Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 769954 mensajes en 38818 argumentos.

Tenemos 1347 miembros registrados.

El último usuario registrado es Artemio Rodriguez Ortiz

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 44 usuarios en línea: 6 Registrados, 2 Ocultos y 36 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Alejandro Guardiola, Catalina de Alvarado, Maria Lua, Maria Román, Rafael Valdemar, Simon Abadia


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 104 el Lun 10 Dic 2018, 19:12.

Marzo 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Comparte
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 02:59

Este autor va a ser tratado en SONETOS y de manera simultanea aquí. Su importancia dentro del ROMANTICISMO HISPANOAMERICANO ASÍ NOS LO EXIGE. Aquí no expondremos ningun soneto. Irán todos allí. Allí no irá ningún poema que no sea soneto.

RESUMEN CRONOLÓGICO DE LA VIDA DE
JOSÉ MARÍA HEREDIA ( Del libro: POESÍAS COMPLETAS, recopiladas por ÁNGEL APARICO LAURENCIO)

1803 Diciembre 31: Nace en la ciudad de Santiago de Cuba,
Sus padres: José Francisco Heredia y Mieses y María
Merced Heredia y Campuzano.

1804 Enero 13: Es bautizado en la Parroquia de Nuestra Señora
de los Dolores.

1806 Junio 25: Su padre llega a Pensacola, donde ha sido nombrado
Asesor de la Intendencia de la Florida Occidental.
Según Chacón y Calvo, no hay noticias categóricas de
que Heredia acompañase a su padre a la Florida, pero se
presume.

1810 Se traslada con su familia a La Habana y de ahí a Santo
Domingo. Tradicionalmente se ha venido afirmando que
hizo estudios en la Universidad de Santo Domingo. Estas
noticias tradicionales, aceptadas por A. de Ángulo y Guiridi
y repetidas por Antonio Bachiller y Morales y Pedro
J. Guiteras, deben ser consideradas como suposiciones sin
fundamento alguno.

1815 Parte con su padre a Venezuela; no ha podido comprobarse
que hiciera estudios en la Universidad de Caracas,
aunque la tradición así lo consigna.

1817 Regresa a La Habana.

1818 Estudia Leyes en la Universidad de La Habana. Inicia sus
amores con Isabel Rueda, la "Belisa" o "Lesbia" de sus
poemas.

1819 Escribe su primera obra dramática, Eduardo VI, o El
Usurpador Clemente, representada en Matanzas, en un
teatro de aficionados, entre los cuales se contaba el autor.
Escribe en La Habana su saínete El campesino espantado.
Viaja a Méjico, donde su padre desempeña el cargo de
Alcalde del Crimen de la Audiencia. Escribe la poesía
La Partida dedicada a su novia Isabel. Inicia su colaboración
en el periódico "Noticioso General" de Méjico.
Termina la primera recopilación de sus poesías que ha
llegado hasta nosotros: Colección de las composiciones
de José Maña Heredia. Cuaderno 2. Del Cuaderno primero
sólo se tiene noticia por la mención que hace Heredia
en la relación de sus obras que dejó escrita y debió
haber contenido la traducción de las "Fábulas" de Florián.
Hace la segunda colección de sus poesías: Ensayos Poéticos,
en la que incluye la traducción de las fábulas.

1820 Reinicia sus estudios de Leyes en la Universidad de
Méjico.
Abril-septiembre: Traduce en verso libre la tragedia
Pirro de Jolyot de Crébillon.
Octubre 31: Muere su padre en la ciudad de Méjico.
Diciembre: Escribe En el Teocalli de Cholula, con el
título de Fragmentos descriptivos de un poema mejicano,
que la crítica ha considerado la mejor de sus composiciones.
Hace su tercera colección poética: Obras Poéticas.

1821 Febrero: Regresa a La Habana.
Abril: Recibe el grado de Bachiller en Derecho Civil,
disertando sobre el tema siguiente: "Servo heredio legari
non potest".
Junio: Edita su primer periódico literario, "Biblioteca de
Damas", del que sólo aparecieron cinco números, en la
Imprenta Fraternal, en La Habana. Publicación tan rara
hoy que no se conserva ningún ejemplar en las bibliotecas
públicas de Cuba.

1822 Es representada en Matanzas su versión de la tragedia
Atreo de Jolyot de Crébillon.

1823 Marzo: En "El Revisor Político y Literario" se anuncia
de una manera solemne la próxima edición de las poesías
de Heredia.
Junio: Obtiene el título de Abogado en la Audiencia de
Puerto Príncipe.
Octubre: Escribe La Estrella de Cuba, su primera poesía
revolucionaria. Es denunciado por participar en la conspiración
de los Soles y Rayos de Bolívar. Se dicta auto
de prisión contra él. Se oculta en la casa de José de
Arango, padre de "Pepilla", la "Emilia" de su "Epístola",
Noviembre 14: Huye de Matanzas disfrazado de marinero
en el bergantín "Galaxy", hacia Boston.
Diciembre 4: Llega a Boston.
Diciembre 22: Llega a Nueva York, donde se reúne con
Tomás Gener, Félix Várela, Leonardo Santos Suárez y
otros cubanos.

1824 Junio: Escribe su oda Niágara.
Diciembre: Escribe su Epístola a Emilia, Es condenado
en rebeldía, como conspirador, a destierro perpetuo.

1825 Publica la primera edición de sus Poesías en Nueva York.
Agosto: Embarca en Nueva York rumbo a Méjico. Durante
la travesía compuso el Himno al sol, La vuelta al
sur y el Himno del desterrado.
Octubre 14: Llega por segunda vez a la capital azteca.
Diciembre 12 y 13: Es representada su tragedia Süú,
adaptación del francés Jouy, en Méjico.

1826 Enero 20: Se le confiere la plaza de oficial quinto en la
Secretaría de Relaciones.
Febrero 4: Comienza a publicarse el periódico crítico
literario "El Iris", dirigido y redactado por Claudio Lina
ti, Florencio Galli y José María Heredia.
Junio 27: Es habilitado por el Congreso del Estado de
Méjico para ejercer la abogacía.
Agosto 25: Aparece el prospecto del periódico "El Argos",
dirigido por Heredia.
Diciembre 27: Lee el Presidente Victoria el mensaje de
clausura de la legislatura del Congreso Federal, escrito
por Heredia,

1827 Enero 8: Es representada en el Teatro Principal por el
célebre actor español Andrés Prieto su tragedia Tiberio,
imitación de Chenier.
Febrero 23: Es nombrado Juez del Distrito de Veracruz.
Mayo 25: Es nombrado Juez de Primera Instancia del
Estado de Cuernavaca.
Septiembre 15: Contrae matrimonio con Jacoba Yáñez,
hija de un Magistrado de la Audiencia, Isidro Yáñez.
Octubre: Redacta una exposición al Congreso del Estado
de Méjico, que suscriben españoles vecinos de Cuernavaca,
en protesta del proyecto de ley de expulsión de españoles.

1828 Septiembre 3: Nace su primera hija, María de las Mercedes,
que murió el 22 de julio del siguiente año.
Diciembre 15: Es nombrado Fiscal de la Audiencia de
Méjico.

1829 Edita la revista "Miscelánea", que duró hasta junio de
1832.
Noviembre 27: Nace su hija Loreto, que muere en Matanzas
en enero de 1910.
Diciembre: Publica Los últimos romanos, su última obra
dramática.
1830 Marzo: Pierde la Fiscalía, como consecuencia de su actitud
en defensa del sucesor de Victoria, general Vicente
Guerrero, contra el cual se sublevó Anastasio Bustamante,
logrando ocupar la presidencia.
Mayo: Vuelve al juzgado de Cuernavaca,

1831 A principios de enero es nombrado Ministro de la Audiencia,
y ésta le eligió representante suyo en la comisión que
debía redactar los Códigos del Estado.
Enero: Es condenado en rebeldía a la pena de muerte y
confiscación de bienes por su participación en la conspiración
para la independencia de Cuba "Gran Legión del
Águila Negra", en La Habana.
Junio: Redacta "El Conservador", de Toluca.
Julio 25: Nace su hija Jacoba, que murió el 17 de mayo
de 1835.
Septiembre 16: Pronuncia en Toluca un discurso.
Inicia la publicación de las Lecciones de Historia Universal,
que terminan de editarse al año siguiente.

1832 Aparece en Toluca la segunda edición de sus Poesías,

1833 Febrero: Es elegido por unanimidad representante a la
Legislatura.
Redacta un proyecto de "Código Penal".
Agosto 12: Se representa en La Habana su tragedia
Abufar o La familia árabe, imitación de Ducis.
Noviembre: Desempeña las cátedras de Literatura y de
Historia Antigua y Moderna en el "Instituto Literario"
de Toluca. Ocupa el cargo de Ministro Interino de la
Audiencia del Estado de Méjico.
Publica su traducción de Waverly o Ahora sesenta años,
novela de Walter Scott.
Edita y dirige la revista literaria "Minerva", de la que
se publicaron 27 números, según el catálogo de la biblioteca
de Andrade.

1834 Septiembre 5: Nace su hijo José Francisco, que murió
en julio de 1835.
Octubre 13: Es nombrado director del "Colegio deí Estado,
antiguo "Instituto Literario".

1835 Enero 23: Es designado Ministro propietario dé ht< &»-
diencia de Méjico y Rector del Colegio del Estada
Publica su traducción de Bosquejos de los viajes n$nm&
de Eugenio Robertson en Europa, los Estados Unidos y
las Antillas, de E. Roch.
Mayo 17: Muere su hija Jacoba.

