Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 804042 mensajes en 39944 argumentos.

Tenemos 1370 miembros registrados

El último usuario registrado es Almudena 1964

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 54 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 48 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Chambonnet Gallardo, Lluvia Abril, MARCELA VELEZ, Walter Faila


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Noviembre 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 16 Feb 2019, 04:43

.


(2018-02-16) Dejo aquí mis “cartas al director” sobre el tema del procés en Catalunya que La Vanguardia tuvo a bien publicar. Supongo que si el diario las publicó sería porque les pareció que tenían algún interés, razón por la que las traigo ahora aquí, en una circunstancia (el juicio a los lideres independentistas catalanes) que me tiene especialmente preocupado. Sin ánimo de sentar la verdad sino tan solo de dar a conocer mi opinión.

Un abrazo.
Pedro

*

(21-10-2019) Intercalo entre mis "cartas al Director" sobre el tema del procés en Cataluña, aquellas cartas que o no llegué a enviar o no obtuvieron su publicación en el diario. De esta forma creo que mi opinión y su evolución a lo largo del tiempo queda mejor expresada.

Un abrazo.
Pedro



*


2012-11-28 Carta a La Vanguardia (publicada)

Catalunya te tradició de país que sap acollir i respectar la llibertat dels altres. I qui respecta la dels altres, vol que li respectin la seva. Per això, crec que la consulta sobiranista es celebrarà i suggereixo als actuals partits de l'arc parlamentari que vagin pensant com s'ubicaran en el futur Parlament d'una Catalunya independent, a fi de no quedar-s'hi fora i que així estiguin representades totes les maneres de fer i pensar dels ciutadans de Catalunya.

(Cataluña tiene tradición de país que sabe acoger y respetar la libertad de los otros. Y quien respeta la de los otros, quiere que le respeten la suya. Por eso, creo que la consulta soberanista se celebrará y sugiero a los actuales partidos del arco parlamentario que vayan pensando como se ubicarán en el futuro Parlamento de una Cataluña independiente, con objeto de no quedarse fuera y que así estén representadas todas las maneras de hacer y pensar de los ciudadanos de Cataluña.)


2013-02-18 Carta a La Vanguardia (no enviada)

Crec que la inmensa majoria dels ciutadans de Catalunya, a les passades eleccions autonòmiques, ja ens vam expresar favorables al dret a decidir. Ara, només cal que els contraris a aquest dret ens deixin exercitar-lo i ens convenceixin de que votem que no a la independència de Catalunya.

(Creo que la inmensa mayoría de los ciudadanos de Cataluña, en las pasadas elecciones autonómicas, ya nos expresamos favorables al derecho a decidir. Ahora, solo hace falta que los contrarios a este derecho nos dejen ejercitarlo y nos convenzan para que votemos  que no a la independencia de Cataluña.)


2014-01-26 Carta a La Vanguardia (no publicada)

No entiendo como el PSC, partido que se define como internacionalista, se divide por el tema nacional. ¿A un internacionalista que más le da ser ciudadano del estado español o del estado catalán? Creo que es una contradicción en sus propios términos y al menos para mí sorprendente.


2014-11-10 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Votant el passat diumenge, em vaig adonar de les moltes i diverses voluntats que s'han aplegat en el camí de la independència de Catalunya. M'agradaria pensar que no fem aquest camí contra ningú, ans per procurar-nos les eines necessàries per progressar. M'agradaria també que fóssim més encara, que quants més millor trobéssim en aquest camí la il·lusió recuperada de fer plegats un futur millor per a tothom.

(Votando el pasado domingo, me di cuenta de las muchas y varias voluntades que se han reunido en el camino de la independencia de Cataluña. Me gustaría pensar que no hacemos este camino contra nadie, más bien para procurarnos las herramientas necesarias para progresar. Me gustaría también que fuéramos más todavía, que cuántos más mejor encontráramos en este camino la ilusión recuperada de hacer juntos un futuro mejor para todo el mundo.)


2015-06-19 Carta a La Vanguardia (no enviada)


En la meva opinió, Catalunya necessita un estat propi per garantir la seva personalitat pròpia i per poder desenvolupar les seves potencialitats. Penso que això s'ha de fer respectant les diversitats i reduint les desigualtats i que aquest és el millor camí pels catalans d'avui i de demà.

