Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 770530 mensajes en 38836 argumentos.

Tenemos 1347 miembros registrados.

El último usuario registrado es Artemio Rodriguez Ortiz

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 42 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 39 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Alejandro Guardiola, clara_fuente


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 104 el Lun 10 Dic 2018, 19:12.

Marzo 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 04:20

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

FTE.- CUBA CONTEMPORÁNEA

AÑO XIII

Tomo XXXVII. La Habana, febrero 1925. Núm. 146.

La Avellaneda, rica por nacimiento y criada en aquel ambiente,
en que, junto a las más preciadas costumbres domésticas
se adquiere una noción, vaga en detalles; pero profunda en síntesis
de la alta misión de la vida, con su naturaleza, mezcla de
dos sangres fuertes, la española y la cubana, consolidó la alta dirección
de sus principios.

Ella se enorgullecía, desde que tuvo uso de razón, de las altas
prendas morales de su padre y de la nobiliaria alcurnia materna,
y era bastante perspicaz para sentirse superior al común
de las gentes, entre cuya sociedad no encontraba aliciente bastante
para considerarse feliz.

De aquí viene inmediatamente la disociación entre lo consuetudinario
y lo selecto: ella se distingue por sus aficiones peculiares
y su aislamiento, a que el disgusto la obliga, y una especie
de aureola de superhombre que la hace pesante y reversa.
Se aficiona a los libros, pues que el alma, a veces, huye de
estar sola. Devoraba a la luz de la vela románticas historias y
libros de caballería, y fraguaba para su encanto no se qué raras
composiciones de héroes con los caracteres de los protagonistas
de las obras que leía.

En la soledad infantil que se creara, sólo tiene por amigas
a las Carmona: pequeñas extranjeras que vivían en su vecindario.
La adversidad pronto vino a herirla. A los nueve años de edad
sufre con la prematura muerte de su padre el primero de sus
más intensos dolores.

La madre, joven, respetada y rica, encuentra muy pronto un
nuevo companero en el también militar español Don Gaspar Escalada,
con quien contrajo nupcias, apenas muerto su primer esposo.
Los años pasaron, y ya eran los diez y siete en que Gertrudis
fué una señorita.

Era tal el prurito de raza en aquella legendaria y orguUosa
villa, que, por miedo a la innobleza del extranjero y a mezclar con
sangre espuria la sangre de la familia, contrataban desde la más
tierna infancia de los allegados, matrimonios entre ellos, y así,
fué un proyecto halagüeño el casarla con un primo.

Gertrudis tenía algo de María Stuardo: eso que se llama un
gran corazón, que puede querer a un tiempo mismo a Darnley y
a Rizzio. Ella se sentía halagada a las próximas bodas con el
pariente rico, guapo y bien nacido, y con la amistad o amor platónico
de un joven Loynaz, al que consideraba como el Romeo
tardíamente encontrado. (Romeo, porque los Arteaga y los Loynaz
hacía largos años que estaban divididos por un odio de abolengo.)
Mas, las cosas aclarándose, resultó que el noviazgo con el
primo vino a menos, y que, al fin, el compromiso fué roto. Entre
tanto, la pequeña Carmona, la única amiga de la infancia, le
llevaba a Loynaz entre sus hechizos...

Y sin el uno y sin el otro, de lo cual no guardaba sentimiento
porque a ninguno de los dos pudo ser constante su turbulento
espíritu, ambicioso de Amadises, a lo que, ni remotamente ellos
se acercaban, conservó un recuerdo amargo de los disgustos familiares
que le acarreó, con el primero, la ruptura de bodas, y
con el segundo, la conducta de la amiga...

La Avellaneda entonces empieza a elucubrar sobre la manera
de partir de aquella patria que no creía suya, porque no le
era propicia.

Su padre, cuando le sorprendió la muerte, tenía el propósito
de trasplantarse con su familia a Andalucía, temeroso de que las
aspiraciones políticas de los pueblos americanos dieran al traste,
con la nacionalidad española, al orden de cosas sociales.

La independencia de los pueblos de Sur América, la pérdida
de Santo Domingo, las hazañas de Tousaint Louverture, hicieron
temer al padre por el porvenir de los suyos, si seguían perma-
neciendo en Cuba. Así, al morir advirtió seriamente a su esposa
la necesidad de llevar al Viejo Mundo la tienda hogarina.

Las segundas nupcias de la Señora Arteaga y los tempranos
años de la hija, durmieron este deseo último del padre; mas,
cuando a ella le aguijoneó el dolor de su tierra, vino a su recuerdo,
como una liberación, realizar el anhelo del padre extinto.
Disgustos familiares de Escalada con el venerable abuelo de
Gertrudis, hicieron que el militar astuto pensara también en separar
al padre de la hija. Y en este solo punto coincidieron ambos,
laborando por decidir a la fornida camagüeyana a dejar el
viejo solar de sus antepasados, y al fin lo consiguieron.
Entonces Tula Avellaneda, como familiarmente se la llamaba,
tenía veintidós abriles y ya pudo exclamar al abandono de
las costas de su isla milagrosa...

¡Perla del mar! ¡Estrella de Occidente!
¡Hermosa Cuba! Tu brillante cielo
La noche cubre con su opaco velo,
Como cubre el dolor mi triste frente.

¡Voy a partir! La chusma diligente
para arrancarme del nativo suelo
Las velas iza, y pronta a su desvelo
La brisa acude de tu zona ardiente.

¡Adiós, patria feliz, edén querido!
Doquiera el hado con furor me impela
Tu dulce nombre halagará mi oído!

¡Adiós!... Ya cruje la turgente vela...
El ancla se alza... El buque estremecido
las olas corta y silencioso vuela!...

Más que este soneto, tan motejado por los cubanos que dicen:
"Gertrudis Gómez de Avellaneda, al abandonar su patria, no tuvo
para ella más ternura que la encerrada en un soneto descriptivo",
expresa un párrafo de la biografía íntima escrita por ella
para Don Ignacio de Cepeda y Alcalde, en que, aludiendo a la
despedida de su país, exclama:

¡Perdone usted! ¡mis lágrimas manchan este papel! no puedo
recordar sin emoción aquella noche memorable en que vi por
última vez la tierra de Cuba.

De un salto sobre el mar, la encontramos ahora en tierra de
Burdeos, desde donde se trasladó a Galicia, lugar nativo de su
padrastro.

Cosa que va muy en contra de la hidalguía española, resultó
desde el arribo. Ella cuenta:

Mi padrastro se había manejado bien con nosotros hasta entonces:
entonces se desenmascaró. Estaba en su país y con su familia, nosotros
lo habíamos abandonado todo. Su alma mezquina abusó de esas
ventajas.

Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:00

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

FTE.- CUBA CONTEMPORÁNEA

AÑO XIII

Tomo XXXVII. La Habana, febrero 1925. Núm. 146.


La aristocrática criolla caía mal en la familia gallega. La
doctora la llamaban, así como en su pueblo de origen la apellidaron
La filósofa. Su manera de hablar naturalmente pulida, y
sus ideas originales le granjeaban en ambos mundos el interdicto
de la gente, que cuando menos, la calificaba de rara, y por lo común
de sospechosa... Ella era un candidato de manicomio...
Las penas familiares rompieron el hogar. El hermano paterno
emigró. Su corazón fué empeñado en el afecto de un joven
y distinguido militar español de apellido Ricafort.

Mas, su carácter inconstante, su positivo horror al matrimonio,
viendo el desconcierto de su casa, y algo de natural orgullo
que le impedía contraer nupcias sin contar con hacienda, pues que
la suya, administrada por su padrastro, no ofrecía pingües rentas, la
decidió, primero, a aplazar la boda, y luego, a romper su compromiso,
de una manera poco gentil, por cierto: se ausentó de
Galicia y no hizo saber nunca más noticias suyas al enamorado
Ricafort.

