Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 874758 mensajes en 41985 argumentos.

Tenemos 1424 miembros registrados

El último usuario registrado es Antonio García López

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 68 usuarios en línea: 9 Registrados, 4 Ocultos y 55 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Alejandro Guardiola, Carlos Justino Caballero, José Antonio Carmona, Juan Martín, Juliana Mediavilla, Manfred Klish, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal, Ricardo Linares


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Noviembre 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


ANTONIO ARNAO

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 15 Mayo 2020, 02:14

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




AL PARTIR A ITALIA.
{Al joven pintor D. José Pascual Valls.)

¡Cuán presto, dulce amigo,
vas a partirte de la patria hermosa!
Ya por oriente matizado el cielo
de nácar y de rosa
colora el pardo lino
del alta nave que a surcar se apresta
el férvido elemento,
arrostrando el revuelto torbellino
de crespas olas y'sañudo viento.
Bien pronto, ay Dios! desde la estéril playa,
viendo la blanca y espumosa raya
que irá dejando en pos, mis tristes ojos
llorando te darán su adiós postrero......
Tú en tanto en voz doliente
también dirás: ¡ adiós! y en la sonora
mar, perderáse, y tu bajel velero
en las brumas que arrolle el sol naciente.

¿Quien de la madre patria
cruel te arranca y de mis tiernos brazos?
¿Por qué ese infausto anhelo
de quebrantar tan deliciosos lazos?
¿Será que el fuego que en tu pecho ardía
habrá trocado en desamor y hielo
la ingratitud, como la muerte, fría?
—Ah ! no: brillar en tu pupila miro
el ansia noble que de ardor te llena:
sí; parte do te llama
esa voz que en tu espíritu resuena,
que tu fogoso corazón inflama.
Parte veloz: no ya del pecho mió
saldrán gemidos, ni clamor doliente:
mis ojos ven lo por venir: ¿ no vuelas
en pos de dulce gloria?
Ve, que tu altiva frente
será ceñida en lauro de victoria.

Italia! Italia! A tu florido seno,
bajo tu cielo azul y rutilante,
parte mi amigo de esperanza lleno.
Murmuradora brisa
sobre el tranquilo mar su nave impela,
como cándido cisne
que rozando las ondas raudo vuela.
Italia, en ti la inspiración ansiada
eterna resplandece,
por cielo y mar y tierra derramada:
tierna le acoge: su alma generosa
con tus celestes rayos ennoblece!
¡Vuélvele vencedor, Italia hermosa!

¡Feliz yo si su aroma regalado
cual tú, mi amigo, respirar pudiera!
Al sentar nuestra planta en aquel suelo
do florece perenne primavera;
inflamados del fuego misterioso
que infunde el almo cielo;
trémulo el pecho amante,
lanzáramos al viento himno glorioso
de paz y amor, en la sagrada tumba
del puro Rafael, y sacro Dante.

Mas ah ! que no me es dado
partir cual tú do con amor ferviente
las dulces Artes, de sus nobles hijos
ciñen la altiva frente.
No ves? Ya por su oriente
tu suspirado sol radiante asoma:
parte a beber sediento
la inspiración en la preclara Roma;
mas nunca olvides que la madre patria
de ti corona inmarcesible espera:
ve, y que su imagen que ante ti sonríe
brille en luz lisonjera
que al vencimiento fúlgida te guíe.

Adiós, adiós ! Cuando la rauda nave
que al piélago se lanza,
al sosegado puerto que abandona
torne feliz en plácida bonanza,
tú, que partes oscuro
la frente alzando de laurel ceñida
rendirás como ofrenda tu corona
ante las patrias aras, y yo en tanto,
sintiendo el alma de entusiasmo henchida,
consagraré a tu fama altivo canto.

FEBRERO— 1850.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 15 Mayo 2020, 02:20

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"



A MIS PENSAMIENTOS

No os remontéis a la cumbre
desde aqueste humilde llano,
del ala, el vuelo atrevido,
blancas palomas, fiando;

que os puede azotar el viento,
o el rojo sol abrasaros,
o perseguiros sañudo
el carnívoro milano.

Así triste en voz de duelo
con mis pensamientos hablo,
pues son cándidas palomas
que anhelan volar muy alto.


—Tened, pensamientos míos,
no alcéis vuelo temerario,
que otros muchos cual vosotros
Icaros se despeñaron.

A un astro puro voláis:
oh! remoto está ese astro!
Temed no os queme las alas
el fuego del desengaño.

¿Lo amáis por hermoso?—Amadlo,
mas no salid de mi labio:
sintaos yo dentro del alma
cual dulce fuego sagrado.

Si alguna vez a mi pecho
baja su celeste rayo
lo que hora calla mi lengua
publique entonces mi llanto.

Así, creced misteriosos,
iris de paz esperando,
de mi corazón amante
en el dulce santuario.


ENERO— 1850



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 15 Mayo 2020, 02:22

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




QUERELLA.

¿Y vos preguntáis cual pena
tanto mi pecho destroza,
que en silencio de mis ojos
lágrimas de fuego brotan?

Oh! Preguntad a vos misma
y acaso escuchéis, señora,
resonar dentro del alma
alguna voz misteriosa

. que con dolorido acento
y en hondo afán os responda;
y sabréis porqué la mía
entre lágrimas se ahoga.

Ahí este amor noble y puro
con que el alma que os adora
a vuestros pies cual ofrenda
la vida rinde gozosa;

esta aspiración ferviente
con que sobre vos invoca
la dulce paz, la alegría,
no la comprendéis, señora.

Yo como el arroyo manso
que deja la verde alfombra
y sus aguas cristalinas
entrega a la mar undosa;

como alegre pajarillo,
posado en la verde copa,
al rojo sol que despunta
su canto mejor entona;

os be rendido amoroso,
lleno de esperanza loca,
un raudal puro y tranquilo
de ilusiones venturosas;

y del entusiasmo ardiendo
en la llama vividora,
vuestra hermosura he cantado
pues sois mas que el sol, hermosa

Mas ay! ni habéis comprendido
mis esperanzas de gloria,
ni juzgáis que mis amores
son si no rápida sombra.

Por eso amarga sonrisa
a vuestros labios asoma
cuando os digo la tristeza
en que mi pecho rebosa.

Descansad, señora mía,
presto callará mi boca
cuanto os amo; mas que mueran
ya mis ilusiones todas.

Harto pronto ausencia triste
vendrá para mí forzosa,
este amor y estas querellas
llevando a tierras remotas.

Tal vez el helado tiempo
borrará vuestra memoria:
Ah! no, no: vivirá eterna
mas oculta y silenciosa.

Será hoguera que me inflame
con su lumbre salvadora,
alentándome a ceñirme
del bien la excelsa corona.

Do vos me apartáis airada,
a mi desconsuelo sorda;
yo esa mano beso humilde
que enemiga me destroza.

Iré con mis penas, lejos,
de estas cortesanas pompas,
de los valles do be nacido
a la soledad sabrosa;

y a orillas del patrio río
que con sosegadas ondas
es de la vida felice
imagen consoladora,

alimentando mi alma
con su pasión misteriosa,
para vos pediré al cielo
la ventura que ambiciona.

Adiós! Acaso algún día
vuestro corazón conozca
cuanto es puro el amor mió
que no comprendéis ahora.

Entonces si llanto triste
de vuestros párpados brota,
hablad, y dejando presto
mi soledad venturosa,

volaré a dárosla dicha,
y a calmar vuestra congoja,
con las dulces ilusiones
que en mi pecho se atesoran


junio—1850.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 16 Mayo 2020, 02:17

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




LA NOCHE EN LA SOLEDAD.
(A mi amigo D. Lope Gisbert.)

Llegó la noche plácida
velando el ancho cielo,
mas las estrellas fúlgidas,
cual astros de consuelo,
derraman ya benéficas
su dulce resplandor;
y en los hojosos árboles
la brisa suspirando,
y el arroyuelo tímido
con su murmurio blando,
en nuestras tristes ánimas
infunden paz y amor.
O hermano, ven!—Los míseros
que como tú suspiran
hallan el manso júbilo
que lejos de sí miran,
en la quietud dulcísima
de aquesta soledad.
Ven ay! que en esta atmósfera,
cuyo misterio encanta,
el dulce aliento aspírase
de la pureza santa,
las penas hallan bálsamo,
renace la verdad.