1836 Solicita en carta al general Tacón autorización para regresar
a Cuba.
Mayo 6: Nace José de Jesús, que murió en La Habana
el 18 de noviembre de 1923.
Octubre 28: Se traslada a Cuba. En el viaje escribe
Al Océano.
Noviembre 6: Se reúne con su madre en Matanzas.

1837 Regresa a Méjico, donde cesa en el cargo de Ministro
de la Audiencia, por exigir una ley la condición de nativo
para desempeñar ese puesto.

1838 Julio 10: Nace su hija Julia.
Se traslada a Cuernavaca, gravemente enfermo de tuberculosis
pulmonar.

1839 Regresa a Méjico y dirige la parte literaria del "Diario
del Gobierno de la República Mejicana" hasta el 30 de
abril, en que abandona sus labores por su grave estado
de salud.
Mayo 2: Carta a su madre.
Mayo 7: Muere en la ciudad de Méjico y es enterrado en
el panteón del Santuario de María Santísima de los Angeles.

1844 Sus restos son trasladados al cementerio de Santa Paula.
Al clausurarse esta necrópolis pasaron a la fosa común
del cementerio de Tepellac.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 03:01

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

DEDICATORIA Y ADVERTENCIA A LA EDICIÓN
DE 1825
La edición de 1825 dice en la portada: Poesías / de /
José María Heredia, / Nueva York: / Librería de Behr
y Kahl, 129 Broadway. / Imprenta de Gray y Bunce. /
.1825. Lleva la siguiente dedicatoria:
A D. IGNACIO HEREDIA
¿A quién deberé dedicar estas poesías sino
al mejor de los amigos, al que me ama más que
un hermano, a ti, Ignacio mío? Cuando apesar
de las olas del Océano que nos separan, lleguen
a tus manos, léelas bajo las mismas sombras pacíficas
donde muchas de ellas se escribieron,
donde en paz pensé acabar mis días a tu lado.
Pero un huracán imprevisto arruinó todas mis
inocentes esperanzas, y me ha traído a fatigar
con mi aspecto errante las playas extranjeras.
Desde ellas se parten a tu seno estas efusiones
de mi alma, con las que te envía toda su amistad
pura, ardiente, eterna
JOSÉ MARÍA HEREDIA
Y además una Advertencia en castellano y en inglés.
El texto castellano dice así:
Se notará en esta obrita profusión de acentos;
pero ha sido necesario emplearlos, para hacerla
útil a los americanos que estudian el español, y
desean adquirir una buena pronunciación.
la traducción del texto inglés es como sigue:
El autor ha prestado particular atención a
los acentos, con objeto de que estas poesías sean
útiles a los americanos que aprenden el español.
Nada más adecuado para procurarles un conocimiento
práctico de la exacta pronunciación de
las palabras que el hábito de leer versos. ¡Reciban
aquéllos este pequeño servicio de un joven
desterrado, como expresión de gratitud por el
asilo que le ofrece este afortunado país!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 03:04

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

DEDICATORIA Y ADVERTENCIA A LA EDICIÓN
DE 1832
La edición de 1832, que comprende dos tomos en un
volumen, dice en la portada de cada uno: Poesías / del
ciudadano / José María Heredia, / Ministro de la Audiencia
de México, / Segunda edición corregida y aumentada
[Aquí Tomo I y Tomo II, respectivamente] Toluca: 1832.
/ Imprenta del Estado, a cargo de Juan Matute. El tomo
I, que contiene las poesías amorosas lleva esta
DEDICATORIA

A mi esposa.

Cuando en mis venas férvidas ardía
la fiera juventud, en mis canciones
el tormentoso afán de mis pasiones
con dolorosas lágrimas vertía.

Hoy a ti las dedico, esposa mía,
cuando el amor, más libre de ilusiones,
inflama nuestros puros corazones,
y sereno y de paz me luce el día.

Así, perdido en turbulentos mares,
mísero navegante al cielo implora
cuando le aqueja la tormenta grave;

Y del naufragio libre, en los altares
consagra fiel a la deidad que adora
las húmedas reliquias de su nave.


(Este será el único soneto que irá en esta exposición - y que será, nuevamente el primero, en la sección SONETOS-.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 03:09

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

1

LA PARTIDA

¡Adiós, amada, adiós! llegó el momento
del pavoroso adiós... mi sentimiento
dígate aqueste llanto... ¡ay! ¡el primero
que me arranca el dolor! ¡Oh Lesbia mía!
No es tan sólo el horror de abandonarte
lo que me agita, sino los temores
de perder tu cariño: sí; la ausencia
mi imagen borrará, que en vivo fuego
grabó en tu pecho amor... ¡Eres hermosa,
y yo soy infeliz...! en mi destierro
viviré entre dolor, y tú cercada
en fiestas mil de juventud fogosa
que abrasará de tu beldad el brillo,
me venderás perjura,
y en nuevo amor palpitará tu seno,
olvidando del mísero Fileno
la fe constante y el amor sencillo.

Sumido en pesares
y triste y lloroso,
noticias ansioso
de ti pediré:
y acaso diránme
con voz dolorida:
"Tu Lesbia te olvida,
tu Lesbia es infiel".

Yo te ofendo, adorada: sí; perdona
a tu amante infeliz estos recelos.
¿Cuándo el que quiso bien no tuvo celos?
Tú sabrás conservar con fiel cariño
de tu primer amante la memoria;
no perderás ese candor que te hace
del cielo amor, y de tu sexo gloria.
¡Lloras! ¡ay! ¡lloras...! ¡Oh fatal momento
de dicha y de dolor...! Aquese llanto,
que tu amor me asegura,
me rasga el corazón... Tu hermosa vida
anublan los pesares y amargura
por mi funesto ardor... ¡El cielo sabe
que con toda la sangre que me anima
comprar quisiera tu inmortal ventura!
Mas desdichado soy... ¿por qué te uniste
a mi suerte cruel, que ha emponzoñado
de tus años la flor...?

- - - - - - - - - - - - - - - - ¡Adiós, querida...!

¡ Adiós...! ¡ Ay! apuremos presurosos
el cáliz del dolor... Ese pañuelo
con tus preciosas lágrimas regado,
trueca por éste mío,
besándolo mil veces y en sus hilos
mi llanto amargo uniendo con tu llanto
daré a mis penas celestial consuelo.
—"Lesbia me ama, diré, y en mi partida
ese llanto vertió... Tal vez ahora
mi pañuelo feliz besa encendida,
y le estrecha a su seno,
y un amor inmortal jura a Fileno."

Piensa en mí, Lesbia divina;
y si algún amante osado
de tus hechizos prendado,
quiere robarme tu amor;
pon la vista en el pañuelo,
prenda fiel de la fe mía,
y di: —"Cuando se partía,
¡cuan grande fue su dolor...!'

(Abril 1819)
Ed, 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 05:19

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

2

LA PRENDA DE FIDELIDAD

Dulce memoria de la prenda mía,
tan grata un tiempo como triste ahora,
áureo cabello, misterioso nudo,
ven a mi labio.

¡Ay! ven, y enjugue su fervor el llanto
en que tus hebras inundó mi hermosa,
cuando te daba al infeliz Fileno,
mísero amante.

Lágrimas dulces, de mi amor consuelo,
decidme siempre que mi Lesbia es firme;
decid que nunca romperá su voto
pérfida y falsa.

¡Oh! cuánto el alma de dolor sentía,
cuánto mi pecho la aflicción rasgaba,
cuando la hermosa con dolientes ojos
viéndome dijo:

"¡Siempre, Fileno, de mi amor te acuerdas!
"¡Toma este rizo que mi frente adorna...
"¡Toma esta prenda de constancia pura...
"¡Guárdala fino!"

A dondequiera que la suerte cruda
me arrastre, ¡oh rizo! seguirásme siempre,
y de mi Lesbia la divina imagen
pon a mis ojos.

Tú me recuerdas los felices días
de paz y amor que fugitivos fueron,
cual débil humo de aquilón al soplo
tórnase nada.

¡Oh! ¡cuántas veces su cabello rubio,
al blando aliento de la fresca brisa
veloz ondeaba, y en feliz desorden
vino a mi frente!

¡La luna amiga con su faz serena
mil y mil veces presidió mi dicha...!
Memoria dulce de mi bien pasado,
¡sé mi delicia!

(Abril 1819)
Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 05:33

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

3

EL RIZO DE PELO

Rizo querido,
tú la inclemencia
de aquesta ausencia
mitigarás.

De torpe olvido
ni un solo instante
al pecho amante
permitirás.

En el punto fatal de mi partida
¡oh Dios! vi a mi adorada,
la vi, Deliso, en lágrimas bañada,
la cabellera el aire desparcida...
nunca, Deliso, nunca tan hermosa
la vi. —¡Partes! me dijo moribunda,
los bellos ojos trémula fijando
en mí faz dolorosa:

—Parto, dije, y el labio balbuciente
no pudo proseguir, y los sollozos
suplieron a la voz, y tristemente
por el aire sonaron. Ella entonces
quitando un rizo a su cabello de oro,
con tiernísima voz, —Toma, decía,
—guárdale ¡ay Dios! ¡para memoria mía...!
¡Oh parte de mi bien! ¡oh mi tesoro!

Ven a mis labios, ven... Será mi pecho
tu mansión duradera,
solo consuelo que la suerte fiera
en mi mal me dejo, y al contemplarte
diré vertiendo lágrimas ardientes:
— ¡Feneció mi alegría:
feneció la ventura y gloria mía!

Ven, oh rizo a mis labios y seno:
¿Sientes, di, su latir afanoso?
Pues lo causa tu dueño amoroso,
prenda fiel de firmeza y amor.
Mis amargos insomnios alivia,
y en mi llanto infeliz te humedece:
¡oh! ¡cuan larga la noche parece,
cuando vela gimiendo el dolor!

