Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Temas similares

    Estadísticas

    Nuestros miembros han publicado un total de 869686 mensajes en 41859 argumentos.

    Tenemos 1418 miembros registrados

    El último usuario registrado es Matilde Marco

    Últimos temas

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 58 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 54 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

    José Antonio Carmona, Maria Lua, Mª Teresa Ferrer Pastor, Ramón Carballal


    El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

    Octubre 2020

    LunMarMiérJueVieSábDom
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031 

    Calendario Calendario

    Conectarse

    Recuperar mi contraseña

    Galería


    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Empty

    UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


    Joan Margarit - Nueve mejores poemas

    F. Enrique
    F. Enrique
    España

    Cantidad de envíos : 3965
    Fecha de inscripción : 14/11/2012
    Edad : 61
    Localización : Abyla

    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Empty Joan Margarit - Nueve mejores poemas

    Mensaje por F. Enrique el Sáb 29 Feb 2020, 07:06

    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Joan_m10

    Ya sabes que, probablemente, no habría conocido nunca a Joan Margarit si no le hubiesen concedido el Premio Cervantes y no siguiera pasando las hojas de nuestro periódico como si me quedara una brizna de fe en encontrar algo que me sacara de esa habitual monotonía que posa un velo en nuestros rostros para evitar que se asusten del paso del tiempo y sus estragos. Ya ves, vuelvo a pensar que hay poemarios, puedo hablar de "La tierra baldía" e incluso de "Campos de Castilla" que tienen obras maestras incontestables que comparten con una preocupante naturalidad su espacio con poemas poco brillantes que pudieron haber sido escritos el mismo día y llevados aparentementes por la misma inspiración. Es indudable que la poesía tiene algo mágico, le disputa a la música ese poder evocador que nos ayuda a seguir tirando cuando no vemos nada cierto en nuestro camino, que envidiaré siempre a los bilingües por más que algunos necios arrastren este privilegio, por cuestiones nacionalistas, como si fuera una condena o un motivo de vergüenza, porque son muchos los poetas que a través de su familiaridad con dos lenguas le acaban robando con cierta facilidad algunos de sus secretos a la poesía. Por ello no te debe extrañar que lea algunos poemas del poeta catalán como si fueran una oración impuesta y con un deseo ferviente de que termine para cerrar los ojos o soñar con lo que realmente deseo y otras encuentro una oportunidad de hallar algo valioso, distinto y entrañable, que no puede programar ni el régimen más dañino y severo, hasta esa forma, quizás incorrecta, de usar las preposiciones añaden un atractivo a esos poemas suyos en los que rezar es una inmersión en los sentimientos humanos más allá de los mitos de cobre, más allá de la lengua.

    Es probable, lo deduzco quizás un poco a la ligera desgranando las notas que he leído, que Joan Margarit no podría comprender mi forma inmersa en la soledad que me ha quedado para vivir en la poesía, el seguirá viéndola como un último refugio, lo que nos queda junto a la música y el amor cuando todo se ha perdido. Esa poesía que se expresa con franqueza y en una dirección determinada en un mundo al que le gusta jugar interesadamente con ofrecer varias interpretaciones. El poeta catalán invita a no buscarlas fuera del poema, tenía algo que decir, un pequeño balcón al que asomarse para ver a las dos mujeres que más influencia tuvieron en su literatura a pesar de que no sabían leer, el recuerdo de un amor que nunca podrá perderse, la tristeza de un padre que ve morir a su hija, las leyendas de una guerra que no pudo vivir mientras respiraba pero apenas había aprendido a andar y una posguerra en la que cada dos por tres cambiaba de vivienda y lugar sin que le diera tiempo de consolidar en su alma la sonrisa de un amigo.

    (Conversaciones con laura - 24 de febrero de 2020)


    Al Lector

    Tuyas serán las mujeres que amé
    y que nunca he perdido, pese al viento
    cruel de los años, y tuyo el enigma
    de la isla del tesoro.
    Tus ojos serán míos un instante
    y, a cambio de dejarte oír en los cristales
    la lluvia que ahora escucho, y hacerte cómplice
    de mi futuro, que tú podrás conocer,
    impedirás que muera y, una tarde,
    me dejarás ser tú en otra lluvia.

    Edad roja, 1990. Traducción de Antonio Jiménez Millán.


    Mujer de primavera


    Detrás de las palabras sólo te tengo a ti.
    Triste quien no ha perdido
    por amor una casa.
    Triste el que muere
    con un aura de respeto y prestigio.
    Me importa lo que sucede en la noche
    estrellada de un verso.

    No tires las cartas de amor


    Ellas no te abandonarán.
    El tiempo pasará, se borrará el deseo
    -esta flecha de sombra-
    y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,
    se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.
    Caerán los años. Te cansarán los libros.
    Descenderás aún más
    e, incluso, perderás la poesía.
    El ruido de ciudad en los cristales
    acabará por ser tu única música,
    y las cartas de amor que habrás guardado
    serán tu última literatura.

    Canción de cuna


    Duerme, Joana.
    Y que este Loverman oscuro y trágico
    del saxo de tu hermano en Montjuïc
    te pueda acompañar
    toda la eternidad por los caminos
    que son bien conocidos por la música.
    Duerme, Joana, duerme.
    Y a poder ser no olvides
    tus años en el nido
    que dentro de nosotros has dejado.
    Mientras envejecemos,
    conservaremos todos los colores
    que han brillado en tus ojos.
    Duerme, Joana. Esta es nuestra casa,
    y todo lo ilumina tu sonrisa.
    Un tranquilo silencio: aquí esperamos
    redondear estas piedras del dolor
    para que cuanto fuiste sea música,
    la música que llene nuestro invierno.

