Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 803581 mensajes en 39928 argumentos.

Tenemos 1370 miembros registrados

El último usuario registrado es Almudena 1964

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 34 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 30 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Chambonnet Gallardo, Liliana Aiello, Walter Faila


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Noviembre 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 00:38

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963)


BIOGRAFÍA  (Fte. 1) WIKIPEDIA

William Carlos Williams (Rutherford, Nueva Jersey, 17 de septiembre de 1883 – ibídem, 4 de marzo de 1963) fue un escritor estadounidense vinculado al modernismo y al imagismo. Es especialmente conocido por su obra poética.

Además de ejercer como médico y de escribir dramas y prosa variada, Williams es uno de los poetas modernistas más innovadores y admirados. Fue condiscípulo de los poetas Ezra Pound y Hilda Doolittle, y en los primeros poemas acusó la influencia del imagismo.

Más tarde se convirtió en impulsor del uso literario del habla coloquial. Su buen oído para los ritmos naturales del inglés hablado le ayudó a liberar a la poesía de la métrica que imperaba en la versificación en inglés desde el Renacimiento. Superada la tendencia imagista, es un poeta de gran sencillez expresiva y de fácil comprensión, con cierto gusto por la adivinanza, interesado en la constante experimentación y en la intimidad lírica. Como otros modernistas, procura diluir la figura del poeta, dejando que hable el poema por sí mismo. No busca los símbolos en las cosas sino más bien las propias cosas, que expresa imitando la fluidez del habla.

Williams cree que la realidad objetiva despierta la imaginación de quien la percibe, y no el proceso inverso. Utiliza el verso libre y la disposición visual de las líneas marca la estructura poética. En su obra Paterson, escrita a lo largo de varios años, mezcla poesía, prosa y collage incluyendo incluso fragmentos de publicidad. Constituye una especie de biografía épica de un doctor-poeta, pero formalmente consiste en un montaje de escenas y de imágenes, con pocos verbos que las vinculen explícitamente.

Poesía

   Poems (1909)
   The Tempers (1913)
   Al Que Quiere (1917)
   Kora in Hell. Improvisations (1920, repr. 1973)
   Sour Grapes (1921)
   Go Go (1923)
   Spring and All (1923; repr. 1970)
   The Cod Head (1932)
   Collected Poems, 1921–1931 (1934)
   An Early Martyr and Other Poems (1935)
   Adam & Eve & The City (1936)
   The Complete Collected Poems of William Carlos Williams, 1906–1938 (1938)
   The Broken Span (1941)
   The Wedge (1944)
   Paterson (Book I, 1946; Book II, 1948; Book III, 1949; Book IV, 1951; Book V, 1958)
   Clouds, Aigeltinger, Russia (1948)
   The Collected Later Poems (1950; rev. ed. 1963)
   Collected Earlier Poems (1951; rev. ed. 1966)
   The Desert Music and Other Poems (1954)
   Journey to Love (1955)
   Pictures from Brueghel and Other Poems (1962)
   Paterson (Books I–V in one volume, 1963)
   Imaginations (1970)
   Collected Poems: Volume 1, 1909–1939 (1988)
   Collected Poems: Volume 2, 1939–1962 (1989)
   Early Poems (1997)

Prosa

   Kora in Hell (1920)
   The Great American Novel (1923)
   In the American Grain (1925, 1967, repr. New Directions 2004)
   Novelette and Other Prose (1932)
   Autobiography (1951; 1967)
   Selected Essays (1954)
   The Selected Letters of William Carlos Williams (1957)
   I Wanted to Write a Poem: The Autobiography of the Works of a Poet (1958)
   Yes, Mrs. Williams: A Personal Record of My Mother (1959)
   Imaginations (1970)
   The Embodiment of Knowledge (1974)
   Interviews With William Carlos Williams: "Speaking Straight Ahead" (1976)
   A Recognizable Image: William Carlos Williams on Art and Artists (1978)
   Pound/Williams: Selected Letters of Ezra Pound and William Carlos Williams (1996)
   The Letters of Denise Levertov and William Carlos Williams (1998)
   William Carlos Williams and Charles Tomlinson: A Transatlantic Connection (1998)
   A Voyage to Pagany (1928; repr. 1970)
   The Knife of the Times, and Other Stories (1932; repr. 1974)
   White Mule (1937; repr. 1967)
   Life along the Passaic River (1938)
   In the Money (1940; repr. 1967)
   Make Light of It: Collected Stories (1950)
   The Build-Up (1952)
   The Farmers' Daughters: Collected Stories (1961)
   The Collected Stories of William Carlos Williams (1996)

Drama

   Many Loves and Other Plays: The Collected Plays of William Carlos Williams (1961)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 00:44

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963)

Fte.- REVISTA ELECTRÓNICA DE ESTUDIOS FILOLÓGICOS ( Se señala el autor de este interesante trabajo)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS: «NO HAY IDEAS SINO EN LAS COSAS»



Juan Miguel López Merino

(Universidad de Minsk)



Williams Carlos Williams (1883-1962) nació, vivió casi toda su vida y murió en Rutherford (Nueva Jersey). Su padre, William George Williams, hijo de ingleses, se dedicó a los negocios en la vecina Nueva York; su madre, Raquel Hélène Hoheb, nacida en Puerto Rico, tenía ascendencia francesa y fue aficionada a la pintura. Williams, además de inglés, habló pronto español y francés. De 1897 a 1899 estudió en Suiza, pasando algún tiempo en París. En 1902 terminó el bachillerato en un centro neoyorquino y decidió estudiar medicina en la Universidad de Pennsylvania. Allí conoció a Hilda Doolittle y a Ezra Pound, con quien mantendría una intensa amistad hasta el final de sus días. Debido a la influencia materna, flirteó algún tiempo con la pintura. Entre 1906 y 1909 trabajó como interino en varios hospitales a la vez que cortejaba a Florence Herman, la «Flossie» de sus poemas, Después, tras un tiempo estudiando pediatría en Leipzig, viajó por los Países Bajos, Francia, Inglaterra y España. De vuelta en su país, abrió en 1910 una clínica privada en su ciudad natal y en 1912 se casó con su prometida. En 1909 publicó su primera colección de poemas (Poems) y en 1913 Elkin Mathews, el editor de Pound, dio a la luz la segunda de ellas (The Tempers) en Londres; ambas pasaron prácticamente desapercibidas. A partir de entonces, salvo un par de viajes a Europa durante la segunda mitad de los años veinte, permaneció en Rutherford dedicado a sus labores médicas y a la escritura.