(En mi opinión, Cataluña necesita un estado propio para garantizar su personalidad propia y para poder desarrollar sus potencialidades. Pienso que esto se tiene que hacer respetando las diversidades y reduciendo las desigualdades y que este es el mejor camino por los catalanes de hoy y de mañana.)


2017-02-21 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Ahora que se habla tanto de legalidad, quisiera recordar que el regreso de Tarradellas precedió y facilitó la aprobación de la Constitución española en Cataluña. También me gustaría recordar que la aprobación de la Constitución fue posible por un amplísimo pacto de casi todas las fuerzas políticas y que el Partido Popular, al carecer de la mayoría parlamentaria suficiente para evitar la aprobación del nuevo Estatuto de Cataluña, lo recurrió ante el Tribunal Constitucional que controlaba, rompiendo de esta forma el pacto constitucional. Esas lluvias trajeron estos lodos.

Los catalanes somos gente que respeta los pactos y nos ofende que se burlen de nosotros y encima nos tomen por tontos, utilizando los tribunales y las leyes a su conveniencia. No estamos ante un problema entre españoles, ni entre España y Cataluña, sino ante un problema entre el Partido Popular y Cataluña. La democracia no significa solo el gobierno de la mayoría sino también el respeto de la mayoría a las minorías. Sin respeto a las minorías la democracia no existe.

¿Existe alguna monarquía parlamentaria en Europa cuyo rey lleve por nombre el de un predecesor que combatió, venció y reprimió a una parte de su pueblo? La monarquía británica cambio su apellido familiar alemán por uno inglés para no herir la susceptibilidad de sus súbditos. Se me dirá que esto es una minucia pero es un pequeño ejemplo del menosprecio que se tiene en España a las minorías. ¿Dónde cabe que mi representante en el Parlamento español, o el representante de un gallego o de un vasco, no pueda hablar en el idioma que le es propio?

La reconstrucción del pacto constitucional pasa, a mi juicio, porque el pueblo catalán manifieste en un referendum si quiere seguir formando parte de España, conociendo las condiciones que deben respetar su nación, idioma, economía, historia, etc., o independizarse para constituir la República Catalana en que nadie nos diga en que idioma tenemos que hablar, como hemos de invertir nuestro dinero y a cuántos y quienes hemos de acoger como refugiados, por ejemplo.


2017-03-23 Carta a La Vanguardia (publicada)

Buscando soluciones imaginativas a la actual crisis territorial entre Cataluña y España y puesto que esta crisis tiene su origen en la conquista de Cataluña por Felipe V en 1714, la derogación de su derecho propio y sus instituciones y su asimilación a Castilla, creo que una solución que podría convenir a todos sería conceder a Cataluña el estatus de estado libre asociado dentro del reino de España como es Puerto Rico respecto a Estados Unidos, o de nación en un estado multinacional como fue el caso de Hungría en el Imperio Austro-húngaro. Esta solución preservaría la unidad de España reconociendo la especificidad de Cataluña.


2017-06-23 Carta a La Vanguardia (publicada)

No soy extraterrestre, solo deseo que no sean personas que no entienden mi idioma, ni mi modo de ser, ni mis costumbres, ni mis gustos, ni mis necesidades, ni mis preferencias, ni mi historia, quienes decidan, muy lejos de aquí, qué hacer con mi dinero. Porque siempre se equivocan y lo hacen mal - o no llega o solo llega una parte - y encima me dicen como he de hablar, como he de comportarme, que debo estar contento, agradecido y sentirme feliz de que ellos me gobiernen a distancia, porque conocen mejor que yo lo que me conviene, que siempre ha sido así y que siempre lo será.


2017-06-29 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Hay cosas que de tan habituales llegan a parecer normales. Leí hace poco en La Vanguardia, en una interesante entrevista hecha a la jefa de taquígrafos del Congreso, que, cuando algún representante hablaba en una lengua peninsular que no fuera la española, se limitaban a recoger en el acta, entre paréntesis: (palabras dichas en catalán -o gallego, o euskera). Cuando hoy en día existen traductores simultáneos. ¿Y aún nos extraña lo malbaratado que está para muchos el sentido de pertenencia?


2017-10-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Por favor, si a alguien se le ocurre alguna fórmula para acabar con el contencioso entre Cataluña y España, que la diga ya. Yo propongo que representantes de ambas partes se sienten a negociar teniendo por límites, por una parte, el estatuto de autonomía (según fue aprobado por el parlamento de España y el pueblo de Cataluña antes de que el Tribunal Constitucional lo modificara) y por otra, la declaración unilateral de independencia.


