Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 712919 mensajes en 36973 argumentos.

Tenemos 1294 miembros registrados.

El último usuario registrado es VictorVanoli.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 31 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 25 Invitados

Ana María Di Bert, Carlos Justino Caballero, F. Enrique, Simon Abadia, Walter Faila


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Diciembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 14 Jun 2017, 05:19

Creo que ya puse a Petrarca en su sitio, jeje.
Muchas gracias, querido Pascual por darte cuenta del error, para poder rectificar. PRETRARCA...Era hasta difícil de pronunciar.

Besos, y vengo luego.


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 14 Jun 2017, 09:30

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



XLII

Mas cuando el sonreír humilde y llano
ya más no esconde su belleza rara,
sería esfuerzo vano que forjara
aquel antiguo herrero siciliano:

que armas no tiene ya Jove en la mano,
de las que en Mongibelo le templara,
y su hermana es de nuevo bella y clara
de Apolo en la mirada, mano a mano.

La costa occidental un aura ha alzado
que hace seguro el navegar sin arte,
y a los prados de flores ha vestido;

y cuanta estrella es enojosa parte,
porque la ahuyenta el rostro enamorado,
por el que tanto llanto se ha vertido.

XLIII

Por vez novena, el hijo de Latona
desde el balcón miraba soberano,
por la que había suspirado en vano,
que hoy de otro los suspiros emociona.

Ya que, cansado de alumbrar la zona,
no halló su albergue, próximo o lejano,
se nos mostró lo mismo que hombre insano,
que no halla a una amadísima persona.

Y se quedó -tan triste estaba- aparte,
y volver no vio al rostro que alabado
será en papeles mil, si yo no muero;

y la piedad lo había ya cambiado,
y los ojos lo habían bañado en parte:
mas el aire siguió como primero.

XLIV

El que, en Tesalia, mano diligente
tuvo, y de civil sangre la manchaba,
la muerte de su yerno lamentaba,
viendo la faz sabida ante él presente;

y el pastor que a Goliat rompió la frente,
por su indócil familia sollozaba,
y sobre el buen Saúl la faz cambiaba,
de lo que el fiero monte se resiente.

Mas vos, a quien piedad no descolora,
y que siempre oponéis defensas fuertes
contra el arco de Amor, que en vano tira,

me habéis visto vejado por mil muertes:
y no han vertido llanto hasta esta hora
vuestros ojos, si no ha sido de ira.

XLV

Mi antagonista, en el que ver soléis
los ojos que el Amor, y el cielo, honora,
con belleza no suya os enamora:
que excede a la mortal la que tenéis.

Del dulce albergue mío vos me habéis
echado, por consejo de él, señora:
mísero exilio, aunque creyera ahora
no ser digno de estar do sola estéis.

Mas si allí fuertemente fui clavado,
nunca el espejo contra mí debía
hacerss, complaciéndoos, tan superba.

Sea por vos Narciso recordado,
que al mismo fin lleva una y otra vía,
sin que os merezca, vuelta flor, la hierba.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 14 Jun 2017, 12:43

Ya sabes, querida amiga, lo que valoro tu trabajo. Efectivamente, gracias a ti, Petrarca está en su sitio. Siento no haber conseguido el Cancionero de GUIDO CAVALCANTI - sigo, no obstante, buscando- pero creo que tampoco está mal que como preludio a lo que viene siga con THE SONNETS , de Sir William Shakespeare. Ya sabes, cuando concluyamos con ellos

- Lluvia : GARCILASO.
- Pascual : Marqués de Santillana .

Y JUAN BOSCÁN , ya veremos quién. Sólo nos falta que Juan José Cautivo se anime. No diré más, mientras que él no lo decida.

Así pues me voy con lo que dejé a medias.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 14 Jun 2017, 13:03

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR

XXV

Que ésos que con su estrella en gracia están se engrían
de honores públicos y título y boato,
que yo, de quien los hados gloria tal desvían,
un no buscado gozo es mi más np ble ornato.

Los validos del príncipe no más florecen
como al ojo del sol la flor de maravilla,
y en ellos se sepulta honor que en ellos brilla,
que al frunce de una cej en su esplendor fallecen.

El sufrido guerrero, en lides afamado,
depués que a mil victorias ya les vio la cara,
presto del libro del honor queda raspado,
y olvido es todo los otro por lo que penara.

Así que feliz yo que a quien me quiere quiero,
de donde ni que me echen ni salirme quiero. (A.G.C.)

XXV

Deja que los que tienen a su favor sus estrellas
se envanezcan de honores públicos y de títulos altivos,
mientras yo, a quien la fortuna nieg semejantes triunfos,
gozo apartdo aquello que más honro.

Los favoritos de los príncipes abren sus bellas hojas
como las caléndulas ante el ojo del sol,
pero tienen su orgullo sepultao en en sí mismos,
hasta un fruncir de cejas par que muera su gloria.

El sufrido guerrero, famoso en la lucha,
tras mil victorias, si es derrotado una vez,
es pronto borrado del libro del honor,
y es olvidado todo aquello por lo cual él luchó:

feliz, por tanto, yo que amo y soy amado
por quien no puede expulsarme, ni ser expulsado. (A.P.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 14 Jun 2017, 13:41

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR

XXVI

Tú, señor de mi amor, a quien en vasallaje
mi deber encadena tu merecimiento,
a ti por embajada escribo este mensaje,
que testimonie del deber, no del talento;

deber tan grande que a un talento así de pobre
lo hará quedar en seco, a busca de palabras;
salvo que espero que tu alma tú le abras
y él, desnudo, se vista gala ue te sobre.

Hasta que, la que sea , estrella que me guíe
con clara luz me mire en gracioso signo
y que a mi amor desharrapado lo atavíe
para mostrarme de tu dulce trato digno...

quizá ose ya decir cómo te quiero; mientras,
ni aun asomar a juicio donde tú te encuentres. (A.G.C.)

XXVII

De penas harto, aprisa al lecho me encamino,
caro reposo a miembros cansados de viaje;
pero allí empieza en mi cabeza otro camino,
que, cuando ya no el cuerpo, el alma me trabaje:

que allí mis pensamientos, por lejos que estén,
a ti te dan devotos a peregrinar,
y en lo oscuro, a mirar lo que los ciegos ven,
tienen mis párpados que caen de par en par;

sólo que esa visión de mi espiritu tiende
a mis ojos sin vista tu sombra y tu idea,
que, tal joyel que en la noche embrujada pende,
hace la noche clara y su vejez recrea.

Ay, que el cuerpo de día y por la noche el alma,
por mor de ti y mí mismo, nunca encuentran calma.  (A.G.C.)

XXVIII

¿Cómo puedo yo pués tornar tan fresco el tajo,
si gracia de reposo nunca me redime?,
cuando al día la noche no alivia el trabajo,
que noche a día, igual que día a noche, oprime;

y aunque entre sí uno otra enemigos tan viejos,
mano acorde se dan para tortura mía,
uno con penas , otra en lamentar cuán lejos
peno por ti, de ti más lejos todavía.

Le digo al día por lisonja que eres claro
y tú lo agracias si él se emborron de nubes;
y a la morena noche adulo así: si hay paro
de estrellas, tú lucero por la tarde subes.

