Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 705214 mensajes en 36718 argumentos.

Tenemos 1286 miembros registrados.

El último usuario registrado es frasesdemujer.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 22 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 20 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Justino Caballero, cecilia gargantini


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Septiembre 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 06 Nov 2015, 13:58

SALMOS PUROS

BUSCANDO EN LA NOCHE OSCURA LO QUE MÁS IMPORTA

I

Quisiera tocarlo, haberlo, palparlo.

Y es intermitente.

Se agranda, se ahíla, se esquiva, se siente,

se oculta, de pronto, en algún lugar.

(La noches es muy honda. El aire, silente.)

Lo buscas encima, debajo, ¿una fuente

remota, o un brillo, o una flor de azahar?

Si cambia de forma, si es mucho y es poco,

no puedes hallarlo. No puedes tampoco

dejarlo de hallar...


Limones profundos huelen por la sombra.

Por toda la sombra que nunca se nombra.

(Oscuro y callado, el gran limonar.)


II

Y el silencio puro, ese que allí estaba, todo purifica.

El cántaro roto, el agua en el suelo, el aire perdido.

El cielo encendido y el oro velado.

Lo que empequeñece, lo que magnifica.

El que dice aquello que más significa.

El que se ha quedado para siempre callado.

Rl crucificado y el que crucifica.

Todo está explicado y nada se explica.


SALMO DEL SOLITARIO


Con tu beso de amor estoy marcado,

como una bestia con un hierro,

en mi carne por siempre. Yo te amo,

aquí, asediado, en tu fulgor ardiendo.


Oh, sí, asediado, por que Tú has bajado

y en mis brazos dejaste un ancho cielo,

y estoy sobre la tierra, solitario,

erguido, sosteniéndolo.


He crecido de pronto. Alzado estoy.

Una montaña entre mis brazos tengo.

Te tengo a Ti, Señor, y te levanto

con mis dos manos junto al firmamento.


Aquí estás. Aquí estás. Tenme así siempre.

Un río de dicha baja hasta mis miembros,

cuando contigo meto mis dos puños

desgarradoramente, allá en tu Reino.

(Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 06 Nov 2015, 14:09

SALMOS PUROS.

Cont.


COMUNIÓN

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  ... ésta es mi sangre...

Como un cuervo furioso, como un muerto furioso

diariamente me hundo en tu cuerpo y tu vida

a beber esa sangre que como un río hermoso

a la sombra terrible y a la luz nos convida.


Sedientamente meto mi cabeza en tu seno,

allá en lo oscuro y fuerte, allá en lo cierto y duro,

y salgo ensangrentado, ebrio de sangre, y sueno

como sangre que choca sordamente en lo osuro.


Salgo ronco de amor, y vivo y moribundo,

y voy dejando un rastro de ti, oh único Vivo,

y con sangre de Dios goteo oscuro en el mundo,

mientras camino ciego, libre, ardiente, cautivo.


QUIZÁ DESPUÉS HAS DE SER OTRA COSA


¡Y por qué al fin no has de ser aire

sobre la luz que vuela

como esas aves puras

que tienen, sin que sus alas lo sepan,

un Hálito de fuego entre sus plumas

que las impulsa hacia la luz secreta!


Sobre el mar en la noche,

sobre ese enigma extraño de agua negra

que cubre pozos muertos, silenciosos,

sin almas - vuelos, luces-, sin estrellas,

¡ por qué no ser temblor,

ser cuerpo misteriosos que cayera

como una rara claridad de pronto

sobre las aguas asombradas, ciegas!


Ser aire rapidísimo, pues fuiste

vínculo de amargura y de promesa.


( Al igual que en Salmos de Reconciliación, tan solo hemos elegido unos pocos Salmos Puros. )


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 06 Nov 2015, 14:24

CÁNTICO NUEVO


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - ...Y cantaban un cántico nuevo diciendo:

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - Digno eres, Señor..., porque fuiste entregado

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - a la muerte. Apocalipsis, V, 9-10

A Gerardo Diego


CRISTO NIÑO EN UNA PRIMAVERA PALESTINA.

Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 07 Nov 2015, 01:13

Cont.

CRISTO NIÑO EN UNA PRIMAVERA PALESTINA

A veces cuando niño tu mirada se hundía

detrás de las estrellas donde tu Padre estaba,

y el mundo se ocultaba y el Cielo se extendía

al martillo, a la sierra, al portón, a la aldaba...


Y así, desde el instante que a la tierra te trajo,

en el Reino del Padre ya hay luz de Galilea

por donde el tiempo pasa y van a su trabajo

las gentes, ignorando que el cielo es una aldea.


Pero al mundo mirabas también y de la mano

de tu madre pasabas con gracia y alegría.

Pasabas por los bosques como un claror liviano.

Por los bosques oscuros donde tu cruz crecía.


Niño junto a su madre. Niño junto a su muerte

creciendo al mismo tiempo que la cruda madera.

Me acongoja la angustia, oh Cristo niño, al verte

pasar por ese bosque, junto a la primavera.


CRISTO EN LOS CAMPOS

En tu cuerpo encerrada, ya eterna y siempre pura,

con la luz de ese bosque y la de esa pradera,

y alta luz de montaña y clara de llanura,

¡destellaba en tu sangre toda la primavera!


¡Campos de Palestina dorados y tranquilos

mirando largamente crepúsculo y aurora!

¡Aves que vuelan libres sin afanar en silos

y que no obstante animan un cielo que enamora!


Largamente mirabas el mundo que Tú hiciste.

Todo lo recordabas amándolo en tu seno,

la ilusión de los tuyos, a veces estar triste,

y el hijo de la culpa y aquel hijo del trueno...


Y saber de otro modo lo fino de la arena,

el frío del invierno y el gran calor estivo.

Cuando un amigo muere, sentir la extraña pena

humedecer los ojos con que lo viste vivo.


Ya todo esto en tu Padre lo habías contemplado,

y sin embargo ahora todo era diferente,

la hermosura del lirio, descansar en el prado,

Pedro, Juan, noche, estrellas, las tardes, el poniente...


¡En tu cuerpo encerrada, cálida y suspirante,

manando de la fuente viva que tu alma era,

brotando inacabable, luminosa y fragante,

destellaba en tu sangre toda la primavera!


CRISTO EN EL HUERTO DE LOS OLIVOS

En el bosque de olivos centenario se erguía

Cristo plantado en tierra como el más viejo olivo.

Hasta la eternidad, bajo tierra, se hundía

su raíz negra, vieja, sangrando hacia lo Vivo.


Oh Cristo centenario, viejo Cristo en la tierra

con la savia crujiente de un bosque poderoso.

Áspera y duramente sus raíces entierra

bajo el suelo, y al Padre crece abrupto y nudoso.


Nudos, torcidas ramas. Fue ligero y liviano.

Fue como la luz clara de un claro día.

Por el mundo fue dulce y ardiente y soberano.

Pasó lleno de gracia y verdad y alegría.


Y ahora en el bosque gime como olivo en el viento.

Y sangra y gime y cruje. La noche cruje entera.

En un bosque lejano se oye el duro y violento

golpe de un hacha en otra dulce y triste madera.


¡Oh Jerusalén triste que ha salvarte ha venido

para que entre lo eterno brillaras como rosa!

¡Triste ciudad que entregas en la Cruz al Ungido!

¡Triste ciudad, sangrienta Jerusalén hermosa!


Cont.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 07 Nov 2015, 04:11

Pues sí, estoy disfrutando que no veas. La verdad es que es una maravilla, es una poesía que se pega, se adhiere y hace vibrar, al menos a mí.
Gracias, y sigo



Cuando yo vaya a morir


Esa piel, esa flor, ese zafiro
de unos ojos, después, en qué se para…
Yo te quisiera luna que rodara
en la frescura de un eterno giro.

Quisiera eternizarte cuando miro
ligeros surcos en tu dulce cara:
soplar, y tu entereza perdurara
cuando oyeses la muerte en mi suspiro.

Tenerte cerca entonces yo quisiera,
tocarte sólo en un instante breve:
saber que estás segura, erguida, entera.

Como roble a quien viento no se atreve.
Como de primavera, la bandera.
Como la tarde y su vestido leve.


Repetición


Seguid, canción, amor, seguid, maduro
cielo de tarde, atmósfera vivida,
noche estrellada, luna repetida,
mar que repite su oleaje oscuro.

Repetida embestida contra el muro
de la verdad. Seguid, sobrevivida
realidad, noche oscura, oscura vida.
Seguid el repetido amor seguro.

Seguid la repetida senda hollada,
amante, amada, repetida fuente,
viva simiente, cálida, arrojada

entre la noche repetidamente.
Con abundante vena acostumbrada,
seguid, caño de amor, vivaz corriente…

Y si el mundo envejece
lejos, sombrío,
mi alma no se entristece
junto a este río.

Oh silvestre frescura
que un amor dona.
¡Y oh luz con la espesura
de tu persona!