2018-01-12 Carta a La Vanguardia (publicada)

Sense Catalunya, a Espanya sempre governarà la dreta, perquè la majoria social espanyola és conservadora. L’esquerra espanyola està  emmanillada per governar, perquè si reconeix la nació catalana, a Espanya la titllen d’antiespanyola.

A Catalunya encara és pitjor, perquè sempre que ha recolzat un govern progressista a Espanya, ha acabat doblement sancionada: per progressista i per catalana. Aquest és el resum dels nostres dos-cents últims anys d’història. Estem ben apanyats!

(Sin Cataluña, en España siempre gobernará la derecha, porque la mayoría social española es conservadora. La izquierda española está  esposada para gobernar, porque si reconoce la nación catalana, en España la tildan de antiespañola.

En Cataluña todavía es peor, porque siempre que ha apoyado un gobierno progresista en España, ha acabado doblemente sancionada: por progresista y por catalana. Este es el resumen de nuestros doscientos últimos años de historia. ¡Estamos  apañados!)


2018-02-01 Carta a La Vanguardia (publicada)


Amb el més gran respecte, crec que no es tracta de sacrificar ningú sinó de què la majoria parlamentària resultat de les eleccions del 21 de desembre constitueixi govern el més aviat possible i això en unes circumstàncies tan difícils com les actuals, principalment per les mides repressores del govern espanyol, però també, reconeguem-ho, per alguna badada nostra.

(Con el mayor respeto, creo que no se trata de sacrificar nadie sino de que la mayoría parlamentaria resultado de las elecciones del 21 de diciembre constituya gobierno lo antes posible y esto en unas circunstancias tan difíciles como las actuales, principalmente por las medidas represoras del gobierno español, pero también, reconozcámoslo, por alguna acción poco comprensible nuestra.)


2018-02-08 Carta a La Vanguardia (no enviada)


No veo otra camino para la independencia que no sea ampliar la base social independentista. Éste me parece debería ser el objetivo primordial y, para lograrlo, creo que es necesario recuperar el autogobierno lo antes posible, preferentemente, a mi juicio, con personas que no tengan causas judiciales que obstaculicen su trabajo -sería bueno, por otra parte, incorporar nuevas generaciones. Pronto llegarán las elecciones municipales y por sus resultados se verá si se va por el buen camino.


2018-03-14 Carta a La Vanguardia (publicada)

Si a Cataluña le va mal, al gobierno del PP no le va mejor: sin aprobar presupuestos y mal gobernando Cataluña desde Madrid. Y es que, a quienes se les ocurrió recentralizar el estado de las autonomías, deberían haber pensado antes que más que perpetuarse en el poder iban a acabar explosionando España.

Déjense de tribunales y vuelvan a la negociación, señores del PP, o me temo que, además de perder votos en Cataluña, los acabarán perdiendo en España.


2018-04-11 Carta a La Vanguardia (publicada)

Tengo la impresión que el Gobierno de España, acorralado por los casos de corrupción en su partido e incapaz de dar una salida política a las reivindicaciones de Cataluña – que por otra parte él mismo contribuyó a exacerbar – ha trasladado su resolución a la cúpula judicial, más dada a aplicar el código penal que a negociar, y que la democracia española, que empezó tutelada por por el ejército, ha acabado judicializada. Nunca tantos lograron tan poco.


2018-04-24 Carta a La Vanguardia (no enviada)

Ahora que el Gobierno de España habla de diálogo y tiene como “invitados” a tantos líderes independentistas, por qué no aprovecha para iniciar con ellos, con discreción, conversaciones que hagan posible un regreso a la normalidad sobre bases más justas y realistas. Creo que muchos, y no solo en Cataluña, se lo agradeceríamos. Al fin y al cabo, el diálogo que más cuenta es el que se logra con el adversario y no con el afín. Sin diálogo, me temo que la situación en Cataluña (y en España) se enquistará por muchos años.


2018-04-24 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Lo que para mí el procés ha dejado claro es que la independencia de Cataluña es posible, que constituye el mejor futuro para más de dos millones de catalanes y que no existe ningún otro proyecto que concite  más ilusión. A partir de aquí, solo es cuestión de tiempo, paciencia y voluntad.


