Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 783983 mensajes en 39269 argumentos.

Tenemos 1355 miembros registrados

El último usuario registrado es Iunae

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 30 usuarios en línea: 6 Registrados, 3 Ocultos y 21 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Angel Salas, Carlos Justino Caballero, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Ruben Daniel, Walter Faila


Hubieron 125 usuarios en línea en la fecha Mar 04 Jun 2019, 03:50

Junio 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


No quarter Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


No quarter

F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 2789
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 60
Localización : Ceuta

No quarter Empty No quarter

Mensaje por F. Enrique el Dom 26 Mayo 2019, 08:37



Cuando persigues el éxtasis sin saber las razones, debes asumir que vas a enfrentarte con el tormento. Es como morir sin estar viviendo, pero al final verás la luz cuando te quedes sin el oscuro ramo que mecen, en los acasos,  los cabellos caídos de la esperanza.

(Conversaciones con Laura - 16 de mayo de 2019


Anochece en mi rostro cuando pasa la muchacha
de ayer
que apenas sonreía,
que enviaba pétalos a los claveles
del mañana
enclavados en una estatua que guarda una sonrisa
a pesar de los fusiles y las cadenas
que no pueden llevarse el altar de los santos
descreídos.

Y en las esquinas
me habla la muerte en una lengua que no entiendo,
unos barcos de guerra
que hunden la soledad de las banderas rojas
y amarillas
en la cumbre del fracaso de estos tiempos
consumidos
en el vacío de una Red pretenciosa y nepotista
cuando vuelvo a la calle
adonde no pueden llegar las ondas
que lloran en el Tobogán de la FM
en cuyo ocaso J. C. Narváez
se arriesgaba a perder lo que no fue en el pasado
para seguir en su escotilla de música sentida
convertido en  Baruch
entre  los verdes semáforos
que cambiaban el rumbo y el calor de los motores desenfrenados,
el sexo de las mariposas
que se perdieron en el espejo de la luna
desangrada en la noche del durazno.

    Fecha y hora actual: Miér 26 Jun 2019, 09:01