Deseosa de paz emprendió un viaje por Andalucía, acompañada
de su único hermano paterno Don Manuel Gómez de Avellaneda,
deteniéndose, antes, algunos meses en Lisboa. Iba deseosa
de conocer a la familia de su padre domiciliada en Sevilla,
de la que tantas ilusiones se hacía.

En Sevilla le aguardaban nuevos desengaños, así como sus
primeros triunfos literarios.

El hermano no fué con ellas todo lo cordial que correspondía
a su situación de abandonada a él como único pariente; su
familia de Avellaneda no estaba a la altura del concepto halagüeño
que de ella se había formado.

Los amores pasajeros a que se entregó sucesivamente, como
pasatiempo y desquite de sus inquietudes morales, sólo lograron
acarrearle nuevos y más fuertes disgustos.

Entre tanto su fama de extravagante y voluble se afianzaba.
A estas alturas conoció al sin par caballero andaluz, del cual
enamorada hizo una especie de semidiós y el que escudado en
un temperamento asaz tozudo y displicente hacia todo, y en particular
hacia ella, fué, sin duda, el ser que más ascendiente ejerció
sobre su cabeza alumbrada de fantasmagorías.

Y digo su cabeza alumbrada de fantasmagorías, porque pienso
que los amores de la Avellaneda con el famoso caballero andaluz,
no fueron tales amores, lozanos, ingenuos, románticos, abandonados
a sí mismos y saturándose de ese no sé qué de vital y
espontánea dulcedumbre; sino que en ellos sólo entró el intelectual
acaloramiento de una mujer cuyo cerebro era capaz de concebir
todas las grandezas y que las anhelaba alcanzar; de un espíritu
complejo por idiosincrasia y por la fuerza de los veinticinco
años a que había llegado. Que en ellos no puso nada su
corazón, donde el sentimiento había sido anulado por el predominio
intelectivo. Intelectualidad que mezclada un poco, como
yo pienso, o un mucho, como otros quieren con el instinto sexual,
díó a estas relaciones los caracteres de una pasión, que se acrecentaba
más, cuanto más él se mantenía remiso y alejado de ella.
Ciega, se obstinó en que fuese un ser superior el hombre que
creía amar. El único capaz de comprenderla y estimarla, por la
gran superioridad que le atribuía.

Atribuyó esta superioridad a las características de hermetismo
y contumacia en sus propósitos de aislamiento social, y de
ella muy especialmente, lo que, acaso era sólo el resultado de
una inferioridad: la apatía, y el miedo de absorción que ella, con
su espíritu más completo que el suyo le causaba. De este error
surgió el empeño en que dejó su alma desgarrada y por vez única
vencida.

No hubo, pues, en estas relaciones más que la lucha de dos
espíritus igualmente tercos, en la cual, el que además de ser
terco era poderosamente cauto, fué el vencedor.

"Adiós, querido mió: sacuda usted esa melancolía que me aflige.
Créame usted, para ser dichoso modere la elevación de su alma y
procure nivelar su existencia a la sociedad en que debe vivir—decía
ella..."

Este párrafo que sentimos tanto más inocente cuanto más presume
de profundo saber mundanal, arranca una sonrisa entre
compasiva y burlona... La conformidad, que ella no percata,
entre la conducta del caballero y la admonición, es de un efecto
al par que cómico, desgarrador. Aconseja morigerar efectos nobles
de alma a quien se porta con ella como un zorro, y adaptación
a la vida, a quien sabe sortearla con tanta habilidad. ¡ Pobre ilusa
que se empeña en ver en los otros lo que sólo está en ella misma!
Pero volvamos a sus éxitos artísticos. Durante una corta permanencia
en Cádiz había publicado en un periódico de la ciudad
algunas poesías líricas, bajo el seudónimo de La Peregrina. Domiciliada
en Sevilla continuó produciendo obras literarias de diversos
géneros, en los cuales ya venía iniciándose desde su permanencia
en Cuba.

Antes, en Lisboa, comenzó a escribir como ella cuenta, sólo
"por distraer momentos de ocio y melancolía," su novela Sab, de
asunto cubano, que terminó en Sevilla y que luego publicó en
Madrid.

En Sevilla también escribió su drama titulado Leoncia, que
fué representado con éxito en Cádiz, Málaga y Granada.

No fueron éstas, como muchos autores repiten, su primer novela
y obra teatral, pues que, casi en la niñez, al mismo tiempo
que escribía versos líricos, compuso una novela que tituló El gigante
de cien cabezas, y mucho más tarde el drama Hernán
Cortés.

Pero ni las unas ni los otros fueron nunca considerados seriamente
por la Avellaneda, que los excluyó de sus obras completas,
llevando a más su rigor con el drama Leoncia, que nunca
llegó a imprimirse.

Estos eran los triunfos que le guardaba su tierra de Andalucía,
tan completos y satisfactorios cuanto agobiadores eran sus
fracasos íntimos.

A fines del año 1840 se trasladó a Madrid, donde fué definitivamente
consagrada como poetisa lírica en las veladas del Liceo
Literario de los Duques de Villahermosa, donde conoció, entre
otros grandes literatos, a Alberto Lista, a Manuel J. Quintana,
a Nicomedes Pastor Díaz y a Juan Nicasio Gallego, el que fué
su consejero artístico y quien prologó su primer libro de versos.
Pareció consagrarse de 1841 a 1842, especialmente a la escritura
de novelas, pues entonces produjo casi todas las de su
colección: Dos Mujeres, Espatolino, Guatimozin y La Baronesa
de Youx.

Del año 1844 al 1849, un desfile de obras teatrales, unas verdaderamente
notables, obras maestras otras, cruzaron por los teatros
españoles como su más alta producción intelectual: la tragedia
clásica Alfonso Manió, en 1844, e inmediatamente después la
tragedia bíblica Saúl, El Príncipe de Viana y Egilona, en 1845 y
Baltasar, en 1849.

Durante ese tiempo, en 1846, contrajo nupcias a,los treinta y
tres años de edad, con el valenciano Don Pedro Sabater, hombre
de alta representación social y política, cuyo talento y superioridad
moral eran proverbiales.

La Avellaneda vio turbados sus cortos meses de matrimonio
por desconsoladoras penas, pues afectado el esposo de enfermedad
ruda fué decayendo día por día, hasta morir cuando apenas
contaba un año de realizada la boda.

Durante este tiempo abandonó por completo sus aficiones artísticas
y a la muerte de aquél se retiró por algún tiempo al convento de
Nuestra Señora de Loreto, en Burdeos.

Vuelta de nuevo al mundo se obstinó en un largo silencio,
hasta que roto éste produjo nuevas obras, si bien menos brillantes
que las de su primera época, más equilibradas, más castizas
en lenguaje, más acabadas en prendas de detalle y corrección:
Los Oráculos de Talla, La Hija de las Flores, Recaredo, Tres
Amores, La verdad vence apariencias, La Hija del Rey Rene, El
Millonario y la maleta...

En 1853 contrajo segundas nupcias con el coronel de artillería
y diputado a Cortes, Don Domingo Verdugo. La boda, que
fué apadrinada por los reyes de España, auguraba todo género de
felicidades; mas, no fué así desgraciadamente.
Su esposo, del partido liberal, al dirigirse al Congreso un día
de abril de 1858, fué herido gravemente.

Salvado de la muerte; pero maltrecho, emprendió en unión
de su esposa un viaje por Europa en busca de salud.

Sólo produjo entonces la Avellaneda, algunas leyendas, como
La ondina del lago azul, La velada del helécho, año de 1858, y
algunas otras.

