Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 937323 mensajes en 43918 argumentos.

Tenemos 1479 miembros registrados

El último usuario registrado es Beatriz

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 49 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 44 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Josefina Simón, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Diciembre 2021

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Karin Boye Empty

2 participantes

Karin Boye

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36127
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 73
Localización : Barcelona

Karin Boye Empty Karin Boye

Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 05 Oct 2021, 12:42

.


Karin Boye
(Gotemburgo, 26 de octubre de 1900-Alingsås, 23 de abril de 1941) fue una poeta y novelista sueca.

Nació en Gotemburgo, Suecia y se mudó con su familia a Estocolmo en 1909. Estudió en la Universidad de Upsala desde 1921 hasta 1926. Su primera colección de poemas fue Nubes (Moln, en sueco). Mientras estuvo en Upsala y hasta 1930, Boye fue miembro del grupo socialista Clarté. Entre 1929 y 1934 Boye estuvo casada con otro integrante del grupo Clarté, Leif Björck. En 1932, después de separarse de su esposo, tuvo una relación con Gunnel Bergström.

En 1931, Boye, junto con Erik Mesterton y Josef Riwkin, fundó la revista literaria Spektrum, desde la cual introdujeron a T. S. Eliot y los surrealistas a Suecia. Junto con el crítico Erik Mesterton tradujeron "La tierra baldía" de Eliot. Karin Boye tuvo un importante papel en la traducción de la obra  al sueco.

Posiblemente Karin Boye es más conocida por sus poemas, de los cuales los que han llegado más son "Por supuesto que duele" (Ja visst gör det ont) y "En movimiento" (I rörelse) de su colección Los hornos (Härdarna) de 1927, y "Por el árbol" (För trädets skull) de 1935. Fue miembro de la institución literaria sueca Samfundet De Nio desde 1931 hasta su muerte.

Su novela Crisis (Kris) muestra su crisis religiosa y su lesbianismo. En sus novelas El despertar de los méritos (Merit vaknar) y Muy poco (För lite) explora el juego de roles masculino y femenino.

Fuera de Suecia, su obra más conocida probablemente sea la novela Kallocaína (1939). Inspirada en el apogeo del nacional-socialismo en Alemania, es un retrato de una sociedad antiutópica del mismo tenor que 1984 de Orwell (aunque escrita diez años antes que 1984) y Un mundo feliz de Huxley. En la novela, un científico idealista llamado Leo Kall inventa la Kallocaína, una especie de suero de la verdad. En 2013, Carmen Montes recibió el Premio Nacional de Traducción por su traducción al español de la novela.

Boye se suicidó tomando somníferos después de abandonar su casa el 23 de abril de 1941. Según los informes policiales de los Archivos Regionales de Gotemburgo, fue encontrada yaciendo en una roca, en una montaña con vista hacia Alingsås, cerca de Bolltorpsvägen, por un granjero que estaba dando un paseo. En el lugar existe hoy un monumento conmemorativo.

Se le escribieron dos epitafios muy diferentes, el más conocido es el poema "Amazona muerta" (Död amazon) del poeta Hjalmar Gullberg, en el cual se la muestra como "Muy oscura y con grandes ojos". El otro fue escrito por su amigo cercano Ebbe Linde, se titula "Amiga muerta" (Död kamrad), en este no se la retrata como a una amazona, sino como a un humano normal, pequeño y gris al que la muerte, libera de batallas y dolores.

En el 2004, se le puso el nombre Biblioteca Karin Boye a una de las secciones de la biblioteca de la Universidad de Upsala en su honor. La asociación literaria Karin Boye sällskapet (La Sociedad Karin Boye) fue fundada en 1983 y se dedica a mantener viva la obra de Boye difundiéndola a nuevos lectores.

(sacado de: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


***


POEMAS:


A UNA ESFINGE

Eres como el caracol en el frío pantano,
donde los rayos del sol no llegan.
Nunca se arrastra fuera de la concha,
su prisión a olvidar no acierta,
solo puede ocultar
su más honda esencia
y hazañas soñar
entre las algas,
mas nunca del todo
y sin fisuras
vaciarse en acciones o en palabras.

Tu discurso está colmado de ironía.
Pretendes ocultar
con frialdad fingida
el calor de la vida que ahí habita.
Pero la voz se aterra
en singular blandura.
Un rubor flota
tras la pálida mejilla.
Un mar de fuego arde
en secreto
adonde nadie alcanza,
donde nadie sabe.