(1819)
Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 08:31

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

4

A ELPINO

¡Feliz, Elpino, el que jamás conoce
otro cielo ni sol que el de su patria!
¡Ay! ¡si ventura tal contar pudiera...!

Tú, empero, partes, y a la dulce Cuba
tornas... ¡Dado me fuera
tus pisadas seguir! ¡Oh! ¡cuan gozoso
tu triste amigo oyera
el ronco son con que la herida playa
al terrible azotar del Océano
responde largamente! Sí; la vista
de sus ondas ferísimas, hirviendo
bajo huracán feroz, en mi alma vierte
sublime inspiración y fuerza y vida.
Yo contigo, sus iras no temiendo,
al vórtice rugiente me lanzara.

¡Oh! ¡cómo palpitante saludara,
las dulces costas de la patria mía,
al ver pintada su distante sombra
en el tranquilo mar del Mediodía!
¡Al fin llegado al anchuroso puerto,
volando a mi querida,
al agitado pecho la estrechara,
y a su boca feliz mi boca unida,
las pasadas angustias olvidara!

Mas, ¿a dónde me arrastra mi delirio?
Partes, Elpino, partes, y tu ausencia
de mi alma triste acrecerá el martirio.
¿Con quién ¡ay Dios! ahora
hablaré de mi patria y mis amores,
y aliviaré gimiendo mis dolores?
El bárbaro destino
del Tetzcoco en las márgenes ingratas
me encadena tal vez hasta la muerte.
—Hermoso cielo de mi hermosa patria,
¿no tornare yo a verte?

Adiós, amigo: venturoso presto
a mi amante verás... Elpino, dila
que el mísero Fileno
la amará hasta morir... Dila cual gimo
lejos de su beldad, y cuantas veces
regó mi llanto sus memorias caras.
Cuéntala de mi frente, ya marchita,
la palidez mortal...

- - - - - - - - - - - - ¡Adiós, Elpino,
adiós, y sé feliz! Vuelve a la patria
y cuando tu familia y tus amigos
caricias te prodiguen, no perturbe
tu cumplida ventura
de Fileno doliente la memoria.
Mas luego no me olvides, y piadoso
cuando recuerdes la tristeza mía,
un suspiro de amor de allá me envía.
(1819)
Ed. 1832
En la edición de 1825 aparecía con el título "A un amigo que
partía a La Habana". En la de Toluca la nombra "A Elpino",
Y en Obras Poéticas, 1820, "A D. J. M. Uuzueta en su viaje a
La Habana"



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 08:41

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

5 (*)

A LA HERMOSURA

Dulce hermosura, de los cielos hija,
don que los dioses a la tierra hicieron,
oye benigna de mi tierno labio
cántico puro.

La grata risa de tu linda boca
es muy más dulce que la miel hiblea:
tu rostro tiñe con clavel y rosas
candido lirio.

Bien cual se mueve nacarada espuma
del manso mar en los cerúleos campos,
así los orbes del nevado seno
leves agitas.

El Universo cual deidad te adora;
el hombre duro a tu mirar se amansa,
y dicha juzga que sus ansias tiernas
blanda recibas.

De mil amantes el clamor fogoso,
y los suspiros y gemir doliente,
del viento leve las fugaces alas
rápidas llevan,

Y de tu frente alrededor volando,
tus dulces gracias y poder publican:
clemencia piden; pero tú el oído
bárbara niegas.

¿Por qué tu frente la dureza anubla?
¿El sentimiento la beldad afea?
No; vida, gracia y expresión divina
préstala siempre.

Yo vi también tu seductor semblante,
y apasionado su alabanza dije
en dulces himnos, que rompiendo el aire
férvidos giran.

Mil y mil veces al tremendo carro
de Amor me ataste, y con fatal perfidia
mil y mil veces derramar me hiciste
mísero llanto.

Y maldiciendo tu letal hechizo
su amor abjuro delirante y ciego;
mas ¡ay!, en vano, que tu bella imagen
sigúeme siempre.

Si al alto vuelvo la llorosa vista,
en la pureza del etéreo cielo
el bello azul de tus modestos ojos
lánguido miro.

Si miro acaso en su veloz carrera
el astro bello que la luz produce,
el fuego miro que en tus grandes ojos
mórbido brilla.

Es de la palma la gallarda copa
imagen viva de tu lindo talle;
y el juramento que el furor dictóme
fácil abjuro.

Lo abjuro fácil, y en amor ardiendo,
caigo a tus plantas, y perdón te pido,
y a suplicar y dirigirte votos
tímido vuelvo.

¡Ay! de tus ojos el mirar sereno,
y una sonrisa de tu boca pura,
son de mi pecho, que tu amor abrasa,
único voto.

¡Dulce hermosura! mi rogar humilde
oye benigna, y con afable rostro
tantos amores y tan fiel cariño
págame justa.

(1820)
Ed. 1832

(*) En realidad el poema nº5 era el SONETO, RECUERDO. Pero como hemos dicho antes,los sonetos se contemplarán en el ESPACIO TALLER, SONETOS DEL SIGLO XIX. Igualmente lo advertiremos con cualquier otro soneto.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 08:58

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

6

LA INCONSTANCIA

A D, Domingo del Monte

En aqueste pacífico retiro,
lejos del mundo y su tumulto insano,
doliente vaga tu sensible amigo.
Tú sabes mis tormentos, y conoces
a la mujer infiel... ¡Oh! si del alma
su bella imagen alejar pudiese,
¡cuan fuera yo feliz! ¡cómo tranquilo
de amistad en el seno
gozara paz y plácida ventura
de todo mal y pesadumbre ajeno!

¡Amor ciego y falta...! Ahora la tierra
encanta con su fresca lozanía,
por detrás de los montes enriscados
el almo sol en el sereno cielo
de azul, púrpura y oro arrebolado,
se alza con majestad: brilla su frente,
y la montaña, el bosque, el caserío,
relucen a su vez... Salud, ¡oh padre
del ser y del amor y de la vida!
¿Quién al mirar a ti no siente el alma
llena de inspiración?... ¡Salve! ¡Tu carro
lanza veloz por la celeste esfera
y vida, fuerza y juventud lozana
vierta en el mundo tu inmortal carrera!

Vuela, y muestra glorioso al universo
el almo Dios que en tu fulgor velado,
sin principio ni fin... ¿Por qué mi frente
dóblase mustia, y en mi rostro corre
esta lágrima ardiente? ¿Quién ha helado
el entusiasmo espléndido y sublime,
que a gozar y admirar me arrebataba?

¿Qué me importa ¡infeliz! el universo,
si me olvida la infiel? ¡Ay! en la noche
veré la tierra en esplendor bañada,
y al vislumbrar de la fulgente luna,
y no seré feliz: no embebecida
el alma sentiré, cual otro tiempo,
en mil cavilaciones deliciosas
de ventura y amor: hoy afligido
solamente diré: "No mi adorada
en tal contemplación embelesada
a mi dirigirá sus pensamientos".
De aquestas cañas a la blanda sombra
recuerdo triste mi placer pasado,
y me siento morir: lánguidamente
grabo en el tronco de la tersa caña
de Lesbia el nombre, y en delirio insano
gimo, y le cubren mis ardientes besos.
Su mano, ¡ay Dios! la mano que amorosa
mil y mil veces halagó la mía,
hundió el puñal en mi confiado pecho
con torpe engaño y con mudanza impía.

Heme juguete de la suerte fiera,
de una pasión tirana subyugado,
abatido, infeliz, desesperado,
el triste espectro de lo que antes era.
¡Oh pérfida mujer! ¡cómo pagaste
el afecto más fino!

Bajo rostro tan candido y divino
¿Tan falso corazón pudo velarse?
Tú mi loca pasión, ¡ay! halagabas,
y feliz te dijiste en mis amores.
Aunque el hado tirano
en mi alma tierna y pura
verter quisiese cáliz de amargura,
¿Le debiste ¡infeliz! prestar tu mano?

Cuando el fatal prestigio con que ahora
la juventud y la beldad te cercan
haya la parca atroz desvanecido,
para salvar tu nombre del olvido
el triste amor de tu infeliz poeta
será el único timbre de tu gloria.
La mitad del laurel que orne mi tumba
entonces obtendrás; y de tus gracias
y de tu ingratitud y mi tormento
prolongará mi canto la memoria.

¡Hermosura fatal! tú disipaste
la brillante ilusión que me ocultaba
la corrupción universal del mundo,
y la vida y los hombres a mis ojos
presentaste cual son. ¿Dónde volaron
tanto y tanto placer? ¿Cómo pudiste
así olvidarte de tu amor primero?
¡Si así olvidase yo...! Mas ¡ay! el alma
que fina te adoró, falsa, te adora.
No vengativo anhelaré que el cielo
te condene al dolor: sé tan dichosa
cual yo soy infeliz: mas no mi oído
hiera jamás el nombre aborrecido
de mi rival, ni de tu voz el eco
torne a rasgar la ensangrentada herida
de aqueste corazón: no a mirar vuelva
tu celeste ademán, ni aquellos ojos,
ni aquellos labios de letal ponzoña
ciego bebí... ¡Jamás! —Y tú en secreto
un suspiro a lo menos me consagra,
un recuerdo... —¡Ah cruel! no te maldigo,
y mi mayor anhelo
es elevarte con mi canto al cielo,
y un eterno laurel partir contigo.


