del sol al rayo puro
Se entreabren, cuando el astro
Va a comenzar su curso;

Y en tanto veloz llega
Favonio vagabundo,
Que amante gira en torno
Con lánguido murmurio.

La bella flor, empero,
Ya esquiva y con orgullo,
Le dice así, guardada
Por sus flexibles muros:

«Mi vida empiezo apenas;
No quieras importuno
Robarme los aromas
En que mi gloria fundo.

»Vuelve cuando la noche
Su manto tienda oscuro,
Y me hayan envidiado
Mil flores que desluzco».

Favonio la obedece,
Y revolando al punto,
Con otras se consuela
De aquel desdén injusto.

Mas fiel, aunque ligero,
Apenas mira oculto
En su tranquilo ocaso
Al luminar fecundo,

Batiendo el ala leve,
Con gemidor susurro,
Vuela a la rosa, y halla...
¡Ya el vástago desnudo!

Con solo un soplo el cierzo
Desolador y adusto,
La flor altiva y bella
Le arrebató sañudo.

Sus hojas, ya inodoras,
¿Tuvieron por sepulcro
Las ondas cristalinas,
O el cenagal inmundo?...

Decirlo no me es dado;
Favonio nada supo,
Que espinas halló solo
Por restos del capullo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom Mayo 01, 2022 3:17 pm


SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

128. MARQUÉS DE VALMAR.

WIKIPEDIA

Leopoldo Augusto de Cueto López de Ortega, I marqués de Valmar (Cartagena, 16 de julio de 1815-Madrid, 21 de enero de 1901) fue un escritor, diplomático, investigador y crítico español.1​



Biografía

Hijo del brigadier de artillería Gonzalo García de Cueto y Enríquez de Luna y de María de los Dolores López de Ortega y Prado. Estudió Filosofía en el Seminario de San Fulgencio de Murcia y se doctoró en Jurisprudencia en Sevilla. Fue agregado de la embajada española en París; allí se casó con María del Amparo Fernández de Cáceres y González de Quintanilla. En 1838 nació en Rouen su hija mayor, Flavia. Escribió crítica literaria en El Artista, El Orbe, El Piloto y el Semanario Pintoresco Español. En 1840 fue nombrado secretario de la legación en La Haya. En 1844 secretario de la legación en Lisboa. En 1847 fue nombrado encargado de negocios de la legación en Copenhague, donde llegó a ser nombrado ministro residente. En enero de 1854 estuvo en Washington D. C. como ministro plenipotenciario y tres años después lo fue en Viena y Múnich. En 1881 pidió el retiro como diplomático.

Poseía la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica, la gran cruz de la Orden de Cristo de Portugal, la gran cruz de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro de Italia, la gran cruz de la Orden de San Estanislao de Rusia y la gran cruz de la Orden del Águila Roja. Fue comendador de la Legión de Honor de Francia y de la Orden de Dannebrog de Dinamarca. Murió de un derrame cerebral el 20 de enero de 1901.

Fue mayordomo de Palacio, secretario y subsecretario de Estado y senador vitalicio. También miembro de la Real Academia Española (1858), en los cargos añadidos de secretario y tesorero, y de la de Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Desempeñó los puestos de Consejero de Estado (1863) y senador por la Real Academia Española (1878-1880, 1881-1882, 1884-1886, 1891-1894, 1896-1900). Como su hermana mayor, María de la Encarnación, se casó con el Duque de Rivas, fue su cuñado y le dedicó una inteligente crítica con motivo del estreno de Don Álvaro, "Examen crítico" (1835), y pronunció sobre él un importante Discurso necrológico (1866) valorando sus obras. En 1872, pronunció su discurso El realismo y el idealismo en las artes, en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, haciendo referencia a la existencia y confrontación en España de dos doctrinas filosóficas, materialista y espiritualista, a las que corresponderían las escuelas artísticas, realista e idealista, respectivamente.

Obras

Cultivó el teatro con el drama histórico Doña María Coronel o No hay fuerza contra el honor (1844) y la tragedia clásica con Cleopatra (1845), no representada. Reunió su producción literaria bajo el título de Poesías líricas y dramáticas (1900). Fue un lírico elegante, cuyos temas fundamentales son el amor, la religión y la patria. También cultivó la historia escribiendo una Biografía del Conde de Toreno y fue crítico teatral de El Piloto y del Semanario Pintoresco Español. Pronunció diversos discursos, destacando el dedicado a Quintana en su ingreso en la Academia.

Como filólogo y crítico literario sobrevive por dos obras: la edición de Las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio (1889) y el Bosquejo histórico-crítico de la poesía castellana del siglo XVIII (1893), que precedía a la también memorable e incluso todavía útil edición de la misma en tres gruesos volúmenes de la Biblioteca de Autores Españoles. La primera va acompañada de una introducción donde se estudian las fuentes y se intenta una clasificación argumental, así como de un glosario muy meritorio, si no siempre muy científico. La segunda aporta datos inestimables de autores que conoció, como Alberto Lista o Juan Nicasio Gallego, y exhuma a autores oscuros y olvidados. Contiene juicios moderados, influidos a veces por sus ideas románticas. Utiliza materiales inéditos y resulta, ante todo, un monumento de erudición que aun hoy conserva status de referencia obligada en este campo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom Mayo 01, 2022 3:20 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

128. MARQUÉS DE VALMAR.

LA ROSA BLANCA EN EL BOSQUE.
RECUERDO Á MARÍA, MUERTA Á LOS 16 AÑOS.
ESTROFAS INÉDITAS.

No te ufanas con vívidos colores
En ostentoso artificial jardín,
y vives, aunque reina de las flores,
De misteriosa selva en el confín.

No puedo contemplarte, blanca rosa,
Sin: que se sienta el pecho estremecer;
Que eres emblema de la niña hermosa
Que fué mi gloria y mi ilusión de ayer.

Todo cuanto soñé su tumba encierra:
Murió de la existencia en el albor
El ángel celestial que fué en la tierra
Mi amor primero y mi primer dolor.

Pálida como tú, cual tú modesta,
Igual destino os deparó el azar:
Tú brillas en recóndita floresta,
Ella brillaba en su tranquilo hogar.

Fué también, como tú, la flor de un día;
Sueño fugaz de júbilo y placer;
y como tú, la mísera escondía
Germen de muerte en su divino sér.

Triste, de tí me aparto, flor lozana;
Que si hoy gozo tu efímero esplendor,
Al verte mustia, lloraré mañana
Mi antigua dicha y mi perdido amor.


Sevilla 4 d. mayo de 1835


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:00 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL CARRASCO (WIKIPEDIA)

Enrique Gil y Carrasco (Villafranca del Bierzo, 15 de julio de 1815-Berlín, 22 de febrero de 1846) fue un escritor romántico español, recordado fundamentalmente por la novela romántica historicista El Señor de Bembibre (1843), obra maestra de la prosa romántica de ficción española, que sigue el modelo de la novelística de Walter Scott.


Índice
1 Biografía
1.1 Estudios y formación
1.2 Poeta y novelista romántico
1.3 De su prematura muerte en Berlín
2 Obra
2.1 Poemas
2.2 Viajes y costumbres
2.3 Crítica literaria
2.4 El Señor de Bembibre
2.5 Ediciones
3 Referencias
4 Bibliografía
5 Enlaces externos
Biografía

Casa en la que nació el escritor Enrique Gil y Carrasco en Villafranca del Bierzo
Nacido el 15 de julio de 1815 en la localidad berciana de Villafranca del Bierzo, en la provincia de León, Gil y Carrasco se educó en una familia acomodada, católica y tradicionalista. Manuela Carrasco, su madre, era natural de Zamora. Su padre, Juan Gil, era oriundo de Soria y administraba las fincas del marqués de Villafranca y de la Colegiata de Villafranca. Por ello se instalaron en esta localidad. Además de Enrique, el matrimonio tuvo varios hijos: Juana (nac. 1813), Nemesia (1817), Eugenio (1819), Pelayo Pablo (1822), que moriría siendo niño, y Águeda (1826), que nació ya en Ponferrada. La desamortización supuso la venta de diversos monasterios de la comarca y el pase de grandes propiedades eclesiásticas, tierras sobre todo, a las manos del marqués de Villafranca. Eso influyó en el interés arqueológico de Enrique; pero el padre no perdió la ocasión de adquirir una casa y un prado, según los documentos exhumados por Jean-Louis Picoche (fr). Tras el fallecimiento del marqués el 12 de febrero de 1821, un inspector de Hacienda descubrió una estafa del padre a los marqueses por valor de 20.114 reales, que le supuso la destitución de su cargo y la obligación de devolver el descubierto a la marquesa. La familia se trasladó entonces a Ponferrada, si bien el padre continuó aún trabajando unos meses en Villafranca como administrador del capítulo de la Colegiata y de los bienes de José María Sánchez de Ulloa, heredero del señorío de Arganza.

