Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 985809 mensajes en 45547 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 66 usuarios en línea: 9 Registrados, 1 Ocultos y 56 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Chambonnet Gallardo, clara_fuente, Guadalupe Cisneros Villa, Gustavo Trejo, Josefina Simón, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 2 Nov - 10:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Febrero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty

3 participantes

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 6:55

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    EL DIABLO MUNDO

    CANTO VI. CONT

    En remolinos mil su pensamiento 680
    vagando Adán por su cabeza siente,
    que no acierta a explicarse el sentimiento
    que a par que el corazón turba su mente.
    -¡El Señor me la dio y él me la quita!
    Repite luego en su delirio insano, 685
    y penetrar tan insondable arcano
    su mente embarga y su ansiedad irrita.
    El Dios, ése que habita
    omnipotente en la región del cielo,
    ¿quién es, que inunda a veces de alegría, 690
    y otras veces cruel con mano impía
    llena de angustia y de dolor el suelo?
    Nombrar le oye doquiera,
    y a todas horas el mortal le invoca,
    ora con ruego o queja lastimera, 695
    ora también con maldiciente boca.
    Tal devanaba Adán su pensamiento
    que en vano ansioso comprender desea,
    y en medio al rudo afán que le marea
    los hombros encogió, dudas sin cuento 700
    de su ignorancia y su candor nacidas,
    no del alma lloradas y sentidas,
    sueños de su confuso entendimiento
    su mente asaltan, y por vez primera
    adán súbito siente 705
    volar queriendo, sin saber adónde
    del corazón ardiente
    la perpetua ansiedad que en él se esconde.
    -¿Cómo en vuestro dolor, dijo inocente,
    madre infeliz, la cana cabellera 710
    tendida al aire, y los quemados ojos
    con muestra lastimera,
    y bañados de lágrimas, de hinojos
    no os postráis ante Dios? ¡Ah!, si él os viera
    desdichada a sus pies cual yo a los míos, 715
    y los ojos de lágrimas dos ríos,
    y ese del corazón hondo lamento
    de amargura y melancólica querella
    oyera, y el profundo sentimiento
    que en esa seca faz marcó su huella, 720
    y en vuestro corazón fijó su asiento,
    contemplara cual yo: ¿por qué a la rosa
    que súbito secó ráfaga impura
    no renovara su color hermosa,
    y volviera su aroma y su frescura? 725

    CONT.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 6:57

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    EL DIABLO MUNDO

    CANTO VI. CONT

    Desdichada mujer, ¡oh!, ven conmigo,
    juntos lloremos a sus pies tus penas,
    él nos dará su bondadoso abrigo;
    a la fuente volemos
    eterno manantial de eterna vida, 730
    y la rica simiente allí escondida
    juntos recogeremos.
    Seca, buena mujer, tu inútil llanto,
    vuélvate la esperanza tu energía,
    y el cuadro de tu mísero quebranto, 735
    soledad y agonía,
    muestra a ese Dios, y con humilde ruego
    que no será, confía,
    sordo a tus quejas, ni a tu llanto ciego.»
    La vieja, en tanto, levantó los ojos 740
    al techo, y murmuró luego entre dientes
    quizá sordas palabras maldicientes,
    o quizá una oración; que el más sufrido
    suele echar en olvido
    a veces la paciencia, y darse al diablo. 745
    Y usar por desahogo
    refunfuñando como un perro dogo
    de algún blasfemador rudo vocablo.

    CONT.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 6:58

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    EL DIABLO MUNDO

    CANTO VI. CONT

    Mas todo se compone
    con un «Dios me perdone», 750
    que así mil veces yo salí del paso
    si falto de paciencia juré acaso,
    y cierto, vive Dios si no jurara
    que el diablo me llevara,
    que cuando ahoga el pecho un sentimiento 755
    y el ánimo se achica, porque crezca,
    y el corazón se ensanche y engrandezca
    no hay suspiro mejor que un juramento,
    y aún es mejor remedio
    para aliviar el tedio, 760
    mezclarlo con humildes oraciones,
    como al son blando de acordada lira
    la voz de melancólicas canciones,
    confundida suspira.
    Y así también se dobla la esperanza, 765
    que donde falta Dios, el diablo alcanza.
    Yo a cada cual en su costumbre dejo,
    que a nadie doy consejo,
    y así como el placer y la tristeza
    mezclados vagan por el ancho mundo, 770
    y en su cauce profundo
    a un tiempo arrastran flores y maleza,
    así suelen también mezclarse a veces
    maldiciones y preces,
    y yo tan sólo lo que observo cuento, 775
    y a fe no es culpa mía
    que la gente sea impía
    y mezcle a una oración un juramento.
    Testigo aquella vieja
    de la antigua conseja 780
    que a San Miguel dos velas le ponía,
    y dos al diablo que a sus pies estaba,
    por si el uno fallaba
    que remediase el otro su agonía.

    CONT.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 6:59

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    EL DIABLO MUNDO

    CANTO VI. CONT

    Ya de seguir a un pensamiento atado 785
    y referir mi historia de seguida,
    sin darme a mis queridas digresiones,
    y sabias reflexiones
    verter de cuando en cuando, y estoy harto
    de tanta gravedad, lisura y tino 790
    con que mi historia ensarto.
    ¡Oh!, cómo cansa el orden; no hay locura
    igual a la del lógico severo
    y aquí renegar quiero
    de la literatura 795
    y de aquellos que buscan proporciones
    en la humana figura
    y miden a compás sus perfecciones.
    ¿La música no oís y la armonía
    del mundo, donde el apacible ruido 800
    del viento entre los árboles y flores,
    se oye la voz del agua y melodía,
    y del grillo y las ramas el chirrido
    y al dulce ruiseñor cantando amores;
    y las de mil colores, 805
    nubes blancas, y azules, y de oro,
    que el cielo a trechos pintan;
    la blanca luna, el estrellado coro
    no veis, y negras sombras a lo lejos,
    y entre luz y tinieblas confundidos, 810
    el horizonte terminar perdidos
    negros velos y espléndidos reflejos?
    Y la noche y la aurora...
    Pues entonces. Mas basta, que yo ahora
    del rezo o juramento 815
    que allá entre dientes pronunció la vieja,
    así como el que deja
    senda escabrosa que acabó su aliento,
    al llegar a este punto me prevalgo
    y de este canto y de su historia salgo. 820

    FIN DE EL DIABLO MUNDO.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 7:03

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS




    [Nota preliminar: Edición digital a partir de la edición de Madrid, Imprenta de Yenes, 1840 y cotejada con las ediciones críticas de Robert Marrast (Madrid, Castalia, 1970) y Domingo Yudurain (Madrid, Cátedra, 1992)]


    1.


    A ***

    dedicándole estas poesías




    Abajo Marchitas ya las juveniles flores,
    Nublado el sol de la esperanza mía,
    Hora tras hora cuento y mi agonía
    Crecen y mi ansiedad y mis dolores.

    Sobre terso cristal ricos colores, 5
    Pinta alegre tal vez mi fantasía,
    Cuando la triste realidad sombría
    Marcha el cristal y empaña sus fulgores.

    Los ojos vuelvo en incesante anhelo,
    Y gira entorno indiferente el mundo, 10
    Y entorno gira indiferente el cielo.

    A ti las quejas de mi mal profundo,
    Hermosa sin ventura, yo te envío:
    Mis versos son tu corazón y el mío.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 7:05

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    2.

    SERENATA

    Delio a las rejas de Elisa
    Le canta en noche serena
    Sus amores.