(Julio 1821)
Ed. 1832

De esta poesía existen tres versiones. La primera apareció
"En el Revisor Político y Literario", La Habana, 8 de julio de
1823, con el título "A D. D. D. Desde el campo"; la segunda
en la primera edición de sus poesías, donde aclara las iniciales
del título, que corresponden a D. Domingo del Monte; la tercera
aparece en la edición de Toluca, en la que aparece con el título
"La inconstancia". A D. Domingo del Monte.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 09:18, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 09:16

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

7

MISANTROPÍA

¡Qué triste noche...! Las lejanas cumbres
acumulan mil nubes pavorosas,
y el lívido relámpago ilumina
su densa confusión. Calma de fuego
me abruma en derredor, y un eco sordo,
siniestro, vaga en el opaco bosque.
Oigo el trueno distante... En un momento,
la horrenda tempestad va a despeñarse:
la presagia la tierra en su tristeza.

Tan fiera confusión en armonía
siento con mi alma desolada... ¿El mundo
padece como yo...?
- - - - - - - - - - - - - Mujer funesta,
¡ay! me perdiste para siempre... En vano
me esfuerzo a reanimar del alma mía
el marchito vigor: tú el Universo
desfiguraste para mí... Ni echarte
de la memoria lograré. Tu imagen
me persigue, causándome deleite
funesto, amargo, como la sonrisa
que suele estar helada entre los labios
de una belleza pálida en la tumba.

¡Oh hermosas! yo inocentes os adoraba...
¿Quién me venció en amar? Vosotras fuisteis
mi encanto, mi deidad: en vuestros ojos,
en vuestra dulce y celestial sonrisa
duplicaba mi ser; y circundado
por atmósfera ardiente de ventura,
abjuré la razón, quebré insensato
de mi enérgica mente los resortes,
y a sólo amaros consagré mi vida.
¡ Qué horrible pago recibí...! ¡ Oh hermosas!
Me hicisteis infeliz y ya no os amo...
Ni puedo amar la vida sin vosotras.

Así en horrible confusión perdido
vago insano y furioso... Desecado
siento mi corazón, huyo a los hombres,
y hasta la luz del sol ya me fatiga.
¡Ay! se apagó mi fantasía: vago,
espectro gemidor, junto al sepulcro.
Mas amo a veces mi aflicción; me gozo
en el llanto de fuego que me alivia.
¡Felices ¡ay! los que jamás probaron
el gozo del dolor...!
- - - - - - - - - - - - ¿Dó están los tiempos
de mi felicidad, cuando mi mente
de la vasta Creación se apoderaba
con noble ardor? En medio de la noche,
en la gran soledad del Océano,
suspenso entre el abismo y las estrellas,
¡cuan fuertes y profundos pensamientos
mi mente concibió! ¡Cómo reía
el Universo de beldad ornado
ante mis ojos! ¡Cómo de la vida
me sentí en posesión...!
- - - - - - - - - - - - - - - Mas hoy... ¡cuitado!
Juzgan turbada mi razón... —¡Oh necios!
¿Del amor os quejáis, y en vuestras frentes
brilla de juventud la fresca rosa
sin marchitarse? Contemplad la mía,
profundamente del dolor hollada,
y aprended a sentir... Mas no me atienden,.
y maldiciendo mi semblante adusto,
insocial y selvático me llaman.
Porque no sé para fingir sonrisa
dar a mis labios contorsión violenta
cuando mi alma rebosa en amargura,
imputan a feroz misantropía
mi amor de soledad... i Oh! si pudieran
bajo el agreste velo que la cubre
sentir de mi alma la ternura inmensa,
tal vez me amaran.., Pero no: tan sólo
injuriosa piedad o vil desprecio
en sus almas de fango excitaría.

Dejadme, pues, que oculte mis dolores
en esta soledad. Arboles bellos,
que al soplo de los vientos tempestuosos
sobre mi frente os agitáis, mañana
vendrá a lucir el sol en vuestras copas
con gloria y majestad; mas a mi alma,
de borrasca furiosa combatida,
no hay un rayo de luz,.. Entre vosotros
buscaré alguna calma, y de los tristes
invocaré al amigo, al dulce sueño.

(Agosto 1821)
Ed. 1832
Con


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 04 Ene 2019, 15:12

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

8

A..., EN EL BAILE

¿Quién hay, mujer divina,
que al mágico poder de tus encantos
pueda ya resistir? El alma mía
se abrasó a tu mirar: entre la pompa
te contemplé del estruendoso baile,
altiva y majestuosa descollando
entre tanta hermosura,
cual palma gallardísima y erguida
de la enlazada selva en la espesura.
De tu rosada boca la sonrisa
más grata es ¡ay¡ que en el ardiente julio
de balsámica brisa el fresco vuelo,
y tus ojos divinos resplandecen
como el astro de Venus en el cielo.

Más ágil y serena,
al compás de la música sonante
partes veloz, y mi agitado pecho
palpita de placer. Cual azucena
que al soplo regalado
del aura matinal mueve su frente
que coronó de perlas el rocío,
así, de gracias y de gloria llena,
giras ufana, y la expresión escuchas
de admiración y amor, y los suspiros
que vagan junto a ti; pues electriza
a todos y enamora
tu beldad, tu abandono, tu sonrisa,
y tu actitud modesta, abrasadora.

¡Ay! todos se conmueven:
sus compañeras tristes, eclipsadas,
se agitan despechadas,
y ni a mirarla pálidas se atreven.
Ellos arden de amor, y ellas de envidia.

¿Y engaños y perfidia
se abrigarán en el nevado seno
que hora palpita blandamente, lleno
de celeste candor...? ¡Afortunado
el mortal a quien ames encendida,
a quien halagues tierna y amorosa
con tu mirar sereno y blanda risa...!
Divina joven, ¿me amarás? ¿quién supo
amar ¡ay! como yo? Tus ojos bellos
afable pon en mí; seré dichoso.
¡En tus labios de rosa el dulce beso
ansioso cogeré; sobre tu seno
reclinaré mi lánguida cabeza,
y expiraré de amor...!
- - - - - - - - - - - - - - ¡Mísero! en vano
hablo de amor, en ilusión perdido.
¡Ángel de paz! de ti correspondido
nunca ¡infeliz! seré. Mi hado tirano
a estériles afectos me condena.
¡Ay! el pecho se oprime; consternado
me agito, gimo triste,
y me siento morir... ¡Dios que me miras,
muévate a compasión mi suerte amarga,
y alivia ya la insoportable carga
del corazón ardiente que me diste!

Tú eres más bella que la blanca luna
cuando en noche fogosa del estío,
precedida por brisas y frescura,
en oriente aparece,
y sube al yermo cielo, y silenciosa
en medio de los astros resplandece.

Su indigno compañero
la lleva entre sus brazos insensible,
y yerto, inanimado,
gira en torno de sí los vagos ojos,
y sus gracias no ve...
- - - - - - - - - - - - - - —No más profanes.
Insensible mortal, ese tesoro
que no sabes preciar: ¡huye! mis brazos
estrecharán al inflamado seno
ese ángel celestial...! ¡Oh! si pudiera
hacerme amar de ti, como te adoro,
¡cuál fuera yo feliz! ¡Cómo viviera
del mundo en un rincón, desconocido,
contigo, y la virtud...!
- - - - - - - - - - - - - - Mas no, infelice:
yo de angustia y dolores la llenara;
y en su inocente pecho derramara
la agitación penosa
que turba y atormenta
mi juventud ardiente y borrascosa.

¡No, mujer adorada!
vive feliz sin mí... Yo generoso
gemiré y callaré: seré dichoso
si eres dichosa tú... Benigno el Cielo,
oiga mis votos férvidos y puros,
y en tu pecho conserve
de inocencia la calma,
la deliciosa paz, la paz del alma,
que severo y terrible me ha negado,
cuando me ha condenado
a gemir, y apurar sin esperanza
un doloroso cáliz de amargura,
y a que nunca me halaguen
sueños de amor y plácida ventura.

(Diciembre 1821)

Ed. 1832
Apareció por primera vez en la edición de Nueva York, 1825.
Reproducida con variantes en la de Toluca, 1832.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29569
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 05 Ene 2019, 04:25

No para usted, amigo mío, de lo que me alegro por tanto como nos dejas.
Sin duda, seguiré tus pasos y veo que comenzaste con fuerza, así que gracias y besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 05:39

TE AVISARÉ CUANDO LLEGUE A NIAGARA Y OTROS POEMAS QUE SON SÍMBOLO DEL ROMANTICISMO HISPANOAMERICANO.
GRACIAS POR TU PRESENCIA.

BESOS.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 05:58

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

9

A MI CABALLO

Amigo de mis horas de tristeza,
ven, alivíame, ven. Por las llanuras
desalado arrebátame, y perdido
en la velocidad de tu carrera,
olvide yo mi desventura fiera,

Huyeron de mi amor las ilusiones
para nunca volver, de paz y dicha,
llevando tras de sí las esperanzas.
Corrióse el velo; desengaño impío
el fin señala del delirio mío.

¡Oh! ¡cuánto me fatigan los recuerdos
del pasado placer! ¡Cuánto es horrible
el desierto de una alma desolada,
sin flores de esperanza ni frescura!
Ya, ¿qué la resta? ¡Tedio y amargura!

Este viento del Sur... ¡ay! me devora.
Si pudiera dormir... En dulce olvido,
en pasajera muerte sepultado,
mi ardor calenturiento se templara,
y mi alma triste su vigor cobrara.

Caballo, ¡fiel amigo! Yo te imploro.
Volemos, ¡ay! Quebrante la fatiga
mi cuerpo débil; y quizá benigno
sobre la árida frente de tu dueño
sus desmayadas alas tienda el sueño.

