Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:
https://www.airesdelibertad.com/u1466

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 755878 mensajes en 38339 argumentos.

Tenemos 1332 miembros registrados.

El último usuario registrado es Nacho Navarro

Últimos temas

» POESÍA SOCIAL VII (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)
Hoy a las 01:25 por Lluvia Abril

» Fuera De Mi
Ayer a las 21:00 por Ale Mata

» POEMAS SIDERALES ( Sol, Luna, Estrellas, Tierra, Naturaleza, Galaxias...)
Ayer a las 16:44 por cecilia gargantini

» CLARICE LISPECTOR
Ayer a las 09:53 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR
Ayer a las 09:45 por Walter Faila

» Vicente Gerbasi
Dom 09 Dic 2018, 13:53 por Pedro Casas Serra

» Argentina mía
Dom 09 Dic 2018, 09:32 por Catalina de Alvarado

» José Lezama Lima
Dom 09 Dic 2018, 06:57 por Maria Lua

» SE ESTA RUA FOSSE MINHA
Dom 09 Dic 2018, 06:38 por Maria Lua

» Pablo Antonio Cuadra
Sáb 08 Dic 2018, 14:56 por Pedro Casas Serra

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 2 Registrados, 3 Ocultos y 28 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Antonia Ayuso Mora, Cecill Scott


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 104 el Lun 10 Dic 2018, 19:12.

Diciembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 29 Jul 2018, 23:49

SIGLO XIX

RAFAEL MARÍA BARALT

SONETOS


31) A la memoria de don Alberto Lista y Aragón


¡Levanta de tu tumba, oh de la hispana
ilustre juventud émulo guía!
¡Tú a cuya voz absorto detenía
Betis sagrado el onda soberana!



¡Tú a quien Minerva de su oliva, ufana,
la noble frente coronaba un día
y el rubio Apolo del laurel ceñía
que en la pompa circense el vate gana!



¡Vives, sí, vives; de esplendor vestido
templo el mundo a tu fama es dilatado
y altar augusto la marmórea losa!



¡Alce otra vez tu plectro el gran sonido,
y en hombros de las Musas levantado,
sube triunfante a la mansión gloriosa!







32) Al mismo asunto


¿Por qué tristes, gemís, y en desconsuelo
amargo al corazón brota los ojos
ardiente llanto de dolor y enojos,
vestida el alma en funerario velo?



¿Impía querella enderezáis al cielo?
¿La escala de Jacob cubrís de abrojos
y ante míseros restos y despojos
por ella a Dios no levantáis el vuelo?



¡Oh ciegos, que no veis como en profundo
gozo bañada el ánima del vate
sube, y radiante, a la mansión de gloria!



Su patria es ella; su prisión el mundo:
aquí, en la vida, desigual combate;
allí, en la muerte, sin igual victoria.








_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 29 Jul 2018, 23:53

SIGLO XIX

RAFAEL MARÍA BARALT

SONETOS


33) Al señor Conde de San Luis


Sublima al cielo la sagrada frente
el poderoso; a su anhelar estrecho
es el ámbito patrio; al pie del lecho
encadenada la fortuna siente.



Vuelo a mirar... y el héroe prepotente
por tierra está como ídolo deshecho
al gran soplo de Dios, y el áureo techo
guarida es de traición y odio furente.



¡Oh mengua del poder y su pujanza!
hoy sella el labio, en su defensa mudo,
el que ayer le ensalzó de zona en zona.



Y muriera sin gloria y sin venganza,
si amigo el Arte no le diera escudo
y de oro y lauro su inmortal corona.

Y con este soneto concluyo con RAFAEL MARÍA BARALT y doy paso a Lluvia con JOAQUÍN BARASONA CANDAU.

Gracias.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 30 Jul 2018, 00:51

SIGLO XIX



Barasona Candau, Joaquín
Carpio (Córdoba). Siglo XIX
Poeta. Premiado en varios Juegos Florales.




España y Napoleón I

Noble tierra de Cides y Guzmanes,
valerosa nación que el mundo admira,
la gloria que en tus lares se respira
es el premio que colma tus afanes.

Desde el Sena dirige a ti sus planes
el grande genio que a vencerte aspira
y en su delirio y ambición no mira
que en la lucha tus hijos son titanes.

Pasa las cumbres del Pirene frío
y el águila imperial nubla tu cielo
y el canto exhala de la guerra, impío.

Mas tu te agitas con ardiente anhelo,
demuestras tu gigante poderío
y al águila imperial cortas el vuelo.



_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 30 Jul 2018, 01:15

SIGLO XIX

JUAN ANTONIO BARRAL (*)

Barral, Juan Antonio
Andalucía (España). Siglo XIX
Poeta y periodista de El Alabardero de Sevilla.



A don Mariano de Casos


  «Tú niegas que el soneto fácil es,
y aun afirmas que nunca los harás;
no puedo concedértelo jamás,
porque los hago yo en un dos por tres.



  Y como aquí no miento, porque ves
que dejándote voy versos atrás
y aumentando a los hechos otros más,
la razón es preciso que me des.



  ¿Me concedes que tengo alguna vis?
Pues si no lo concedes, ¡voto a bríos,
que ya tu confesión está en un tris!



  Porque sólo me faltan versos dos,
que para un númen son grano de anís,
y el soneto acabé: Mariano, adiós.»





Soneto


  ¿La ración cotidiana del soneto
quieres hoy? La tendrás en el instante;
que está el aceite hirviendo: un consonante,
otro más, y finó el primer cuarteto.



  Ahora dirás que me hallo en un aprieto
y no podré seguir más adelante;
pues te engañas; es género abundante,
y el cuarteto segundo lo completo,



  Allá van dos tercetos a mi gusto,
que es en esto libérrimo el poeta;
pero será mejor una cuarteta,



  que nunca a reglas justas yo me ajusto;
y con el pareado conocido,
ya tienes el soneto concluido.

(*) No encuentro ningún otro dato del autor. Internet me desvía siempre hacia el gran poeta CARLOS BARRAL.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 30 Jul 2018, 01:51

SIGLO XIX


Barrantes, Pedro
España. Siglo XIX
Poeta. Hallado en Internet.



Biografía de Pedro Barrantes

Pedro Barrantes (León, c. 1863 - Madrid, 1912) fue un escritor y periodista español de la bohemia.

Valenciano para unos, leonés para otros, amigo del escritor Eduardo Zamacois, quien en su libro de memorias Años de miseria y de risa dejó un puñado de anécdotas del poeta, llevó una juventud bohemia y descreída, durante la cual colaboró en la famosa revista anticlerical, dirigida por Ramón Chíes, Las Dominicales del Libre Pensamiento. Sufrió procesos y cárceles por sus violentos e ingeniosos artículos contra la religión, la monarquía y las instituciones sociales de gobierno y justicia; no siempre los escribía él, ya que trabajaba por un duro diario como "hombre de paja" del periódico El País, firmando artículos que nadie quería asumir y haciéndose responsable de aquellos peligrosos y denunciados. En uno de sus encarcelamientos fue duramente torturado y, dado por muerto, depositado en un carro con otros cadáveres. Despertó en la fosa común, antes de ser enterrado, y logró salvarse. Hacia 1895 abjuró de sus ideas y se reconcilió con la Iglesia Católica, pasando a colaborar en 1897 en El Movimiento Católico y La Ilustración Católica; a esta etapa corresponde su libro poético Tierra y cielo, 1896. Publicó versos, cuentos y artículos en Vida Galante (1899 a 1901), dirigida por su amigo Zamacois, en Pluma y Lápiz, Barcelona Cómica, Madrid Cómico, La Ilustración Española e Hispanoamericana etcétera.