En esta paz , el ánima
gentil las alas tiende,
y en vuelo alegre y rápido
el vasto espacio hiende,
y al firmamento elévase
que ante sus ojos ve.
Enjutas ya sus lágrimas,
deshecha su amargura,
bañada en luz purísima
goza de la ternura
que en ella vierte angélica
la misteriosa fe.

Oirás cuál por los ámbitos
opuestos de la tierra
resuenan los horrísonos
ecos de infanda guerra
de la soberbia indómita
y el odio destructor:
oiráslos cual los débiles
ecos, que lleva el viento,
cuando al soplar del ábrego
el férvido elemento
lejano en olas rómpese
con infernal rumor.

Oirás las voces flébiles
que la inocencia lanza
cuando con negro espíritu
le oprime la venganza,
cual a la oveja tímida
cruel lobo rapaz.
Y al par en ronco estrépito
cantares de alegría
de los que en loco júbilo
ardiendo noche y día,
de su placer al ídolo
doblan la altiva faz.

O hermano! Ante ese vértigo
de pena y de locura
suspirarás solícito
por la inmortal ventura
de la quietud dulcísima
que goza el corazón,
si lejos de los nítidos,
sueños, que son tiranos,
no alimentó quiméricas
ansias de honores vanos,
ni de placeres míseros,
soberbia ni ambición.

¿ Qué ha sido de los ínclitos
clarísimos varones
cuyas empresas célebres
llenaron las naciones?
Ay! como sombra rápida
pasaron ¿ Dónde están ?
Mira cuál en sus páginas
el libro de la historia
dice con sus imágenes
que es la terrena gloria
sueño que pasa súbito,
madre de eterno afán.


Ansiemos la benéfica
paz en que viva el alma,
la paz, precioso bálsamo
que nuestras penas calma;
iris que traza espléndido
el dedo del Señor.
Y ante el ansioso espíritu
rasgando el denso velo,
miremos las magníficas
galas de tierra y cielo.
¿ Dónde hallaremos , miseros
mas júbilo ni amor ?

Por eso, ven al plácido
seno de aquesta sombra;
bajo los verdes árboles,
sobre la fresca alfombra,
donde con voz ternísima
te llama mi amistad;
y a la apacible música
del bosque, el aura, el río,
ya vencedora el ánima
de su dolor sombrío,
bendecirás en éxtasis
la dulce soledad.

octubre—1850.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 16 Mayo 2020, 02:18

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"



A UNA PASTORCILLA.

No me quieras, no me quieras,
inocente pastprcilla;
porque el amor que te ofrezco
es manantial de desdichas;

antes bien si gozar quieres
la dulce paz de tu vida,
y que no se desvanezcan
tus ilusiones tranquilas,

de mi inquietud amorosa
los bellos ojos esquiva,
porque apagará su brillo
de un triste la compañía.

No pienses que mis palabras
son de ingratitud nacidas,
que bien sabe el alto cielo
si te adora el alma mía.

Vuelve tus azules ojos,
mi rostro marchito mira;
y verás en hondas huellas
y en rasgos de fuego unidas,

la luz que en mis ojos arde
inestinguible y sombría,
que publica mi tristeza
como mi pasión publica.

No quiero que por mí bañe
la palidez tus mejillas,
ni que para siempre huya
de tus labios la sonrisa;

que el cielo te castigara
si me amaras, pastorcilla,
«porque el amor que te ofrezco
«es manantial de desdichas.

mayo—1830.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 16 Mayo 2020, 02:22

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"






LA SOLEDAD DE LA PLAYA.
obblio del mundo e qui. Romani

Aquí en la orilla de la mar undosa,
de esa mar insondable que murmura
y al soplo de la brisa matutina
ondas levanta de rizada espuma;

ante las rojas nubes que el espacio
como bajeles nacarados surcan
al preceder a la rosada aurora
que en dulce luz el horizonte inunda;

ante las blancas y movibles velas
de las barquillas que las aguas cruzan,
mientras huyendo las marinas aves
las ondas rasan con sus leves plumas;

bañada del aroma misterioso
de suavidad y matinal frescura
con que la brisa al desplegar sus alas
rauda deshace las opacas brumas;

en el agreste plácido sosiego
que reina en torno, donde no se escuchan
si no el canto de alegres avecillas
que a la aurora y al mar ledas saludan,

o el rumor de las ráfagas ligeras
que extrañas voces al volar susurran,
o el de las olas que en la playa espiran
con mansos ayes de tristeza suma;

aquí la soledad, aquí desplega
su grandeza inmortal y su ternura;
aquí de amor el corazón se nutre,
y el alma al trono de Jehová se encumbra.

«Felice soledad!—exclama el hombre
con grito de dolor y de amargura
cuando en el vano afán de las ciudades
entre pasiones enconadas lucha; —

«soledad encantada! ¡Quién pudiera »
en tu retiro y en tu calma oscura «
pasar las horas de la breve vida
«por siempre libre de batallas rudas!»

Alas ay! aun cuando triste así la llama,
y aun cuando lejos de ella en sus angustias
suspira por su paz ¿viene a su seno?
¿Su ignorado recinto acaso busca?

—No, no; porque si deja el torpe mundo
su nombre en el olvido se sepulta,
y se despoja de la rica pompa
que brillante en su seno le circunda,

y el borrascoso amor para él acaba,
y a los halagos del placer renuncia,
y la ambición con poderoso grito
a la dorada vanidad le impulsa.

«O tú, sublime soledad!—prorrumpen
los que a su amante seno se refugian;—
«¿quién como tú apacible? ¿Quién del alma
«como tu paz las lágrimas enjuga?

«¿Quién los acerbos males de la vida «
como tu ambiente misterioso endulza
«y las locas quimeras desvanece
«que en anhelar ardiente la conturban?»

Así te llama el hombre: así recurro
a tu quietud como a salud segura:
yo también vengo a ti: quiero los lazos
romper de las pasiones iracundas:

quiero que el alma en tu tranquilo seno,
del mundo rota la servil coyunda,
águila osada en vuelo poderoso
del pensamiento en alas a Dios suba.

Por eso vine a ti! Por eso vine
a las hermosas playas donde nunca
ese tendido piélago se irrita
rompiendo en olas de imponente furia:

ni donde brama el aquilón airado
desatándose en ráfagas sañudas,
si no aquí donde el mar la rubia arena
viene a besar en plácida dulzura;

aquí donde la brisa sosegada
himnos y quejas a la vez modula,
donde el cielo es azul, y el sol ardiente,
donde en pálido albor brilla la luna.

Yo pasearé la solitaria playa
cuando el astro inmortal la esfera alumbra
tornando con su luz lago de fuego
esa tendida mar que el viento arrulla.

Y después cuando encuentra en el ocaso
entre celajes cárdenos su tumba,
mientras avanza del lejano oriente
con paso audaz la oscuridad nocturna.

Y cuando en trono de lucientes nubes
la reina brille de la noche bruna
descifraré lo que las mansas olas
en bajo sonal espirar pronuncian.

Aquí seré feliz, y en el ligero
batel, surcando la salada espuma,
o en la dorada arena recostado,
será mi dicha tu quietud profunda.

Por eso vengo a ti! Por eso el alma
himnos entona á tu belleza pura.
O soledad! ¡Acógeme en tu seno!
¡Mi inspiración gozosa te saluda!

AGOSTO— 1849.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 16 Mayo 2020, 02:26

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"






CANTO DE LOS PESCADORES

Coro.
Sus! bajemos a la playa,
que la dulce aurora raya :
pronto el sol veréis brillar.
Preparad red y barquillas
y dejemos las orillas:
pescadores, a bogar
! A LA MAR! A LA MAR I

Voz.
La brisa del oriente
con fresco soplo blando
las olas va rizando
que gimen de placer.
Partid antes que ostente
el sol, su faz hermosa;
y en pesca numerosa
podréis ricos volver

Coro.