En el año de 1859, los reyes enviaron al coronel Verdugo a
Cuba, en compañía del general Don Emilio Serrano, con la esperanza
de que en esa tierra del trópico encontraran alivio sus dolencias
físicas.

La Habana recibió a la poetisa con grandes honores, siendo
coronada en el teatro de Tacón, después de haberse representado
su obra La Hija del Rey Rene, acto que fué presidido por el
excelentísimo señor Duque de la Torre, Capitán General de la
Isla de Cuba.

Su pueblo, el de Camagüey, le otorgó igual honor, siendo ésta
la tercera vez que su gloria literaria llegó a tanta exaltación, pues
ya antes, en su primera juventud, el infante Don Francisco de
Borbón la había coronado, en el Liceo Artístico de Madrid, el
año de 1845, cuando, en un certamen celebrado por el mismo,
obtuvo el primer premio y el accésit para dos odas suyas, la primera
fírmada con su nombre y la segunda con el de su hermano
materno Felipe Escalada.

No restablecido su esposo, anduvo de pueblo en pueblo buscando
mejoría, y al fin, murió en Pinar del Río, dejando a la
Avellaneda en nueva viudedad, el año de 1863.

En Cuba, año de 1861, escribió ella sus últimas novelas: El
artista barquero y Dolores; fundó una revista literaria. El álbum
de lo bueno y de lo bello, que vivió muy corto tiempo, y compuso
algunas poesías líricas, ya un tanto decadentes.

En 1864, partió, de nuevo, a España. Pasó por los Estados
Unidos de Norte América, donde visitó el Niágara, produciendo
la oda que lleva ese nombre, la cual sólo es digna de mención
por llevar su firma.

Después de una corta residencia en Madrid pasó a Francia y
luego a Sevilla.

Inquieta y torturada por el pasado de su turbulenta vida y
llena del temor de la eternidad, andaba de pueblo en pueblo sin
hallar reposo ni consuelo en parte alguna.

Volvió, pues, a Madrid, y atormentada siempre, buscando alivio
en la religión, padece devaneos místicos. Entonces consagra
sus cantos a Dios y publica en 1866 su Devocionario poético.
Su último drama, Catilina, famosa traducción, es tan abstruso
que no pudo ser llevado a la escena.

Así murió, en época turbulenta de revoluciones civiles en España,
el 12 de febrero de 1873.

Cuando todos sus amigos de arte y de gloria andaban desperdigados,
un camagüeyano, en nombre de su tierra natal, vino a
envolverle la mortaja: Don José Ramón Betancourt.


(Esta exposición biográfica es sólo una pequeña parte sobre la vida y la obra de la autora. Si algún estudioso de la misma desea el trabajo completo, me lo puede solicitar y se lo haría llegar con mucho gusto.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:06

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( (Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

1

AL PARTIR

(Poesías patrióticas)

Soneto

¡Perla del mar! ¡Estrella de Occidente!
¡Hermosa Cuba! Tu brillante cielo
La noche cubre con su opaco velo,
Como cubre el dolor mi triste frente.

¡Voy a partir! La chusma diligente,
Para arrancarme del nativo suelo
Las velas iza, y pronta a su desvelo
La brisa acude de tu zona ardiente.

¡Adiós, patria feliz, edén querido!
¡Doquier que el hado en su furor me impela,
Tu dulce nombre halagará mi oído!

¡Adiós!... Ya cruje la turgente vela...
El ancla se alza... el buque, estremecido,
Las olas corta y silencioso vuela!



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:10

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( (Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

2

IMITANDO UNA ODA DE SAFO
(Poesías al arte)

¡Feliz quien junto a ti por fin suspira,
quien oye el eco de tu voz sonora,
quien el halago de tu risa adora,
y el blando aroma de tu aliento aspira!

Ventura tanta, que envidioso admira
el querubín que en el empíreo mora,
el alma turba, al corazón, devora,
y el torpe acento, al expresarla, expira.

Ante mis ojos desaparece el mundo,
y por mis venas circular ligero
el fuego siento del amor profundo.

Trémula, en vano resistirte quiero...
de ardiente llanto mi mejilla inundo...
¡deliro, gozo, te bendigo y muero!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:21

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( (Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

3

MI MAL

En vano ansiosa tu amistad procura
Adivinar el mal que me atormenta;
En vano, amigo, conmovida intenta
Revelarlo mi voz a tu ternura.

Puede explicarse el ansia, la locura
Con que el amor sus fuegos alimenta...
Puede el dolor, la saña más violenta,
Exhalar por el labio su amargura...

Mas de decir mi malestar profundo,
No halla mi voz, mi pensamiento medio,
Y al indagar su origen me confundo:

Pero es un mal terrible, sin remedio,
Que hace odiosa la vida, odioso el mundo,
Que seca el corazón... ¡En fin, es tedio!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:24

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( (Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

4

EL RECUERDO IMPORTUNO

¿Serás del alma eterna compañera,
Tenaz memoria de veloz ventura?
¿Por qué el recuerdo interminable dura,
Si el bien pasó cual ráfaga ligera?

¡Tú, negro olvido, que con hambre fiera
Abres ¡ay! sin cesar tu boca oscura,
De glorias mil inmensa sepultura
Y del dolor consolación postrera!

Si a tu vasto poder ninguno asombra,
Y al orbe riges con tu cetro frío,
¡Ven! que su dios mi corazón te nombra.

¡Ven y devora este fantasma impío,
De pasado placer pálida sombra,
De placer por venir nublo sombrío!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:26

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

5

LAS CONTRADICCIONES
Imitación de Petrarca

No encuentro paz, ni me permiten guerra;
De fuego devorado, sufro el frío;
Abrazo un mundo, y quédome vacío;
Me lanzo al cielo, y préndeme la tierra.

Ni libre soy, ni la prisión me encierra;
Veo sin luz, sin voz hablar ansío;
Temo sin esperar, sin placer río;
Nada me da valor, nada me aterra.

Busco el peligro cuando auxilio imploro;
Al sentirme morir me encuentro fuerte;
Valiente pienso ser, y débil lloro.

Cúmplese así mi extraordinaria suerte;
Siempre a los pies de la beldad que adoro,
Y no quiere mi vida ni mi muerte.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:30

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

6

AL NOMBRE DE JESÚS

Es grata al caminante en noche fría
La alegre llama del hogar caliente:
Grata al que corre bajo sol ardiente
La fresca sombra de arboleda umbría:

Grato, como dulcísima armonía,
Para el sediento el ruido de la fuente,
Y grato respirar en libre ambiente
Para quien sale de mazmorra impía.

Es grata, en fin, la lluvia al campesino;
Grata al guerrero belicosa fama;
Y grato el natal suelo al peregrino:

Pero más que aire, sombra, fuente, llama,
Lluvia, patria, laurel, ¡Jesús divino!
Tu nombre es grato al corazón que te ama.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:33

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

7

A DIOS

¿No es delirio, Señor? Tú, el absoluto
En belleza, poder, inteligencia;
Tú, de quien es la perfección esencia
Y la felicidad santo atributo;

Tú, a mí -que nazco y muero como el bruto-
Tú, a mí -que el mal recibo por herencia-
Tú, a mí -precario ser, cuya impotencia-
Sólo estéril dolor tiene por fruto...

¿Tú me buscas ¡oh Dios! Tú el amor mío
Te dignas aceptar como victoria
Ganada por tu amor a mi albedrío?

¡Sí! no es delirio; que a la humilde escoria,
Digno es de tu supremo poderío
Hacer capaz de acrecentar tu gloria!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:35

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS ( Extraídos uno a uno y por orden de sus POESÍAS COMPLETAS)

8

A LAS ESTRELLAS

Reina el silencio; fúlgidas en tanto,
luces de paz, purísimas estrellas,
de la noche feliz lámparas bellas,
bordáis con oro su luctuoso manto.