En cierto modo, Williams tuvo una doble vida, viviendo en una suerte de destierro interior voluntario. Por una parte, convivió cincuenta años con su mujer, residiendo siempre en la misma casa, dedicado a su familia y a su profesión, llegando a asistir el parto de más de dos mil neonatos; por otra, fue una creador infatigable y un considerable teórico de la poesía y el lenguaje que –a base de robarle tiempo a su vida civil– produjo a la sombra la práctica totalidad de su obra: poesía, relato, novela, ensayo, una autobiografía y alguna obra de teatro. El reconocimiento sólo le llegaría muy al final, cuando todos sus compañeros de generación habían ido recibiendo paulatinamente la atención que a él se le negaba.

El entorno de un escritor, la vida que lleva –o, si es que puede, la vida que decide llevar– son fundamentales para entender su visión de mundo y su obra. A este respecto, el caso de Williams resulta paradigmático: su día a día (trabajo, pacientes, familia, etc.) está íntimamente relacionado con su obra y es –en cierta medida– su humus. Por eso, a la par que hablemos de su poesía, parece necesario hacerlo también de su vida; y, a la vez que nos aproximemos a ambas, resultará esclarecedor compararlas con las de los otros grandes poetas norteamericanos de su generación, cotejando –aunque sea someramente– sus diferentes trayectorias y valores.

Williams, a diferencia de Eliot y de Pound, decidió ser norteamericano. Tal vez sus difusas y múltiples raíces y su temprana formación cosmopolita fuesen las causas de que no se sintiera atraído por el exilio voluntario en una Europa que él ya conocía. Eliot, hijo de una distinguida familia de Nueva Inglaterra, había pasado su infancia en Missouri, mientras que Pound había nacido en un pueblo minero de Idaho. Ambos paliaron con creces su raigambre típicamente americana y su relativo provincialismo con una enorme y exquisita educación, y tal vez –al contrario de lo que le ocurriera a Williams– fuera su complejo de inferioridad cultural como americanos lo que les impulsó a Europa. Lo mismo ocurrió con Hemingway y con otros muchos escritores norteamericanos durante la primera mitad del siglo XX: no querían ser norteamericanos, o no se sentían tales, porque no sabían en qué consistía serlo; paradójicamente, para todos ellos ser norteamericanos resultó ser precisamente eso. Su exilio, pues, se debió a una búsqueda de raíces que no creyeron poder encontrar –o no quisieron o pudieron crear– en su país. Eliot, un exquisito y genial conservador, un raro cosmopolita ortodoxo, decidió guarecerse del desarraigo haciéndose inglés, «clásico en literatura, monárquico en política y anglocatólico en religión»; es decir, amparándose en la tradición, en el rey y en Dios. Octavio Paz ha definido bien esta oposición comparándola con el caso en cierto modo paralelo de César Vallejo y Vicente Huidobro: «[...] al americanismo de Vallejo frente al cosmopolitismo de Huidobro corresponde la actitud de William Carlos Williams ante el europeísmo de Eliot.»[i]

Por su parte, Pound, más curioso, con más candor y bastante más «abismo» que Eliot, decidió aunar en sí todas las culturas habidas y terminó creyendo encontrar su refugio en el Duce. Jaime Gil de Biedma expresa muy bien cuál fue «el problema» de Pound: dejar de hacer pie, perder el contacto con la realidad. «Como tantas otras, la leyenda de Pound está asociada al recuerdo de aquella Internacional Europea de la Bohemia, aquel improvisado y permanente Café Parisien de las Naciones en donde se fraguó la literatura, la pintura y la música de la primera mitad del siglo XX. La aventura fue magnífica. Pero una vida así, medianamente pobre y completamente libre, lejos del propio país, itinerante entre Londres, París y Rapallo, exclusivamente vivida en una sociedad a la vez muy fluida y muy cerrada, entre personas sin más pasión compartida que la pasión artística y sin más interés inmediato que las contiendas, los movimientos y las personalidades literarias, resulta fatalmente empobrecedora. Perder la sensatez es fácil.»[ii]

Williams, en cambio, conservó siempre el sentido común y el sentido del humor, y no sólo no renegó de su condición de norteamericano sino que, siguiendo los pasos de Whitman –pero, como ha señalado Octavio Paz, desde la vanguardia europea–, persiguió y logró crear una obra que trata de los entresijos de la vida urbana en Norteamérica sirviéndose de la variante del inglés que sus compatriotas hablaban. En realidad, con todo, el móvil ulterior de Williams es el mismo que el de Pound o Eliot: la huída del desarraigo, el desesperado intento de fundar un hogar para el espíritu; sólo que Williams jamás se avergonzó de sí mismo y nunca pretendió ser más de lo que era: un hijo de burgueses que pudieron y supieron darle una esmerada educación, médico, marido, padre de dos hijos y vecino durante toda su vida de una pequeña ciudad cercana a Nueva York.

Respecto a su relación matrimonial con Flossie y sus muchos escarceos sexuales, Chandak Sengoopta ha señalado la importante influencia que las ideas de Otto Weininger ejercieron en Williams: «Decidió casarse con una mujer a la que no amaba porque había aprendido de Sexo y carácter que la afinidad sexual, más que el amor, era el lazo de mayor importancia entre Hombre y Mujer. También influido por la convicción de Weininger de que un hombre con suficiente fuerza de voluntad puede llegar a ser un genio, Williams creía que lo único que le impedía alcanzar la genialidad era su debilidad por las mujeres.»[iii]

Volviendo a su obra, Williams ve a sus semejantes y el entorno que comparte con ellos sin idealizarlos ni ensalzarlos, y nos habla de ellos y de sí mismo del modo en que ellos y él mismo hablan, consiguiendo trascender lo radicalmente concreto, el aquí y el ahora, mediante un largo y logrado trabajo estilístico basado en la concentración, en la brevedad, en una extremada y progresiva depuración retórica, en una esporádica complejidad sintáctica que –paradójicamente– trasmite frescura, en la más difícil sencillez estructural y, finalmente, en la carencia absoluta del menor intento de didactismo o tono moralizante. Sus poemas no explican sino presentan, capturando las cosas y a los hombres de a pie al modo de instantáneas imprevistas tomadas sin composición y sin posibles poses.

A diferencia de Pound y de Eliot, la mayoría de la obra poética de Williams es fácil de entender, huye de lo abstracto («no hay ideas sino en las cosas») y se compone de poemas por lo general breves y en muchas ocasiones brevísimos. A este respecto, la excepción es su largo poema Paterson, más épico que lírico y carente de la intensidad y el encanto del resto de su poesía; en palabras del ya mencionado Octavio Paz, que conoció bien su obra, la comentó en más de una ocasión y tradujo excelentemente una veintena de sus poemas breves, Paterson «fue una reducción de los Cantos de Pound al formato provinciano»[iv].