2018-05-18 Carta a La Vanguardia (no publicada)

La normalización lingüística, además de necesaria para la preservación del catalán, ha constituido un elemento de éxito en cohesión social, facilitando la integración y el ascenso social a quienes han llegado a Cataluña en busca de oportunidades. Pero quienes se han esforzado en comprender y hablar el catalán y han contribuido al crecimiento económico de Cataluña, bien se merecen que las instituciones les demuestren aprecio y respeto hacia su lengua y cultura maternas, dedicándole una parte de sus atención, actuaciones, espacio, apoyo y presupuesto.  La sociedad catalana es mestiza e integradora, y sus autoridades, sin necesidad de alterar el discurso, podrían alternar el idioma de vez en cuando, no tanto por un problema de comprensión como por empatía.


2018-07-15 Carta a La Vanguardia (publicada)

Cuanto más se evidencia la irrealidad de los delitos atribuidos a los dirigentes del procés más se pone de manifiesto que el propósito de su enjuiciamiento no fue otro que alejarlos de la escena política.

Lo inmoral de este proceder es más propio de regímenes autoritarios que democráticos. La imparcialidad de los tribunales extranjeros ha dejado al descubierto este proceder para todos.


2018-09-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)

No pido a los gobiernos español y catalán que se pongan de acuerdo, solo les pediría que cada uno explicase con claridad cual es su proyecto para Cataluña y los sometieran a la decisión de los catalanes. En resumen: ¿independencia o qué?
Y no creo que la permanencia en prisión de los lideres del procès y la judialización del conflicto contribuya a la distensión.


2018-09-12 Carta a La Vanguardia (publicada)


Las constituciones para durar tienen que adaptarse a los cambios de las sociedades que articulan. La Constitución española exige para su reforma unas mayorías que hacen que ésta sea casi impracticable, pero su formulación como Estado de las Autonomías permite que esta adaptación de la Constitución a la realidad se haga a través de la reforma de los Estatutos de Autonomía, mucho más factible que la de la propia Constitución. Este es el camino que propugnó Pascual Maragall y finalmente impidió el Partido Popular al llevar el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña al Tribunal Constitucional cuando ya ya había recibido la probación del las cámaras legislativas catalana y española y el refrendo de la ciudadanía catalana, utilizando al Tribunal Constitucional (que se dejó utilizar) no para corregir aquellas inconstitucionalidades que en la práctica de dicho estatuto se produjeran sino discutiendo la inconstitucionalidad de su propio texto.

Hoy, demasiado tarde, se hace manifiesto el error cometido por el Partido Popular que ha dejado a Cataluña sin un estatuto aprobado por sus ciudadanos y materialmente expulsada del ordenamiento constitucional y al Estado español y a sus instituciones bajo sospecha, en una situación que tiene mal arreglo como no se reconozcan y superen sus causas.. Visto desde aquí y ahora, ¿era tan inadmisible que a Cataluña se la llamara nación o nacionalidad o que se descentralizara la administración de justicia.


2018-10-03 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Si el Estado Español desea reintegrar a Cataluña en su seno debe ser consciente de que ha de cambiar su lenguaje y su conducta. Aquí no se aceptan imposiciones, burlas, amenazas, persecuciones o simples buenas palabras. Cataluña, más parecida en esto al resto de Europa que España, se construyó en la lucha de los siervos contra el régimen feudal adquiriendo así su ciudadanía. No solo hablamos otro idioma y no se nos puede contentar con cuatro frases en el mismo en sus discursos, sino que las palabras muchas veces no son equivalentes. Por poner un ejemplo, aquí no se usa Don, Excmo o S.M. sino Sr. o Hble. Cataluña será lo que sus ciudadanos quieran porque no solo existe el català emprenyat(cabreado) sino también el català sorrut(tozudo) y no se puede poner entre rejas a todo un pueblo ni tampoco a uno solo de sus líderes. Los catalanes solo nos entendemos con quienes nos tratan con respeto y cortesía, reconocen sus errores, se disculpan por ellos, los rectifican y negocian con nosotros como iguales.


2018-11-04 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Puede parecer contradictorio que tras las graves acusaciones y altas penas solicitadas para los políticos independentistas en prisión, sus partidos mantengan su apoyo al gobierno de Pedro Sánchez, sin embargo, tratándose de la única opción que ofrece una solución política pactada y refrendada al conflicto territorial, creo que los partidos independentistas harían bien en mantener dicho apoyo, aunque sea con el sacrificio de sus líderes. La ciudadanía sabrá agradecérselo en las urnas cuando se la convoque, creo yo.