Como poeta fue un modernista algo prosaico. En su libro más célebre, según Barreiro "un saco de demasías" escrito para escandalizar, Delirium tremens (1890; 2.ª ed., 1910), escribió unos famosos versos a un asesino llamado Muñoz que estaba preso en la cárcel de Sevilla: "Soy el terrible Muñoz/ el asesino feroz/ que nunca se encuentra inerme/ y soy capaz de comerme/ cadáveres con arroz". Recitados estos versos ante Pío Baroja, éste le dijo: "esto no tiene nada de particular y menos para un valenciano", pues Baroja, como Julio Cejador, lo creía valenciano, aunque nuestro hombre era leonés. Y cuando Barrantes pregunta por qué Baroja le contesta: "porque los cadáveres con arroz es lo que constituye la paella".



El maestro de escuela

Miradle siempre en su modesta estancia,
rodeado de niños inocentes,
con palabras sencillas y elocuentes
las nieblas disipar de la ignorancia.

Vedle con firme y pertinaz constancia
iluminar aquellas pobres gentes,
con sus consejos sabios y prudentes,
amigo inseparable de la infancia.

¡Loor a esa figura venerable,
que consagrando toda su existencia
a infundir el tesoro inapreciable,

de la verdad, la luz y la experiencia
muestra al niño la fuente inagotable
de dignidad y honor, virtud y ciencia.





En el sueño

Por bosques tapizados de verdura
caminamos los tres. Ellas delante:
una, de gloria y de placer radiante,
pictórica de amor y de ternura;

otra, llena de fúnebre amargura,
la palidez del nardo en el semblante,
el dolor en el alma fulgurante,
el desgaire en la blanca vestidura.

«¿Quién sois?» gritó con afán vehemente.
La dulce ninfa de sin par belleza:
«Soy -dice- la Esperanza refulgente.»

Inclinando su pálida cabeza,
la otra responde trabajosamente
con apagada voz: «Soy la Tristeza».



_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 30 Jul 2018, 06:10

Y esta es la sorpresa, querida amiga... Nos vamos a saltar al autor que me correponde - no sé el tiempo, la verdad - porque no puedo explicarme que el autor de RIMAS Y LEYENDAS  sólo escribiera un soneto en su vida ( bueno creo que hay otro por ahí, con lo que serían dos... y seguiría sin entenderlo). Para salir de la duda no tengo más remedio que acceder a las Obras Completas de Bécquer. Su edición es muy antigüa y necesariamente he de dirigirme a la Biblioteca Regional y a la Biblioteca de la Universidad de Murcia.

Por tanto:

SIGLO XIX

GUSTAVO ADOLFO BÉCKER

SONETOS

(Queda pendiente)...

Puedes continuar, querida amiga con: GUILLERMO BELMONTE MULLER.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 31 Jul 2018, 00:46

Pues si te soy sincera no esperaba otra cosa de ti, así que, es menos sorpresa, jeje, y sabes que me alegro mucho. Sé que lo que te propones lo consigues; ¿Por qué será ello? .
Continuaré pues, y gracias siempre, señor poeta.


_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 31 Jul 2018, 01:03

Sigamos con el ritmo normal. Simplemente, de momento, nos olvidamos de Bécquer.

Besos.

(Tengo que ir a Murcia: pero voy y vuelvo. Hoy no podré pasar por la Universidad. Por tanto queda postpuesto "sine die").

Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 31 Jul 2018, 01:33

SIGLO XIX


Belmonte Muller, Guillermo
Córdoba. Siglo XIX
Traductor de poetas extranjeros.


BIOGRAFÍA

Guillermo Belmonte Müller, poeta cordobés que nació el 15 de octu-bre de 1851 y que murió en Córdoba el 7 de mayode 1929.
Hijo de Manuel Segundo Belmonte, abogado y secretario del Liceo, y perteneciente a la ilustre familia cordobesa de los Belmonte y de Elisa Müller Stone, consumada pianista, que por simple gusto y afición participaba activamente en la vida cultural cordobesa reuniendo en su casa , a intelectuales y artistas en veladas literarias y conciertos musicales. Se cuenta que cuando el gran y famoso compositor húngaro, Liszt, visitó Córdoba, manifestó su intención de participar en un de los conciertos de los que dicha señora era organizadora.
"Liszt tocó también en una de las distinguidas veladas que ofrecían en su señorial casa de la calle Candelaria, la pianista Elisa Müller y su esposo, Manuel Segundo Belmonte,"
Ref. Juan Miguel Moreno Calderón. La estancia de Franz Liszt en Córdoba. 1844

Desde joven tuvo inquietudes artísticas influenciado por su medio familiar y en especial por su madre y su tío el pintor Mariano Belmonte y Vacas.
Fue un hábil y sensible dibujante de los alrededores de Córdoba y realizó numerosos dibujos de Retratos, aun siendo siempre la poesía, la prosa y la traducción su principal ocupación, y a lo largo de toda su vida.

Licenciado en Derecho Civil y Canónigo por la Universidad Central. 1869-1874. Madrid, donde tuvo como maestros a Manuel Fernández Ruano, Antonio Fernández Grilo o José Amador de los Ríos. Marchó a Puerto Rico, solicitado por su tío Antonio Belmonte y Vacas, ejerciendo de Secretario Jefe Letrado de la Intendencia de Hacienda de Puerto Rico entre 1874 - 1881. Colabora y publica en la “Revista Contemporánea”. Puerto Rico.
Guillermo Belmonte Muller describe su llegada y recibimiento por su tío.
“Acompañado de algunos funcionarios, vino a recibirme en su falúa y me condujo a tierra, alojándome en el edificio Público que él habitaba. Recibí el saludo de varios insulares, y uno más servicial y cortesano que los otros, se brindó para presentarme en los buenos centros de la sociedad y en los ex-tremos, no tan buenos, aunque de novedades más llamativas.”
Ref. Entre la Nochebuena y el Carnaval. Memorias Íntimas. Guillermo Bel-monte Muller.
Publicado por la Imprenta del Diario de Córdoba en 1904.
15 de Marzo 1881 publica en La ilustración Española y Americana" Un hombre y un perro2. Poesía
En 1888 en el certamen Literario convocado por el Ateneo de Córdoba, el 7 de septiembre de 1888, con motivo de la tradicional feria-romería de la Fuensanta y en el primer tema de Literatura, de asunto libre, recibió una mención por su composición Isabel la Católica.
En 1906 junto al pintor Julio Romero de Torres, su hermano Enrique, viajan por Marruecos, Inglaterra, Francia, Bélgica e Italia

Fue académico de la Real Academia de Córdoba así como contribuidor del Diario de Córdoba. El 29 de marzo de 1929 Pública en el Diario de Córdoba, “La muerte de Jesús”. Poesía. Un año antes de su muerte le fue con-cedido durante los Juegos Florales de la Feria de Nuestra Señora de la Salud el premio al Tríptico de sonetos a la aparición de San Rafael.
El 7 de mayo de 1929, fallece en Córdoba y fue enterrado en el Cementerio de San Rafael.

Existe un pasaje en su honor ubicado en el Barrio de San José Obrero, en el Polígono de la Fuensanta.
Dos de sus sobrinos, hijos de su hermana Dolores Belmonte Muller, conti-nuarían la tradición literaria y artística de la familia, Vicente Orti Belmonte y Miguel Angel Orti Belmonte
OBRas y traducciones

GUILLERMO BELMONTE Y MULLER.
Obras originales publicadas.


“Acordes y Disonancias”. Poesía
“Guajiras, cantares y pensamientos”. Poesía
“Canarias”. Poesía.
“Entre la Nochebuena y el Carnaval”. 1904 Prosa.
“Espuma y cieno”. Poesía.
Obras originales preparadas para publicar.
“Obeliscos y fosas”. Poesía.
“Poemas”, Poesía.
Obras traducidas publicadas.
“Las noches” de A. de Musset. Verso.
“Poemas” de A. de Musset. Verso.
“Lais de Corinto” de Darby. Prosa
“Goya” de Matheron. 1890 Prosa.
“Cuentos” de Théophile Gautier 1896 Prosa
“Sonetos de Miguel Angel Buonaroti”. Versos.
Obras traducidas preparadas para publicar.
“Las Odas” de Horacio. Verso.
“Poetas Franceses”. Antología. Verso.
“Sonetos de Crimea” de A. Mickiewer. Verso.