Estudios y formación
Enrique inició sus estudios en el convento agustino de Villafranca entre 1823 y 1828; después pasó a la fundación benedictina de Vega de Espinareda para proseguirlos, según contó su hermano en la biografía Un ensueño. Ingresó en el seminario de Astorga el 18 de octubre de 1829, donde fue más estudiante que estudioso, y lo abandonó para estudiar Leyes en la Universidad de Valladolid. Allí aparece matriculado de segundo curso en 1832, porque un decreto de 1830 de Fernando VII ordenó el cierre de las universidades. Permaneció en la ciudad entre 1831 y 1836 donde coincide con su amigo de la infancia Joaquín del Pino, además de conocer a José María Ulloa y Miguel de los Santos Álvarez. También es posible que tratase a otros personajes que estudiaban allí, como José Grijalba, Jerónimo Morán, Buenaventura García Escobar, Manuel de Assas o José Zorrilla. La leva de 100.000 hombres para ganar la guerra carlista le hizo dejar la universidad en 1835; fue soldado en el ejército cristino dos meses, pero se reincorporó en diciembre de 1835 a los estudios. Los veranos los pasaba en Ponferrada, realizando excursiones por el Bierzo. Hizo amistad con Guillermo Bailina y con su hermana Juana, musa de sus primeros escritos.

Poeta y novelista romántico
Se fue a Madrid contra la voluntad de su padre a seguir sus estudios; consta en el libro de matrículas de 1836-1837 en sexto de Derecho. Terminó la carrera en 1839. No se produjo una reconciliación antes del fallecimiento del padre, pues este murió en Ponferrada el 18 de septiembre de 1837, dejando el cargo de administrador de rentas reales, que era de carácter hereditario y debía corresponder a Enrique, a su hermano Eugenio, mientras que Enrique no asistió siquiera al entierro. En Madrid el escritor berciano hizo amigos entre los liberales, uno de ellos José de Espronceda, quien leyó en el Liceo, el 7 o 14 de diciembre de 1837, su poema Una gota de rocío; también leyó allí Espronceda su poema El cisne en 1838. Gil y Carrasco estuvo en el entierro de Mariano José de Larra como un miembro más de El Parnasillo; en este acto se dio a conocer su compañero José Zorrilla. En El Parnasillo, tertulia reunida en el Café del Príncipe, surgió el Ateneo de Madrid, el brillante Liceo artístico (del cual fue un habitual Gil y Carrasco desde su fundación en 1837), el Instituto, y otras muchas agrupaciones literarias.

Publicó poemas en El Español y en No me olvides, y se convirtió en colaborador asiduo en prosa y verso de El Correo Nacional, dirigido por Andrés Borrego; para él escribió nueve poesías y un cuento fantástico en 1838; ese mismo año publicó también en El Liceo Artístico y Literario hasta 1839 y en el Semanario Pintoresco Español, dirigido por Ramón Mesonero Romanos, desde febrero de 1839. En los últimos meses de 1838 se inicia como crítico teatral de El Correo Nacional, pero también hay escritos suyos en La Legalidad de González Bravo, en El Entreacto y en El Piloto.

En 1838 se leen varios poemas suyos: El cisne, Polonia (una oda patriótica), El Sil, A Blanca y Paz y porvenir (otra oda). En A la memoria del Conde Alange, dedicada a José de Espronceda, y A la memoria del general Torrijos deja ver sus preocupaciones políticas liberales. Como socio del Liceo firmó en el álbum poético regalado a la regente María Cristina en la recepción oficial el 30 de enero de 1838 y asistió a la fiesta con motivo del traslado de la asociación al Palacio de Villahermosa el 3 de enero de 1839. Después se le agravó una tuberculosis que ya arrastraba de épocas anteriores y regresa a Ponferrada. En ese periodo de forzada postración, y reanimado por los vientos del otoño, empezó a escribir la novela El lago de Carucedo, que envió por correo a Mesonero Romanos en marzo y en abril de 1840, y este la publica; en efecto, en la primavera de 1840 ya se encuentra mejor y tres años más tarde concluirá la novela histórica El Señor de Bembibre. En el Semanario Pintoresco Español retoma su actividad como crítico con su artículo sobre las Poesías de Espronceda. El 28 de noviembre de 1840 obtiene un puesto fijo de ayudante segundo en la Biblioteca Nacional gracias a su amigo Espronceda. Aprovecha la documentación que allí obtiene sobre la Orden del Temple para elaborar su futura novela. En mayo de 1841, durante la regencia de Espartero, empieza a colaborar en El Pensamiento, revista fundada por sus amigos Eugenio Moreno, Espronceda, Ros de Olano y Miguel de los Santos Álvarez. Allí trata temas como la filosofía de Juan Luis Vives o la literatura de los Estados Unidos. Pasó un mes durante el verano boreal de 1841 en Ponferrada. Deja de publicar desde octubre de 1841 a febrero de 1843, consagrado a la redacción de El señor de Bembibre y a los artículos de costumbres que serán editados en 1843 en Los españoles pintados por sí mismos y en Bosquejo de un viaje a una provincia de interior.

El 23 de mayo de 1842 muere su amigo y protector José Espronceda, al que consagra ese mismo día su poema "A Espronceda", muerte a la que siguen las de otros amigos y familiares, deprimiendo al escritor berciano. El poema sobre Espronceda es publicado en El Corresponsal y El Eco del Comercio. Regresa al Bierzo el verano boreal de 1842 con su salud quebrantada y allí realizó excursiones para documentar su Bosquejo de un viaje a una provincia de interior. En 1843 aparece Los españoles pintados por sí mismos, compendio colectivo de artículos costumbristas donde colabora con tres artículos, y aparecen en El Sol, los escritos que formarán el Bosquejo de un viaje a una provincia de interior. Ofrece al editor Francisco de Paula Mellado su recién acabada novela histórica El señor de Bembibre. Además colabora en El Laberinto, revista fundada por Antonio Flores, desde noviembre de 1843 hasta que marche a Berlín en abril de 1844. Durante el gobierno de su amigo González Bravo (noviembre de 1843 - mayo de 1844) se le nombra secretario de la legación en Prusia. Además, el presidente del gobierno conservador era cuñado de un amigo de Gil y Carrasco, el actor Julián Romea. En ese cargo debía recorrer todos los länder y realizar diversos informes sobre la industria alemana. Su labor fue fundamentalmente restablecer relaciones diplomáticas con Prusia, rotas desde 1836 y repuestas en 1848, poco tiempo después de la muerte de Gil. Abandona su puesto de bibliotecario el 29 de febrero de 1844 y sale de Madrid a principios de abril; dedica seis horas al día a aprender alemán, lengua que acabará dominando al igual que el francés y el inglés. Visita Valencia y Barcelona tras los pronunciamientos que provocaron la destitución de González Bravo en favor de Narváez. El 20 de mayo embarca en el buque "El Fenicio" rumbo a Marsella y viaja por Europa durante cuatro meses antes de llegar el 24 de septiembre a Berlín. Pasa por Marsella, Lyon, París (desde el 1 de junio hasta el 9 de agosto), Lille, Bruselas, Gante, Brujas, Ostende, Amberes, Róterdam, La Haya, Ámsterdam, el Valle del Rin, Fráncfort, Hannover, Magdeburgo y Potsdam. Aprovecha para elaborar su informe sobre la industria alemana. Desde Francia remite dos artículos a El Laberinto y escribe un Diario, donde revela sus gustos literarios: Fray Luis de León, Byron, Schiller, Goethe. En Berlín amista con Alexander von Humboldt y conoce al Príncipe Carlos y a su esposa, a la que dará clases de español.