Mas día a día el día el largo trecho alarga,
noche a noche la noche carga más la carga. (A.G.C.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 15 Jun 2017, 03:29

WILLIAM SHAKESPEARE

THE SONNETS

XXIX

Cuando, en desgracia con Fortuna y con el mundo,
lloro a solas mi sola condición de paria
y el sordo cielo en vano con mis gritos hundo
y me miro y maldigo mi estrella contraria,

deséandome igual a otro de más largo
fvor, con sus amigos, con su parecido,
envidiándole el arte a éste, a aquel el cargo,
con lo que más disfruto menos avenido,

ya en ésas casi odiándome, al fin por ventura
piento en ti, y al momento mi suerte da un vuelo,
como alondra al romper del día, de la oscura
tierra se alza y canta a las puertas del cielo.

Pues tu amor recordado aporta tal tesoro
que cambiarme con reyes tengo ya a desdoro.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 15 Jun 2017, 04:01

WILLIAM SHAKEPEARE

SONETOS DE AMOR

XXX

Cuando en las dulces sesiones de silencioso pensamiento
yo convoco memorias de cosas pasadas,
suspiro al recordar tantas cosas anheladas,
y con viejos dolores lamentoel desperdicio de mi tiempo querido:

entonces se inunda mi ojo, no habituado fluir,
por los valiosos amigos escondidos en la noche sin tiempo
- - - / de la muerte,
y lloro nuevamente angustias de amor desde hace tiempo
- - - / olvidadas,
y gimo sobre la pérdida de tantas imágenes desvanecidas:

entonces puedo lamentarme ante desgracias ya pasadas,
y pesadamente, de dolor en dolor, volver a contar
la triste cuenta de ya lamentados lamentos,
la cual nuevamente pago como si no la hubiera pagado antes.

Pero sí, mientras tanto pienso en ti, querido amigo,
todas las pérdidas son restituídas, y los dolores terminan. (A.P.)

XXXI

Tu seno se ha enriquecido con todos los corazones
que, al faltarme, suponía muertos;
y allí reina el amor y todos los adorables atributos del amor,
y todos aquellos amigos que yo creía sepultados.

¡Cuántas lágrimas santas y fúnebres
robó a mis ojos un cálido y religioso amor,
cual tributo a aquellos muertos que ahora aparecen
casi cosas remotas que en ti escondidas yacen!

Tú eres la tumba donde el sepultado amor vive,
adornado con los trofeos de mis amores pasados
que todo aquello que de mí han tenido te han dado:
y aquello que fue de muchos ahora es sólo tuyo:

en ti veo la semblanza de aquellos que amé,
y tú, todos ellos, todo entero me posees. (A.P.)

XXXII

Si sobvrevives a mis alegres días,
cuando la avara Muerte cubra de polvo mis huesos,
y por ventura una vez más recorras con la vista
estas pobres rudas líneas de tu amante muerto,

compáralas con las mejores de aquel tiempo
y, aunque sean superadas por toda pluma,
consérvalas por mi amor, no por su rima,
superdas por la estatura de hombres más felices.

¡Oh! concédeme entonces sólo este amoroso pensmiento:
"Si l Musa de mi amigo hubiera crecido en esta creciente época,
su amor hubiera engendrado un ncimiento más preciado que éste,
para marchar en filas de mejor equipaje:

pero dado que ha muerto, y mejores son los poetas,
leeré a éstos por el estilo, y a él sólo por su amor". (A.P.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 15 Jun 2017, 04:48

Voy a coninuar con SHAKESPEARE, no preocuparos... Y Lluvia nos seguirá regalando las delicias amorosas de Petrarca. Ya hemos indicado, en algún lugar, cómo se inició el soneto en ESPAÑA, y, consecuentemente se puede intuir por donde seguiremos ( Marqués de Santillana; Garcilaso de la Vega; Juan Boscan...). Os prometemos momentos deliciosos... más que promesa: Juramento. Incluso, Lluvia ya lo sabe, es hasta posible que consigamos el Cancionero de GUIDO CAVALCANTI. Y que, merecidamente, por ser uno de los padres del invento lo traigamos aquí. (*)
Pero si hay algo que me define es mi "heterodoxo caos". Y como resulta que llevamos varias páginas de amor... Y amor... Y amor... Aunque sean el "Novo Stilo". Permitirme que intente arrancaros una sonrisa... A ver si lo consigo con este "Desconocido Soneto" y más "Desconocido autor..." ( Sé que Lluvia perdonará el desmadre de su compañero.

"Al fallecimiento de Felipe II, acaecido el 15 de septiembre de 1598, se encumbró en la catedral de Sevilla un catafalco suntuosísimo - "el monumento mortuorio más portentoso"- dice un cronista de la función, -"que humanos ojos hubiesen tenido la dicha de ver"-.  Con este motivo compuso ¿*? aquel celebre soneto burlesco donde con tanto gracejo se mofa de la valentoneria andaluza..." (1)

Este soneto es de la especie que llaman ESTRAMBOTE, por tener un terceto más que los otros, componiendo diez y siete versos versos en lugar de catorce; dice así

Voto á Dios que me espanta esta grandeza,
Y que diera un doblón por describilla:
Porque ¿a quién no suspende y maravilla
Esta máquina insigne, esta braveza?

Por Jesucristo vivo, cada pieza
Vale más que un millón, y que es mancilla
Que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla!
Roma triunfante en ánimo y riqueza.

Apostaré que el ánima del muerto,
Por gozar este sitio, hoy ha dejado
El cielo de que goza eternamente.

Esto oyó un valenton, y dijo: " Es cierto
"Lo que dice voacé, ceor soldado,
"Y quien dijere lo contrario, miente."

Y luego incontienente,
Caló el chapeo, requirió la espada,
Miró al soslayo, fuese y no hubo nada."

Sí, "joer, sí : ¿*? es CERVANTES. Y la cita completa está sacada de EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA; edición de MDCCCXXXIX. Uno de esos libros maravillosos que recibí de mi abuelo- padre- hermanos...

No preocuparos, insisto. Llegado su momento os pondremos todos los sonetos de Don Miguel de Cervantes. Ahora dejar esa cara boba, de tanto amor, y reíros un poco.

(*) Todos mis intentos de conseguir el Cancionero de GUIDO CAVALCANTI están siendo infructuosos. Ayer cuando ya creía que lo tenía, habiendo acordado, incluso, la forma de pago; recibo una nota diciendo que se ha vendido en librería. Lo encuentro de segunda mano, pero a un precio que no me parece razonable.. No obstante, no tiro la toalla fcilmente. Ya veremos.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 15 Jun 2017, 08:16

Seguimos por dónde estábamos:

WILLIAM SHAKESPEARE

THE SONNETS

XXXIII

Más de una gloriosa mañana yo he visto
acariciar las cumbres de las montañas con ojo soberano,
besando con dorado rostro el verdorde las praderas,
dorando pálidas corrientes con celestial alquimia;

ensifuida permitía a las más ruines nubes extenderse
en triste velo sobre su rostro celestial,
y esconder al desolado mundo su semblante,
deslizándose sin ser visto hacia el crepúsculo con
- - - / esta fealdad:

de tal manera mi sol una temprana mañana brilló
con todo su triunfal esplendor sobre mi frente;
pero, ¡ay de mí! sólo una hora fue mío,
la región de las nubes lo ha ocultado ya de mí.