Canción a tu alma


Aquí estás tú conmigo.
Fuera, la lluvia,
contigo estoy y amigo
de tu alma rubia.

Fuera, cae despacio,
fría, la nieve.
Es tu alma un espacio
azul y leve.

Es tu alma un hermoso
boscaje umbrío,
donde a tu amor reposo
cerca de un río.

Un río que no nace.
Pasa y murmura,
y mi vida se hace
joven y pura.

Joven y puro asomo
cuando me ves.
Joven y puro como
mi alma no es.




Lentitud

Sensualidad de amor no apresurado,
casi quedado en su faena oscura,
tranquila fuente en su manar segura,
que pasa absorta en el absorto prado.

Implacable verdad, río obstinado,
dormido entre la tarde quieta y pura,
inmenso monte que pesando dura,
dormidamente en ámbito soñado.

Que fuerza es la que para o constituye
ese existir de masa o permanencia,
esa eminencia en el poder sombrío

de perdurar. ¡Oh noche, inteligencia
inmóvil, hondo ser, parado estío,
mole de calma, cuando todo huye!



El conjuro

Eres la realidad, la rebeldía
contra las sombras. Eres el portento,
oh monte azul para mis ojos; viento
que pasas lento por el alba fría;

blanda luz de la tarde o melodía
que enciendes en el aire ceniciento
tu rosa clara, tu fragante aliento
de rosa o de jazmín que se esparcía.

¡Quién se sirviera de vuestro conjuro,
para volverse olor de la mañana,
frescor de la mañana, tras lo oscuro!

¡Albas de luz, ardiente caravana!
resucitad, tornando a un nacer puro,
y a un crecer puro entre la vida humana!



El favor de la luz

Ese matiz que efunde entre vapores
eres tú, también yo, porque existimos.
Porque la luz en que nos rehicimos
extiende como un manto sus favores

férvidos, abanico de colores
que se despliega para ti. Vivimos,
y ya las lomas de la luz subimos
hasta la ondulación de sus alcores

vibrátiles. He aquí que contemplamos
la luz del mundo la abisal enseña
de la inmortalidad, en donde estamos

vivos e inermes como  luz pequeña.
…Cual luz pequeña en sueños nos amamos
tercos, bajo la enorme que no sueña.








Última edición por Lluvia Abril el Lun 23 Nov 2015, 06:29, editado 2 veces


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 07 Nov 2015, 14:18

CARLOS BOUSOÑO, POESÍA Y MAGISTERIO LITERARIO

VÍCTOR GARCÍA DE LA CONCHA.(1)

Cuando Ortega y Gasset vio por primera vez a aquel mozo alto, rubio de tez blanca y ojos azules, le dijo: "Usted es celta. ¿Dónde nació?". "En Boal, junto al río Navia", contestó Carlos. "¿Ve? No me equivoco nunca".
En la vieja casa familiar había descubierto muy niño las obras de Zorrilla y de Campoamor, su paisano, y rompió a escribir miméticamente cual si fuera un muchacho de la época de la Restauración.
Pasó después, en los años del bachillerato ovetense, a la admiración por Rubén y el Modernismo. Y, al fin, Madrid: Dámaso Alonso, maestro cercano en la Universidad, y la casa y la amistad íntima de Vicente Aleixandre abiertas de par en par. En su cenáculo poético iba a encontrarse con Valverde, Gaos, Nora, Blas de Otero...
Entre las ruinas de la guerra civil la poesía se había refugiado mayoritariamente en el garcilasismo: formas clásicas, un simbolismo desleído y una religiosidad sentida o soñada. "Hijos de la ira" de Dámaso Alonso y "Sombra del Paraíso" de su amigo Aleixandre, fueron en 1944 "un viento huracanado capaz de barrer de un golpe el amanerado mundo de las exquisiteces" ( Eugenio de Nora).
Comenzaron a aparecer, audaces, los poetas sociales; junto a ellos quienes, atentos al hombre en su circunstancia concreta, producían una escritura realista, y, en fin , los que , como Bousoño, enraizados en una preocupación ética, se esforzaban en crear una poesía existencialista, buscando una salida para la angustia del vivir.
Creyó Bousoño encontrarla en una dimensión religiosa acentuada en sus dos primeros libros, "Subida al amor" y "Primavera de la muerte". De manera sucesiva cantó en "Noche del sentido" la realidad contemplada desde la nada o desde la muerte y, al mismo tiempo, la realidad captada en un instante fijo, lo que producía la "Invasión de la realidad". El verdadero protagonista de los versos era entonces el tiempo, y los poemas se movían entre la oda o el himno y la elegía. Su ética cívica le hacía escribir: "Tú, España, eres de cosa / rota en el aire de una vida quieta. / Cómo no amarte. Cómo no quererte".
Entretanto, el Bousoño profesor reflexionaba sobre la teoría poética y publicaba obras absolutamente pioneras en el panorama español como "Teoría de la expresión poética" o "La poesía de Vicente Aleixandre". Al hilo de esas reflexiones cambió su estilo de escritura y la poesía misma. Del estrofismo lineal que encauzaba la emoción en el ritmo a una complejidad expresiva que nos sorprendía en "Oda a la ceniza" o "La moneda contra la losa". El análisis se hacía contemplación.
Era Bousoño el académico más antiguo de la Real Española. Todos los jueves formaba grupo invariable con Nieva, Brines y Claudio Rodríguez. Todos ellos siguieron de cerca durante un tiempo la ilusión de Claudio por escribir un largo "Poema de senectute" que, tras varios intentos, abandonó para adelantarse en la despedida. Carlos fue adentrándose poco a poco en las nieblas . Se nos h ido dejando aquí una obra poética y de magisterio teórico y crítico de primer orden.

(El País, 26 de Octubre de 2015. Cultura.)

(1) Víctor García de la Concha es Director del INSTITUTO CERVANTES.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 08 Nov 2015, 02:21

Miserable verdad

Miserable verdad que te pareces
tanto a la noche. Tú, mi bien perdido,
tarde alcanzado, tarde apetecido,
tarde bebido hasta las turbias heces.

Yo sé lo que es vivir. Oh, cuántas veces
mi corazón manchado, ennegrecido.
Y amé la mancha y conocí el gemido,
llanto perdido en mar de turbios peces.

Yo sé lo que es vivir. Por eso digo
una salutación tan mañanera
a las pocas verdades que consigo,

a la luz tan escasa que tuviera,
y a los errores que viví contigo
hermosamente, aunque la noche fuera.


Hermoso es el vivir


Hermoso es el vivir, y aunque tuviera
otra vez que pasar por ese trance,
otra vez pediría luz y avance
por la desdicha que me aconteciera.

El soportado horror, la luna fiera
y la batalla de dudoso alcance,
la incertidumbre de tu ser, balance
de amor y horror que un viento entretejiera

todo es vivir. Hermoso es, por lo tanto.
La vida, un mar que encrespa todo el llanto,
la senda estrecha, el horizonte oscuro.

Tenebroso pujar, vivir a peso,
ver tu fatiga en el desierto duro,
y la descarga de dolor que es eso…


Estrellas en la noche

Aquí estáis y giráis en el portento
de una revelación que os encadena
con sobria luz de eternidad. No suena,
casi no suena a vuestro oído el lento

soplo de siglos por el firmamento
que a nuestro ser es huracán. Ajena
es esa luz a nuestra humana pena,
que fluye como un mar de llanto y viento.

Un llanto por amor de lo más puro,
amor del cielo que en la noche apuro,
dolida el alma, oscura la verdad.

Hermosa luz, ajena y tan amada,
lejos del mundo, noche consolada,
purificada entre la soledad.


Mujer ajena

Oh realidad sin gozo y sin aurora.
Era la noche entera entre tus brazos.
Yo te tenía y sostenía. Abrazos
nos daba el sufrimiento a cada hora.

Viví contigo una verdad. No implora
quien tiene que vivir tan duros lazos.
Era vivir, abrirse paso a hachazos
en una selva de impasible flora.

Con brazos rotos y partido pecho,
abrirse paso a hachazos. Consumida
así tu vida, amor de mi derecho.

Abrirse paso y ver ya sucumbida
toda esperanza en el sendero estrecho:
cerrado trecho a la cerrada vida.







La piedad de Dios
(Habla Éste)


Tras de la luz del día sereno,
en la tenaz inmensidad,
me escondo a tus ojos más pleno
que la mentira y la verdad.
Humano: quisieras hablarme,
quisieras tenerme, tocarme,
claridad quisieras, amor.
La tiniebla entera te cubre
y desde un octubre a otro octubre
de la soledad el rigor.

Mira la tarde como cede.
Contempla tus piernas, tus brazos,
tus ademanes, juegos, lazos.
La precipitación en tu sede.
Ríe, canta, llora, concede
un minuto a la larga obra.
Mira el mundo ante todo, cobra
conciencia de la realidad.
Álzate al fin con la verdad
ante el piélago de  zozobra.