Desechad vanos temores;
a las barcas, pescadores:
¿ Quién os hace así dudar?
La tormenta está lejana,
mas si al fin ruge inhumana
viento en popa y a tornar.
A LA MAR! A LA MAR !

Voz.

Sentado en su barquilla
que por las ondas vuela
surcando a toda vela
va el pobre pescador;
viendo la amada orilla
perderse entre la bruma;
viendo la blanca espuma
que deja de sí en pos.

Coro.

Ya esclarece el firmamento,
arreciando sopla el viento;
vela suelta y a volar.
Rica pesca nos espera;
pronto, pronto en la ribera
la vendremos a dejar.
A LA MAR! A LA MAR ¡

Voz.

Cuando en la noche oscura
el pescador cansado
vuelve a su hogar amado
de su cantar al son,
sus hijos con ternura
estrecha contra el seno;
de dulce gozo lleno
su rudo corazón.

Coro.
< Sus! bajemos a la playa
«que la dulce aurora raya :
«pronto el sol veréis brillar.
«Preparad red y barquillas
«y dejemos las orillas:
(i A LA MAR ¡ A LA MAR ¡

AGOSTO— 1849.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 01:50

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





A LUZ, EN LA MONTAÑA

Dejemos, Luz, este valle,
y subamos a la cumbre
de aquella verde montaña
que se levanta a las nubes.

Hé aquí, del undoso río
junto a las ondas azules,
la fácil senda florida
que a su recinto conduce.

Plácidamente subamos
y así verás como huyen
las penas que nos agobian
con su inmensa pesadumbre.

Reposa un tanto, Luz bella,
no la fatiga te abrume :
presto verás qué alegría
por tu pecho se difunde.

Subamos aun mas, subamos
a esas rudas altitudes
para observar la florida
llanura, que se confunde

allá en su linde, del cielo
con los colores azules.
Oh ! que inmenso panorama
la vista en ella descubre!

¡ Cómo en las almas heridas
consuelo y bálsamo infunde
su soledad encantada,
sus arroyos que discurren,

sus avecillas que pueblan
el aura, de notas dulces,
sus árboles apiñados,
su cielo y sus blancas nubes!

¿No es verdad, señora mía,
que mil ilusiones surgen
de tu mente arrebatada
y a tu corazón refluyen?

¿No es verdad que esa campiña
con sus alfombras salubres,
con sus límites lejanos,
con sus tintas y sus luces,

han rociado en tu alma
el bálsamo que la cure
de los terribles pesares
que triste y callada sufre ?

¿No es verdad que tu no puedes
sentir que acorde murmure
la linfa del arroyuelo
que bajo las yerbas huye,

ni los trinos armoniosos
que en los altos abedules
las aves al sol dirigen
cuando en ocaso se hunde,

sin que en tu alma sensible
tiernas emociones luchen,
y como bellos fantasmas
en tu pecho se acumulen ?

Es verdad, bella señora:
es verdad, que muchedumbre
de amorosas sensaciones
también de mi pecho surgen.

Por eso aquí es tan estrecho
el destino que nos une:
por eso aquí de este monte
en las verdes altitudes,

con lazo tierno tu alma
que a tus afectos sucumbe
se alza junta con la mía
hasta los cielos azules.

Hablemos, o Luz, de amores,
pues mas que el néctar es dulce
hablar de amor bajo un cielo
que en el corazón le infunde.

Há poco te vi: en mi pecho
prendióse súbita lumbre;
que así lo quiso mi estrella
y la fortuna voluble.

¿Por qué del amor huimos
y sus tiernas inquietudes,
cuando un sol hallar es fuerza
que nuestros ojos ofusque ?

Así a tu amor, Luz hermosa,
con un lazo indisoluble,
preso entre flores me lleva
la estrella que por mi luce.

Oh! respóndeme: no esquiva
con fingida mansedumbre
bajando tus negros ojos,
que como dos astros lucen,

y acariciando tus rizos,
con tu silencio me abrumes:
respóndeme, que tu acento
mi penoso afán endulce.

No, calla! Tal vez la suerte
presto nuestra dicha turbe,
y «|jamás!» al separarnos
inexorable pronuncie.

Adiós, Luz: tan triste augurio
en este instante se cumple,
y uno de otro nos aleja
la ingrata que hora nos une.

Adiós, Luz: si algún recuerdo
guardas de estas horas dulces
que lían pasado como pasan
de las flores los perfumes,

tranquilo recuerdo sea
que la corriente no enturbie
de tu vida, porque en tanto
que el sol del vivir me alumbre.

tierna será en mi memoria,
sin que el olvido la mude,
la imagen de los momentos,
o Luz, que a tu lado estuve.

mayo—1846.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 01:52

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"






AYES DEL ALMA.

¿Qué mano inexorable nos aleja
de todo cuanto amamos en el mundo,
sin escuchar nuestra sentida queja,
sin advertir nuestro dolor profundo?

Si vemos una flor que entre las
bella nuestros sentidos enamora;
si hallamos un raudal cuyos rumores
encantan con su música sonora;

si a la sombra de un árbol, dulcemente
escuchamos la tierna torlolilla,
la flor se mustia; agótase la fuente;
sécase el árbol; huye la avecilla.

Padres y hermanos nuestra infancia velan;
la amistad y el amor son nuestro encanto :
pronto estos goces disipados vuelan;
pronto su muerte nos anega en llanto.

La dicha entre nosotros no florece:
es ave que camina de pasada;
es humo que al subir se desvanece;
es nube de aquilón arrebatada.

Si son las penas fruto de la vida,
¿ por qué no muere el alma de tristeza ?
_Si aquí se encuentra en el dolor sumida
ay! harto sabe do su dicha empieza.

agosto—1849.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 01:58

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





LAS OLAS EN LA PLAYA.



¿Por qué murmuráis dolientes,
rizadas ondas azules,
al morir sobre la playa
con humilde mansedumbre?

¿Cuyos son esos lamentos
que tan sentidos prorrumpen
cuando apacible la brisa
sobre vosotros discurre,

rozando vuestros cristales
que inquietos y sordos bullen,
con sus alas trasparentes
llenas de grato perfume ?

¿Por qué ese afán perdurable
que ni aun el tiempo destruye
de hervir y correr ansiosas,
y en confusa muchedumbre,

a romper en blanca espuma
donde un sol brillante fulge
sobre las rubias arenas
que a prisión blanda os reducen '?

¿ Será que vuestros cristales
dentro de su seno oculten
espíritu misterioso
que a eterno afán los impulse,

y en la playa solitaria
tan tiernos ayes pronuncie ?
¡Ah! no, lastimeras olas:
en las tiernas inquietudes

que sin cesar os agitan
y a muerte cierta os conducen
cual yo ignoráis quien en ayes
tan dolorosos prorrumpe.

Acaso por tantos siglos,
ardiendo en ansias inútiles,
queráis ensayar un nombre
que jamás el hombre escuche;

y mientras mansa la brisa
sobre vosotras sacude
sus leves húmedas alas
el mismo tal vez module.

Cuando el sol al rojo oriente
en carro de fuego sube,
y cuando brilla en ocaso
su cárdena postrer lumbre,

y cuando llega la noche,
y en trono de blancas nubes
triste claridad vertiendo
la luna cándida luce;

a todas horas, dolientes
murmuráis, ondas "azules,
y llenáis el alma mía
de amorosa dulcedumbre.

Pláceme errar solitario,
sin duelos que me importunen,
por esta ignorada playa
que menudas conchas cubren.

Aquí los negros recuerdos
en el olvido se hunden,
y sencillas ilusiones
llenas de ternura surgen.

Desde aquí en grata tristeza
el alma mía descubre
sobre vosotras flotando,
bañadas de tibias luces,

las blancas sombras que vuelven
a que pasión les tribute
de las vírgenes do un dia
mi amor acendrado puse....

