Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 864028 mensajes en 41701 argumentos.

Tenemos 1410 miembros registrados

El último usuario registrado es Fernando

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 45 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 41 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, José Antonio Carmona, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Septiembre 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Marlene Dietrich . Lili Marlene Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


Marlene Dietrich . Lili Marlene

F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 3942
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 61
Localización : Ceuta

Marlene Dietrich . Lili Marlene Empty Marlene Dietrich . Lili Marlene

Mensaje por F. Enrique el Dom 10 Mayo 2020, 19:22

Sé que no podré llegar por mucho que lo intente y, sin embargo, no hago más que intentarlo. Si fuera Bertolt Brecht diría, sin ironías ni resentimiento, que esto me enseñaron; apenas hay diferencia entre las buenas y las malas costumbres, lo que singulariza su encanto o su condena es la intención con la que se despliegan.
 
     
 Esta canción, mítica incluso para quienes no la conocen, se cantaba entre los alemanes que se plegaron al nazismo sepultados por la vorágine de la exaltación del nacionalismo y los evidentes logros económicos y también los oxidados militares prusianos que creían en la gloria, el honor y forjaban cruces de hierro, por un lado y por el otro a los resistentes abandonados a la desesperación y el miedo, para insuflarse ánimos en cada encuentro con la muerte. Hitler acabó prohibiéndola pero no pudo impedir que se escuchara, pocas cosas hay más subversivas para los que alimentan una leyenda siniestra sustentada en el odio, el culto purificador de la violencia y una perversa discriminación hacia todo aquel que es diferente que el ansia de amor universal.

        Quizás no importe demasiado, en estos días que los héroes homéricos han sido olvidados y al fuego permanente de su memoria muerta oponemos el fulgor de un momento de los bellos monstruos asustados, decir que Marlene Dietrich pertenecía a la estirpe de los artistas únicos que no admiten comparación ni medida. Tenía un pacto con los hados de la pantalla, algunas presencias suyas en películas no excedían sino un puñado de minutos y eso bastaba para engrandecer una historia e impregnarla con el halo mistérico de la clase, parecía que firmara los espejos como aquel pintor que se rebelaba contra el olvido. También será recordada por aquellos que saben distinguir un momento único simplemente porque cantó como nadie, no fue la primera, Lili Marlen que sobrevivió como un monumento melancólico en la memoria colectiva de un desastre.

    Fecha y hora actual: Jue 24 Sep 2020, 05:56