    Raya la luna, y la brisa
    Al pasar plácida suena 5
    Por las flores.

    Y al eco que va formando
    El arroyuelo saltando
    Tan sonoro,

    Le dice Delio a su hermosa 10
    En cantilena amorosa:
    «Yo te adoro».

    En el regazo adormida
    Del blando sueño, presentes
    Mil delicias, 15

    En tu ilusión embebida,
    Feliz te finges, y sientes
    Mis caricias.

    Y en la noche silenciosa
    Por la pradera espaciosa 20
    Blando coro

    Forman, diciendo a mi acento,
    El arroyuelo y el viento:
    «Yo te adoro».

    En derredor de tu frente 25
    Leve soplo vuela apenas
    Muy callado,

    Y allí esparcido se siente
    Dulce aroma de azucenas
    Regalado, 30

    Que en fragancia deleitosa
    Vuela también a la diosa
    Que enamoro,

    El eco grato que suena
    Oyendo mi cantilena: 35
    «Yo te adoro».

    Del fondo del pecho mío
    Vuela a ti suspiro tierno
    con mi acento;

    En él, mi Elisa, te envío 40
    El fuego de amor eterno,
    Que yo siento.

    Por él, mi adorada hermosa,
    Por esos labios de rosa
    De ti imploro 45

    Que le escuches con ternura,
    Y le oirás cómo murmura:
    «Yo te adoro».

    Despierta y el lecho deja:
    No prive el sueño tirano 50
    De tu risa

    A Delio, que está a tu reja,
    Y espera ansioso tu mano,
    Bella Elisa.

    Despierta, que ya pasaron 55
    Las horas que nos costaron
    Tanto lloro;

    Sal, que gentil enramada
    Dice a tu puerta enlazada:
    «Yo te adoro». 60

    Londres, 1828





    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 7:07

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    3.

    A UNA DAMA BURLADA

    Dueña de rubios cabellos,
    Tan altiva,
    Que creéis que basta el vellos
    Para que un amante viva
    Preso en ellos 5
    El tiempo que vos queréis;
    Si tanto ingenio tenéis
    Que entretenéis tres galanes,
    ¿Cómo salieron mal hora,
    Mi señora, 10
    Tus afanes?

    Pusiste gesto amoroso
    Al primero;
    Al segundo el rostro hermoso
    Le volviste placentero, 15

    Y con doloso
    Sortilegio en tu prisión
    Entró un tercer corazón;
    Viste a tus pies tres galanes,
    Y diste, al verlos rendidos, 20
    Por cumplidos
    Tus afanes.

    ¡De cuántas mañas usabas
    Diligente!
    Ya tu voz al viento dabas, 25
    Ya mirabas dulcemente,
    O ya hablabas
    De amor, o dabas enojos;
    Y en tus engañosos ojos
    A un tiempo los tres galanes, 30
    Sin saberlo tú, leían
    Que mentían
    Tus afanes.

    Ellos de ti se burlaban;
    Tú reías; 35
    Ellos a ti te engañaban,
    Y tú, mintiendo, creías
    Que te amaban:
    Decid, ¿quién aquí engañó?

    ¿Quién aquí ganó o perdió? 40
    Sus deseos tus galanes
    Al fin miraron cumplidos,
    Tú, fallidos,
    Tus afanes.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 7:10

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    4.

    A LA NOCHE

    Salve, oh tú, noche serena,
    Que al mundo velas augusta,
    Y los pesares de un triste
    Con tu oscuridad endulzas.

    El arroyuelo a lo lejos 5
    Más acallado murmura,
    Y entre las ramas el aura
    Eco armonioso susurra.

    Se cubre el monte de sombras
    Que las praderas anublan, 10
    Y las estrellas apenas
    Con trémula luz alumbran.

    Melancólico rüido
    Del mar las olas murmuran,
    Y fatuos, rápidos fuegos 15
    Entre sus aguas fluctúan.

    El majestüoso río
    Sus claras ondas enluta,
    Y los colores del campo
    Se ven en sombra confusa. 20

    Al aprisco sus ovejas
    Lleva el pastor con presura,
    Y el labrador impaciente
    Los pesados bueyes punza.

    En sus hogares le esperan 25
    Su esposa y prole robusta,
    Parca cena, preparada
    Sin sobresalto ni angustia.

    Todos süave reposo
    En tu calma, ¡oh noche!, buscan, 30
    Y aun las lágrimas tus sueños
    Al desventurado enjugan.

    ¡Oh qué silencio! ¡Oh qué grata
    Oscuridad y tristura!
    ¡Cómo el alma contemplaros 35
    En sí recogida gusta!

    Del mustio agorero búho
    El ronco graznar se escucha,
    Que el magnífico reposo
    Interrumpe de las tumbas. 40


    CONT.


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 3 Sep - 7:12

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    4.

    A LA NOCHE. CONT.

    Allá en la elevada torre
    Lánguida lámpara alumbra,
    Y en derredor negras sombras,
    Agitándose, circulan.

    Mas ya el pértigo de plata 45
    Muestra naciente la luna,
    Y las cimas del otero
    De cándida luz inunda.

    Con majestad se adelanta
    Y las estrellas ofusca, 50
    Y el azul del alto cielo
    Reverbera en lumbre pura.

    Deslízase manso el río
    Y su luz trémula ondula
    En sus aguas retratada, 55
    Que, terso espejo, relumbran.

    Al blando batir del remo
    Dulces cantares se escuchan
    Del pescador, y su barco
    Al plácido rayo cruza. 60

    El ruiseñor a su esposa
    Con vario cántico arrulla,
    Y en la calma de los bosques
    Dice él solo sus ternuras.

    Tal vez de algún caserío 65
    Se ve subir en confusas
    Ondas el humo, y por ellas
    Entreclarear la luna.

    Por el espeso ramaje
    Penetrar sus rayos dudan, 70
    Y las hojas que los quiebran,
    Hacen que tímidos luzcan.

    Ora la brisa süave
    Entre las flores susurra,
    Y de sus gratos aromas 75
    El ancho campo perfuma.

    Ora acaso en la montaña
    Eco sonoro modula
    Algún lánguido sonido,
    Que otro a imitar se apresura. 80

    Silencio, plácida calma
    A algún murmullo se juntan
    Tal vez, haciendo más grata
    La faz de la noche augusta.

    ¡Oh! salve, amiga del triste, 85
    Con blando bálsamo endulza
    Los pesares de mi pecho,
    Que en ti su consuelo buscan.

    FIN DEL POEMA A LA NOCHE


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 5:56

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    5.

    EL PESCADOR

    Pescadorcita mía,
    Desciende a la ribera,
    Y escucha placentera
    Mi cántico de amor;
      Sentado en su barquilla, 5
    Te canta su cuidado,
    Cual nunca enamorado
    Tu tierno pescador.

      La noche el cielo encubre
    Y acalla manso el viento, 10
    Y el mar sin movimiento
    También en calma está:
      A mi batel desciende,
    Mi dulce amada hermosa:
    La noche tenebrosa 15
    Tu faz alegrará.

      Aquí apartados, solos,
    Sin otros pescadores,
    Suavísimos amores
    Felice te diré, 20
      Y en esos dulces labios
    De rosas y claveles
    El ámbar y las mieles
    Que vierten libaré.

      La mar adentro iremos, 25
    En mi batel cantando
    Al son del viento blando
    Amores y placer;
      Regalarete entonces
    Mil varios pececillos 30
    Que al verte, simplecillos,
    De ti se harán prender.