Duerme el placer, mas vela mi quebranto,
y rompen el silencio mis querellas,
volviendo el eco unísono con ellas,
de aves nocturnas el siniestro canto.

¡Estrellas, cuya luz modesta y pura
del mar duplica el azulado espejo!
si a compasión os mueve la amargura

del intenso penar porque me quejo,
¿cómo, para aclarar mi noche oscura,
no tenéis ¡ay! ni un pálido reflejo?


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 16 Dic 2018, 14:41

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

En el libro Poesía Completas, comentado, solamente he encontrado 8 sonetos. Ramón García González, sin embargo, cita 14. Mañana, por tanto, si tengo tiempo, cotejaré ambos y expondré los que faltan.

Espera un poquito, Lluvia.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:14

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS (los que vienen a continuación proceden del trabajo de RAMÓN GARCÍA GONZÁLEZ)

9


Al Duque de Frías

(Desde el Real Sitio de San Ildefonso, contestando a otro que me dirigió)


Más me inspira tu voz, que en estos valles,
montes un día y rústicos apriscos,
los parques, los jardines y obeliscos,
que guardan ninfas de marmóreos talles.



No me dará placer, mientras tú calles,
que el raudal brote en espumantes discos...
pues hace hermosos la amistad los riscos,
y es en la soledad triste Versalles.



Si con mi voz el ruiseñor modula,
no entiende tonos la nadante carpa,
y en vano el canto en derredor circula.



Pronto -cual nave que del puerto zarpa-
vuelva al Borbón-Edén y entonces Tula
un himno entonará, pulsando el arpa.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:16

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS

10


Al monumento del Dos de Mayo


¡Mármol que guardas inmortal memoria
de alta constancia, de virtud severa,
yo te saludo por la vez primera
ardiendo en sed de libertad, de gloria!



La página más bella de la Historia
grabó en tu frente la nación Ibera,
y en ti verá la gente venidera
coronando a la muerte la victoria.



¡Ah, note admire el Universo en vano!
De la ambición el ímpetu sañudo,
quiebre en tu base su furor insano,



y hable a los pueblos tu silencio mudo,
y hable también al opresor tirano...
¡Monumento inmortal, yo te saludo!



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:18

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS

11


A Washington


No en tu pasado a tu virtud modelo
ni copia al porvenir dará la Historia
ni el laurel inmortal de tu victoria
marchitaron los siglos en su vuelo.



Si con rasgos de sangre guarda el suelo
del coloso del Sena la memoria,
cual rastro puro brillará tu gloria
nunca empañada por oscuro velo.



Mientras la fama las virtudes cuente
del héroe ilustre que cadenas lima
y la cerviz de los tiranos doma,



alza gozosa América tu frente
que el Cincinato que formó tu clima
le admira el mundo, y te lo envidia Roma.





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:20

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS

12


El sol en un día de diciembre


Reina en el cielo. ¡Sol reina e inflama
con tu alto fuego mi cansado pecho:
sin luz, sin brío, comprimido, estrecho,
un rayo anhela de tu ardiente llama.



A tu influjo feliz brote la grana:
el hielo caiga en tu fulgor deshecho,
¡sal, del invierno rígido a despecho
rey de la esfera, sal, mi voz te llama!



De los dichosos campos de mi cuna
recibió de tus rayos el tesoro,
aléjame por siempre la fortuna:



bajo otro cielo, en otra tierra lloro,
donde la niebla abrúmame importuna...
¡Sal rompiéndola, Sol, que yo te imploro!





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:22

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS

13


A una mariposa


Hija del aire, nívea mariposa,
que de luz y perfume te embriagas
y del jazmín al amaranto vagas,
como del lirio a la encendida rosa.



Tú que te meces cándida y dichosa
sobre mil flores que volando halagas,
y una caricia por tributo pagas
desde la más humilde a la orgullosa:



Sigue, sigue feliz tu raudo vuelo,
placer fugaz, no eterno, solicita
que la dicha sin fin sólo es del cielo.



Fijar tu giro vagaroso evita,
que la más bella flor que adorna el suelo
brilla un momento y dóblase marchita.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 00:27

SIGLO XIX

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA

SONETOS

14


Deseo de venganza

(Escrito en una tarde tempestuosa)


¡Del huracán espíritu potente
rudo como la pena que me agita,
ven, con el tuyo mi furor excita,
ven con tu aliento a enardecer mi mente!



¡Qué zumbe el rayo y con fragor reviente:
mientas cual hoja seca o flor marchita,
tu fuerte soplo al roble precipita,
roto y deshecho el bramador torrente!



Del alma que te invoca y acompaña,
envidiando tu fuerza destructora,
lanza a la par la confusión extraña.



¡Ven, y al dolor que insano te devora
haz suceder tu poderosa saña
y el llanto seca que cobarde llora!

Y he terminado los sonetos de esta interesante autora. Por tanto, querida amiga, tuyo es el testigo.






_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 17 Dic 2018, 00:37

Pues gracias y como siempre, buen trabajo, querido Pascual.


_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 17 Dic 2018, 00:39

SIGLO XIX


González, Manuel Dionisio
Cuba. Siglo XIX


Manuel Dionisio González Yanes, hijo de Don Cristóbal González y Doña Josefa Yanes, nació el 8 de abril de 1815 en Santa Clara donde pasó su infancia y realizó estudios primarios. Ya convertido en un joven viajó a la Habana para matricular estudios superiores en el Real Colegio Seminario de San Carlos, después de concluida la especialidad de Filosofía regresó a su ciudad natal, en 1835 y comenzó a trabajar en la escribanía de Don Martín Ruiz. También fue redactor de varios periódicos locales: El Eco, El Alba, El Sagua y otros, donde publicaba artículos relacionados con la educación, las costumbres y asuntos de interés local. Fundó en 1865 el periódico literario, económico, agrícola e industrial La Alborada. Como escritor, publicó trabajos de diversos géneros literarios pero lo que le dio la celebridad fue su condición de primer historiador de la villa de la ciudad de Santa Clara al publicar en 1860 su libro “Memoria Histórica de la villa de Santa Clara y su jurisdicción”.

Otros géneros literarios cultivados por Manuel D González fueron: teatro, narrativa y poesía.
En 1848 escribió una comedia en colaboración con Miguel jerónimo Gutiérrez y Eligio Eulogio Capiró, titulada Idealismo y Realidad, esta comedia en tres actos fue llevada a escena por los alumnos de la Escuela de Declamación que dirigía el Licenciado Carlos Valdés. Para estos jóvenes escribió dos comedias más: Sobre todo mi dinero y El judío errante. Además publicó una obra narrativa clasificada de novela, de la cual hubo tres ediciones, su argumento se basaba en hechos históricos de la época del Padre Las Casas donde ofrecía datos interesantes, la otra novela se titula, Las Brujas de Peña Blanca, basada en una leyenda local.

Por sus obras recibió varios premios: En 1889 en el bicentenario de la fundación de Santa Clara, se organizó una gran exposición de diversas temáticas, en la que alcanzó una Medalla de Oro en premio por su libro Memoria histórica de la villa de Santa Clara y su jurisdicción concluida en 1858 y publicada en 1860 y el Gobierno Municipal le concedió la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.

Murió en su ciudad natal el 14 de mayo de 1883. Sus restos reposan en el cementerio de la ciudad.