Álzate al fin con la mentira
que suaviza tu corazón.
Cree en la dicha que se respira
entre dos labios que uno son.
Sube al monte que allá se estira.
Llena de delicia sin fin
tu pecho que hacia otro se inclina
como una flor que se avecina
a la perfección sin confín.

Hermoso es el mundo. Mi mano,
continuamente viva, prende
una hoguera en cada temprano
clavel que acaricia o enciende.
La noche sosegada extiende
un alivio a tu corazón
que devora con hambre dura
la inmensidad de la negrura
de mi terrible compasión.

Y luego la dicha circula
por el universo sonoro
como un vendaval que simula
las ondulaciones de un oro.
Es el día que llega y anula
la sombra que lo antecedió.
Tú miras la luz cara a cara
y tu corazón se prepara
para la Vida en que estoy Yo.

Pobre, mi pobre humano. Crece
en tu pecho la duda al fin.
Aún la tarde suaviza y mece
la serenidad del confín.
Y de pronto el mal aparece,
mas en la pura inmensidad
ven tus ojos solo azul cielo,
hermoso cielo que es un velo
que te concedo por piedad.

Envuélvete en él. Duerme humano.
Duerme al fin. Tu alma serena.
Te miro cercano y lejano.
Cercana y lejana es tu pena.
Arriba la luna serena
lejos muestra un sueño, un amor,
y tú allá abajo, imprecador,
buscador de magia y redoma,
oscura fe, blanca paloma,
pequeño humano. Estiércol, flor.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Dom 08 Nov 2015, 02:29

Yo sabía el impacto que haría en ti Carlos Bousoño. Me alegro de haber hecho pleno.
Yo hoy no te acompaño. es tuyo. Te lo dejo con una gran satisfacción interna.
Gracias, amiga mía. Un beso.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 08 Nov 2015, 02:39

Gracias a tí por habérmelo presentado, de otra manera no lo hubiese profundizado así, como ahora lo estoy haciendo.
Que paseis un día muy bueno, amigo.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 09 Nov 2015, 01:02

A un olivo milenario

Dime
la fuente de tu amor, la savia
primaveral que acierta a prolongarte.
Dime la plenitud de tu memoria
recóndita. El oscuro manantío
de tu saber. Estamos congregados
frente a tu perennal oscura sombra
y anhelantes palpamos tu corteza
material, tu renunciar secreto
a la movilidad, que te liberta
de nuestra desazón. Velado en grises,
severo en continencia, te revelas,
mientras pasan los tiempos y las voces
girando en torno a ti. Tú permaneces.

En el ciclón oscuro de las horas
van campanadas y rumores quedos,
un susurro de fiesta en la campiña
y el cantar de un pastor. Van los que dicen
su amor a abril en la mañana joven.

Aún los veo extinguiéndose y mirando
con los ojos atónitos el brillo
de tu ramaje inmóvil en el viento.
Es un polvo grisáceo el que cae
depositando acaso entre tus frondas
una mota sutil que tal vez fuese
rubio cabello, amor para una mano
que aún insinúa un gesto de caricia.

Tú contemplas la luz, el cielo hermoso,
la altiva majestad de las estrellas,
o más allá de la tenaz porfía
de la noche del hombre, acaso miras
brillar algún lucero solitario.


A una montaña

Repite tu canción, dime tu nombre.
En el silencio de la noche, dime
por qué se ensancha el corazón del hombre
cuando tu piedra oprime.

Déjanos apresar el bien supremo
que en tus pupilas arde.
Altiva majestad y oscuro remo,
pasa, lenta, tu tarde.

Por el mar silencioso, en la llanura
infinita y cansada,
bogas inmóvilmente con tu dura
claridad retirada.

Como la mariposa que las flores
liba un instante breve,
así los hombres miran tus colores
al caer de la nieve.

Al caer de la nieve silenciosa,
sepulcral, sin pupila,
al caer de la nieve, azul y rosa,
tu tarde está tranquila.

Tu tarde está tranquila, el mar abierto.
Y tus ojos de diosa
miran lejos el mundo. Es un desierto
que, infinito, reposa.














_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 10 Nov 2015, 01:46

INOLVIDABLES CLASES.- LUISA CASTRO (1)

Llegaba a clase como un "miura" joven, levantando el aire. Era entonces cunado tuve la suerte de tenerlo como profesor, un emérito de la Complutense, o estaba a punto de serlo. A veces, sin embargo, se anticipaba mucho, y estaba ya embebido en sus papeles y sus pensamientos cuando entrábamos, como si hubiera dormido en el aula aquella noche. Bousoño era brillante e imprevisible, ninguno de sus días era igual a otro, y miraba a los alumnos a los ojos, uno a uno, los distinguía. Ir a sus clases era una fiesta porque , primero, sabías que para él también lo era, y segundo, jamás de los jamases te ibas a encontrar allí con el profesor envarado o represor que te recriminaba si llegabas tarde. Al contrario, te recibía con cariño, como al hijo pródigo.
Y encima era el que sabía demasiado. Sabía demasiado y en demasía( de la vida, del arte y de sus contemporáneos) y estaba allí para compartirlo. El aula era una reunión de compinches. Sus clases eran confidenciales. Un día vino con las fotos de Vicente Aleixandre de niño, y con sus cartas. "¿Lo veis?" , nos decía, "¿no os dais cuenta de que ese niño ya tenía en los ojos el brillo de la poesía?". La foto del niño Aleixandre, con sus ojos cristalinos y un poco embozados, como los de Rimbaud, pasaba de una mano a otra por la clase, mientra Bousoño, como una madre, esperaba nuestros comentarios. "Y la caligrafía, ¿no os dais cuenta? También su letra es ya la de un poeta.
Más allá de las relaciones personales, pero lo que Bousoño amaba era la poesía. Ese era su ligar, su nación. Él era de un sitio, la Asturias occidental, en el que según sus teorías nacían con frecuencia personas muy inteligentes. Y se reía. Él sin duda lo era. Su propio ser irradiaba amor en clase.
Y terror: era ese momento en que posaba sus ojos en ti y te distinguía. Y te lanzaba la más personal de sus preguntas. No te preguntaba por lo que sbías de Aleixandre o Dámaso. Te preguntaba por ti, por tu vida.
Lo hacía con todos. Con todos y cada uno. No hablaba a un público, no se dirigía a un colectivo. Era un poeta. En las clases de Bousoño nos examinábamos de nosotros mismos." ( El País, Lunes 26 de Octubre de 2015)

(1) Luisa Castro es poeta.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 10 Nov 2015, 02:15

CARLOS BOUSOÑO

Cont. de CÁNTICO NUEVO ( de " SUBIDA AL AMOR")


HACIA EL CALVARIO ( Habla un niño)

Señor, a mi lado pasas

y yo largo te contemplo.

Vas mudo, triste. La Cruz

en tus hombros va creciendo.


Cruz en donde suena el mundo.

Hijo del hombre cayendo

en el polvo. Miserable

hijo oscuro y polvoriento.


Hijo de la luz tú fuiste.

Hijo del polvo te han hecho.

¡Triste del bosque que diera

savias para este madero!


Triste de la tierra dura.

Triste del amargo pueblo.

Tierra triste, tierra amarga,

oh mundo lleno de muertos.


Tú pasas. Deja que toque

tu blanca túnica al menos.

Tú dijiste que a los niños...

Tú pasas. Yo me entristezco.


LA TARDE DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

Era la luz sobre la tarde,

última tarde, triste y plena.

Yo lo recuerdo. Tú ascendías.

Era la luz triste y serena


Subías dulce y amoroso

como un envío de la tarde buena,

y a la luz serenabas, como un monte

la tarde puede serenar inmensa.


El mundo todo era un murmullo;

suave dolor, gemido era.

Iba entre los aires delicado

bajo la primavera.


Yo lo recuerdo. Una voz dijo:

"Fue como luz sobre la tierra".

Luego el silencio invadió el aire

iluminado de tristeza.


Desde la tierra un niño contemplaba

apagándose arriba tu presencia.

Luego miró el crespúsculo, los campos.

Pasaba un ave. Tarde lenta





_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 10 Nov 2015, 02:36

EL AMOR   ( De Subida al amor )

SUBIDA AL AMOR


Mira los aires, alma solitaria,

alma triste que sola vas gimiendo.

Asciende, sube. Amor te espera.

La cima es alta. Escaso, el aparejo.


Aleteante, temblorosa y blanca,

te veo subir con retenido esfuerzo.

Hoy llega el sol donde hasta ayer la luna.

Llega la luna donde ayer el cierzo.


Al fin la vida con la luz se aclara.

Al fin la muerte con la luz ya ha muerto.

¡Cantan las cumbres y los valles! ¡Cantan

los siempre vivos a los nunca muertos!


Cara con cara junto a Dios, escuchas

vibrar los aires y vivir los sueños.

Vida con vida, luz con luz amada,

y cielo, humano, en el amor, con Cielo.