De su prematura muerte en Berlín
En el verano boreal de 1845 se agrava su enfermedad, pero prefiere permanecer en Berlín antes que marchar a Niza a recuperarse, también para evitar el peligro de un viaje. Regala unos ejemplares de El señor de Bembibre a Humboldt y al rey. Humboldt le ofrece en nombre del rey la gran medalla de oro de las artes y las letras; en correspondencia, Enrique solicita para su amigo la Gran cruz de Carlos III, que le entregará en su casa a finales de enero de 1846. Pero su salud se deteriora rápidamente y fallece la mañana del 22 de febrero de 1846. Tenía premoniciones de su temprano fin, como se ve en poemas y artículos, y en efecto, murió joven, como muchos románticos. A su muerte dejó a su familia en la pobreza. Fue enterrado en el cementerio católico de Santa Eduvigis, en Berlín. Al sepelio asistieron el barón de Humboldt, su amigo José de Urbistondo, que costeó un sencillo monumento funerario y diversos diplomáticos. Sus restos se redujeron cuando caducó la propiedad de la sepultura en 1882, y ahora está enterrado allí el cadáver de Peter Reichenperger; los huesos se repatriaron en 1987 a la iglesia de San Francisco de Villafranca del Bierzo gracias a las gestiones del profesor Jean-Louis Picoche. Los apuntes y enseres de Gil y Carrasco permanecieron en la embajada de Berlín hasta la Segunda Guerra Mundial, en que desaparecieron. Entre ellos había notas de viaje y escritos de los que existe referencia gracias a César Morán. Publicaron necrológicas El Castellano, El Español, El Liceo de la Coruña y El Semanario.

Obra
Poemas
Aunque sólo compuso treinta y dos poemas, todos entre 1837 y 1842, Gil y Carrasco merece un puesto entre los poetas románticos. Aportó, en efecto, una rara nota de intimidad, melancolía vital, impalpabilidad lírica y preocupación postmortem que le transforman en el predecesor de Gustavo Adolfo Bécquer. Cantó la naturaleza, haciéndola partícipe de sus sentimientos de soledad, desilusión, fugacidad de la vida, futilidad del esfuerzo del hombre: así, en «La palma del desierto», «La violeta», flor que transformó en emblema de su vida, y en «Un recuerdo de los templarios», donde se evoca la decadencia del castillo de Ponferrada. Se preocupó por la política de sus días: «A Polonia» es un lamento por su reparto; «El 2 de mayo» desborda de fuertes sentimientos antifranceses; «Paz y porvenir» expresa una gran confianza en el futuro de España. Expuso sus preocupaciones del más allá en «El cisne» y «Un ensueño» y dejó una excelente elegía en «A la muerte de Espronceda», poeta a quien, lo mismo que Zorrilla, debe parte de su inspiración.

Viajes y costumbres
Escribió artículos de viajes y costumbres. Entre aquellos destacan «Bosquejo de un viaje a una provincia del interior», muy documentado históricamente, que aprovechó en la redacción de El señor de Bembibre; o los que fueron fruto de su experiencia en el extranjero, «De Lyon a París», «Diario de un viaje», con observaciones sobre costumbres y monumentos artísticos. Entre los segundos son los más notables los tres insertos en Los españoles pintados por sí mismos, de marcado sabor regionalista y de gran valor folclórico y antropológico. En «El pastor trashumante» se nos introduce con términos técnicos en la forma de vida del pastor de Babia: su paso a Extremadura, despedida y regreso, el trasquileo o la asignación de pastos. En «El segador» se habla de la depresión económica de Galicia que obliga a sus habitantes a contratarse como segadores en Castilla: la dureza del trabajo, el salario, el viaje y sus peligros. Gil y Carrasco alude a un tapiz de Goya como ilustrativo del tipo. En «El maragato» hace una descripción de un mulero y guía entre Madrid y Galicia y se describe una boda en la Maragatería con todo detalle.

Crítica literaria
Contribuyó también a la crítica literaria con treinta y ocho artículos publicados entre 1838 y 1844. Resulta un crítico agudo, que aportó evaluaciones certeras de su tiempo. En «Poesías de Zorrilla», habla de poeta nacional, de la resurrección de las tradiciones, sus imágenes opulentas y sus diálogos dramáticos. De Espronceda destaca las influencias de Béranger y Byron, el escepticismo y la desesperanza y su intento por democratizar la poesía. En «Romances históricos del duque de Rivas» señala el hábil desarrollo, el colorido descriptivo, la influencia neoclásica. Aprovecha la ocasión para apuntar los defectos de El moro expósito. Hizo también reseñas teatrales y de libros; entre estas últimas sobresalen las dedicadas a Juan Luis Vives, en que percibe su sentido reformista y ataca a Rousseau, y "De la literatura de Estados Unidos, por A. Vail", en la que índica las valoraciones españolas de la literatura estadounidense.

El Señor de Bembibre
Artículo principal: El Señor de Bembibre
Se inició como narrador con «El anochecer de la Florida» (El Nacional 1838), novelita corta sobre la recuperación de un joven desesperado, y «El lago de Carucedo» (Semanario Pintoresco, 1840), narración breve sobre el terremoto que, según leyenda, formó el lago. En 1844 apareció en Madrid su novela histórica El señor de Bembibre, que obtuvo un éxito resonante. Gil y Carrasco se inspiró para escribirla en las historias de Juan de Mariana y Jerónimo Zurita, en la Crónica anónima de Fernando IV, la Historia genealógica de la casa de los Lara, de Salazar y Castro, y las Disertaciones históricas de la Orden de los Templarios de Campomanes. Sus modelos literarios son: Bride of Lammermoor, de Walter Scott; I promessi sposi, de Alessandro Manzoni, por su fondo moral y religioso, y El templario y la villana de Juan Cortada, con la que coincide en aspectos generales.

El fondo histórico de la novela está constituido por las luchas políticas y militares que envolvieron la desaparición de los templarios durante el reinado de Fernando IV. El tema interesa a Gil y Carrasco por varios motivos: el amor a su tierra de El Bierzo, de la que era verdadero apasionado; el innegable romanticismo del asunto, pues se trataba de una historia vinculada a las Cruzadas cuya grandeza terminó en dolor; la analogía con la Desamortización de Juan Álvarez Mendizábal, hecho aún vivo en la conciencia española cuando escribía el autor.

El argumento interrumpido acá y allá por referencias a la historia de los templarios, se funda en los infaustos amores de Beatriz y Álvaro. Destinados el uno para el otro, la ambición de Alonso Osorio, padre de Beatriz, frustra su destino, en conjunción con una nube de circunstancias desfavorables que entregan a la infortunada muchacha en brazos del conde de Lemos. En el colmo de la desesperación, Álvaro se hace templario, mientras una lenta cuanto insidiosa enfermedad se apodera de Beatriz. Muerto el conde de Lemos en lucha con Álvaro, la viuda se llena de desesperación ante los votos religiosos de su enamorado. Dispensado éste por el Papa, y cuando la felicidad estaba al alcance de ambos, muere Beatriz en plena juventud, y Álvaro recibe el hábito de San Bernardo acompañándola al sepulcro poco después. Como en tantas otras historias románticas, se destaca en ésta la frustración de la juventud y del amor por obra del esquema social: la autoridad paterna unas veces, los intereses políticos o religiosos otras. Gil y Carrasco insiste en la infelicidad individual que de ello se deriva, mostrando para ejemplo el castigo consecuente de quien no respeta los derechos del individuo. La extinción de la casa Osorio es, en la novela, un caso típico, que se comenta así:

Quedó un vivo cuanto doloroso ejemplo de la vanidad, de la ambición y de los peligros que suelen acompañar a la infracción de las leyes más dulces de la naturaleza.
Pero, fuera de esta lección moral común a los románticos, hay algo que comunica encanto singular y perennidad a esta producción artística. En primer lugar, el acentuado sentido de la melancolía y tristeza del destino humano: la felicidad pasa, quedan las ruinas, y nada puede torcer el hado implacable del tiempo. Morirá Beatriz, víctima de su propia tristeza, tras una enfermedad magistralmente descrita, que parece la misma del autor. Y todas las demás personas se verán inmersas en un sentimiento nihilista, viniendo a ser sombras que brillan un momento al sol de la tarde.