Referencia. Archivos. Niño Larru - Orti Alcantara - Belmonte Muller. Córdoba.
Un hombre y un perro. Poesía.
La ilustración Española y Americana Un hombre y un perro.
Publicada el 15 de Marzo 1881
1885.
A Cervantes.- se publicó en el «Almanaque de la Ilustración Española y Americana» .Año 1885.

1890.
Goya: Laurent Matheron; traducción de G. Belmonte Müller
Escrito por Laurent Matheron. Colaborador Guillermo Belmonte Müller

Publicado por Biblioteca Universal, 1890
(1 ejemplar en Archivos Siglo Siglo XIX. Biblioteca Expresión Contemporánea Antonin Artaud. Tenerife.)

Alfred de Musset LAS MEJORES POESÍAS (LÍRICAS) DE LOS MEJORES POETAS
Editorial Cervantes. Barcelona.
Traductores Guillermo Belmonte Müller, Carmela Eulate Sanjurjo, Teodoro Llorente y Fernando Maristany.
1904
“Entre la Nochebuena y el Carnaval”. Prosa.
Publicado por Imprenta Diario de Córdoba. 1904
(1 ejemplar en Archivos Siglo XIX. Biblioteca Expresión Contemporánea Antonin Artaud. Tenerife.)

1964.
Sonetos de Miguel Ángel: Y sonetos a Italia de Guillermo Belmonte Müller
Escrito por Michelangelo, Michelangelo Buonarroti
G. Belmonte Müller, Vicente Orti Belmonte,
Publicado por Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes, 1964

1971
“POESÍAS”.
Recopilación, Prólogo y notas de Vicente Ortí Belmonte. Córdoba.
Gráficas Utrera. Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba.
1ª edición. Obra póstuma que comprende sus Poesías Religiosas,
Románticas y Dedicadas.
18


1973.
“Espuma y cieno”: poesías de 1870 a 1886 / Guillermo Belmonte y Muller;
Recopilación, biografía, notas y datos de Vicente Orti Belmonte.
Córdoba: Publicaciones de la Excma. Diputación Provincial, 1973.Coleccion de estudios cordobeses



_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 31 Jul 2018, 01:35

SIGLO XIX


Belmonte Muller, Guillermo
Córdoba. Siglo XIX
Traductor de poetas extranjeros.



La tumba de Napoleón

Asomado a la cripta misteriosa
miro el rojo sepulcro de granito
como un círculo abierto en lo infinito,
donde el que tanto batalló reposa.

Los tributos de ayer, junto a su losa
el Arte, lleno de emoción ha escrito,
y por si oyese de la guerra el grito
la Muerte allí lo vela silenciosa.

Del templo que le sirve de morada,
la gigantesca cúpula dorada
en su corona mística y suprema;

y el sol, prendido en los adornos bellos
arrancándole fulgidos destellos
brilla como un diamante en la diadema.






_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 01 Ago 2018, 00:06

MÉXICO

BERMEJO, ENRIQUE
Guanajuato (México). 1833 - 1882
Periodista y poeta. (*)



El borracho


Generoso en la copa, ruin en todo;
ronca la voz, inyecta la mirada,
párpados gruesos, faz abotargada
y siempre crudo cuando no beodo.



Perdida la razón, goza a su modo,
y nunca estar en su razón le agrada;
que el vino es todo, la razón es nada,
y sólo vive al empinar el codo.



Cuando a inflamarle empieza el aguardiente,
lenguaraz, atrevido y vivaracho,
es intrépido, franco y excelente



amigo; pero juzgo sin empacho
que no es franco, ni amigo, ni valiente;
porque el borracho, en fin, sólo es... borracho.





Desencanto


Nuestra senda regada está de llanto,
el placer del placer es el suicidio,
detrás de la ilusión está el fastidio
y detrás del fastidio el desencanto.



Lleno yo de fastidio y de quebranto,
sin fuerza ya contra la suerte lidio,
y muerto para el mundo, sólo envidio
a los muertos que guarda el camposanto.



El infierno sus furias desenfrena,
viento de maldición en torno zumba,
que a penar el destino me condena,



y he de pensar hasta que al fin sucumba;
con el peso brutal de la cadena,
que arrastra el hombre hasta la negra tumba.

(*) No encuentro nada más suyo: ni de su biografía ni de su obra.





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 01 Ago 2018, 02:02

SIGLO XIX

Bermúdez, Anacleto
La Habana (Cuba). 1806 - 1852




En una ausencia


Duerme helada la musa con que un día
al trinar de la lira canté amores,
y ni de Abril la animan los primores
ni el sol brillante, ni la noche umbría.

Cuando Mirtila mi cantar oía
más bellas eran para mí las flores.
Y más bellos del sol los resplandores,
y la luna más bella parecía.

En la tranquila orilla de Almendares
fácil me era entonar la voz del canto,
que todos sienten en sus patrios lares.

Dentro del pecho el entusiasmo santo:
ahora pulso las blandas cuerdas de oro,
voy a cantar, y en vez de cantar... lloro.





El paseo por el Tínima


Atormentado por la pena impía
a la orilla del Tínima vagaba,
y sus corrientes puras aumentaba
con el acerbo llanto que vertía.

«¿Adónde está Mirtila?» le decía
con débil voz que lenta resonaba,
y el eco de lejos me escuchaba,
«¿Adónde está Mirtila?» repetía.

De las serenas ondas de repente
dando al aire las bellas hebras de oro,
una ninfa salió, que blandamente

enjugar quiso mi angustiado lloro:
La vi, no era Mirtila, odié su encanto,
bajé los ojos y volví a mi llanto.

Bueno, tampoco encuentro más de este autor, así que adelante, querido Pascual.
Gracias.



_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 01 Ago 2018, 07:27

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ

Bermúdez, Federico (*)
San Pedro de Macorís. 1884 - 1921
Poeta dominicano.



Ni a Bruto ni a Casca


¡Con ímpetu febril se alzó una mano
armada del Puñal, y a golpe fiero,
cayó, bajo el ultraje del acero,
como un ídolo roto, el Soberano!



El pueblo aplaude la resuelta mano
y bendice febril el golpe fiero,
y grita, triunfador: ¡Hurra el acero!
y prorrumpe, infeliz: ¡murió el Tirano!...



Y, pasó que después del negro oficio,
después del lamentable sacrificio,
al remover la cresta del pantano



se vio, con gran asombro para el mundo,
que la limpieza del pantano inmundo,
¡se concretó a la muerte de un gusano!

(*) No he encontrado más datos.

Adelante LLuvia.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 02 Ago 2018, 02:18

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.

BIOGRAFÍA


LA VOZ DEL MELANCÓLICO POETA

“¡Quién me volviera las fugaces horas,
¡ay1, tan fugaces cuanto fueron bellas,
cuando en las playas de la mar sonora
contemplaba la luz de las estrellas!”
Salvador Bermúdez de Castro.


