Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 863735 mensajes en 41691 argumentos.

Tenemos 1410 miembros registrados

El último usuario registrado es Fernando

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 51 usuarios en línea: 4 Registrados, 3 Ocultos y 44 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

F. Enrique, Maria Lua, Rafael Valdemar, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Septiembre 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Luis Sepulveda Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


Luis Sepulveda

Angel Salas
Angel Salas

Cantidad de envíos : 16237
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 66
Localización : Santiago - Chile

Luis Sepulveda Empty Luis Sepulveda

Mensaje por Angel Salas el Jue 16 Abr 2020, 10:49


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



(Ovalle, 1 de octubre de 1949-Oviedo, 16 de abril de 2020) fue un escritor, periodista y cineasta chileno, autor de cuentos y novelas)

Triste despertar: escritor chileno Luis Sepúlveda fallece en España a causa del COVID-19

Luis Sepúlveda (Ovalle, Chile, 1949) fallecido hoy en el Hospital Universitario Central de Asturias, después de luchar durante varias semanas contra la Covid 19, que le fue diagnosticada a finales de febrero a su regreso de un festival literario, Corrrentes d’Escritas, celebrado en Póvoa de Varzim, en las inmediaciones de Lisboa
Hijo de un militante del partido comunista chileno y una enfermera de origen mapuche, se formó en producción teatral en la Universidad Nacional de Chile. El compromiso político Sepúlveda lo llevaba inscrito en el ADN. Sepúlveda siempre dijo que había nacido “profundamente rojo”. Durante el gobierno de Salvador Allende ayudó en la publicación de una colección de clásicos de bolsillo para que llegaran al gran público. Detenido tras el golpe de Pinochet estuvo preso dos años y medio y logró salir gracias a las gestiones del brazo alemán de Amnistía Internacional. En Alemania acabaría residiendo años después, aunque antes pasaría un año en la clandestinidad organizando un grupo de teatro de resistencia, se exiliará en Uruguay, Brasil, Paraguay, y Ecuador donde viviría con la comunidad de indígenas shuar.

En 1979 se unió a las brigadas internacionales de apoyo a la guerrilla en Nicaragua y tras la victoria se trasladó a Alemania. Allí arrancó su carrera como periodista y en los ochenta prendió de nuevo su activismo volcado esta vez el plano ecologista y medioambiental, uniéndose a la tripulación de un barco de Greenpeace. Fue un gran viajero: amaba investigar en las diferentes culturas y etnias. “El mayor tesoro de la especie humana”, decía sobre las idiosincrasias regionales. Llegó a Gijón en 1997 y allí reemprendió su relación con Carmen Yáñez, su pareja en los setenta en Chile, y madre de su hijo Carlos Lenin. En Alemania mantuvo una relación con Margarita Seven y tuvo tres hijos.

Autor de más de una veintena de novelas, libros de viaje, guiones y ensayos, su última novela es Historia de una ballena blanca, de 2019. Algunas de sus obras han sido adaptadas al cine, como Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar, por el italiano Enzo D’Alò y en versión animada, o Un viejo que leía novelas de amor, dirigida por el australiano Rolf de Herr. Durante su larga carrera como escritor recibió una veintena de galardones, entre ellos el premio Pegaso de Oro, en Florencia, o el Premio de la Crítica, en Chile. Es, además, Caballero de Las Artes y las Letras de la República Francesa y doctor honoris causa por la Universidad de Urbino, Italia.

En un encuentro con lectores de EL PAÍS, Sepúlveda definía así el tratamiento de los personajes de sus novelas: “La buena novela a lo largo de la historia ha sido la historia de los perdedores, porque a los ganadores les escribieron su propia historia. Nos toca a los escritores ser la voz de los olvidados”.
Angel Salas
Angel Salas

Cantidad de envíos : 16237
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 66
Localización : Santiago - Chile

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Angel Salas el Jue 16 Abr 2020, 11:11