      De conchas y corales
    Y nácar a tu frente
    Guirnalda reluciente, 35
    Mi bien, te ceñiré;
      Y eterno amor mil veces
    Jurándote, cumplida
    En ti, mi dulce vida,
    Mi dicha encontraré. 40

      No el hondo mar te espante,
    Ni el viento proceloso,
    Que al ver tu rostro hermoso
    Sus iras calmarán;
      Y sílfidas y ondinas 45
    Por reina de los mares
    Con plácidos cantares
    A par te aclamarán.

      Ven ¡ay! a mi barquilla,
    Completa mi fortuna; 50
    Naciente ya a la luna
    Refleja el ancho mar;
      Sus mansas olas bate
    Süave, leve brisa;
    Ven ¡ay! mi dulce Elisa, 55
    Mi pecho a consolar.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:38, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:01

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    6.

    ÓSCAR Y MALVINA
    Imitación del estilo de Ossián


    (A tale of the times of old)

    I

    LA DESPEDIDA

    Magnífico Morvén, se alza tu frente
    De sempiterna nieve coronada;
    Al hondo valle bramador torrente
    De tu cumbre enriscada
    Se derrumba con ímpetu sonante, 5
    Y zumba allá distante.
    La lira de Ossián resonó un día
    En tu breñosa cumbre:
    Tierna melancolía
    Vertió en la soledad, y repetiste 10
    Su acento de dolor lánguido y dulce,
    Como el recuerdo del amante triste
    De su amada en la tumba.
    El eco de su voz clamando guerra
    Al rumor del torrente parecía, 15
    Que en silencio retumba.
    Aun figuro tal vez que las montañas
    De nuevo esperan resonar su acento,
    Cual muda la ribera
    De las olas que tornan, 20
    El ronco estruendo y el embate espera.
    ¿Dónde estás, Ossián? ¿En los palacios
    De las nubes agitas la tormenta,
    O en el collado gira allá en la noche
    Vagorosa tu sombra macilenta? 25
    Siento tierno quejido,
    Y oigo el nombre de Óscar y de Malvina
    Del aura entre el rüido,
    Si el alta copa del ciprés inclina;
    Y al resonar el hijo de la roca, 30
    Cuando su voz se pierde
    Cual la luz de la luna entre la niebla,
    Mi mente se figura
    Que escucho tus acentos de dulzura.
    Miro el alcázar de Fingal cubierto 35
    De innoble musgo y yerba,
    Y en silencio profundo sepultado
    Como la noche el mar, el viento en calma.
    ¿Do las armas están? ¿Dónde el sonido
    Del escudo batido? 40
    ¿Do de Carril la lira delicada,
    Las fiestas de las conchas y tu llanto,
    Moina desconsolada?
    Blando el eco repite
    Segunda vez el nombre de Malvina 45
    Y el de su dulce Óscar: tiernos se amaron,
    Gime en su losa de la noche el viento,
    Y repite sus nombres que pasaron.
      Óscar de negros ojos, en las paces
    Dulce su corazón como los rayos 50
    Del astro bello precursor del día,
    Y fiero en la batalla de la lanza,
    A la suya seguía
    La muerte que vibraba su pujanza.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:39, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:03

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    6.

    ÓSCAR Y MALVINA
    Imitación del estilo de Ossián


    (A tale of the times of old)

    I

    LA DESPEDIDA. CONT.

    Llamó al héroe la guerra 55
    Que el tirano Cairvar fiero traía,
    Y su Malvina hermosa
    Tierno llanto vertiendo le decía:
    «¿Dónde marchas, Óscar? Sobre las rocas,
    Donde braman los vientos, 60
    Me mirarán llorar mis compañeras:
    No más fatigaré vibrando el arco
    Por el monte las fieras,
    Ni a ti cansado de la ardiente caza
    Te esperaré cuidosa, 65
    Ni oiré ya más la voz de tus amores,
    Ni mi alma estará nunca gozosa.
    '¿En dónde está mi Óscar?' a los guerreros
    Preguntaré anhelante,
    Y ellos pasando junto a mí ligeros 70
    Responderán: '¡Murió!'». Dice, y expira
    En sollozos su acento más süave
    Que del arpa el sonido,
    al vislumbrar la luna
    En solitario bosque y escondido. 75
      «Destierra ese temor, Malvina mía
    -Óscar responde con fingido aliento-;
    Muchos los héroes son que Fingal manda:
    Caiga el Fiero Cairvar y yo perezca,
    Si es forzoso también; mas tú, Malvina, 80
    Bella como la edad de la inocencia,
    Vive, que ya destina
    Himnos el barco a eternizar mi gloria.
    Mis hazañas oirás y entre las nubes
    Yo sonreiré feliz, y vagaroso 85
    Allá en la noche fría
    Bajaré a tu mansión; verás mi sombra
    Al triste rayo de la luna umbría».
      Y dice y se desprende de los brazos
    De su infeliz Malvina; 90
    A pasos rapidísimos avanza,
    Y a la llama oscilante
    De las hogueras del extenso campo
    Brillar se ven sus armas cual radiante,
    Rápida exhalación. Yace en silencio 95
    El campamento todo,
    Y sólo al eco repetir se siente
    El crujir al andar de su armadura
    Y el blando susurrar del manso ambiente.
      Cual por nubes la luna silenciosa 100
    Su luz quebrada envía
    Trémula sobre el mar que la retrata,
    Que ora se ve brillar, ora perdida
    Pardo vellón de nube la arrebata,
    Cielo y tierra en tinieblas sepultando; 105
    Así a veces Óscar brilla y se pierde,
    La selva atravesando.




    FIN DE LA DESPEDIDA.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:39, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:06

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    6.

    ÓSCAR Y MALVINA
    Imitación del estilo de Ossián


    (A tale of the times of old)

    II

    EL COMBATE  

      Cairvar yace dormido
    Y tiene junto a sí lanza y escudo,
    Y relumbra su yelmo 110
    Claro a la llamarada reluciente
    De un tronco carcomido,
    Casi despojo de la llama ardiente,
    Mitad de él a cenizas reducido.
      «Levántate, Cairvar -Óscar le grita-; 115
    Cual hórrida tormenta
    Eres tú de temer, mas yo no tiemblo:
    Desprecio tu arrogancia y osadía;
    La lanza apresta y el escudo embraza,
    Álzate pues, que Óscar te desafía.» 120
      Cual en noche serena
    Súbito amenazante, inmensa nube
    La turbulenta mar de espanto llena,
    Se levanta Cairvar, alto cual roca
    De endurecido hielo. 125
    «¿Quién osa del valiente
    -En voz tronante grita-
    Ora turbar el sueño, y quién irrita
    La cólera a Cairvar armipotente?»
      «Vigoroso es tu brazo en la pelea, 130
    Rey de la mar de aurirrolladas olas
    -Óscar de negros ojos le responde-,
    [...]
    [...]
    Hará ceder tu indómita pujanza.»
      Como el furor del viento proceloso
    Ondas con ondas con bramido horrendo 135
    Estrella impetuoso,
    Los guerreros ardiendo se arremeten
    Y fieros se acometen.
      Chispea el hierro, la armadura suena:
    Al rumor de los golpes gime el viento, 140
    Y su son, dilatándose violento,
    Al ronco monte atruena.
      Cayó Cairvar como robusto tronco
    Que tumba el leñador al golpe rudo
    De hendiente hacha pesada, 145
    Y cayó derribada
    Su soberbia fiereza,
    Y su insolente orgullo y aspereza.
      Mas ¡ay! que moribundo
    Óscar yace también: ¡triste Malvina! 150
    Aún no los bellos ojos apartaste
    Del bosque aquel que le ocultó a tu vista,
    Y del último adiós aún no enjugaste
    Las lágrimas hermosas,
    Tú más dulce a tu Óscar que las sabrosas 155
    Auras de la mañana,
    Siempre sola estarás; si entre las selvas
    Pirámide de hielo
    Reverbera a la luna,
    En tu ilusión dichosa 160
    Figurarás tu amante,
    Pensando ver su cota fulgurosa;
    Pasará tu delirio
    Y verterás al llanto de amargura
    Sola y desconsolada... 165
      «¡Ay! ¡Óscar pereció!», gemirá el viento
    Al romper la alborada,
    Y al ocultar el sol la sombra oscura
    De la noche callada.