En el “annus mirabilis” -1840- reunió Bermúdez de Castro, el “melancólico poeta” como le llamó Valera, sus composiciones poéticas en un volumen que tituló Ensayos poéticos, pero que contiene poemas de considerable valor -“Los deleites”, “Los astros y la noche”, “La eternidad de Dios”, “La libertad”, “La muerte” , “El pensamiento”-, por los cuales merece ser contado entre los mejores poetas de aquel periodo, aunque el olvido ha caído injustamente sobre su obra. En sus poemas puede ejemplificarse la evolución desde las formas desatadamente románticas y del medievalismo caballeresco hasta el reposo, la serenidad y el intimismo melancólico. El pesimismo escéptico inspira muchas de sus composiciones. “Tal vez -dice Bermúdez de Castro- en estos ensayos hay algunos que son tristes muestra de un escepticismo desolado y frío. Lo sé, pero no es mía la culpa; la culpa es de la atmósfera emponzoñada que hemos respirado todos los hombres de la generación presente”. Valera hace notar que este escepticismo afectaba también a su fe política en el mantenimiento de la libertad, que veía amenazada por los tiranos que vienen siempre en pos, inevitablemente, de los verdugos de la demagogia.

Salvador Bermúdez de Castro y Díez, duque de Ripalda, nació en Jerez de la Frontera, el 6 de agosto de 1817. Estudió derecho en la Universidad de Sevilla y fue muy amigo de Ventura de la Vega y de García Tassara . Fue nombrado secretario del Consejos de ministros en el Gabinete del general Narváez, siendo herido en el atentado realizado contra éste en 1844. Ministro plenipotenciario en México en este año y hasta 1847, interrumpida las relaciones de esa República con Francia llevó la representación de esa nación con tal habilidad que el gobierno francés le premió con la gran cruz de la Legión de Honor.

De regreso a España representó en las Cortes hasta 1853 el distrito de Algeciras. En este año fue nombrado ministro de Nápoles en cuyo puesto permaneció hasta 1864. Embajador en París, en 1865-1866, senador hasta 1866 y desde 1876 aunque en esta época no tomó posesión. Residente en Roma en los últimos años de su vida, fue restaurador de la famosa villa Farnesina, propiedad del rey de Nápoles, que se la había cedido en enfiteusis. Gracias al esfuerzo de este ilustre jerezano no se han perdido los frescos de Rafael y de otros insignes pintores de la villa Farnesina, celebérrima en el arte. Salvador Bermúdez de Castro murió en Roma el 23 de marzo de 1883.

El poeta jerezano enriqueció la poesía de su tiempo en el tema de la naturaleza, cantando su amor a Andalucía como Pastor Díaz y Gil Carrasco, hicieron en sus regiones respectiva, e interpretó los acontecimientos de su época a la luz de las ideas y los problemas europeos, lo cual le diferencia de sus colegas contemporáneos, en quienes predomina la nota nacional y sentimental. Formó parte del primer grupo de jóvenes que se sentían entusiasmados por la revolución literaria de 1835, sirviendo de modelo a otros poetas que dieron impulso a la nueva escuela.

Bermúdez escribió también un estudio histórico, Antonio Pérez, secretario de Estado del rey Felipe II.

Como dato curioso merece recordarse que Bermúdez de Castro utilizó con preferencia en sus poesías la octava de endecasílabos con rima aguda en los versos cuarto y octavo, hasta el punto de que, de él, tomaron el nombre de bermudinas.

A Salvador Bermúdez de Castro dedicó Valera unos párrafos muy sentidos en el prólogo de su Florilegio, lamentando que hubiera abandonado tan joven el cultivo de la literatura para dedicarse de lleno a la diplomacia y a la política.

Y como dijo el poeta jerezano. “Bajo la copa del ciprés doliente / en mi pereza muelle descansado, / dejo el triste vaivén de lo presente, / busco el dulce solaz de lo pasado”.
En el “annus mirabilis” -1840- reunió Bermúdez de Castro, el “melancólico poeta” como le llamó Valera, sus composiciones poéticas en un volumen que tituló Ensayos poéticos, pero que contiene poemas de considerable valor -“Los deleites”, “Los astros y la noche”, “La eternidad de Dios”, “La libertad”, “La muerte” , “El pensamiento”-, por los cuales merece ser contado entre los mejores poetas de aquel periodo, aunque el olvido ha caído injustamente sobre su obra. En sus poemas puede ejemplificarse la evolución desde las formas desatadamente románticas y del medievalismo caballeresco hasta el reposo, la serenidad y el intimismo melancólico. El pesimismo escéptico inspira muchas de sus composiciones. “Tal vez -dice Bermúdez de Castro- en estos ensayos hay algunos que son tristes muestra de un escepticismo desolado y frío. Lo sé, pero no es mía la culpa; la culpa es de la atmósfera emponzoñada que hemos respirado todos los hombres de la generación presente”. Valera hace notar que este escepticismo afectaba también a su fe política en el mantenimiento de la libertad, que veía amenazada por los tiranos que vienen siempre en pos, inevitablemente, de los verdugos de la demagogia.

Salvador Bermúdez de Castro y Díez, duque de Ripalda, nació en Jerez de la Frontera, el 6 de agosto de 1817. Estudió derecho en la Universidad de Sevilla y fue muy amigo de Ventura de la Vega y de García Tassara . Fue nombrado secretario del Consejos de ministros en el Gabinete del general Narváez, siendo herido en el atentado realizado contra éste en 1844. Ministro plenipotenciario en México en este año y hasta 1847, interrumpida las relaciones de esa República con Francia llevó la representación de esa nación con tal habilidad que el gobierno francés le premió con la gran cruz de la Legión de Honor.

De regreso a España representó en las Cortes hasta 1853 el distrito de Algeciras. En este año fue nombrado ministro de Nápoles en cuyo puesto permaneció hasta 1864. Embajador en París, en 1865-1866, senador hasta 1866 y desde 1876 aunque en esta época no tomó posesión. Residente en Roma en los últimos años de su vida, fue restaurador de la famosa villa Farnesina, propiedad del rey de Nápoles, que se la había cedido en enfiteusis. Gracias al esfuerzo de este ilustre jerezano no se han perdido los frescos de Rafael y de otros insignes pintores de la villa Farnesina, celebérrima en el arte. Salvador Bermúdez de Castro murió en Roma el 23 de marzo de 1883.

El poeta jerezano enriqueció la poesía de su tiempo en el tema de la naturaleza, cantando su amor a Andalucía como Pastor Díaz y Gil Carrasco, hicieron en sus regiones respectiva, e interpretó los acontecimientos de su época a la luz de las ideas y los problemas europeos, lo cual le diferencia de sus colegas contemporáneos, en quienes predomina la nota nacional y sentimental. Formó parte del primer grupo de jóvenes que se sentían entusiasmados por la revolución literaria de 1835, sirviendo de modelo a otros poetas que dieron impulso a la nueva escuela.

Bermúdez escribió también un estudio histórico, Antonio Pérez, secretario de Estado del rey Felipe II.

Como dato curioso merece recordarse que Bermúdez de Castro utilizó con preferencia en sus poesías la octava de endecasílabos con rima aguda en los versos cuarto y octavo, hasta el punto de que, de él, tomaron el nombre de bermudinas.

A Salvador Bermúdez de Castro dedicó Valera unos párrafos muy sentidos en el prólogo de su Florilegio, lamentando que hubiera abandonado tan joven el cultivo de la literatura para dedicarse de lleno a la diplomacia y a la política.

Y como dijo el poeta jerezano. “Bajo la copa del ciprés doliente / en mi pereza muelle descansado, / dejo el triste vaivén de lo presente, / busco el dulce solaz de lo pasado”.
En el “annus mirabilis” -1840- reunió Bermúdez de Castro, el “melancólico poeta” como le llamó Valera, sus composiciones poéticas en un volumen que tituló Ensayos poéticos, pero que contiene poemas de considerable valor -“Los deleites”, “Los astros y la noche”, “La eternidad de Dios”, “La libertad”, “La muerte” , “El pensamiento”-, por los cuales merece ser contado entre los mejores poetas de aquel periodo, aunque el olvido ha caído injustamente sobre su obra. En sus poemas puede ejemplificarse la evolución desde las formas desatadamente románticas y del medievalismo caballeresco hasta el reposo, la serenidad y el intimismo melancólico. El pesimismo escéptico inspira muchas de sus composiciones. “Tal vez -dice Bermúdez de Castro- en estos ensayos hay algunos que son tristes muestra de un escepticismo desolado y frío. Lo sé, pero no es mía la culpa; la culpa es de la atmósfera emponzoñada que hemos respirado todos los hombres de la generación presente”. Valera hace notar que este escepticismo afectaba también a su fe política en el mantenimiento de la libertad, que veía amenazada por los tiranos que vienen siempre en pos, inevitablemente, de los verdugos de la demagogia.