_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 17 Dic 2018, 00:41

SIGLO XIX

González, Manuel Dionisio
Cuba. Siglo XIX




Regreso a Villaclara


Cuando retorno a mis nativos lares
tras larga ausencia, y sus contornos miro,
la risueña expresión de nuevo admiro
de sus verdes campiñas y palmares;

 ornado de aguinaldos y azahares,
rico de pompa muéstrase el Capiro,
y su ambiente odorífico respiro
al eco de mis débiles cantares.

 Estos instantes de emociones puras
que, al saludar mi patria en este día,
me recuerdan mis tiempo de venturas,

 sean augurios del bien que mi alma ansía,
al deplorar pasadas amarguras
y el mal que agobia la existencia mía.





A una palma


Reina del campo, soberana diosa,
con cuanta majestad alzas la frente,
envidia dando a la plateada fuente,
al bosque, al llano y la pradera hermosa;

 sobre tus pencas juegas deleitosa
el aura pura matinal, sonriente,
y la pristina luz del claro oriente,
derrámase en tu copa esplendorosa.

 ¡Bella y sublime creación del cielo,
que ostenta tu poder y lozanía
en los pensiles del cubano suelo!

 Escucha grata de la lira mía
el débil canto que en mi ardiente anhelo
tributo a tu beldad y bizarría.



Yo no he tenido tanta suerte de encontrar más, así que te doy paso, Pascual


_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 01:02

SIGLO XIX

LORENZO GONZÁLEZ AGEJAS (Fte.- Universidad de Alicante)

Lorenzo González Agejas (1849-después de 1917). España
Perfil biográfico. Archivero, escritor y traductor. No son muchos los datos sobre Lorenzo
González Agejas, aunque sí algunos relativos a su actividad profesional como miembro del
Cuerpo facultativo de archiveros, bibliotecarios y arqueólogos del Estado, y su producción
como articulista colaborador de la revista de dicho cuerpo, cuyo presidente era D. Marcelino
Menéndez y Pelayo. En el tomo primero de la tercera época de esta revista, año 1897, se cita a
Lorenzo González Agejas como miembro del Montepío de la revista, en el tomo XIII, 1905,
figura como colaborador de la misma. Algunos datos más sobre su biografía nos los
proporciona Joaquín Costa en sus Memorias, donde, en la entrada correspondiente a febrero
de 1880, se dice que a pesar de sus dificultades materiales no duda en acoger y ayudar a su
viejo compañero docente de los tiempos del Colegio Hispano-Americano Santa Isabel, en la
calle Barquillo de Madrid. Así que, por Joaquín Costa, sabemos que durante algún tiempo
González Agejas ejerció la docencia: “[…] en medio de mis apuros se me ha presentado un
condiscípulo, González Agejas, harapiento y muerto de hambre, y sin trabajo; José Salamero
no tiene trabajo para él; en la Institución he tenido que sostener batallas y mal humor para
meterlo a trabajar casi gratis; le he enseñado a ser limpio y a sacar partido de la ropa vieja, y le
he prestado mi capa […] la cual ha sido menester acortar por debajo de la esclavina, porque es
muy larga para él.” En la Institución Libre de Enseñanza pasó a formar parte del grupo de
profesores y directores de excursiones. Un apunte biográfico más sitúa a nuestro autor en la
Escuela Diplomática, antes de ejercer la profesión de archivero, por lo que es probable que la
plaza en el Cuerpo facultativo se la ofreciera Cayetano Rosell y López (1817-1883), profesor de
bibliografía en la Escuela Diplomática y que en noviembre de 1875 sería nombrado jefe
superior del Cuerpo Facultativo de Archiveros. González Agejas escribía artículos para
diferentes revistas, entre ellas la propia revista de la institución de la que era miembro, Revista
de Archivos, Bibliotecas y Museos, donde solía publicar reseñas y artículos, también en La
España Moderna y otras. Fue también autor de obra poética: “Elegía a la memoria de D.
Manuel Bretón de los Herreros [manuscrito en BNE]“ (Madrid, 1873); “Una visión extática de
San Juan de la Cruz: poema místico” (Alicante: Estab. Tip. De Such, Serra y Cía, 1892), escrito
para el certamen literario que se celebró en Segovia el 4 de noviembre de 1891. En La España
Moderna publica en el número LXVIII (julio de 1894, pp.78-103), un interesante artículo sobre
la traducción al alemán de La Celestina: “La Celestina. ¿Está completa según la conocemos?
Una traducción alemana de 1520. Nuevos pasajes que contiene” realizada por Ch. Wirsung
(1500-1571), que se había publicado en Augsburgo en 1520 y la compara con la edición que en
1499 realizara Fadrique, alemán de Basilea. En el prólogo ofrece el dato autobiográfico de
catalogador de libros extranjeros en la Biblioteca de San Isidro de Madrid, donde localizó dicho
ejemplar de La Celestina. Otros interesantes artículos de él son dos con el título de “Nuestros
libros de música cifrada” en la Revista Musical Hispano-Americana (Madrid, julio 1916, p.5 y
junio 1917, pp.2-3). Sobre música tiene varias aportaciones en la prensa, entre ellas: “Treinta
años de crítica musical” sobre el libro que escribiera José Mº Esperanza y Solá, en la Revista de
Archivos, Bibliotecas y Museos (ene-jun, 1907). Algunas obras más son: Colón y su mundo,
1492. Poema histórico, compuesto con motivo del cuarto centenario del Descubrimiento de
América (Madrid: Est. Tip. De El Liberal, 1892). Con fecha 26/11/1916 se publica en el diario
ABC la noticia del Real Decreto declarando jubilado a D. Lorenzo González Agejas, jefe de
segundo grado del Cuerpo facultativo de archiveros, bibliotecarios y arqueólogos, con la
categoría de Jefe de Administración Civil de cuarta clase, si bien después de esa fecha hay un
artículo suyo firmado en Ciudad Lineal, julio de 1917, el citado sobre la música cifrada.
Actividad traductora. Es más bien escasa, a la luz de los datos de los que hoy día disponemos.
Entre su haber traductor figuran las siguientes obras: Cuadros de viaje, de Heinrich Heine,
primera versión castellana hecha directamente del alemán con arreglo al texto revisto y
completado por Adolfo Strodtmann, anotada y comparada con la versión francesa del autor
Biografías de traductores
HISTRAD Universidad de Alicante..
(Madrid: Lib. De la Vda. De Hernando, 1889, 2 tomos). De esta traducción se hicieron varias
ediciones (Madrid: Sucesores de Ribadeneyra, 1889, t. CXXIV y CXXVI; Madrid: Lib. De los
Sucesores de Hernando, 1916). De esta traducción diría Antonio Paz y Melián “[…] ha
concluido el año pasado nuestro erudito compañero de trabajo que, á las dificultades siempre
grandes del idioma alemán, reúne la del estilo originalísimo del humorista (sic) Heine […] El
principal mérito de esta traducción es su concienzuda escrupulosidad […] Ha traducido el
Intermezzo en verso, atento siempre a conservar la exactitud del pensamiento y de la frase
[…]” (Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, año XI, mayo-junio, 1907). Un dato curioso
sobre su obra traductográfica nos lo proporciona él mismo en varios artículos y reseñas, así
como en la correspondencia mantenida con D. Marcelino Menéndez y Pelayo, dándonos a
entender la amplitud conceptual del término traducción. Así, entre su producción figura “Seis
pavanas” [música notada], de Luis de Milán (ca.1500-ca.1561) [Autor de un tratado titulado El
maestro o música de vihuela de mano, Valencia, 1534], traducidas de las antiguas cifras por
Lorenzo González Agejas; el romance musicado por Luis Milán, titulado “La Infanta Sebilla y
Valdovinos”, transcrito por primera vez por González Agejas; “Romance viejo adicionado y
puesto en música por D. Luis Milán (1535), interpretado por primera vez por Lorenzo González
Agejas (Madrid: José Campo y Castro, 1872). En carta fechada a 20 de febrero de 1908 dice lo
siguiente: “Ahora que mi interpretación de la música de Milán está terminada y ha merecido
de [François-Auguste] Gevaert [compositor belga, 1828-1908] la aprobación más completa,
pues está convencido de que mi traducción es escrupulosamente fiel […] Al cabo de algunos
años de trabajo y de estudio logramos interpretarle en notación moderna; esta traducción
mereció el elogio del ilustre crítico belga, y, por último, fue premiada en el Certamen musical
anejo a la Exposición de Bellas Artes de 1910.” González Agejas califica este trabajo suyo como
una interpretación artístico-científica. Es bien sabido que entre las funciones que los
traductores han ejercido a lo largo de la historia una de ellas ha sido la de lexicógrafos.
También Lorenzo González Agejas dedicó un tiempo a estos menesteres, publicando en 1915
una serie de pequeños diccionarios de aproximadamente doce mil voces cada uno: Lilliput
Dictionary English-Spanish, Diccionario liliputiense español-inglés, Lilliput Wörterbuch Deutsch-
Spanisch, Vocabulario Lilliput. Diccionario español-alemán, Diccionario liliputiense españolportugués
y Dictionnaire liliput Français-Espagnol.
Bibliografía. Joaquín Costa: Memorias, p.427; Fundación Larramendi: Epistolario de D.
Marcelino Menéndez y Pelayo, Volumen 19 - carta nº 496/20.02.1908; Volumen 22 - carta nº
90/29.02.1912; Lorenzo González Agejas: “Nuestros libros de música cifrada”, en Revista
Musical Hispano-Americana, julio 1916, p. 5 y junio 1917, pp. 2-3; Antonio Jiménez Landi: La
Institución Libre de Enseñanza y su ambiente: periodo parauniversitario, Madrid, Ministerio de
Educación y Ciencia, 1973, p. 683; Pilar Martino: “Reisebilder, de Heinrich Heine, primera
versión castellana realizada por Lorenzo González Agejas”, en Hieronymus Complutensis, núm.
11 (2004), pp. 123-132. Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, tercera época, t. I, Madrid,
1897; t.XIII, 1905; enero-junio 1907, p.428. [Pilar Martino Alba, 2012]