    FIN DEL POEMA ÓSCAR Y MALVINA.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:40, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:11

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    7.

    AL SOL ( Himno)

    Para y óyeme ¡oh Sol! yo te saludo
    Y estático ante ti me atrevo a hablarte;
    Ardiente como tú mi fantasía,
    Arrebatada en ansia de admirarte,
    Intrépidas a ti sus alas guía. 5
    ¡Ojalá que mi acento poderoso,
    Sublime resonando,
    Del trueno pavoroso
    La temerosa voz sobrepujando,
    ¡Oh sol!, a ti llegara 10
    Y en medio de tu curso te parara!
    ¡Ah! si la llama que mi mente alumbra
    Diera también su ardor a mis sentidos,
    Al rayo vencedor que los deslumbra,
    Los anhelantes ojos alzaría, 15
    Y en tu semblante fúlgido atrevidos
    Mirando sin cesar los fijaría.
    ¡Cuánto siempre te amé, sol refulgente!
    ¡Con qué sencillo anhelo,
    Siendo niño inocente, 20
    Seguirte ansiaba en el tendido cielo,
    Y extático te vía
    Y en contemplar tu luz me embebecía!
      De los dorados límites de Oriente,
    Que ciñe el rico en perlas Oceano, 25
    Al término asombroso de Occidente
    Las orlas de tu ardiente vestidura
    Tiendes en pompa, augusto soberano,
    Y el mundo bañas en tu lumbre pura.
    Vívido lanzas de tu frente el día, 30
    Y, alma y vida del mundo,
    Tu disco en paz majestuoso envía
    Plácido ardor fecundo,
    Y te elevas triunfante,
    Corona de los orbes centellante. 35
      Tranquilo subes del cenit dorado
    Al regio trono en la mitad del cielo,
    De vivas llamas y esplendor ornado,
    Y reprimes tu vuelo.
    Y desde allí tu fúlgida carrera 40
    Rápido precipitas,
    Y tu rica encendida cabellera
    En el seno del mar trémula agitas,
    Y tu esplendor se oculta,
    Y el ya pasado día 45
    Con otros mil la eternidad sepulta.
      ¡Cuántos siglos sin fin, cuántos has visto
    En su abismo insondable desplomarse!
    ¡Cuánta pompa, grandeza y poderío
    De imperios populosos disiparse! 50
    ¿Qué fueron ante ti? Del bosque umbrío
    Secas y leves hojas desprendidas,
    Que en círculo se mecen,
    Y al furor de Aquilón desaparecen.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:41, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:13

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    7.

    AL SOL ( Himno). CONT.

    Libre tú de la cólera divina, 55
    Viste anegarse el universo entero,
    Cuando las aguas por Jehová lanzadas,
    Impelidas del brazo justiciero,
    Y a mares por los vientos despeñadas,
    Bramó la tempestad; retumbó en torno 60
    El ronco trueno y con temblor crujieron
    Los ejes de diamante de la tierra;
    Montes y campos fueron
    Alborotado mar, tumba del hombre.
    Se estremeció el profundo; 65
    Y entonces tú, como Señor del mundo,
    Sobre la tempestad tu trono alzabas,
    Vestido de tinieblas,
    Y tu faz engreías,
    Y a otros mundos en paz resplandecías. 70
      Y otra vez nuevos siglos
    Viste llegar, huir, desvanecerse
    En remolino eterno, cual las olas
    Llegan, se agolpan y huyen de Oceano,
    Y tornan otra vez a sucederse; 75
    Mientra inmutable tú, solo y radiante
    ¡Oh sol! siempre te elevas,
    Y edades mil y mil huellas triunfante.
      ¿Y habrás de ser eterno, inextinguible,
    Sin que nunca jamás tu inmensa hoguera 80
    Pierda su resplandor, siempre incansable,
    Audaz siguiendo tu inmortal carrera,
    Hundirse las edades contemplando,
    Y solo, eterno, perenal, sublime,
    Monarca poderoso dominando? 85
    No, que también la muerte,
    Si de lejos te sigue,
    No menos anhelante te persigue.
    ¿Quién sabe si tal vez pobre destello
    Eres tú de otro sol que otro universo 90
    Mayor que el nuestro un día
    Con doble resplandor esclarecía!!!
      Goza tu juventud y tu hermosura
    ¡Oh sol!, que cuando el pavoroso día
    Llegue que el orbe estalle y se desprenda 95
    De la potente mano
    Del Padre Soberano,
    Y allá a la eternidad también descienda,
    Deshecho en mil pedazos, destrozado
    Y en piélagos de fuego 100
    Envuelto para siempre, y sepultado
    De cien tormentas al horrible estruendo,
    En tinieblas sin fin tu llama pura
    Entonces morirá. Noche sombría
    Cubrirá eterna la celeste cumbre; 105
    Ni aun quedará reliquia de tu lumbre!!!




    FIN DEL POEMA AL SOL.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:41, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:16

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    8.

    LA CAUTIVA

    Ya el sol esconde sus rayos,
    El mundo en sombras se vela,
    El ave a su nido vuela,
    Busca asilo el trovador.
      Todo calla: en pobre cama 5
    Duerme el pastor venturoso;
    En su lecho suntüoso
    Se agita insomne el señor.

      Se agita, mas ¡ay! reposa
    Al fin en su patrio suelo; 10
    No llora en mísero duelo
    La libertad que perdió.
      Los campos ve que a su infancia
    Horas dieron de contento,
    Su oído halaga el acento 15
    Del país donde nació.

      No gime ilustre cautivo
    Entre doradas cadenas,
    Que si bien de encanto llenas,
    Al cabo cadenas son. 20
      Si acaso triste lamenta,
    En torno ve a sus amigos,
    Que, de su pena testigos,
    Consuelan su corazón.

      La arrogante erguida palma 25
    Que en el desierto florece,
    Al viajero sombra ofrece,
    Descanso y grato manjar;
       Y, aunque sola, allí es querida
    Del árabe errante y fiero, 30
    Que siempre va placentero
    A su sombra a reposar.

      Mas ¡ay triste! yo cautiva,
    Huérfana y sola suspiro,
    En clima extraño respiro, 35
    Y amo a un extraño también;
      No hallan mis ojos mi patria;
    Humo han sido mis amores;
    Nadie calma mis dolores,
    Y en celos me siento arder. 40

      ¡Ah! ¿Llorar? ¿Llorar?... No puedo,
    Ni ceder a mi tristura,
    Ni consuelo en mi amargura
    Podré jamás encontrar.
      Supe amar como ninguna, 45
    Supe amar correspondida;
    Despreciada, aborrecida,
    ¿No sabré también odiar?

