Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Temas similares

    Estadísticas

    Nuestros miembros han publicado un total de 804077 mensajes en 39946 argumentos.

    Tenemos 1370 miembros registrados

    El último usuario registrado es Almudena 1964

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 56 usuarios en línea: 4 Registrados, 2 Ocultos y 50 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

    Carlos Ponce Flores, Maria Lua, Simon Abadia, Walter Faila


    El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

    Noviembre 2019

    LunMarMiérJueVieSábDom
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930 

    Calendario Calendario

    Conectarse

    Recuperar mi contraseña

    Galería


    Bob Dylan - Acabó todo chica triste.  Empty

    UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


    Bob Dylan - Acabó todo chica triste.

    F. Enrique
    F. Enrique
    España

    Cantidad de envíos : 3155
    Fecha de inscripción : 14/11/2012
    Edad : 60
    Localización : Ceuta

    Bob Dylan - Acabó todo chica triste.  Empty Bob Dylan - Acabó todo chica triste.

    Mensaje por F. Enrique el Jue 14 Dic 2017, 07:00

    El pintor miserable de tus calles
    dibuja esbozos locos en tus lienzos.



    1

         
    ¿Vale la pena vivir por vivir,  ser pasado sin saberlo, despertar del sueño de la vida, convertirse en un asiduo de la barra de algún bar donde todos te sonríen y nadie te comprende, confesar que nunca rezaste por la muerte de una revolución, que te enamoraste de la sensación de volar porque siempre tuviste los pies en el suelo y aún te arrastras en tus propias huellas preguntándote donde está tu voluntad o el muchacho que fuiste?

    Sabes, Laura, hablaré de Dylan como si le conociera, ¿a quién le importa que un día me cruzara con la sombra de un judío de Duluth? Alguna vez escuché en la playa  “Acabó todo chica triste” y me creí un tipo interesante, ya podía subir hasta mi casa, sin mirar atrás, como si llevara una guitarra al hombro y la cabeza llena de melodías.

    Ahora todo lo que queda es resistir en las trincheras, escribir acaso un cuento de amor con otros protagonistas para que podamos creérnoslo, pensar que respirar es hermoso, que somos bocetos irreflexivos dentro del cuadro que nunca hemos pintado.

    Han pasado muchos años desde nuestro primer encuentro, el mundo se ha ido alejando de nuestra capacidad de comprensión, pero tú sigues moviendo la emotividad del amor en el recuerdo. Es solo una canción, preciosa, eso sí, piensa que me gusta mucho,  pero no tengas en cuenta lo que dice, el poeta casi siempre se difumina y yerra, pero lo que cuenta es la belleza que podamos hallar en sus equivocaciones.

    (Conversaciones con Laura - 15/11/2014)

    2



    Hablar de Bob Dylan siempre es un reto cargado de espinas, sobre todo si te conjuras para no recurrir a la leyenda, esos momentos excitantes y trascendentes que nunca ocurrieron. Empiezo a sentirme un poco triste cuando percibo la conciencia que suelen tener los anglosajones de encontrarse ante algo irrepetible y de decirlo antes de que sea demasiado tarde y a nosotros nos falta, aquí en el país donde los poetas lloran más y mejor que nadie, como decía un tal Mariano José.

    “It's all over now, baby blue” es una canción de despecho en la línea de “It Ain't Me babe” (Ese no soy yo, niña) en la que muestra una capacidad extraordinaria para encontrar metáforas en la frontera donde la luz de los deseos se enamora de las sombras de la rutina y para utilizar las puntas más afiladas de la belleza con el propósito de devolver, con una voz lastimera, el daño que le han hecho en un esfuerzo inútil por llamar la atención de aquella muchacha que se perdió.

    La calidad literaria de esta canción nos recuerda las múltiples veces que sonó el nombre de Bob Dylan como candidato al Nobel.

    ¿Qué falta le hace ese premio confuso y que tantas veces nos dio la impresión de que se jugaba a los dados al único e irrepetible trovador de Minnesota?  ¿Cómo pueden unos estirados suecos decantarse por alguien que con 25 años ya había demostrado que experimentaba una agonía placentera cada vez que cogía la pluma para hablar de amor?

    Sí también yo creo que los pintores miserables de cualquier calle suelen descargar su frustración dibujando bocetos irreflexivos en las sábanas que compartieran con su última amante cuando nadie les hace caso y comen una vez al día. Ya ves, la gitanilla que toca la pandereta en el Harlem Hispano ha desplazado a esta chica triste en mis preferencias, después de tantos años juntos, de mantenerse imperturbablemente joven mientras yo envejecía. No me preguntes por qué, pero siempre he sentido un impulso irrefrenable de alinearme, como ese Dios huraño y desconocido, al lado de los que nacieron con un estigma en la frente.
    24 de noviembre de 2014

      Fecha y hora actual: Miér 20 Nov 2019, 11:49