Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 710900 mensajes en 36903 argumentos.

Tenemos 1292 miembros registrados.

El último usuario registrado es RafaelaDeroy.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 43 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 40 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Catalina de Alvarado, Maria Lua, Ramón Carballal


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Noviembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 01 Jul 2017, 03:25

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CX

Empujándome Amor al sitio usado,
alerta a guisa del que espera guerra
-que se prepara, y todo paso cierra-,
de antiguos pensamientos yo iba armado.

Me volví; y una sombra vi que al lado
pintaba el sol, y conocí en la tierra
a aquella, que si el juicio mío no yerra,
era más digna de inmortal estado.

¿Por qué temes?, habló al pecho mi mente.
Mas no entró antes en él mi pensamiento
que los rayos en que ardo fatalmente.

Como con el fulgor, truena al momento,
a la vez me alcanzaron la luciente
mirada y de un saludo el dulce acento.

CXI

La que al mirar mi corazón regenta,
donde a solas pensaba en el amor
se apareció: v mnvíme Yo en su hnnor
con frente reverente y macilenta.

Apenas de mi estado se dio cuenta,
volvióse a mí, mostrando tal color
que habría Jove, ciego de furor,
depuesto armas, y su ira violenta.

Me recobré; y entonces ella, hablando,
se fue, que sus palabras no sufría
ni de su vista el dulce centelleo.

Tantos placeres gusta el alma mía,
y tales, su saludo recordando,
que desde entonces sin dolor me veo.

CXII

Sennuccio, sabed bien de qué manera
tratado soy, y qué vida es la mía:
ardo y me gasto aún como solía;
me arrastra la aura, y soy siempre el que era.

Aquí humilde, y aquí la vi altanera;
ora áspera, ora afable, acerba o pía;
ya vestirse modestia o gallardía;
a veces mansa, desdeñosa o fiera.

Cantó aquí dulcemente, aquí sentóse;
se volvió aquí, y aquí detuvo el paso;
aquí, al mirar, mi pecho ha traspasado;

dijo algo aquí, y aquí ella sonrióse;
cambió aquí el gesto. En ello Amor, ¡ay, laso!,
noche y día me tiene a mí ocupado.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25681
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 01 Jul 2017, 04:38

"Me volví; y una sombra vi que al lado
pintaba el sol, y conocí en la tierra
a aquella, que si el juicio mío no yerra,
era más digna de inmortal estado."

Preciosos versos, Lluvia. Gracias por traerlos aquí.

Un abrazo.
Pedro

avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 02 Jul 2017, 00:24

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XI

(En este onseno soneto el actor se queja de su mesma lengua, e inquiétala e redargúyela, por cuanto a ella plase qu´el muera así callando, e dise nos le paresce sea grand sciencia lo tal )

Despertad con aflato doloroso,
tristes suspiros, la pesada lengua;
mío es el daño e vuestra la mengua
que yo así viva jamás congojoso.

¿Por ventura será que habré reposo
cuando recontares mis vejaciones
aquella a quien sus crüeles prisiones
ligan mis fuerzas con perno amoroso?

¿Quires que muera p viva languiendo,
o sea oculta mi gran dolencia,
la cual me gasta e va dirruyendo,

e sus langores non han resistencia?
¿De qué temedes?, ca yo no, entiendo
morir callando sea grand sciencia.

XII

(En este duodécimo soneto el actor muestra como la señora suya es así gentil e fermosa que debe ser cimera e timble de amor, e que non es menos cuerda e diestra)

Timbre de amor, con el cual combate,
cativa e prende toda gente humana;
del ánimo gentil derrero mate,
e de la más fermosa soberana.

De la más famosa rueda tan cercana
non fue por su belleza Virginea,
nin fizo Dido, nin Dampne Penea,
de quien Ovidio grand loor esplana.

Templo emicante donde la cordura
es adorada, e honesta destreza,
silla e reposo de la fermosura,

coro placiente do virtud se reza;
vágame, deesa, tu mesura,
e non me judgues contra gentileza.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 02 Jul 2017, 00:44

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XIII

SONETO AL REY DE ARAGÓN

(En este tresésimo soneto el actor llora e plañe por cuanto se cuida que segund los grandes fechos e gloriosa fama del rey de Aragón non hay hoy poeta alguno estorial ni orador que d´ellos fable)

Calla la pluma e luce la espad
en vuestra mano, rey muy virtüoso;
vuestra excelencia non es memorada
e Calíope fuelga e ha reposo.

Yo plango e lloro non ser comendada
vuestra eminencia e nombre famoso,
e redargyo la mente pesada
de los vivientes, non poco enojoso;

porque non cantan los vuestros loores
e fortaleza de mempria digna,
a quien se humilian los grandes señores,

a quien la Italia soberbia se inclina.
Dejen el carro los emperadores
a la vuestra virtud cuasi divina.

XIV

(En este catorcésimo soneto el actor muestra que, cuando él es delante aquella su señora, le parece que es el monte Tabor, en el cual Nuestro Señor apareció a los tres discípulos suyos, e por cuanto la estoria es muy vulgar, non curo de la escribir)

Cuando yo soy delante aquella dona,
a cuyo mando me sojudgó Amor,
cuido ser uno de los que en Tabor
vieron la grand claror que se razona,

o que ella se fija de Latona,
segund su aspecto p grand resplandor;
así que punto yo non he vigor
de mirar fijo su deal persona.

El su fablar grato, dulce, amoroso,
es una maravilla ciertamente,
e modo nuevo en humanidad;

el andar suyo es con tal reposo,
honesto y manso su continente,
ca, libre, vivo en catividad.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 02:38

Pedro, a tí te damos las gracias, ambos dos, jeje, por acompañarnos.


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 02:40

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXIII

Aquí, do medio estoy, Sennuccio mío,
(pudiera estar entero, y vos contento),
huyendo vine tempestad y viento
que al tiempo de repente han vuelto impío.

Seguro estoy; y que entendáis confío
por qué del rayo ya temor no siento
y por qué no se apaga el violento
deseo, ni siquiera pierde brío.

Que en cuanto en la amorosa corte estuve
vi dónde nació la aura dulce y pura
que aquieta al aire, al trueno desterrando.

En mi alma, que ella rige, el fuego tuve
por Amor avivado, y sin pavura.
¿Qué haría sus dos ojos contemplando?

CXIV

De Babilonia impía, que proscrita
tiene a vergüenza y es madre de errores,
que al bien no alberga, y sí a muchos dolores,
el querer vivir más a huir me incita.

Aquí estoy solo; y, como Amor me invita,
rimas y versos cojo, hierba y flores,
e imagino con él tiempos mejores:
mas otra ayuda el alma necesita.

No me ocupo del vulgo o de Fortuna,
ni de mí mucho, ni de viles cosas,
ni dentro o fuera estoy acalorado.