Hacia sí tristes me llaman !
Tal vez ingrato me juzguen !
Id, corred, rizadas olas,
decidles en ayes dulces

que cual antes en mi pecho
arde misteriosa lumbre,
y nunca será que olvido
su grato recuerdo enturbie.

Corred, y si a tal memoria
en ayes de amor prorrumpen,
a mi corazón traedlos,
y así sus afanes cure.
Yo en tanto dejando al alma
que libre el espacio cruce
diré al veros en eterno
afán, que nada consume :

«¿ Será que vuestros cristales <
dentro de su seno oculten «
espíritu misterioso
«que a vuestra muerte os impulse? »


AGOSTO— 1849.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 02:01

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




EL AMOR DEL POETA.



¿Por qué, doncella hermosa,
quieres gustar en 'la feliz pureza
de tu paz ¡venturosa,
este que en mí rebosa
manantial de dolor y de tristeza ?

¿No ves que si mi acento
te dice amargoja sentida historia
del afán que lamento,
doliente pensamiento
te dejará tan solo por memoria?

Oye,”o Luz: la amargura
que así mi ardiente corazón oprime
la infundió tu hermosura
que con su llama pura'
en rayos le abrasó de amor sublime

Hora ese amor es tanto,
y es tan profundo mi ferviente anhelo,
que en mi mortal quebranto,
nublados por el llanto,
no ven mis ojos iris de consuelo.

Mas ¿ por qué ansiosa giras
con dulce afán la celestial mirada?
¿Por qué, triste, suspiras?
Oh ! tú también deliras!
También de amor palpitas abrasada !

Ven , ven: brotando siento
férvida inspiración dentro del alma:
ven, que mi pensamiento
te alzará al firmamento
para ceñirte inmarcesible palma.

Sí, ven, paloma mía,
porque su fuego celestial acrece
la noble fantasía,
y como el sol al día
mi corazón inflama y engrandece.

¿Ves las claras estrellas
que tachonan la bóveda del cielo
rutilantes y bellas,
cual vividas centellas
de la nocturna oscuridad consuelo ?

¿No ves la luna hermosa
que después de cruzar el ancha esfera
declina misteriosa
cuando el alba de rosa
en el azul del cielo reverbera ?

¿Ves, Luz, ese fulgente,
ese gigante sol que en nubes de oro
aparece en oriente,
y luego en occidente
sepulta su magnífico tesoro?

¿ No ves en la llanura
la corriente de arroyos y de ríos,
en plácida dulzura
huyendo a la espesura
de los hojosos bosques y sombríos ?

¿No ves en el estruendo
que mueve el hondo mar, en sones graves
misterioso bullendo,
cuan prestas van hendiendo
su azul cristal las voladoras naves ?

En todo , estrella mía,
sublime impera cual triunfal señora
la rica fantasía,
cuando en noble osadía
le infunde Amor inspiración creadora.


De su fuego llevada,
traspone los remotos horizontes,
y cual águila osada
se cierne arrebatada
sobre llanuras, selvas, mar y montes

« Oh ! ven : brotando siento
< férvida inspiración dentro del alma :
«ven, ven: mi pensamiento «
le alzará al firmamento «
para ceñirte inmarcesible palma.»

Ay! este amor ardiente
es el amor sublime del poeta,
tan grande y prepotente
que rompe osadamente
la cadena que al mundo le sujeta.

Tal es, dulce señora,
el que viene a rendirte apasionada
mi alma que te adora...
Oh! ¡Bien haya la hora
en que ardió con tu fúlgida mirada!

DICIEMBRE— 1848.





_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 02:45

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




ADIÓS AL MAR.

Adiós, tranquilo mar! Hoy las riberas
que en eterno gemido
halagas con tus ondas lastimeras
voy a dejar sentido.

Voy a dejar tu brisa que murmura
de perfume bañada,
cuando al volar agita con dulzura
tu linfa sosegada.

No veré de tus ondas a la cumbre
subir el sol fulgente
sobre el carro de fuego cuya lumbre
te torna lago ardiente.

Ni veré tus barquillas, ni tu bruma,
ni tus soberbias naves;
tus bellas conchas, tu rizada espuma,
tus peces, ni tus aves.

¿ Cuándo en la extensa playa recostado,
dejaré al pensamiento
recorrer otra vez con vuelo osado
el azul firmamento ¡

¡ Quién sabe, oh mar ¡Acaso estos instantes
serán la vez postrera,
en que mis tristes pasos vacilantes
vaguen por tu ribera.

No quiera el cielo, no! La agreste calma
de tus dulces orillas
copioso manantial es para el alma
de ilusiones sencillas.

Turbado traje el corazón y triste
cuando vine a tu seno;
mas tú con tu grandeza le pusiste
como lago sereno.

i Quiera Dios que al tornar al agitado
vivir de las ciudades
no se pierda la paz que en mí han sembrado
tus gratas soledades.

agosto—1849.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 17 Mayo 2020, 02:47

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





VEN A Mi!

Cuando tus verdes años, Laura hermosa,
entre ilusiones de oro resbalaban,
y era coral tu labio,
y tu fresca mejilla nieve y rosa;
cuando tus bellos ojos reflejaban
la paz de tu alma pura,
ardió por ti de amor el alma mía;
mas tú, ingrata hermosura,
desdeñaste mi dulce idolatría.

¿Do están hora las bellas ilusiones
que luz y encanto de tu vida fueron ?
Tus tiernas esperanzas
deshojaron ingratos corazones.


La fresca rosa y el coral ¿ do fueron ?
Y yo que fiel te adoro
aun a despecho de mi suerte insana,
¿ perderé tal tesoro
de inmaculado amor, o triste hermana ?




Ven a mí! ven a mi amoroso pecho
que abrigo te dará, paloma herida :
en él dichosa calma
puede gozar tu corazón deshecho .
¡Mi amor es iris de tu triste vida !
Tus ilusiones puras
florecerán a su celeste fuego.
Si anhelas un amor sin amarguras
escucha, o Laura, mi doliente ruego!

junio—1850.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 18 Mayo 2020, 00:57

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"








EN EL ÚLTIMO AMOR

¿ Dónde tendisteis, de la edad primera,
visiones de oro y rosa el vuelo incierto ?
Tornad, tornad ¡ Mi corazón ya muerto
con vuestro encanto renacer pudiera.
Hora en él arde su pasión postrera
cual sol que abrasa un arenal desierto :
en ella mira el faro de su puerto,
en ella el fin de su mortal carrera.
Bañad en nueva luz mi fantasía ;
purificad mis últimos amores;
arrebatadme en himnos de ternura.
Y haced que el ángel de la vida mía
rinda en mi muerte lágrimas y flores
en el retiro de mi tumba oscura.

ENERO— 1850.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 18 Mayo 2020, 00:59

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





EL ENTIERRO DE LA NIÑA.

Las niñas hermosas
caminan llorando,
ceñidas de rosas
de muerto color:
oid los pesares
que van lamentando
con tristes cantares
de inmenso dolor.

«O fúlgida estrella <
de gratos albores
«queapenas tu huella «
dejástenos ver:
«o hermana del alma
«que en lecho de flores
«disfrutas la calma
«del sueño postrer:

« ¿ A dónde guiaste
«tu rápido vuelo,
que así nos robaste
« tu amor fraternal ?
« ¿ A dónde te ocultas,
«o luz de consuelo,
«que así nos sepultas
«en sombra mortal ?

¡ Las flores que fueron
«tu dicha y encanto
«marchitas murieron
«perdido tu amor:
«las tórtolas bellas
«perdieron su canto;
«las blancas estrellas
«su vivo esplendor.

Tú habitas dichosa
«la bella morada,
«florida y hermosa,
«de eterno placer:
«derrama inocente
«tu casta mirada,
« que el alma impaciente
«la anhela beber.»

Así en la pradera
las niñas exclaman
con voz lastimera
de pena infantil:
así en grito fuerte
la blanca flor llaman
que al sol de Ja muerte
mustióse en abril.