La experimentación formal de Williams, aunque sorprendente, tal vez carezca de la brillantez del Pound más accesible y del mejor Eliot, así como de la elegancia de un Wallace Stevens, pero su obra expresa mejor la sensibilidad norteamericana y fue la primera –desde Whitman– que se sirvió de su habla y sus ritmos. Esta diferencia es la causante de que lo hayan reconocido como maestro, entre otros, Ginsberg y Robert Lowell, Raymond Carver y Charles Bukowski. Su influjo ha llegado incluso hasta nuestras letras gracias a un autor como Roger Wolfe, que ha sabido adaptar su reorientación estilística a los giros coloquiales españoles.

La originalidad y especificidad de Williams procede también de su particular modo de mirar las cosas, de su primera mirada, o –en palabras de Wallace Stevens– de su «nuevo conocimiento de la realidad». La influencia que sobre él ejerció la obra de pintores como Brueghel, Matisse o Duchamp es determinante a este respecto. Williams contaba con un modo de mirar pictórico que aplicó desde sus inicios a muchos de sus poemas y que culminó en su última colección, titulada significativamente Pictures from Brueghel (1962). Otro tanto de lo mismo cabe decir de su interés por la fotografía, patente en la visualidad estática –especie de moderna naturaleza muerta que captura un instante detenido– de algunos de sus mejores poemas más breves. El propio Williams llegó a calificar a su obra de «objetivista».

Williams nunca cayó en la ostentación de virtuosismo. No pretendió ser il miglior fabbro sino, por el contrario, servirse de la técnica para quitar lastre a sus composiciones, hacerlas más escuetas y vivaces, más intensas y accesibles. El resultado es una poesía, digamos, ágil, vivaz, tranquila y natural. Sus poemas no son perfectísimas obras de arte, como es el caso de Stevens, sino trabajados artefactos verbales pensados para transmitir sensaciones con la mayor naturalidad posible, con claridad y sencillez de imágenes, y para hacer que lo ordinario parezca extraordinario.

Además su sentido del ritmo y su buen oído son proverbiales. Williams se mantuvo fiel hasta el final al verso libre. Desechó la métrica tradicional inglesa de carácter yámbico - imperante nada menos que desde el Renacimiento– y «midió» sus líneas ateniéndose a la respiración y no al acento, a la entonación del habla y no al salmódico soniquete clásico. En cierto sentido, junto a Cummings, completó la revolución métrica iniciada por Whitman (que escribió casi únicamente en versículos) ampliando los hallazgos de su predecesor al aplicarlos también al verso corto. Su famoso concepto «pie variable» (cada «pie» o línea es un momento sostenido o una unidad de medida dentro de la percepción interior que va desplegándose), aunque algo confuso, parece conferir al vaivén tipográfico de muchos de sus poemas un algo de pintura en movimiento. En cualquier caso, la musicalidad y visibilidad de todas sus composiciones muestran claramente que escribió sus poemas impelido siempre por la convergencia de pautas visuales y auditivas. La vista y el oído: pintar con palabras y escuchar las cosas. Los sentidos, no el intelecto; sensaciones, no conceptos; cosas, no ideas; lo concreto, no abstracciones. No es, pues de extrañar, que en sus aproximaciones escritas a su propia obra poética o a la de otros autores, evitara teorizar sobre la poesía misma y prefiriera reflexionar sobre poemas.

Williams, como el Guillén de Cántico, también amaba las cosas. Frente a la tendencia de la poesía lírica a generalizar sus asuntos y a evitar los objetos cotidianos, la poesía de Williams se acerca a ellos y los mira con devoción. Williams no parte de prejuicios que distinguen entre materiales susceptibles de ser poetizados y materiales no válidos para un poema, así como tampoco cree en la discriminación entre palabras elevadas, aptas para el poema, y palabras bajas. Así, resuelve un problema frecuente en la poesía de cualquier época y tradición: ¿cómo referir con verosimilitud y encanto los objetos cotidianos cuando carecemos de habilidad en el manejo de sus verdaderos nombres? Éste es uno de los grandes logros de su poesía: la maestría para nombrar lo próximo. Por eso sus poemas provocan una sensación de inmediatez tangible de enorme vivacidad.

Otro de sus logros consiste en no ceder nunca al tono meditativo, circundante, ensimismado. Bien al contrario, Williams mira directamente a sus semejantes en sus escenarios habituales, al otro (y no a través de o desde el otro, como ocurre con el tan laureado y practicado «correlato objetivo») y –esto es lo importante– no los interpreta sino que los presenta (aunque es sabido que toda representación tiene bastante de interpretación), es decir: no los interioriza, los exterioriza. Su poesía es anti-apologética, no necesita símbolos y se opone a toda intención moralizante, «conformándose» con hacer que sus lectores vean a través de sus composiciones la belleza de lo real.

Como no podía ser de otro modo, su difícil frescura, su engañosa linealidad y su aura de aparentes improvisación y espontaneidad confundieron –y aún confunden– a numerosos críticos y autores crípticos, generalmente poco sutiles y perspicaces, que consideraron su técnica y sus temas fáciles. Nada más lejos de la realidad, por supuesto; además, la fuerza de su obra, aunque en arte la técnica sea siempre condición sine qua non, reside en igual proporción en los demás elementos ya mencionados. Sea como sea, su conseguido coloquialismo –sólo en apariencia relajado, pero también emparejado muy a menudo con emotivos cambios de enfoque y con pasajes significativos de un ritmo y una elocuencia magistralmente refrenados– muy seguramente fuera el «culpable» del retraso con que fueron reconocidos incluso en los Estados Unidos los muchos e innegables logros de su poesía.