      ¡Adiós, patria!, ¡adiós, amores!
    La infeliz Zoraida ahora 50
    Solo venganzas implora,
    Ya condenada a morir.
      No soy ya del castellano
    La sumisa enamorada:
    Soy la cautiva cansada 55
    Ya de dejarse oprimir.2


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:42, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:23

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    9. LA CANCIÓN DEL PIRATA

    Con diez cañones por banda,
    Viento en popa, a toda vela,
    No corta el mar, sino vuela
    Un velero bergantín:
      Bajel pirata que llaman 5
    Por su bravura el Temido,
    En todo el mar conocido
    Del uno al otro confín.

      La luna en el mar rïela,
    En la lona gime el viento, 10
    Y alza en blando movimiento
    Olas de plata y azul;
      Y ve el capitán pirata,
    Cantando alegre en la popa,
    Asia a un lado, a otro Europa, 15
    Y allá a su frente Estambul3.

    «Navega, velero mío,
         Sin temor,
    Que ni enemigo navío,
    Ni tormenta, ni bonanza 20
    Tu rumbo a torcer alcanza,
    Ni a sujetar tu valor.

         »Veinte presas
         Hemos hecho
         A despecho 25
         Del inglés,
         Y han rendido
         Sus pendones
         Cien naciones
         A mis pies. 30

    »Que es mi barco mi tesoro,
    Que es mi Dios la libertad,
    Mi ley, la fuerza y el viento,
    Mi única patria la mar.

    »Allá muevan feroz guerra 35
         Ciegos Reyes
    Por un palmo más de tierra,
    Que yo aquí tengo por mío
    Cuanto abarca el mar bravío,
    A quien nadie impuso leyes. 40

         »Y no hay playa,
         Sea cualquiera,
         Ni bandera
         De esplendor,
         Que no sienta 45
         Mi derecho
         Y dé pecho
         A mi valor.

    »Que es mi barco mi tesoro,
    Que es mi Dios la libertad, 50
    Mi ley, la fuerza y el viento,
    Mi única patria la mar.

    »A la voz de '¡barco viene!'
         Es de ver
    Cómo vira y se previene 55
    A todo trapo a escapar:
    Que yo soy el rey del mar,
    Y mi furia es de temer.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:43, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:25

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    9. LA CANCIÓN DEL PIRATA. CONT.

    »En las presas
         Yo divido 60
         Lo cogido
         Por igual.
         Sólo quiero
         Por riqueza
         La belleza 65
         Sin rival.

    »Que es mi barco mi tesoro,
    Que es mi Dios la libertad,
    Mi ley, la fuerza y el viento,
    Mi única patria la mar. 70

    »¡Sentenciado estoy a muerte!
         Yo me río;
    No me abandone la suerte,
    Y al mismo que me condena
    Colgaré de alguna entena 75
    Quizá en su propio navío.

         »Y si caigo,
         ¿Qué es la vida?
         Por perdida ya la di,
         Cuando el yugo 80
         Del esclavo,
         Como un bravo,
         Sacudí.

    »Que es mi barco mi tesoro,
    Que es mi Dios la libertad, 85
    Mi ley, la fuerza y el viento,
    Mi única patria la mar.

      »Son mi música mejor
         Aquilones,
    El estrépito y temblor 90
    De los cables sacudidos,
    Del ronco mar los bramidos
    Y el rugir de mis cañones.

         »Y del trueno
         Al son violento, 95
         Y del viento
         Al rebramar,
         Yo me duermo
         Sosegado,
         Arrullado 100
         Por el mar.»

    »Que es mi barco mi tesoro,
    Que es mi Dios la libertad,
    Mi ley, la fuerza y el viento,
    Mi única patria la mar.» 105





    FIN DE LA CANCIÓN DEL PIRATA


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:44, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:53

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS:

    "LA CANCIÓN DEL PIRATA"

    (Continuaremos con el resto de la poesía de JOSÉ DE ESPRONCEDA. Pero no me resisto a poner algún estudio crítico sobre uno de los poemas más emblemáticos del ROMANTICISMO ESPAÑOL. He insistido, por activa y por pasiva, que yo solamente soy un difusor de poesía y no un crítico literario; lo que no impide, que yo busque y estudie esos estudios críticos... ¡porque de ellos también se aprende! ).



    Poema La canción del pirata de José de Espronceda (Fte. Cultura genial)

    Marián Ortiz
    Revisado por Marián Ortiz • Especialista en Medios Audiovisuales

    El poema La canción del pirata de José de Espronceda (1808-1842) es uno de los más conocidos del romanticismo español. Forma parte del libro Poesías, publicado en el año 1846 tras la muerte de su autor.

    Es una composición sobre la libertad y la independencia que forma parte de los cinco poemas que José Espronceda dedica a los seres marginados de la sociedad, los cuales escribió en señal de protesta: el pirata, el mendigo, el verdugo, el cosaco y el reo de muerte.

    Veamos, a continuación, de qué trata este poema a través de un análisis del mismo.
    Poema La canción del pirata

       Con diez cañones por banda,
       viento en popa, a toda vela,
       no corta el mar, sino vuela,
       un velero bergantín.
       Bajel pirata que llaman,
       por su bravura, El Temido,
       en todo mar conocido,
       del uno al otro confín.

       La luna en el mar riela,
       en la lona gime el viento,
       y alza en blando movimiento
       olas de plata y azul;
       y ve el capitán pirata,
       cantando alegre en la popa,
       Asia a un lado, al otro Europa,
       y allá a su frente Estambul:

       «Navega, velero mío,
       sin temor,
       que ni enemigo navío
       ni tormenta, ni bonanza
       tu rumbo a torcer alcanza,
       ni a sujetar tu valor.

       Veinte presas
       hemos hecho
       a despecho
       del inglés,
       y han rendido
       sus pendones
       cien naciones
       a mis pies.»

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi dios la libertad,
       mi ley, la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

       «Allá muevan feroz guerra,
       ciegos reyes
       por un palmo más de tierra;
       que yo aquí tengo por mío
       cuanto abarca el mar bravío,
       a quien nadie impuso leyes.

       Y no hay playa,
       sea cualquiera,
       ni bandera
       de esplendor,
       que no sienta
       mi derecho
       y dé pecho
       a mi valor.»

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi dios la libertad,
       mi ley, la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

       A la voz de «¡barco viene!»
       es de ver
       como vira y se previene,
       a todo trapo a escapar;
       que yo soy el rey del mar,
       y mi furia es de temer.

       En las presas
       yo divido
       lo cogido
       por igual;
       solo quiero
       por riqueza
       la belleza
       sin rival.

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi dios la libertad,
       mi ley, la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

       ¡Sentenciado estoy a muerte!
       Yo me río;
       no me abandone la suerte,
       y al mismo que me condena,
       colgaré de alguna entena,
       quizá en su propio navío.

       Y si caigo,
       ¿qué es la vida?
       Por perdida
       ya la di,
       cuando el yugo
       del esclavo,
       como un bravo,
       sacudí.

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi dios la libertad,
       mi ley, la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

       Son mi música mejor
       aquilones,
       el estrépito y temblor
       de los cables sacudidos,
       del negro mar los bramidos
       y el rugir de mis cañones.

       Y del trueno
       al son violento,
       y del viento
       al rebramar,
       yo me duermo
       sosegado,
       arrullado
       por el mar.

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi dios la libertad,
       mi ley, la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

    Análisis del poema La canción del pirata
    El pirata como protagonista

    Este poema tiene a un hombre rebelde como protagonista. Un pirata que, por la descripción ofrecida en los versos, es temido por todos. Sin embargo, él no le teme a nada. Pero, ¿qué significa su presencia aquí?