Sin embargo, no por esto él desdeña mi amor;
los soles del mundo pueden velarse cuando se vela el sol del cielo. (A.P.)

XXXIV

¿Porqué me prometiste semejante hermoso día
y me hiciste viajar con mi manto,
dejando que bajas nubes se crucen en mi camino
ocultando tu valía en su humo podrido?

No es suficiente que tú rompas entre la nube
para secar la lluvia de mi rostro baido por la tormenta,
pues ningún hombre puede hablar de semejante remedio,
que cicatrice la herida y no cure la desgracia;

tampoco puede tu vergüenza dar cuerpo a mi dolor;
aunque tú te arrepientas, yo tengo las de perder:
el dolor del ofensor ofrece un débil alivio
a aquel que aguanta el peso de la mayor ofensa.

¡Ah! pero esas lágrimas son perlas que tu amor derrama,
y son ricas, y rescatan todas tus malas acciones. (A.P.)


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Vie 16 Jun 2017, 01:06, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 15 Jun 2017, 09:26

Aquí lluvia: Nada hay que perdonar, al contrario. Pienso que " el desmadre" como tú dices, viene muy bien de vez en cuando. Además CERVANTES siempre merece la pena. Casi ná.
Gracias y siento que al final no hayas podido conseguir el cancionero de Cavalcanti, pero conociéndote un poquito, sé que acabarás trayendolo aquí.



_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 15 Jun 2017, 09:29

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)





XLVI

El oro y perlas y el floral tocado
que ajar debió el invierno riguroso,
son púas cuyo extremo ponzoñoso
se me clava en el pecho y el costado.

De mis días será el curso truncado,
Que un gran dolor no suele hacerse añoso;
y al homicida espejo culpar no oso:

que, al miraros a vos, le habéis cansado.
Este impuso silencio al clamoreo
de mi señor, cuando por mí pedía,
viendo en vos terminar vuestro deseo;
fue fabricado sobre el agua umbría

del abismo, y bañado en el Leteo,
donde empezó a nacer la muerte mía.

XLVII

Desfallecer sentía yo en mi seno
la virtud que de vos recibe vida;
y porque naturalmente se cuida
contra la muerte todo ser terreno,

largué rienda al deseo, al que hoy refreno,
y por la senda fue casi perdida:
porque a ella noche y día me convida,
aunque a otra, en contra suya, lo condeno.

Y me condujo, lento y vergonzoso,
a ver los bellos ojos, que no veo
cuanto quiero, por no serles gravoso.

Que viviré algo más es lo que creo,
gracias a ese mirar tan luminoso;
y moriré, si no atiendo al deseo.


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 16 Jun 2017, 00:10

WILLIAM SHAKESPEARE

THE SONNETS

XXXV

No more he grieved at that which thou hast done:
roses have thorns and silver fountains mud,
clouds and eclipses stain both moon and sun,
and loathsome canker lives in sweetest bud

Al men make faults, and even I in this,
authorizing thy trespass with compare,
myself corrupting, salving thy amiss,
excusing thy sins more than thy sins are;

for to thy sensual fault I bring in sense
(thy adverse party is thy advocate),
and´gainst myself a lawful plea commence;
such civil war is in my love and hate

that I an accessory needs must be
to that sweet thief which sourly robs from me. ( Según la versión de A.G.C.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 16 Jun 2017, 00:22

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)

XLVIII

Si el fuego con el fuego no perece
ni hay río al que la lluvia haya secado,
pues lo igual por lo igual es ayudado,
y a menudo un contrario al otro acrece,

Amor -que un alma en dos cuerpos guarece-,
si has siempre nuestras mentes gobernado,
¿qué haces tú que, de moda desusado,
con más querer, así el de ella decrece?

Tal vez igual que el Nilo que, cayendo
desde muy alto, su contorno atruena,
o cual sol que, al mirarlo, está ofuscando,

el deseo que consigo no consuena,
en su objeto extremado va cediendo
y, al espolear demás, se va frenando.

XLIX

Aunque te haya guardado de mentira
y en cuanto puedo te haya enaltecido,
ingrata lengua, nunca me has rendido
honor, y me has pagado con tu ira:

que, cuando por mercedes más suspira
mi corazón, si ayuda te he pedido,
fría, un discurso errado has proferido
semejante al que el sueño nos inspira.

Lágrimas tristes, vos me acompañáis
por la noche, aunque estar solo quisiera,
y luego huís donde mi paz se halla;

y vos, que angustia y pena me causáis,
suspiros, quebrantados salís fuera:
sólo mi faz del corazón no calla.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 16 Jun 2017, 01:28

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR

(Tradduciones del soneto XXXV)

XXXV

No te desconsueles ya por lo que has hecho:
tienen espinas las rosas, fango las plateadas fuentes;
nubes y eclipses ofuscan igualmente a la luna y al sol,
y en el más bello pimpollo un inmundo gusano vive.

Todos los hombres cometen errores, y yo también en esta ocasión
justificando tu ofensa con comparaciones,
corrompiéndome a mí mismo y salvando tu error,
excusando tus pecados más de lo que tus pecados merecen.

A tu sensual error yo mismo le doy sentido (*)
-tu mismo adversario se convierte en tu abogado-
y contra mí mismo comienzo una legítima defensa;
tal guerra civil hay en mí entre amor y odio,

que necesariamente me vuelvo cómplice
de aquel dulce ladrón que agriamente me roba. (A.P.)

XXXV

No más te dé pesar de lo que hiciste: arañan
también las rosas, tiene el hontanar de plata
cieno, nubes o eclipse luna y sol empañan,
y el capullo más fino alberga negra brata.

Todos los hombres yerran, y hasta yo, con esto
de autorizar tu error por símiles al uso,
yo me soborno, busco a tu desliz pretexto
y, más de lo que peca, tu pecado excuso:

falta de los sentidos, sentido le aporto
( que es tu parte contraria aquí tu defensor),
y aun contra mí también a abrir proceso axhorto;
y tal guerra civil arde en mi odio y mi amor

que acusado he de ser por cómplice en el cargo
del dulce hurto que me ha sido tan amargo. (A.G.C.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Jun 2017, 00:56

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR

XXXVI

Deja que diga que tú y yo pareja somos,
aunque mi amor y el tuyo, uno y sin partijas:
así esas tachas que recaen sobre mis lomos
serán sin duda tuya de mí solo hijas.

En nuestros dos amores sólo un fin se ejerce,
bien que haya en nuestras vidas saña divisiva,
lo cual, si el puro efecto del amor no tuerce,
de dulces horas, cierto, al buen amor le priva.

Nunca más he de declararte prenda mía,
no sea que mi llorada culpa a ti te afrente,
ni tú en público honrarme con tu cortesía,
que no tal hora de tu nombre se descuente.

Mas no hagas tal: pues tal mi corazón te ama
que, al ser tí mío, mía es tu buena fama. (A.G.C.)

XXXVII

Como a un pobre decrépito le alegra el pecho
ver a su hijo activo en jóvenes contiendas,
tal yo, tullido por Fortuna y su despecho,
todo conorte(*) tomo de tu fe y tus prendas.

Pues si gracia o linaje o riqueza o talento,
o algo de todo eso, o todo, o más que todo,
tienen en buena ley corona en ti y asiento,
a ese ramo mi amor lo injerto yo y lo acodo;

y ni tullido así ni desgraciado o pobre
soy, mientras esa sombra tal sustancia ofrezca
que en tu abundancia tenga abasto que me sobre
y de una parte de tu glotia viva y creza.