El título que Bernard Duffey[v] da a uno de sus trabajos sobre la obra de Williams resume bien su fondo: una poesía de la presencia. De lo concreto e inmanente, cabe apostillar. En cuanto a su trayectoria, no es difícil detectar ciertos cambios. Hasta The Descent of Winter (1928), sus poemas cuentan con cierta escabrosidad, cierta vehemencia, cierta aspereza impaciente no exentas de atractivo y efectividad; y durante las dos décadas siguientes alcanzan un mayor equilibrio y control de sus formas y temas, que siguen siendo esencialmente las cosas, los otros y el entorno. Ambos períodos podrían ser denominados «estáticos», dominados por una mirada fotográfica o pictórica. En su producción posterior –incluida la última parte de Paterson y sobre todo a partir de The Desert Music (1954)– se da una suerte de viraje y cobran una mayor importancia la vida privada del poeta y el movimiento, por lo que cabría llamarlo «dinámico» o «cinético». Tal y como ha señalado Duffey, en este último período, Williams, a diferencia de Eliot, Pound y Stevens, le vuelve la espalda a la «aflicción de la caída y la imperfección [...] y la replaza con un anhelo positivo que encuentra cierto sosiego en la coexistencia de poeta y sujeto»[vi]. Este rechazo de toda dubitación hace que su poesía conserve cierto aire romántico. Su sí al mundo es síntoma de vitalidad. El mundo está presente no para ser rehecho o desechado por neutro u hostil, sino para ser reimaginado en términos que él mismo contiene y sin ceder a la tentación de la trascendencia. Con todo, su poesía arraigada lo es entre jirones dispersos y –tal y como él mismo dijera– el artista pinta siempre una única cosa: un autorretrato.

Tal y como explica Paul L. Mariani[vii], a finales de los años setenta Williams tenía el dudoso honor –una vez más junto a Cummings– de ser el último de los grandes poetas de su época en ser «descubierto». Esa época incluía a Eliot, a Pound, a Stevens y Crane: a Eliot y a Pound se les había reconocido como las nuevas voces modernas a mediados de los años veinte; a Crane le llegaron los laureles de la crítica en los años treinta; y Stevens empezó a estar bien considerado en los círculos académicos a finales de la década de los cuarenta. Williams tuvo que esperar hasta principios de los años cincuenta para ser tomado en serio por algo más que un pequeño círculo intelectual. Pero a efectos prácticos fue sólo a mediados de los años sesenta cuando empezó a dedicársele a su obra un verdadero análisis crítico.

En España, salvo la traducción –prácticamente imposible de encontrar– que Carmen Martín Gaite hiciera de algunos de sus poemas en 1981, otra traducción –bastante notable– de cien de sus poemas llevada a cabo por Matilde Horne y Carlos Manzano en 1988, publicada en Visor (tal vez como desagravio al estropicio poco antes perpetrado por José Coronel Urtrecho y Ernesto Cardenal en otra traducción de un puñado de sus poemas igualmente publicada por esa editorial), y la reciente y buena traducción de Paterson llevada a cabo por Margarita Ardanaz Morán, publicada en Cátedra, lo cierto es que su poesía apenas se conoce. En el mundo hispánico, sólo Octavio Paz –que, como ya hemos dicho, también ha traducido con maestría una veintena de sus poemas– le ha dedicado alguna atención crítica, y tampoco demasiada.

Pero Williams no sólo fue poeta. Escribió también relatos, novelas, teatro, poemas en prosa, crítica, abundantes ensayos y miles de cartas. Por desgracia, la práctica totalidad de su producción todavía es ampliamente desconocida en España. En su país, en las últimas décadas, se ha subsanado la situación, pero no sin asperezas. En todas partes es notorio el hecho de que los críticos –salvo raras excepciones– son bastante reacios a tomar en serio más de una faceta de aquellos escritores –y son muchos– que cultivan más de un género.

Durante la mayor parte de su vida, Williams se resignó e hizo a la idea de que su obra sólo sería reconocida póstumamente. Eso le amargó un poco, le llevó a desconfiar de los círculos académicos y le hizo reaccionar tal vez en exceso contra el segundo Eliot, al que llegó acusar de venderse a Europa y al academicismo. Una vez más al igual que a Cummings, a Williams no le agradaban las universidades ni los poetas profesores, aunque a partir de finales de los años cuarenta, cuando por fin dio tímidamente comienzo el reconocimiento a su obra, hiciera varias giras por las universidades de su país dando conferencias y recitales.

Pero los largos y duros años de lucha en dos frentes (la escritura y la medicina), le habían ido poco a poco consumiendo. En 1948 tuvo el primer ataque al corazón. Con todo, ese mismo año publicó varios volúmenes de poesía, una obra de teatro y la segunda parte de Paterson. En años sucesivos no aminoró su ritmo de trabajo y finalmente en 1950 le llegó la gloria en vida, que es la única que probablemente le importara: recibió el National Book Award por Selected Poems y Paterson III; junto con su mujer, pasó algún tiempo en la colonia de artistas Yaddo (en veinticinco años se trataba de su primer periodo de ocio para dedicarse únicamente a escribir); y después dio una serie de recitales por la costa del Pacífico. Comenzó también a publicar con Random House, la primera editorial con tirón comercial –aparte de New Directions– que aceptó su obra.

Fue entonces, tal y como ocurre siempre que un grupo de escritores mitifica a un escritor de más edad, cuando los Beat vieron en él a un mentor y a un precursor, y de algún modo lo canonizaron de acuerdo a una serie de artículos de fe con los cuales Williams no podía comulgar. Con todo, escribió el prólogo para Aullido de Ginsberg y mantuvo cierto contacto con los jóvenes autores que se acercaron a él.

En 1951 tuvo un segundo ataque al corazón y se retiró de la práctica médica. En 1953 fue hospitalizado presa de la galopante depresión en la que se sumió tras las acusaciones que le asociaban con actividades comunistas y con su amigo el fascista y traidor y genial Pound, y que le impidieron ser nombrado asesor en poesía de la Biblioteca del Congreso. Con todo, al año siguiente publica dos excelentes poemarios –The Desert Music y Journey to love, escritos en la llamada «línea trina»– y una selección de ensayos. Al poco tiempo tuvo un tercer ataque que lo dejó semiparalizado. Poco a poco recuperó el habla, aprendió a escribir a máquina con su única mano hábil y siguió publicando teatro, poesía y relatos hasta el final. Su último poemario, Pictures from Brueghel and Other Poems, vio la luz el año de su muerte y recibió póstumamente un Premio Pulitzer que a la persona William Carlos Williams ya no le sirvió de nada.



OBRA



Poesía



Poems, edición de autor, 1909.

The Tempers, Elkin Matthews, 1913.

Al Que Quiere!, Four Seas, 1917.

Kora in Hell. Improvisations, Four Seas, 1920, red. Kraus Reprint, 1973.

Sour Grapes, Four Seas, 1921.

Go Go, Monroe Wheeler, 1923.

Spring and All, Contact Publishing, 1923; red. Frontier Press, 1970.

The Cod Head, Harvest Press, 1932.