2018-11-09 Carta a La Vanguardia (publicada)


El independentismo catalán no es un nacionalismo más, es la rebeldía de un pueblo con mil años de historia que hace quinientos que se defiende frente a quienes pretenden imponerle su idioma, sus leyes y sus costumbres, por eso es difícil que desaparezca. Piensen en ello los políticos que deseen solucionar el conflicto entre Cataluña y España de una forma pacífica y duradera.


2018-11-16 Carta a La Vanguardia (no publicada)


La democracia es el gobierno de la mayoría con respeto a las minorías. La asunción de las singularidades nacionales o de otro tipo de Cataluña, Andalucía, Galicia, Cantabria, etc. son la prueba del algodón de la democracia española, su constitución y sus instituciones.


2018-12-14 Carta para La Vanguardia (no publicada)


“Europa ha sido objeto de proyectos políticos de unificación muy a menudo. Pero siempre sobre la base de una potencia homogénea y dominante, Y por ello, fracasaron siempre. Es la primera vez que existe un proyecto político de integración europea que no se basa en la dominación sino en la igualdad y la solidaridad.” Este texto, extraído de un artículo reciente de un exministro de José María Aznar (Josep Piqué), cambiando “Europa” por “España”, es lo que muchos catalanes desearíamos para las relaciones entre España y Cataluña. ¿Es tan difícil aplicar a España lo que tanto gusta para Europa?


2018-12-06 Carta a La Vanguardia (publicada)


Castellanos y otros pueblos de España, los catalanes somos orgullosos, tan orgullosos como vosotros mismos. Pensad que si no nos reconocéis como a iguales, nuestras diferencias persistirán indefinidamente, estamos acostumbrados a resistir. Pero si nos tratáis como a iguales, podemos encontrar una fórmula que nos permita vivir y progresar juntos, somos complementarios. España ya no es un Imperio. No os dejéis arrastrar por los nostálgicos de un pasado irrecuperable, sueños de dominio que no nos han traído más que decadencia y sumisión. El futuro de progreso no llegará con imposiciones sino con acuerdos, pactos entre todos los distintos pueblos de España. Juntos e iguales sumamos más.


2019-01-23 Carta para La Vanguardia (no publicada)


De acuerdo, nosotros respetaremos su lengua, su historia, su cultura, sus costumbres, su economía, sus leyes,  sus instituciones, su bandera y su nación. Pero a cambio ellos respetarán las nuestras. Porque si no, no veo mucho futuro a Catalunya dentro de España.


2019-02-13 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Una constitución no puede servir para aherrojar a la mayoría de la población de un territorio dentro de un estado. La vigencia de una constitución en un territorio requiere la adhesión manifiesta de la mayoría de su población a lo largo del tiempo, porque las circunstancias cambian y las poblaciones también cambian de opinión. Cuando hay evidencias de que esta adhesión no se produce, no son los tribunales imponiendo acatamiento constitucional sino los partidos políticos negociando, quienes deben buscar la solución mediante un nuevo acuerdo constitucional que satisfaga a todas las partes. Si el acuerdo no es posible, tampoco es posible mantener indefinidamente un territorio dentro de un estado si la población de este territorio no desea permanecer en él. Para averiguar la voluntad de esa población es necesario un referendum con una pregunta clara que permita obtener una respuesta clara a una alternativa clara. Antes, los defensores de permanecer en el estado o de independizarse deben informar a los votantes de las condiciones en que se producirían ambas soluciones para que puedan votar libremente y con conocimiento de causa.


2019-03-01 Carta a La Vanguardia (publicada)

El juicio del procés es la demostración más terrible del fracaso de la historia reciente de España. Unos políticos pusilánimes no han sido  capaces de dar respuesta a los deseos de parte de su pueblo de ser reconocidos como sujeto de derecho y responsables de su futuro.

El juicio podrá acabar mejor o peor, pero lo que es evidente es que España ha perdido una vez más el tren de la historia y que muchos catalanes nos sentimos excluidos de ella. A un lado y a otro de la mesa del tribunal veo a patriotas, lástima que no sean capaces de construir una patria lo suficientemente grande y acogedora para todos. Qué lástima.