Débate yo tan dulce refrigerio...
Mas, otra vez avergonzar me hiciste
de mi insana crueldad y mi delirio,
al contemplar mis pies ensangrentados,
y tus ijares ¡ay! despedazados.

Perdona mi furor; el llanto mira
que se agolpa a mis párpados... Amigo,
cuando mis gritos resonar escuches,
no aguerdes, no, la devorante espuela;
la crin sacude, alza la frente, y vuela.

(1821)
Ed. 1832


Esta poesía fue traducida al inglés por James Kennedy, quien
la publicó en el folleto "Selections from the poems of Don José
María Heredia, with translations into English Verse", La Habana,
1844, y en el libro "Modera poets and poetry of Spain",
Londres, 1852.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:01

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

10

LA CIFRA

¿Aún guardas, árbol querido,
la cifra ingeniosa y bella
con que adornó mi adorada
tu solitaria corteza?
Bajo tu plácida sombra
me viste evitar con Lesbia
del fiero sol meridiano
el ardor y luz intensa.
Entonces ella sensible
pagaba mi fe sincera,
y en ti enlazó nuestros nombres,
de inmortal cariño en prenda.
¡Su amor pasó, y ellos duran,
cual dura mi amarga pena...]
Deja que borre el cuchillo
memorias ¡ay! tan funestas.
No me hables de amor: no juntes
mi nombre con el de Lesbia,
cuando la pérfida ríe
de sus mentidas promesas,
y de un triste desengaño
al despecho me condena.

(1821)
Ed. 1832
"El Iris", Méjico, 22 abril 1826.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:05

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

11

¡AY DE MI!

¡Cuan difícil es al hombre
hallar un objeto amable,
con cuyo amor inefable
pueda llamarse feliz!

Y si este objeto resulta
frivolo, duro, inconstante,
¿qué resta al mísero amante,
sino exclamar ¡ay de mí!

El amor es un desierto
sin límites, abrasado,
en que a muy pocos fue dado
pura delicia sentir.

Pero en sus mismos dolores
guarda mágica ternura,
y hay siempre cierta dulzura
en suspirar ¡ay de mí!

(1821)
Ed, 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:18

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

12

A LOLA, EN SUS DÍAS

Vuelve a mis brazos, deliciosa lira,
en que de la beldad y los amores
el hechizo canté. Sobrado tiempo
de angustias y dolores
el eco flébil fuera
mi quebrantada voz. ¿Cómo pudiera
no calmar mi agonía
este brillante día
que a Lola vio nacer? ¡Cuan deleitosa
despunta en el Oriente la luz pura
del natal de una hermosa!
Naciste, Lola, y Cuba
al contemplar en ti su bello adorno,
aplaudió tu nacer. Tu dulce cuna
meció festivo amor: tu blanda risa
nació bajo su beso: complacido
la recibió, y en inefable encanto
y sin igual dulzura
tus labios inundó: tu lindo talle
de gallarda hermosura
Venus ornó con ceñidor divino,
y tal vez envidiosa contemplaba
tu celestial figura.

- - - - - - - - Nace bárbaro caudillo,
- - - - - - - - que con frenética guerra
- - - - - - - - debe desolar la tierra,
- - - - - - - - y gime la humanidad.

- - - - - - - - Naciste, Lola, y el mundo
- - - - - - - - celebró tu nacimiento,
- - - - - - - - y embelesado y contento
- - - - - - - - adoró Amor tu beldad.

Feliz aquel a quien afable miras,
que en tu hablar se embebece, y a tu lado
admira con tu talle delicado
la viva luz de tus benignos ojos.
¡Venturoso mortal! ¡En cuánta envidia
mi corazón enciendes...! Lola hermosa,
¿quién a tanta beldad, y a tantas gracias
pudiera resistir, ni qué alma fría
con la expresión divina de tus ojos
no se inflama de amor? El alma mía
se abrasó a tu mirar... Eres más bella
que la rosa lozana,
del céfiro mecida
al primer esplendor de la mañana.

Si en un tiempo más bello y felice
tantas gracias hubiera mirado,
¡Ah! tú fueras objeto adorado
de mi fina y ardiente pasión.
Mas la torpe doblez, la falsía,
que mi pecho sensible rasgaron,
en su ciego furor me robaron
del placer la dichosa ilusión.

¡Ángel consolador! tu beldad sola
el bárbaro rigor de mis pesares
a mitigar alcanza
y en tus ojos divinos,
bebo rayos de luz y de esperanza.
¡Conviértelos a mí siempre serenos,
abra tus labios plácida sonrisa,
y embriágame de amor...!
- - - - - - - - - - - - - - - - - Acepta grata
por tu ventura mis ardientes votos.
¡Ah! tú serás feliz: ¿cómo pudiera
sumir el cielo en aflicción y luto
tanta y tanta beldad? Si despiadado
el feroz infortunio te oprimiere.
¡Ay! ¡no lo mire yo! Baje a la tumba
sin mirarte infeliz; o bien reciba
los golpes de la suerte,
y de ellos quedes libre, y generoso
si eres dichosa tú, seré dichoso.

- - - - - - - - ¿Me oyes, Lola, placentera,
- - - - - - - - llena de fuerza y de vida...?
- - - - - - - - ¡Ay! mi juventud florida
- - - - - - - - el dolor marchita ya.
- - - - - - - - Cuando la muerte me hiera,
- - - - - - - - y torne tu día sereno
- - - - - - - - acuérdate de Fileno,
- - - - - - - - di su nombre suspirando,
- - - - - - - - y en torno de ti volando
- - - - - - - - mi sombra se gozará.

{Marzo 1822)
Ed. 1832

Lola es Dolores Junco y Morejón, linda joven matancera, a
quien también llamaba el poeta la "Ninfa del Yumurí", y a la
que dedicó varias poesías. Dolores Junco nació en Matanzas en
1803 y murió en 1863 en el ingenio San José, en Sabanilla del
Emperador.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:24

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

13

EL RUEGO

De mis pesares
duélete hermosa,
y cariñosa
paga mi amor.

Mira cual sufro
por tu hermosura
angustia dura
pena y dolor.

¿Quién ¡ay! resiste
cuando le miras,
y fuego inspiras
al corazón?

Cuando tu seno
blando palpita
¿en quién no excita
plácido ardor?

Secreto afecto
me enardeciera
la vez primera
que yo te vi.

Tu habla divina
sonó en mi oído,
y conmovido
me estremecí.

De amor el fuego
corre en mis venas...
Sí... de mis penas
ten ¡ay! piedad.

Tenia... un afecto
puro, sencillo,
releva el brillo
de la beldad.

1822

(Ed. 1832)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:29

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

14

AUSENCIA Y RECUERDOS

¡Qué tristeza profunda, qué vacío
siente mi pecho! En vano
corro la margen del callado río,
que la celeste Lola
al campo se partió. Mi dulce amiga,
¿por qué me dejas? ¡ay! con tu partida,
en triste soledad mi alma perdida
verá reabierta su profunda llaga,
que adormeció la magia de tu acento.
El cielo, a mi penar compadecido,
de mi dolor la fiel consoladora
en ti me deparó: la vez primera
¿te acuerdas, Lola? que los dos vagamos
del Yumurí tranquilo en la ribera,
me sentí renacer; el pecho mío
rasgaban los dolores.
Una beldad amable, amante, amada
con ciego frenesí, puso en olvido
mi lamentable amor. Enfurecido
torvo, insociable, en mi fatal tristeza
aun odiaba el vivir: desfiguróse
a mis lánguidos ojos la Natura;
pero vi tu beldad por mi ventura,
y ya del sol el esplendor sublime
volvióme a parecer grandioso y bello:
volví a admirar de los paternos campos
el risueño verdor. Sí; mis dolores
se disiparon como el humo leve,
de tu sonrisa y tu mirar divino
al inefable encanto.
¡Ángel consolador! yo te bendigo
con tierna gratitud: ¡cuan halagüeña
mi afán calmaste! De las ansias mías,
cuando serena y plácida me hablabas,
la agitación amarga serenabas,
y en tu blando mirar me embebecías.

¿Por qué tan bellos días
fenecieron? ¡Ay Dios! ¿Por qué te partes?
Ayer nos vio este río en su ribera
sentados a los dos, embebecidos
en habla dulce, y arrojando conchas
al líquido cristal, mientras la luna
a mi placer purísimo reía,
y con su luz bañaba
tu rostro celestial. Hoy solitario,
melancólico y mustio errar me mira
en el mismo lugar, quizá buscando
con tierna languidez tus breves huellas.
Horas de paz, más bellas
que las cavilaciones de un amante,
¿dónde volasteis? Lola, dulce amiga,
di, ¿por qué me, abandonas
y encanta otro lugar tu voz divina?
¿No hay aquí palmas, agua cristalina
y verde sombra y soledad...? Acaso
en vago pensamiento sepultada,
recuerdas ¡ay! a tu sensible amigo.
¡Alma pura y feliz! Jamás olvides
a un mortal desdichado que te adora
y cifra en ti su gloria y su delicia.
Mas el afecto puro
que me hace amarte y hacia ti me lleva,
no es el furioso amor que en otro tiempo
turbó mi pecho; es amistad.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - Doquiera
me seguirá la seductora imagen
de tu beldad. En la callada luna
contemplaré la angelical modestia
que en tu serena frente resplandece:
veré en el sol tus refulgentes ojos;
en la gallarda palma, la elegancia
de tu talle gentil: veré en la rosa
el purpúreo color y la fragancia
de la boca dulcísima y graciosa
do el beso del amor riendo posa;
así doquiera miraré a mi dueño,
y hasta las ilusiones de mi sueño
halagará su imagen deliciosa.