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 01:09

SIGLO XIX

LORENZO GONZÁLEZ AGEJAS

La reseña más difundida del autor en internet es la traducción de un DICCIONARIO LILIPUTIENSE.

Respecto a sonetos, el que señala Ramón García González.


Amor


¿Qué es el amor? ¿Habrá quien no lo sienta?
Mas definirlo es ya harto cosa grave.
¿Quién puede del misterio dar la clave?
¿Quién lo infinito limitar intenta?



¿Es quizá esa atracción la que sustenta
mundos y mundos, de su peso grave
anulando el esfuerzo? ¿Quién lo sabe?
¿Es la luz el calor que todo alienta?



Sólo sé que a su foco, dulcemente
una pupila azul que luz derrama
arrastróme con lazo misterioso.



Y de mi vida sol resplandeciente,
en vez de calcinarme con su llama
de mi ser hizo dos: ¡padre y esposo!





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 01:10

Perdón, querida amiga, pero olvidé pasarte la vez. Con los autores que vienen vamos a ir un poquito deprisa. Pero no hay mucho donde arrascar.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 17 Dic 2018, 01:21

SIGLO XIX


González Blanco, Andrés
Cuenca. 1886 - Madrid. 1924
Filosofía y Letras en Madrid.


Andrés González-Blanco (Cuenca, 1886-Madrid, 1924), novelista, poeta y crítico literario español, hermano del filósofo, escritor y traductor Edmundo González-Blanco, del periodista y escritor Pedro González-Blanco y de la escritora Dolores González-Blanco.

Biografía
Nacido accidentalmente en Cuenca, como hijo de un inspector de enseñanza del mismo nombre que ejercía ahí (un profesor de instituto, gramático y escritor), su familia era asturiana y provenía de Luanco, donde pasó su primera infancia. El padre, maestro de escuela, se trasladó con su familia a Ciudad Real, donde falleció. Eso obligó a la madre y a sus ocho hijos a ir a Madrid. Algo después Andrés ingresó en el Seminario Conciliar de Oviedo, donde pasó diez años; lo abandonó en 1903 falto de vocación. Se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid y estuvo algún tiempo en París, donde trabajó para los hermanos Garnier, y en México con uno de sus hermanos, el periodista. Desempeñó diversos cargos en la sección de literatura del Ateneo madrileño y colaboró en las principales revistas literarias de la España de su época.

Un amor de provincia, nº 100 de la serie El Cuento Semanal (27 de noviembre de 1908)
Fue un crítico generoso, pero minucioso e infatigable, de amplia pero algo desordenada erudición, y se preocupó de promocionar a los jóvenes españoles e hispanoamericanos. Destacó entre los principales de su tiempo, estudiando de forma equilibrada y con penetración muchos y diversos aspectos de la literatura española e hispanoamericana. Su obra principal y más recordada al respecto son los tres volúmenes de Los contemporáneos. También preparó ediciones antológicas de la obra de Ramón de Campoamor y Pío Baroja, y de las Obras completas de Rubén Darío (Madrid, Ediciones de la Librería Sucesores de Hernando, 1910). Contribuyó extraordinariamente a la difusión de la literatura portuguesa en España con estudios y traducciones (en especial de José María Eça de Queiroz), y vertió al español la obra de Edgar Allan Poe y de Stendhal. Como poeta se inscribe en la estética del Modernismo, pero obtuvo sus mayores éxitos en la novela, donde no flaqueó ni en estilo, ni en lenguaje, ni en caracterizar a sus personajes, ni en invención, ni en estructura; permanece sin embargo injustamente olvidado. Compuso gran número de novelas cortas para las colecciones Los Contemporáneos, La Novela Semanal, La Novela de Bolsillo o La Novela Corta. Rafael Cansinos Asséns le retrató conmiserativa, pero tal vez algo envidiosamente en La novela de un literato:
Pobre Andresín, tan cortés, tan amable, tan cargado de erudición bajo su frivolidad aparente, tan laborioso, no obstante vérsele por todas partes cortejando modistillas y montando en los tiovivos de las verbenas… Cierto que lo hacía todo a la diabla, y escribía al correr de la pluma sin tiempo para corregir… y dialogando al par con los amigos en los cafés… De ahí que para muchos fuese un erudito a la violeta…

La siguiente cita corresponde a la descripción que de él hace Rafael Cansinos Assens en el tomo II de La novela de un literato en el capítulo titulado Andrés González-Blanco y sus amigos:
El sabihondo crítico, cuyos artículos incrustados de citas políglotas son el asombro de la grey literaria, el Menéndez Pelayo en agraz, es un chico simpático, amable, al que todo el mundo llama Andresito o Andresín (...) Un jovencito pequeño de estatura, que trata de empinarse y parecer persona mayor, pero que en el fondo conserva aires de adolescente y aun de niño. Luce un bigotillo negro, gasta bastón y guantes, cuello de pajarita, chalinas y sombrero blando. Para hablar se yergue a la altura de su interlocutor. Si en sus escritos puede parecer pedante, en su vida mundana afecta una elegante frivolidad.

Su archivo y biblioteca se encuentran en depósito en la Biblioteca de Asturias Ramón Pérez de Ayala (Oviedo) y en su mayoría están disponibles al público y a la investigación.
Actualmente tiene junto a sus hermanos una calle en Luanco, localidad asturiana del concejo de Gozón, llamada Hermanos González Blanco



_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 17 Dic 2018, 01:24

SIGLO XIX


González Blanco, Andrés
Cuenca. 1886 - Madrid. 1924
Filosofía y Letras en Madrid.