A dos tan sólo añoro: y quiero a una
con miradas humildes y piadosas,
y al otro con el pie bien afirmado.

CXV

Yo vi entre dos amantes, altanera
y honesta, a una mujer; y vi a su lado
a Amor, por dioses y hombres acatado;
yo, en baja parte; el Sol, en la cimera.

Cuando se vio cercada por la esfera
del amigo más bello, el rostro amado
volvió a mí alegre; y nunca más airado,
ni altivo, contra mí verlo quisiera.

De pronto, se volvieron alegría
los dolorosos celos que primero
por tan alto rival había sentido.

Y el Sol el rostro triste y lastimero
con una nubecilla se cubría,
tanto le disgustó verse vencido.


CXVI

Lleno de la inefable dulcedumbre
que en mis dos ojos estampó su huella
el día en que, por cara menos bella
no ver, debí privarlos de su lumbre,

dejé lo que más quiero; que al relumbre
avecé a mi razón sólo de aquélla,
pues no ve más, y cuanto no sea ella
odia y desprecia siempre por costumbre.

En un valle cerrado todo en torno,
que alivia el suspirar desfalleciente,
entré con Amor sólo, meditando.

No allí mujeres, sino roca y fuente;
y a ver la imagen de aquel día torno,
que, donde mire, voy imaginando.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 02:43

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXVII

Si la roca, do el valle es más cerrado
-su propio nombre de ello se deriva-,
mirase a Roma y, por índole esquiva,
la espalda a Babilonia hubiera dado,

tendrían mis suspiros mejor vado
para llegar a su esperanza viva;

y, aunque esparcidos, cada cual arriba
donde lo mando, y ni uno me ha fallado.

Que allá son dulcemente recibidos
advierto en que ninguno aquí retorna,
con tal deleite al otro lado están.

Mis ojos sufren cuando el día torna
por los parajes a ellos escondidos;
y me dan llanto, y a mis pies afán.


CXVIII

El décimo sexto año de mi llanto
quedóse atrás; y sigo caminando
hacia el fin de mi vida, imaginando
que no dura mi afán desde hace tanto.

Lo amargo es dulce, y útil mi quebranto;
y, aunque el vivir me pesa, estoy rogando
que supere a Fortuna, y recelando
que antes mueran los ojos que yo canto.

En otra parte quiero estar ahora;
y más querer quisiera, y más no quiero,
y hago por no poder cuanto es posible;

que si de nuevo el viejo anhelo llora,
prueba que otro no soy, sino el primero,
que ante mil cambios soy inconmovible.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 03:32

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXIX

Una mujer aún más que el sol hermosa,
de igual edad, y más de luz dotada,
con beldad afamada,
siendo yo acerbo, me arrastró a su hilera.
Esta en palabras y obras (como cosa
en verdad en el mundo inusitada),
por una y otra estrada,
siempre ante mí fue amable y altanera.
Por ella dejé yo de ser el que era
tras sus ojos de cerca haber sufrido;
por ella había emprendido
la fatigosa empresa precozmente:
y así, si llego al fatigoso puerto,
espero largamente
vivir, cuando me tengan ya por muerto.

Esta mujer me tuvo muchos años
lleno de juvenil deseo ardiendo,
tal como ahora comprendo,
tan sólo por ponerme más a prueba,
mostrándome su sombra, y velo y paños
alguna vez, que el resto iba escondiendo;
y yo, triste, creyendo
ver mucho de ella, toda mi edad nueva
gocé, y el gozo el recordar renueva,
ya que un poco presente se me hace.
Y poco tiempo-hace
cual hasta entonces visto no la había
se descubrió, y el corazón me ha helado;
y así estará hasta el día
en que sea por sus brazos abrazado.

Mas no me lo han quitado miedo o hielo,
porque mi corazón es tan osado
que sus pies he besado
por beber en sus ojos más dulzura;
y ella me ha dicho, ya quitado el velo:
«Ve cuán bella a tus ojos me he mostrado
y, amigo, lo adecuado
para tu edad pedirme ahora procura.»
«Señora -dije-, mucho tiempo dura
mi amor por vos, en el que estoy ardiendo.
Y, si así estoy sintiendo,
otro querer o desquerer no cabe.»
Ella con voz tan dulce empezó a hablarme,
y con rostro tan grave,
que esperanza y temor siempre ha de darme.

«Raro», me dijo, «fue en la humana turba
aquel que oyendo hablar de mi valor
un fuego en su interior
no sintiera, aunque fuese brevemente;
mas mi adversaria, que, ay, el bien perturba,
lo apaga pronto, y muere así el honor
y reina otro señor
que promete un vivir más indolente.
Amor me dice, pues abrió tu mente,
cosas que verdad son, por las que veo
que tu ardiente deseo
de recibir honores te hará digno;
y así tendrás de mi amistad un día
a una mujer por signo,
que a tus ojos dará más alegría.»

Quise decir: «Posible no es tal cosa,
y ella: «Oh, mira -y a un sitio oculto luego
la vista alcé a su ruego
a una que se ha mostrado a poca gente!»
Pronto incliné la frente vergonzosa,
que el corazón ardía en mayor fuego.
Ella lo tomó a juego
y «Veo dónde estás -dijo indulgente-,
que lo mismo que el sol con luz potente
hace pronto ocultarse a toda estrella,
así es ya menos bella
mi apariencia si luz más grande brilla.
Mas no por eso de tu lado parto,
que a ambas de una semilla,
a ella antes, nos produjo el mismo parto.»

El lazo de vergüenza iba rompiendo
con que atada quedó la lengua mía
cuando escarnio sufría
porque mi pensamiento había leído;
y dije: «Si lo que oigo bien entiendo,
dichoso el padre, y sea bendito el día
en que adorno os hacía
del mundo, y cuanto yo os he perseguido;
y si del buen camino me he salido,
mucho me duele, y más de lo que muestro;
pero si del ser vuestro
soy digno de oír más, que habléis os ruego.»
Se quedó pensativa, y con dulzura
me miró, y dijo luego,
mandando al corazón voz y hermosura:

«Tal como a nuestro padre le placía
para vida inmortal hemos nacido.
¿Mas de qué os ha valido?
Más os valiera ser nuestra la falla.
Bellas y amadas hemos sido un día,
jóvenes y graciosas, y el olvido
hace que hacia su nido,
ambas alas moviendo, ésa se vaya;
yo soy mi sombra. Y ya mi boca calla,
que en poco tiempo mucho estás sabiendo.»
Y dió un paso, diciendo:
«No temas que me vaya de tu lado.»
Y de verde laurel fui gentilmente
por ella coronado,
pues con sus manos lo ciñó a mi frente.

Canción a quien te tenga por oscura
di: No me apura porque pronto espero
que lo que es verdadero
otro mensaje hará más manifiesto.
Que a despertar a otros he venido,
si quien me impuso esto,
al separarme de él, no me ha mentido.