(Mayo 1822)
Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 06:39

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

15

EL DESAMOR

¿Salud, noche apacible? Astro sereno,
bella luna, ¡salud! Ya con vosotras
mi triste corazón de penas lleno,
viene a buscar la paz. Del sol ardiente
el fuego me devora;
su luz abrasadora
acabará de marchitar mi frente.
Sola tu luz, ¡ oh luna! pura y bella
sabe halagar mi corazón llagado,
cual fresca lluvia el ardoroso prado.
Hora serena en la mitad del cielo
ríes a nuestros campos agostados,
bañando su verdura
con plácida frescura.
Calla toda la tierra embebecida
en mirar tu carrera silenciosa;
y sólo se oye la canción melosa
del tierno ruiseñor, o el importuno
grito de la cigarra; entre las flores
el céfiro descansa adormecido;
el pomposo naranjo, en mango erguido,
agrupados allá, mi pecho llenan
con el sublime horror que en torno vaga
de sus copas inmóviles. Unidas
forman entre ellas bóveda sombrosa,
que la tímida luna con sus rayos,
no puede penetrar. Morada fría
de grato horror y oscuridad sombría,
a ti me acojo, y en tu amigo seno,
mi tierno corazón sentiré lleno
de agradable y feliz melancolía.

Calma serenidad, que enseñoreas
al universo, di, ¿por qué en mi pecho
no reinas ¡ay! también? ¿Por qué, agitado,
y en fuego el rostro pálido abrasado,
en tan profunda paz solo suspiro?

Esta llama volcánica y furiosa
que arde en mi corazón, ¡cuál me atormenta
con estéril ardor...! ¿Nunca una hermosa
por fin será su delicioso objeto?
¡Cuan feliz seré entonces! Encendido
la amaré, me amará, y amor y dicha...
¡Engañosa esperanza! Desquerido,
gimo triste, anhelante,
y abrasado en amor, no tengo amante.

¿No la tendré jamás...? ¡Oh, si encontrara
una mujer sensible que me amara
cuanto la amase yo, cómo en sus ojos
y en su blanca sonrisa miraría
mi ventura inmortal! Cuando mi techo
estremeciese la nocturna lluvia
con sus torrentes férvidos, y el rayo
estallara feroz, ¡con qué delirio
yo la estrechara en mi agitado pecho
entre la convulsión de la natura,
y con ella partiera
mi exaltado placer y mi locura!
¡O en la noche serena
los aromas del campo respirando,
en su divino hablar me embebeciera;
en su seno mi frente reclinando,
palpitar dulcemente le sintiera;
y envuelto en languidez abrasadora,
un beso y otro y mil la diera ardiente,
y el agitado seno la estrechara,
mientras la luna en esplendor bañara
con un rayo de luz su tersa frente...!

¡Oh sueño engañador y delicioso!
¿Por qué mi acalorada fantasía
llenas de tu ilusión? La mano impía
de la suerte, cruel negó a mi pecho
la esperanza del bien; sólo amargura
me guarda el mundo ingrato,
y el cáliz del dolor mi labio apura.

(Marzo 1822)
Ed. 1832

Cont.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 16:18

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

16

EL CONSUELO

¿Cómo, idolatrada mía,
cuando la noche agradable
a tus brazos me conduce,
gimes triste y anhelante?
Están ajadas y mustias
las rosas de tu semblante,
y en desorden tempestuoso
trémulo tu seno late.
En vano con tu sonrisa
pretendes ¡ ay! halagarme;
triste y amarga sonrisa,
que no puede fascinarme.
¡Yo estar gozoso y tranquilo,
cuando padece mi amante!
¡Oh! fuera, si lo estuviese
el más vil de los mortales.
No, mujer idolatrada;
conmigo tus penas parte,
y llorarás en mi seno,
y el llanto sabrá aliviarte.
De esta luna silenciosa
a la luz grata y suave,
al susurro de las hojas,
que leve céfiro bate,
de tierna melancolía
siento el corazón llenarse
y oír la voz me parece
de mi malogrado padre.
Ha un año que al frío sepulcro
me llevaban los pesares,
y mi juventud robusta
cual flor sentí marchitarse.
Fatigábame la vida;
y al ver la huesa delante,
quise abreviar mis dolores,
y en ella precipitarme.
¡Ay! si hubiera ejecutado
mis proyectos criminales,
ni gozara de tu vista,
ni de tu amor inefable.
¡Ángel de paz! Dios piadoso
te destinó a consolarme...
¿Cómo el hacer mi ventura
a la tuya no es bastante?
Deja, adorada, que el tiempo
la región impenetrable
del porvenir nos descubra,
y no angustiosa te afanes.
¿De la tórtola no escuchas
el arrullo lamentable,
que en noche tan clara y pura
dulce resuena en los aires?
El manda amor: ven, querida,
y entre mis brazos amantes
olvida en tierno delirio
los cuidados y pesares.

1822
Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 05 Ene 2019, 16:31

OSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS

17

EN MI CUMPLEAÑOS

Gustavi... paululum mellic, et ecce morior.
1. REG. XIV. 43.

Volaron ¡ay! del tiempo arrebatados
ya diecinueve abriles desde el día
que me viera nacer, y en pos volaron
mi niñez, la delicia y el tormento
de un amor infeliz...
- - - - - - - - - - - - - Con mi inocencia
fui venturoso hasta el fatal momento
en que mis labios trémulos probaron
el beso del amor... ¡beso de muerte!
¡Origen de mi mal y llanto eterno!
Mi corazón entonces inflamaron
del amor los furores y delicias,
y el terrible huracán de las pasiones
mudó en infierno mi inocente pecho,
antes morada de la paz y el gozo
aquí empezó la bárbara cadena
de zozobra, inquietudes, amargura,
y dolor inmortal a que la suerte
me ató después con inclemente mano.
Cinco años ha que entre tormentos vivo,
cinco años ha que por doquier la arrastro,
sin que me haya lucido un solo día
de ventura y de paz. Breves instantes
de pérfido placer no han compensado
el tedio y amargura que rebosa
mi triste corazón, a la manera
que la luz pasajera
del relámpago raudo no disipa
el horror de la noche tempestuosa.

El insano dolor nubló mi frente,
do el sereno candor lucir se vía
y a mis amigos plácido reía,
marchitando mi faz, en que inocente
brillaba la expresión que Amor inspira
al rostro juvenil... ¡Cuan venturoso
fui yo entonces ¡ oh Dios! Pero la suerte
bárbara me alejó de mi adorada.
¡Despedida fatal! ¡Oh postrer beso!
¡Oh beso del amor! Su faz divina
miré por el dolor desfigurada.
Di jome: ¡ adiós! : sus ayes
sonaron por el viento,
y: ¡adiós!, la dije en furibundo acento.

En Anáhuac mi fúnebre destino
guardábame otro golpe más severo.
Mi padre, ¡oh Dios! mi padre, el más virtuoso
de los mortales... ¡Ay! la tumba helada
en su abismo le hundió. ¡Triste recuerdo!
Yo vi su frente pálida, nublada
por la muerte fatal... ¡Oh, cuan furioso
maldije mi existencia,
Y osé acusar de Dios la Providencia!

De mi adorada en los amantes brazos
buscando a mi dolor dulce consuelo,
quise alejarme del funesto cielo
donde perdí a mi padre. Moribundo
del Anáhuac volé por las llanuras,
y el mar atravesé. Tras él pensaba
haber dejado el dardo venenoso
que mi doliente pecho desgarraba;
mas de mi patria saludé las costas,
y su arena pisé, y en aquel punto
le sentí más furioso y ensañado
entre mi corazón. Hallé perfidia,
y maldad y dolor...
- - - - - - - - - - - - Desesperado,
de fatal desengaño en los furores,
ansié la muerte, detesté la vida:
¿Qué es ¡ay! la vida sin virtud ni amores?
Solo, insociable, lúgubre y sombrío,
como el pájaro triste de la noche,
por doce lunas el delirio mío
gimiendo fomenté. Dulce esperanza
vislumbróme después: nuevos amores,
nueva inquietud y afán se me siguieron.
Otra hermosura me halagó engañosa,
y otra perfidia vil... ¿Querrá la suerte
que haya de ser mi pecho candoroso
víctima de doblez hasta la muerte?

¡Mísero yo! ¿y he de vivir por siempre
ardiendo en mil deseos insensatos,
o en tedio insoportable sumergido?
Un lustro ha que encendido
busco ventura y paz, y siempre en vano.
Ni en el augusto horror del bosque umbrío
ni entre las fiestas y pomposos bailes
que a loca juventud llenan de gozo,
ni en el silencio de la calma noche,
al esplendor de la callada luna,
ni entre el mugir tremendo y estruendoso
de las ondas del mar hallarlas pude.
En las fértiles vegas de mi patria
ansioso me espacié; salvé el Océano,
trepé los montes que de fuego llenos
brillan de nieve eterna coronados,
sin que sintiese lleno este vacío
dentro del corazón. Amor tan sólo
me lo puede llenar: él solo puede
curar los males que me causa impío.

Siempre los corazones más ardientes
melancólicos son: en largo ensueño
consigo arrastran el delirio vano
e impotencia cruel de ser dichosos.
El sol terrible de mi ardiente patria
ha derramado en mi alma borrascosa
su fuego abrasador: así me agito
en inquietud amarga y dolorosa.
En vano, ardiendo, con aguda espuela
el generoso volador caballo
por llanuras anchísimas lanzaba,
y su extensión inmensa devoraba,
por librarme de mí: tan sólo al lado
de una mujer amada y que me amase
disfruté alguna paz. —Lola divina,
el celeste candor de tu alma pura
con tu tierna piedad templó mis penas,
me hizo grato el dolor... ¡Ah! vive y goza
sé de Cuba la gloria y la delicia;
pero a mí, ¿qué me resta, desdichado,
sino sólo morir...?
- - - - - - - - - - - Doquier que miro
el fortunado amor de dos amantes,
sus dulces juegos e inocentes risa,
la vista aparto, y en feroz envidia
arde mi corazón. En otro tiempo
anhelaba lograr infatigable
de Minerva la espléndida corona.
Ya no la precio: amor, amor tan sólo
suspiro sin cesar, y congojado
mi corazón se oprime... ¡Gruel estado
de un corazón ardiente sin amores!