Eres frágil de más, de más blanda y sensible
a todos esos chirridos que sajan:
tienes que llevar coraza
en el brutal juego de la vida.
Eres como el caracol en el frío pantano,
que nunca se arrastra fuera de la concha,
tan inalcanzable,
tan inexplicable
que nadie llega a conocerte.

KARIN BOYE, Nubes, 1922
Traducción de Carmen Montes Cano


UN DESCENDIENTE DESCONOCIDO

Partí mi pan, que otras manos hornearon,
y bebí mi vino, que yo misma no había hecho.
Quienes por ello trabajaron a probar no han llegado
su fruto hasta después de adentrarse por oscuros senderos.

Lo que he sembrado recogerás mañana.
¡Ojalá dé cientos de frutos mi semilla!
Llevan gozo quienes llevan ajena carga,
siegan vidas quienes la cosecha ajena siegan.

KARIN BOYE, Nubes, 1922
Traducción de Carmen Montes Cano


MAÑANA

Cuando el sol de la mañana por el cristal se filtra sigiloso,
contento y cauto,
como un niño que quiere sorprender
temprano, muy temprano, en un día festivo...
Entonces, colmada de creciente júbilo, extiendo
mis brazos abiertos al día que se acerca...
¡Pues el día eres tú,
el sol eres tú,
y la primavera eres tú,
y toda la hermosa, hermosísima
vida que aguarda eres tú"

KARIN BOYE, Nubes, 1922
Traducción de Carmen Montes Cano


LA LECCIÓN

-¡Criatura! -me dijo un día la Vida.
-¡Qué joven eres! Una fruta aún verde...
Quiero enseñarte el adorno de la juventud:
tímida modestia,
ojos bajos y voz tenue.
¡Vamos, camina suavemente... ve de puntillas por los prados!
¡Calla, estate callada... contén la respiración y escucha!
Si te llega la Alegría, si te llega el Dolor,
¡no armes jaleo (como sueles)!
¡En infinito silencio! ¡Escucha! ¡Escucha!
Así quizá
encuentres el camino hasta mi jardín de rosas.

KARIN BOYE, Nubes, 1922
Traducción de Carmen Montes Cano


VIA MEDIA

Pedí una vez alegría sin límites,
pedí una vez tristeza, como el espacio, infinita.
¿Crece acaso la modestia con los años?
Hermosa, hermosa es la alegría, como hermosa es la tristeza.
Pero lo más hermoso es hallarse en el campo de batalla del dolor
con la mente serena y ver que está brillando el sol.

KARIN BOYE, Nubes, 1922
Traducción de Carmen Montes Cano


APRENDE A CALLAR

Cada noche de la tierra está llena de maldad.
Corazón, aprende a callar.
Los duros espíritus, los duros escudos
reflejan la luz del hogar de las estrellas.

Tu lamento te hace más débil.
Corazón, aprende a callar.
Solo el silencio cura, el silencio curte,
intactamente casto, inocentemente verdadero.

¡Buscas la vida ardiente del dolor!
Corazón, aprende a callar.
Nadie se fortalece a base de heridas y fiebre.
Luminosa como el acero es la fortaleza del cielo.

KARIN BOYE, Tierra oculta , 1924
Traducción de Carmen Montes Cano


HAY CORAZONES QUE SON TESOROS

Hay corazonesque son tesoros,
que nunca, nunca se acaban.
Generoso los reparte su dueño
en corrientes de sol claras.
Agradecidos aceptamos
el don con mano atenta.
¡Dichoso seas, bendito tú
que respetas por igual oro y arena!

Hay corazones que son fuegos
y ocultos en lo más hondo hierven.
En la más fría noche arrojan
un reflejo sobre la nieve.
Nadie va tan hechizado
en nostalgia viva
como el que una noche ha visto el brillo
y llegar al fuego ansía.

KARIN BOYE, Tierra oculta , 1924
Traducción de Carmen Montes Cano


EL ÁRBOL

Con la puerta ya cerrada, cuando la luz he apagado,
y me encuentro envuelta en el aliento del ocaso,
siento que a mi alrededor se mueven
unas ramas, las ramas de un árbol.

Donde nadie más habita, en mi cuarto,
extiende el árbol una sombra tan suave como un halo.
Crece bien, vive en silencio,
se convierte en lo que desee cualquier extraño.

Un poder espiritual, un poder secreto
en las hondas raíces del árbol su voluntad ha puesto.
A veces tengo miedo y pregunto ansiosa:
¿Seguro que somos amigos?

Pero él crece despacio y vive tranquilo,
y yo no sé adónde quiere ir ni cuál es su destino.
Es dulce y mágico vivir tan cerca
de alguien que nos es desconocido...