De nuevo su lecho
le cubren de flores,
y en llanto deshecho
las bañan al par;
y tristes mirando
sus bellos colores
se van alejando
con este cantar: *

«O cándida hermana
«que huiste en tu aurora
«'el alma se afana
«por ir de ti en pos;
« mas ah! dolorida,
«sujeta , aquí llora:
«o estrella'perdida,
«adiós, ay 1 adiós!»


ENERO— 1849.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 18 Mayo 2020, 01:04

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





CANTO DE GLORIA.
(En la muerte de la niña C.)

Al fin, paloma cándida,
tiendes las alas de oro,
mientras celeste coro
va de tu huella en pos:
al fin te alzan los ángeles
de aqueste impuro suelo:
¡Dichosa tú que al cielo
vas a gozar de Dios!

Cuando cual astro fúlgido
al mundo aparecías
yo saludé tus días
con gozo fraternal:
hora tus lazos míseros
rompe dichosa muerte;
y te saludo al verte
cual ángel inmortal.

Entonces vertió lágrimas
el alma enternecida,
que ardiendo en luz de vida
tu azul pupila vio:
hora en celestes éxtasis
llanto de amor derrama,
porque su pura llama
por siempre se apagó.

Bendita, o tú, paloma,
—dulce prorrumpo al verte—
«tú, fénix, que en tu muerte
ala vida hallas por-fin.
« Ya por su oriente asoma
« oh sol de tu alegría:
«bien hayas, alma pía,
« celeste serafín!»

En honda pena, huérfanos,
ay ! los que ser te dieron
lloran porque perdieron
la prenda de su amor;
y con ardientes súplicas,
o peregrina estrella,
vagar tras de tu huella
quieren en su dolor.

Oye sus voces, óyelas;
son gritos de amargura:
« Torna, paloma pura,
< ¿ no ves nuestra ansiedad ?
< ¿ Por qué con vuelo rápido
< tu nido abandonaste ?
« ¿No ves que nos dejaste
«funesta soledad? >

Así en ayes tristísimos
sentidos a ti claman:
así ciegos te llaman
al valle del dolor;
mas yo que la luz mística
miro , que te circunda,
lleno de fe profunda,
y en himno triunfador,

« Bendita, o tú, paloma,
—dulce prorrumpo al verte—
< tú, fénix, que en tu muerte
< la vida hallas por fin.
«Ya por su oriente asoma
< el sol de tu alegría:
«bien hayas, alma pía,
«celeste serafín! »

Este lugar de lágrimas
lugar es de destierro,
do en miserable encierro
cautiva el alma está;
mas tu morada angélica
la patria es venturosa
do libertad gloriosa
respiras tierna ya.

En el celeste empíreo
te miro coronada,
vogando enajenada
por mar de eterna luz;
tendiendo en vuelo plácido,
con cánticos amantes,
tus alas deslumbrantes
de nácar y de azul.

Cohortes hermosísimas
de cándidos querubes
sobre doradas nubes
te siguen por do quier;
mientras la blanca túnica
te ciñen de la gloria,
cantando tu victoria
con inmortal placer.

«Bendita, o tú, paloma,
—dulce prorrumpo al verte—
«tú, fénix, que en tu muerte
«la vida hallas por fin.
< Ya por su oriente asoma
< el sol de tu alegría:
« bien hayas, alma pía,
«celeste serafín!»

Ay! en tus manos cándidas
todos en santo coro
ponen el arpa de oro,
de son angelical,
cuyos *acordes místicos
son voces de esperanza,
son himnos de alabanza
sublime y celestial.

Ante el excelso y fúlgido
trono de Dios potente,
con pasmo reverente
entonas su loor;
y a donde vierte nítida
la matutina estrella
su lumbre clara y bella
de dicha, paz, y amor.

Oh! ya tu canto angélico
de tierna melodía
percibe el alma mía
presa de dulce afán;
y ve también la espléndida
llama de dulce gloria
que en tu inmortal victoria
gratos tus ojos dan.

«Salud, ave dichosa
< que desplegaste el vuelo
«para ganar un cielo
«de libertad sin fin:
«esa mansión de rosa
< morada es de ventura:
< Salud, ánima pura,
«celeste serafín!»

junio—1849.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 18 Mayo 2020, 01:06

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




A LOS ARTISTAS.
(Introducción de un album.)

Venid, venid, los que en la triste vida,
pasando peregrinos,
la senda del placer dejáis florida,
para cruzar por ásperos caminos :
los que el fuego sagrado
sentís arder del Genio esplendoroso;
los que henchidos de fe, con vuelo osado
mas allá remontáis el pensamiento,
del mundo tenebroso;
venid, que os llama mi inspirado acento.

Los que en lira de amor ceñida en flores
himnos alzáis de gloria;
los que del cielo en mágicos colores
con el áureo pincel contáis la historia;
los que en blanda armonía
copiáis del tierno corazón que gime
los ecos del dolor y la alegría;
los que a Dios por el fuego que os inflama
templo eleváis sublime;
venid , venid ! Mi inspiración os llama!

Llegad al ara humilde que os presento
a las Artes alzada:
yo invocaré con poderoso acento
la inspiración a vuestra mente osada;
y luego que descienda
de misterioso fuego revestida ,
cantaremos su gloria , y en ofrenda
que fe sublime en su loor pregona,
de láuro y flor tejida
les rendiremos ínclita corona.

Ellas, viendo este amor inextinguible
por su inmortal decoro,
fieles, de su belleza inmarcesible
nos abrirán el cándido tesoro;
y ya que en sus raudales
haya templado entusiasmada el alma
su noble sed de goces celestiales,
cual alto galardón de dulce gloria,
nos cederán la palma
que habrá de eternizar nuestra memoria

agosto—1849.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 18 Mayo 2020, 01:10

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




CORONA DE MUERTE,

Ven, Luz! Tu mano cándida
posa en mi herido pecho
que del dolor al ímpetu
roto se ve y deshecho....
Ven! ¡Por piedad escucha
la triste horrenda lucha
que siente el corazón!
Latidos de agonía
que acaso, hermana mía,
ay! los postreros son.

Hermana! El labio trémulo
no puede ya mas darte
el nombre aquel ternísimo
con que logró invocarte
cuando la lumbre pura
del sol de la ventura
brillaba sobre mí.
Ay! en mi pena insana
solo una triste hermana
veré desde hoy en ti.

No llores! Harto el ánima
de crudo afán henchida,
viendo morir los últimos
contentos de mi vida,
harto en dolor se anega
cuando a decirte llega
su postrimer adiós.
0 Luz! en nuestro anhelo
funesto amargo velo
se extiende entre los dos.

Ayer feliz mi espíritu
te amaba en leda calma,
y tú, siempre benéfica,
diste a mi fuego palma;
mas hoy que a la alegría
muriendo voy, Luz mía,
deja de amarme ya;
porque sino mi llanto
disipará tu encanto,
tu calma turbará.

Como visiones mágicas
cruzan por mi memoria,
o hermana! las imágenes
de mi perdida gloria;
de aquella edad dorada
y en sueños arrullada
de paz y de placer;
mas, ya mis dichas muertas,
solo cenizas yertas
encuentran al volver


En vez de aquellos cánticos
de gozo y de ternura
con que en celeste júbilo
loaba su hermosura,
tristísimos acentos,
suspiros y lamentos
escuchan al cruzar;
y al ver ay! tantas penas
huyen de angustia llenas,
ya para no tornar.

Sí, llora, llora! Un hálito
siento de lenta muerte
que el fuego de mi ánima
en yelo, o Luz, convierte:
ya la sonrisa loca
que apareció en mi boca
querellas se tornó;
y de los ojos míos
ya indiferentes, fríos,
la lumbre se apagó.

Sí, llora! Véme trémulo,
ya con la faz marchita ,
cual hoja mustia y pálida
que fuerte el viento agita,
véme con esta ofrenda
de triste suerte prenda,
que rindo hoy a tus pies.
¡Cuál mi dolor pregona
esta infeliz corona
de funeral ciprés!