2019-04-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)


El pacto constitucional se rompió cuando el Tribunal Constitucional anuló artículos sustanciales del estatuto de Cataluña, después de que hubieran sido aprobados por los parlamentos catalán y español y por los catalanes en referendum. Desde entonces vivimos una anomalía jurídica: una democracia que ha excluido a una parte de su población. Por más aspavientos que se hagan, banderas que se ondeen o patriotismo que se exhiba, esto es así y la solución no se alcanzará mediante interminables e ineficaces debates en el Congreso. Es necesario, igual que a la muerte de Franco, que todas las fuerzas políticas se reúnan y alcancen un nuevo acuerdo constitucional para someterlo después al refrendo de todos los españoles. Y, si la mayoría de la población de Cataluña no lo aprueba, entonces que los ciudadanos de Cataluña voten en referendum su permanencia o independencia de España.


2019-04-25 Carta a La Vanguardia (publicada)


Si algo me ha permitido ver la presente campaña electoral y los debates habidos entre los diferentes candidatos es que el traje constitucional que se dio España en 1978 está rompiendo sus costuras. Tras cuarenta años de democracia, España ha cambiado mucho y las fuerzas políticas en el poder no han sabido o podido adoptar la constitución del 78 a esos cambios. Estamos ante un cambio de ciclo, una crisis de crecimiento, y solo espero que los electores acertemos a dar nuestro voto a aquellos políticos que, con visión de futuro, sepan hacer las reformas constitucionales necesarias para garantizar el futuro en paz y progreso de todos.


2019-06-02 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Los resultados de los partidos políticos en las elecciones municipales de Barcelona me hacen pensar que la solución de gobierno municipal que sería mejor recibida por la ciudadanía y por sus propios votantes, sería un pacto entre ERC y los Comunes, puesto que han sido las dos formaciones más votadas, comparten buena parte de sus programas y no se han puesto líneas rojas entre si. Creo que con veinte concejales y acuerdos puntuales con otros grupos se podrían afrontar con suficientes garantías los retos que tiene la ciudad en este momento.


2019-06-07 Carta a La Vanguardia (publicada)


La existencia en Catalunya de dos millones de ciudadanos, junto con sus familias, partidarios de la independencia del Estado Español, plantea un problema territorial de difícil solución, al que ni la vía constitucional ni la judicial, ensayadas hasta ahora, ha dado solución. Seguir los trámites arbitrados en la constitución, con la mayoría privilegiada de tres quintos que exige para cambiarla, no está al alcance de una minoría nacional, y tanta insistencia en esta vía parece más una burla que una propuesta seria. Pasaron los tiempos en que se alcanzó por consenso una constitución democrática de mínimos –no olvidemos el ruido de sables en que se negoció y que ayudó mucho a ello- en la que mucha gente tenía puesta sus esperanzas de evolución positiva en muchos aspectos, entre ellos el territorial (función de representación territorial del Senado, reconocimiento de derechos nacionales de las minorías, etc.), esperanzas que en buena medida se han visto frustradas. Por otra parte, equiparar el delito de desobediencia, por grave que sea su objeto, con el delito de rebelión o con el de sedición, que exigen violencia armada, crea un peligroso precedente para el futuro, y puede producir un desprestigio de la ley -el Código Penal- y de sus intérpretes -los Tribunales de Justicia- y, en definitiva, resultar ineficaz, puesto que quien se siente de una determinada nacionalidad no habrá ley que le haga cambiar, ¿o es que se pretende que dos millones de personas han delinquido, son rebeldes, son sediciosos? Hay que intentar recuperar el espíritu de concordia que existía a la muerte del dictador, de forma que se acerquen posiciones y se encuentre una solución constitucional adecuada para las circunstancias actuales, tan diferentes a las de hace cuarenta años, en la que  todos los ciudadanos, naciones y clases sociales se sientan representados, incluidos. Seguro que hay trabajos más urgentes, pero no más importantes.


2019-08-30 Carta a La Vanguardia (publicada)

Dice el Sr. Sánchez que no puede gobernar con los que quieren independizarse de España. ¿Por qué? Si los que quieren irse de España, vieran la posibilidad de otra España: plural, integradora de las naciones que comprende, respetuosa con sus idiosincrasias, y la posibilidad de contribuir a su transformación, ¿qué necesidad tendrían de irse? Mejor que gobernar sin algunos es gobernar en beneficio de todos.


2019-10-04 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Tanta repetición de elecciones y los mensajes de los políticos en campaña me ha permitido entender que en democracia lo único que importa es el número de votos obtenido sin que importen los medios que se han usado para ello, y como consecuencia también, que el hecho más grave cometido por los líderes del procés ha sido dar a conocer a los propios independentistas y al mundo en general cual era su número.