KARIN BOYE, Tierra oculta , 1924
Traducción de Carmen Montes Cano


LA DONCELLA GUERRERA

Soñé con espadas anoche.
Soñé con la batalla anoche.
Soñé que luchaba a tu lado,
armada y fuerte, anoche.

Duros rayos arrojó tu mano,
y un trol tras otro a tus pies cayó.
Los nuestros se agruparon para cantar
bajo amenaza de negrura sin voz.

Soñé con sangre anoche.
Soñé con muerte anoche.
Soñé que caía a tu lado,
fatálmente herida, anoche.

No, no reparaste en mi caída.
Se te veía la boca grave.
Con mano firme el escudo sostenías
y seguiste tu camino, adelante.

Soñé con fuego anoche.
Soñé con rosas anoche.
Soñé que mi muerte era bella y buena...
Todo eso soñé anoche.

KARIN BOYE, Tierra oculta , 1924
Traducción de Carmen Montes Cano


6

Todo, todo cuanto poseía,
era, más que mío, tuyo.
Todo lo más bello que deseaba
era tuyo, tuyo, tuyo.

Contigo dije en voz alta
lo que en el mundo nadie sabrá.
Por caminos infinitos
tú eras mi soledad.

Si pasaba la noche en vela
tendida sin pensar nada,
si respiraba te sentía a ti, a ti.
Por todas partes estabas.

No hay vida en una vida
en la que tú no estás, ya no.
El mundo es un cascarón inmenso
sin núcleo en su interior.

KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


14

Aquí quiero quedarme, sí, en la calle, con frío
para, en las ventanas de cierta fachada, ver un brillo.
Muy querido me es quien ahí dentro habita.
Se me enferma el corazón cuando veo esa luz encendida.

A la esquina he de ir, despacio me he de girar,
por si viera asomar tu figura un instante quizá.
Con lo cerca que estás... ¿Qué hago aquí plantada y fría?
Se me enferma el corazón cuando veo esa luz encendida.

KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


DE UNA NIÑA MALA

Espero de veras que no tengas reposo.
Espero que, como yo, no pegues ojo,
y que sientas una rara alegría y una emoción...
y mareo y angustia y mucha irritación.

Y de repente, que te entre la premura
por acostarte a dormir sin amargura.
Espero que te lleve una hora entera...
¡Espero que pases la noche en vela!

KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


EN MOVIMIENTO

El día que nos saciamos, ese nunca es el más grande.
El día mejor es siempre un día de sed y de hambre.

Sí, nuestro viaje tiene un fin y un sentido,
pero lo que de verdad vale la pena es el camino.

No hay mejor fin que descansar la noche entera,
y encender el fuego y partir el pan con presteza.

En lugares donde solo una vez descansamos,
el reposo es seguro y el sueño está lleno de canto.

¡Adelante, adelante! El nuevo día despunta.
Infinita es nuestra gran aventura.

KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


EL CORAZÓN DEL MUNDO

Di, ¿dónde arde apasionado el corazón del mundo,
el corazón de fuego del mundo?
Vive de burdo y pesado carbón primitivo:
negra oscuridad, densa noche, Caos.
¡Busca ahí!
Y es que esa es la esencia del fuego:
fuerte por la fuerza de su enemigo,
una lucha en sí mismo, una lucha brillante...
ninguna otra esencia posee.
¿Y la victoria, cuando la oscuridad se haya deshecho en llamas?
¿Es la victoria la muerte?
¡Vana pregunta y temor vano!
El corazón del mundo es el fuego,
y el fuego quiere vencer.

KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


LOS DÍAS YA IDOS

Cuando un hombre viejo yace enfermo, sus días ya idos aparecen
y se sientan benignos en círculo alrededor de su cama.
No se conduelen, no lloran ni gimen.
Asienten despacio y piensan en cosas antiguas.
Y cada uno relata su cuento jamas olvidado,
y cada uno lleva consigo una vela y la enciende apaciblemente.
Se miran en el espejo claro de las oscuras aguas de los ríos.
Él camina, camina bajo bóvedas, bajo arcos de luz temblorosa.


KARIN BOYE, Los lares, 1927
Traducción de Carmen Montes Cano


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36127
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 73
Localización : Barcelona

Karin Boye Empty Re: Karin Boye

Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 06 Oct 2021, 11:14

.