Adiós! Cuando su lóbrega
cárcel, quebrante el alma,
y suba a ceñir plácida
de su dolor la palma;
entonces tú, Luz pía,
llega a la tumba mía
para ponerla allí;
y ese será en el cielo
el postrimer consuelo
que guardará de ti.

julio—1849.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 19 Mayo 2020, 01:56

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"




TRISTEZA Y CONSUELO.


Epístola.
E il duol eimento
ove Dio prova degli humani il core
Silvio Pellico.



Y ¿ qué he de hacer si no llorar contigo ?
¿ Cómo calmar la dolorosa angustia
que te acongoja el corazón, que llena
de amargo desaliento el alma tuya ?
No, no hay consuelo a desconsuelo tanto
mas que las lentas lágrimas que surcan
la abrasada mejilla: no hay acentos
para templar tan hondas amarguras
mas que los ayes de aflicción, lanzados
por otro corazón, que en triste lucha
cual el tuyo la pérdida lamenta
de la fúlgida estrella, que ya nunca,
nunca dará consuelo al alma herida
con el influjo de su lumbre pura.

Ah ! tú recuerdas las alegres horas
de aquel gozar a que la mente ilusa
se entregaba de lleno , no esperando
tan pronto fin y tan acerba angustia.
Tu alma al ver rotos los sencillos lazos
del amor de tu Luz y su ternura,
se vio sumida en soledad horrenda,
llena de afán, y desolada , y mustia;
como la madre que espantada mira
del dolor bajo el peso yerta y muda,
la huesa abrirse a su querido infante
junto a los bordes mismos de la cuna.

En tu mirada tus memorias leo;
esas tiernas memorias que no anublan
ni la distancia, ni el feroz olvido
que lo devora todo: tal vez cruzan
por tu agitada ardiente fantasía
las horas de emoción y de ventura,
en que alumbró vuestros amores castos
con su apacible claridad la luna......

En alameda solitaria os miro,
que el astro hermoso de la noche alumbra,
en.éxtasis dulcísimo: 'rendida
por la emoción inmensa que le abruma,
Luz, tu cándida Luz, su blanca frente
entre las manos temblorosa oculta.
Tú, ante la casta hermosa fascinado,
latir sintiendo con violencia ruda
tu apasionado corazón, recoges
sus ahogados suspiros, sus confusas
dulcísimas palabras, que tus ojos
con silenciosas lágrimas anublan......

Mas ay! yo añado a tu penar inmenso
una fuente abundosa de amargura
con tan tiernas memorias : tú conoces
tu vivo amor en la presente lucha.
Perdiste a Luz, o triste; y aun pretendes
de nuevo hallar su cándida hermosura,
y en todas partes soledad encuentras,
ay! soledad como la muerte muda......

Y ¿ por qué del dolor al triste influjo
ha de rendirse el corazón? ¿No cura
bálsamo alguno las heridas hondas
de la enemiga suerte? ¿ Nada endulza
las amargas tristezas de la vida,
ni al alma premia sus ignotas luchas ?
Ah ! sí; cual yo lo sabes: solo puede
rápida alzar tan angustiosa duda
la fuerza del dolor que con su peso
nuestros esfuerzos débiles abruma,
y el llanto que empañando nuestros ojos
la luz de la esperanza nos ofusca.

Harto sabes que el alma peregrina
por tierra de aflicción y desventura,
y que al llegar la hora misteriosa
en que sus alas con placer sacuda,
con la esperanza eterna como guía
que a la patria inmortal siempre la impulsa
« ha de elevarse en invisible vuelo
a la morada santa de la altura.
Y ¿ qué son los dolores y las penas
que la existencia terrenal ocupan
si no fuegos que el alma purifican
y en vencer y esperar mas le aseguran ?

Ah! de tus ojos deslizarse miro
dos sosegadas lágrimas que anuncian
que ya tu corazón, de la esperanza
el astro ve consolador : ya alumbran
tu espíritu sus rayos : sí; confía,
que el sol está tras de la nube oscura.
Yo cual tú amé y perdí; y el alma triste
se vio sumida en soledad profunda,
pero escuchó una voz consoladora
que le prestó, para' vencer, ayuda.
Óyela tú también : su dulce influjo
consuelo manda a quien consuelo busca.
Ella dice: —«Esperad: el llanto amargo,
« el alma purifica en su clausura:
«esperad, que no hay iris de bonanza
«sin que primero la tormenta ruja.»

julio—1848



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 19 Mayo 2020, 01:58

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"



LEJOS DE TI.


Hora que entre rojas nubes
se hunde el sol a lento paso
tras las estériles cimas
de aquellos tristes collados;

en la quietud misteriosa
de estos valles solitarios,
do no murmura un arroyo
ni un ave hiende el espacio;

juzga el pensamiento mió
verte en los fúlgidos rayos
de la antorcha moribunda
que se apaga en el ocaso.
Ya, dulce bien de mi vida,
verme esperarás en vano
luego que la negra noche
enlute los cielos altos ;

que por contraria fortuna
de ti me encuentro apartado,
y no veré tu sonrisa
ni tú enjugarás mi llanto.

Por inmensas soledades
voy, dulce amiga, vagando,
como un ave peregrina
lejos de su nido caro..

Mas ¿ quién sabe si el olvido,
el olvido despiadado,
agotará de mis ojos
las lágrimas que derramo ?

¿ Quién sabe si tu memoria
tornaráse humo liviano,
y se apagará en cenizas
este fuego en que me abraso ?

El corazón combatido
por rudos vientos contrarios
hoy olvida lo que ayer
idolatraba extasiado!

Mas ah ! no, señora mía,
que cual fuego sacrosanto
será en mi pecho el amor
con que ciego te idolatro.

Aun las perlas de tus ojos
pienso triste estar mirando;
aun repiten en mi alma
su postrero adiós tus labios.

Ah ! nunca será que olvide
esos momentos amargos
en que de ti me patria
con el pecho desgarrado!

Tal vez en mi hogar tranquilo
pueda hallar algún descanso
a la sañuda tormenta
que corro de ti lejano!

Allí con fe misteriosa,
a tu recuerdo , entre llanto ,
en el altar de mi pecho
prestaré culto sagrado.

Y así que en los cielos raye
de la aurora el brillo grato,
y así que en el occidente
el sol sepulte su carro,

te consagraré un recuerdo
dulce, puro, inmaculado,
cual la madre al hijo ausente
de su corazón pedazos ;

y tu imagen será guía
que con misteriosos rayos
en el alma generosa
derramará fuego santo.

Ah! nunca mi amor olvides
y espera, que presto acaso
torne, de verme a tus plantas
el momento suspirado;

y nunca, dulce señora,
será que deshoje infausto
el árbol de mi esperanza,
el viento del desengaño.

junio—1850.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 19 Mayo 2020, 02:01

ANTONIO ARNAO


"HIMNOS Y QUEJAS"





HIMNOS Y QUEJAS.
Serenata.

Despliega ya tu vuelo,
paloma mía,
porque brilla en oriente
plácido el día;
y en voz suave
desde el bosque te llaman
céfiro y ave.

Murmurando entre flores
triste y doliente
en su margen te espera
la clara fuente;
que en sus espumas
quiere copiar por blancas
tus bellas plumas.

En la espesura el aura-
va murmurando,
y las hojas agita
con soplo blando;
que en su murmullo
quiere imitar por tierno
tu dulce arrullo.

La tortolilla lanza
voz lastimera,
y buscándote gira
por la pradera;
mas tú entre tanto
no quieres escucharle
su triste canto.

Y ¿ te ocultas, paloma
^ dentro del nido,
desdeñando ese tierno
clamor sentido ?
Ay! ¿no le dejas
para escuchar sus tristes
HIMNOS Y QUEJAS?

Yo también, alma mía,
rosa de mayo,
llamándote, en el arpa
himnos ensayo:
flor de las flores,
tú serás la paloma
de mis amores.

Lamentando mis penas
a tu ventana,
vanamente ver quiero
tu faz galana:
si eres hermosa
también espinas tienes
como la rosa.