¿Ves? lo mejor que haya, lo deseo en ti;
mi deseo es un hecho: ¡oh pués feliz de mí! (A.G.C.)

(*) Conorte no tiene significado. Lo normal es que sea "consorte"


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 17 Jun 2017, 01:36

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR.

XXXVIII

¿Cómo puede mi Musa desear objeto de invención
mientras tú respiras, y se derrama en mis versos
el dulce tema de ti mismo, demasiado excelente
para que cualquier vulgar papel lo repita?

¡Oh! da las gracias a ti mismo si algo mío
digno de tu vista se ofrece a tu lectura;
pues ¿quién será tan necio que no pudiera escribir de ti,
cuando eres tú quien da a luz a la invención?

Sé la décima Musa, diez veces más valiosa
que aquellas antiguas nueve que los timadores invocan;
y a aquél que te llama, déjalo producir
eternas cifras que en el tiempo futuro sobrevivan.

Mas, si mi tenue Musa agrada a estos curiosos días,
sea mío el dolor pero tuya la alabanza. (A.P.)

XXXIX

¡Oh! ¿Cómo puedo dignamente cantar tu mérito,
cuando tú eres toda la mejor marte de mí?
¿Qué puede traerme mi propia alabanza a mí mismo?
¿y qué hago cuando te alabo sino alabarme a mí mismo?

Por eso, al menos, vivamos separados,
y que nuestro querido amor pierda el nombre de único,
de tal modo que por esta separación yo pueda darte
aquello que sólo tú mereces.

¡Oh, ausencia, qué tormento sería
si la amarga inacción no me concediera la dulce licencia
de entretener el tiempo con pensamientos de amor,
que dulcemente enganñan el tiempo y los pensamientos,

y si no enseñaras cómo hacer de uno dos,
alabado somo si estuviera presente a aquél que, en cambio, está lejos! (A.P.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 17 Jun 2017, 02:36

Y mientras voy leyendo a Shakespeare...¡Delicia!, sigo con Petrarca y su cancionero, no menos delicioso.

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)


L

Cuando el cielo más rápido se inclina
hacia Occidente, y nuestro día vuela
donde otra gente ya lo está esperando,
sola, y cansada ya, la viejezuela
que en un país lejano peregrina,
más se apresura, el paso redoblando,
y, tan solita estando
al fin de la jornada,
quizás es consolada
por un breve reposo, en el que olvida
el tedio de la vía recorrida.
Mas, ay de mí, cuanto dolor me aqueja
de día, más la herida
me encona, si la eterna luz nos deja.

Apenas vuelve el sol las inflamadas
ruedas, llega la noche y se descuelga
la sombra de la sierra y, como aumenta,
el labrador avaro el arma cuelga
y, para ver sus penas ahuyentadas,
con sus alpestres notas se contenta;
y a la mesa se sienta,
con tan pobre comida
como la preterida
de bellotas, que todo el mundo honora.
Mas quien quiera se alegre en buena hora,
que una alegre, ni aun quieta,
no he tenido hasta ahora,
ni por giro de cielo ni planeta.

Cuando el pastor al gran planeta observa
y ve a su luz bajar hacia su nido
y oscurecer las tierras del Oriente,
coge el cayado, tras haberse erguido,
dejando hayas y fuentes, y la hierba,
y a su ejército mueve lentamente;
y lejos de la gente
la choza o la espelunca
con verde fronda enjunca
y, sin tristezas, pronto está soñando.
¡Ay, cruel Amor!, por ti, entonces, buscando
voy a la fiera que mi paz destruye,
sus huellas rastreando:
y a ésa no la atas, que se amaga y huye.

Y los marinos en alguna rada
echan sus miembros, cuando el sol se ha ido,
bajo la áspera manta, en duro lecho.
Pero yo, aunque en las olas se haya hundido,
y deje a espaldas suyas a Granada,
y a España y a Marruecos y al Estrecho,
y todo humano pecho,
y mundo y animales,
descanse de sus males,
me obstino siempre y no me desengaño,
y cada día ve aumentar el daño:
y en afán voy creciendo al acercarme,
ay, al décimo año,
y no acierto quién de él pueda librarme.

Y, porque con hablar me he desahogado,
veo esta tarde bueyes desuncidos
que vuelven de la tierra labrantía:
¿por qué no se me quitan los gemidos,
cuando sea, ni el yugo me es quitado?
¿por qué lloran mis ojos noche y día?
Ay de mí, ¿qué quería
cuando tan fijamente
miré su faz riente
para esculpirla, imaginando, en parte
de la que nunca, con violencia ni arte,
será movida, hasta que yo sea presa
de quien todo lo parte
Y aún no sé lo que puedo creer de ésa.

Canción, si todo el día
estarme acompañando
te ha hecho ya de mi bando,
que a todos no te muestres yo te ruego,
ni al ajeno loor tengas apego:
que asaz te hará pensar de cerro en cerro
cómo me acaba el fuego

de este pedernal vivo al que me aferro.


LI

Poco a mis ojos de acercarse habría
la luz que los deslumbra aunque alejada,
que, cual la vio Tesalia transformada,
tal se cambiara cada forma mía.

Y aunque más volverme ella no podría
que vuelto estoy (y no me vale nada),
de la piedra más dura que es tallada
mi imagen pensativa ya sería,

o del mármol más bello, o de diamante,
blanco de miedo aquél, o de un diáspero,
que tanto al vulgo avaro le apetece;

y libre me vería del yugo áspero
por el que envidio al viejo y laso amante
cuya espalda a Marruecos oscurece.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 17 Jun 2017, 02:44

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)

LII

No a su amante Diana más placía
cuando, en parejo trance, su mirada
desnuda la encontró en el agua fría,

que a mí la pastorcilla despiadada,
mientras lavaba su gracioso velo,
que el rubio pelo esconda a la ventada:

tanto, que me hizo, cuando ardía el cielo,
sentir temblores su amoroso hielo.


LIII

Alma gentil que aquellos miembros riges
en que, peregrinando, halla morada
un señor sabio y lleno de coraje,
pues alcanzaste aquella vara honrada
con que a Roma y sus crímenes corriges,
y la encaminas a su antiguo viaje,
a ti te hablo, que no hay quien te aventaje
en virtud, que en el mundo ya no cuenta,
ni se avergüenza el que obra con malicia.
Qué espera no lo sé, ni qué codicia,
Italia, que su mal quizás no sienta:
ociosa, vieja y lenta,
¿no hay quien del sueño quiera despertarla?
Yo querría del pelo zarandearla.

Del perezoso sueño no confío
que salga, ni a llamadas haga caso,
pues es muy grande el peso que la doma;

mas no está entre tus brazos por acaso,
que sacudir y alzar pueden con brío,
nuestra cabeza, cuyo nombre es Roma.
La venerable cabellera toma,
y las trenzas, tejidas ya sin arte,
coge, y saca del fango a la indolente,
por la que lloro yo constantemente,
que en ti he puesto de fe mi mayor parte:
que si él pueblo de Marte
la vista hacia su honor alzase un día,
tal gracia, pienso, a ti te tocaría.