Bajar la luz de amor, la luz de vida

lenta en los aires minuciosos siento.

Fundidad luz de Dios con luz del alma.

Qué claridad de pronto. Qué silencio. (cont.)




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 10 Nov 2015, 17:13

La gran ausencia,   1


El mundo de cosas  




 I

Aún hay luces en el
pueblo dejado atrás. Otorga
tu limitación a la duda,
por sordina a la luz hermosa.

Más allá, sin cesar, se mueven
las oscilaciones de sombra.
Los apagados cerros limpios
surgen, sin promesas sonoras.

¿Qué ha sido de ti? Ha vibrado
una voz silente o zumbona
que hacia el pasado pone ceño
y burla al mañana, al ahora.

Se ha roto el encanto. ¿El destino?
Te comprometiste de sobra.
Hubo rupturas, palideces,
palabras, ensanches: zozobras.

Metiste la mano en el limo.
Salía con sangre o con sorna.
Era el revuelto fango triste
que asomaba como una aurora.

II

¿Qué fue de aquel niño? ¿Lo sabes
acaso tú, blanca señora,
que aún lo miras cruzar ligero
por la avenida aún luminosa,
con esa gracia que aún se abre
en la ribera aún fresca y sola,
en la mano la luz rosada
y en los ojos la luz dichosa?


III

¿Dónde el niño? ¿Sacias la sed,
dueño de la luz y las horas,
como cuando paralizabas
con tu vivir todas las cosas
en su momento de alegría,
quietas la gloria y la memoria?

Eres cuerpo donde se anhela,
donde se respira y solloza.
Eres cuerpo de carne humilde,
de linde precisa y notoria.


IV

Criatura viva y sin sueño,
atenta, civil, tan a solas.
Has podado tu fantasía
donde suprema ardía una rosa.

Hoy te queda la realidad,
catedral de invertida bóveda
en donde suena el hueco mundo
con profundidad silenciosa.


V

Oh desgarrada realidad,
hueca y maciza, azul, porosa,
luminosa como la luz
y, como una caverna, lóbrega.

Estremecida como el viento
y, como una laguna, absorta,
terca como piedra encajada,
eterna y dura, y transitoria.

Terrible, entera, escurridiza
como aceite que no se borra.
Eres, como el mar, infinita
en la noche que nos ahoga.


VI

¡Añiles, rojos, soberanos
campos de trigo, leves formas,
amarillos del entusiasmo
y horizontes de tintes rosas!

Os amo, os amo, os amo siempre.
¡Os amo, terrible y monstruosa
multitud de agorera fama
donde todo esperar se agosta!

¡Os amo, horrible y necesaria
realidad mía, horrenda tropa,
cuenco vacío, espejo inútil
que refleja la vida toda!


Ven a mí, realidad


I

Humilde acaba la canción.
se han tornado todas las tornas.
El aire voltea y pervierte
el corazón del hombre a solas.

Ven a mí, realidad minúscula,
ven a mí, pequeña paloma,
trozo chico de pulcro espacio.
Ven a mí: zurea o reposa.

Ven a mí llena de agujeros,
vestida de harapos, señora,
ven a mí destrozada o rodada,
luciente, guijarro o ajorca.


II

Ven a mí. Respirar quiero el aire
asfixiante recinto, mazmorra;
no me dejes, piedrita, eres trigo,
cucaracha sombría, eres corza.

Carcelita, eres campo, horizonte,
yo me muero, eres árbol, escoba,
escobita que barre mi celda,
tras tras tras, tras tras tras, tan graciosa.


III

Yo no sé. Ya me basta tan poco…
Pido poco, una brizna, una copa
de agua escasa, una rama, aunque seca,
y apretarla con ansia en la sombra.

Yo no sé. Más tal vez bastaría
la pequeña materia notoria,
vibradora un momento, apagada
después, en la noche sin forma.

Catedral de mis viejos sueños,
te has derrumbado, y en qué fosa.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 11 Nov 2015, 02:12

SUBIDA AL AMOR (cont.)


EN UN DÍA DE GRAN VIENTO

¿Eres el aire en inmensa corona?

¿Eres el viento que vuela y embiste

y que circunda con luz de persona

y, espíritu, insiste?


Eres el viento que arrolla y que mueve

con poderío arcangélico, el nudo

de arrebatada delicia, y remueve

un alma , a quien pudo.


Somos tus hijos, oh padre imposible,

las criaturas del céfiro alado,

del huracán que llamamos terrible

y fue delicado.


Nosotros...No pases, oh raudo, oh contento.

Nosotros, nosotros... El aire fue un día.

El aire imposible del conocimiento

más allá del mundo. Morir nos hacía,

mas yo no quería,

salvación ninguna ni mejoramiento...


EL DIOS NOCTURNO

A solas con mi Dios nocturno, a veces

me hundo en la noche, en el tranquilo reino.

Reposo entonces, y lo oscuro brilla

en el fondo del alma, junto al cielo.


Silencio puro. Mi Señor reposa.

Quietud solemne. Todo el fondo quieto.

Inmenso. Dios descansa sobre el alma

que lo adora allá dentro.


Siga el reposo hasta que venga el día.

Con paz honda a tu lado, inmóvil, velo

tu celeste callar apaciguado

dentro del alma, en el silencio.


Oh oscura noche grave, oh Dios nocturno

que vas pasando por el alma lento

para después amanecer con clara

luz, con sonidos claros, claros vientos.


Pero siga el reposo y la nocturna

luz de la luna sobre el grave sueño.

Allá en el fondo calla el hombre, y se alza

la noche de los Cielos.


LA LUZ DE DIOS

Hace falta la noche. Es necesaria

la noche honda. Entre la sombra ambigua

palpar la muerte, en que sentimos algo

más alto que la vida.


Mucha noche hace falta en las estrellas,

pero más en el alma se precisa.

Mucha noche hace falta

que caiga grave en su honda mina.


Tu aparición entonces sobre el cielo

del alma en vasta noche oscurecida,

allá en el más profundo firmamento,

nos alza y califica.


Tu luz desciende clara.

El cielo llueva. Mójese la vida.

Toda mi alma en el amor se empapa

donde empieza la luz, donde termina.


Oh alma traspasada,

bebes la luz que desciende. Calla. Mira.

Ya te adelgazas, y eres sólo viento.

Y menos, y eres brisa.


Dios en la brisa. Puros cielos suaves.

No existe el mundo. Espacio sólo brilla.

El alma aspira, llega, toca, gime

de amor, y se retira.


Dios hecho luz cubre los cielos.

Tú ya no existes, alma mía.

Sólo el espacio iluminado.

Sólo la luz se extiende límpida...


Con este poema concluye el libro SUBIDA AL AMOR , de 1945. Tal como nos hemos dividido la presentación de Carlos Bousoño, y mientras Lluvia está a punto de concluir INVASIÓN DE LA REALIDAD (1962), a mí me tocaría ahora exponer algunos poemas de NOCHE DEL SENTIDO ( 1957)..
Nos entretenemos en este autor, sí. Pero lo hacemos por su significación en la poesía española de la segunda mitad del siglo pasado. Hablaremos de ello poco a poco.

Gracias por vuestra atención.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 11 Nov 2015, 10:22

¡Maravilloso!


La gran ausencia ,     1


Abre tus puertas


Para ser tú del todo, abre las puertas.
No te cierres al mundo. Estás cansado
como la torpe bestia que un arado
conduce, sin destino, a horas desiertas.

Cierto. Cansado estás. Abre tus puertas.
Abre, no obstante, el portalón pesado,
abre sin esperanza, abre cansado,
muerto, cansado, en esperanzas muertas.

Abre sin fe, sin luna a tu ventana,
abre sin nadie, a la desierta arena,
al polvo triste y a la noche humana.

A la penumbra y a la grave pena,
y a la tristeza de no ser mañana
bajo unos cielos y una luz serena.




El camino

                     confusa la historia
                      y clara la pena.
                                     
                                      Antonio Machado


Aquí estás, camino de siempre,
hacia adelante, rota
la aspiración rosada, luna
que empalidece toda cosa.

Aquí estás y debes andar,
caminar como el agua absorta
por el torcido cauce, altos
los muros rojos, y a deshora.

Como el agua inmóvil transcurres
hacia un lejos, playa remota,
ya confusas historias y pena,
lejana la pena, la historia…



El agujero

No escuches esa voz que no te llama.
No escuches. Sigue así.
Meditación oscura y negra llama
de quieto frenesí.

Pobre agujero, necia singladura
por un mar ya sin fe,
por un agua sin viento, donde dura
sólo lo que ignoré.

Mar de un sollozo, cielo de un gemido,
suspiro que murió,
en donde un barco es aire que se ha ído,
vela que no existió.

Cielo que no existió se ha evaporado,
y quien no pudo ser
no existe ya por el acantilado
que nunca tuvo ser.