Collected Poems, 1921-1931, Objectivist Press, 1934.

An Early Martyr and Other Poems, Alcestis Press, 1935.

Adam & Eve & The City, Alcestis Press, 1936.

The Complete Collected Poems of William Carlos Williams, 1906-1938, New Directions, 1938.

The Broken Span, New Directions, 1941.

The Wedge, Cummington Press, 1944.

Paterson, New Directions, Libro I, 1946; Libro II, 1948; Libro III, 1949; Libro IV, 1951; Libro V, 1958; Libros I-V en un único volumen, 1963)

The Clouds, Wells College Press, 1948.

The Collected Later Poems, New Directions, 1950; edición revisada, 1963.

The Collected Earlier Poems, New Directions, 1951; edición revisada, 1966.

The Desert Music and Other Poems, Random House, 1954.

Journey to Love, Random House, 1955.

Pictures From Brueghel and Other Poems, New Directions, 1962.

The Collected Poems: Volume I, 1909-1939, New Directions, 1986.

The Collected Poems: Volume II, 1939-1962, New Directions, 1988.

Early Poems, Dover Publications, 1997.



Prosa de ficción



A Voyage to Pagany, Macaulay, 1928; red. New Directions, 1970.

The Knife of the Times, and Other Stories, Dragon Press, 1932; red. Folcroft, 1974.

White Mule, New Directions, 1937; red. 1967.

Life along the Passaic River, New Directions, 1938.

In the Money, New Directions, 1940; red.1967.

Make Light of It: Collected Stories, Random House, 1950.

The Build-Up, Random House, 1952.

The Farmers' Daughters: Collected Stories, New Directions, 1961.

The Collected Stories of William Carlos Williams, New Directions, 1996.



Teatro



Many Loves and Other Plays: The Collected Plays of William Carlos Williams, New Directions, 1961.



Otros



The Great American Novel, Three Mountains Press, 1923.

In the American Grain, A. & C. Boni, 1925; red. New Directions, 1967.

Autobiography, Random House, 1951; red. con el título The Autobiography of William Carlos Williams, New Directions, 1967.

Selected Essays, Random House, 1954.

The Selected Letters of William Carlos Williams, McDowell, Obolensky, 1957.

I Wanted to Write a Poem: The Autobiography of the Works of a Poet, Beacon Press, 1958.

Yes, Mrs. Williams: A Personal Record of My Mother, McDowell, Obolensky, 1959.

Imaginations, New Directions, 1970.

The Embodiment of Knowledge, New Directions, 1974.

Interviews With William Carlos Williams: “Speaking Straight Ahead”, New Directions, 1976.

A Recognizable Image: William Carlos Williams on Art and Artists, New Directions, 1978.

Pound/Williams: Selected Letters of Ezra Pound and William Carlos Williams, New Directions, 1996.

The Letters of Denise Levertov and William Carlos Williams, New Directions, 1998.

William Carlos Williams and Charles Tomlinson: A Transatlantic Connection, P. Lang, 1998.



En español



Poesía



Veinte Poemas, trad. Octavio Paz, México, Era, 1973. . (También en Versiones y diversiones. Edición revisada y aumentada. Barcelona. Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores. 2000. Págs. 190-253).

Poemas, trad. Alberto Girri, Argentina, Corregidor, 1980.

Viaje hacia el amor (y otros poemas), trad. Carmen Martín Gaite, Madrid, Trieste, 1981.

Williams: Poemas, trad. Ernesto Cardenal y J. Coronel Urtecho, Madrid, Visor, 1985.

Cien poemas, trad. Carlos Manzano y Matilde Horne, Madrid, Visor, 1988.

Paterson, trad. Margarita Ardanaz Morán, Madrid, Cátedra, 2001.



Prosa



Historia de médicos, trad. Nuria Vilanova, Barcelona, Montesinos, 1986 (red. Barcelona, Literatura y Ciencia, S.L., 1995).

Cuentos, trad. Antolín Rato, Madrid, Alianza, 2000.

En la raíz de América: iluminaciones sobre la historia de un continente, trad. María Lozano, Madrid, Turner, 2002.





[i] Octavio Paz, In/Mediaciones, Barcelona, Seix Barral, 1979, p. 34.

[ii] Jaime Gil de Biedma, El pie de la letra (Ensayos 1955-1979), Barcelona, Crítica, 1980, p. 288.

[iii] Chandak Sengoopta, Sex, Science, and Self in Imperial Vienna, Tesis Doctoral, Universidad de Johns Hopkins, 1996.

[iv] «Cuatro o cinco puntos cardinales», conversación entre Octavio Paz, Roberto González Echevarría y Emir Rodríguez Monegal, Plural, nº 18, marzo 1973, p. 17-20.

[v] Bernard Duffey, A Poetry of Presence, The University of Wisconsin Press, 1986.

[vi] Ibíd., 216.
[vii] Paul L. Mariani, William Carlos Williams. The Poet and his Critics, Chicago, American Library Association, 1977, p. IX.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 00:48

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

1.- PARA DESPERTAR A UN ANCIANO



La vejez es

un vuelo de pequeños

pájaros chillones



que rozan

árboles desnudos

sobre un cristal de nieve.



Avanzan y retroceden

abofeteados

por un viento oscuro



¿Y qué?

Sobre ásperos tallos

se posó la bandada,



la nieve

se cubrió de cáscaras

de semillas rotas



y un agudo

rumor de plenitud

templó el viento.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:03, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:02

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963)

2.- EL DESCENSO (*)

El descenso nos llama
como nos llamó el ascenso
La memoria es como
un logro,
una especie de renovación
casi
una iniciación, nuevos espacios abiertos
habitados por hordas
y por tanto, no implica
nuevas especies –
pues su movimiento
se dirige hacia destinos nuevos
(aunque hayan sido abandonados)

Ninguna derrota se compone sólo de derrota – pues
el mundo que abre siempre es un lugar
hasta entonces
insospechado. Un
mundo perdido,
un mundo insospechado,
nos llama a nuevos lugares
y ninguna blancura (perdida) es tan blanca como
el recuerdo de la blancura

Con la tarde, el amor despierta
aunque sus sombras
vivas por el brillo
del sol –
somnolientas ahora se abandonen
al deseo
El amor sin sombras surge ahora
comienza a despertar
conforme la noche
avanza.
El descenso
hecho de desesperanza
sin logros
cae en la cuenta
del nuevo despertar:
que es el revés
de la desesperanza.
Así, lo que no logramos,
lo negado al amor,
lo que hemos perdido antes –
se hace descenso
sin fin, indestructible.