Los viejos muros que aún respeta y ama
y teme el mundo, cuando el tiempo andado
recuerda, y hacia atrás los ojos vuelve,
y las piedras que miembros han guardado
de los que nunca quedarán sin fama,
si antes la creación no se disuelve,
y todo aquello que una ruina envuelve,
por ti espera sanar de todo vicio.
¡Oh grandes Escipiones, Bruto honrado,
cuánto os agrada, si es ya manifiesto
allá en lo alto, el bien provisto oficio!

¡Y creo que Fabricio
el pecho alegre sentirá con ella!
Y dice: «Roma mía, aún serás bella.»

Y si lo que es de aquí cuenta en la altura,
las almas que en la eterna ciudad moran,
y el cuerpo abandonaron en la tierra,
del largo odio civil el fin te imploran,
debido al cual no hay gente ya segura,
y el camino a los templos se les cierra
que fueron tan devotos, y hoy, en guerra,
cuevas de bandoleros han sido hechos,
que sus puertas al bueno son cerradas
y, entre altares y estatuas despojadas,
se tratan crueldades y cohechos.
¡Ay, qué espantosos hechos!
No sin esquilas lánzase el asalto,
que para honrar a -Dios están en alto.

El tierno vulgo inerme, las llorosas
mujeres, los cansados viejecitos
que ya su larga vida están odiando;

negros, pardos y blancos frailecitos,
y otras gentes enfermas y anhelosas,
«¡Señor, auxilio, auxilio!», están gritando.
Y de los pobres el pasmado bando
te descubre sus carnes tan llagadas
que a Aníbal y a otros buenos los harían.
Si del solar de Dios no se desvían
tus ojos, pocas chispas inflamadas
ahogando, sosegadas
quedarían las llamas del mal celo,
y tu obra alabarían en el cielo.

Osos, lobos, leones y serpientes,
y águilas, con frecuencia causan grima
a una columna, y ellos se hacen daño;
y una dama gentil a ti se arrima
y llora, y quiere que extirpar intentes
los hierbajos que no dan flor hogaño.
Más que pasado está el milésimo año
desde que a aquellos grandes ha perdido
que donde estaba la pusieron antes.
¡Ay, gentes nuevas, más que petulantes,
que irreverentes con tal madre han sido!

Tú padre, tú marido:
todo socorro de tu mano atiende,
que el mayor padre en otro tajo entiende.

Sucede rara vez que empresas altas
la fortuna injuriosa no contraste,
que con los grandes hechos mal concuerda.
Ahora, evacuando el paso por do entraste,
me hace que le perdone graves faltas,
porque consigo misma aquí discuerda:
puesto que hasta ahora el mundo no recuerda
que hombre mortal tuviese libre vía
para lograr, cual tú, renombre eterno:
que puedes enmendar, si bien discierno,
a la más noble y alta monarquía.
Pues tu gloria sería,
si con otros contó joven y fuerte,
en su vejez, salvarla de la muerte.

Canción, sobre el Tarpeyo tú verás
a un caballero al que mi Italia honora,
más que a sí, al bien ajeno dedicado.

Dile: «Uno que tu rostro no ha mirado,
sino como el que oyendo se enamora,
dice que Roma ahora,

desde sus siete alcores, y llorando,
mercedes, sin cesar, te está implorando.»

(cont.)



_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 18 Jun 2017, 02:35

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)





LIV

Porque insignia de amor su faz traía
movióme una romera el pecho errante,
pues la más digna de honras la creía.

Y, al ir tras ella por las hierbas verdes,
oí a una voz decir, alta y distante;
¡Ay, cuántos pasos por la selva pierdes!»

Pensativo, gané el refugio umbroso
de un haya, y miré en tomo: y comprendía
que era aquel viaje mío peligroso;

y atrás volví, casi a mitad del día.

LV

El fuego que creía yo apagado
por el frío y la edad ya menos nueva
las llamas y el martirio me renueva.

Que no se apagó nunca, es lo que veo,
el rescoldo, y que fue sólo cubierto,
y este segundo error más grave creo.
Con los miles de lágrimas que vierto,
sea el dolor por los ojos descubierto
del corazón, que brasa y yesca lleva:
no cual fue, que la llama aún más se eleva.

¿Qué otro fuego no habrían extinguido
las ondas que mis ojos van vertiendo?
Amor, aunque muy tarde lo he sabido,
quiere entre dos contrarios verme ardiendo;
y al corazón mil lazos va tendiendo,

y, si espero que a ser libre se atreva,
me ata la bella faz, como él se mueva.

LVI

Si el ciego afán que al corazón destruye
contando el tiempo no me ha confundido,
advierto, mientras hablo, cómo huye
el que a mí y al favor fue prometido.

¿Qué sombra cruel en malograr influye
la semilla del fruto apetecido?
¿Qué muro el paso hacia la espiga obstruye?
¿De qué fiera, en mi ovil, oigo el rugido?

¡Ay, triste!, no lo sé, mas se me alcanza
que, para más doliente hacer mi vida,
el Amor me condujo a la esperar-iza.

Y a mi recuerdo lo leído viene,
que hasta el día de su última partida
llamar feliz a un hombre no conviene.

LVII

Mis venturas se acercan lentamente,
dudando espero, el ansia en mí renace,
y aguardar y apartarme me desplace,
pues se van, como el tigre, velozmente.

Ay de mí, nieve habrá negra y caliente,
sierras con peces, mar que olas no hace,
y el sol se acostará por donde nace
Eufrate y Tigris de una misma fuente,

antes que ella una tregua, o paz, me ofrezca,
o Amor otro uso enseñe a mi señora,
que en contra mía ya han pactado alianza:

que si algo hay dulce, tras la amarga hora,
hace el desdén que el gusto desfallezca;

y de sus gracias nada más me alcanza.


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 18 Jun 2017, 03:30

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



LVIII

La mejilla que el llanto os ha cansado
reposad, señor mío, en el primero,
y avaro sed de vos con ese fiero
que a quien le sigue trae tan demudado.

Cerrad con otro del siniestro lado
el camino a quien sea su mensajero,
y sed uno en agosto y en enero,
que falta tiempo al viaje dilatado.

Bebed con el tercero alguna hierba
que purgue al pecho del absorto llanto,
dulce al final, y en el comienzo acerba,

y ponedme do el gozo se conserva,
tal que Caronte no me cause espanto,

que la plegaria mía no es superba.

LIX

Aunque lo que me trajo a amar primero
ella quiera quitarme,
de mi firme querer no he de apartarme.

Entre las áureas crenchas, escondido
tenía Amor el lazo;
y el hielo de sus ojos luego ha herido
mi alma con un flechazo,
por la virtud de su esplendor movido;
y me hace, al acordarme,
de todo otro deseo despojarme.

¡Ay, triste!, que los áureos cabellos
mostrarme ya no quiere;
y el movimiento de los ojos bellos,
conforme huyen, me hiere;
mas, porque bien muriendo honor se adquiere,
no quiera, por sanarme,
Amor de tales nudos desatarme.

LX

El que amé gentil árbol muchos años,
mientras su bella fronda no me huía,
mi ingenio débil florecer hacía
a su sombra, y crecer mis desengaños.

Después que, sin temer yo sus engaños,
el dulce leño se hizo impío un día,
a un solo fin volví la mente mía,
que es hablar siempre de sus tristes daños.