Oh historia extinta. Abierto el sumidero
el agua se escapó,
el cielo se escapó. Mal agujero
ese que en ti quedó.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 12 Nov 2015, 00:16

NOCHE DEL SENTIDO (1957)

I

PALABRAS EN LA NOCHE

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  "Así como sueño e sombra de luna."

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - JUAN DE MENA

EL POEMA

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - A Jenaro Taléns

Todo está allí, y sigue estando allí, en las palabras

misteriosas, que fueron dichas , pronunciadas,

rotas en una voz de hombre. La crispación del alma,

la grave hora del pesar

más hondo. Mas también

aquel otro dolor,

mínimo para todos, pero no para ti,

en la estación de lluvias, junto al portal oscuro.

O nuestro recordar una canción, a la orilla del bosque, en la ladera

suave, un momento de marzo.


...Todo está allí, la sombra, el esplendor

del sol entre las ramas

bajas de los cerezos,

nuestros pasos que van por el sendero

junto al seto de moras,

de niños,

en retrasada hora. Y la riña al llegar

tras la merienda, cuando no lo esperábamos.


...Todo está allí, la sombra del castaño

en el verano suave del norte, y el calor de las islas,

la tristeza, el ensueño, la nostalgia,

la desesperación después, cuando todo cedió

rendidamente,

el caminar postrero...


...Todo está allí, moviéndose o inmóvil,

tal como fue en verdad, entre neblina y leve

sueño. Tal como fue, sin conexión, escaso

de realidad, confuso

como vida de hombre.

Y pues fue así, es bien que quede así,

por siempre,

en las fieles palabras.


EN UN DÍA SIN NUBE

Cuando decimos, Dios, que somos sombra

apenas si acertamos.

Es una cosa lo que el labio suena

y otra la realidad.

Y Tú, Señor, lo sabes; Tú lo sabes,

y Tú nos compadeces de tenernos

así; fatalmente inclinados

a interrogar, humano, nuestro sino,

y mirarnos las manos, piel, cabellos,

rodillas tercas, huesos más tenaces,

con la piedad humana que adivina

lo que está más allá de la penumbra,

y conocer así que es sólo cuerpo

aquello que ante Ti nos representa.


Hay otra realidad, la que presentimos

cuando la noche cierra nuestros ojos

y nos permite, ya que no mirarte,

adivinarte sumo, o sea, lleno

de Ti, ligero en las alturas,

no advenido, total, y no en la orilla

del ser, sino en la ola

o cúspide primera en que Tú eres,

más virginal que aurora o mediodía

sin término, más claro

que la luz que te finge inútilmente

cuando miramos con nostalgia y pena

brillar la claridad de un día sin nube.


La primavera viene, y ya nosotros

nos sentimos inmersos en tu esencia,

pero es engaño y pronto lo sabemos

como el toro que mira el trapo rojo

ondear, tras el cual pronto reconoce el bulto

misterioso, el humano ser que, oculto

sólo un instante, brilla ante sus ojos.


Así nosotros, en los días primeros

de mayo, o en las anchas tarde

de un otoño brillante y amarillo,

escuchamos tal vez allá en el fondo

del cielo azul

el hondo mar remoto que nos suena

ya muy lejano, y luego desvanece

todo rumor, y ante el silencio sacro

quedamos mudos, permanentes, hondos,

mirando

el cielo que sin fondo se retira.


Como el depojo que en la playa deja

la alta marea, flota entre los aires

la primavera dulce, el áureo otoño,

y nosotros miramos la rosada

luz, con la nostalgia con que vemos, triste,

el resto de un naufragio esplendoroso.


Cont.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 12 Nov 2015, 02:32

YA SE HABÍA IDO (Fernando Delgado) (*)

Carlos Bousoño perdió hace tiempo su propia memoria y el olvido se apoderó de él antes de que ahora nos deje. Nos lega su voz poética inconfundible - elegíaca, hímnica, con vuelo propio- y una de las tres grandes voces de la primera generación de postguerra, junto a José Hierro y a Blas de Otero (**). Pero la pasión, que no alteró jamás la racionalidad de su juicio certero para escrutar el poema, mientras su lado irracional, que tanto defendió, alimentó siempre su capacidad visionaria, no sólo sirvió a su poesía sino también a su amplio trabajo teórico. Este es el hombre que desnudo con brillantez inusitada todos los andamiajes de la expresión poética  en su Teoría, obra singular en la que en las aulas de nuestras universidades se ha venido estudiando la poesía con su talento. No recibió de la universidad española otra cosa, sin embargo, que una pobre jubilación de profesor titular a duras penas. Pero si el sentido musical de su obra poética - autor que siempre tuvo buen oído- venía de lejos, a partir de Oda en la ceniza, con la utilización del versículo, se amplió. Cobró un aliento hímnico, salmódico, que no sólo reafirmó la esencia espiritual de su verso, sino que amplió los registros de una voz ya rica en elementos expresivos que fuera antes más sencilla. Bousoño volvió a reafirmarse así, con la coherencia que ordenó toda su obra, en la especial sensibilidad por la temporalidad, por encima de todas las dimensiones de lo real. Vivió la poesía como quien cumple un destino, como quien recibe un don o es ungido para contemplar el mundo como un visionario.. Un gran poeta del siglo XX.

Francisco Nieva, en la defensa de cuyo talento teatral tanto empeño puso Bousoño, recordará ahora nuestras noches de Oliver, las reuniones pasadas tanto años en la casa del poeta de la calle Reyes Magos de Madrid o en la suya de la calle Nazaret, llenos de su vivo entusiasmo y de muchas ilusiones por la vida y por el arte. Francisco Brines, en su retiro valenciano, estará conmovido en el recuerdo de su amigo del alma. Otros amigos comunes que compartimos con Bousoño su generosidad y su cariño - Luís Antonio de Villena, Vicente Molina Foix, Dionisio Cañas - se hallarán envueltos al menos en la melancolía. Todos recordamos ahora a José Olivio Jiménez, el excelente crítico desaparecido que tanta complicidad mantuvo con Bousoño. Y a todos nos vendrá a la memoria Vicente Aleixandre, que quiso a Carlos tan profundamente como Carlos a él. ( El País, Lunes 26 de Octubre de 2015)

(*) FERNANDO DELGADO es escritor.

(**) En la obra LA PROMOCIÓN POÉTICA DE LOS 50, selección y edición de Luís García Jambrina, de AUSTRAL -POESÍA ( 4ª Ed. 2008)  no se menciona a Carlos Bousoño  como miembro de esa Promoción ( sí a Brines, Ángel González, Caballero Bonald, et...)  Nuestro autor, sin embargo, si es reflejado en  POESÍA DE LA PRIMERA GENERACIÓN DE POSGUERRA; edición de Santiago Fortuño Llorens, CÁTEDRA - Letras Hispánicas (1ª Edición 2008). Y lo es  junto a autores como José Hierro; Blas de Otero; Ángela Figuera... Y sin que se contemple a ninguno de los autores de la obra anterior.
¿Por qué hago esta llamada de atención...? ¿Existe una línea divisoria tan nítida entre aquella promoción y ésta generación...? ¿No existen elementos comunes entre la poética de aquellos y la de estos...? ¿Y no existen, igualmente, elementos divisorios de los miembro adjudicados a uno u otro grupo?
Yo lo dejo ahí. Pero habría que intentar profundizar un poco.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 12 Nov 2015, 08:59

La gran ausencia, 1


Mi verdad


He aquí la luz. Hela ya descompuesta
en cosas, sin cesar.
Oleaje sin fin, cambiante fiesta.
Infinito en el mar.

Infinita es la luz como lo oscuro.
Infinito el terror.
Infinita es la muerte, y lo más duro
de todo es el amor.

Dolor, amor, fragor. La noche llega,
el sufrimiento fue.
La vida toda es lo que aquí se juega,
y el hombre puesto en pie.

Ruede la rueda y siga la fortuna.
Siga dolor, placer,
y el hambre de vivir, que sólo es una,
sepa resplandecer.

Mesa, colina, silla, viento, bruma,
rocío, aliento, mar.
La vida se hace niebla, el aire suma
de todo el respirar.

Inmenso respirar que el aire llena.
Plena respiración.
Enorme anhelo que en la noche suena
sin tregua y sin razón.

Suena la noche como un solo anhelo.
Resuello: humanidad.
He aquí la fuerza que aspiró a ser cielo
y sólo es realidad.

Extraño mundo en que respiro plenos
aires de destrucción.
¡Quiero vivir! ¡O sí, dejadme al menos
esa respiración!

Terrible mundo. Respirado mundo.
Tú, mi sola verdad.
Mi confusión, mi sed, mi sueño. Mundo:
tu amor, tu claridad…





No soy aquél

No soy aquel que tú recuerdas tanto.
No soy aquel que tu alma deletrea.
Aquel niño de luna y viento y cuanto
hay en la luz que más delgado sea.

No soy aquél porque la roca es dura
y es el vivir como la mar granate.
(En el gozne una puerta gira oscura.
Detrás de la penumbra un sueño late.)