OTROS POEMAS DE KARIN BOYE:


CLARO QUE DUELE

Sí, claro que duele cuando se abren los capullos.
¿Por qué, si no, había de dudar la primavera?
¿Por qué se enredaría en la palidez amarga y gélida
toda esa ardiente añoranza nuestra?
El capullo fue el escudo en el invierno.
¿Qué es lo nuevo, que consume y quiebra?
Sí, claro que duele cuando se abre el capullo,
duele por lo que crece
y lo que cierra.

Sí, claro que es duro cuando caen las gotas.
Temblando de zozobra cuelgan densas,
se agarran a la rama, se hinchan, resbalan...
el peso las desploma por más que se aferran.
Duro es estar dudoso, aislado y escindido,
duro es sentir que el abismo atrae y llama a la vez,
y seguir pese a todo allí temblando...
duro es querer quedarse
y querer caer.

Entonces, cuando todo va mal y nada alivia,
se abren, diríase con júbilo, las rosas.
Entonces, cuando ya el miedo no atenaza,
con un destello caen de la rama las gotas,
olvidan que lo nuevo las aterraba,
olvidan que las inquietaba el trayecto...
sienten por un segundo la seguridad suprema,
descansan en la confinza
que crea el  universo.

Karin Boye, Sea por el árbol, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


EL ÁRBOL BAJO LA TIERRA

Bajo la tierra crece un árbol.
Una ilusión me persigue,
un canto de cristal viviente, de ardiente plata.
Como la oscuridad ante la luz
ha de fundirse todo el peso
donde solo una gota cae del cantar de las hojas.

Una angustia me persigue.
Rezuma del suelo.
Allí se atormenta un árbol entre pesadas capas de tierra.
¡Oh, viento! ¡Luz del sol!
Siente ese tormento:
promesas del aroma de prodigios paradisiacos.

¿Dónde camináis, pies, que pisáis
tan blando o tan duro
que la costra se quiebra y entrega su presa?
¡Sea por el árbol, tened compasión!
¡Sea por el árbol, tened compasión!
¡Sea por el árbol, por él os llamo desde los cuatro puntos cardinales!

¿O acaso hemos de esperar a un dios...? ¿Y a cuál?

Karin Boye, Sea por el árbol, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


CONOCIMIENTO

Todos los cautos que llevan largas redes
se encuentran con la gigantesca carcajada de los mares.
Amigos, ¿qué buscáis en la playa?
El conocimiento es imposible de atrapar,
imposible de poseer.

Pero si, directo, como una gota,
caes en el mar para disolverte,
listo para cualquier transformación...
entonces te despertarás con piel de madreperla
y con los ojos verdes
en prados donde pastan los caballos del mar,
y serás conocimiento.

Karin Boye, Sea por el árbol, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


ES ESTRECHO EL CAMINO

Es etrecho el camino que dos tienen por delante,
inhumanamente estrecho puede parecer a veces,
aunque de un camino de humanos se trate.

Del prehistórico cieno de las cosas enterradas
se alzan monstruos que el calor ha despertado,
y cierran el camino por donde avanzas.

No hay huida posible que te pueda liberar.
Se te presentan de nuevo en nuevos caminos.
No tienes elección. Por ahí tienes que pasar.

.....................................* * *

Es escarpado el camino que dos tienen por delante,
un camino de escarnio puede parecer a veces,
aunque de un camino de triunfo se trate.

En un círculo da vueltas el sendero solo,
el mismo espejismo en la misma arena,
la misma sed de cuanto es remoto.

Un beneficio conozco para dos que comparten su afán,
con más solidez y peso que los sueños del solitario:
lo difícil de crecer hasta hacerse realidad,

hasta el corazón más íntimo del núcleo, sí,
donde el ser humano surge de fibras dispersas
y se convierte en su propio monte y raíz.

.....................................* * *

Es largo el camino que dos tienen por delante,
un camino de extravío puede parecer a veces,
aunque de una senda con un objetivo se trate.

Tiene también sus ángeles ataviados de centellas.
Ellos van rozando el polvo con su mano llameante,
y las pesadas cadenas se vuelven neblina y brisa fresca.

Con pie llameante van rozando la tierra,
y nueva la van creando en el ascua matinal,
y la llenan de remedio y de consuelo y fortaleza,

y de poder sobre los destinos que vendrán,
y de íntima luz, que dos aceptan.

Karin Boye, Sea por el árbol, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


LIBACIÓN

Sobre agrio vino tinto se inclinan pesadas las frentes.
No es el vino lo que pesa.
El vino que más nos suelta el pensamiento,
menos nos suelta la lengua.