¡Ay! ni mi lira fiel, que en otros días
mitigaba el rigor de mis dolores,
me puede consolar. En otro tiempo
yo con ágiles dedos la pulsaba,
y dulzura y placer en mí sentía
y dulzura y placer ella sonaba.
En pesares y tedio sumergido,
hoy la recorro en vano,
y sólo vuelve a mi anhelar insano
"Voz de dolor y canto de gemido".
(31 diciembre 1822)

Ed. 1832
Ed. 1825. "En el día de mi cumpleaños".

Cont.

Pág. 127


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:18

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


18

LOS RECELOS

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - "Los tibios no temen;
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ¡ infelices ellos...!
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - MELÉNDEZ (1)

¿Por qué, adorada mía,
mudanza tan cruel? ¿Por qué afanosa
evitas encontrarme, y si te miro,
fijas en tierra lánguidos los ojos,
y triste amarillez nubla tu frente?
¡Ay! ¿do volaron los felices días
en qué risueña y plácida me vías,
y tus ardientes ojos me buscaban,
y de amor y placer me enajenaban?

¡Cuántas veces en medio de las fiestas,
de una fogosa juventud cercada,
me aseguró de tu cariño tierno
una veloz, simpática mirada!
Mi bien, ¿por qué me ocultas
el dardo emponzoñado que desgarra
tu puro corazón...? Mira que llenas
mi existencia de horror y de amargura:
dime, dime el secreto que derrama
el cáliz del dolor en tu alma pura.
Mas, ¿aún callas? ¡Ingrata! Ya comprendo
la causa de tu afán: ya no me amas,
ya te cansa mi amor... ¡No, no; perdona!
Habla y hazme feliz... ¡Ay! yo te he visto,
la bella frente de dolor nublada,
alzar los ojos implorando al cielo.
Yo recogí las lágrimas que en vano
pretendiste ocultar; tu blanca mano
estreché al corazón lleno de vida
que por tu amor palpita, y azorada
me apartaste de ti con crudo ceño;
volví a coger tu mano apetecida,
sollozando a mi ardor la abandonaste,
y mientras yo ferviente la besaba,
bajo mis labios áridos temblaba.
¿Te fingirás acaso
delito en mi pasión? Hermosa mía,
no temas al amor: un pecho helado
al dulce fuego del sentir cerrado,
rechaza la virtud, a la manera
de la peña que en vano
riega en torrentes la afanosa lluvia,
sin que fecunde su fatal dureza;
y el amor nos impone
por ley universal Naturaleza.

Rosa de nuestros campos, ¡ah! no temas
que yo marchite con aliento impuro
tu virginal frescor. ¡Ah! ¡te idolatro...!
Eres mi encanto, mi deidad, mi todo.
¡Único amor de mi sencillo pecho!
Yo bajara al sepulcro silencioso
por hacerte feliz... Ven a mis brazos,
y abandónate a mí; ven y no temas:
la enamorada tórtola tan sólo
sabe aqueste lugar, lugar sagrado
ya de hoy más para mí... ¿Su canto escuchas,
que en dulce y melancólica ternura
baña mi corazón...? Déjame, amada,
sobre tu seno descansar... ¡Ay! vuelve...
tu rostro con el mío
une otra vez, y tus divinos labios
impriman a mi frente atormentada
el beso del amor... ídolo mío,
tu beso abrasador me turba el alma:
toca mi corazón, cuál late ansioso
por volar hacia ti... Deja, adorada,
que yo te estreche en mis amantes brazos
sobre este corazón que te idolatra.
¿Le sientes palpitar? ¿Ves cuál se agita
abrasado en tu amor? ¡Pluguiera al Cielo
que a ti estrechado en sempiterno abrazo
pudiese yo expirar...! ¡Gozo inefable!
Aura de fuego y de placer respiro;
confuso me estremezco:
¡ay! mi beso recibe... yo fallezco...
Recibe, amada, mi postrer suspiro.

Ed. 1832

(1) Juan Meléndez Valdés, poeta español (1754-1817)






_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:26

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


19

EL CONVITE

Ven a mi ardiente seno,
deliciosa beldad, ven: cariñosa
ciñe tus brazos de mi cuello en torno,
y bésame otra vez... Al contemplarte
huyen mis penas, como niebla fría
del sol... Mírame, hermosa,
y Amor aplauda con festiva risa,
batiendo alegre las divinas palmas,
¡mil veces infeliz el que no sabe
como Fileno (1)amar! Su árido pecho,
cerrado a la alma voz de la Natura,
nunca supo gozar de sus favores;
y muy más infeliz ,quien no ha gozado
una amante cual tú, cuya ternura
en su pecho abrasado
funde trono inmortal a sus amores.

Tú, adorada, mi llanto enjugaste,
consolando mi grave dolor:
adoré tu beldad, me pagaste,
y bendigo feliz al Amor.

Mas ¡qué! ¿sobre mis hombros te reclinas,
y tu cabello ondoso
cubre mi frente? La nevada mano
dame... ¿La mano mía
estrechas con la tuya,
y me juras amor, y en él me inflamas
con lánguido mirar...?
- - - - - - - - - - - - - - ¡Oh dulce amiga!
con fiel cariño conservar juremos
puro, constante amor. Ven, y sellemos
nuestro blando jurar con mil caricias...!

Nunca fui tan feliz; no devorado
me siento del amor ciego, furioso,
en que abrasó mi pecho una perjura,
menos bella que tú, menos amable.
¡ Pérfida! ¡ me vendió..,! ¡Yo que rendido
por siempre la adoré...! Lejos empero
memoria tan fatal... Ven, ¡oh querida!
sienta yo palpitar bajo mi mano
tu corazón, y extático te escuche
suspirar de placer entre mis brazos;
y que al mirarte lánguido, me brindes
a coger en tus labios regalados
el dulce beso en que el amor se goza;
y que al cogerlo, en tus divinos ojos
mi ventura y tu amor escritos mire,
y te bese otra vez, y luego expire.

Ed, 1832

(1) Nombre poético en la poesía bucólica.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:35

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


20

LA RESOLUCIÓN

¿Nunca de blanda paz y de consuelo
gozaré algunas horas? ¡Oh terrible
necesidad de amar...! (1)
- - - - - - - - - - - - - - - - Del Océano
las arenosas y desnudas playas
devoradas del sol de mediodía,
son imagen terrible, verdadera
de mi agitado corazón. En vano
a ellas el padre de la luz envía
su ardor vivificante, que orna y viste
de fresca sombra y flores el otero.
Así el amor, del mundo la delicia,
es mi tormento fiero.
¿De qué me sirve amar sin ser amado?

Ángel consolador, a cuyo lado
breves instantes olvidé mis penas,
es fuerza huir de ti: tú misma diste
la causa... Me estremezco... Alma inocente(2),
¡ay! curar anhelabas las heridas
que yo desgarro con furor demente.
La furia del amor entró en mi seno
y el dulzor amargó de tus palabras,
y el bálsamo feliz tornó veneno.

Me hablabas tierna: con afable rostro
y con trémulo acento
la causa de mi mal saber querías,
y la amargura de las penas mías
templar con tu amistad. ¡Cuánto mi pecho
palpitaba escuchándote...! Perdido,
a feliz ilusión me abandonaba,
y de mi amor el mísero secreto
entre mis labios trémulos erraba.
Alcé al oirte la abatida frente,
y te miré con ojos do brillaba
la más viva pasión... ¿No me entendiste?
¿No eran bastantes ¡ay! a revelarla
mi turbación, de mi marchito rostro
la palidez mortal...? ¡Mujer ingrata,
mi delirio cruel te complacía...!
¡Ay! nunca salga de mi ansioso pecho
la fatal confesión: si no me amas,
moriré de dolor, y si me amases...
¡Amarme tú! Yo tiemblo... Alma divina,
¿tú amar a este infeliz, que sólo puede
ofrecerte su llanto y la tibieza
de un desecado corazón? ¿Tú, bella
más que la luna si en el mar se mira,
unirte a los peligros y pesares
de este triste mortal...? ¡Jamás! —Huyamos
de su presencia, donde no me angustie
su injuriosa piedad...
- - - - - - - - - - - - - - ¡Adiós! Yo quiero
ser inocente, y no perderte... Amiga,
amiga deliciosa, nunca olvides
al mísero Fileno, que a tu dicha
sacrifica su amor: él en silencio
te adorará, gozándose al mirarte
tan feliz como hermosa,
mas nunca ¡oh Dios] te llamará su esposa.