Salvador Bermúdez de Castro y Díez, duque de Ripalda, nació en Jerez de la Frontera, el 6 de agosto de 1817. Estudió derecho en la Universidad de Sevilla y fue muy amigo de Ventura de la Vega y de García Tassara . Fue nombrado secretario del Consejos de ministros en el Gabinete del general Narváez, siendo herido en el atentado realizado contra éste en 1844. Ministro plenipotenciario en México en este año y hasta 1847, interrumpida las relaciones de esa República con Francia llevó la representación de esa nación con tal habilidad que el gobierno francés le premió con la gran cruz de la Legión de Honor.

De regreso a España representó en las Cortes hasta 1853 el distrito de Algeciras. En este año fue nombrado ministro de Nápoles en cuyo puesto permaneció hasta 1864. Embajador en París, en 1865-1866, senador hasta 1866 y desde 1876 aunque en esta época no tomó posesión. Residente en Roma en los últimos años de su vida, fue restaurador de la famosa villa Farnesina, propiedad del rey de Nápoles, que se la había cedido en enfiteusis. Gracias al esfuerzo de este ilustre jerezano no se han perdido los frescos de Rafael y de otros insignes pintores de la villa Farnesina, celebérrima en el arte. Salvador Bermúdez de Castro murió en Roma el 23 de marzo de 1883.

El poeta jerezano enriqueció la poesía de su tiempo en el tema de la naturaleza, cantando su amor a Andalucía como Pastor Díaz y Gil Carrasco, hicieron en sus regiones respectiva, e interpretó los acontecimientos de su época a la luz de las ideas y los problemas europeos, lo cual le diferencia de sus colegas contemporáneos, en quienes predomina la nota nacional y sentimental. Formó parte del primer grupo de jóvenes que se sentían entusiasmados por la revolución literaria de 1835, sirviendo de modelo a otros poetas que dieron impulso a la nueva escuela.

Bermúdez escribió también un estudio histórico, Antonio Pérez, secretario de Estado del rey Felipe II.

Como dato curioso merece recordarse que Bermúdez de Castro utilizó con preferencia en sus poesías la octava de endecasílabos con rima aguda en los versos cuarto y octavo, hasta el punto de que, de él, tomaron el nombre de bermudinas.

A Salvador Bermúdez de Castro dedicó Valera unos párrafos muy sentidos en el prólogo de su Florilegio, lamentando que hubiera abandonado tan joven el cultivo de la literatura para dedicarse de lleno a la diplomacia y a la política.

Y como dijo el poeta jerezano. “Bajo la copa del ciprés doliente / en mi pereza muelle descansado, / dejo el triste vaivén de lo presente, / busco el dulce solaz de lo pasado”.
En el “annus mirabilis” -1840- reunió Bermúdez de Castro, el “melancólico poeta” como le llamó Valera, sus composiciones poéticas en un volumen que tituló Ensayos poéticos, pero que contiene poemas de considerable valor -“Los deleites”, “Los astros y la noche”, “La eternidad de Dios”, “La libertad”, “La muerte” , “El pensamiento”-, por los cuales merece ser contado entre los mejores poetas de aquel periodo, aunque el olvido ha caído injustamente sobre su obra. En sus poemas puede ejemplificarse la evolución desde las formas desatadamente románticas y del medievalismo caballeresco hasta el reposo, la serenidad y el intimismo melancólico. El pesimismo escéptico inspira muchas de sus composiciones. “Tal vez -dice Bermúdez de Castro- en estos ensayos hay algunos que son tristes muestra de un escepticismo desolado y frío. Lo sé, pero no es mía la culpa; la culpa es de la atmósfera emponzoñada que hemos respirado todos los hombres de la generación presente”. Valera hace notar que este escepticismo afectaba también a su fe política en el mantenimiento de la libertad, que veía amenazada por los tiranos que vienen siempre en pos, inevitablemente, de los verdugos de la demagogia.

Salvador Bermúdez de Castro y Díez, duque de Ripalda, nació en Jerez de la Frontera, el 6 de agosto de 1817. Estudió derecho en la Universidad de Sevilla y fue muy amigo de Ventura de la Vega y de García Tassara . Fue nombrado secretario del Consejos de ministros en el Gabinete del general Narváez, siendo herido en el atentado realizado contra éste en 1844. Ministro plenipotenciario en México en este año y hasta 1847, interrumpida las relaciones de esa República con Francia llevó la representación de esa nación con tal habilidad que el gobierno francés le premió con la gran cruz de la Legión de Honor.

De regreso a España representó en las Cortes hasta 1853 el distrito de Algeciras. En este año fue nombrado ministro de Nápoles en cuyo puesto permaneció hasta 1864. Embajador en París, en 1865-1866, senador hasta 1866 y desde 1876 aunque en esta época no tomó posesión. Residente en Roma en los últimos años de su vida, fue restaurador de la famosa villa Farnesina, propiedad del rey de Nápoles, que se la había cedido en enfiteusis. Gracias al esfuerzo de este ilustre jerezano no se han perdido los frescos de Rafael y de otros insignes pintores de la villa Farnesina, celebérrima en el arte. Salvador Bermúdez de Castro murió en Roma el 23 de marzo de 1883.

El poeta jerezano enriqueció la poesía de su tiempo en el tema de la naturaleza, cantando su amor a Andalucía como Pastor Díaz y Gil Carrasco, hicieron en sus regiones respectiva, e interpretó los acontecimientos de su época a la luz de las ideas y los problemas europeos, lo cual le diferencia de sus colegas contemporáneos, en quienes predomina la nota nacional y sentimental. Formó parte del primer grupo de jóvenes que se sentían entusiasmados por la revolución literaria de 1835, sirviendo de modelo a otros poetas que dieron impulso a la nueva escuela.

Bermúdez escribió también un estudio histórico, Antonio Pérez, secretario de Estado del rey Felipe II.

Como dato curioso merece recordarse que Bermúdez de Castro utilizó con preferencia en sus poesías la octava de endecasílabos con rima aguda en los versos cuarto y octavo, hasta el punto de que, de él, tomaron el nombre de bermudinas.

A Salvador Bermúdez de Castro dedicó Valera unos párrafos muy sentidos en el prólogo de su Florilegio, lamentando que hubiera abandonado tan joven el cultivo de la literatura para dedicarse de lleno a la diplomacia y a la política.

Y como dijo el poeta jerezano. “Bajo la copa del ciprés doliente / en mi pereza muelle descansado, / dejo el triste vaivén de lo presente, / busco el dulce solaz de lo pasado”.
En el “annus mirabilis” -1840- reunió Bermúdez de Castro, el “melancólico poeta” como le llamó Valera, sus composiciones poéticas en un volumen que tituló Ensayos poéticos, pero que contiene poemas de considerable valor -“Los deleites”, “Los astros y la noche”, “La eternidad de Dios”, “La libertad”, “La muerte” , “El pensamiento”-, por los cuales merece ser contado entre los mejores poetas de aquel periodo, aunque el olvido ha caído injustamente sobre su obra. En sus poemas puede ejemplificarse la evolución desde las formas desatadamente románticas y del medievalismo caballeresco hasta el reposo, la serenidad y el intimismo melancólico. El pesimismo escéptico inspira muchas de sus composiciones. “Tal vez -dice Bermúdez de Castro- en estos ensayos hay algunos que son tristes muestra de un escepticismo desolado y frío. Lo sé, pero no es mía la culpa; la culpa es de la atmósfera emponzoñada que hemos respirado todos los hombres de la generación presente”. Valera hace notar que este escepticismo afectaba también a su fe política en el mantenimiento de la libertad, que veía amenazada por los tiranos que vienen siempre en pos, inevitablemente, de los verdugos de la demagogia.