No soy aquél porque el vivir acaso
puso su bruma sin llegar a puerto,
porque en el medio de un vivir escaso
me vi de pronto suspendido y muerto.

No soy aquél, aunque tal vez pudiera
fingir hablarte cual si fuera, el mismo.
No con las sombras en la paramera
ni con las llamas del abierto abismo.

Que en la mitad del aire de la vida
una paloma a un yermo gris se asoma,
y ve la luz al punto interrumpida,
interrumpido el aire y la paloma.

No soy aquel que tú tanto recuerdas.
En el desván de la memoria yace
un arpa dulce, rota, ya sin cuerdas.
(…la araña el hilo de los sueños hace…)


FELICIDAD



Nos queda una penumbra, acaso seda,
suspiro terrenal,
velo en el aire en que mi fe se enreda,
oscura, matinal.

Oscuramente a tientas nos palpamos
con vasta obstinación,
y, el la pobreza de la vida, vamos
a alguna afirmación.

Pues como tú yo busco a toda hora,
pequeña, una verdad.
¡Pudiera hallarla, sed y cantimplora
de mi necesidad!

Y es a ese mundo hermoso aunque mezquino,
grande si escaso, bien
contra la nada de mi desatino,
a quien reclamo. ¡Ven!

¡Ven como el cierzo, como la desdicha,
como la luz o el mar,
ahógame en la muerte, o en la dicha
del ser y el despertar!

Entre la vida y la mortal certeza
existe un algo en flor,
resplandor apagado que es tibieza
del aire que es amor.

Amor que es día de tenaz ternura.
Amor: felicidad.
Trueno del alba entre la vida oscura
de horrible claridad.

¡Felicidad contra la muerte, horrenda
felicidad de ser!
¡Obscena dicha y ola sin enmienda
más allá del querer!








_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 12 Nov 2015, 09:04

NOCHE DEL SENTIDO

I

PALABRAS EN LA NOCHE (Cont.)


ORACIÓN DESDE AQUÍ

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - A José Luís Aranguren.

Y, sin embargo, sé que te he negado

en muchas horas; sé que todavía

te he de negar quizás y que tu sombra

me habrá de vigilar desde la altura.


Tal  vez sea mi carne y la de otros,

hilada en el tejido de los sueños,

menos que sombra, acaso sólo eso:

fantástico deseo impronunciable.


Nosotros los cargados de preguntas,

los padecidos de pregunta y sueño,

tal vez no merezcamos tu presencia

final, tras la jornada que termina.


Bajo la luz es ya, y en el poniente

alguien contempla una figura noble

que protectora alarga sus dos brazos

hacia nosotros; otros ciegos miran

y nada ven, y acaso aman más hondo.


Pasan los años fatigados, lentos

como bueyes en campos amarillos,

y en la llanura inmensa que se alarga

crepuscular, aún no sabemos

si toda la labor ha sido inútil.


Y acasa sea así; y acaso sea

necesario que tal consideremos

nuestro vivir, por merecer un día,

tras la fatiga entre la mar y del odio

y la vacilación de Ti, mirate

surgir feliz en medio de las olas.


AMADA, SOSTÉNME TÚ...


Sosténme tú... Sosténme en esta espuma,

en tan dudadosa espuma, en tan extraño

vivir; en este sueño, en este daño,

en esta incertidumbre, en esta bruma.


Pero me voy. Callada, cierta, suma,

me espera la deidad del rostro huraño,

y lentamente del vivir me extraño.

Hacia otra ley mi cuerpo que se esfuma.


Y tú, campo de amor... Y tú, levanta

tus ojos ciegos. Mírame de frente.

Yo no soy yo. Mi cuerpo ya me espanta.


Mírame bien, No soy aquél. Enfrente

el mar ya está. No soy, no soy... No canta

nada. No soy...Amor, escucha. Tente...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 12 Nov 2015, 15:59

NOCHE DEL SENTIDO

I

PALABRAS EN LA NOCHE

Cont.

INTRODUCCIÓN A LA NOCHE

I

Con la honda mirada

un día contemplaste

tu honda pasión de ser

en vida perdurable.


Hoy contemplas acaso

con mirada más grave

el parpadeo puro

de la noche sin márgenes;


el sollozo inoible

de un arrollo alejándose

en la sombra; la mole

de la noche indudable.



II

Y sin embargo, eres.

Y sin embargo, naces

como las hierbas verdes

y los nudosos árboles.


Compruebas con delicia

que existen matorrales,

y tus manos apresan

piedras de aristas grandes.


Saltas sobre los ríos,

subes desde los valles,

cantas desde las cumbres,

vives, existes, ardes.


Contemplas la llanura

crepuscular; renaces

como los campos vivos

que en la aurora son arces,

cañadas y caminos,

prados, riberas, cauces

de amor, donde quisieras

vivirte y olvidarte.



III

Y aquí estás. Aquí pones

tus dos manos tenaces.

Te agarras a las cosas:

maderas, piedras, carnes.

Te aferras a la vida

como el río a su cauce,

cual la raíz de un hondo

vegetal insaciable.


( Saltamos el poema EL RÍO SUAVE) (*)


LETANÍA DEL CIEGO

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Soy como un ciego

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - RUBÉN DARÍO

Y tú que tanto amas, tanto ríes,

tanto adivinas y conoces tanto,

¿dónde el escudo para que te fíes,

dónde el pañuelo de enjugar tu llanto?


¿Dónde el camino que no veo ahora?

Dímelo o llora y el mirar suprime.

¿Es ya la noche que no tiene aurora?

Dímelo, dime.


Y sin embargo tu vivir empaña

mi vivir con un vaho que es ternura,

que es caliente rumor que me acompaña

la noche oscura.


Y sin embargo con tu mano guías

y a tientas toco lo que apenas veo

y digo acaso para que sonrías

lo que no creo.


Y toco apenas y tu bulto aprendo

y torpe sigo lo que tú me indicas.

Lo que no miro, lo que no comprendo,

tú multiplicas.


Tú multiplicas, o quizá es tu invento

porque lo vea aunque quizá no exista.

Entre la noche de mi pensamiento

dulce es tu vista.


Dulce es tu vista, tu mirar risueño

que mira un llano donde estaba un monte

y que a mi alma de temblor pequeño

llamó horizonte.


Dulce es tu vista que miró aquel lago

y lo llamaba alegre mar bravío.

Tu generoso corazón es mago.

¡Lo fuese el mío!


(Saltamos los poemas EL CICLÓN y LA SOLEDAD) (*)


RESPONSO

Si volviese por donde, muy lento,

te fuiste con mi todo y mi parte,

diluyéndote, ya ceniciento,

para darme por ser recordarte;


y si al mirar la dulce cañada

que tanto paseaste y quisiste

por entre aquella luz que no es nada,

excepto la alegría del triste;


y si al volver igual que te fueras,

sin buscar en la vida alabanza,

y sin menospreciar las hileras

de los chopos en la lontananza...


y sin decir jamás "esto es mío",

sólo mirar la luz que es tan clara

de lo que se convierte en desvío

de cuanto la delicia prepara...


Por eso, mi profundo alhelí,

por eso mi profunda redoma,

hoy, cuanto de miseria hay en mí

un aire, que es dorado, ya toma...


(*) La selección de poemas es completamente aleatoria, no ajustándose a ningún criterio de calidad.














_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 12 Nov 2015, 16:00

NOCHE DEL SENTIDO


II


DECIDME

Dime que es cierto mi vivir. Decidme,

ayudadme a pasar por este río,

por este largo río. En esta niebla

helada, hundido, te pregunto

a Ti, Señor, pregunto si existimos.


Y si en la larga noche, donde nadie

se detiene, decidme, si en la larga

noche, existe alguien que respira

al otro lado, si en el otro lado

alguien respira hondo, si respira

despacio, vida plena, a bocanadas.

Y yo que paso como cualquier otro,

aunque apenas me atrevo a susurrarlo,

y yo que paso, yo que detenido

quisiera estar, decidme, ya que nada

sé, nada sé de todo esto, yo que toco un libro,

que rozo algún vocablo en una sombra...


Y más allá hay la luna, las estrellas.

Como diamantes en la noche triste

nos acompañan; hay luceros grandes...

La vida es breve y grandes nos contemplan.

Nadie sabría. Todo lo ignoramos.

Nadie puede escuchar otra palabra

que la que nace viva allá en su pecho.


Y Tú, Señor, Señor de mi destino...

Quisiera pronunciarte lentamente,

creerte hondamente luminoso,

creer en Ti, detrás de la penumbra,

creer que estás oyendo mis palabras,

aplicando tus oídos tercamente

y tercamente y delicadamente

ayudando hacia Ti mis pasos tristes.

Sin que nadie lo sepa, ni yo mismo,

te hallases Tú, al fondo del Pecado

manchándote por todos los sitios, escondido,

respirando despacio,

enunciando mi nombre (¡yo que te negaba!),

¡mi nombre con amor entre tus labios!