(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 03:34

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)


CXX

Las pías rimas por las que he sabido
de vuestro ingenio, y del cortés afecto,
de tal modo han movido a mi intelecto
que a coger esta pluma me han traído

para deciros que aún no me ha mordido
la que espero con todos, y al respecto
digo que sin recelos, en efecto,
hasta sus mismas puertas he corrido;

luego me volví atrás, porque vi escrito
sobre el umbral del pazo en que ella mora
que mi final no estaba aún prescrito,

si bien no leí allí el día y la hora.
A que no me lloréis más os invito,
y a mejor elegir al que se honora.

CXXI

Mira, Amor, a ésta que en sus verdes años
de tu reino se mofa y de mis males,
y está segura entre enemigos tales.

Tú estás armado, y ella en trenza y paños
está, y descalza, entre florida hierba,
conmigo impía, y contra tí superba.

Yo preso estoy; mas si piedad conserva
tu arco firme, y acaso alguna flecha,
de los dos, mi señor, sea venganza hecha.


CXXII

Diecisiete años ha girado el cielo
desde que ardo, y jamás me he apagado;
mas cuando pienso en mi presente estado
en medio de las llamas siento un hielo.

Cierto es el dicho, que uno cambia el pelo
mas no el vicio; y si el cuerpo está cansado,
no está el afecto humano atenuado:
causa es la sombra del pesado velo.

¡Ay, triste!, ¿llegará el día dichoso
en que, mirando huir a la edad mía,
salga del fuego, libre ya de enojos?

¿Podré mirar cuanto desee un día
ese aire dulce de su rostro hermoso
y un sensato placer dar a mis ojos?

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 03:35

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXX

Las pías rimas por las que he sabido
de vuestro ingenio, y del cortés afecto,
de tal modo han movido a mi intelecto
que a coger esta pluma me han traído

para deciros que aún no me ha mordido
la que espero con todos, y al respecto
digo que sin recelos, en efecto,
hasta sus mismas puertas he corrido;

luego me volví atrás, porque vi escrito
sobre el umbral del pazo en que ella mora
que mi final no estaba aún prescrito,

si bien no leí allí el día y la hora.
A que no me lloréis más os invito,
y a mejor elegir al que se honora.

CXXI

Mira, Amor, a ésta que en sus verdes años
de tu reino se mofa y de mis males,
y está segura entre enemigos tales.

Tú estás armado, y ella en trenza y paños
está, y descalza, entre florida hierba,
conmigo impía, y contra tí superba.

Yo preso estoy; mas si piedad conserva
tu arco firme, y acaso alguna flecha,
de los dos, mi señor, sea venganza hecha.

CXXII

Diecisiete años ha girado el cielo
desde que ardo, y jamás me he apagado;
mas cuando pienso en mi presente estado
en medio de las llamas siento un hielo.

Cierto es el dicho, que uno cambia el pelo
mas no el vicio; y si el cuerpo está cansado,
no está el afecto humano atenuado:
causa es la sombra del pesado velo.

¡Ay, triste!, ¿llegará el día dichoso
en que, mirando huir a la edad mía,
salga del fuego, libre ya de enojos?

¿Podré mirar cuanto desee un día
ese aire dulce de su rostro hermoso
y un sensato placer dar a mis ojos?

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 05:17

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXV

Si éste que me destruye
pensamiento pungente
de un color adecuado se trajease,
la que me quema y huye
quizás sería ardiente,
y Amor donde ahora duerme despertase;
y tal vez no vagase
tan solitario, yendo
por campos y collados
con los ojos mojados,
si ardiera la que hielo está ahora siendo,
aunque me deje luego
sólo llamas y fuego.

Como Amor me empereza
y de ideas me despoja,
al rudo verso dulce son no cubre:
no siempre en la corteza
la rama en flor, o en hoja,
su natural virtud fuera descubre.
Vean lo que el pecho encubre
Amor y aquellos ojos
cabe los que él se sienta.
Que el dolor, si se ahuyenta,
en llanto se desborda y en enojos:
me daña aquél, y el llanto
a ella, si bien no canto.

Dulces rimas que he usado
en el primer asalto
de Amor, cuando otras armas no tenía,
¿por quién será quebrado
mi pecho de basalto
para que lo desahogue cual solía?
Que hay dentro de él diría
algo que a mi señora
pinta, y quiere alabarla:
luego, al querer cantarla
no me basto, y morir creo a esa hora.
¡Ay de mí, que así ha huido
el socorro atendido!

Como al niño que prueba
su lengua, cuando intenta
hablar, porque el callar siempre le hastía,
así el deseo me lleva
a hablar, y a que me sienta,
antes que muera, la enemiga mía.
Si toda su alegría
está en su rostro hermoso
y es para el resto esquiva,
óyelos verde riba,
y a mis suspiros da un vuelo espacioso,
y que siempre se diga
que tú fuiste mi amiga.

Sabes que no ha tocado
tierra pie tan hermoso
como aquel por el cual ya fuiste hollada:
vuelve el pecho cuitado,
y el flanco tormentoso,
a que su pena sea por ti escuchada.
Si tuvieses guardada
alguna gentil huella
entre flores y hierba,
la vida mía acerba
llorando buscaría descanso en ella.
Mas cual puede se calma
mi errante y dudosa alma.

Cuanto mi vista observa
me invita a estar sereno,
pues pienso que su luz aquí ha llegado,
y si una flor o hierba
cojo, «En este terreno
arraiga -digo- en que ella ha acostumbrado
ir, entre río y prado;
o un asiento se hacía
fresco, florido y verde».
Así, nada se pierde
de todo ello, y saber más peor sería.
Alma beata, ¿cuál
eres, si a otro haces tal?

¡Oh pobrecilla mía,
qué ruda eres! Creo que te percatas:
quédate entre estas matas.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 05:19

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXVI

Fresca y dulce agua clara
do la única a quien miro
como a mujer ponía su hermosura;
rama en la que apoyara
(lo recuerdo y suspiro),
como en una columna, su figura;
hierba que por ventura
su vestido cubría
al par que al puro seno;
aire sacro, sereno,
do, al mirarme, al amor mi pecho abría:
escuchad juntamente
de mi discurso extremo el son doliente.

Pero si es mi destino,
y así lo quiere el cielo,
que estos ojos Amor cierre llorando,
a mi cuerpo mezquino
dad vosotros consuelo,
y mi alma hasta su hogar suba volando.
Sea el morir más blando
si llevo esta esperanza
a ese dudoso paso: que el espíritu laso
no hallará en otro puerto tal bonanza
ni en más tranquila fosa
dejaría su carne fatigosa.

Tal vez llegue el instante
en que al acostumbrado
lugar torne la mansa fiera hermosa
y, donde me ha mirado
un día a mí sagrado,
vuelva la vista alegre y deseosa
de verme, y ¡triste cosa!
tierra entre piedras viendo
tan sólo, Amor la inspire
de modo que suspire
dulcemente, por mí merced pidiendo,
y la obtenga del cielo
secándose los ojos con el velo.