Algunas de Sus Obras de más de 141 Títulos

•   2018 - Historia de un caracol que descubrió la importancia de la lentitud
•   2017 - El fin de la historia
•  2016 - Historia de un perro llamado Leal
•  2012 - Historias de Mix, de Max, y de Mex
•  2012 - Últimas noticias del Sur
•  2010 - Historias de aquí y de allá
•  2009 - La sombra de lo que fuimos
•  2008 - La lámpara de Aladino
•  2008 -  El Blog de Luis Sepúlveda
•  2008 - Las mil y una noches
•  2007 -  Pasión de papel: Cuentos sobre el mundo del libro
•  2006 - Los calzoncillos de Carolina Huechuraba y otras crónicas
•  2004 - El poder de los sueños
•  2004 - Los peores cuentos de los Hermanos Grimm
•  2004 - Moleskine: Apuntes y Reflexiones
•  2004 - ¿Quienes son los terroristas?
• 2003 -  Tu nombre flotando en el adiós
• 2005 -  Hot Line
• 2000 - Historias marginales
• 1997 -  Desencuentros
•  1997 - El Juego de la Intriga
•  1996 - Diario de un killer sentimental seguido de Yacaré
•  1996 - Historia de una gaviota y del gato que le enseño a volar
•  1995 - Komplot: Primera parte de una antología irresponsable
•  1995 - Patagonia Express
•  1994 - La frontera extraviada
•  1994 - Nombre de torero
•  1989 - Mundo del fin del mundo
•  1989 - Un viejo que leía novelas de amor
•  1987 - Cuaderno de Viaje
•  1986 - Los miedos, las vidas, las muertes y otras alucinaciones
•  1969 - Crónica de Pedro Nadie

Angel Salas
Angel Salas

Cantidad de envíos : 16237
Fecha de inscripción : 29/09/2009
Edad : 66
Localización : Santiago - Chile

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Angel Salas el Jue 16 Abr 2020, 14:06

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Sinopsis de Un viejo que leía novelas de amor:

Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar (mal llamados jíbaros), y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías. Descritas en un lenguaje cristalino, escueto y preciso, las aventuras y las emociones del viejo Bolívar Proaño difícilmente abandonarán nuestra memoria.
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 47826
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Maria Lua el Vie 17 Abr 2020, 03:33

No conocía ese escritor chileno!
Gracias, amigo Angel, por las informaciones!
Besos
Maria Lua


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 38737
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Luis Sepulveda Empty LUIS SEPÚLVEDA (fallecido el día 16 de abril-2020)

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 20 Abr 2020, 01:31

LUIS SEPÚLVEDA
(fallecido el día 16-Abril-2020)


Luis Sepúlveda
(Ovalle, 1949) Escritor chileno. A raíz de la publicación de la novela Un viejo que leía novelas de amor (1992), se convirtió en uno de los escritores latinoamericanos más leídos en todo el mundo, aunque su éxito se percibió más en el extranjero que en su tierra natal.

Desde joven realizó numerosos viajes, de Punta Arenas a Oslo y de Barcelona a Quito. Visitó también la selva amazónica y el desierto del Sahara. Políticamente comprometido, sufrió prisión durante la dictadura de Augusto Pinochet y posteriormente abandonó el país. El exilio le llevó a Europa, donde ha ido publicando la mayoría de sus novelas y relatos, sin mostrar un especial deseo de regresar a su país, lo que le valió diversas críticas durante un tiempo. Al igual que la de Isabel Allende, su obra literaria no ha sido valorada en correspondencia con su éxito de ventas.
De su ideario político y social destaca su preocupación por el desequilibrio del planeta y el futuro de la humanidad. Pese a su compromiso con la situación de su país, su obra ofrece elementos más cosmopolitas, aunque contiene ciertos rasgos de moraleja y de aliento profético, al tiempo que su escritura aparece como una evolución del neorrealismo hacia nuevas tendencias. Sepúlveda se muestra admirador de Julio Verne y de Joseph Conrad, así como de los chilenos Manuel Rojas, Pablo de Rokha y Carlos Droguett. Con un lenguaje directo, de rápida lectura, cargado de anécdotas, sus libros denuncian el desastre ecológico que afecta al mundo y critican el egoísta comportamiento humano, pero también muestran y exaltan las más maravillosas manifestaciones de la naturaleza.

La obra que le dio a conocer, Un viejo que leía novelas de amor (1992), es una historia repleta de aventuras ambientada en la selva ecuatoriana, en el mundo de los indios shuar o jíbaros; el libro mereció los premios Juan Chabás de novela corta y Tigre Juan.

Le siguieron Mundo del fin del mundo (1994), sobre la criminal caza de ballenas practicada por empresas japonesas; Nombre de torero (1994), su primera novela negra; Patagonia Express (1995), un libro de viajes; el cuento Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar (1996), pensado para sus hijos y con un claramente expuesto contenido ecológico, y finalmente el libro de relatos Desencuentros (1997) y la más reciente Diario de un Killer sentimental (1998), a través de la cual parece, según algunas interpretaciones, que el autor abre su obra a nuevos caminos.
Entre los últimos títulos de su producción se encuentran Historias marginales (2000), Hot line (2002), novela negra protagonizada por un detective mapuche, Los peores cuentos de los hermanos Grim (2004), escrito en colaboración con Mario Delgado Aparaín, y La sombra de lo que fuimos (premio Primavera 2009).