    Algunas investigaciones apuntan a que la figura del pirata simboliza el espíritu libertario de Espronceda. Ciertamente, el autor lucho contra el absolutismo de la época, lo que le llevó a ser incluso encarcelado y desterrado. Este hecho lleva a pensar que La Canción del Pirata manifiesta los ideales “rebeldes” del propio autor en su tiempo.

    Casualmente el escritor elige como protagonista a un personaje marginal de la sociedad y no solo lo describe en tercera persona en las primeras estrofas, sino que le da más importancia aún al emplear la voz en primera persona en el resto del poema.

    El pirata se asocia con la aventura, también con lo temible. En esta creación percibimos a un hombre que busca la libertad y que no le rinde cuentas a nadie, es independiente.

    Este personaje también podría considerarse el arquetipo de rebeldía. El pirata representa la actitud romántica, la oposición del héroe al mundo que le rodea. Un protagonista marginado, pero libre que es víctima de una sociedad clasista.
    La libertad y la independencia por bandera

    La libertad y la independencia son dos valores que este personaje defiende, también suponen el tema central del poema. Pero, ¿cómo es la libertad que busca el pirata?

    Hay que destacar que en el protagonista representa el espíritu rebelde del romanticismo, en sus palabras se adivina la confrontación con la sociedad y sus leyes, las cuales él no quiere acatar. Incluso él mismo se describe en un verso como “a quién nadie impuso leyes”.

    El pirata defiende una libertad que no contempla las imposiciones sociales. Vemos también en el poema elementos que nos conducen a esta idea de libertad: el mar o el barco que navega “viento en popa”.

    Con ello, este el individuo quiere librarse de todo convencionalismo, desligarse del significado tradicional de patria, de alguna manera, reniega de la idea de patria cuando afirma “mi única patria, la mar”. Se desprende así de las fronteras preestablecidas.
    Crítica a la sociedad de su tiempo

    En realidad podemos decir que lo que esconde este poema es una crítica a la sociedad de su tiempo. Vemos aquí la oposición del “héroe romántico”, el pirata. El individuo versus sociedad. Esto queda bien reflejado en el estribillo:

       Que es mi barco mi tesoro,
       que es mi Dios la libertad,
       mi ley la fuerza y el viento,
       mi única patria, la mar.

    En estos versos destacan cuatro elementos: tesoro, Dios, ley y patria. En el primer verso deja claro su espíritu antimaterialista, desestima las riquezas.

    En el segundo verso, pone a la libertad por encima de todo, es un valor supremo.

    Después, en el tercero, confirma que para él no existen las leyes, apenas aquellas que rigen la naturaleza.

    Finalmente, en el último verso del estribillo, confirma su rechazo a cualquier vínculo con un lugar fijo.
    La ambientación: la naturaleza como escenario

    La naturaleza también está muy presente en las creaciones del romanticismo. La canción del pirata es una muestra de ello. La naturaleza y sus elementos sirven, en este caso, para reflejar el estado de ánimo del héroe romántico. Aquí no se presenta el entorno como un lugar sosegado, sino que todos los elementos que se describen dan a entender un entorno dinámico y salvaje (el mar bravío).
    Estructura formal del poema

    La canción del pirata de José Espronceda está compuesto por diecisiete estrofas o unidades estróficas, de las cuales las primeras cuatro constituyen una introducción.

    La introducción es compuesta por cinco unidades estróficas de:

       2 octavillas italianas abbcdeec (8),
       1 sextilla de pie quebrado a8 b4 a8 c8 c8 b8,
       1 octavilla italiana abbcdeec (8) y
       1 estribillo cuarteta asonantada

    El resto del poema se compone de cinco núcleos de tres unidades estróficas de:

       1 sextilla de pie quebrado a8 b4 a8 c8 c8 b8,
       1 octavilla italiana cuatrisílaba abbcdeec (4) y
       1 estribillo cuarteta asonantada

    Las anomalías presentadas en los versos 40, 66, 76 y 94 (llanos en vez de agudos), es una característica propia de las irregularidades del romanticismo por lo tanto no debe ser considerado un defecto casual.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 4 Sep - 7:15, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 6:57

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS:

    "LA CANCIÓN DEL PIRATA" (Fte. Revista ÁGORA, 22 octubre 2013)

    Comentario de texto: La Canción del Pirata

    La canción del pirata es uno de los poemas más famosos de José de Espronceda (1808-1842). Fue uno de los poetas románticos más destacados de la primera mitad del siglo XIX. Expresó en sus poemas su rebeldía y su protesta contra la sociedad. Este poema fue publicado en 1846 en “Poesías Breves”.

    La obra es un canto a la libertad y a las personas que están al margen de la sociedad. El pirata aparece como un hombre rebelde, valiente y atrevido que vive al margen de las normas sociales en su navío. Su barco se llama el Temido y recibe ese nombre porque da miedo y es conocido por todos.

    El poeta valora el contacto con la naturaleza; desprecia la sociedad, las leyes, la riqueza y se ríe de la muerte.
    El barco y el pirata inspiran temor y superioridad. (“Que yo soy el rey del mar, y mi furia es de temer”).

    El pirata goza de su alegría y reparte las ganancias obtenidas entre sus hombres. Él desprecia los bienes materiales, ya que la única riqueza que desea es la belleza sin rival.

    El estribillo resume el ideal de vida del pirata. Aparecen reflejados los rasgos propios del movimiento romántico que son el afán de posesión de lo infinito, la búsqueda de la libertad y el deseo de escapar de las normas sociales.

    El tema del texto es la libertad, la independencia. Un pirata navega en su barco en busca de aventuras sin temer a la muerte viviendo al margen de la sociedad.

    El poema consta de dos partes. En la primera parte, un narrador externo nos describe el ambiente y la nave pirata. Empujada por el viento, avanza majestuosa sobre el mar iluminado por la luna.
    En la segunda parte, el pirata nos describe cómo es su intrépida vida. Se siente orgulloso de su libertad y del navío con que la defiende. Lo único que teme es la fuerza del enemigo vencedor y la del viento que impulsa su barco. Así, que dirige al barco su canción, la cual entona por la noche.

    El poeta emplea un lenguaje sencillo, coloquial, excepto en algunas palabras que se refieren al campo semántico del mar (velero bergantín, aquilones, popa...).

    El poema se compone de diecisiete estrofas. Hay cuatro tipos de estrofas: las dos primeras estrofas son octavillas de ocho versos, hay cinco estrofas de seis versos, cinco estrofas de siete versos y cinco estrofas de cuatro versos. Por ejemplo, el estribillo es una copla de ocho versos con rima asonante. Además, todos los versos no presentan la misma medida. Por ejemplo, la primera estrofa está compuesta de versos octosílabos mientras que la decima está compuesta por versos de cuatro silabas.

    En el texto aparecen varias figuras literarias como:
    - La metáfora del verso 12: “Olas de plata y azul”.

    - Personificación del verso 10: “En la lona gime el viento”. También, aparece en la tercera estrofa: “Navega, velero mío, sin temor”.
    - La aliteración del sonido r en la tercera estrofa y en las dos últimas estrofas. El poeta pretende conseguir fuertes efectos sonoros (aquilones, temblor de cables, rugir de los cañones, el trueno), y trata de inspirarnos fuerza, temor, violencia.

    - En el estribillo aparecen el paralelismo (que es mi barco/que es mi dios) y la anáfora (mi ley/mi única patria)

    - También aparecen exclamaciones e interrogaciones retóricas (“¡Sentenciado estoy a muerte!” “¿Qué es la vida?”).