Soneto

  Tarde de procesión, tarde serena
en que te conocí y me enamoraste;
alegre tarde aquella en que dejaste
de amor y poesía el alma llena.

 Eres hermosa, complaciente y buena.
Cuando yo te miré tú me miraste
y luego sonreíste y te ocultaste
con virginal rubor, pero sin pena.

 En tu sonrisa juvenil y fresca,
que subrayó mirada picaresca,
adiviné yo un mundo de alegrías.

 Y pienso al recordarte tristemente,
que nunca más aureolará mi frente
aquel buen sol de mis primeros días.





Tardes sosas y estériles...


Tardes sosas y estériles, lentas tardes de fiesta,
tardes interminables, tardes que se han pasado
sobre el lecho, leyendo a un autor olvidado,
o durmiendo una larga y perezosa siesta.

Salimos cuando el sol ya se había ocultado;
y fuimos a un café donde había una orquesta
que nos causó fastidio de nuestra vida honesta
evocándonos sitios que no hemos visitado...

Y al son de algún racconto fugaz de Rigoletto,
nuestra alma se explayaba en su anhelo secreto;
su anhelo hacia las cosas que nunca logrará...

Soñábamos mujeres vaporosas, lejanas,
que moran en las cálidas ciudades antillanas,
donde nuestro destino jamás nos llevara...


Y antes de irme te dejo paso, cuando quieras o puedas, sigues.
Besos.


_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 02:30

SIGLO XIX

CARMEN GONZÁLEZ DEL CASTILLO

Resulta bastante difícil encontrar referencias suyas. Apellidos bastante comunes. Sobresalen las citas de una Doctora con el nombre y los apellidos de la autora que buscamos.

Hallamos :

"Las poetas canarias del siglo XIX
El poeta y filólogo Eugenio Padorno rescata del olvido a una veintena de autoras del Romanticismo isleño que descubrirá en una charla en la Fundación Chirino
la provincia 07.05.2018 | 00:33
Las poetas canarias del siglo XIX
Las poetas canarias del siglo XIX


El poeta y filólogo Eugenio Padorno desentierra la vida y obra de una veintena de poetas canarias del siglo XIX adscritas en su mayoría a la corriente del Romanticismo, pero cuyo legado, apenas glosado en publicaciones ni en antologías, ha permanecido en la penumbra literaria a lo largo de dos siglos. Sin embargo, el autor de La echazón asegura que en esta nómina de escritoras desfilan "las pioneras entre las escritoras de las Islas, que aún hoy, en su mayoría, padecen un injusto anonimato". Y así lo defenderá Padorno en una charla monográfica que impartirá mañana, martes, en la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, en el Castillo de la Luz, bajo el título Poetas canarias del siglo XIX. La entrada al acto es libre y gratuita hasta completar aforo.

"Este vacío en el legado literario de las Islas es injustificable, toda vez que la obra de algunas de estas autoras es de una calidad muy superior a las de sus coetáneos masculinos, ampliamente divulgados y estudiados", sostiene Padorno, quien siempre prefiere utilizar el término "poeta" al de "poetisa", puesto que considera este último "una palabra anticuada y un tanto despectiva".

Aunque la casi totalidad de estas poetas no publicó un libro en vida y de muchas no se conserva ningún retrato ni datos concretos de sus biografías, Padorno destaca entre las más poetas notables -en quienes se centrará su ponencia- a María de las Mercedes Letona de Corral (Montevideo, Uruguay, 1803 - Santa Cruz de Tenerife, 1831). "Una biografía muy trágica, que refleja en sus angustiados y potentes versos, donde se entremezclan el amor no correspondido con las ideas independentistas que trae de su infancia en Uruguay a Tacoronte, y morirá a los 27 años de tuberculosis", expresa Padorno sobre la poeta uruguaya. "Ella es, además, una pionera en marcar el paso del Neoclasicismo al Prerromanticismo en el legado de la lírica insular", añade el poeta.

Además, Padorno también destaca la obra poética de Ángela Mazzini (Cádiz, 1809 - Santa Cruz de Tenerife, 1894), una de las más longevas, con una poesía "de corte religioso, pero con un gran sentimiento republicano, adscrita a un cierto naturalismo"; así como a las poetas Dolores Millares Cubas (Las Palmas de Gran Canaria, 1832- 1880), "una adelantada en la práctica del espiritismo"; y a Fernanda Siliuto Briganty (La Laguna, 1834 - Puerto de la Cruz, 1859), fallecida con apenas 25 años. También se centrará en Cesarina Bento Montesino (La Gomera, 1844 -1910) y Leocricia Pestana Fierro (La Palma, 1853-1926) "amante de la libertad", y "volteriana", como de ella dijo Sebastián Padrón Acosta.

Asimismo, pese a importantes lagunas en los lugares y las fechas biográficas, el listado de Padorno se completa, en orden cronológico, con los siguientes nombres: Agustina González Romero, la Perejila (Las Palmas de Gran Canaria, 1820-1879), algo más conocida por su satírico folclorismo investigado por Néstor Álamo; Victoria Ventoso y Cullen (Puerto de la Cruz, 1827-1910); Candelaria García Hervás (Lanzarote, 1832-¿?); Cristina Pestana Fierro (La Palma, 1834-1860); Dorotea Vizcaíno (La Palma, 1835- 1899); Isabel Poggi Borsoto (Santa Cruz de Tenerife, 1840- Santander, ¿?); Isaura de las Casas Martín (La Palma, 1849- La Laguna, ¿?); Lía Tavío (Puerto de la Cruz, 1874- Las Palmas de Gran Canaria, 1965); Bohemia Pulido Salazar (La Gomera, 1897- ¿?); Carmen González del Castillo (La Orotava, ¿? - Madrid, 1905); Victorina Bridoux y Mazzini, (Manchester, Inglaterra, 1835-Santa Cruz de Tenerife, 1862); Ana Laso de Curbelo (Lanzarote, ¿?- ¿?); Dolores Stanislas (Santa Cruz de Tenerife, ¿ ?-¿?); Francisca Fleitas (Santa Cruz de Tenerife, ¿ ?- ¿?); Ramona Pizarro (Santa Cruz de Tenerife, ¿ ?- La Habana, ¿?) y María del Carmen del Pino de la Cruz y Penichet (Santa Cruz de Tenerife, ¿? - La Habana, ¿?).

Con todo, "con la sola excepción de Ramona Pizarro y, tal vez, María del Carmen Pino de la Cruz y Penichet, que emigra a Cuba, ninguna otra llegó a publicar un libro en vida y sólo sabemos de su existencia por los poemas publicados en la prensa periódica", subraya Padorno. "No figuran en las antologías al uso de la poesía insular del siglo XIX", concluye el poeta, quien alerta de que "tan sólo en los ultimísimos años en este siglo se ha venido exhumando el legado poético de unas pocas de aquellas mujeres, mientras que el resto aún constituye un signo no visible".

La cita es casi al final del artículo; exponiendo La Orotava como su lugar de nacimiento, pero no la fecha del evento y Madrid (1905) como lugar y fecha de defunción.

Hay otra refencia aislada que dice textualmente: "(? - 1905) Esposa de RAFAEL FERNÁNDEZ NEDA ( 1834-1905). En la Historia de Literatura Canaria se recoge un soneto suyo."

De este último, es decir de su esposo - del que tampoco hallamos muchos datos, aunque hay más que de la autora - podemos encontrar, por ejemplo:

"Casado con la también poeta orotavense Carmen González del Castillo, al morir esta en 1905 el poeta cae en una profunda depresión que lo lleva a quitarse la vida, ese mismo año, ante la tumba de su esposa."