(*) Atención: la disposición original -Disposición- de los versos no es así: vienen entrecortadamente. Ponemos un ejemplo:

El descenso nos llama
- - - - - como nos llamó el ascenso
- - - - - - - - - - La memoria es como
un logro,
- - - - - una especie de renovación
- - - - - - - casi
una iniciación, nuevos espacios abiertos
- - - - - - - - - habitados por hordas
- - - - - - - - - y por tanto, no implica
nuevas especies –
- - - - - pues su movimiento
- - - - - - - - - - se dirige hacia destinos nuevos
(aunque hayan sido abandonados)

Suprimir  los guiones y los versos quedarían en los espacios marcados por los mismos. Ello que no debe tener dificultad en una imprenta si la presenta aquí. Hemos decidido pues, en tanto que la comprensión del poema no se modifica, hacer la exposición verso tras verso sin tener en cuenta dichos espacios. Esto será así en todos aquellos poemas que tengan esa forma estructural. Esperamos las disculpas correspondientes por parte del alma del autor.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:07

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963)



3.- LOS NIÑOS



De tanto en tanto

tropezamos con un sendero

de violetas amarillas



algunas

pocas azules grandes violetas

azules en



el bosque del cementerio

recogimos

manojos de ellas



había ahí una familia

llamada Foltette

un a familia numerosa



con muchas tumbas de niños

así que recogimos



manojos de violetas

y pusimos uno

sobre cada lápida.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:09

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963)


4.- UN EJERCICIO



Enfermo como estoy

confusa mi mente

quiero decir



resistí hasta aquí

este abril

visitando amigos



al al volver a casa

tarde en la noche

vi



su

enorme cuello

parecía



ahogarlo

no supe

si



él me vio aunque

estaba sentado

exactamente



frente a mí

¿podremos

liberarnos de esa edad



moderna

y aprender

a respirar de nuevo?


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:39

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

5.- EL VIENTO SUBE

La tierra
se ve arrasada
Los árboles
las puntas del tulipán
brillantes
se ladean y
se vuelcan –

Suelto, flota
tu amor
¡Vuela!
Dios mío, qué es
un poeta – si
es que lo hay
hombre
cuyas palabras
mordisquean
el camino
a casa – que es real
en forma
de movimiento

En cada punta de una rama
nueva
sobre el torturado
cuerpo del pensamiento
que aprieta
la tierra
está el camino
hacia la última
punta de la hoja


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:46

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

6.- JOVEN SICOMORO

¿Sabes?
este árbol joven
cuyo tronco redondo y firme
entre el mojado

pavimento y la coladera
(donde el agua
gotea) se alza
corpóreo

en el aire
con un impulso
ondulante a la mitad –
y luego

se divide y mengua
disparando
nuevas ramas hacia
todas partes –

se cuelga capullos
se adelgaza
hasta reducirse
a dos

ramas
excéntricamente anudadas
que se doblan
como cuernos superiores


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Ago 2019, 01:49

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

7.- A UNA POBRE VIEJA

masticando una ciruela en
la calle una bolsa de papel
está en su mano

le saben bien
saben bien
a ella saben
bien a ella

puedes notarlo
en su modo de darse
a la mitad del todo
chupada en su mano

le queda el consuelo
de ciruelas maduras
que parecen llenar el aire
y saben bien.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32817
Fecha de inscripción : 17/04/2011

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 18 Ago 2019, 01:30

Gracias mil, querido Pascual, por traer aquí a William Carlos Williams. Te seguiré por supuesto.
Besos.


_________________
"No cuentes los días,
haz que los días cuenten".

Muhamed Alí
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:07

Ya sabes lo que está ocurriendo, querida amiga, con las comunicaciones. Bueno, aunque tengamos que dar una vuelta - escalando alguna que otra montañas- llegamos para darte las gracias.

Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:13

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

8.- TRES POSICIONES

I: ELAINE

suspendida pues todavía
no está lista para el salto
—salvo en los ojos

sus pies desnudos
comienzan en la punta
del pasto donde tal vez

no pueda dar énfasis
al verano y el rizo
de su cabello rubio

la sonrisa a medias
hacia planes adultos
atrapa

pantorrillas que se doblan
apenas muñecas
a punto de escapar


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:15

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

8.- TRES POSICIONES

II: ERICA

la línea melódica es
todo,
en esta obra

cuando por primera vez
fui testigo
de tu cabeza

la sostuve admirado
entre los dedos
reverencia

fue mi aceptación
del nombre
escandinavo

Erica
por los ancestros
de tu padre

el resto todavía
es un misterio
tu nariz que desprecia

girando en el puente
señala el camino
al interior


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:19

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

8.- TRES POSICIONES

III: EMILY

tus largas piernas
hechas
para enaltecer

la pequeña cabeza
tu
abuelo

lo sabe
si algo
sabe

ofrece
la danza
en talento

la línea
en el doblez
de tu barba

deja
que te lleve
lejos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:24

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

9.- (de Paterson Libro I) (extracto))

: un orgullo local; primavera, verano, otoño
y el mar; una confesión; una canasta; una
columna; una respuesta al Griego y al Latín
con las manos abiertas; una reunión; una
celebración;

en términos diferenciados; a través
de lo múltiple, una reducción a la unidad; audacia,
una cascada; nubes disueltas en una salida arenosa
una pausa reforzada;

obligada; una identificación y un plan
de acción para suplantar un plan de acción; un
menguar; una dispersión y una metamorfosis.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:29

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

10.- (de Paterson Libro II) (extracto - dividido en 5 partes)

Bellísima cosa
—¡toda la ciudad en ruinas! Y
las flamas una torre
como ratón, como
pantufla roja, como
estrella, geranio,
lengua de gato o

pensamiento, pensamiento
que es una hoja, una
piedrita, un viejo
de un cuento escrito por
Pushkin .
¡Ah!
rayos podridos des-
plomándose,
. una botella vieja
maltratada

Las flamas transformaron a la noche en día, flamas
que la alimentaron—se tragó la página
(la página en llamas)
como un gusano—el camino de la iluminación
De la que bebemos y somos bebidos y al final
destruidos (al alimentarnos). Pero las flamas
son flamas cuyo rasgo es una panza
propia que destruye—tal como hay fuegos
que humean
humean toda una vida y nunca explotan
en llamas

cont.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:58, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:33

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

10.- (de Paterson Libro II) (extracto - dividido en 5 partes)

cont.