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 38737
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 20 Abr 2020, 01:34

LUIS SEPÚLVEDA
(fallecido el día 16-Abril-2020)




El escritor chileno Luis Sepúlveda muere de coronavirus a los 70 años
Tras una vida errante de compromiso político, el novelista, afincado en Asturias, se convirtió en uno de los autores latinoamericanos más leídos en Europa

Fue a principios de los noventa en la Feria de Fráncfort que cada otoño reúne al mundo de la edición. Beatriz de Moura le comentó a un periodista cultural chileno afincado en Alemania, que cada año se detenía charlar en el puesto de la editorial Tusquets, que le habían recomendado una novela de un escritor chileno también que estaba triunfando en Francia. ¿Quizá le sonaba? El libro era de un tal Luis Sepúlveda. El periodista rió y le dijo que era él.

Aquel fue uno de los muchos principios que tuvo el novelista Luis Sepúlveda (Ovalle, Chile, 1949) fallecido este jueves en el Hospital Universitario Central de Asturias, después de luchar durante varias semanas contra la covid 19, que le fue diagnosticada a finales de febrero a su regreso de un festival literario, Correntes d’Escritas, celebrado en Póvoa de Varzim, en las inmediaciones de Lisboa. La noticia de su muerte fue lamentada por la comunidad literaria en Italia, Francia, Alemania y España. “Nos ha entristecido profundamente”, explicaba al teléfono el editor de Tusquets, Juan Cerezo. “Luis era un escritor muy querido. Activo en la comunidad literaria en la Semana Negra de Gijón, en las jornadas de literatura iberoamericana que se organizaban cada año en Asturias. Es terrible constatar que este virus mata”.

Aunque había comenzado a sacar poemas y relatos en su juventud, Sepúlveda se convirtió en un fenómeno editorial internacional —con miles de lectores en Italia, Francia y Alemania, y traducido a más de 20 idiomas— con Un viejo que leía novelas de amor, aquel libro que llegó a manos de Beatriz de Moura en Frankfurt y que publicó en 1993. La editora francesa Anne Marie Métailié fue quien lanzó la novela en un momento en el que, como recuerda el editor de Gallimard y profesor Gustavo Guerrero, se produjo una interesante apertura: “Sepúlveda tuvo éxito en Francia antes de publicar en español. Aquello respondía a una internacionalización, una globalización del mundo editorial, algo que también pasó con Zoe Valdés. El exilio de izquierdas latinoamericano tenía una larga tradición en Francia, la figura de Sepúlveda de alguna manera dio un nuevo rostro a esa literatura engageé o comprometida”.

Antes de sensación literaria latinoamericana, en sus muchas vidas anteriores, Sepúlveda había sido desde pinche de cocina hasta activista ecologista. Su biografía era digna, sin duda, de varias novelas. Hijo de un militante del partido comunista chileno y una enfermera de origen mapuche, se formó en producción teatral en la Universidad de Chile.
El compromiso político Sepúlveda lo llevaba inscrito en el ADN. Siempre dijo que había nacido “profundamente rojo”. Se unió al partido comunista cuando era estudiante. Durante el Gobierno de Salvador Allende ayudó en la publicación de una colección de clásicos de bolsillo para que llegaran al gran público. Detenido tras el golpe de Pinochet, estuvo preso dos años y medio y logró salir gracias a las gestiones de la rama alemana de Amnistía Internacional. En Alemania acabaría residiendo años después, aunque antes pasaría un año en la clandestinidad organizando un grupo de teatro de resistencia, se exilió en Uruguay, Brasil, Paraguay, y en Ecuador donde viviría con la comunidad de indígenas shuar.

En 1979 se unió a las brigadas internacionales de apoyo a la guerrilla en Nicaragua y, tras la victoria, se trasladó a Alemania. Allí arrancó su carrera como periodista, y en los ochenta prendió de nuevo su activismo volcado esta vez al plano ecologista y en la lucha por la conservación del medioambiente, uniéndose a la tripulación de un barco de Greenpeace.

Sepúlveda fue un gran viajero. Sus libros de aventuras entroncaban de alguna forma con la tradición decimonónica de Verne o Conrad, postulando un cierto “neoexotismo”, como lo define el editor Gustavo Guerrero. Aquello conectó con el gran público en Francia y el fenómeno se volvió contagioso. Después firmó más de una veintena de novelas, libros de viaje, guiones y ensayos. Su último libro, Historia de una ballena blanca, salió el año pasado. También han sido adaptadas al cine algunas de sus obras, como Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar, por el italiano Enzo D’Alò y en versión animada, o Un viejo que leía novelas de amor, dirigida por el australiano Rolf de Herr. Fue condecorado como Caballero de Las Artes y las Letras de la República Francesa y doctor honoris causa por la Universidad de Urbino, Italia.