Salvador Bermúdez de Castro y Díez, duque de Ripalda, nació en Jerez de la Frontera, el 6 de agosto de 1817. Estudió derecho en la Universidad de Sevilla y fue muy amigo de Ventura de la Vega y de García Tassara . Fue nombrado secretario del Consejos de ministros en el Gabinete del general Narváez, siendo herido en el atentado realizado contra éste en 1844. Ministro plenipotenciario en México en este año y hasta 1847, interrumpida las relaciones de esa República con Francia llevó la representación de esa nación con tal habilidad que el gobierno francés le premió con la gran cruz de la Legión de Honor.

De regreso a España representó en las Cortes hasta 1853 el distrito de Algeciras. En este año fue nombrado ministro de Nápoles en cuyo puesto permaneció hasta 1864. Embajador en París, en 1865-1866, senador hasta 1866 y desde 1876 aunque en esta época no tomó posesión. Residente en Roma en los últimos años de su vida, fue restaurador de la famosa villa Farnesina, propiedad del rey de Nápoles, que se la había cedido en enfiteusis. Gracias al esfuerzo de este ilustre jerezano no se han perdido los frescos de Rafael y de otros insignes pintores de la villa Farnesina, celebérrima en el arte. Salvador Bermúdez de Castro murió en Roma el 23 de marzo de 1883.

El poeta jerezano enriqueció la poesía de su tiempo en el tema de la naturaleza, cantando su amor a Andalucía como Pastor Díaz y Gil Carrasco, hicieron en sus regiones respectiva, e interpretó los acontecimientos de su época a la luz de las ideas y los problemas europeos, lo cual le diferencia de sus colegas contemporáneos, en quienes predomina la nota nacional y sentimental. Formó parte del primer grupo de jóvenes que se sentían entusiasmados por la revolución literaria de 1835, sirviendo de modelo a otros poetas que dieron impulso a la nueva escuela.

Bermúdez escribió también un estudio histórico, Antonio Pérez, secretario de Estado del rey Felipe II.

Como dato curioso merece recordarse que Bermúdez de Castro utilizó con preferencia en sus poesías la octava de endecasílabos con rima aguda en los versos cuarto y octavo, hasta el punto de que, de él, tomaron el nombre de bermudinas.

A Salvador Bermúdez de Castro dedicó Valera unos párrafos muy sentidos en el prólogo de su Florilegio, lamentando que hubiera abandonado tan joven el cultivo de la literatura para dedicarse de lleno a la diplomacia y a la política.

Y como dijo el poeta jerezano. “Bajo la copa del ciprés doliente / en mi pereza muelle descansado, / dejo el triste vaivén de lo presente, / busco el dulce solaz de lo pasado”.






_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 02 Ago 2018, 02:22

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema
.



Tempestad

Por entre escollos, en mi intento ciego,
mi frágil nave en soledad perdida,
por los desiertos mares de la vida,
buscando un mundo, cual Colón, navego.

Mas no entre llanto sonará mi ruego,
aunque las sirtes del abismo mida,
aunque los aires lóbregos divida
con roja luz relámpago de fuego.

¡Ah! ¿Qué me importa en la común corriente
ir de otro mundo a la remota arena,
si alzo a las nubes mi tranquila frente?

Brille de orgullo mi bandera llena,
y entre las olas por el roto puente,
y cruja el viento en la quebrada entena.





Al tiempo


¿Y no hay refugio, oh tiempo, y altanera
pasará tu segur en mi garganta,
sin que afligida el alma en pena tanta
pueda hallar contra ti firme barrera?

No oyes mis quejas: en mi angustia fiera
el batir de tus alas no me espanta;
que aun derribado ya bajo tu planta,
luchara ardiente si posible fuera.

¡Ay! deshecho el timón, quebrado el cable,
flotante sobre un piélago enemigo,
mísero ruega al ábrego implacable:

En vano a su furor busco un abrigo,
que hacia el abismo lóbrego, insondable,
el leño en que me apoya va conmigo.







_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 02 Ago 2018, 02:25

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.




Flores de un día

¡Calla por Dios! del cántico el sonido
tristes recuerdos en mi mente evoca;
cada palabra de tu hermosa boca
hiere, cual flecha, mi doliente oído.

En lo pasado el corazón perdido,
dulce ilusión, al evocarte invoca:
proyectos vanos de mi audacia loca,
dulces sueños de amor, ¿dónde habéis ido?

Yo no lo sé, pero cansancio inerte
vuestros odiosos gozos me dejaron,
y ora la ansiada paz busco en la muerte:

Las penas en mi pecho se ensañaron,
y a las angustias de mi horrible suerte
los dioses que adoré me abandonaron.




Los deleites



I

¡Volad, volad memorias! ¿qué se han hecho
las mujeres que amé, cándidas, puras?
Beben las unas heces y amarguras,
o yacen tristes en marmóreo lecho.

En rico carro, bajo ebúrneo techo,
rameras otras, pérfidas, impuras,
van a vender sus yertas hermosuras,
sus secos labios, su insensible pecho.

Todas ya sin amor, sin emociones,
a una dicha tristísima, mentida,
rindieron sus ardientes corazones.

¡Pálidas sombras de ilusión perdida,
dejadme sin mis fúlgidas visiones,
pero pasad, aunque llevéis mi vida.!





_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 02 Ago 2018, 02:27

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.


Los deleites


II

Crecen dos palmas su ramaje alzando
en orillas opuestas de un torrente,
sin juntar nunca su follaje ardiente,
sin unirse jamás, mas siempre amando.

Crecen, sus frentes tristes inclinando,
hasta que airado el ábrego inclemente
las sepulta a la par en la corriente,
juntos sus troncos a la mar llevando.

Así también tu suerte de mi suerte,
separa, ¡oh Julia! piélago enemigo,
y muero solo, y mísero sin verte.

En vano en mi delirio te persigo,
que en las espesas sombras de la muerte
la tumba sola me unirá contigo.





En la muerte de mi amigo don José Musso y Valiente

¡Dios de bondad a quien el mundo adora!
Tú, que en tu trono celestial, sereno,
brillas tan grande al resplandor del trueno,
como a los rayos de la blanca aurora;

el huérfano infeliz su suerte llora,
de fe y de amor el pensamiento lleno,
y la oración del destrozado seno
al labio sale que doliente implora.

Tú, cuya mano justa en su grandeza,
siembra el dolor, y siembra la alegría,
compadece su fúnebre tristeza;

para calmar ¡oh Dios! su pena impía,
o derrama consuelo en su cabeza,
o vuelve al que murió la luz del día!









_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 02 Ago 2018, 23:37

Aquí estoy, querida amiga, siguiendotu exposición: Excelente,como siempre.

Besos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 03 Ago 2018, 02:25

Sé que estás, querido Pascual.
Continuamos pues, y gracias como siempre.


_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 03 Ago 2018, 02:42

SIGLO XIX



SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.




A...

(1838)



Tímida virgen que la suerte impía
bogando lleva sobre mar incierto,
como la palma en medio del desierto,
inmóvil quedas en la mente mía.

El recuerdo amoroso todavía
vive en un alma do el amor ha muerto;
constante siempre del cadáver yerto
mi pecho guarda la ceniza fría.

Así blanca laguna llora a solas,
si dejó el cisne por lejana bruma
sus orillas cubiertas de amapolas;

y como huella de su ausente pluma,
por un momento las tranquilas olas
conservan tristes la flotante espuma.