(Agosto 1823)
Ed. 1832

(1) Variante:
Cuál atormentas mi espíritu infeliz
Ed. 1825

(2) Variante:
La causa... Aún me estremezco... ¿No te acuerdas
de la tarde de ayer...? Alma inocente
Ed. 1825


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:47

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


21

A RITA L... (1)

¡Ay! ¿es verdad? ¿La delicada mano
que al dulce beso del amor convida,
y en sed inflama el anhelante labio,
mis versos escribió; y este consuelo
al insano pesar que me devora
guardaba el justo cielo?
¡Encantadora joven! Más ufano
con favor tan precioso
que con su vil poder el ambicioso,
bendigo tu amistad, y satisfecho
por nada trocaría
mi humilde lira y mi sensible pecho.
Tal vez mientras su mano regalada
mis venturosos versos escribía,
allá en su alma agitada
mi destino infeliz compadecía,
y un suspiro, una lágrima preciosa
a mi me consagró... Dulces delirios
¡ay! no me abandonéis: goce en idea
lo que la dura suerte me ha vedado
conseguir... Sí, gustoso
con la mitad de mi existencia triste
comprara el bello instante
en que expresión divina de ternura
me halagaste en tu candido semblante.

¿Y condenado a perennal tormento
siempre habré de vivir? ¿Nunca mis ojos
en otros ojos hallarán ardiendo
la llama del amor? ¿Hasta la muerte
gemiré de mis bárbaros pesares
y tedio insoportable combatido?
¿No habrá un pecho clemente
que simpatice en su cariño ardiente
con este joven triste y desquerido?

Papel precioso, entre las prendas mías
ocupa tu lugar: mil y mil veces
mis labios encendidos
sobre ti buscarán la dulce huella
de la mano ligera y delicada
que se dignó escribirte: si la suerte
me oprime despiadada,
tú mi alivio serás: al contemplarte
mil plácidos recuerdos
me llenarán el alma
de celestial consuelo.
Cuando la muerte con funesto vuelo
tienda sus alas en mi triste frente,
recibirás sobre mi yerta boca
mi último beso y mi postrer suspiro.

(Octubre 1823)
Ed. 1832

(1) En la edición de 1825 apareció con el título de "A una señorita
que sacó copia de una de mis poesías para regalármela".
La joven que copió los versos fue Rita Lámar.
En


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:53

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


22

ESTE POEMA SE CORRESPONDE CON EL SONETO Nº 3 ( RENUNCIANDO A LA POESÍA) EN LA SECCIÓN DE SONETOS DEL SIGLO XIX, DEDICADA A ESTE AUTOR.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 08 Ene 2019, 14:57

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


23

LA LAGRIMA DE PIEDAD

¡Cómo exalta y diviniza
el rostro de la hermosura
la expresión celeste y pura
de la sensibilidad!
¡Cuan extático, mi amiga,
tu semblante contemplaba,
cuando en tus ojos temblaba
la lágrima de piedad!

Grata es la luz apacible
que occidente nos envía
cuando al expirante día
sepulta la eternidad.
Del crepúsculo es la hora
grata al alma pensativa;
pero muy más la cautiva
la lágrima de piedad.

Ved a la virgen amable
cuanto más bella se ostenta
si al pobre anciano alimenta
con modesta caridad.
¡Y lo niega ruborosa!
¿Es un ángel o una bella...?
¡ Ved,..! en sus ojos centella
la lágrima de piedad.

El delicioso rocío
que vierte nocturno cielo,
llanto es, y al árido suelo
torna frescura y beldad.
Cuajado sobre las flores,
¡cómo en la luz resplandece!
pero su brillo oscurece
la lágrima de piedad.

¡Cuánto es horrible ía vida
al que ama desesperado!
¡Cómo del objeto amado
le atormenta la beldad!
¡Una lágrima...! Bendigo
todo el rigor de mi suerte,..
¿Es el amor quien la vierte,
o es lágrima de piedad?

¡Oh mi bien! ¡Ay...! No te ofenda
el escuchar que te adoro:
nos divide, no lo ignoro,
tirana desigualdad.
Nada exijo... ¿Por ventura
deberás negar impía
a la triste pasión mía
lágrimas ¡ay! de piedad?

Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Ene 2019, 07:18

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


24

ÁTALA

Desde que te miré, joven hermoso,
sentado a par de la luciente hoguera,
por mis venas corrió fuego dichoso,
que no puedo explicar. ¡Quién a tu lado
siempre vivir pudiera,
y consolar tus males,
y tu gozo partir! ¡Fuérame dado
romper osada tu cadena dura,
y en la profundidad de los desiertos
gozar contigo sin igual ventura!
Mas ¡ay! no la gozara, que al mirarte
me siento estremecer: quedanse yertos
mis miembros todos, y azorado late
mi corazón en. el ansioso pecho.
¡Cuan extraña es mi suerte!
En tu presencia tiemblo y si te partes
ansio, me agito por volver a verte,

Al punto que te miro,
gallardo prisionero
huir de tu vista quiero,
y no te puedo huir.

Con languidez suspiro
al verte que suspiras,
y lánguido me miras,
y pienso yo morir.

Ayer tarde le vi Junto a la fuente
a mi lado correr: temblé, y ardiente
estrechando mi mano, así me dijo:
"Desde que te miré la vez primera,
"el sueño huyó de mis ardientes ojos.
"La memoria feliz de tu hermosura
"en mi pecho se iguala
"con la memoria dulce y lisonjera
"de la cabana en que nací.,. ¡Oh Átala!
"mal puede responder a tus amores
"un corazón que aguarda los horrores
"del suplicio fatal..."
- - - - - - - - - - - - - ¡Cielos! mi amado
sin mí perecerá... Salvarle es fuerza,
y en su fuga seguirle...
¿Qué han menester los hijos de los bosques
para vivir? En su follaje verde
felice techo nos dará la encina.
Saldrá el brillante sol, y a par sentados
al margen de torrente bullicioso,
veremos con placer su luz divina.
O a la sombra de un álamo frondoso,
los dos triscando en deliciosa fiesta,
miraremos pasar la ardiente siesta,
y él me dirá palabras misteriosas,
y yo responderé con tierno- acento:
"¡Oh Chactas! ¡oh mi amor! Tu bello rostro
"es más grato de Átala al blando pecho
"que la sombra del bosque a medio día,
"o los silbidos del furioso viento,
"cuando sacuden la cabana mía
"en medio de la noche silenciosa."
Así diré: me estrecharán sus brazos,
me llamará su esposa;
y escuchará el desierto mis amores,
y alegres repitiendo el canto mío,
JOSÉ MARÍA HEREDIA
Chactas y Átala volverá la selva,
Chactas y Átala el resonante río.
¡Oh placer sin igual...! Pero mi madre.
¡Oh memoria de horror! ¡Funesto lazo!
¡Oh temerario voto detestable!
¡Ay! la sombra implacable
de mi madre infeliz doquier me sigue,
y en pavorosa voz me anuncia muerte.
Yo no la temo, no: venga, termine
el horror de mi suerte.
Evíteme ¡ay! el bárbaro martirio
de adorar a Chactas, y abandonarle.
¡Abandonarle! ¡oh Dios! El blanco lirio
cuando con majestad sobre su tallo
mécele fácil apacible brisa,
no es más gallardo y bello que mi amante.
El olor de la rosa
es menos grato al corazón de Átala
que de su boca el encendido aliento.
¿Y le habré de olvidar...? Vuela el colibrí
de un bosque al otro, y su pequeña esposa
parte rauda tras él... ¡Mi suerte impía
volar me niega tras la prenda mía...!

Ed. 1832


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36815
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Ene 2019, 07:26

JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA


A / POESÍAS AMOROSAS


25

A LA ESTRELLA DE VENUS

Estrella de la tarde silenciosa,
luz apacible y pura
de esperanza y amor, salud te digo.
En el mar de Occidente ya reposa
la vasta frente el sol, y tú en la altura
del firmamento solitaria reinas.
Ya la noche sombría
quiere tender su diamantado velo,
y con pálidas tintas baña el suelo
la blanda luz del moribundo día.
¡Hora feliz y plácida cual bella!
tú la presides, vespertina estrella.

Yo te amo, astro de paz. Siempre tu aspecto
en la callada soledad me inspira
de virtud y de amor meditaciones.
¡Qué delicioso afecto
excita en los sensibles corazones
la dulce y melancólica memoria
de su perdido bien y de su gloria!
Tú me la inspiras. ¡Cuántas, cuántas horas
viste brillar serenas
sobre mi faz en Cuba...! Al asomarse
tu disco puro y tímido en el cielo,
a mi tierno delirio daba rienda
en el centro del bosque embalsamado,
y por tu tibio resplandor guiado
buscaba en él mi solitaria senda.
Bajo la copa de la palma amiga,
trémula, bella en su temor, velada
con el mágico manto del misterio,
de mi alma la señora me aguardaba.
En sus ojos afables me reían
ingenuidad y amor; yo la estrechaba
a mi pecho encendido,
y mi rostro feliz al suyo unido,
su balsámico aliento respiraba.
¡Oh goces fugitivos
de placer inefable! ¡Quién pudiera
del tiempo detener la rueda fiera
sobre tales instantes...!
Yo la admiraba extático; a mi oído
muy más dulce que música sonaba,
el eco de su voz, y su sonrisa
para mi alma era luz. ¡Horas serenas
cuya memoria cara
a mitigar bastara
de una existencia de dolor las penas!
¡Estrella de la tarde! ¡Cuántas veces
junto a mi dulce amiga me mirabas
saludar tu venida, contemplarte,
y recibir en tu amorosa lumbre
paz y serenidad...!
- - -  - - - - - - - - - Ahora me miras
amar también, y amar desesperado.
Huir me ves al objeto desdichado
de una estéril pasión, que es mi tormento
con su belleza misma;
y al renunciar su amor, mi alma se abisma
en el solo y eterno pensamiento,
de amarla, y de llorar la suerte impía
que por siempre separa
su alma del alma mía.

(1826)
Ed. 1832

Traducida al inglés por Gertrudis F. de Vingut, apareció en
"Selections from the best Spanish poets", Nueva York. 1856.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 20 Mar 2019, 18:15