El novelista se instaló en Gijón en 1997 tras reemprender su relación con Carmen Yáñez, su pareja en los setenta en Chile, y madre de su hijo Carlos Lenin. En Alemania mantuvo una relación con Margarita Seven y tuvo tres hijos. Compartió generación, nacionalidad chilena, el exilio en España, y un gran éxito internacional con Roberto Bolaño, un autor cuya literatura poco tenía que ver con la de Luis Sepúlveda. “Pero los dos son huérfanos de la aventura de la izquierda latinoamericana”, apunta Guerrero. “Forman parte de esa generación que sacrificó su vida por unos ideales de izquierda y que se queda flotando en los años noventa. Bolaño contó parte de esa historia, y hay algo de Los detectives salvajes en la biografía del propio Sepúlveda”.

En un encuentro con lectores de EL PAÍS, el autor de Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar planteaba así su credo: “La buena novela a lo largo de la historia ha sido la historia de los perdedores, porque a los ganadores les escribieron su propia historia. Nos toca a los escritores ser la voz de los olvidados”.

Información tomada desde:
“El País” por: Andrea Aguilar
Madrid - 16 ABR 2020 - 17:27


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 38737
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 20 Abr 2020, 01:40

LUIS SEPÚLVEDA
(fallecido el día 16-Abril-2020)



Solo hemos encontrado este gran poema suyo que le dedica a las mujeres, independientes y luchadoras.
Un homenaje a todas y cada una y con el cual, de algún modo le rendimos homenaje a él.



“Las mujeres de mi generación”, el poema para ellas de Luis Sepúlveda
En el Día Internacional de la Mujer, NU homenajea a todas las mujeres independientes y luchadoras con un hermoso poema de Luis Sepúlveda.