Levántate del lecho,
sal a tus rejas,
a escuchar mis sentidos
HIMNOS Y QUEJAS :
estos cantares
son ecos dolorosos
de mis pesares.

Ay! si escuchar no quieres
mi pena impía
yo romperé a tus ojos
el arpa mía;
y en tus balcones
nunca se oirán los ayes
de mis canciones.
julio —1849.

FIN.




Aquí termina: “Himnos y quejas”.
Continuamos con:
“Melancolías”
rimas y cántigas
Gracias.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 19 Mayo 2020, 02:05

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cántigas





EL ÁNGEL DE LA MELANCOLÍA

Ven a mí, ven a mí, que estoy sediento
De ver el resplandor de tu belleza,
De aspirar el aroma de tu aliento ,
De percibir tus himnos de tristeza.

¡ He aquí mi corazón! ¡He aquí mi lira !
Raja, pues, como en noche del estío
Rayo de luna que consuelo inspira ,
Refrigerante lluvia de rocío.
Rico de amor, y con el alma llena
De misterioso afán y de amargura ,
Anhelo descubrir tu faz serena
Por encontrar consuelo en su ternura.

¿Dónde, espíritu, estás? ¿Será que en vano
Te llamarán mi llanto y mis gemidos?
¿Nunca verán tu rostro soberano
Mis tristes*ojos en tiniebla hundidos?

Mas ¡oh! ya suena por el ancho cielo
El sonoro murmullo de tus alas...
Oigo cerca de mi tu blando vuelo...
Siento el aroma celestial que exhalas...

Ya distingo tu blanca vestidura
Entre la roja tinta del ocaso...


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 19 Mayo 2020, 02:07

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cántigas




EL ÁNGEL.

¿Qué me quiere la voz de la amargura ?
¿Soy yo la dicha del mortal acaso?

¡ Oh tú que así me llamas
En lágrimas deshecho,
Pues mis consuelos amas ,
Yo bajaré a tu pecho,
Velado en la luz cárdena
Del moribundo sol;
Y enjugaré tu llanto
De amor y desconsuelo;
Te inspiraré mi canto,
Y huiré cuando en el cielo
Muestre la aurora angélica
Su azul y su arrebol.

Yo tengo entre la sombra
Mi incógnito palacio,
Que tiene por alfombra
Las nubes del espacio,
Donde con voz dulcísima
Habla la soledad.
El duelo y la amargura
No pasan sus umbrales;
La paz y la ternura
Lo habitan inmortales,
Vertiendo dulces lágrimas
De amor y de piedad.

No tienen mis jardines
Vistoso mar de flores ,
Ni sueltos colorines,
Ni alegres ruiseñores,
Ni los arroyos límpidos
Murmuran a mis pies.
En ellos solitaria
Nace la sensitiva,
La dulce pasionaria ,
La tierna siempreviva,
Y como doble símbolo
La palma y el ciprés

Allí van los lamentos
Del alma atribulada ,
Que sufre en los tormentos
Y espera resignada:
Allí suben las súplicas
Del infeliz mortal;
Y en vez de bulliciosos
Cantares de alegría,
Los ayes amorosos
Que la tristeza envía,
Son la apacible música
Que suena celestial.

Y ya que dirigiste
A mí tu voz doliente,
Como.el lamento triste
Del huérfano inocente,
Yo enjugaré tus lágrimas,
Yo te daré mi amor.
En cariñoso empeño
Te velaré de día,
Y arrullaré tu sueño
Cantando al arpa mía
La gloria de los míseros,
El triunfo del dolor.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 20 Mayo 2020, 01:49

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cántigas




EL ALMA

¡Oh , sí: ven a mí, ven! Tan solo quiero
Sentir con fe tu dolorido canto,
Como divino acorde lastimero
Que me viene a inspirar en estro santo.

¡Así tu aliento celestial me inflame
Para que noble ardiendo el alma mía ,
Por las cuerdas del arpa se derrame
En undoso torrente de armonía!

Mas, ah ! ¿Qué sueño de feliz reposo
Por mis cansados miembros se difunde?
¡ Brilla a lo lejos horizonte hermoso!
¡Fuego divino por mis venas cunde!

Y llegan hasta mí cantos henchidos
De una vaga esperanza de»victoria...
Mezclados van con llanto y con gemidos...
¿Serán tal vez los ecos de tu gloria?

¡ Son himnos de dolor y desconsuelo !
¡ Son la voz de los tristes! ¡Son su llanto!
Espíritu de amor, baja del cielo...
¡ Yo también a su voz uno mi canto!



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 20 Mayo 2020, 01:53

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas




LA CASTELLANA.

¿Por qué está la castellana
Mirando tan tristemente
Desde la ojiva ventana
Al sol que baja a Occidente?
¿Qué busca cuando allí mira?
¿Por qué con dolor suspira?
¡Ay! espera
Ver cuál torna el dulce esposo
Que partiera,
Que partiera como bueno
A combatir valeroso
Por la Cruz del Nazareno

Su castillo, triste ahora ,
No resuena cual solía
Con la danza bullidora
O el festín de la alegría.
Hoy en compasado acento
Se oye el cantar del atento
Centinela.
Que allá en la almenada torre
Fijo vela ;
O el rechinar del rastrillo,
O el son del agua que.corre
Por el foso del castillo.

Cuando el sol baja a los mares
Ella al alféizar se asoma ,
Lamentando sus pesares
Cual solitaria paloma.
Y allá en la inmensa llanura
Divisar se le figura
Cómo Llega
Rauda nave misteriosa
Que navega
Con las alas de los vientos:
Y al verla. triste y gozosa
La saluda en sus lamentos.

Y pasa la noche entera
Sin notar en su martirio
Que todo es vana quimera
De su amoroso delirio.

Y al ver que la clara aurora
Su ilusión consoladora
Desvanece ,
Baña el llanto su mejilla
Que aparece
Como en mañana de estío
Blanca azucena que brilla
Con las perlas del rocío.

¿Qué voz resuena a deshora
A las puertas del castillo? –
— Es un trovador que llora
La memoria de un caudillo.
Perdido en la sombra oscura
Canta trovas de amargura;
Y en su canto
Le escucha la castellana
Con espanto:
« El era noble y guerrero;
y Partió a la guerra lejana...
«¡No tornará el caballero '

« Caballero que a la guerra
« Fuiste ganoso de gloria ,
« Aunque la tumba te encierra
« No morirá tu memoria.
«Ya sobre tu tumba crece
« Laurel que verde florece :
« Pronto en ella
Dirá el trovador errante
«Su querella;
«Y, al hallarla-en su camino,
«Se postrará suplicante
« El piadoso peregrino.»

¿Por qué al oír tal lamento
La castellana suspira?
¡ Ay! Aquel sentido acento
Tristeza mortal le inspira.
¿Para qué ya vivir quieres?
No a tu paladín esperes.
Si ese canto
fe dijo su fin glorioso ,
Brote el llanto:
El calme tu angustia fiera ;
El acompañe piadoso
La soledad que te espera. “

Ya vuelven los caballeros;
Gallardos vienen y bravos:
En pos llevan altaneros
Tropa de humildes esclavos,
i Cómo flotan sus airones!
¡ Cuál relinchan sus bridones !
Ya llegaron...
A las puertas del castillo
Se pararon...
¿No sales a la ventana?
El sol da su postrer brillo..
Asómate, castellana.

Ya en brazos del noble esposo
La hermosa dama suspira ;
Mas en su afán amoroso
Piensa que loca delira.
Tu desventura fue un sueño :
Ah! volvió , volvió tu dueño.
Su sol fuiste,
Y en el combate reñido
Le seguiste.
Partió ganoso de gloria ,
Y por fin tornó ceñido
Del laurel de la victoria.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 21 Mayo 2020, 01:04

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas





II

AL DESPERTAR

Como el eco doliente del arpa
que resuena en el bosque sombrío,
como en plácida noche de estío
de la fuente lejana el rumor,
murmurando en acento apacible,
me despierta una voz misteriosa,
cuando en nubes de nácar y rosa
muestra el alba su lumbre de amor.