De la obra de la autora, el soneto que se cita tanto en la Historia de la literatura canaria como por Ramón García Gonzalez.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 17 Dic 2018, 02:33

SIGLO XIX

CARMEN GONZÁLEZ DEL CASTILLO


Contestación a un soneto de su esposo


«Gozo tanto en mirarte»... ¿Por qué mientes?
¿Acaso ignoro yo que has olvidado
hasta el recuerdo del placer pasado
y que la dicha del amor no sientes?



¡Que no amas sino a mí! Los Inocentes
pasaron; pero el labio desgarrado
no mentirá el amor que te he jurado;
tú juraste también, mas te arrepientes.



¡Mi pobre corazón, cuánto has sufrido!
Pero, Señor, ¿que es esto?... Estoy llorando
y del perdido amor cuentas le pido.



¡Qué niña soy! El sueño va pasando.
¡Qué triste despertar! ¡Cuánto he dormido!
Y no me agrada ya vivir soñando.


Te lo dije, querida amiga. De momento esto va rápido. Puedes seguir.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29625
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 18 Dic 2018, 01:30

SIGLO XIX


González del Valle, E. M.
España. Siglo XIX - Oviedo. 1909
Marqués de la Vega de Anzó. Residía en Oviedo.




Soneto


¡Siempre lejos de ti! Siempre, bien mío,
suspirando por ti con hondo anhelo:
siempre soñando el amoroso cielo
y viendo el cielo de mi amor vacío.

En vano, en vano, en la esperanza fío,
que es la esperanza, al fin, pobre consuelo
para el triste mortal que en su desvelo
con el amor faltóle su albedrío.

¡Ay! si rompió la caprichosa suerte
el lazo del amor que nos unía,
ya el bien eterno a mi pesar no alcanza.

Yazga en el pecho el corazón inerte,
gima por siempre el alma en su agonía...
muerta tú... ¡qué me importa la esperanza!



Pues tú lo has dicho, querido Pascual. Rápido, muy rápido, así que ¡Adelante! Cuando quieras.





_________________


Todos oyen lo que tú dices.
Los amigos escuchan lo que tú cuentas,
pero los mejores amigos
prestan atención a lo que no dices.

............
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 18 Dic 2018, 01:49

SIGLO XIX

JOSÉ ZACARÍAS GONZÁLEZ DEL VALLE ( Fte.- ECURED)

José Zacarías González del Valle (La Habana,1820 - Sevilla,1851). Escritor y abogado. Ejerció como profesor en la Universidad de La Habana. Escribió novelas y colaboró en publicaciones de Cuba.

- Síntesis biográfica:

José Zacarías González del Valle nació en La Habana el 5 de noviembre de 1820. Hermano de Manuel González del Valle también escritor. Fue alumno del Seminario San Carlos. Se graduó de Bachiller en Filosofía en 1834, de Jurisprudencia en 1837 y en Sagrados Cánones en 1838. Se licenció en Filosofía en 1838. En 1839 se recibió de Licenciado en Derecho y se presentó a oposiciones en la cátedra de Texto Aristotélico de la Universidad de la Habana. Más tarde pudo desempeñarla interinamente. En 1842 viajó a España. Se recibió de abogado en Madrid. Visitó a Francia. Obtuvo la cátedra de Física en la Universidad de la Habana en 1847.
Al final de la vida, ya enfermo de tisis, se trasladó a España y fue nombrado secretario de Su Majestad.

- Trayectoria literaria:

José Zacarías escribió textos para la enseñanza de las asignaturas Texto Aristotélico y de Física, inexistentes en Cuba hasta ese momento. Recuerdos del cólera, 1838, fue la primera novela de Zacarías. Colaboró en varias publicaciones, entre ellas: “La Siempreviva”, “La Flor de Mayo”, “La Cartera Cubana”, “Memorias de la Sociedad Patriótica”, “Gaceta de Puerto Príncipe”, “Faro Industrial de La Habana”, “El Álbum”, “El Plantel”, “El Prisma”, “Diario de la Habana”, “El Artista”, “Noticioso” y “Lucero”.

En las páginas del “Diario de la Habana” (oct., 1839) sostuvo la famosa polémica con José de la Luz y Caballero acerca del eclecticismo. Formó parte del círculo de intelectuales que se reunió en torno a Del Monte. Cultivó ocasionalmente la crítica literaria. Utilizó los seudónimos El ecléctico, Otro y Tulio.
Se destaca en la trayectoria literaria de Zacarías que copió y corrigió los borradores de la novela “Francisco”, y dio a conocer la obra entre quienes finalmente la publicaron.

- Premio:

En 1838 la Sociedad Patriótica le premió la obra «Memoria sobre la educación».

- Muerte:

Murió en Sevilla el 17 de octubre de 1851.

- Bibliografía activa

Lecciones de filosofía. Sobre algunos puntos de la ciencia. La Habana, Imp. de J. S. Boloña, 1839.
Luisa. Novela cubana. La Habana, Imp. Literaria, 1839; [¿2ª ed. La Habana, 1846?].
Examen público sobre algunas materias filosóficas a que han de presentarse en esta Real y Pontificia Universidad el día primero de mayo D. Clemente Calero &, dirigiéndolos el Licenciado en Filosofía D. José Z. González del Valle; bachiller en ambos derechos y catedrático sustituto del texto aristotélico.La Habana, D.J.S. Boloña, impresor de Cámara de S.M. [1839?].
Breves explicaciones [sic] con motivo de algunos lugares de Aristóteles por José Z. G. del Valle, licenciado en artes y catedrático sustituto del Testo [sic] de la Real y Pontificia Universidad. La Habana, Imp. Literaria, 1840.
Rasgos históricos de la filosofía. La Habana, Oficina de Boloña, 1840.
Las tropicales [Poesía]. La Habana, Imp. de R. Oliva, 1844.
Lecciones.La Habana, Oficina de Boloña, 1841.
Viajes por Europa. La Habana, Imp. de R. Oliva, 1844.
Lecciones elementales de meteorología. La Habana, Imp. del Diario de la Marina, 1849.
Novelas cubanas. Pról. de Ramón Meza. La Habana, Imp. El Pilar, 1895.
La vida literaria en Cuba (1836-1840). «La vida literaria en Cuba», por Francisco González del Valle. La Habana, Publicaciones de la Secretaría de Educación Pública. Dirección de Cultura, 1938 (Cuba, Dirección de Cultura. Cuadernos de cultura. 4ª serie, 5).

- Bibliografía a consultar

Carcasés y Guerrero, José. Biografía del Doctor Don José Z. González del Valle. La Habana, Imp. del Tiempo, 1852.
Meza, Ramón. «Dr. José Zacarías González del Valle», en su Los González del Valle. Estudio biográfico. La Habana, Imp. El Siglo XX, 1911, p. 31-39
Z[enea] J[uan] C[lemente]. «Galería de escritores cubanos. José Zacarías González del Valle», en El Almendares. La Habana, 1 (3): 45-47, feb. 1, 1852.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 36963
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 18 Dic 2018, 02:08

SIGLO XIX

JOSÉ ZACARÍAS GONZÁLEZ DEL VALLE

AL MORIR EL DÍA

El vasto mar que su inquietud reprime
lo agita apenas con murmullo grato
el aura débil que de rato en rato
sopla sobre él, y misterioso gime.

Allá al Oriente do la noche imprime
por la otra orilla su negror ingrato,
álzase humilde con sencillo ornato
de Regla el templo en actitud sublime.

La corta luz del expirante día
la faz le deja en claridad bañada,
cual si por ser de Dios noble morada

pusiera en alumbrarle su porfía,
mientras a impulso del vapor, alada
cruza una nave la gentil bahía.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: IV: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 25 Mar 2019, 07:35