¿Qué podrá hablar quien por amor suspira,
si le hubiesen mis rimas nuevas dado
otra esperanza, que por ésta pierde?

Ni lo coja poeta, ni salvado
sea por Jove, y el Sol sienta tal ira
que seca haga caer su fronda verde.


LXI

Benditos sean el año, el mes, el día,
la estación, la hora, el tiempo y el instante,
y el país y el lugar en que delante
de los ojos que me atan me veía;

y el dulce afán primero que sentía
cuando me ataba Amor, y aquel tirante
arco, y sus flechas, y, en mi pecho amante,
las profundas heridas que me abría.

Bendito sea el incesante acento
que llamando a mi dama he difundido,
y el llanto y el deseo y el lamento,

y bendito el papel con que he solido
ganarle fama y, ay, mi pensamiento,
que parte en él tan sólo ella ha tenido.

LXII

Padre del cielo, tras mis días perdidos,
tras malgastar mis noches devaneando
-su aire, gentil para mi mal, mirando
con aquellos deseos encendidos-,

sean con Tu luz mis pasos dirigidos
y, a mejor vida y hechos retornando,
pueda de mi adversario ir evitando
los lazos contra mí en vano tendidos.

Once años hace ahora, Señor mío,
que me somete el yugo violento,
que más feroz se muestra al más domado.

Miserere del no digno afán mío;
lleva a mejor lugar mi pensamiento;
recuérdale que hoy fuiste en cruz clavado.


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 18 Jun 2017, 23:58

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)


LXIII

La faz volviendo a mi color perdido,
que recordar la muerte hace a la gente,
me saludasteis tan benignamente
que habéis mi pecho en vida mantenido.

La frágil vida que mi pecho ampara
de vuestros ojos fue don manifiesto,
y de esa voz angélica tan suave.
Por ellos sé que estoy donde me han puesto:

que, como al animal tardo la vara,
supieron despertar a mi alma grave.
Vos manejáis con una y otra llave

mi corazón, y de ello estoy contento,
dispuesto a navegar a todo viento,
que es cuanto hacéis por dulce honor tenido.

LXIV

Si vos pudiéseis, por turbados gestos,
por bajar de ojos o inclinar de testa,
o por ser al huir más que otras presta,
desdeñando los ruegos más honestos,

salir jamás, o usando otros pretextos,
del pecho en que más fronda tiene puesta
Amor del primer lauro, fuera ésta
razón justa a desdenes como éstos:

que gentil planta en áridos terrenos
parece inconveniente, y parte leda
de allí naturalmente, y presurosa;

y pues vuestro destino, empero, os veda
en otra parte estar, cuidaos al menos
de no estar siempre en actitud odiosa.


LXV

No haber estado en guardia me lastima
cuando por vez primera me hirió Amor,
que, paso a paso, se ha vuelto señor
de mi vida, y se me ha puesto en la cima.

No creí que, por fuerza de su lima,
ni un punto de firmeza o de valor
cediese el corazón en su favor;
mas tal sucede al que demás se estima.

Toda defensa ya será tardía,
salvo probar si, mucho o poco, el ruego
mortal Amor escucha todavía.

Y, como no ha lugar, ya no le ruego
que arda discretamente el alma mía,
sino que parte tenga ella en el fuego.

/cont.)




_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 19 Jun 2017, 00:00

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)


LXVI

El cargado aire, y la importuna niebla
opresa en rededor por bravos vientos,
muy pronto habrá de convertirse en lluvia;
y ya son casi de cristal los ríos,
y en vez de hierbecillas por los valles
se ve tan solamente escarcha y hielo.

Y hay en mi corazón, más frío que hielo,
pensamientos pesados como niebla,
cual la que a veces se alza de estos valles,
compactos, ay, contra amorosos vientos,
y rodeados de estancados ríos,
cuando del cielo cae más lenta lluvia.

En poco tiempo pasa una gran lluvia,
y disuelve el calor nieves y hielo,
con que de ver soberbios son los ríos;
nunca el cielo escondió tan densa niebla
que, acometida del furor del viento,
no huyese de los cerros y los valles.

Mas no me vale que florezcan valles,
antes lloro al sereno y a la lluvia
y a los helados y a los suaves vientos:
que un día mi señora no sea hielo
por dentro, ni por fuera sea niebla,
y veré seco el mar, lagos y ríos.

Mientras desciendan hacia el mar los ríos
y amen las fieras los umbrosos valles,
los bellos ojos cubrirá esa niebla
que hace a los míos verter continua lluvia,
y en el hermoso pecho el duro hielo
que arranca al mío tan dolientes vientos.

Bien debo perdonar todos los vientos
por amor al que en medio de dos ríos
me encerró entre el verdor y el dulce hielo,

tanto que pinté luego por mil valles
la sombra a la que estuve, sin de lluvia
curarme, o de calor, ni trueno o niebla.
Pero no huyó jamás niebla por viento,
como aquel día, ni ríos por la lluvia,
ni hielo cuando el sol abre los valles.


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 20 Jun 2017, 00:15

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)

LXVII

Del mar Tirreno en la siniestra riba,
donde el viento gemir hace a las ondas,
vi de repente las altivas frondas
de las que es obligado que yo escriba.


Amor, que en mi interior hirviendo iba,
me empujó, al recordar las trenzas blondas,
a un río que oculta el césped, y en las hondas
aguas caí, no cual persona viva.

Solo, entre bosquecillos y collados,
me avergoncé, que al corazón gentil
esto basta, que ignora otros cuidados.

Bueno es cambiar de estilo y de carril,
de la vista a los pies, si al ser mojados
secase a la otra un más cortés abril.


LXVIII

El sacro aspecto de la tierra vuestra
me lleva a lamentar el mal pasado,
gritando: ¡Arriba! ¿Qué haces tú, cuitado?;
y el camino del cielo así me muestra.

Mas otro pensamiento a la palestra
sale, y dice: ¿Por qué huyes, apocado?
Si te acuerdas, el tiempo ya ha pasado
de ver de nuevo a la señora nuestra.

Su razonar, entonces, entendiendo,
se hiela el alma, y quedo dolorido
como quien malas nuevas está oyendo.

Vuelve el primero, y el que le ha seguido
cuál vencerá no sé; mas combatiendo,
y no una sola vez, me han conmovido.


LXIX

Ay, Amor, contra ti yo bien sabía
que nunca humano aviso me ha valido;
tanto tus fieras garras he sentido,
tantos lazos ya vi, tanta falsía.

Y me admiro de nuevo, porque huía
(lo diré, porque el caso me ha atañido,
que en el agua salada lo he sentido,
entre Elba y Giglio y la Toscana mía)

yo de tus manos, y por un camino,
por viento y cielo y ondas agitado,
iba, que era ignorado y peregrino:

cuando he aquí a tus nuncios, no sé dónde,
que del propio destino me han mostrado,
que a él cede aquel que lucha, y quien se esconde.

(cont.)




_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 20 Jun 2017, 00:17

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)


LXX

¡Ay triste, que no hay sitio hasta el que llegue
con mi esperanza, ya tan traicionada!
Si con piedad mi voz no es escuchada,
¿de qué vale que al cielo tanto ruegue?
Pero si hacer callar no hay quien me niegue
antes de mi partida
a esta voz afligida,
no a mi señor disguste que me entregue
a pedirle entre flores ir diciendo:
Mi canto y gozo que es muy justo entiendo.