Se destaca, por otro lado, la importancia de la naturaleza, cuya descripción no tiene paralelo en la época: se trata de una naturaleza concreta, bien conocida por Gil y Carrasco, con la que, sin duda, compartió las penas de la infancia y la enfermedad: la del Bierzo, sus montañas, pueblecitos y castillos, atardeceres y mañanas, así como la cambiante vista de las estaciones, todo ha sido evocado con maestría. Hay que señalar, por fin, el ritmo lento: es una novela estática, en que la acción, mínima y simple, cede el lugar al análisis los sentimientos. Los momentos últimos de Beatriz son magníficos logros en esta dirección: emana honda emoción del intento del escritor por prolongar unos minutos una vida truncada, que no ha mecido la felicidad sino para morir.

Ediciones
De sus obras existen estas ediciones:

El señor de Bembibre (Madrid, 1844). Se han hecho numerosas ediciones posteriores.
Poesías líricas (Madrid. Medina y Navarro, 1875), prólogo de Gumersindo Laverde.
Obras en prosa (Madrid, Laverde Ruiz, 1883), coleccionadas por J. del Pino1​ y F. de la Vera.
Obras completas (Madrid, Atlas, 1954), edición y notas de Jorge Campos, BAE, 74.
En el año 2014, la editorial Bierzo Paradiso inició la edición de las obras completas de Enrique Gil y Carrasco, junto a estudios y trabajos realizados por estudiosos de su obra, en formato físico y digital. En el mes de abril aparecieron en la colección "Biblioteca Gil y Carrasco" los dos primeros tomos: el primero recoge su obra poética, y el segundo la leyenda "El Lago de Carucedo". En el 2015, con motivo del bicentenario de su nacimiento, se completó la edición de las obras de Gil y Carrasco. En Villafranca del Bierzo, su villa natal, tuvo lugar la apertura del Congreso Internacional: Enrique Gil y el Romanticismo, que celebró un acto de colofón colocando su nombre al Teatro Villafranquino al que estuvo ligado en su fundación.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:05 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL Y CARRASCO.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

RUISEÑOR

Reina hermosa del verjel,
A mi cantar
Abre tu cáliz de olores;
Sé cariñosa con él
Y el viento irán á poblar
Tu alabanza y mis amores.
Dulce flor tímida y bella,
Tan galana,
Que eres amor del jardin;
Arrullará en la mañana
Tu desmayado carmin.
Solamente por la noclie
Doy al viento
Mi vagarosa canción,
Y amo tu dormido broche,
Y muere en su verde asiento
El eco de mi pasión.
Yo que canto délos cielos
Las venturas
Y la eterna juventud,
Y doy al mundo consuelos,
Y soy en las amarguras
Una fuente de salud;
Pobre pájaro que tengo
Por riqueza
Sólo amor y libertad,
Y á cantar al mundo vengo
De la virgen la pureza
De las aguas la beldad;
¿Cómo no adorarte, rosa
Tan lozana,
Perfumada, y juvenil,
Tan delicada y vistosa,
Sonrisa de la mañana,
Y vanidad del pensil?
Mi amor volaba algun dia
Pasajero
Como un céfiro fugaz,
Y ante la ronca armonía
Parábase placentero
De la catarata audaz.
Y bañaba yo las plumas
De mis alas
Y mi pico de cantor
En sus rápidas espumas,
Y de su fada las galas
Celebraba con mi am
Nunca mi amante querella

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:35 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL Y CARRASCO.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

RUISEÑOR


Pero su ronco gemido
Pavoroso
De mi cantar eco fué,
Y mi amor vago y perdido
Desencantado y lloroso
Á otras beldades canté.
Y á esas nubes nacaradas
Que en los cielos
Mece el aura matinal,
Con sus sílfides aladas,
Con sus fantásticos velos
Guarnecidos de coral,
Llevaba yo el amor mió
Candoroso
Como á las islas del bien,
Mas luego huracán sombrío
Disipaba el lustre hermoso
De aquel vapor del Edén.
Y vagaba entre las flores
Solitarias,
Demandándoles amor,
Y sus hojas de colores
Cerraban á mis plegarias
Sus matices y prim or..
Y amé los genios del viento,
Y del espacio
Los espíritus de luz,
Y buscaba un blando acento
En el rumor del palacio,
De las tumbas en la cruz.
Y aquella voz de esperanza
Y de alegría,
No encantó mi soledad,
Y mis sueños de bonanza
Volaban del alma mia
Con su dulce claridad.
Y una noche que cantaba
Mi perdida
Melancólica pasión,
Y á la luna confiaba,
Como al genio de mi vida,
La pena del corazón,
Sentí una nube de olores
Invisible
En torno mió vagar,
Como una trova de amores,
Y lánguida y apacible
En mi pluma resbalar.

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:40 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL Y CARRASCO.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

RUISEÑOR

Y mi amor batió sus alas,
Dulce rosa,
De tu cáliz al redor,
Y de tus dormidas galas,
Y de tu frente amorosa
Fui enamorado cantor.
Porque eres tan delicada,
Frágil, pura,
Como débil es mi sér,
Y á la luna plateada
Se adormece tu hermosura
Inocente como ayer.
¡Ay! cuando tus tiernas hojas
Esparcidas
Lleve el viento bramador,
Y mis amantes congojas
Con ellas desvanecidas
Canten sólo mi dolor,
¿El espíritu amoroso
Que en ti habita,
Mis penas escuchará,
Y paisaje delicioso
A mi esperanza marchita
Por las noches pintará?
¿Y cuando llegue otro Mayo
Cariñoso
Rico en flores y en amor,
De la luna el triste rayo
Reflejará tembloroso
En tu amante ruiseñor?
Pura flor del amor mió,
Dulce rosa,
Yo te amaré hasta morir!
Gota es mi amor de rocío
Que va en tu copa olorosa
A buscar su porvenir.

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:46 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL Y CARRASCO.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

LA ROSA

Dulce es oir un pájaro que canta,
Como tú cantas, suave ruiseñor;
Dulce es oir vibrar en tu garganta,
El eco de las arpas del amor.
Dulce es soñar en la desnuda tierra
Con un amor aéreo y celestial,
Tener un cáliz lánguido que encierra
Tanta belleza pura y virginal.
¿De qué sirven la pompa y los colores?
¿De qué sirve la gala y juventud,
Si el corazón sediento está de amores,
Y late solitario en su inquietud?
Idolo soy de espíritus suaves
Ricos en hermosura y en candor;
Lucientes plumas de vistosas aves
Desplegan al volar en mi redor.
Y me besan tal vez cuando la aurora
Tiñe el oriente en púrpura y carmin,
Y me dicen su amor cuando colora
El sol poniente occidental confin.
Mas de tus cantilenas el acento
Nunca en sus trovas acertó á sonar;
Y vale más tu voz que lleva el viento
Que su más tierno y plácido cantar.
¡Qué blanda y melancólica armonía,
Qué dulces quiebros y apagado son
Lánguidos pasan por la frente mia
Si me cantas tu tímida pasión!


CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 9:50 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

129. ENRIQUE GIL Y CARRASCO.

EL RUISEÑOR Y LA ROSA

LA ROSA

Si yo tuviera un eco solamente
Con que poder decirte mi querer,
¡Cuánto amor vieras en mi seno ardiente!
¡Cuántas promesas vagas de placer!
Tú eres feliz!... Tú envias á las nubes
Tus cantilenas y á su cielo azul,
Y el mundo hechizas si á cantar te subes
A la copa de altísimo abedul.
Pero mi muda voz es un aroma
Que hiende el aire trémulo y fugaz,
Y el tímido arrullar de la paloma
Es, á par de él, altísimo y audaz.
Y á veces cuando el céfiro ligero
Entre sus alas lleva su vapor,
Y va como celeste mensajero
^ llevarte venturas de mi amor;
Sopla quizá del lado del desierto
Impetuoso y turbio el huracán,
Y mi amor puro en triste desconcierto
Y mi alegría deshojados van.
Canta, pájaro tierno, tu esperanza,
De primavera al rutilante sol,
Que allí está mi vivir y mi bonanza
Y es de su luz traslado mi arrebol.
Cuando me agoste el fuego del estío,
Mi espíritu los aires cruzará,
Y el perfume del tímido amor mió
A tu marchito pico llevará.
Y al soplar de las brisas de otro Mayo
Florecerá mi amor y dulce bien,
Y pálida luna con su rayo
Te alumbrará en un árbol del Edén.

FIN


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 10:05 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

130. PEDRO MADRAZO Y KUNT. (WIKIPEDIA)


Pedro de Madrazo y Kuntz (Roma, 11 de octubre de 1816 - Madrid, 20 de agosto de 1898)1​ fue un pintor, escritor, jurista, traductor, académico, periodista y crítico de arte español.


Biografía
Luis de Madrazo, Pedro de Madrazo, 1885. Óleo sobre lienzo, 126,30 x 90,50 cm, Colección Madrazo, Comunidad de Madrid

Miembro de una ilustre familia de artistas, fue hijo del pintor neoclásico José de Madrazo y Agudo e Isabel Kuntz Valentini, hija del pintor de la Silesia polaca Tadeusz Kuntz, y hermano de los pintores Federico de Madrazo y Luis de Madrazo. También tuvo una hermana, Carlota, que se casó con el escritor y director de El Artista Eugenio de Ochoa.2​3​4​

El padre, discípulo de David, llegó a ser pintor de cámara de Carlos IV y Fernando VII y profesor de colorido y composición en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, así como director del Museo del Prado.5​

Al igual que su hermano Federico nació en Roma cuando su padre trabajaba en la capital italiana merced a una pensión concedida por Carlos IV. Realizó sus primeros estudios en el Seminario de Nobles de Madrid, regido por la Compañía de Jesús. Entró allí en contacto con el poeta Alberto Lista, y cursó la carrera de Derecho en las universidades de Toledo, donde obtuvo el grado de bachiller,y Valladolid, donde se licenció y conoció al joven poeta José Zorrilla. En 1837 viajó con su hermano Federico a París, conociendo a importantes escritores como Alejandro Dumas y Víctor Hugo, y más tarde a Roma. Se casó con Manuela Rosales y de la Sala, hija del general de Estado Mayor Martín de Rosales y Manuela la Sala, camarera de Isabel II, con quien tuvo cuatro hijos: José, Emma, Sofía y Mercedes.6​ Trabajó como profesor de arte; trasladado a Madrid, junto con su hermano Federico y su cuñado Eugenio de Ochoa fundó la revista El Artista (1835-1836), fundamental para el desarrollo del romanticismo en España. Colaboró además en las revistas más importantes de su época como No me Olvides, Semanario Pintoresco Español, El Renacimiento (1847), El Laberinto, El Español, Museo Español de Antigüedades, El Iris, La Cruz, Revista de Madrid, La Ilustración Católica, La Ilustración Artística de Barcelona, La Iberia el Boletín de la Real Academia de la Historia, Álbum Pintoresco Universal, El Siglo Pintoresco o La Ilustración Española y Americana y dirigió El Domingo. Lecturas Piadosas Entretenidas (1844-1845), donde publicó sentidas imitaciones de los Salmos y traducciones de la Biblia.7​8​

Siguió una carrera de funcionario jurista al servicio del estado: fue Auxiliar de primera clase (1845) y luego Fiscal primero en el Consejo Real (1847-48), y primer Teniente Fiscal de lo contencioso del Consejo de Estado (1860), donde también fue Secretario general (1870-1871 y 1875-1880) y Consejero. Después fue presidente de la Sección de Gobernación y Fomento del Consejo de Estado (1885) y terminó su carrera siendo ministro del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (1888). Se jubiló el 14 de mayo de 1897.9​

Sin embargo, también trabajaba como pintor, crítico de arte, literato, arqueólogo e historiador. Como romántico que era, defendía la Edad Media española y reivindicaba el arte gótico como su estilo más representativo. Fue uno de los primeros en usar el concepto de "patrimonio histórico-artístico" y junto a Valentín Carderera, Gregorio Cruzada Villamil, José Caveda, José Amador de los Ríos, Juan de Dios de la Rada o José María Quadrado contribuyó a dar contenido a la historiografía artística española. Presidió la Comisión Mixta de las Provinciales de Monumentos Históricos y Artísticos; intervino en algunas importantes polémicas de su época, como la que le enfrentó con Cruzada Villaamil a propósito de los méritos de Casado del Alisal y Antonio Gisbert y se arrogó en exclusiva, pero competentemente, la redacción de los catálogos de pinturas del Museo del Prado.

Como escritor cultivó la poesía lírica de sesgo temático religioso-moral, también en algunas traducciones, y alguna vez patriótico (tradujo al poeta espartano Tirteo).10​ Se le deben las piezas teatrales Tomás Moro (1844) y El faramalla (1850), así como un puñado de cuadros de costumbres y algunos relatos y evocaciones de viajes. Tradujo el Derecho Penal y Economía Política de Pellegrino Rossi (1840), el Libro de los oradores de Joseph-Marie Timon-David (1844),11​ la Historia del Consulado y del Imperio de Thiers (1845) y las Consideraciones sobre las verdades de la religión y los deberes del cristiano del obispo de Debra. Colaboró en la serie Recuerdos y bellezas de España fundada por Pablo Piferrer y el editor y dibujante Francisco Parcerisa, para la cual redactó los volúmenes dedicados a Córdoba (Madrid, 1855) y Sevilla y Cádiz (Madrid: imprenta de Cipriano López, 1856). En la segunda edición de la serie, que cambió el título a España. Sus monumentos y sus artes, su naturaleza y su historia, se encargó de los tomos dedicados a Navarra... (Barcelona, 1886) y Logroño (Barcelona, 1886).12​

Más tarde dirigió el Museo de Arte Moderno de Madrid (1895-1898) y fue miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde el 18 de abril de 1851, siendo bibliotecario y luego director de la misma sucediendo a su hermano Federico desde 1894; de la Real Academia Española desde el 19 de mayo de 1874 y de la Real Academia de Historia desde 1859; en esta institución fue Secretario perpetuo desde 1879. Fue además correspondiente del Instituto de Francia y de los Arqueológicos de Berlín y Roma. Fue miembro honorario de la de Bellas Artes de Lisboa, oficial de la Legión de Honor francesa y miembro de la Academia de la Arcadia de Roma.13​

Liberal moderado, fue progresista en su juventud y evolucionó hacia posiciones conservadoras. Fue voluntario en los granaderos del Sexto Batallón de la Milicia Nacional de Madrid en 1835 junto a su hermano Federico, Pascual de Gayangos, Massarnau, Carderera y otros y promovió las Conferencias de San Vicente de Paúl en Madrid. Durante la Restauración, formó parte del partido Liberal-Conservador de Antonio Cánovas del Castillo y fue senador por la Academia de Bellas Artes de San Fernando entre 1896 y 1898 sucediendo a su hermano Federico; fue además consejero de Instrucción Pública.14​15​
Obras
La Universidad Complutense en Alcalá de Henares (en Monumentos Arquitectónicos de España, 1878).