Del ramaje bajaba
(y es dulce a la memoria)
lluvia de flor que el cuerpo le cubría;
y ella sentada estaba,
humilde en tanta gloria,
y el amoroso nimbo la envolvía;
una al manto caía,
otra en las trenzas blondas,
que oro pulido y perlas
parecían al verlas;
cuál se posaba en tierra, o en las ondas,
o parecía, errando,
«Reina aquí Amor», decir otra girando.

Cuántas veces pensaba
entonces, temeroso:
«Sé que en el paraíso ésta ha nacido.»
Sentí que me llenaba
aquel porte glorioso
-y el rostro y viva voz- de tanto olvido,
que dije, dividido
ya de la verdadera imagen, suspirando:

«¿Cómo aquí vine, o cuándo?»;
pues creí el sitio el cielo, y no el que era.
Y amo tanto a este prado
que paz, si no es en él, nunca he hallado.

Si adornada tú fueses cual deseas,
podrías audazmente
salir del bosque, e irte con la gente.

(cont.)



_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 05:21

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)




CXXVII

Al sitio hacia el que Amor me va empujando
debo volver las rimas lastimeras
que son secuela de mi triste mente.
¿Cuáles últimas son, cuáles primeras?
Quien de mi mal conmigo está tratando
me hace dudar, pues dicta oscuramente.
Mas, porque leo tan frecuentemente
la historia, que su mano ha escrito en medio
del corazón, de cuanto voy sufriendo,
la diré; que diciendo
doy tregua al llanto, y al dolor remedio.
Y digo que, aunque viendo
esté mil cosas varias con fijeza,
sólo a una mujer veo, y su belleza.

Desde que, despiadada, mi ventura
del mayor de mis bienes me ha alejado,
inexorable, áspera y superba,
Amor con el recuerdo me ha salvado:
y así, si veo en juvenil figura
al mundo que se viste ya de hierba,
ver me parece en esa edad acerba
la bella joven, que es mujer ahora;
luego que el sol asciende con más lumbre,
la creo, por costumbre,
llama de amor del corazón señora;
pero si pesadumbre
da aquél al día, al desandar camino,
ya en sus días perfectos la imagino.

Fronda en ramas, violetas en la tierra,
mirando en la estación que el frío pierde,
y es la estrella mejor más poderosa,
tengo en los ojos el violeta y verde
con que estaba al principio de mi guerra
Amor armado, tanto que aún me acosa,
y la suave corteza deliciosa
que los jóvenes miembros envolvía
donde hoy reside el ánima gentil
que otro placer por vil
me hace tener: pues veo todavía
su humildad femenil
en flor, la cual creció antes que los años
y es la causa y consuelo de mis daños.

Siempre que tierna nieve en los collados
herida por el sol veo, y lejana,
como el sol a la nieve Amor me trata:
que, lejos, su belleza más que humana
pone a mis ojos tiernos y mojados,
y, cerca, los deslumbra y me maltrata:
pues entre el oro y el color de plata
únicamente a mí se está mostrando
lo que por nadie contemplado ha sido;
y el deseo encendido
por ella, si sonríe suspirando,
tanto me arde, que olvido
nada le afecta, pues se vuelve eterno:
sigue en verano y no muere en invierno.

Tras la lluvia nocturna, mi mirada
no vio en el aire claro estrella errante,
y llamear entre el rocío y el hielo,
sin que sus ojos viera en tal instante,
que sostienen mi vida fatigada,
como los vi a la sombra de su velo;
y así como esplendor daban al cielo
el día aquel, así los veo ahora,
húmedos, centellear; y estoy ardiendo.
Al sol naciente viendo,
siento nacer la luz que me enamora,
y cuando va cayendo
creo ver que a otro sitio ella se aleja
y tenebroso el que abandona deja.

Si rosas blancas y otras encarnadas
mi vista, en vaso de oro, cautivaron,
por mano virginal recién cogidas,
aquella faz mis ojos evocaron
que vence a las delicias más preciadas
con tres que en ella se hallan reunidas:
el cuello y rubias trenzas esparcidas
sobre sus más que lácteos blancores,
y las mejillas que arden levemente.
Si el aura de repente
mueve las blancas y amarillas flores
del campo, suavemente,
contemplo el primer día en el que suelto
vi su cabello, y vime en fuego envuelto.

Contar una por una las estrellas
y encerrar a los mares en un vaso
tal vez creía yo cuando he pensado
decir, pues mi papel resulta escaso,
en qué sitios la bella de las bellas,
estando en sí, su luz ha derramado
para que nunca de ella esté apartado:
no lo haré; que si algunas veces huyo,
en cielo y tierra el paso me ha impedido,
que a mis ojos ha sido
siempre presente, mientras me destruyó.
Y a ella estoy tan unido
que otra no veo ni deseo ni amo,
ni el nombre de otra suspirando llamo.

Sabes, canción, que cuanto digo es nada
respecto al amoroso pensamiento
que día y noche oculto está en mi mente,
por el que únicamente
un consuelo en tan larga guerra siento:
que por mi alma ausente
y lejana morir podría llorando,
mas voy con él la muerte retrasando.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 23:43

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXVIII

Italia mía, aunque el hablar sea vano
a las llagas mortales
de que tan lleno está tu cuerpo hermoso,
quiero que mis suspiros sean cuales
los espera el toscano
Arno, y Tíber y el Po, do estoy lloroso.
Y así, pedirte oso
que la piedad que Te condujo a tierra
Te haga a Tu almo país mirar con celo
y veas, Rector del cielo,
de qué leve razón cuán cruel guerra;
y los pechos, que cierra
Marte cruel y fiero,
Tu mano ablande y abra;
y sea yo mensajero
de Tu verdad, diciendo mi palabra.

Vosotros, a quien dio Fortuna el freno
de las tierras preciadas
que el alma a compasión no os han movido,
¿qué hacen aquí foráneas espadas?
¿Porque el verde terreno
de la bárbara sangre esté teñido?
Gran yerro el vuestro ha sido:
mucho parecéis ver, muy poco viendo,
que en corazón venal la fe buscáis,
y cuantos más pagáis
os están más contrarios envolviendo.
¡Diluvio que, viniendo
de extranjeros desiertos,
a nuestros dulces campos así anega!
Si nuestros desaciertos
esto nos traen, ¿quién a salvarse llega?

Bien proveyó Natura a nuestro estado
cuando hizo al Alpe escudo
contra la ira tudesca destructora,
pero el deseo ciego tanto pudo
contra su bien, que ha dado
al cuerpo sano sarna roedora;
en una jaula ahora
fieras salvajes y las mansas greyes
se alojan, y el mejor más pena siente;
y esto es de la simiente,
por más dolor, de aquel pueblo sin leyes
a cuya tropa y reyes
Marco abrió el flanco un día,
según se lee, y su obra no se olvida,
que en el río bebía,
más que el agua, la sangre allí vertida.