    Para mí, el pirata es presentado como un amante del la libertad sin más patria que la mar. Él actúa en contra de las leyes y los principios establecidos por la sociedad.
    Yo creo que actúa bien porque vive independiente y es solo es fiel a sus propias ideas y principios.
    El pirata me provoca un sentimiento de simpatía, porque es valiente y decidido. Él no se sujeta a las normas ni a las leyes, desprecia las riquezas, reparte con los suyos lo que consigue, ama el riesgo y el peligro, y sobre todo, aprecia la belleza y la libertad.

    Comentario realizado por Fatumata Yanko de 4º ESO A


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 18:58

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    10.  EL CANTO DEL COSACO

    "Donde sienta mi caballo los pies
    no vuelve a nacer yerba."


    Palabras de Atila.              





    Coro


    ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

      ¡Hurra! ¡A caballo, hijos de la niebla! 5
    Suelta la rienda, a combatir volad;
    ¿Veis esas tierras fértiles? Las puebla
    Gente opulenta, afeminada ya.
      Casas, palacios, campos y jardines,
    Todo es hermoso y refulgente allí; 10
    Son sus hembras celestes serafines,
    Su sol alumbra un cielo de zafir.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean, 15
    De los grajos su ejército festín.

      Nuestros sean su oro y sus placeres,
    Gocemos de ese campo y ese sol;
    Son sus soldados menos que mujeres.
    Sus reyes viles mercaderes son. 20
      Vedlos huir para esconder su oro,
    Vedlos cobardes lágrimas verter...
    ¡Hurra! Volad, sus cuerpos, su tesoro
    Huellen nuestros caballos con sus pies.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra! 25
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

      Dictará allí nuestro capricho leyes,
    Nuestras casas alcázares serán, 30
    Los cetros y coronas de los reyes
    Cual juguetes de niños rodarán.
      ¡Hurra! ¡Volad a hartar nuestros deseos!
    Las más hermosas nos darán su amor,
    Y no hallarán nuestros semblantes feos, 35
    Que siempre brilla hermoso el vencedor.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín. 40


    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:45, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:00

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    10. EL CANTO DEL COSACO. CONT.

    Desgarraremos la vencida Europa
    Cual tigres que devoran su ración;
    En sangre empaparemos nuestra ropa,
    Cual rojo manto de imperial señor.
      Nuestros nobles caballos relinchando 45
    Regias habitaciones morarán;
    Cien esclavos, sus frentes inclinando,
    Al mover nuestros ojos temblarán.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín; 50
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

      Venid, volad, guerreros del desierto,
    Como nubes en negra confusión,
    Todos suelto el bridón, el ojo incierto, 55
    Todos atropellándoos en montón.
      Id en la espesa niebla confundidos,
    Cual tromba que arrebata el huracán,
    Cual témpanos de hielo endurecidos
    Por entre rocas despeñadas van. 60

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

      Nuestros padres un tiempo caminaron 65
    Hasta llegar a una imperial ciudad;
    Un sol más puro es fama que encontraron,
    Y palacios de oro de cristal.
      Vadearon el Tibre sus bridones,
    Yerta a sus pies la tierra enmudeció; 70
    Su sueño con fantásticas canciones
    La fada de los triunfos arrulló.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean, 75
    De los grajos su ejército festín.

      ¡Qué! ¿No sentís la lanza estremecerse
    Hambrienta en vuestras manos de matar?
    ¿No veis entre la niebla aparecerse
    Visiones mil que el parabién nos dan? 80
      Escudo de esas míseras naciones
    Era ese muro que abatido fue;
    La gloria de Polonia y sus blasones
    En humo y sangre convertidos ved.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:46, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:01

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    10. EL CANTO DEL COSACO. CONT.

    ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra! 85
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

      ¿Quién en dolor trocó sus alegrías?
    ¿Quién sus hijos triunfante encadenó? 90
    ¿Quién puso fin a sus gloriosos días?
    ¿Quién en su propia sangre los ahogó?
      ¡Hurra, cosacos! ¡Gloria al más valiente!
    Esos hombres de Europa nos verán:
    ¡Hurra! Nuestros caballos en su frente 95
    Hondas sus herraduras marcarán.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín;
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín. 100

      A cada bote de la lanza ruda,
    A cada escape en la abrasada lid,
    La sangrienta ración de carne cruda
    Bajo la silla sentiréis hervir.
      Y allá después en templos suntüosos, 105
    Sirviéndonos de mesa algún altar,
    Nuestra sed calmarán vinos sabrosos,
    Hartará nuestra hambre blanco pan.

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín; 110
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

    Y nuestras madres nos verán triunfantes,
    Y a esa caduca Europa a nuestros pies,
    Y acudirán de gozo palpitantes, 115
    En cada hijo a contemplar un rey.
      Nuestros hijos sabrán nuestras acciones,
    Las coronas de Europa heredarán,
    Y a conquistar también otras regiones
    El caballo y la lanza aprestarán. 120

       ¡Hurra, cosacos del desierto! ¡Hurra!
    La Europa os brinda espléndido botín,
    Sangrienta charca sus campiñas sean,
    De los grajos su ejército festín.

    FIN DE EL CANTO DEL COSACO


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:46, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:05

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    11. EL MENDIGO

    Mío es el mundo: como el aire libre,
    Otros trabajan porque coma yo;
    todos se ablandan si doliente pido
    Una limosna por amor de Dios.

      El palacio, la cabaña 5
         Son mi asilo,
    Si del ábrego el furor
    Troncha el roble en la montaña,
    O que inunda la campaña
    El torrente asolador. 10

         Y a la hoguera
         Me hacen lado
         Los pastores
         Con amor,
         Y sin pena 15
         Y descuidado
         De su cena
         Ceno yo.
         O en la rica
         Chimenea, 20
         Que recrea
         Con su olor,
         Me regalo
         Codicioso
         Del banquete 25
         Suntüoso
         Con las sobras
         De un señor.

      Y me digo: el viento brama,
    Caiga furioso turbión; 30
    Que al son que cruje de la seca leña,
    Libre me duermo sin rencor ni amor.

       Mío es el mundo: como el aire libre,
    Otros trabajan porque coma yo;
    todos se ablandan si doliente pido 35
    Una limosna por amor de Dios.

      Todos son mis bienhechores,
         Y por todos
    A Dios ruego con fervor;
    De villanos y señores 40
    Yo recibo los favores
    Sin estima y sin amor.
         Ni pregunto
         Quiénes sean,
         Ni me obligo 45
         A agradecer;
         Que mis rezos
         Si desean,
         Dar limosna
         Es un deber. 50
         Y es pecado
         La riqueza,
         La pobreza
         Santidad;
         Dios a veces 55
         Es mendigo,
         Y al avaro
         Da castigo
         Que le niegue
         Caridad.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:47, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:07

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    11. EL MENDIGO. CONT.

    Yo soy pobre y se lastiman
    Todos al verme plañir,
    Sin ver son mías sus riquezas todas,
    Que mina inagotable es el pedir.

       Mío es el mundo: como el aire libre, 65
    Otros trabajan porque coma yo;
    todos se ablandan si doliente pido
    Una limosna por amor de Dios.

      Mal revuelto y andrajoso,
         Entre harapos 70
    Del lujo sátira soy,
    Y con mi aspecto asqueroso
    Me vengo del poderoso,
    Y a donde va tras él voy.