Mi compañero fuiste, Tú silbabas

mi nombre apenas, una y otra vez,

y en el fondo más negro, resoplado

acaso con fatiga, ronco son farfullabas

todavía,

confuso aún en el silencio. Dime.


NOCHE DEL SENTIDO

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - El olfato no huele, ojo no mira.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - C.B.

Oh quién pudiera ver, mirar tan leve

esta colina que una paz ya toma;

mirar el campo con amor, con nieve;

poder llamarlo fresca luz, paloma.


Y quien pudiera así tocar tu mano,

saber que es mano y conocer tu sino,

saber tus hueso fatigado, humano,

pensar el viento que en la noche vino...


Saber la luz y conocerla hermosa,

mirar el cuerpo y conocer su brío,

mirar la noche que en la paz reposa,

fuente sellada al pensamiento mío...


Quién pudiera saber sólo una cosa,

sólo una sombra. El aire, el frío...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 13 Nov 2015, 01:35

NOCHE DEL SENTIDO

II

Saltamos los poemas REVERSIBILIDAD, LA CONFIANZA y PALABRAS EN LA NOCHE.


LA NIÑA

Entras en la vejez, pero aún reposa

sobre ti la niñez que hubiste cuando

la tristeza era suave, el tiempo blando

y la mañana lenta y perezosa.


Tu corazón sonríe, abre una rosa

de paz, que el aire va coloreando,

y bajo el pelo blanco está asomando

tersa una niña de clavel y rosa.


Tersa una niña de clavel y grana,

y contra el viento un ojo que confía

en la veracidad de tantas cosas.


¡Quién sabe la verdad, o quién podría

negarte, pasión pura, recia gana

de ser, en avenidas luminosas!


LA DUDA (cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 16 Nov 2015, 01:13

Y hay que continuar.


La gran ausencia, 2



Estas palabras


Por el dolor de ser hacia la muerte,
trizar tu sino, amanecer despacio,
romper amarras, destrozar la aurora,
cantar despierto lo que en sueños callo.

Por tu amargura cuando el viento azota
contra los muros de mi patria, helados,
fragantes flores, cálidas promesas,
lívidas mieses de inclinados tallos.

Por la terrible soledad que vino
tan repentina cual es cierto un árbol.
Por esas flores, por aquellos días,
los aires muertos y los vivos brazos.

Por la hermosura de vivir y el día
que se respira sin querer, tan ancho,
por no saber si es cierta la memoria
que alivia un cielo que recuerda un ábrego.

Por todo os digo estas palabras, puestas
como en la dura tempestad un barco.
La vela rota, el anhelar del viento
junto a la noche. Yo no sé. Escuchadlo.


Lo que hallé

Hermosa luz. Profundo campo hermoso.
Vida de mi pasión.
Tu amor me fue reparo y tu reposo
triste consolación.

Amarga vida. Amarga luna extrema.
Amarga luz bebí
cuando la vida dura y la suprema
tristeza presentí.

Quise coger la luna con la mano,
el cielo con mi amor.
Quise beber un agua; hallé un secano
de fuego aterrador.

Yo quise ser la fuerza que impusiera
la vida más central,
el aire más alado, más bandera
de luz más cenital.

Yo quise ser la fuerza. Amargo sino.
Amarga realidad.
Quise el amor eterno; hube el destino
de toda oscuridad.


He aquí la fuerza a quien venció una…
¡Pobre fuerza sin fe!
He aquí la realidad. Ésta es la suma
de todo lo que sé.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 16 Nov 2015, 02:32

NOCHE DEL SENTIDO

II  Cont.

LA DUDA

Y Tú que vives, dime, dinos,

Tú que vives y vivirás.

Dime qué es esta arena pálida

que en el reloj de arena está

cayendo lenta y suavemente

en mi vida y en las demás.


¿He vivido cuando he vivido,

cuando he creído vivir más?

Pero era hermoso cuando niño

ver la luz en la inmensidad,

y si el viento rizaba el prado

era alegre verle pasar

con sus silbos de leve brío

y sus plumas de levedad.


Y ahora no sé qué es este campo

que casi toco con mi afán.

Yo no sé si contemplo un río

o una calle de una ciudad;

no sé si pasan transeúntes

sobre el duro asfalto tenaz

y se escuchan unas pisadas

que de pronto no se oyen yan.

Es el silencio no sé dónde,

y la tristeza no sé cuál

lo que percibo en el murmullo

de aguas que vienen y se van.


Y nunca supe que era aquello,

la mesa, el vino, el pan, la sal.

Pero de niño contemplaba

de pronto el cielo sobre el mar

y se ensanchaba el pecho puro

cuando el viento con su ademán

de arrastrarnos a una alegría

que no era incierta ni fugaz...


Saltamos el poema TÚ Y YO


MEDITACIÓN DESDE LA NOCHE ( A Ángeles Milego)

1

Lo sé. Lo sé. No lo ignoro.

Se abate bajo la tierra

lo que durante algún tiempo

fue caminando por ella.


Pero este molino que

sigue siempre en su molienda;

este giro de los astros

que una armonía completan;

este cielo que visible

nunca, azul, su faz nos niega,

nos dicen que también siempre

la vida sigue, y con ella

perduramos de algún modo

bajo la luna serena.


2

No basta, no basta, dices.

- No basta, dices. - Bajeza

de mi corazón será:

no me basta esa certeza.


Saber que mañana otro

como yo mirará esta

dulce flor con la mirada

misma que yo pongo en ella;


que otro corazón, más puro

que el mío, abrirá sus puertas

para que el amor en él

entre con más fresca fuerza,


no aplaca este anhelo oscuro

de vivir con mi impureza,

este empeño riguroso

de existencia.


Bajo el firmamento que

tiende, azul, su permanencia,

bajo la luna y los siglos

que yerguen todas sus crestas,


envejecemos horribles

entre la luz gigantesca

y amamos luz, lo que no

debió amar el alma nuestra.

3

No sé. No sé. No sabría

decir cuál la verdad sea.

Si esta sed inagotable

de vivir que nos aceza

o esta otra sed oscura

de descanso bajo tierra.


Porque también deseamos

descansar. Porque nos pesa

el vivir, como una mole

de piedra.


A veces, cuando la noche

pesadamente se acerca

tras un día iluminado

por la luz única y bella,

cuando hemos luchado con

esa luz por poseerla,

y hemos visto nuestro cuerpo

inútil para esa guerra,


deseamos descnsar,

poner, sí, nuestra cabeza

sobre la tierra, y quedarnos,

como el polvo, sobre ella.

4

Pero tal vez la verdad

sea mejor no conocerla.

Alzar siempre nuestros ojos

hacia la azul evidencia

y pensar que hemos vivido

juntos una tarde inmensa

que nunca llegó a la noche

cual las tardes verdaderas.


Pensar que hemos trabajado,

amado y hecho un poema

como este, a este misma hora...

...Sobre esta página quieta,



donde nada queda escrito

donde nada escrito queda.


Omitimos : LA VISITA AL CEMENTERIO; MURMULLOS EN LA NOCHE y LA CEREMONIA.


EPITAFIO PARA QUIEN SE APIADÓ DEL DOLOR DEL MUNDO.

Nunca buscaste el oro, la fama.

Con su fulgor ardiente de llama

nunca el gran triunfo hubiese movido

tu corazón, valiente retama.

M´ças si aquel hondo baldón que nos llama

como en la carne propia tejido,

dónde la aguja; oscura la trama.

Más sí aquel viento, aquel vasto alarido...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 16 Nov 2015, 06:26

Cont.

NOCHE DEL SENTIDO


III


Omitimos ESPAÑA EN EL SUEÑO


DESDE LEJOS

Pasa la juventud, pasa la vida,

pasa el amor, la muerte también pasa,

el viento, la amargura que traspasa

la patria densa, inmóvil y dormida.


Dormida, en sueño para siempre, olvida.

Muertos y vivos en la misma masa

duermen común destino y dicha escasa.

Patria, profundidad, piedra perdida.


Piedra perdida, hundida, vivos, muertos.

España entera duerme ya su historia.

Los campos tristes y los cielos yertos.


Sobre el papel escrita está tu gloria:

querer edificar en los desiertos;

aspirar a la luz más ilusoria.


REPOSA, ESPAÑA

Amor limado contra tanta losa

como contra una piedra una navaja.

Amor que día a día así trabaja.

Campo de soledad. Cielo de fosa.


Pretendemos hacer a España hermosa

cual trabajar en nuestra propia caja

de muerto. España, que en la luz se cuaja

como un sepulcro funeral. Reposa.


Reposa, españa. Todos reposemos.

Oh blanca tumba entre la luz sumida.

Blanca luz de la muerte que bebemos


a diario. No de muerte, no de vida.

De amor de ti nos envenenaremos,

España del amor, patria extinguida.