Callo de César, el que en todo suelo
la hierba enrojeciera
con sus venas, do el hierro nuestro entraba.
Que hace una mala estrella, se dijera,
que nos deteste el cielo:
culpa es vuestra, en quien tanto se esperaba.
Vuestra discordia acaba
del mundo por gastar la mejor parte.
¿Y qué culpa es, qué juicio o qué destino
incordiar al vecino
pobre, y la hacienda poca con mal arte
vejar, y en otra parte
buscar gente y sentir
gozo porque alma y sangre vende a precio?

Verdad quiero decir,
no por odio hacia otros, ni desprecio.

¿No tanta prueba a comprender os mueve
el bavárico engaño
que con la muerte juega el dedo alzando?
La vejación peor juzgo que el daño;
mas vuestra sangre llueve
más, puesto que otra ira os va empujando.
Y si de vos pensando
de maitines a tercia estáis un día,
veréis que alzarlos es pensarse vil.
Latina alma gentil,
sacude el peso de esta carga impía y de la idolatría
de un nombre sin esencia:
que el vencer gente bárbara y astrosa
a nuestra inteligencia
pecado es nuestro, y no natural cosa.

¿No es ésta la primera tierra mía?
¿No es éste el nido mío
donde criado fui tan dulcemente?

¿Y no es ésta la patria en que confío,
madre benigna y pía
que. cubre las cenizas de mi gente?
Por Dios, esto la mente
tal vez os mueva, y con piedad mirad
las lágrimas del pueblo doloroso,
que de vos el reposo
después de Dios, espera; oh, sí, mostrad
un signo de piedad,
y fe contra furor
se armará y vencerá en breve; que es cierto
que el antiguo valor
en los pechos itálicos no ha muerto.

Ved, señores, que el tiempo vuela y muda,
y ved cómo la vida
huye, y cómo la muerte está negando.
Aquí estáis, mas pensad en la partida:
que el alma sola y muda
aquel sendero pisará dudando.
Y, este valle pasando,
plázcaos deponer el odio insano,
viento contrario a la vida serena;
y aquel que en pena ajena
tiempo se gasta, en acto más humano,
o de ingenio o de mano,
en cualquier alabanza,
en un estudio honesto se convierta,
que así el gozo se alcanza
y la senda del cielo se halla abierta.

Canción, yo te amonesto
que digas tus razones cortésmente
porque te habrá de oír gente altanera
y en las almas impera
una costumbre antigua inconveniente
y amiga de quien miente.
Tú hallarás tu ventura
en los pocos que al bien siguen amando.
Diles: «¿Quién me asegura?
¡La paz, la paz, la paz! yo voy gritando.»

(cont.)





_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 23:45

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXIX

De monte en monte voy, de pensamiento
en pensamiento, por Amor guiado,
y cuantas rutas sé turban mi vida.
Si en cuesta, arroyo y fuente hallo aislamiento,
o en un valle entre lomas sombreado,
allí se aquieta el ánima afligida;
y si amor la convida
ya ríe o llora, o teme o se asegura;
y el rostro, que refleja siempre al alma,
ya se inquieta o se calma,
y en un estado poco tiempo dura;
y quien supiera de esta vida el uso
diría: «Este arde y siéntese confuso.»

Por altos montes y en las selvas pruebo
algún reposo, y es cualquier morada
fiera enemiga de la vista mía.
A cada paso un pensamiento nuevo
de mi señora me hace que cambiada
vea en gozo la pena que traía;
y apenas yo querría
ver mudarse esta vida amarga suave,
pues me digo: «Tal vez te guarda Amor
para un tiempo mejor
y, viéndote tú vil, alguien te alabe.»
Y en éstas cambio, y digo suspirando:
«¿Podrá ser cierto? Pero ¿cómo y cuándo?»

Donde da sombra un pino o un collado,
en cualquier piedra pinta el pensamiento
su bella faz, si acaso me detengo;
y, vuelto en mí, y en lágrimas bañado
de compasión, «¡Ay, triste», me lamento,
«dónde he llegado y qué lejos te tengo!»
Pero mientras mantengo
en el primer pensar la mente inquieta
y, olvidado de mí, su rostro veo,
tan cerca al Amor creo
que mi alma con su propio error se aquieta:
y, al verla en tantos sitios tan hermosa,
no quiero, si el error dura, otra cosa.
Muchas veces (¿habrá quien creerlo pueda?)
en aguas claras y en la hierba verde,
o en un haya, la he visto igual que viva,
y en blanca nube -que la misma Leda
confesaría que su hija pierde
como estrella a que el sol de su luz priva-.
Y cuanto más esquiva
es la parte en que me hallo, y más desierta,
tanto más bella yo la voy haciendo.
Después -la verdad viendo
y el dulce error-, cual una piedra muerta,
y helado, en una viva tomo asiento,
igual que uno que escribe su lamento.

Donde de otra montaña no ha podido
dar la sombra en la cima más saliente
llevarme suele mi deseo intenso;
allí mis daños con los ojos mido
y empiezo allí, llorando amargamente,
a despejar la niebla que condenso;
y en cuanto miro y pienso
cuánto aire de su bella faz me aleja,
que siempre está tan lejos y conmigo,
en voz baja me digo:
«¿Qué sabes, triste? Allí tal vez se queja
ella porque estás lejos, y suspira.»
Y cuando pienso así, mi alma respira.

Canción, tras aquel alpe
donde es alegre el aire y más sereno,
tú me verás al pie de una corriente
donde la aura se siente
de un laurel odorífero y ameno.
Quien roba mi alma allí con ella mora;
que aquí mi imagen sola ves ahora.

(cont.)



_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 02 Jul 2017, 23:48


CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXX

Pues de Merced cerrada está la vía,
por la desesperada me he alejado
de los ojos que, no sé por cuál hado,
guardan el galardón de la fe mía.

Nacido para el llanto, no querría
sino de llanto el pecho ser cebado:
y no me duelo, porque en tal estado
llorar es dulce más que se creería.

Y tan sólo a una imagen me resigno,
no hecha por Praxiteles ni por Fídia,
mas por mejor maestro, y más condigno.

¿Qué Escitia me asegura, o qué Numidia,
si, aún no saciada de mi exilio indigno,
así escondido vuelve a hallarme Envidia?


CXXXI

Yo haría un canto de amor tan diferente
que al durísimo pecho le arrancara
mil suspiros al día, y que incendiara
altos deseos en la fría mente;

y vería cambiar frecuentemente,
haciéndola llorar, la bella cara,
como al que en pena ajena al fin repara
y de su error ya tarde se arrepiente;

y que las rojas rosas en la nieve
el aura mueve, y ver un marfil deja
que vuelve mármol a quien lo ha mirado;

y todo aquello que en la vida breve
más me impulsa a gloriarme que a la queja:
pues la edad más tardía he alcanzado.