Blanca sombra mis párpados abre
A la luz rutilante del día ,
Derramando en el ánima mía
Viva llama de luz celestial.
Quiero ver su gentil hermosura,
Y en el cielo perderse la miro :
Solo escucho su amante suspiro
Cual un eco de voz inmortal.

— ¡Es mi madre que angélica viene
A inspirarme en mi triste morada!
Vuela el alma de dicha embriagada
De sus blandos suspiros en pos;
Y vibrando gozosa la lira,
En mi canto de amor misterioso
Va mezclado su nombre amoroso
Con el nombre celeste de Dios.


_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 21 Mayo 2020, 01:06

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas




VIDA Y MUERTE.

El ángel de la muerte
Que sobre el mundo vela ,
De tu morada triste
Llamó ayer a las puertas.

Fuése al humilde lecho
Donde en amarga pena
Tu anciano padre oía
Las horas postrimeras:

Y el grito desdeñando
De tu amargura inmensa,
Con su afanoso espíritu
Voló a la patria eterna.

¿Por qué tan sin consuelo
Gimes, paloma bella,
Por el que ya dichoso
Libróse de cadenas?

Si sabes que la vida
Se pasa en la tristeza,
Cual fugitivo arroyo
Que en espinar serpea;

Si sabes que hay un reino,
Premio de la inocencia ,
Do brilla sin ocaso
Un sol de luz excelsa,

¿Por qué lloras su'suerte?
¿Por qué le llamas ciega?
Llora más bien la tuya ,
Tú que a vivir comienzas.

También, cual tú, soy triste,
Y en noche de tiniebla
Sufro el común destino
De lágrimas y penas.

La carga de la vida
Sobre mis hombros pesa,
Y espero que la muerte
A libertarme venga.

Con ciega fe sigamos
De la virtud las huellas:
Viva el alma en el cielo;
More el cuerpo en la tierra

Sin olvidar un punto,
Oh cándida doncella,
Que el justo por la tumba
Al reino de Dios entra.



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 21 Mayo 2020, 01:08

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas



INDIFERENCIA.

Desde el dulce momento
En que a los rayos de mi edad de oro
Brilló mi pensamiento,
Desde entonces, oh Lálage, te adoro;
Desde entonces por ti morir me siento.

¿Qué espera el alma mía?
En vano, con amor, mi amor te llamo
Por la noche y el día.
*¡ No comprendes el fuego en que me inflamo!
No comprendes mi ciega idolatría!

¿Qué alcanza mi ternura?
La noble aspiración que siento al verte
¿ Cuál galardón me augura?
Quiero amarte a despecho de la suerte
¿Y llamas a mi amor fugaz locura?
Mas ¡ oh! tras duelo tanto ,
Pronto en su seno apagará la tierra
Mi amor y mi quebranto.
Verás entonces lo que el alma encierra,
Y entonces llorarás..... ¡ Inútil llanto!



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 21 Mayo 2020, 01:10

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas




Llanto inútil
(balada)

A la moribunda luz
del sol que en la mar caía,
una doncella venía
a llorar ante una cruz.

Y cuando sumida estaba
en éxtasis tan doliente,
se alzó un ángel lentamente
de la tumba con que lloraba.

— ¿A quién lloras'? dolorido
Clamó , viendo su querella.
Y respondió la doncella
Tan solo con un gemido.

— ¡ Huye! No turbes el sueño
Del que al fin goza de calma.
— ■ Era el dueño de mi alma 1
¡Ay de la esclava sin dueño!

— ¡Huye! ¡Piedad ilusoria!
¿De qué sirven tus dolores?
Suspira por tus rigores,
Pero no por su memoria.

¡ Respeta la paz de un triste!
¿Para qué a llorarle vienes
Cuando tú con tus desdenes
Penas y muerte le diste? —

Dijo , y desplegando el vuelo
Remontóse a su morada.
Ella le vio desolada
Desvanecerse en el cielo.

Y mientras muerta caía,
Cual flor que se agosta en Mayo,
Lanzaba su último rayo
El sol que en la mar se hundía.




_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39772
Fecha de inscripción : 17/04/2011

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 21 Mayo 2020, 01:14

ANTONIO ARNAO


MELANCOLÍAS
rimas y cantigas





VI
EL HIMNO DE LO S ANGELES.
(EN LA CORONA POETICA DE LA PRINCESA DE ASTURIAS.)


Qué misteriosa música,
De amor y encanto llena ,
Por la callada atmósfera
Suavísima resuena
Más que el suspiro trémulo
Del viento y de la mar?
Sus vibraciones mágicas,
Su blanda melodía,
Son .expresión de un cántico
De gozo y de alegría;
Himno que el alma atónita
No sabe descifrar.

Rayo de luz insólita
Brilla en el firmamento;
Cunde y aumenta rápido;
Inflama el vago viento ,
Y pronto es mar vivísimo
De espléndido arrebol.
Y en medio de aquel piélago
De lumbre misteriosa ,
Descienden los espíritus,
En nubes de oro y rosa ,
. Venciendo la luz fúlgida
Del rutilante sol.

Son los alados ángeles
Que en no aprendido coro
Bajan, oh niña cándida ,
Cabe tu cuna de oro
Para arrullar benéficos
Tu sueño virginal.
Y en la cohorte mística
Del cielo soberano,
Hoy ángel, si antes príncipe,
Tu venturoso hermano,
Para enjugar tus lágrimas,
A ti viene inmortal.

Oh egregia niña , míralos
Bajar del almo cielo ,
Y ante tu cuna espléndida
Tener el manso vuelo,
Dando en tu frente un ósculo
De santa bendición.
Y al resonar dulcísima
Su voz inmaculada,
Responde un eco plácido
Por tu imperial morada,
Que en amorosos éxtasis
Suspende el corazón.

« Oh tú — dice su cántico —
«Paloma apetecida,
« Que has traspasado el limite «
Del no ser a la vida ,
« Viendo llanuras fértiles «
De rosas por do quier;
«Recibe la luz nítida «
Que el Ser Omnipotente «
A ti concede próvido «
Para guiar tu menté
« Por este valle mísero «
De pena y de placer.

« Una diadema fúlgida ,
«Timbro de humana gloria ,
« Y una preciosa página
«Del libro de la historia,
« Te esperan cuando tímida ’
« Comienzas a vivir ;
« Mas nuestro amor solícito,
«Que no te desampara.
«Otra corona célica.
«Más bella te prepara
«Que solo en santo júbilo
«El justo ha de ceñir.

« Cuando su vuelo rápido
« El tiempo alado tienda
« Y en tu inocente espíritu
« El vivo fuego encienda,
«Que abrasa en nobles ímpetus
« La juvenil edad ,
«Llena de amor magnánimo ,
« Solo en tu pueblo piensa;
« Y de tus hechos ínclitos
«En justa recompensa
« Serás emblema y símbolo
«De gloría y de piedad.

• «Y tú, que en trono espléndido
« Te asientas sin mancilla,
« Depon la regia púrpura
«Y el cetro de Castilla,
« Y da en su frente angélica
« El beso del amor.
« Tú, madre y reina, enséñale
«De Dios el nombre santo,
« A castigar al pérfido,
A consolar el llanto;
« E irá, de un trono efímero,
« Al trono del Señor.»

Así cantan los ángeles
Con celestial dulzura...
Alzan el vuelo, y piérdanse
Por la divina altura,
Fragancia y luz purísima
Dejando en pos de sí.
Y en la región etérea
Se van desvaneciendo,
Con sus acentos últimos
A ti, oh niña , diciendo :
«La pahua de los mártires
Recibe el justo aquí.»



_________________
Hay algo que da esplendor a cuanto existe,
y es la ilusión de encontrar algo
a la vuelta de la esquina..

GILBERT KEITH CHESTERTON

Contenido patrocinado

ANTONIO ARNAO - Página 9 Empty Re: ANTONIO ARNAO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 24 Nov 2020, 17:02