A una máscara


¿Por qué ese rostro, juvenil belleza,
negro antifaz oscurecer procura,
si tus ojos, tu cuello, tu cintura
desmienten de tu labio la aspereza?

¡Oh! ¿y eres tú? Perdona su torpeza
a quien tu vista, Angélica, asegura;
ven conmigo, mi bien: ya no me apura
tu falso honor, tu pérfida tristeza.

Así cuando la noche aterradora
la extensa esfera cubre cristalina,
todo calla en la tierra, todo llora:

Mas luego el horizonte se ilumina,
y el vago carro de la blanca aurora
fresca revela el aura matutina.






_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 03 Ago 2018, 02:45

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.



La cruz

(1836)


Id a buscar a Dios en las arenas
donde tuvo su altar el cocodrilo;
en los sangrientos ídolos del Nilo,
en las deidades lúbricas de Atenas.

Gimiendo en esas bárbaras cadenas,
no halló la Humanidad puerto ni asilo:
vino la Cruz, y el corazón tranquilo
fácil ya mira el término a las penas.

Los siglos pasan a sus pies dejando
la vil ceniza de su ciencia impía,
y limpia siempre seguirá brillando.

Así después de tempestad sombría,
las tenebrosas nubes arrollando,
luce más puro el luminar del día.





La eternidad de Dios

(1939)


¡Jehová! ¡Jehová! yo anhelo tu presencia;
soy un gusano que sacude el cieno:
mi vista entre la atmósfera del trueno
se baña en tu mortal omnipotencia.

Tu aliento es luz; la eternidad tu esencia,
mientras lóbrego abismo de horror lleno
arrastra y quiebra en su insondable seno
del vil mortal la mísera existencia.

Los años que con años se confunden
del tiempo móvil a la planta alada
más rapidez en su carrera infunden;

y a los ojos de Dios la edad pasada,
los millones de siglos que se hunden,
menos son que un momento, son la nada.







_________________
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28512
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 04 Ago 2018, 01:44

SIGLO XIX

Bermúdez de Castro, Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz). 1817 - Roma. 1883
Poeta y político. Duque de Ripalda y Marqués de Lema.



En un álbum: a la luz

(1840)



El dulce aroma del clavel naciente,
la pura luz de la risueña aurora,
el aliento del aura encantadora,
el vago arrullo de la clara fuente;

los ensueños del ánima indolente
cuando el amor con su fulgor la dora,
los rostros de los ángeles, señora,
son menos bellos que tu bella frente.

Virgen de paz, querube de consuelo,
tus pies no huellen el montón de abrojos
que ásperos cubren nuestro triste suelo,

¡ay! templa tú del alma los enojos,
hermosa Luz, porque la luz del cielo
viene hacia mí por medio de tus ojos.




A Justa

(1840)


Cuando un tiempo cansado en su camino
el ardiente Israelita vacilaba,
a consolar su espíritu llagaba,
vertiendo aromas, querubín divino.

Y si luego en el aire cristalino
sus alas desplegando se alejaba,
un rayo siempre de su faz guiaba
al fatigado, errante peregrino.

Así al mirar de la fortuna el ceño,
evoco un bien, oh Justa, en mi memoria,
que es de mis males celestial beleño.

Y en mis pesares, cándida, ilusoria,
tu hermosa imagen, cual divino ensueño,
el alma inunda con fulgor de gloria.





En San Juan de los Reyes

(1840)



Allá en el tiempo en que Colón abría
nuevo horizonte al esplendor hispano,
el astro del imperio mahometano
a su ocaso, en Granada, descendía.

Una reina en sus brazos recogía,
mártir cautivo, al fuerte castellano,
y las cadenas suspendió su mano
sobre estos muros, en ofrenda pía.

Mas ¡oh Isabel! vendieron, como escoria,
las férreas joyas de tu templo santo,
recuerdo grande de tu grande historia:

Que para alzar y deshacer su encanto,
si tanto pudo tu piadosa gloria,
la barbarie del hombre pudo tanto.




_________________
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 07:55

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA

BIOGRAFIA

Diariodominicano.com
SAN PEDRO DE MACORIS, el 30 de agosto de 1884, nació en San Pedro de Macorís, Federico Bermúdez Ortega, quien se distinguió como poeta, periodista y maestro. Fueron sus padres el abogado y escritor Luis Arturo Bermúdez, quien tuvo a cargo su educación inicial, y Carmen Ortega.
Federico Bermúdez estudió derecho, pero dedicó la mayor parte de su vida al magisterio. Fue un colaborador de las principales publicaciones petromacorisanas de su tiempo y de la ciudad de Santo Domingo.
De joven escribió versos y después colaboró en las revistas La Cuna de América, Renacimiento, Letras y Minerva de la que tuvo la dirección. En 1903 formó parte del ejército que acompañó al General Demetrio Rodríguez cuando comandó las tropas Jimenistas que penetraron en Santo Domingo desde la región Noroeste del país.
Desempeñó funciones públicas de Regidor y Secretario del Ayuntamiento de San Pedro de Macorís, Secretario de la Intendencia de Educación de la zona Este de la República y Presidente del Ateneo de San Pedro de Macorís.
Su poema Los Humildes, es un canto a la clase obrera dominicana y al soldado de las guerras intestinas. Fundó con Felipe Martínez, la primera escuela primaria en San Pedro de Macorís. Su novela Silbato, desarrollada en los campos de caña de azúcar y en posesión de sus familiares, nunca alcanzó la luz. Su principal guía espiritual y maestro literario fue poeta Gastón Fernando Deligne, de quien recibió orientación. Entre sus obras sobresalen "Los Humildes", 1916, "Oro Virgen", 1910, "Las liras del silencio", 1923. También escribió varias obras de teatro.
En el prólogo de "Las liras del silencio", Jacinto B. Peynado, citado por Margarita Vallejo de Paredes, en su obra "Antología Literaria Dominicana", expresa el criterio: "ajeno de pretensiones eruditas, rompe lanzas contra las exigencias académicas, para brotar ingenuamente de su númen; no abusa de la literatura efectista, y canta porque sí, como lo hace su compañero el ruiseñor, las tibiezas del nido y la inquietud de la rama floreciente bajo la azulada inmensidad".
Joaquín Balaguer, en su obra "Historia de la Literatura Dominicana", sexta edición 1976, considera que Federico Bermúdez, "Es el único poeta dominicano que ha dado cabida en su poesía a los temas de carácter social, pero no para deducir de los cuadros patéticos que describe conclusiones tendenciosas, sino para exaltar a las clases sin fortuna, en versos de profunda resonancia humana".
A su juicio, toda la obra de Federico Bermúdez, respira una honda simpatía por los que sufren, por los que ganan el pan con el sudor de su frente, por las familias humildes y por las clases desamparadas.
Como ejemplo Joaquín Balaguer cita la poesía "Al creyón", en la que "describe con fuerte patetismo el trabajo de los panaderos, se percibe el latido cósmico del hombre que sintió, como cosa propia, la angustia de los oprimidos y el desamparo de los menesterosos".
"Lo que hace más conmovedor este aspecto de la obra de Federico Bermúdez, es que ninguna de sus composiciones se halla informada de espíritu revolucionario, sino simplemente de un entrañable sentimiento de solidaridad y de simpatía hacia las clases trabajadoras".
Como ejemplo cita dos fragmentos del poema "Los Humildes":
"Vosotros, los humildes, los del montón salidos, heroicos defensores de nuestra libertad, que en el desfiladero o en la llanura agreste
cumplistéis la orden brava de vuestro capitán.
"Vosotros que con sangre de vuestras propias venas, por defender la patria manchásteis la heredad, hallásteis en la lucha la muerte y el olvido,
la gloria fue, absoluta, de vuestro capitán".
Al comentar la obra de Federico Bermúdez, Balaguer resalta que el poeta de San Pedro de Macorís, también escribió "hermosos cantos de amor y algunos poemas como el titulado "La flor de la Caña", de elevada entonación y de considerable riqueza descriptiva".
Federico Bermúdez nació el 30 de agosto de 1884 y murió en su patria chica, Macorís del Mar, la tierra de los exquisitos poetas, el 3 de marzo de 1931.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:03

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA


1) Letanías de noviembre



I


  ¡Están tocando a muerte las campanas lejanas...!
Hablan los viejos bronces de quietud y partida
con esa lengua lúgubre que tienen las campanas
cuando cantan el canto de cisne de la vida...