CXXXII

Si no es amor, ¿qué es esto que yo siento?
Mas si es amor, por Dios, ¿qué cosa y cuál?
Si es buena, ¿por qué es áspera y mortal?
Si mala, ¿por qué es dulce su tormento?

Si ardo por gusto, ¿por qué me lamento?
Si a mi pesar, ¿qué vale un llanto tal?
Oh viva muerte, oh deleitoso mal,
¿por qué puedes en mí, si no consiento?

Y si consiento, error grave es quejarme.
Entre contrarios vientos va mi nave
-que en altamar me encuentro sin gobierno-

tan leve de saber, de error tan grave,
que no sé lo que quiero aconsejarme
y, si tiemblo en verano, ardo en invierno.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 03 Jul 2017, 00:06

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXXIII

Como blanco a saeta Amor me ha puesto,
como al sol nieve, como cera al fuego,
y niebla al viento: y aunque ronco os ruego,
vos, mi señora, no hacéis caso de esto.

Golpe mortal de vuestros ojos presto
partió, y tiempo y lugar no valió luego;
de vos procede, y os parece un juego,
el fuego y viento y sol a mí funesto.

El rostro es sol, saeta el pensamiento,
fuego el deseo: Amor viene a hostigarme
y con estas tres armas me destruye;

y el angélico canto, y el acento,
y el dulce aliento, lejos de salvarme,
son la aura ante la cual mi vida huye.


CXXXIV

Paz no encuentro, y no tengo armas de guerra;
temo y espero; ardiendo, estoy helado;
vuelo hasta el cielo, pero yazgo en tierra;
no estrecho nada, al mundo así abrazado.


Quien me aprisiona no me abre ni cierra,
por suyo no me da, ni me ha soltado;
y no me mata Amor ni me deshierra,
ni quiere verme vivo ni acabado.


Sin lengua ni ojos veo y voy gritando;
auxilio pido, y en morir me empeño;
me odio a mí mismo, y alguien me enamora.


Me nutro de dolor, río llorando;
muerte y vida de igual modo desdeño:
en este estado me tenéis, señora.

(cont.)

La verdad es que una vez se comienza a leer, parece imposible parar, pero no me queda otra que detenerme aquí ahora. Seguiré porque desde luego, merece la pena.




_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 03 Jul 2017, 00:22

Ya te dio mi compañera las gracias por ambos, Pedro. La verdad es que es una suerte verte apoyándonos.

Y voy a seguir porque esta "chica" que tengo por compañera se me escapa... Va a doscientos por hora . Y yo no llego a 80...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 03 Jul 2017, 00:41

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XV

(En este quinsésimo soneto el actor se queja de la tardanza que la parte suya fasía en los debates de Castilla, e muestra asimesmocomo se deben guardar de los engaños, tocando como por enxemplo d´esto una estoria de Virgilio)

El tiempo es vuestro e si d´él usades
como conviene, non se fará poco;
non llamo sabio, mas a mi ver loco,
quien lo impidiere; ca si lo mirades,

los picos andan, pues si non velades,
la tierra es muelle e la entrada presta.
Sentir la mina, ¿qué pro tiene o presta,
nin ver el daño, si non reparades?

Ca si bien miro, yo veo a Sinón,
magra la cara, desnudo e fambriento,
e noto el modo de su narración,

e veo a Ulixes, varón fraudulento;
pues oíd a creed a Lichaón,
ca chica cifra desface grand cuento.

XVI

( En este diez e seseno soneto el actor fabla quejándose del trabajo que a un amigo suyo por amor le veía pasar, e conséjales los remedios que en tal caso le parescen se deban tomar)

Amor, debdo e voluntad buiena
doler me facen de vuestra dolor,
e non poco me pena vuestra pena,
e me tormenta la vuestra langor.

Cierto bien siento que non fue terrena
aquella flama nin la su furors
que vos inflama e vos encadena,
ínfima cárcel, mas celeste amor.

Pues, ¿qué diré? remedio es olvida;
más ánimo gentil atarde olvida,
e yo conosco ser bueno apartar.

Pero deseo consume la vida;
así diría, sirviendo, esperar
ser cualque alivio de la tal ferida.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 03 Jul 2017, 00:57

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XVII

( En este diez e sétimo soneto el actor se queja de algunos que en estos fechos de Castilla fablaban mucho e fasían poco, como en muchas partes contesce; e toca aquí de algunos romanos, nobles hombres que fisieron grandes fechos, e muestra que non los fasían solamente con palabras)

Non en palabras los ánimos gentiles,
non en menaças ni´n semblantes fieros
se muestran ltos, fuertes y viriles,
bravos, audaces, duros, temederos.

Sean los actos non punto civiles,
mas virtüosos e de caballeros,
e dejemos las armas femeniles,
abominables a todos guerreros.

Si los Scipiones e Decios lidiaron
por el bien de la patria, ciertamente
non es dubda, maguer que callaron,

o si Metelo se mostró valiente;
pues loaremos los que bien obraron
e dejaremos el fablar nuciente.

XVIII

( Otro soneto qu´el Marqués fizo quejándose de los daños d´este regno)

Oid, ¿qué diré de ti, triste hemisferio?,
¡o patria mía!, ca veo del todo
ir todas cosas ultra el recto modo
donde se espera inmenso lacerio.

Tu gloria e laude tornó vituperio
e la tu clara fama en oscureza.
Por cierto, España, muerta es tu nobleza,
e tus loores tornados hacerio.

¿Dó es la fe? ¿Dó en la caridad?
¿Dó la esperanza? Ca por cierto ausentes
son de las tus regiones e partidas.

¿Dó es justicia, temperanza, egualdad,
prudencia e fortaleza?¿Son presentes?
Por cierto non, que lejos son füidas.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 03 Jul 2017, 09:26

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)


CXXXV

La más distinta y nueva
cosa que hubo jamás en otro clima
a mí, si bien se estima,
más se asemeja: Amor esto me hace.
Allá donde el sol nace
vuela un ave soltera de tal suerte
que de querida muerte
renace, y toda en vida se renueva.
Vida igual sólo lleva
mi querer, pues así sobre la cima
de su alto pensamiento al sol se vuelve,
lo mismo se disuelve
y de nuevo la vida así lo anima:
arde y muere, y con fuerzas deja el fuego
para luego de ser Fénix dar prueba.

Una piedra se cita
que, en el índico mar, de tal manera
atrae al hierro, que de la madera
lo arranca y echa a pique el bastimento.
Esto entre olas yo siento
de amargo llanto; que el escollo amado
con su orgullo ha llevado
al naufragio a mi vida ya marchita:
así sus armas quita
al corazón (que cosa dura era
y me mantuvo, y ahora anda esparcido)
la piedra que ha atraído
carne y no hierro. ¡Oh suerte traicionera:
que, siendo carne, arrástrame a la riba
aquella viva piedra calamita!