Las mujeres de mi generación abrieron
sus pétalos rebeldes de rosas, camelias,
orquídeas y otras yerbas,
de saloncitos tristes, de casitas burguesas,
de costumbres añejas,
sino de yuyos peregrinos entre vientos.
Porque las mujeres de mi generación florecieron
en las calles, en las fábricas,
se hicieron hilanderas de sueños,
en el sindicato organizaron el amor
según sus sabios criterios.
Es decir, dijeron las mujeres de mi generación,
a cada cual según su necesidad
y capacidad de respuesta,
como en la lucha golpe a golpe,
en el amor beso a beso.
Y en las aulas argentinas, chilenas o uruguayas,
supieron lo que tenían que saber,
para el saber glorioso
de las mujeres de mi generación.
Minifalderas en flor de los sesenta,
las mujeres de mi generación
no ocultaron ni las sombras de sus muslos,
que fueron los de Tania.
Erotizando con el mayor de los calibres
los caminos duros de la cita con la muerte.
Porque las mujeres de mi generación,
bebieron con ganas del vino de los vivos,
acudieron a todas las llamadas
y fueron dignas en la derrota.
En los cuarteles las llamaron putas
y no las ofendieron,
porque venían de un bosque de sinónimos
alegres:
minas, grelas, percantas, cabritas, minones,
gurisas, garotas, jevas, zipotas,
viejas, chavalas, señoritas.
Hasta que ellas mismas escribieron
la palabra Compañera,
en todas las espaldas
y en los muros de todos los hoteles.
Porque las mujeres de mi generación nos
marcaron con el fuero indeleble de sus
uñas la verdad universal de sus derechos.
Conocieron la cárcel y los golpes,
habitaron en mil patrias y en ninguna,
lloraron a sus muertos y a los míos como
suyos, dieron calor al frío y al cansancio
deseos, al agua sabor y al fuego lo orientaronpor
un rumbo cierto.
Las mujeres de mi generación parieron
hijos eternos, cantando Summertime les
dieron teta, fumaron marihuana en los
descansos, danzaron lo mejor del vino
y bebieron las mejores melodías.
Porque las mujeres de mi generación,
nos enseñaron que la vida
no se ofrece a sorbos, compañeros,
sino de golpe y hasta el fondo de las consecuencias.
Fueron estudiantes, mineras, sindicalistas,
obreras, artesanas, actrices, guerrilleras,
hasta madres y parejas
en los ratos libres de la Resistencia.
Porque las mujeres de mi generación,
sólo respetaron los límites que superaban
todas las fronteras.
Internacionalistas del cariño, brigadistas
del amor, comisarias del decir te quiero,
milicianas de la caricia.
Entre batalla y batalla, las mujeres de mi
generación lo dieron todo y dijeron que
eso apenas era suficiente.
Las declararon viudas en Córdoba y en
Tlatelolco, las vistieron de negro en Puerto
Montt y Sao Paulo, y en Santiago, Buenos
Aires o Montevideo, fueron las únicas estrellas
de la larga noche clandestina.
Sus canas no son canas, sino una forma de
ser para el quehacer que les espera.
Las arrugas que asoman en sus rostros,
dicen he reído y he llorado y volvería a
hacerlo.
Las mujeres de mi generación, han ganado
algunos kilos de razones que se pegan
a sus cuerpos, se mueven algo más lentas,
cansadas de esperarnos en las metas.
Escriben cartas que incendian las memorias.
Recuerdan aromas proscritos y los cantan.
Inventan cada día las palabras y con ellas
nos empujan, nombran las cosas y nos
amueblan el mundo.
Escriben verdades en la arena y las ofrendan
al mar.
Nos convocan y nos paren sobre la mesa
dispuesta.
Ellas dicen pan, trabajo, justicia, libertad,
y la prudencia se transforma en vergüenza.
Las mujeres de mi generación son como
las barricadas: protegen y animan, dan
confianza y suavizan el filo de la ira.
Las mujeres de mi generación son como
un puño cerrado, que resguarda con violencia
la ternura del mundo.
Las mujeres de mi generación no gritan,
porque ellas derrotaron al silencio.
Si algo nos marca, son ellas.
La identidad del siglo, son ellas.
Ellas: la fe devuelta, el valor oculto en un
panfleto, el beso clandestino, el retorno a
todos los derechos.
Un tango en la serena soledad de un aeropuerto,
un poema de Gelman escrito en
una servilleta,
Benedetti compartido en el planeta de
un paraguas, los nombres de los amigos
guardados con ramitas de lavanda.
Las cartas que hacen besar al cartero, las
manos que sostienen los retratos de mis
muertos, los elementos simples de los días
que aterran al tirano, la compleja arquitectura
de los sueños de tus nietos.
Lo son todo y todo lo sostienen, porque
todo viene con sus pasos y nos llega y nos
sorprende.
No hay soledad donde ellas miren, ni
olvido mientras ellas canten, intelectuales
del instinto, instinto de la razón, prueba de
fuerza para el fuerte y amorosa vitamina
del débil.
Así son ellas, las únicas, irrepetibles, imprescindibles,
sufridas, golpeadas,
negadas pero invictas mujeres de mi
generación.




_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 53823
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 30 Abr 2020, 09:16

Este poema, querido amigo, lo recité y envié por WhatsApp a un número elevado de contactos. Puse la noticia de su fallecimiento en el Foro.

Gracias, Ángel. Un abrazo.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 09 Mayo 2020, 06:58, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ





"- ¿Luna tendida en el monte?
- ¡ Luna de pie sobre el mar !" ( EMILIO PRADOS )
Escanaverino
Escanaverino

Cantidad de envíos : 706
Fecha de inscripción : 26/02/2020

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Escanaverino el Sáb 09 Mayo 2020, 06:08

Sólo he leído "Un viejo que leía historias de amor". Hace años. Me gustó. Me han mandado Historia de una gaviota..., pero aún está pendiente. No conocía el poema. Gracias. Un abrazo.
CUQUITA
CUQUITA

Cantidad de envíos : 129
Fecha de inscripción : 04/07/2019
Edad : 57
Localización : Chihuahua,México

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por CUQUITA el Sáb 09 Mayo 2020, 08:18

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Cito su respuesta que dio a una entrevista realizada "Por un idioma sin fronteras" respecto a qué le impulsó a escribir este texto.

El valor de la amistad

"Estamos acostumbrados a utilizar el término «amistad» de forma poco seria, quitándole la importancia y relevancia que éste encierra. El auge de las redes sociales y las relaciones fugaces colabora muchísimo con el manoseo de un concepto tan precioso y necesario para nuestra existencia, pero es imprescindible que recuperemos nuestra esencia y revaloricemos lo que significa ser amigo de alguien.

Es lo que hace Sepúlveda con su última historia «Historia de Mix, de Max y de Mex»; la cual se basa sobre todo en la aceptación del otro como un ser diferente que nos completa y sin el cual nuestra vida no sería la misma".

Contenido patrocinado

Luis Sepulveda Empty Re: Luis Sepulveda

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 21 Sep 2020, 16:36