  ¡Están tocando a muerte las lejanas campanas...!
Y a los vagos confines van en alas del viento
las esquelas mortuorias, como el hondo lamento
de dolores ignotos y quimeras lejanas...



  En la antigua Necrópolis, de cipreses y cruces
cuelga el vésper el velo de sus pálidas luces
y la humana dolencia sus adelfas y lirios;



  mientras dicen los labios las palabras piadosas
que vuelan como vagan dolientes mariposas
al redor de la fama de los místicos cirios...





II


  En la calma uncitiva de la tarde que muere
como el alma impalpable de una casta blancura,
con dejo melancólico de triste miserere
vuela el vago responso de los labios del cura...



  Todo calla y se inclina, el espíritu inquiere
y dialoga en silencio con la Pálida oscura,
y en la calma uncitiva de la tarde que muere
me arrodillo, a los ruegos del responso del cura...



  ¡Madre mía! (yo rezo) que tu amparo me diste,
rasga el manto de sombras de mi espíritu triste...
¡por qué tocan tan tristes las campanas lejanas...!



  Madre mía, ángel casto de virtud y de amores,
¿si a tu vuelo dejaste tus amargos dolores,
por qué tocan tan tristes las lejanas campanas...?


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:08, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:07

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA



2) ¡Oh, tardes adorables!


¡Oh, tardes adorables de aquel lejano estío!
¡Oh, siesta de mi sueño sobre su pecho en flor!
Venid rasgando brumas y sombras de mi olvido
a orar cabe el sepulcro de aquel perdido amor...



Orad en el divino lenguaje del silencio
por todos los ensueños de aquella casta edad,
doliente margarita que aquellos blancos dedos
acaso no recuerdan que deshojaron, ya...



¡Oh, tardes adorables de aquel lejano estío!
Volar de blancos besos en alas del idilio,
arrullos de las almas bajo el sereno azul...



Quiméricas visiones de mi universo efímero,
¡traed a los oscuros rincones de mi olvido
blancas reminiscencias de aromas y de luz!







3) Serenamente gris


La lluvia, tornadiza como una polvareda,
más flota que desciende, serenamente gris...
el viento, adormilado, sobre la tarde queda
y sobre los ramales la nébula sutil.



Cabalgan por el éter tristezas invernales,
y en la tranquila estancia, serenamente gris,
mientras la vaga niebla se asoma a los umbrales
¡te duermes en mi pecho como una flor de lis!



Tu joven pecho cándido me brinda sus latidos
y tus fragantes labios, dulces y sonreídos
me invitan para el beso romántico sutil,



y mientras que yo veo tus labios virginales,
envuelta en sus dolientes crespones invernales
muriendo va la tarde, ¡serenamente gris...!









_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:16

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA


4) Paisaje


  Es hora del profundo silencio de las cosas.
Ya todo, aletargado, parece que dormita
bajo el halago de una pesadumbre infinita
que hacen las horas tristes, y lentas y tediosas.



  Discreto, el sol occiduo dibuja y prende rosas
de púrpura en las nubes; un aura leve agita
las frondas en silencio y apenas precipita
del viejo mar en calma las ondas rumorosas.



  La tarde, flor de ensueño, doblega el áureo broche
y tiembla a la primera caricia de la noche
que esparce desde oriente su inmensa cauda bruna.



  Mientras como un heraldo divino de esperanza
asoma, tras la noche lumínica que avanza,
su rostro de oro pálido y magnífico; la Luna.







5) Símbolo


  ¡Aquél viejo enigmático y sereno,
de tristes palideces marfilinas
y miradas de dulce Nazareno,
échase a descansar bajo las ruinas...!



  ¡Y en le vasto silencio vespertino,
tras un largo suspiro y un bostezo,
cerráronse del sueño al hondo beso
sus ojos de cansado peregrino...!



  Cuando la tarde huyó triste y doliente,
con la noche se entró por el oriente
la luna, y al verter sus argentadas



  claridades silentes en las ruinas,
bañó con sus miradas argentinas,
¡dos míseras grandezas olvidadas!


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:32, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:20

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA

6) Fantasía hebrea


Sobre el negro prestigio de su lacia melena
se desprende la lluvia de un millón de diamantes
y fulgura en sus ojos pensativos y amantes
el encanto apacible de una noche serena.



En el ritmo sonoro, de su voz de Sirena
hay el trémolo vago de cadencias distantes,
y en la rosa divina de sus labios fragantes
se adormece la risa con un nimbo de pena.



Esa tarde, en el templo, rezaba de hinojos
ante el Cristo, y mirando su melena y sus ojos,
su belleza emotiva de jovial Nazarena.



En mi alma tradujo la ideal fantasía
que leyenda la historia del divino Mesías
y la triste y hermosa María Magdalena.







7) Se murió el avaro


Se murió el avaro, y en la estancia oscura
donde yace el cuerpo sobre el tosco alambre
de una cama pobre, alguien asegura
que el avaro triste ¡se murió de hambre!



Una pobre vieja misericordiosa,
presa de congojas y crueles martirios,
a todos advierte, triste y pesarosa,
que hace falta incienso y hacen falta cirios.



Todos los curiosos se van alejando
de la pobre vieja, mientras va quedando
el avaro a oscuras y sin oración.



Cuando al otro día fueron a enterrarlo
cuatro pordioseros, todos al mirarlo
pasar, ¡sonreían de satisfacción!







_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:24

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA


8) Desolación


  ¡Y fue mi anochecer en pleno día,
y el dolor, con su mano despiadada,
partió mi corazón como una espada
ahogando la ilusión en la sangría!



  ¡Y perdí la noción de la armonía,
y hasta mi firme anhelo de belleza
cayó desorientado en la tristeza
de la noche sin luz de mi agonía!



  Al resto de mi fe pedí su égida,
y a la voz suplicante de la vida
permaneció la fe impasible y muda;



  y de la fe impasible al torpe agravio,
derramó su veneno sobre el labio
la copa aterradora de la duda!


Estos son los sonetos de FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA  citados por RAMÓN GARCÍA GONZALEZ


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 04 Ago 2018, 08:42

SIGLO XIX

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA

Continuamos con sonetos y sonetillos obtenidos de diferentes fuentes:

9) PINCELADA (*)

(Para Valentín Giró, Poeta)

El Sol, ya a fin de la jornada,
desde occidente vigila
como una enorme pupila
de roja sangre inyectada.

Amplia mar, ensangrentada,
grave, imponente y tranquila,
finge la luz que vacua
en la celeste morada.

Con dulce melancolía,
la tarde doliente y fría,
va cerrando el áureo broche.

Mientras grave y lentamente
va conduciendo a Occidente
su catafalco la noche.

(*) Un sonetillo en octosílabos. El primer verso, sin embargo, nos parece eneasilabo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34053
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 05 Ago 2018, 00:50

Bien, querida LLuvia, te doy paso.he encontrado unrepertorio bastante grandede poemas de FEDERICO BERMÚDEZ ORTEGA; algunos - en su mayoría-, con un compromiso social importante, que me hace intuir que lo trataremos cuando lleguemos a la sección correspondiente. Pero no hay más sonetos. Así, pues, adelante.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 11 Dic 2018, 03:56