         Y a la hermosa 75
         Que respira
         Cien perfumes,
         Gala, amor,
         La persigo
         Hasta que mira, 80
         Y me gozo
         Cuando aspira
         Mi punzante
         Mal olor.
         Y las fiestas 85
         Y el contento
         Con mi acento
         Turbo yo,
         Y en la bulla
         Y la alegría 90
         Interrumpen
         La armonía
         Mis harapos
         Y mi voz:

      Mostrando cuán cerca habitan 95
    El gozo y el padecer,
    Que no hay placer sin lágrimas, ni pena
    Que no transpire en el medio del placer.

       Mío es el mundo: como el aire libre,
    Otros trabajan porque coma yo; 100
    todos se ablandan si doliente pido
    Una limosna por amor de Dios.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:48, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:09

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    11. EL MENDIGO. CONT.

    Y para mí no hay mañana,
         Ni hay ayer;
    Olvido el bien como el mal, 105
    Nada me aflige ni afana;
    Me es igual para mañana
    Un palacio, un hospital.
         Vivo ajeno
         De memorias, 110
         De cuidados
         libre estoy;
         Busquen otros
         Oro y glorias,
         Yo no pienso 115
         Sino en hoy.
         Y do quiera
         Vayan leyes,
         Quiten reyes,
         Reyes den; 120
         Yo soy pobre,
         Y al mendigo,
         Por el miedo
         Del castigo,
         Todos hacen 125
         Siempre bien.

      Y un asilo donde quiera
    Y un lecho en el hospital
    Siempre hallaré, y un hoyo donde caiga
    Mi cuerpo miserable al espirar. 130

       Mío es el mundo: como el aire libre,
    Otros trabajan porque coma yo;
    Todos se ablandan, si doliente pido
    Una limosna por amor de Dios.

    FIN DEL POEMA EL MENDIGO.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:49, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:14

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    12. EL REO DE MUERTE

    Para hacer bien por el alma
    Del que van a ajusticiar!!!






    I



    Reclinado sobre el suelo
    Con lenta amarga agonía,
    Pensando en el triste día
    Que pronto amanecerá,
    En silencio gime el reo 5
    Y el fatal momento espera
    En que el sol por vez postrera
    En su frente lucirá.

      Un altar y un crucifijo,
    Y la enlutada capilla 10
    Lánguida vela amarilla
    Tiñe en su luz funeral,
    Y junto al mísero reo,
    Medio encubierto el semblante,
    Se oye al fraile agonizante 15
    En son confuso rezar.

      El rostro levanta el triste
    y alza los ojos al cielo;
    Tal vez eleva en su duelo
    La súplica de piedad: 20
    ¡Una lágrima! ¿es acaso
    De temor o de amargura?
    ¡Ay!, ¡a aumentar su tristura
    Vino un recuerdo quizá!!!

      Es un joven y la vida 25
    Llena de sueños de oro,
    Pasó ya, cuando aun el lloro
    De la niñez no enjugó:
    El recuerdo es de la infancia,
    ¡Y su madre que le llora, 30
    Para morir así ahora
    Con tanto amor le crió!!!


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:49, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:16

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    12. EL REO DE MUERTE

    Para hacer bien por el alma
    Del que van a ajusticiar!!!


    I CONT.

    Y a par que sin esperanza
    Ve ya la muerte en acecho,
    Su corazón en su pecho 35
    Siente con fuerza latir,
    Al tiempo que mira al fraile
    Que en paz ya duerme a su lado,
    Y que, ya viejo y postrado,
    Le habrá de sobrevivir. 40

      ¿Mas qué rumor a deshora
    Rompe el silencio? Resuena
    Una alegre cantilena
    Y una guitarra a la par,
    Y gritos y de botellas 45
    Que se chocan el sonido,
    Y el amoroso estallido
    De los besos y el danzar.
    Y también pronto en son triste
    Lúgubre voz sonará: 50
      ¡Para hacer bien por el alma
       Del que van a ajusticiar!

    Y la voz de los borrachos,
    Y sus brindis, sus quimeras,
    Y el cantar de las rameras, 55
    Y el desorden bacanal
    En la lúgubre capilla
    Penetran, y carcajadas,
    Cual de lejos arrojadas
    De la mansión infernal. 60
    Y también pronto en son triste
    Lúgubre voz sonará:
      ¡Para hacer bien por el alma
    Del que van a ajusticiar!

       ¡Maldición! Al eco infausto 65
    El sentenciado maldijo
    La madre que como a hijo
    A sus pechos le crió;
    Y maldijo el mundo todo,
    Maldijo su suerte impía, 70
    Maldijo el aciago día
    Y la hora en que nació.

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:50, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:18

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    12. EL REO DE MUERTE

    Para hacer bien por el alma
    Del que van a ajusticiar!!!


    II

    Serena la luna
      Alumbra en el cielo,
      Domina en el suelo 75
      Profunda quietud;
      Ni voces se escuchan,
      Ni ronco ladrido,
      Ni tierno quejido
      De amante laúd. 80

      Madrid yace envuelto en sueño,
    Todo al silencio convida,
    Y el hombre duerme y no cuida
    Del hombre que va a expirar;
    Si tal vez piensa en mañana, 85
    Ni una vez piensa siquiera
    En el mísero que espera
    Para morir, despertar;
    Que sin pena ni cuidado
    Los hombres oyen gritar: 90
      ¡Para hacer bien por el alma
       Del que van a ajusticiar!

    ¡Y el juez también en su lecho
    Duerme en paz!, ¡y su dinero
    El verdugo placentero 95
    Entre sueños cuenta ya!
    Tan sólo rompe el silencio
    En la sangrienta plazuela
    El hombre del mal que vela
    Un cadalso a levantar. 100

      Loca y confusa la encendida mente,
    Sueños de angustia y fiebre y devaneo
    El alma envuelven del confuso reo,
    Que inclina al pecho la abatida frente.

         Y en sueños 105
         Confunde
         La muerte,
         La vida.
         Recuerda
         Y olvida, 110
         Suspira,
         Respira
         Con hórrido afán.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:51, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 77573
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 71
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 4 Sep - 19:20

    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808 - 1842 )

    POESÍAS

    12. EL REO DE MUERTE

    Para hacer bien por el alma
    Del que van a ajusticiar!!!


    II. CONT.

    Y en un mundo de tinieblas
    Vaga y siente miedo y frío, 115
    Y en su horrible desvarío
    Palpa en su cuello el dogal;
    Y cuanto más forcejea,
    Cuanto más lucha y porfía,
    Tanto más en su agonía 120
    Aprieta el nudo fatal.
    Y oye ruido, voces, gentes,
    Y aquella voz que dirá:
      ¡Para hacer bien por el alma
       Del que van a ajusticiar! 125

    O ya libre se contempla,
    Y el aire puro respira,
    Y oye de amor que suspira
    La mujer que un tiempo amó,
    Bella y dulce cual solía, 130
    Tierna flor de primavera,
    El amor de la pradera
    Que el abril galán mimó.

      Y gozoso a verla vuela,
    Y alcanzarla intenta en vano, 135
    Que al tender la ansiosa mano
    Su esperanza a realizar,
    Su ilusión la desvanece
    De repente el sueño impío,
    Y halla un cuerpo mudo y frío 140
    Y un cadalso en su lugar.
    Y oye a su lado en son triste
    Lúgubre voz resonar:
       ¡Para hacer bien por el alma
       Del que van a ajusticiar! 145



    FIN DEL POEMA EL REO DE MUERTE


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 5 Sep - 18:52, editado 1 vez


    _________________
    "No hay abrazos que paren los cañones
    Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                                 Walter Faila.


    [i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
    Miguel Sánchez Gatell

    Contenido patrocinado


    JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842) - Página 6 Empty Re: JOSÉ DE ESPRONCEDA (1808-1842)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 7 Feb - 18:22