LA TARDE, ESPAÑA

Si, nuestro amor trabaja cual labriego

que arroja la semilla que no nace

y el tiempo pisa y bajo el pie se hace

podredumbre que el viento arrastra luego.


Podredumbre es mi amor. Podrido fuego.

Miro a la tarde que en el aire yace

como a la muerte. Lejos se deshace

alguna sombra. es el mayor sosiego.


Ésta es la tierra en que nacimos. Ésta

en la que viviremos. Triste espía

mi corazón a la dorada cresta


del monte aquel. ¡Ansiada lejanía!

¡Quién pudiera creerte, dulce puesta

de sol; soñarte sólo, cielo, día!


Omitimos PUEBLO CASTELLANO  y LLANURA CASTELLANA.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 16 Nov 2015, 13:56, editado 2 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 16 Nov 2015, 09:52

La gran ausencia, 2






Confesión de un hijo de este siglo

Dentro de las paredes de un orden aplazado
que finge la esperanza y borra la malicia,
en un sitio preciso y en un tiempo situado,
un hombre limitado a la estricta injusticia.

Hacia el espanto mundo o hacia el futuro yerto,
hambriento como el ábrego que entre la noche medra,
os dice que aquí estuvo, cuando todo se arredra,
cierto como el camino, seguro como un muerto.

Amó lo que él amaba. Lo que podía, pudo.
Y en la esperanza puesto amaneció asombrado
de todo lo que un día miró en el aire mudo
a la luz de la luna que había fabricado.

Artificial espacio de luces superpuestas
por la mano de un hombre que un Dios mueve al acaso.
Cuánta fiesta en el humo y cuánto último vaso.
Gira la feria cauta sobre rotas ballestas.

El armatoste cruje. La feria gira y gira.
Un redondel el mundo, fingido o inventado.
El corazón del hombre hacia arriba se estira,
en tanto que las cosas miran hacia otro lado.

No sé lo que diriais entre el perdido lodo,
bajo el oscuro acento de un profeta sin día,
mientras todo lo puede el amarillo Todo
y todo lo completa la más necia alegría.

Dejad que se os acerquen las turbas espantadas
y, en negras catedrales, el viejo de la esquina.
Bajo las alas yertas hay rosas cultivadas
cuando las horas mueren en toda la marina.

Azules de entusiasmo alzad a los vencidos,
el álgebra, qué hermosa, qué bello es el ocaso.
Vocead a los nuestros que estábamos perdidos
y nos salvó el anuncio de un general fracaso.

Esta muerte que vive, o aquella luz que llora…
¡Qué difícil habérselas con monstruo o megaterio!
Siniestra es la alegría alzada a Ministerio
cuanto extraña la muerte que viene de la aurora.

Y aquí, solos, altivos, temerosos, sumados
como las cuentas tristes de un tranviario en apuros,
parecemos un cuento de asesinos delgados,
asesinados tristes en los más tristes muros.

Dejadme al fin. Dejadme. No hay aire. Tú decías
que renovara el viento todas las madrugadas.
El viento no pasaba más que cada dos días,
en severos tranvías de puertas aplastadas.



Estás aquí


Estás aquí. La vida en torno, ciega.
Fibra de espanto. Restaría la broma.
Todo lo mismo. Aguja o agujero,
aire que asfixia, oscura fuente rosa.

¿No hay esperanza? Abrázate a esa viga
que entre las aguas, oscilando flota.
Un poco más y salvarías el polvo.
Ven hacia mí. Arría tu memoria.

Entre el espanto del querer y el día,
entre la noche oscura, que no importa,
venid y escucharéis la melodía
que hace la nada en medio de la historia.

Y tú, tan solitario, tan oscuro,
tan sin remedio vivo, tan a solas,
escucha el mundo, y en tu ojal la dicha
prende, ramilla de pequeñas hojas…


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 16 Nov 2015, 13:59

NOCHE DEL SENTIDO

IV

CANCIÓN PARA UN POETA VIEJO

(Vicente Aleixandre)  


Muy cerca de la vida. Así tu hablar.

Llegaste a viejo cual se llega al mar.


Azotado del viento y de los años

fuiste la vida, no sus desengaños.


Tu voz sonaba a viento y caracolas,

viejo de luz, hermano de las olas.


Conocimiento fue tu reposar.

Llegaste a viejo cual se llega al mar.


Llegaste a viejo cual se llega a ser

la luz delgada del amanecer.


La luz delgada del saber callar,

del saber conocer y desear.


Del saber esperar, callar, seguir

hasta las olas del saber vivir.


Hasta las olas del saber amar

profundamente y como es quieto el mar.


Y como es quieto el mar se pone en pie

la insurrección del nunca moriré.


Y así tu ser, escrito en agua y sal

y en viento fue, y en todo lo inmortal.


Omito AMADA VIEJA; EL APÓSTOL y UN ROMÁNTICO.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 23077
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 17 Nov 2015, 01:08

La gran ausencia, 2



Como el crustáceo

Debes vivir como el tenaz crustáceo
que en la roca se acuña.
Estáte aquí, y pégate a la vida,
carne junto a la uña.

Vivir y amar cada real parcela
que en el mundo tropieces
sin pensar si con ello te agigantas,
o si te empequeñeces.

Y ver y amar la noche que te ciega,
la luz que te corona.
Al amigo, si tanto te acompaña,
también si te traiciona.

¡Todo es vivir! Todo es glorioso o triste
y debe ser amado.
Lo gracioso por serlo, y lo sin gracia,
por ser tan desgraciado.

Agarra en el ansia más ardiente
cuando te dé la vida.
Cuide ese bien, acaso roto o pobre,
tu mano acaso herida.

Acepta así lo poco humildemente
con alma generosa.
Su dicha es diminuta, mas palpita,
a veces, tan hermosa…




                            I

Alma allegada hasta la certidumbre
que se te intercala
a rachas oscuras: niégate a la lumbre
de luna tan mala.

Niégate a noche, niégate cautivo
de luna sin ala,
niega el absurdo conmemorativo
que allí se propala.

Niega agujeros, silencio, oquedades
y niega el desierto
camino en polvo que hacen las edades
con paso de muerto.

Sube hasta un cielo, baja hasta un abismo
y dí que es mentira
que el aire muera dentro de ti mismo
si el pecho respira.

Mira hacia arriba, olvida la cadena
que te tiene atado,
al mundo amargo en que la luz no ordena
un aire ausentado.

II

Oh los caminos de la primavera
que un día cantaste. ¡Airón, ligereza,
belleza de espuma, de pluma, donaire!
¡Oh leve presencia la tuya en el mundo de entonces tan luz
verdadera!
¡Oh vida tan aire!

¡Y vislumbres de un mundo tan remoto,
tan vivo en lo oscuro,
tan alto en lo yerto, si ignoto,
sabido y maduro!

¡Oh certidumbre ardiente entre la fría
realidad sin gloria,
rebelión de la luz y la armonía
fuera de la historia!


III

Conozco la verdad. No la supiera.
La que abre la herida
es verdad mucho menos verdadera
que la que da vida.

Yo quiero la verdad. No la quisiera,
noche presentida.
No la quisiera, y antes yo pusiera,
mentira, la vida.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Si quieres hallar en cualquier parte
amistad, dulzura y poesía, llevalas contigo.

GEORGES DUHAMEL
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 24358
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 17 Nov 2015, 01:17

NOCHE DEL SENTIDO

IV

A MÍ MISMO

Y tú envejeces presurosamente.

Miras la luz, aspiras un aroma,

y entre el horrible olor de tu vida asoma,

crece, madura, es vieja de repente.


Frescas están las flores. Aún se siente

su olor. Son rosas, lirios de paloma.

Mas tu mano ya es garra. Agarra, toma

color de tabla necesariamente.


Necesaria verdad y necesaria

color del cielo en noche de verano,

y necesaria luna solitaria.


Necesaria mudez del aire arcano

y necesaria estirpe planetaria

que alienta, necesariamente en vano.


EL AMANTE VIEJO

¡Amaba tanto...! Acaso

con amargura, acaso con tristeza

lo dijiste. ¡Amabas tanto! En el espejo

viste tu faz que se iba haciendo vieja,


y tornaste a decir: "... amor...". Soñabas,

y en la alta noche silenciosa y queda,

lejos se oía lento el rumor manso

de un agua que pasaba mansa y lenta...


Omito : BAJO TU SUFRIMIENTO y LO QUE VENDRÁ.


EN OTRO TIEMPO

... Y debajo del aire parecía

en magna excelsitud

cada forma que se acogía

a su propia virtud.


A su propia virtud: ser ella misma

tallo, fragancia o verde ser

que en sí se abisma

antes que empiece a anochecer.


Y la blanca escala bajaba

hasta mis ojos. Era

la realidad que desplegaba

por completo su primavera.


Y el corazón, sin sueño, iba

bañándose en la realidad.

... Como una abeja que muy dulce liba

su gota de paz...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: CARLOS BOUSOÑO PRIETO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 23 Sep 2017, 11:41