Distribución de los premios florales hecha por el Liceo Artístico y Literario de Madrid, sesión de 11 de julio de 1841 [contiene poesías], Madrid, Imprenta Mellado, 1841
Catálogo de los cuadros del Real Museo de Pintura y Escultura de S. M. redactado con arreglo a las indicaciones del Director actual de este Real Establecimiento, Madrid, Aguado, 1843 [reeds., 1845, 1850, 1854, 1858, 1873, 1876, 1882, 1885, 1889, 1893, 1900, 1903, 1907, 1910, 1913 y 1920]
Oraciones puestas en música por varios compositores alemanes y versificadas en español por Santiago de Masarnau y Pedro de Madrazo, Madrid, 1849
“El accionista de minas. El celador de barrio. La señora mayor”, en Los españoles pintados por sí mismos por varios autores, Madrid, Gaspar y Roig, 1851, págs. 317-324 y 346-350
Tomás Moro, 1844, drama.
El faramalla, 1850, comedia.
Recuerdos y bellezas de España [...], Córdoba, Madrid, Imprenta Repullés, 1855
F. J. Parcerisa, Recuerdos y bellezas de España bajo la protección de SS MM la Reyna y el Rey [...], escrita y documentada por D. ~, Sevilla y Cádiz, Madrid, Imprenta Cipriano López, 1856
“La Moral en las Artes”, en Exposición pública de Bellas Artes celebrada en el año de 1856, y solemne distribución de premios [...], Madrid, Imprenta Nacional, 1857, págs. 48-56
El Real museo de Madrid y las joyas de la pintura en España. Colección selecta de cuadros [...] copiados de los originales por los primeros dibujantes litógrafos de España, Madrid, Imprenta y Litografía J. J. Martínez, 1857-1859
Discursos leídos ante la Real Academia de Nobles Artes de San Fernando, en la recepción pública de José Amador de los Ríos. Contestación de [...] [Tema: El estilo mudéjar en la arquitectura], Madrid, Imprenta José Rodríguez, 1859
Discurso leído ante la Real Academia de la Historia en su recepción pública, el 13 de enero de 1861 [Tema: Elementos constitutivos de la civilización española], Madrid, C. López, 1861
Catálogo descriptivo e histórico de una sinopsis de las varias a que pertenecen sus cuadros, y los autores de éstos [...] Parte primera. Escuelas Italianas y Españolas, Madrid. Imprenta M. Rivadeneyra, 1872. No llegó a concluirlo
Catálogo de los cuadros del Museo del Prado de Madrid [...] Compendio del catálogo oficial descriptivo e histórico redactado por el mismo autor, Madrid, Imprenta Biblioteca de Instrucción y Recreo, 1873
Joyas del Arte en España: cuadros antiguos del Museo de Madrid, litografiados por acreditados profesores con ilustraciones críticas, históricas y biográficas, Madrid, Imprenta Fortanet, 1878
La escultura cristiana española. Discurso leído ante la Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, Pérez Dubrull, 1881
España. Sus monumentos y artes. Su naturaleza e historia. Córdoba, Barcelona, Daniel Cortezo, 1884
España. Sus monumentos y artes [...] Sevilla y Cádiz, Barcelona, Daniel Cortezo, 1884
“Resumen de los acuerdos y tareas de la Real Academia de la Historia desde el 30 de abril de 1882 hasta igual día de 1884, leído por su secretario perpetuo [...]”, en Memorias de la Real Academia de la Historia, vol. X, Madrid, M. Tello, 1884
Viaje artístico de tres siglos por las colecciones de cuadros de los reyes de España, desde Isabel la Católica hasta la formación del Real Museo del Prado de Madrid, Barcelona, Daniel Cortezo, 1884
Cuadros selectos de la Real Academia de Bellas Artes, publicados por la misma, con ilustraciones de varios académicos, Madrid, Imprenta M. Tello, 1885
La Maja echada, por D. Francisco de Goya, Madrid, Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1885
España. Sus monumentos y artes. Su naturaleza e historia. Navarra y Logroño, Barcelona, Daniel Cortezo, 1886
Frescos de Goya en la Iglesia de San Antonio de la Florida, grabados al aguafuerte por D. José María Galván y Candela, texto por D. Juan de Dios de la Rada y Delgado, precedido del informe escrito por [...], Madrid, Imprenta M. Tello, 1888
Discursos leídos ante la Real Academia de la Historia, 1897
“La velada del recluta”, “Último pensamiento de Weber”, “El delirio de Abelardo”, “El Ángel de la Guarda” [Poesías], en E. Alcalá Galiano, conde de Casa Valencia, Necrología del Excmo. Sr. D. ~, leída en la Real Academia Española [...] en la sesión de 7 de diciembre de 1898, Madrid, Fortanet, 1898
M. Junghandel, La arquitectura de España estudiada en sus principales monumentos, texto sumario por ~, Barcelona, López Robert, s. f.
"Orfebrería de la época visigoda. Coronas y cruces del Tesoro de Guarrazar" (1879), de la serie Monumentos Arquitectónicos de España.
"Tapicería llamada del Apocalipsis" (1880), en Museo Español de Antigüedades.
"Joyas sueltas del Arte Antiguo y Moderno", 1874, serie de artículos de La Ilustración Española y Americana
"De la pintura mural de los templos", 1883, serie de artículos de la La Ilustración Española y Americana
"Vidas de pintores célebres", 1880, serie de artículos en el Almanaque de la Ilustración Española y Americana


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mayo 02, 2022 10:11 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

130. PEDRO MADRAZO Y KUNT.

ROSA DE LA DESPOSADA.

INÉDITA.

Seres y cosas que en el mundo amamos
Acibarán quizá nuestra existencia,
Porque dispuso la divina ciencia
Que lo que más queremos ¡ay! perdamos.
Tal vez quien ama, olvida: .
Que si delicias hay en entrégarse
Con cuerpo y alma al sér que á amar convida,
No hay cosa más amarga que la vida
En el trance cruel de separarse.

l.

En un jardín. lisonja del verano,
Un pimpollo entreabierto recogiste,
y en agua cristalina sumergiste
El tallo que al rosal cortó tu mano.
Pero recuerda, hermosa,
Lo que dura esa flor que al tiesto pides:
La ves á la mañana fresca rosa
y á la noche marchita : ¡no lo olvides!

II.

Feliz te adornas con la flor abierta;
Porque te dió la suerte un compañero,
Dichosa libas el amor primero,
y repites con canto placentero
Que para todos se cerró tu- puerta.
¡Mas baja el tono, baja:
Si gemir de repente oyes sus gonces ...
Tal vez un ataúd y. una mortaja
Traerán para él, y llorarás entonces!

III.

Pero óyeme. ángel bello,
Que llevas ya la mano temblorosa
Al dorado cabello;
Donde se marchitó la flor hermosa:
Aunque es el separarse común suertt!,
No te arrebatará tu amor la muerte
-Como te arrebató la 'fresca rosa.
¡Somos peregrinantes,
y al separarnos tristes, bien sabemos
Que, aunque seguimos rutas muy distante
Al fin de la jornada nos veremos!

Madrid, septiembre 1845


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 7:59 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

131. JUAN DE ARIZA

WIKIPEDIA

Juan de Ariza Palomar (Motril, Granada, 11 de diciembre de 1816 - La Habana, Cuba, 20 de julio de 1876), escritor español perteneciente al Romanticismo.