Justa cosa es que alguna vez yo cante,
puesto que he suspirado tanto tiempo;
que nunca he comenzado tan a tiempo
que ajuste risa a mi dolor constante.
Si lograra que fuese cautivante
para esos ojos santos
alguno de mis cantos,
feliz sería sobre todo amante.
Y más cuando yo diga sin mentir:
Si ella lo pide, yo quiero decir.

Bellas razones que, tan paso a paso,
me habéis llevado a razonar tan alto,
ved que ella tiene el pecho de basalto
tan duro que por mí dentro no paso.
Tan bajo ella no mira, ni hace caso
de lo que decir suelo,
pues no lo quiere el cielo,
por contrastar al cual estoy tan laso:
y, como el pecho mío se endurece,
hablar ásperamente me apetece.

¿Qué digo? ¿dónde estoy? ¿y quién me engaña
sino yo, y desear más que debiera?
Pues si en el cielo voy de esfera a esfera,
veo que ningún astro en mí se ensaña.
Si mortal velo mi mirada empaña,
¿quién culpa a las estrellas
y a tantas cosas bellas?
Siempre quien me acongoja me acompaña,
puesto que de placer llenarme sabe
la dulce vista y la mirada suave.

Todo cuanto del mundo es ornamento
bien hecho fue por el maestro eterno,
mas yo, que tan adentro no discierno,
que me deslumbra lo cercano siento;
y si al vero esplendor no estoy atento,
no puede estar parado
el ojo, y lo ha enfermado
su culpa, pero nunca aquel momento
-en el que angelical su beldad era
del dulce tiempo de la edad primera


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 20 Jun 2017, 01:26

WILLIAM SHAKESPEARE

THE SONNETS

XL

Toma todos mis amores, amor, sí, tómalos todos;
¿qué tendrás entonces más de lo que ya antes tenías?
Amor, ningún amor que tú puedas llamar verdadero amor;
porque todo lo mío era tuyo antes de que tú te tomaras esta añadidura.

Entonces, si por amor mío tú mi amor recibiste,
no puedo culparte por el uso que haces de mi amor;
sé reprochado, sin embargo, si a ti mismo te engañas
si intencionadamente paladeas lo que tú mismo rehusas.

Te perdono tu robo, gentil ladrón,
aunque tú robes toda mi pobreza;
y, sin embargo, el amor sabe que es un mayor dolor
soportar daño de amor que conocida injuria de odio.

Lasciva gracia, en quien toda mal parece bien,
mátame con despechos; pero no debemos ser enemigos. (A.P.)


La tercera estrofa, por demás universalmente conocida, es de esas que acrecentan al autor de ella hasta lo MÍTICO.

Veamosla también por la otra traducción que venimos usando:

"Te perdono, gentil ladrón, tu bandidaje
(aunque en él tú te robas toda mi penuria),
y eso que - amor lo sabe - duele más ultraje
de amor que no de odio conocida injuria." (A.G.C.)

Y en su idioma original para que quien sepa inglés pueda valorar en su contexto lo que acabo de decir : Bellísima e insuperable estrofa :

"I do forgive thy robb´ry, gentle thief,
although thow steal thee all my poverty;
and yet, love knows, it is a greater grief
to hear love´s wrong than hate´s known injury."


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 20 Jun 2017, 06:51

WILLIAM SHAKESPEARE

SONETOS DE AMOR

XLI

Esos deslices que comete libertad,
cuando estoy de tu corazón ausente a veces,
a tu hermosura bien le cuadran y a tu edad;
que tentación está doquiera que apareces.

Rico eres, y por tanto, expuesto a mercader;
bello eres, y por tanto, presa de conquista;
y si una mujer ruega, ¿qué hijo ede mujer
agriamente la dejará que en vano insista?

Ay sí, pero aún podías respetar mi coto
y a tu hermosura y vagos años regañar,
que te han llevado a trance tal en su alboroto
donde una doble fe tendrás que quebrantar:

la de ella, por tentarla tu beldad contimo,
la tuya, al ser traidora tu beldad conmigo. (A.G.C.)

XLII

Que tú la tengas no es mi agravio capital;
y eso que bien se diga que bien la quería;
que ella te tenga a ti es entraña de mi mal,
pérdida de amor grave a mi contaduría.

Reos de amor, mi amor a defenderos baja:
tú la amas porque sabes que la amo -digo-,
y es por amor de mí por lo que ella me ultraja,
dejando por mi amor que la quiera mi amigo.

Si te pierdo, mi pérdida a mi amor le cedo,
y al perderla, mi amigo lo perdido halla;
uno al otro se encuentran, sin los dos me quedo,
y ambos por amor mío a mí me dan batalla.

¡Más yo y mi amigo somo uno!: así se infiere
- oh dulce engaño- que ella solo a mí me quiere. ( A.G.C.)





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25643
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 20 Jun 2017, 07:13

WILLIAM SHAKESPEARE

THE SONNETS

XLIII

Cuando se cierra más, mejos mis ojos ven:
pues todo el día cosas fútiles ojean,
mas cuando duermo, en sueños te miran, mi bien,
y oscuramente claros, en la sombra otean.

Oh tú pués, cuya sombra las sombras alumbra,
¡qué feliz de tu sombra la forma informara
al claro día con tu luz mucho más clara,
cuando a ojos que no ven tu sombra así deslumbra!

¡Cuál -digo- de mis ojos fuera la ventura
al mirarte del día entre los vivos fuegos,
cuando en la muerta noche tu sombra insegura
se graba entre el pesado sueño en ojos ciegos!

Noche es el día hasta que verte no consigo;
día las noches que soñando estoy contigo. (A.G.C.)

(Otro magistral soneto de Sir William Shakespeare.)

XLIV

Si el bulto de mis carnes fuera pensamiento,
la injuriosa distancia no me detendría,
que entonces, pese a espacios, me trasladaría
del borde más remoto adonde está tu aliento.

¡Qué más entonces daba si mi pie se afinca
en el paraje más lejano de tu vera!:
que el ágil pensamiento tierra y mares brinca
tan pronto como piensa el sitio al que ir quisiera.

Ay, mátame el pensar que no soy pensamiento
que salte largas leguas cuando tú te has ido,
sino tanto de tierra y agua construído
que el tiempo he de dejar que pase con lamento,

ni de tan tardos elementos más me llena
que espeso llanti, prendas de su doble pena. (A.G.C.)



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Walter Faila
Fundador del Foro
Fundador del Foro

Cantidad de envíos : 14007
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Edad : 55
Localización : Santiago Del Estero

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Walter Faila el Mar 20 Jun 2017, 21:21

Maravilloso trabajo, hasta me animó a escribir un soneto, o al menos intentarlo. Felicitaciones amigos


_________________



Cualquier realidad desmerece lo soñado, pero todos tenemos derecho a nuestros sueños*
P.Casas Serra¨



avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 21 Jun 2017, 00:10

Y mientras sigo leyendo a Shakespeare,  continúo con Petrarca...¡Qué maravilla!

Gracias Walter,  por venir,  acompañarnos,  y te felicito,  porque ésta que escribe no se atreve a practicar el arte del soneto.  Es difícil para mí y admiro profundamente a quienes lo hacen para que yo,  por ejemplo,  pueda disfrutarlo.


CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA


(cont.)


LXXI

Porque la vida es breve
y al ingenio la empresa alta intimida,
ni en él ni en ella estoy muy confiado;
mas fío que sea oída
donde anhelo, y allá donde estar debe,
esta pena que grito, aunque callado.
Ojos bellos do Amor nido ha encontrado,
a vos dirijo mi imperfecto acento,
al que, aunque es perezoso, el gusto impele:
que a quien cantaros suele
le ayuda a ser gentil el argumento
y, en alas amorosas,
le aparta de cualquier vil pensamiento.
Alzado en ellas, vengo a decir cosas
que en mi pecho mantuve silenciosas.

No creáis que no siento
que os están mis elogios afrentando:
mas no puede el deseo ser frenado
que hay en mí desde cuando
vi aquello que no iguala el pensamiento
ni por mi voz ni otra es igualado.
Principio de mi dulce y triste estado,
otro que vos sé bien que no me entiende.
Cuando entre ardientes rayos me hago nieve,
vuestros desdenes mueve
tal vez mi indignidad, porque os ofende.
Si el temor, con frecuencia,
no templara la llama que me enciende,
¡feliz desfallecer!, que en su presencia
más prefiero morir que su carencia.

No, pues, yo me deshaga,
frágil objeto a tan ardiente fuego
que de él no es mi valor quien me libera,
sino que el miedo luego,
que de mis venas el ardor apaga,
me asegura, y así sigo en la hoguera.
¡Oh monte, oh valle, oh bosques, oh ribera,
testigos todos de mi dura vida,
cuánto me oistéis invocar la muerte!

Ay, dolorosa suerte,
quedarse aflige, y no ayuda la huída.
Mas si mayor pavura
no me frenase, más pronta salida
fin pondría a esta pena áspera y dura;
y su origen nó ve tal desventura.

Dolor, ¿por qué mis trenos
me empujas a decir aunque no quiero?
Ayúdame cuando a mi encanto acudo.
Ya no os acuso, empero,
ojos sobre el mortal curso serenos,
ni al que me tiene atado con tal nudo.
Ved de cuántos colores, a menudo,
Amor el rostro mío va pintando,
e imaginad, por dentro, el alma mía,
do se está noche y día
con el poder que en vos va cosechando,
ojos que os alegráis
aunque a vos mismos no os estéis mirando:
mas cuantas veces hacia mí os tornáis,
por otro lo que sois sabiendo estáis.

Si os fuese a vos mostrada
la divina belleza que me guía
al escribir, como a quien sí la mira,
no templada alegría
sentiríais: por ello está alejada
del vigor natural que os abre y gira.
Feliz el alma que por vos suspira,
luces del cielo, por las que hallo grata
la vida que otras cosas me han agriado.
Ay, ¿por qué tan contado
me dáis lo que la sed en mí no mata?
¿Y por que más frecuente
mente no veis que Amor me desbarata?
¿Por qué me despojáis tan prontamente
del bien que el alma sólo a veces siente?

Que sólo a veces, digo,
gracias a vos, en mi alma triste siento
una dulzura nueva inusitada,
la cual, si un pensamiento
es enojoso, no le presta abrigo,
y uno de mil tan sólo halla morada:
para él, y nada más, vivir me agrada.
Y si mi bien más perdurable fuese
ningún estado al mío igualaría,
mas tanto honor haría
que, si me envidian, me ensoberbeciese:
mas ya estoy lamentando
que ante el llanto la extrema risa cese,
y, los ígneos suspiros apagando,
a mi vuelva, de mí mismo pensando.

El suave pensamiento
que vive dentro aleja de mi pecho,
pues tal se muestra, toda otra alegría;
y mi palabra y mi hecho
son tales que con ser inmortal cuento
aunque haya de morir la carne mía.
Si os mostráis, huyen tedio y agonía,
y juntos vuelven tras vuestra partida.
Mas, porque la memoria enamorada
les impide la entrada,
en parte extrema no tienen cabida;
y si un buen fruto crece
en mi alma, a su semilla distéis vida:
que, tierra seca, en mí nada florece,
y, así, el mérito a vos os pertenece.
Tú no me aquietas, no, que antes me inflamas
y hablo de lo que tanto me extasía:
sabe que no estás sola, canción mía.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23972
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 22 Jun 2017, 00:35

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)





.
LXXII

Gentil señora mía,
en vuestros ojos una dulce lumbre
muestra el camino que al cielo conduce;
y, por larga costumbre,
donde sólo es Amor mi compañía,
el corazón ya casi se trasluce.
Esta visión a hacer el bien me induce,
y el fin glorioso ya me está mostrando;
lejos del vulgo sólo ella me lleva:
no hay lengua que se atreva
a contar lo que siento contemplando
una luz tan serena
cuando el invierno escarchas va sembrando,
y luego el año nueva vida estrena,
como ocurrió al principio de mi pena.

Yo pienso: si allá arriba,
donde el santo motor de las estrellas
mostrar quiso sus obras en la tierra,
se hallan otras tan bellas,
ábrase su prisión y, fugitiva,
siga mi alma el camino que le cierra.
Luego regreso a mi diaria guerra,
dando gracias al día en que he nacido
y a Natura, que tal bien me han mostrado,
y a la que ha levantado
mi corazón; porque antes me he sentido
a mí enojoso y grave
y desde el día aquel me he halagado
llenando el corazón de un pensar suave,
pues de los bellos ojos es su llave.

Nunca estado gozoso
concedieron Amor o la Fortuna
voluble a sus amigos más felices,
que no cambie por una
mirada de do viene mi reposo
como viene la flor de las raíces.
Chispas bellas de célicos matices,
que me alegráis, donde el placer se enciende
que dulcemente me arde y me destruye:
como se esfuma y huye
toda otra luz donde la vuestra esplende,
así en mi pecho siento,
cuando tanta dulzura hasta él desciende,
que huyen de él todo objeto y pensamiento,
y a Amor y a vos tan sólo da aposento.

El dulzor que han sentido
cuantos amantes fueron venturosos,
ni aun reunido, al mío igualaría
cuando entre los hermosos
blanco y negro la luz habéis movido
que es del Amor juguete y alegría;
que aún en pañales, y en la cuna mía,
a mis defectos y a Fortuna aviesa
este remedio preparaba el cielo.
Mal me hicieron el velo
y la mano que tanto se atraviesa
entre mi sumo agrado
y los ojos, do el llanto nunca cesa,
por ver deseo y pecho desahogado,
que éste, cuando cambiáis, cambia de estado.

Porque veo, y me apena,
que no pueden mis dotes ayudarme
ni me hacen digno del mirar que aguardo,
me esfuerzo en comportarme
como a la alta esperanza más consuena,
y a ese fuego gentil en el que ardo.
Si al bien veloz, y a su contrario tardo,
despreciador de cuanto el mundo ama,
por solícito estudio puedo hacerme,
podría sostenerme
en el benigno juicio una tal fama:
que el fin de mis dolores,
pues a otra parte el corazón no llama,
viene al temblar los ojos seductores,
fe extrema de los finos amadores.
Canción, delante tienes a una hermana
y al mismo albergue la otra está llegando,
y por ello el papel voy preparando.


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio  Paz

Contenido patrocinado

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér 13 Dic 2017, 14:01