Papeles
(consumidos) echados al viento. Negros.
La tinta, al quemarse, se hizo blanca, blanca metal. Así sea.
Ven, belleza avasalladora. Ven pronto. Así sea.
Polvo entre los dedos. Así sea.
Ven, futilidad zarrapastrosa. Aduéñate.
Así sea. Así sea.
Un perro de metal, ojos
flameantes en un corredor lleno de flamas. Una ebriedad
de flamas. Así sea. Una botella, maltratada
por el fuego, doblada de la risa:
amarilla, verde. Así sea—sobreviviente
por la ebriedad, con bufidos de flama. Fuego, ¡haz fuego!
Así sea. Tragando fuego. Así
sea. Retorcido de la risa por el fuego,
el fuego mismo. Así sea. Se ríe de las flamas entre
dientes,

chupado, su risa multiforme, una
gravedad flameante que sobrepasa lo sobrio
de las flamas, la castidad de la aniquilación. Se recrea,
qué bueno. Dice que el fuego es bueno.
Así sea. La belleza de la arena fogosamente destruida
que fue vidrio, que fue botella: no embotellada.
Sin vergüenza. Así sea.

Una botella vieja, maltratada por el fuego
recibe un nuevo barniz, el vidrio se reviste
de una nueva distinción, reclama
lo no definido. Una piedra caliente, a la que alcanzó
la marea; la recubren finas
líneas, el barniz sin estropear .
La aniquilación ha mejorado: Los labios
más calientes se alzan hasta sólo hacer flotar
gran cantidad de noticias. Beber
noticias, líquido para el aliento.
Vocifera su risa, gritando—investida
de gracia en la arena
—o la piedra: agua de oasis. El vidrio
embarrado de arcoíris concéntricos
de fuego frío que el fuego ha legado
al enfriarse, su flama
en desafío—la flama que envolvía al vidrio
sin flores, reflorecida por
la flama: una segunda flama sobrepasa
el calor


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:59, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:40

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

10.- (de Paterson Libro II) (extracto - dividido en 5 partes)

cont.

El infierno es fuego. Fuego. Haz el favor
de sentarte. ¿A qué estás jugando? Te gano
en tu propio juego, Fuego. Duro más que tú:
¡el Poeta le Gana al Fuego en su Propio Juego! ¡La botella!
¡la botella! ¡la botella! ¡la botella! ¡Te
doy la botella! Y ¿qué te queda, fuego?

¿La Biblioteca?

Remolino de flamas que se arrastran
de casa en casa, de edificio en edificio
las lleva el viento
se topan con la Biblioteca en el camino
¡Bellísima cosa! en llamas .
un reto a la autoridad
—quemó los poemas de Safo a propósito
(¿o es que aún se encuentran escondidos
en las criptas del Vaticano?) :
la belleza es
un reto a la autoridad :
porque al
desenvolverse era, fragmento por fragmento
una caja de momias de papel maché por fuera
y por dentro un sarcófago egipcio .
papeles en el viento
de antiguas conflagraciones, tomados
azarosamente por los enterradores, capa tras capa,
para hacer moldes
para los muertos
Bellísima cosa
Haz a un lado la antología, vuelve a la vida
por los muertos, tú que no entiendes nada
de esto:
la Melancolía de Durero, los motores
allí sin toda la matemática de la
máquina
Es inútil.

Bellísima cosa, ¡tu vulgaridad
en la belleza sobrepasa todas sus perfecciones!
La vulgaridad sobrepasa toda perfección
– se arrastra desde un jarro barnizado y la vemos pasar –
¡en llamas!


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 07:00, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:50

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

10.- (de Paterson Libro II) (extracto - dividido en 5 partes)

cont.

Bellísima cosa
– entretejida con el fuego. Una identidad
que trasciende al mundo, su núcleo —desde ahí
nos encojemos y chispeamos pequeñas partículas de
juicio – y yo
junto con los demás – chispeando
hacia el fuego
Poeta.
¿Estás ahí?

¿Cómo encontrar ejemplos? Un chamaco
que cruzaba la cortina de fuego
en un bull-dozer, en Iroshima, al regresar
abrió el camino a los demás—
Muda, su
acción por gracia de la flama
—pero perdida, perdida
porque no hay modo de ligar
las sílabas de nuevo para encarcelarlo todo
Ningún giro de la flama
a imagen y semejanza: permanecerá sin nombre
hasta que una Nike viva en su honor—

Y para ello, falta la invención,
faltan las palabras:
las cascadas
de flamas, una catarata en reversa, disparando
hacia arriba (¿qué más da?)

El lenguaje,
Bellísima cosa —me pongo
en ridículo, sufriendo la falta
de dedicación
sufriendo sus pérdidas
por ti.
Cicatrizado, arrastrado por el fuego
(por un fuego sin nombre, desconocido aun
para ti) sin nombre,
ebrio.

De pie, en movimiento giratorio, la persona
penetró la flama, se volvió flama—
la flama poseyó a la persona

—con un rugido, un grito
que nadie soporta (morimos en silencio, compungidos
gozamos— en silencio, escondiendo
nuestro gozo los unos a los otros
manteniendo
un secreto gozo en la flama que no nos atrevemos
a reconocer)

un chasquido de fuego con el viento
que se eleva, en giros se lleva el cuarto—
para revelar
el espectáculo triste de un techo de lata (1880)
entero, de una cuadra de largo, levantado
como una falda, detenido por el fuego —para ponerse
de pie al fin,
casi quejosa, de pie y flotando, flotando
sobre las flamas, como sobre una dulce brisa,
y majestuosamente a la deriva, cabalga el aire,
se desliza
sobre el aire, tranquila se deja ir encima
de los álamos erizados que parecen doblarse por debajo
y empujar los rieles para poder caer
sobre los techos más allá, el rojo vivo
oscurece los cuartos
(pero no nuestra mente)

Y nosotros, parados con la boca abierta,
moviendo la cabeza y diciendo, Dios mío,
¡habrase visto semejante cosa! Como si hubiera
salido de nuestros sueños, y así es
de hecho, sin paralelo a cualquiera de nuestros sueños
más sanguinarios


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 07:00, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 06:54

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

10.- (de Paterson Libro II) (extracto - dividido en 5 partes)

cont.