Biografía

Fue hijo de familia noble y acomodada. A los cuatro años de edad murió su padre y quedó so la tutela de su tío Juan Fernando de Ariza, Vicario de Distrito, que se encargó de su educación; sus primeros poemas están dedicados a sus amigos. A los treinta y siete años trabajó en el Teatro Liceo de Motril y tres años más tarde fue a Madrid, hacia 1843, donde escribió en distintos periódicos y revistas. En 1843 aparece su primera obra conocida, A la heroica Granada. Cantos, editada en Granada; debía estar allí, porque ese año apareció una crítica teatral suya en la revista La Alhambra sobre la comedia Un novio a pedir de boca de Manuel Bretón de los Herreros estrenada allí. Poco después está en Madrid y a partir de 1845 se da a conocer con sus primeras novelas históricas y cuentos inspirados en tradiciones populares. Una de sus novelas, Un viaje al infierno, es una sátira del Madrid de entonces y sus personajes, de nombre anagramático, pueden identificarse perfectamente. La más importante de sus novelas históricas fue El Dos de Mayo (1846), precedente directo de los Episodios nacionales de Galdós. En Madrid amistó con Ventura de la Vega y Juan Martínez Villergas. Evolucionó hacia posturas conservadoras. De 1848 a 1854 se suceden sus años más fecundos: da a luz más de veinte obras literarias y colabora con Rubí y Ventura de la Vega en la comedia Un clavo saca otro clavo, de 1850. Ese mismo año estrena su tragedia Remismunda sobre la mujer de Ataúlfo, acaso la mejor de sus piezas teatrales y donde se mezclan clasicismo y romanticismo. En 1853 estrena cuatro obras en Madrid, entre ellas la zarzuela La flor del valle con música de Luis Arche. Sus últimas obras teatrales se representan en 1854, año en que fue nombrado Director General de Ultramar. En 1856 llegó a la isla de Cuba como alto funcionario del Estado. Allí desempeñó los cargos de Secretario y Ministro del Tribunal de Cuentas y ocupó también la Vicepresidencia del Casino Español de la Habana, presidente honorario del mismo y "Voluntario" de la Compañía de Guías. En 1867 fue nombrado Director del Diario de la Marina en La Habana, cargo que ocupará hasta su muerte, es decir, durante nueve años. Presenció el estallido de la primera de las guerras de Cuba, la llamada Guerra de los diez años (1868-1878); defendió apasionadamente los intereses de la España colonial. Murió en La Habana el 20 de julio de 1876.

Escribió sobre todo entre 1843 y 1854; su producción se limita a siete novelas, quince obras dramáticas y cinco cuentos infantiles, aparte de numerosas poesías y artículos periodísticos. Es importante como uno de los primeros folcloristas españoles, pues compiló relatos tradicionales en Cuentos de vieja, que puede considerarse la primera colección española de cuentos folclóricos. Conoció al actor Julián Romea y a los autores Tomás Rodríguez Rubí y Ventura de la Vega, con los cuales colaboró en alguna ocasión; también escribió alta comedia. Escribió sobre todo dramas históricos y novelas históricas, aunque también cultivó la poesía narrativa. Sus Obras líricas y dramáticas fueron editadas en México por Boix y compañía en 1851. Su producción periodística está aún por estudiar.
Obras
Novelas

Un viaje al infierno, Madrid, 1848-1851
Don Juan de Austria o Las guerras de Flandes, Madrid, 1847. Reimpresa en Madrid: Lecturas para Todos, 1933 y Madrid: Apostolado de la Prensa, 1961.
Las tres Navidades, Madrid, 1846.
Los dos Reyes: novela histórica, Madrid, 1845, reimpresa en 1848.
El dos de mayo: novela histórica Madrid: Hortelano y Compañía, 1846, reimpresa en el mismo sitio e imprenta en 1849
Antes y después Habana:Imprenta del Diario de la Marina, 1859.

Cuentos

Las ruinas de Sancho el Diablo. Tradición popular, Madrid, 1848.

Poesía

Poesías, La Habana, Imprenta Avisador Comercial:1877.
Poesías Líricas y otros poemas de Juan de Ariza: Edición, introducción y notas de Francisco C. Ayudarte Granados. Publicación independiente: 2016, España. https://www.amazon.es/

Teatro

Antonio de Leiva, Madrid, 1849, reimpreso en 1855 y en Salamanca en 1870.
Con Tomás Rodríguez Rubí y Ventura de la Vega, Un clavo saca a otro clavo. Comedia. Madrid, 1850.
Mocedades de Pulgar, Madrid, 1847.
El primer Girón, Madrid, 1850, reimpresa en 1868.
Don Alonso de Ercilla Madrid: José de Santiago, 1848
Dios, mi brazo y mi derecho Madrid, 1853, reimpresa en 1867.
La Flor del valle: zarzuela; música de Luis Arche Madrid: Círculo Literario Comercial, 1853
La fuerza de voluntad Madrid: Círculo Literario Comercial, 1852
Un loco hace ciento. Comedia Madrid: Círculo Literario Comercial, 1853
La mano de Dios. Drama histórico Madrid: Círculo Literario Comercial, 1854
El oro y el oropel. Comedia Madrid, 1853 (reimpresa en Salamanca en 1863)
Obras líricas y dramáticas México: Boix y compañía, 1851
Pedro Navarro Madrid: Círculo Literario Comercial, 1854
El ramo de rosas Madrid: Círculo Literario Comercial, 1851
Remismunda. Tragedia Madrid: Círculo Literario Comercial, 1854
Comedias. Introducción y notas, Francisco Ayudarte Granados. Motril: Auskaría Mediterránea, 1996.

Distinciones honoríficas
Caballero Gran Cruz de la Orden Civil de María Victoria (14/07/1872).1



_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 8:05 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

131. JUAN DE ARIZA

EMULACIÓN (Soneto)

Yo ví mecerse la fragante rosa
Con lágrimas bañada de rocío,
Y el pétalo sutil tender con brío
Reina de flores mil por más hermosa.

Vi en su cáliz pintada mariposa,
Al de la flor uniendo su atavío,
Los perfumes tomar en el estío
Y frescura del seno do se posa.

Yo te he visto también: tu faz divina
Es rosa de purísimos colores
A do la mariposa se reclina.

Ella bebe en tu cáliz sus amores;
Mas yo, que toco del desdén la espina,
Bebo en tu ingratitud crudos dolores.

E. Laberinto,  1845 Tomo II , Pág, 288[/color]


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 8:36 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

132. RAMÓN DE CAMPOAMOR

(Ramón de Campoamor y Campoosorio; Navia, 1817 - Madrid, 1901) Poeta español que gozó en su tiempo de gran estima y popularidad. Su obra, no obstante, no superó la revisión de valores efectuada por las generaciones del modernismo y la del 98. En cambio, refleja fielmente las corrientes intelectuales de la época, tales como el positivismo o el tradicionalismo religioso.


Ramón de Campoamor

Huérfano muy pronto de padre, fue educado por su madre durante su infancia, que pasó en su tierra natal. Estudió latinidad en Puerto de Vega, en la misma provincia, y de allí pasó a Santiago de Compostela, donde cursó filosofía. A los dieciocho años, en una crisis de misticismo, decidió ingresar en la Compañía de Jesús, pero pronto cambió de idea y, trasladado a Madrid, estudió lógica y matemáticas en el convento de Santo Tomás.

Aficionado a la medicina, se matriculó en el Colegio de San Carlos, pero no tardó mucho tiempo en revelarse en Campoamor su verdadera vocación de poeta; abandonó los estudios académicos, decidido a consagrarse a la literatura. Se pasaba largas horas en la Biblioteca Nacional leyendo y estudiando las obras de los clásicos españoles y universales. Mientras tanto frecuentaba las tertulias literarias y se había dado a conocer con la publicación de algunas poesías que merecieron elogios.

Sus primeras obras fueron un tomo de Fábulas y otros dos titulados Ternezas y flores (1840) y Ayes del alma (1842). Eran versos fáciles y sentimentales que valieron a nuestro autor el dictado de "poeta de las damas". Muy joven aún, manifestó sus ideas políticas con la publicación de una serie de cuadernos que tituló Historia crítica de las Cortes reformadoras (1837). Pronto entró en la carrera burocrática; se adscribió al partido moderado de Romero Robledo y desde tal posición luchó contra los fundamentos del partido democrático de Emilio Castelar. A fines de 1847, el conde de San Luis le nombró jefe político de Castellón de la Plana, y más tarde fue gobernador civil de Alicante y de Valencia (1584).

Campoamor continuaba escribiendo: en 1853 vio la luz El drama universal, poema de cierta extensión al que siguieron otros dos títulos: Colón y El licenciado Torralba. Pero sus obras más importantes y sobre todo más características son las Doloras (1846), los Pequeños poemas (1872-74) y las Humoradas (1886-88). Campoamor se casó con Guillermina Gormande, que no le dio hijos, y en 1861 ingresó en la Academia; en su discurso de recepción desarrolló el tema La metafísica limpia, fija y da esplendor al lenguaje.