Como un ardor secreto y un fuego sacrificial
es el agrio vino tinto.
Solo yo sé ante qué poderes
se eleva ese humo fino.

Solo yo sé de qué mundos
mi ebriedad extraigo.
Cada cual  mira sin ver a los otros
y escucha murmullos lejanos.

Cada cual alza su copa por cosas
que ninguno de los demás ha visto,
en tierras oscuras, donde júbilo y lamento
ya apenas tienen sentido.

Por eso alzo yo aquí mi vino tinto,
mi ascua sacrificial latente,
por un dolor que es mío y se asemeja
al viento del mar que nos consume eternamente.

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


CAMINANTE DE LOS PANTANOS

A oscuras está mi tierra.
Caminante, ¿quién eres?
¡Caminante de los pantanos!
A ciegas está mi tierra.
Caminante, ¿quién eres?
Siento que unas huellas se llenan
con sangre de mis entrañas.

Yo quería saberme tus manos.
¿Son de fuego abrasador?
Deja entonces que lo sienta.
Yo quería conocer tus manos.
Si son como hojas frescas,
pásalas alguna vez por el dolor de los árboles
y deja que despierten los muertos.

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


DESPUÉS DE LA MUERTE

¿Qué se siente cuando te crecen alas después de muerto, madre?
Primero se encorva la espalda, se ensancha y se vuelve grande.

Luego se hace más pesada. Como si llevaras encima una montaña.
Costillas y vértebras y tuétano se sacuden y se despedazan.

Entonces se endereza de golpe y todo, todo lo soporta.
Y así sabemos que hemos muerto y que vivimos con otra forma.

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


MANZANO SILVESTRE

¿Cómo es posible?
¿Cómo ha brotado tan deliciosa multiplicidad,
tan fresca y fina y vaporosa nube floral,
tal bosque de ensortijadas ramas silvestres,
tan rugosa corteza cubierta de verdes líquenes,
todo ello solamente
de un mismo oscuro germen diminuto?
Ahí estaba todo, sí,
tronco, ramas, hojas y corteza y tenues florecillas,
apretado formando un corazón.

Pero nosotros somos el reflejo del manzano en el agua.
Desde riquezas sin límite y sin fondo,
desde las frutales flores claras y livianas de días jóvenes,
desde las ensortijadas ramas de un bosque de cien caminos,
desde la simple corteza de una vida sencilla,
nos vamos juntando despacio,
hasta que todo queda en calma, adensado, encerrado
en el interior de un corazón...
¿Cómo es posible?

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


¿CÓMO PUEDO DECIR...?

¿Cómo puedo decir si es hermosa tu voz?
Yo solo sé que me traspasa
y me hace temblar como una hoja,
y me hace estallar y me desgarra.

¿Qué sé yo de tu piel y de tus miembros?
El mero hecho de que sean tuyos me estremece,
tanto que no tendré sueño ni descanso,
si no me pertenecen.

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


MI POBRE CRIATURA

Mi pobre criatura, que la oscuridad temes,
que te has encontrado con otra clase de espíritus,
que, entre los vestidos de blanco, siempre
atisbas alguno de rasgos malignos,
ahora quiero cantarte dulces cantos,
que liberan del espasmo, la violencia y el miedo.
Ellos no piden que se arrepientan los malos,
ni piden que luchen los buenos.

Mira, has de saber que todo lo vivo
tiene en el fondo la misma naturaleza.
Como árboles y plantas, puede crecer indeciso,
elevarse según sus leyes y reglas.
Y pueden talarse árboles y cortarse flores
y marchitarse las ramas ya destruida su fuerza,
y -aunque quiere que lo despierten-, el sueño se esconde
en cada gota viva de sabia nueva.

Karin Boye, Los siete pecados capitales, 1935
Traducción de Carmen Montes Cano


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Angel Salas
Angel Salas


Cantidad de envíos : 19800
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 67
Localización : Santiago - Chile

Karin Boye Empty Re: Karin Boye

Mensaje por Angel Salas Miér 06 Oct 2021, 14:12

Pedro: Una gran biografiá de un poeta y dramaturgo que no conocía, disfrute algunos poemas y volveré por mas....


Un gran abrazo
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36127
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 73
Localización : Barcelona

Karin Boye Empty Re: Karin Boye

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 08 Oct 2021, 04:22

Gracias por tu interés, Ángel. La poesía de Karin Boye posee una fuerza y un desgarro enorme.

Un fuerte abrazo.
Pedro


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Contenido patrocinado


Karin Boye Empty Re: Karin Boye

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie 03 Dic 2021, 07:45