La persona se sumergió
en la maravilla, el fuego transformado
en la persona

Pero la patética biblioteca (que no contenía,
tal vez, ningún título distinguido)
debe también venirse abajo—

PORQUE ESTÁ EN SILENCIO. ESTÁ
EN SILENCIO EN VIRTUD DE QUE NO CONTIENE
NADA TUYO

Lo que debería ser extraño
es basura; porque no contiene nada tuyo.
Te escupen, literalmente,
pero sin ti nada. La biblioteca
está tapada y muerta
Pero tú eres el sueño
de hombres muertos
¡Bellísima cosa!
Deja que te expliquen y serás el corazón
de la explicación. Sin nombre
aparecerás
Bellísima cosa
amante de la flama—

Los miserables muertos
nos imploran desde el fuego, fríos
en el fuego, gritan – quieren ser vistos
y apreciados
aquéllos que han escrito libros
Leemos: no las flamas
sino las ruinas
que la conflagración
ha dejado
No el inmenso arder
sino los muertos (los libros
permanecen). Leamos
Como diciendo: la superficie
brilla, sólo la superficie.
Escarba – y encontrarás
una nada, cubierta
de una superficie, campana
invertida que resuena, un
hombre al blanco vivo convertido
en libro, y el vacío
de la caverna que resuena


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 07:10

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

11.- Esto es nada más para decir

Me comí
las ciruelas
que estaban
en la heladera

y que seguro
estabas
guardando
para el desayuno

perdoname
estaban riquísimas
tan dulces
y tan frías


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 07:14

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

12.- Una canción de amor


¿Qué tengo para decirte
cuando nos encontremos?
Sin embargo—
estoy acá, pensando en vos.

La mancha del amor
se extiende sobre el mundo.
Amarilla, amarilla, amarilla,
devora entre las hojas,
unta de azafrán
las ramas enastadas que se inclinan
pesadamente
contra un cielo blando y violáceo.

No hay luz
—solo una mancha espesa como miel
gotea de hoja en hoja
y de rama en rama,
estropeando los colores
del mundo entero.

Estoy solo.
El peso del amor
me sostuvo
hasta que mi cabeza
dio contra el cielo.

¡Mirame!
Mi pelo chorrea néctar
—los tordos se lo llevan
sobre sus alas negras.
Mirá, mis brazos y
mis manos por fin están
sin hacer nada.

¿Cómo puedo decir
si voy a volver a amarte como ahora
alguna vez?



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 18 Ago 2019, 07:16

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

13. Paisaje con la caída de Ícaro


Según Brueghel
cuando Ícaro cayó
era primavera

un granjero araba
su tierra
y toda la pompa

del año
se despertaba
cosquilleando cerca

de la orilla del mar
ocupada
en sí misma

sudando bajo el sol
que derretía
la cera de las alas

insignificante
más allá de la costa
hubo

un chapoteo casi imperceptible
eso era
Ícaro, que se ahogaba.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 01:05

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

14. Llegada


Y sin embargo uno llega de algún modo,
termina desabrochando los botones
de un vestido
en una habitación desconocida—
siente el otoño
gotear sus hojas de seda y lino
entre los tobillos de ella.
El cuerpo sórdidamente venoso emerge
retorcido sobre sí
¡como un viento invernal..!



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 01:11

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

15. Canción de verano


Luna vagabunda,
sonriéndole con
apenas ironía
a esta
mañana de verano
brillante, húmeda de rocío
—una sonrisa
distante, de indiferencia
somnolienta,
una sonrisa de vagabunda—,
si me comprara
una camisa
de tu color y
me pusiera corbata
azul-cielo,
¿a dónde me llevarían?



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 01:14

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963

16. Ventisca


Cae la nieve:
años de furia detrás de
horas que flotan perezosas
—la ventisca
arrastra su peso
más y más hondo ¿tres días
o sesenta años, eh? ¡Después,
el sol! una maraña de
copos azules y amarillos
—árboles que parecen hirsutos
sobresalen en los callejones largos
por encima de una soledad salvaje.
El hombre se da vuelta y ahí
—su huella solitaria extendida
sobre el mundo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 01:17

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963


17.- Dolencia


Me llaman, y yo voy.
El camino está helado
pasada la medianoche, un polvo
de nieve preso
en las huellas rígidas de los autos.
La puerta se abre.
Sonrío, entro y
me sacudo el frío.
He aquí una mujer enorme
de su lado de la cama.
Está enferma,
quizás vomita,
quizás está pariendo
a su décimo hijo. ¡Alegría! ¡Alegría!
La noche es un cuarto
oscuro para los amantes,

¡a través de las persianas el sol
pasa una aguja de oro!
Le corro el pelo de la cara
y miro su miseria
con compasión.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 01:21

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963


18.- Destrucción total


Era un día helado.
Enterramos a la gata,
después agarramos la caja y
la prendimos fuego
en el patio de atrás.
Esas pulgas que se salvaron
de la tierra y del fuego
se murieron de frío.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 02:07

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963


19.- Postludio


Ahora que me desapasioné de ti,
hágase oro la mampostería opaca,
los templos amansados por el sol hasta la ruina
completamente dormidos.
Dame la mano para bailar,
con las olas de Philae yendo y viniendo
como los labios, Lesbiana mía,
flores ornamentales que una vez fueron llama.

Tu pelo es mi Cartago;
mis brazos, el arco
y nuestras palabras, flechas
para disparar a las estrellas
que desde ese mar brumoso
se congregan para destruirnos.

Pero tú, que estás a mi lado,
oh, ¿cómo desafiarte a ti,
que me hieres en la noche
con senos resplandecientes
como Venus y Marte?
La noche que grita Jasón
cuando los aleros ruidosos se sacuden
como olas encima de mí,
triste en la proa de mi deseo.

¡Oh, plegarias en la oscuridad!
¡Oh, incienso para Poseidón!
Calma en la Atlántida.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 41864
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 19 Ago 2019, 02:09

WILLIAM CARLOS WILLIAMS (1883 -1963


20.- El lamento de la viuda en primavera


El dolor es mi propio jardín
donde el pasto nuevo
arde como antes muchas veces
ardió pero no
con el fuego frío
que este año me envuelve.
Treinta y cinco años
viví con mi esposo.
Hoy el ciruelo está blanco
de racimos de flores.
Racimos de flores
pesan en las ramas del cerezo
y pintan algunos arbustos
de amarillo y otros de rojo
pero la pena en mi corazón
es más fuerte que ellos
porque, aunque fueron
mi alegría, hoy los veo
y aparto la mirada para olvidar.
Hoy mi hijo me contó
que en la pradera,
junto al bosque cerrado,
a lo lejos, vio
árboles de flores blancas.
Siento que quisiera
ir ahí
y caer en esas flores
y hundirme en el pantano junto a ellas.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

WILLIAM CARLOS WILLIAMS Empty Re: WILLIAM CARLOS WILLIAMS

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 14 Nov 2019, 23:29