Al extremo Occidente
muestra su mansedumbre y dulce encanto
una fiera, mas llanto
muerte y dolor dentro en sus ojos tiene:
avisado conviene
que hacia ella quien la ve la vista gire;
quien sus ojos no mire
lo demás puede ver tranquilamente.
Mas yo, incauto y doliente,
corro siempre a mi mal, y sé bien cuánto
sufro y sufrir espero; pero, luego,
el querer sordo y ciego
tanto puede, que el bello rostro santo
y los ojos sin par harán que muera
por esta fiera angélica inocente.

Surge en el mediodía
la fuente a la que el sol su nombre ha dado:
de modo desusado,
suele de noche hervir, de día helarse;
pues más suele enfriarse
cuanto más sube el sol y el calor crece.
Y esto a mí me acontece,
que es fuente de dolor el alma mía:
y cuando se desvía
la que es sol para mí, y estoy privado
de mi luz, y en la oscura noche lloro,
suelo arder; mas si el oro
veo y los rayos de mi sol amado,
por dentro y fuera empiezo a transformarme
y a congelarme: así mi alma se enfría.


Tiene Epiro otra fuente
que, siendo de agua fría -escriben de ella-,
si un candil no destella,
lo enciende, pero apaga al encendido.
Mi pecho, que ofendido
no estaba aún por amoroso fuego,
al acercarse luego
a esa fría, que al llanto hace que aumente,
se incendió: y tan hirviente
martirio nunca han visto sol ni estrella,
que a un corazón de piedra ablandaría;
pues cuando mi alma ardía
apagóla virtud helada y bella.
Mi corazón así apaga y enciende:
mi alma lo entiende y justa ira siente.


Lejos de este mar -leo
en las famosas islas de Fortuna
dos fuentes hay: quien de una
de ellas bebe, riendo alegre muere;
si en la otra beber quiere,
se salva. Así es mi suerte: que riendo
moriría, no siendo,
ay, por mi doloroso clamoreo.
Pues mi guía te creo,
Amor, hacia una fama oculta y bruna,
callemos de esta fuente siempre llena,
que con más ancha vena
vemos cuando con Tauro el sol se aduna;
que así mis ojos lloran todo el tiempo,
y más al tiempo en que a mi dama veo.


Canción, si, impertinente,
alguien me espía, dile: «Se halla junto
al peñón en que el río Sorga surge;
y nadie le ve ni urge
sino Amor, que jamás le deja un punto,
y la imagen fatal que le destruye,
puesto que huye del resto de la gente.»

(cont.)



_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 03 Jul 2017, 09:28

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)




CXXXVI

Fuego del cielo entre tus trenzas llueva,
malvada, que del río y de la encina
llegaste a rica y grande, a la mezquina
gente robando: así obrar mal te prueba;

nido de la traición eres, y cueva
de cuanto mal al mundo de hoy inquina,
sierva del vino, el lecho y la cocina,
en que Lujuria su potencia prueba..

Por tus salas, la joven junto al viejo
va triscando, y el Diablo anda ocupado
con el fuelle y el fuego y el espejo.

No a la sombra entre plumas te has criado,
sino descalza, al aire tu pellejo;
y ahora tu hedor a Dios habrá llegado.

CXXXVII

Colmado ha el saco Babilonia avara
de la ira de Dios, y está estallando
de vicios: que, a Minerva y Jove odiando,
por Venus y por Baco se declara.

Justicia espero y me consumo; y para
ella un sultán estoy vaticinando
que hará una sede única, no cuando
yo quisiera, en Bagdad para su tiara.

Sus ídolos habrán de desplomarse
con torres de los cielos enemigas,
y a los torreros se verá quemarse.

Las almas bellas, de virtud amigas,
guiarán al mundo, y lo verán llenarse
de antiguas obras y áureas espigas.

CXXXVIII

¡Oh fuente de dolor, albergue de ira,
de error escuela y templo de herejía!
Roma ya fuiste, Babilonia impía
por quien tanto se llora y se suspira.

¡Oh prisión dura, fragua de mentira,
donde el bien muere, donde el mal se cría!
¡Oh infierno en vida, gran pasmo sería
ver que Cristo contigo no se aíra!

En fiel pobreza y castidad nacida,
contra quien te fundó tú alzas los cuernos.
¿En quién esperas, puta descarada?

¿En tu adulterio? ¿En plata mal habida?
Ya Constantino no volverá a vernos;
mas tome al mundo triste por morada.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23679
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 04 Jul 2017, 00:05

CANCIONERO
FRANCESCO PETRARCA
PRIMERA PARTE
EN VIDA DE LAURA

(cont.)



CXXXIX

Cuando hacia vos con más deseo expando
las alas, oh amistoso grupo bueno,
con más liga Fortuna pone un freno
a mi vuelo, y me obliga a andar errando.

El corazón, que a su pesar os mando,
siempre tenéis en ese valle ameno,
donde al mar más la tierra estrecha el seno,
del que anteayer yo me alejé llorando.

Si hacia la izquierda voy, él bien camina;
va él con Amor, y yo me voy forzado;
yo hacia Egipto, pero él a Palestina.

Mas la paciencia alivia al apenado,
pues la larga costumbre determina
un vernos juntos corto y poco usado.


CXL

Amor, que vive en mi alma y la domeña
y en mi pecho su sede mayor tiene,
armado a veces a la frente viene,
se instala allí, y allí planta su enseña.

La que a amar y a sufrir a mí me enseña,
y quiere que el deseo ardiente frene
con respeto y razón -que así conviene-,
porque me muestro osado me desdeña.

Y Amor huye hacia el pecho, temeroso,
toda empresa abandona y tiembla y llora,
y no asoma, escondido y silencioso.

¿Qué más haré, si es mi señor medroso,
que estar con él hasta la extrema hora?
Quien muere amando tiene un fin dichoso.


CXLI

Lo mismo que en verano volar suele
la polilla a la luz acostumbrada
hacia unos ojos cuya luz le agrada,
por lo que, cuando muere, otro se duele;

así mi sol fatal me hace que vuele
hacia la dulce luz de su mirada;
pues quiere Amor, al que cordura enfada,
que a quien discierna venza quien anhele.

Bien sé de su esquivez y su recelo,
por los que moriré indudablemente,
pues no domino a mi angustioso anhelo;

mas me encandila Amor tan suavemente
que lloro ajeno enfado, y no mi duelo;
y el alma, ciega, en perecer consiente.

(cont.)


_________________


La mucha luz
es como la mucha sombra:
No deja ver.

Octavio Paz
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 00:10

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XIX

Lejos de vos e cerca de cuidado,
pobre de gozo e rico de tristeza,
fallido de reposo e abastado
de mortal pena, congoja e braveza;

desnudo de esperanza e abrigado
de inmensa cuita, e visto aspereza.
La mi vida me fuye, mal mi grado,
e muerte me persigue sin pereza.