Su mujer había aportado una apreciable dote al matrimonio, con lo que Campoamor pasó a ser un pacífico y acomodado burgués, de carácter afable y grata conversación, de rostro simpático, ornado de blancas patillas que le daban el aspecto de banquero acaudalado; vivió una prolongada ancianidad, sólo perturbada por los ataques de gota, rodeado de la admiración de sus contemporáneos, que veían en él a un genio de la poesía y a un excelso filósofo; baste decir que fue comparado con Shakespeare, Dante, Calderón de la Barca, Goethe...

Lo cierto es que la obra de Campoamor no resiste hoy un examen crítico. Su estilo es prosaico y su pretendida filosofía es de lo más ramplón y superficial. Era un hombre de talento, pero su concepto de la poesía, que expuso en su Poética, es esencialmente equivocado; los aciertos que pueda haber en su obra hacen excepción y pesan muy poco.

Su único mérito es el de haber sido un eco, en verso, de toda una sociedad y un tiempo, pero ese tiempo era, en cuanto a calidad poética, de lo más pobre que pueda darse en cualquier época y país. El gusto y las ideas que entonces predominaban en España sumieron a gran parte de la cultura hispana en la más lamentable inanidad. El fracaso de las guerras coloniales fue el revulsivo que produjo el movimiento intelectual y crítico de la generación del 98. Campoamor y lo que el poeta representaba quedaría superado por insignificante, insípido y anacrónico.


Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «Biografia de Ramón de Campoamor». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 8:44 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

132. RAMÓN DE CAMPOAMOR

HUMORADA INÉDITA.

Vas siguiendo á tu madre en lo preciosa.
Como un capullo que camina á rosa.
Noviembre 22 de 1889

LA COL Y LA ROSA. Fábula)

Una col en un cercado
Probaba á una rosa bella,
Que era tan buena como ella
y aun de una tierra mejor.

-Mas aunque de cuna iguales,
-Dijo un pepino,-mastuerza,
¿Dejarás tú de ser berza
Mientras que ella es una fior?

OBRAS COMPLETAS de D. RAMÓN DB CAMPOAMOR: Barcelona, por
Simón y Montaner, 1888 . -Pág . 158.




_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 9:00 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

132. RAMÓN DE CAMPOAMOR


ROSAS Y FRESAS. Fábula)

I.

Porque, lleno de amor, te mandé un día
Una rosa entre fresas, Juana mía,
Tu boca, con que á todos embelesas,
Besó la rosa sin comer las fresas.

II.

Al mes de tu ·pasión, una mañana
Te envié otra rosa entre las fresas, Juana;
Mas tu boca, con ansia no amorosa,
Comió las fresas sin besar la rosa.

Doloras y Poemas por D. RAMÓN DE CAMPOAMOR. de la Acade-
mia Española, con prólogo de D. Elíás Zerolo. Tomo j.-
Doloras, 16. a edición: París, librería de Garnier, 1886 .-Pág. 232,
Fábula CXXI


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 10:15 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

133. JOSÉ ZORRILLA

(Valladolid, 1817 - Madrid, 1893) Escritor español. Es el principal representante del romanticismo medievalizante y legendario. En 1833 ingresó en la Universidad de Toledo como estudiante de leyes, y en 1835 pasó a la Univerisdad de Valladolid. José Zorrilla publicó sus primeros versos en el diario vallisoletano El Artista.

En Madrid, después de abandonar su carrera universitaria, alcanzó fama tras leer unos versos suyos en el entierro de Larra (1837). Ocupó el cargo de éste en la redacción de El Español, donde publicó la serie de poemas titulada Poesías (1837), primero de un conjunto de ocho volúmenes que completó en 1840. Su éxito poético se renovaría en 1852 con un poema descriptivo, Granada, que quedó inacabado. En 1839 se casó con Matilde O'Reilly, de la que enviudó muy pronto.

Escribió numerosas leyendas (Cantos del trovador, 1840-1841; Vigilias del estío, 1842; Flores perdidas, 1843; Recuerdos y fantasías, 1844; Un testigo de bronce, 1845), en las que resucita a la España medieval y renacentista y que constituyen lo más perdurable de su producción. Entre ellas cabe destacar «A buen juez mejor testigo», «Margarita la Tornera» y «El capitán Montoya».

En 1837 Zorrilla inició su producción teatral con Vivir loco y morir más, y alcanzó su primer éxito con El zapatero y el rey (1840), a la que siguieron El eco del torrente (1842), Sancho García (1842), El molino de Guadalajara (1843), El puñal del godo (1843), Don Juan Tenorio (1844) y Traidor, inconfeso y mártir (1849). En estas obras trata temas tradicionales o del Siglo de Oro. También escribió tragedias a la manera clásica, como Sofronia (1843).

En 1846 viajó a Burdeos y París, donde conoció a Alejandro Dumas, George Sand, Teófilo Gautier y Alfred de Musset, que dejarían en él una gran huella. En 1865 marchó a México, donde fue protegido por el emperador Maximiliano I, que lo nombró director del Teatro Nacional.

De regreso a España (1866), José Zorrilla se casó con la actriz Juana Pacheco, viajó a Roma (1871) e ingresó en la Real Academia (1882). De estos años son Recuerdos del tiempo viejo (1880-1883), La leyenda del Cid (1882), El cantar del romero (1883) y Mi última brega (1888). Fue coronado como poeta en el alcázar de Granada (1889) por el duque de Rivas, en representación de la reina regente.


FTE.

Fernández, Tomás y Tamaro, Elena. «Biografia de José Zorrilla». En Biografías y Vidas. La enciclopedia biográfica en línea [Internet]. Barcelona, España, 2004.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 71736
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Mayo 03, 2022 10:17 pm

SOBRE LA ROSA... ( J. Pérez de Guzmán y Gallo)

TOMO II. SIGLO XIX.

133. JOSÉ ZORRILLA

ESENCIA DE ROSA.

AL POETA GRILO.

Mi querido Antonio: Te dedico esta com-
posición, cuya fama te debo, porque la has
unido á ti recitándola con entusiasmo en las
regiones del gran mundo, y ya ni Madrid ni
yo sabemos si es tuya ó es mía.
José. ZORRILLA .
Abril 20. ¡877.


LA SIESTA.

Son las tres de la tarde:-Julio,-Castilla.
El sol no alumbra, que arde;-ciega, no brilla.
La luz es una llama-que abrasa el cielo;
Ni una brisa una rama-mueve en el suelo.
Desde el hombre á la mosca-todo se enerva;
La culebra se enrosca-bajo la hierba;
La perdiz por la siembra -suelta no corre,
y el cigüeño á la hembra-deja en la torre.
Ni el topo, de galbana,-se asoma á su hoyo;
Ni el mosco pez se afana-contra el arroyo;
Ni hoza la comadreja-por la montaña,
Ni labra miel la abeja,-ni hila la araña.
La agua el aire no arruga,-la mies no ondea,
Ni las flores la oruga-torpe babea;
Todo al fuego se agosta-del seco estío;
Duerme hasta la langosta-sobre el plantío.
Sólo yo velo y gozo-fresco y sereno;
Sólo yo de alborozo-me siento lleno;
Porque mi Rosa
Reclinada en mi seno
Duerme y reposa.
Voraz la tierra tuesta-sol del estío;
Mas el bosque no presta-su toldo umbrío.
Donde Rosa se acuesta-brota el rocío,
Susurra la floresta,-murmura el río;
¡Duerme en calma tu siesta,-dulce bien mío!
Duerme entre tanto
Que yo te velo; duerme,
Que yo te canto.

CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
- - - - - - - - 
José Luís Martínez Almeida, lo mismo carga contra Miguel Hernández, que contra Almudena Grandes...
Como los talibanes: SUMA DE IGNORANCIA Y COBARDÍA

Contenido patrocinado


SOBRE LA ROSA... - Página 15 Empty Re: SOBRE LA ROSA...

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Mayo 18, 2022 6:25 pm