2019-10-17 Carta a La Vanguardia (publicada)

La violencia produce violencia. Condenar como sediciosos a los líderes de un movimiento pacífico ha llevado a que parte de ese movimiento se haya vuelto violento. Hay que volver a la negociación y al diálogo. Dejar las vías de hecho y dar muestra convincentes por ambas partes de que se desea llegar a acuerdos y pacificar el conflicto. La represión no es el camino, pero la subversión tampoco. El único camino es el diálogo y la negociación y hay que dar señales de ello por ambas partes para recuperar la confianza imprescindible para iniciarlo, hay que desarmar las palabras y los actos.


2019-11-07 Carta a La Vanguardia (publicada)


A muchos catalanes no nos convencerán con amenazas, por más reales que sean, por mucho que se traduzcan en detenciones, condenas, pelotas de goma o bastonazos, Muchos solo entendemos el diálogo sin sobreactuación ni estridencias, que conduzca a una solución razonable del conflicto que obtenga la aprobación, si se quiere cualificada, de la mayoría de los catalanes, el respeto del estado español y la salvaguarda internacional.


.


Última edición por Pedro Casas Serra el Sáb 09 Nov 2019, 12:39, editado 7 veces

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 28 Abr 2019, 04:58

2019-04-25 Carta a La Vanguardia (publicada el 28-04-2019)

Si algo me ha permitido ver la presente campaña electoral y los debates habidos entre los diferentes candidatos es que el traje constitucional que se dio España en 1978 está rompiendo sus costuras. Tras cuarenta años de democracia, España ha cambiado mucho y las fuerzas políticas en el poder no han sabido o podido adoptar la constitución del 78 a esos cambios. Estamos ante un cambio de ciclo, una crisis de crecimiento, y solo espero que los electores acertemos a dar nuestro voto a aquellos políticos que, con visión de futuro, sepan hacer las reformas constitucionales necesarias para garantizar el futuro en paz y progreso de todos.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 09 Jun 2019, 09:24

2019-06-07 Carta a La Vanguardia (publicada el 08-06-2019)

La existencia en Catalunya de dos millones de ciudadanos partidarios de la independencia plantea un problema territorial de difícil solución, al que ni la vía constitucional ni la judicial han dado solución. Seguir los trámites arbitrados en la Constitución, con la mayoría privilegiada de tres quintos que exige para cambiarla, no está al alcance de una minoría nacional, y tanta insistencia en esta vía parece más una burla que una propuesta seria.

Pasaron los tiempos en que se alcanzó por consenso una Constitución democrática de mínimos enla que mucha gente tenía puestas sus esperanzas de evolución positiva en muchos aspectos, entre ellos el territorial, esperanzas que en buena medida se han visto frustradas.

Por otra parte, equiparar el delito de desobediencia, por grave que sea su objeto, con el delito de rebelión o con el de sedición crea un peligroso precedente y puede producir un desprestigio de la ley y sus intérpretes, y, en definitiva, resultar ineficaz.

Hay que intentar recuperar el espíritu de concordia que existía a la muerte del dictador, de forma que se acerquen posiciones y se encuentre una solución constitucional adecuada para las circunstancias actuales, en la que todos los ciudadanos se sientan representados, incluidos. Seguro que hay trabajos más urgentes, pero no más importantes.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 31 Ago 2019, 04:15

2019-08-30 Carta a La Vanguardia (publicada el 31-08-2019)

Dice el Sr. Sánchez que no puede gobernar con los que quieren independizarse de España. ¿Por qué? Si los que quieren irse de España, vieran la posibilidad de otra España: plural, integradora de las naciones que comprende, respetuosa con sus idiosincrasias, y la posibilidad de contribuir a su transformación, ¿qué necesidad tendrían de irse? Mejor que gobernar sin algunos es gobernar en beneficio de todos.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 21 Oct 2019, 13:30

(21-10-2019) Intercalo entre mis "cartas al Director" sobre el tema del procés en Cataluña, que encabezan este tema, aquellas cartas que o no llegué a enviar o no obtuvieron su publicación en el diario. De esta forma creo que mi opinión y su evolución a lo largo del tiempo queda mejor expresada.

Un abrazo.
Pedro


Contenido patrocinado

El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 20 Nov 2019, 00:10