    Luces de Navidad en Sant Just

    I

    Temblorosas bombillas se iluminan
    como lágrimas de alguien en las calles.
    Encuentro gris y frío nuestro patio
    bajo este cielo lila del crepúsculo
    en donde se dibujan
    -negro y fino estampado a contraluz-
    las hojas del laurel. Y tu madre me dice:
    Tú y yo, a veces, lo perdemos todo.
    Temblorosas, las luces en las calles:
    todas se han apagado, de repente, por ti.

    II

    Hoy todos los colores de los cuentos
    -los verdes de las cañas junto al río,
    las nubes reflejándose en el lavadero-
    relucen en los ojos de Joana.
    Bajo la lluvia y a través del patio
    la Navidad pasada y sus figuras
    se mueven, y Joana está sonriente.
    Pero, volviéndose hacia mí, me mira
    y entonces puedo ver que es un recuerdo,
    que por esto la lluvia la atraviesa.

    La muchacha del semáforo


    Tienes la misma edad que yo tenía
    cuando empecé a soñar en encontrarte.
    Entonces no sabía, igual que tú
    no has aprendido aún, que llega el día
    en que el amor es esta arma cargada
    de soledad y de melancolía
    que está apuntándote desde mis ojos.
    Tú eres la muchacha que busqué
    cuando aún no existías.
    Y yo el hombre hacia el cual
    querrás un día dirigir tus pasos.
    Pero estaré tan lejos de ti entonces
    como estás tú de mí en este semáforo.

    Dignidad

    Si la desesperanza
    tiene el poder de una certeza lógica,
    y la envidia un horario tan secreto
    como un tren militar,
    estamos ya perdidos.
    Me ahoga el castellano, aunque nunca lo odié.
    Él no tiene la culpa de su fuerza
    y menos todavía de mi debilidad.
    El ayer fue una lengua bien trabada
    para pensar, pactar, soñar,
    que no habla nadie ya: un subconsciente
    de pérdida y codicia
    donde suenan bellísimas canciones.
    El presente es la lengua de las calles,
    maltratada y espuria, que se agarra
    como hiedra a las ruinas de la historia.
    La lengua en la que escribo.
    También es una lengua bien trabada
    para pensar, pactar. Para soñar.
    Y las viejas canciones
    se salvarán.

    La espera

    Te están echando en falta tantas cosas.
    Así llenan los días
    instantes hechos de esperar tus manos,
    de echar de menos tus pequeñas manos,
    que cogieron las mías tantas veces.
    Hemos de acostumbramos a tu ausencia.
    Ya ha pasado un verano sin tus ojos
    y el mar también habrá de acostumbrarse.
    Tu calle, aún durante mucho tiempo,
    esperará, delante de tu puerta,
    con paciencia, tus pasos.
    No se cansará nunca de esperar:
    nadie sabe esperar como una calle.
    Y a mí me colma esta voluntad
    de que me toques y de que me mires,
    de que me digas qué hago con mi vida,
    mientras los días van, con lluvia o cielo azul,
    organizando ya la soledad.


    Saturno

    Destrozaste mis libros de poemas.
    Los lanzaste después por la ventana.
    Las páginas, extrañas mariposas,
    planeaban encima de la gente.
    No sé si ahora nos entenderíamos,
    viejos, exhaustos y decepcionados.
    Seguramente no. Mejor dejarlo así.
    Querías devorarme. Yo, matarte.
    Yo, el hijo que tuviste en plena guerra.

    Nota: Es evidente que no debería llamar así a este post; me queda mucho por leer del gran poeta catalán y además he decidido no pensar demasiado, he elegido estos poemas por como me llegaban al corazón.
    CUQUITA
    CUQUITA

    Cantidad de envíos : 131
    Fecha de inscripción : 04/07/2019
    Edad : 57
    Localización : Chihuahua,México

    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Empty Re: Joan Margarit - Nueve mejores poemas

    Mensaje por CUQUITA el Sáb 04 Abr 2020, 12:20

    Canción de cuna


    Duerme, Joana.
    Y que este Loverman oscuro y trágico
    del saxo de tu hermano en Montjuïc
    te pueda acompañar
    toda la eternidad por los caminos
    que son bien conocidos por la música.
    Duerme, Joana, duerme.
    Y a poder ser no olvides
    tus años en el nido
    que dentro de nosotros has dejado.
    Mientras envejecemos,
    conservaremos todos los colores
    que han brillado en tus ojos.
    Duerme, Joana. Esta es nuestra casa,
    y todo lo ilumina tu sonrisa.
    Un tranquilo silencio: aquí esperamos
    redondear estas piedras del dolor
    para que cuanto fuiste sea música,
    la música que llene nuestro invierno.

    Cuanta nostalgia hay en cada uno de sus versos.
    F. Enrique
    F. Enrique
    España

    Cantidad de envíos : 3965
    Fecha de inscripción : 14/11/2012
    Edad : 61
    Localización : Abyla

    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Empty Re: Joan Margarit - Nueve mejores poemas

    Mensaje por F. Enrique el Mar 05 Mayo 2020, 04:21

    Muchas gracias, Cuquita. Creo que merece la pena que conozcamos la poesía de Joan Margarit.

    Un abrazo.

    Contenido patrocinado

    Joan Margarit - Nueve mejores poemas Empty Re: Joan Margarit - Nueve mejores poemas

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 30 Oct 2020, 13:17