Nin son bastantes a satisfacer
la sed ardiente de mi grand deseo
Tajo al presente, nin me socorrer

la enferma Guadiana, nin lo creo:
solo Gualdaquivir tiene poder
de me guarir e solo aquel deseo.

XX

Doradas ondas del famoso río
que baña en torno la noble cibdad,
do es aquella, cuyo más que mío
soy e posee la mí voluntad;

pues qu´en el vuestro lago e poderío
es la mi barca veloce, cuitad
con todas fuerzas e curso radio
e presentándome a la su beldad.

Non vos impida dubda nin temor
de daño mío, ca yo non lo espero;
y si viniere, venga toda suerte,

e si muriere, muera por su amor.
Murió Leandro en el mar por Hero,
partido es dulce el aflicto muerte,



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 00:23

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XXI

En el próspero tiempo las serenas
plañen e lloran recelando el mal;
en el adverso, ledas cantinelas
cantan e atienden el buen temporal.

Mas, ¿qué será de mí, que las mis penas,
cuitas, trabajos e langor mortal
jamás anternan nin son punto ajenas,
sea destino o curso fatal?

Mas emprentadas el ´nimo mío
las tiene, como piedra la figura,
fijas, estables, sin algún reposo

El cuerdo acuerda, mas non el sandío;
la muerte veo e non me dó cura,
tal es la llaga del dardo amoroso.

XXII

(Otro soneto del Marqués amonestando a los hombres a bien vivir)

Non es a nos de limitar el año,
el mes, nin la semana, nin el día,
la hora, el punto; sea tal engaño
lejos de nos e fuiga toda vía.

Cuando menos dubdamos nuestro daño,
la grand bailesa de nuestra bailía
corta la tela del humano paño;
non suenan trompas nin nos desafía.

Pues non sirvamos a quien no debemos,
nin es servida con mil servidores;
naturaleza, si bien lo entendemos,

de poco es farta nin procura honores
Jove se sirva a Ceres dejemos,
nin piense alguno servir dos señores.










_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25681
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 04 Jul 2017, 02:18

Non es a nos de limitar el año,
el mes, nin la semana, nin el día,
la hora, el punto; sea tal engaño
lejos de nos e fuiga toda vía.



Belleza e intención de un lenguaje antiguo, docto y señorial. Gracias, Pascual, por haberlo traído aquí.

Un abrazo.
Pedro

avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 08:01

Hay muchos estudios críticos, Pedro, sobre la obra del Marqués de Santillana ( SONETOS AL ITÁLICO MODO, concretamente ) donde no sale muy bien parado que digamos. Hay uno, sin embargo, de JAVIER GUTIÉRREZ CAROU - de la Universidad de Santiago de Compostela -, donde , con gran profusión de datos y documentos, se invierte ese sentido crítico, intentando poner las cosas en su justo término - tarea no siempre fácil-. No sé si finalmente me decidiré a ponerlo. El mundo del soneto es apasionante. En todo caso HABÍA QUE TRAERLO. Y desde luego, aunque sólo fuera por el "castellano antigüo", es una gozada su lectura.
Que tú pases por aquí, y nos comentes los que hacemos es motivo de satisfacción tanto para Lluvia como para mí; y un motivo, y no superfluo, de que intentemos hacer bien este trabajo.

Un fuerte abrazo y mis saludos para Juan Ramón.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 13:17

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

Traen los cazadores al marfil
a padescer la muerte enamorado,
con vulto e con aspecto feminil,
claro e fermoso, compuesto e ornado.

Pues si el ingenio humano es más sotil
que otro alguno, ¿seré yo culpado
si moriré por vo, dona gentil,
non digo a fortiori, mas de grado?

Serán algunos, si me culparán,
que nunca vieron la vuestra figura,
angélico viso e forma excelente;

nin sintieron amor nin amarán,
nin los poderes de la fermosura
e mando universal en toda gente.

XXIV

Si el pelo por ventura voy trocando
non el ánimomío, nin se crea;
nin puede ser, nin será fasta cuando
integralmente muerte me posea

Yo me vos di e , non punto dudando,
vos me prendistes e soy vuestra prea;
absoluto es a mí vuestro grand mando
cuando vos veo o que non vos vea.

Bien merecedes vos ser mucho amada:
mas yo non penas, por vos ser leal,
cuantas padesco desde la jornada

que me feriste de golpe mortal.
Sed el oliva, pues fuestes las espada;
sed el bien mío, pues fuestes mi mal.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 13:29

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

XXV

Alégrome de ver aquella tierra,
non menosla cibdad e la morada,
sean planicies o campos o sierra,
donde vos vi yo la primera jornada.

Mas luego vuelvo a aquesto m´atierra
pensando cuánto es infortunada
mi triste vida, porque la mi guerra
non fue de paso, mas es de morada.

¿Fue visto bello o lid tan mortal
do non se viesen paces o sufrencia,
nin adversario tanto capital

que non fuese pungido de conciencia,
sinon vos sola sin par nin egual,,
do yo non fallo punto de clemencia?

XXVI

Non de otra guisa el indico serpiente
teme la encantación de los egipcios
que vos temedes, señora excelente,
cualquiera relación de mis servicios.

Porque sabedes, presente o absente,
mis pensamientos e mis ejercicios
son loarvos e amarvos solamente,
pospuesta cura de todos oficios.

Oídme agora, después condenadme,
si non me fallardes más leal
que los leales; e si tal, sacadme

de tan grand pena e sentid mi mal.
E si denegades, acabadme:
peor es guerra que non lid campal.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25281
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 04 Jul 2017, 23:10

MARQUÉS DE SANTILLANA

SONETOS AL ITÁLICO MODO

Cuentan que esforzaba Timoteo
a los estrenuos e magnos varones,
e les movía con viril deseo,
con agros sones e fieras canciones

a la batalla; e del mesmo leo
los retornaba con modulaciones
e dulce carmen d´aquel tal meneo
e reposaba los su corazones.

Así el ánimo mío se altivece,
se jacta e loa porque vos amó,
cuando yo veo tanta fermosura.

Mas luego prompto e presto s´entristece
e se maldice porque lo asayó,
vista vuestra crüeza cuanto dura.

XXVIII

Si la vida viviese de Noé
e si de la vejez todas señales
concurriesen en mí, non cesaré
de vos servir, leal más que leales.

Ca partirme de vos o de la fe,
ambas dos cosas judgo ser iguales;
por vuestro vivo, por vuestro morré,
vuestro soy todo e míos son mis males.

La saturnina pereza acabado
habría su curso tardinoso,
e las dos partes de la su jornada,

desque vos amo; e si soy amado,
vos lo sabedes, después el reposo
de mi triste yacija congojada.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 23 Nov 2017, 15:45